Aunque el Vaticano felicitó a Trump, el Papa tiene sus reservas sobre él





Hace algunos meses, Francisco dijo que alguien que piensa en construir muros ‘no es cristiano’; hoy la Santa Sede deseó que Dios ilumine al presidente electo de EU y lo apoye en el servicio a su patria

09/11/2016 10:43  REDACCIÓN / FOTO: REUTERS

En repetidas ocasiones, Francisco ha expresado su rechazo al levantamiento de muros que dividan a los pueblos.

ROMA.

Aunque el Vaticano felicitó a Donald Trump tras ganar las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el papa Francisco tiene más dudasque certezas sobre el futuro jefe de la Casa Blanca.

Luego de su visita a México, ocurrida en febrero pasado, el Papa cuestionó la fe cristiana de Trump, quien profesa el presbiterianismo.

Una persona que piensa sólo en hacer muros, sea donde sea, y no hacer puentes, no es cristiana. Esto no está en el Evangelio”, expresó el pontífice el 18 de febrero durante el viaje de regreso a Roma desde Chihuahua, en referencia al muro fronterizo que planea construir Trump en la frontera con México.

Francisco, que en repetidas ocasiones ha expresado su rechazo al establecimiento de muros y barreras entre los pueblos, respondió así a una pregunta de un reportero de la agencia Reuters sobre una declaración de Trump en la que tildó al pontífice de ‘títere’ del gobierno mexicano para la política migratoria.

En respuesta, Trump calificó de “vergonzoso” que un papa cuestionara la fe de una persona y recordó que el Vaticano está cercado por “murallas escandalosamente altas”.

El por entonces portavoz vaticano, Federico Lombardi, defendió posteriormente que Francisco no había querido realizar “un ataque personal ni una indicación del voto” con sus palabras, sino reafirmar su mensaje de tender puentes entre culturas.

Trump, que por entonces aún postulaba por la nominación en el Partido Republicano, zanjó por su parte la polémica y calificó al pontífice como “un tipo maravilloso”.

Hoy, la Santa Sede animó al presidente electo de Estados Unidos a revertir la “situación de grave aflicción y conflicto” del mundo.

Felicitamos al nuevo presidente para que su gobierno pueda ser verdaderamente fructuoso. Aseguramos también nuestra oración para que el Señor le ilumine y lo apoye en el servicio a su patria”, dijo el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin.

Parolin también se refirió hoy a la controvertida promesa electoral de levantar un muro en la frontera con México.

Ya se verá cómo actúa el presidente. Normalmente se dice que una cosa es ser candidato y otra presidente, tener una responsabilidad”, expresó el canciller vaticano.

http://www.excelsior.com.mx/global/2016/11/09/1127206

Una política de división ha ganado la batalla, pero no puede ganar Nuestros Corazónes. : Hermana Simone Campbell


Mi hermanas/os:

Mi corazón está roto por los resultados de esta elección. Estoy conmocionada y angustiada que tenemos como nuestro presidente electo un hombre que ha sido tan crítico, racista y sexista. Estoy horrorizada. Entristecida. Con incredulidad.

Esta elección parece haber polarizado aún más nuestra nación. Estamos divididos a lo largo raciales, de género, religiosa, y las líneas económicas. Nuestra nación necesita un presidente que entienda que es responsable no sólo para sus seguidores o el enojado “clase media”, sino a toda la nación. Si la elección 2016 nos ha enseñado algo, es que el estado de nuestra nación está dividida, y la gente está forjado por el miedo y la ira.

La intolerancia y el odio que se ha vomitado durante esta temporada de campaña ha sido peligroso para la gente de nuestra nación. Esto es particularmente cierto para las personas de color, mujeres, musulmanes, personas con discapacidad, inmigrantes, personas LGBTQ, y más que a menudo son excluidas. No podemos perder la esperanza; no podemos renunciar. Una política de división  ha ganado el día, pero no se puede descartar el corazón. En su lugar, tenemos que doblar en nuestro compromiso de superar las divisiones y el cuidado por el bien común.

Mi fe me dice que ahora, más que nunca, es necesario para reparar las brechas y salvar las brechas entre nosotros. Sabemos que la democracia es un trabajo duro. Si la ira alimentó la elección, tenemos que escuchar profundamente a esta realidad, no descartarla. La tentación es pensar inmediatamente acerca de cómo vamos a luchar, pero luchando sólo reforzará este lío en que estamos. En su lugar, tenemos que luchar por una visión que para disminuir el miedo de la gente, nos reúne y resuelve problemas. Depende para nosotros, como miembros de la comunidad de la red, para hacer algo.

RED continuará para educar y abogar por las necesidades del 100% a través del período de transición y los próximos cuatro años. Pero no podemos hacerlo sin ti.

A medida que continuamos para procesar y digerir la nueva realidad en los próximos días y semanas, espero que usted estará allí para sus vecinos, familiares y amigos en apoyo de unos a otros durante lo que es seguro que será un momento emotivo. Mientras nos preparamos para la nueva administración, por favor se unan a mí en la oración que el presidente de Trump no será el mismo que el candidato Trump.

En solidaridad,
Hermana Simone Campbell
Director ejecutivo

 

FUENTE: info@networklobby.org

ELECCIONES EN EE.UU:Triunfo de Trump: ¿Cómo entender lo que pasó?


 

Juan Eduardo Romero

 

ALAI AMLATINA, 09/11/2016.- Resultó una sorpresa lo ocurrido. Todos los medios y encuestas daban a Hillary Clinton por ganadora (con estrecho margen) sobre el radicalismo xenofóbico y racista de Donald Trump. Sin embargo, los resultados no fueron los esperados. ¿Cómo entenderlo?

 

Habría que comenzar por establecer que esta elección, como otras en EEUU y el mundo, están signadas por el impacto de la massmedia sobre las campañas electorales. Es lo que diversos analistas y teóricos han denominado la tecnopolítica o videopolítica. Eso es que los medios y sus acciones convergentes, levanten o destruyen una imagen o representación de un candidato. Eso se hace, a través de la creación de marcos interpretativos sobre los que se consideran “grandes temas o problemas” de las audiencias públicas. Ese proceso se traduce en una superposición de temas, que buscan afectar o “tocar” el denominado cerebro reptileano, que afecta las emociones.

 

En segundo lugar, la elección en EEUU representó un contraste entre la denominada opinión pública agregada (OPA) y la opinión pública discursiva (OPD). La primera, la OPA, es el resultado de la suma de las opiniones a través del sondeo o encuesta. La segunda, la OPD, es un proceso dónde el público es un colectivo de voluntades que deliberan entre sí. Ambas están basadas en opiniones o juicios expresados oralmente, en favor o en contra de una opción. Se estructuran sobre predisposiciones emotivas. Son esenciales para la construcción y consolidación del poder simbólico, entendido como la capacidad de intervenir en el transcurso de los acontecimientos, para influir en las acciones de otros, a través de los medios de producción y transmisión simbólica. Las encuestas “mostraban” una realidad momentánea, en la cual “aparecía” ganadora Clinton, sin embargo Trump recurrió a la manipulación –a través de la OPD- de elementos culturales que “representaban” los valores simbólicos de la sociedad puritana de EEUU.

 

En tercer lugar, cabe preguntarse ¿cómo se entiende este proceso de imposición de la OPD sobre la OPA? Creo que la respuesta debe ser buscada en las raíces históricas del pensamiento político puritano en los EEUU. ¿Pero que es el puritanismo? Es una doctrina que expresa las contradicciones en la transición histórica del viejo mundo con privilegios y exclusiones a uno nuevo, marcado por la “idea de progreso”. El progreso es una consecuencia de los elementos de la naturaleza, que hacían a unos “capaces” y a otros “incapaces”. El hombre se presenta así mismo cómo el resultado o el instrumento de un ente: “Dios”. Ese “dios”, seleccionó a un “conjunto de hombres sobre otros”. Se establece un “determinismo” donde el hombre seleccionado (por Dios), obra su destino, su hacer, su praxis en el sentido marxista del término. Se establece así un “orden” teológico-político, que hace (y justifica) el accionar contra todo hombre (o pueblo) que se oponga a esta obra (destino manifiesto) de Dios. Todo aquel que se oponga, llega a representar simbólicamente el mal. Vencer al mal en cualquier manifestación, es una “misión sagrada” que recompensará a los “hombres justos”.

 

Los descendientes de europeos, que poblaron y ocuparon el actual EEUU, se sentían “destinados por Dios” y aquellos pueblos que habitaban estas tierras, no eran sus iguales. Eran “bárbaros” como los habría calificado Aristóteles y cómo tal, carecían de todo. Los puritanos, derivados de las ideas del calvinismo, sostenían una nueva iglesia, que reinterpreta la relación entre Dios y el hombre. Los puritanos sostienen que son “intérpretes de dios” y “realizadores de sus designios”. Para los puritanos, la “salvación” es un esfuerzo individual. Es la base del individualismo egoísta, impulso de las ideas esenciales del liberalismo-capitalista. Dominar la naturaleza, es la mejor forma de rendir tributo a Dios. Por ello cualquier forma de dominación, es vista como un designio de Dios, para cumplir su obra. Y esa obra, debió ser cumplida por el hombre blanco, sobre las “bestias” que habitaban estos territorios de Nuestra América.

 

El puritanismo es radicalidad individual. Y esa radicalidad es la base del accionar de los llamados “padres fundadores” de los EEUU. Es lo que los llevó a enfrentarse con sus orígenes en la Guerra de Independencia a Inglaterra. Es lo que algunos teóricos como Marcello Gullo denomina la “insubordinación fundante”. Esa idea de radicalidad individual, es la idea utilizada en la campaña de Trump. ¿Cómo se oponía esa idea a las de Clinton? La respuesta debe entenderse por el hecho que el binomio Clinton-Obama representan un visión que podemos denominar “unilateralismo globalizador”, que sostiene una versión más actual del puritanismo, en cuánto los EEUU están “destinados” a ejercer el control militar y económico del mundo, después de la crisis paradigmática del denominado socialismo real. Ello se concretaba a través de la expansión de las formas del capital financiero por todo el mundo, asentando el dominio de EEUU sobre el resto de la humanidad.

 

Ese esfuerzo, debía recompensarse con la supremacía hegemónica perenne de los EEUU, tanto sobre sus aliados (Inglaterra, Francia, Japón, Alemania, Italia, España, Holanda) como ante sus adversarios/enemigos (China y Rusia). Sin embargo, el unilateralismo globalizador, generó la transmigración del capital norteamericano hacia otras latitudes y con ello, las “capacidades” de liderazgos se vieron afectadas, por el impacto de la translocalización de industrias en países como la propia China, Rusia, Indonesia, Singapur, Brasil o México, donde la mano de obra más barata y la flexibilización laboral, generaban más ganancias. Contrastando con esa visión globalizadora, Trump recurrió a las bases conservadoras de la noción de trabajo y esfuerzo individual, como base de la prosperidad.

 

Trump contrastó el fracaso que condujo el unilateralismo ante el empuje económico (y militar) de Rusia y China. Mostró que el binomio Clinton- Obama, con su propuesta de atención a las minorías representativas (afrodescendientes y latinos) afectaba al pueblo elegido por Dios: los blancos anglosajones. Clase media, clase obrera y dirigió un discurso (OPD) hacia ese sector, elevando los “miedos” hacia la apertura y el igualitarismo, que impulsaban los demócratas.

 

Pero a nuestro parecer, Trump no actuó solo. La estructura real de poder en los EEUU, no está representado por el Congreso, los partidos o el propio presidente. Está constituido por las grandes corporaciones mediáticas, el trust productor y todo el complejo militar. Esa estructura real de poder, que ve con preocupación cómo las políticas de Clinton-Obama han generado la posibilidad de una alianza entre Rusia y China, que amenaza no sólo económicamente, sino militarmente la “supremacía” de EEUU. Amenaza su “destino manifiesto”. Que en términos filosóficos es firmemente formulada con la Doctrina Monroe en 1823 y complementada con los denominados Corolarios (Roosevelt, Platt, entre otros).

 

Ese “poder real”, actuó activando el cerebro reptileano de los votantes, impulsando el miedo al “otro” y aceptando que el discurso de Trump, representaba más sus intereses que el binomio Clinton-Obama. En términos de Guerra No Convencional, Trump puso en duda todas las lógicas de ejercicio de poder de los demócratas e incluso de los republicanos. Trump recurrió a representar los valores tradicionales del puritanismo, que llevó a los “padres fundadores” a cumplir el “destino manifiesto” de Dios.

 

Creo sin duda, que en esta particularidad está la clave de este triunfo. Ahora bien, su victoria ha creado un cisma en el funcionamiento de las estructuras de poder. Ha creado una ruptura en el aparato institucional y hegemónico norteamericano, impulsando un quiebre que puede ser fatal para su futuro inmediato. Pero por otro lado, Trump sirve para los esfuerzos de esa visión puritana de rescatar su preeminencia, concentrándose en lo interno para defenderse de las “agresiones” externas de China y Rusia, recuperar su protagonismo en su “patio trasero” (Nuestra América) y volver a colocar a los EEUU en el sitial de honor que les corresponde por la “acción y voluntad de Dios”.

 

Trump representa lo más significativo de la psiquis política del norteamericano blanco, anglosajón y puritano, por ello logró imponerse sobre la millonaria campaña de Clinton. En términos de comunicación política, el discurso provocador de Trump se transformó en un discurso que es “dicho”, eso es que por aceptación o rechazo fue reproducido, divulgado y extendido en toda la esfera pública norteamericana, rindiendo sus frutos en términos electorales, pero creando un gran debate sobre el funcionamiento del status quo en lo interno y externo de EEUU.

 

Sostenemos que realmente no había diferencia sustancial entre la praxis de Clinton y Trump. Ambos representan un sentido histórico de dominación, que se asume como elegido por Dios, sólo que Trump supo sacar más provecho a esa raíz histórica, imponiéndose sobre su rival. Sin duda, la perspectiva del miedo ante este triunfo, tanto en la sociedad norteamericana como en el resto del mundo está presente. Se avizora notoria conflictividad, pues está planteado un profundo choque cultural de esa idea de “Destino Manifiesto” y las características subversivas, de oposición organizada que están presente en las tensiones del sistema-mundo.

 

9/11/2016

 

– Dr. Juan Eduardo Romero, politólogo/historiador, es Director Centro de Investigaciones y Estudios Políticos Estratégicos (CIEPES)

Juane1208@gmail.com

 

 

URL de este artículo: http://www.alainet.org/es/articulo/181545

Consecuencias-para-el-mundo-por-triunfo-de-Donald-Trump/


Con Trump, se levanta el gigante blanco estadounidense

Su victoria en EE. UU. podría echar por tierra la continuidad de la política de Obama.

Por:  ELTIEMPO.COM |

12:16 p.m. | 9 de noviembre de 2016

Donald Trump, nuevo presidente de Estados Unidos.

Foto: Jeff Kowalsky / AFP

Donald Trump, nuevo presidente de Estados Unidos.

El gigante blanco estadounidense decidió y se quedó con la victoria en las votaciones acabando así con la amenaza hispana. Donald Trump, republicano, ganó la presidencia de Estados Unidos y echó por tierra el argumento al que muchos analistas se aferraron, que los latinos decidirían la continuidad de la política de Barack Obama.

Ganó el neoyorquino nacido el 14 de junio de 1946, el cuarto de los cinco hijos de Fred Trump, inmigrante alemán, y de la escocesa Mary MacLeod, ama de casa. Ganó el hombre que dijo que construiría un muro de 1.000 millas a lo largo de la frontera con México, que prometió imponer un impuesto del 35 por ciento a las importaciones de automóviles fabricados en México y que amenaza con deportar a 11 millones de inmigrantes indocumentados.

Eduardo Gamarra, profesor de la Florida International University, explicó que los resultados electorales no solo ponen a tambalear los logros de Obama en el concierto nacional e internacional, sino que confirman la tremenda división de un pueblo de más 318 millones de habitantes.

No habrá línea media

Para algunos analistas de centro, la candidata Hillary Clinton prometía buscar una línea media en la tremenda polarización en que se encuentra el país, ocasionada en gran medida por el discurso de Trump. Al no lograrlo, el país se irá a los extremos, lo cual amenaza con desestabilizar los logros obtenidos en materia económica, de salud y de relaciones internacionales por parte del gobierno Obama. “Trump es un candidato que ha demostrado no tener puntos medios y eso no es muy bueno en estos tiempos”, explica Gamarra.

Vicente Torrijos, politólogo colombiano, considera que más que perder, “Estados Unidos incurre en riesgos, ya que la personalidad del dirigente cobra mucha importancia. Este es un sujeto poco previsible y con tendencias muy individualistas y explosivas. Podría llegar a tomar decisiones perturbadoras para el sistema. No hablemos de un personaje autoritario, pero hay que tener en cuenta que EE. UU tiene un sistema presidencialista, donde la voluntad del Jefe de Estado es determinante en materia de seguridad en relaciones internacionales”. (De empresario a Presidente de Estados Unidos: la vida de Trump, en imágenes)

Tanto Gamarra como Torrijos manifiestan que se endurecerá la mano con el Medio Oriente, lo cual hace preveer que se extenderá el conflicto en ese punto del mundo, mucho más por cuenta de un presidente como Trump.

¿Qué sucederá en el Congreso?

Para Gamarra es claro que con la llegada de Trump al Congreso se reunificarán las fuerzas alrededor del Partido Republicano: “No hay duda, él tendrá poder absoluto del Congreso. Aquellos republicanos que no lo apoyaron serían marginados hasta que todos comiencen a empujar hacia Trump”.

Por su parte Nestor Maldonado, colombiano, especialista en fronteras y relaciones internacionales, considera que Trump no será omnipotente: “De alguna forma el Legislativo le pondrá freno, no lo dejará sobrepasarse porque ante todo esa poderosa nación siempre responde a un equilibro de poderes. Yo creo que la independencia se mantendrá y no será un dictador. Le van a hacer un llamado a la mesura y no podrá pasar por encima de ello”.

¿Preso de sus promesas?

Andrés Oppenheimer, en su columna publicada en ‘El Nuevo Herald’ en marzo pasado, anunció que de llegar Trump a la presidencia, terminaría preso de sus promesas: “La mayoría de los economistas coinciden en que haría subir el precio de varios productos para el estadounidense promedio –desde los automóviles hasta la lechuga que compran en el supermercado– y acabaría con más puestos de trabajo estadounidenses de los que ayudaría a crear”.

(Lea también: Las opiniones en Colombia por resultados de elecciones en EE. UU.)

Y a eso es a lo que le temen académicos y analistas hoy. El profesor Gamarra, de la Florida International University, justamente asegura que Trump cumplirá con esa revisión de los acuerdos de libre comercio, que tanto han balanceado las economías de varios países latinoamericanos, entre estos Colombia.

Eduardo Gamarra va más allá y se atreve a enumerar lo que podría ocurrir con la presidencia de Donald Trump: “El tema con México sería tenaz y el presidente Enrique Peña Nieto va a lamentar haberlo invitado a su país. Lo que se vislumbraba con el levantamiento de la sanción a Cuba seguro se congelará y Venezuela será un escenario más agresivo. Y eso alegra a mucha gente en la derecha latina, sobre todo acá en la Florida”, dice el experto”.

Otro tema crucial como la política antidrogas y los apoyos a los países con este problema, como Colombia, se estancará porque no es algo que esté en el radar de Trump, según lo dejó ver en sus discursos. “El tema drogas no lo ha pensado mucho. De hecho, no está pensando en eso ni ha tenido individuos pensando en ello como sí lo hizo señora Clinton”, expresó Gamarra. (Las frases más polémicas de Donald Trump, el nuevo presidente de Estados Unidos)

Torrijos, por el contrario, manifiesta: “Trump encarnó el sueño americano de prosperidad y triunfo en los negocios y ese es un factor propio de los valores del capitalismo estadounidense. Ganó un discurso que busca retomar la influencia económica, política y militar en el mundo y apretar a la burocracia con rendición de cuentas http://www.eltiempo.com/mundo/ee-uu-y-canada/consecuencias-para-el-mundo-por-triunfo-de-donald-trump/16745985y políticas de eficiencia. Trump significa volcar los valores de los empresarios al ámbito político”.

Consultados los tres analistas sobre lo que sucederá con el apoyo de Estados Unidos al Plan de Paz de Colombia, los tres coincidieron en que el tema no está muy claro, porque Donald Trump nunca lo puso en agenda, mientras que Clinton sí lo hizo de manera decidida.

ELTIEMPO.COM

  1. http://www.eltiempo.com/mundo/ee-uu-y-canada/consecuencias-para-el-mundo-por-triunfo-de-donald-trump/16745985

La rebelión de las masas


Masas que llevan mucho tiempo advirtiendo su rechazo a las élites y su insensibilidad, y su desacuerdo con una globalización que no entienden del todo

RESISTENCIA A TRUMP. URGENTE: CAMBIAR LA SOCIEDAD Y LA CULTURA!


Apreciados/as amigos/as, hermanos/as.:

 

Trágicamente, Donald J. Trump es el presidente electo de los Estados Unidos de América. Como vimos un estado tras otro se vuelven rojas, no podríamos escapar a la comprensión de que el país estaba tomando un giro brusco para lo peor.

Para ser claros, estamos bajo ataque y tenemos miedo por nuestras familias y seres queridos. Y sabemos que tenemos que resistir y cambiar la cultura que permitió Trump para llegar al poder.

Las apuestas nunca han sido mayores.

Promesa de resistir Trump, defender a los que se dirige por su odio, y por favor, pregunte a sus amigos y familiares a hacer lo mismo, porque nadie debe hacerlo solo.

http://act.presente.org/sign/resistance/?aktmid=tm168817.dzGosA&t=6&source=conf

EL TERREMOTO QUE SIGNIFICA PARA AMERICA LATINA EL TRIUNFO DE DONALD TRUMP


 

Fuente: http://www.radiosantafe.com/2016/11/09/el-terremoto-que-significa-para-america-latina-el-triunfo-de-donald-trump/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+radiosanta

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: