GEMRIP lanza nuevos diplomas y sitio web especializado en temas sobre Religión e Incidencia Pública


1 febrero, 2016
, , , , , , ,

1-Centro-de-Estudios-webEs difícil encontrar en español espacios especializados en el estudio de los fenómenos religiosos y su impacto en el espacio público. Más allá de algunas revistas de investigación, vemos que aún persiste una necesidad de mayor debate y formación sobre la relación entre áreas como ciencias de la religión, teología y ciencias sociales, poscolonialismo, juventud, género y niñez, en diálogo con el fenómeno religioso. Aún es menos común encontrar un sitio web especializado con noticias, publicaciones gratuitas y un equipo de docentes y colaboradores de diversas disciplinas y regiones del continente americano.

El Grupo de Estudios Multidisciplinarios sobre Religión e Incidencia Pública (GEMRIP) convoca a hombres y mujeres pertenecientes a diversas confesiones, especializados en un amplio campo de formación dentro de las ciencias sociales, las humanidades y la teología, con el propósito de generar instancias de sensibilización, reflexión y formación teórico-práctica en torno a los desafíos que las sociedades contemporáneas presentan a la incidencia pública desde espacios religiosos y comunidades eclesiales. ¿Queres saber mas?

El Centro de Estudios de GEMRIP es un espacio que convoca a profesionales, académicos y profesores para ofrecer programas de estudio en modalidad virtual, desarrollar instancias de investigación y acompañar organizaciones en procesos de asesoría. Su diseño curricular pretende ser alternativo a los formatos tradicionales. Se compone de ejes curriculares (temáticas que deben ser abordadas transversalmente en todos los programas y cursos de cada área), nodos problematizantes (temáticas específicas a ser abordados en los programas, a partir de la especificidad del área y de los ejes curriculares) y áreas de estudio transversales a todos nuestros programas

GEMRIP busca tratar situaciones que afectan la vida de millones de personas en nuestros países. Por eso, sus programas responden a los siguientes ejes problematizantes: desigualdad y exclusividad, Religiones y estados, Discriminación, Violencia, Militarización, paramilitarización y seguridad, Trata y tráfico de personas, Convivencia, migraciones, estados e igualdad religiosa, Democracia y laicidad, Corporativismo y medios de comunicación, Fundamentalismos, Totalitarismos y nacionalismos. Cada problemática está trabajada desde estos ejes curriculares:

  • Pluralidad y diversidad
  • Política e incidencia pública
  • Abordaje “inter” (interreligioso, intercultural, intergeneracional, interétnico, interdisciplinario)
  • Género y sexualidad
  • Ecología y medio ambiente
  • Paz y no-violencia.

Todos sus cursos y diplomas cuentan con la certificación institucional de la Universidad del Centro Educativo Latinoamericano – http://www.ucel.edu.ar

Programas de Diplomatura

  • Diploma en género, sexualidad y religión
  • Diploma en religión, política y espacio público
  • Diploma en animación comunitaria
  • Diploma en herramientas pastorales
  • Diploma en juventudes
  • Diploma en estudios teológicos

Ver descripción de diplomas

logoMás información en: www.gemrip.org

Consulta vía mail: contacto@gemrip.org y director@gemrip.com.ar

Uruguay: +59898615676

Argentina: +541157394773

Chile: +56945087271

El 1 de mayo y los católicos: Pedro Pierre


Versión para impresión

 27/04/2017

“¿Por qué los católicos no participamos para nada en política? ¿Qué nos pasa?”. Así consta en la portada de la revista de un movimiento de laicos católicos de hace unos meses. Es cierto que muchos católicos piensan que no es importante participar en política y que otros muchos creen la política es algo muy sucio…

 

Primero diría que todos participamos en política por el mero hecho de ir a votar. Por otra parte, hacemos política cuando opinamos sobre lo que pasa en nuestro país, cuando aprobamos o criticamos acciones del gobierno. Las declaraciones de la Conferencia Episcopal, de obispos y sacerdotes sobre las elecciones tienen su dimensión política y a veces su opción ni velada a favor de ciertos candidatos. También es evidente que muchos católicos participan tanto en movimientos y partidos políticos como en las listas de candidatos para las elecciones, y en otros espacios políticos que están al servicio del bien común.

 

Este compromiso siempre ha sido impulsado en los documentos de la Iglesia católica al nivel universal como también continental y nacional. Ya en 1927 decía el papa Pío 10° que ¡“la política es la mayor expresión de la caridad”! Esto ha sido claramente confirmado tanto por el papa Francisco como por el papa Juan Pablo 2° en su carta: “La Iglesia está vivamente comprometida en esta causa (de la solidaridad con los trabajadores), porque la considera como su misión, su servicio, como verificación de su fidelidad a Cristo, para poder ser verdaderamente ´Iglesia de los pobres´” (encíclica sobre el Trabajo Humano).

 

Por ejemplo, las Comunidades Eclesiales de Base (CEBs) de Guayaquil comenzaron a hacer efectiva la dimensión política de su fe cristiana al caminar por las calles de la ciudad un 1° de mayo del principio de los ‘80. Luego participaron en fechas nacionales para recordar tanto “las cruces sobre el agua” cada 15 de noviembre por los varios de miles de trabajadoras y trabajadores muertos a tiros en Guayaquil en 1932, como los asesinatos por la policía de los indígenas Lázaro Condo y Cristóbal Pajuña que reclamaban sus tierras en los años ’50 en Chimborazo, igualmente las celebraciones por la muerte de la líder indígena de Cayambe Tránsito Amaguaña…

 

En Guayaquil varios grupos católicos siempre analizan las campañas electorales desde el retorno hace 40 años a la democracia, y ciertos de su miembros, en particular de las CEBs, participaron en partidos políticos y en contiendas electorales. En la campaña del referéndum por la Constituyente, hicieron campaña por el sí… Miembros de las CEBs de El Oro han conformado un partido político desde varios años; lo mismo intentaron las CEBs de Sucumbíos…

 

Sí, hay católicos que participamos en política y en política partidista con mucho orgullo cristiano… Que este 1° de mayo marque el comienzo de nuevos compromisos de católicos en política y que nuestra “solidaridad con la causa” de las y los trabajadores sea “un verificación de nuestra fidelidad a Cristo, para poder ser verdaderamente ‘Iglesia de los Pobres’”. Nos vemos el próximo 1 de mayo.

 

Publicado en El Telégrafo

¿RELIGIÓN EN LAS ESCUELAS?: Por Nicolás Panotto


Considerando el tiempo en que nos encontramos, estas resistencias son más que pertinentes. La necesaria laicidad de un Estado juega su carta más importante en las escuelas, por lo que hoy día se hace impensable un adoctrinamiento en términos religiosos –especialmente desde sus voces monopólicas-, como así también en otras áreas del campo social. Ahora bien, estos debates siempre avivan una contracara que tampoco es muy saludable, como lo es el laicisismo extremo que tiende a estigmatizar lo religioso como fenómeno y a endilgar sus expresiones como elementos pertenecientes al campo de lo irracional, medieval, anti-político, etc. Estas comprensiones, más allá de su validez en algunos casos, distan de reflejar la complejidad, profundidad y pertinencia de lo religioso en tanto fenómeno y su real impacto en la sociedad. La negación de lo religioso, implica negar –guste o no- uno de los marcos de sentido más importantes de nuestras sociedades –recalco: uno más entre otros-, y con ello la realidad de una convivencia democrática que nazca de una genuina pluralidad inclusiva entre todas las expresiones identitarias presentes.

De aquí, nos preguntamos si la relación entre lo religioso y lo educativo (así como lo religioso y lo social) puede ser vista desde un punto de partida que habilite nuevas posibilidades en términos de formación social, sin caer en un adoctrinamiento orgánico, y dando por sentado tanto la necesidad de un marco completamente laico dentro de las currículas escolares como la ineludible separación entre iglesia/religión institucional y Estado. En otros términos, ¿es posible abordar lo religioso en espacios educativos desde un marco más amplio, sin imponer ni priorizar sino simplemente otorgando la misma validez que a otro tipo de cosmovisión?

Antes de avanzar, pongamos algunos puntos en perspectiva:
– Lo religioso como fenómeno es un elemento constitutivo de toda sociedad. Los modos de creer son sumamente híbridos y variopintos, inclusive dentro del propio catolicismo como representación principal, al menos en Argentina [1]. La gran mayoría de la ciudadanía posee creencias religiosas, más allá de la multiplicidad de vinculaciones con sus formas institucionales oficiales.
– Lo religioso no simboliza un conjunto de elementos folklóricos sino más bien un modo de ver la vida, la sociedad, la política y lo cultural. Por este motivo, hablar de religión no es tratar con un elemento enclaustrado en la “vida privada” sino con un marco de sentido personal, familiar y comunitario que tiene directa injerencia en los asuntos sociales y públicos.
– La ignorancia en términos religiosos ha llevado –tanto en el pasado como en la actualidad- a prácticas de discriminación, violencia, intolerancia y estigmatización socio-cultural. Es decir que la falta de conocimiento sobre la diversidad de creencias y las implicancias personales y sociales de lo religioso abre la puerta a prácticas anti-democráticas, violentas y perjudiciales para el bienestar social.
– Por todo esto, podemos decir que reconocer la pluralidad de creencias, la inmensa diversidad de formas de aprehender y vivir lo religioso, y su intrínseca relación con los procesos sociales, significa profundizar una cultura democrática que visibilice, acepte e incluya la variedad de expresiones religiosas dentro de una comunidad social, así como se reconocen otras voces.

A partir de estos elementos, nos preguntamos: ¿debe estar lo religioso como tema general completamente ausente de los centros educativos? Reiteramos y enfatizamos que la “enseñanza religiosa” como tradicionalmente se la concibe –es decir, como forma de adoctrinamiento dogmático y eclesial- no tiene lugar alguno dentro de una política educativa laica y un régimen democrático basado en el Estado laico. Ahora bien, dicha distinción no debe llevarnos necesariamente a descartar que lo religioso es un campo que puede estar presente como una cosmovisión más dentro de los temas que se tratan en diversos campos de la educación, para ser abordado y estudiado en relación a distintos fenómenos sociales, culturales y políticos.

¿Podríamos, entonces, pensar en lo religioso (o más concretamente, en el pluralismo religioso) como un elemento que debe estar presente dentro de las currículas escolares, al menos de manera más intencional y explícita, y más allá del marco católico-céntrico que predomina actualmente? No hablamos de una asignatura específica u obligatoria dentro del programa, sino más bien de lo religioso como un eje más dentro de debates, unidades problemáticas y abordajes más amplios, como pueden ser la composición plural de lo social, las definiciones de ciudadanía, las construcciones de subjetividad, la diversidad constitutiva de lo cultural, el sentido de pluralismo ligado a lo democrático, la necesidad de escuchar diversas voces dentro del espacio público, entre otros, ejes todos estos que atraviesan diferentes materias curriculares. En definitiva, ¿podría contemplarse el lugar de lo religioso como una voz legítima, al igual que se promueve la presencia de grupos etarios, indígenas, representaciones de mayorías sociales, voces políticas, etc., tal como se enseña en educación cívica o ciudadana?

Por supuesto que reconocemos las problemáticas existentes en torno al manejo de ciertas expresiones religiosas dentro del espacio público, el Estado o el campo político en general. Pero precisamente por ello, una concientización y formación más amplia y plural sobre lo religioso nos ayudará a manejar los conflictos que se gestan desde dicho campo –especialmente en lo que refiere a la intromisión de diversas cosmovisiones moralistas que promueven ciertas expresiones religiosas, las cuales bloquean la profundización de políticas democráticas e inclusivas-, sin caer en estigmatizaciones o enclaustramientos sino más bien ubicando lo religioso –y con ello, abriendo su perspectiva y des-dogmatizando su propia presencia- dentro del enorme abanico de identidades que componen nuestras sociedades.

En resumen, debemos resguardar la educación de los abusos monopólicos –sean religiosos, políticos o sociales-, en pro de fomentar los valores democráticos del pluralismo, el diálogo, el consenso y la diversidad. Pero precisamente en ese marco debemos incluir y reconocer lo religioso como una voz más a la par de otras, para así mostrar la “foto completa” de lo variopinto de nuestros grupos sociales, como así también de otras concepciones sobre la incidencia social de lo propiamente religioso, que dista de ser un calendario de rutinas cúlticas, sino más bien un modo de asumir la vida personal y comunitaria.

Notas
[1] Para este caso, ver “Primera encuentra sobre creencias y actitudes religiosas en Argentina”

http://gemrip.org/religion-en-las-escuelas/

El Papa, contra el clericalismo


 

Posted: 27 Apr 2017 09:04 AM PDT

Quiere que los franciscanos elijan hermanos legos a puestos de autoridad

Francisco les ha pedido que inicien el camino de la unidad de todas las ramas franciscanas

Cameron Doody.

El clericalismo es una señal de una falta de fe, una falta de confianza: confianza en Dios, en los demás y, en último término, en uno mismo

El Papa, contra el clericalismo

Del clericalismo a la “menoría”. De la “movilidad ascendiente” al deseo de ir el último. Este es el proyecto que el Papa Francisco quiere para la totalidad de las ordenes religiosas, empezando con los franciscanos. Y eso después de que los ministros generales de las cuatro ramas de esta familia religiosa pidieran al pontífice una dispensa para que los hermanos no ordenados puedan asumir puestos de autoridad hasta ahora reservados a sacerdotes.

“Le hemos solicitado formalmente una dispensa… (que) permitiría que los hermanos legos (no clérigos) pudiesen ser guardianes de una fraternidad local, provinciales e incluso ministro general. Todos los roles de servicio en la Orden”. Así es como Michael Perry, ministro general de la orden de los Frailes Menores, resumió la petición que hizo al Papa a principios de este mes, junto con los ministros generales de los Conventuales, los Capuchinos y de la Tercera Orden. Una propuesta que entusiasmó completamente al obispo de Roma, añadió Perry, quien “con nosotros está estudiando las posibilidades de llevar este proyecto a cabo”.

Y es que ahora, en una nueva entrevista con CNS, Perry ha dado más detalles sobre qué ha motivado esta petición de los franciscanos, y sobre cuáles serían las implicaciones para el liderazgo, la autoridad y la gobernanza en la Iglesia entera en caso de que la propuesta finalmente recibiera el visto bueno.

En su raíz, explicó el padre Perry, la petición parte de una preocupación por qué significa el liderazgo entre las comunidades franciscanas. “¿El liderazgo se trata de organizar las cosas de tal forma que uno tiene control absoluto sobre todo?”, se preguntó. “¿O acaso se trata de empoderar a la gente para que haya sinergia, una confluencia de todas las fortalezas que tiene una comunidad?”.

Tiene que ser claramente la segunda de estas opciones, matizó, y eso aún preservando la identidad del ministerio ordenado. La propuesta al Papa, aclaró, “no busca retar a la autoridad espiritual o el papel del pastor. Más bien, busca liberar al pastor para que se pueda fijar en las ovejas y no se tenga que preocupar por las puertas y las vallas”.

Se trata, en fin, de realizar el ideal de liderazgo soñado por el propio Poverello de Asís, quien tampoco fue clérigo sino un humilde laico. La propuesta franciscana, relató Perry, es la de realizar entre todos los hermanos, ordenados o no, el ideal de“menoría”: el de no querer “subir”, sino “bajar”. Modelo esta menoría que es opuesto diametralmente al clericalismo, según lo retrató Perry.

El clericalismo, dijo el religioso, “es un impulso hacia arriba como si la movilidad ascendiente ofreciera algo: alguna seguridad y garantía de la fidelidad, una manera de controlar a la gente de modo que permanezca fieles a la verdad”. En cambio, “los franciscanos no lo concebimos (el liderazgo) de este forma”, añadió.

Y es más: según Perry, “el clericalismo es una señal de una falta de fe, una falta de confianza: confianza en Dios, en los demás y, en último término, en uno mismo”. Un modelo que, en fin, no solo “ha pisoteado” la dignidad, dones, habilidades y llamado al servicio de todos los bautizados, sino que, a veces -y lejos de estimular los talentos- “ha premiado la ineptitud”.

Massimo Faggioli, historiador de la Iglesia y profesor de teología en la Universidad de Villanova, subrayó a CNS lo que está en juego en la propuesta de los franciscanos de que los hermanos legos asuman cargos de responsabilidad en las cuatro órdenes. Si el Papa les concede la dispensa, dijo, “señalaría a la Iglesia entera un cambio, en el sentido de una desclericalización de las órdenes religiosas y una vuelta a la inspiración original de sus fundadores”. El padre Perry coincide en semejante evaluación al considerar que la visión del Poverello constituye un reto para la Iglesia entera.

“San Francisco de Asís llamó a un nuevo modelo”, explicó por último el religioso. “Un modelo que no desafiaría de ninguna de las formas la naturaleza de la Iglesia y los diferentes roles que hay en ella, sino que le recordaría que todos estos están al servicio de algo más alto, algo más grande”, sentenció.

La desclericalización al servicio de la unificación franciscana

Además de servir como modelo para la Iglesia universal, el impulso que la familia franciscana está dando a la desclericalización puede ayudar incluso a unificar a las cuatro ramas que actualmente la compone. Eso es lo que desprende de comentarios que realizaron Perry y sus hermanos ministros generales a Radio Vaticana justo después de su audiencia con el Papa a principios de este mes.

Por su parte, el responsable de la Tercera Orden Regular, Nicholas Edward Polichnowski, declaró que el Papa les dijo a los cuatro ministros generales que “necesitamos un sentido de unificación. En la familia franciscana ahora estamos haciendo sólo un movimiento en esa dirección”.

Este paso hacia la unidad solo ha resultado posible en este pontificado, añadió, ya que “antes, los frailes menores, los conventuales, los capuchinos y la Tercera Orden, eran independientes una de la otra”. Ahora, precisó, “con el Papa Francisco se vive una visión, se vive una atmósfera de unificación, bajo la acción de la misericordia”.

En sus declaraciones el padre Perry especificó en qué han consistido las diversas iniciativas hacia la unificación a los que Francisco ha inspirado las cuatro órdenes franciscanas. “En primer lugar, estamos en un proceso de reunificación de la Universidad Franciscana de Roma”, recordó el ministro general de los Frailes Menores. “Luego hay otros proyectos para la comunión en la Tierra Santa y otros lugares”, y el diálogo que los diferentes responsables mantienen “varias veces al año con el fin de fortalecer y hacer hincapié en la dimensión de comunión entre nosotros”.

Tal es el estímulo que el Papa Francisco ha dado a los franciscanos a que trabajen por la unidad que según el ministro general de los capuchinos, Mauro Johri, los frailes le han invitado a reunirse este año para la conmemoración de la aprobación de su Regla, el próximo 29 de noviembre. “Sobre todo porque este año se recuerda la bula Ite vos que buscaba la unificación y provocó la separación”, señaló Johri. “Y nosotros queremos recordar aquel evento haciendo un camino, al contrario, el de la unión”.

Fuente: http://www.fecansada.com

COLOMBIA. HOMENAJE A TERESITA RAMIREZ. RELIGIOSA MÁRTIR.


                    Vida de Teresita Ramirez


28 de Febrero de 1989
Colombia 

 
Religiosa de la Compañía de María. Asesinada delante de sus alumnos  en Cristales  Antioquia.
Teresita, de 41 años y origen campesino, decide ser religiosa a los 17. Su formación intelectual y religiosa culmina en Medellín. Fiel a su origen de campesina elige siempre trabajar con los marginados. En Barranquilla permanece durante 9 años en El Bosque, un barrio donde impulsa las Comunidades Eclesiales de Base y donde recibe el apodo de “Hermana Chévere”, sinónimo de afecto, confianza, entrega, alegría, sencillez que en Teresita brotan de su profunda fe y de su confianza en el sentido liberador del Evangelio.
 
 


En 1987 se traslada a Cristales y ofrece a Dios su vida en forma definitiva. vive con entusiasmo, con la pasión misionera,  siente profundamente el sufrimiento de este pueblo abandonado.
Se desplaza a las veredas, comparte con las familias campesinas  la vida diaria, la oración comunitaria, la reflexión de la Palabra.    
“Yo por ti diera mi propia vida” quedó escrito en el tablero del salón el día 28 de Febrero de 1989, donde Teresita se encontraba con los estudiantes en clase de español, cuando llegaron los sicarios a quitarle la vida!
Eran Las 11.20 am, “Dos de los muchachos entran al colegio, saludan a la Secretaria y solicitan a la Hermana…
Tere sale a la puerta del salón y saluda de mano a los muchachos . Un corto intercambio de palabras…
 “una ráfaga de ametralladora que hace  blanco en su espalda y luego en su cara, pone punto final a su clase, a su misión educadora, a su vida de mujer, de cristiana, de hermana y amiga de todos, especialmente de los más pobres!”


 “Hoy tu nombre, Tere, nos sabe a justicia, nos sabe a     esperanza…!
Pasaste tu vida entre sonrisas, brindando confianza y seguridad, tocando las manos tendidas sin distingo alguno, enseñándonos con esto que todos somos importantes y por encima de tus defectos y errores como persona, supiste darte a los demás con tus valores y cualidades”
“ Hna. Teresita Ramírez,  un signo del amor misericordioso de Dios Padre; un testimonio de lo que significa e implica seguir a Jesús hoy en Colombia; un estímulo para superar el miedo y renovar nuestra decisión de cumplir  la voluntad de Dios, que en este momento nos exige luchar decididamente por la justicia, por la vida, por la dignidad  humana” .

http://teresita-ramirez.blogspot.com.co/p/vida-de-teresita-ramirez.html

La historia del sacerdote suizo que se enamoró de Felidia


CULTURA
Sacerdote

El sacerdote suizo, Amadeo Eberle, máster en Teología de la Universidad de Insbruck, en Austria, vive hace 21 años en un bosque de niebla, en Felidia.

Especial para El País

Abril 27, 2017 – 12:13 A.M.Por:

Por: Aura Lucía Mera y Beatriz López, especial para El País

Nacido en la Suiza alemana y graduado en teología y filosofía en los gélidos Alpes austríacos, Innsbruck, hijo de campesinos, con mente abierta y crítica, cuestionador de muchas actitudes de la Iglesia católica, se inclina por la reconciliación y la equidad, considera “patriarcalista” el nombre de Dios y prefiere llamarlo Divinidad.

Este personaje que viene de una región bucólica, donde las fiestas se celebran con pantalones de gamuza y tirantes y sombreros de fieltro con plumas, decidió lanzarse al trópico feroz, aterrizando hace más de 30 años en Montería. Poco después cayó en la Cali de ese oriente abandonado, cuando Charco Azul, Marroquín y El Pondaje de Aguablanca eran receptores de miles de desplazados por la violencia y tenían que conformarse con sobrevivir hacinados en cambuches húmedos.

Al nacer lo bautizaron Ama Deus, “ama a Dios”, en latín. En el trópico se convirtió en Amadeo, así, a secas. Su vocación y conocimiento sobre las profundidades de la teología no le sirvieron para oficiar misa en este país, y tuvo que hacer los cursos reglamentarios para ejercer como sacerdote.

Trabajó incansablemente en la Parroquia de San Luis Beltrán, en Marroquín III, pero su meta era diferente y el sueño se cumplió. Actualmente dirige una Fundación en medio de la naturaleza, a casi dos mil metros, donde el bosque de niebla, los eucaliptos, las flores, los helechos y las aguas corrientosas del rio Dagua, le han permitido ofrecer un espacio a los que no tienen espacio, para que puedan tener contacto con la naturaleza, alejados del bullicio de sus entornos y logren mirar hacia ellos mismos.

Amadeo Eberle ofrece allí talleres, retiros espirituales, trabajos de convivencia, caminatas ecológicas. Se llaman Eco-Tierra Eco-Vida, la oportunidad de tener un espacio meditativo, reflexivo, de silencio, para todo el que tenga fe, reencontrarse con la Divinidad y cambiar la visión y la manera de percibir, actuar y sentir, acompañados de la naturaleza, el silencio y la introspección.

‘El Bosquecillo’, así se llama, Felidia arriba, se sube y se sube hasta que La Leonera queda abajo y la carretera se encamina hacia El Diamante para bifurcarse hasta llegar a las cabañas rodeadas de árboles y flores, en la meseta que se abre hacia el Carmen, Tocotá, San Bernardo. Atrás quedan las luces de la ciudad, atrás quedaron los problemas, el ruido, los pitos, las motos, la agresividad, las drogas, el licor, las rivalidades de pandillas, los rencores.

Teología jesuítica

Amadeo Eberle, bajo perfil, mirada transparente, cada palabra suya conlleva un contenido profundo. Austero, casi arisco, como el zorro del Principito, que solo la rosa pudo descubrir su enorme ternura. Amadeo, firme, disciplinado, ejecutor, una mirada que atraviesa máscaras y posturas, que sabe mirar los corazones y llegar a ellos.

Nació en Suiza en un hogar campesino de 8 hermanos. Al confesarle a su padre que quería ser sacerdote, le contestó: “usted puede estudiar, pero plata no hay”. Para financiarse se puso a trabajar en vacaciones en fábricas y a repartir correos. A cierta edad le permitieron enseñar en primaria.

“Opté por estudiar en Insbruck y no en Austria, por dos razones: 1) porque la teología de los Jesuitas en Insbruck tenía mucha fama en toda Europa, la otra, el hecho de no prestar servicio militar, ya que nunca he sido partidario de las armas, porque en Suiza era obligatorio y quien no iba al Ejército, lo enviaban a la cárcel”, recuerda.

Termino filosofía y una maestría en teología. Regresó a Suiza donde permaneció por espacio de 7 años ejerciendo el sacerdocio. Afirma no estar de acuerdo con muchas imposiciones de la Iglesia, como el celibato sacerdotal, “porque tiene que ver con cierto desprecio por la mujer”. Es partidario de que los sacerdotes puedan escoger su propio estilo de vida.

Precisamente un colega suyo, Erick Freeman, se salió del sacerdocio y contrajo matrimonio, y viajó a Popayán desde Suiza. Amadeus decidió visitar a su amigo para entender de cerca, por qué había tomado esa decisión. Llegó a Colombia en 1977, en pleno paro nacional. “Me gustó el paisaje verde y rojo y las etnias indígenas”. La búsqueda siguió en San Agustin (Huila), después Perú, donde no se adaptó porque “donde no hay verde, no se puede vivir”.

Emigró a Montería, donde tampoco encontró lo que buscaba, hasta que localizó a Diana Ochoa, su profesora de español y se vino para Cali. Monseñor Pedro Rubiano le ofreció varias opciones en el Distrito de Aguablanca, donde también estaba el padre Alfredo Welker, el alemán.
La Casa Cultural ‘El Chontaduro’.

Inició su labor pastoral en Marroquín III, Los Lagos, La Paz, “los terrenos del M-19, en su época más difícil de confrontación bélica”. Las gentes de esas comunidades tenían que vivir frente al caño de aguas negras, que se desbordaba en invierno.

La construcción de la Iglesia de San Luis Beltrán, en terrenos que pertenecían a la familia de María Cristina Rivera, los cuales fueron donados después, gracias a la intermediación del Obispo Rubiano, “fue una verdadera odisea”. Con la participación de todos se levantaron los cimientos, con la colaboración de la arquitecta Lida Praty de Ramelli, de origen suizo, quien hizo el diseño, y el maestro de obra, Marco Romero. La construcción de la iglesia se inició en 1988 y terminó en 1993.
El espacio de la parroquia se organizó con base en la teoría de la liberación, en auge en sectores sacerdotales de América Latina, como los de Medellín y Puebla, “un sitio de creyentes y no creyentes”. Se diseñó un salón múltiple para reuniones, celebraciones, puesto de salud, farmacia, sector jurídico y cocina para los niños con hambre.

Asimismo, se organizó la Casa Cultural el Chontaduro, al frente de la cual estuvo Amadeo por espacio de 25 años, en Marroquín III etapa, donde había una biblioteca, salón de artesanías. Además programas de música y danzas.

Fundación Tierra Nueva

Tanto la Casa Cultural de El Chontaduro como el Bosquecillo, situado en Felidia, son financiados por Fundación de Suiza y Austria que se denomina ‘Tierra Nueva-Vida Nueva’, la cual cumple en Colombia 21 años de funcionamiento bajo la dirección de Amadeo. “La idea de llamarla ‘Tierra Nueva’ tiene que ver con el conflicto de la tenencia de la tierra en Colombia, que según estadísticas solo el 2% de la población tiene acceso a ella”, sostiene el sacerdote.

En un principio, todo quedó a nombre de Amadeo Eberle, cuando llegaron los primeros aportes de Suiza y Austria para la construcción de la Casa de El Chontaduro y adquisición de los terrenos del Bosquecillo, propiedad de Mario Rojas, quien la vendió ante las amenazas de secuestro, por ser zona roja no solo de las guerrillas de las Farc y el ELN sino de grupo paramilitares.

Más adelante quedó protocolizada como Fundación y fue necesario inscribirla en la Cámara de Comercio, cumplir con los engorrosos papeleos que exige la entidad y, por supuesto, pagar impuestos, así sea una institución sin ánimo de lucro. Sostiene el sacerdote que la Curia Arzobispal no apoya al sostenimiento de los costos sociales en Aguablanca como en el Bosquecillo. Tampoco se reciben donaciones de la empresa privada.

Las Farc merodean

El mayor reto que tuvo que afrontar el padre Amadeo en el terreno que adecuó para llevar un grupo de huérfanos de Aguablanca, para que se educaran y vivieran allá, fue la presencia de las Farc. A tal punto, que después de 5 años fue necesario suspender el programa, porque la guerrilla merodeaba la escuela, con el propósito de convencerlos de alistarse en sus filas.

“Lo triste”, recuerda el sacerdote, “es que dos de esas niñas que estuvieron aquí, las mataron. Se llamaban Claudia y Janeth”. Otro suceso en que el Bosquecillo Amadeo se vio envuelto con la guerrilla fue un día, a las 5 de la tarde, en que llegaron dos hombres armados hasta allá, exigiéndole a Amadeo que les prestara la camioneta, pues tenían un herido. “Para eso está la Cruz Roja Internacional”, les dijo. El guerrillero levantó el arma en gesto amenazante. “¿Ese es el lenguaje?”, respondió el cura.

“Nosotros somos hombres de palabra y le devolveremos el carro”, dijeron. Amadeo se montó en el carro y subió la montaña con ellos. Como era Semana Santa, él tenía que oficiar ceremonias en San Bernardo, Felidia y La Leonera. “Mañana a las 6 de la mañana, espero el carro en tal sitio”, les advirtió. Al día siguiente se fue con su ayudante Fabio. Y no había nada. Regresaron a las 7 y ahí estaba el carro, pero lleno de armas. Ordenó que sacaran las armas, y cuando la gente de las Farc pretendió pagarle, dijo: “ustedes me obligaron, entréguenme el carro y ya”. No les recibió dinero.

‘El Bosquecillo’

A partir de los problemas con la guerrilla, el programa de los huérfanos se suspendió y se iniciaron los encuentros de fines de semana o en vacaciones. Al mismo tiempo, adaptar el viejo establo, la cabaña y la casa vieja, donde viven Miguel y Milena, y donde me quedo cuando vengo. Marco, el maestro de obra, que construyó la iglesia de Aguablanca, “aquí también diseñó y construyó todo lo que hay.”

En el Bosquecillo hacen encuentros, vacaciones recreativas para los muchachos de ‘El Chontaduro’. Hay una mezcla de elementos culturales y el contacto con la tierra y la naturaleza. Ahora viene un grupo de la iglesia católica que va a hacer retiros. Hay un pastor de la comunidad cristina de los Cámbulos que es alemán y hace campamentos de niños de sectores populares de Aguablanca.

Un grupo francés de Montpellier llega en julio dos semanas con un grupo que se llama ‘Inocencia en Peligro’, con el trauma de la violencia, “que es un proyecto hermosísimo”, afirma Amadeo. También van profesionales, artistas, sicólogos, trabajadores sociales, un terapeuta como Julio Gómez, un “excelente personaje”.

Otro grupo de la Universidad del Valle, dirigido por Carmen Rosa Forero lleva a los estudiantes que terminan el semestre para que presenten sus trabajos de grado. El predio produce café, banano, plátano, hortalizas y heliconias. Son minifundios, y es muy poco lo que se puede ganar. El Comité de Cafeteros pide cantidad y ellos sólo pueden producir unas cuantas arrobas.

Mientras la niebla cubre los gigantescos eucaliptos, emprendemos el regreso y Amadeo de Felidia, del Bosquecillo, de parroquias vulnerables, suelta palabras, contagia de esperanza y abre caminos a aquellos que sienten que no tienen futuro. Amadeo de Suiza, del Tirol austríaco. Amadeo de Cali portando encendida la llamada la fe, basada en el amor, la aceptación y la convicción serena de que venimos de la Divinidad para retornar a ella después de este breve paso que llamamos vida.

http://m.elpais.com.co/entretenimiento/cultura/la-historia-del-sacerdote-suizo-que-se-enamoro-de-felidia.html

El Papa da por sorpresa una charla motivadora en TED y llama a “la revolución de la ternura”


El nuevo líder emprendedor es el CEO de la Iglesia Católica

La sala se oscureció. Las 1.800 personas que habían asistido a la conferencia TED de ayer martes en Vancouver (Canadá) esperaban expectantes al siguiente invitado. En el abarrotado auditorio, los CEOs de algunas de las compañías tecnológicas más grandes del mundo se preguntaban quién sería la siguiente persona en inspirar con su historia, con su obra o con su experiencia vital catártica.

De repente, un vídeo apareció en la pantalla principal y despejó todas las dudas. Ovación cerrada, gritos y vítores. “¡No puede ser!”, gritó una mujer desde la platea.

¿Quién sería el invitado sorpresa? ¿Una estrella del rock con un pasado oscuro? ¿El nuevo emprendedor-solidario-creador-de-una-star-up-brutal? ¿O quizás un mochilero que recorrió el mundo a la pata coja y vivió solo con dos euros al día?

No. La aparición estelar de ayer no era otra que la del Papa Francisco. Por sorpresa, el máximo representante de los católicos quiso inspirar al mundo con sus palabras. Y todo el mundo se volvió loco.

“Me gustaría, sobre todo, que este encuentro nos ayude a recordar que todos necesitamos los unos de los otros, que ninguno de nosotros es una isla, un yo autónomo e independiente del otro, que solamente podemos construir el futuro juntos, sin excluir a nadie”, declaró el pontífice al comienzo de la conferencia.

A lo largo de los 18 minutos que duró la charla, el Papa Francisco denunció la “cultura del descarte” que margina a las personas y pone a los productos en su lugar. “Qué maravilloso sería si el aumento de las innovaciones científicas y tecnológicas correspondiese también con una mayor equidad e inclusión social. Qué maravilloso sería si, mientras descubrimos nuevos planetas, descubriésemos las necesidades del hermano y la hermana que orbitan a mi alrededor. Qué maravilloso sería que la fraternidad no se redujese solo a la asistencia social, sino que se convirtiese en la actitud básica en las decisiones a nivel político, económico, científico, y en las relaciones entre personas, entre pueblos, y países”.

El máximo representante de los católicos también llamó a poner en marcha una “revolución de la ternura”. “Sí, la ternura es el camino que han recorrido los hombres y mujeres más valientes y fuertes. La ternura no es debilidad, es fortaleza. Es el camino de la solidaridad, el camino de la humildad. Permítanme decirlo claramente: cuanto más poderoso eres, cuanto más tus acciones tienen un impacto sobre la gente, mucho más humilde has de ser. Porque si no el poder te arruina, y tú arruinarás a los demás”, remarcó Francisco.

Para terminar, y siguiendo con el tono inspirador que rodea este tipo de conferencias, el Papa incidió en la responsabilidad de todos nosotros en el futuro de la humanidad. “No solo está en manos de políticos, de los grandes líderes, de las grandes empresas”, explicó. “El futuro está sobre todo en manos de las personas que reconocen al otro como un “tú” y a sí mismos como parte de un “nosotros”. Nos necesitamos los unos a los otros”, remarcó el pontífice.

Me han dicho que en TED se reúne mucha gente muy creativa. No bastan los buenos propósitos y las fórmulas ya consagradas, que a menudo solo sirven para tranquilizar conciencias. Juntos, ayudémonos a recordar que el otro no es una estadística o un número: el otro tiene un rostro, el “tú” es siempre un rostro concreto, un hermano al que cuidar”.

http://www.playgroundmag.net/noticias/actualidad/Papa-Francisco-TED-sorpresa-revolucion_0_1963003686.html

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: