Informe: más de 500,000 ‘esclavos modernos’ explotados en los Estados Unidos, Reino Unido


  • Las mujeres y las niñas representan el 71 por ciento de todas las víctimas de la esclavitud moderna.

    Las mujeres y las niñas representan el 71 por ciento de todas las víctimas de la esclavitud moderna. | Foto: Unicef

Publicado el 20 de julio de 2018
Según el Índice Global de Esclavitud, los Estados Unidos son el mayor importador de bienes en riesgo de ser fabricados mediante trabajo forzoso.

Según un informe publicado el jueves por The Global Slavery Index, 400,000 personas están trabajando como esclavos modernos en los Estados Unidos, y 136,000 personas han caído en la esclavitud moderna en el Reino Unido.

RELACIONADO:  
Brasil: Temer recorta 70% de los fondos para combatir el trabajo esclavo

El informe , patrocinado por las fundaciones Walk Free y Minderoo, define la esclavitud moderna como “situaciones de explotación que una persona no puede rechazar o abandonar debido a amenazas, violencia, coacción, engaño y / o abuso de poder” y estima que hay 40,3 millones personas en todo el mundo que están atrapadas por la esclavitud moderna.

Del número total, la mayoría de las víctimas de trabajo esclavo viven en Corea del Norte, donde el informe dice que una de cada 10 personas está obligada a trabajar.   

En los Estados Unidos, las víctimas de trabajo esclavo se encontraron principalmente trabajando en el trabajo doméstico, agricultura y trabajo agrícola, equipos de ventas itinerantes, restaurantes o servicios de alimentos y servicios de salud y belleza, mientras que en el Reino Unido se encontraron principalmente en lavaderos de autos, barras de clavos, entrada y pavimentación de bloques, construcción, agricultura y procesamiento de alimentos.

El informe también encontró que Estados Unidos es el mayor importador de bienes en riesgo de ser fabricados mediante trabajo forzoso.

“A nivel mundial, las importaciones fueron un factor clave de la esclavitud moderna, con Estados Unidos como el mayor comprador de bienes en riesgo de ser producido a través del trabajo forzoso, importando más de US $ 144 mil millones al año”, explica el informe. En todo el mundo, los productos más en riesgo son las computadoras portátiles, computadoras, teléfonos móviles, prendas de vestir, pescado, cacao y madera.  

RELACIONADO:  
Experto de la ONU: Las autoridades estadounidenses ‘Castigan y encarcelan’ a los pobres

Los resultados revelan que incluso los países con respuestas relativamente sólidas y sistemas robustos de justicia penal como los EE. UU. Y el Reino Unido permiten que las poblaciones vulnerables, especialmente las personas sin hogar y los inmigrantes indocumentados, caigan presas de los esquemas modernos de esclavitud.  

El informe también destaca el aspecto de género de este problema global, y encontró que el 71 por ciento de las víctimas son mujeres y niñas. Además, los informes muestran que “más de un tercio de las víctimas de la esclavitud moderna son víctimas de matrimonios forzados”.

A diferencia de lo que comúnmente se cree, la práctica de los matrimonios forzados no es exclusiva de los llamados países subdesarrollados. Aunque es más frecuente en África y Asia Pacífico, los matrimonios forzados se han registrado en los llamados países desarrollados como los EE. UU., El Reino Unido y Australia.

Los cinco principales productos en riesgo de esclavitud moderna importados por los países del G20 son electrónicos (computadoras portátiles, computadoras y teléfonos móviles), prendas de vestir, pescado, cacao y caña de azúcar. 

Los consumidores pueden elegir ser más cautelosos al comprar estos productos investigando las compañías que los venden y encontrando opciones de comercio local y justo. Sin embargo, el paso más crítico para evitar la complicidad con la esclavitud moderna es que los países importadores examinen las cadenas de suministro. Según el informe, China, EE. UU., Francia, Brasil, Alemania, Italia y el Reino Unido lideran estos esfuerzos.

Anuncios

ALEMANIA: “Merkel en el fuego cruzado de las críticas!” (2): Guido Grandt


TRADUCCION NO OFICIAL DEL ALEMAN.

La canciller alemana Angela Merkel y su gobierno están en el fuego cruzado de la crítica. Una encuesta de 100 Días GroKo parece devastador. Por lo tanto, casi el 60% de los ciudadanos con la política del gobierno “algo” o “muy” insatisfechos con Merkel 54,8%, con Ursula von der Leyen 57% y Heiko Maas 41,6%. Además, casi el 70% de los alemanes contender con la política de inmigración.

Incluso en el extranjero, Angela Merkel no es bueno después de que el problema con Horst Seehofer distancia. No es de “vacío” que mantiene el rector en el poder, habló de “fracaso dirección colectiva”, la “apuesta de confianza y buena voluntad para el futuro.”

He aquí algunos ejemplos concretos.

Merkel “seguirá entorpeciendo”

La BBC (Reino Unido) es asegurarse de que sólo el compromiso sobre la inmigración se ha mantenido el rector en el poder.

The New York Times (EE.UU.) criticó: “El canciller, que han puesto todo su legado político en riesgo por su acogida durante cientos de miles de inmigrantes, ahora está de acuerdo en que el campamento de frontera para los solicitantes de asilo construido y la frontera con Austria sería fuertemente vigilado para salvar su gobierno. Un cambio espectacular para un líder que siempre se había visto como un estandarte de una política liberal europeo, pero ahora estaría fuera de su propio partido en el poder y la extrema derecha, debido a su política de inmigración bajo una tremenda presión. A pesar de esta concesión fue expuesto a los conservadores el aumento de su debilidad política, Merkel es weiterhumpeln como canciller. ¿Por cuánto tiempo es claro “.

Merkel única “a prueba”

Le Monde (Francia) dice que Merkel única “a prueba” como es. El motivo es que han guardado su gobierno, pero que finalmente han salido de su política de acogida, pero sigue siendo el destino preferido para las tendencias más duras entre los conservadores. Usted tendrá que redoblar sus esfuerzos para restaurar su autoridad y consolidar su frágil coalición.

Merkel ha “arrojado” crisis

Atlántico (Francia) especuló que Merkel tendría dificultades para completar su cuarto mandato. Lo que todavía creen en el poder, fue el miedo al vacío, en Alemania y en Europa. Por lo tanto, lo haces exactamente cada vez más criticado por decir que había desencadenado la crisis que ahora llevan a cabo en el poder mismo.

Creo que es en este asunto de excepción a la izquierda “rebelde” Sahra Wagenknecht, que dijo. “Cualquier ciudadano normal hubiera hecho su trabajo por lo que sería deshacerse de él rápidamente”

Es lo mismo!

Siempre recuerde: Usted tiene el derecho a la verdad!

Atentamente,

Guido Grandt

volkspetition.org 

Separación de niños inmigrantes: No permitamos que Estados Unidos caiga en el odio otra vez


Análisis
09/07/2018
ninez_militares.jpg

Cerca de 2 mil crianças foram separadas de suas famílias
Foto: J. Moore/Picture Alliance
A+A

Los días de verano son largos y calurosos en el Valle del Río Grande, la fértil llanura fluvial que se extiende unos 160 km a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, en Texas, entre las ciudades de McAllen y Brownsville. Este es el epicentro de la crisis de separación familiar generada por el presidente Donald Trump, en la que al menos 2.047 niños fueron arrancados de los brazos de sus madres y padres y permanecen encarcelados. El principal centro de detención de Brownsville se erige en un antiguo local de Walmart. Su espacioso interior ya no está lleno de productos elaborados por trabajadores de sueldos bajos en fábricas de países remotos, sino de 1.400 niños encerrados en jaulas de malla metálica y confortada solamente por mantas de emergencia de poliéster. La agencia sin fines de lucro Southwest Key, que administra este centro de detención, lo llama “Casa Padre”; un doloroso recordatorio para los numerosos niños separados de sus progenitores.

 

La detención de familias inmigrantes ha estado sucediendo durante años; incluso se aceleró durante la presidencia de Barack Obama. El 7 de mayo de este año, sin embargo, el cruel triunvirato integrado por Trump, su famoso asesor antiinmigrantes Stephen Miller y el fiscal general Jeff Sessions promulgó por decreto la política de “tolerancia cero”. Sessions prometió: “Quien ingrese ilegalmente con un niño será enjuiciado y separado del niño, tal como lo establece la ley”. El fiscal general debería comprender que no es ilegal proteger a un hijo de la violencia mediante el ingreso a Estados Unidos para solicitar asilo político. Sessions citó las Sagradas Escrituras en defensa del secuestro y el encarcelamiento de niños por parte del Estado: “Citaría a Pablo el apóstol, con su clara y sabia orden, en Romanos 13, de obedecer las leyes del gobierno, porque Dios ha dispuesto el gobierno para sus propósitos”.

 

El jueves pasado, más de mil personas se congregaron frente al tribunal federal de Brownsville bajo el lema “Las familias merecen estar unidas”. Entre ellas se encontraba Juanita Valdez-Cox, directora ejecutiva de La Unión del Pueblo Entero (LUPE). En una entrevista para Democracy Now!, relató una escalofriante historia de cómo se implementa la política de separación familiar de Trump en el Valle del Río Grande: “Un padre viajaba con sus hijos, de 8 y 10 años de edad. Cuando cruzaron la frontera fueron detenidos por Inmigración. El padre está aquí en un centro de detención y los niños fueron ubicados por separado”.

 

La activista continuó: “Entonces el padre llama a la familia, ansioso y preocupado porque no sabía adónde iban los niños. Estuvimos intentando encontrar y reunir a los niños durante tres días. … Finalmente los encontramos. Un niño de 8 y otro de 10 años. Fueron deportados por su cuenta. Ni la madre ni el padre sabían dónde estaban”. Valdez-Cox contó que los funcionarios del gobierno estadounidense se llevaron a estos dos niños, los condujeron a un puente sobre el Río Grande, les señalaron el sur y les dijeron que caminaran de regreso a México, solos.

 

“La familia es la base de nuestra nación” es el lema moralista que plasma el Partido Republicano en su sitio web, en el capítulo “Valores familiares”. Hay que comparar este mensaje con las dificultades que enfrentaron estos niños, arrancados de sus padres y obligados a caminar hacia Reynosa, México, una ciudad fronteriza conocida por su violencia.

 

Juanita Valdez-Cox nos habló de otro caso que involucra a dos pequeños: un niño de un año y un bebé de nueve meses. LUPE ayudó a sus angustiados familiares a localizarlos: “Es desgarrador ver llorar a los niños. Sí, [los empleados del centro de detención] los alimentan y les cambian el pañal, pero no se les permite alzarlos ni abrazarlos. Aparentemente, el gobierno quiere ser cuidadoso en torno al abuso infantil. ¿No es irónico? Ya les están haciendo lo peor que les puede pasar a los niños”.

 

El 26 de junio, el juez federal de San Diego Dana Sabraw emitió una orden que establece que la política de “tolerancia cero” “viola el derecho constitucional de los demandantes a la integridad familiar”, e instruyó al gobierno a reunir a todos los niños detenidos menores de 5 años con sus padres en un plazo de 14 días –o sea, para el 10 de julio– y a los niños de 5 años en adelante en un plazo de 30 días.

 

Aunque el gobierno se ha negado sistemáticamente a informar qué ha pasado con los niños y niñas detenidos, el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, inexplicablemente le dijo al Senado hace una semana: “No hay ninguna razón por la cual los padres no puedan saber dónde se encuentran sus hijos. Yo podría… con solo presionar un par de teclas, en cuestión de segundos, podría encontrar a cualquier niño a nuestro cuidado para cualquier madre o padre”.

 

El 28 de junio, el equipo de Democracy Now! se cruzó con dos diferentes grupos de niños inmigrantes. Un par de muchachos en su adolescencia, recién liberados después de pasar tres meses de detención en Casa Padre, partían del aeropuerto de Brownsville. Otro grupo de seis, mucho más pequeños, estaba en tránsito en el aeropuerto de Dallas. Sus supervisores adultos no nos permitieron hablar con ellos mientras abordaban el mismo vuelo que nosotros a Newark.

 

Este fin de semana del Día de la Independencia, en el que las familias de todo el país se reúnen para celebrar con un picnic, recordemos que muchas familias han sido separadas y encarceladas. Recordemos también que gran parte de los abundantes alimentos disfrutados en esos picnics habrán sido cosechados por manos de inmigrantes. No permitamos que Trump haga caer en el odio a Estados Unidos otra vez.

 

© 2018 Amy Goodman

 

Traducción al español del texto en inglés: Inés Coira. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en españolspanish@democracynow.org

 

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 800 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 450 en español. Es co-autora del libro “Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos”, editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.

 

https://www.democracynow.org/es/2018/7/6/separacion_de_ninos_inmigrantes_no_permitamos

Trabajador del aeropuerto “con el corazón roto” Testigos de las olas de niños migrantes que vuelan silenciosamente por el país


HISTORIA 03 DE JULIO 2018

Escucha

Mientras informa desde la frontera de Estados Unidos y México, Democracy Now! vimos de primera mano cómo se envía a los niños migrantes separados de sus padres por todo el país. Hablamos con un trabajador del aeropuerto que describió a los niños que eran traídos temprano en la mañana para ser trasladados a otros estados, y expresó su preocupación sobre cómo se los trata. “El mayor que he visto tiene 10 u 11 años. … El más joven tiene quizás 5 años “, dice. “Están sentados allí en silencio. … Me siento un poco desconsolado. Son niños muy, muy jóvenes “.

Transcripción
Esta es una transcripción rápida. La copia puede no estar en su forma final.

AMY GOODMAN : ¡ Esto es Democracy Now! , democracynow.org, El Informe de Guerra y Paz . Soy Amy Goodman. Corrimos al aeropuerto de Brownsville, Brownsville, a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, para tomar nuestro vuelo de regreso a Nueva York. El aeropuerto tiene dos aerolíneas, American y United. El CEOUnited hizo una declaración diciendo: “Basándonos en nuestras serias preocupaciones sobre esta política y cómo está en profundo conflicto con los valores de nuestra compañía, nos comunicamos con funcionarios federales para informarles que no deberían transportar niños inmigrantes en aviones de United que hayan sido separados de sus padres. “Bueno, eso dejó a American Airlines para transportar niños. Y aparentemente varios de ellos han sido transportados. Nos sentamos en Amelia’s Cafe con un camarero en el café. Él accedió nerviosamente a describir lo que había visto.

AMY GOODMAN : ¿Has visto a niños venir a través de niños separados y no acompañados?

SANTIAGO : Sí. Desde que comencé a trabajar aquí en abril, he visto al menos casos como ese, al menos dos veces al mes. Los adultos, cuando vienen aquí, vienen y piden su comida aquí. Y por lo general, los niños, la mayoría de las veces, por lo general, no, es muy raro que alguien venga y les compre comida también. Pero la mayoría del tiempo están allí, y todos llevan el mismo color de camisa y todo.

AMY GOODMAN : ¿ Estos son los niños separados?

SANTIAGO : Sí.

AMY GOODMAN : Y los adultos vienen aquí al café, y toman su desayuno o lo que sea.

SANTIAGO : Sí.

AMY GOODMAN : Pero no están recibiendo comida para los niños.

SANTIAGO : No. La mayoría de las veces, no. Muy raramente eso sucede.

AMY GOODMAN : ¿Alguna vez ha pedido que traigan a los niños para que puedan comer?

SANTIAGO : La primera vez, sí, porque no sabía lo que era, quiénes eran. Pensé que eran de un programa escolar o algo así. Y luego me dijeron que eran de los niños separados que están trayendo aquí, y que se supone que no les gusta comprar o traerles comida.

AMY GOODMAN : ¿Y cómo se veían? Antes que nada, ¿qué edad tenían los niños?

SANTIAGO : La mayoría de ellos, el más viejo que he visto probablemente tendría entre 10 y 11 años, como máximo. La mayoría de ellos son niños pequeños. Y como si todos fueran muy serios. No están sonriendo ni nada. Son todos muy serios en sus caras. Y siempre obedecen lo que les dicen que hagan. Siempre están sentados allí silenciosamente sin decir nada ni nada.

AMY GOODMAN : ¿Cómo te hace sentir?

SANTIAGO : Bueno, para ser sincero, me siento un poco desconsolado, porque son niños muy, muy pequeños, y apuesto a que ni siquiera saben lo que está pasando. Y no es su culpa que estén aquí en primer lugar. Y que ellos estén pasando por eso, como que no le deseo eso a nadie.

AMY GOODMAN : ¿Son niñas o niños?

SANTIAGO : Ambos sexos, igualmente. Yo diría que son ambos sexos por igual.

AMY GOODMAN : ¿Y qué han estado usando?

SANTIAGO : Usan camisas regulares, como la que yo tengo, pero son de color. Ellos son como-

AMY GOODMAN : Son camisetas.

SANTIAGO : Sí, camisetas.

AMY GOODMAN : ¿Y qué hay de sus pantalones?

SANTIAGO : Sus pantalones, son pantalones de color caqui.

AMY GOODMAN : ¿De todos modos ?

SANTIAGO : de todos modos.

AMY GOODMAN : ¿ Y a dónde van?

SANTIAGO : Bueno, nunca me dicen dónde los llevan. Simplemente me dicen que son los niños que están separados. Nunca revelan ninguna información desde allí.

AMY GOODMAN : ¿Entonces vuelan a través del aeropuerto, a qué hora?

SANTIAGO : Usualmente están en el-con el primer vuelo que va al aeropuerto.

AMY GOODMAN : ¿ Por la mañana?

SANTIAGO : Sí, el primer vuelo de la mañana. El primer vuelo suele ser alrededor de las 11:00 de la mañana.

AMY GOODMAN : ¿Alguna vez has hablado con alguno de los niños?

SANTIAGO : No, porque, como dije, la mayoría de las veces son apretados, y no puedo dejar el lugar de trabajo aquí.

AMY GOODMAN : ¿ La mayoría de las veces están aquí en esta sala de espera?

SANTIAGO : Sí, en el área del lobby aquí en el aeropuerto.

AMY GOODMAN : ¿ Y todos se sientan uno al lado del otro?

SANTIAGO : Sí, señora. Sí.

AMY GOODMAN : Como las personas que están a cargo de ellos se sientan aquí y desayunan.

SANTIAGO : Sí.

AMY GOODMAN : Entonces, ¿cómo te hace sentir?

SANTIAGO : Como dije, me hace sentir angustiado al ver eso, ver a los niños pasar por eso. Es muy triste. Y realmente me hace sentir triste por ellos, porque, como dije, apuesto a que ni siquiera saben lo que está pasando en sus vidas. Y ni siquiera es su culpa que estén aquí en primer lugar. Entonces, solo espero que puedan superarlo.

AMY GOODMAN : ¿Sabes de dónde vienen?

SANTIAGO : No. Como dije, no me dicen nada.

AMY GOODMAN : ¿Sabes si provienen de Southwest Key, del viejo Walmart?

SANTIAGO : Bueno, no, no podría decírtelo. Lamento eso.

AMY GOODMAN : ¿Sabes de qué países son?

SANTIAGO : Bueno, sí, son de … por lo que me dijeron, son de países sudamericanos.

AMY GOODMAN : Dijiste los niños, parece que los mayores son como 10 y 11. ¿Cuántos años tienen los más pequeños?

SANTIAGO : El más joven, diría que tienen de 4 a 5, porque ya están caminando y todo. Sí, entonces de 4 a 5 años, el más joven.

AMY GOODMAN : ¿ Y se están ayudando el uno al otro? ¿Se están cuidando el uno al otro?

SANTIAGO : Sí, siempre están juntos. Siempre están, todo el mundo se toma de las manos o se abrazan cuando esperan allí, antes de que estén listos para embarcar.

AMY GOODMAN : ¿ Y sabes a dónde están volando?

SANTIAGO : No, no lo sé. Ellos no me dicen eso. Incluso cuando les pregunto, no me dicen eso.

AMY GOODMAN : ¿Y cuánto tiempo ha estado sucediendo? Desde que llegaste aquí?

SANTIAGO : Bueno, sí, desde que comencé aquí, como lo he visto. Empecé a trabajar aquí en abril. Pero conocí a la mujer que solía trabajar antes aquí. Ella me dijo que solía suceder antes también.

AMY GOODMAN : ¿Hubo un aumento en la frecuencia en las últimas semanas?

SANTIAGO : Yo diría que sí, porque, antes, solía ser, como dije, dos veces al mes, como máximo. Pero ahora, como generalmente, como al menos una vez a la semana, a veces incluso.

AMY GOODMAN : Pero ahora, más recientemente-

SANTIAGO : Sí.

AMY GOODMAN : en los últimos días, ¿ha sucedido?

SANTIAGO : Sí, la última vez que sucedió, fue hace tres días que trabajé. Entonces fue cuando lo vi.

AMY GOODMAN : Hace tres días.

SANTIAGO : Sí.

AMY GOODMAN : Al igual que hace unos días a partir de hoy.

SANTIAGO : Sí, sí.

AMY GOODMAN : A principios de esta semana.

SANTIAGO : Sí, a principios de esta semana.

AMY GOODMAN : ¿Cómo afecta a las personas en el aeropuerto?

SANTIAGO : Bueno, nadie dice nada aquí, supongo, porque no es … supongo que se supone que no, ¿verdad? Se vería mal si dicen algo así. Pero como yo, pero al igual que mis otros compañeros de trabajo y cuando hablamos de eso, sí, también les gusta, ya sabes, los afecta, a pesar de que esto no tiene nada que ver con ellos, pero todavía los afecta, al ver eso todos los días, ¿verdad? Bueno, no todos los días, sino como cada vez que vienen aquí.

AMY GOODMAN : Cuando escuchas sobre el antiguo Walmart, la instalación de Southwest Key, donde 1,400 niños están en jaulas, ¿lo sabías?

SANTIAGO : Al principio no sabía nada, hasta hace poco, cuando comenzaron a contarme sobre eso. Cuando me enteré, pensé: no lo creí, o creo que no quería creerlo, porque sonaba muy horrible, ¿sabes? Pero es algo que espero que, como dije, no le pase a nadie, algo así de horrible. Quiero decir, también son seres humanos.

AMY GOODMAN : ¿Algún niño se destaca por ti, alguien que viste allí, sentado justo detrás de este café?

SANTIAGO : Bueno, niños que vienen con sus hermanos, diría yo, porque cuando ves a dos niños que están emparentados, como hermano y hermana, hermano-hermano, hermana-hermana, ellos están, ya sabes, ellos están cuidando de El uno al otro. Siempre se están abrazando o, bueno, el mayor siempre abraza al pequeño y, supongo, lo hace sentir seguro.

AMY GOODMAN : Ese es Santiago, un mesero en el café del aeropuerto de Brownsville. Cuando cruzamos lalínea dela TSA hasta nuestra puerta, había UM, menores no acompañados, en el área de espera. Democracia ahora! Es Laura Gottesdiener, hablaste con ellos en español.

LAURA GOTTESDIENER : Sí, hablé con un chico de 16 años de Guatemala. Había estado en Casa Padre, en el viejo Walmart, durante tres meses. Él no había sido separado de sus padres. Pero lo que dijo realmente resaltó, es que varios de los otros muchachos con los que fue encarcelado habían sido separados, y habían comenzado a recibir llamadas de sus padres, quienes ya habían sido deportados a Guatemala, El Salvador, Honduras.

AMY GOODMAN : Y luego, nos fuimos en el avión con ellos, sus cuidadores no querían que conversáramos, ella era de Southwest Key, con estos chicos. En el aeropuerto de Dallas, cuando llegamos a la puerta de American Airlines, había otra fila de al menos seis niños. No usaban el uniforme típico de la sudadera y los pantalones de chándal. Tenían diferente ropa. Pero todos tenían sus nuevas zapatillas sin cordones, llevando bolsas de plástico con comida, como sándwiches preparados. De nuevo, fuiste interrumpida cuando intentaste hablar con los niños, Laura.

LAURA GOTTESDIENER : Sí, estos tenían aproximadamente 5 y 6 años, y los mayores tenían quizás 11 o 12 o posiblemente 13. Todos tenían bolsas de plástico con bocadillos. Todos llevaban exactamente los mismos zapatos. Y cuando le pregunté a la más vieja, ¿a dónde se dirigen ustedes? “Ella me miró y dijo:” No sé “. Y fue entonces cuando el hombre, que dijo ser un trabajador social, quien me acompañaba me interrumpió y me dijo: “No se puede hablar con ellos por la situación”, lo llamó.

AMY GOODMAN : La situación.

LAURA GOTTESDIENER : Sí, le pregunté repetidas veces. Dije: “¿En qué situación?” Dijo: “La situación”.

AMY GOODMAN : Y se refirió a sí mismo como un trabajador social.

LAURA GOTTESDIENER : Dijo que era un trabajador social.

AMY GOODMAN : Y claramente, estos niños iban a Newark. Comentario final, Renée, mientras terminamos esta pieza? Y publicaremos la entrevista completa con el camarero, Santiago.

RENÉE FELTZ : Bueno, va a ser un camino difícil, avanzar, para que los padres y los niños se reúnan, para avanzar en sus casos legales. Hay mucha confusión sobre quién puede hablar con quién, cómo pueden encontrarse.

AMY GOODMAN : La fecha límite para reunir a estos niños con sus padres-

RENÉE FELTZ : Próximamente en una semana.

AMY GOODMAN : -es el próximo julio-es el 10 de julio.

RENÉE FELTZ : Correcto.

AMY GOODMAN : Eso es en unos pocos días, para menores de 5 años, y dos semanas después. El gobierno no nos dice lo que está pasando.

RENÉE FELTZ : No nos dice nada, y parece que no tiene ningún plan.

AMY GOODMAN : Y al final de la historia del USS St. Louis , los judíos volvieron a los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial.

LAURA GOTTESDIENER : Más de 200 judíos fueron asesinados en el Holocausto.

AMY GOODMAN : Y eso lo hace por nuestro espectáculo.

El contenido original de este programa está licenciado bajo la licencia Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 de los Estados Unidos . Por favor, atribuya copias legales de este trabajo a democracynow.org. Sin embargo, algunos de los trabajos que incorpora este programa pueden tener licencia por separado. Para mayor información o permisos adicionales, póngase en contacto con nosotros.

Manifestantes protestan en Greenville contra la política de inmigración de “cero tolerancia” de Trump


  2 DE JULIO DE 2018

Aproximadamente 150 residentes de Eastern North Carolina y líderes comunitarios se manifestaron en Greenville el sábado para protestar contra la política de inmigración de “cero tolerancia” de la administración Trump, que ha dejado a más de 2,000 niños inmigrantes indocumentados separados de sus padres.

Los defensores de los derechos de los inmigrantes se reúnen frente a la corte del condado de Pitt en Greenville, Carolina del Norte el sábado 30 de junio de 1818, como parte de una manifestación nacional contra la política de “cero tolerancia” de la administración Trump.
CRÉDITO VALERIE CROWDER

Durante aproximadamente dos horas, los manifestantes se reunieron frente al Palacio de Justicia del condado de Pitt, con carteles con mensajes como “Justicia para inmigrantes y refugiados” y “Te escuchamos”. Te vemos. No los abandonaremos “. A veces, cantaban himnos, como” Esta pequeña luz mía “. Muchos manifestantes también se turnaban para hablar a la multitud desde los escalones del tribunal del condado.

“La semana pasada, mientras miraba a los ojos de mi nieto de ocho meses, me impresionó su belleza y la fuerza del alma de amor que emana alegremente de todo su ser. Quiero que tenga todas las cosas buenas que lo alimentarán hasta una edad adulta saludable “, gritó la reverenda Ann Harrington, pastora de Free Spirit Inclusive Catholic Community en Greenville. “¿Cómo puedo no querer eso para todos los hijos de Dios?”

La manifestación de “Familias Unidas en Conjunto” en Greenville coincidió con cientos de manifestaciones similares -organizadas en ciudades de todo el país y en todo el mundo- que piden la reunificación de las familias recientemente separadas en la frontera entre Estados Unidos y México y el fin de un nuevo ejecutivo política que busca detener a las familias de inmigrantes indocumentados juntos.

La multitud de defensores de los derechos de los inmigrantes en Greenville incluyó a residentes, miembros del clero, líderes comunitarios y profesionales de la salud.

La Rev. Ann Harrington, pastora de Free Spirit Inclusive Catholic Community en Greenville, habla en el mitin local “Families Belong Together”.
CRÉDITO VALERIE CROWDER

Marleni Vilca-Paul, una terapeuta familiar en Greenville, habló sobre el trauma de por vida que podría resultar de separar a los padres de sus hijos pequeños, cuyos cerebros aún se están desarrollando.

“No son lo suficientemente racionales. No son lo suficientemente cognitivos. Más emociones están ahí. Entonces, el trauma es más peligroso “, dijo Vilca-Paul.

El dolor y los sentimientos de abadón que los niños pueden experimentar después de separarse de sus cuidadores aumenta su riesgo de desarrollar “un diagnóstico de salud mental” y “enfermedad física” más adelante en la vida, dijo.

Vilca-Paul, que emigró de Perú, dice que ella sirve principalmente a inmigrantes en su práctica. Muchos de sus pacientes son reacios a ir a la biblioteca, al parque o al supermercado porque temen ser detenidos por la policía, dijo.

Después de las elecciones del presidente Trump, este temor ha crecido dentro de la comunidad latina local, dijo Vilca-Paul. “Cuando ganó, nuestros temores se convirtieron en realidad. Con el paso del tiempo, ese miedo se está apoderando de un cuerpo: está cobrando vida y duele”.

El presidente Trump firmó recientemente una orden ejecutiva que pone fin a la separación forzada de las familias de inmigrantes indocumentados en la frontera, pero mantiene intacta la política de “tolerancia cero” . En lugar de separar a las familias inmigrantes, la nueva política busca alojarlas juntas en los centros de detención hasta que sus casos sean procesados ​​por los tribunales.

Para la organizadora del rally Allessandra Santos, este cambio de política es inaceptable. “Eso sigue siendo una violación de los derechos humanos”, dijo Santos. “Creo que el derecho humano básico de la libertad es algo que no está definido por las fronteras. No está definido por leyes o decisiones arbitrarias tomadas muy lejos de donde están ocurriendo estos problemas”.

La administración de Trump tiene la capacidad de abolir su política de “cero tolerancia” y liberar a las familias de inmigrantes indocumentados de los centros de detención mientras trabajan en sus casos. Y el Congreso puede aprobar legislación que prohibiría al gobierno federal detener o separar a las familias de inmigrantes indocumentados. Pero no hay indicios de que cualquiera de esas acciones ocurra. Aún así, los defensores de los derechos de inmigración en Greenville dicen que continuarán presionando por una reforma migratoria humana.

“No vamos a guardar silencio cuando no estemos de acuerdo con estas violaciones de los derechos humanos”, dijo Santos. “No vamos a estar dormidos. Y no vamos a estar callados. Y no vamos a ser cómplices de eso”.

http://publicradioeast.org/post/protesters-rally-greenville-against-trumps-zero-tolerance-immigration-policy

Trescientos teólogos acusan de racismo a Trump por su política migratoria “draconiana y cruel”


Inmigrantes illegales detenidos por la patrulla fronteriza, en la frontera entre EEUU y México.FR

Exigen al Gobierno que proclame, proteja y defienda “inequívocamente” la “humanidad igual y plena de todas las personas que se encuentran en nuestras fronteras, independientemente de su estado migratorio”

(Cameron Doody).- Una política “inhumana” que resulta “moral, ética y espiritualmente reprensible”. Así han calificado más de trescientos teólogos y personalidades públicas la política de “tolerancia cero” de Donald Trumpcon los migrantes en la frontera con México.

En una declaración pública, los académicos han denunciado que, además de violar leyes nacionales e internacionales, los principios de disuasión que se están aplicado son “el último caso del racismo que infecta el alma de nuestro país”.

Así, los fimantes de la declaración ‘Todos los derechos para todas y todos, sin fronteras’ se muestran “profundamente preocupados” por las políticas de la actual administración, aún cuando el presidente haya dado la orden de poner fin a las polémicas separaciones de familias solo para reemplazarlas con detenciones masivas.

“Nuestras políticas migratorias actuales”, advierten los académicos, “violan los compromisos básicos de nuestras diferentes tradiciones de fe”, desde la “dignidad sagrada de todos los seres humanos” hasta la obligación de que “la sociedad y los ciudadanos cuiden de los necesitados y forasteros entre nosotros”.

Es más, los teólogos acusan a la Casa Blanca de violar la obligación del Estado de decir la verdad, afeándole las “mentiras” que ha soltado sobre las tasas de criminalidad entre la población latina, que han servido solo para justificar estas políticas “draconianas y crueles”.

Si bien el presidente Trump se vio obligado a dar marcha atrás con las separaciones de familias cuando las imágenes de niños recluidos solos en centros de detención dieron la vuelta al mundo, los teólogos lamentan que “la dehumanización y criminalización de refugiados y buscadores de asilos en la frontera se mantengan”. “Tales prácticas inhumanas”, alertan, “perpetúan el pecado original de este país: un racismo caracterizado por la explotación y victimización de las personas de color en nombre de una supuesta defensa del Estado de Derecho”.

“Aborrecemos tanto la separación de las familias como el hecho de que las familias que buscan el estatus de refugiado estén siendo encarceladas y penalizadas en lugar de recibir la ayuda que merecen”, prosiguen los teólogos, antes de exigir al Gobierno que proclame, proteja y defienda “inequívocamente” la “humanidad igual y plena de todas las personas que se encuentran en nuestras fronteras, independientemente de su estado migratorio, ya que todas y todos somos miembros de la comunidad mundial de la Creación de Dios”.

Los académicos acaban su declaración animando a gente de fe a participar plenamente en acciones que resistan estas políticas “injustas” y recordándole a la Casa Blanca “que nuestra base está preparada para usar y movilizar sus recursos teológicos, políticos, sociales, culturales y jurídicos para garantizar la seguridad y el bienestar” de los solicitantes de asilo.

“Nuestras diversas tradiciones de fe hablan con una sola voz, llamándonos a abrazar y darle la bienvenida a las personas que solicitan asilo y refugio y migran en búsqueda de una vida mejor, y asegurar su protección”, concluyen los teólogos, advirtiendo de que “renegamos de nuestra fe, de nuestra ética y de nuestra humanidad cuando permanecemos en silencio o somos cómplices de la muerte y la deshumanización de los demás”.

Algunos de los teólogos presentan la declaración contra la política migratoria de Trump

http://www.periodistadigital.com/religion/america/2018/06/30/religion-iglesia-america-eeuu-mexico-trescientos-teologos-acusan-trump-racismo-politica-migratori

Sobre los migrantes: El papa Francisco critica a Donald Trump


Migrantes: el papa Francisco critica a Donald Trump

image: https://es.la-croix.com/images/1000/migrantes-el-papa-francisco-critica-a-donald-trump.jpg

 El papa Francisco apoya a la Conferencia de los Obispos Católicos de los Estados Unidos y critica a la administración de Donald Trump, el 20 de junio de 2018. /Vincenzo Pinto/AFP

 27 jun 2018, 15:12  0 Comentarios

10VECES COMPARTIDO

Advirtiendo contra el populismo, que “no es la solución”, el papa Francisco, en una entrevista a la agencia Reuters, se sitúa al lado de los obispos estadounidenses que critican la separación de los niños de sus padres inmigrantes clandestinos.

En una entrevista ofrecida a la agencia Reuters, y difundida el miércoles 20 de junio, el Papa criticó los métodos de la administración Trump en cuanto a los inmigrantes clandestinos, que separa a los niños de sus padres.

“Estoy al lado de la Conferencia de los Obispos”, afirmó el Papa, entrevistado el domingo 17 de junio por la tarde en su residencia de la Casa de Santa Marta. “Que quede claro que en estas cosas respeto la posición de la Conferencia de los Obispos”.

Los populistas “están creando psicosis”

En un comunicado, la Conferencia de los Obispos Católicos de los Estados Unidos declaró que separar a los niños de sus padres iba “en contra de nuestros valores católicos” y era “inmoral”. Los obispos invocaron el “derecho a la vida” que prohíbe tal violencia. El cardenal Daniel DiNardo, presidente de la Conferencia de los Obispos, declaró así: “Separar a los niños de sus madres no es una respuesta y no es moral”.

Una opinión compartida por los obispos católicos, pero también por numerosos líderes religiosos, especialmente evangélicos, que tradicionalmente apoyaban a Donald Trump. El pastor Franklin Graham declaró, por ejemplo: “No soporto esta política”, hablando de “separaciones horribles y escandalosas”. Un posicionamiento compartido por la Convención Bautista del Sur, que llama a tratar a los migrantes igual que a los nativos.

Estas declaraciones se produjeron después de la utilización, durante un discurso del ministro de Justicia, de pasajes bíblicos para justificar esta decisión e incitar a los policías a obedecer las órdenes, según la frase de la carta a los romanos. Una recuperación “triste y pecadora” según las palabras de la Iglesia Episcopal Metodista Africana, mientras que el Vaticano contesta con un versículo del Deuteronomio que apela a la acogida de extranjeros, según el cual Dios “ama al extranjero y le ofrece alimento y ropa”.

Más ampliamente, el Papa se aleja de las soluciones populistas. “No es fácil, pero el populismo no es la solución”, insiste.

Según él, los populistas “están creando psicosis” respecto al tema de la inmigración, aun cuando las sociedades que envejecen como Europa se enfrentan a “un gran invierno demográfico” y necesitan más inmigrantes. Sin inmigración, Europa “se vaciará”, advierte.

“No podemos rechazar a la gente que llega”

Estas palabras tienen lugar cuando, en Italia, el ministro de Interior de extrema derecha acaba de anunciar su rechazo a acoger más inmigrantes, socorridos, sin embargo, por los guardacostas italianos frente a las costas libias.

“Creo que no puedes rechazar a la gente que llega. Tienes que recibirlos, ayudarlos, cuidarlos, acompañarlos y luego ver dónde establecerlos, pero en toda Europa”, declara el Papa, abogando una vez más por una verdadera solidaridad europea en la materia.

“Algunos gobiernos están trabajando en ello y la gente tiene que ser instalada de la mejor manera posible, pero crear psicosis no es la solución”, insiste. “El populismo no resuelve las cosas. Lo que resuelve las cosas es la aceptación, el estudio y la prudencia”.

En su entrevista a Reuters, el Papa vuelve a hablar sobre las oposiciones a las que se enfrenta en el interior de la propia Iglesia en cuanto a su voluntad de confiar más responsabilidades a las mujeres en el seno de la Curia, así como sobre su salud, reiterando que podría renunciar algún día por motivos de salud.

“Aunque, ahora mismo, ni siquiera estoy pensando en eso”, precisó.

Cuba, China, Chile

En cuanto al ámbito internacional, declaró que le “entristecía” la decisión de Donald Trump de reconsiderar el acuerdo con Cuba negociado por su predecesor Barack Obama con la ayuda del Vaticano, así como la retirada estadounidense del acuerdo de París sobre el cambio climático, que le causó “un poco de pena, porque el futuro de la humanidad está en juego”.

Un tema que el Papa debería tratar, por cierto, con el presidente francés Emmanuel Macron, a quien recibe el martes en el Vaticano.

En cuanto a China, considera que las conversaciones con Pekín con vistas a un acuerdo sobre el nombramiento de obispos católicos “están en un buen punto”.

Respecto a la situación de la Iglesia chilena, el Papa recuerda que ya ha aceptado la dimisión de tres obispos y sugiere que podría aceptar más, sin especificar ningún nombre.

Nicolas Senéze, en Roma (con Reuters). La Croix


Lea más en https://es.la-croix.com/actualidad/vaticano/migrantes-el-papa-francisco-critica-a-donald-trump#TIUVLvIjQXdLkZ40.99

https://es.la-croix.com/actualidad/vaticano/migrantes-el-papa-francisco-critica-a-donald-trump

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: