«Respuestas pastorales a la hambruna eucarística mundial» con el P. Joe Healey


La Iglesia del futuro, las sacerdotisas mujeres católicas romanas son testigos proféticos de un modelo comunitario de ministerio sacerdotal ahora

Mañana, 21-22 de marzo, el p. Joe Healey dará una presentación en línea titulada «Respuestas pastorales a la hambruna eucarística mundial». Para registrarse, vaya ahora a  https://www.futurechurch.org/teleconference-with-fr-joseph-healey-mm  . En algunas regiones del mundo, se les llama Comunidades Cristianas de Base (CEB) y en otras partes, Comunidades Eucarísticas Intencionales (CEI). 

Mi respuesta: estoy de acuerdo con el Padre. Joe que hay espacio para un modelo basado en la parroquia y un modelo basado en la comunidad mientras trazamos la presencia y el futuro de las Comunidades Eucarísticas en todo el mundo. Celebrar la Eucaristía no depende de la ordenación. Siempre que nos reunamos para recordar a Jesús, compartir el Pan de Vida y la Copa de Alegría Eterna, celebramos una Eucaristía válida por el amor y la comunión que compartimos como el Cuerpo de Cristo compartiendo el Cuerpo de Cristo unos con otros .. Sacerdotes de Mujeres Católicas Romanas son testigos proféticos de la plena igualdad de las mujeres en un modelo de comunidad de base local renovado que está impulsando un cambio de paradigma del clericalismo a una comunidad de iguales celebración de la Eucaristía hoy en la iglesia contemporánea. Bridget Mary Meehan ARCWP, www.arcwp.org

Desde la perspectiva de muchos teólogos hoy en día, el sacerdocio de los fieles debe ser subrayado y promovido entre los cristianos. Jesús nunca tuvo la intención de que su Iglesia se convirtiera en una religión como tal. Más bien, él ofreció un simple mandamiento de amar a Dios más a menudo expresado al amar a nuestro prójimo. Es un nuevo humanismo otorgado no a una cultura, sino a toda la humanidad guiándonos a una forma de vida altamente ética, que se muestra menos respetando las leyes establecidas y más en cómo nos cuidamos unos a otros. El objetivo final del cristianismo es llevar a toda la humanidad a una especie de unidad fraterna.

En la iglesia primitiva, no había distinción entre clérigos y laicos. Esto surgió y se desarrolló durante siglos. Necesitamos volver a compartir el sacerdocio único de Cristo: el ministerio ordenado está allí para mantener la unidad en la fe y servir como colaboradores de los obispos, mientras que el sacerdocio común de los Fieles está allí para difundir el mensaje del Evangelio y vivir como Cristo en el día de hoy mundo. Si se entiende de esta manera, de acuerdo con el teólogo francés, el p. Joseph Moingt, el problema no es ordenar mujeres o no, permitir que los sacerdotes se casen o no, sino prever una nueva forma de vivir juntos dentro de la Iglesia «.

Jesús presentó la Eucaristía como una comida simple para compartir entre sus amigos. Nunca tuvo la intención de que fuera una ceremonia altamente ritualista que solo podía celebrarse en presencia de un ministro ordenado. Hay espacio dentro de la estructura de la Iglesia tanto para el modelo parroquial como para las pequeñas comunidades cristianas. Pero a medida que somos testigos del cierre de más y más parroquias y menos personas convocadas al ministerio ordenado del sacerdocio, en nuestra calidad de personas bautizadas, los cristianos bien podrían celebrar la Eucaristía entre nosotros en pequeñas comunidades.

Al unirnos o comenzar una pequeña comunidad cristiana, podríamos cambiar indirectamente la estructura de la iglesia universal. Nadie con poder alguna vez voluntariamente se da por vencido. Pero un movimiento de reforma puede encontrar motivos para ir más allá del cristianismo como institución religiosa y hacia lo humano del mensaje del Evangelio: el amor a Dios y el amor al prójimo. Puede que no podamos cambiar el clericalismo de la jerarquía, pero podríamos, mediante nuestra enseñanza y ejemplo, educar a los fieles para comprender mejor su propio llamado al sacerdocio y, como seguidor de Jesús, vivir como Cristo en el mundo de hoy .

Para obtener más información sobre cómo unirse o comenzar una Comunidad Cristiana Pequeña, lo invitamos a   visitar www.ThePeopleSpeakOut.org  . Para comenzar a crear una comunidad propia, ve aquí ahora. Damos la bienvenida a su participación en el Padre. La presentación de Healey y en ayudar a crear el movimiento de más pequeñas reuniones de cristianos en el hogar. 

 

http://bridgetmarys.blogspot.com.co/2018/03/pastoral-responses-to-worldwide.html

Posverdades eclesiásticas: Pepe Mallo


mar112017

 

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Poder clerical, Código canónico y Catecismo antes que Evangelio, celibato obligatorio, discriminación… principales posverdades arraigadas en la Iglesia
La época de la “posverdad”
Vocablo de moda, elegido como palabra del año 2016 por el Diccionario Oxford y admitido por gacetilleros y analistas. La verdad (o la posverdad) es que tal palabro necesita una definición conceptual precisa y rigurosa. Según el diccionario, el término designa el “fenómeno que se produce cuando los “hechos objetivos” tienen menos influencia en la formación de la opinión pública que la “emoción de las creencias personales”. O sea, que la objetividad importa mucho menos que las teorías o creencias que hacen que nos sintamos a gusto.

La posverdad es como una “mentira emotiva” (remedo de las “mentiras piadosas”). Puede ser una mentira asumida como verdad o incluso una mentira asumida como mentira, pero reforzada como creencia o como hecho consentido y compartido en una sociedad. Se resume como la idea de que “algo que parezca ser verdad es más importante que la propia verdad”. Para mentir no es necesario caer en el bulo. Se puede mentir diciendo solo medias verdades. Se destaca una pequeña parte de la verdad, se la ilumina, se la descontextualiza, se la carga de notas sentimentales… y ya tenemos esa pequeña parte de la verdad convertida en una descomunal mentira. Es el “photoshop” del engaño. Ya no estamos en la modernidad ni en la postmodernidad, sino en la época de la “posverdad”.

La Iglesia, fuente de posverdades
Este exordio viene a cuento al considerar cuántas posverdades se han elaborado durante tanto tiempo en la Iglesia; cuántos sacrificios intelectuales, que se han aceptado con tal de mantener en pie un sistema de certidumbres que ha arraigado en nuestra identidad, y que, para complacencia de muchos y desasosiego de no pocos, incluidas ciertas facciones de la jerarquía, el papa Francisco está intentando desarticular y esclarecer. Porque posverdades haberlas hay las. Las posverdades no son nuevas en el mundo de la Iglesia. Por ejemplo, así, en términos generales, ¿qué cara de Dios nos ha presentado durante largo tiempo la Iglesia Institución? Nos habla del Dios de los pobres, pero se concilia con la opulencia; el Dios que ama a los pecadores, pero los condena al infierno; el Dios de la paz, pero se alía con el vencedor; el Dios de la igualdad, pero marca lamentables distinciones honoríficas entre jerarquía y laicos y niega a los curas casados y a la mujer los ministerios eclesiales; el Dios de la salvación, pero, eso sí, a largo plazo, en la “otra vida”; el Dios de la justicia, pero favorece con sus beneficios a los que cooperan con “donaciones”; el Dios de los marginados, pero pone cotas a los homosexuales y divorciados; el Dios del Amor, pero es intolerante con ciertas ideas y comportamientos…; y más etcéteras.

El clericalismo, posverdad recalcitrante
El clericalismo, posverdad de la ambición del poder, del privilegio, de la preeminencia, de la usurpación del derecho a la verdad, del monopolio de la sabiduría. Rotunda denuncia de Francisco: “El clericalismo es un mal que aleja al pueblo de la Iglesia”. Pastores convertidos en intelectuales de la religión. Se presentan como representantes de Dios, pero no representan a Jesús. El pueblo se siente descartado y abusado. Ya no es el “pueblo de Dios”. Lo han apocopado, ha quedado reducido a simple “pueblo” (¿populacho, para algunos?). “La Iglesia no es una élite de los sacerdotes, de los consagrados, de los obispos, sino que todos formamos el Santo Pueblo fiel de Dios; no es el pastor el que tiene que determinar lo que tienen que decir en los distintos ámbitos los fieles”, ha subrayado Francisco. Signo claro del monopolio narcisista de los dirigentes eclesiales es que se han reservado para ellos el título común de “sacerdotes”, “otros Cristos”… El Espíritu reparte sus dones entre los miembros de la Iglesia para el servicio de la comunidad. La Iglesia de Jesús es una Iglesia “toda ella ministerial”. Nació como oposición a toda estructura clerical. El “ismo” ha frustrado los orígenes.

La ley como pretexto para avasallar
El poder espiritual, posverdad del afán de saberlo todo, de tener todas las respuestas, dominando a los fieles con un tipo de “dictadura espiritual”. Es aquel dicho del catecismo: “doctores tiene la Santa Madre Iglesia que os sabrán responder”. El pueblo humilde y modesto (ignorante para ellos) es víctima de los “intelectuales de la religión”, “los seducidos por el clericalismo”. Se confiere más autenticidad y solidez al Código de Derecho Canónico y al Catecismo que al Evangelio. En este magisterio la ley sustituye a Jesús; se trata de una sutil manipulación. No proponen, imponen. Usan la ley como pretexto para avasallar. No se privan de ofender, sojuzgar y humillar. Esta es la posverdad. Los ministros están llamados a formar las conciencias, no a pretender sustituirlas. “Acompañar, discernir, integrar”. Estas son las claves de la Iglesia de Francisco.

Los sacerdotes deben ser varones célibes
El celibato obligatorio, posverdad de la injusticia y la falacia, de la repulsa y la desconsideración, opuesta a la ley natural y al Evangelio. Las leyes eclesiales han infringido a los llamados curas casados un severo, riguroso, implacable y hasta cruel “agravio comparativo” respecto al resto de los creyentes, discriminándolos, impugnándolos, menoscabándolos. En la práctica, ocupan el estamento más ínfimo en la pirámide clasista eclesiástica, puesto que ni siquiera se les reconocen los mínimos derechos ni se les permiten actividades que se consienten y autorizan a los laicos. Se dogmatiza abiertamente que la vocación sacerdotal es una llamada personal de Dios. ¿Quién es, pues, la Iglesia para anular y desautorizar con arbitrarias leyes canónicas esta llamada de Dios? El celibato obligatorio no es don de Dios, sino un don-de la Iglesia que coarta la libertad, invade la conciencia de la persona y contradice al Evangelio. Esta es la posverdad.

La posverdad de la excomunión
Los excluidos y marginados, posverdad de la discriminación, de la segregación, del aislamiento. La dignidad es el derecho que posee “todo ser humano”, hombre o mujer, de ser respetado y valorado como ente individual y social, con sus características y condiciones particulares, por el solo hecho de ser persona. Hay grupos en la Iglesia, ovejas descarriadas, que se han visto privados de su dignidad. Se ve privada de su dignidad la mujer, pues es considerada indigna para ciertos “servicios” a la comunidad. Se ven privados de su dignidad los homosexuales y transexuales rechazados, marginados y vituperados. Y los que se “hacen oír” intentan amordazarlos. Se ven privados de su dignidad quienes han intentado rehacer su vida de amor tras un fracaso matrimonial. A estas parejas, en lugar de hacerles vivir “la alegría del amor”, les condenan a “la angustia del amor”. Es la posverdad de la excomunión. “Hay que salir al encuentro de las familias tal y como están, no como nos gustaría que estuvieran”. Eso entraña “conmoverse a la vista de la desgracia humana” y no juzgar desde categorías inmisericordes. La Ley apaga el Espíritu, el Evangelio lo ilumina: “Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mi. El culto que me dan no tiene valor, porque las doctrinas que enseñan son mandatos humanos” (Mc. 7,7).

Hagamos de la Iglesia una “Iglesia doméstica”, no domesticada con mentiras maquilladas.

http://www.redescristianas.net/posverdades-eclesiasticaspepe-mallo/#more-79545

El Daily Sun Berlín: Reverenda Mary C. White ARCWP: Las mujeres sacerdotes están liderando la Iglesia Católica


http://www.berlindailysun.com/opinion/letters/60364-reverend-mary-c-white-women-priests-are-leading-the-catholic-church

 
Al editor:
Me gustaría ofrecer una aclaración acerca de la Asociación de Mujeres Sacerdotes católicos romanos.
Aunque el Vaticano no reconoce nuestras mujeres sacerdotes, nuestros ordenaciones son válidas porque tenemos la sucesión apostólica en la Iglesia Católica Romana. La sucesión apostólica es la «tradición ininterrumpida» volver «a ejemplo de Cristo y de las prácticas apostólicas» que el padre de Kyle le haga referencia en su carta.
El obispo católico que ordenó las primeras mujeres, es un obispo que tiene la sucesión apostólica en la Iglesia Católica Romana, y permanece en comunión con el Papa. Este hombre valiente siguió su conciencia, y  corrige una grave injusticia dentro de la Iglesia mediante la restauración del sacerdocio para las mujeres. Por lo tanto, nuestros obispos ordenan válidamente a las mujeres (y hombres) como diáconos, sacerdotes y obispos.
La mujeres Sacerdotes no estamos abandonando la Iglesia católica. Somos líderes en Ella! Las mujeres Sacerdotes son profetas modernas,  que anuncia mensaje radical de Jesús de la igualdad y la justicia para todas las personas. Estamos siguiendo nuestra conciencia, y respondemos al llamado de Dios para servir a la Iglesia que amamos.
La Iglesia católica está experimentando grandes retos. El número de sacerdotes varones célibes es cada vez menor. El número actual de seminaristas varones célibes no es suficiente para sustituir a los sacerdotes que se retiran o mueren. La Iglesia en los Estados Unidos ha pagado más de cuatro mil millones de dólares para los asentamientos de abuso sexual. La asistencia a misa es hacia abajo. El apoyo financiero de la Iglesia se ha reducido. Parroquias y escuelas católicas están cerrando. La Iglesia esta en una urgente necesidad de curación, renovación y transformación.
El Pueblo de Dios … que son la Iglesia … están viendo estos signos de los tiempos, y están llamando a la Iglesia para empezar a poner vino nuevo en odres nuevos. Esto incluye la ordenación de las mujeres.
Becas y evidencias arqueológicas muestran que las mujeres fueron ordenadas en la iglesia primitiva como sacerdotes, diáconos y obispos. Aproximadamente el 70 por ciento de los católicos estadounidenses están a favor de la ordenación de mujeres como sacerdotes. La Propia Comisión del Vaticano determinó que no había absolutamente nada en las Escrituras para apoyar la prohibición de ordenar mujeres como sacerdotes.
Me ofrezco para mostrar y ver la película premiada, Humo rosado sobre el Vaticano, que resume gran parte de esta evidencia, con cualquiera que esté interesado en ver y discutir la película conmigo.
Para aquellos que se identifican como católicos, pero están buscando una manera diferente de ser católicos, los invito a considerar una alternativa local. La puerta esta abierta es una comunidad inclusiva y sin prejuicios Fe Católica. Nuestra casa de verano se encuentra en la Unión Iglesia Shelburne. En el invierno, se celebra la misa en casas particulares, al igual que hicieron los primeros cristianos.
Las palabras de Jesús sirven como nuestra fundación: «sin duda no rechazar a nadie que venga a mí» (Juan 6:37).
En The Open Door,(La Puerta esta abierta) todos están invitados a disfrutar de la plena participación en la misa. Todos son bienvenidos a compartir su sabiduría y perspicacia durante nuestras homilías compartidos. Todos son bienvenidos a recibir la comunión.
Invito a cualquier persona que quiera recibir los Sacramentos de Bautismo, Eucaristía, Confirmación, Reconciliación, Matrimonio (incluyendo los que están legalmente divorciados o quieren un matrimonio del mismo sexo), la unción, o Ordenación ponerse en contacto conmigo.
Reverendo María C. White, ARCWP
Pastor, La Puerta Abierta: Una Comunidad de Fe católica Inclusiva y sin prejuicios.
NHRomanCatholicWomanPriest@gmail.com
(603) 616-9729
http://www.facebook.com/NHRomanCatholicWomanPriest/


Rev. Dra. Bridget María Meehan, a la derecha, una obispo de la Asociación de Mujeres Sacerdotes católicos romanos (ARCWP), levantó la mano de neosacerdote Mary White de Gorham durante un servicio alegre celebrada en la Unión Iglesia Shelburne. (Foto por Edith Tucker)
http://www.newhampshirelakesandmountains.com/Articles-Berlin-Reporter-c-2015-06-24-160520.113119-Mary-White-ordained-Roman-Catholic-priest-in-ARCWP-liturgy. html
 

http://bridgetmarys.blogspot.com.co/2017/01/the-berlin-daily-sun-reverend-mary-c.html

EN LA COMUNIDAD CATÓLICA INCLUSIVA DE LEXINGTON CELEBRA LA LITURGIA DE NAVIDAD EN KENTUCKY CON DONNA ROUGEUX. ARCWP


El significado de la ordenación de las mujeres y cómo fueron excluidas gradualmente


Una abadesa se representa en un vitral en la iglesia medieval de San Cyriakus en Gernrode, Alemania. (Newscom / Broker de imagen / Karl F. Schöfmann)
Nota del editor: Después de nuestro editorial «corregir una injusticia: ordenar a las mujeres» (NCR , 7-20 de diciembre), varios lectores nos pide que proporcionen mayor información sobre algunas de las cuestiones planteadas por la editorial. Este es el segundo de una serie ocasional de artículos que buscan en estos temas. El primer artículo (NCR , enero 4-17) miraba la historia de las mujeres en posiciones de liderazgo en el desarrollo de la iglesia hasta el siglo quinto. En este artículo se recoge desde el siglo quinto.

Dos puntos son importantes para hacer sobre el desarrollo de los roles de liderazgo en la iglesia, en el período comprendido entre el quinto a los siglos 13. En primer lugar, la definición de la ordenación cambió radicalmente durante el siglo 12. En segundo lugar, las mujeres eran consideradas capaces de ordenación hasta el siglo 13. Dicho esto, es importante entender lo que significaba la ordenación de la quinta a los siglos 13. Sólo entonces podemos entender lo que significaba para ordenar a las mujeres durante ese período.

Durante el primer milenio del cristianismo, la ordenación significaba elección por e instalación de una persona para realizar una función particular en una comunidad cristiana. No sólo los obispos, sacerdotes, diáconos y subdiáconos, sino también de los cargadores, lectores, acólitos, exorcistas, canónigos, abades, abadesas, reyes, reinas y emperatrices se consideran igualmente ordenado. Esto tiene mucho sentido. Un ordo (orden) era un grupo en la iglesia (o sociedad) que tenía un trabajo o vocación particular. De hecho, cualquier trabajo o vocación se denomina «orden», y el proceso por el cual uno fue elegido y designado para que la vocación era una «ordenación».

Para citar cardenal Yves Congar, el teólogo dominico francés que murió en 1995 a los 91 años, «Ordenación abarcaba en la misma elección tiempo como punto de partida y consagración como su término. Pero en lugar de significar, como ocurrió desde el principio del siglo 12 , la ceremonia en la que un individuo recibe una potencia de ahora en adelante poseído de tal manera que nunca podría perderse, las palabras ordinare , ordinari , Ordinatio significó el hecho de ser designado y consagrado para ocupar un determinado lugar, o mejor una función determinada ,ordo , en la comunidad y en su servicio «. La ordenación no se dio por una persona, por ejemplo, el poder irrevocable y portátil de consagrar el pan y el vino, o de dirigir la liturgia, sino más bien una comunidad en particular podría acusar a una persona para desempeñar un papel de liderazgo dentro de la comunidad (y sólo dentro de ese comunidad) y él o ella llevaría la liturgia, por el papel de liderazgo que jugaron dentro de la comunidad. Por lo tanto se esperaría que cualquier líder de una comunidad para dirigir la liturgia.

Como se indica la cita de Congar, sólo en los siglos 12 y 13 lo hicieron los teólogos y canonistas idean, después de largos debates, otra definición de la ordenación. De acuerdo con esta definición – y es aquella con la que estamos más familiarizados hoy en día – la ordenación concedió el destinatario no una posición dentro de una comunidad, sino un poder que una persona puede ejercer en cualquier comunidad. El poder central que la ordenación concedió fue el poder de consagrar el pan y el vino en el altar, y así, con el tiempo, se consideró la ordenación de incluir únicamente las órdenes que servían en el altar, es decir, las órdenes del sacerdote, diácono y subdiácono . Todas las demás órdenes anteriores ya no eran considerados como órdenes en absoluto.

Como parte de esta redefinición, las mujeres fueron excluidos de todos los órdenes, incluyendo la de sacerdote, diácono y subdiácono. De hecho, se enseña y se creía, y sigue siendo, que las mujeres nunca se llevaron a cabo cualquiera de las funciones ahora limitados a esos tres órdenes.Según la definición anterior de orden, sin embargo, las mujeres desempeñaron varios papeles administrativos y litúrgicos ahora reservados a los diáconos, sacerdotes y obispos. La evidencia de la cuarta a través de los siglos 11 indica que algunas mujeres llevaron liturgias con la aprobación de al menos algunos obispos. El mejor ejemplo superviviente de esto es una talla de piedra datada entre los siglos IV y VI y se encuentra cerca de Poitiers, Francia; conmemora que «Martia el cura [presbytera ] hizo la oferta junto con Olibrio y Nepote.» Quienes han estudiado el tallado de acuerdo en que esta inscripción se refiere a Martia como un ministro que celebra la Eucaristía junto con dos hombres, y Olibrio Nepote. Que la práctica continuada es testigo en una carta del papa Gelasio I a partir de 494 obispos que advirtió que confirmaron las mujeres para servir en el altar. Zachary Papa también condenó la práctica de permitir que las mujeres sirvan en el altar. El Consejo de París en el año 829 hizo muy claro que era los obispos que se permite a las mujeres ministro en el altar. Ciertamente, las mujeres hicieron distribuir la comunión en la quizás los siglos 12 10, 11 y. Existen textos para estos servicios en dos manuscritos de este período.

Todo esto cambió durante aproximadamente un período de cien años entre el final del siglo 11 y principios del 13. Para muchas diferentes razones culturales, las mujeres fueron excluidos gradualmente de la ordenación. En primer lugar, muchos papeles en la iglesia dejaron de ser consideradas como ha sido ordenado – lo más importante, abades y abadesas. Las mujeres poderosas en las órdenes religiosas pasaron de ser ordenado a los laicos. En segundo lugar, canonistas y teólogos luego comenzaron a debatir si las mujeres podían ser ordenados al sacerdocio o diaconado. Varios canonistas argumentaron, por ejemplo, una vez que las mujeres habían sido ordenados al diaconado pero ahora ya no estaban. A finales del siglo 12, ha presentado alegaciones en que las mujeres que nunca habían sido «realmente» ordenado pesar de las referencias en el derecho canónico en sentido contrario. Por último, a principios del siglo 13, canonistas y teólogos sostenían que las mujeres nunca habían sido y nunca podrían ser ordenadas desde que eran físicamente, mentalmente y espiritualmente inferiores a los hombres.Un teólogo franciscano Duns Scoto (1266-1308), tomó un enfoque diferente. Las mujeres eran la igualdad de los hombres en todos los aspectos, pero desde que Jesús nunca había ordenado mujeres, la iglesia no podían hacerlo. Esto es, por supuesto, la posición del magisterio en el presente.

Poco ha cambiado, entonces, en la teología de la ordenación desde el siglo 13, cuando la estructura de la iglesia que ahora han solidificado fue primero. La enseñanza oficial sobre la ordenación de las mujeres data de unos cien años más tarde.

Lea más

La historia oculta de la ordenación de las mujeres por Gary Macy (Oxford University Press, 2008)

Mujeres Diáconos: pasado, presente y futuro de Gary Macy, Guillermo Ditewig y Phyllis Zagano (Prensa Paulista, 2011)

Sábado Santo por Phyllis Zagano (Herder y Herder, 2000)

https://www.ncronline.org/news/women-religious/meaning-ordination-and-how-women-were-gradually-excluded

Las primeras mujeres líderes: desde jefes de las iglesias de las casas y presbíteras


Nota del editor: Después de nuestro editorial » corregir una injusticia: ordenar a las mujeres » apareció en el Diciembre número 7-20, varios lectores nos han pedido para proporcionar más antecedentes sobre la historia de mujeres líderes en la iglesia primitiva. Esta es la primera de una serie ocasional de artículos dedicados a la historia de los roles de liderazgo en el desarrollo de la iglesia. Este artículo cubre los orígenes de la iglesia hasta el siglo quinto.

Las primeras referencias a líderes residentes locales en las iglesias paulinas son Filipenses 1: 1 y Romanos 16: 1-2. Pablo dirige su carta a la comunidad de Filipos con su episkopoi y diakonoi(ambos títulos masculino plural en griego, tanto en términos tomados de liderazgo secular). Estos son los términos que más tarde pasó a significar «obispo» y «diácono». El episkopoi no puede significar aquí «obispo» tal como la entendemos porque hay muchos en una sola comunidad. El papel de la diakonoi también todavía no había evolucionado hasta convertirse en lo que se había entendido más tarde como diácono. La edición revisada de la Biblia de las Américas traduce las palabras como «supervisores» y «ministros» y reconoce en una nota que el desarrollo posterior aún no había tenido lugar.

Formas plurales masculinos se utilizan en griego para referirse tanto a grupos de hombres o grupos de género mixto. En Romanos 16: 1-2, Pablo se presenta a los destinatarios de la carta de una mujer llamada Phoebe, un benefactor que también es un diákonos de la iglesia de Cencrea, uno de los puertos de Corinto. Así sabemos que las mujeres podían celebrar este título en el momento, y por lo tanto la diakonoi en Filipos podrían ser un grupo mixto. Si el episkopoi de Filipenses fueron jefes de las iglesias en las casas, como parece probable, no es imposible que algunos de ellos eran también las mujeres (por ejemplo, Ninfas en Colosenses 4:15).

El relato de los Hechos de los Apóstoles 6: 1-6 de los apóstoles eligen a siete hombres para hacerse cargo de servicio de mesa se considera generalmente como el origen de la oficina del diácono, sin embargo, nadie en la historia se llama diákonos y los apóstoles los pondrá de la diaconía de la mesa para que los apóstoles puede dedicarse a los diákonos de la oración y la palabra. Todos realizan diákonos de diferentes tipos.

Algunos años más tarde, las iglesias de las Epístolas Pastorales parecen haber tenido un soloepískopos , ahora un obispo (1 Timoteo 3: 1; Tito 1: 7), con los diáconos como asistentes. Las mujeres se incluyen expresamente entre los diáconos (1 Timoteo 3:11), posiblemente como esposas de los diáconos, pero muy probablemente como diáconos a sí mismos. Presbíteros son un oscuro grupo aquí, se menciona más adelante (1 Timoteo 5: 17-19). Esta referencia podría ser la de los líderes en general, ya que la palabra originalmente significaba «ancianos.» Textos un poco más tarde, al igual que las cartas de Ignacio de Antioquía en el siglo II, muestran el desarrollo de la estructura del obispo con sus diáconos y presbíteros. El papel de los diáconos es más claro, como asistente del obispo. Los presbíteros parecen ser un consejo al obispo. Nada se dice que se opone a la presencia de las mujeres en ninguno de los grupos.

Por el siglo III, hay dos diáconos varones y mujeres, en particular en la iglesia oriental. Hay abundante evidencia literaria y las inscripciones de mujeres diáconos. Su título es «diácono» o «diaconisa», aparentemente de manera intercambiable. El primer tercio del siglo sirio Didascalia Apostolorum compara el obispo a Dios, el hombre diácono de Cristo, y la mujer diácono al Espíritu Santo. Los presbíteros son comparados sólo a los apóstoles; su función todavía no está claro (9,3-8). Aunque este documento prohíbe a las mujeres enseñar, mujeres diáconos tienen un ministerio para las mujeres que sólo se pueden llevar a cabo: la instrucción, la asistencia en el bautismo, y otros tipos de ministerio pastoral. El finales del siglo IV Constituciones Apostólica da el rito de ordenación de un diácono femenina, con las manos y depositados en la invocación del Espíritu Santo (8,19-20).

Otro documento, el Testamentum Domini , escrita probablemente a finales del cuarto o principios del siglo V, supone la existencia de diaconisas, pero se da preeminencia a las viudas, que son claramente entre el clero junto con el obispo, presbíteros y diáconos (1.19, 23) . No es un rito de su ordenación (1,41). Diaconisas no están sentados entre el clero, pero a la cabeza del resto de las mujeres de la congregación. Más adelante en el documento, presbíteros femeninos aparecen, a permanecer después de la liturgia con el obispo y la viuda, el ayuno y la oración hasta el amanecer (2.19). Aquí, el significado de la raíz de las «mujeres de edad avanzada» podría aplicarse, aunque su inclusión con las viudas de toda la noche de vigilia con el obispo entonces parecer extraño.

Sólo a mediados del siglo III hace el papel de los presbíteros comienzan a emerger, cuando las congregaciones cristianas en una región determinada están creciendo demasiado grande para ensamblar todo junto con el obispo. A medida que evoluciona organización de la iglesia en el siglo IV, los presbíteros están ahora a cargo de comunidades satélites en las grandes áreas urbanas, y cada vez más en las zonas rurales. A partir de estos años vienen varias condenas conciliares y episcopales de mujeres presbíteros (por ejemplo, Consejo de Nîmes, en leviticum ministerium , canon 2, el Consejo de Laodicea, presbytides , canon 11; Carta 14 del Papa Gelasio, ministrare altaribus sacris ; Fulgencio de Cartago , presbyterae ). Es muy poco probable que muchas condenas aparecerían sobre una práctica inexistente. La frecuencia de apariciones sugiere una práctica generalizada. Por otra parte, hay evidencia positiva de la mujer presbíteros. Varias inscripciones anteriores de Frigia, Thera, Egipto y Sicilia conmemoran presbíteros femeninos, en un caso (Ammion en Frigia), la conmemoración hecha por un obispo. El presbítero santa Flavia Vitalia a principios del siglo V Dalmacia (hoy Croacia) vendió una propiedad de la iglesia de entierro, por lo que era un agente autorizado de la iglesia. Leta presbytera en Calabria finales del siglo V es conmemorado por su marido, que no da un título eclesiástico; Por lo tanto, es muy poco probable que su título viene de ser su esposa. Martia presbyteria hizo la oferta junto con dos hombres en un grafito de la Galia alrededor del mismo tiempo. Giulia Runa presbiterissa se conmemora en la iglesia de San Agustín en Hipona, a partir de un momento poco después de su muerte, probablemente durante la ocupación de vandalismo. Lo más intrigante son dos fragmentos de una lápida de Solin en Dalmacia, una cruz, la otra la palabra de fragmentos – dotae , de las cuales sería la reconstrucción más obvia sacerdotae , al cura (hembra).

Es interesante observar que la mayor parte de las referencias a los presbíteros femeninos vienen bastante tarde y que la mayoría no vienen de Oriente, donde mujeres diáconos fueran mejor conocidos, pero desde el oeste.

[Este artículo fue preparado con la consulta con especialistas con conocimientos sobre el tema, sino que pidió que su nombre no se pueden utilizar.]

Lea más

Ute E. Eisen, Mujeres Funcionarios en el cristianismo primitivo: Epigraphical y Estudios Literarios(Liturgical Press, 2000)

Roger Gryson , el Ministerio de la Mujer en la Iglesia Primitiva (Prensa litúrgica, 1976)

Kevin Madigan y Carolyn Osiek, editores, mujeres ordenadas en la iglesia primitiva: Una Historia Documental (Johns Hopkins University Press, 2005)

Aimé Georges Martimort, diaconisas: Un Estudio histórico (Ignatius Press, 1986)

Mary Ann Rossi, «Sacerdocio, el precedente, y prejuicio: en la recuperación de las Mujeres Sacerdotes del cristianismo temprano», Revista de Estudios feministas en Religión 7, No. 1 (1991): una traducción con introducción de Giorgio Otranto «Nota sul sacerdozio femminilie nell ‘antichità en un margine una testimonianza di Gelasio I,» Vetera Christianorum 19 (1982)

Esta historia apareció en el 4-17 enero 2013 edición impresa bajo el título: De las jefes de las casas culto a presbíteras .

IGLESIAS DOMÉSTICAS II Del 1 al 4 de julio, sin límite de edad


ecoaldeas-600x360
MAGDALENA BENNÁSAR, Misionera de la Palabra de Dios, espiritualidadcym@gmail.com
MADRID.

ECLESALIA, 13/06/16.- Después de largos paseos por la red buscando cómo, dónde y con quieres vivir la aventura de una comunidad cristiana que responda al lenguaje y realidad de hoy, reconozco que lo que más me atrae y llama es ser parte de una ecoaldea donde cada uno comparte sus talentos, tengan apellido cristiano o no.

Me da pena que casi todas las que he visitado virtualmente son de corte no-religioso pero de un compromiso importante con el respeto a todo lo creado: naturaleza y personas.

Consumo responsable: ¿pobreza evangélica?

Igualdad: ¿castidad?

Suma de talentos, bienes y capacidades: ¿obediencia-escucha?

Tal vez tengan razón, tenemos que alejarnos de las toxinas de una religiosidad cultual sin compromiso para descubrir la espiritualidad -la ruah– en todo y en todas y todos.

Posiblemente los primeros monasterios y comunidades religiosas tenían mucho de esta pasión por el cosmos, respeto a la vida, al agua, a la tierra, a la madera, a los productos básicos que se compartían y consumían con frugalidad… a la vez que una dedicación importante a la escucha del Amado y de los textos que les hablaban de él.

Hoy también los hay, pero muchos están demasiado burocratizados con instituciones que en su origen eran un medio para transmitir la fe y hoy atrapan sus mentes, tal vez demasiado, por la preocupación que conllevan.

Aprendo de estas familias y personas que se aventuran a vivir tipo ecoaldea, con un sentido importante de solidaridad y hospitalidad, cosa que los monasterios y comunidades dicen que tienen como carisma y de nuevo, algunos sí, pero otros… vaya que no tienen tiempo.

Aprendo de su compromiso sin necesidad de votos ni promesas, porque su palabra es creíble al ir acompañada de hechos.

Aprendo de su convivencia sana, de sus modos de gestionar los conflictos, acudiendo a ayudas de mediadores cuando se considera necesario en lugar de usar otros métodos más destructivos.

En fin, que creo que a nuestras niñas, niños y jóvenes les ayudaría conocer lugares así y desde ahí ayudarles a descubrir los valores más básicos y también la espiritualidad que permea todo cuando se busca vivir esos valores (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Os recordamos la invitación a convivir desde esas bases, en el Monasterio San Salvador de Palacios de Benaver (Burgos), del 1 al 4 de julio, sin límite de edad (gracias a las propuestas recibidas en nuestra anterior comunicación).

Para más informaciónespiritualidadintegradoracristiana.es

 

https://eclesalia.wordpress.com/2016/06/13/iglesias-domesticas-ii/?fb_action_ids=10209459500385204&fb_action_types=news.publishes

«Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y ustedes son labranza de Dios» 1 Corintios 3:9 Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*


apcr_color_solid_128px

LOS LAICOS, LO VERDADEROS GUARDIANES DE LA IGLESIA.

«Qué barbaridad! Pero que estas diciendo?» Alcanza a decir Laura.

Si no veo, por qué, no. Somos miembros en igualdad de deberes y derechos, con diferentes funciones. Cuál es el problema?

Lo definió Vaticano II, está en IUS Canonicum, XXVI, Nro. 51.1986, 35-36

«¿Dónde nos podemos enterar de lo que estás diciendo?» Pregunta Sonia.

No te preocupes, he traído algunas copias para que las estudiemos y miremos con mucha delicadeza y amor a nuestra Iglesia.

Aquí no se trata de quitarle el puesto a nadie y menos hacer clericalización, sino descubrir nuestra verdadera misión en la Iglesia.

Los laicos debemos ser considerados como mayores de edad en la Iglesia, de acuerdo a nuestro Bautismo, teniendo lo mismos derechos. De dónde nos afirmamos para argumentar esta realidad? En 1 de Juan 2:20-27 que nos dice:

“Y en cuanto a ustedes, la unción que han recibido de Él permanece en ustedes y no necesitan que nadie les enseñe.” 1 Juan 2:27

Si mal no hemos entendido, todas/todos hemos recibido al Espíritu Santo,. Su  vive en cada uno/a de nosotros/as. Nadie nos lo puede arrebatar, y menos negar.

Su presencia nos hace libres, mayores de edad, nos dignifica quedando sellados como cristianos/as de primera categoría. Que nos quede claro, no es que no necesitemos de los/as religiosas/os, diáconos/as, presbíteros y obispos/as, y que tal? Y menos prescindir de la Palabra de Dios. Para ello, y poder vivir y sentir todo lo anterior, es necesario empoderarnos de nuestro ser como laicos. ¿Cómo? Ya es hora, de que se fomente y capacite al laico dándonos a conocer, la Biblia y los documentos de la Iglesia: Vaticano II, Medellín 1968, Puebla, Santo Domingo, Aparecida…y sus Cánones. Escuchar, leer las enseñanzas del Papa Francisco,  sus enseñanzas son de por sí puro: Evangelio!

Somos una Comunidad de iguales, laicos y consagrados/as, porque todos/as tenemos los mismos deberes y derechos, dentro de nuestra Iglesia.

Volvamos a Lumen Gentium 31 de Vaticano II que nos dice a todas/os:

“Por el nombre de laicos se entiende aquí todos los fieles cristianos, a excepción de los miembros que han recibido un orden sagrado y los que están en estado religioso reconocido por la Iglesia, es decir, los fieles cristianos que, por estar incorporados a Cristo mediante el bautismo, constituidos en Pueblo de Dios y hechos partícipes a su manera de la función sacerdotal, profética y real de Jesucristo, ejercen, por su parte, la misión de todo el pueblo cristiano en la Iglesia y en el mundo.” (LG 31)

No somos menores de edad, y si se nos explica, todo lo podemos entender y servir mejor en nuestras Comunidades Eclesiales de Base, en nuestras Parroquias, en nuestros oficios «temporales» como las obras sociales y de justicia.

«No se pertenece a la Iglesia, somos la Iglesia» nos lo dejó dicho Pío XII, obispo de Roma de grata memoria.

Lavatorio de los pies.

Lavatorio de los pies.

Lavatorio de los pies frente a la Embajada del Vaticano, en Washington

Lavatorio de los pies, frente a la Embajada del Vaticano, en Washington

Hay quienes han creído, que la Iglesia les sirve para volverse de mejor familia, hacerse famosos, grandes o importantes, conquistar «poderes», conseguir dinero. Servir en la Iglesia, no es para eso, es para servir a todos/as los demás, sin marginar, sin discriminar, sin ofender, sin humillar, sin juzgar. Mientras se esté en competencia y envidias por privilegios, la Iglesia sufre, porque se está desviando el servicio a la humanidad  El Maestro ya nos lo advirtió:

“El que quiere ser el primero entre ustedes, será su siervo.”

Mateo 20:25-28

En el envío de los «Setenta y dos», Jesús dio instrucciones claras, para ellos y para nosotras/os.

  1. «Coman lo que les sirvan». Lucas 10:8
  2. «Curen los enfermos» Lucas 10:8
  3. «El Reino de Dios está cerca» Lucas 10:9

«Qué interesante! Lo que estamos aprendiendo». Comentó Rosario.

He escuchado, decir a algún obispo -cuyo nombre no recuerdo-;que no era bueno ir a las casas de los fieles, que como eran muy pobres, en vez de ayudarles, éramos una carga. Ustedes que opinan?

Margot, dice: «Pues, a mi me gusta que me visiten. Les ofrezco mi pobreza».

Lilia: «Yo, feliz, de que vengan a mi casa, que juntos hagamos oración, y recemos por los enfermos».

Miriam, dijo: «no los podemos obligar. Algunos, son muy escrupulosos, otros no les gustan lo que les ofrecemos. Les he visto, no se atreven ni a sentar, por no arrugarse».

«No diga eso comadre». Refutó Amparo.

Mejor,»hagamos como ellos dicen y no como ellos hacen» Mateo 23.3. Se le escuchó decir a otra.

Aqui lo mas importante, es tener en cuenta las recomendaciones de Jesús y que seamos Iglesia, protegiéndonos unos a los otros.

Respetando nuestra pobreza. Respetando nuestras costumbres y lenguas, es que además de que «hablamos» el español, somos muy diferentes de un departamento a otro.

Somos la Iglesia, la que necesita desarrollar aquellos oficios «temporales» de curación, sanación, que tienen que ver con nuestra necesidades y bienes materiales, como la salud, vivienda, educación. Como dice la canción: «Hacen falta muchas cosas para conseguir la Paz» Tenemos que trabajar por la Justicia, la Igualdad y los Derechos Humanos de todas/os. Somos los laicos, los que conocemos la necesidades de las comunidades.

Son pocos los laicos consagrados que se enteran de esto, debido a que los han sacado de su medio, de su familia, de su barrio, o pueblo, para una «formación» ajena a la realidad social y religiosa en que vive el Pueblo de Dios. Eso habría que cambiar y los laicos decir a quien queremos que sean sus pastores, y que sea de nuestro propio entorno y no alejarlo de él.

Maria Elena pregunta: «Cómo podemos realizar nuestra misión como laicos en la Iglesia?  una pregunta más, en las recomendaciones de Jesús, tenemos el de anunciar que: «El Reino de Dios está cerca», no tengo los elementos necesarios para hablar de ello, qué es, cómo es, dónde está, en qué consiste?»

¿Qué se les ocurre, que tendríamos que hacer? pregunta quien coordina la reunión.

Respuestas:

Somos nosotros/as los que debemos anunciar y compartir el Amor de Dios y su Misericordia entre nosotros/as. La fe y los valores cristianos, los hemos aprendido en la casa, con las abuelas, con las mamás y las tías. Ellas, han sido las fieles guardianas de la Iglesia.

  • Estamos en mora, es hora de dejar de esperar que nos organicen y nos digan qué tenemos que hacer por boca de otros.
  • Las necesidades las conocemos nosotros/as.
  • Jesús, nos enseñó y desafía a comprometernos con los pobres, ellos son el objeto de su preferencia.
  • Conocer experiencias de organizaciones
  • Capacitarnos e invitar a capacitar a otras/os.
  • Vincularnos a instituciones que ya existen como Derechos Humanos
  • Las Madres de la Candelaria.
  • Organizarnos para denunciar todo aquello que va contra la voluntad de la Divinidad: la injusticia, la corrupción, la violencia, el abuso, el maltrato a los seres humanos, los animales y el medio ambiente.

¿Podemos hacer nosotras/os todo eso?   Claro que si. No dejemos que otros/as lo hagan por nosotros, somos adultos/as, mayores de edad, responsables.

Somos Iglesia y escuchemos ya para finalizar el siguiente aporte de uno de los documentos de la Iglesia:

Dice el canon 227 del CIC «los fieles laicos tienen derecho a que se les reconozca en los asuntos terrenos aquella libertad que compete a todos los ciudadanos (…) evitando presentar como doctrina de la Iglesia su propio criterio en materias opinables». Esto quiere decir, entre otras cosas, que el fiel (v.) católico es libre para mantener cualquier opción temporal compatible con la fe y la moral, y que debe responsabilizarse de ello.

 

Aquí están sus fotocopias y nos seguimos encontrando para organizarnos y defender la Iglesia, nosotros/as somos la Iglesia.

“Una Iglesia que no sabe servir, no sirve para nada.”

Obispo Jacques Gaillot

*Presbitera Católica romana.

Bibliografia:

https://evangelizadorasdelosapostoles.wordpress.com/2016/03/26/y-quien-va-a-evangelizar-el-mundo-de-hoy-para-mi-son-los-laicos-jose-comblin/

 

 

 

 

 

 

RITO BAUTISMAIL PARA EL SIGLO XXI ARCWP


http://bridgetmarys.blogspot.com.co/2016/01/a-baptismal-rite-for-21st-century.html

COLOMBIA-BARRANQUILLA. TERCERA PARTE: ARCWP ACOMPAÑAMIENTO PASTORAL EN FAMILIA


003

 

De regreso a Barranquilla, fuí invitada a hospedarme en la casa de mis hermanas/os y amigas/os la familia García-Barrios, en el Barrio Montes. Nuestra relación con esta querida familia, de la cual hago parte integral por adopción, a mucho honor, data desde cuando les acompañabamos con la Hermanas de la Enseñanza, en el Barrio Las Malvinas.

La anfitriona principal mi hermana Mayito Barrios:

Maria Barrios, cariñosamente llamada "Mayito"

Maria Barrios, cariñosamente todas/os le llamamos: «Mayito»

Con ella, he tenido el gusto de visitar, a sus hijos/as, en sus respectivos locales donde funcionan los Talleres de Mecánica automotriz. Empresa familiar hecha a pulso y con tesón solidario. Los empleados de los talleres, son los hijos de las vecinas del barrio, donde nacieron jugando el foot.ball, apoyando el glorioso Equipo del Junior!

Mayito, orgullosamente nos cuenta que tiene 120 nietos! 22 biznietos! Hijos? los de ella, y los de Lázaro (su esposo)…

REPORTE GRÁFICO SALUDANDO Y  VISITANDO EL PERSONAL

DE LOS 4 TALLERES

Me vi metida, entre motores, culatas, bielas, cigüeñales grasa y aceite.

Me vi metida, en el Taller La Precisión, entre motores, culatas,                                            bielas,tornillos, cigüeñales, grasa y aceite.

Viaje Barranquilla Dic 15 180

Viaje Barranquilla Dic 15 169

A la entrada del Taller La Precisión, esta mujer con la hermosa sonrisa de Dios, me ofrece los diferentes dulces: dulces de alegría, de coco, piña, naranja, ajonjolí. No me pude negar a tal tentación!

A la entrada del Taller La Precisión, esta mujer con la hermosa sonrisa de Dios, me ofrece los diferentes dulces: dulces de alegría, de coco, piña, naranja, ajonjolí. No me pude negar a tal tentación!

Viaje Barranquilla Dic 15 171

Viaje Barranquilla Dic 15 190

Viaje Barranquilla Dic 15 188

Viaje Barranquilla Dic 15 191

Viaje Barranquilla Dic 15 173

           En la oficina del Taller La Milésima, con Elly, Mingo y otros amigos.

 

Viaje Barranquilla Dic 15 186

A la entrada del Taller que maneja Justi, con Mayito y otros compañeros.

 A la entrada del Taller que gerencia Justi, con Mayito y otros compañeros.

En esta ocasión no pudimos encontrar a Charo (Lázaro-hijo) Administrador y Gerente de La Precisión. Tampoco alcancé a visitar en Cartagena-Bolivar a Israel  en el Taller de esa ciudad. Les veremos en la reunión familiar en Puerto Velero.

Viaje Barranquilla Dic 15 210

Mayito nos hace la motivación y reflexión sobre el objetivo de la reunión familiar. Ella, es esposa, madre, abuela, y suegra, que cultiva y protege la Fe y los valores cristianos dentro de la familia.

Viaje Barranquilla Dic 15 209

Mayito, no lee el Evangelio del Domingo y nos invita a compartirlo (Lucas 3:10-18)

Mayito, nos lee el Evangelio del Domingo y nos invita a compartirlo (Lucas 3:10-18)

«¿Pues, que tenemos que hacer?» Es una pregunta que nos lleva a cuestionarnos, nos hace reformar nuestras vidas. La verdadera conversión es aquello que hacemos con sincero corazón al prójimo, la participación de lo que tenemos con los que nada tienen»

Israe -hijo de Mayito- interviene leyendo y comentando el texto que nos acaba de leer Mayito.

Israel -hijo de Mayito- interviene leyendo y comentando el texto que nos acaba de leer Mayito.

A esta reunión familiar, están invitados hijos/as, lo hacen casi todos los Domingos, bien sea hoy en Puerto Velero, mañana en Puerto Colombia. Unas veces a orillas del mar, otras a orillas del Rio Magdalena. Fuí invitada a compartir y vivir con ellos esta experiencia maravillosa: de la mano de la Divinidad guiando a su Pueblo. Todas/os comparte la Palabra de Dios y la disfrutan.

Viaje Barranquilla Dic 15 199

Viaje Barranquilla Dic 15 200

La oferta del pescado bueno y fresco, no se hizo esperar.

Viaje Barranquilla Dic 15 201 Viaje Barranquilla Dic 15 204

Los nietos de Mayito, a coger caracoles y a disfrutar de la hermosa tarde que nos hizo el Creador!

Los nietos de Mayito, a coger caracoles y a disfrutar de la hermosa tarde que nos hizo el Creador!

Viaje Barranquilla Dic 15 215

Mayito como líder comunitaria, de Comunidades de Base, no solo ha realizado su trabajo en su familia, sino con la Comunidad del Barrio, Las Malvinas, fundadora de «Las Domitilas» y ahora en el Barrio Los Montes donde anima un grupo de Mujeres para el Segundo grupo de «Luz y Vida».

Viaje Barranquilla Dic 15 219

Acompañando a Mayito en la reunión con sus vecinas.

Acompañando a Mayito en la reunión con sus vecinas.

Viaje Barranquilla Dic 15 217

Mayito, propone a sus vecinas, organizar la Novena con los niños, en el Barrio y se                         asignan responsabilidades.

    UNA FELIZ NAVIDAD PARA TODAS/OS Y UN AÑO NUEVO COLMADO DE BENDICIONES DE SALUD, PAZ Y AMOR EN NUESTRAS FAMILIAS, VECINOS Y AMIGAS/OS Y HERMANOS/AS DEL MUNDO ENTERO!

AGRADEZCO EL APOYO QUE NOS HA BRINDADO LA FAMILIA GARCÍA-BARRIOS, CON  PASAJE, HOSPEDAJE, ALIMENTACIÓN Y RECURSOS PARA LA MOVILIZACIÓN Y FELIZ ESTADÍA EN MEDIO DE TAN PRECIADA FAMILIA Y HERMOSA EXPERIENCIA DE LA ESENCIA DIVINA PRESENTE EN MEDIO DE TODOS/AS USTEDES.

niño bebe

                                                        «YO SOY NAVIDAD»

 

 

Corona-de-adviento-36

                         2015-2016

———————————————————————-

COMENTARIO LLEGADO AL E-MAIL:

ENCARNA ROSA GARCIA BARRIOS <encogb1960@hotmail.com>

Hay Olgaaaaaaa.

Observando esta preciosura de reporte. Este es un detallazo hermoso  de alguien tan valioso como tu, eres mi sangre,  y que tu piel es diferente a la de nosotros porque tu nacistes de día y nosotros de noche.  jajajaja.
Me he deleitado y hasta curado.
¡¡¡te queremos Olga, te queremos!!!
Enco

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: