Teresa Forcades (Teóloga y monja): «Es necesaria una teología que avance más allá de cualquier estereotipo de la mujer»


  • La autora del libro ‘La Teología Feminista en la Historia’ ofreció una charla en Portalea sobre ‘Espiritualidad y género’

La monja y teóloga catalana, Teresa Forcades (1966) ofreció ayer una conferencia sobre ‘Espiritualidad y género’, en Portalea, dentro de una convocatoria organizada un grupo de mujeres del entorno de las iglesias de Eibar que se vienen reuniendo quincenalmente en la parroquia de San Andrés desde hace más de 11 años. Forcades, natural de Barcelona, es licenciada en Medicina. Se trasladó a Estados Unidos para cursar la especialización en Medicina Interna en la Universidad Estatal de Nueva York. De regreso a España ingresó en el monasterio benedictino de Montserrat. Su título en Teología no fue convalidado por las facultades católicas españolas al haberlo obtenido en una facultad protestante. Así y todo, Forcades publicó en 2007 el libro ‘La teología feminista en la historia’, en el que la sitúa en el marco de las teologías críticas o de la teología de la liberación, haciendo una revisión histórica de las mujeres que a lo largo de la historia han vivido la contraposición entre el discurso teológico y la experiencia de Dios. En 2013 creó, junto con Arcadi Oliveres, una plataforma popular para promover la autodeterminación de Cataluña. En 2015 Forcades dejó el convento de las benedictinas, para concurrir a las elecciones autonómicas catalanas, aunque no ha dejado de ser religiosa.

-¿No piensa que la lectura de las Sagradas Escrituras dejan a la mujer en un segundo plano? ¿No piensa que surge de esa lectura una imagen de la mujer muy estereotipada y hasta cierto punto machista?

-Eso depende de cómo se lean y de cómo se interpreten las Sagradas Escrituras. Si se saca de su contexto histórico, la afirmación ‘que las mujeres callen en la Iglesia’ resulta simplemente sexista. Si se tiene en cuenta el contexto, entonces esta afirmación preservada en la Biblia, además de ser sexista, da testimonio de que en los primeros siglos había mujeres que sí hablaban en la Iglesia y aparece una imagen de las primeras comunidades que contribuye a cuestionar la historia de la humanidad tal como nos la han contado, y no me refiero solamente al ámbito religioso. En la carta de San Pablo a los Romanos, por ejemplo, aparece el nombre de Junia, una mujer apóstol, que san Pablo considera con reverencia. En la Edad Media, el nombre de Júnia (femenino) se cambió por el de Júnias (masculino).

-¿Cuáles son los trabajos que viene realizando en favor del impulso de la espiritualidad desde una perspectiva de genero?

-En 2007 publiqué ‘La teología feminista en la historia’, donde recojo el testimonio de mujeres teólogas como Cristina de Pizán, Isabel de Villena, Moderata Fonte, Lucrezia Marinella, Teresa de Jesús, María Jesús de Ágreda, Juana Inés de la Cruz, Marie de Gournay, Bathsua Makin, Anna Maria van Schurman, Margaret Fell, Mary Astell, que abarcan desde el siglo XIV al XVII. En 2015 publiqué ‘Por amor a la justicia: Dorothy Day y Simone Weil’, un trabajo centrado en la vida y obra de estas dos grandes mujeres del siglo XX, comprometidas con las luchas obreras, que, tras declararse ateas y vivir como tales su primera juventud, experimentaron de una forma sorprendente para ellas la presencia de Jesús en sus vidas. Mi último libro, que aparecerá en octubre es ‘Los retos del Papa Francisco’. En él abordo, entre otras, la cuestión de las mujeres en la Iglesia. Aparte de los libros, doy cursos y charlas diversas sobre la espiritualidad y la teología hecha por mujeres y también sobre la necesidad de formular una teología capaz de avanzar más allá de cualquier estereotipo.

-¿Ha sido costoso para usted mantener posiciones un tanto revolucionarias en el ámbito de la espiritualidad y género?

-Hasta ahora no ha sido muy costoso. Tengo el apoyo de mi comunidad y también de mi obispo que, aunque piense distinto, no es un hombre autoritario. A pesar de ello, durante el papado de Juan Pablo II y de Benedicto XVI, los grupos integristas católicos se sentían fuertes y había muchas más críticas en internet contra mí que ahora, con el papa Francisco han desaparecido. Más costosa ha resultado mi posición crítica hacia los intereses de las grandes compañías farmacéuticas y hacia ciertos intereses políticos en Cataluña.

-¿Ha recibido presiones para no trabajar en el ámbito político?

-De la Iglesia no, ninguna. Lo que me pidió mi comunidad fue que mientras estuviera activa en la política pidiera un tiempo de exclaustración para evitar la presión mediática sobre el monasterio y así lo hemos hecho.

-¿Cuáles fueron los motivos que le llevaron al estudio de la teología protestante?

-Elisabeth Schüssler Fiorenza es una teóloga feminista católica reconocida mundialmente por sus trabajos de interpretación bíblica. Traduje uno de sus libros y ella me animó a pedir una beca en Harvard, que es donde ejerce de profesora. En Harvard, aunque su origen sea metodista, no se enseña solamente teología protestante sino que hay profesores católicos y ortodoxos y también judíos, musulmanes y budistas. Lo que me atrajo a Harvard no fue la teología protestante sino la calidad de su enseñanza. Luego, cuando ya era monja y tras terminar mi doctorado sobre la Trinidad, me trasladé a Berlín para hacer el postdoctorado y me invitaron a dar clases en la Facultad de Teología de la Universidad Humboldt, que es protestante pero tiene una cátedra dedicada a la teología católica. Sin embargo, yo no trabajé en esa cátedra, sino en la de los estudios de género.

-¿Cómo conseguir acercar al público juvenil a la fe religiosa en unos tiempos?

-Mi experiencia con jóvenes es sobre todo en Alemania (Berlín), que es donde he dado clases en la universidad. Observo que entre ellos disminuye la tendencia, que estaba vigente hace algunos años, a separar espiritualidad (vivencia personal de la fe) de religión (vivencia institucionalizada). Los jóvenes de hoy son más sensibles a los límites del individualismo y más abiertos a las experiencias comunitarias. La mejor forma de ponerlos en contacto con la fe religiosa sigue siendo proponerles experiencias de silencio, de encuentro con uno mismo, y el contacto con testimonios creíbles a los cuales puedan formular sus preguntas e inquietudes.

http://www.diariovasco.com/bajo-deba/eibar/201705/23/teresa-forcades-teologa-monja-20170523000836-v.html?platform=hootsuite

Víctor Gaviria: “El hombre va a intentar impedir la liberación total de la mujer”


Escrito por begoña piña

Víctor Gaviria: “El hombre va a intentar impedir la liberación total de la mujer”

El cineasta colombiano denuncia en ‘La mujer del animal’ el salvaje maltrato machista, señala con el dedo a una sociedad cómplice que silencia la violencia y advierte: “Todos los hombres tenemos tendencia a ser maltratadores”.

Víctor Gaviria lleva decenios cargando en algunos círculos con el sambenito de ‘explotador de la miseria humana para sus fines artísticos’. El desenlace vital de la mayoría de los actores de la demoledora, y al mismo tiempo, hermosa La vendedora de rosas –muertos o condenados a prisión-, avivó estas acusaciones.
Veinte años después de aquello, el cineasta colombiano, uno de los más respetados internacionalmente, se ha tropezado inesperadamente con otro hueso muy duro de roer, el de los cómplices del maltrato machista. ‘La mujer del animal’, su nueva película, ganadora del Premio a la Mejor Dirección y al Mejor Montaje en Málaga, ha sido la fuente de la discordia.

Ambientada en un barrio marginal de Medellín y protagonizada de nuevo por actores no profesionales, es la historia de una joven que huye de su padre y busca refugio en casa de su hermana. Allí, Libardo, al que todos llaman ‘el animal’, la rapta y la obliga a vivir con él. Hambre, violaciones, palizas… mientras toda la comunidad abandona a la mujer a esta violencia permanente.

Usted busca sus historias en la realidad, ¿cuál marcó el principio de ‘La mujer del animal’?

Estaba buscando testimonios sobre un justiciero, una banda que mataba a bandidos porque estaban hartos de tanta crueldad. A medida que iba trabajando me di cuenta de que eso iba a dar categoría de héroe a un paramilitar. Pero, sobre todo, quedé con una mujer para hablar de ello, era Margarita Gómez, la llamaban ‘la mujer del animal’, que definió a aquel hombre, que era su marido, como un asesino, un violador, un matón… Y ese testimonio abortó completamente la otra historia.

¿Ella le contó su caso, el maltrato recibido?

Sí. Me contó una experiencia que era extrema. Él la raptó, la obligó a estar con él, la convirtió en su mujer. Fueron siete años de rencor y de maltrato, sin que nunca hubiera entre ellos una relación.

A partir de ahí, ¿buscó testimonios de más mujeres?

Sí, siempre de mujeres humildes, aunque sé que esto se da en todas las clases sociales. Eran experiencias similares, mujeres violadas, convertidas en esclavas, algunas asesinadas… Para mí estaba claro que había que hacer esta historia.

Desgraciadamente, todo el mundo sabe que existen estos casos y no sería la primera película sobre maltrato machista, ¿qué pensaba que podía aportar nuevo?

Lo que quería era poner especial atención en los otros. Margarita Gómez me dijo que una de las cosas que más le dolían era que nadie la ayudara. En estos casos siempre hay testigos. No hay que ocultarlo, hay que hacer lo contrario. Cuando habló conmigo, fue la primera vez en 30 años que se atrevió a contarlo. Me dijo que cuando sus cuñadas y su hermana lo supieron, le decían que estaban sorprendidas, que no la creían.

Ese silencio de los otros agrava mucho el problema…

Hasta el punto de que hoy son historias normalizadas. El tejido familiar, en su caso, ocultaba lo que pasaba. Pero, con el tiempo, la hermana del ‘animal’, Blanca, me reconoció que su hermano era muy malo y que a ella la había violado con once años. Con esta película el ‘animal’ está públicamente denunciado. La pregunta es ¿por qué no hacemos nada? Es una confusa vergüenza.

La complicidad se excusa muchas veces en el miedo, ¿es suficiente justificación?

La gente siempre sabe qué está pasando. Y sí, esa complicidad nace del miedo, no hablar es una forma de supervivencia. Pero, efectivamente, lo que hace el miedo es normalizar el asesinato. El miedo, por otro lado, sirve para esconder un pacto entre los hombres de apoyo a esos ‘animales’. Es un apoyo a los extremos de autoridad y violencia.

Pero ¿no cree en la posibilidad de que la gente no sepa lo que está pasando?

No. A lo mejor no se sabe de una manera consciente, pero es que hay que saber leer mejor los signos. ¡Yo mismo! Cuando estaba preparando la película, un día llamé a mi hermana, que vive en EE.UU. y le conté el proyecto en el que estaba. Entonces ella me dijo que esa era su propia historia. Que su marido la había obligado a casarse con él y que yo le estaba contando una cosa que le había pasado a ella. ¿Pero no os dabais cuenta? Me preguntó. ¡La historia había ocurrido dentro de mi propia familia! Y ¿no lo habíamos visto? Ella consiguió separarse y por eso se fue a EE.UU.

Usted hace cine con un equipo muy cercano en lo personal y en lo intelectual, ¿todos sentían la misma necesidad de contar esta historia?

No, de hecho, tuvimos varias discusiones. Yo hago cine, como dices, con un grupo de amigos que me acompaña, pero cuando les conté la historia de Margarita y de otras mujeres, los hombres no me creyeron. Y me preguntaron por qué creía yo a esas mujeres. Yo tenía que creer a Margarita porque sabía que era una historia verdadera y que ese tipo no tenía sentido de la humanidad.

La crítica en Colombia, como en muchos sitios, la hacen sobre todo hombres, ¿les ha pasado como a sus compañeros de equipo?

En Colombia, con esta película se me ha criticado por ser muy parcial y, según los críticos hombres, por falta de verosimilitud y por caer en el estereotipo. Ha habido artículos de mujeres alabando la película. Los hombres se están encubriendo unos a otros en todo el mundo. Este ‘animal’ existe en todas partes.

Sí, pero no son todos los hombres…

Todos, todos los hombres tienen la idea, en su esencia más profunda, de que la mujer es un foco de traición, de dolor y de desengaño. En Colombia, el relato de liberación de la mujer, que va lento, ha sido celebrado por todos, mujeres y hombres, pero los hombres lo han celebrado sin saber hasta dónde podía llegar. En realidad, el hombre no está de acuerdo con que la mujer se libere totalmente. Y la reacción a esa liberación por parte de los hombres son todos esos feminicidios. El hombre se ha acomodado en esta cultura patriarcal y ahora que la mujer le cuestiona ese privilegio, no lo va a permitir, no quiere competir. Va a intentar impedir la liberación total de la mujer. La consecuencia es una radicalización del maltrato. Cada vez hay más escenas profundas de maltrato que hay que parar.

Me cuesta creer que usted mismo sienta que en su interior hay un ‘animal’…

Todos los hombres tenemos tendencia a ser como ‘animal’, maltratadores. Lo que un hombre tiene que hacer es que ese ‘animal’ decline toda su pretensión de poder. Creo, además, que todas las mujeres han conocido a ese ‘animal’, en uno u otro grado, y lo han escondido casi siempre por vergüenza. A la violencia del maltrato se llega como en una escalera. Primero viene la suspicacia, la vigilancia, los celos… y poco a poco llega el control y el aislamiento, hasta convertir la vida de la mujer en un pequeño campo de concentración. En las relaciones en que la mujer no lo permite y se va, deja detrás a un hombre frustrado que solo muestra rasgos insignificantes al menos en apariencia, pero que se pueden volver violencia.

¿Una película como la suya sirve para atacar el problema?

Creo que es importante que los jóvenes vean películas así, porque si no, no van a poder tener al amor como un lugar de libertad ni de sexualidad sana. Muchas actrices me han llegado a contar que su belleza las había condenado al maltrato. Las mujeres saben leer en los hombres, pero los hombres no saben leer en la mujer.

¿Qué quiere decir?

El hombre lee en un escote, en unos gestos, su propio deseo. Cree siempre que la mujer le está seduciendo y entonces la usa o la castiga. Los hombres creen que las mujeres leen su deseo. Pero el deseo debe ser un diálogo consensuado, dos conciencias y dos cuerpos de acuerdo, haciendo la misma lectura del erotismo. La vida es un texto de libertad, no un texto para que sea interpretado solo por los hombres.

 

@begonapina

https://www.desdeabajo.info/cultura3/31750-victor-gaviria-el-hombre-va-a-intentar-impedir-la-liberacion-total-de-la-mujer.html?platform=hootsuite

MEXICO: CONOCE LA VOZ DE LOS INDIGENAS. LA PRIMERA MUJER INDIGENA CANDIDATA A LA PRESIDENCIA.


226.277 reproducciones

Conoce a la primera mujer indígena que se presenta a las elecciones presidenciales en México

Me gusta:

“Las mujeres, como las leyes, estamos para ser respetadas”, responden a concejal Ramón Cardona

12 Jun 2017 Deja un comentario


Por:

Noticiascaracol.com

Indignadas, las risaraldenses condenaron la declaración del político de Santa Rosa de Cabal.

“Un servidor público, no puede ni por chiste ni por jerga cotidiana, decir esas expresiones tan desafiantes e irrespetuosas”, aseguró una mujer que participó en las protestas contra el cabildante.

Las palabras de Cardona se dieron en pleno concejo municipal y desataron una ola de reproches.

“La ley es para cumplirla. Hay un argot popular donde, disque, dice que la ley es como las mujeres, se hizo para violarlas, pero nosotros no podemos pasarnos por encima de la ley porque ya tenemos un espejo”, dijo Cardona.

En la plenaria del cabildo de Santa Rosa de Cabal, Ramón Cardona, hizo alusión al ofensivo refrán. El cabildante no ha dado una declaración sobre el tema.
Noticias Caracol NoticiasCaracol 5:16

El procurador general de la Nación, Fernando Carrillo, condenó el pronunciamiento de Cardona y aseguró que puede configurar una incitación al delito.

 

45 AÑOS: SERVICIO COLOMBIANO DE COMUNICACIÓN SOCIAL (SERCOLDES)

08 Jun 2017 Deja un comentario


CELEBRANDO LOS 45 AÑOS DEL SERVICIO COLOMBIANO

DE COMUNICACIÓN SOCIAL

Carrera 16 Nro 39A78

Bogotá-Colombia

 

Este año cumple SERCOLDES 45 años de trabajo constante en pro de una Colombia con justicia social, incluyente, sin ningún tipo de discriminación y apuntando a un país en paz. Este Servicio a los demás ha sido reconocido por las mismas personas, colectivos, grupos y organizaciones  que han participado como sujetos activos de nuestras apuestas y acciones llevadas a cabo en distintos escenarios del territorio nacional. Nos ha llenado de profunda satisfacción haber alcanzado logros no exentos de dificultades.

El camino que hemos recorrido en este tiempo dando pasos y pedaleos de todas y todas : de Jairo, Rosalba, Maria Fernanda, Heliodoro, Olga Lucia, Hilda, Norma, Betty, Mariluz, Orfilia, Maria Helena, Alirio, Javier Omar, y Fabio, y muchos otros más,  han  formado un gran tejido dinámico multicolor de lucha, de esperanza, de fe en el futuro y de amor por los demás.

Dentro de la Historia del Servicio Colombiano, recordamos y agradecemos a quienes nos impulsaron y hoy no se encuentran con nosotros: Monseñor Gerardo Valencia Cano y Camilo Moncada Abello.

 

NUESTRAS FELICITACIONES Y SALUDOS FRATERNALES.

BARCELONA: Ellas mandan (distinto)

29 May 2017 Deja un comentario


Las ocho mujeres del gobierno de Barcelona hablan sobre los éxitos y fracasos de su cruzada para feminizar la institución

Denuncian sin tapujos el machismo cotidiano y se proponen poner la vida y los cuidados en el centro de la agenda política

Ellas mandan (distinto)

ALBERT BERTRAN

De izquierda a derecha, Mercedes Vidal, Montserrat Ballarín, Laia Ortiz, Ada Colau, Janet Sanz, Laura Pérez, Gala Pin y Carmen Andrés, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Barcelona, el jueves pasado.

HELENA LÓPEZ / BARCELONA

SÁBADO, 27 DE MAYO DEL 2017 – 14:26 CEST

Se agotaba el anterior mandato y ella, en aquel momento aún más joven, era concejala de la oposición. Él, hombre fuerte del partido de gobierno, mano derecha del entonces alcalde y su predecesor al frente del área de Urbanismo, pese a en ese momento ni sospecharlo, escribió un libro. Un libro en el que hablaba de ella -dio a un personaje sus rasgos físicos-, que le dedicó y ‘tuvo el detalle’ de llevarle al despacho. “Me enfadé. La dedicatoria era, además, en un tono un poco subido… Y él aún bromeaba en público con que cómo me podía enfadar, que tenía que estar agradecida”, relata la hoy teniente de alcalde Janet Sanz. “Recuerdo haber pensado mucho qué hacer, si lo explicaba… pero me sentí sola. Sé que esta situación, ahora, se habría resuelto distinto. Somos más y estamos más empoderadas. Sé que hoy le cuento esto a la alcaldesa y se lía la de San Quintín”.

Romper el silencio, no dejar pasar ni una actitud machista, es uno de los rasgos distintivos del actual equipo de gobierno municipal, que estos días cruza el ecuador del mandato. Un gobierno que la alcaldesa Ada Colaula primera en la historia de la ciudad– definió desde el primer día como feminista, en el que ocho de los 15 concejales son mujeres, seis de Barcelona en Comú más las dos socialistas. “Denunciar esas situaciones en primera persona es una manera de hacer que algo que sucede desde hace siglos, que vivimos en una sociedad machista y patriarcal, sea noticia”, señala la concejala de Ciutat Vella, Gala Pin, quien hizo público en su perfil de Facebook varias actitudes machistas protagonizadas por directivos “de más de 40 con corbata”.

Laia Ortiz

TENIENTE DE ALCALDE

Si alguna cosa me ha hecho llorar desde que estoy en el ayuntamiento es la impotencia de no ver lo suficiente a mi hija

MIRADA DE GÉNERO

Una conciencia de que ha llegado la hora de decir basta que se respira, también, cuentan, entre las concejalas de la oposición. “Después de publicar el episodio del comité ejecutivo de Turismo, me mandó un mensaje una concejala de la oposición con la que he tenido fuertes discusiones políticas mostrándome su apoyo”, subraya Pin. “Seguramente porque vienen de partidos en los que les ha costado mucho que se las reconociera -añade Sanz– ellas son plenamente conscientes de la situación”. Asiente la socialista Carmen Andrés, concejala de Infancia, Juventud y Personas Mayores.

Más allá de responder a cada exabrupto (no se ha cansado de hacerlo la propia alcaldesa cada vez que el Félix de Azúa de turno la ha mandado a servir a un puesto de pescado), uno de los cambios que ha comportado la llegada de este gobierno es la introducción de una mirada de género sobre todas sus acciones. Un cambio en el relato. “Se ha convertido en una política troncal, que tiene el objetivo de impregnar todas las áreas”, apunta Laura Pérez, concejala de Feminismos y LGTB, concejalía de nueva creación.

Pérez tiene claros los retos para la segunda mitad de mandato. “Es imprescindible seguir trabajando en el reconocimiento de que los cuidados son parte de la economía“, señala. Otro, a sus ojos igual de importante, es la lucha contra la violencia sexual. “Tenemos una cantidad de violaciones elevadísima en la ciudad. No puede ser que una de cada cuatro mujeres haya sufrido una agresión sexual”, expone la concejala de Feminsimos. La edila destaca también el apoyo en este campo de la CUP a hora de llevar a cabo esas políticas y la importancia de la proyección internacional que da a esas políticas que esté al frente del consistorio una personalidad como la de Colau, aún de baja maternal, quien accedió a hacerse las fotografías que acompañan este reportaje aprovechando una visita a Sant Jaume.

Gala Pin

CONCEJALA DE CIUTAT VELLA

Denunciamos para que sea noticia algo que es noticia desde hace siglos: que vivimos en una sociedad machista y patriarcal

CAMBIO EN LAS HEGEMONÍAS

“Una sola mujer no puede feminizar la política. Hacen falta muchos liderazgos femeninos, y este gobierno los tiene. No solo la alcaldesa o las concejalas, también las comisionadas”, introduce la teniente dealcalde Laia Ortiz, máxima responsables de los Servicios Sociales, que esta feminización ha puesto en el centro de la agenda política. “Para mí la feminización de la política tiene también que ver con poner en el centro la cotidianidad. El día a día de las personas. Aquello que nunca se había sido importante”, prosigue Ortiz, convencida de que se está produciendo un cambio en las hegemonías. “Hace cinco años -señala- hablar de la necesidad de reducir la contaminación y de hacer una ciudad más vivible era solo cosa de cuatro ecologistas. Hoy es una idea de consenso”.

Janet Sanz

TENIENTE DE ALCALDE

Feminizar el urbanismo es también intentar generar una jerarquía distinta en el espacio público, como hemos hecho en la supermanzana

Fruto de esa mirada femenina sobre la ciudad, más inclusiva, insisten, surgen apuestas como las para muchos indigestas supermanzanas. “Se trata de intentar generar una jerarquía distinta en el espacio público”, reivindica la concejala de Urbanismo. “El espacio público ha estado siempre pensado para la gente que se mueve en coche por la ciudad, que normalmente son hombres que van a trabajar a determinados entornos, como polígonos que no tienen conexión con transporte público, por ejemplo. El reto es pensar cómo situamos a las personas que van a comprar, las que van a buscar a sus hijos al cole, y a esos niños y niñas”, prosigue Sanz.

ASUNTOS PENDIENTES

Sobre cómo se vive la contradicción aparente que supone hablar de poner la vida y los cuidados en el centro estando al frente de una institución tan absorbente como el gobierno en minoría de una gran ciudad, Ortiz lo tiene claro: mal. “Si alguna cosa me ha hecho llorar desde que estoy en el ayuntamiento es la impotencia de no ver lo suficiente a mi hija, que tenía ocho meses cuando entramos en el gobierno”, se sincera la teniente de alcalde. “Es una contradicción -prosigue- que aún no hemos sabido resolver“.

A Andrés -concejala socialista desde el año 2007- le enfada y angustia -lo segundo antes más que ahora- tener que dar explicaciones sobre ese asunto. “Cuando acabas muy tarde de una reunión siempre te preguntan cómo lo llevan tus hijos. A un hombre jamás le hacen esa pregunta”, reflexiona. La clave sería intentar no acabar las reuniones tan tarde, apunta convencida Sanz. “Eso también es feminizar la política. Nosotras vamos más al grano. Somos más prácticas. Optimizamos el tiempo porque valoramos más nuestra vida privada. Ellos disfrutan más escuchándose”, concluye la edila, para quien uno de los orgullos del legado de estos dos primeros años de mandato es que en las audiencias públicas infantiles las niñas digan que quieren ser alcaldesas o concejalas, algo (casi) inimaginable años atrás.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/cruzada-ada-colau-y-siete-concejalas-ayuntamiento-barcelona-para-feminizar-politica-6063042

Arzobispo de Medellín compara la ideología de género con un cáncer

25 May 2017 Deja un comentario


Imagen referencial. Foto: Pixabay / Dominio público.

Imagen referencial. Foto: Pixabay / Dominio público.

MEDELLÍN, 24 May. 17 / 01:06 pm (ACI).- El Arzobispo de Medellín en Colombia, Mons. Ricardo Tobón Restrepo, comparó la ideología de género con un cáncer que “hace diversas metástasis” en la sociedad.

En un comunicado remitido a ACI Prensa, titulado “¿Familia?”, Mons. Tobón Restrepo advirtió que en la actualidad “los conceptos se han vuelto confusos” y “la ideología de género hace diversas metástasis”.

“Los derechos y necesidades fundamentales de las familias son ignorados y hasta contravenidos por leyes, la realidad del matrimonio y la sexualidad no se afrontan con paz y naturalidad, la esquizofrenia social atropella a las mayorías para defender a las minorías olvidando incluso que la primera minoría es la familia”, criticó.

En este contexto, alentó, “los católicos no podemos dejarle la suerte de la familia a las pasiones, a la sociedad de consumo, al resentimiento de ciertos grupos y a visiones recortadas de la persona y de la vida”.

“No olvidemos que entre la descomposición social y la descomposición de la familia hay un círculo vicioso”, subrayó.

Mons. Tobón Restrepo recordó que el Día Internacional de la Familia fue aprobado el 15 de mayo de 1993 por Naciones Unidas, como “un reconocimiento a la familia como unidad básica para la educación, la construcción de la sociedad y el desarrollo integral y sostenible de los pueblos”.

El objetivo de esta celebración, indicó, era “crear una mayor conciencia sobre las cuestiones relacionadas con la familia e invitar a las naciones a hacer frente, mediante la aplicación de diversas medidas e iniciativas, a los problemas y desafíos que vive esta institución fundamental de la sociedad”.

“Infortunadamente, en los últimos años la familia se ha visto amenazada”, dijo.

La Corte Constitucional aprobó el mal llamado “matrimonio” gay en abril de 2016.El mismo organismo aprobó la adopción de niños por parte de parejas homosexuales en noviembre de 2015.

En mayo de 2006, la Corte Constitucional despenalizó el aborto en Colombia para casos de riesgo de vida de la madre, violación sexual y malformaciones fetales. Se estima que desde entonces se ha acabado con la vida de más de 4 millones de niños por nacer.

El Arzobispo de Medellín señaló que la familia se ha visto afectada “por un estilo de vida marcado por el materialismo, el hedonismo y el erotismo que le está robando la identidad, la paz y la armonía”.

“Por eso, disminuyen los matrimonios, no hay interés en la procreación, se han vuelto frecuentes la infidelidad y los divorcios, se han multiplicado los delitos sexuales y los abortos”, dijo.

Por otro lado, dijo, “arrecian los ataques ideológicos contra la familia; para favorecer diversos intereses se pretende desvirtuar el género natural masculino y femenino y sustituirlo por una opción individual y subjetiva”.

“Se quiere poner en la sombra la familia natural y hacer entrar ‘nuevas formas’ de familia con todos los derechos y todos los reconocimientos sociales”.

Frente a estas amenazas, destacó, “la Iglesia Católica ha sido siempre la gran defensora de la familia y hoy, sin irrespetar los derechos de ninguno en particular, continúa proponiendo la grandeza, la importancia y la belleza de la familia natural, basada en el matrimonio, como comunión de vida y amor fiel e indisoluble entre el varón y la mujer, abierta a la fecundidad”.

“La Iglesia sabe que destruir la familia, uno de los valores más importantes de la humanidad, pone en peligro la maduración y felicidad de cada persona, la educación y formación de la sociedad, la estabilidad y la misma supervivencia del género humano”.

El Prelado colombiano renovó el llamado “a todos los evangelizadores” para que presenten “la naturaleza y la misión de la familia como aparece en el proyecto de Dios”.

“Invito a todos los dirigentes y especialmente a los católicos que tienen posiciones desde donde se define la vida social a defender la familia en el campo cultural y político al menos en los términos que es reconocida por la Constitución Política de Colombia”, dijo.

Mons. Tobón Restrepo exhortó además “a todos los fieles católicos a amar sus familias y a dedicarse con fe y con empeño a construirlas cada día conscientes de que son el mejor e indispensable ambiente para la plena realización humana”.

https://www.aciprensa.com/noticias/arzobispo-de-medellin-compara-la-ideologia-de-genero-con-un-cancer-47007/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: