MENSAJES PARA NIÑOS/AS: Título: ¡Sorpresa al amanecer!Tema: La resurrección (Mañana de Resurrección – Año C).


SERMÓN DE LA SEMANA Objeto: Ninguno es necesario.Escritura: “El primer día de la semana, muy de mañana, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena fue al sepulcro y vio que habían quitado la piedra que cubría la entrada” (Juan 20:1- NVI).La vida está llena de sorpresas, algunas buenas y otras no tan buenas. Quizás hayas tenido una fiesta de cumpleaños de sorpresa. Esa es una buena sorpresa. Un día, caminando por mi vecindario, al mirar hacia abajo, vi un billete de veinte dólares. Eso es una tremenda sorpresa. ¡Recuerdo una Navidad cuando abrí uno de mis regalos para ver que eran pijamas cuando esperaba una patineta! Esa no fue una buena sorpresa.Algunas veces lo que parece ser una no tan buena sorpresa llega a ser la sorpresa más maravillosa que puedas imaginarte. Eso fue lo que le sucedió a María Magdalena en la lección bíblica de hoy.Jesús había sido crucificado el viernes y su cuerpo puesto en una tumba. Temprano el siguiente domingo, mientras todavía estaba oscuro, María Magdalena fue a visitar la tumba y encontró que la piedra que la tapaba había sido removida. Estaba sorprendida y molesta. Corrió y se encontró a Simón Pedro y otro de los seguidores de Jesús. “Se han llevado del sepulcro el cuerpo de nuestro Señor y no sé dónde lo han puesto.”Pedro y el otro discípulo corrieron rápidamente hacia la tumba. El otro discípulo llegó primero y se inclinó para mirar dentro la tumba. Todo lo que vio fueron pedazos de tela enrollados allí. Pedro llegó luego y entró a la tumba. Efectivamente, Jesús no estaba allí.María estaba cerca de la tumba llorando. Mientras lloraba, miraba hacia la tumba y vio a dos ángeles sentados vestidos en ropas blancas, uno a la cabecera y otro a los pies de donde el cuerpo de Jesús había estado. Ellos le preguntaron: “Mujer, ¿por qué lloras?”“Alguien se ha llevado a mi Señor,” dijo, “y no sé dónde le han puesto.” Después de decir esto, se giró y vio a Jesús allí, pero no lo reconoció. Jesús le dijo: “Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?”Pensando que era el hortelano, María le respondió: “Señor, si te lo llevaste, dime dónde lo pusiste para buscarle y cuidarle.Jesús le dijo: “María”.Cuando escuchó a Jesús llamarle, lo miró y le dijo: “¡Raboni!, que quiere decir Maestro en hebreoEntonces Jesús le dijo a María: No me toques porque aún no he subido a mi Padre, mas ve a mis hermanos, y diles: ‘Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.’” Así que María fue y les dijo a los discípulos que había visto a Jesús y les dijo a todos lo que Jesús le había dicho.Cuando María encontró la tumba vacía, ella se sorprendió, peno no estaba feliz, pensando que su cuerpo había sido robado. Cuando María vio a Jesús, se sorprendió, pero estaba feliz sabiendo que estaba vivo. Sí, la vida está llena de sorpresas.Padre nuestro, estamos agradecidos por esta gloriosa celebración de Jesús nuestro Señor y Salvador. No estamos sorprendidos de que la tumba estuviera vacía, pues Él ha resucitado, tal como dijo que haría. En su nombre oramos. Amén.
ACTIVIDADES ACTIVIDADES GRUPALES INTERACTIVASPÁGINA PARA COLOREARCRUCIGRAMALABERINTOSOPA DE LETRASBOLETÍN PARA NIÑOS
IMPRIMIR Y MENSAJES ALTERNATIVOS Impresión amistosa:. “¡Sorpresa al amanecer!”Otro sermón para Pascua:. “El caso de la tumba vacía”

http://www.sermons4kids.com

MEDITACIÓN PARA EL DOMINGO DE RAMOS.


 14 de abril de 2019

Una carne mortal fue asesinada,

pero con la muerte la muerte fue asesinada,

Y nos ofrecieron un testimonio de paciencia.

y presentó una prueba temprana,

Como modelo de nuestra resurrección .

San Agustín

reconocerse en una historia

Una historia para reconocerse.

Leer lo que se mueve en nuestros corazones es una tarea difícil: a menudo no tenemos el coraje, tal vez ni siquiera logramos soportar su peso. Sin embargo, a veces nos encontramos con situaciones que nos revelan historias en las que podemos revisar nuestra historia. Es más fácil reconocerse en los eventos de otra persona que juzgar nuestras acciones directamente: ver similitudes con otra historia es mucho más soportable que hablar directamente sobre nosotros mismos.

La historia de la pasión de Jesús nos permite releer nuestra vida. Es un texto en el que podemos encontrar la dinámica del corazón humano.

La historia de Lucas, en particular, tiene lugar en el transcurso de una noche: pasamos de la tarde de la cena, a la noche de oración angustiosa, traición y condena, hasta que aparecen las luces del sábado. Es la noche que atraviesa cada corazón, aunque no siempre es posible ver las luces de la mañana.

Pero aún más sorprendente es que estas dinámicas humanas son atravesadas por Dios: Jesús está dentro de esta humanidad hasta el punto de ser abrumado por ella. Dios y el hombre son amasados ​​en la misma historia.

Al releer este texto, puedo preguntarme cómo está pasando Dios por mi vida .

encuentra tu camino de regreso

Encuentra el camino de regreso

Volviendo sobre el camino de la pasión significa, para Lucas, encontrar el camino de regreso a la casa del Padre. El que recorre esta historia, releyendo su propia vida, es el hijo menor de la parábola que continúa buscando el camino a la casa del Padre: en la muerte de Jesús, el velo del templo se rompe, la casa de Dios se abre permanentemente, no Ya no es una puerta que se pueda cerrar.

En la historia de Lucas, el hijo que se perdió y está buscando el camino de regreso a la casa del Padre es, ante todo, Pedro.

A través de sus ojos, nosotros también podemos desandar ese camino. Peter es el hijo que le dice a su padre que irá a trabajar a la viña, pero luego no lo hizo: “Señor, estoy listo para ir a la cárcel y a la muerte” … “No lo conozco … No estoy … No sé eso lo que dices ».

espejo

Situaciones que nos revelan.

Sin eso lo queremos, la vida nos pone frente a preguntas que no podemos evitar. Pasamos por casualidad en situaciones que nos hacen salir como realmente somos, que sacamos lo que realmente llevamos en nuestros corazones: Pietro se había acercado a un fuego para calentarse, y en su lugar encontró una luz que lo revelaba.

Como el hijo menor tuvo que experimentar el hambre de los afectos, así que Peter debe experimentar el llanto, tendrá que encontrarse con su amigo traicionado con los ojos llenos de lágrimas. Las lágrimas nos permiten ver el mundo desde otra perspectiva que ya no es la del poder, la ilusión y la audacia, sino la de la humillación, la fragilidad y la necesidad.

Pedro tendrá que volver a la última posición para aprender de aquellos que, de manera anónima y, a veces, inconsciente, son los verdaderos discípulos: el hombre que lleva la cruz sin haberla elegido, Simón de Cirene, quien silenciosamente, sin darse cuenta, ayuda a Dios. para completar su viaje; las hijas de Jerusalén que nunca se separan del novio, sino que lo siguen incluso cuando el novio ha perdido su belleza y su vigor; Peter incluso debe aprender de un malhechor, que reconoce su propia culpa frente a la cruz y se deja llevar a casa.

quien es el mas grande

En juegos de poder

Pedro es el hombre que se encuentra en medio de los juegos de poder: mientras Jesús habla de alianza, de amistad, de reconstrucción de relaciones, los discípulos hablan de lujuria por la victoria (es la palabra griega que en el texto traduce la disputa entre Discípulos), pelear, discutir, buscar el poder. Después de todo, incluso si seguían a Jesús, nunca dejaban de pensar en el poder, el éxito, la autoafirmación. Quién sabe cuánto tiempo estuvieron escondidas esas dos espadas. Después de todo, nunca confiaron completamente en Jesús, pero siempre mantuvieron a un lado su solución humana. ¿Estamos realmente dispuestos a renunciar a las espadas que mantenemos a un lado?

para conciliar el sueño

¿De qué tenemos hambre?

Al igual que el hijo menor, Pedro también debe volver a tener hambre: así como el Padre dividió las sustancias entre sus hijos, Jesús comparte su cuerpo entre sus amigos. Pero no es suficiente para Pedro. Él tiene un corazón pesado. Se queda dormido Se pierde en un jardín. Se pierde porque ni siquiera sabe lo que está buscando. Su verdadero pan es su amigo, pero aún no lo ha entendido.

Cuando el hijo menor se pegó a los cerdos de un maestro, Pietro se pegó al fuego de un patio, pero allí mismo, en el momento más profundo de su perdición y en la distancia de su amigo, descubrió de qué estaba realmente hambriento. Sólo entonces podrá reanudar su viaje a casa.

Leer adentro

– ¿Cómo lee la historia de la pasión lo que está sucediendo en tu corazón en este momento de tu vida?

¿Qué puedes hacer para encontrar el camino de regreso a la casa del Padre?

Versión original en http://www.clerus.va

MENSAJE PARA LOS NIÑOS/AS: SERMÓN DE LA SEMANA Título: El desfile de alabanzaTema: La entrada de Jesús a Jerusalén. Domingo de Ramos


Objetos: Kazoos, tambores, triángulos, instrumentos musicales, banderas o cualquier cosa que le dé ánimo a un desfile.Escritura: “Al acercarse él a la bajada del monte de los Olivos, todos los discípulos se entusiasmaron y comenzaron a alabar a Dios por tantos milagros que habían visto. Gritaban: ‘¡Bendito el Rey que viene en el nombre del Señor! ¡Paz en el cielo y gloria en las alturas!’” Lucas 19:37-38 (NVI).¿Sabes qué vamos a hacer esta mañana? Vamos a tener un desfile. (Pase los instrumentos mientras continua.) Así es, ¡un desfile! He traído muchos instrumentos, cosas que hacen ruido y banderas suficientes para todos. Veamos, ¿cómo llamaremos nuestra parada? Ya sé, le llamaremos El desfile de la alabanza. ¡Vamos a tener un desfile de la alabanza para Jesús! Si tienes un kazoo puedes tocar “Cristo ama a los niños.” ¡Va a ser un gran desfile! (Termine de entregar los instrumentos y dirija a los niños marchando alrededor del templo.) ¡Vamos!¡Tremendo! Eso fue excitante, ¿no? Pocas cosas hay tan excitante como un desfile. ¿Has participado en algún desfile alguna vez? Seguro que sí. Tal vez fue un desfile del circo, o uno en Navidad, pero estoy seguro de que has ido a uno. A veces el desfile es parte de una gran celebración. El desfile que hicimos hoy me recuerda de algo que ocurrió en la ciudad de Jerusalén alrededor de 2000 años atrás.Jesús y sus seguidores estaban viajando a la ciudad de Jerusalén. La ciudad iba a tener una celebración llamada la Pascua que duraba una semana. ¿Has estado en alguna fiesta que dure una semana? Bueno, mientras ellos caminaban, llegaron a un lugar llamado el Monte de los Olivos. Pararon allí y Jesús les dio unas instrucciones especiales a sus discípulos: “Vayan a la aldea de enfrente, y al entrar en ella van a encontrar un pollino (un burrito) amarrado, en el cual ningún hombre se ha montado jamás; desátenlo y tráiganlo. Y si alguien les pregunta: “¿Por qué lo desatan?” le responderán así: “Porque el Señor lo necesita.”Así que los discípulos fueron y encontraron al burrito según les había dicho Jesús. Y, cuando desataban el pollino, sus dueños les preguntaron: “¿Por qué desatáis el pollino?” Mmm. . . ¿Qué era lo que ellos tenían que decir? ¡Correcto! Ellos dijeron: “Porque el Señor lo necesita.”Los discípulos trajeron el burrito a Jesús; y echaron sus mantos sobre el pollino para que Jesús tuviera un asiento cómodo mientras iba por el pueblo. Rápidamente se regó la noticia de que Jesús vendría. Jesús tenía mucha fama porque la gente había oído que había sanado enfermos y aún resucitado a personas. Mientras Jesús entraba al pueblo se reunió una gran multitud. Y a su paso tendían sus mantos por el camino, frente a Jesús. Cortaban y tiraban ramas de las palmas y le saludaban diciendo: “¡Bendito el rey que viene en el nombre del Señor!”Parecería como un desfile al Jesús ir por las calles de Jerusalén y todas las personas mover sus manos y gritar. Aun siendo todo esto tan excitante, las personas realmente no sabían quién era Jesús. Ellos pensaban que él iba a establecer un reino terrenal y que haría grandes cosas para ellos aquí en la tierra. Ellos no entendían que su reino estaba en el cielo. Pocos días después esas mismas personas que estaban gritando: “¡Hosanna!”, gritarían “¡Crucifícale!” porque no era la clase de rey que ellos querían.Hoy, las Buenas Nuevas son que Jesús es Rey. Él es el Rey de reyes y Señor de señores. Estamos aquí para alabarlo y gritar: “¡Hosanna!” ¿Sabes lo que esa palabra significa? Quiere decir “Salvo ahora.” Por eso es que gritamos hosanna porque sólo Jesús salva, Él salva.Querido Padre, nuestras voces se unen con las voces del pueblo de Jerusalén de alrededor de dos mil años atrás. ¡Hosanna! Bendito el que viene en el nombre del Señor. Él es nuestra esperanza y nuestra salvación. En su nombre oramos. Amen.
ACTIVIDADES ACTIVIDADES GRUPALES INTERACTIVASPÁGINA PARA COLOREARCRUCIGRAMAESCOGEPALABRAS SECRETASSOPA DE LETRASBOLETÍN PARA NIÑOS
IMPRIMIR Y MENSAJES ALTERNATIVOS Impresión amistosa:. “El desfile de alabanza”Otro sermón de Lucas 19:28-40:. “Un concierto de rock”
Esperamos que este sermón y actividades les ayuden a ministrar a sus hijos. Oramos por ustedes para enseñar a sus hijos acerca de Jesús y su amor.Saludos cordiales,  
Sermons 4 Kids | info@sermons4kids.com | http://www.sermons4kids.com

MENSAJES PARA NIÑOS/ÑAS: Tema: Ámense los unos a los otros – aún a sus enemigos (Epifanía 7C)


 SERMÓN DE LA SEMANA Título: La regla de oroTema: Ámense los unos a los otros – aún a sus enemigos (Epifanía 7C).Objetos: Un corazón grande hecho de cartulinaEscritura: Traten a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes. Lucas 6:31 (NVI)¿En qué piensan cuando ven un corazón? (Enseñe el corazón). La mayoría de nosotros probablemente diríamos que cuando vemos un corazón, pensamos en amor. ¿A quién amas? ¿Amas a tus padres? ¿Amas a tu hermano o hermana? ¿Qué de tu mejor amigo? ¿Amas a tu maestro/a? Es fácil amar a esas personas porque ellos nos aman también.¿Hay algunos chicos/as que se portan mal contigo a la hora del recreo? ¿Ha habido alguno que haya dicho algo de ti que no es cierto? ¿Amas a esos muchachos/as? ¿Es que realmente se espera que amemos a personas que se portan mal con nosotros, que nos tratan mal y dicen cosas feas de nosotros? Bueno, escuchemos lo que Jesús dijo que debiéramos hacer.Un día Jesús estaba enseñando en un monte. Llamamos su lección de ese día “El sermón del monte”. En su sermón Jesús dijo algunas cosas que realmente sorprendieron a los que le estaban escuchando. “Ustedes han oído que deben amar al prójimo y odiar al enemigo”, dijo Jesús, “pero yo les digo: Amen a sus enemigos, y si algunos se están portando mal con ustedes, oren por ellos”.¿Por qué debemos amar a nuestros enemigos? Jesús les dijo que cuando amamos a nuestros enemigos, estamos comportándonos como hijos de Dios. Si sólo amamos a los que nos aman, ¿nos recompensará Dios por eso? Si sólo tratamos bien a nuestros amigos, ¿qué diferentes seremos de los demás? ¡Todos hacen eso!No es fácil el amar a nuestros enemigos, pero hay algunas buenas razones para hacerlo:  Demuestra el amor de Dios a los demás.  Es un buen ejemplo a seguir por otros.  Transforma a los enemigos en amigos.Padre amado, es fácil amar a aquellos que nos aman. Ayúdanos a amar nuestros enemigos para que ellos puedan saber que somos tus hijos. En el nombre de Jesús oramos. Amén.PÁGINAS PARA COLOREAR Y ACTIVIDADESACTIVIDADES GRUPALES INTGERACTIVASPÁGINA PARA COLOREARCRUCIGRAMACONECTE LOS PUNTOSPALABRAS SECRETASSOPA DE LETRASBOLETÍN PARA NIÑOSPÁGINAS PARA COLOREAR Y ACTIVIDADESImpresión amistosa: “La regla de oro”
Sermons 4 Kids | info@sermons4kids.com | http://www.sermons4kids.com

SERMONES PARA NIÑOS:Jesús fue rechazado en su pueblo


 
 SERMÓN DE LA SEMANA Título: Solo el hijo del carpinteroTema: Jesús fue rechazado en su pueblo. 4to domingo después de Epifanía, Año CObjeto: Uno de los niños servirá de “objeto” en esta lección.Escritura: “¿No es éste el hijo de José?” (Lucas 4:22b – NVI).Hoy voy a pedirle a uno de ustedes que me ayude a enseñar la lección. ¿Quién desea ser mi ayudante hoy? (Escoja un niño que sea bien conocido por los otros niños). Gracias Juan por ofrecerte a ser mi ayudante de hoy. Todos conocemos a Juan, ¿no es así? Puede ser que Juan esté en tu clase. ¿Hay alguien aquí que esté en la misma clase que Juan?  Algunos de ustedes conocen a Juan bastante bien. Les diré algunas cosas de él y ustedes me dirán si creen lo que estoy diciendo.A Juan le gusta el color rojo. ¿Creen que es cierto? Quizás no sabemos cuál es el color favorito de Juan, pero es ciertamente posible que le guste el color rojo.A Juan le gusta el mantecado. ¿Creen que esto es cierto? Claro, ¿a qué niño no le gusta el mantecado? A Juan le gustan los deportes. ¿Puede ser eso cierto? Claro que sí. A muchos niños y niñas le gustan los deportes así que es muy posible que a Juan le guste mucho.Hay algo que posiblemente ustedes no sepan. Juan tiene el poder de sanar cualquier enfermedad. ¿Crees que esto pudiera ser cierto? ¿No lo crees? ¿Por qué? Bueno conoces a Juan y es un chico común como tú. Vive en el mismo pueblo, van a la misma escuela y juegan en el mismo equipo de balompié. No hay manera de que tenga el poder de sanar, ¿verdad?En la época de Jesús, le era muy difícil a muchas personas creer algunas de las cosas que escuchaban acerca de él. Esto ocurría especialmente en el pueblo natal, Nazaret. Las personas habían escuchado acerca de los milagros que Jesús había hecho en Capernaúm y les era difícil saber cómo podrían ser ciertos. Después de todo, ¿no era el hijo de José? ¿Cómo podría ser que el hijo de un carpintero pudiera hacer todas esas cosas de las cuales se estaban enterando? Jesús les dijo: “Posiblemente me dirán este refrán: ‘Médico, cúrate a ti mismo; de tantas cosas que hemos oído que se han hecho en Capernaúm, haz también aquí en tu tierra.’ De cierto os digo que ningún profeta es acepto en su propia tierra”.Las personas en la sinagoga se enfurecieron. Se levantaron, le sacaron del pueblo y lo llevaron a la cumbre de un monte. Pero él pasó entre ellos y siguió su camino.¡Qué manera de tratar a un joven del pueblo! Parecía que no importaba lo que Jesús hiciera, no podía agradar a las personas de su pueblo. Me pregunto, ¿si tú y yo hubiéramos vivido en Nazaret en el tiempo de Jesús, lo hubiésemos tratado mejor, o hubiésemos sido parte de la gente que lo llevó al monte?Padre celestial, aun cuando otros rehúsen creer que Jesús tiene el poder de sanar y perdonar, ayúdanos a mantenernos fieles y verdaderos. En el nombre de Jesús, oramos. Amén.PÁGINAS PARA COLOREAR Y ACTIVIDADESActividades Grupales InteractivasPágina Para ColorearCrucigramaPalabras SecretasSopa De LetrasBoletín Para NiñosENLACES A LOS SERMONESImpresión amistosa: “Sólo el hijo del carpintero”Otra sermón para Lucas 4:31-30: “No hay lugar como el hogar”Otra sermón (Jeremías 1:7-8): “¡Sí, tú puedes!”
Sermons 4 Kids | info@sermons4kids.com | https://www.sermons4kids.com

Profeta: José Antonio Pagola


Lc 1, 1-4. 4, 14-21

En una aldea perdida de Galilea, llamada Nazaret, los vecinos del pueblo se reúnen en la sinagoga una mañana de sábado para escuchar la Palabra de Dios. Después de algunos años vividos buscando a Dios en el desierto, Jesús vuelve al pueblo en el que ha crecido.

La escena es de gran importancia para conocer a Jesús y entender bien su misión. Según el relato de Lucas, en esta aldea casi desconocida por todos, va a hacer Jesús su presentación como Profeta de Dios y va a exponer su programa aplicándose a sí mismo un texto del profeta Isaías.

Después de leer el texto, Jesús lo comenta con una sola frase: «Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír». Según Lucas, la gente «tenía los ojos clavados él». La atención de todos pasa del texto leído a la persona de Jesús. ¿Qué es lo que nosotros podemos descubrir hoy si fijamos nuestros ojos en él?

Jesús actúa movido por el Espíritu de Dios. La vida entera de Jesús está impulsada, conducida y orientada por el aliento, la fuerza y el amor de Dios. Creer en la divinidad de Jesús no es confesar teóricamente una fórmula dogmática elaborada por los concilios. Es ir descubriendo de manera concreta en sus palabras y en sus gestos, en su ternura y en su fuego, el Misterio último de la vida que los creyentes llamamos «Dios».

Jesús es Profeta de Dios. No ha sido ungido con aceite de oliva como se ungía a los reyes para transmitirles el poder de gobierno o a los sumos sacerdotes para investirlos de poder sacro. Ha sido «ungido» por el Espíritu de Dios. No viene a gobernar ni a regir. Es profeta de Dios dedicado a liberar la vida. Solo lo podremos seguir si aprendemos a vivir con su espíritu profético.

Jesús es Buena Noticia para los pobres. Su actuación es Buena Noticia para la clase social más marginada y desvalida: los más necesitados de oír algo bueno; los humillados y olvidados por todos. Nos empezamos a parecer a Jesús cuando nuestra vida, nuestra actuación y amor solidario puede ser captado por los pobres como algo bueno.

Jesús vive dedicado a liberar. Entregado a liberar al ser humano de toda clase de esclavitudes. La gente lo siente como liberador de sufrimientos, opresiones y abusos; los ciegos lo ven como luz que libera del sinsentido y la desesperanza; los pecadores lo reciben como gracia y perdón. Seguimos a Jesús cuando nos va liberando de todo lo que nos esclaviza, empequeñece o deshumaniza. Entonces creemos en él como Salvador que nos encamina hacia la Vida definitiva.

Jose antonio pagola

Fuente: http://www.feadulta.com

La obra de Dios es justicia entre los mortales.


Reflexión del Evangelio para el tercer domingo de Adviento.

Daniel duigou 
francia15 de diciembre de 2018

Tercer domingo de Adviento. (Foto: Pixabay)

Cuando Dios habla, necesitamos un mediador para traducir su palabra. Para Juan, el desierto es el lugar de la vocación y el Jordán es el sitio de su sermón.

Al amanecer de una nueva era, la suya es “la voz que grita en el desierto”. Él llama a la conversión, a un regreso a Dios. Él anuncia un posible futuro y la intervención de Dios en la historia de la humanidad. El deseo de Dios es el restablecimiento de la justicia; La justicia es la voluntad de Dios, y él escucha a los pobres entre nosotros.

Dios asoció a la humanidad con la creación de una nueva ciudad, la ciudad de Jerusalén. La vocación de la humanidad es erradicar la desigualdad; Dios promete salvación para todos, judíos y paganos por igual. Justicia significa respeto por los individuos, respeto por la dignidad de todos y cada uno. Juan se dirige a la multitud, todos los cuales vinieron a ser bautizados. La multitud estaba formada por hombres y mujeres que, ante todo, se encontraban en un estado de espera de futuro.

Es difícil no leer este pasaje del Evangelio sin pensar en la violencia extrema que tiene lugar en Francia y otros lugares. Es difícil no pensar en las peticiones y demandas de justicia social básica y una división más justa de los recursos de la sociedad. Los recaudadores de impuestos le preguntaron a John: “¿Y qué debemos hacer?” Esta es ahora la pregunta que también debemos responder.

La respuesta de Juan marca un nuevo tono que anuncia una nueva etapa en relación con Jesús. Juan no le dice a la gente que ayune o que ore, ni que se sacrifique. Lo que les pide es justicia. El que no trabaja para establecer la justicia no es menos pecador que el ladrón.

La comida y la ropa son las necesidades muy básicas en nuestras vidas. Para cumplir con el mandamiento del amor, debemos asegurarnos de que nadie sufra por falta de estas cosas básicas. Nótese que en la respuesta de Juan, él no idealiza la pobreza y no hace juicios morales. Existe, sin embargo, un imperativo ético para la justicia. Para él, esto consiste en compartir sin privarse de uno mismo y no pedir más de lo necesario o razonable, como diríamos hoy. Necesitamos pedir simplemente lo que es “justo” para respetar a cada persona en carne y hueso. Definir lo que es “justo” depende del proceso político que involucre a los delegados elegidos y a los ciudadanos en un diálogo significativo.

Ya, John trae el anuncio de la Buena Nueva, la imposibilidad de llegar a ser posible: “alguien que es más poderoso que vendré”. El Dios de la Biblia es el que se convierte en hombre, abriendo así un nuevo futuro radical para todos los hombres y mujeres para apoderarse. Juan llama al Espíritu, cuyo símbolo es el fuego.

Nuevamente, en sus palabras, no encontramos un juicio moral, sino más bien una declaración de hechos directa, basada mucho en el mundo real. Juan dice que “el que vendrá” separará a las personas de acuerdo con sus actos, no según sus palabras y promesas, sino su participación y acciones hacia la justicia entre las personas. Aquí es donde aparece la imagen de la horquilla de separación, separando el trigo de la paja. Para nosotros, el tiempo de cosecha está cerca.

Corresponde a los individuos escuchar, a través de las palabras de Cristo, el llamado de Dios a formar parte de la sociedad de una manera real, a participar en la vida de una manera que significa que podemos realizar plenamente nuestras verdades. Tenemos que entender nuestro lugar como individuos y como parte del colectivo a través de nuestra relación con el otro y, por lo tanto, con Dios. Depende de cada uno de nosotros escuchar el llamado de las bienaventuranzas. Es parte de nuestras identidades, no de ninguna manera imaginaria, sino de una manera que es totalmente concreta.

Convertirse en parte de la humanidad y abrazar las propias responsabilidades como ciudadano es participar en la vida con nuestros conciudadanos, participar en la vida real que se relaciona con los demás y, al hacerlo, convertirse en hijos de Dios, el Padre de toda la humanidad. Más que nunca, en este mundo que estamos construyendo, nadie puede quedarse atrás; Todos nosotros debemos tener un lugar en el centro de la sociedad del mañana.

https://international.la-croix.com/news/gods-work-is-justice-among-mortals/9079?utm_source=Newsletter&utm_medium=e-mail&u

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: