La derecha vuelve al gobierno en Argentina: Emir Sader


ALAI AMLATINA, 23/11/2015.- Esta vez las encuestas no se han equivocado, ganó la derecha y vuelve a gobernar Argentina, después de 12 años de gobierno de Néstor y Cristina Kirchner.

Es la primera vez, desde 1998, cuando Hugo Chávez se eligió presidente de Venezuela, que un gobierno progresista de América Latina es derrotado y se interrumpe la construcción de alternativa al neoliberalismo. En elecciones anteriores, como las de Venezuela y de Brasil, los triunfos se dieron por márgenes estrechos, pero en Argentina las tendencias indicaban la probable victoria del candidato de Cristina Kirchner.

Una derrota de esas dimensiones no se debe a un solo factor, tiene que ser resultado de problemas en la gestión del gobierno nacional y de la provincia, de debilidades del candidato escogido, de errores en la campaña electoral, de éxitos en la sistemática campaña de los medios de información en contra del gobierno y del buen desempeño del candidato opositor.

El gobierno de Cristina llegaba a su final con alto nivel de apoyo y, a la vez, alto nivel de rechazo, por el propio estilo de enfrentamiento adoptado por ella, que permitió una gran movilización de la militancia kirchnerista pero, a la vez, provocó altos índices de rechazo en los sectores opositores. El gobierno contaba con significativos avances sociales, sobretodo en comparación con el más grande retroceso social que el país había vivido, en la crisis del 2001/2002. La propia oposición tuvo que reconocerlos, al punto que sus candidatos se han comprometido a mantener los principales programas sociales del gobierno

La reelección de Cristina, en 2011, con el 54% de los votos contra el 22% del principal candidato opositor, consagraba los avances conquistados y el estilo del gobierno. Sin embargo, en los últimos años, esos avances fueron cuestionados especialmente por los efectos de la inflación – del 25% al año – sobre el salario de los trabajadores. Al mismo tiempo el control del cambio producía descontentos en sectores de la población, multiplicados por las campañas negativas de los medios de información. La ruptura del gobierno con la principal central sindical dificultó aún más la política de control de los daños de la inflación.

La definición del candidato del gobierno no desembocó en una buena alternativa. No había un candidato preferido por Cristina, al mismo tiempo que el único que se situaba bien en las encuestas – Daniel Scioli – había tenido roces con el gobierno, y no sería el escogido por Cristina, en caso de que ella tuviera alternativas.

Cristina optó así por Scioli, confiando en su favoritismo en las encuestas, ella, por otro lado, definió su candidato a la Vicepresidencia, y contaba con obtener una consistente bancada parlamentaria y el probable gobernador de la provincia de Buenos Aires, como presencia política del kirchnerismo.

En la campaña Scioli se ha revelado un mal candidato y, al mismo tiempo, los resultados electorales en la provincia de Buenos Aires, han revelado que el suyo no fue un buen gobierno. Esto, combinado con la definición de un candidato con mucho rechazo para sucederlo, llevó a la pérdida de la dirección de la provincia, principal bastión del peronismo.

El gobierno contaba también con las dificultades de la oposición. Esta vez el principal adversario no era el radicalismo, pero se dividía entre un disidente del gobierno – Sergio Massa – y un opositor frontal – Mauricio Macri. Massa aparecía como el candidato más peligroso para el gobierno, porque podría contar con los votos peronistas y antiperonistas. En ese sentido, Macri aparecía como un candidato teóricamente con menor competitividad, por ser frontalmente antiperonista.

La más grande sorpresa electoral, que ha cambiado el escenario político, fue el resultado de la primera vuelta, cuando las encuestas daban el triunfo directo de Scioli o una ventaja holgada, que lo haría llegar a la segunda vuelta como el franco favorito.

La mayor sorpresa electoral, que cambió el cuadro político, fue el resultado de la primera ronda electoral, cuando se esperaba – según las encuestas – el triunfo directo de Scioli. La diferencia de menos del 3%, con una suma significativa de votos de los candidatos opositores, aliada a la sorprendente derrota del kirchnetismo en la provincia de Buenos Aires por una joven candidata vinculada a Macri, proyectaron el favoritismo de la oposición para la segunda vuelta.

Macri posicionó, en aquel momento, la imagen de que la mayoría de los argentinos – 64% – habría votado por el cambio, mientras Scioli representaba la continuidad del kirchnerismo. Ese escenario no cambió a lo largo de la campaña de la segunda vuelta, aun con Scioli intentando distanciarse del gobierno y con Cristina apareciendo menos. En el resultado final, Macri conquistó 20 puntos más en la segunda vuelta, mientras que Scioli logró tener 8 puntos más. Macri conquistó el 70% de los votos nuevos, mientras Scioli el 30%.

El resultado representa un cambio radical en la política argentina, por más que Macri haya

moderado sus posiciones respecto a las privatizaciones y a la política social del gobierno de Cristina. Su principal medida inmediata, anunciada por el equipo económico neoliberal definido por él, será la devaluación del peso, para buscar cerrar la brecha entre el tipo de cambio oficial y el paralelo, con su liberalización, con todas las consecuencias de esa medida con respecto a los salarios, los precios y el empleo.

Macri cuenta con la división del movimiento sindical y con la adhesión del principal dirigente de la principal central a su campaña. Pero esta es una variable todavía abierta y depende de cómo el sindicalismo va a reaccionar a los duros efectos de la liberalización del cambio sobre las condiciones de vida de los trabajadores.

Argentina, con Macri, da un nuevo viraje a la derecha, similar al que dio Carlos Menem, hace dos décadas y media, cuyo contrapunto vino desde dentro del mismo peronismo, con el gobierno de los Kirchner.

Llega la hora de la temida restauración conservadora, que tiene su hora y su desafío. Van a querer borrar de la memoria de los argentinos y de la sociedad argentina todos los avances del rescate realizado por los gobiernos de los últimos 12 años de la peor crisis de la historia del país, resultado justamente del modelo neoliberal que Macri quiere de vuelta a la Argentina.

Serán años turbulentos los que vienen frente a la más gran estabilidad política y apoyo popular que la Argentina ya ha vivido.

– Emir Sader, sociólogo y científico político brasileño, es coordinador del Laboratorio de Políticas Públicas de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro (UERJ).

URL de este artículo: http://www.alainet.org/es/articulo/173755

PREVENCIÓN: ‘Si van a viajar a Europa en diciembre, es mejor tener visa Schengen’


Las agencias de viajes recomiendan diligenciar el documento para evitar cualquier imprevisto.

Por:   |

6:24 a.m. | 23 de noviembre de 2015

Paula Cortés Calle, presidenta de Anato.

Foto: Archivo / EL TIEMPO

Paula Cortés Calle, presidenta de Anato.

Paula Cortés, presidenta de la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), afirmó que a los pasajeros que piensan viajar a Europa, en el próximo mes de diciembre, las agencias les siguen pidiendo que hagan el trámite de la visa Schengen.

La recomendación la hacen, por prevención, aunque el Gobierno ha reiterado que la medida de exención de visado para el ingreso de colombianos al espacio Schengen entrará en vigencia el próximo 3 de diciembre.

“Es mejor tener la visa. Si vendemos tiquetes o paquetes de viajes y no hacemos esa aclaración, y por cualquier motivo se demora la firma de la eliminación del visado, seguramente los turistas van a perder el viaje y no va a haber manera de hacer reembolsos en tiquetes, hoteles y circuitos”, afirmó Cortés, basada en las recomendaciones que, según ella, le han dado a Anato las mismas embajadas europeas en Colombia.

La dirigente gremial reconoció los esfuerzos del Gobierno, pero insistió en que es mejor curarse en salud, “por si la fecha llega a dilatarse”.

Al respecto, la Cancillería respondió que está confirmada la firma del acuerdo de exención de visados entre Colombia y la Unión Europea, en Bruselas el próximo 2 de diciembre, y que la medida –que entrará en vigencia al día siguiente– les permitirá a los colombianos el ingreso al territorio Schengen. (Vea aquí: Respuestas a doce preguntas tras la eliminación de la visa Schengen)

Anato también recordó que, independientemente de la eliminación de la visa, no existe una garantía plena que les permita a los colombianos movilizarse libremente en territorio europeo, pues cada país es libre de admitir o rechazar a un extranjero.

“No va a ser tan fácil como decir que simplemente se eliminó la visa y que la gente vaya a poder transitar libremente por Europa. Es libertad de cada país si deja entrar o no a un viajero. Y eso pasa en cualquier país del mundo”, advirtió Cortés. Aunque ya no se requiera dicho documento, cada país europeo –añadió– tendrá sus propias restricciones y políticas migratorias.

“Ya no pasará como hasta hoy en día, que con el visado Schengen pasabas de un país a otro y ya estabas permitido”, agregó la dirigente gremial.

Por eso, insiste, hay que viajar con toda la documentación y reglamentación de rigor para evitar inconvenientes: el tiquete impreso con la fecha de regreso confirmada, un seguro de asistencia médica, la reserva del hotel o los datos exactos del familiar o de la persona donde se van a hospedar –que se pueden corroborar–, un itinerario de viaje y un monto de dinero para gastos diarios de entre 80 y 100 euros. (Además: Los mejores consejos para viajar a Europa, sin visa y sin muchos euros)

Europa y la seguridad

Respecto a la situación que vive Europa debido a los ataques del Estado Islámico, Anato reconoce que hay cierta alerta entre los turistas. “Los gobiernos europeos están haciendo el mayor esfuerzo para que los viajeros tengan seguridad. Hay alarma, pero creemos que el turismo no sufrirá tanto”.

VIAJAR

http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/viajar/visa-para-colombianos/16438402

Revolución (video subitutos)


Por Sabiduria Subtitulada

Revolución

http://periodismo-alternativo.com/2015/11/20/revolucion/#more-100434

¿QUE ES LA DESAPARICIÓN FORZADA?


COLOMBIA: LAS COSAS CLARAS Y EL CHOCOLATE ESPESO!


http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/juan-gossain-y-su-mirada-hacia-la-corrupcion-colombiana/16432350

QUIMERA: LEON MONTOYA N


A quién más sino a ustedes que son mis confidentes, le comento.

A quién más que a ustedes, que por cariño o compasión me escuchan.

A quién más, si me muero de terror gritarlo.

Pero después de los sesenta y siete años que en esta guerra yo he vivido y de los largos meses en los que el presidente Santos, con su tartamudeo vanidoso me ha torturado; tengo que reventar y declararlo:

 

QUIMERA.

Tanto dinero y tanta palabrería y tantas fallidas esperanzas invertidas.

Tantas mentes exprimidas.

Tantas personalidades y tantos sabios a los que se les han hecho malgastar su tiempo.

Tantas oraciones recitadas a tantos dioses sordos.

Y tantos cantos a las vírgenes, a las que sólo les alcanza el tiempo para llorar la ausencia de sus hijos.

Porque toda mujer a la que se le arrebata un hijo se transforma en virgen.

Y todo hijo muerto en la batalla se convierte en héroe, aunque ninguno en redentor.

Tantos oportunos consejeros y tanto oportunista adulador.

Tantas experiencias maquilladas, tantos espejos opacos en los que mirarnos y tantas realidades de ficción.

Ni orador, ni sabio, ni experto, ni mucho menos dios.

Ni valiente, ni soldado, ni héroe y mucho menos redentor.

Tengo delirios de poeta y no quiero fungir de historiador.

Me declaro profeta y, como profeta: el mejor.

La paz es una quimera:

Un monstruo imaginario con cabeza de león. No quieras amansarlo para que duerma a tu rincón.

Tiene cuerpo de cabra que sólo busca el monte y boca de dragón.

La paz es una fantasía que se cree posible, pero no nos engañemos es sólo una ilusión.

 

 

León M.N. Noviembre 15 de 2015.

Remitido al e-mail

EL PRESIDENTE DE SUIZA VA AL TRABAJO EN TREN


Una mañana cualquiera en la estación de Neuchâtel, pequeña localidad de 31.000 habitantes a 38 km al oeste de Berna, Didier Burkhalter espera el tren que lo conducirá a la casa de gobierno en Berna.

El presidente suizo va de su casa al trabajo como un ciudadano más, en tren, el medio de transporte público por excelencia en Europa.

El hombre de profesión economista, se lo ve ensimismado esperando, mientras la gente pasa a su lado prácticamente sin advertirlo. Evidentemente no reparte ni subsidios ni planes, su vida transcurre como un administrador de fondos públicos .

La foto trascendió en las redes sociales argentinas y muchos bromeaban imaginando a la Presidente Cristina Kirchner tomando el “Roca” a fuel oil desde la Estación de La Plata hasta Constitución.

http://www.on24.com.ar/politica/10396/el-presidente-de-suiza-va-al-trabajo-en-tren

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 605 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: