VANDANA SHIVA. TEXTOS EN ESPAÑOL


Científica, filósofa y escritora India. Activista en favor del ecofeminismo, recibió el Premio Nobel Alternativo en 1993.

Shiva nació en Dehra Dun (Uttaranchal), antiguamente parte del estado indio de Uttar Pradesh. Durante los años 70 participó en el movimiento Chipko, formado principalmente por mujeres que adoptaron la táctica de denuncia ecologista consistente en permanecer abrazadas a los árboles para evitar que fueran talados.

En 1982 creó la Fundación para la Investigación Científica, Tecnológica y Ecológica, la cual cuenta entre sus iniciativas el impulso y difusión de la agricultura ecológica (programa Navdanya), el estudio y mantenimiento de la biodiversidad (Universidad de las semillas, Colegio Internacional para la Vida Sostenible), fomentar el compromiso de las mujeres con el movimiento ecologista (Mujeres Diversas por la Diversidad), o la regeneración del sentimiento democrático (Movimiento Democracia Viva).

En 1993, en reconocimiento a su dedicación a los movimientos alternativos y «… por situar a la mujer y a la ecología en el corazón del discurso moderno sobre el desarrollo», recibió el Right Livelihood Award, también conocido como el Premio Nobel Alternativo. Otros premios que ha recibido son el Global 500 de 1993 del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) y el premio internacional del Día de la Tierra, también de las Naciones Unidas.

Actualmente es una líder del Foro Internacional sobre la Globalización, así como un miembro destacado del movimiento antiglobalización. En su libro reciente Manifiesto por una democracia de la tierra ha propuesto el concepto y la causa de la democracia de la tierra como alternativa al capitalismo neoliberal actual.

VSION ECOLOGICA

LA PROPIEDAD SOBRE LAS FORMAS DE VIDA

SUICIDIO DE CAMPESINOS EN LA INDIA

EL MUNDO SEGUN MONSANTO

ENTREVISTAS

http://vandanashiva.blogspot.de/

MUJERES PARA PENSAR. Vandana Shiva


 

Es una de las pensadoras más dinámicas y provocadoras del mundo. Una de las ecologistas, feministas y filósofas de la ciencia más prestigiosas a escala internacional que luchan activamente contra el modelo neoliberal de globalización y a favor de los derechos de los pueblos.

Vandana Shiva nació en Dehradun, India, una ciudad antiguaenclavada a los pies del Himalaya. Hija de un padre conservacionista y una madre dedicada a la agricultura, Shiva pronto desenvolvió un profundo respeto por la naturaleza. Estudió en Dehradun con la aspiración de dedicarse a la ciencia y se graduó en física para después hacer un Master en filosofía de la ciencia en la universidad de Guelph (Ontario, Canada). En 1979, terminó su doctorado en Física Cuántica en la Universidad de Western Ontario.

Debido a su formación en física y su amor por la naturaleza, Shiva comenzó a cuestionar el impacto de la tecnología científica sobre el medio ambiente, y abordó la investigación interdisciplinaria de la ciencia, la tecnología y la política ambiental en el Indian Institute of Science y el Indian Institute of Management en Bangalore. En 1982, Shiva fundó el Research Fondation of Science, Technology and Ecology (RFSTE), una institución que se dedica a la conservación de la biodiversidad.

Nueve años más tarde, fundó Navdanya, que significa literalmente “nueve semillas” para proteger la diversidad de las semillas de su tierra natal. El RFSTE y Navdanya alientan a los agricultores a rechazar las presiones políticas y económicas que pueden poner en peligro la biodiversidad de la India.
Shiva participó en el movimiento pacífico Chipko de los años 70. Este movimiento, encabezado principalmente por mujeres, adoptaba la táctica de abrazar a los árboles para evitar que los talaran. Es una de las líderes del movimiento contra la globalización. Defiende la sabiduría de las prácticas tradicionales, como queda en evidencia en su libro Ecología Védica.

Autora de 13 libros y más de 300 ensayos publicados, Shiva ha combatido públicamente la “revolución verde” de los años 70, con la que se pretendía aliviar el hambre mejorando los cultivos con el uso de irrigación, fertilizantes, pesticidas y mecanización. Ella afirma que “la revolución verde” pretendía usar la tecnología Occidental para asistir a los agricultores del Tercer Mundo. Pero en vez de riqueza, la nuevas semillas de alto rendimiento trajeron la pobreza y la destrucción ambiental”.Además de la crítica a la “revolución verde”, Shiva continúa con la campaña internacional contra los alimentos genéticamente modificados. Argumenta que los organismos genéticamente modificados (OGMs), como los cultivos con tolerancia a herbicidas y Bt,  aumentan la necesidad de usar químicos para combatir las resultantes súper malezas y súper plagas, y reducen la biodiversidad con la contaminación genética, y anulan la libertad de los agricultores con monopolios de patentes y dependencia de semillas estériles. Ha colaborado con varias organizaciones en África, Asia, América Latina, Irlanda, Suiza y Austria en sus campañas contra la ingeniería genética.

Shiva ha sido asesora de varias organizaciones gubernamentales en la India y otros países. Ha recibido más de 15 premios nacionales e internacionales por su contribución a la conciencia ecológica y la preservación ambiental, entre ellos en 1993 el Right Livelihood Award (también conocido como el Premio Nobel alternativo) “…por colocar a la mujer y la ecología como eje para el análisis del desarrollo moderno.” Se la considera “ecofeminista” por también tener una gran influencia en temas de género. Ha publicado varios libros y artículos con el fin de cambiar la percepción de la mujer en el Tercer Mundo a través del reconocimiento de sus logros.
Entre sus libros destacan Abrazar la vida: mujer, ecología y desarrollo Biopiratería: el saqueo de la naturaleza y del conocimiento.

“Cuando Cristóbal Colón partió para el “nuevo mundo” lo hizo con unas “cartas patentes” que daban el poder a quien las tuviera a tomar posesión de cualquier tierra que encontraran en el mundo que no estuviera gobernada por príncipes blancos cristianos”. V.SH.

“Las patentes son una vuelta a la colonización de hace 500 años. Los pueblos de Tercer Mundo han sobrevivido a pesar de haber sido despojados de sus riquezas, por tener biodiversidad. Sus últimos recursos son las semillas, las plantas medicinales, los forrajes, que satisfacen sus necesidades de salud y nutrición. Ahora también se quiere despojar a los pobres, que ya fueron despojados por la colonización, de este último recurso vital a través del uso de patentes”. V.SH.

https://mujeresparapensar.wordpress.com/2007/03/04/vandana-shiva/

 

Vandana Shiva, la mujer de las semillas


“Nosotros debemos elegir. ¿Vamos a obedecer las leyes del mercado y de las insaciables empresas o a las de Gaia para mantener los ecosistemas de la Tierra y la biodiversidad de sus habitantes?

Las necesidades de agua y comida de las poblaciones tan solo se pueden satisfacer si se protegen los medios que nos ofrece la Naturaleza. Las tierras muertas y los ríos contaminados no pueden dar ni alimento ni agua.

Defender los derechos de esta Tierra-Madre es por tanto la lucha más importante por los derechos del ser humano y la justicia social. Se trata del mayor movimiento por la paz de nuestros tiempos”.

zoom

Portada del excepcional libro sobre la vida y la obra socioecológica de la activista Vandana Shiva publicado por La Fertilidad de la Tierra.

Con este alegato, Vandana Shiva pone punto y final al trabajo del reportaje de su etapa vital entre 1973 y 2010 escrito por el periodista Lionel Astruc publicado por La Fertilidad de la Tierra en castellano con el título Vandana Shiva. Las victorias de una india contra el expolio de la biodiversidad.

Vandana Shiva es sin duda una de las personas más relevantes en la lucha contra la epidemia de biopiratería y defensora de que la agricultura tradicional y ecológica no puede ser sometida a la patente de semillas por parte de las corporaciones transnacionales. En las últimas décadas, la producción, procesamiento y distribución de alimentos están siendo arrebatados de las manos de mujeres.

En 1998, la organización de Vandana Shiva, Navdanya inició una campaña contra la biopiratería del arroz Basmati que quería apropiarse la corporación norteamericana RiceTec. Los tribunales dieron la razón a Navdanya con una sentencia que negaba que RiceTec hubiera ‘inventado’ variedades de semillas y plantas de arroz, incluyendo la altura de plantas, la longitud de los granos, el aroma, cuyas características se encuentran en las variedades tradicionales del arroz Basmati indio. Luego tuvieron que luchar contra el intento de apropiación por parte de Montsanto de la variedad de trigo indio Nap Hal.

Las grandes corporaciones de alimentación pretenden con las patentes de vida que la agricultura tradicional no pueda recoger sus semillas para plantar las plantas nutritivas de las que se alimentan. Vandana Shiva ha sido una de las principales abanderadas en la lucha contra las patentes de vida y el expolio de la biodiversidad en las plantas agrícolas.

zoom

Vandana Shiva junto a las semillas tradicionales que defiende. Foto del libro.

Vandana Shiva recibió en 1993 el premio Nobel alternativo de la Paz. La vida de esta excepcional mujer que recorre el mundo demostrando con su trabajo diario como defender la libertad de usar las propias semillas por los agricultores es todo un ejemplo. El libro Vandana Shiva. Las victorias de una india contra el expolio de la biodiversidad es la recopilación de su trabajo entre 1953 y 2010 dividido en cinco etapas.

Uno de las características de esta excepcional mujer es que en su primera etapa estudió física nuclear y a comienzos de los años 1970 estuvo empleada en la Comisión de la energía Atómica India. Sin embargo, la influencia de su familia, su padre era un guarda forestal y su madre estuvo ligada al movimiento de las mujeres Chipko, que defendían los árboles del Himalaya de ser cortados, abrazándose a los mismos. Aunque el cambio, la revelación se la facilitó su hermana Mira al demostrarle los horrores de la radioactividad. Como afirma ella misma “mi compromiso con el movimiento Chipko y el comienzo de mis estudios sobre la teoría cuántica en Canadá, marcaron un nuevo comienzo… y antes que pudiera darme cuenta la ecología había tomado el primer puesto en mi vida”.

El libro Vandana Shiva. Las victorias de una india contra el expolio de la biodiversidad narra las cinco etapas de su vida, la cual ha girado esencialmente contra la lucha de las patentes de vida. Sus éxitos legales contra la biopiratería tienen otra cara y es como las semillas transgénicas arruinan a los pequeños agricultores por lo que en los últimos años se han suicidado más de 25.000.

zoom

Vandana Shiva con un grupo de mujeres que acudieron a formarse en la Universidad de las Semillas que dirige ella.

El libro, profusamente ilustrado con imágenes inéditas de la vida de Vandana Shiva y de su trabajo social también narra la lucha de la comunidad del pueblo de Plachimada (en el distrito índio de Palakkad, al norte de Kerala) contra una fábrica de Coca-Cola que arruinó el suministro del acceso al agua para la población local. La lucha titánica de la población de Plachimada contó con la colaboración de Vandana Shiva. En 2008 organizó la “Marcha de las semillas” en la que los peregrinos que participaron atravesaron 7 estados, recorrieron 4000 km y pasaron por 200 pueblos en los que distribuyeron más de 4.200 kg de semillas de 32 variedades diferentes a más de 50.000 granjeros. Su principal arma es la pedagogía. Por eso nos advierte que “en el acto de comer, estamos ya participando en la producción. Comiendo productos orgánicos decimos «no» a los tóxicos y apoyamos a los agricultores orgánicos. Rechazando los organismos genéticamente modificados, estamos votando a favor de los pequeños agricultores y por el derecho de las personas a la información y la salud. Comiendo productos locales estamos arrebatando el poder y los beneficios a la agroindustria global y estamos fortaleciendo nuestra comunidad alimenticia local”.

La editorial La Fertilidad de la Tierra ha editado a todo color este excepcional libro que contiene cerca de un centenar de imágenes que describen la vida, la obra y el entorno del trabajo de Vandana Shiva. El periodista francés Lionel Astruc ha escrito una obra que pone de relieve el coraje y el compromiso de esta mujer fuera de lo común. Probablemente, uno podría conocer a Vandana Shiva leyendo su extensa obra (mucha de ella publicada en castellano), pero este reportaje vital ilustrado nos acerca al lado más humano de esta premio nobel alternativo. Al final del libro se detalla de forma no exhaustiva la obra publicada tanto en lengua castellana como inglesa.

Artículos relacionados:

-Los monocultivos de la mente

Diversas intervenciones de Vandana Shiva en el encuentro Tierra, Alma y Sociedad celebrado en 2005 en Mallorca

http://www.terra.org/categorias/libros/vandana-shiva-la-mujer-de-las-semillas

INTUICIONES ECOFEMENISTA: IVONE GEBARA


Libro completo gratis 👉 https://www.google.com.pe/url…

REVISTA VIDA NUEVA: LA ESPESURA EL OTRO. UN DOCUMENTAL DIGNO DE VER.


http://www.vidanuevadigital.com/2017/09/01/la-espesura-del/

Intimidación y amenazas de muerte a Aura Lolita Chávez


ActúaEntra en acción enviando esta carta al gobierno de Guatemala para que proteja a Aura Lolita Chávez, líder del Consejo de Pueblos K’iche por la Defensa de la Vida, Madre Naturaleza, Tierra y Territorio – CPK de Guatemala.


Sobre la situación

El 7 de junio de 2017, la defensora de derechos indígenas, Aura Lolita Chávez, y otras integrantes de su organización fueron amenazadas, perseguidas e intimidadas por diez hombres armados no identificados mientras ella y sus colegas escoltaban un camión cargado de madera ilegal para su entrega a las autoridades locales en Santa Cruz del Quiché, departamento de K’iche, Guatemala.

Por favor, manda esta carta en apoyo a Aura Lolita Chavez

Sobre Aura Lolita Chávez

Aura Lolita Chávez

Aura Lolita Chávez es la lideresa del Consejo de Pueblos K’iche por la Defensa de la Vida, Madre Naturaleza, Tierra y Territorio – CPK de Guatemala. El CPK coordina diálogos, consultas a la comunidad y acciones colectivas contra violaciones a los derechos humanos derivadas de la expansión de la minería, de la actividad maderera, de centrales hidroeléctrica y de la industria agroalimentaria en su territorio sin el consentimiento previo, informado y libre de las comunidades.

Los proyectos se desarrollan en sus tierras sin requerimientos mínimos de sostenibilidad, representando amenazas al medio ambiente y medios de vida, como resultado de la contaminación por metales tóxicos, del desvío de cursos de agua y la deforestación.

https://www.awid.org/es/Invol%C3%BAcrate/intimidacion-y-amenazas-de-muerte-aura-lolita-chavez

Todo cambia cuando las mujeres tienen derechos sobre la tierra


La consolidación de los derechos de tenencia de las mujeres sobre la tierra genera diversos resultados positivos para ellas y sus familias, incluida la capacidad de resistencia a los choques climáticos, la productividad económica, la seguridad alimentaria, la salud y la educación. En la imagen, una mujer tribal trabaja junto a su esposo plantando arroz en la provincia de Rayagada, India. Crédito: Manipadma Jena / IPS

La consolidación de los derechos de tenencia de las mujeres sobre la tierra genera diversos resultados positivos para ellas y sus familias, incluida la capacidad de resistencia a los choques climáticos, la productividad económica, la seguridad alimentaria, la salud y la educación. En la imagen, una mujer tribal trabaja junto a su esposo plantando arroz en la provincia de Rayagada, India. Crédito: Manipadma Jena / IPS

NUEVA DELHI, 13 jun 2017 (IPS) – Las tres mayores tribus de Megalaya, un punto fuerte de la biodiversidad del noreste de India, son matrilineales. Los descendientes toman el apellido de la madre, mientras que las hijas heredan las tierras de la familia.

Como las mujeres son las propietarias de las tierras y siempre han decidido qué se cultiva en ellas y qué se conserva, el estado no solo tiene un sólido sistema de alimentos resistentes al clima, sino también algunas de las plantas comestibles y medicinales más escasas.

«Las protecciones legales internacionales relativas a los derechos de tenencia de las mujeres indígenas y rurales aun no se reflejaron en las leyes nacionales que regulan las interacciones diarias de las mujeres con los bosques comunitarios»: Stephanie Keene.

Mientras que su antigua cultura les da poder a las mujeres indígenas de Megalaya, ya que la propiedad de la tierra mejora enormemente su resistencia a los choques alimentarios que provoca el cambio climático, a la abrumadora mayoría de las mujeres en el Sur en desarrollo la sociedad no les permite ni siquiera tener voz en la gestión de la familia o la comunidad.

Ni siquiera las leyes nacionales apoyan sus derechos a la propiedad de la misma tierra que siembran y cosechan para alimentar a sus familias.

Según un nuevo informe de la organización no gubernamental Iniciativa de Derechos y Recursos (RRI, en inglés), las protecciones legales para que las mujeres indígenas y rurales posean y administren propiedades privadas son insuficientes o inexistentes en 30 países de ingresos bajos y medios.

Esta conclusión significa que gran parte de los recientes avances que las comunidades indígenas y locales consiguieron en relación con la conquista del reconocimiento legal de su territorio comunitario podrían tener una base inestable.

“En términos generales, las protecciones legales internacionales relativas a los derechos de tenencia de las mujeres indígenas y rurales aun no se reflejaron en las leyes nacionales que regulan las interacciones diarias de las mujeres con los bosques comunitarios”, señaló Stephanie Keene, de RRI, una coalición internacional con sede en Estados Unidos.

En conjunto, estos 30 países albergan 75 por ciento de los bosques del mundo en desarrollo, que siguen siendo esenciales para mitigar el calentamiento global y los desastres naturales, incluidas las sequías y la degradación de las tierras.

En Asia meridional la migración por necesidad debido a los fenómenos climáticos – en, particular, a las sequías – es alta, ya que más de 75 por ciento de la población depende de la agricultura, y de esa proporción más de la mitad son agricultores de subsistencia que dependen de las lluvias para el riego.

“En muchos pueblos indígenas son las mujeres las productoras de alimentos y quienes administran las tierras y bosques consuetudinarios. La salvaguardia de sus derechos consolidará los derechos de sus comunidades a poseer colectivamente las tierras y bosques que han protegido y de los cuales dependen desde hace generaciones”, afirmó Victoria Tauli Corpuz, relatora especial de las Naciones Unidas para los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Todo cambia cuando las mujeres tienen derechos sobre la tierra

La desertificación, una crisis silenciosa e invisible, amenaza a un tercio de la superficie mundial. Esta imagen de 2013 registra el intento de volver fértil partes del desierto de Kubuqi, en China. Crédito: Manipadma Jena / IPS

“Las comunidades indígenas y locales de los 10 países asiáticos analizados brindan el reconocimiento más consistente de los derechos de herencia de las mujeres a nivel comunitario. Sin embargo, esto… no se observa en India o Nepal, donde la insuficiencia de leyes sobre herencia y resolución de disputas a nivel comunitario hacen que los derechos forestales de las mujeres sean particularmente vulnerables”, explicó Keene a IPS acerca del estudio de RRI.

“Ninguno de los cinco marcos legales analizados en Nepal trata la herencia o la resolución de disputas a nivel comunitario. Aunque la ley sobre derechos forestales de India reconoce la herencia de tribus… y otros habitantes tradicionales de los bosques, no se reconocen expresamente los derechos específicos de las mujeres a la herencia o a la resolución de disputas a nivel comunitario”, añadió.

“La herencia en India puede estar regulada por leyes civiles, religiosas o personales, algunas de las cuales no garantizan expresamente derechos de herencia equitativos para esposas e hijas “, expresó Keene.

Madhu Sarin, que participó en la redacción de la Ley sobre Derechos Forestales de India y ahora impulsa su implementación, habló con IPS sobre la situación en Asia meridional.

“Donde los gobiernos han ratificado los derechos internacionales, en principio aceptan que las leyes nacionales sean compatibles con ellos. Sin embargo, sigue habiendo una gran brecha entre estos compromisos y su traducción en la práctica. En primer lugar, la mayoría de los gobiernos no tienen mecanismos ni requisitos vinculantes para garantizar dicha compatibilidad”, comentó.

“Además, las beneficiarias previstas de las leyes de género permanecen desorganizadas y no tienen conocimiento de ellas”, dijo.

Los derechos de las mujeres sobre la tierra, las sequías recurrentes y la desertificación progresiva

Según la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación (UNCCD), una manera de enfrentar las sequías – que causan más muertes y más desplazamientos que cualquier otro desastre natural – y detener la desertificación – la silenciosa e invisible crisis que amenaza a un tercio de la superficie terrestre – es aplicar urgentes reformas legales que apliquen la paridad de género en la propiedad y la gestión agrícola y forestal.

“Las mujeres rurales pobres en los países en desarrollo son fundamentales para la supervivencia de sus familias. La tierra fértil es su salvavidas. Pero el número de personas afectadas negativamente por la degradación de la tierra crece rápidamente”, declaró Monique Barbut, secretaria ejecutiva de la UNCCD, en su estudio de 2017.

“El fracaso de los cultivos, la escasez de agua y la migración de los cultivos tradicionales perjudican a los medios de subsistencia rurales. La acción para detener la pérdida de tierras más fértiles debe centrarse en los hogares. En este nivel, el uso de la tierra se basa en los roles asignados a hombres y mujeres. Aquí es donde la marea puede comenzar a cambiar”, aseguró.

La reducción de la brecha de género en la agricultura por sí solo aumentaría el rendimiento de las granjas de mujeres de 20 a 30 por ciento y la producción agrícola total en los países del Sur en desarrollo de 2,5 a 4 por ciento, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

Traducido por Álvaro Queiruga

http://www.ipsnoticias.net/2017/06/todo-cambia-cuando-las-mujeres-tienen-derechos-sobre-la-tierra/

Las mujeres artesanas de la victoria histórica del medio ambiente en El Salvador


25 de de abril de, 2017, Por AWIDS

Este texto es un homenaje a todas las mujeres salvadoreñas que han trabajado sin descanso para defender su territorio, a todos aquellos que continúan resistiendo y para aquellos que murieron por la causa.

En un momento, en todo el mundo, las empresas multinacionales siguen los gobiernos por el derecho a explotar los recursos naturales en contra del interés de la tierra y la gente, las perspectivas de victoria a veces parecen muy escasas.

Pero este mes, parece que el viento se ha convertido El Salvador.

Para una decisión reciente que establece un precedente en el mundo, este país latinoamericano ha prohibido la extracción de metales en todo su territorio. La prohibición sigue una demanda perdida por una empresa australiana canadiense después de siete años de lucha por la ejecución del proyecto El Dorado, el proyecto de extracción de oro prevista en el departamento de Cabañas, centro-norte de El Salvador. Por último, se escucharon los argumentos de las comunidades, las organizaciones y los diversos sectores de la población.

«Esta es una decisión valiente, un paso extraordinario y un hito importante en la lucha contra la degradación ambiental en este país», dijo Lina Pohl, el ministro salvadoreño de Medio Ambiente.

El proyecto de El Dorado plantea un gran riesgo de contaminación para el río Lempa, la fuente de suministro de agua de 77,5% de la población salvadoreña , y esto en un país donde el agua potable se encuentran entre los más contaminados de la región y el medio ambiente entre los más degradados. Según Carolina Amaya , miembro ecologista feminista de la CADA – una de las organizaciones fundadoras de la Mesa Nacional Frente a la Minería Metálica ( MNFMM ) (Mesa Nacional de la minería metálica) – la prohibición pondrá fin a 25 proyectos mineros en fase de exploración y volver a la autorización de explotación concedida a la empresa transnacional Commerce Group .

PNG - 413,9 kb
Carolina Amaya

Esta prohibición es el resultado de once años de defensa de la comunidad. A lo largo de este período, las mujeres en las comunidades rurales y urbanas han educado y movilizado a la particular mediante el bloqueo de calles y demostraciones de operaciones para la defensa de su territorio, sus derechos y su comunidad . Estas acciones han jugado un papel clave en la inversión de la lógica que subyace en las políticas mineras de Salvador – una empresa que antes se consideraban como un terreno fértil para la inversión después de 1992, al final de la guerra civil que desgarró al país para 12 años.

Las mujeres se reunieron más allá de las divisiones ambientales

Frente a las amenazas ecológicas y sociales inminentes se movía la minería, las mujeres han jugado un papel central en la lucha y en el logro de esta victoria histórica. Amaya, Antonia Morales Recinos y Vidalina entre los cientos de mujeres que han luchado durante años a la vanguardia de este movimiento es inspirador y se estimulan entre sí.

«No hay duda de que, las mujeres, hemos estado a la vanguardia de la lucha en los territorios. Sería difícil admitir que el éxito sin reconocer la participación activa de las mujeres en esta lucha «, dice Morales, presidente de ADES (Asociación para el Desarrollo Económico y Social de Santa Marta).

De hecho, las mujeres que participan en esta lucha fueron fuentes de inspiración para los demás y se les anima mutuamente. «Tengo una gran admiración por muchas, muchas mujeres que participan en esta lucha», dijo Recinos. Ella recuerda haber sido inspirado por sí mismo al comienzo de su propia movilización de Morales.

«[Morales] siempre ha sido todas las luchas por la vida. He trabajado en muchas áreas a su lado, donde defendimos nuestros territorios con convicción inquebrantable y la minería categóricamente condenado. »

Para Recinos, esta victoria no es abstracta. Esta joven de 25 años creció en Santa Marta, una ciudad cuya comunidad fue a la vanguardia del conflicto armado en la década de 1980. Desde el final de la guerra, esta comunidad ha adoptado un modelo de desarrollo basado tanto en el organización de la comunidad y los métodos de educación popular.

«La minería es sinónimo de muerte irreversible», observa Recinos. «Experiencias en países en los que los proyectos mineros llevaron muestran que es el cuerpo y la vida de las mujeres que se someten a los daños más significativos».

PNG - 370,5 kb
                                                             Vidalina Morales

Amaya aprueba esta observación y señala además que la participación de las mujeres a veces se ha pasado por alto.

«La lucha contra el poder de las empresas mineras en El Salvador está marcada con la sangre y el sudor de las mujeres, y esto está más allá de la naturaleza cuantitativa de sus contribuciones … Son las mujeres las que están más movilizados nivel local y nacional para presionar a los tomadores de decisiones, aunque no fueron invitados a la mesa de negociación. Ellos eran la mayoría, pero eran invisibilisées por los hombres mientras estaban sus compañeros de lucha. »

Pero esta victoria tiene un precio. Recinos Morales y recordar tanto la muerte de algunos de sus compañeros, incluyendo Dora Alicia Sorto , un miembro del Comité Ambiental de Cabañas que fue asesinado en 2009, cuando ella tenía ocho meses de embarazo.

«Honramos su memoria», dijo Morales, «pero tiene un sabor de la sangre.»

Los próximos pasos

La prohibición de la minería de metales es una victoria notable a nivel nacional como a nivel mundial. Sin embargo, será necesario estar vigilantes para proteger el suministro de agua de la población de El Salvador.

De acuerdo con Amaya, queda mucho por hacer, sobre todo para asegurar que los 8 millones de compensación debida por Oceana El oro es efectivamente pagado y que esta cantidad se destinará a la restauración de los ecosistemas y de las víctimas de las empresas mineras comunidades; trabajar por el establecimiento de consultas populares para crear municipios «libre de minas»; fortalecer la organización y coordinación de las comunidades en la lucha contra la minería, y la perspectiva de un cambio de gobierno; y finalmente luchar por la aprobación de los textos legales – como la ley de aguas o la ratificación del artículo 69 de la Constitución – que pueden ofrecer protección frente a legal a los recursos naturales amenazados por los grupos mineros.

Catherine Coumans de Alerta Minera – una organización canadiense que apoya a nivel mundial, las iniciativas de las comunidades y pueblos indígenas para determinar sus propios horizontes de desarrollo – se suma a la lista de la necesidad de ejercer una supervisión constante.

«La decisión del pueblo de El Salvador, que fue respetado por el gobierno, ahora será defendido de forma continua y el apoyo, ya que, sin duda, será interrogado incesantemente por las empresas mineras como Oceana Oro, y por el lobby minero internacional».

Para Morales, el mensaje es claro, tanto como el camino a seguir.

«Somos los propietarios legítimos de nuestros territorios y nuestros cuerpos. No podemos seguir viviendo sin preocuparse por el bien común y sin protección. Hay que seguir a organizarnos en todos los niveles y trabajar en la construcción y defensa de proyectos alternativos. «

Su mensaje y esta victoria son elementos que todas las comunidades de El Salvador y otros lugares pueden introducir para tener valor y seguir adelante.

Leer el texto en el sitio awid.org

HONDURAS; 2 de marzo 6 pm: Convocatoria Espiritual, política y feminista mundial, por Berta Cáceres


Convocatoria Espiritual, política y feminista mundial, por Berta Cáceres
Agregado por CEP Alforja
Visitar Red de Educación y Economía Social y Solidaria en: http://educacionyeconomiasocial.ning.com/?xg_source=msg_mes_network

GUATEMALA: Asesinan a la ecologista Laura Vásquez


Fotografía: Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de los Derechos Humanos.

Fotografía: Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de los Derechos Humanos.

Servindi, 19 de enero, 2017.- La ecologista guatemalteca Laura Leonor Vásquez Pineda murió el lunes 16 de enero por un disparo en la cabeza en el departamento de Jalapa, Guatemala. La activista se oponía al proyecto minero San Rafael.

La Iniciativa Mesoamericana (IM) de Mujeres Defensoras de los Derechos Humanos repudió y condenó el asesinato que se produjo «tras haber pasado por un proceso de criminalización acompañado de campañas de estigmatización y difamación».

A continuación, compartimos el pronunciamiento de la Iniciativa Mesoamericana que articula con los países de El Salvador, Guatemala, Honduras, Méxixo y Nicaragua.

#AlertaDefensoras: Laura Leonor Vásquez Pineda

Organización: Comité en Defensa de la Vida de San Rafael Las Flores

Actividad: Defensa del territorio

Agresiones enfrentadas: Criminalización, Asesinato

En la noche del 16 de enero de 2017, sujetos no identificados irrumpieron en la casa de la defensora Laura Leonor Vásquez Pineda y la asesinaron. El cadáver de la defensora presentaba herida de arma de fuego en la cabeza.

Laura Leonor Vázquez tenía 47 años y actualmente estaba a cargo de dos nietos menores de edad y de un pequeño comercio de su propiedad. En el año 2013, consecuencia de su militancia en el Comité en Defensa de la Vida de San Rafael Las Flores y de su participación en la resistencia pacífica frente a la imposición del proyecto minero San Rafael, fue víctima de un proceso de criminalización que la mantuvo 7 meses en prisión, sin que se demostrara ninguno de los delitos que el Ministerio Público le imputaba. Tras su liberación empezaron una serie de rumores tendientes a estigmatizar y difamar su accionar como comerciante.

Desde la IM-Defensoras repudiamos y condenamos este nuevo crimen contra una defensora en Guatemala, el cual se suma a los 13 que tenemos documentados desde 2012. Nos preocupa especialmente que al igual que en otros casos de defensoras de la tierra y el territorio en la región, como el paradigmático de Berta Cáceres en Honduras, el asesinato de la defensora se produce tras haber pasado por un proceso de criminalización acompañado de campañas de estigmatización y difamación.

Nos solidarizamos con la familia de Laura Leonor Vásquez y exigimos al Estado guatemalteco que investigue debídamente los hechos para dar con los responsables materiales e intelectuales de este crimen, así como que garantice la seguridad y protección de la familia de la defensora.

Finalmente hacemos un llamado a las organizaciones e instancias internacionales para que expresen su condena al crimen y se unan a la exigencia de que no quede en la impunidad.

—-

https://www.servindi.org/actualidad-noticias/19/01/2017/asesinan-la-ecologista-laura-vasquez

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: