FE Y VIDA: Olga Vélez


La hermenéutica o interpretación del texto bíblico
 

 

Como se ha dicho tantas veces, la Palabra de Dios requiere ser interpretada para poderla entender en su contexto, no haciéndole decir lo que no dice, y develando todo el mensaje profético que encierra. Esto no es propio de la Biblia sino de toda realidad humana porque dependiendo del tiempo, del lugar, de las circunstancias, todo toma un significado propio que necesitamos indagar bien, para evitar malos entendidos. Basta tomar como ejemplo, las sorpresas que nos llevamos cuando vamos de una región de Colombia a otra, o de un país a otro y vemos cómo las mismas palabras significan distinto y las costumbres obvias en un lugar son, muchas veces, totalmente diferentes en otros.

 

Pues bien, la tarea de interpretar la realidad y, por lo tanto, la Sagrada Escritura, supone mucha dedicación, esfuerzo e interés. Esta tarea se llama “hermenéutica”, palabra tomada del Dios griego Hermes, experto en el arte de interpretar los misterios ocultos. La teología se considera una ciencia hermenéutica porque su tarea es interpretar la revelación divina presente en la historia, en los signos de los tiempos y consignada, de modo privilegiado, en la Sagrada Escritura. Continuamente, por tanto, hay que preguntarse qué significa ese texto, en qué contexto se escribió, a qué situación respondía, cómo se entendían las palabras y los ejemplos usados en el texto sagrado en el tiempo que se escribieron, etc. Además, hoy en día también se está hablando de “hermenéutica de la sospecha” o de la “hermenéutica de la experiencia” o de la “hermenéutica de la imaginación” o “hermenéutica del recuerdo” y, de muchas otras clases de hermenéutica, que a veces sorprenden a quienes escuchan esos términos y hasta “escandalizan” porque cómo vamos a “sospechar” de la interpretación del texto sagrado hecha por personas que se consideran autoridad eclesiástica.

 

Aclaremos entonces, brevemente, cómo entender esas hermenéuticas que se van empleando cada vez más. A la raíz de esas propuestas está el asumir que las interpretaciones no son “neutras” porque siempre vienen mediadas por los intereses de quien realiza esa interpretación. Por eso, aunque el objeto de interpretación sea el texto sagrado, no está exento de intereses personales, grupales o institucionales y de ideologías sexistas, racistas, culturales o religiosas, de los que lo interpretan. Por tanto, lo que pretenden hermenéuticas como las de la sospecha o de la imaginación es develar estos intereses que muchas veces han favorecido posturas de dominación o han defendido puntos de vista que no son realmente evangélicos. Los resultados de ese trabajo incomodan a algunos (normalmente los que gozan de privilegios o de poder gracias a determinada interpretación de un texto) y, por eso, es un trabajo difícil, pero es una exigencia ética y religiosa que no se puede dejar de lado, si se quiere vivir en fidelidad al evangelio y pretende mantener el profetismo propio del evangelio.

 

Para la realidad de la mujer, por ejemplo, esas hermenéuticas han permitido recuperar su presencia en los textos bíblicos, darnos cuenta del papel que cumplieron en los orígenes cristianos, de su actitud mucho más proactiva en la dinámica evangelizadora de los inicios o de los ministerios que ejercieron, entre muchas otras realidades. Porque “sospechar” que puede haber otras interpretaciones, “imaginar” que las situaciones pudieron ser distintas, “recordar” la presencia de las mujeres en los orígenes del cristianismo, “experimentar” la situación existencial de quienes sufren las discriminaciones, da unos “ojos” más claros para ver y una mente más “abierta” para interpretar el sentido profundo del texto bíblico. Y así podríamos hablar de muchas otras realidades con las que hoy nos confrontamos que reclaman una interpretación mucho más integral del texto bíblico de manera que encuentren también en éste, lugar y posibilidad de vivirse por muy nuevas, audaces o distintas que parezcan.

 

Hay que orar mucho el texto bíblico para que cambie nuestro corazón pero hay que interpretarlo bien para que esa oración nos haga cada vez más abiertos, comprometidos, audaces y profetas en tiempos como estos, donde la centralidad del ser humano es innegable y el reconocimiento de todos sus derechos es inseparable del seguimiento fiel a Jesucristo.
Foto tomada de:
https://evangelizadorasdelosapostoles.files.wordpress.com/2017/09/80e33-bk_labiblia2-lg.jpg
ESPIRITUALIDAD Y VIDA – Olga Vélez.

Hermenéutica desde la mujer: Carmiña Navia


CarmiNa Navia 1

La hermenéutica afirma que los textos hablan en la medida en que responden a las preguntas que le plantea el lector. La herencia sociocultural que arrastramos hace que la mirada de la mujer sea distinta a la del varón y por lo tanto, las preguntas que las mujeres plantean en la lectura de la Biblia son diferentes a las que han venido planteando los varones durante más de veinte siglos.

http://www.feadulta.com/es/effa/84-proyecat/4062-proyecol10.html

Esperanza apocalíptica


caballos-apocalipsis

La esperanza, común a todos los seres humanos de buena voluntad, y prometida a los cristianos de que algún día habrá un mundo de paz y de justicia, debería unir en vez de separar, mas allá del cómo y del cuándo. La Escatología, sin embargo; ha sido uno de los temas que más divisiones ha generado en el Cristianismo de todas las épocas.

Dicha discusión ha servido no solo para producir conflictos entre personas sino dentro de ellas. Hay quienes viven angustiados por el temor de morir en un holocausto nuclear o de ser decapitados por el Anticristo. Tenemos que admitir que lo que fue dado originalmente como un mensaje de esperanza para fortalecer a una comunidad de cristianos perseguidos y martirizados durante el primer siglo, se ha usado en cambio, para infundir todo lo contrario: miedo e incertidumbre.

Pero al mismo tiempo, no es posible descartar que los cristianos de hoy y del futuro podamos enfrentar pruebas similares; ya muchos las enfrentan incluso en una proporción mayor. Por eso restringir el mensaje apocalíptico al pasado no termina de cumplir el propósito del mismo.

En otros escritos he propuesto que todas las escuelas de interpretación de Apocalipsis pueden armonizarse en alguna medida. Aquellos que hace 2 mil años tuvieron el valor de enfrentarse a un Imperio y denunciar sus abusos, experimentaron cárcel y muerte a manos de un Anticristo llamado Nerón que se autoproclamaba divino redentor del mundo.

¿No sucede acaso lo mismo hoy? Hasta se sigue usando el mismo emblema del águila imperial. ¿Cuánto ha cambiado en realidad? El capitulo 6 de Apocalipsis describe 4 jinetes que han inspirado numerosos guiones de películas y novelas. Pero si los meditamos, descubriremos que siguen una secuencia lógica.

A lo largo de la historia, siempre ha aparecido un líder que anuncia la paz: es el jinete del caballo blanco. Los emperadores romanos del Primer siglo proclamaban la “Pax Romana” cuando invadían y conquistaban un territorio. Pero eventualmente, a la paz le seguía la guerra, que es el caballo rojo. Si hay guerra, hay hambre, que es el caballo negro cuyo jinete lleva una balanza en la mano describiendo precios privativos para productos de primera necesidad, como el aceite y el vino. Y si hay guerra y hambre, entonces por supuesto; llega el caballo amarillo que representa la muerte. Si hay muerte, entonces se abre el quinto sello que son almas clamando por justicia.


 


Es mi humilde y personal opinión que futuristas, historicistas y preteristas están equivocados y a la vez todos tienen razón. Negar que este patrón de acontecimientos ya sucedió con Nerón, es irreal, contrario a la evidencia histórica. Pero negar que se pueda repetir en el futuro es demasiado optimista.

Negar que se ha estado repitiendo a través de toda la historia de la humanidad, es de hecho; desconocer la historia. ¿Habrá un Anticristo futuro semejante a Nerón, alguien que se crea Dios con la potestad de dar y quitar la vida? , ¿Alguien lo suficientemente opresor y corrupto como para sembrar el caos y la destrucción a su paso? En muchos lugares del mundo ya lo hay. ¿Lo habrá en el mundo entero?

Tal vez incluso ya exista y esté trayendo desolación, hambre y desigualdad dondequiera que va. ¿Habrá un individuo especifico que tome el oficio de dictador mundial?, ¿Puedo asegurarles que no, aun mas aya de la exégesis bíblica?, ¿Puede alguien asegurar que no desde cualquier otro punto de vista sociológico o político?

No importa lo que pase, el mensaje de Apocalipsis nos sigue dando fe, esperanza, apoyo, fortaleza y valor ante cualquier situación, como lo hizo con los primeros cristianos. Ellos fueron los testigos mas elocuentes de la verdad de las palabras de Pablo: ” ¿Quién nos separará del amor de Cristo: tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o peligro, o desnudez o espada? Es Jesucristo a quien cuya prédica revolucionaria pero pacífica en defensa de los pobres y oprimidos, le costo la vida; quien debe animar a los cristianos a permanecer firmes en medio de cualquier Apocalipsis; sea del pasado, del presente o del futuro.

julioPor Julio Álvarez Rivera
Teólogo – Profesor
Facebook

Hermenéutica feminista: Cristina Conti



Introducción

Dios es inmutable, nunca cambia. Se ha revelado siempre de la misma manera, es decir, en los acontecimientos y dirigiendo la historia de la salvación. Esos acontecimientos adquieren un significado especial recién después de un tiempo, y cuando, a la luz de la fe, llegamos a descubrir a Dios en ellos. Lo mismo ocurre con las experiencias del pueblo de Israel y de los primeros cristianos, es decir, con los acontecimientos que están registrados en la Biblia.

Cuando la fe descubre a Dios detrás del acontecimiento en el que se ha revelado, ese acontecimiento se carga de significación y es entendido como fundante del presente. Se comprende su sentido a la luz de las nuevas situaciones, es decir, se lo comprende hermenéuticamente. (1)

Este acontecimiento, cargado de significación, es contado a otras personas por los que lo vivieron, así se convierte en palabra oral, y con el tiempo, puede llegar a constituirse en una tradición oral. Esta, a su vez, es releída hermenéuticamente (a la luz de nuevas situaciones). El proceso -iluminado siempre por la fe- se repite una y otra vez, hasta que la palabra o tradición oral se convierte en palabra escrita (tradición escrita). El proceso de relecturas se repite, a la luz de la fe y de las nuevas situaciones, hasta que llegamos a la redacción final de los libros de la Biblia. El próximo paso es la fijación de un canon, es decir, una lista inamovible de escritos considerados por el grupo como sagrados. Ya no es posible cambiar ni los escritos ni el canon, pero siempre es posible releer los escritos (sin hacerles cambios( a la luz de la fe y de las nuevas situaciones. La Biblia es el producto de un largo proceso hermenéutico que se puede ilustrar con el siguiente esquema:
-acontecimiento
-significación (por la fe)
-palabra oral
-relecturas hermanéuticas (por la fe)
-palabra escrita
-relecturas hermanéuticas (por la fe)
-redacción final
-canon
-relecturas hermanéuticas (por la fe)

El estudio del sentido del texto para nosotros hoy, se conoce como hermenéutica (del griego hermeneuo = interpretar, este verbo a su vez viene de Hermes, el mensajero de los dioses en la mitología griega).

La precomprensión son los «lentes» a través de los cuales miramos e interpretamos la vida y todas las cosas. Se van formando (y transformando) a lo largo de nuestra vida por medio de las experiencias, la edad, la educación, las creencias, la cultura circundante, etc. Todos usamos «lentes», incluso los autores bíblicos. (2)

La hermenéutica implica ver el texto a través de nuestros «lentes». Partimos de la realidad de hoy para ir al texto con nuestras preguntas y preocupaciones y volver de él con respuestas. Se establece un diálogo, una verdadera circulación entre el texto y el lector, que se conoce como el círculo hermenéutico. Algunos exégetas dicen que se trata más bien de una espiral hermenéutica, ya que vamos creciendo con las respuestas que el texto nos da, de modo que la próxima vez que vamos a él, nuestras preguntas ya no son las mismas, sino que se han enriquecido con los aportes del texto.

La relectura hermenéutica explora la reserva de sentido del texto, es decir, el sentido que -gracias a la polisemia (la pluralidad de significados) de los textos y de los acontecimientos que éstos relatan- está en los textos, pero sólo sale a luz cuando se los lee desde una perspectiva diferente.

Ejemplo: «Los cantos del Siervo» de Is 42, 1-7; 49, 1-9a; 50, 4-11; 52, 13-53, 12.

Durante el exilio en Babilonia, cuando los Cantos fueron escritos, el «Siervo» era el grupo de judíos exiliados. Posteriormente, en la época en que Jerusalén estaba bajo el dominio griego, el «Siervo» era el pueblo judío oprimido en su propia tierra. Los primeros cristianos identificaron al «Siervo» con Jesús.

Toda lectura es una producción de sentido. (3) No existe una lectura neutral; ni siquiera una traducción es neutral. La condición para que una relectura sea válida como Palabra de Dios es que esté en consonancia con la totalidad de la Biblia y con la personalidad de Dios. Por lo tanto, las únicas relecturas válidas son las que hacen del texto un mensaje de salvación, liberación y amor, porque así es el mensaje de la Biblia como un todo y porque «Dios es amor» (1 Jn 4, 8), y es también Salvador y liberador.

La perspectiva de la mujer

A. Teología feminista

«Se puede considerar el feminismo como un movimiento profético contemporáneo que anuncia el juicio del patriarcado… y hace un llamamiento al arrepentimiento y al cambio». (4)

La teología desde la perspectiva de la mujer (o teología feminista) es una forma de teología de la liberación, porque es una teología hecha desde un contexto de opresión. Es lo que se conoce como una teología contextual, es decir, una teología que está comprometida con un contexto y reflexiona a partir de la experiencia (como la teología negra de EEUU, la teología africana, la asiática o la latinoamericana, entre otras). Pero, como dice una teóloga uruguaya, la teología desde la mujer es la más inclusiva de todas las teologías contextuales, porque la opresión de la mujer aparece en todos los contextos sociales y culturales. (5)

Las teologías contextuales han sido acusadas de subjetividad. Pero la objetividad es imposible. No se da ni en la historia (según el revisionismo histórico), ni siquiera en las ciencias (según epistemólogos como Popper, Kuhn y otros). Mucho menos podrá hablarse de objetividad en la teología o en la interpretación bíblica, como tampoco en la redacción de las Escrituras. Por más objetivo que un estudioso intente ser, su precomprensión y su ideología (aunque no sea consciente de ellas) van a determinar todos los pasos de su trabajo, desde la selección de los datos hasta las conclusiones.

En realidad, la polémica sobre la objetividad y la subjetividad no es más que una forma de presión ideológica en defensa de la perspectiva dominante. (6) Toda teología (conscientemente o no) es contextual. Nadie escribe, interpreta o hace teología desde un vacío ideológico, los escritores de la Biblia tampoco.

B. Lectura de la Biblia desde la perspectiva de la mujer

La Biblia es el testimonio de la revelación y no debemos confundirla con la revelación misma que, como hemos visto, se da en los acontecimientos. Los escritos canónicos son el resultado de un largo proceso de relecturas hermenéuticas hechas desde diferentes contextos y a través de diferentes «lentes». Todo este proceso ha hecho que el testimonio de la revelación difiera bastante de aquellos acontecimientos originarios en los que Dios se reveló.

Como dice Letty Russell, «la palabra de Dios no es idéntica a los textos bíblicos». Estos se experimentan como palabra de Dios «cuando son escuchados en comunidades de fe y lucha como un testimonio del amor de Dios al mundo». (7)

Las Escrituras no son transcripciones objetivas de los hechos, sino escritos que han sido elaborados de acuerdo con objetivos teológicos y prácticos. La mayoría de la información sobre las mujeres es irrecuperable porque el proceso androcéntrico de selección y redacción consideró esos datos como poco importantes o amenazadores. (8)

Los textos bíblicos son patriarcales. Las interpretaciones de esos textos también son, con honrosas excepciones, patriarcales. Las mujeres han sido marginadas en la Biblia, en la interpretación y en la tradición. Todo esto ha llevado a la opresión de las mujeres cristianas en las iglesias y en la sociedad (familia, estudio, trabajo, etc.). Por esta razón la hermenéutica feminista no debe dejarse limitar por las interpretaciones anteriores ni por la tradición. Debe usar la sospecha como método con respecto a ambas y aun a la propia Biblia.

Las Escrituras necesitan ser liberadas no sólo de las interpretaciones androcéntricas tradicionales, «sino también de la tendencia patriarcal de los propios textos». (9)

Se necesitan intuiciones inéditas ahora que la conciencia creciente de mujeres y personas en el Tercer Mundo o en otras circunstancias de opresión las lleva a poner en tela de juicio las interpretaciones bíblicas consagradas que refuerzan el dominio patriarcal. Desde esta perspectiva la Biblia necesita ser liberada de su cautividad en una interpretación masculina parcial, blanca y de clase media. Hay que liberarla de las interpretaciones privatizadoras y espiritualizadoras que desestiman el interés de Dios por la justicia, la integridad humana y la responsabilidad ecológica; es necesario liberarla de las interpretaciones abstractas y doctrinales que separan el relato bíblico de su contexto sociopolítico concreto a fin de transformarlo en verdad intemporal. (10)

1. La Biblia, según las teólogas feministas

Hay una gran variedad de opiniones con respecto a la Biblia en la teología feminista. Básicamente pueden dividirse en dos grandes grupos (aunque realmente se pueden encontrar dentro de éstos varios subgrupos):

«Las feministas radicales, que se declaran a sí mismas postcristianas, ven la Biblia como un instrumento de opresión para las mujeres, y por tanto, la rechazan de plano.

Las feministas reformistas, que, aunque reconocen que la Biblia es un libro patriarcal, creen que tiene una veta liberadora. Siguen considerando a la Biblia como el escrito básico del cristianismo (y del judaísmo), y no están dispuestas a permitir que sólo sea usada por los que la convierten en un instrumento de opresión». (11)

La teología de Elisabeth Schüssler Fiorenza -tal vez la biblista más creativa e influyente dentro del movimiento feminista- está en la línea de las teologías de la liberación, que critican el status quo y se elaboran a partir de experiencias de opresión. Ella dice que la experiencia de opresión de las mujeres es el centro y la norma para evaluar tanto las teologías de la liberación, como también la tradición y aun la Biblia misma. (12) Le hermenéutica feminista tiene que «someter a crítica la autoridad bíblica de los textos patriarcales y analizar cómo se usa la Biblia como arma contra las mujeres en nuestras luchas por la liberación». (13) Solamente las tradiciones de la Biblia y de la interpretación bíblica que no sean sexistas o androcéntricas tienen «la autoridad teológica de la revelación si es que la Biblia no ha de continuar siendo una herramienta para la opresión de las mujeres». (14) El compromiso de las teólogas feministas no debe ser con la Biblia como un todo, sino con la palabra de Dios liberadora que se articula en los escritos bíblicos. (15) Puesto que para las mujeres cristianas y judías las Escrituras siguen siendo una fuente de inspiración e identidad, las feministas no pueden dejar la Biblia de lado y pretender que son solidarias con todas las mujeres. (16)

Las feministas reformistas despliegan diversas estrategias para acercarse a la Biblia. Las principales son: (17)

1) Apologética: afirma que la Biblia, interpretada correctamente, autoriza o alienta la liberación de la mujer. La hermenéutica feminista apologética se centra en los pasajes clave sobre las mujeres reivindicando la autoridad de la Biblia en favor de la igualdad.

2) Canon feminista: identifica un canon dentro del canon, un principio central como clave hermenéutica que hace posible encontrar en la Biblia una veta liberadora. (18)

3) La «iglesia de las mujeres»: como espacio democrático de interpretación cuya autoridad deriva de la experiencia de la presencia de Dios en las luchas de las mujeres -y otras no personas- por acabar con la dominación patriarcal.

La mayoría de las teólogas feministas cristianas se inscribe dentro de las dos primeras corrientes. La «iglesia de las mujeres» es una intuición de Schüssler Fiorenza. (19) Se trata de un concepto equivalente al de la «iglesia de los pobres» de la Teología de la Liberación. A pesar de su nombre «iglesia de las mujeres» (ekklesía gynaikôn), no está compuesta exclusivamente por mujeres sino también por todos aquellos varones que también son considerados por la sociedad y las iglesias patriarcales como no-personas. (20) Los varones blancos, educados y de clase media, que eligen no ser parte del patriarcalismo dominante y se solidarizan con la lucha de las mujeres y otras no-personas, también pueden pertenecer a la ekklesía. De hecho, para connotar esta realidad, Schüssler Fiorenza ha acuñado últimamente el término wo/men, un juego de palabras -intraducible al español- que une en uno solo los conceptos de «mujeres» (women) y «hombres» (men). (21)

La aproximación a los textos que hacen las feministas cristianas tiene básicamente tres diferentes enfoques: (22)

a. Usan los textos que tratan sobre mujeres para contrarrestar los textos usados contra las mujeres.

b. Estudian la Biblia en general para llegar a una perspectiva liberadora que ofrezca una crítica al patriarcado.

c. Analizan los textos sobre mujeres para aprender de las mujeres que vivieron en culturas patriarcales.

Estos enfoques representan opciones que no se excluyen mutuamente y pueden ser abordados en cualquier orden por la interpretación feminista.

La religión es uno de los factores principales que hacen a la identidad personal y dan significado a la vida de la mayoría de las mujeres, por lo tanto, el movimiento feminista no puede ignorar el factor religioso. (23)

2. Algunas claves hermenéuticas para una lectura feminista

•Leonardo Boff sostiene que la reivindicación de la mujer es un signo de los tiempos y que, por lo tanto, debemos leer la Biblia y la tradición a la luz de ese signo. (24)

•Según Elisabeth Schüssler Fiorenza, la experiencia de opresión y liberación de las mujeres es el punto de partida de la interpretación. Además hay que reconstruir, por medio de la hermenéutica de la sospecha, la historia del cristianismo primitivo, cuando la Iglesia era una comunidad igualitaria. (25)

•Rosemary Radford Ruether propone como clave hermenéutica lo que ella llama «el principio feminista crítico», es decir, la afirmación y promoción de la total humanidad de la mujer. Cualquier texto que no promueva a la mujer como un ser humano total no es mensaje de Dios. La esencia del cristianismo es el llamado profético a la liberación de toda opresión. (26)

•Margaret Farley desarrolla la intuición central del feminismo -que las mujeres son plenamente humanas- en dos principios subyacentes: (1) el principio de igualdad, es decir, que «mujeres y varones son plena e igualmente humanos y han de ser tratados como tales»; (2) el principio de reciprocidad, que explicita que los seres humanos «son por esencia tanto interdependientes como autónomos y libres». (27)

•Ofelia Ortega dice que la práctica profética de Jesús es la clave hermenéutica por excelencia. Seguir a Jesús implica superar los bloqueos culturales ideológicos y de discriminación de la mujer. (28)

•Mary Ann Tolbert propone explorar un enfoque bultmaniano: separar la esencia del mensaje de su expresión cultural. (29) Con la ayuda del análisis sociológico podemos identificar los elementos del texto que responden a la cultura de la época y extraer el verdadero mensaje (kerygma) del texto.

•Según Nancy Cardoso Pereira, las teorías de género nos ayudan a ver que los atributos asignados por una determinada sociedad a varones y mujeres no son más que una construcción social. Después de deconstruir esos roles, identidades, estereotipos, funciones y relaciones, se puede construir perfectamente sobre otras bases más igualitarias y humanas. (30)

•Otra clave es la intertextualidad, es decir las relaciones entre los diferentes libros de la Biblia. Las Escrituras como un todo tienen un mensaje coherente de amor y liberación. Al analizar los textos, tenemos que ver cómo encajan en el plan total de la Biblia.

Metodología de la hermenéutica feminista

Schüssler Fiorenza sostiene que la clave de un buen método de interpretación bíblica es que sea adecuado a los métodos históricocríticos contemporáneos y apropiado a la lucha de los oprimidos por su liberación. (31) Ella muestra, en dos trabajos publicados en 1984, cuatro aproximaciones básicas a los textos bíblicos: (32)

  1. Hermenéutica de la sospecha: necesaria a causa del androcentrismo de los textos y de su interpretación.

  2. Hermenéutica de la proclamación: juzga el uso de los textos como palabra de Dios.

  3. Hermenéutica de la memoria: busca recobrar el lugar de las mujeres en las tradiciones bíblicas.

  4. Hermenéutica de la imaginación creativa: expande esas tradiciones bíblicas por medio de la imaginación para que las mujeres actuales puedan, de alguna manera, experimentar las vivencias de las mujeres de la Biblia.

En un libro suyo escrito posteriormente (33) y también en una serie de conferencias dadas en 1996 en Buenos Aires, (34) Schüssler Fiorenza amplía esas aproximaciones en lo que ella llama «la danza de la interpretación». Se trata de una «danza» porque estos pasos no se ejecutan de una manera lineal, sino que se pasa libremente de uno a otro y se repiten una y otra vez como en una verdadera danza. Los movimientos de esa «danza» se contextualizan en un proceso de «concientización» (35) para reconocer las contradicciones de la sociedad, la cultura y la religión, creando así una conciencia crítica, con el objetivo de llevar a una praxis de solidaridad y a un compromiso con la lucha feminista por la emancipación. De modo que el surgimiento de la conciencia es el primer paso de esta «danza». El segundo paso es el análisis de las estructuras de opresión en la sociedad y en las iglesias. Esto nos introduce ya en la hermenéutica de la sospecha.

La primera y nunca concluida tarea de la hermenéutica de la sospecha es estudiar todo lo posible los aspectos patriarcales y destructores y los elementos opresores de la Biblia. Esta interpretación tiene que descubrir no sólo el lenguaje bíblico sexista, sino también el lenguaje opresor del racismo, del antijudaísmo, de la explotación, del colonialismo y del militarismo. La interpretación de la sospecha tiene que llamar al lenguaje del odio por su nombre y no hacer de él un misterio o justificarlo hábilmente. (36)

La hermenéutica de la sospecha no sólo debe aplicarse a los textos bíblicos y sus interpretaciones tradicionales, sino también a las mismas interpretaciones feministas. (37)

De aquí podemos pasar a otro de los pasos de la «danza»: la memoria histórica o la evaluación crítica y proclamación. Si elegimos este último, debemos evaluar los datos de la sospecha. Teniendo en cuenta que los textos opresores presentan a Dios como opresor, tenemos que decidir si podemos proclamar esos textos como palabra de Dios o como palabra de hombres. Por su parte, la hermenéutica de la memoria histórica permite reconstruir la historia del cristianismo primitivo como la de un discipulado de iguales. El paso siguiente es el de la imaginación creativa y ritualización, que nos permite imaginar un mundo diferente, recrear el texto de una forma liberadora y expresarlo en liturgias, dramatizaciones, pinturas u otros medios.

En el Primer Encuentro de Mujeres Biblistas, que tuvo lugar en Bogotá en Febrero de 1995, las biblistas reunidas especificaron dos pasos necesarios en una hermenéutica feminista de la liberación: deconstrucción y reconstrucción.

Partimos del presupuesto de que el texto está genéricamente construido, es decir, que es cautivo de intereses y relaciones asimétricas que subordinan a las mujeres y, por eso mismo, es necesario deconstruirlo… En el proceso de deconstrucción se recurre a otros elementos hermenéuticos, como a la intertextualidad (más datos en otros textos), intratextualidad (textos dentro del texto) y la extratextualidad (documentos extracanónicos: por ejemplo, evangelios gnósticos)… Se inicia entonces el proceso de reconstrucción, que sería, ante todo, la reformulación de los paradigmas de interpretación, más aún, la novedad de paradigmas que permitan otras conclusiones del mensaje o mensajes del texto. (38)

Algunas reglas metodológicas para la interpretación
• Partir siempre de nuestra experiencia como mujeres
oprimidas
no-personas
con los textos
las interpretaciones tradicionales
la tradición

  1. Analizar los textos siempre dentro de su contexto textual. Hay un viejo dicho muy acertado: «Un texto fuera de contexto es un pretexto».

  2. Analizar el contexto cultural de la época en que el texto fue escrito, tratando de descubrir las estructuras de opresión y las posibilidades de liberación.

  3. Analizar cuál era la función del texto dentro del grupo para el cual fue escrito.

  4. Tener en cuenta que los textos normativos tienden a mostrar las cosas como realidades, cuando realmente se trata de una «construcción de la realidad», como dice Jacob Neusner. (39)

Los textos normativos son prescriptivos; hablan de lo que debería ser, no de lo que es.

  1. Vigilar no solamente la inclinación patriarcal explícita, sino también las muestras más sutiles de androcentrismo en la cosmovisión implícita de los autores. (40)

  2. Hay que aplicar siempre la hermenéutica de la sospecha. (41) Este es el paso más importante. Los textos androcéntricos sirven a intereses patriarcales. Por eso debemos recurrir a la sospecha como método.
    •Sospecha sociológica: cómo es esa sociedad
    cómo son las relaciones de poder
    de género
    étnicas.
    •Sospecha ideológica: descubrir la ideología que sirve de marco
    ver si tal ideología es conservadora o progresista
    si el texto es cultural o contracultural
    cómo son las identidades
    de varones y mujeres
    si hay estereotipos (o arquetipos)
    analizar el lenguaje masculino, que no es genérico
    cómo es la teología del autor
    • Sospecha hermenéutica: respecto de las interpretaciones tradicionales
    leer entre líneas
    ver lo que el texto: dice
    no dice y por qué
    muestra
    oculta
    y buscar el potencial de liberación /igualdad oculto en el texto

  3. Deconstruir los elementos patriarcales y opresores que hemos descubierto por medio de la hermenéutica de la sospecha. Reconstruirlos según parámetros liberadores igualitarios.

8. Por último, ver cómo encaja el texto en cuestión en el plan total de la Biblia. Si el texto no armoniza con el plan de amor y liberación que Dios propone en las Escrituras, lo que dice ese texto no puede venir de Dios, por lo tanto, no debemos dudar en afirmar que dicho texto, aunque esté en la Biblia, no es normativo para los cristianos.

La igualdad contracultural, que podemos leer entre líneas en el NT, sería entonces la verdadera norma para la comunidad cristiana, de tal modo que «queda abolida la autoridad del marco oficial canónico». (42)Un texto que justifique la discriminación de las mujeres (o cualquier otro grupo humano) no puede ser normativo para los cristianos «porque es contrario al espíritu liberador del evangelio». (43)

Jesús y las mujeres

Jesús vino para mostrarnos el amor y la voluntad de Dios. Si hay algo normativo para los cristianos es lo que Jesús hizo y dijo. El no dijo mucho sobre las mujeres, pero hizo muchísimo. Jesús jamás trató a las mujeres como si fueran inferiores y jamás demandó que estuvieran sujetas a los varones, ni siquiera a sus esposos.

La práctica de Jesús, en éste como en otros aspectos, fue profundamente contracultural. Rompió todos los esquemas de la cultura de su época y lugar. Para tener una idea de en qué medida fue contracultural la práctica de Jesús, debemos conocer la situación de las mujeres judías de su época.

En la cultura judía del primer siglo la opresión de la mujer llegaba a límites increíbles. La mujer era una ciudadana de segunda clase, menos que una persona. (44) Estaba confinada al espacio privado de la casa; el espacio público era dominio masculino. No se la podía saludar ni era lícito hablar con ella en público. Los rabinos recomendaban que ni siquiera el esposo conversara con ella si iban por la calle, porque hacerlo era para él una especie de deshonra.(45) Ningún varón podía hablar personalmente con una mujer casada, sino que debía hacerlo por medio del esposo, es decir, hacerle la pregunta al esposo para que éste, a su vez, le preguntara a ella. En tal contexto, podemos imaginar el escándalo que debe haber sido que algunas mujeres acompañaran a Jesús y sus discípulos varones en sus viajes (Lc 8, 1-3), en especial Juana, una mujer casada y de clase alta («mujer de Cusa, un administrador de Herodes», Lc 8, 3). Por eso fue también que, en otra ocasión, los discípulos «se sorprendían de que hablara con una mujer» (Jn 4, 27). Ni siquiera parecen haberse percatado de que se trataba de una samaritana, que fuera una mujer ya era suficiente escándalo.

En materia de religión las mujeres estaban notablemente marginadas. A pesar de lo que dice Dt 31, 12, se las mantenía apartadas en el Templo y en la sinagoga. Sólo podían entrar al patio interior del Templo, reservado a los varones judíos, cuando tenían que ofrecer un sacrificio. En todas las demás ocasiones debían quedarse en el atrio de las mujeres o en el de los gentiles. Pero si estaban menstruando, o dentro de los cuarenta días después de dar a luz un varón (ochenta días si habían dado a luz una niña), ni siquiera podían entrar en el patio de los gentiles. En la sinagoga estaban separadas de los varones por una reja o se sentaban en una tribuna, que incluso tenía su propia entrada. (46)

Los rabinos fariseos decían que la mujer no fue creada a imagen de Dios, contradiciendo lo que dice explícitamente Gn 1, 26-28. El apóstol Pablo se adhiere a la opinión de los rabinos en 1 Co 11, 7. Jesús, sin embargo, había reprobado en líneas generales la tradición de los fariseos, cuando aún estaba en su forma oral (Mc 7, 1-13; Mt 15, 1-9). Es sorprendente que sus seguidores hayan quedado tan atados a la tradición rabínica, especialmente con respecto al tema de la mujer.

A las mujeres no se les permitía aprender las Escrituras (la Torá o ley de Moisés). Rabí Eliezer decía: «Es mejor quemar la Ley santa que entregarla a una mujer» y «Quien enseña a su hija la Torá, es como si le enseñara la fornicación», supuestamente porque haría mal uso de lo aprendido. (47) Si un hombre quería profundizar en el estudio de la Torá, debía separarse de su esposa por un tiempo, porque ella era considerada incapaz de tales empresas y podría distraerlo. (48) Luego de excluirlas de toda instrucción religiosa, los rabinos todavía acusaban a las mujeres de ser supersticiosas e ignorantes.

Sin embargo, Jesús rompió con todos estos esquemas al tener mujeres discípulas (Lc 8, 1-3; 24, 6-8), al discutir de las cosas de Dios con mujeres, a menudo en público: con Marta (Jn 11, 20-27), con la samaritana (Jn 4, 7-42) y con la cananea (Mt 15, 21-28). Las dos últimas fueron las primeras convertidas de sus respectivas naciones. La samaritana fue la primera evangelista de su pueblo y la cananea fue la única persona que le ganó una discusión a Jesús. Esta apertura de Jesús hacia las mujeres fue especialmente evidente cuando le permitió a María de Betania que se quedara aprendiendo teología a sus pies -en la clásica postura de los discípulos de los rabinos (ver Hch 22, 3: Pablo a los pies de Gamaliel)- en lugar de estar trabajando con su hermana Marta en la cocina. Este era el lugar apropiado para las mujeres, sobre todo si había invitados: las mujeres cocinaban y servían la mesa pero no comían con los varones. Para Jesús, sin embargo, el aprendizaje de las cosas de Dios estaba abierto por igual a varones y mujeres (Lc 10, 38-42). (49)

El servicio fue el modelo de Jesús para el ministerio cristiano (Mc 9, 35; Mt 20, 25-28; 23, 8-11; Jn 13, 1-15), algo que las mujeres podían (y pueden( entender mejor que los varones. Si estas enseñanzas de Jesús se hubieran conservado, las iglesias no se habrían convertido en instituciones jerárquicas, y las mujeres no serían discriminadas dentro de ellas. (50)

En sus enseñanzas Jesús cuidaba de dejar en claro que él veía a varones y mujeres como iguales. Las parábolas del grano de mostaza y de la levadura muestran a Dios como un hombre que siembra y como una mujer que amasa pan (Lc 13, 18-21). En otro par de parábolas, Dios está representado como un pastor que busca su oveja perdida y como un ama de casa que busca su moneda perdida (Lc 15, 4-10). Al hablar de su segunda venida, pone en paralelo a dos varones que trabajan en el campo con dos mujeres que muelen trigo (Mt 24, 40-41). Más sorprendente aun que estos paralelos es la valoración que en ellos se hace del trabajo de la mujer, poniéndolo a la par del trabajo del varón. Esto es verdaderamente contracultural, porque los trabajos propios de la mujer en la sociedad judía eran tan subvalorados como en la nuestra.

Tal vez lo más notable de todo lo que Jesús hizo con respecto a las mujeres sea haberlas constituido en las primeras testigos de su resurrección. En una sociedad en la que las mujeres no podían ser testigos, (51) Jesús eligió a mujeres como testigos del acontecimiento fundante de la fe cristiana. El Resucitado les concedió tal honor (junto con la autoridad apostólica que ese honor implicaba) porque las mujeres siempre estuvieron a su lado durante su ministerio, su muerte, su entierro y su resurrección. A pesar de que la tradición judía consideraba a las mujeres como cobardes, estas discípulas nunca abandonaron a Jesús, ni lo negaron, ni se escondieron, como los discípulos varones. La Iglesia, sin embargo, prefirió basar su mensaje en el testimonio de varones. Así encontramos el credo de resurrección que circulaba a mediados del primer siglo (la tradición retomada por Pablo en 1 Co 15, 1-7), que omite a las mujeres como testigos de la resurrección. Pero la tradición que se conoce como de la tumba vacía, que presenta el testimonio de mujeres, apareció en los evangelios, escritos décadas después. Esa tradición era reconocida como verdadera por la iglesia, y no podía ser omitida en los evangelios. (52)

Metas de la hermenéutica feminista de la liberación

El objetivo principal de esta clase de hermenéutica es inspirar al compromiso en la lucha para transformar la mentalidad patriarcal y las estructuras de dominación. Los textos bíblicos son patriarcales y tienen la función de legitimar el orden patriarcal. Al desmitificar el patriarcalismo de los textos se da poder a las mujeres para resistir la autoridad espiritual que los textos tienen sobre ellas. (53)

En una sociedad o religión patriarcales todas las mujeres están sometidas a un sistema de dominación y privilegios masculinos, pero las mujeres empobrecidas del Tercer Mundo constituyen la base de la pirámide patriarcal opresora. Sólo es posible derribar la pirámide si las mujeres que forman la base de pirámide patriarcal, mujeres «triplemente» oprimidas, son liberadas. Toda opresión y liberación de las mujeres está ligada a la de las mujeres sometidas y más explotadas desde el punto de vista económico. Así lo reconoció ya una de las primeras declaraciones del movimiento radical de liberación de las mujeres: «Mientras haya una mujer que no es libre, no hay ninguna mujer libre». (54)

Hay que tener en cuenta que los cambios que se necesitan son tan enormes que sólo se lograrán por un lento proceso de erosión, por pequeños cambios, no por grandes revoluciones. (55)

Es necesario concientizarnos y concientizar a otros/as de:

•la opresión de que son víctimas las mujeres

•que ese estado de cosas no es la voluntad de Dios sino una construcción social

•que el/la oprimido/a es sujeto de su propia liberación

•que el opresor se va a aferrar a sus privilegios

•pero que si el opresor se concientiza, puede concientizar a otros

No se puede ser liberacionista y patriarcal al mismo tiempo. Decir que se es liberacionista mientras se oprime a la mujer en casa es una hipocresía y una incoherencia.

El varón concientizado, liberado de ser un opresor, se convierte en un verdadero compañero, en la vida, en la lucha, en la iglesia. Además es mucho más hombre, más seguro de su masculinidad y de su propio valor. No necesita probar nada, ni inferiorizar a otros/as para sentirse superior. Su propio valor como persona y como varón se acrecienta al valorar a las mujeres como personas. Al permitir que la mujer se libere, el varón también se libera.


(1) J. Severino Croatto: Hermenéutica bíblica: Para una teoría de la lectura como pro-ducción de sentido (Buenos Aires, Lumen, 1994) 60-61.

(2) René Krüger: Interpretación bíblica (Buenos Aires, EDUCAB, 1994) 6-7.

(3) J. Severino Croatto: Hermenéutica bíblica, 37-39.

(4) Katharine Doob Sakenfeld: “Usos feministas de los materiales bíblicos”, en Letty M. Russell, ed.: Interpretación feminista de la Biblia (Bilbao, Desclée de Brouwer, 1995) 65.

(5) Teresa Porcile: La mujer, espacio de salvación: misión de la mujer en la Iglesia, una perspectiva antropológica (Montevideo, Trilce, 1991) 57.

(6) Mary Ann Tolbert: “Defining the Problem: The Bible and Feminist Hermeneutics” Semeia 28 (1983) 114. Elisabeth Schüssler Fiorenza: En memoria de ella. Una re-construcción teológico-feminista de los orígenes del cristianismo (Bilbao, Desclée de Brouwer, 1989) 35-36.

(7) Letty M. Russell: “Introducción: liberando la Palabra” en L. M. Russell, ed.: Inter-pretación feminista de la Biblia, 19.

(8) E. Schüssler Fiorenza: En memoria de ella, 83-84.

(9) Letty M. Russell: “Introducción: liberando la Palabra”, 11.

(10) Ibid, 12.

(11) E. Schüssler Fiorenza: Bread, Not Stone: The Challenge of Feminist Biblical Inter-pretation (Boston, Beacon, 1984) 28-29. Rosemary Radford Ruether: “Interpretación fe-minista: un método de correlación” en L. M. Russell, ed.: Interpretación feminista de la Biblia, 139.

(12) E. Schüssler Fiorenza: En memoria de ella, 32. Bread, Not Stone 14

(13) E. Schüssler Fiorenza: “La voluntad para elegir o para rechazar: continuando nues-tro trabajo crítico” en L. M. Russell, ed.: Interpretación feminista de la Biblia, 154.

(14) E. Schüssler Fiorenza: “Toward a Feminist Biblical Hermeneutics: Biblical Interpreta-tion and Liberation Theology” en Brian Mahan y L. Dale Richesin eds.: The Challenge of Liberation Theology: A First World Response (Maryknoll, Orbis Books, 1984) 108; Bread, Not Stone, 40-41

(15) E. Schüssler Fiorenza: “Emerging Issues in Feminist Biblical Interpretation”, en Judith Weidman, ed.: Christian Feminism: Visions of a New Humanity (San Francisco, Harper & Row, 1984), 35-36

(16) E. Schüssler Fiorenza: Bread, Not Stone, 84.

(17) E. Schüssler Fiorenza: Pero ella dijo. Prácticas feministas de la interpretación bí-blica (Madrid, Trotta, 1996) 188-201. La autora explica en detalle las diferentes estrate-gias subsidiarias a estas tres principales. Ver una clasificación similar, aunque con algu-nas diferencias, en el libro de la misma autora: En memoria de ella, capítulo 1.

(18) Ésta es básicamente la posición clásica de la Teología de la Liberación, adoptada por las feministas que se inscriben dentro de esta línea.

(19) El concepto de “iglesia de las mujeres” (ekkesía gynaikôn o simplemente ekkesía) está desarrollado en varias obras de Schüssler Fiorenza: Bread, Not Stone; En memoria de ella; Pero ella dijo; etc.

(20) No-personas son todos aquellos/as que no pertenecen a la elite masculina dominante, caracterizada –en occidente, al menos– por los varones blancos, educados y ricos (o de clase media, como suelen decir en EEUU). Por lo tanto, todos los varones pobres, indíge-nas, afroamericanos, homosexuales, etc., y todas las mujeres, de cualquier clase o color, son considerados por la sociedad como no-personas. La “iglesia de las mujeres” está com-puesta por todos los cristianos que son como ellos/as.

(21) E. Schüssler Fiorenza: Cátedras Carnahan, ISEDET, Buenos Aires, 1996. Estas confe-rencias serán publicadas en forma de libro por Editorial Lumen, posiblemente en 1999.

(22) K. D. Sakenfeld: “Usos feministas de los materiales bíblicos”, 66.

(23) Caroline Ramazanoglu: Feminism and the Contradictions of Oppression (Londres, Routledge, 1989) 151.

(24) Leonardo Boff: Eclesiogénesis: las Comunidades de Base reinventan la Iglesia (Madrid, Sal Terrae, (1980) 115-119.

(25) E. Schüssler Fiorenza: “Toward a Feminist Biblical Hermeneutics”, 107-108. En me-moria de ella, passim.

(26) R. Radford Ruether: Sexism and God-Talk. Toward a Feminist Theology (Boston, Beacon, 1983) 18-19.

(27) Margaret A. Farley: “Conciencia feminista e interpretación de la Escritura”, en L. M. Russell ed.: Interpretación feminista de la Biblia, 53-57.

(28) Ofelia Ortega: “Mujer y teología (una perspectiva latinoamericana)” Encuentro y Diálogo A.S.I.T. 8 (1991) 88.

(29) M. A. Tolbert: “Defining the Problem”, 125.

(30) Nancy Cardoso Pereira: “Pautas para una hermenéutica feminista de la liberación” RIBLA 25 (1996) 7.

(31) E. Schüssler Fiorenza: Bread Not Stone, 49

(32) Ibid; «Emerging Issues».

(33) E. Schüssler Fiorenza: Pero ella dijo, 79-83.

(34) Cátedras Carnahan 1996Wednesday, April 05, 2000 21:09:27.

(35) Paulo Freire: Pedagogía del oprimido (Madrid, Siglo XXI, 1992)

(36) E. Schüssler Fiorenza: “La voluntad para elegir o para rechazar”, 156.

(37) E. Schüssler Fiorenza: Pero ella dijo, 79

(38) Nancy Cardoso Pereira: “Pautas para una hermenéutica feminista de la liberación”, 7-8.

(39) Jacob Neusner: Method and Meaning in Ancient Judaism, Brown Ju-daic Studies 10 (Missoula, MT, Scholar Press, 1979) 93-100. Ver: E. Schüssler Fiorenza: En memoria de ella, 94-98.

(40) K. D. Sakenfeld: “Usos feministas de los materiales bíblicos”, 66.

(41) Paul Ricoeur: “Hermenéutica filosófica y hermenéutica bíblica” Exégesis: Pro-blemas de método y ejercicios de lectura, en François Bovon y Grégoire Rouiller, eds. (Buenos Aires, La Aurora, 1978) 276. E. Schüssler Fiorenza: En memoria de ella, cap. 2.

(42) Rosemary Radford Ruether: Sexism and God-Talk, 23.

(43) Nancy Cardoso Pereira: “Pautas para una hermenéutica feminista de la liberación”, 9.

(44) Paul K. Jewett: El hombre como varón y hembra (Miami, Caribe, 1975) 96.

(45) Joachim Jeremias: Jerusalén en tiempos de Jesús (Madrid, Cristiandad, 1980) 371-372.

(46) Ibid. p. 385-386.

(47) Citado por L. Boff: Eclesiogénesis, 112; J. Jeremías: Jerusalén en tiempos de Jesús, 384.

(48) P. K. Jewett: El hombre como varón y hembra, 96-100

(49) Para una interpretación totalmente diferente de esta historia de Marta y María, ver el capítulo 2 de la obra de Schüssler Fiorenza: Pero ella dijo.

(50) Rosemary Radford Ruether: Mujer nueva, tierra nueva. La liberación del hombre y la mujer en un mundo renovado (Buenos Aires, La Aurora, 1977) 81-82.

(51) Ibid. p. 81; J. Jeremías: Jerusalén en tiempos de Jesús, 386. La razón que se aducía para esta prohibición era que Sara había mentido (Gn 18, 15), por extensión todas las mujeres eran mentirosas.

(52) Ver mi artículo “Las elegidas del Señor”, que aparecerá próximamente en Revista Bíblica.

(53) E. Schüssler Fiorenza: Cátedras Carnahan 1996, conferencia 4.

(54) E. Schüssler Fiorenza: “La voluntad para elegir o para rechazar”, 152.

(55) M. A. Tolbert: «Defining the Problem», 120.

Nota: este artículo está publicado en papel en Alternativas 5/11-12(1998)93-112 (editorial Lascasiana, Managua, dominico@sdnnic.org.ni)

http://servicioskoinonia.org/relat/225.htm

INTRODUCCION A LA HERMENEUTICA BIBLICA: BRENDA GARCIA


VIDEO. NO SE LO PIERDA: JOSE SEVERINO CROATTO


José Severino Croatto en la Cátedra Strachan 1987
YOUTUBE.COM

Las raíces comunes de Jánuca y Navidad. Obispo Spong


Las raíces comunes de Jánuca y Navidad

(Publicado originalmente diciembre de 2003)

Las personas religiosas afirman con frecuencia que han recibido su verdad por revelación divina. Es una afirmación extraña, que conduce casi inevitablemente a la afirmación de poder que existe una sola «verdadera iglesia» o sistema religioso que solo ofrece la salvación. También produce tales doctrinas irracionales como la infalibilidad papal y la infalibilidad de las Escrituras. Un estudio de la historia religiosa, sin embargo, revela la irracionalidad detrás de tales reclamaciones.

La religión es siempre una creación muy humano. Cada tradición religiosa participa y está determinada por factores culturales, acuerdos de duración determinada del mundo de la naturaleza, y que prevalecen prejuicios tribales. Nada ilustra esto mejor que una mirada a los orígenes de ambas Jánuca y Navidad y sobre todo la forma en que estas celebraciones se colocaron en los calendarios del mundo occidental, cuando la luz del día era escaso. Ambas fiestas juegan en el tema de la restauración de la luz en un mundo oscuro. Ambos revelan en estas realidades que son el producto de personas que viven en el hemisferio norte.

Jánuca no era un festival Torá. Más bien se desarrolló a finales de la historia judía, que entra en el ciclo de las celebraciones litúrgicas no antes del siglo II aC Fue diseñado para celebrar el momento en que un jefe militar llamado Judas, apodado «El Martillo» [o Macabeo en hebreo], encamina la rey sirio Antíoco Epífanes, conduciendo su ejército fuera de su tierra. En ese proceso los Judios reclamó su templo sagrado en Jerusalén y restaurado a la «verdadera adoración a Jehová.»

Los sirios, que muestra un desprecio absoluto por esta nación conquistada, habían profanado el templo de Jerusalén mediante la sustitución de los símbolos sagrados de los Judios con los paganos. En el Santo de los Santos, considerado por los Judios como el lugar muy morada de Dios, los sirios habían colocado a la cabeza de un cerdo impuro que los Judios que se refiere como «la abominación desoladora».

Cuando Judas Macabeo y su victorioso ejército variopinto de guerrilleros entraron en la ciudad en señal de triunfo, se dirigieron inmediatamente al templo. Quitando las imágenes ofensivas, que restauran la estrella de David, limpian el «Santo de los Santos» y reafirmaron su templo para sus fines sagrados. Entonces, los estados tradición, Judas iluminaron el candelabro de ocho brazos llamado la Menorá para iniciar un tiempo de gran celebración y ordenado a los Judios en cada generación sucesiva un recuerdo adecuado de este momento. Estas velas, la historia sugiere, quemaron milagrosamente por ocho días. En la mente de los fieles judíos este acto no sólo restaura la luz a un tiempo oscuro de su historia, sino que también sustituye la idolatría con la verdadera fe. Eso era lo que celebra Hanukkah.

Para los cristianos, la gran fiesta que interrumpe la oscuridad de la historia de la humanidad se llama Navidad, que en la antigua tradición duró a partir de diciembre 25 de a la 6 de enero. Esta celebración de 12 días fue diseñado para recordar el nacimiento de Jesús, que el sistema de la fe cristiana afirma, llegó a ser llamado «la luz del mundo.» Estas narrativas belén, creado por los cristianos de segunda generación, siempre que el contenido de esta observancia .

En la historia del nacimiento de Jesús más antigua, escrita por Mateo (1 y 2) en algún lugar entre los años 80-85, el símbolo principal de la luz era una estrella brillante, radiante y precioso, que iluminó la oscuridad de la noche. Se dijo que esta estrella de haber tenido el poder de guiar Magos a través de esa oscuridad a la cuna de este salvador recién nacido en Belén.

En el relato del nacimiento de Jesús (1 y 2), escrito en algún momento entre los años 88-92 de Lucas, el símbolo de la luz no era una estrella, sino un ángel resplandeciente acompañado de un ejército celestial, que se quebró el cielo de medianoche, con un brillo celeste. Para los pastores de abrir de par antes de que esta luz sobrenatural, la tradición dice que los ángeles anunciaron el nacimiento de Jesús, la «luz verdadera», que «descendió del cielo.»

Los registros históricos de ese período de tiempo son escasos, y nadie hoy en día pueden fechar con precisión, ya sea la fecha de la derrota de Antíoco por Judas Macabeo o la hora real del nacimiento de Jesús. Eso no impidió que sea tradición, sin embargo, a partir de la localización de sus celebraciones en pleno invierno. Esa elección no fue diseñado para coincidir con la historia literal, sino para satisfacer una profunda y antigua anhelo humano que antecede por miles de años tanto en el judaísmo y el cristianismo.

Ya en los registros humanos van, es evidente que la gente en el hemisferio norte han observado con los actos de culto ese momento en que la luz del día paró su incesante retiro en la oscuridad y se puso en marcha de nuevo en el mundo. Este deseo humano de la luz para llegar a un mundo oscuro en forma tanto de Hanukkah y Navidad. De hecho, los capturó. Es por ello que ambas celebraciones se encuentran en el mes más oscuro del año, Kislev en el calendario judío y diciembre en el calendario occidental.

La gente moderna tienen dificultades para imaginar los temores de nuestros antepasados humanos primitivos. Hoy vivimos en un mundo iluminado artificialmente. Podemos lanzar la oscuridad de la noche con el toque de un interruptor. Podemos viajar en la oscuridad lejos de su hogar mediante la activación de los faros de nuestros automóviles, o mediante la utilización de las luces que marcan las pistas de aterrizaje de los aeropuertos. Vivimos en ciudades con calles electrificadas y letreros de neón.

Para nuestros antepasados, sin embargo, la única luz de la noche fue proporcionada por la luna y las estrellas. Cuando la luna se desvaneció cada mes en un apagón total de la oscuridad de la noche fue iluminada sólo por las estrellas centelleantes distantes. Cuando las nubes se hacen invisibles las estrellas, la oscuridad era total. Con la oscuridad llegó peligro y el miedo. La oscuridad estaba habitada, se sugirió, por «fantasmas y Ghoulies y cosas que llegan de golpe en la noche.»

La capacidad humana relativamente reciente primero en capturar el fuego y más tarde en realidad para encenderla, fue un paso gigantesco en la búsqueda para derrotar a la oscuridad siempre mortal. La gran mayoría de los seres humanos que han habitado esta tierra vivió con la presencia de una oscuridad sin conquistar y no cesan.

Cuando uno abraza aún más el hecho de que la gente en el mundo antiguo no entendían la relación entre los cuerpos celestes y la tierra, es fácil entender por qué la mitología y actos rituales estaban envueltos alrededor de estas misteriosas maravillas naturales. hombres y mujeres modernos se ocupan de estas realidades de una manera bastante secular. Manipulamos nuestros relojes con diferentes zonas horarias y con algo que llamamos ‘horario de verano. » Anticipamos y el nombre del día más corto del año, como el solsticio de invierno. Entendemos que la Tierra gira sobre su eje a medida que viaja alrededor del Sol cada 365 1/4 días. Sabemos los meses cuando estamos más cerca del sol y los meses en los que están más lejos. Nada de esto, sin embargo, era conocido por nuestros antepasados. Sólo sabían que el sol parecía retirarse a la oscuridad como llegó el invierno. Se preguntaban por qué, y especularon sobre este fenómeno observable utilizando una amplia variedad de explicaciones religiosas. Ellos vivían con un miedo crónico que un año, la envolvente oscuridad que venía cada invierno, finalmente, podría capturar la luz del sol para siempre y así condenar a sus vidas para ser vivida sin ninguna luz en absoluto.

Por esta razón, en casi todas las culturas humanas hubo una gran celebración religiosa cuando el sol se detuvo su incesante retirada hacia una cada vez envolvente-oscuridad y comenzó su retorno lento pero constante. Tanto Jánuca y Navidad se convirtieron más tarde expresiones históricas de esta antigua celebración. De este modo, revelan su hemisferio norte, y obviamente orígenes humanos.

Es hora de reconocer que la verdad religiosa, como toda verdad, sólo puede surgir de la experiencia humana. Una vez que se entiende, entonces las personas religiosas reconocerán que sus afirmaciones exclusivas que poseen alguna, la revelación divina externa no es más que una parte de nuestro sistema de seguridad humana. Estas afirmaciones también crean la mentalidad de que los combustibles que el imperialismo religioso que, incluso en el siglo 21, subyace a los conflictos humanos.

La única manera de que el anhelo de Navidad para la paz en la tierra para lograr es que cada sistema religioso para hacer frente a sus orígenes humanos, y reconocer que todos los fieles no son más que los solicitantes humanos que caminan en el misterio y la maravilla de Dios, que está más allá de cualquier cosa que las mentes humanas, finalmente, pueden imaginar. Eso representaría un paso gigantesco, tanto en una nueva sensibilidad y lejos de la negatividad que la religión bombea continuamente en el torrente sanguíneo humano. En nuestras celebraciones de Jánuca y la Navidad de este año, que bien podría ser nuestro aprendizaje más importante.

~ John Shelby Spong

Leer el ensayo en línea aquí .

Pregunta respuesta

Kenneth de Brisbane, Queensland, Australia, escribe:

Pregunta:

Son los credos, las doctrinas y los dogmas de la Iglesia, una expresión de la forma en que la gente pensaba hace 2000 años?

Responder:

Estimado Kenneth,

Todos los credos, doctrinas y dogmas reflejarán la visión del mundo de los que los enmarca. Ningún credo cae del cielo, totalmente escrita, con párrafos y puntuacion. Todos los credos están conformados de debate y representan la fórmula ganadora, algunas veces después de haber sido obligados a consenso por algo tan humano como compromiso político.

El primer credo de la Iglesia cristiana tenía sólo tres palabras: Jesús es el Mesías. Con el tiempo se tradujo Mesías Señor. Cuando Constantino se convirtió en emperador después de la batalla del puente Milvio en el año 312 CE trató de unificar su país bajo la bandera cristiana. Esto era por lo que llamó el Concilio de Nicea en el año 325 CE para obligar a los cristianos a formar un credo que sería la base de esa unidad. Ese es el Consejo que produjo el Credo de los Apóstoles.

Pero la unidad no resultó y la Iglesia descubrió que los cristianos podrían decir los credos pie de la letra, mientras que significa cosas muy diferentes. El credo tenía demasiado margen de interpretación en ella para ser la base para la unidad. Así que otro Consejo fue llamado para cerrar las lagunas. Es entonces cuando el Credo de Nicea fue creado con todas sus cláusulas de cierre laguna. ¿Quién es Jesús? «Dios de dioses, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre.» Cada frase fue diseñado para disminuir la capacidad de maniobra y así crear la unidad y la conformidad.

Incluso eso no funcionaba, así, mucho más tarde, se adoptó una declaración de fe aún más complicado llamado el Credo de Atanasio. El propósito principal de cada credo fue definir que es parte de la verdadera fe y que se encontraban fuera de la verdadera fe. Así que cada credo es un fabricante de límite.

No considero que cualquier credo, doctrina o dogma como eterno. No estoy seguro de que a la luz de los estudios bíblicos modernos tendríamos o podríamos haber llegado a las mismas conclusiones de credo y deseo que volvería y reargue las cuestiones de Nicea, Éfeso y Calcedonia.

Digo los credos con regularidad. No pienso en ellos como camisas de fuerza para ser usados si se ajustan o no. Las veo más bien como canciones de amor que nuestros antepasados en la fe cantaban a su Dios. canciones de amor como los credos siempre utilizan un lenguaje que no puede ser literalizado.

Trate de ver los credos de esta manera y ver la diferencia que hace.

~ John Shelby Spong

Fuente:

La opinión de una feminista en la cruz: la justicia sobre el Imperio.


En una reciente Arise   artículo , Amy Buckley relató un intercambio entre ella y un grupo de hombres que acusó a las feministas cristianas de la utilización de una hermenéutica del dolor para interpretar la Biblia. Era su manera de sugerir que las feministas no entienden las Escrituras porque se identifican fuertemente con las personas que sufren.
Amy y su amiga, Patti, replicado que los que sufren la injusticia tienen una comprensión única y profunda de la cruz.
¿Es esto cierto? No los oprimidos detectar algo en la cruz que escapa a los poderosos? Podría justificar la cruz tanto la humanidad y poner de relieve la injusticia de la humanidad? ¿Es posible que para aprehender correctamente la cruz, debemos abrazar tanto su mensaje literal de la redención personal y su comentario simbólica de poder terrenal?
De hecho, la cruz es todo acerca de renunciar al poder, y los más débiles son sin duda invirtió en el sacrificio literal y simbólico de Jesús. Las feministas entonces, con su hermenéutica del dolor, comprender la liberación completa de la cruz.
Las feministas ver la cruz como una acusación de pecado individual y colectiva, absolutamente. Sin embargo, muchas feministas también ver la cruz como un rechazo simbólico del poder terrenal. Para nosotros, la cruz es una confirmación de la autoridad de Dios sobre la opresión, imperio, y la muerte.
Patti pidió a los hombres si era posible tener una hermenéutica de la facilidad con la que el privilegio vela mensajes de liberación, la justicia y la igualdad en la Escritura.
Estuvieron de acuerdo en que era posible.
Nos estamos perdiendo un mensaje de liberación, la justicia y la igualdad en las Escrituras porque tenemos una hermenéutica de la facilidad? Debido a que anhelamos poder?
Cristianismo a menudo han sido en el lado equivocado de privilegio. Históricamente, hemos puesto del lado de imperio con demasiada frecuencia llamarlo coincidencia. ¿Pero por qué?
Es la historia más antigua en el buen libro. Queremos gobernar – desesperadamente. Hemos bebido con avidez de la fuente de poder desde el principio del tiempo.
Fuimos después de la energía cuando caímos en el Jardín del Edén. Satanás le ofreció a Jesús la oportunidad de gobernar sobre los reinos de la tierra a cambio de su culto. Santiago y Juan le pidieron a Jesús asientos en sus manos derecha e izquierda.
Los seres humanos anhelan privilegio. Nos ponemos del lado del imperio porque queremos gobernar. Y el instinto humano por el imperio dio a luz a la opresión de la mujer, a la subordinación de la gente de color, a la demonización del «otro».
El potente encontrar una gran seguridad en su privilegio.
Fue esta debilidad que el mismo Satanás trató de explotar cuando ofreció a Jesús un imperio terrenal a cambio de su reino eterno.
Jesús rechazó el instinto humano por el imperio. Él optó por no pronunciarse.
Claramente, Jesús sabía todo sobre el instinto humano por el imperio. También sabía que una simple pero profunda verdad: todos los imperios caen.
Lo mismo ocurrirá con la nuestra.
Los triunfos del reino, ya que hay imperio. Está construido sobre la misma medida de la justicia y la misericordia. Está regido por un Dios que sangra porque su amor es demasiado grande.
Jesús prometió que su reino sería radicalmente diferente de los imperios del mundo: los últimos serán los primeros. El poderoso, el primer recién llegados, los privilegiados, la gente-que de primera fila se les pide ir voluntariamente a la parte de atrás de la línea para dar paso a la menor de ellas.
Tal vez Jesús entiende que un evangelio de la menor de ellas sería difícil para los privilegiados de entender. Tal vez, como escribió Jürgen Moltmann, «La esperanza mesiánica nunca fue la esperanza de los vencedores y los gobernantes. Siempre era la esperanza de los vencidos y molido abajo» (El Camino de Cristo).
El potente leen la Biblia en busca de la confirmación de su derecho a gobernar. A menudo se sienten atraídos por las imágenes de Dios como un hombre blanco que conquista y derrotas. Debido a que es lo que más desean encontrar, su prioridad hermenéutica es la imagen y la validación del poder.
Una hermenéutica de la potencia borra un Dios que sangra y se rompe por la humanidad.
Una hermenéutica de privilegio masculino rechaza un Dios que protege como una madre.
Una hermenéutica del imperio vela la liberación de la cruz.
Servimos a un Dios que se perdió antes de que él ganó en última instancia, un Dios que se dejó conquistar. En mi evangelio, Dios está roto. Dios sangra. Dios muere. Y Dios no se limita a morir por Dios es sacrificado por imperio.
Pero un Dios que sangra es irrelevante, incluso mortales, a los cristianos que adoran a un Jesús a prueba de balas. Y un Dios que cuida el rebaño como una madre es demasiado subversivo para los cristianos que adoran a una deidad blanca, masculina.
Quizás esta es la razón por la marginadas resulta un consuelo y solidaridad en la cruz que escapa a los privilegiados. Ellos saben lo que se siente a sufrir a manos del imperio. Y ellos no se identifican con un Rey conquistador, pero con un sufrimiento de Cristo.
Tal vez las mujeres aprehender correctamente la cruz porque saben cómo se siente al ser dominado.
Tal vez la gente de color aprehender correctamente la cruz, porque saben lo que se siente injustamente a morir a manos del imperio.
Tal vez los que experimentan la pobreza aprehender correctamente la cruz porque saben cómo se siente al sufrir solo.
Tal vez una hermenéutica del dolor no es una forma tonta de interpretar la Biblia después de todo.
Los que sufren la injusticia ver lo que la señorita de gran alcance. Nuestro Dios es perdedor y ganador final, el padre y la madre, tanto sanador y liberador, tanto en una víctima de la injusticia y uno que es la justicia, tanto muertos como vivos para siempre.
El instinto humano por el imperio es fuerte. Se puede arrastrarse en nuestra hermenéutica, cegándonos a nuestro propio privilegio y al mensaje de liberación y la justicia en el Evangelio.
Pero una hermenéutica feminista domina el instinto humano por el imperio. Desafía nuestro deseo de gobernar. Se llama a la periférica en el corazón de la obra de Dios. Y centraliza la cruz como un símbolo de la solidaridad de Cristo con los oprimidos.
Una hermenéutica feminista exige la liberación sobre la opresión, la igualdad sobre el privilegio, la paz sobre la violencia y la justicia sobre imperio.

Christians for Biblical Equality

Los cristianos bíblicos para la Igualdad, 122 W Franklin Ave, Suite 218, Minneapolis, MN 55404 a 2451

Midrashing para los maestros de religión y Capellanes de Prisión


img_0068Midrashing el libro de Rut.

El siguiente es un script desarrollado por siete mujeres jóvenes encarcelados en una prisión del estado de California. Pasamos dos días a la semana durante seis semanas en el verano de 2016 para desarrollar esta secuencia de comandos. Se actuó a cabo por los siete niñas, delante de otros internos y sus guardias con una sesión de preguntas y respuestas. después.

Comparto este script con mis espectadores con el fin de que los utilicen con sus alumnos. El proceso es realmente más importante que el product..but este es un buen producto … Con profundo agradecimiento para todos los involucrados.
Dr. Cynthia Yoshitomi

El libro de Rut: Un drama Movimiento Midrash
Escena 1: Puesta en escena:. (Fase oscura con una vacía (sabiduría) silla y etapa de la cesta izquierda (con la dignidad de las mujeres narradores sabios, todos entran desde la parte posterior de la iglesia usando andar santo) Narrador de 1 y 2 en primera fila y luego ir al podio Otros van a las salas de lado a medida asignó a todos los que permanezca inmóvil hasta introducciones de NARRADOR)..
Narrador 2: (anillos Gong una vez y luego tres veces) PAUSA LARGA
Narrador 1: (lentamente, Recuerde … .you están contando una historia muy interesante)
las mujeres no se mencionan en las Escrituras mucho, pero cuando lo son se vuelven muy importantes para la historia. Hay 93 mujeres hablar en la Biblia. 49 se nombran. Las mujeres parecen ser 14.056 palabras en las Sagradas Escrituras, más o menos el 1,1% del total de palabras en la Biblia. Sólo hay que leer la Biblia-no importa lo que traducido a descubrir que la mujer vaya por un tremendo trauma y oppression.-Sin embargo, este dolor ha sido silenciado en gran medida en los últimos años, así como muchas de las contribuciones que han hecho a la fe y el mundo historia. Estamos aquí en este espacio y el tiempo, para descubrir finalmente sus historias.
Narrador 2: (Lentamente, como ser un narrador para niños pequeños)
Los pactos que Dios hizo con las mujeres en las Escrituras hebreas y cristianas han sido olvidados en nuestra sagrada y profana historia.Redentora y Recuperando estas historias es la gran tarea de las mujeres de hoy. Esto quizás mejor se puede hacer por Midrash, una práctica antiguo texto transmitido a todos nosotros de la tradición rabínica judía.En esta antigua tradición, se toma muy en serio las Escrituras pero no literalmente, al igual que los contadores de historias y los autores de la Canon de la Biblia hace muchos siglos. Nosotros vamos a usar «la palabra» (Aliento …) el Señor, por el nombre de Dios. Usted ve, incluso hasta nuestros días, los judíos no utilizarán el santo nombre de Dios en vano, por lo que no se utiliza en absoluto … ..
Ellos usan la palabra, Yahvé (Narrador, obviamente, la respiración dentro y fuera) en su lugar. Midrash nunca debería hacerse solo, porque eso sería distorsionar la parte que de la historia.
Narrador 1: Esta práctica de Midrash libera las historias desde la perspectiva dominada de las autoridades en el momento de una perspectiva refrescante y más inclusiva de nuestro Santo Escrituras. El Santo posibilidades presentes en la práctica de hoy en día Midrash, está ayudando a entender las diferencias y perdonar y perdonarnos unos a otros. Esta misericordia y la reconciliación sólo puede ocurrir si se toma la responsabilidad de compartir nuestras propias historias con otros y escuchar con el «oído de nuestro corazón».
Narrador 2:. Nuestro primer drama Midrash se toma del libro de Rut
Esta historia se escrito alrededor de cuatro siglos antes del nacimiento de Jesús. Es una deliciosa novela en la Biblia, que conserva para nosotros, escenas de la vida de los agricultores palestinos, los ancestros de Cristo.Es una historia de apertura a los extranjeros, y la importancia del amor a la familia y al prójimo. También se trata de mujeres valientes y buenos hombres que optaron por el amor y la inclusión sobre el odio y la división.
Narrador 1: Por favor, permítanme introducir los caracteres: (lentamente-esperar a cada uno para salir y en la proa). Tenemos tres personajes principales Naomi (actor sale y se inclina estancias en el centro del escenario) … .. y Ruth (actor sale y arcos-permanece junto a Naomi) …… y Orfa. Orfa no permanece mucho tiempo en la historia, por lo que un poblador jugará brevemente su (arcos en su lugar).
Narrador 2: Hay dos hombres en la historia Boaz y un hombre no identificado llamado «Primera Pariente», que significa pariente cercano: ¿Puedo introducir Boaz: (Boaz actor entra en escena y bows- (se mueve al lado de los otros actores) vamos a usar nuestra imaginación para el primer pariente y un grupo de 10 hombres que ayudan a tomar una decisión Boaz también hay un grupo de aldeanos que son.. necesaria esta obra. (los pobladores salen, en la proa) y se trasladan a unirse a los actores en el escenario). Vamos a empezar esta historia:

(Pausa como actores van a sus lugares bajo el escenario:

Narrador 1: (Cuenta cuentos comienza muy lentamente: la audiencia es el uso de la imaginación)
hubo hambre en la tierra durante el tiempo de los jueces y un hombre de Belén de Judá partió con su esposa Naomi y sus dos hijos mayores, Mahlón y Quelión de encontrar el alimento y la vivienda por sí mismos.Eran tiempos muy difíciles para las personas que vivían en Judá.
El aire estaba seco y polvoriento, y la tierra chamuscada de una sequía que había durado muchos años. Había poca comida.
Narrador 2: (Tomando la historia y mirando al público)
Después de varios días en el polvo del camino, entraron en la tierra de Moab, donde encontraron trabajo y refugio …. Además, había extraños que les dieron la bienvenida! Después de que se habían establecido desde hace unos años: Mahlon se enamoró de Rut y se casó con ella. Poco después Chelión sentir en el amor con Orfa y se casó con ella. Ambas mujeres eran moabitas y serían considerados extranjeros en la tierra de Judá, pero en Moab, ambos matrimonios fueron recibidos y considerados justos! Después de unos pocos años Elimelec, marido de Naomi, murió.(Pausa: Naomi entra)
En aquellos días, las mujeres eran consideradas propiedad de los hombres. Las mujeres y los niños cuyos hombres habían muerto no eran seguros en la sociedad.
(Naomi mueve al centro del escenario y llora y llora solo) Pausa
Narrador 1: Después de vivir en Moab durante unos diez años, Mahlón y Quelión también murieron y Naomi se quedó sin marido y no hay hijos para cuidar de ella. Ella, sin embargo, tiene la comodidad de Rut y Orfa.(Pausa para Ruth y Oprah para entrar)
(Rut y Orfa se unen a Naomi y la comodidad de su madre-en el centro del escenario ley)
Narrador 1: Después del período de luto, Naomi oído de un mensajero, que Jehová había visitado a su pueblo por dándoles comida, una vez más, poniendo fin a la sequía de Judá. Naomi comenzó a prepararse para volver a casa a su pueblo. Con sus dos hija-en-ley, y tomó el camino de regreso a Judá. (Pausa larga para viajar en el escenario)
(Naomi, Rut y Orfa (Narrador 1) se mueven hacia adelante y la marcha (caminar santo) alrededor etapa actuando lo caliente y polvoriento que es; Volviendo al centro del escenario)
Narrador 2: Fue entonces que Naomi era finalmente capaz de pensar en la realidad y el futuro de sus dos nueras. Naomi volvió y dijo al tanto Rut y Orfa:
Naomi: «Vuelve, cada una a la casa de su madre, que será más seguro allí.» Que el Señor sea amable con usted, como has sido tan bueno con sus muertos y para mí … que el Señor bendiga también a cada uno de ustedes descansar en la casa de su marido. »
Narrador 2: los besó adiós, pero lloró en voz alta y Ruth le dijo:
Ruth:» No, vamos a volver con usted y para su gente . «Sabemos que tendrán dificultades para aceptar nosotros porque somos extraños, pero hay que ir con usted.»
Narrador 2: Naomi dijo:
Naomi: «volver a casa, mis hijas. ¿Por qué debe venir conmigo? No tengo más hijos para casarse con ustedes? Soy demasiado viejo para casarse de nuevo. Incluso si espero tener una noche marido y dar a luz a hijos, le espera permanecer soltera para que crezcan? No, mis hijas, yo no compartir mi suerte con usted porque es demasiado amargo «.
Narrador 2 (con mucha ternura): Una vez más, que sollozaba y lloraba.Luego Orfa besó a su suegra adiós y se fue. (Pausa) (Villager que está jugando Orfa regresa a su lugar); pero Rut se quedó con ella. Naomi dijo a Rut:
Naomi: «Mira tu cuñada regresa a su pueblo ya sus dioses. Usted también debe volver. Por favor, Ruth. Ir tras ella. »
Narrador 2: Ruth respondió: (lentamente y con ternura, sino que debe ser escuchada por la audiencia)
Ruth:» No me pida que se vaya. Porque iré a donde vaya y permanezca donde esté alojado. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios. En caso de que va a morir, habrá que morir y ser enterrado «(Pausa).
Narrador 2: Al darse cuenta de que Rut estaba decidida a ir con ella, dejó de Naomi instando a ella, así que los dos continuó hasta que llegan a la ciudad natal de Naomi, de Bethlehem. Su llegada fijó el astir ciudad.(Pausa) (Los pobladores salen a escena-aldeanos que circulan a saludar a Naomi y Ruth diciendo «Naomi, Naomi»).
Narrador 2: Habían pasado más de 15 años desde que los vecinos de Naomi le había visto! Ellos le recordaron lo que la llamaban por su nombre. Naomi dice a todos:
Naomi: «Mis queridos amigos, no me llaman Naomi, llámame Mara, porque el Señor ha hecho mi vida amarga para mí. Cuando te dejé yo estaba lleno, pero ahora vuelvo vacío, excepto por Ruth, mi querida nuera que ha sido tan fiel a mí.
Narrador 2: (En el interior de información al público) que se ve en hebreo, medios de Naomi «amable», que significa «buen carácter» // y Mara significa muy amargo. Por lo tanto, era que Naomi volvió de Moab con su moabita hija-en-ley y llegó a Belén como se inició la cosecha de la cebada.
(Pausa larga, los actores se congelan-aldeanos se trasladan a la parte posterior etapa Ruth y Naomi permanecen en el centro de mira amablemente el uno al otro)
Fin de la Escena 1 –Pause–
Escena dos
Narrador 1: Ahora Naomi tenía un pozo que hacer relativo, el cual se llamaba Booz. Era del mismo clan de su marido. Ruth no sabía esto … ..Pero ella sabía que ambos estaban hambrientos, por lo que Ruth le dijo a Naomi:
Ruth: «Déjame ir a recoger a la izquierda sobre el grano en el campo. Voy a encontrar un propietario que me va a permitir que el favor. »
Narrador 1: Naomi dijo de nuevo:
Naomi:» Vaya por delante mi hija, pero ten mucho cuidado »
Narrador 1: Así que Ruth fue a espigar en los campos detrás de las cosechadoras que vio que trabajan los campos de cebada. (Ruth se mueve alrededor de escenario con los habitantes del pueblo y todos ellos actúan a cabo la selección de los cultivos)
Narrador 1: Sucedió que el campo entró pertenecía a Boaz. Cuando Booz venía a ver en sus campos, saludó a los cosechadores y devolvió el saludo.Boaz era un buen hombre que se preocupaba por sus trabajadores, pero él «Observe Ruth», un recién llegado … .. Boaz preguntó:
Boaz: «¿De quién es esa mujer? No la he visto antes. »
Narrador 1: Uno de los aldeanos respondió a Boaz (Villager actúa su silenciosamente):» Ella es la moabita que volvió con Naomi desde el país de Moab. Ella vino esta mañana y le pidió permiso para recoger detrás de los segadores. . Desde entonces, ha estado trabajando sin un momento de descanso «, preguntó Ruth Boaz para acercarse a él y le dijo:
Boaz:» Escucha mi hija. No se vaya de aquí para recoger en el campo de otra persona. Quédate aquí con mis criadas. Ver dónde están los cosechadores son y seguir atrás. He ordenado que los hombres en el campo no te molesten. Las mujeres han llenado algunas tinajas de agua.Ir allí y beber cuando se tiene sed «.
Narrador 1: Ruth se inclina debido a la bondad mostró a ella, y dice de nuevo a Boaz,
Rut:» ¿Por qué tengo yo un extranjero, que se encuentra tanto favor en sus ojos »
Narrador 1: Boaz respondió:
«se me ha dicho todo sobre ti-lo que ha hecho para su suegra después de la muerte de su marido. Que el Señor le recompensa por esto! Usted es una mujer honorable llenos de valor y dignidad y Grace. Mayo, el Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte, seguir protegiendo a usted «!
Narrador 1: Ruth escuchar las palabras de Boaz dijo de nuevo:
Ruth: ¿Puedo demostrar que es digno de su favor, mi señor. Que haya sanado su criado con sus amables palabras «(Al público:»! Vaya, que no es como cualquier hombre que he conocido antes).
(Boaz lentamente y humildemente, pero con una sonrisa en su rostro y un poco de arrogancia, se dirige a la parte posterior de la izquierda del escenario-cerca, pero detrás de la silla-Congela la sabiduría)
Narrador 1: Ruth trabajó hasta la puesta del sol y la llevó de vuelta a la ciudad algo de cebada dado a ella por Boaz. (Ruth mueve a la etapa detrás del altar-Naomi sale y se mueve junto a ella) Ruth mostró con orgullo la cebada a Naomi. Naomi, siendo muy impresionado con la cantidad de cebada, le preguntó:
Naomi: «¿Dónde encontraste el trabajo de hoy, Ruth?»
Narrador 1: Ruth le contó sobre la bondad del dueño del campo y le dijo que se llamaba Booz. Naomi exclamó a Ruth:
Naomi; (Alabando a Dios) «Que el Señor le bendiga! Este hombre es un pariente muy cercano de la mina. Es conocido por su honestidad, la bondad y el respeto «.
(Ruth y Naomi Freeze) (Pausa)
Narrador 1: Más tarde esa noche, después de algún tiempo a reflexionar sobre ella y la desesperada situación de Ruth … ..Naomi dijo a Rut:
Naomi: ( con mucho cuidado, al igual que una buena trama secreta) «hija mía, no es mi deber para ver que se establecieron en un hogar donde se le proporcionan para así? Es obligación del Boaz por la ley. Esta noche en la era, se le aventando la cebada … .so bañarse y el perfume a ti mismo, a continuación, poner en sus mejores ropas y bajar a la era. Pero no dejes que te vea hasta que hayan terminado de comer y beber con sus hombres … .Tomar nota del lugar donde se acuesta a dormir:. A continuación, vaya, a descubrir sus pies y se encuentran allí. Él le dirá qué hacer. »
(Naomi mueve lentamente fuera del escenario-Ruth se mueve al centro del escenario)
Narrador 1: Ruth confiaba en las palabras de Naomi mientras ella era mayor y más familiarizados con las leyes y la cultura, por lo que ella bañado y perfumado sí misma y bajó a la era e hizo lo que su suegra le dijo.
(Rut se mueve hacia atrás para espiar a Boaz; ella observa Boaz sentirse feliz sentado en el comer silla de la sabiduría y beber lentamente para conciliar el sueño Boaz mueve felizmente al suelo en. delante del altar, (que lleva su manta), cerca de centro de la escena con cuidado cuando se va a dormir, Ruth continuación, se mueve y duerme bajo sus pies y los destapa)..
Narrador 1: a la medianoche el hombre se despertó cuando se dio la vuelta y sintió que alguien miente a sus pies. Se levantó y se sorprendió al encontrar a una mujer allí. En un tono somnoliento y mirada preguntó:
Boaz: (en voz alta y de sorpresa) ¿Quién es usted?
Narrador 1: La respuesta llegó:
Ruth: «Soy Rut, tu siervo; mi señor … ..Spread la esquina de tu capa sobre mí para usted es un pariente que tiene el derecho de propiedad sobre mí «!
(Pausa: Rut y Boaz Freeze mirando el uno al otro con amor)
Narrador 2: (Fuera del manguito -carefully- pero dirigido a la audiencia)
hay que decir aquí, que tanto Boaz y Ruth ahora entienden lo que realmente está pasando. Ruth Boaz está pidiendo a casarse con ella en lugar de Naomi. Esto se debe a que ambos sabían acerca de las leyes judías que rodean el matrimonio y viudas: Cuando un hombre moría sin dejar hijos, el deber sagrado de su viuda es para casarse con el pariente más cercano de su marido fallecido. El primer hijo que tendría de él podría llevar el nombre del marido muerto y sería considerado su hijo.Esto explica el sacrificio de Rut. Se da por casarse con un joven y acepta ser la esposa de un hombre mayor, debido a que el hombre, Boaz, es el que le puede dar a un hijo «para» su marido muerto. Esto se llama, «La ley del levirato» y que se puede encontrar en el libro de Génesis, capítulo 38. (Pausa)
Narrador 1: Por lo tanto, Ruth cumple con el plan misterioso de Dios, que la haría una abuela del rey David y la Gran , Excelente; Bien bien; Bien bien; Bien bien; Bien bien; La abuela de Jesús. (Por el lado de Joseph)
Ruth: (Levantándose y con autoridad divertida): «Si no nos cree, echa un vistazo a el primer capítulo del Evangelio de Mateo.» Boaz y Ruth de pie y se mueven al centro del escenario mirando el uno al otro y representación de las palabras del Narrador)
(fin de la Escena 2)
(escena 3)
Narrador 2: (Muy Cuenta cuentos similares)
Pero, eso no es el final de la historia. No había otra complicación: Boaz era un segundo pariente a Naomi por lo Boaz tenía que explicar a Ruth que tenía que hacer esta primera pariente si estaba bien casarse con Rut, sino que también se preocupaba por la reputación de Ruth sobre todo siendo visto saliendo de la tienda de un hombre tarde en la noche. Así que … .. Tenía que sostenga su vestido para recoger la cebada y la envió de vuelta a la tienda de Naomi cuando todos dormían. (Rut recoge la cebada y se traslada a la parte posterior del altar donde Naomi se une a ella: Boaz mueve al centro del escenario y se congela con una mirada en cuestión).Ruth volvió a casa de su suegra, quien le preguntó:
Naomi: «¿Cómo te fue mi hija?» Hice todo funcionó?
Narrador 1: Ruth explicó toda la historia de Naomi; ¡Todo! Naomi declaró:
Naomi: «Espera, mi hija, hasta que aprenda lo que sucede a continuación.Boaz es un buen hombre y no descansará hasta que todo esto se solucione hoy «.
(Ruth y Naomi salida- Boaz descongela y se va hacia adelante en el escenario mirando al público como si estuviera esperando a alguien)
Narrador 2: Boaz fue a la puerta de la ciudad … allí era donde se tomaban las decisiones importantes … se quedó allí sentado esperando a que el pariente más cercano, su pariente para llegar. Cuando lo vio, le llamó por su nombre y le pidió que se sentara … El uso de nuestra imaginación podemos ver el pariente haciendo lo que pidió Boaz de él. También podemos ver los 10 ancianos del pueblo que estaban allí para asegurarse de que todo fue hecho por la ley. Boaz les recordó las obligaciones de la «ley del levirato». (Boaz está haciendo movimientos aquí.) El hombre que tenía «primeros derechos» por Ruth y Naomi decidió no correr el riesgo de ser dueño de Ruth, ya que podría poner en peligro a su familia y su propia riqueza. Dijo: «redimir a Rut a sí mismo, Boaz»! Ese hecho Boaz muy feliz! Y todos los demás.
(Boaz se queda en el escenario de pie, pero se mueve del centro, y está muy feliz-Ruth y Naomi regresan con los aldeanos: (todo el mundo está en el escenario y en silencio FELIZ)
Narrador 1: Rut fue tomada por Boaz y se convirtió en su esposa .. Jehová la hizo concebir y dar a luz a un hijo (Villager manos del bebé en la cesta de Ruth Ruth // manos al bebé a Boaz, y luego las manos Boaz el bebé a Naomi) las mujeres del pueblo dice que Naomi:
Villager o narrador 1:. «Bendito sea el Señor, que le ha proporcionado un heredero que él ser famoso en Israel será su comodidad Para que nace de una nuera que ama y honra que // y vale más que.. siete hijos «!
Narrador 2: Naomi tomó al niño como si fuera suyo y se convirtió en su amante y el cuidado abuela y las mujeres del pueblo le dio su nombre, Obed fue el padre de Isaí, que fue el padre del rey David… (Pausa).
Narrador 1: Naomi y Ruth siguió adelante con sus vidas y fueron felices juntos y con Obed, pero aún así oró por y se preguntó acerca de Orfa, su amada hermana que había decidido volver a su casa en Moab. Nos preguntamos también! Tal vez que será nuestro próximo Midrash!
Narrador 2 (Final Gong)
(Aplausos y de la inclinación) Responder a las preguntas de la audiencia?
FIN
……… ..I dado cuenta …. …………………… Y ………………… ……… ……… me pregunto.
Créditos: Redactores: «Una colección de Mid-erupciones de adentro hacia afuera»
Objetos: Dos podios y micrófonos; Meditación Gong; Silla de la sabiduría y la Biblia grande; Bufandas; Botella perfumado: Sombrero para Boaz? O bata; Manta para Boaz; Gong; Muñeca de Obed; Tazas y platos para Boaz para beber y comer de.

http://www.teachingforwisdom.org/

SOBRE LA MUJER ENCORVADA.


Lucas 13: 10-17

Hacia calor. El sol ya había reseca la tierra. El aire estaba inmóvil. El suelo bajo sus pies el calor irradiado. Ella estaba cansada. Anteriormente se había pensado quedarse en casa.Su cuerpo cansado necesita un descanso. Durante toda la semana que había trabajado en el calor del sol. En este día de reposo anhelaba descansar su arrugado, cuerpo dolorido.Ella trató de ignorar la debilidad que sentía. Había sufrido mucho y duro. Ni siquiera podía recordar cuándo o cómo había llegado a ser tan débil. Con los años, su espíritu debilitado había dejado su cuerpo inclinado y lisiados. La evidencia de sus cargas pesadas se podía ver en su columna vertebral torcida. Estaba avergonzada de su apariencia.

Hacía dieciocho años que no había estado recto y alto. Recordaba vagamente a correr cuando ella era una niña. Ella corrió por todas partes en aquel entonces. Ella corrió más rápido que cualquier otro en la ciudad. Le encantaba correr. Correr hacía sentirse libre.

Su madre solía advertirle que no se ejecute. Su madre trató de detenerla. Pero estaba tan lleno de vida. Ella quería ver todo. Ella quería hacer todo. Ella quería ir a todas partes.

Su madre le advirtió que no fuera tan curioso. Su madre trató de mantenerla ocupada. Su madre trató de mantenerla fuera de problemas. Pero no sirvió de nada, no importa cuántas tareas que su madre le dio; ella siempre logró encontrar tiempo para explorar. Tenía tantas preguntas. Ella quería saber cómo funcionaban las cosas. La vida era muy emocionante.Se precipitó de una aventura a la siguiente. Ella corrió por todas partes, todos los días.Excepto, por supuesto, en el sábado. En el día de reposo mientras caminaba. Se dirigió con su familia a la sinagoga. Le encantaba ir a la sinagoga. Como su padre y hermanos ocuparon sus puestos a los pies de los rabinos, se sentó tranquilamente con su madre y sus hermanas y las otras mujeres y niñas en la parte posterior de la sinagoga. Ella escuchó con atención como los hombres y los niños hablaban.

Anhelaba hacer preguntas, y por el tiempo más largo que no entendía por qué no se le permitió hablar. Ella deseaba la libertad de hablar. Cuando cada uno de sus hermanos se fueron a su vez de aprender a leer de la Torá, que deseaba sentarse con el rabino y aprender. Ella trató de satisfacer sus deseos con preguntas. Ella preguntó tantas preguntas. Al principio la gente se divertían con su curiosidad, pero con el tiempo se convirtieron en molesto. Con el tiempo su ira creció.

Ella no recuerda cuando dejó de hacer preguntas, más de lo que ella recuerda cuando ella dejó de correr, sólo una especie de paso, sin que ella se diera cuenta realmente en absoluto. Ella admite que ella no es libre de hacer preguntas. Ya no se sentía libre para correr. Su madre puede no haber sido capaz de dar a sus tareas suficientes para reprimir su curiosidad, pero su marido y sus hijos le proporcionó tantas tareas que apenas podía mantenerse al día.

Tal vez tenían razón. Tal vez ella realmente no necesita saber. Tal vez estaba molesto. Tal vez no debería ser tan exigente. Tal vez no debería cuestionar la forma en que se hacían las cosas. Tal vez sólo debería aceptar su suerte en el mundo. Tal vez sólo debe conformarse con lo que tenía. Se sentía tan atrapado. Tal vez tenían razón.

Poco a poco se dejó de hacer preguntas y resolvió llevar su carga en silencio. Se acomodó en la rutina que la vida ofrece. Ella incluso dejó de correr. En estos días no había tantas tareas. Ella estaba sola. Su marido se había ido. Sus hijos crecieron con sus propias familias. Pero incluso las pequeñas tareas parecía difícil para ella ahora. El simple hecho de salir de la cama era más de lo que podía manejar algunas mañanas. ¿Cuál era el punto? ¿Por qué molestarse? Ella era tan muy cansado.

El ir a la sinagoga fue uno de los últimos placeres que tenía. Las palabras y sonidos familiares proporcionan una cierta comodidad. A veces se puede olvidar su carga por un momento. débil esperanza parecía mejor que hay esperanza. Había esperado hasta que ella sabía que los otros se han dejado antes de que ella puso en marcha. A pesar de que ya no podía mirar a la cara, que quería evitar la compasión mira que ella sabía en su corazón estaban allí. No podía soportar oír sus susurros. Ella sabía que la culparon. Ella sabía que su dolencia los asustó. Se habría evitado la sinagoga por completo, pero ella sabía que iba a estar allí. Todo el pueblo había sido un hervidero de él durante toda la semana. Él había estado hablando en el pueblo y sus palabras se había movido personas.Había rumores de que había sanado a muchas personas. Algunos dijeron que era el más grande narrador que nunca había viajado a través de estas partes. Sin duda, un gran maestro como se pidió hablar en la sinagoga, en este día de reposo. Por un momento, sintió una punzada de la vieja curiosidad.

Ella se preguntó de qué se trataba este hombre que se había fijado sus lenguas para que menea. Así que ella caminó en el calor. Su cuerpo doblado y lisiado lastrada por las cargas que llevaba.

El suelo debajo de ella estaba familiarizado. Durante dieciocho años, su espalda encorvada había limitado su visión. Su cara se veía fuera en un mundo limitado. No podía ver las copas de los olivos. El cielo, incluso el sol que caía a plomo sobre ella estaban más allá de su visión. Lo que podía ver de la ciudad estaba vacía. Todo el mundo estaba dentro de la sinagoga. Ella se deslizó sigilosamente por la puerta lateral, aliviado de que ella había evitado una vez más el contacto con sus vecinos.

Como hizo su camino hacia el fondo de la multitud oyó su voz. Ella no podía verlo, pero de alguna manera sabía que la voz que escuchó fue la de él. Tal vez fue la autoridad con que hablaba. Quizás era el rastro de un acento Nazareno. Apenas tuvo tiempo de preguntarse.Él la estaba llamando. Se sentía la parte multitud. Lo oyó llamar. El miedo volvió sus pies en piedra. No podía moverse hacia adelante. Ella sintió los ojos de sus vecinos sobre ella y empezó a temblar. Cada vez que respiraba pensó que sería su última. De repente sintió que su viejo amigo curiosidad comienza a moverse.

¿Por qué se le llama? ¿Por qué se le singularización? Iba a castigarla? ¿Iba a señalar su pecado? ¿Iba a decirles que su dolencia era un castigo por su negativa a aceptar su suerte en la vida? Iba a apuntar a ella y advertirles que no salirse de la línea? Se sentía las preguntas que se levantan en ella. No podía detenerlos. Sus pies comenzaron a moverse.Podía verlos en movimiento y ella quería correr. Por primera vez en dieciocho años que quería correr. Pero sabía que no podía correr.

Quería correr nada más sacarlo de allí. Pero poco a poco, sus pies se movían su cuerpo dolorido cansado más cerca de él. Se puso de pie delante de él y vio que su pecho se movía arriba y abajo. Se preguntó lo que su cara parecía. ¿Estaba enojado? Estaba a punto de arremeter contra ella? ¿O se mira hacia abajo en ella con compasión en sus ojos? Se centraron en el movimiento constante de su pecho y cuando llegó la palabra se sobresaltó.

«Mujer, quedas libre de tu enfermedad.»

«Mujer, quedas libre de tu enfermedad.»

¿Qué estaba diciendo? Podría ser verdad? Después de tantos años de anhelo? Fue ella finalmente libre? Ella sintió sus manos sobre ella. Suavemente se frotaba los hombros cansados. Y entonces, de repente, se sintió. Él la había llamado. Jesús le había llamado.Jesús le había llamado hasta la parte delantera de la sinagoga y frente a todos los hombres y mujeres de su pueblo Jesús había declarado que fue liberada. Inmediatamente la mujer se enderezó y comenzó a alabar a Dios. Alabando a Dios en la sinagoga!

Ella, una mujer que había estado sufriendo de una pobreza interior que había dejado a su incapacitado durante 18 años; aquella cuyo espíritu debilitado causado su cuerpo a responder de la misma, dejándola se inclinó hacia adelante, incapaz de soportar, fue liberada de su prisión y la mujer se enderezó y comenzó a alabar a Dios. Ella alabó a Dios, en la sinagoga. Hasta que el líder de la sinagoga se puso de pie.

Ella lo miró directamente a los ojos y esperó. Se indignó porque Jesús se había atrevido a curar en sábado, y siguió diciendo a la multitud: «Hay seis días en los que el trabajo que se debe hacer; llegado en esos días y ser curados, y no en el día de reposo. «Por primera vez en dieciocho años se veía de cerca sus caras. Ella vio sus expresiones presumidas.Estaba a punto de inclinarse la cabeza cuando Jesús gritó: «¡Hipócritas! No cada uno de ustedes en el día de reposo desata su buey o su asno del pesebre, y lo lleva a tomar agua? En caso de que no ésta, que es hija de Abraham, que ha sido ligado dieciocho años, de ser liberada de esta ligadura en el día de reposo? »

Las palabras de Jesús ponen todos sus oponentes a la vergüenza. De pie alto y orgulloso, lágrimas de alegría corrían por su rostro al recordar que ella era una hija de Abraham y de Sara. Que ella también era una heredera de las promesas de Dios. Superar con alegría que, una vez más comenzó a alabar a Dios. toda la multitud se regocijaba por todas las cosas maravillosas que Jesús estaba haciendo. Revivido de sus cargas, liberado de su prisión, de pie alto y orgulloso como una hija de Abraham y Sara, con la certeza de que ella también era un heredero de todas las promesas de Dios, ella alabó a Dios.

Hay días; se conoce el tipo de días, los días en los que nos podemos ver como esta mujer.Hay días en que me pregunto cuando las cargas de la vida se hizo tan pesada que me hice aplastado por ellos. ¿Cuándo y dónde mi entusiasmo infantil por la vida desaparece?¿Cuándo dejo de correr hacia la vida? ¿Cuándo hice tan cauteloso? ¿Cuándo dejo que mis muchas tareas desnudo abajo en mí y me causan sólo penosamente adelante. ¿Cuándo dejo de exigir respuestas y determinación para llevar mis cargas en silencio? ¿Cuándo se instalo en la rutina de la vida que ofrece? Hay días en que incluso las pequeñas tareas parecen difíciles y simplemente levantarse de la cama es más de lo que puedo manejar.Entonces se han producido esos días en que simplemente no puedo soportar mirar a los ojos de mis vecinos, cuando quiero evitar las miradas de lástima. Días en que no podía soportar oír sus susurros, porque sabía que me acusaron. Días en que mis cargas pesaba sobre mí.

Y hay otros días en que me veo como el líder en la sinagoga. Esos días en que algún niño se lanza bajo el altar e intento de aplastar a ese niño con. O cuando alguna regla en alguna parte se tiró a un lado o pisoteada y no puedo callarme la boca. Y hay esos días en que santurronamente cita de la escritura en algún pobre diablo que ha conseguido bajo mi piel. Esos días horribles cuando no puedo evocar la gracia de ser nada más que un hipócrita. Lamentablemente hay incluso días, cuando estoy amenazado por la libertad a otra persona y me quieren aferrarse a las normas, porque las reglas son familiares y las normas establecen el orden y las reglas significa que no tengo que pensar y simplemente puede poner a mí mismo en piloto automático y todo estará bien.

Y luego están aquellos gloriosos días, cuando se levanten las cargas de la vida y yo quiero bailar con la alegría pura de la vida y alaban a Dios sin cesar. Al igual que el día en que el médico dijo que estaba libre de cáncer, me encontré como el viento ese día. O el día en que dejé mi trabajo para volver a la universidad, yo bailaba esa noche. O el primer día en la universidad, yo caminaba por el campus de altura de ese día. O el primer día en el seminario, de pie en la capilla a cantar las alabanzas de Dios como la facultad procesado en cubierto hacia fuera en sus ropas académicas. Canté en voz alta ese día y durante días después de que estaba llena de preguntas sobre todo. O ese día glorioso cuando sonó el teléfono y la voz en el otro extremo, dijo, votaron llame. Me sentí como si hubiera sido puesto en libertad ese mismo día, libre de embarcarse en una aventura gloriosa.

Todos hemos tenido días en los que las cargas de la vida nos han oprimidos y todos hemos tenido esos días horribles cuando parecía más fácil de apilar cargas sobre otros porque lo mejor que pudo reunir una especie de hipocresía que esclavizó a una hermana o una hermano. Y todos hemos tenido esos días en los que hemos sido liberados para ser las personas que Dios nos destina a ser y no podemos dejar de cantar la alabanza de Dios. Pero si esto fuera sólo una historia donde se podía referirse a una mujer inválida que está curada y unos hipócritas que quieren arruinar la fiesta no sería más que una historia común y que podría, dependiendo de la clase de día que estamos teniendo estar satisfecho con la identificación de nosotros mismos como sea bendito de cargado. Pero esto no es sólo una historia ordinaria. Debido a que estamos reunidos aquí en este lugar; y aquí en la iglesia, que es el Cuerpo de Cristo, cada uno de nosotros está llamado a ser Cristo el uno al otro. Lo que significa que, además de identificarnos con el que está curada y los que son hipócritas, estamos también llamados a identificarnos con Cristo, estamos llamados a ser sanadores. Estamos llamados a establecer entre sí gratis! Estamos llamados a levantar las cargas de los otros! Estamos llamados a levantar las cargas de la injusticia, la enfermedad, la tristeza, la pobreza, e incluso las cargas de la muerte.

Como Cristo, estamos llamados a desafiar las prácticas y creencias religiosas de nuestros días que son insensibles al sufrimiento de las personas.

Adoramos a un Dios que nos ha creado a ponerse de pie completa, libre y tener el valor de mirar a Dios a los ojos y pedirle a Dios que compartir nuestras cargas. Adoramos a un Dios que quiere que de pie alto y mirar el uno al otro a los ojos; establecer entre sí gratis, llame entre sí para tener en cuenta y se regocijan en la abundante gracia inquebrantable de Dios.Así que no deje que sus cargas que pesan. No deje que las normas y reglamentos y leyes que se convierten en hipócritas santurrones. ¡Crecer! Se levantan, miran a su alrededor y en las caras de sus hermanos y hermanas ver el rostro de Cristo y hacerles ver el rostro de Cristo que hay en ti.

Haga clic aquí para visitar Rev. amanecer Hutchings Sitio Web

http://progressivechristianity.org/resources

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: