Los obispos que “avergonzaron” al Papa Francisco


Vatican Insider | Feb 02, 2017

© Chaoborus
 Tito Banchong y Louis-Marie Ling, obispos que van a buscar cristianos en la jungla

Después de haberse reunido con ellos, Francisco dijo a sus colaboradores que se había avergonzado: “Ellos eran el centro, yo la periferia”, reveló el Pontífice. “Estos obispos han sufrido y han seguido ofreciendo testimonio de su fe con alegría, en pequeñas comunidades. Al final de la audiencia me sentí… avergonzado”.

Tito Banchong y Louis-Marie Ling son obispos en Laos y viven en comunidades de las que se sabe y se habla muy poco. Su historia tiene rasgos en común con la que vivían los “cristianos ocultos” hace siglos en Japón, historia que ahora ha vuelto a la memroia en estas semanas gracias a la bella película “Silence” de Martin Scorsese. «La Stampa» se reunió con ellos para que contaran su historia.

«Buscaba a los cristianos uno por uno»

El obispo Banchong, que ahora se encarga de la comunidad de los bautizados en Luang Prabang, en el norte de Laos, en el año 2000 partió a la búsqueda de los fieles puerta a puerta. Durante doce años fue el único sacerdote en un territorio muy vasto. Buscó «uno por uno» a los bautizados que habían sobrevivido y que después de 25 años (después de la llegada al poder del movimiento comunista Pathet Lao, en 1975) no tenían iglesias, sacramentos ni imágenes sacras.

“Habían conservado la memoria de la fe solo en el corazón”, nos dijo. Al enterarse de que había vuelto un sacerdote católico a Luang Prabang, muchos bajaron de las montañas o llegaron de las aldeas vecinas para que los bendijera y para confesar su fe, que había permanecido intacta. En 17 años de infatigable trabajo pastoral, llevado a cabo con mansedumbre y confianza, Banchong, de 69 años, ha vuelto a dar vida a la comunidad, ha bautizado, ha visitado a las familias, ha llevado el Evangelio a las pequeñas aldeas en las alturas tribales hmong, khmou, akha.

Los mártires de Laos

Ahora se encarga del cuidado pastoral de los tres mil cristianos que viven la fe en un contexto principalmente budista y animista, marcado por una burocracia de tipo socialista que durante años los había sofocado (el obispo tenía que pedir el permiso para cualquier pequeño viaje) y que en los últimos 15 años ha vivido una gradual disminución de la presión sobre la libertad religiosa.

Pero en los últimos tiempos, con la apertura económica y política de Laos y la entrada al espacio del Asean, la Asociación de las Naciones del Sureste Asiático, todo se ha vuelto más fácil y una fiesta religiosa pública ya no es tabú.

La reciente ceremonia de beatificación de los mártires de Laos, 17 misioneros, sacerdotes y fieles indígenas, que se llevó a cabo en diciembre de 2016 en la capital Vientiane con la participación de más de 7 mil fieles (impensable hasta hace algunos años) demuestra un camino que promete. Además, la ayuda de los sacerdotes y monjas de Thailandia, Vietnam, Cambodia podrá se importante para una Iglesia que tiene unos veinte sacerdotes, puesto que los países de los miembros de la Asean ahora ya no necesitan visa para entrar al país.

Sacerdote-soldado

“Dios siempre ha estado con nosotros, en este rinconcito del mundo, también en las pruebas”, repitió Banchong con la alegría en el rostro. El obispo todavía estaba emocionado por su encuentro con Papa Francisco: “Para nosotros es un padre misericordioso”. Y recordó los más de cinco años que pasó, entre 1976 y 1986, en la prisión como un «largo retiro espiritual”.

En un tiempo en el que, sin poder celebrar misa, “mi cuerpo era el cuerpo de Cristo y mi sangre era la de Cristo”. El gobierno había expulsado a todos los misioneros extranjeros y los pocos sacerdotes nativos sufrieron condenas gratuitas del régimen comunista.

Después de los primeros tres años tras las rejas, el joven sacerdote Tiro fue condenado a una pena mayor: enrolarse en el ejército. “Velé y recé durante una noche, después acepté convertirme en un soldado como voluntad de Dios”, nos dijo. “Me ocupaba de las provisiones para las tropas y podía moverme con libertad, gracias al uniforme. Era una oportunidad para visitar a los cristianos y para hacer catecismo sin que me molestaran”, explicó con una sonrisa, aderezada con una mezcla evangélica de candor y astucia. «Hoy –afirmó Banchong– le digo a los sacerdotes: no tengan miedo, hagan la voluntad de Dios, así Él actuará en esta comunidad y en nuestro país».

Benévolo entre los detenidos

Un buen día, Louis-Marie Ling, otro sacerdote que vino de las montañas del norte, lo visitó en la cárcel de Vientiane. Y sufrió la misma suerte en la misma prisión. Hoy, Ling es obispo en Paksé, en el centro del país. También recordó aquellos años en la cárcel sin quejarse y sin reivindicaciones. “Hasta me daba felicidad poder ver a Tito. Recuerdo la Navidad de 1985, cuando pudimos reunirnos y rezar juntos el Dios-con-nosotros”, contó.

“Fue un tiempo de sufrimiento material, enflaqué mucho, pero no espiritual: no podíamos celebrar misa pero eramos nosotros mismos un sacrificio vivo que agradaba a Dios. Eso que cada bautizado está llamado a ser en su vida”.

Y en la cárcel, la benevolencia hacia los guardias «significaba para nosotros vivir y anunciar el Evangelio», recordó Ling, que ahora guía a unos 15 mil fieles. La solemne celebración de los mártires, para él, fue “un verdadero milagro”. La pequeña comunidad católica en Laos (menos del 1% de la población), observó, “es una obra del Espíritu Santo”. El futuro, dijeron los dos obispos ex-detenidos, está lleno de esperanza.

La gloria de la Iglesia

Viéndolos a los ojos y teniendo en mente sus historias, el pasado 30 de enero, en la Misa de Santa Marta, Papa Francisco dijo: “La mayor fuerza de la Iglesia hoy está en las pequeñas Iglesias, pequeñitas, con poca gente, perseguida, con sus obispos en las cárceles. Esta es nuestra gloria hoy, esta es nuestra gloria y nuestra fuerza hoy”.

Este artículo fue publicado en la edición de hoy del periódico italiano “La Stampa”.

https://es.aleteia.org/2017/02/02/

CHILE: En búsqueda de un Buen Pastor para Osorno 


Posted:

 33560_14036_487997151-618x320

Con el respeto que se merecen todos los buenos Pastores que hoy existen a lo largo del país, me hago la pregunta; ¿se encontrará en alguna parte, el Buen Pastor, que dirija y se haga responsable de la crisis que está posesionada y tiene estancada, lastimosamente, a la Iglesia Católica chilena? En esta línea de reflexión, no puede quedar solo en un slogan lo que señala claramente la Conferencia de Aparecida: “Los obispos, como personas y guías espirituales de las comunidades a nosotros encomendadas, estamos llamados a ‘hacer de la Iglesia una casa y escuela de comunión’…en la cual todos se sientan acogidos como en su propia casa” (188).

Con toda responsabilidad me atrevo a decir que, hoy por hoy, no se vislumbra esa posibilidad, debido a que no hay quien asuma ese liderazgo, no hay quien se atreva a enfrentar a sus hermanos y fraternalmente hacerlos conscientes que los negativos efectos colaterales del “caso Karadima”  vinieron a quedarse, por lo tanto, los daños ocasionados todavía no los asimilan, no los ven como perjudiciales para el funcionamiento de la común-unión de toda comunidad católica;  creo que están entrampados en el siglo pasado, no están a la altura de los tiempos, ni en capacidad de gobernar, servir y guiar. Están con ceguera y sordera crónica, no ven el dolor y el sufrimiento que han ocasionado a un país entero y a una ciudad como Osorno en particular, siguen porfiando en sostener lo insostenible.

No ven más allá de lo que dice y hace don Juan Barros, no sé si no les interesa o no quieren ver que el Rebaño no tiene Aprisco, por lo tanto, no tiene Pastor, una comunidad que sufre por ser ignorada, por no ser escuchada y por las  malas decisiones de quienes se supone deben resguardar la integridad, la paz, la comunión eclesial y, por sobre todo la tranquilidad de sus ovejas, Ellos son quienes deben apacentar el rebaño. No podemos olvidar que es la Diócesis y la Parroquia el lugar “privilegiado de la comunión”, esa máxima de convivencia fraterna ha de ser la guía maestra de un buen Pastor, no otra consideración interesada.

Veo con mucha preocupación que no se visualiza el tema de fondo; desde una óptica laical, es la Iglesia de Jesús a quien tenemos que cuidar y potenciar, todos los integrantes de esta comunidad que es la Iglesia somos reemplazables y si es por un bien mayor, como la de volver a vivir en Paz y Comun-unión, con mejor razón. Con esto quiero decir que si hay uno de nosotros, que está cuestionado y que nadie lo quiere, que nadie respeta, entonces; ¿es más fácil disolver , dividir y confundir al rebaño, que buscar un buen Pastor que reúna y conduzca, amablemente, a sus seguidores haciéndose visible, confiable y respetable?

La coyuntura eclesial, pastoral descrita, hoy día con el Obispo Barros es imposible e irreversible, porque vive en las catacumbas, es imperceptible e invisible, no pastorea, tiene dividida a toda las comunidades en general, esto deben entenderlo los que por sus méritos, en estos momentos están en cargos de confianza, que se supone que están para resolver  y enmendar errores diocesanos graves, a ellos les pido que miren con mayor seriedad y responsabilidad el problema que nos aqueja como Diócesis, que no sigan minimizando hechos graves que claman al cielo, tomando superficialmente todo lo que involucra el “caso Barros”, si se corrigen en su error de seguir sosteniendo a un Obispo impuesto, será un bien para la Iglesia Católica chilena y mundial, también para La ciudad de Osorno.

Hoy, en nuestra diócesis de Osorno, hemos de tener presente lo que nos señala el evangelio de Juan que nos interpela al hablar de la relación de las ovejas con su pastor: Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por sus ovejas”. Sólo Dios es el pastor supremo del pueblo. El cuidado de sus fieles no se reduce a guiar, predicar y enseñar, sino que está llamado a dar la propia vida: El pastor ama a las ovejas con amor total. En cambio, “el asalariado, el que no es pastor dueño de las ovejas, ve venir el lobo, abandona las ovejas y huye -y el lobo las arrebata y las dispersa-, porque es asalariado y no le importan las ovejas“.

Danilo Andrade Barrientos   –   Laico Ignaciano

O S O R N O

Resultado de imagen para juan barros y velatones en osorno

http://www.reflexionyliberacion.cl/ryl/2017/05/12/en-busqueda-de-un-buen-pastor-para-osorno/

CHILE: Sigue la crisis en la Diócesis de Osorno


Posted:

unnamed

Posterior a la visita ad limina de los obispos  chilenos a Roma y, felizmente, producido un diálogo entre una delegación de nuestra Organización Laical y el presidente y secretario de la Conferencia Episcopal, de nuevo se produce una noticia que da cuenta de la grave situación eclesial y pastoral que vive la Diócesis de Osorno bajo el mandato del Obispo Juan Barros Madrid.

Desde hace ya dos años hemos venido denunciando, no sin preocupación y dolor, que la permanencia del Obispo impuesto, como consecuencia de una  poco clara maniobra monitoreada desde la Nunciatura Apostólica hacia nuestra Diócesis, se hace cada día que pasa  tan  “insostenible” como insoportable. Esta realidad que “hemos visto y oído”, en conciencia, no la podemos callar, si así fuera seríamos indignos y malos  discípulos de las enseñanzas del Nazareno.

Insostenible, porque ya son tantos los hechos y elementos que dan cuenta de la profunda crisis y falta de unidad entre el Laicado osornino y el propio Clero de la Diócesis,  que hacen muy difícil una convivencia sana, exenta de sospechas y que no frene más el genuino trabajo pastoral y de misión en beneficio de todos, especialmente, de aquellos hermanos y hermanas nuestras que se encuentran en dificultades o sufriendo los rigores sociales de la pobreza.

Insoportable, por el solo hecho de que no exista un ambiente comunitario de genuino carácter unitario en que no tenga cabida ni la intriga ni la exclusión por el solo hecho de disentir de un nombramiento a todas luces cuestionable y no querido por parte importante de la ciudadanía de Osorno. Este lamentable contexto de división y sospechas intra ecclesia no facilita la misión ni el testimonio a que estamos todos llamados; religiosas, presbíteros, religiosos y Laicado fiel al seguimiento de Jesús y su Evangelio que pide siempre hacer esfuerzos; “para que todos sean uno”.

Hoy, la Diócesis de Osorno de nuevo se ve salpicada por una lamentable situación que afecta a un Presbítero que deja su trabajo pastoral de Párroco y administrador parroquial de Puerto Octay y Rupanco, solicitando a su vez un tiempo de “descanso, recuperación y colaboración pastoral en la Iglesia hermana de Punta Arenas”. Esta decisión de renunciar al servicio pastoral en la Iglesia de Osorno y solicitud de incardinación en la Diócesis Austral, se la entregó directamente el P. Miguel Molina al Obispo de Osorno en marzo recién pasado en el contexto de un Retiro Espiritual del Clero,  petición que fue aceptada sin  ninguna objeción.

No nos alegran estos dolorosos casos en que deben salir sacerdotes de la Diócesis, tampoco que nuestra Organización Laical sea estigmatizada por el solo hecho de haber manifestado pública y pacíficamente que renuncie don Juan Barros a la conducción de esta porción eclesiástica y, de esta forma, facilitar a todos esa esperada salida a la crisis que afecta a la Iglesia de Osorno con efectos negativos y de aumento a la falta de credibilidad que ya afecta negativamente a toda la Iglesia chilena. Ante este nuevo hecho en nuestra Diócesis, reafirmamos de nuevo y con serena convicción que el Obispo Barros no goza de “buena fama” y que por su pasado reciente defendiendo -hasta en Roma mismo- a Fernando Karadima,  cae en una actitud temeraria, irresponsable y reprochable.

Finalmente y junto con expresar toda nuestra solidaridad con nuestro hermano, P. Miguel Molina y deseándole lo mejor en su nuevo lugar de Misión, compartimos textualmente los motivos por la cual se ve obligado a dejar su querida ciudad de Osorno a la que ha servido, pastoralmente, durante más de siete años: “He llegado a esta decisión debido a mi estado de salud físico, emocional y espiritual que se ha visto deteriorado por el exceso de trabajo y preocupación pastoral, el desgaste de las relaciones humanas y personales entre algunos miembros de la Comunidad Parroquial de Puerto Octay, el incendio de la Iglesia de Rupanco y todo lo que significa el proyecto de reconstrucción, así como el notorio ambiente de división que provoca la presencia y permanencia del Obispo en la Diócesis y la relación no fraterna, cercana, honesta y paterna que ha tenido conmigo, otros miembros del Clero y la comunidad diocesana.

Toda conciencia, esté bien o mal informada, que se refiera a cosas que son en sí malas o indiferentes, es obligatoria; pues el que actúa contra su conciencia, peca.” (Santo Tomás: Quaestiones quodlibertales, III, a. 27).

Mario Vargas Vidal   –   Danilo Andrade Barrientos

  Vocero              –             Laico Ignaciano

Organización Comunidad de Laicos y Laicas de Osorno – Chile

Resultado de imagen para no al obispo barros en osorno

 

http://www.reflexionyliberacion.cl/ryl/2017/05/22/sigue-la-crisis-en-la-diocesis-de-osorno/

Obispos respaldan paros cívicos en el Chocó y Buenaventura y exigen al gobierno nacional cumplir compromisos


Mayo 22, 2017 7:15 am

–Los obispos de las jurisdicciones eclesiásticas que integran la región de la Costa Pacífica, expresaron tácito respaldo a los paros cívicos que se realizan en el departamento del Chocó y en la ciudad de Buenaventura, Valle del Cauca, y exigieron al Gobierno Nacional que cumpla con los acuerdos firmados con sus habitantes y respetar sus derechos.

Al efecto, la Iglesia en esta región del occidente colombiano considera justificada las protestas que se adelantan en el Chocó y en la ciudad de Buenaventura, por considerar, que estas zonas del país siempre han sido territorios abandonados por el Estado.

Los prelados rechazaron las acciones violentas cometidas por algunos vándalos que desprestigian el fin de las protestas pacíficas, donde la población reclama sus derechos. Igualmente hicieron un llamado a la Fuerza Pública para que no se extralimite con sus funciones.

Por último, los obispos pidieron a los organismos de Derechos Humanos para que estén atentos a velar y garantizar la protección de los civiles, denunciando cualquier abuso que se presente durante estas protestas.

El mensaje fue emitido por el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve Mejía, los obispos de Buenaventura, monseñor Héctor Epalza Quintero, monseñor Juan Carlos Barreto Barrerto; monseñor Carlos Alberto Correa Martínez; monseñor Orlando Olave Villanoba y monseñor Julio Hernando García Peláez.

TEXTO DEL DOCUMENTO

Derechos fundamentales para los habitantes de la Costa Pacífica colombiana

Los obispos de las jurisdicciones eclesiásticas que integran la región de la Costa Pacífica
colombiana, frente a los actuales acontecimientos de movilización social en el
departamento del Chocó y en la ciudad de Buenaventura, manifestamos.

1. Son justificadas las protestas sociales que actualmente se realizan en Chocó y
Buenaventura, pues históricamente los habitantes de la Costa Pacífica colombiana
han sufrido el abandono estatal, la violencia de diversos actores armados y la
corrupción de muchos líderes a todo nivel.

2. El Gobierno Nacional debe hacer su mejor esfuerzo para cumplir con acuerdos
anteriores y responder a las legítimas aspiraciones de los ciudadanos que exigen
derechos fundamentales.

3. Las acciones violentas y vandálicas desprestigian la protesta social justa; por lo
tanto, debe ser característico su rechazo contundente por parte de la Sociedad
Civil. Sólo los Paros Cívicos pacíficos tienen legitimidad y eficacia.

4. La Fuerza Pública debe ser moderada y respetuosa en su misión de control social,
evitando extralimitarse en el ejercicio de sus funciones.

5. Los organismos responsables de velar por los Derechos Humanos deben desplegar
toda su capacidad para garantizar las exigencias de protección a los civiles y
denunciar los abusos que contra ellos se puedan cometer.

6. Son tareas de los comités organizadores de la movilización social: generar el
suficiente espacio para el diálogo, llamar constantemente al orden y flexibilizar las
acciones de reclamación, de tal manera que no resulte afectada la misma
población que exige sus derechos.

7. Invitamos a orar insistentemente al Dios de la vida para que esta situación social
sea resuelta con prontitud en la justicia, el diálogo y la objetividad.
Firman,

Arquidiócesis de Cali
Diócesis de Buenaventura
Diócesis de Quibdó
Diócesis de Guapi
Diócesis de Tumaco
Diócesis de Istmina-Tadó

http://www.radiosantafe.com/2017/05/22/obispos-respaldan-paros-civicos-en-el-choco-y-buenaventura-y-exigen-al-gobierno-nacional-cumplir-compromisos/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&u

GERARDO VALENCIA CANO. UN REVOLUCIONARIO DE LA NO-VIOLENCIA. Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*


AÑO DEL CENTENARIO NATALICIO

DE

MONSEÑOR GERARDO VALENCIA CANO, mxy

AGOSTO 26 DE 1917 AGOSTO 26 DE 2017

Qué decepción! para los que han creído en un Gerardo Valencia Cano, supuestamente violento, promotor de la lucha armada. Las acusaciones y falsos juzgamiento, quedan sin argumentos. Quienes estuvimos cerca de él, podemos dar testimonio de su compromiso y acciones, en su apostolado de la no-violencia.

Nunca lo vimos arengando a la “lucha armada”. Pero, si elevando la dignidad de los porteños y porteñas,  mediante la reflexión y el empoderamiento de su identidad como hijxs de la Divinidad, denunciando las injusticias, saqueos y robos del Puerto, además de la violación a los Derechos Humanos.

En la reunión del CELAM-Medellin nos dejó su pensamiento y cual profeta se pronunció:

“se impone un cambio de estructuras, pero no se debe acudir a la violencia armada y sangrienta que multiplica los problemas humanos, ni a la violencia pasiva inherente a las estructuras actuales que deben ser modificadas”

Monseñor Gerardo Valencia Cano. mxy. Reunión CELAM-Agosto 1968

En su diario, en la página de Septiembre 11 de 1968, dedicado a su sobrina Jenny Valencia, deja escrito la presente reflexión:

“…convencido, como estoy de que me es imposible vivir sin una mayor entrega en la oración, en la penitencia, en la humildad.
Gracias, me parece que revivo…
¿Pero como podré seguir luchando al lado de la juventud?
¿Y por qué no?
Así me preparo mejor para morir por ellos. ¿Acaso el momento de la no violencia no es un llamado a la acción en la santidad?
Manso y humilde, casto y piadoso no quiere decir apartado de los hermanos, sino precisamente con ellos y por ellos entregado hasta el sacrificio.
Espíritu Divino, ven y aprovéchate de esta buena voluntad que me asiste, impúlsame hacia una generosidad sin límites. Perdóname toda mi vida de atrás y permíteme construir sobre ella una vida futura de redención para mí y para la humanidad.”….

Si, Gerardo Valencia Cano, hiciera presencia hoy entre nosotros, muchoxs correríamos a preguntarle: Cómo se ve Gerardo desde tu Cielo, lo que hoy esta viviendo, nuestro “bello Puerto del mar, mi Buenaventura”?  Qué opinión nos puedes dar sobre los “Acuerdos de Paz”. Qué nos puedes sugerir, para no sucumbir al caos, la desesperanza, y la violencia que se cierne, sobre nuestro país?

*Presbitera Católica romana.

 

El Cardenal Maradiaga arremete contra el Cardenal Burke


El Cardenal Maradiaga arremete contra el Cardenal Burke

POR DEFENDER LA DOCTRINA TRADICIONAL CATÓLICA

En una reciente entrevista con el padre Antonio Carriero le califica de ser «un pobre hombre» que «quería poder y lo perdió»

20/05/17 8:31 PM

(LSN/InfoCatólica) El líder del destacado grupo de nueve cardenales encargado por el Papa Francisco para las reformas del Vaticano ha emitido recientemente otra arremetida contra el cardenal Raymond Burke.

Se trata del cardenal Óscar Rodríguez Maradiaga quien en una entrevista con el padre Antonio Carriero para el nuevo libro «Solo il Vangelo è rivoluzionario» califica al cardenal Burke de ser «un hombre decepcionado que quería poder y lo perdió». y agrega que «pensó que era la máxima autoridad en los Estados Unidos».

Contexto de la Crítica

El contexto de la crítica se produce a raíz de la dubia el Cardenal Burke y otros tres cardenales hicieron pública solicitando aclaraciones del Santo Padre sobre las posibles interpretaciones contradictorias con el Magisterio de la Iglesia de su exhortación apostólica Amoris Laetitia.

Entre estas interpretaciones contradictorias están la de los obispos de Malta, que han afirmado públicamente que los adúlteros pueden comulgar si se sienten en paz con Dios, y la directrices  de los obispos argentinos quienes también aprueban la comunión de los adúlteros impenitentes en ciertos casos.

Es de recordar que el Papa Francisco al día de hoy no ha dado una respuesta oficial ni magisterial a la dubia.

A este respecto el Cardenal Maradiaga afirma refiriéndose a la posición del Cardenal Burke en defensa de la doctrina tradicional católica:

«No es el magisterio. . . El Santo Padre es el magisterio, y es él quien enseña a toda la Iglesia. Esta otra persona sólo habla de sus propios pensamientos, que no merecen más comentarios».

«Son las palabras de un pobre hombre».

Posteriormente el cardenal Maradiaga asumió conocer las intenciones de quienes piden que el Papa aclare la dubia mientras les calificaba como orgullosos y arrogantes:

«Estas corrientes de la derecha católica son personas que buscan el poder y no la verdad, y la verdad es una. . . Si pretenden encontrar alguna “herejía” en las palabras de Francisco, están cometiendo un gran error, porque piensan sólo como hombres y no como el Señor quiere».

«¿Qué sentido tiene publicar escritos contra el Papa, que no lo perjudiquen sino a la gente común? ¿Qué logra una derecha cerrada en ciertos puntos? ¡Nada!»

«La gente común está con el Papa, esto está completamente claro. Lo veo por todas partes».

«Los que son orgullosos, arrogantes, que creen que tienen un intelecto superior … pobres! El orgullo es también una forma de pobreza».

Reacciones a las acusaciones del cardenal Maradiaga

Las afirmaciones del cardenal Maradiaga sobre el cardenal Burke son «todo lo contrario de la verdad», opinó el padre John Zuhlsdorf, en su blog.

Fr. Zuhlsdorf citó el mensaje de Nuestra Señora en Akita, Japón, donde profetizó que «la obra del diablo se infiltrará incluso en la Iglesia de tal manera que se verán cardenales que se oponen a cardenales, obispos contra obispos».

«Hoy tenemos un ejemplo de un cardenal contra un cardenal», escribió el sacerdote. «Aunque reconocemos siempre ha habido cardenales contra cardenales, los conflictos de hoy son particularmente inquietantes. Las apuestas son muy altas, los puntos de disputa son serios, y el papel de las redes sociales amplifica la confusión».

Fr. Zuhlsdorf concluye: «El juicio sobre el cardenal Burke que precipitadamente ha emitido su hermano en el colegio apostólico, no puede ser más alejado de la verdad, aunque {el crea sinceramente lo que ha dicho».

Antecedentes

El Cardenal Burke ha sido durante mucho tiempo una de las principales voces conservadoras de la Iglesia que, entre otras cosas, ha cuestionado públicamente los esfuerzos del Papa para permitir que los católicos que se divorcian y vuelvan a casarse civilmente reciban la comunión.

En los meses posteriores a la presentación de la dubia, otros cardenales y obispos han expresado su apoyo al esfuerzo de aclaración de la Santa Sede.

Sin embargo, Maradiaga insiste: «Creo que una de las cualidades que debemos tener los cardenales es la lealtad. Incluso si no todos pensamos de la misma manera, todavía tenemos que ser leales a Pedro, y quien no ofrece esa lealtad, sólo está buscando atención».

«El mayor problema. . . Es la desorientación que se crea entre la gente cuando leen afirmaciones de obispos y cardenales contra el Santo Padre».

En una entrevista radial en marzo, Maradiaga acusó de fariseismo a los cardenales que escribieron el dubia:

«Conozco a los cuatro y digo que ya están en jubilaciónDeben dedicarse a hacer otra cosa». Continuó diciendo: «No quisiera ponerlo – digamos – demasiado fuerte; Sólo Dios conoce las conciencias de las personas y sus motivaciones interiores; Pero desde el exterior me parece un nuevo fariseísmo».

El año pasado, documentos publicados por Wikileaks mostraron que la Fundación de la Sociedad Abierta de George Soros esperaba trabajar a través de Maradiaga para influenciar a los obispos católicos estadounidenses durante la visita del Papa a Estados Unidos. La fundación pagó 650.000 dólares para influir en la visita del Papa Francisco para «Cambiar los paradigmas y prioridades nacionales en el período previo a la campaña presidencial de 2016».

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=29432

RESUMEN FOTOGRÁFICO DE LA VIDA DE MONSEÑOR GERARDO VALENCIA CANO. Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*


AÑO DEL CENTENARIO NATALICIO

DE

MONSEÑOR GERARDO VALENCIA CANO, mxy

AGOSTO 26 DE 1917 AGOSTO 26 DE 2017

Los padres de Monseñor Gerardo Valencia:
Doña María Cano y Don Juan de Dios Valencia.(foto cedida por su sobrina Jenny)

En este hermoso Municipio Santo Domingo-Antioquia, nace Gerardo Valencia Cano, Agosto 26 de 1917 (Foto Google)

Monseñor Gerardo Valencia Cano de 2 años, descalzo, al lado de su hermano German de 10 meses. (foto cedida por su sobrina Jenny).

Monseñor con sus hermanas religiosas: M. Julia del Calvario, M. Maria Mercedes, M. Consuelo y sus hermanos: Abelardo, Germán y Ernesto. (Foto cedida por su sobrina Jenny Valencia.).

Mostrando En el concilio.jfif

Monseñor el día de su consagración como Obispo. (foto cedida por su sobrina Jenny)

Monseñor rodeado de algunxs de sus sobrinas y sobrinos. (foto cedida por su sobrina Jenny)

Monseñor y varios miembros de la familia, acompañando a la Doña María a celebrar la Pascua de su vida. (foto cedida por Jenny su sobrina)

Monseñor Valencia en el funeral del P. José Ramón Bejarano, primer sacerdote afrocolombiano y primer párroco de Buenaventura.

Monseñor Gerardo Valencia Cano en las sesiones del Concilio Vaticano II (foto cedida por Jenny su sobrina)

Monseñor en la misa de ordenación de Wenceslao (Chelao). (foto cedida por Jenny su sobrina)

Monseñor en una reunión con los miembros del Club de Leones, en Buenaventura, buscando solidaridad para la gente del Puerto.

Redactando acuerdos y compromiso con algunos lideres de la comunidad. Le acompaña el P. Antonio Ruiz.

Diciendo y haciendo vamos a empezar ya! Parece que les hubiera dicho,    a los lideres.

Monseñor embarcándose en el rio Calima, en la lancha Nataly con Magnolia Maldonado de las Misioneras Seglares de USEMI.

“Yo me siento tímido con estas pobres gentes, porque no sé qué decirles. Pero cuando estoy frente a los grandes, no siento ningún temor de decirles la verdad”.
(Monseñor Gerardo Valencia Cano)

 

“se impone un cambio de estructuras, pero no se debe acudir a la violencia armada y sangrienta que multiplica los problemas humanos, ni a la violencia pasiva inherente a las estructuras actuales que deben ser modificadas”
Monseñor Gerardo Valencia Cano. mxy. Reunión CELAM-Agosto 1968

“¡Jesús! Divino y único Maestro, llévame a dar el paso que me falta para complacerte totalmente.” escrito en su diario. Septiembre 5/68

“Hermanos, os habla un hermano, un hermano vuestro latinoamericano, nacido en las montañas de los Andes, quemado por el sol de nuestros valles, herido en las espinas de la selva, conocedor del Amazonas y del Plata. Os habla mi experiencia de la tierra, la angustia de la libertad, la sed insoportable de que todos tengamos una sola Patria”. Monseñor Gerardo Valencia Cano

Arribo de los restos de Monseñor Gerardo Valencia Cano, en el aeropuerto de Buenaventura, en hombros del clero. (Foto del diario el Occidente de Cali (Febrero 1972)

Recibimiento del Pueblo Iglesia de Dios, a los restos de Monseñor, en la Catedral de Buenaventura. (foto cedida por Jenny su sobrina).

 

*Presbitera católica romana.

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: