De pie en los zapatos del “otro”


De pie en los zapatos del otroHasta ahora, hemos hecho muy bien para comprender, apreciar y vivir en parcialidad, la separación, la alienación, la fragmentación y el aislamiento. Esto es evidente en la guerras en curso, la violencia, la codicia y la pobreza en el mundo. Ahora nos encontramos sin embargo, que hay una etapa real de desarrollo que revierte esta condición, y en el que estamos mirando a todas las partes separadas de la vida de tal manera que realmente nos sentimos UNO con “el otro”. Cuando logramos soportar realmente en la piel de los “otros”, nuestra propia fractura se curó. Y nuestra propia wholing o la curación va junto con el Wholing y la curación del “otro” y el mundo entero.

El tema y la práctica de Global Día de la Unidad 2016, fue para asumir el papel del “otro” todo el camino a la Divinidad. La producción de los sentimientos de la claridad, la comprensión, el espacio y el amor.

¿Qué es la Unidad?

¿Qué es la Unidad?La unidad es la interconexión de toda la vida de todo lo que existe. Es nuestra unidad con lo Divino y entre sí. Somos una parte inseparable de la divina, Dios, Fuente, todo lo que es; el término se utiliza, no importa. Es todo lo mismo.

Cuando hacemos la pregunta “¿Qué es la Unidad?” La esencia de la Unidad nos rodea. Como un pez preguntar “¿Qué es el agua?” Estamos inmersos en la Unidad en cada momento. La ciencia nos dice que todo es energía y que todos estamos conectados. enseñanzas espirituales antiguas y la física cuántica de hoy en día están muy de alineación.

En el núcleo de todas las principales religiones es la regla de oro, que es “Ama a tu prójimo como a ti mismo.” La regla de oro es la esencia de la Unidad. Lo que se hace a otra persona que está haciendo con otro aspecto del mismo. Y cuando se puede mirar en otro de los ojos y ver lo Divino, que está dentro de cada uno, usted va a entender la verdad universal de la Unidad.

La unidad es una verdad eterna. Místicos y filósofos han proclamado desde hace miles de años. Durante más de un siglo, la ciencia ha demostrado la conexión entre la conciencia y la materia, nuestra conexión genética con toda la vida, y nuestra interdependencia biológica y psicológica.

¡Todos somos uno! En este momento, un número sin precedentes de los seres humanos están despertando a la Unidad. Para nuestra evolución como especie y toda la vida en la Tierra, el momento no podría ser más perfecta. el despertar de la humanidad con nuestra Unidad inherente que se refiere a la ilusión de la separación. La ilusión de la separación ha causado grandes problemas en la tierra. En la Unidad podemos encontrar las soluciones necesarias para evitar la calamidad global y crear un mundo de la salud, el bienestar y la prosperidad para todos.

¿Qué es el Día Mundial de la Unidad?

¿Cuál es G1D?  320xDía Mundial de la Unidad es un día dedicado a celebrar nuestra unidad con Dios, entre sí y toda la vida. Similar al Día de la Tierra, que galvanizó el movimiento ambiental global; Día Mundial de la Unidad se ha convertido en un catalizador para el activismo espiritual y la unidad global emergente marcando el comienzo de un nuevo paradigma.

Unidad representa un nuevo y profundo cambio en la cultura de la humanidad de uno de la competencia a uno de cooperación. A finales de la década de 1960 las primeras fotografías de la Tierra vista desde el espacio ha impactado a la percepción de la humanidad del mundo.

Nos dimos cuenta de que toda la vida en nuestro hermoso planeta azul estaba profundamente conectada. Este entendimiento se ha profundizado y ampliado a medida que más personas reconocen que la Unidad es divina y la esencia misma de nuestro ser.

Hoy en día la Unidad se expresa a través de muchas diversas corrientes – religiones, filosofías, tradiciones antiguas / indígena y la ciencia. Estas corrientes son los desbordamientos de los bancos, se mezclen, y que convergen para formar una sola corriente, un movimiento de unidad universal.

Día Mundial de la Unidad es nuestro día para celebrar la unidad en nuestra diversidad, como una comunidad consagrada a servir a despertar colectivo de la humanidad.

Únase a nosotros en Despertar al Mundo a la Unidad

Únase a nosotros en Awakening320xDía Mundial de la Unidad es un día para la gente de todo el mundo a unirse en la celebración de nuestra unidad con toda la vida y entre sí. celebraciones globales de todo tipo, tales como encuentros entre las culturas y religiones, de canto y baile encuentros, reuniones naturaleza, la meditación y círculos de oración, la lectura de la Declaración de la Unidad y la escucha de la telesummit juntos – todo en una verdadera comunión y recuerdo de Quienes Somos Realmente !

El telesummit virtual de Día de la Unidad Mundial sigue creciendo cada año, y es como el punto de encuentro de cada celebración. Únase a nosotros para escuchar decenas de oradores de renombre internacional comparten la forma en la Unidad se puede realizar y expresar en la vida diaria, por lo que nuestras flores de la sociedad mundiales en una mayor salud, la armonía y la felicidad.

Va a ser inspirado por hablantes conocidos internacionalmente, por sus ideas y pasión. La cumbre es una oportunidad para unirse a decenas de miles de participantes en la sorprendente experiencia de solidaridad y conciencia compartida como Uno. Equipo de la humanidad tiene el honor de colaborar estrechamente con los co-creadores de la Cumbre Día 2016 de la Unidad Mundial, incluyendo Neale Donald Walsch, Ervin Laszlo, Barbara Marx Hubbard, Patricia Cota-Robles, La Red Shift, James Twyman, Steve Bhaerman, Jonathan Goldman, y Cambio consciente Radio.

La participación es libre

participation320xGracias a nuestro generoso cumbre Cocreadores, nuestros afiliados, y para todos los oradores que han ofrecido su tiempo, que son capaces de ofrecer esta experiencia de forma gratuita al público. Todo lo que necesita es un teléfono o un dispositivo conectado a Internet para escuchar.

Leer y promover la Declaración de la Unidad

La Declaración de la Unidad expresa el espíritu del Día de la Unidad Mundial. Es un espejo para la reflexión y la inspiración. También es una manera hermosa para que manifestemos nuestra consagración compartida para crear un mundo de paz, abundancia y alegría que refleja nuestra conexión compartida entre sí, con la naturaleza, y lo Divino. A través de la declaración de nuestra Unidad pronunciamos la Unidad que se encuentra en toda la humanidad y toda la creación. Nos hizo nacer un nuevo mundo de posibilidades maravillosas para toda la humanidad. La Declaración de la Unidad confirma nuestra realidad más fundamental. Lea la Declaración en varios idiomas aquí.

Reserve su lugar para programas especiales Cumbre

Varios Cocreadores de la Cumbre están ofreciendo programas de gran alcance e inspirador que profundizar en los temas tratados durante la Cumbre. Cuando se registre en la cumbre se le dará la oportunidad de obtener descuentos y reservar su lugar para estos programas, que son propensos a llenarse rápidamente:

Afiliación Círculo de la Comunidad

  • Sea parte de una comunidad de seres amorosos, consagrados espiritualmente, y expresa, incorpora, y despertar a la fuente divina de toda la vida. En Círculo de la Comunidad, compartimos un compromiso común para despertar y vivir en la Unidad y el avance de un mundo compasivo que funcione para todos. La diversidad es bienvenido aquí. Sea cual sea su trasfondo espiritual (o falta de ella), que reconocen y le dan la bienvenida como una expresión esencial, única de la Divinidad.
  • acceso exclusivo a la semana del corazón del círculo Comunidad llama y grupo privado en Facebook donde se puede dar y recibir apoyo, inspirar y ser inspirados, y colaborar y conectarse con sus compañeros de los miembros del Círculo de la Comunidad y los jefes de equipo de la humanidad.
  • Unirse al grupo del libro de lectura y discusión semanal!
  • Disfrutar de la página privada Círculo de la Comunidad de Facebook, en la que se inspiró e inspirar a otros.
  • Conexión con una comunidad internacional de personas comprometidas con la práctica de la Unidad.
  • El acceso a cientos de entrevistas exclusivas con líderes de opinión destacados como Neale Donald Walsch, Marianne Williamson, Ken Wilber, Barbara Marx Hubbard, Rev. Michael Bernard Beckwith, el Dr. Jean Houston, Panache Desai, Patricia Cota-Robles, el Dr. Bruce Lipton, ¡y muchos otros!

de la Humanidad equipo Consciente de Formación Empresarial y el Programa de Certificación es una nueva oferta revolucionaria que puso en marcha en 2016. El programa está diseñado para preparar a la emergente comunidad global de agentes de cambio (empresarios, intra-prenuers y entrenadores) para dirigir la transformación del negocio para alinear con los principios de la Unidad. La formación se centra en la implementación de un nuevo estándar para los negocios como lo define la Declaración Conscious Business . Únase a nosotros en esta aventura amorosa, alegre y potenciación del activismo sagrado a través de negocios. O haga clic aquí para Ensamble a nuestra Consciente Noticias de Negocios – Permanezca conectado!

• Julie Ann Turner – GENESIS DE GENIUS: Camino más rápido para prosperar es un programa que le ayudará a darse cuenta de los dones divinos y el genio YA DENTRO DE TI están diseñados para lograr que PROSPERIDAD … cuando los comparte con el mundo. Como un regalo especial para ti , Julie Ann ha escrito una guía muy especial Genius – llamado “chispa divina de la GENIUS: 7 razones compartir tu genio es ahora su camino más rápido para prosperar” – y que sólo podría cambiar la manera de ver su divinidad y el valor de su genio para siempre. Haga clic aquí para descargar la guía de Genius regalo ahora

https://globalonenesssummit.org/

Mujer y extensión del cristianismo


Un artículo de…

Daniel Tirapu
Daniel Tirapu

Más artículos de Daniel Tirapu »

El día 8 de marzo fue el día internacional de la mujer. Por supuesto, igualdad y valorarla. Pero las cosas están confusas. Un chico estudiante de mi Universidad, en uso de su libertad, lleva una pequeña cruz de madera al cuello; una compañera le dice señalando la cruz: “Eso es signo de opresión, hemos muerto muchas”. Así están las cosas.

¿El cristianismo es feminista? Mi opinión es que claramente sí, pero en el discurso posfeminista de esto ni se habla. Jutta Bugraff, teóloga alemana, ya fallecida ha escrito de lo mejor que he leído sobre la cuestión. Y otro estudio apasionante es el de Rodney Stark sociólgo, sobre la expansión del cristianismo. Algunas ideas:

  1. Jesús, un Maestro, era acompañado por mujeres, que le atendían y le seguían. Algo insólito para la época. Las mujeres fueron muy valientes. Su Madre y otras mujeres estuvieron en el Calvario con el imberbe Juan. Pedro,  Santiago, los demás, andaban oyendo gallos por Jerusalén, escondidos y aterrados.  Las cartas de San Pablo, hablan de mujeres valerosas y cultas que se convertían y daban testimonio de Jesús. La primera comunidad  cristiana estaba en torno a María.
  2. La situación de la mujer en el Imperio romano era penosa. Eran abortadas, abandonadas o asesinadas al nacer. Se casaban sin consentimiento, en la mayor parte de las ocasiones; muchas veces muy jóvenes con hombres mayores, que solían mantener a concubinas y también relaciones homosexuales. Stark, relata una carta de un militar romano a su esposa que estaba esperando prole; es una carta amable podríamos decir, donde le expresa su deseo de que el hijo sea varón para mantenerlo, si fuese mujer habría que  abandonarla.
  3. La doctrina cristiana causó furor entre las mujeres. San Pablo habla a los maridos diciendo que las amen como si fueran sus propios cuerpos. La hija era recibida como un don de Dios  con amor y respeto. No abortaban, ni las abandonaban. La mujer cristiana virgen, podía dedicarse a Dios y servir a la Iglesia. Una libertad insólita en el imperio. La indisolubilidad del matrimonio comprometía al varón con la mujer y con los hijos.
  4. Stark es un sociólogo, no católico; calcula que en el imperio por cada 100 mujeres había 140 varones. En las primeras comunidades cristianas la proporción entre mujeres y varones, era de cuatro a uno. La familia cristiana y la mujer cristiana, fueron el más potente desarrollo del cristianismo primigenio. A través del matrimonio de cristianas con paganos, estos se convertían. El ejemplo para una sociedad muy decadente, parecida a la de ahora, resultaba fascinante. Quizás el famoso” mirad como se quieren “, se refería en primer lugar a la familia cristiana y a la libertad de la mujer. Silenciosamente en  el año 313, con el Edicto de Milán, el imperio de facto, era cristiano. Una revolución para la mujer en su dignidad.
  5. Las santas de Dios y de la Iglesia son un tesoro, poco frecuente en otras religiones. Inés, Cecilia, Lucía, Mónica madre de San Agustín; Santa Clara, Santa Teresa de Jesús, Santa Catalina de Siena que escribió claro al Papa, Santa Teresita y   el camino de espiritualidad de infancia, Madre Teresa de Calcuta. Vírgenes y casadas, que atendieron a pobres, enfermos, crearon hospicios, escuelas. Adelantadas  a su tiempo, libres y comprometidas. La educación cristiana ha estado y sigue estando en sus manos. Mi buena madre y tantas y tantas, me enseñaron las oraciones primeras (no el párroco), apoyaron vocaciones de sacerdotes y laicos. Es lo que ha llamado San Juan Pablo, el genio femenino.

En la nueva evangelización el papel de la mujer es decisivo. Mujeres que trabajan, que no renuncian  a su maternidad y a ser el perfume de una sociedad poco hogareña y demasiado implacable. La muerte de Postigo y la reacción de sus hijos y esposa están haciendo un bien incalculable. Madres que sacan a sus hijos adelante siempre. Hay ideologías muy dañinas, que tienen muy clara su estrategia, corromper a la mujer, porque eso hace una sociedad esclava.

Mujer y varón no estamos, ni debemos estar peleados. En Francia Antigones recupera un movimiento sensato y cristiano: el varón no es nuestro enemigo .Iguales, diferentes, complementarios. Una cierta experiencia docente me dice que por lo general son más inteligentes. En España, juezas, profesoras, médicos superan ya al número de varones, pobres de nosotros.

Mujeres, os toca evangelizar de nuevo, como siempre. Tomad nota de las primeras y Feliz día de la mujer.

http://www.religionconfidencial.com/tribunas/Mujer-extension-cristianismo_0_2893510643.html

Consuelo Vélez: “Me sigue doliendo la situación de la mujer en la Iglesia, incluso con Francisco”


Olga Consuelo Vélez

“Hay que lograr el reconocimiento pleno de las mujeres en el corazón de la Iglesia”

“La Teología tiene que ser escuchar a los pobres, hablar con ellos y vivir con ellos”

José Manuel Vidal, 19 de marzo de 2017 a las 22:38

La presencia de la Iglesia en el proceso de paz, no es tan contundente como uno esperaría para este tipo de realidades. En cambio, para hacer manifestaciones contra la ideología de género, ahí si lo son

Ponencia/>

Ponencia

(José M. Vidal).- Consuelo Vélez se define a sí misma como una teóloga colombiana interesada por aportar, desde el laicado y desde la mujer, un compromiso de la fe con la realidad en la que vivimos, para dinamizar una Iglesia cada vez más inclusiva, más comprometida y más solidaria. Abanderada de la defensa de la mujer, le duele su situación en la Iglesia, incluso con Francisco y pide su “reconocimiento pleno”.

Hablamos con ella durante el I Encuentro Iberoamericano de Teología, que se celebró en Boston hace aproximadamente un mes. En su brillante ponencia, habló de los desafíos de la Teología y de la exclusión. De las periferias geográficas y existenciales.

Consuelo ¿Desde cuándo eres teóloga profesional?

El doctorado lo hice en Brasil del 96 al 99, entonces, desde el 99. Fue la plataforma definitiva como para yo sentir que podía escribir, decir, comunicar y enseñar. Pero desde el 87 ya enseñaba en la Facultad de Teología de la Universidad Javeriana. Primero, en los cursos de Teología que se le dan a los diferentes estudiantes de las otras carreras que hay en la Universidad. Luego, en lo que se llamaba la carrera de Ciencias Religiosas, donde había más religiosas o laicos. Y alguna clase daba en la Facultad de Teología, propiamente.

Cuando volví con el doctorado, se abrieron mucho más las puertas, de hecho, me nombraron directora de la carrera de Teología, que fue toda una novedad, porque era una mujer y laica.

¿Fuiste de la primeras mujeres en ser teóloga?

Sí, fui la primera.

En Colombia.

Y hasta ahora. Hace un mes nombraron a otra mujer como directora de la carrera de Teología. La segunda, en todos estos años, en Colombia.

¿Por qué hay tan pocas mujeres teólogas?

Creo que no es fácil estudiar Teología porque, para una mujer, luego no hay un campo de trabajo claro. En las facultades, eclesiásticas o civiles, por la tradición, en principio se prefiere a un sacerdote. Y si las facultades son de comunidades religiosas, se prefiere un sacerdote de esa comunidad.

También hay muchas comunidades religiosas femeninas y sin embargo esas mujeres no tienen tanta salida hacia la Teología.

No, porque tradicionalmente, lo mismo que pasa en Roma, en Colombia las religiosas estudiaban por la tarde, y Ciencias Religiosas. Y por la mañana se estudiaba Teología, dirigido para los que iban para el sacerdocio.

Siempre ha habido alguna religiosa y algunas laicas, aunque poquitas. La Facultad de Teología, ha sido más bien para los sacerdotes. No es que se hayan cerrado las puertas, pero digamos que el primer interés de la vida de las religiosas, no es ser teólogas, sino responder a sus colegios, sus hospitales, sus obras sociales…

Estudiar Teología, que implica primero estudiar Filosofía, resulta demasiado para los planes que tienen las comunidades religiosas. Se pretende que la religiosa estudie algo de formación teológica, y de ahí que lo haga en la carrera de Ciencias Religiosas.

Pero también, por debajo de todo eso, hay algo más estructural.

Cuando fui directora de carrera, intenté motivar, pero creo que fracasé, a las comunidades religiosas femeninas a pensar cuál es la diferencia entre estudiar Ciencias Religiosas y Teología. A que no debería haber esa diferencia entre las dos disciplinas, y que ellas, que se dedicaban a evangelizar, deberían estudiar Teología.

Pero había un problema de fondo: a las religiosas no les dan tanto tiempo para estudiar como a los varones, para estudiar su Teología. Las religiosas, ya bastante hacían con estudiar Ciencias Religiosas, porque por la mañana tenían que trabajar en el colegio y por la tarde iban a estudiar. Y por la noche, quitándole horas al sueño, responder a los trabajos.

Yo les preguntaba que por qué no podían ser como los varones, que vienen a estudiar por la mañana, por la tarde hacen sus trabajos, y en el fin de semana tal vez hacen algún apostolado. Ellas me respondían que no, porque no querían vivir cómodas como los varones. Que la vida tiene que ser de entrega, de servicio, etc. Cosa que es loable, pero también es cuestionable.

Creo, que si no se entiende que el estudio también es un apostolado, y un servicio a la evangelización para hacerlo bien, se recortan horizontes. Y pienso, que detrás también está la imagen de la mujer sacrificada, que tiene que entregar hasta el último suspiro. Y que si una no dice esto parece que va en contra del Evangelio, o de la mujer, o del papel de generosidad y entrega que debería caracterizar a las mujeres.

Pero pienso, que cuidando que la vida sea de entrega, de seguimiento y de fidelidad, las mujeres tenemos derecho, como los varones, a tener tiempo para estudiar y para formarnos, para ejercer ser teólogas.

Tengo que reconocer, que sí hay algunas religiosas en Colombia que han estudiado Teología, como Carmiña Navia, Marta Inés Restrepo, algunas dominicas…

Son las mínimas.

Sí, no hay muchas.

¿Y una especie de florero? Es decir, estructuralmente los hombres están desde siempre. Y las monjas, pues bueno, son monjas y se dedican a servir.

Realmente, cuando yo estudié Teología, algunos profesores se burlaban de las religiosas que estudiaban hasta Ciencias Religiosas. Algún sacerdote, que impartía esta disciplina, las trataba mal. Era un desprecio. No de todos, pero sí algunos.

Ayer sacudiste el I Encuentro Iberoamericano un poco, con tus tesis sobre la mujer. ¿Te sigue doliendo la situación de la mujer en la Iglesia, incluso con Francisco?

Sí, creo que para el Papa, en este momento, la preocupación de la mujer no es la suya, y a veces, es peor lo que dice que lo que no dice. Porque, mejorar la situación de la mujer no es que se nos diga: “mire, que como la Virgen María es mujer, ustedes quédense tranquilas”. O, “que ya voy a nombrar más mujeres para equis comisión o para tal otra…”

Eso, puede acontecer y tiene que acontecer, pero la pregunta es más de fondo: ¿cómo hacemos para liberar a la Iglesia (y esto el Papa lo dice), del clericalismo? A lo que habría que añadirle: y alcanzar el reconocimiento pleno del papel de las mujeres en el corazón de la Iglesia.

En este mismo evento, ayer decían: “pero mire, hemos invitado a diez mujeres…” Como si nos hicieran un favor. Ya es mucho, abrieron el camino para diez mujeres… Y no sé si estamos diez, pero digamos que sí.

Esas frases son las que se tienen que ir acabando. La responsabilidad, es ver cómo hacemos para enriquecernos con voces distintas. Y esas voces distintas son de mujeres, de laicos (varones y mujeres) y son de pobres. En este congreso, pensaba ayer, hablamos mucho de los pobres pero no los invitamos para escucharlos de primera mano.

La Teología tiene que ser escuchar a los pobres, hablar con ellos y vivir con ellos. Todo eso lo decíamos ayer: de qué manera cambiamos las estructuras para que se abran un poquito esas experiencias. Cada uno, luego, en su trabajo pastoral, posiblemente sea muy cercano y amigo de los pobres. Pero son dudas que uno tiene, de cómo hacemos para cambiar esa mentalidad.

¿Mientras no se conceda el derecho de la mujer de subir al altar, estaréis siempre en un segundo lugar? ¿Ése es el gran objetivo? ¿O cuál es?

No. Yo no creo que sea el objetivo, ni que es el punto de llegada, aunque posiblemente pasa por ahí. Pero no es mi interés en este momento pelear o no pelear ese punto.

Para mí lo importante es liberar esa mentalidad clerical y esa vinculación entre el sacerdocio ministerial y la autoridad total, a todo nivel, en enseñanza teológica y en enseñanza magisterial, que está totalmente unido. La palabra de los laicos, mujeres y varones, no tiene una autoridad. Yo creo que debería ser reconocida y que no necesariamente venga unida al sacerdocio.

Que luego lleguemos hasta allí, sí. Pero ahora, no es mi lucha primera porque no quiero contribuir al clericalismo, aunque sí me gustaría que hubiera mucha más participación.

Cuando yo fui directora de carrera, escribí: “ojalá que se acabe pronto, esto de “primera directora mujer”. Pero terminé mi directorio por el 2008 y estamos en el 2017. Han pasado nueve años para que se vuelva a nombrar una mujer. Es mucho. No solo en ese cargo de directora de carrera, sino como directora de posgrados u otra cosa, porque en la Facultad tenemos diferentes cargos… Nueve años sin que otra mujer estuviera en esas esferas de decisión.

Y ¿por qué? Pues porque siempre, si hay un clérigo, y un clérigo de la comunidad, parece que es más importante. Y ya no digo mujeres, sino también varones.

Pero ahora, las mujeres estamos un pasito por detrás de los laicos varones, porque para bien o para mal, estamos en una sociedad patriarcal. Y en la sociedad patriarcal, el varón sigue teniendo la palabra de autoridad, mientras que la mujer sigue teniendo la palabra de: ¡Ay, qué bonito aportó! ¡Qué maravilla que nos da este toque femenino! Hay una cosita ahí que no acaba de cambiar en la mentalidad.

Y en la mentalidad actual, ese desfase es un tremendo anti-testimonio. La Iglesia es de las pocas instituciones donde sigue habiendo una discriminación real, práctica y teórica.

Yo creo que es un anti-testimonio, por eso ayer hablé de la ley de cuotas positivas. Y algunos siempre protestan cuando lo hago, porque piensan que es una discriminación.

Pero es discriminación positiva.

Es una discriminación positiva y creo que debería ser una ley transitoria. Mientras no se tengan en cuenta esas leyes, no vamos a lograr la equidad. Si yo fuera directora de la Facultad o de algún órgano eclesial, intentaría dar el testimonio. Buscaría activamente, al menos, para dar el testimonio de que la cosa es más compartida, de que en todos los estamentos hay varones y mujeres.

Porque, mujeres preparadas sí hay, incluso en Teología ¿O no?

Sí. En nuestra Facultad estamos un grupito, y en otras facultades de Colombia también. No somos muchas. Muchas mujeres no estudian Teología porque no hay campo de trabajo, dado que sigue siendo un campo reservado a varones. Imaginar lo costoso que es, porque en la Universidad Javeriana es muy costoso, para luego no tener salida, hace difícil que te decidas.

Se ha intentado. La Universidad tiene sus programas de ayuda y de becas, y alguna mujer ha sido favorecida. La facultad no tiene discriminación para pagarle el doctorado a mujeres o a varones cuando somos profesores. En este caso no existe ninguna discriminación, esto hay que reconocerlo. Pero, digamos que otro tipo de becas, que existen por este mundo, se reservan para clérigos. Entonces, para estudiar un posgrado en Teología, o tienes mucho dinero y tiempo, o no lo haces.

También están reservadas esas ayudas para comunidades religiosas.

Las comunidades religiosas, como dije antes, sí financian algunas veces, pero luego no les dan tiempo a las religiosas para que se dediquen a la Facultad, porque siempre tienen cosas que atender en sus apostolados.

¿Estamos pagando esta dinámica? ¿Estamos pagando el hecho de predicar hacia afuera lo que no cumplimos hacia adentro, en este caso concreto, con la mujer?

Creo que sí. Hay que reconocer que como toda la sociedad es patriarcal, el pueblo de Dios vive el mismo síndrome de no darse cuenta. Solo lo aprecia gente como tus hijas, por ejemplo. Algunos jóvenes lo comentan.

En España, ya es muy común que haya listas cremallera en los partidos, mujer-hombre-mujer-hombre. Hay discriminación positiva.

En mi país, puede que en algunos partidos políticos lo intenten. Pero digamos que se puede hablar de que en el pueblo de Dios, dentro de la Iglesia, eso no existe. Por eso sigue siendo normal, por ejemplo, en la eucaristía, que ante un ministro de comunión mujer y otro varón, la gente va más al varón. Y si está el clérigo, va al clérigo.

En cuanto a los estudiantes, creo que vamos ganando peso y empiezan a estimarnos más, y a valorarnos. En este sentido, estoy en un momento de recoger frutos. Ya hay una comunidad estudiantil que te valora. Pero no ha sido fácil.

No es que sea perfecto, y vayan las cosas súper bien. El hecho de ser mujer, hace que te exijan más, que te critiquen más y que sean más capaces de rebatirte con fuerza. Hay estudiantes que no le dirían lo mismo a un profesor sacerdote que a una profesora mujer. Eso sigue existiendo. Pero en la Facultad, creo que ya hay una tradición de respeto, aunque la mentalidad siga siendo un poquito machista.

¿Este encuentro demuestra que lo hispano está de moda, incluso en Estados Unidos, y que, de alguna manera, empieza a sacar cabeza a nivel teológico también?

Yo sé que aquí, en Boston concretamente, con esta escuela de Teología y de catequésis, le han dado mucha importancia a lo hispano y a que la Teología se divulgue entre ellos. Pero es un primer acercamiento, no diría que está de moda.

Se han hecho esfuerzos mutuos para que el trabajo que se ha hecho aquí se divulgue, y este esfuerzo de conectar ahora con otras realidades, es un primer paso. Un paso de que estamos conociéndonos.

¿A tu juicio, lo hispano, eclesiásticamente, sigue estando marginado o infravalorado en Estados Unidos?

No puedo meterme a hablar de esta realidad, porque la desconozco.

¿Te da miedo Trump?

Pues sí. Me parece que las declaraciones que ha hecho, desde un principio, sí son de temer, porque están en una postura más egoísta que de apertura. Son más de identidad personal que de preocupación por el devenir del mundo y de los más pobres.

Me da miedo, sin conocer por dentro la dinámica de Estados Unidos, pero sin lugar a dudas, los mensajes, desde mi punto de vista, desdicen desde un humanismo mayor de colaboración entre países y de una colaboración por los últimos. Todo eso, son realidades que me asustan.

¿Es previsible que nos haga llorar, y que haga llorar sobretodo a Latinoamérica, que es lo que ellos llamaban “el patio trasero”?

Sí, es posible. Pero como este mundo está tan extraño, uno no puede predecir lo que va a pasar. A veces, en lo que parece que es un invierno y que va a terminar mal, de repente surge algo nuevo, como cuando cayó el muro de Berlín, como cuando en la Iglesia hablábamos de invierno eclesial, y de repente surge la primavera…. Y en política, tengo la esperanza de que si este señor endurece ciertas medidas, los países que hemos estado dependientes de Estados Unidos, seamos capaces de mirar para otro lado.

Por ejemplo, si hay una colonia en América Latina de Estados Unidos, es Colombia. A cuenta del narcotráfico y del conflicto armado, hemos estado supeditados a Estados Unidos para que nos ayude. Una ayuda que es ambigua, porque es ayuda en armas que les compramos a ellos. Ahora estamos en otro momento en Colombia, y ojalá que esto que nos parece ahora asustador, haga brotar otra cosa que nos sorprenda.

En cambio, la dinámica política actual, en Latinoamérica en concreto, parece que es la vuelta a los regímenes o a los gobiernos más liberales.

Ese es el drama que estamos viviendo, y que uno no acaba de entender.

Los esfuerzos por gobiernos alternativos al neoliberalismo, desde mi punto de vista con mil fallas, pero también con muchas cosa positivas, no se valoran.

Hablo de las políticas, no hablo de las personas. Porque yo veo que la gente confunde la persona con programas políticos. Te dicen: “no me gusta tal persona como presidente o presidenta…” Pero no dicen: “no me gusta tal o cual política”

No critican la política, o la critican cuando afecta a las clases altas. Pero no valoran todas aquellas políticas que han favorecido a los más pobres.

Estamos en esa realidad de que se intentó, de diferentes maneras, hacer proyectos alternativos, y ahí se ve la resistencia. Esa es la mentalidad colonizada: ni siquiera somos capaces de valorar positivamente los esfuerzos que se han hecho por contrarrestar este neoliberalismo a ultranza. Creo que estos países han intentado valorizar lo nacional, poner medidas para que lo interno se reivindique.

Algo que no ha valorado ni siquiera la propia jerarquía de la Iglesia en muchos países de estos.

Sí, así es. No voy a hablar de los otros países, porque soy colombiana. Me voy a referir al proceso de paz que se está llevando en Colombia, aunque no es precisamente de lo que estábamos hablando:

Una porción de Iglesia apoyó y sigue apoyando. Pero en un momento crucial, como fue el plebiscito, la Iglesia, bajo la aparente neutralidad, no colaboró positivamente a que esto saliera adelante. Y cuando perdemos el plebiscito, entonces la Iglesia habla y dice que el plebiscito no tenía ideología de género… La ideología de género fue una de las causas por la que se perdió. Pero no la única. La Iglesia lo dice después, no antes.

La pregunta es, por qué muchas veces, la Iglesia como institución, bajo la capa de neutralidad, lo que realmente apoya es el lado que llamamos tradicionalmente de derechas, de conservar el status quo. Por qué no es capaz de arriesgarse a valorar las cosas positivas que tiene lo que llamamos de izquierda, de cambio, de transformación.

Y eso, que en ese proceso está implicado todavía el propio Vaticano y el mismo Papa.

Sí claro. Y yo creo que la Conferencia Episcopal Colombiana, especialmente el presidente, ha sido protagonista en positivo de este proceso de paz. La Iglesia ha designado a un representante, que es el padre Darío Echevarría, y muchos obispos han participado activamente en la construcción de la paz y en los diálogos.

Pero que aunque ha habido presencia, no es esa presencia contundente que uno esperaría para este tipo de realidades que se viven. En cambio, para hacer manifestaciones contra la ideología de género, ahí si lo son. Incluso, y es muy gracioso, en el periódico salió una foto de un obispo y de la multitud que inundó las calles para protestar por eso. Y uno entonces, no entiende por qué no sale también una foto así de algunos jerarcas con toda la gente para apoyar el proceso de paz, o para reivindicar los derechos de los más pobres. Eso no se ve tanto.

Pero sí hay voces también en la Iglesia colombiana de la institución jerárquica, que se han empeñado en el proceso de paz.

¿Es irreversible el proceso de paz? ¿Va a culminar? ¿Tienes esperanza en que cuaje de una vez?

Yo tengo esperanza, pero aquí, sí que tenemos que tener esa paciencia histórica, y asumir con anticipación muchos fracasos que se van a dar en el camino.

Y si hablamos de los medios de comunicación, nos venden que todo lo malo que pasa ahora en el país es a causa de los guerrilleros, de los disidentes y de los fracasos en los procesos de paz.

Pero lo bueno es, que los guerrilleros están llegando y que la gente los está recibiendo. Que se ven brotes de esperanza. Y esto no pasa por los medios de comunicación más masivos. Tenemos la dificultad de que no hay unos medios de comunicación que acompañen lo positivo, sino que magnifican lo negativo. El camino, por ello, es arduo y es difícil. Es de tener que asumir muchos fracasos…

Pero pienso que sí, que es irreversible. Y apuesto por que, aún teniendo que sortear muchas dificultades que se van a presentar, siga adelante. Ahora, tenemos la esperanza de que se van a empezar los diálogos con el otro grupo guerrillero, con el LN, que no sé si comenzaban ayer, 7 de febrero.

Ojalá. Dios te oiga. Muchas gracias.

Otros titulares

“Cuando me nombraron directora de la carrera de Teología, fue toda una novedad porque era una mujer, y laica”

“Muchas mujeres no estudian Teología porque no hay campo de trabajo, dado que sigue siendo un campo reservado a varones”

“A las religiosas no les dan tanto tiempo para estudiar Teología como a los varones”

“Cuidando que la vida sea de entrega, de seguimiento y de fidelidad, las mujeres tenemos derecho, como los varones, a tener tiempo para estudiar y para formarnos, para ejercer ser teólogas”

“Cuando yo estudié Teología, algunos profesores se burlaban de las religiosas que estudiaban, hasta Ciencias Religiosas”

“Creo que para el Papa, en este momento, la preocupación de la mujer no es la suya, y a veces, es peor lo que dice que lo que no dice”

“En este congreso, hablamos mucho de los pobres pero no los invitamos para escucharlos de primera mano”

“La Teología tiene que ser escuchar a los pobres, hablar con ellos y vivir con ellos”

“Lo importante en la Iglesia, es liberar la mentalidad clerical y la vinculación entre sacerdocio ministerial y autoridad total, a todo nivel”

“La palabra de los laicos, mujeres y varones, no tiene una autoridad. Yo creo que debería ser reconocida, y que no necesariamente venga unida al sacerdocio”

“Este encuentro es un primer acercamiento a lo hispano, pero no diría que está de moda”

“En política, tengo la esperanza de que si este señor (Trump) endurece ciertas medidas, los países que hemos estado dependientes de Estados Unidos seamos capaces de mirar para otro lado”

“Los esfuerzos por crear gobiernos alternativos al neoliberalismo, desde mi punto de vista con mil fallas pero también con muchas cosa positivas, no se valoran”

“Veo que la gente confunde a la persona con los programas políticos. Te dicen: “no me gusta tal persona como presidente o presidenta…” Pero no dicen: “no me gusta tal o cual política”

“Creo que la Conferencia Episcopal Colombiana, especialmente el presidente, ha sido protagonista en positivo de este proceso de paz”

“Aunque ha habido presencia de la Iglesia en el proceso de paz, no es esa presencia contundente que uno esperaría para este tipo de realidades que se viven. En cambio, para hacer manifestaciones contra la ideología de género, ahí si lo son”

“En el proceso de paz, se ven brotes de esperanza. Pero tenemos la dificultad de que no hay unos medios de comunicación que acompañen lo positivo, sino que magnifican lo negativo”


http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2017/03/19/muchas-mujeres-no-estudian-teologia-porque-no-hay-campo-de-trabajo-dado-que-sigue-siendo-un-campo-reservado-a-varones-religion-iglesia

Carlos Schickendantz: “En este momento le toca a la Iglesia latinoamericana ofrecer su estilo, sus acentos”


Carlos Schikendantz

“El gran servicio que tiene que hacer el Papa es descentralizar su ministerio”

“Con Francisco, los teólogos respiramos. Es un nuevo ambiente y un nuevo momento”

José Manuel Vidal, 18 de marzo de 2017 a las 21:51

Creo que es un momento providencial, y que para reformar la Iglesia Dios piensa que hay que empobrecerla, y de esta manera, aproveche los carismas dormidos

(José M. Vidal).- La llegada de un Papa del “fin del mundo” ha hecho que el centro de gravedad de la Iglesia se haya desplazado del Vaticano a las periferias. Esa es la convicción del teólogo argentino de la Universidad Hurtado de Santiago de Chile, Carlos Schickendantz. A su juicio, estamos en el “momento de la Iglesia latinoamericana”, reconoce que, con Francisco, los “teólogos respiran” y le pide al Papa lo que, para él, es la reforma más importante: reformar el papado y descentralizar su ministerio.

Tiene usted un apellido complicado de pronunciar. ¿De dónde viene?

Es alemán. Pero mi familia alemana vino en el siglo XIX a Argentina. Somos completamente argentinos, aunque el apellido sea alemán. Mi madre era española. Se apellidaba Martínez Paz.

¿Seguís teniendo algunas raíces en España y Alemania?

No. De ninguna de las dos. Porque la familia Martínez está desde hace mucho tiempo en Argentina y los alemanes llegaron en el siglo XIX. No tenemos ningún tipo de vinculación con familiares.

Un ejemplo típico de mestizaje argentino.

Claro.

Eres cura diocesano

Soy diocesano de la diócesis de Córdoba en Argentina y he trabajado siempre con los jesuitas en la Universidad de Córdoba. Ahora, estoy trabajando también con los jesuitas en la Universidad Hurtado, de Santiago de Chile.

¿Los jesuitas te mandaron allí?

Me invitaron a trabajar. Yo estudié en Alemania, y ya había conocido a los chilenos allí. Hicimos buenos contactos y, cuando volví a Argentina, empecé a viajar a Chile como profesor invitado. Como profesor estable, pero viajando. Y ahora, llevo seis años trabajando como investigador en la Universidad Hurtado.

¿En qué te has especializado?

Trabajo normalmente sobre Teología Sistemática. Mi tesis doctoral la hice en Alemania, en Tubinga, sobre Rahner.

En Tubinga, nada menos y, sobre Rahner, además.

Sí, muy buena experiencia, la de dejarse formar.

Rahner pasa por ser el mejor. ¿Para ti también?

Sería difícil hablar en singular, sería injusto. Porque habría que poner a von Balthasar, Congar. Sería injusto…Es injusto decir uno.

Pero está entre los grandes, entre los más grandes.

Sí, entre los cinco mejores. Eso seguro.

Entonces, te especializaste en Sistemática, pero ahora escribes un poco de todo.

Ahora estoy bastante tiempo dedicado a la investigación. A investigar y a escribir. Hemos tenido diversos proyectos de investigación en camino. Uno, bajo el tema general de “Signos de los tiempos”. Después, he estado trabajando bastante sobre Vaticano II, con conexiones en Europa. Y hace muchos años que me dedico a temas de reforma de la Iglesia. Aunque no he sido nunca profesor de Eclesiología, pero por interés personal y quizás, por la formación alemana también.

O sea, ¿que estás de moda?

El tema está de moda, y me alegro, porque escribir sobre este tema diez años atrás era bastante más complicado.

Yo creo que nadie lo imaginaba entonces, ¿no? Casi nadie hablaba de reformas, de renovación…

Que las ideas de reforma sean asumidas por el mismo obispo de Roma es un salto cualitativo, que se vivió en el Concilio y, ahora, lo estamos viviendo de nuevo con el Papa Francisco.

¿Cómo ha podido pasar algo así? Antes, en España, siempre que preguntaba a algún teólogo, si había alguna posibilidad de reforma en la Iglesia, y si la había, de dónde podía surgir, todo el mundo decía: de arriba no. Que tenía que venir por abajo. Y resulta que el Espíritu Santo nos ha descabalado a todos y ha empezado por arriba.

No empieza por arriba. Lo que a mí me parece genial del momento, y es la analogía del Vaticano II, es que se juntó: el movimiento de abajo y el movimiento de arriba. Y eso, crea un momento único de posibilidades, se abren escenarios, se crean espacios de libertad. Lo que hizo Juan XXIII en el Concilio: “Yo soy garante de la libertad para que discutan los obispos”. Se abren espacios de libertad que pueden ser momentos creativos súper importantes.

¿Se está aprovechando debidamente esa oportunidad de oro, única?

Es difícil saberlo. Es verdad que se está produciendo mucho. Ojo, también sobre el tema de la reforma de la Iglesia hay ya mucho hablado, y mucho escrito. Muchas de las cosas hay que ponerlas en práctica, simplemente. El Papa no puede hacer todo. Eso depende de muchos factores. El problema es que entremos en una dinámica donde sea posible conversar, discutir, discernir, ensayar, corregir…

Pero sin que tener la espada de Damocles siempre pendiendo, que hasta ahora era lo que pasaba.

Claramente, los teólogos ahora respiramos. Es un nuevo ambiente y un nuevo momento.

Incluso se contesta cualquier pasito que da el propio Papa. Diría que hasta se le desobedece.

Pero con esa misma desobediencia se está reformando el papado. Si ya los que eran tan obedientes al papado se animan a plantear dudas y a escribir en contra, ellos mismos están devaluando en cierto sentido la figura papal, que es uno de los puntos de la reforma de la Iglesia: Reubicar al papado. Como obispo de Roma y en la comunión de las Iglesias.

Eso mantenías en tu conferencia. Me llamó la atención el que centras toda la reforma en torno a la reforma del papado.

No solo en la reforma del papado. Pero sí creo que es el núcleo, porque si tú tomas la mayoría de los asuntos (la promoción del laicado, la revalorización de las iglesias locales, la revalorización de las conferencias episcopales), todo es de una reformulación del centro romano.

Desgraciadamente, en el segundo milenio se orientó la Iglesia hacia poseer un centro de gobierno. Y hay que tener cuidado para que, en las reformas que se están proponiendo ahora, no se potencie aún más la figura de un obispo de Roma, porque nos resulte atractivo. Pero que no es lo que debe ser, según una concepción de eclesiológica abierta. Esta nueva concentración de la Iglesia en la figura del obispo de Roma muestra una cierta anomalía.

Sí, dicen que caemos en la papolatría que antes criticábamos.

Exacto. Por eso, el gran servicio que tiene que hacer el obispo de Roma ahora, es descentralizar su ministerio para que crezcan las otras instancias eclesiales: Las diócesis, la participación del laicado, etc.

Francisco lo está haciendo, al menos teóricamente. Está diciendo sí a la sinodalidad, sí a la colegialidad.

Sí. Es indudable que ha dado pasos importantes. El discurso de octubre 2015 con ocasión del Sínodo, cuando se cumplieron 50 años de la creación del Sínodo de los obispos, fue tremendamente importante desde el punto de vista de la eclesiología. Claramente, el Papa está actuando en este sentido.

Está pidiendo a los obispos mayor capacidad de iniciativa, advirtiendo que él no puede resolverles todos sus problemas. Si le dicen que en Brasil faltan sacerdotes, les pide que traigan una propuesta corajuda…

¿Por qué el episcopado no le sigue en ese camino? Ni siquiera en Brasil

Puede ser que hayan estado en juego distintas dinámicas. La elección de personas. Probablemente hay un episcopado que sigue más fácilmente que un episcopado que es capaz de liderar. Pero esto es, quizá, porque está elegido así y está educado así.

Eso significa que en una institución clericalizada como la que tenemos, si no cambia el clero, difícilmente la nieve de la montaña baja al valle y llega a la gente.

Claramente, porque es una reforma que es global.

Para eso hay que cambiar el nombramiento de obispos.

Ahora, Dios nos está reformando el clero, cuando está dejando con menos vocaciones sacerdotales a las iglesias y las está obligando a una relación diferente con el laicado.

Desgraciadamente, la promoción del laicado no es tanto una convicción, sino más bien una necesidad. El mismo Dios se encarga de educar a la Iglesia. No consigue reformarla, si no la empobrece. Creo que es un momento providencial, y que para reformar la Iglesia Dios piensa que hay que empobrecerla, y de esta manera, aproveche los carismas dormidos que están en le corazón de cada creyente.

¿Cómo se cambia el chip de varias generaciones de sacerdotes formados, “formateados” en una determinada visión eclesiológica y que ahora les cuesta abandonar? A veces, no es que no quieran, es que les cuesta cambiar el chip.

Como en todos los asuntos complejos no hay una medida. Cuando se piensa en los temas de la reforma en general, se tiene que poner una batería, una decena de medidas en movimiento. Son pequeñas cosas en distintos niveles que van produciendo progresivamente un cambio institucional.

Y de este cambio institucional lo que es importante es acertar la dirección. Y luego, orientar el camino. Y los que conducen instituciones, saben que un punto clave es definir bien la orientación del camino, y luego desarrollar la institución. Y que lo demás es cuestión de tiempo.

La reforma del clero es ciertamente un punto capital. Algunos dicen que es el punto débil del post-Concilio. El Concilio se ocupó del espicopado, del laicado, y quedaron los clérigos allí.

Lo que pasa es que también hay que ser paciente, porque estamos en una reformulación del fenómeno religioso y de la experiencia religiosa que obliga a las identidades a procesos no fáciles de reconversión. Pero uno tiene que confiar que tanto los procesos espirituales y teológicos, como los procesos culturales van a ayudar a una actualización, a una renovación del clero.

El proceso este que estamos siguiendo, ¿puede tener marcha atrás? Porque parece claro que el Papa no lo va a culminar, por ley de vida. Iniciará el proceso y lo pondrá en marcha, pero no lo podrá culminar. Es un poco lo que pasaba con Juan XXIII y Pablo VI. Juan XXIII inicia el proceso, lo pone en marcha y después viene Pablo VI y sedimenta el cambio.

Yo diría que sí. Es difícil volver atrás pero es posible frenar determinados dinamismos. Pongamos este ejemplo: el Papa Francisco está frenando un dinamismo de reforma de la reforma litúrgica que estaba en ejecución.

El cardenal Koch, que desde Benedicto preside el Pontificio Consejo del Ecumenismo, decía que el Summorum Pontificum del texto de 2007, que permite ya de manera libre la utilización del misal de Pío V, era el primer paso de la reforma litúrgica. El mismo Papa Benedicto dio varias señales en ese sentido. Francisco ha frenado ese dinamismo.

A la inversa, se podría pensar que el dinamismo que pone en marcha el papa Francisco, otro obispo posterior podría frenarlo, detenerlo de una manera legítima, según el modo de concebir, que ponga el acento en otro lugar.

O sea, que todo se va a jugar en el próximo cónclave y en función de los cardenales que vaya eligiendo Francisco, porque en eso sí tiene mano.

Sí, pero aún así sucede. Los cardenales anteriores eligieron a Francisco y aquí está este hombre que les ha resultado inesperado. O cuando uno ve la foto de los participantes en Medellín, no puede creer que esos grandes hombres con sotana hayan producido un hecho simbólico de liberación que marca épocas. Así que, hay un gran espacio para la novedad de la historia, y si queremos teológicamente, para el Espíritu subsiste algo nuevo.

Ahora, no hay que descartar posiciones que se vuelvan de nuevo hacia atrás. En un mundo complejo, plural, la reacción conservadora es una reacción previsible frente a estos procesos de pluralismo y modernidad. Y por eso, estarán siempre ahí.

Reacción conservadora que se está dando a nivel político, por ejemplo.

Por ejemplo. O sea, formas de nacionalismo. De recuperar la propia identidad. Porque es difícil construir una identidad mundial o intercultural. Está siempre la tentación de refugiarse en la identidad construida solo a partir de la propia tradición. Benedicto es el mejor ejemplo de esto.

Y la Inglaterra de hoy, que rompe con el Brexit y quiere aislarse otra vez, y construirse. ¿Tienes miedo de lo que pueda pasar con Trump?

Un dato importante es que la mitad de la sociedad norteamericana lo apoya. Porque cuando uno mira la situación social, puede tener la sensación de la gran oposición que hay, en los distintos lugares del mundo incluso. Pero este hombre tiene un apoyo importante en los Estados Unidos. Lo que a mí me invita a que debemos leer muy bien lo que pasa. Tenemos que tratar de entender por qué esa gente obtiene consenso, y debemos salir al encuentro de esas necesidades y de esas preocupaciones, para resolverlas de una manera mejor, más adulta, más respetuosa de la diversidad.

¿Es previsible que Latinoamérica sufra más todavía?

Por ahora, gracias a Dios, en el horizonte de Trump -salvo México- America Latina no existe. Según dicen unos historiadores, lo que mejor le puede pasar a América Latina es que Estados Unidos no le preste mucha atención.

¿En qué sentido?

Que no se ocupe de ella, para que no intervenga. Que no lo haga un tema propio.

Esos obligaría a los países latinoamericanos a buscar su propio desarrollo sin tener una dependencia. Lo digo pensando en México, por ejemplo.

Claro. La situación que está viviendo México es súper-complicada. El hecho de que el resto de América Latina no esté en las perspectivas de Trump es mejor para nosotros.

Lo del muro y lo del stop a la inmigración es un escándalo. Al menos visto desde Europa. Y eso que allí estamos haciendo lo mismo. Puede que sea porque este hombre es tan histriónico que dice lo que otros, sin decir, hacen.

Esas políticas tienen mucho consenso. Políticas plenas de nacionalismo y a la defensa de lo propio, de lo identitario. Y además, ojo, miremos también en nuestros países. Cuando Argentina tiene problemas con otro país, o Chile con Bolivia, emerge inmediatamente un nacionalismo que dificulta cualquier diálogo y comunicación.

Así que a mí me parece que el tema de la inmigración es, quizá, el gran tema común que hoy tenemos, no solo en América y Europa. Es un tema de hospitalidad y de dignidad humana, pero tampoco hay que minimizarlo. No es fácil la convivencia con extranjeros y ese aprendizaje necesita tiempo.

Como se dijo hoy, un musulmán que llega a Europa viene de un lugar donde su religión ha sido religión de Estado y donde su religión es mayoría, tiene que aprender a vivir en minoría y en una sociedad plural y secularizada. Es un proceso de aprendizaje.

Lo que necesitamos ahora son personas sabias, que puedan conducir estos procesos de la manera más armónica y pacífica posible. Pero son situaciones objetivamente complejas, para las que no hay receta.

¿Cómo está la Iglesia chilena?

La Iglesia chilena ha sufrido. Yo no soy originario de allí y mi visión es desde fuera. Ha sufrido un golpe tremendamente fuerte con la experiencia de Karadima, el sacerdote que fue acusado de abusos de menores. Eso produjo una crisis enorme. Algunos chilenos dicen que la mayor crisis de la historia de la Iglesia católica de Chile.

Ha perdido mucho en credibilidad social.

Es una Iglesia muy golpeada. Sobre todo cuando piensas que fue una Iglesia tan prestigiada por su vicaría de Solidaridad y por su compromiso con los derechos humanos. Eso es, en gran medida, una historia pasada.

Era un gran ejemplo. Incluso en Europa se la miraba con admiración.

Pero es la típica Iglesia que, cuando entra en procesos democráticos de debate, de bioética, de asuntos de familia y de sexualidad, comienza a mostrar las debilidades de su argumentación. Y su poca capacidad para convencer a otros ciudadanos. La Iglesia chilena no tiene un episcopado de gran liderazgo tampoco.

Lo de Barros también fue otra china

Lo de Barros fue un golpe bastante llamativo, y continúa. Es parte del mismo problema. Pero uno sería injusto si solo analiza el catolicismo chileno a partir de estos datos, porque hay muchas señales positivas de compromiso.

Ahora, por ejemplo, con la catástrofe de los incendios, ha habido muchas muestras de solidaridad y, de ellas, muchas generadas por la Iglesia católica. También conviven muchas formas de vitalidad. Hay Universidades importantes, la Católica lo es, con buenas bibliotecas y profesores. Como en la que yo trabajo.

¿Y vocaciones?

Pocas.

¿Eso demuestra que a mayor nivel económico bajan más las vocaciones?

Puede ser. Pero también las vocaciones provienen no de los lugares medios y pobres sino más bien de la clase alta. El catolicismo chileno es un catolicismo de clase media y clase alta. Conservador, en ese sentido.

No es una salida de movilidad social.

No, hoy no lo es de ninguna manera. Si en algún momento lo fue, hoy ciertamente no lo es. Al revés.

En Latinoamérica, ¿no lo es en ningún sitio?

En muchas sociedades más chicas es probable que lo sea todavía. Pero hoy, en los grandes centro urbanos latinoamericanos, más bien el sacerdote está sometido a crítica. Y tiene que justificar su modo de vida: celibato, obediencia, y sobre todo llevar el peso de que representa una institución que a menudo está sometida a crítica y no está a la altura de los problemas de la sociedad.

¿Por qué el influjo, el buen ejemplo, el efecto Francisco no cala en las iglesias nacionales? En España todo el mundo dice que el Papa es fenomenal y todo el mundo le aplaude. Pero a la Iglesia española, a los obispos españoles, no.

El mensaje de Francisco es bastante exigente, si se piensa. Por ejemplo, si nos tomamos en serio lo que el Papa está diciendo de opción por los pobres, de Iglesia de los pobres, tendríamos que hacer reformulaciones y preguntas muy hondas en nuestras iglesias.

Y qué hablar de las iglesias con las sociedades de más bienestar, como aquí, en Estados Unidos, o en Europa. Difícilmente podríamos mantener esos niveles de vida, si tomáramos más a fondo el estilo del que habla Francisco, por ejemplo, con el tema de la pobreza.

Porque eso, ¿es de cara a la galería? Quiero decir, en España, en concreto, que es lo que más conozco, todos los obispos viven en palacios. Eso a un pobre le repele. Es imposible que un pobre se acerque y entre en ese palacio, por mucho que tengamos la casa abierta…

La única pregunta es cuánto vamos a demorar en dejar eso.

Pero, ¿por qué, en el post-concilio, en España se hizo? Todos los obispos dejaron los palacios y se fueron a vivir o a las casas sacerdotales, o a pisos. Ahora, viendo que el Papa lo ha hecho, no lo imitan. Solo hay un obispo en España que lo hizo, el de Palencia. Después, en la época de Juan Pablo II, volvieron todos otra vez a los palacios. Y ahora, en cambio, esa dinámica de dejar el palacio, que es muy simbólica, no se da.

Sí, y es muy potente. Empobrecerse voluntariamente y por propia decisión es una cosa mayor. Y por eso es un testimonio tan nítido cuando aparece un hombre que voluntariamente se empobrece, se auto-limita. En Roma, apareció un testigo y deja mudo a todos. Pero somos lentos para ser evangélicos, desgraciadamente.

Porque exige una conversión personal, un cambio de vida, sobre todo en los jerarcas. A ellos tiene que notárseles de una forma especial. Que es un poco lo que se les reprocha en la sociedad española: “Ustedes no hacen lo que hace su jefe”.

Es uno de los puntos de la reforma que también ha tocado Francisco, con la intención de la reforma de la curia romana. Las formas de vestir, las formas de trato, en general de toda la cultura institucional. Él usó la palabra de “una corte” de otra época. Es difícil salir de esa estructura, pero cuanto antes se haga, será más beneficioso para la transmisión del Evangelio.

Las inercias nos pueden a veces, ¿no?

Sí. Y con las instituciones, son de las más importantes. Como se dice, las instituciones solo se reforman, cuando están amenazadas por su existencia. Y normalmente la Iglesia católica no está amenazada, con lo que las inercias tienen mayor capacidad. En cambio, un colegio que depende de cuotas, si no se reinventa, en poco tiempo cae. La Iglesia puede vivir más de inercias. Es lo que decía Benedicto: El gris. Una fe gris que al final no es profunda y por eso no es radical.

Lo que sí parece evidente es que estáis de moda los del Sur, los latinoamericanos.

Sí, pero eso también hay que tomarlo con cuidado. Aquí, está la ventaja de la llegada de otro modo de ser al centro de la Iglesia, al centro romano. Otro modo de ser, de hablar, de sentir, de cantar, de celebrar… Pero este modo latinoamericano también está cargado de límites. En todo caso, es uno más. Está bien, es el aporte. Luego vendrán de otros continentes. Sí, se ha iniciado y se está experimentando este proceso de interculturalidad, este intercambio recíproco.

Y en este momento le toca a la Iglesia latinoamericana ofrecer su estilo, su terminología, sus acentos, su teología, su pastoral. Después, será otro y así, tendremos que ir enriqueciéndonos recíprocamente. Porque, vaya si tenemos que agradecerle también nosotros a Europa. Pero ya no es el tiempo de exportar el modelo cultural europeo.

¿El próximo será África?

En África, es verdad que la Iglesia crece mucho. La idea de que el catolicismo está en decrecimiento no se corresponde con los números. Leyendo hace poco investigaciones del Pew Forum de Estados Unidos, calculan que para el 2050 el cristianismo (no el catolicismo), va a ser el 30% de la población mundial. Lo cual es ya actualmente. Y que los porcentajes del catolicismo, van a ser parecidos. Y va a haber un crecimiento del Islam.

Lo que quiero decir con esto, es que la sensación de crisis eclesial es una sensación occidental. El cristianismo crece a niveles muy importantes en África, y también en Asia. Las sensaciones allí, son completamente diferentes. Por eso, cada vez más, hay que tener una mirada global para poder analizar y entender mejor los procesos que están en juego.

 

http://www.periodistadigital.com/religion/america/2017/03/18/schikendantz.shtml

COLOMBIA. PERSEGUIDA, ACOSADA Y VIOLADA LA MADRE TIERRA. OLGA LUCIA ALVAREZ BENJUMEA*


“No le hagan daño, ni a la tierra ni al mar ni a los árboles, hasta que hayamos puesto un sello en la frente a lxs siervxs de nuestra Divinidad. Apocalipsis 7:3

No cesan las denuncias, dando a conocer los acosos, violaciones y asesinatos de nuestras mujeres, sean aniñas, adultas o ancianas, en los diferentes escenarios de la sociedad: en sus casas, en la calle, en lo laboral, en la Iglesia, de parte del machismo, en Colombia y en cualquier parte del mundo.

Hoy quiero levantar mi voz, por aquella Madre Tierra que un día, nos pario, a través del soplo de la Divinidad. (Génesis 2:7). Ella, también sufre la violación de sus derechos humanos. Hasta ahora, sus defensores, que no son muchxs todavía, a algunos de ellxs, los están persiguiendo, acosando y asesinando.  Es un escándalo,  en solo 4 meses de lo corrido de este año, en Colombia, ya hayan asesinado 6 mujeres liderezas, guardianas y protectoras de la Madre Tierra!

Qué esta pasando? Quien persigue, acosa, viola y asesina a nuestra Madre Tierra?

Como siempre el enemigo, se niega a dar su cara. Sus argumentos siempre serán y son “para una mejor producción y exportación de nuestros productos, generando empleo”.

Qué pinochada tan horrible! Así se enuncia cada “nuevo” programa para una limpia campaña electoral, supuestamente…

Por qué estoy tan enojada? No soy ingeniera Agrícola, no soy ingeniera del Medio Ambiente, no soy Economista, no soy Agronoma. Soy una hija de la Madre Tierra!

Campo Rubiales
El fracking rompe la roca madre ubicada por encina de los YNC con una emulsión de agua y químicos. (archivo particular) 1)

Me duele, la Madre Tierra, sentirla perseguida, violada y asesinada, por estas infames máquinas, rompiendo hasta el alma de sus entrañas, para envenenar sus venas (sus aguas subterráneas), cual leche materna que proteje y guarda para sus hijxs.

A ese feminicidio le llaman “Fracking”,  fracturar, romper, rasgar el himen de la Madre Tierra!

Resultado de imagen para fracking en colombia

Quienes somos citadinos, de este feminicidio no sabemos NADA! Pero, si lo sabe nuestro pueblo, nuestros indígenas, campesinos y afros. Ellos, siente el retumbar de las máquinas. Sienten que se les saca de las tierras, se les roba o masacra. Ahí no hay trabajo, ya no se siembra “el pan coger”,porque es mejor que ellxs no se enteren de lo que el machismo patriótico, le hace a nuestra Madre Tierra. Y los que no se quieren ir a las buenas, porque “mi tierra no se regala, ni se vende” 1 Reyes 21:1-4. ya sabemos lo que le pasa a nuestros campesinos, como la historia de Nabot que acabas de leer.

Qué esta sucederá con Colombia en su amor patriótico? Mirá este mapa te puede interesar, para averiguar que pasa en tu región. 3)

Fidel Mingorance

 

No te canso más, podés seguir averiguando por tu cuenta. Piensa, y mirá haber si te conviene cuidar a nuestra Madre Tierra.

“Desde el corazón del Cielo, al corazón de la Tierra, al corazón de los Mares, al corazón de los Aires” (bendición maya) que la presencia de la Divinidad, nunca nos falte!

*Presbitera católica

 

 

 


BIBLIOGRAFIA:

1)http://www.portafolio.co/economia/colombia-esta-cerca-de-implementar-el-uso-del-fracking-para-producir-crudo-502958

2) http://sostenibilidad.semana.com/medio-ambiente/articulo/fracking-llego-colombia/31672

3) http://www.contagioradio.com/mapa-del-fracking-colombia-articulo-33672/

 

 

 

“SIN MUJERES NO HAY CRISTIANISMO” ENTREVISTA VIDEO. FR. CRUZALTA O.P.


Recomiendo escuchar esta entrevista a Fray Julián Cruzalta OP a todos aquellos que desconocen ciertas nociones elementales de historia del cristianismo, de la elaboración de los Evangelios y del lugar de la mujer en la iglesia primitiva. Será muy esclarecedor para quienes han opinado tan agresivamente en la noticia anterior, con toda seguridad por ignorancia y falta de formación bíblica. Este video les aportará interesantes datos que seguro no conocían.
Graciela Moranchel

Testimonio de uno de los asesinos del padre Rutilio Grande


Carlos Santos | Viernes, 20 Marzo 2015

Testimonio de uno de los asesinos del padre Rutilio Grande

Uno de los asesinos del padre Rutilio Grande, confiesa su participación directa en el asesinato; un ex Guardia Nacional (GN), que falleció en Estados Unidos

Un 12 de marzo de 1977, fue asesinado el padre jesuita Rutilio Grande García, a la edad de 49 años, en el sector conocido en la actualidad como “Las tres cruces” en la carretera que conduce a la ciudad de El Paisnal.

Mientras se conducía en su automóvil Volkswagen Safari blanco, junto a Manuel Solórzano, de 70 años, y Nelson Rutilio Lemus, de 16, una unidad de la GN los emboscó, ametrallándolos en la carretera, sus cuerpos presentaban muchos orificios de bala de diferentes calibres.

 

 

 

 

 

El trabajo del sacerdote Rutilio Grande, se caracterizó por defender a los más desposeídos y denunciar los atropellos cometidos por las autoridades, desde su parroquia de Aguilares, en el departamento de San Salvador El padre Grande, creó las Comunidades Eclesiales de Base (CEB), originando reacción adversa de parte de los terratenientes de la zona, que lo calificaron como un agitador comunista. El sacerdote Rutilio Grande, es considerado como el primer mártir de la Iglesia salvadoreña.

En la ciudad de Los Ángeles, California, pudimos entrevistar a Julio Sánchez -quien estuvo de acuerdo en usar su nombre verdadero-, emigrante salvadoreño quien fuera miembro de la GN, y ex miembro de la S2 (Sección de Inteligencia) del mismo cuerpo represivo desde mediados de los años 70. Julio accedió por primera vez a hablar sobre su participación en el asesinato del sacerdote Rutilio Grande y sus dos acompañantes.

En una visita a la ciudad de Los Ángeles, conocí a Julio Sánchez, fortuitamente. Unos amigos me habían invitado a una boda y Julio se encontraba borracho y no paraba de llorar contando su participación en el crimen del sacerdote Rutilio Grande. Me impactó sobremanera la información verídica que manejaba sobre el asesinato, establecí un vínculo amistoso con Julio Sánchez para investigar su participación en dicho crimen.

De regreso a El Salvador, pude constatar que efectivamente Julio había participado en la guardia nacional y perteneció a los escuadrones de la muerte.

La entrevista se realizó dos años después de nuestro primer encuentro, debido a que Julio comenzó a deteriorarse físicamente, en ese tiempo fue diagnosticado con la enfermedad de Parkinson, además de padecer de diabetes y había sufrido un derrame cerebral que le había paralizado la mitad del cuerpo.

Julio mantenía que buscaba relatar los hechos tal y como eran, para demostrar que no únicamente él era culpable, y así buscar un poco de alivio a su alma atormentada, según me confesó.

La entrevista inconclusa desde los EEUU

-Voy hablar por primera vez para que la gente sepa como fueron las cosas-me afirma con un dejo de tristeza.

-¿De dónde eres originario?

-Oratorio de Concepción, del departamento de Cuscatlán -responde lacónicamente.

Precisamente en este lugar los habitantes que sobrevivieron a la guerra, recuerdan a Julio Sánchez, como un miembro de los Escuadrones de la Muerte, desalmado y que perseguía y asesinaba sin piedad a los señalados como comunitas. Varias familias enteras fueron asesinadas y sus cuerpos exhibidos públicamente por los miembros de la guardia nacional, en la unidad que comandaba Julio Sánchez, afirmaron varios testigos.

-¿Participaste directamente en el asesinato del padre Rutilio Grande y sus dos acompañantes?- le pregunto tajante, para comprobar si en verdad estuvo en la unidad que cometió el asesinato.

-Aquí tengo mi carnet de Guardia Nacional; yo me metí ( a la guardia) a la edad de los 17 años, nací en 1957, fue en el pueblo de Suchitoto- responde evadiendo la pregunta.

-¿Qué sucedió ese 12 de marzo de 1977, cuando emboscaron al padre Rutilio Grande?

-Fueron órdenes que recibimos directamente del director de la Guardia Nacional, (como director general de la GN de 1975 a 1978 fungió el general Ramón Alfredo Alvarenga) fuimos seleccionados como ocho miembros de la guardia; yo no estaba a cargo de la operación, creo que fuimos 6 u ocho ( miembros de la guardia) que fuimos seleccionados para cumplir con la misión.

-¿Sabían a quién iban a asesinar?- lo interrogo, buscando en su mirada una respuesta sincera, Julio mueve insistentemente sus manos y cabeza, debido a la enfermedad de Parkinson.

-Nos habían dado instrucciones de eliminar al cura, porque era comunista, estaba levantando a los campesinos, hablaba mal del gobierno- concluye agitado.

El sermón de Apopa

El 13 de febrero de 1977, el padre Rutilio Grande predicó un sermón que llegó a ser llamado su “sermón de Apopa”, denunciando la expulsión del padre Bernal, por el gobierno salvadoreño, el discurso decía así:

 

 

 

 

 

“Queridos hermanos y amigos, me doy perfecta cuenta que muy pronto la Biblia y el Evangelio no podrán cruzar las fronteras. Sólo nos llegarán las cubiertas, ya que todas las páginas son subversivas—contra el pecado, se entiende. De manera que si Jesús cruza la frontera cerca de Chalatenango, no lo dejarán entrar. Le acusarían al Hombre-Dios… de agitador, de forastero judío, que confunde al pueblo con ideas exóticas y foráneas, ideas contra la democracia, esto es, contra las minorías. Ideas contra Dios, porque es un clan de Caínes. Hermanos, no hay duda que lo volverían a crucificar. Y lo han proclamad”.

-Les dijeron que asesinarían a un sacerdote- le ratifico la pregunto.

-Ya sabíamos quién era el objetivo, recuerdo que fuimos varias veces a verificar el lugar (en donde emboscarían al sacerdote), le dimos seguimiento varias veces, días antes se nos había escapado porque no apareció y no pudimos realizar la operación.

-¿Cómo fue la emboscada? ¿A dónde estaban ustedes esperándolo? ¿Iban vestidos de civil o con uniformes?

-Íbamos vestidos de civil, pero unos kilómetros antes estaban elementos de la guardia uniformados, ellos nos informaron que el carro se dirigía hacia nosotros, lo esperamos en la calle, y cuando apareció abrimos fuego, todos abrimos fuego al mismo tiempo, desde diferentes puntos de la calle, yo vi que el carro se fue de lado y continuamos disparando.-Julio hace una pausa.

-En el carro iba un niño, un anciano y el padre Rutilio Grande. Los tres murieron ese día. Le digo enseñándole un recorte de periódico, con la fotografía del automóvil Volkswagen, ametrallado a la orilla de una calle de tierra.

-Recibía órdenes, me dijeron que era un cura malo, comunista, y yo odio a los comunistas- responde cortante.

-¿Después de dispararles, se acercaron a ver los cuerpos del sacerdote y los acompañantes para rematarlos?

-Teníamos órdenes de que no quedaran vivos, nos acercamos y les disparamos.

-¿Les dieron el tiro de gracia?, le pregunto atónito por la frialdad en que relata el asesinato.

-Te repito fueron órdenes de no dejarlos con vida. Yo no sabía que el cura venía acompañado, ni menos con un anciano y un niño. Pero aunque hubiera sabido tenía que cumplir con las órdenes que nos habían dado- concluye molesto.

-¿Que sucedió con todos los miembros que participaron en el asesinato del sacerdote Rutilio Grande?

-Algunos murieron en la guerra, otros salieron del país, no por miedo, pues nosotros no le teníamos miedo a nadie; si estoy hablando de esto ahora es porque creo que no se conoce como fueron las cosas, y yo me siento muy enfermo, siempre se ha pensado que nosotros somos los malos, y nosotros sólo recibíamos órdenes.

-¿Qué hubiera pasado si hubieran rehusado a cumplir esas órdenes? Interrumpo a Julio.

-No lo sé, la verdad es que no lo sé.

-¿Después del asesinato qué hicieron? ¿A dónde fueron?

-Nos fuimos directamente a la Guardia Nacional de San Salvador a rendir un informe, recuerdo que nos dieron tres días de licencia, cuando regresamos nos ubicaron en otras unidades, yo comencé a trabajar en la S2.

Un crimen planificado y ejecutado por el Estado que unificó a la iglesia con el pueblo

Monseñor Oscar Arnulfo Romero, al enterarse de los asesinatos, fue al templo en donde reposaban los tres cuerpos y celebró la misa. En la mañana del día siguiente, después de reunirse con los sacerdotes y consejeros, Romero anunció que no asistiría a ninguna ocasión o actividad gubernamental ni a ninguna junta con el presidente, siendo ambas actividades tradicionales del puesto, hasta que la muerte se investigara.

Ya que nunca se condujo ninguna investigación, Monseñor Romero no asistió a ninguna ceremonia de Estado, en absoluto, durante sus tres años como arzobispo.

Monseñor Romero, era amigo personal del sacerdote Rutilio Grande, quien además era su confesor.

En una entrevista que Monseñor Romero rindiera en el año de 1979, al periodista brasileño, Juan Arias, en la ciudad de puebla, México, Romero le confesó que él se consideraba un convertido. “Me contó que estaba del lado de los ricos, del poder, viviendo en un palacio, hasta que un día le asesinaron a un sacerdote que el consideraba un santo, Rutilio Grande. Lo mataron mientras explicaba el catecismo. Imagínese que lo acusaron de ser comunista”-le dijo Monseñor Romero a Juan Arias.

La muerte de Rutilio Grande fue la gota que derramó el vaso, Monseñor Romero comprendió que estaba de la parte equivocada. Dejó el palacio y se entregó a la causa de los perseguidos a la defensa de los derechos humanos.

Luego un 24 de marzo de 1980, Romero sería asesinado de un tiro certero al corazón, un francotirador que trabajaba para los Escuadrones de la Muerte acabó con su vida, en un crimen al igual que el del sacerdote Rutilio Grande, que aún no ha sido esclarecido.

-¿Nunca te dijeron por qué asesinaron al padre, el motivo?

-Es que mucho hablaba en contra del gobierno, y recuerdo que los comunistas habían secuestrado y matado a un rico, no recuerdo su nombre, pero trabajaba con el gobierno y creo que ese fue unos de los motivos; los ricos estaban enojados por ese asesinato.

El 26 de febrero de 1977 fue encontrado el cadáver del empresario Roberto Poma, quien había sido funcionario del gobierno salvadoreño, y quien había sido secuestrado en enero de 1977 por el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), organización radical de izquierda.

El 20 de febrero de ese mismo año, la oposición política había denunciado el fraude en las elecciones presidenciales, el gobierno había respondido con represión en contra de los manifestantes: “El pueblo se concentró en la Plaza Libertad, en el centro de San Salvador, para protestar contra el fraude y exigir que se respetara el resultado. El 28 de febrero, los militares rodearon la plaza y reprimieron la concentración. Hubo, por lo menos, sesenta personas asesinadas” –recuerda un sobreviviente.

-Han pasado muchos años desde ese fatídico día, ese día que ustedes asesinaron a mansalva a un sacerdote desarmado que iba con un anciano y un niño, alguna vez te has arrepentido, te has preguntado ¿qué hubiera pasado si hubieras desobedecido las órdenes?

-Sí, muchas veces me he arrepentido, pero yo sólo obedecía órdenes, además ahora es muy tarde para arrepentirme. -Julio se levanta con dificultad de la mesa, me dice que ya no quiere seguir hablando, que después podemos continuar, se excusa aduciendo que se siente cansado.

Una muerte amarga y su antesala mucho peor

Después de ese encuentro que duró apenas una hora, fue casi imposible lograr que Julio Sánchez continuara con la entrevista; en marzo de este año accedió a terminarla desde el cuarto de un hospital en donde se encontraba agónico. Un día antes de emprender el viaje a la ciudad de Los Ángeles para concluir con la entrevista me informaron que Julio Sánchez había muerto de un paro al corazón, su condición física y mental se había deteriorado.

Debido a la diabetes le amputaron las dos piernas y un brazo, desde la cama del hospital en donde permaneció por 4 meses, Julio imploraba a gritos que lo mataran.

La muerte de Julio Sánchez, uno de los asesinos confesos del padre Rutilio Grande fue amarga; pero su antesala mucho peor; pude investigar que su vida en Los Ángeles estuvo llena de turbulencias: alcohol, drogas y una vida familiar llena de violencia. A diario lo perseguía el remordimiento de sus actos, el mismo hecho de contar a desconocidos cuando estaba ebrio, su participación en el asesinato del Padre Grande, era su búsqueda de eximir su culpa, de ahogar las llamas de ese infierno interno que ganó en vida por haber asesinado a un sacerdote sencillo, un cura que su único crimen fue vivir al lado de su pueblo.

http://www.contrapunto.com.sv/archivo2016/reportajes/testimonio-de-uno-de-los-asesinos-del-padre-rutilio-grande

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: