Las 4 monjas a las que el Vaticano encomendó observar medio millón de estrellas


Pablo EsparzaEspecial para BBC News Mundo

  • 6 horas
Tres hermanas trabajando
Image captionCuatro monjas ayudaron al Vaticano a catalogar y a trazar el mapa de una parte del cielo.

Ante los ojos de Emilia Ponzoni, Regina Colombo, Concetta Finardi y Luigia Panceri pasaron cientos de miles de estrellas.

Durante 11 años, entre 1910 y 1921, el trabajo meticuloso y discreto de estas cuatro monjas ayudó al Vaticano a catalogar y a trazar el mapa de una parte del cielo.

Gracias a ellas, el Observatorio Astronómico Vaticano pudo cumplir con la ingente misión de rastrear y localizar los miles de estrellas visibles en el cielo entre el paralelo 64 y el 55.

Su misión consistió en revisar cientos de placas fotográficas bajo la lupa del microscopio, medir y anotar su posición. Por eso, a las cuatro monjas se les conoció como las “hermanas medidoras”.

El encargo formaba parte del proyecto Carte du Ciel, Mapa del Cielo en francés, y del catálogo astrográfico impulsados por Amédée Mouchez, director del Observatorio de París en el congreso astronómico internacional de 1887.Saltar las recomendacionesQuizás también te interese

Fin de las recomendaciones

Mouchez vio en las nuevas tecnologías fotográficas desarrolladas a finales del siglo XIX una herramienta poderosa al servicio de la ciencia: crear un mapa detallado del cielo y un censo de estrellas ya no parecía una tarea imposible.

Cielo estrellado
Image captionEl encargo formaba parte del proyecto Carte du Ciel (Mapa del Cielo).

Al proyecto se sumaron cerca de 20 observatorios de todo el mundo, desde el de Greenwich, en Londres, hasta el de Córdoba, en Argentina.

El Observatorio Vaticano fue uno de ellos.

Un observatorio centenario

Tras haber sufrido varias transformaciones desde el siglo XVI, la Specola Vaticana -como también es conocido- es uno de los observatorios más antiguos del mundo. En la actualidad tiene su sede en Castel Gandolfo, la residencia de verano del Papa, a unos 25 km de Roma.

“Ellas fueron, hasta donde yo sé, las primeras mujeres en tener una colaboración regular (con el Observatorio)”, le dice a BBC Mundo Guy Consolmagno, director de esta institución.

“Su trabajo fue esencial para el proyecto de la Carte du Ciel“, agrega el astrónomo y jesuita estadounidense.

Sin embargo, la identidad de las cuatro monjas pasó inadvertida durante décadas.

Plaza principal de Castel Gandolfo
Image captionCastel Gandolfo, donde tiene su residencia de verano el Papa, es donde se encuentra ahora la Specola Vaticana.

En 2016, un artículo de la periodista Carol Glatz publicado por Catholic News las rescató del olvido. Glatz cuenta cómo el jesuita Sabino Maffeo, de 96 años y experto en la historia del Observatorio, se topó con sus nombres “ordenando papeles”.

Desde entonces, las mujeres que aparecen retratadas ante el microscopio en viejas fotografías en blanco y negro dejaron de ser anónimas.

Las “hermanas medidoras”

Pero, ¿quiénes eran? Y, ¿cómo llegaron a trabajar para la Specola Vaticana?

Emilia, Regina, Concetta y Luigia habían nacido en Lombardía, cerca de Milán, a finales del siglo XIX y eran hermanas de la Virgen Niña.

Se incorporaron a los trabajos de medida y catalogación de estrellas en 1910 a solicitud del Observatorio y a pesar de la reticencia inicial de su congregación, que consideraba esta función demasiado alejada de su misión de caridad.

Pocos años antes, el Observatorio Vaticano se había unido al proyecto de la Carte du Ciel gracias al interés del astrónomo y meteorólogo Francesco Denza, quien representó al papa León XIII en el congreso de París 1887.

A su regreso a Roma, Denza convenció al pontífice de la conveniencia de participar en la empresa. Una tarea que quizá no fue tan difícil.

Galileo ante la Inquisición
Image captionLa Iglesia católica creó su observatorio para responder a las acusaciones de que era hostil hacia la ciencia, una fama que arrastraba desde hacía siglos por episodios como el de su enfrentamiento con Galileo Galilei.

León XIII -quien en 1891 refundó el Observatorio y le dio un nuevo impulso- queríaresponder a las acusaciones de hostilidad hacia la ciencia por parte de la Iglesia.

Y el ambicioso proyecto internacional de mapear el cielo ofrecía una buena oportunidad de mostrar una imagen diferente del Vaticano.

La implicación de las cuatro monjas en él, sin embargo, llegó varios años después, tras la muerte de Denza y de León XIII.

Cómo crear un mapa del cielo

Ya durante el papado de Pío X y bajo la dirección del jesuita estadounidense John Hagen, la Specola Vaticana dio un giro y aceleró los trabajos del mapa del cielo.

“(Hagen) viajó a Europa para ver cómo lo hacían y vio que en algunos observatorios había mujeres que leían la posición (de las estrellas) y la anotaban en un libro con las coordenadas precisas”, contó Maffeo en el artículo de Catholic News.

Hagen ató cabos y pidió ayuda a las Hermanas de la Virgen Niña.

Vista aérea del Vaticano
Image captionEl proyecto de mapear el cielo ofrecía una buena oportunidad para mostrar una imagen diferente del Vaticano.

El arzobispo de Pisa, Pietro Maffi, en una carta de 1909 dirigida a Angela Ghezzi, superiora de esa congregación, describe el perfil del puesto de trabajo de forma precisa: “necesitamos dos hermanas con visión normal, paciencia y predisposición para el trabajo mecánico y metódico”.

Con el tiempo, a las dos primeras monjas se sumaron dos más. En un principio trabajaron en las instalaciones del Observatorio, situado entonces detrás de la cúpula de San Pedro. Después desempeñaron su labor en un convento cercano. Durante 11 años revisaron el brillo y la posición de 481.215 estrellas.

Del reconocimiento al olvido

La contribución de las cuatro monjas fue reconocida en su época con una audiencia privada con el papa Benedicto XV, quien les regaló un cáliz de oro en 1920. Ocho años después, Pío XI volvió a recibirlas.

El Catálogo Astrográfico, publicado por el Vaticano al concluir su parte del proyecto, también recogió un agradecimiento explícito a estas mujeres.

Dos hermanas trabajando
Image captionLas hermanas colaboraron en el proyecto durante 11 años.

“Si fuimos capaces de resolver en 14 años toda la sección vaticana, se lo debemos a la prontitud de las hermanas medidoras, quienes realizaron este trabajo tan extraño a su misión con celo superior a todo elogio”, se puede leer en el último volumen de la obra.

Casi 90 años después, el actual director de la Specola Vaticana se refiere a la aportación de las cuatro monjas en términos similares.

“Sin su trabajo, el catálogo de estrellas brillantes de la sección del cielo asignada al Vaticano no se hubiera completado ni publicado. Y no todos los observatorios lograron publicar sus catálogos”, asegura Consolmagno.

El proyecto internacional de la Carte du Ciel se abandonó inacabado en 1966 tras haber registrado más de cinco millones de estrellas. Solo 10 de los observatorios participantes, entre ellos la Specola Vaticana, concluyeron su parte del trabajo.

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-47047629

La Santa Sede destaca el “tremendo sentido del humor” de Stephen Hawking


Stephen Hawking, con el Papa FranciscoAgencias

A los cuatro papas que trató les dijo que quería avanzar en la relación entre fe y razón científica. Recemos al Señor para que lo acoja en su gloria

(J. Bastante/Agencias).- “Queremos recordar a Stephen Hawking, quien acaba de fallecer, el cual no sólo fue una gran mente sino que tenía un tremendo sentido del humor“. El Vaticano, a través de la Pontificia Academia de las Ciencias, despidió este mediodía al astrofísico británico, fallecido anoche a los 76 años de edad.

Hawking, que padecía desde muy joven esclerosis lateral ametrófica (ELA), se reconocía ateo, pese a ello fue miembro de la Pontificia Academia de las Ciencias y se reunió con los últimos cuatro papas.

El canciller de este organismo, Marcelo Sánchez Sorondo, expresó en un mensaje en Twitter su “profunda tristeza” por la desaparición de su “excepcional miembro” que “fue tan fiel a la academia”.

A los cuatro papas que trató les dijo que quería avanzar en la relación entre fe y razón científica. Recemos al Señor para que lo acoja en su gloria”, escribió la academia en la red social.

El Observatorio astronómico Vaticano, que dirige el sacerdote jesuita Guy Consolmagno, trasmitió su pésame por la muerte del científico y manifestó su aprecio por “la enorme contribución científica que ha dado a la cosmología cuántica”. También elogió “el valor que tuvo para afrontar su enfermedad”.

Hawking se encontró con Pablo VI en 1975. El científico también conoció a Juan Pablo II y a Benedicto XVI. Su último encuentro con un Papa fue en noviembre de 2016, cuando se reunió con Francisco.

En dicha ocasión, Hawking tomó parte de la asamblea plenaria de la Academia que analizó el tema “Ciencia y sustentabilidad. Impacto de los conocimientos científicos y de la tecnología sobre la sociedad humana y sobre su ambiente”.

En esa oportunidad, el científico sostuvo un encuentro con Francisco. Tras esa reunión, en el perfil oficial del Papa en la red social Instagram, el Vaticano publicó: “Existen tantos signos estimulantes de una humanidad que quiere reaccionar, elegir el bien común, regenerarse con responsabilidad y solidaridad”.

“No habría sobrevivido”: Stephen Hawking vivió una larga vida gracias al NHS


Científico fue defensor del servicio de salud y atacó a Jeremy Hunt por planes de privatización

Profesor Stephen Hawking
 Stephen Hawking acusó al secretario de salud de recopilar pruebas sobre los recortes del NHS. Fotografía: Ian West / PA

Stephen Hawking fue un veterano campeón del NHS, pero fue un desliz en los medios lo que provocó una de sus intervenciones más memorables. Cuando el gobierno de Obama intentó reformar el sistema de salud de los EE. UU. En 2009, el Investor’s Business Daily de Estados Unidos argumentó que Stephen Hawking“no tendría una oportunidad en el Reino Unido, donde el Servicio Nacional de Salud diría la vida de este hombre brillante, debido a sus desventajas físicas, es esencialmente inútil “.

Se señaló debidamente que Hawking no solo nació y se educó en Inglaterra, sino que recibió más atención que la mayoría de los servicios de salud del país. “No estaría aquí hoy si no fuera por el NHS”, dijo Hawking a The Guardian en ese momento . “He recibido una gran cantidad de tratamiento de alta calidad sin el cual no habría sobrevivido”.

Un porcentaje muy pequeño de personas con enfermedad de la neurona motora viven durante décadas después de su diagnóstico. Hawking era uno de esos raros atípicos: su enfermedad progresó rápidamente al principio y luego disminuyó drásticamente. Pero fue el NHS, en lugar de la buena suerte médica, lo que le salvó la vida, especialmente con una traqueotomía en 1985, aunque el NHS lo mantuvo vivo muchas veces más tarde también, en particular durante los inviernos cuando era vulnerable a las infecciones respiratorias.

La defensa robusta de Hawking del NHS marcó el tono para la fila por venir. Cuando el NHS se sumió en una crisis en medio de planes para privatizar el servicio, Hawking atacó a los políticos que él consideraba responsables en un discurso de 2017 en la Royal Society of Medicine . Culpó a los ministros por los recortes de fondos, los topes salariales y el debilitamiento del servicio a través de la privatización. Lo vio todo conduciendo a un “sistema de seguro al estilo de los EE. UU.”.

Señaló a Jeremy Hunt , el secretario de salud, para una crítica particular. Al argumentar a favor de un NHS de siete días, Hunt afirmó que 11,000 pacientes al año murieron debido a la escasez de personal de los hospitales los fines de semana. Hawking señaló que de los ocho estudios que Hunt había citado, cuatro no fueron revisados ​​por pares, y que otros 13 que Hunt no mencionó contradicen la opinión.

“Hablando como científico, la evidencia brillante es inaceptable”, dijo Hawking. “Cuando las figuras públicas abusan del argumento científico, citan algunos estudios pero suprimen otros, justifican políticas que quieren implementar por otros motivos, degradan la cultura científica”.

Q & A

¿Cuáles son las presiones financieras sobre el NHS que se han acumulado en la última década?

Espectáculo

El discurso de Hawking provocó una respuesta rápida de Hunt, quien acusó al cosmólogo de propagar “falsedades perniciosas”. Pero Hawking regresó, argumentando que había pruebas abrumadoras de que los fondos del NHS, y el número de médicos y enfermeras, eran inadecuados, y que el NHS se dirigía hacia un sistema de salud al estilo estadounidense dirigido por compañías privadas. Hunt, señaló, nombró a Kaiser Permanente, el principal proveedor de servicios de salud de EE. UU., Como modelo para los futuros arreglos presupuestarios del NHS ante el comité de salud de Commons en 2016. En respuesta, Hunt insistió en que el NHS “seguiría siendo un pagador único”. , sistema financiado por el contribuyente libre en el punto de uso “.

Después de lo que parecía ser un cese de hostilidades de tres meses, Hawking se unió a una demanda en diciembre con el objetivo de bloquear los planes de Hunt para el NHS . La revisión judicial busca detener la introducción de las primeras organizaciones de atención responsable, o ACO, en el NHS en abril. Hawking dijo que parecían ser una forma de reducir el gasto público, recortar servicios y permitir que las empresas privadas se beneficiaran organizando y brindando servicios.

El profesor Allyson Pollock, director del Instituto de Salud y Sociedad de la Universidad de Newcastle, quien ayudó a presentar la demanda, dijo: “Stephen Hawking entendió mejor que nadie lo que significaba el NHS. Le permitió vivir una vida larga. Él entendió lo importante que era.

“Durante los últimos seis meses, se mantuvo completamente comprometido con la lucha para defender el NHS, para detener la privatización y su ruptura. No puedo pensar en un mejor testimonio de su memoria que reinstalar el NHS como un servicio público y por eso él luchó hasta el final “.

https://www.theguardian.com/science/2018/mar/14/i-would-not-have-survived-nhs-enabled-stephen-hawking-to-live-long-life?utm_sourc

Muere el científico británico Stephen Hawking a los 76 años


Ha muerto plácidamente, según un comunicado de sus hijos.

GETTY

El famoso científico y cosmólogo Stephen Hawking ha muerto a los 76 años en su casa de Cambridge (Reino Unido) a primera hora de la mañana de este miércoles.

Sus familiares han pedido privacidad y tiempo para pasar el duelo por su fallecimiento y han agradecido a través de un comunicado a todos los que conocieron al eminente físico teórico, astrofísico y divulgador.

Sus hijos Lucy, Robert y Tim han escrito, según el periodista de la ABC Joshua Hoyos:

Nos llena de tristeza el fallecimiento de nuestro querido padre. Fue un gran científico y una persona extraordinaria cuyo trabajo y legado perdurarán durante muchos años. El valor y perseverancia que transmitía a través de su gran sentido del humor y su brillantez han inspirado a gente por todo el mundo. Una vez dijo él mismo: ‘No sería un universo de verdad si no albergara a la gente que amas’. Lo echaremos de menos siempre.

BREAKING: Professor Stephen Hawking has died, a spokesperson for his family says. Professor Hawking died peacefully at his home in Cambridge in the early hours of this morning. (via @bgittleson)

Hawking pasará a la historia, entre otros méritos, como creador de la Teoría del Big Bang, término con el que se refirió al origen del espacio y el tiempo, pero también fue un estudioso de los agujeros negros que, según expuso, no son completamente negros, ya que emiten radiación.

Su obra de 1988 Breve historia del tiempo, recoge buena parte de sus descubrimientos y teorías y ha tenido ventas superiores a los 25 millones de ejemplares.

El físico, nacido en una familia de intelectuales de Oxford el 8 de enero de 1942, fue diagnosticado de esclerosis lateral amiotrófica (ELA) en 1963. Sus problemas de salud comenzaron a agravarse cuando tenía 21 años.

Nació en una familia de intelectuales de Oxford el 8 de enero de 1942.

Hawking ha vivido durante más de medio siglo con una patología que muchas veces precipita una muerte prematura. Sentado en una silla de ruedas, desde 2005 sólo podía comunicarse moviendo un músculo bajo su ojo con el que accionaba un sintetizador de voz.

La universidad de Cambridge abrirá libros de condolencias en los campus de Gonville y Caius para que todo el que quiera pueda rendir homenaje a la vida y legado de Hawking, que fue profesor Lucasiano en la institución de 1979 a 2009, cuando se jubiló.

El periodista británico Piers Morgan lo ha despedido con honores y ha compartido la cita que había en la puerta de su despacho:

RIP Professor Stephen Hawking, 76.
The world’s most brilliant man, and someone who never stopped wondering ‘Why?’
This hangs on the wall outside his office at Cambridge University.
It says it all.
What a life, what a genius.

Dep, profesor Stephen Hawking. El hombre más brillante del mundo y una persona que jamás dejó de preguntarse: ‘¿por qué?’. Esto es lo que cuelga junto a la puerta de su oficina en Cambridge. Lo dice todo. Qué vida, qué genio.

La cita es:

Recuerda mirar hacia las estrellas y no a tus pies. Intenta encontrar sentido a lo que ves y pregúntate qué es lo que hace que el universo exista. ¡Sé curioso!

Sus colegas científicos ya le están rindiendo tributo, como el también famoso astrofísico y divulgador Neil deGrasse Tyson:

His passing has left an intellectual vacuum in his wake. But it’s not empty. Think of it as a kind of vacuum energy permeating the fabric of spacetime that defies measure. Stephen Hawking, RIP 1942-2018.

Su fallecimiento ha dejado un vacío intelectual. Pero no del que no tiene nada. Pensad en una especie de vacío de energía que penetra en el tejido del espacio-tiempo y que resulta imposible de medir.

Adiós, doctor Hawking. Gracias por compartir tu maravillosa mente con esta pequeña mota azul.

Remembering Stephen Hawking, a renowned physicist and ambassador of science. His theories unlocked a universe of possibilities that we & the world are exploring. May you keep flying like superman in microgravity, as you said to astronauts on @Space_Station in 2014

Recordamos a Stephen Hawking, reconocido físico y embajador de la ciencia. Sus teorías abrieron un universo de posibilidades que seguimos explorando. Sigue volando como un superhombre en microgravedad, como les dijiste a los astronautas en la Estación Espacial Internacional en 2014.

El actor Brent Spiner, que interpretó al androide Data en la serie Star Trek: la nueva generación, también ha tenido unas palabras para Hawking, con el que compartió una escena en un episodio:

Farewell Stephen Hawking. A great man. Honored to have spent time with him. RIP.

Adiós, Stephen Hawking. Un gran hombre. Me siento honrado de haber podido pasar tiempo con él. DEP.

Star Trek no es la única serie que contó con su talento:

In loving memory of Stephen Hawking. It was an honor to have him on The . Thank you for inspiring us and the world.

En recuerdo de Stephen Hawking. Fue un honor tenerle en ‘The Big Bang Theory’. Gracias por inspirarnos a nosotros y al mundo.

¡Hasta la cantante Katy Perry se ha despedido de él!

there’s a big black hole in my heart hours before Pi day. Rest In Peace @Steven_Hawking… See you in the next ❤️

Hay un gran agujero negro en mi corazón, justo horas antes de que empiece el Día de Pi (festividad que homenajea al número matemático 3,1416). Descanse en paz, Stephen Hawking. Te veré en la próxima.

“No hay ningún Dios. Soy ateo”

Entre las distinciones que recibió se cuentan 12 doctorados honoris causa, la Orden del Imperio Británico en 1982 y el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1989.

Hawking reconsideró su propia teoría sobre los agujeros negros en 2004 y expuso una nueva, que cuestiona que sean una especie de pozo sin fondo, como él mismo había mantenido. En julio de 2015 presentó en la Royal Society de Londres un proyecto de búsqueda de vida extraterrestre.

Sus creencias religiosas variaron a lo largo de su vida pero en 2014, en una entrevista a El Mundo, declaró con firmeza: “No hay ningún Dios. Soy ateo. La religión cree en los milagros, pero estos no son compatibles con la ciencia”.

El científico dio siempre de que hablar por sus reflexiones, la última de las cuales daba por perdida la Tierra tras un cambio climático irreversible y animaba a la humanidad a trasladarse a Alfa Centauri. En 2015, su vida personal fue llevada al cine con gran éxito de crítica en La teoría del todo.

Cinco formas con las que puedes comprobar que la Tierra no es plana


¡Comenta esta curiosidad!

Hace más de 2.300 años, la civilización griega demostró que la Tierra no es un disco plano, sino una esfera ligeramente aplastada en los polos. Pero en los últimos años, los conspiranoicos han visto potenciado, gracias a internet, su teoría de que vivimos en una superficie completamente plana.

Hay muchas maneras de desafiar sus creencias: por ejemplo, el Sol nunca se pondría en una Tierra plana. Podemos también preguntarles cómo ocurrirían los volcanes o los terremotos en un planeta aplastado. O tal vez que nos contesten por qué cuando un asteroide impacta sobre la superficie, el planeta no se voltea como una tostada.

Pero si buscas una forma rápida y económica de refutarlo (sin necesidad de cohetes para viajar al espacio), te hacemos una lista:

    1. Estrellas
      La forma más simple y económica de demostrar que la Tierra no es plana es mirar al cielo nocturno. En un momento dado, ciertas estrellas y constelaciones tendrán una cierta altura en el horizonte. Dependiendo de su posición relativa en la Tierra, no se podrá ver algunas de ellas cuando otros sí. El ejemplo clásico es Polaris, la Estrella del Norte, visible en el hemisferio sur.
      A medida que te desplazas en cualquier parte de la Tierra dirección norte-sur, podrás ver constelaciones que se mueven hacia arriba o hacia abajo en el cielo, y aparecen o desaparecen estrellas. No hay forma de que este efecto ocurra en un disco plano.
    2. Sombras
      El siguiente paso, esta vez de día, es utilizar un palo y la luz del sol. Para lograr esto, necesitas dos personas a diferentes distancias del ecuador y dos palos con la misma longitud. Hay que colocar los palos en el suelo y medir la longitud de las sombras a la vez. Si la Tierra es plana, la sombra será la misma. Pero como no lo es, la longitud será diferente.
      Esta no es solo una manera muy efectiva de probar la redondez de nuestro planeta: también puede permitir calcular cuán grande es. Este método, hechos con pozos de agua en lugar de palos, fue utilizado por Eratóstenes para calcular la circunferencia de nuestro planeta en el siglo III a.C.
    3. La gravedad
      Con una piedra y un trozo de cuerda, ya podrás argumentar contra todos los teóricos de la Tierra plana. Con estas dos cosas se puede medir la gravedad. La atracción gravitatoria de una esfera es bastante fácil de resolver con nuestro instrumento: siempre apuntará hacia abajo.
      Si estuviéramos en una Tierra plana, la roca estaría apuntando al centro del disco, y cuanto más nos alejáramos de ella (ubicado en el Polo Norte), más ancho sería el ángulo entre la vertical y la cuerda.
    4. El péndulo de Focault
      Si haces tu pequeño detector de gravedad un poco más sofisticado, puedes crear un péndulo. Y al usar un instrumento de este tipo, puedes demostrar que la Tierra no solo es una esfera, sino que también gira. Este método fue realizado por primera vez por el físico francés Léon Focault en 1851. Cuando el péndulo se balancea, el plano de sus oscilaciones gira y el tiempo que toma al hacer un círculo depende de su latitud.
  1. Los campos magnéticos
    Nuestro planeta tiene un campo magnético generado por el movimiento de la aleación de hierro líquido en el centro de nuestro planeta. Podemos observar el campo generado a medida que nos rodea y se extiende hacia el espacio, y puedes seguir estas líneas de campo usando una brújula, que da una dirección muy específica, norte-sur, que termina en dos puntos distintos (polos magnéticos). No hay forma de crear dichos campos en un disco plano.

http://www.nosabesnada.com/ciencia/89491/cinco-formas-con-las-que-puedes-comprobar-que-la-tierra-no-es-plana/

COLOMBIA: Médica caleña nominada al Nobel de Medicina


La médica colombiana Nubia Muñoz, nominada al Premio Nobel de Medicina por sus investigaciones sobre el virus de papiloma humano, en 2008, y residenciada desde hace varias décadas en Francia, será una de las principales ponentes en el conversatorio que tendrá lugar en el Auditorio Diego Garcés de la Biblioteca Departamental.

La jornada se desarrolló este lunes 5 febrero, en el marco de las actividades del Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer que se celebra mundialmente el 4 de febrero.

Las investigaciones científicas de Muñoz contribuyeron a establecer que el virus del papiloma humano es la principal causa del cáncer cervical. Y permitieron, además, el desarrollo de la primera vacuna contra el cáncer que conoció la humanidad.

Es una de las científicas más respetadas en el mundo y orgullo de nuestra ciudad. Ella demostró que el cáncer de cuello uterino, una de las enfermedades que más muertes causa en las mujeres colombianas, era consecuencia directa e inequívoca de la infección por el virus del papiloma humano.

Las conclusiones de sus investigaciones han cambiado la vida de miles de mujeres en el mundo, pues la vacuna contra el virus del papiloma humano ha resultado ser la posibilidad más grande de evitar el cáncer de matriz. Por más de 30 años, esta médica caleña lideró la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer en Lyon, Francia.

La científica caleña también hará importantes anuncios oficiales sobre otros tipos de cáncer en hombres y mujeres, directamente relacionados con el virus del papiloma humano.

Al conversatorio asistirán otras autoridades de primer nivel en el tema del cáncer como Diego García, coordinador nacional del Programa Ampliado de Inmunizaciones, PAI, del Ministerio de Salud, quien hablará de la reactivación de la vacuna contra el virus del papiloma humano en Colombia y disertará sobre los mitos y verdades de esta práctica; y también María Cecilia García, gerente de la Fundación Funcáncer, quien hablará sobre las barreras de acceso a tratamientos y medicinas.

Asimismo, el programa ‘Manos que Salvan Vidas’, en el que mujeres invidentes han sido entrenadas para detectar el cáncer de mama, también está en la agenda académica del conversatorio.

Igualmente, se presentará el estudio que demuestra la presencia del virus del papiloma humano en adolescentes de Cali y, cómo las niñas que fueron vacunadas han logrado obtener una alta protección.

Fuente: Alcaldía de Cali

http://www.enteratecali.net/2018/02/calena-nominada-al-nobel-de-medicina/#.Wnil-EtDb-Y.facebook

“La tierra morirá en 200 años”: Stephen Hawking


Redacción VIVIR

Así lo aseguró el físico británico en su serie documental “Stephen Hawking’s favorite places”.

Stephen Hawking frente a la imagen del sol en Actividad Solar Máxima.Lwp Kommunikáció/Flickr

“La próxima vez que hablen con alguien que niegue la existencia del cambio climático, díganle que haga un viaje a Venus. Yo me haré cargo de los gastos”, afirmó el físico británico, Stephen Hawking en tono irónico, en el segundo episodio de su documental “Stephen Hawking’s favorite places”.

Esto para recalcar los pronósticos fatales que ha hecho desde hace unos años: el mundo morirá en 200 o 500 años. El físico británico ha calculado la fecha, pero aún no el cómo: en varias oportunidades se ha referido científicamente a bolas de fuego, muerte de la raza humana por Inteligencia Artificial, guerras nucleares, cambio climático y agotamiento de la Tierra, por lo que tendríamos que buscar un nuevo planeta.

Lea: “La Tierra será una bola de fuego”: Stephen Hawking

De acuerdo con RT, para ilustrar lo que podría ocurrirle a la Tierra, Hawking explica: “En muchos aspectos, la Tierra y Venus son como parientes cercanos. Venus tiene casi el mismo tamaño que la Tierra y está solo un poco más cerca del Sol. También tiene atmósfera”.

Pero Venus tiene una presión atmosférica 90 veces más alta que la de nuestro planeta y una temperatura de 200 °C, según apuntó. Hawking afirma que el actual estado de Venus es el resultado de lo que sucede cuando los gases de efecto invernadero están fuera de control.

Ante la inminencia de la muerte del planeta, según Hwakings,  propuso dirigir la mirada hacia Alfa Centauri, el sistema estelar más cercana al Sol, ubicado a unos 4,37 años luz o 41,3 billones de kilómetros del planeta azul. A partir de esto, Hawking pidió financiar el proyecto Breakthrough Starshot, del que hace parte, que consiste en elaborar una sonda en la que viaje una nanonave casi alcanzando la velocidad de la luz.

Este sistema “podría hacer un viaje entre la Tierra y Marte en menos de una hora y llegar a Alfa Centauri en un poco más de 20 años”, manifestó Hawking. Si todo sale como lo esperado, para la mitad de este siglo ya podrían existir muestras del planeta que alcanzó en dicho sistema estelar.

Puede ver el documental, ganador de un Emmy en 2017, en Curiosity Stream.

https://www.elespectador.com/noticias/ciencia/la-tierra-morira-en-200-anos-stephen-hawking-articulo-732823

Entrevista a Rita Levi-Montalcini


29ENE

(Tirando de hemeroteca, dos  de esas entrevistas  que merece la pena a la Nobel de medicina fallecida en diciembre de 2012 a los 103 años)

121230Rita_Levi_Montalcini“Cuando ya no pueda pensar, quiero que me ayuden a morir con dignidad”

“Vivimos dominados por impulsos de bajo nivel, como hace 50.000 años”

“Mujeres y hombres tenemos idéntica capacidad mental”

La científica italiana, premio Nobel de Medicina, soltera y feminista perpetua -“yo soy mi propio marido”, dijo siempre- y senadora vitalicia produce todavía más fascinación cuando se la conoce de cerca. Apenas oye y ve con dificultad, pero no para: investiga, da conferencias, ayuda a los menos favorecidos, y conversa y recuerda con lucidez asombrosa.

Sobrada de carácter, deja ver su coquetería en las preciosas joyas que luce, un brazalete que hizo ella misma para su gemela Paola, el anillo de pedida de su madre, un espléndido broche también diseñado por ella. Desde sus ojos verdes vivísimos, Levi-Montalcini escruta a un reducido grupo de periodistas en la sede de su fundación romana, donde cada tarde impulsa programas de educación para las mujeres africanas.

“Decidí no casarme cuando era adolescente. Nunca habría obedecido a un hombre, como mi madre a mi padre”

Por las mañanas visita el European Brain Research Institute, el instituto que creó en Roma, y supervisa los experimentos de “un grupo de estupendas científicas jóvenes, todas mujeres”, que siguen aprendiendo cosas sobre la molécula proteica llamada Factor de Crecimiento Nervioso (NGF), que ella descubrió en 1951 y que juega un papel esencial en la multiplicación de las células, y sobre el cerebro, su gran especialidad. “Son todas féminas, sí, y eso demuestra que el talento no tiene sexo. Mujeres y hombres tenemos idéntica capacidad mental”, dice.

Con ella está, desde hace 40 años, su mano derecha, Giuseppina Tripodi, con quien acaba de publicar un libro de memorias, La clepsidra de una vida, síntesis de su apasionante historia: su nacimiento en Turín dentro de una familia de origen sefardí, la decisión precoz de estudiar y no casarse para no repetir el modelo de su madre, sometida al “dominio victoriano” del padre; el fascismo y las leyes raciales de Mussolini que le obligaron a huir a Bélgica y a dejar la universidad; sus años de trabajo como zoóloga en Misuri (Estados Unidos), el premio en Estocolmo -“ese asunto que me hizo feliz pero famosa”-, sus lecturas y sus amigos (Kafka, Calvino, el íntimo Primo Levi), hasta llegar al presente.

Sigue viviendo a fondo, come una sola vez al día y duerme tres horas. Su actitud científica y vital sigue siendo de izquierdas. Pura cuestión de raciocinio, explica, porque la culpa de las grandes desdichas de la humanidad la tiene el hemisferio derecho del cerebro. “Es la parte instintiva, la que sirvió para hacer bajar al australopithecus del árbol y salvarle la vida. La tenemos poco desarrollada y es la zona a la que apelan los dictadores para que las masas les sigan. Todas las tragedias se apoyan siempre en ese hemisferio que desconfía del diferente”.

Laica y rigurosa, apoya sin rodeos el testamento biológico y la eutanasia. Y no teme a la muerte. “Es lo natural, llegará un día pero no matará lo que hice. Sólo acabará con mi cuerpo”. Para su centenario, la profesora no quiere regalos, fiestas ni honores. Ese día dará una conferencia sobre el cerebro.

Pregunta. ¿Cómo es la vida a los cien años?

Respuesta. Estupenda. Sólo oigo con audífono y veo poco, pero el cerebro sigue funcionando. Mejor que nunca. Acumulas experiencias y aprendes a descartar lo que no sirve.

P. ¿Se arrepiente de no haber tenido hijos?

R. No. Era adolescente cuando decidí que nunca me casaría. Nunca habría obedecido a un hombre como mi madre obedecía a mi padre.

P. ¿Recuerda el momento en que decidió estudiar? ¿Qué dijo su padre?

R. Era el periodo victoriano. Mi padre era una persona de gran valor intelectual y moral, pero un victoriano. Desde niña estaba contra eso, porque veía a mi padre dominar todo, y decidí que no quería estar en un segundo plano como mi madre, a la que adoraba. Ella no mandaba. Dije a mi padre que no quería ser ni madre ni esposa, que quería ser científica y dedicarme a los otros, utilizar las poquísimas capacidades que tenía para ayudar a los que necesitaban. Que quería ser médica y ayudar a los que sufrían. Él me dijo: “No lo apruebo pero no puedo impedírtelo”.

P. ¿Qué momentos de su vida han sido más emocionantes?

R. El descubrimiento que hice, que hoy es más importante que entonces. Cuando cada experimento confirmaba mi hipótesis, que iba completamente contra los dogmas de ese tiempo, viví momentos emocionantes. Quizás el más emocionante. Por el resto, el reconocimiento de Estocolmo me dio mucho placer, claro, pero fue menos emocionante.

P. Su tesis demostró que, de los dos hemisferios del cerebro, uno está menos desarrollado que el otro.

R. Sí, el cerebro límbico, el hemisferio derecho, no ha tenido un desarrollo somático ni funcional. Y, desgraciadamente, todavía hoy predomina sobre el otro. Todo lo que pasa en las grandes tragedias se debe al hecho de que este cerebro arcaico domina al de la verdadera razón. Por eso debemos estar alerta. Hoy puede ser el fin de la humanidad. En todas las grandes tragedias se camufla la inteligencia y el razonamiento con ese instinto de bajo nivel. Los regímenes totalitarios de Mussolini, Hitler y Stalin convencieron a las poblaciones con ese raciocinio, que es puro instinto y surge en el origen de la vida de los vertebrados, pero que no tiene que ver con el razonamiento. El peligro es que aquello que salvó al australopithecus cuando bajó del árbol siga predominando.

P. En cien años usted ha conocido esos totalitarismos. ¿Cómo se puede evitar que vuelvan?

R. Hay que comenzar en la infancia, con la educación. El comportamiento humano no es genético sino epigenético, el niño de dos o tres años asume el ambiente en el que vive, y también el odio por el diferente y todas esas cosas atroces que han pasado y que pasan todavía.

P. ¿Qué aprendió de sus padres? ¿Qué valores le transmitieron?

R. Lo más importante era comportarse de una manera razonable, saber lo que vale de verdad. Tener un comportamiento riguroso y bueno, pero sin la idea del premio o el castigo. No existía la idea del cielo y el infierno. Éramos religiosos, pero la actitud ante la vida no tenía que ver con la religión. Existía el sentido del deber, pero sin compensación post mortem. Debíamos comportarnos bien, eso era una obligación. Entonces no se hablaba de genética, pero era ese espíritu. Sin premio ni miedo.

P. Su origen es sefardí. ¿Hablaban español en casa?

R. No, nunca tuvimos mucha relación con esa lengua. Sabíamos que veníamos de la parte sefardí y no de la askenazi, pero no se hablaba de ello, no nos importaba mucho ser de una u otra. Spinoza me hacía feliz, era un gran referente cultural, y todo lo que sabíamos procedía de los grandes pensadores hebreos, pero no había un sentido de orgullo, de ser mejores, nunca pensamos así.

P. ¿Basta un siglo para comprender a Italia?

R. Es un país maravilloso, por el clima, por la historia del Renacimiento, y por sus enormes contribuciones, su historia formidable de capacidad y descubrimientos. Me sentí siempre judía e italiana, las dos cosas al 100%. No veía dificultad en eso.

P. ¿Cómo ve a Italia hoy?

R. Tiene un fortísimo capital humano, capacidad innovadora y de convivencia, orgullo del pasado, y no se siente demasiado afectada por las cosas negativas, como la mafia. Siempre sentí que era un país del que era una suerte formar parte y haber nacido. Ser italianos era parte de nosotros, nadie nos preguntaba si éramos italianos o no. También era una suerte ser judía. No conocí la Biblia, no tuve una educación religiosa, y me reflejaba en el capital artístico y moral italiano y judío. No pertenecí a una pequeña minoría perseguida, sabía que eso ocurría, pero no me sentía parte de ello. Desde niña me sentía igual que los demás. Cuando me preguntaban “¿cuál es tu religión?”, contestaba: “Yo, librepensadora”, y nadie sabía qué era eso. Y tu padre qué es: ingeniero.

P. ¿Cómo vivió el fascismo?

R. No siento rencor personal. Sin las leyes raciales, que determinaron que los judíos éramos una raza inferior, no hubiera tenido que recluirme en mi habitación para trabajar, en Turín y luego en Asti. Pero nunca me sentí inferior.

P. ¿Así que no sintió miedo?

R. Miedo, no; desprecio y odio sí, netamente por Mussolini. A mi profesor Giuseppe Levi lo seguí paso a paso y era feliz por lo que él valientemente osaba hacer y decir. Nunca sentí la persecución porque mis compañeros de universidad católicos me consideraban igual. Y no tuve sensación de peligro. Cuando empezaron las persecuciones, eran tan inmundas las cosas que se decían que no me daba por aludida. Estaba ya licenciada en 1936, había estudiado con Renato Dulbecco, católico, y Salvatore Luria, judío, y no tenía sensación de ser distinta.

P. ¿Cree que hay peligro de que vuelva el fascismo?

R. Sí, en los momentos críticos prevalece más la componente instintiva del cerebro, que se camufla de raciocinio y anima a los jóvenes a razonar como si fueran parte de una raza superior.

P. ¿Ha seguido la polémica sobre el Papa, los preservativos y el sida?

R. No comparto lo que ha dicho.

P. ¿Y qué piensa del poder que tiene la Iglesia? ¿Es demasiado?

R. Sí. Fui la primera mujer admitida en la Academia Pontificia y tuve una buena relación con Pablo VI y con Wojtyla, también con Ratzinger, aunque menos profunda que con Pablo VI, al que estimaba mucho. No la tuve en cambio con aquel considerado el Papa Bueno, Roncalli (Juan XXIII), que para mí no era bueno, porque era muy amigo de Mussolini y cuando comenzaron las leyes antifascistas dijo que había hecho un gran bien a Italia.

P. ¿Ha cambiado mucho su pensamiento a lo largo de la vida?

R. Poco, poco. Siempre pensé que la mujer estaba destruida porque el hombre imponía su poder por la fuerza física y no por la mental. Y con la fuerza física puedes ser maletero, pero no un genio. Lo pienso todavía.

P. ¿Le importó alguna vez la gloria?

R. Para mí, la medicina era la forma de ayudar a los que no tenían la suerte de vivir en una familia de alto nivel cultural como la mía. Esa línea recta no ha cambiado. La actividad científica y la social son la misma cosa. La ayuda a las mujeres africanas y la medicina son lo mismo.

P. ¿El cerebro sigue siendo un misterio?

R. No. Ahora es mucho menos misterioso. El desarrollo de la ciencia es formidable, sabemos cómo funciona desde el lado científico y tecnológico. Su estudio ya no es un privilegio de los expertos en anatomía, fisiología o comportamiento. Los anatomistas no han hecho gran cosa, quitando algunos. Ahora ya no hay barreras. Físicos, matemáticos, informáticos, bioquímicos y biomoleculares, todos aportan cosas nuevas. Y eso abre posibilidades a nuevos descubrimientos cada día. Yo misma, a los 100 años, sigo haciendo descubrimientos que creo importantes sobre el funcionamiento del factor que descubrí hace más de 50 años.

P. ¿Hará fiesta de cumpleaños?

R. No, me gustaría ser olvidada, ésa es mi esperanza. No hay culpa ni mérito en cumplir 100 años. Puedo decir que la vista y el oído han caído, pero el cerebro no. Tengo una capacidad mental quizá superior a la de los 20 años. No ha decaído la capacidad de pensar ni de vivir…

P. Díganos el secreto.

R. La única forma es seguir pensando, desinteresarse de uno mismo y ser indiferente a la muerte, porque la muerte no nos golpea a nosotros sino a nuestro cuerpo, y los mensajes que uno deja persisten. Cuando muera, solo morirá mi pequeñísimo cuerpo.

P. ¿Está preparada?

R. No hace falta. Morir es lógico.

P. ¿Cuánto desearía vivir?

R. El tiempo que funcione el cerebro. Cuando por factores químicos pierda la capacidad de pensar, dejaré dicho en mi testamento biológico que quiero ser ayudada a dejar mi vida con dignidad. Puede pasar mañana o pasado mañana. Eso no es importante. Lo importante es vivir con serenidad, y pensar siempre con el hemisferio izquierdo, no con el derecho. Porque ése lleva a la Shoah, a la tragedia y a la miseria. Y puede suponer la extinción de la especie humana.

Esta entrevista pertenece al suplemento Domingo del 19 de abril de 2009

_____________________________________________________

Entrevista de 2005 en El País

“Vivimos dominados por impulsos de bajo nivel, como hace 50.000 años”

El mensaje que quiere transmitir la Nobel de Medicina italiana Rita Levi-Montalcini es optimista: “Debemos dar alas al genio que cada ‘homo sapiens’ lleva dentro”. Pero la realidad, señala, es que estamos “dominados por las pasiones”, en especial las agresivas

Rita Levi-Montalcini (Turín, 1909) es una de las grandes figuras del siglo XX. Su padre, un ingeniero apasionado por las matemáticas, se negó durante años a permitirle que estudiara porque en la época se consideraba que las mujeres no hacían esas cosas. A los 20 años se le consintió por fin acceder al bachillerato superior y después a la Facultad de Medicina. Era una joven investigadora cuando las leyes antijudías italianas de 1938 la obligaron a dejar la universidad y ocultarse para evitar la deportación. Durante la guerra trabajó como doctora para la Resistencia y las tropas aliadas. En 1947 fue invitada a trabajar como neuróloga en la Universidad Washington de San Luis (EE UU), donde descubrió la proteína NGF, estimuladora del crecimiento de las fibras nerviosas. El hallazgo le valió en 1986 el Premio Nobel de Medicina. Su hermana gemela Paola fue una gran pintora, y su hermano mayor, Gino, un célebre arquitecto. El pasado 20 de abril, dos días antes de cumplir 96 años, inauguró en Roma, donde vive, la sede del nuevo Instituto Europeo de Neurociencia. Es autora de numerosos libros, y los más recientes, como Tiempo de acción, que acaba de publicarse, se centran en la revolución digital y en la necesidad de cambiar la educación. Su vista es deficiente y necesita de su secretaria para utilizar Internet, una de sus herramientas favoritas, pero conserva la vitalidad, la ironía y la lucidez. Esta entrevista se desarrolla en su domicilio.

“No tenemos derecho a hacer nacer bebés a la carta. No es aceptable fabricar niños con cabellos rubios u ojos verdes. Va más allá de los límites de la moral”

“Si cambiamos la forma de educar a los niños, de enfrentarlos con la vida, quizá cambiaremos el mundo. Los métodos tradicionales son absurdos”

Pregunta. ¿Por qué los humanos hablamos, escribimos y nos interesamos por conceptos abstractos como la belleza?

Respuesta. Por un componente neocortical del cerebro que los subprimates también poseen, pero que el humano ha desarrollado. Ese componente es la base de nuestra capacidad cognitiva, muy superior a la del resto de los animales, y nos da acceso a los conocimientos, al bien y el mal, a la cultura; nos relaciona con el pasado, el presente y el futuro… Nos proyectamos hacia el pasado y hacia el futuro gracias a este formidable desarrollo de la miocorteza cognitiva del cerebro. El lóbulo límbico es un elemento de emotividad típico del hombre y de todos los vertebrados, empezando por los mamíferos, pero el hombre es el único que ha desarrollado el componente neocortical. La corteza cerebral del Homo sapiens abre inmensas posibilidades.

P. ¿Nos queda margen para seguir evolucionando?

R. No desde el punto de vista somático. Sí desde el punto de vista de la informática. La informática nos da acceso a otro mundo que para nuestros predecesores, hace sólo medio siglo, no existía. A falta de un nuevo desarrollo de la neocorteza, disponemos de los ordenadores.

P. En teoría, disponemos también de la manipulación genética.

R. Odio esa opción. La manipulación genética no debe ser utilizada. No tenemos derecho a hacer nacer bebés a la carta. No es aceptable fabricar niños con los cabellos rubios, los ojos verdes, tal característica o tal otra. Eso va más allá de los límites de la moral. Lo rechazo absolutamente.

P. Hablemos aún de la evolución en los otros animales. ¿Hay posibilidad de evolución en los insectos, por ejemplo?

R. No. El insecto de hoy es igual al de hace millones de años. El insecto no tiene ninguna posibilidad. Por lo que sabemos, está totalmente determinado, desde el punto de vista del presente y del futuro. No registra ninguna evolución. Los insectos pueden sobrevivir a la humanidad por su constitución, por su capacidad para hacer frente a las circunstancias, pero no pueden cambiar.

P. Nosotros hemos cambiado parcialmente. ¿Por qué somos más inteligentes que hace 50.000 años, pero no somos más buenos?

R. No somos más buenos por el componente límbico cerebral que sigue dominando nuestra actividad. Vivimos como en el pasado, como hace 50.000 años, dominados por las pasiones y por impulsos de bajo nivel. No estamos controlados por el componente cognitivo, sino por el componente emotivo, el agresivo en particular. Seguimos siendo animales guiados por la región límbica palocortical, sustancialmente igual en el hombre y en otros animales. Nuestras opciones de mejora moral pasan por las circunvoluciones neocorticales que afortunadamente tenemos.

P. Dice usted “afortunadamente”. Esa peculiaridad en la corteza del cerebro, ¿es una suerte, una casualidad?

R. Quién sabe. No estamos dirigidos. Como todas las evoluciones, la nuestra ha sido casual, una reacción frente a la necesidad. Ésa es nuestra historia. No se ha tratado de un desarrollo dirigido por un ente divino. Nos hemos desarrollado como otros animales; algunos han adquirido ciertas capacidades, nosotros hemos conseguido la neocorteza, y eso nos ha llevado a dominar el planeta y a situarnos por encima de las leyes de causalidad que nos han conducido hasta aquí.

P. Este “aquí” significa, por ejemplo, el siglo XX, que dice poco en favor del humano. No es fácil mantener la fe en nosotros mismos.

R. ¿Por qué lo dice?

P. Usted, que ha vivido casi todo el siglo XX, conoce sus errores mejor que yo.

R. Sí, hemos sufrido el horror de la shoah, el horror del nazismo, el horror del fascismo, todos los frutos del componente palocortical. He escrito bastante sobre eso. Mire, no sé hacia dónde vamos, pero estoy segura de que debemos librarnos de ese pasado nefasto. Porque si asumimos una visión catastrofista del ser humano, estamos acabados. La vida se hace inútil. Yo también me siento interiormente incapaz de ser optimista, pero hay que serlo, cueste lo que cueste. Hay que mantener la confianza en el futuro.

P. Seamos positivos. ¿Cuáles han sido las cosas más positivas del pasado siglo?

R. Desde el punto de vista científico, el desarrollo ha sido extraordinario, y no hace falta enumerar la exploración del átomo, del ADN… Desde el punto de vista ético hemos sido capaces de vencer a Hitler, a Mussolini, a Stalin, lo que no está nada mal. Mire, la conclusión que puede extraerse del siglo XX es que debemos cambiar los mecanismos de instrucción y la relación errónea entre los adultos y los niños. Hasta ahora nos hemos movido entre el autoritarismo de tipo victoriano, o sea, haz esto porque tú eres pequeño y yo soy mayor, y el permisivismo, o sea, haz lo que quieras. En mi libro Tiempo de acción hablo de la educación cognitiva, que hace del niño un “productor activo”, y no un “consumidor pasivo” de formación. Las personas aprendemos no porque se nos transmita la información, sino porque construimos nuestra versión personal de la información. Si cambiamos la forma de educar a los niños, es decir, de enfrentarlos con la vida, quizá cambiaremos el mundo. Los métodos educativos tradicionales son absurdos. Nuestra única esperanza consiste en actuar desde el principio, porque el niño lo percibe todo ya en el primer año de vida. Debemos dar alas al genio que cada homo sapiens lleva dentro. Si no nos damos cuenta de que ese ser apenas nacido que tenemos ante nosotros percibe todos los mensajes, buenos y malos, estamos acabados. Cuando ese niño tenga 20 años puede pensar que es una buena idea matar a quien considere un ser inferior. A mí, por ejemplo, que soy judía.

P. Algunos aspectos de la educación han empezado a cambiar. Cuando usted era joven, las mujeres no solían acceder a una instrucción universitaria. Usted no pudo estudiar hasta…

R. Ese cambio que dice usted afecta a los países de alto nivel cultural, no al islam ni a la mayoría de los países del sur. Un pequeño porcentaje de mujeres, en el que me incluyo, tiene suerte y disfruta ahora de ciertos derechos.

P. Para usted no fue fácil.

R. Sí lo fue.

P. ¿Sí? Su padre no la dejó estudiar hasta los 20 años.

R. Tardé, pero incluso lo que estaba en contra mía, el retraso en los estudios, o la necesidad de ocultarme durante la guerra por mi condición de judía, fue una suerte. Monté un pequeño laboratorio en la habitación donde me escondía, y algunos de mis descubrimientos de aquella época acabaron llevándome a Estocolmo y al Premio Nobel.

P. Durante años trabajó en condiciones muy precarias. En uno de sus libros, Elogio de la imperfección, cuenta que una vez consiguió un feto para trabajar y tuvo que meterlo en su bolso, y mientras viajaba en el tranvía asomó una parte del feto y…

R. Cosas de aquella época. Todo el mundo tenía dificultades, no sólo yo.

P. ¿Qué piensa acerca del debate sobre la investigación con células madre?

R. Las células embrionarias deben utilizarse al máximo. No estoy de acuerdo en producir embriones con el único fin de analizar sus células, pero sin duda hay que utilizar para la investigación las células de los embriones que por una razón u otra no se desarrollan y están condenados a la destrucción.

P. La ley italiana prohíbe esa posibilidad, y en junio habrá un referéndum para decidir si se mantienen o no las restricciones.

R. Es que Italia es un país católico, en otros países no ocurren esas cosas.

P. En el país puntero en materia de biomedicina, Estados Unidos, el país donde usted desarrolló la mayor parte de su trabajo, también existen debate y restricciones.

R. Sí, lo sé, y es una pena. Las células madre de embriones ofrecen enormes posibilidades a los investigadores que buscan cura para las peores enfermedades. Hace 70 años yo ya trabajaba con cerebros embrionarios y percibía todo lo que podíamos aprender gracias a ellos. Luego abandoné esa línea de investigación para centrarme en otras.

P. Dentro del debate ético sobre la investigación científica, ¿cuáles son los límites? Las únicas posiciones claras, y obviamente restrictivas, parecen ser las cristianas.

R. Yo no soy católica, estoy fuera de cualquier religión. ¿Y usted?

P. Soy…

R. Católico, supongo. ¿Qué significa ser creyente? ¿En qué se diferencia usted de mí?

P. No, no soy creyente. Pero pienso que, aunque Dios no exista, debemos hacer como si existiera, porque da miedo pensar que el hombre es la medida de todo. Quizá soy demasiado pesimista.

R. Yo soy agnóstica. Laica y agnóstica. Lo demás no lo tengo en cuenta. Respeto todos los puntos de vista.

P. ¿Puedo definirla como spinozista?

R. Cierto. Absolutamente.

https://eukleria.wordpress.com/2013/01/29/entrevista-a-rita-levi-montalcini/

Fallece una de las científicas colombianas que más sabía de anfibios y reptiles


Redacción ciencia

La herpetóloga María Cristina Ardila Robayo, murió tras dedicar su vida al estudio y la conservación de estos animales. El caimán llanero fue una de las especies en las que más profundizó.

La profesora María Cristina Ardila./ Tomada de la Universidad Nacional de Colombia

“Hoy falleció la profesora María Cristina Ardila, una de las pioneras de la herpetología en Colombia”. “Con tristeza recibimos la noticia del fallecimiento de la profesora Maria Cristina Ardila. Dejó un muy importante legado a la ciencia Colombia”. La herpetología colombiana ha perdido una de sus grandes representantes. La profesora María Cristina Ardila Robayo deja un gran legado en el conocimiento de los anfibios y reptiles de nuestro país”.

Con esos mensajes, la comunidad científica lamentó a través de redes sociales el fallecimiento de una las herpetólogas más reconocidas en Colombia: la bióloga María Cristina Ardila. Tras una prolífica carrera como científica, dedicada al estudio de los anfibios y los reptiles, murió este 24 de noviembre.

“Lamentable noticia el fallecimiento de la profesora María Cristina Ardila, del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional. Experta Herpetóloga. Una gran pérdida para la ciencia en Colombia”, escribió el también biólogo Germán Andrade, profesor de esa universidad.

Como relató el “Pato” Salcedo en un reportaje titulado “Caimanes con chip universitario buscan repoblar el Orinoco”, publicado por El Espectador, Ardila era una experimentada investigadora que estuvo adscrita al Instituto de Ciencias Naturales de la U. Nacional y que llevó a cabo varios proyectos relacionados con diferentes especies. Uno de los últimos estuvo relacionado, justamente, con los caimanes llaneros.

Por ejemplo, hace dos años, desde la Estación de Biología Tropical Roberto Franco, en Villavicencio, Meta, Ardila comandó, un gran esfuerzo para liberar a cuatro de estos animales en los ríos Lozada y Guayabero, en la Serranía de la Macarena. “Para ‘la profe’ –como la llaman sus colegas y discípulos–, navegar estas aguas conlleva trazos de nostalgia que no oculta en sus ojos. ¿Qué fue lo más difícil?, pregunto. Sin titubeos, responde: ‘Las leguleyadas. De no haber sido por tanta burocracia, estos animales no habrían tenido que soportar una cuarentena de dos años’”, escribió en 2015 el “Pato” Salcedo.

En la Universidad Nacional, Ardila ocupó diferentes cargos. Entre ellos, coordinadora académica y secretaria de la Facultad de Ciencias. También fue directora de la estación Roberto Franco.

A lo largo de su vida formó varias generaciones de profesionales y fue reconocida con varios premios. Entre ellos, el Premio Alejandro Ángel Escobar de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

https://www.elespectador.com/noticias/ciencia/fallece-una-de-las-cientificas-colombianas-que-mas-sabia-de-anfibios-y-reptiles-articulo-725141

Diseñan un sistema para desalar el agua del mar sólo mediante energía solar


Publicidadsistema para desalar el agua del mar sólo mediante energía solar

Obtener agua apta para consumo del agua del mar solo con energía solar ofrecería respuesta a las mil millones de personas que subsisten en el mundo sin acceso a este recurso y, en muchos casos, sin conexión a la red eléctrica. Esta posibilidad es hoy más probable, después de que un equipo científico de la Universidad de Rice haya dado con un diseño revolucionario para la desalación del agua solo mediante la energía captada del sol.

La desalación solar directa puede suponer un cambio en las reglas de juego para las mil millones de personas sin acceso a agua apta para el consumo”, sostiene la experta en tratamiento de agua Qilin Li, impulsora de esta “tecnología al margen de la red que es capaz de proveer suficiente agua limpia para abastecer a una familia y que puede ser escalada para proporcionar agua a comunidades más grandes”, amplía sobre la idea promovida por el Centro de Nanotecnología para Purificar el Agua (NEWT), por sus siglas en inglés.

Frente al método clásico para la obtención de agua fresca del agua salada, que no es otro que la destilación, esta idea parte de la destilación por membrana para potenciar su eficiencia, ya que este método es todavía muy costoso en términos de energía. Para sortear estos escollos, este equipo científico ha trabajado sobre una membrana de nanopartículas que aprovecha hasta el 80% de la luz solar para generar vapor.

La incorporación nanopartículas de bajo coste a una membrana porosa no solo reduce la inversión necesaria para producir el sistema, sino que convierte la membrana en un elemento calefactor que, por sí mismo, calienta el agua para hacer posible la destilación. “La integración de propiedades de calefacción fototérmica en una membrana para la destilación directa y solar abre nuevas oportunidades en la purificación del agua”, asegura Menachem Elimelech, coautora del estudio.

PublicidadEsta iniciativa ha sido sometida ya a distintas pruebas en la Universidad de Rice. Primero, se realizaron test en una cámara de tamaño reducido (el equivalente a tres sellos postales). Los resultaros demostraron que el comportamiento del sistema mejora sensiblemente con concentración de energía solar. “La intensidad creció hasta los 17`5 kilovatios por metro cuadrado usando unas lentes para concentrar energía solar”, explica Li, quien añade que la producción de agua se incrementó de este modo a seis litros por metro cuadrado y hora.

Los científicos siguen ahora trabajando con la construcción de un sistema mucho mayor que incorpora un panel de 70 x 20 centímetros. El objetivo final es producir un sistema modular que permita a los usuarios emplear los paneles que necesiten en función de la cantidad de agua que quieran. “Podrías ensamblarlos igual que lo harías con los paneles de una instalación solar”, asegura la científica sobre el siguiente paso en este avance que puede dar respuesta a un problema enquistado para millones de personas en todo el mundo.

Más información en Rice University.

https://ecoinventos.com/sistema-desalar-agua-del-mar-energia-solar/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: