“Me preocupa que mi apoyo a la Colombia Humana me haya pasado factura”: Luciana Cadahia


Educación2 Jun 2019 – 9:00 AMJuan Miguel Hernández Bonilla / @juanmiguel94

Nadie en el mundo de la filosofía entiende por qué la Universidad Javeriana despidió a la profesora Cadahia si su trabajo era excelente. Su caso ha generado indignación y solidaridad en la academia nacional e internacional.

La profesora de filosofía de laUniversidad Javeriana, Luciana Cadahia, fue despedida sin justa causa. Cortesía Centro Maria Sibylla Merian de Estudios Latinoamericanos Avanzados

En pocos días, el despido “sin justa causa” de la profesora de filosofía de la Universidad Javeriana Luciana Cadahia se ha convertido en un referente de la lucha por la libertad de cátedra. La Red Colombiana de Mujeres Filósofas, el Departamento de Sociología y Estudios de Género de la Flacso-Ecuador y las maestras de la Facultad de Filosofía de la Universidad Autónoma de Madrid han expresado su extrañeza y su rechazo ante esta decisión y le han pedido a las directivas de la Javeriana que expliquen públicamente las razones del despido. Sus estudiantes y varios de sus compañeros docentes han hecho lo mismo. El semillero de filosofía “Tiempos de Crisis” respaldó a Cadahia y confrontó la decisión de la facultad: “Sus clases, publicaciones y, sobre todo, su apoyo constante nos ha permitido encontrar inspiración y un espacio de organización para el ejercicio de una filosofía viva […] ¿Acaso el tipo de reflexiones que propiciaba Luciana son tan incómodas para la Universidad? Consideramos que esta decisión amenaza con clausurar lo que es posible pensar. Exigimos razones públicas al respecto”. Desde la cultura y la política también se han escuchado voces de protesta. Carolina Sanín, Sara Tufano y Gustavo Petro mostraron su inconformidad en redes sociales. Parece que nadie en el mundo de la filosofía entiende por qué despidieron a la profesora Cadahia si su trabajo académico era excepcional.

Cadahia nació en Argentina, estudió el pregrado de filosofía en la Universidad Nacional de Córdoba e hizo una maestría y un doctorado en filosofía en la Universidad Autónoma de Madrid. En 2017 llegó a la Javeriana para dar la clase de Filosofía Contemporánea. Dictó, además, Filosofía Latinoamericana y seminarios de estética y política. El próximo semestre iba a tener el curso de Filosofía Política. En el campo del pensamiento político moderno, se ha especializado en autores como Schiller y Hegel; en pensamiento político latinoamericano, en José Carlos Mariátegui y Zabaleta Mercado. También ha hecho investigaciones sobre el republicanismo democrático y su uso en el derecho.

¿Cómo le anunciaron su despido?

El martes pasado, a las 5 de la tarde, fui al despacho del decano de la Facultad de Filosofía, Luis Fernando Cardona. Ahí estaban también Héctor Salinas, director de la carrera, y una empleada de recursos humanos. Me senté y de manera muy fría me dieron la carta de despido y me dijeron que desde la fecha la Universidad Javeriana prescindía de mis servicios.

¿Cuál fue su reacción?

Yo quedé completamente sorprendida. Pregunté por qué me estaban despidiendo y el decano y el director del departamento bajaron la mirada y se quedaron en silencio. Quien asumió las riendas de la conversación fue la señora de recursos humanos que estaba allí. Me dijo que no me asustara, que no iba a tener ninguna mancha en la hoja de vida, que no había ninguna razón académica para despedirme, simplemente que a veces las universidades tomaban esas decisiones y ya. Yo le dije que justamente una decisión de esas siempre debía estar acompañada de razones y que me gustaría conocer por qué me estaba despidiendo. La señora me dijo que a veces no había razones para los despidos y que no enredara la cosa.

¿Qué les dijo en ese momento al decano y al director de carrera?

Les pregunté si ellos estaban dispuestos a que se desvinculara de esa forma a una profesora que había cumplido con el desempeño académico exigido por la Universidad: creación de redes internacionales, creación de semilleros y proyectos de investigación, publicación en revistas de alto impacto, publicación en la misma Editorial Javeriana. Les dije, además, que mis resultados académicos habían sido excelentes, según las evaluaciones de los estudiantes. Pero ninguno dijo nada. Así que me fui y desde ese momento la Universidad no se ha contactado conmigo.

Si no fue por razones académicas ni profesionales, ¿por qué cree entonces que la despidieron?

A mi me preocupa que esto pueda tener relación con mis posiciones públicas en cuestiones de género y en cuestiones políticas. Dos antecedentes para recordar: yo firmé la carta en la que muchas profesoras manifestábamos que el hecho de que una mujer no hubiera ganado el concurso por una plaza en la facultad de filosofía de la Universidad Nacional era expresión de cierta misoginia estructural en la universidad colombiana. Prácticamente en todos los departamentos de filosofía del país la presencia femenina es minoritaria. Yo soy una feminista militante. A mis colegas de la Javeriana les he hecho explícita mi preocupación porque el 80% de los profesores de planta de la Facultad de Filosofía de la Javeriana son hombres.

¿Y sus posiciones políticas?

Siempre he defendido ideas progresistas, que muchas veces se interpretan de izquierda. He defendido  también movimientos y líderes sociales. Creo que hay un vínculo directo entre las ideas y la política para poder vivir en sociedades democráticas, igualitarias y pacíficas. Yo no sé entonces si esas dos posturas públicas que tengo en redes y en prensa puedan haber influido en mi despido. Me preocupa que tengan que ver con eso, sobre todo en este momento en que en Colombia está gobernando la derecha.

A raíz de su despido, muchas personas han expresado inconformidad con la Javeriana y solidaridad con usted. Incluso personajes públicos como Carolina Sanín, Sara Tufano y Gustavo Petro le han manifestado su apoyo. ¿Cuál es su relación con ellos?

He recibido apoyo de estudiantes y profesores de la Javeriana, de profesores de Colombia y de la academia global, sobre todo de América Latina y Europa. Mi despido se ha convertido en una preocupación internacional. La demostración de afecto y solidaridad de la gente me da mucha fuerza. Me da alegría saber que cuento con ellos. Yo hice un apoyo público a la Colombia Humana, porque uno no apoya personas, uno apoya proyectos. Como estudiosa de la filosofía y de la política estaba convencida de que ahí había mayores posibilidades de paz, de democracia e igualdad en Colombia y me preocupa que ese apoyo me haya pasado factura.

¿Usted cree que sus ideas estaban amenazando el statu quo de la Universidad Javeriana?

Mis ideas no amenazan el statuo quo porque yo jamás he dicho nada en contra de la universidad ni de la comunidad jesuita. Al contrario, siempre me he sentido cómoda trabajando con ellos. En cambio sí creo que mis posturas políticas generan malestar en el actual gobierno de Iván Duque.

Además de las clases, usted venía construyendo un semillero con los estudiantes, ¿en qué consistía ese proyecto?

El semillero que estaba en proceso de aprobación era un grupo de lectura de textos filosóficos. Estábamos leyendo a Michel Foucault, a Chantal Mouffe, a distintos autores importantes de la filosofía contemporánea.

Estaba a punto de publicar un segundo libro con la Universidad Javeriana, ¿de qué es y qué cree que pase con ese proyecto?

Es un libro conjunto entre la Javeriana y la prestigiosa editorial Herder sobre mujeres filósofas, escrito por pensadoras y académicas de Colombia, de América Latina y de España. No sé si ese proyecto quedó truncado o no. En todo caso ya están todos los textos listos, solo faltan unos detalles de edición.  

¿Sabe de otros casos de maestros despedidos en la Javeriana sin justa causa?

Preferiría no pronunciarme sobre eso. He recibido muchos correos, pero aún no puedo decir nada concreto. Solo sé que en el mes de enero desvincularon a otra profesora de planta de la facultad de filosofía. Entonces mi despido es el segundo caso en menos de seis meses. Actualmente en la facultad quedan solo 3 profesoras en una planta de 25 profesores.

http://www.elespectador.com/noticias/educacion/me-preocupa-que-mi-apoyo-la-colombia-humana-me-haya-pasado-factura-luci

SIRIA.¿Adiós al idioma de Jesucristo? El arameo podría desaparecer en cinco años


El profesor George Zaarur, especialista en arameo
El profesor George Zaarur, especialista en arameo

El conflicto bélico ha ahuyentado a turistas del único pueblo la lengua se habla, Malula, y también a nativos, que eran quienes se lo enseñaban a sus hijos

30.05.2019 | RD/AFP

Encorvado sobre un libro, George Zaarur descifra con una lupa unos escritos en arameo. Es uno de los pocos especialistas sirios en el idioma de Jesús, que está empezando a desaparecer del uso diario en su pueblo: Malula.

“El arameo está en peligro”, lamenta este profesor de 62 años. “Si sigue así, la lengua desaparecerá en cinco o diez años”, añade este hombre de cabello canoso y cara surcada de arrugas.

En la pequeña tienda en la que vende figuras religiosas, crucifijos y productos del hogar, guarda obras y enciclopedias en arameo.

Se pasa los días estudiándolas y traduciendo este idioma semítico antiguo, del que hay rastro escrito del siglo X antes de Cristo.

Actualmente “el 80% de los habitantes de Malula no habla arameo y el 20% restante tiene más de 60 años”, comenta el experto.Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

El Universal Cultura@Univ_Cultura

#Lamentable El idioma de Jesús, el arameo, está en riesgo de desaparecer http://eluni.mx/eo_zt_z 119:27 – 28 may. 2019Ver los otros Tweets de El Universal CulturaInformación y privacidad de Twitter Ads

El olvido, consecuencia de la guerra

Malula es un símbolo de la presencia cristiana en la región de Damasco. Está poblada por miles de habitantes en un flanco escarpado de las montañas rocosas de Qalamun, a unos 60 km al norte de la capital siria.

Antes era paso obligado de turistas y peregrinos, que disfrutaban escuchando hablar arameo en sus calles y visitando edificios religiosos. En 2011 la guerra lo cambió todo.

Rebeldes y yihadistas vinculados a Al Qaeda se apoderaron de ella a finales de 2013. Secuestraron a 13 monjas (que liberaron al cabo de tres meses) y en abril de 2014 pasó bajo control de las fuerzas progubernamentales.

Sus más de 6.000 habitantes se han ido durante la guerra y sólo han vuelto 2.000. Los otros se han refugiado en Damasco y alrededores o han huido al extranjero.

“Las generaciones de la guerra han nacido fuera de Malula, en Damasco u otras regiones, y lo primero que han aprendido ha sido árabe”, explica Zaarur.

Zaarur es autor de una treintena de obras. En Damasco ha supervisado varias tesis doctorales sobre esta lengua antigua. En 2006 participó en la creación de un centro en Malula para la enseñanza del arameo, que ha cerrado sus puertas a causa de la contienda bélica. Ahora intenta traducir unos textos.Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

Revista Semana@RevistaSemana

En @RevistaArcadia | “El arameo está en peligro”, lamenta George Zaarur, un profesor sirio de 62 años experto en la lengua. Actualmente “el 80% de los habitantes de Malula no habla arameo y el 20% restante tiene más de 60 años”, comenta. http://bit.ly/2YSlrpC 4617:32 – 28 may. 201991 personas están hablando de estoInformación y privacidad de Twitter Ads

“Hemos conservado el idioma de Cristo en nuestros corazones”

El alcalde del pueblo, Elias Thalab, se deshace en elogios al profesor.

“Debe de ser el único profesor y especialista de lengua aramea en Siria”, estima. “Hay profesores jóvenes que intentan aprender el idioma pero Zaarur es el único en tener un conocimiento profundo”.

“Durante más de 2.000 años, hemos conservado el idioma de Cristo en nuestros corazones, somos de los últimos en la Tierra con el honor de dominarlo”, sostiene el alcalde de 80 años.

Malula, que significa “entrada” en arameo, es el más conocido de los tres pueblos de los alrededores de Damasco en los que se habla arameo.

En Turquía y en el norte de Irak se hablan dialectos del arameo, afirma el experto francés Jean-Baptiste Yon, según el cual “los habitantes de Mesopotamia, Siria, Judea y Palestina usaban” este idioma.

Aunque en Malula ha habido menos destrozos que en otras regiones sirias, las iglesias y monasterios de piedra han sufrido daños por los disparos de artillería. Las figuras han sido destruidas cuando no robadas.

Desde entonces se han restaurado. La capilla del monasterio de San Sergio luce de nuevo candelabros dorados sobre el altar de mármol blanco. Pero la mayoría de las casas con azoteas o tejas rojas siguen vacías.

El número de alumnos en el único centro de preescolar del pueblo pasó de un centenar en 2010 a menos de 30 en 2019, explica la administración.

En una sala con dibujos colgados en las paredes, los niños de cinco a seis años recitan poemas en arameo.

“El arameo en Malula se transmite de generación en generación, el hijo (lo aprende) del padre y el padre del abuelo, es la lengua de casa”, declara su profesora, Antoinette Mokh. “Pero estos niños han nacido fuera de Malula, durante los años de exilio”.

http://www.religiondigital.org/mundo/Adios-idioma-Jesucristo-arameo-desaparecer_0_2126187370.html

Comentario de un invitado: Los católicos se van: la pregunta es ‘¿Por qué?’


29/05/2019POR HAWAII CATHOLIC HERALD

Los bancos se ven en la iglesia de St. Camillus en Silver Spring, Md., 10 de abril. (Foto CNS / Tyler Orsburn) 

Por Richard Halloran 
Especial para el Catholic Herald de Hawaii

El excelente artículo de Patrick Downes sobre la reducción de las congregaciones católicas en Hawai (Hawaii Catholic Herald, 17 de mayo de 2019 ) lleva a la pregunta más amplia de una Iglesia católica romana con problemas en todo Estados Unidos.

En la nación, solo el 21.1 por ciento de los que profesan ser católicos practican su religión yendo a misa casi todas las semanas, según CARA, el Centro de Investigación Aplicada para el Apostolado en la Universidad de Georgetown en Washington, DC.

Hawai parece reflejar la nación en la que los 36,580 sacerdotes que sirven en todo el país representan el 37.6 por ciento del sacerdocio de hace medio siglo. Los hombres en un seminario, que representan el futuro de la iglesia, número 3.406, que es el 59 por ciento de los sacerdotes de 1965. Tal vez lo más sorprendente es la disminución en el número de monjas, las mujeres que enseñan en las escuelas, amamantan a los enfermos en Hospitales, cuidado de niños en orfanatos y otros trabajos caritativos de la iglesia.

CARA encontró que 179,954 mujeres eran hermanas en 1965. El año pasado, ese número se había desplomado a 44,117, una caída del 75.5 por ciento desde 1965, el año después de la fundación de CARA y la línea de base para gran parte de su investigación.

En una población católica de 76.3 millones, hay 26.1 millones de adultos que han abandonado la iglesia, algunos se unen a otra iglesia, otros dejan de asistir a cualquier denominación.

La pregunta crítica, que se debe hacer en todos los aspectos de la iglesia en Estados Unidos hoy, es: “¿Por qué?”

Probablemente hay tantas explicaciones como católicos en los bancos. Flotando a través de Internet hay docenas de intentos de responder la pregunta clave de “por qué”, pero parece que no hay consenso.

Una razón común dada por los ex-católicos: “Simplemente me alejé” sin tomar una decisión consciente de dejar la iglesia. Otra razón dada a menudo a los investigadores: “La misa es aburrida”. Muchos, por lo tanto, afirmaron que sus necesidades espirituales no estaban siendo satisfechas.

El Pew Research Center, con sede en Washington, DC, encontró que algunos católicos abandonaron la iglesia debido a desacuerdos con la enseñanza de la iglesia sobre el control de la natalidad, el aborto y la homosexualidad.

Pew también descubrió que algunos católicos se fueron porque a los sacerdotes no se les permitía casarse. Otros más criticaron lo que percibieron como el mal trato de las mujeres en la iglesia, incluida la prohibición de que las mujeres sean ordenadas sacerdotes.

El escándalo de abuso sexual que se ha disparado a pesar de los bancos en los últimos años se dio como otra razón para dejar la iglesia.

La encuesta de Gallup, que opera 30 centros urbanos, consultó a 581 ex católicos este año sobre sus actitudes hacia los sacerdotes y obispos católicos. Encontraron que el 25 por ciento tenía poca o ninguna confianza en los sacerdotes y el 26 por ciento tenía el mismo sentimiento acerca de sus obispos.

Dos obispos que han tratado de identificar las razones por las que los católicos renunciaron son el obispo David M. O’Connell de Trenton, NJ, y el obispo Robert E. Barron, obispo auxiliar de Los Ángeles. En 2012, el obispo O’Connell encargó a dos eruditos, William J. Byron, de la Universidad de St. Joseph y Charles E. Zech, de Villanova, que realizaran una encuesta sobre por qué se van los católicos. El padre Byron es un sacerdote jesuita y ex presidente de la Universidad Católica. Zech es un abogado con un doctorado de Notre Dame.

Encontraron siete razones, entre ellas el escándalo de abuso sexual, la condena católica a la homosexualidad y la insatisfacción con los sacerdotes. Algunos de los presuntos sacerdotes eran “distantes” e “insensibles”. Otros decían que las homilías a menudo no tenían “inspiración”.

Los investigadores encontraron a católicos que afirmaron que la jerarquía estaba demasiado vinculada a la política conservadora. La actitud de la iglesia hacia los católicos divorciados y vueltos a casar fue vista como áspera. La séptima razón fue la postura de la iglesia sobre las mujeres. El obispo Barron basó una reciente charla en la encuesta de Byron-Zech más sus propios hallazgos. “La segunda religión más grande en Estados Unidos”, dijo, “es ex católicos”. El obispo subrayó lo que llamó “mala predicación”, haciéndose eco de una queja que parece pasar por la mayoría de las discusiones sobre los problemas de la iglesia. También dijo que muchos ex católicos encontraban a los sacerdotes “distantes e indiferentes”.

“Necesitamos mejores relaciones con los clientes”, dijo, como las que las empresas comerciales fomentan para comercializar sus productos y servicios.

Richard Halloran, de Hawaii Kai, fue corresponsal militar de The New York Times

http://www.hawaiicatholicherald.com/2019/05/29/guest-commentary-catholics-leaving-the-question-is-why/

Todos somos sacerdotes: José Carlos Enriquez Díaz.


30/05/19

Todos somos sacerdotes, todas y todos nacimos para serlo, aunque algunos lo nieguen y digan que sólo los consagrados se merecen ese tratamiento.
La Iglesia que fundó Jesús es el nuevo Pueblo de Dios: un pueblo sacerdotal, profético y real. Jesucristo es Aquel a quien el Padre ha ungido con el Espíritu Santo y lo ha constituido “Sacerdote, profeta y Rey”. “Todo el pueblo de Dios participa de estas tres funciones y tiene las responsabilidades de misión y de servicio que se derivan de ellas”, indica el catecismo (783)
El papa Francisco también nos ha advertido del peligro del clericalismo.
Clerical es el sacerdote encerrado en sí mismo, en sus propios horizontes, que no consulta, que no da espacio a los demás, sobre todo a los laicos, ni les reconoce el papel que tienen en la Iglesia.
Los sacerdotes clericales consideran que pueden dominar, sobre todo a los pobres y a los ignorantes, y que pertenecen de alguna manera a una casta, por lo que se atribuyen privilegios y poderes. El clericalismo daña a los laicos porque les impide crecer como cristianos adultos y comprometidos, pero también daña a los sacerdotes porque genera una distorsión en su misión.
La élite pensante eclesial ha desconfiado mucho de la capacidad de los laicos y se ha conformado pacíficamente con “la fe del carbonero”. ¿Qué hacemos con quienes de hecho no tienen una formación suficiente, una capacidad adecuada de resistencia y de respuesta?
Se cierran librerías religiosas con el pretexto de que no son rentables. Algunos eclesiásticos han caído en la trampa de la planificación y el mercado, aplicando a la iglesia católica las formas del sistema.
No cabe duda que a la autoridad le resulta más simpático un súbdito pasivo y receptivo que uno que interroga y creativo. Así, podemos escuchar predicaciones que parecen correcciones y llamadas de atención, y no precisamente fraternas, como si la misión de los sacerdotes fuera recriminar y amonestar en lugar de ilusionar y animar a sus fieles. Esto también es fruto de un clericalismo que abunda mucho en la Iglesia, como ha dicho el Papa. Hay sacerdotes que se sienten más dueños que servidores: “ Aquí quien manda soy yo”. Sus homilías no son sino el reflejo de esa autoridad trasnochada.
La gente está cansada de su trabajo de toda la semana y lo que no quieren ni necesitan es que, encima, alguien les eche una bronca.
Adorarse a sí mismo es tarea placentera. Y en ésta, se ven más los llamados “hombres públicos” que, como pasan la vida subidos a plataformas, púlpitos y pedestales, tienen fácil tendencia a olvidar su altura; pero esta clase de personas son las que se odian a sí mismos, son los no se perdonan por no haber realizado sus sueños. Son personas decepcionadas de sí mismas y convierten su decepción en amargura y mal café.
Quizás en nuestra Iglesia necesitemos obispos como el colombiano Gerardo Valencia Cano. Este obispo tenía en muy alto concepto al seglar: sabía que la grandeza del hombre le viene de que es creación de Dios, de que fuimos hechos a su imagen y semejanza y luego, después del pecado original, redimidos por Cristo, por el bautismo, alcanzamos nuestra máxima grandeza de hijos de Dios e, incorporados al cuerpo místico de Cristo, de copartícipes de su realeza y de su sacerdocio.
Para Monseñor Gerardo Valencia Cano, la mujer es igual al hombre, por tanto es tan llamada al apostolado y a la predicación del Evangelio, como el hombre.
Estoy de acuerdo con este hombre de Dios. El cristianismo tiene su origen en Jesús de Nazaret, pero Jesús no fue sacerdote. Jesús fue un laico, que vivió y enseñó un mensaje como laico. Jesús reunió un grupo de discípulos y nombró doce apóstoles, pero aquel grupo estaba compuesto por hombres y mujeres que iban con él de pueblo en pueblo (Lc 8,13 Mc 15, 40-41)
La iglesia vivió durante casi doscientos años sin sacerdotes. La comunidad celebraba la eucaristía, pero nunca se dice que la presidiera un “sacerdote” En las comunidades cristianas había responsables o encargados de diversas tareas, pero no se los consideraba hombres especialmente “sagrados” o consagrados.
Jesús fue laico, no sacerdote. No quiso reformar las instituciones sacrales antiguas, ni crear unas nuevas, sino potenciar los valores de la vida, partiendo de los excluidos, en línea de gratuidad, siendo asesinado por ello. Sus seguidores creyeron en él y fundaron comunidades para mantener su memoria, centrada en el mensaje de Reino, del perdón y del pan compartido.
La afirmación reformada del sacerdocio universal de todos los fieles (1 Pedro 2:9; Apoc 1:6; 5:10) impulsa, lógicamente, un proceso de progresiva democratización dentro de la Iglesia y, por consiguiente, dentro del mundo moderno.
El pastor ha de ir por delante de la grey, pero no tanto con la autoridad vivida como poder, sino vivida como servicio gratuito, respetuoso y humilde. Así lo hizo el Señor Jesús que vino, no a ser servido, sino a servir.
Hoy día, tanto en círculos católicos como protestantes, se reconocen los carismas de todos los fieles y se cuestiona constantemente el clericalismo. El poder mundano no atrae a nadie.
La prueba la tenemos en la cruz de Cristo, que ejerce un poder infinitamente mayor que el poder mundano. Jesús, desde la cruz, nos atrae. Me vienen a la mente aquellas palabras del Magnificat: “Su abrazo intervendrá con fuerza, desbarata los planes de los arrogantes, derriba del trono a los poderosos y exalta a los humildes. A los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos”.
¿Qué pasaría si se acabaran los sacerdotes en la Iglesia? Simplemente que la Iglesia recuperaría, en la práctica, el modelo original que Jesús quiso. Lo que pasaría, por tanto, es que la Iglesia sería más auténtica. Una Iglesia más presente en el pueblo y entre los ciudadanos. Una Iglesia sin clero, sin funcionarios, sin dignidades que dividen y separan. Sólo así retomaríamos el camino que siguió el movimiento de Jesús; un movimiento profético, carismático, secular.

http://www.diariodeferrol.com/opinion/jose-carlos-enriquez-diaz/todos-somos-sacerdotes/20190529233631257330.html

PAX CHRISTI-MEDELLIN, APOYA A LA JEP.


Pax Christi Medellín ha sido inspirado por los principios de Pax Christi Internacional, movimiento católico de paz con estatus consultivo ante las Naciones Unidas, que acompaña a comunidades en América Latina en sus luchas por la plena vigencia de los derechos humanos y el cuidado de la Creación, y la búsqueda de un mundo justo e incluyente.

MENSAJE DE APOYO A LA JEP

Hace años Colombia necesitaba un organismo no gubernamental integrado por hombres y mujeres hacedores de Paz. Y ese vacío lo llenó la JEP. No es fácil la labor, por el contrario, es muy difícil. Pero en ustedes se encuentran todas las habilidades que esa delicada tarea requiere. A través de los medios de comunicación, las redes sociales y algunos encuentros personales hemos constatado que han entregado todas sus fuerzas, sus saberes, su voluntad y hasta su amor fraterno incondicional a la búsqueda de la tan anhelada paz para todos.

Estamos con ustedes.

Los apoyamos, les agradecemos, los acompañamos en este duro caminar. Nos encantaría que todo el pueblo colombiano reconociera y valorara el gran servicio que ustedes están prestando a la Paz del país.

¡Por nuestra querida Colombia, por los colombianos y colombianas sigamos adelante!

Medellín, Mayo 29 2019

PAX CHRISTI Capitulo Medellín

P. Gabriel Díaz, Leyla Betancur, Elvia Vallejo,

Magdalena Vargas, Patricia Patiño, Nora Londoño,

Anibal Cañaveral, Conrado Alberto Uribe,Hna Clara Lagos,

Luis Carlos Bernal y Olga Lucia Alvarez (ARCWP)

Un destacado clérigo critica la “fobia” contra las mujeres y rechaza la segregación en las mezquitas


Hace 52 minutos – EUROPA PRESS, MADRIDEl jeque Adil al Kalbani, antiguo imam de la Gran Mezquita de La Meca, ha abogado este martes por dejar de separar a hombres y mujeres durante los rezos y ha criticado la “fobia” contra las mujeres del país.

En una entrevista concedida a la cadena de televisión local SBC, Al Kalbani ha dicho que “tristemente, en la actualidad hay paranoia en un lugar de culto”, según ha informado el diario saudí ‘Arab News’.

“Son completamente separadas de los hombres, no pueden verlos y sólo pueden escucharles a través de micrófonos o altavoces. Si la voz se corta, no saben lo que está pasando (durante los rezos)”, ha lamentado.

Así, ha sostenido que esto no era así “en la era del Profeta” y ha agregado que “los hombres solían rezar en la zona frontal y las mujeres en la zona posterior de la mezquita, sin una separación, ni siquiera una cortina”.

“A día de hoy están en una habitación separada, algunas incluso lejos del área original de la Mezquita del profeta. Creo que es algún tipo de fobia hacia las mujeres”, ha zanjado.

Por último, ha aplaudido la mejora de la situación socioeconómica de las mujeres en el país y el nombramiento de mujeres para cargos oficiales, en el marco del programa de reformas emprendido por el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán.

Bin Salmán prometió hace meses un islam “moderado y abierto” en el país, dominado por el wahabismo, una rama extremadamente conservadora dentro del sunismo. “Estamos volviendo a lo que fuimos, un país de islam moderado que está abierto a todas las religiones del mundo”, dijo.

Los críticos con Bin Salmán aseguran que el príncipe heredero está anunciando este tipo de reformas con el único objetivo de ganar apoyos en Occidente y fortalecer su posición en la línea sucesoria y el país.

A pesar de las reformas, las mujeres siguen haciendo frente a numerosas restricciones en el país, especialmente relacionadas a la forma de vestir, sus relaciones sociales con otros hombres y la necesidad de una autorización de un ‘guardián’ para viajar, trabajar o acudir a un centro médico.

En el país impera la doctrina wahabí, corriente religiosa perteneciente a la rama suní del islam inspirada en las enseñanzas de Muhamad ibn Abdel Wahab, quien formuló una aplicación rigorista de la religión basada únicamente en el Corán y los ‘hadices’ (tradiciones relacionadas con las enseñanzas y los actos de Mahoma y sus discípulos) y elogió la ‘yihad’ violenta frente a la interiorizada.

http://www.teinteresa.es/mundo/destacado-clerigo-rechaza-segregacion-mezquitas_0_2241976076.html

Seis mujeres lideran los ministerios de defensa más importantes de Europa


Tras el nombramiento de Perry Mordeaunt como ministra de Defensa en el Reino Unido, los países con mayor gasto en defensa del continente no están gobernados por hombres.

El nombramiento de Penny Mordaunt como ministra de Defensa del Reino Unido este pasado uno de mayo significó que los departamentos de Defensa de las seis naciones con más gasto militar en Europa ahora son controlados por mujeres. Es la primera vez que el ministerio de Defensa británico queda bajo el mando de una mujer.

Es la primera vez que el ministerio de Defensa británico queda bajo el mando de una mujer.

Mordaunt, miembro del partido Conservador, era hasta el pasado mes la ministra para la Cooperación Internacional. Ella reemplaza a Gavin Williamson, quien fue destituido por la primera ministra Theresa May después de una filtración de información confidencial del Consejo Nacional de Seguridad británico. Además, Mordaunt, también se seguirá desempeñando como ministra de la Mujer e Igualdad, rol que cumple desde el año pasado. Es la única mujer en el Parlamento británico que forma parte de la Royal Navy Reserves, una fuerza de reserva voluntaria de la Armada Navaldel Reino Unido.

Creciente tendencia
En Francia, que cuenta con el presupuesto militar más grande del continente, con 59 mil millones de dólares, el Ministerio de Defensa está a cargo de Florence Parly desde hace dos años. A este le siguen en presupuesto los departamentos de Defensa del Reino Unido, Alemania, Italia, España, y Holanda, todos encabezados por una mujer. En Suiza, que ocupa el décimo puesto en esta lista, Viola Amherd fue nombrada ministra de defensa a principios de este año.
Esto es parte de una creciente tendencia, que empezó hace más de dos décadas con Noruega, que tuvo exclusivamente mujeres a cargo de su departamento de Defensa entre 1997 y 2017. España, por ejemplo, ha tenido tres ministras de defensa, empezando con Carme Chacón, quien tomó el cargo mientras estaba embarazada, en 2008.

Sin embargo, los Estados Unidos y China, que cuentan con los presupuestos militares más grandes del mundo, según el Stockholm International Peace Reseach Institute, no han tenido una mujer a cargo de sus respectivos departamentos de Defensa.
Fuente: Mujeres&Cia

El caso de una Pastora por la moralidad del aborto


Jes Kast, una ministra de la Iglesia de Cristo Unida, cree que el procedimiento debe ser totalmente legal y accesible. Su camino hacia esa posición ha sido complicado.

EMMA GREEN 26 DE MAYO DE 2019

ERIC GAY / AP

En Estados Unidos, el debate sobre el aborto a menudo se reduce a categorías binarias. Religioso versus secular. Misóginos contra asesinos. Incluso la “teocracia cristiana” contra, presumiblemente, todos los demás.

Con el aborto una vez más en los titulares este mes, después de que Alabama y varios otros estados aprobaran las prohibiciones casi totales del procedimiento, Jes Kast, pastora de la Iglesia de Cristo Unida, habló como alguien que no encaja en esas categorías. Ella apoya los derechos de aborto y es representativa de su denominación en este tema: Según el Pew Research Center, el 72 por ciento de las personas en la UCC, una denominación pequeña y progresiva con poco menos de 1 millón de miembros, cree que el aborto debería ser legal en todos o la mayoría de los casos Kast también forma parte de la junta de defensa del clero de Planned Parenthood , que trabaja para “aumentar la conciencia pública sobre las bases teológicas y morales para promover la salud reproductiva”, según su sitio web.

Sin embargo, Kast no siempre ha apoyado el aborto, ni mucho menos. Ella creció en una comunidad cristiana conservadora en el oeste de Michigan, asistió a una iglesia evangélica cuando era adolescente y participó en protestas contra el aborto. Su proceso para apoyar los derechos de aborto ha sido largo y definitivo: Kast ya no cree que haya circunstancias en las que sea inmoral obtener un aborto. Ella ha sido abierta sobre sus puntos de vista con miembros de su nueva iglesia en State College, Pennsylvania, y me dijo que se sentiría cómoda predicando sobre el aborto desde el púlpito.

La experiencia de Kast muestra cómo las perspectivas morales de las personas sobre el aborto pueden variar, incluso entre el clero. Si bien tiene opiniones claras sobre el aborto, vive en comunidad con personas que ven el problema de manera muy diferente. Parte de su trabajo, y su vida, es navegar esas diferencias con cuidado, lo que a veces puede ser complicado. Le pregunté a Kast acerca de cómo han cambiado sus puntos de vista, cómo es estar en desacuerdo con su familia cristiana conservadora y por qué cree que las Escrituras justifican el aborto. Nuestra conversación ha sido editada por tiempo y claridad.


Emma Green: Cuando crecías, ¿qué pensabas sobre la moralidad del aborto?

Jes Kast: Mi familia tiene raíces profundas en el movimiento pro-vida. Cuando era niña, antes de que conociera este lenguaje de pro-vida y pro-elección , mi familia hablaba con vigor sobre la protección de los no nacidos. Oí eso en la iglesia. Oí eso en la mesa de la cena. Uno de los miembros de mi familia tenía un suéter que decía “Especies en peligro de extinción”, con todos los diferentes animales. Una de las imágenes era un feto dentro de un útero.

Eso es lo que significaba ser cristiano: proteger a los no nacidos.

Verde : ¿Participaste en algún activismo en torno a este problema?

Kast: La primera protesta a la que asistí fue cuando tenía 12 años. Fue una protesta contra el aborto. Forramos las calles en mi pequeña ciudad de Michigan, con carteles, algo parecido a salvar a los bebés por nacer . Fue una protesta silenciosa.

Verde : ¿Cuándo diría que comenzó a cuestionar los valores que le enseñaron sobre el aborto?

Kast : comenzó con otras cuestiones, lo que llevó al aborto. Estaba en la universidad, una escuela cristiana privada en Michigan. En ese momento, el presidente [George W.] Bush estaba hablando sobre [armas de destrucción masiva].

Recuerdo sentarme con mi mamá y mi papá en Chili’s. Y dije: “No creo que haya armas de destrucción masiva, y no estoy seguro de confiar en el presidente Bush”. En esa mentalidad, ser republicano es ser cristiano. Que todos fueron juntos. Y empecé a cuestionarlo.

Verde : ¿Cómo se relacionó eso con la cuestión del aborto?

Kast : comencé a entenderme como una mujer en el ministerio. Comencé a verme como esta feminista cristiana. Comencé a poseer mi voz de manera diferente y a cuestionar las reglas de compromiso del cristianismo con las que me criaron.

Comencé a decir cosas como: “¿Por qué el aborto es el único problema que realmente preocupa a mis padres y mi familia?” Tengo una muy buena relación con mi familia. No estoy tratando de pintarlos con luz negativa. ¿Pero por qué? ¿Por qué es este el único problema?

Al igual que muchos Millennials que salen del evangelicalismo, comencé a preocuparme por diferentes problemas de justicia. Comencé a preocuparme por la Tierra, la justicia racial y la justicia interreligiosa. Y uno de los temas que surgió para mí fue el aborto.

Comencé a preguntarme: ¿Qué pasa con la autonomía corporal? ¿No es eso justicia? ¿Cómo podría Dios infringir eso?

Y esto fue muy importante para mí: ¿por qué es que, cuando se trata de este tema, casi siempre son los hombres blancos, rectos y cristianos los que tienen más voz?

[Leer: Rachel Held Evans, héroe de los inadaptados cristianos]

Verde : ¿Cómo describirías tu opinión sobre el aborto hoy?

Kast : Cuando estaba sirviendo en el Upper West Side, mi iglesia y diferentes sinagogas del área se reunieron para el evento One Voice to Save Choice .

Recuerdo que me acerqué a mi tablero y dije: “¿Es esto lo que somos? ¿Puedo ir, como pastora?

Y fue inequívoco: sí.

Cecile Richards, el anterior presidente de Planned Parenthood, estaba allí. Fue un momento formativo para mí. Aquí estamos, diferentes personas fieles de diferentes credos que se unen para decir que la autonomía corporal y los derechos reproductivos son asuntos de justicia. Ese fue un punto de inflexión para mí.

Creo que los derechos reproductivos y la autonomía corporal son muy importantes. Creo que eso es fidelidad al cristianismo. Creo en el acceso a abortos seguros y legales. Creo que la persona que mejor puede tomar estas decisiones es la persona que está considerando estas decisiones.

Me encuentro con personas de mi congregación. Aunque soy ordenada y llevo cierta autoridad conmigo, mi trabajo es caminar con las personas a través de esas decisiones. He conocido a personas que han accedido al aborto y cuidados reproductivos. Algunos no han tenido ninguna agitación emocional por ello; Ha sido como más fiesta para ellos. Y conozco personas que lo vieron como una decisión difícil.

Creo que cada persona que encuentro, incluida yo misma, tiene derecho a su cuerpo. Cuando me quitan esa autonomía corporal, eso está en contra de las escrituras cristianas, y está en contra del Evangelio en el que creo.

Green : Entonces, para ser claros, ¿cuál crees que es el argumento teológico cristiano para el aborto?

Kast : Cuando la gente habla de: “Nuestro cuerpo es un templo de Dios y santo”, veo que tengo el derecho de elegir mi cuerpo y la libertad de tomar las decisiones correctas para mí .

En Génesis, dice que Dios sopló el espíritu de Dios en nuestras vidas; los cristianos dirían “el Espíritu Santo”. Por eso, no somos títeres controlados por Dios. Debido a la imagen de Dios en nosotros, tenemos libertad. Eso es lo que realmente me queda claro, es la libertad.

Hay un pequeño pasaje en el Evangelio de Juan que continúa conmigo. Jesús dice: “He venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”. La palabra griega que se usa allí para “abundancia de vida” es esta palabra zoe , que significa no solo que estás viviendo y respirando, sino que el plan de Dios para nuestras vidas es tener realmente una vida significativa con satisfacción y satisfacción amorosa.

Por eso, porque valoro la vida y creo que Jesús valora la vida, valoro las elecciones que nos dan el tipo de vida que necesitamos.

Verde : a menudo hablo con la gente en lo que podríamos llamar un espacio gris sobre el aborto. Podrían decir algo como: “Creo en un derecho legal a un aborto seguro y accesible. Pero a nivel personal, uno a uno, creo en alentar a las personas a elegir llevar a término los embarazos “.

¿Diría que la perspectiva resuena con usted, especialmente en esos contextos de asesoramiento pastoral?

Kast : No. Sigo pensando que animar a alguien a llevar un feto y dar a luz a un bebé podría no ser la decisión más vivificante. Por ejemplo, tomemos un caso más extremo: un niño de 12 años que es violado . Creo que es malo pedirle a esa niña de 12 años que lleve a ese bebé a término. No creo que sea la vida. No creo que eso valore la vida de una niña de 12 años.

Green : ¿Crees que hay algún contexto en el que sea inmoral tener un aborto?

Kast : Esa es una gran pregunta. Déjame pensar si pienso eso o no. Déjame ser realmente pensativo acerca de eso.

Verde : está bien.

Kast : yo no. Realmente no lo hago No creo que lo haga. Para mí, es un problema de salud. La mejor persona para tomar esa decisión es la persona que tiene que decidir eso. Y si esa persona cree que para ellos es inmoral, tendría que honrar la conciencia de esa persona y caminar con ellos a través de lo que elegirían.

Verde : Usted habló anteriormente sobre este punto de vista que se le impartió en su infancia, que ser cristiano es oponerse al aborto. ¿Crees que los cristianos tienen que oponerse al aborto?

Kast : No. No. Como, en absoluto.

En cierto modo, siento que me he arrepentido de una visión del cristianismo que ya no creo que sea cierta. Creo que estoy caminando en fidelidad.

Creo que hay una opinión de que los cristianos liberales progresistas no toman en serio las escrituras o la teología. Eso no podría estar más lejos de la verdad. Me tomo las escrituras y la teología, creo, ahora más en serio.

[Leer: Las raíces progresivas del movimiento pro-vida]

Verde : ¿Diría usted que hay un espacio en su iglesia para una persona vocalmente pro-vida?

Kast : En realidad, prospero en lugares donde no todos tienen las mismas opiniones que yo. Cuando miro a la congregación, no espero que todos estén de acuerdo conmigo. Yo soy su pastora. A quienquiera que voten, sean cuales sean sus valores en torno al aborto o cualquier tema, seré su pastor y los amaré. Así que sí, hay espacio.

También he sido muy transparente sobre quién soy. Trato de ser honesta al respecto. Estoy jugando con esta frase: convicción sin certeza. Soy cristiana, y sigo a este tipo llamado Jesús que, sobre todo, ama a tu Dios con todo tu corazón, alma y mente, y ama a tu prójimo como a ti mismo. Y para mí, eso incluye a las personas que no votaron como yo, que tienen opiniones diferentes a las mías. Eso es importante para mi.

Verde : ¿Qué pensarían tus padres de tus puntos de vista sobre el aborto hoy?

Kast : Mis padres lo saben. Ellos no entienden Ellos hacen preguntas. Aman a su hija, y son muy buenos amando a su hija, y estarían en desacuerdo conmigo, quiero decir, probablemente fuertemente. Creo que las conversaciones contra el aborto siguen siendo probablemente una de las cosas principales que valoran mis padres en su comprensión del cristianismo. Y no podían estar más orgullosos de su hija que es ministra.

Green : ¿Cómo te gustaría que se hablara sobre el aborto en los círculos cristianos en los Estados Unidos?

Kast : Desearía que hubiera más claridad de convicción con compasión. Desearía que una sección del cristianismo no demonizara a otra sección del cristianismo, porque hay cristianos como yo, y como mi denominación, que consideran el acceso seguro y legal al aborto como parte de lo que significa hacer justicia. Somos personas cristianas profundamente fieles. Me encantaría ese respeto de mis hermanos más conservadores en la fe.

Valoro una conversación más matizada. Valoro mucho la consideración. Y deseo que aquellos que están considerando las opciones frente a ellos sean honrados y respetados, y que el gobierno y las instituciones e incluso Dios no tengan la última palabra sobre cómo tomamos las mejores opciones para nosotros.

Queremos escuchar lo que piensas sobre este artículo. Envíe una carta al editor o escriba a letters@theatlantic.com.

http://www.theatlantic.com/politics/archive/2019/05/progressive-christians-abortion-jes-kast/590293/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=atlantic-daily-newsletter&utm_content=20190527&silverid-ref=NTczNjIwMDMyMDU3

LOS HOMBRES SOMOS INFERIORES, POR ESO NOS INVENTAMOS EL PATRIARCADO Y EL MACHISMO: MARIO MENDOZA.



https://www.facebook.com/…/videos/los-hombres-somos-inferiorescanalcapital/22850…

Los hombres somos inferiores… #CanalCapital. … 193 Comments1.8K Shares. Share. Related Videos. Metallica Argentina for all. En el año 1992 sucedió esto .

Guatemala: Guerreras mayas de la luz


Thelma Cabrera, de 49 años de edad, y Vicenta Jerónimo, de 47 años, son dos mujeres, madres y abuelas, maya mam. Defensoras autodidactas, forjadas en las luchas de las comunidades en resistencia por la nacionalización de la energía eléctrica en Guatemala. Auténticas guerreras de la luz, en un país bendecido por el sol tropical, pero sumido en una eterna tiranía de la
oscuridad.

Guatemala: Guerreras mayas de la luz

Ambas mujeres fueron y son los pilares fundamentales del movimiento social Comité del Desarrollo Campesino (CODECA), pero con un perfil mediático muy sutil.

Ahora, ambas como candidatas a la Presidencia y a Diputada, respectivamente, desde el Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), disputan el poder a los ricos, en un país pensado y organizado para el gobierno de varones blancos y ricos.

Conocí a ambas defensoras en el año 2012, desde entonces, las acompañé en el sendero luminoso de las resistencias comunitarias en defensa de sus territorios, y por la recuperación de sus bienes privatizados.

Ellas, junto a cientos de comunidades organizadas en resistencia, vejadas por empresas transnacionales, desde hace más de una década gritan a voz en cuello: “La energía eléctrica es un derecho humano fundamental. No una mercancía. Nacionalizarla es nuestro deber”. Pero, en la Guatemala oficial pudo más la estridente guerra mediática contra este movimiento que los
terminó desprestigiando, criminalizando, y asesinando a sus integrantes.

Pero, jamás fueron derrotados.

Las distribuidoras de electricidad, ENERGUATE y EEGSA, junto a la fiscalía contra CODECA (contra el hurto de electricidad), enjuició penalmente a Vicenta Jerónimo, por cuatro años, por delitos de “instigación a delinquir”, “actividades contra la seguridad interna de la nación”…. Pero, en 2018, fue absuelta, junto a otro defensor de derechos de CODECA. Vicenta
organizó a la mayor cantidad de comunidades actualmente en resistencia en los territorios del suroriente del país.

Thelma Cabrera, como Presidenta, dirigió por varios años al movimiento CODECA, en especial en la época más difícil de criminalización y persecución que vivió este movimiento, hasta convertirla en el movimiento indígena campesino más potente de alcance nacional. Con hidalguía acompañó personalmente todos los entierros de defensores asesinados en los
territorios. Jamás titubeó en señalar públicamente a los responsables de los asesinatos.

Ambas nacieron en la exclusión socioeconómica y cultural. Pero a ambas la vida las convirtió en “piedras angulares” no sólo del movimiento CODECA-MLP, sino de la nueva Guatemala que quiere existir.

A ambas se las vio en las comunidades organizar asambleas formativas comiendo aguacate y tortillas. Recorriendo palmo a palmo el territorio nacional para motivar el ejercicio y defensa de derechos colectivos e individuales, como auténticas “monjas guerreras” anunciando a los pueblos la esperada “liberación de la luz” en un país secuestrado, y en penumbras.

Si las circunstancias sociopolíticas neoliberales del país obligaron a CODECA a transitar de la agenda de la “incidencia política” a la propuesta de un proceso Constituyente Popular y Plurinacional para crear el Estado Plurinacional, también esas recargadas circunstancias hicieron de estas dos mujeres mayas unas valerosas “guerras de la luz” y “profetizas” del nuevo día que anuncia su amanecer para los pueblos de Guatemala

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: