INGLATERRA: Stonehenge se convierte en escenario del solsticio de invierno


Con música y cantos, los asistentes celebraron la salida del sol después de la noche más larga del año.

Con música y cantos, los asistentes celebraron la salida del sol después de la noche más larga del año. | Foto: EFE

Publicado 22 diciembre
El solsticio de invierno dura todo el día, pero ocurre exactamente cuando el Sol alcanza el cenit sobre el hemisferio del Trópico de Capricornio.

Con atuendo tradicionales, más de cinco mil personas se reunieron en el conjunto megalítico Stonehenge (Inglaterra), para observar el primer amanecer tras el solsticio de invierno, la noche más larga del año.

Vestidos como druidas (sacerdotes en la religión celta), los asistentes dieron la bienvenida al invierno, pero no pudieron disfrutar del sol debido a la densa niebla. Sin embargo, la experiencia fue “agradable y pacífica pese a la humedad del tiempo”, afirmó la responsable de Stonehenge en el organismo gubernamental Patrimonio Inglés, Kate Davies.

Fuente: EFE

Asimismo, Davies celebró “ver a tantas familias disfrutando de la música y cantando alrededor del templo” y animó a los asistentes a regresar durante las fiestas navideñas del año que viene, pero advirtió que el espacio estará cerrada el 24 y 25 de diciembre.

Fuente: EFE

El solsticio de invierno dura todo el día, pero ocurre exactamente cuando el Sol alcanza el cenit sobre el hemisferio del Trópico de Capricornio. La hora del fenómeno astronómico se produjo a las 16H28 hora GMT. La luz solar solo dura unas siete horas, 49 minutos y 41 segundos.

Fuente: EFE

Algunas personas participaron en la celebración del solsticio de invierno para practicar rituales, otros solo para festejar o simplemente disfrutar la salida del sol después de la noche más larga del año.

https://www.telesurtv.net/news/Stonehenge-se-convierte-en-escenario-del-solsticio-de-invierno-20171222-0057.html?utm_source=planisys&utm_medium=NewsletterEspañol&utm_campaign=Newslette

Anuncios

ONU no respalda a Trump en decisión sobre Jerusalén


Se aprobó resolución que condena decisión de reconocer a esa ciudad como capital israelí.
Nikki Haley

La embajadora estadounidense en la ONU, Nikki Haley, interviene antes la votación de una resolución crítica en la Asamblea General de la ONU.

Foto:

Justin Lane / EFE

Por: EFE Y ELTIEMPO.COM
21 de diciembre 2017 , 05:02 p.m.

Una clara mayoría de los países del mundo se unieron hoy en la
ONU para condenar la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, desoyendo las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump.

Con 128 votos a favor, 9 en contra y 35 abstenciones, la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó una resolución no vinculante que demanda a Washington dar marcha atrás y que se abstenga de trasladar su embajada a Jerusalén.

Aunque no sirvieron para frenar la iniciativa, las advertencias lanzadas por EE. UU. en las últimas horas se tradujeron en un puñado de apoyos y un número de abstenciones mayor del habitual en este tipo de resoluciones.

Finalmente Guatemala, Honduras, Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Palau y Togo votaron en contra del texto, alineándose con Estados Unidos e Israel. Y países como Argentina, Australia, Canadá, Colombia, Hungría, México, Panamá, Paraguay o Polonia optaron por abstenerse, mientras que una veintena de Estados miembros no acudieron a la sesión o prefirieron no votar.

Tras la votación, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia emitió un comunicado en el que señaló que reitera “su posición histórica sobre el estatus de Jerusalén”.

“Colombia reconoce que sobre este tema existe un consenso internacional de más de 70 años. Colombia siempre ha privilegiado una solución pacífica al conflicto entre Palestina e Israel. En este sentido, hemos expresado la necesidad de mantener un diálogo y una negociación directa para alcanzar una solución sostenible que ponga fin a este conflicto.  Para Colombia es fundamental apoyar acciones que contribuyan al consenso y no que sigan dividiendo aún más a la comunidad internacional”, subrayó.

Así, la resolución obtuvo un apoyo algo más limitado que muchas otras aprobadas cada año en apoyo de Palestina, dando a entender que la presión estadounidense tuvo cierto éxito.

Sin ir más lejos, en la víspera la Asamblea General había adoptado un texto sobre la soberanía de los palestinos en los territorios ocupados, incluido Jerusalén Este, con 163 votos a favor, 6 en contra y 11 abstenciones. El voto de hoy, sin embargo, se producía en una situación muy distinta, con Trump advirtiendo de que se iba a tomar “personalmente” la postura de cada Estado. 

Las amenazas explícitas del presidente estadounidense incluían la posibilidad de cortar ayudas a los países que le diesen la espalda en esta cuestión y fueron reiteradas por su embajadora, Nikki Haley, momentos antes de la votación.

“Este día será recordado”, dijo la representante estadounidense a la Asamblea General, utilizando un tono amenazador muy poco habitual en el mundo diplomático. Haley insistió en que EE.UU. “recordará” el voto la próxima vez que un país le pida apoyo financiero o político, o cuando se le vuelva a reclamar que sea el principal contribuyente al presupuesto de Naciones Unidas.

“Estados Unidos va a situar su embajada en Jerusalén. Eso es lo que los estadounidenses quieren que hagamos. Y es la decisión correcta. Ningún voto en la
ONU hará una diferencia”, recalcó.

Frente al mensaje de Haley, los palestinos pidieron al mundo no ceder al “chantaje” y la “intimidación” y situarse “del lado correcto” de la historia. “No seremos amedrentados”, aseguró el ministro palestino de Exteriores, Riyad al Maliki, que denunció la decisión Trump como “ilegal” y como un ataque contra su pueblo.

Esa idea fue reiterada por varios países de mayoría musulmana, encabezados por Turquía, que junto a Yemen fue el encargado de presentar oficialmente la resolución ante la Asamblea.

“Se nos ha pedido a todos que votemos ‘no’ o que nos atengamos a las consecuencias. Algunos incluso han sido amenazados con cortes en la ayuda al desarrollo. Esta actitud es inaceptable”, dijo el titular de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu. “Esto es abuso y esta cámara no se plegará a eso. Es poco ético creer que los votos y la dignidad de los Estados miembros están en venta”, dijo a Estados Unidos.

El pasado 6 de diciembre Trump reconoció Jerusalén como capital israelí, rompiendo décadas de consenso internacional, según el cual el estatus final de la ciudad debe ser acordado en un proceso de paz entre israelíes y palestinos.

La resolución de hoy reitera la doctrina de Naciones Unidas sobre Jerusalén y exige “que todos los Estados cumplan las resoluciones” del Consejo de Seguridad relativas a la ciudad.

La Asamblea General subrayó que todas las decisiones “que pretendan haber modificado el carácter, el estatuto o la composición demográfica de la Ciudad Santa de Jerusalén no tienen efecto jurídico alguno, son nulos y sin valor y deben revocarse”. 

“No hay dudas de que esta resolución terminará en la papelera de la historia”, defendió el embajador israelí ante la ONU, Danny Danon, que cargó contra quienes respaldaron el texto. “Son como marionetas obligadas a bailar mientras los líderes palestinos miran con regocijo”, dijo.

Un texto similar había sido vetado el pasado lunes por Washington en el Consejo de Seguridad de la ONU, cuyas decisiones sí son vinculantes. Allí ya se había evidenciado el aislamiento estadounidense, pues los otros catorce miembros había apoyado la resolución, incluidos algunos socios estrechos de Washington como el Reino Unido, Francia o Ucrania.

Palestinos se congratulan por apoyo al voto en la ONU sobre
Jerusalén

Los palestinos expresaron su satisfacción por el voto este jueves en la Asamblea General de la ONU de una resolución que condena el reconocimiento por Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel.

Esta decisión reitera que la causa justa de los palestinos goza del apoyo del derecho internacional (…) Vamos a proseguir con nuestros esfuerzos en la ONU y en otros foros internacionales para poner fin a la ocupación (israelí) y crear un Estado palestino con Jerusalén Este como capital”, afirmó el portavoz del presidente palestino Mahmud Abas.

“Ninguna decisión de ninguna parte puede cambiar la realidad:  Jerusalén es un territorio ocupado en términos del derecho internacional”, añadió el portavoz Nabil Abu Rudeina.

Jerusalén es un territorio ocupado en términos del derecho internacional

Netanyahu dice estar satisfecho con el voto de la ONU sobre Jerusalén

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu se declaró satisfecho del número de países que no votaron a favor de la resolución que condenó el reconocimiento por Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel.

“En Israel rechazamos esta decisión de la ONU y reaccionamos con satisfacción ante el número importante de países que no votaron a favor de esta decisión”, afirmó el primer ministro en un comunicado de su oficina.

EFE, AFP Y ELTIEMPO.COM

http://www.eltiempo.com/mundo/eeuu-y-canada/onu-condena-por-amplia-mayoria-la-decision-de-ee-uu-sobre-jerusalen-164154

Ritual de despedida, Karina Bayer



Aquí compartimos la estructura resumida del ritual que celebramos para Anna Karina en en el cerro del Majui, Cota, Cundinamarca, donde nos reunimos varias personas pertenceientes al Kairós Educativo, así como amigos cercanos a nuestra familia.

Lo que más resaltamos de esta ritualiadad es la conexión con nuestro entorno, con los puntos cardinales y con los elementos naturales básicos, recogidos en varias espiritualidades, especialmente, para esta ocasión, las mexicas.

Qué necesitamos:

Velas: roja, morada, blanca, amarilla, azul y verde.

Flores: de los mismos colores que las velas

Tulitas para las piedras

Dulces

Copias del ritual

Agua para el camino

 

  1. Encuentro, saludos y abrazos de bienvenida. Pensamos que así recibimos a Karina, con abrazos, con curiosidad, con preguntas sobre nosotros y nosotras y comenzamos un camino, que tuvo de todo, pero sobre todo, posibilidades de mirar cada vez con más claridad y con más elementos, el panorama de lo que somos y lograríamos ser como comunidad gracias a la presencia y el trabajo de ella con nosotros y nosotras.

Vamos a iniciar la caminada a manera de símbolo del tránsito de Karina entre nosotros; observando, escuchando y oliendo. Haremos pausas orientadas por nuestro guía y anfitrión. Hay una cosa que haremos todos y todas al tiempo de cada quien: recoger piedras en el camino, de diverso tamaño y color. No recoger por recoger, sólo las que nos hablen, las que nos llamen poderosamente la atención. Para eso tenemos las bolsitas que preparamos hoy, para ir guardando ahí nuestras piedras.

  1. Iniciar la caminata, agradeciendo a los cuatro puntos cardinales, con un gesto de apertura (brazos abiertos, respiración pausada) y solicitando permiso a la montaña para caminarla.

CAMINATA.

  1. Pausas orientadas. Se cuentan anécdotas que vayan dibujando la experiencia de Karina en Colombia.
  2. Llegamos al punto final de la caminata, en la cima o en el lugar determinado por el guía. Organizamos entre todos y todas una mandala en espiral, con las piedras recogidas en el camino, y donde todos vamos a caber. Adornamos con flores, con hojas, con velas, con frutas.
  3. Ritual a los cuatro puntos cardinales:

Nos colocamos en alguna parte del espiral, y nos ponemos en actitud orante. 4 personas guiarán el ritual.

Sandra Rojas: Todos giramos hacia el Este, lugar de salida del sol, del origen de la Vida (Vela Roja). Se enciende la vela roja, o se levantan flores rojas y se dice:

Del Oriente viene el amanecer, el día, la esperanza, la fuerza …. fuimos hechos sol, luz, calor, sabia y crecimiento.

Sol de nuestras vidas, energía original, haz brotar de nosotros el anhelo incontenible de comulgar con la vida que se entrega y no acaba, danos el coraje de defenderla en donde quiera que se vea amenazada. Dale a Karina y a su familia la fortaleza para continuar, desde sus nuevos caminos, con su misión de amor, justicia y equidad para todas las personas (hacemos una reverencia).

 

Fernando Torres: Todos giramos hacia el oeste, como signo de reconciliación con la historia humana y con el cosmos (Vela morada). Se enciende la vela morada y nos volvemos todos hacia donde cae el sol, elevamos la vela o flores moradas mientras y se dice: El poniente nos recuerda el ocaso del sol, la llegada de la noche, el silencio, la intimidad, el descanso, el sueño. Se acaba la jornada, se termina una época, se entra en la noche. Es el momento de pensar, de evaluar, de reflexionar sobre nuestras acciones.

 

Fuente de la vida, autor siempre joven de los siglos, te damos gracias por el tiempo que nos regalas para vivir, que nos permites trabajar y descansar, gastar y renovar nuestras fuerzas. Gracias por la fuerza de Karina, su creatividad y disposición, que dio ejemplo de dar siempre lo que gratuitamente hemos recibido en dones.

Espíritu, danos la oportunidad de reparar el mal que hemos causado para recrear nuestra vida, restaurar nuestra energía y volver a ser amigos tuyos, creadores contigo. (hacemos una reverencia)

 

Edgar Iván: Todos giramos hacia el Norte, pidiendo perdón para aquellos que buscan terminar con la vida. Ahora encendemos la vela blanca y se eleva, o se elevan flores blancas, y se dice: Las corrientes frías del Norte nos enseñan a resguardarnos, a buscar mantener la vida a costa de las adversidades. Aunque del norte vinieron las corrientes opresoras que nos esclavizaron, hemos resistido la injusticia, y hemos creado los puentes para restaurar juntos la creación que ha sido herida. Nosotros seguiremos comprometidos con la vida, la libertad y la dignidad de nuestros pueblos, sean del norte, sean del sur. (hacemos una reverencia)

 

Karina Bayer: Todos giramos hacia el Sur, que ofrece hoy un futuro de solidaridad y justicia (vela amarilla). Encendemos la vela amarilla, o levantamos velas amarillas y se dice: El sur lugar de la abundancia, de grandes selvas y montañas, signo de abundancia y prosperidad, el viento del sur nos trae la fragancia de la esperanza para los pobres, la fuerza de los que sufren, la unión de los pequeños, la utopía de los rebeldes, el sueño de los poetas el anuncio de los profetas.

 

Utopía de todos los pueblos. Solidaridad universal. Tu que sacudes a los cobardes, despiertas a los resignados y sublevas a los pobres. Ayúdanos a crear contigo un mundo sin dueños, ni señores, ni siervos ni oprimidos. Un mundo de libertad y de dignidad, de mujeres nuevas y de hombres nuevos, ayúdanos a sembrar la semilla de un futuro justo y digno para todos. (hacemos una reverencia)

 

  1. Norma Moreno. Todos giramos hacia el Centro, símbolo de la Fidelidad a la unidad y a la fraternidad universal, (velas verde y azul). Encendemos las velas y se dice: En el centro cósmico está la vida, la vida del hombre y de la mujer, de los antepasados y de los seres vivientes actuales, el verde representa la abundancia de las cosechas, y la azul representa el cosmos la plenitud de la vida. La mirada hacia adentro nos devuelve la conciencia hacia nosotros mismos, y la mirada hacia los hermanos nos enciende en amor y solidaridad, ahora sabemos que no estamos solos, somos muchos y vamos caminando juntos.

 

Comunidad total. Tu que eres el antes y el después, el más allá y el más acá de la muerte, estréchanos en la fraternidad universal hasta que nos sintamos en la misma barca con todos los seres, en la misma aventura, en la misma casa, la gran familia el mundo nuevo.

 

 

  1. Saludo de paz

Recogemos una piedrita del espiral y la ofrecemos a una de las personas que estamos aquí. Se intercambia como signo de paz, de basamento para lo nuevo; un símbolo de lo que permanece, pero que también se transforma; un símbolo de resistencia y de historia.

 

  1. Bienvenida a Paolo

 

Los niños y niñas presentes se acercan a Paolo y le ofrecen dulces y flores.

 

La mujer mayor del grupo dice: Bienvenido a esta comunidad de la que has sido parte desde antes de nacer; a la que ahora alimentas con tu sonrisa y con tu fuerza. Eres reflejo del amor y de los hombres y mujeres nuevas que nos esforzamos por ser.

 

Todos y todas tocamos las manos, los pies o la cabeza de Paolo y le bendecimos. Para finalizar nos abrazamos todos y todas dentro de la espiral.

 

Fotografías https://flic.kr/s/aHsm7n7xqx

http://kaired.org.co/archivo/3544#

Lee esto antes de tomarte el próximo café: lo que no sabías de Juan Valdez


OPINIÓN
Algo más que café en el campo, en medio de una guerra
Por:  Diciembre 18, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Lee esto antes de tomarte el próximo café: lo que no sabías de Juan Valdez

No importa el rango del empleado, cada vez que le preguntas a alguien de la Federación qué piensa de su empresa, todos responden como si estuvieran enamorados

Estaba en un Café Juan Valdez cuando ocurrió un incidente. Pero lo que me llamó la atención no fue el lío que se armó, sino la respuesta del personal: rápidamente atendieron a la gente y sirvieron café gratis. Fue tan impresionante, que le pregunté a una de las baristas si las entrenaban para eso y me respondió algo que me dejó pensando: “En la Federación nos tratan con humanidad, entonces uno debe tratar así a todas las personas”.

Desde ese día, hace más de tres meses, decidí informarme sobre el trabajo de la Federación de Cafeteros, qué están haciendo y cómo lo hacen. Lo primero que tengo que confesar, es que antes de eso, era una de esas personas que criticaba a la Federación por haberse dejado ganar de las grandes cadenas de café que han entrado agresivamente al mercado y lo han conquistado con una imagen atractiva y sabores nuevos. Hoy quiero disculparme, estaba absolutamente equivocada. Lo que hace la Federación de Cafeteros es sencillamente revolucionario, y lo mejor, lo hacen en silencio.

Lo primero que hay que saber es que la Federación cumplió ya 90 años y le pertenece a las 563 000 familias cafeteras afiliadas a ella, pero no se dedica solo a la producción de café. A través de un trabajo que llega a los rincones más apartados del país, la Federación de Cafeteros asiste a los más pobres, les ofrece mejoramiento de sus viviendas, agua limpia, les tramita créditos y asesoría para que puedan levantar sus cultivos, construye vías, acueductos y escuelas de alta calidad y bien administradas en zonas vulnerables. Todo lo que hacen está estrictamente auditado. No hay un solo registro de escándalos de corrupción asociados a la Federación de Cafeteros.

Pero no solo trabajan en la construcción de infraestructura en regiones apartadas, sino que tienen programas de seguridad alimentaria que promueven la creación de huertas orgánicas caseras, de preservación de bosques nativos para la protección del agua y hasta de cuidado de las poblaciones de abejas. Y nada de eso sale en propagandas, ni lo usan para promocionar su imagen como sí lo hacen otras empresas que hacen de la caridad un negocio. La Federación se asocia con sus afiliados en la promoción del desarrollo, no del asistencialismo. Y haciendo eso, mejorando la vida de los campesinos, han podido crear nuevas variedades orgánicas de excelente calidad, que han elevado sustancialmente la calidad del café que consumimos y que exportamos durante los últimos 20 años, pero que además también pagan mejor a los campesinos, superando así la crisis de los precios que había quebrado el mercado cafetero.

 

La Federación ha conseguido sobrevivir a un conflicto armado
sin un solo rasguño y sin causar daño

 

Cada taza de café es un voto y cuenta. Así que boté a la basura mi tarjeta de puntos de una cadena internacional, volví a mi Juan Valdez.

Lo más impresionante, es que han logrado esto en medio de una guerra. Me puse a averiguar cómo ha hecho la Federación para entrar a las zonas más afectadas por el conflicto armado sin que les pasara nada: Nariño, Antioquia, los Santanderes, el Huila… ni un solo funcionario secuestrado, ni un solo registro de que la Federación haya pagado para que los dejaran trabajar, o para financiar ejércitos paramilitares. Cero. La Federación ha conseguido sobrevivir a un conflicto armado sin un solo rasguño y sin causar daño. Es por eso que no importa el rango del empleado, cada vez que le preguntas a alguien de la Federación qué piensa de su empresa, todos responden como si estuvieran enamorados. Y tienen razón, con su trabajo siembran paz y tienen el orgullo de ser socios de una de las marcas más reconocidas del planeta: Juan Valdez de siempre y solo compro variedades colombianas para consumir en casa. ¿Qué hay más rico que saber que tu café está hecho con todo el corazón? #CafedeColombia #ElMejorDelMundo

https://www.las2orillas.co/lee-esto-antes-de-tomarte-el-proximo-cafe-lo-que-no-sabias-de-juan-valdez/

COLOMBIA: IDEAS PARA LA PRESENTACIÓN SOBRE EL PROCESO DE PAZ EN COLOMBIA.


WARBURG, ALEMANIA, diciembre de 2017
Fabio E. Velásquez C.
Presidente Ejecutivo
Fundación Foro Nacional por Colombia

¿Por qué una negociación de paz con las FARC, después de más de cincuenta años de guerra?

Tres razones parecen ser las principales: En primer lugar, la guerra era insostenible para ambas partes: los costos eran muy altos, tanto en términos de vidas humanas como económicos, y no era probable que alguno de los bandos pudiese vencer al rival. El gobierno de Álvaro Uribe lo había intentado -y, de hecho, logró debilitar a las FARC- pero no pudo acabar el conflicto armado ni arrasar, como lo quería, a las FARC.

En segundo lugar, se conformó en Colombia en los años noventa un movimiento en favor de la paz que tuvo altibajos, pero que fue madurando una consigna en torno a la necesidad de una salida negociada al conflicto armado, de un diálogo político que de una vez por todas permitiera avizorar la paz en Colombia.

En tercer lugar, la finalización del conflicto se fue perfilando como una condición sin la cual difícilmente el país podría resolver las causas estructurales del mismo y avanzar hacia una sociedad mas igual, justa y solidaria. La pobreza y las desigualdades, el acceso a la tierra, la redefinición del modelo de desarrollo, la inclusión social solo serían posibles si existía un clima de paz favorable a esos propósitos.

Para que esos tres factores operaran, era necesaria una condición que solo se concretó en 2012: que el gobierno colombiano estuviera dispuesto a sentarse a la mesa a negociar con la guerrilla, con una agenda acordada y con la real voluntad de negociar la terminación del conflicto. De esa forma, se podría llevar adelante un ejercicio en el que todos ganarían: ganaría el gobierno, asegurando el final del conflicto armado con las FARC; ganaría la guerrilla, pues podría tener garantías para el ejercicio de la actividad política sin armas; y ganaría el país, pues cambiaría el clima de confrontación y se generarían mejores condiciones para construir paz y desarrollo con bienestar. La negociación se convirtió así
en una salida  guiada por un modelo de poder-suma-positiva, en el que todos ganaban, especialmente Colombia, al abrirse el camino para la terminación del conflicto y la construcción de la paz.

Las reglas de juego para el inicio del diálogo fueron un factor clave para su éxito. Entre ellas cabe destacar:

Realizar una negociación fuera del país, en un sitio “neutral” y alejado de las
vicisitudes políticas del día a día.
Aceptar el apoyo de la comunidad internacional y, en particular, de países que
generosamente sirvieron como facilitadores o como garantes.

Realizar las negociaciones a puerta cerrada, las que al final tuvieron que abrirse
como consecuencia de la presión de organizaciones y movimientos sociales,
gremios empresariales y sindicales, y otros actores interesados en incidir en el
contenido final del Acuerdo.

Realizar foros temáticos sobre los diferentes puntos de la Agenda acordada entre
las partes, con el objeto de recoger propuestas que alimentaran las negoc iaciones
en La Habana.

Discutir con base en una agenda precisa, delimitada y acotada en su alcance,
señalando incluso aquellos aspectos que no harían parte de la discusión.
Asumir que nada estaría acordado hasta que todo fuera acordado.
La negociación arrancó en un ambiente de desconfianza entre el gobierno colombiano y la guerrilla. Las distancias eran grandes. Esto se vio reflejado en la sesión de instalación de la Mesa de Negociación en Oslo. Allí, ambas partes quisieron “pisar duro” para ganar audiencia y sentar posiciones desde las cuales habría que negociar. Esto obligó a un trabajo de mutuo entendimiento progresivo lleno de altibajos, con coyunturas difíciles en las que el diálogo estuvo a punto de ser suspendido, bien sea por desacuerdos de fondo sobre los temas de la agenda, bien por hechos de violencia que dieron lugar a mutuas recriminaciones. Esto, además, fue retardando el proceso, el cual se tomó cerca de cuatro años, lo que no estaba en las cuentas del Gobierno. Este pensó que en 18 meses podría
sacar adelante un acuerdo. Su cálculo electoral y político le obligaba a actuar
rápidamente. No era el caso de las FARC. Para la guerrilla, el tiempo no era una variable restrictiva. Por el contrario, llevar las negociaciones a su ritmo permitiría una discusión a fondo de los diferentes temas de la agenda y se convertiría en un factor de presión para el gobierno. La temporalidad de ambas partes era diferente y ello tendría consecuencias sobre la duración del proceso y, también, sobre el comportamiento de las partes y las posibilidades de echar a andar el Acuerdo.
La firma del Acuerdo, inicialmente en septiembre y, luego del plebiscito, en noviembre es
un hecho histórico sin precedentes en la historia del país, que abrió la puerta a una nueva fase -no menos compleja- de construcción de paz. Pero, en ese tránsito, el hecho más importante del Acuerdo, fuera de su firma, fue lo ocurrido con la refrendación a través del plebiscito. El triunfo del No por pocos votos mostró varias cosas: de un lado, la poca importancia que el Gobierno Colombiano otorgó a la tarea de informar y hacer pedagogía sobre el Acuerdo; de otro, la profunda división del país en torno a la negociación; y, finalmente, el uso de la desinformación por parte de los partidarios del NO como instrumento de la política.
Pero, además, obligó a la modificación del acuerdo en puntos que los promotores del No plantearon casi que como no negociables. En mes y medio se logró un nuevo Acuerdo, el cual fue refrendado por el Congreso de la República a fines de noviembre de 2016. Allí se inició la tarea de implementación del Acuerdo, no sin voces que seguían expresando su descontento con lo pactado.

Un año después de firmado y refrendado el nuevo Acuerdo, el balance no es del todo fácil, por dos razones: en primer lugar, porque es un Acuerdo complejo: según el informe del Instituto Kroc, en cargado de monitorear su implementación, contiene 558 acciones o disposiciones, varias de ellas de gran envergadura. En segundo lugar, porque es un Acuerdo cuya implementación tomará como mínimo diez años, lo que obliga a tener perspectivas de mediano y largo plazo para juzgar los avances y las dificultades en su implementación. Ese mayor horizonte permitirá saber qué valor posee lo que se ha logrado, y lo que no, qué retos plantea de cara al futuro.

Desde un punto de vista meramente cuantitativo, el Instituto Kroc señala que, a 31 de agosto de este año, el 45% de las 558 disposiciones del Acuerdo habían comenzado a ser implementadas, pero solamente el 23% habían sido implementadas por completo o tenían un nivel intermedio de ejecución. Esto significa que aproximadamente tres cuartas partes de tales disposiciones tenían un bajo nivel de ejecución o simplemente su implementación no había comenzado. De otra parte, el Acuerdo incluye 122 tareas para asegurar el
liderazgo y la participación de las mujeres en programas y entidades relacionadas con el proceso de paz. Sin embargo, un 60% de esas disposiciones no habían sido iniciadas a esa fecha y tan solo el 6% habían sido completadas.

Para saber si este es un resultado aceptable o no, es preciso mirar qué cosas han sido logradas y qué no. Sin duda, ha habido logros relevantes. El primero y más importante es haber erradicado el conflicto armado en varias zonas del país, lo que significa el ahorro de un alto número de vidas humanas y de costos económicos y sociales ligados a la guerra, y la posibilidad de reconstruir esas zonas bajo la égida de la paz.

Otros logros importantes han sido: la instalación de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo de Paz (CSIVI); el cese al fuego bilateral y definitivo y la dejación de armas por parte de las FARC; las normas aprobadas vía decreto o por el Congreso de la República, que definen parte del marco legal e institucional para la implementación del Acuerdo y la construcción de la paz en el país (ley de Amnistía, reincorporación política de las FARC, el estatuto de oposición; la participación del movimiento “Voces de Paz”, la ejecución de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial -PDET, el fondo de tierras, la Jurisdicción Especial para la Paz -JEP, aunque con evidentes limitaciones, y otras); la selección de los miembros de la Comisión de la Verdad,
la elección de los Magistrados de la JEP y la creación de espacios de participación
ciudadana.

Pero faltan tareas de no menor relevancia: el Plan Marco de Implementación; la
implementación del Capítulo étnico y de la perspectiva de género; normas fundamentales como la reforma política, las Circunscripciones Especiales Territoriales de Paz, la ley de garantías para la participación, la movilización y la protesta social; las normas en materia de reforma rural integral; la ley de garantías de seguridad para líderes sociales y excombatientes
1). El balance no es del todo positivo, aunque no sobra señalar que llevamos apenas un año de implementación del Acuerdo. Pero sabemos que a estas alturas el Gobierno deberíahaber establecido los marcos mínimos para la realización de las múltiples tareas comprometidas, y eso no ha ocurrido. Seguramente en Colombia teníamos expectativas mayores en cuanto a los resultados del primer año. Y no logramos llenarlas. El resultado es deficitario desde el punto de vista legislativo y de la implementación de varias de las acciones de corto plazo del proceso. Hay que destacar los logros, pero también tener ojo crítico con aquello que no se obtuvo. Esos son retos del corto plazo que habrá que
enfrentar desde ya.
¿Qué factores han podido incidir en ese resultado? Son varios: a) polarización política delpaís y dificultades para la reconciliación entre posturas opuestas en torno a la paz; b) narrativas en contra de la paz y de la implementación del Acuerdo, que han calado en varios sectores de la ciudadanía y que hacen mucho daño a su ejecución efectiva; c) modelo “top-down” de poder-suma-cero, en lugar de un modelo de implementación “bottom-up” de poder-suma-positiva (gana-gana); d) mutua desconfianza entre las comunidades y el Estado; e) resistencia al cambio por pérdida supuesta de privilegios económicos y políticosd por parte de la clase dirigente; f) desarticulación interna del Estado y de sus políticas y discursos; g) déficits de liderazgo social y político; y h) campaña
electoral que se avecina y que puede reducir el interés de la clase política en la
construcción de paz.

Pero hay factores que abren una luz de esperanza de cara al futuro: el apoyo de muchos sectores sociales y políticos al proceso; el trabajo de no pocos funcionarios del Estado comprometidos con la paz y con la implementación del Acuerdo; el compromiso de las FARC y su decisión de hacer política sin armas; y el apoyo permanente y sólido de la comunidad internacional.

Por lo demás, es altamente preocupante el incremento de la violencia y de la violación de derechos humanos en varias zonas del país. La ausencia del Estado en los territorios en los que estaban asentadas las FARC ha generado una disputa territorial entre nuevos actores armados ilegales que están generando una nueva oleada de violencia, que poco favor le hace a la construcción de la paz. De otra parte, el asesinato de líderes sociales, de defensores del medio ambiente y de los derechos humanos y de algunos excombatientes pone de presente una alerta sobre los riesgos que enfrente al implementación del Acuerdo.

1 Se ha registrado la muerte de cerca de 209 defensores de DDHH desde la firma del Acuerdo, de los cuales 25 miembros de las FARC o de sus familias; igualmente, se observa el incremento de la violencia en zonas donde estaban asentadas las FARC, que no han sido oportunamente copadas por el Estado sino por nuevos actores armados ilegales que quieren tener dominio sobre dichos territorios.

La comunidad internacional ha jugado y seguirá jugando un papel de primer orden en la implementación del Acuerdo. Variado es su rol: respaldo al proceso para que éste gane en solidez; financiación para que las posibilidades de implementación no se desvanezcan; generación de opinión pública internacional favorable a la paz (es decir, contra-narrativas alternas a la post-verdad); puente con el nuevo gobierno y seguimiento del proceso a partir de agosto de 2018 para que se cumpla aquello de que la paz debe ser una política de Estado; apoyo a organizaciones de la sociedad civil y a nuevos liderazgos sociales y
políticos que pueden hacer una gran contribución a la paz y que hoy están huérfanos de apoyo técnico y financiero; apoyo al proceso de negociación con el ELN para lograr -ojalá en poco tiempo- la anhelada paz completa.

La paz es un proyecto político y cultural que requiere la implementación del Acuerdo con las FARC y la negociación con el ELN, pero que va más allá de los acuerdos, pues implica prácticamente la reconstrucción del país desde el punto de vista de sus apuestas de futuro. La gran tarea es esa: pensar en términos de futuro para entender las exigencias del presente. Mantener esa bandera en alto, a pesar de las dificultades, y asegurar victorias tempranas para demostrar que la paz no solo es necesaria sino posible.

Warburg, diciembre 8 de 2017

 

Remitido al e-mail

COLOMBIA. SIERRA NEVADA EN PELIGRO!!! DEFENDAMOSLA!!!


Guatemala rescata tradición Maya vinculada al matrimonio ancestral.


El "Ajq’ijab" es el guía espiritual que da inicio a la ceremonia matrimonial.

El “Ajq’ijab” es el guía espiritual que da inicio a la ceremonia matrimonial. | Foto: EFE

Publicado 16 diciembre 2017 (Hace 2 horas 37 minutos) 
Videos
  • TelesurTelesur

El ritual de casamiento en la cultura Maya volvió a renacer en Guatemala tras años sin practicarse por la influencia colonial.

En Guatemala es tradición que los creyentes de la cultura Maya se casen realizando rituales religiosos para recibir la bendición de los dioses a través de los chamanes o en su defecto sacerdotes .

A través de los años esta creencia ha perdido fuerza por el mundo moderno, sin embargo, los creyentes a parte de la ceremonia matrimonial piden a sus dioses curaciones, prosperidad, salud, dinero, y otros favores.

>>Indígenas celebran suspensión de hidroeléctricas en Guatemala

La ceremonia matrimonial consiste en que las parejas deben ir vestidas de blanco, símbolo de pureza y paz, pero a veces pueden ir muy coloridos ya que estos colores significa alegría.

Una creyente de la cultura Maya, Magalena Ixquiactap Tuc,  explicó que este ritual matrimonial es la unión de dos personas a través de sus energías para que se complementen y se toleren durante su trayectoria de vida juntos.

“Son dos energías, dos esencias que se deben unir frente al fuego sagrado para solicitar al creador su permiso y su bendición”, explicó.

Asimismo, este ritual servirá para mantener la armonía con la madre naturaleza.

>>Proponen minitren para conocer ciudad maya en Guatemala

Video: Guatemala: comunidad maya recupera ceremonia matrimonial ancestral http://bit.ly/2k2OMvx 

 

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: