El Vaticano sabía del obispo argentino que se tomaba fotos desnudo y acosaba a seminaristas


El Vaticano recibió informes en 2015 y 2017 sobre el prelado cercano a Francisco, pero el vocero del Papa había asegurado que los hechos habían salido a la luz a fines de 2018.1/4

Gustavo Zanchetta. (AP / Javier Corbalan)
Juan José Manzano. (AP / Natacha Pisarenko)
Vista de la ciudad de Orán. (AP / Natacha Pisarenko)

Gustavo Zanchetta. (AP / Javier Corbalan)Juan José Manzano. (AP / Natacha Pisarenko)AGENCIA APLunes 21 de enero de 2019 – 10:30 | Actualizado: 21/01/2019 – 13:03|191

El Vaticano recibió informes en 2015 y 2017 de que un obispo argentino cercano al papa Francisco se había tomado fotografías desnudo, de que había mostrado un comportamiento “obsceno” y de que había sido acusado de presuntas conductas sexuales inapropiadas con seminaristas, dijo a The Associated Press su exvicario general, lo cual contradice afirmaciones de la Santa Sede de que se enteró hace apenas algunos meses.

El papa Francisco aceptó la renuncia de Gustavo Zanchetta el 1° de agosto de 2017 después de que sacerdotes de Orán, en la provincia de Salta, se quejaron de autoritarismo y un exvicario, el rector de un seminario y otro prelado proporcionaron al Vaticano reportes de supuestos abusos de poder, conducta inapropiada y acoso sexual a seminaristas mayores de edad, dijo el exvicario, el sacerdote Juan José Manzano.

Juan José Manzano (Foto AP/Natacha Pisarenko)

Juan José Manzano (Foto AP/Natacha Pisarenko)PUBLICIDAD

El escándalo en torno a Zanchetta, de 54 años, es el más reciente en implicar a Francisco en una época en que él y la cúpula católica en general enfrentan una crisis de confianza sin precedentes sobre los malos manejos de casos de abuso sexual a menores por parte de sacerdotes y de conducta sexual inapropiada hacia adultos.

El Pontífice ha convocado a los líderes eclesiásticos a una reunión el próximo mes para definir los planes a futuro de la Iglesia, pero sus propias acciones en casos individuales se encuentran cada vez más bajo los reflectores.

La decisión del Papa de permitir que Zanchetta renunciara discretamente, y posteriormente ascenderlo a la posición número 2 en una de las oficinas más delicadas del Vaticano, ha generado nuevos interrogantes sobre si Francisco hizo la vista gorda ante las denuncias de comportamiento inapropiado de sus aliados o rechazó las acusaciones en su contra como ataques ideológicos.

Manzano, quien fue alguna vez el vicario general de Zanchetta, reconoció que él fue uno de los funcionarios diocesanos que informaron sobre los comportamientos de su jefe en 2015 y envió al Vaticano las imágenes digitales que el exobispo se había tomado.

En una entrevista con la AP en su parroquia de San Cayetano en la ciudad de Orán, Manzano dijo que él fue una de las tres personas que presentaron una segunda denuncia ante la nunciatura apostólica del Vaticano en Buenos Aires en mayo o junio de 2017, cuando “la cosa estaba mucho más grave (con Zanchetta), no sólo porque hubiera habido alguna cuestión de abuso sexual… lo que había era un in crescendo de medidas que conducían la diócesis al abismo”.

“En 2015, propiamente sólo remitimos un soporte digital con fotos selfies del anterior obispo en actitudes obscenas o fuera de lugar; (el comportamiento) nos pareció inapropiado y peligroso”, dijo a la AP en un correo electrónico.

“Fue una alerta que hicimos llegar a la Santa Sede a través de obispos amigos. La nunciatura no toma intervención directa, pero el Santo Padre hace llamar a Zanchetta y él se justifica diciendo que le habían hackeado el celular, que había gente que con eso quería dañar la imagen del Papa”.

Vista de la ciudad de Orán (Foto AP/Natacha Pisarenko)

Vista de la ciudad de Orán (Foto AP/Natacha Pisarenko)

Francisco había enviado a Zanchetta a Orán, una localidad humilde ubicada en la provincia de Salta, en 2013, uno de los primeros nombramientos de obispos de su papado. Conocía bien a Zanchetta, quien había sido subsecretario de la conferencia episcopal argentina que encabezó el excardenal Jorge Mario Bergoglio en dos períodos consecutivos entre 2005 y 2011.

Según todos los indicios, tenían una relación cercana. Manzano dijo que Bergoglio había sido confesor de Zanchetta y lo trataba como su “hijo espiritual”.

Todo esto podría explicar por qué Francisco lo asignó a Orán, a pesar de las acusaciones sobre supuestos abusos de poder cuando Zanchetta estuvo al frente de asuntos económicos en la diócesis de Quilmes.

A principios de mes, el Vaticano confirmó que el nuevo obispo de Orán había abierto una investigación canónica preliminar en torno a los supuestos abusos sexuales de Zanchetta. Pero el portavoz de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, subrayó en un comunicado el 3 de enero que las acusaciones de abusos apenas habían salido a la luz a finales de 2018, tras la renuncia de Zanchetta y casi un año después de que Francisco creó un nuevo puesto para él como “asesor” en la oficina de administración financiera del Vaticano.

Catedral de Oran (Foto AP/Natacha Pisarenko)

Catedral de Oran (Foto AP/Natacha Pisarenko)

Al momento de su renuncia, Zanchetta le acababa de pedir a Francisco que le permitiera salir de Orán debido a que tenía malas relaciones con los sacerdotes y era “incapaz de gobernar”, dijo Gisotti en un comunicado.

“En el momento de su renuncia, hubo acusaciones contra él de autoritarismo, pero no hubo acusaciones de abuso sexual contra él”, se afirmó en el comunicado.

Manzano dijo que el Vaticano tenía una información de comportamiento sexual desde el año 2015, incluyendo las fotografías, el informe, el comportamiento, el comportamiento y el acoso en mayo o junio de 2017, aunque no es una denuncia canónica formal.

https://www.lavoz.com.ar/mundo/vaticano-sabia-del-obispo-argentino-que-se-tomaba-fotos-desnudo-y-acosaba-seminaristas

Aquellos pastores obreros en lucha y con “olor a oveja”


‘Botas, casco y mono de obrero sobre el altar. Los curas obreros y la lucha por la justicia social, 1966-1979’, del doctor Francisco Javier Torres Barranco, desentierra del olvido un fenómeno muy relevante en Cádiz que, en pleno tardofranquismo y siguiendo el Evangelio, peleó por las libertades y los derechos laborales

Paco Sánchez Múgica

PACO SÁNCHEZ MÚGICA 20 DE ENERO, 2019 8 MINUTOS EN LEER

 El cura obrero Javier Fajardo, abajo a la izda. en la imagen, en su trabajo en Astilleros.

 CompartirFacebookTwitterGoogle+LinkedInStumbleUpon

Nacieron antes o después de la Guerra Civil y eran pastores del rebaño nacional-católico de la época, pero su conciencia social y el Evangelio estaban por encima de todo, por lo que decidieron ponerse frente por frente ante los abusos y la falta de libertades democráticas para combatirlos. “En esos momentos sentimos que venían desde el pueblo al cura a darnos, no a pedirnos. Esa era la línea que queríamos. Esas eran las cosas que nos iban dando vida”. Alfonso Castro, el jerezano afincado en Cádiz que fuera conocido como el padre de los curas obreros gaditanosera profesor de filosofía, lógica, crítica y metafísica, y a través de estas materias trataba de inculcar a los seminaristas su convicción por volcarse en este tipo de sacedorcio en el trabajo, un sacedorcio que lo mismo le llevaba a participar en movilizaciones que a acabar corriendo delante de la policía del tardofranquismo.

Jesús Maeztu, actual Defensor del Pueblo Andaluz, fue cura de la parroquia del gaditano barrio del Cerro del Moro. Allí recuerda que “hacíamos todos los papeles menos el de cura, hasta el punto que no había una misión parroquial como tal y sí emprendíamos retos sociales que entraban en contradicción con la misma” convirtiéndose la parroquia en uno de los núcleos más activos de la lucha en pro de los derechos de los trabajadores de los astilleros de la bahía gaditana y de otras luchas políticas y sociales“. Éramos el santuario de los que luchaban”, asegura.

Si en España se calcula que unos 800 sacerdotes lucharon por las libertades democráticas desde los años 60 y hasta la Transición, renunciando al salario oficial para arrimar el hombro junto a los excluidos, una parte muy importante de este fenómeno se desarrolló en la Diócesis de Cádiz. De los altares bajaron al fango de las calles sin asfaltar, soltaron los cirios y agarraron los picos y las palas, y siguieron los dictados del Evangelio: estar al lado de los más pobres y que por sus obras les conocieran. Un libro les recuerda después de tantas décadas de olvido. El doctor en Humanidades por la Universidad de Cádiz, sociólogo y politólogo algecireño Francisco Javier Torres Barranco ha convertido su tesis doctoral en la obra Botas, casco y mono de obrero sobre el altar. Los curas obreros y la lucha por la justicia social, 1966-1979 (Editorial UCA, 2018)una intensa y emotiva memoria fruto de años de investigación, recopilación documental y acceso a las últimas fuentes vivas donde ha querido contribuir “a la recuperación de la memoria histórica de los curas obreros”.

“Quien debería mantener vivas sus experiencias evangélicas y misionales, la Iglesia jerárquica de nuestros días, ha hecho poco por recordarlos como lo que fueron, unos sacerdotes que llevaron al extremo, varias décadas antes, el deseo que popularizaría el Papa Francisco de que sus curas deberían ser pastores con olor a oveja”, asegura en respuesta a lavozdelsur.es. Como explica el autor, “el libro va más allá y transciende el territorio gaditano para analizar el fenómeno desde su génesis, describir su labor sociopolítica y analizar las acciones sociales que llevaron a cabo. La idea final que me hizo decidirme por la redacción del libro fue la de intentar acabar con esa confusión existente en catalogar como cura obrero a todo sacerdote que tuviera inclinación hacia la promoción de las clases más humildes o trabajadoras o que, simplemente, desarrollaran su trabajo eclesiástico en parroquias ubicadas en barrios obreros”.

Porque, efectivamente, los curas obreros estaban en el tajo, no eran simples curas rojos, como alguna vez peyorativamente se les ha descrito. Dividido en tres partes, tras la lectura del libro, como explica Torres Barranco, “el lector comprobará que los curas obreros fueron sacerdotes que en el ejercicio de su ministerio dedicaban la mayor parte de su tiempo a una actividad profesional y el tiempo libre a su misión pastoral entre los fieles, renunciando a la paga estatal a la que tenían derecho como sacerdotes por su deseo de vivir del salario conseguido con sus propias manos”. Además, abunda, “de ordinario vivían juntos varios de ellos en domicilios particulares localizados en los mismos barrios populares en los que lo hacía mayoritariamente la clase obrera, alejados de las comodidades que les podría ofrecer otra vivienda perteneciente a la iglesia. Todo ello lo hacían con una inequívoca voluntad de permanecer dentro de la clase obrera para siempre bajo el principio de encarnación, frente a otros compromisos temporales dentro del mundo obrero“.

Juan Cejudo, otro de los curas obrero gaditanos, con su grupo de trabajo.

¿Qué le ha sorprendido más en el proceso de investigación y escritura?

En primer lugar, el vacío investigador y divulgativo sobre la figura del cura obrero existente en el ámbito académico. Cuestión que se acrecienta en el caso de la Diócesis gaditana, pues no solo fue ésta una de las primeras españolas en que se desarrolló con éxito el fenómeno, sino que también llegó a contar con una de las cifras más elevadas de curas obreros de toda la geografía española. También detecté un déficit investigador sobre dos de los, como llamo en el libro, acelerantes que influyeron decididamente para el éxito del fenómeno a nivel diocesano. Por un lado, la historia de los movimientos especializados obreros de Acción Católica  Juventud Obrera Cristiana (JOC) y Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC).

Por otro, la desconocida y apasionante etapa del obispo Añoveros al frente de la Diócesis. Mucho se ha escrito sobre su talante progresista y, sobre todo, del conocido como caso Añoveros, pero nada se ha escrito a nivel académico sobre su valiente papel de impulsor de los curas obreros de la diócesis de Cádiz en un contexto eclesiástico marcado por las pugnas entre curas progresistas y conservadores. En segundo lugar, y respecto de los curas obreros, su forma de entender la evangelización del mundo obrero: no como un deseo de conversión, sino como la invitación a vivir la palabra de Dios como la mejor forma de luchar por la justicia social, la liberación del hombre y la defensa de los derechos individuales y colectivos.

¿Hasta qué punto estaba necesitada aquella España, aquella Andalucía?

De forma transversal a toda la estructura social asistíamos a lo que suele llamar franquismo sociológico, es decir, al interés del Régimen de atraer hacia su causa ideológica a una sociedad persuadida por los nuevos valores de la sociedad de consumo. Esto trajo aparejado al menos dos consecuencias: la primera de ellas, la de socializar en la idea de que tras años de penurias y hambre, ahora que se podía disfrutar de bienes materiales, mejor era no complicarse la vida embarcándose en posibles protestas sobre el sistema político, lo que invitaba a la desmovilización. La segunda, que el carácter burocrático y autoritario del sistema lo distanciaba cada vez más del pueblo trabajador, aumentando la brecha el desempleo y los bajísimos sueldos y que significaría la pauperización de la clase obrera. Este era, a grandes rasgos, el tipo de capitalismo que imperaba en la sociedad española, andaluza y gaditana y que se reflejaba en una clase obrera que carecía tanto de conciencia política como de falta de conciencia de clase, pues su día a día en el trabajo se centraba exclusivamente en colmar sus aspiraciones de alcanzar escuelas para sus hijos, viviendas, mejores ingresos… Los obreros curas, ya pertenecientes al movimiento obrero, se rebelaron ante esta situación, uniéndose a los frentes de lucha ya abiertos para promocionar la dignidad del trabajador.

Huelga de misas y curas apaleados y en los calabozos de comisaría. Otros, despedidos de trabajo que habían logrado por oposición

Apellidos como Araujo, Mougán, Troya, Fajardo o Avelino, entre otros mucho, son algunos de los rostros del estudio. Sacerdotes, seminaristas, que potenciaron un esquema aplicable a cualquier otro marco espacial de aquella España “injusta y necesitada”. Hay varios casos documentados de la época en que el sacerdote se dirige a la propia comisaría de policía con el deseo de que se le cambie el concepto “profesión” de sacerdote por el de trabajo manual de soldador u operario. O muestras objetivas de solidaridad del pueblo trabajador con estos curas. Como rememora a este medio el autor del libro, en una ocasión una señora del barrio gaditano de Puntales se presentó voluntariamente en la casa del barrio de La Laguna donde vivían dos curas obreros para prepararles la comida y limpiar cuando se enteró de que ambos estaban solos por encontrarse en paro. En otro momento, también fue a visitarles una señora del Cerro del Moro para llevarles un cartuchito de garbanzos y otro de lentejas, y les dijo: “He ido al economato de Astilleros por un mandado y me he acordado de ustedes”. Tan agradecidos estuvieron a la señora los curas obreros que recuerdan que cuando se fue le entonaron el Te Deum.

“El cura obrero Alfonso Castro, quien me recordaba estas anécdotas tan ilustrativas, me comentaba: «En esos momentos sentimos que venían desde el pueblo al cura a darnos, no a pedirnos. Esa era la línea que queríamos. Esas eran las cosas que nos iban dando vida”. Hubo curas que hasta amenazaron con huelga de misas si el Obispado no les aceptaba un cambio de destino en la provincia, y hubo otros que tenían casi imposible encontrar trabajo, pues los contratos que se hacían en magistratura terminaban pasando por la Brigadilla político socialpara ser cotejados con los ficheros de la Policía, o incluso llegaron a ser despedidos de otros empleos aunque éste hubiera sido obtenido por oposición. Muchos de ellos fueron detenidos, maltratados en estancias policiales y durmieron en los calabozos, rodeados de otros obreros que “olían” a subversivos.

“Los trabajadores de los años 60 y 70 del pasado siglo podían gozar de unos derechos ahora inexistentes, pero era un trasfondo para justificar bajos salarios y explotación”

Si uno observa los datos de exclusión social y desempleo, especialmente en la Bahía de Cádiz, donde discurren muchos episodios de su libro, pensaríamos que no se ha evolucionado tanto… ¿o es que siempre parece que cualquier tiempo pasado fue mejor?

Esa misma sensación tuve yo en la fase de trabajo de campo. Incluso hubo un momento en que llegué a pensar que ahora la clase trabajadora está peor. ¿Por qué? Porque los trabajadores de los años 60 y 70 del pasado siglo podían gozar de unos derechos ahora inexistentes: viviendas, escuela de formación profesional donde los niños de los productores (terminología franquista) podían estudiar, un dispensario, un economato donde se adquirían las cosas más baratas que en cualquier supermercado y hasta, en el caso de grandes empresas gaditanas, la participación en las tradicionales casetas de feria. Evidentemente esta situación, aparentemente privilegiada, escondía un trasfondo: todo ello no era más que una estrategia de las grandes empresas para justificar la explotación y los bajos salarios. La empresa quería aparecer más que como tal, como parte de la familia.¿Quién desea pelearse con la familia? Nadie.

“El obrero era socializado desde el mundo empresarial para que se centrara en conseguir tales recompensas empresariales, lo que le invitaba a su desmovilización ante las injusticias y penalidades que padecían”

El obrero era socializado desde el mundo empresarial para que se centrara en conseguir tales recompensas empresariales, lo que le invitaba a su desmovilización ante las injusticias y penalidades que padecían, aunque de ellas fuera conscientes. El resultado era el desconocimiento de leyes y derechos laborales, que aunque pocos, existían. Ante ese abuso, la patronal no tenía un contrapeso sindical (recordar que el sindicalismo de clase obrero estaba prohibido), pues el sindicato vertical, como era reconocido por todos, estaba más aliado con los empresarios que con los obreros.

Maeztu, hoy Defensor del Pueblo Andaluz pero cura obrero en el pasado, junto al autor del libro Francisco Javier Torres Barranco, durante una pasada presentación de la obra.

En una época en la  iglesia católica no pasa por sus mejores momentos, con escándalos y desafección de muchos de sus fieles, se hacía imprescindible poner de relieve el papel de estos curas obreros que lo dieron todo a cambio de nada. Pero ¿cómo surgió este fenómeno dentro de la Iglesia? Torres Barranco lo explica: “Lo que hicieron los curas obreros (y esto puede sorprendernos a los católicos de hoy), no fue ni más ni menos que obedecer los mandatos de la Iglesia de entonces. Me explico: gracias al concilio Vaticano II se obtuvo la conciencia de que el mundo de la década de los sesenta del siglo XX era tan moderno como injusto. La Asamblea Conjunta de obispos-sacerdotes de 1971 contribuyó decididamente a que los curas asumieran el compromiso de una Iglesia misionera, libre y profética frente al poder, orientada hacia los alejados y al servicio de los más pobres. Y ¿quiénes eran los más pobres de entonces? Los trabajadores manuales”. De la simpatía a la empatía con la clase obrera, “un encarnamiento” en la clase trabajadora, y un empoderamiento que alcanzó ésta gracias a la labor de esta suerte de misioneros en una tierra necesitada de casi todo. Y el pueblo acabó dándoles, no pidiéndoles.

https://www.lavozdelsur.es/aquellos-pastores-obreros-en-lucha-y-con-olor-a-oveja/

Los Seminarios: Regina Bannan



19 de enero de 2019  .

Hace mucho tiempo que quiero escribir sobre seminarios, pero siempre parece haber algo más. Luego, esta semana, NCR anunció una serie para responder estas preguntas: “ ¿Cómo se forman los sacerdotes? ¿Quién les está enseñando? ¿Cómo se están adaptando los seminarios a la nueva ola de crisis de abuso y la condena del clericalismo del papado?

Preguntas amplias, es verdad, e importantes. La teóloga no residente de SEPA WOC, Marian Ronan, me recordó, sin embargo, que “la realidad creciente del clero de RC en los Estados Unidos [es que han venido] desde otros países”. para ellos, pero tal vez la educación continua para el clero activo sea una de las sugerencias en el documento AUSCP que se analiza a continuación.

Seminario de San José en Dunwoodie
Seminario de San José en Dunwoodie en Yonkers.

De vuelta a la realidad. Lo que despertó mi interés inicial en este tema fue un intercambio en el Philadelphia Inquirer en octubre pasado. Thomas V. Berg, el rector del seminario de Nueva York, probablemente no eligió la foto grande del cardenal McCarrick que acompañó su artículo de opinión, publicado por primera vez en el Washington Post , pero puso la cuestión de la educación del seminario en el contexto de el escandalo del abuso sexual. Pensé que era un artículo sensible, con preocupación por el aislamiento y seis recomendaciones para el cambio que me sorprendieron: menos énfasis en lo académico y más en la madurez emocional; una cultura de confianza y transparencia; una edad mínima para comenzar la formación sacerdotal (sé que hace años las órdenes religiosas de las mujeres querían primero una educación universitaria); mentores reales (no necesariamente el conjunto de habilidades de los teólogos) en la facultad; y cerrando los seminarios fallidos, especialmente los muy pequeños. GUAU.

Una respuesta de Timothy Senior, el rector del seminario de Filadelfia, se publicó la semana siguiente y dijo que lo que están haciendo “se alinea enormemente” con los seis puntos. [No puedo encontrar su carta en línea.] “¿Quién soy yo para juzgar?” Es todo lo que puedo decir sin una evaluación independiente de lo que está sucediendo allí, por lo que anticipo la serie de NCR . Esta carta parece restringida a la luz del libro de Berg.

¿QUÉ? Les digo a las personas que me piden que lea artículos, no libros. Para enterarme de Berg, consulté su biografía en el sitio web del seminario y noté que había entrado y salido de los Legionarios de Cristo, de 1986 a 2009. Me pregunté si el escándalo que rodea al fundador, Marcial Maciel, podría He tenido algo que ver con eso. Así que compré el libro de Berg, “ Dañando en la Iglesia., “En Kindle y lea el conmovedor capítulo,” Mi historia “. Las diversas recomendaciones del artículo coinciden con su experiencia en torno a este escándalo, especialmente el intento de mantener a los que están en formación en la oscuridad sobre Maciel. No tengo espacio ni deseo de repetir todo el evento, pero encuentro en este libro otro ejemplo de la verdad que aquellos que han experimentado un trauma entienden a un nivel emocional que aquellos que no lo han hecho no pueden acercarse. Hojeé el libro e incluye varias historias, la mayoría sobre mujeres, de quienes han sufrido abusos, y formas de permanecer en la iglesia después de tales experiencias. Qué sorprendente que recomendaría un libro publicado por Our Sunday Visitor.

Bueno, volvamos a los seminarios. Hace un año, la Asociación de Sacerdotes Católicos de EE. UU. Envió a los obispos de EE. UU. Sus recomendaciones para la próxima revisión del Programa de Formación Sacerdotal , que fue ordenado por el Vaticano. La mayoría de los autores fueron ordenados en la década de 1960 (solo uno en 1973 y uno en 1984), así que me pregunté qué tan actual es su comprensión, aunque aprecié cuán transparentes eran sobre sus propios antecedentes y experiencia. No puedo encontrar un nuevo documento de la USCCB en línea, así que imagino que otras prioridades han absorbido a los obispos.

El documento AUSCP también es valioso. “Fidelidad al Vaticano II; Llamar al servicio; Un modelo pastoral de formación sacerdotal. Desarrollo psicosexual y celibato; Los procesos de discernimiento y la formación de la facultad “son sus” preocupaciones primordiales “. Las recomendaciones son lo suficientemente similares a las de Berg, por lo que pensé que podría haberlo hecho. Un área de diferencia es su énfasis en la educación sexual en general, no solo en el contexto de los sacerdotes célibes, y en la experiencia de trabajar con los laicos, especialmente las mujeres.

Lo que me lleva al primer artículo de NCR . ¿Qué es la foto aquí? Un aula jesuita con tres mujeres en primer plano. Peter Feuerherd señala que los jesuitas son solo el 18% de la población de estudiantes graduados, lo que incluye a muchas mujeres. Feuerherd hace un esfuerzo para describir cómo Boston College es y no es un seminario, pero el punto que quiero destacar es que unos 65 jesuitas estudian en un lugar que enfatiza la diversidad de puntos de vista, así como las personas. No se usa ropa clerical.

Entonces, ¿cómo es todo esto relevante para WOC? Está caminando con mujeres llamadas para sugerir que la educación teológica es mejor cuando se incluye a las mujeres, por lo que deben buscarla tanto en instituciones católicas como no católicas. Es para revisar la Universidad de Ministerios Globales en línea , diseñada para aquellos que buscan la ordenación. Es para notar la beca Lucile Murray Durkin de WOC para mujeres que disciernen una vocación sacerdotal ; La fecha límite para presentar solicitudes es el 29 de abril.

La educación del seminario no es solo para ellos; es para nosotros Tenemos que pensar seriamente en ello.

https://www.womensordination.org/blog/2019/01/19/seminaries/

Felipe Berríos y denuncia contra Renato Poblete: “Ha sido un golpe duro, para mí era un ícono”


Publicado: Viernes, 18 de Enero de 2019 a las 14:46 hrs. Autor: Cooperativa.cl

El cura jesuita reaccionó con pesar a la noticia de la acusación por abuso sexual a su fallecido compañero de congregación.

Desde el Gobierno descartaron renombrar, por ahora, el parque capitalino que lleva su nombre.

Felipe Berríos y denuncia contra Renato Poblete:

Foto: Santuario Padre Hurtado

El sacerdote jesuita Felipe Berríos reaccionó con pesar este viernes a la noticia conocida ayer sobre una denuncia contra el fallecido cura Renato Poblete por abuso sexual, quien era un “ícono” para él.

“Para mí ha sido un golpe duro, es una persona que quería mucho, que teníamos mucha cercanía, que para mí era como un ícono”, expresó Berríos, pero “más importante” que lo que él sienta, sostuvo que “hay una persona que denuncia y que tiene que haber vivido un dolor muy grande”.

Asimismo, planteó que antes “había una cierta tendencia a proteger la institución, y eso se presta para distintos matices de encubrimiento, pero yo creo que de eso (ahora) hay mucha más conciencia, hemos aprendido”.

Según informó la misma congregación, la denuncia fue presentada en la Comisión de Escucha que encargó el prelado Charles Scicluna, donde se recibió el testimonio de una mujer que acusó a Poblete, fallecido en 2010, de haber cometido “delitos y situaciones abusivas” de “carácter grave en el ámbito sexual, de poder y de conciencia” entre 1985 y 1993.

La denunciante detalló que las agresiones sexuales comenzaron cuando ella tenía entre 19 y 20 años, por lo que el Provincial de la Compañía de Jesús, el sacerdote Cristián del Campo, abrió el 12 de enero una investigación canónica previa que quedó a cargo del abogado laico Waldo Bown, el mismo que investigó al sacerdote Jaime Guzmán Astaburuaga.

Denunciante caso marista: “Jesuitas tienen mejor marketing”

Por su parte, Eneas Espinoza, uno de los denunciantes de abusos sexuales al interior de la Congregación de los Hermanos Maristas, comparó ambos casos y apuntó al trabajo comunicacional de los jesuitas.

“Cuando estalló el caso maristas la congregación también se mostró sorprendida, y el trabajo de los sobrevivientes en conjunto con la prensa fue la que logró que se destapase la verdad, que era que sí sabían y que por décadas estuvieron encubriendo abusos”, recordó.

Por ello, “no veo razón por la que (la situación) en los jesuitas sea distintalos jesuitas lo que sí tienen más que los maristas, es mejor marketing, lo cual les ha permitido encubrir más eficientemente de lo que lo estuvieron haciendo los maristas”.

¿Cambio de nombre del parque?: “Lo prudente es esperar”

En tanto, una de las incógnitas que surgió tras revelarse la denuncia es qué sucederá con el nombre del Parque Fluvial Renato Poblete, inaugurado en 2015 pero desarrollado como proyecto Bicentenario durante el primer Gobierno de Sebastián Piñera (2010-2014).

Consultado al respecto, el ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, comentó que “la decisión respecto de cambios de nombres son temas que se resuelven en su minuto“.

“Hoy día lo que hay es una investigación que los jesuitas y el Vaticano están llevando adelante, y yo creo que lo prudente siempre es esperar los resultados de esa investigación. Un tema distinto es cómo vamos a resolver este asunto respecto del nombre del parque en su minuto, pero hoy el parque está siendo aprovechado y gozado por habitantes de la zona poniente y esperamos que así siga siendo”, complementó.

Requerido también sobre cómo fue tomada en el La Moneda la noticia, considerando que fue en el primer mandato de Piñera cuando se le dio el nombre al parque, aclaró: “Por qué va a ser incómodo para el Gobierno, no hay ninguna incomodidad“.

https://www.cooperativa.cl/noticias/pais/iglesia-catolica/renato-poblete/felipe-berrios-y-denuncia-contra-renato-poblete-ha-sido-un-golpe-duro/

INDIA. Iglesia busca vengarse de las religiosas indias que protestaban contra un obispo acusado de violar a una monja


SU CONGREGACIÓN LES PIDE QUE ABANDONEN EL CONVENTO DONDE TAMBIÉN VIVE LA VÍCTIMA

Las hermanas denuncian un intento de dividirlas e interferir en la querella criminal contra el preladoCameron Doody, 17 de enero de 2019 a las 17:03  

Las monjas, contra el obispoAgenciasRELIGIÓN | MUNDO

La Superiora General aduce como razón la de que fueron asignadas a otros conventos entre marzo y mayo de 2018 -antes de que su hermana denunciara al obispo en junio- pero que las religiosas se han negado a acatar su orden

(Cameron Doody).- Cuatro de las cinco religiosas que han liderado protestas contra un obispo indio acusado de violar en múltiples ocasiones a una monja han sido obligadas a abandonar el convento donde también vive la supuesta víctima. Las hermanas denuncian que viene a ser un intento por parte de autoridades de la Iglesia de dividir al grupointerferir en la querella criminal contra el prelado.

Tal y como informa el Herald de Goa en un comunicado, Regina Kadamthottu, Superiora General de las Misioneras de Jesús, la Congregación a la que pertenecen las religiosas Alphy, Anupama, Josephine y Ancitta, les pide que abandonen el convento de Kuravialangad, en el distrito de Kottayam en el estado de Kerala, donde otra monja acusa al que fuera obispo de Jalandhar, Franco Mulakkal, de haberla violado en múltiples ocasiones entre 2014 y 2016.

La Superiora General aduce como razón la de que fueron asignadas a otros conventos entre marzo y mayo de 2018 -antes de que su hermana denunciara al obispo en junio-, pero que las religiosas se han negado a acatar su orden.

A una quinta monja que también lideraba las protestas contra Mulakkal, Nina Rose, no le ha pedido que abandone el convento de Kuravialangad. Las cuatro religiosas que han recibido la orden de marcharse han indicado que no tienen ninguna intención de abandonar la casa.

Las protestas en septiembre del año pasado que lideraban las monjas contra el supuesto obispo violador Mulakkal desataron una ola de indignación en la India contra la Iglesia y provocaron pedidos de que Roma tomara cartas en el asunto. Cosa que finalmente hizo, cuando el Papa aceptó la renuncia del prelado, de 54 años, al finales de septiembre, poco antes de que fuera detenido y puesto en prisión preventiva durante tres semanas. Mulakkalfue puesto en libertad con cargos en octubre.

La hermana Alphy ha sido invitada a incorporarse a un convento en Pakartala, en el estado de Bihar, mientras que las religiosas Ancitta y Josephine han sido destinadas a una casa de las Misioneras de Jesús en Lalmatia, estado de Jharkand. A la hermana Anupama, por su parte, se la ha pedido que se presente en un convento de la Congregación en Punyab.

TIMES NOW@TimesNow

Missionaries of Jesus, a congregation, has shunted four nuns from Kerala who are demanding the arrest of former Bishop of Jalandhar Franco Mulakkal for the rape of a nun at Kuravilangad convent #ChurchVsNunshttps://www.timesnownews.com/mirror-now/in-focus/article/kerala-kuravilangad-convent-bishop-jalandhar-franco-mulakkal-nun-rape-case-protests-congregation-missionaries-jesus/348645 …14311:58 – 16 ene. 2019Información y privacidad de Twitter AdsKerala nun rape case: Congregation alleges nuns demanding Bishop’s arrest using case as ‘excuse’Missionaries of Jesus, a congregation, has shunted four nuns from Kerala who are demanding the arrest of former Bishop of Jalandhar Franco Mulakkal for the rape of a nun at Kuravilangad convent.timesnownews.com112 personas están hablando de esto

Caso de violación de monja de Kerala: las monjas de sobrevivientes de abusos han sido transferidas.


Caso de violación de monja de Kerala: las monjas de sobreviv .. 

Read more at:
http://timesofindia.indiatimes.com/articleshow/67555317.cms?utm_source=facebook.com&utm_medium=social&utm_campaign=TOIDesktop&fbclid=IwAR0vJA5wdUyC9kgh-n7Gc3NA80wbdinpVCqCqfGsC85zR6S9Ug4j0b4Umwo&utm_source=contentofinterest&utm_medium=text&utm_campaign=cppst

El Obispado de San Rafael suspendió al cura Scarlata


https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1547160754579scarlata.jpg

El cura Scarlata estará alejado de sus funciones hasta que se aclare su situación en la Justicia.

El organismo eclesiástico anunció a través de su página de Facebook, que el sacerdote que está siendo investigado por presunto abandono de persona quedó apartado de sus funciones de manera preventiva.

Por: Melisa Stopanskyredaccion@elsoldiario.com.ar@melisastopansky

El Obispado de San Rafael resolvió la suspensión del sacerdote Carlos Scarlata, quien está siendo investigado por el presunto abandono de persona de una docente, con quien habría tenido una relación sentimental.

Si bien el clérigo no está imputado, sino que se le tomó una declaración informativa por los hechos, trascendió que reconoció ante la Justicia, que lo mantenía a Valeria Cornejo, la mujer que falleció en octubre pasado, un vínculo afectivo.

Ver también: Scarlata declaró y reconoció la relación con la maestra fallecida

Al estar prohibido para los sacerdotes mantener relaciones con mujeres, por deberse al celibato es que su situación en la Iglesia se vio complicada en las últimas horas.

El comunicado:

Ante la situación que se ha hecho pública en los últimos días y que involucra al Pbro. Carlos Alberto Scarlata, sacerdote perteneciente a la Diócesis de San Rafael, actualmente destinado en la Provincia de Buenos Aires, y estando ausente en el exterior el Sr. Obispo Mons. Eduardo María Taussig, este Obispado quiere expresar a la opinión pública en general, algunos considerandos:

1.- Si bien el P. Scarlata avisó días antes al Obispo, que había sido citado a declarar en la causa por la muerte de una docente de esta ciudad, los detalles del caso han sido conocidos en esta Sede solo por los trascendidos de prensa. Por otro lado se trata de una responsabilidad personal del P. Scarlata el responder por sus actos a la justicia civil, como cualquier ciudadano en esta materia.

2.- Sin embargo y con conocimiento del Sr. Obispo, el Vicario General, Mons. Francisco Alarcón, a cargo de la Diócesis durante su ausencia, ha decretado (Prot. 02/19, del 11 de enero de 2019) la suspensión del P. Scarlata, como medida cautelar, de todas las facultades ministeriales. Hasta tanto se pueda proveer conforme a Derecho.

3.- El Obispado lamenta en primer lugar el fallecimiento de la docente y el dolor de su familia y amigos, así como el escándalo que se ha producido por las presuntas acciones de este sacerdote. Esperamos que las actuaciones de la justicia lleven luz sobre lo ocurrido y se conozca la verdad completa. Hasta tanto, el P. Scarlata permanecerá suspendido cautelarmente de su ministerio y luego se procederá por la vía canónica que corresponda.

4.- Pedimos a todo el Pueblo de Dios que peregrina en la Diócesis de San Rafael tener una oración de reparación por lo que pudiera resultar de las denuncias y por el escándalo que todo esto ya supone en los más pequeños. A la vez instamos a todos a mantener la confianza en el Señor y su Iglesia, más allá de las miserias de los hombres que la integramos.

San Rafael, 14 de enero de 2019 (Oficina de Prensa).

https://www.elsol.com.ar/el-obispado-de-san-rafael-suspendio-al-cura-scarlata

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: