Su iglesia evangélica era todo para ella, hasta que su hija acusó a un pastor por abuso sexual


INICIOIR AL CONTENIDO

The New York TimesES
Christi Bragg con su hija, quien le dijo que había sido sido abusada sexualmente en un campamento de verano que fue organizado por su iglesia
Christi Bragg con su hija, quien le dijo que había sido sido abusada sexualmente en un campamento de verano que fue organizado por su iglesia créditoAnnie Flanagan para The New York Times

NOTICIAS |ESTADOS UNIDOS

Las iglesias evangélicas en Estados Unidos han buscado distanciarse de la crisis de abuso sexual que ha consumido a la iglesia católica. Sin embargo, en sus congregaciones se registran más de setecientas víctimas desde 1998; esta es la historia de una de ellas.

Por ELIZABETH DIAS 12 de junio de 2019Volver al artículo principalComparte esta página

Read in English

HURST, Texas — Christi Bragg escuchó sin poderlo creer. Un domingo de febrero, Matt Chandler, el conocido pastor evangélico de su iglesia, predicaba sobre la maldad de los líderes que abusaban sexualmente de aquellos a los que se suponía que debían proteger. Sin embargo, Chandler le aseguró a los feligreses de The Village Church que las víctimas de ataques sexuales serían escuchadas y sanarían: “Nosotros sí las vemos”.

Bragg casi vomitó. Se levantó y salió del recinto.

[Si quieres recibir los mejores reportajes de The New York Times en Español en tu correo suscríbete aquí a El Times]

Exactamente un año antes, el 17 de febrero de 2018, Bragg y su esposo, Matt, denunciaron a The Village Church porque su hija, que en ese entonces tenía 11 años, había sido abusada sexualmente en el campamento de verano de la iglesia.

Desde entonces, Matthew Tonne, quien era el ministro asociado para la infancia de la iglesia, fue investigado por la policía, acusado formalmente y arrestado por el abuso sexual de la hija de Bragg.

Bragg esperaba que los líderes religiosos explicaran lo ocurrido e informaran a otras familias de la congregación. Esperaba que la iglesia asumiera su responsabilidad y se disculpara. Esperaba poder hablar, aunque fuera una vez con Chandler, un líder al que admiraba desde hace mucho tiempo.

Nada de eso sucedió.

“Ni siquiera puede cuidar de la familia que conoce”, pensó mientras salía del enorme auditorio. “No les diga a más víctimas que acudan a usted, porque lo único que causará es más sufrimiento”.

Desde hace mucho tiempo, las iglesias evangélicas se han distanciado de la crisis de abuso sexual que ha consumido a la iglesia católica. Muchos bautistas del sur han desestimado el abuso sexual por ser un problema ocasionado por el “Hollywood corrupto” o “la teología liberal”. Sin embargo, llegó la hora de la verdad.

Alrededor de cuatrocientos líderes bautistas del sur, desde pastores juveniles hasta altos ministros, se han declarado culpables o han sido sentenciados por delitos sexuales contra más de setecientas víctimas desde 1998, según una investigación reciente de The Houston Chronicle y The San Antonio Express-News. Pastores superestrellas como Bill Hybels y Andy Savage han sido obligados a renunciar por acusaciones de conductas inapropiadas.

Tras años de resistirse a la reforma, la Convención Bautista del Sur, la denominación protestante más grande de Estados Unidos, prometió que atendería el problema esta semana en su reunión anual de miles de pastores. El nuevo presidente de la organización, J. D. Greear, ha hecho un llamado para hacer un acto de contrición por “una cultura que ha hecho del abuso, el encubrimiento y la evasión de la responsabilidad algo demasiado sencillo”.

En The Village, una de las iglesias bautistas más destacadas del sur del país y un pilar de la cultura evangélica de Texas, Bragg mencionó que los líderes le ofrecieron sus oraciones. En ocasiones se sintió agradecida y trató de respetar sus decisiones.

No obstante, a medida que transcurrieron los meses, se dio cuenta de que el instinto de los líderes de proteger a la institución pesaba más que la preocupación por su hija o su interés en investigar la verdad.

Durante años, confió en que los principales líderes de su iglesia actuaban pensando en lo que era mejor para la congregación y que, si ella no estaba de acuerdo, era su problema. Tenía un motivo espiritual: dudar de ellos era dudar de Dios.

The Village Church en Flower Mound, Texas, es una de las cinco sedes de la iglesia en el área de Dallas. La familia Bragg perteneció a The Village Church durante casi once años. CreditAnnie Flanagan para The New York Times

No obstante, el calvario de su hija le mostró el otro lado de su iglesia. The Village, como muchas otras iglesias evangélicas, usa un acuerdo de membresía por escrito que contiene cláusulas jurídicas que protegen a la institución. El acuerdo de The Village evita que sus miembros demanden a la iglesia y, en vez de ello, piden mediación y luego arbitraje vinculante, procesos jurídicos que suelen darse en secreto.

The Village también recurre a una firma de prevención del abuso llamada MinistrySafe, que muchas iglesias evangélicas citan como una salvaguarda de responsabilidad. Bragg dio por hecho que MinistrySafe defendería a su hija, pero luego descubrió que los líderes del grupo eran los asesores jurídicos de la iglesia.

The Village retiró a Tonne de su personal, semanas después de que la familia Bragg mencionó su nombre. A la fecha, la iglesia niega que haya sido despedido por la acusación de abuso sexual.

El abogado de Tonne afirmó que fue acusado falsamente.

The Village se negó a contestar una lista de preguntas detalladas sobre este tema, y Chandler rechazó varias solicitudes para entrevistarlo.

“Desde nuestros inicios ha sido una de nuestras prioridades no solo procurar el cuidado espiritual de nuestros miembros e invitados, sino además la seguridad de aquellos que asisten a nuestros servicios, campamentos, eventos comunitarios y otras actividades”, mencionó The Village en una declaración. “Empleamos una serie de mejores prácticas desarrolladas como resultado de nuestro trabajo con expertos externos, que incluyen la verificación de antecedentes, capacitaciones de seguridad y varios protocolos de seguridad para hacer todo lo posible con el fin de garantizar el cuidado y la protección de todos los participantes”.

The Village afirmó que la iglesia se reunió “a la brevedad” con los Bragg, les ofreció asesoría profesional externa y que todas sus comunicaciones públicas contaron con la aprobación de ellos “en un esfuerzo para ejercer la honestidad, la transparencia y para evitar que alguien se sintiera avergonzado o preocupado”.

La iglesia también dijo que había presentado una denuncia ante la policía y que sigue apoyando el trabajo de las autoridades civiles asignadas al caso.

No obstante, los Bragg, junto con varios de sus amigos, no comparten esa opinión. Ya no forman parte de The Village, puesto que creen que criar a sus hijos en un entorno en el que la familia no recibe apoyo es, en palabras de Christi Bragg, “un abuso espiritual”.

“Nadie veló por lo que era mejor para nuestra hija”, dijo hablando de manera pública por primera vez. “Ella importa. Jesús dice que importa. Nosotros decimos que ella importa”, agregó.

Y continuó: “Ahora vemos su postura muy claramente. La iglesia no está haciendo esto bien, y no solo en mi caso”.

‘Tu mundo entero se viene abajo’

Desde que se unieron a la iglesia hace casi once años, The Village fue un hogar para la familia Bragg. El lugar estaba tan abarrotado, que les tomó dos domingos para que toda la familia —Christi Bragg, su esposo y sus hijos— pudiera entrar. La comunidad que encontraron fue magnética.

En una ocasión, cuando su podadora se descompuso, amigos de su grupo de estudio de la Biblia les compraron una nueva. Los líderes pagaron los análisis médicos de Bragg cuando sintió un dolor en el cuello y subsidiaron el pago a los campamentos de la iglesia para que sus hijos asistieran.

Matt Chandler, el pastor principal en The Village Church, tiene seguidores en todo Estados Unidos. Se presentó durante una conferencia en Irvine, California, en 2013. CreditRyan Longnecker

Era el tipo de comunidad que Bragg, quien no fue criada con apego a la iglesia, quería para sus hijos. Firmaron el acuerdo de membresía de la iglesia, un contrato que declaraba que se someterían a la Biblia y a la autoridad y disciplina espiritual de los líderes. Los miembros prometen “practicar la castidad absoluta” salvo que se encuentren en un matrimonio heterosexual, “abstenerse del consumo de drogas ilegales, de embriagarse, de diseminar rumores” y “luchar de manera diligente por la unidad y la paz dentro de la iglesia”. Los líderes prometen “ejercer amorosamente la disciplina cuando sea necesario”.

Bragg podía sentir que su fe crecía. Aceptó los principios evangélicos, como confiar en Dios, no en los sentimientos personales. Aprendió la importancia de ser lenta para enojarse y rápida para perdonar.

Admiraba a Chandler, un guapo pastor que era una estrella en ascenso de 1,95 metros de estatura, cuyos sermones siempre hacían reír a la gente.

Chandler se ha convertido en un nombre reconocido del evangelismo estadounidense con una infinidad de seguidores en todo el país. Muchos jóvenes consideran que su fe es auténtica, incluso atractiva.

Con más de diez mil asistentes semanales, The Village ahora tiene cinco iglesias en la región de Dallas. Chandler está recaudando dinero para construir una nueva sede que probablemente cueste más de 70 millones de dólares. Hace poco declaró que The Village ha “entrado en una especie de era dorada”.

Esta comunidad, dijo Bragg, fue “nuestra vida entera”.

Pero en un día frío de febrero del año pasado, Christi Bragg estaba empacando la camioneta para que la familia pasara un fin de semana en un lago con amigos. Su hija le preguntó si podía hablar con ella en el porche trasero, a solas.

En el campamento de verano para niños al que había ido unos seis años antes, relató su hija, estaba durmiendo en el dormitorio de las niñas cuando se despertó al sentir que alguien le había bajado la ropa interior. Un hombre, a quien no mencionó, estaba sentado en la cama, tocándola. Se encendió una luz en el baño y el hombre se fue.

“Tu mundo entero se viene abajo”, recordó Bragg.

Sin respuestas claras

Bragg, quien también fue víctima de abuso sexual, se dio cuenta de que su peor pesadilla se había vuelto realidad. De repente, todos los problemas en la vida de su hija cobraron sentido. Las pesadillas recurrentes. La noche que decidió no suicidarse para que sus hermanas no la encontraran muerta. Las horas de terapia y tratamientos médicos.

Cuando la familia llegó al lago, Bragg presentó una denuncia policial. También alertó a la iglesia. No sabía cómo era el proceso de denuncia, así que una amiga la puso en contacto con uno de los pastores de alto nivel.

Tuvo noticias de inmediato. El pastor, Josh Patterson, dijo que la iglesia también presentaría una denuncia ante la policía y que oraría por su familia. El pastor le dio el nombre de alguien que se pondría en contacto con ella.

Cuando la policía comenzó a investigar, Bragg buscó información.

Llamó a la mujer que había estado a cargo del campamento de The Village para tratar de confirmar qué líderes habían asistido ese año. Trató de conseguir que el centro de retiro bautista donde se realizó el campamento le diera una fotografía, una lista de las asignaciones de las cabañas, cualquier cosa. Incluso comenzó a llamar a otras iglesias que también habían realizado campamentos en ese centro. No obtuvo respuesta a ninguna de las llamadas que hizo.

Pasaron semanas, y su hija, por primera vez, comenzó a mencionar el nombre de un hombre que había frecuentado su cabaña: el ministro asociado para la infancia en la iglesia, Tonne.

“Nadie velaba por los intereses de nuestra hija”, dijo Bragg. CreditAnnie Flanagan para The New York Times

Incapaz de esperar más para recibir noticias de los líderes de la iglesia, Bragg solicitó reunirse con ellos. La iglesia respondió que podrían reunirse dentro de algunas semanas, tres meses después de que la familia denunció el incidente.

En la reunión, ninguno de los tres principales pastores de la iglesia estuvo presente. Bragg y su esposo llevaron una lista de quince preguntas sobre las políticas de la iglesia y el campamento. No recibieron respuestas claras.

Bragg mencionó la posibilidad de que el abusador pudiera ser alguien de The Village. Eso era imposible, recordó que le dijo Doug Stanley, un director de alto nivel, porque los líderes seguían el código moral de la iglesia que estaba consagrado en el acuerdo de membresía.

Ella volteó a mirar a su esposo cuando salieron. “Gracias a Dios” por el detective de policía asignado al caso, dijo. “Si dependiéramos de nuestra iglesia para que nos diera información, nos estaríamos yendo con las manos vacías”.

‘Conflicto de intereses’

Los líderes de The Village le aseguraron a Bragg que se estaban asesorando con expertos sobre su caso, incluida Kimberlee Norris, fundadora de MinistrySafe, una empresa cuyos servicios son populares entre las iglesias evangélicas.

La firma, que anuncia que su visión “se centra en las víctimas”, ofrece capacitación sobre seguridad infantil y prevención del abuso sexual a las iglesias deseosas de demostrar que están al día sobre cómo proteger a sus congregaciones. Muchos miembros de la iglesia confían en que, si su congregación trabaja con MinistrySafe, debe ser en beneficio de las víctimas.

En su sitio web, The Village cita actualmente su trabajo con MinistrySafe como prueba de que es “un lugar seguro para los niños y las víctimas”.

Bragg pensó que MinistrySafe defendería a su familia. “Dicen que protegen a los niños de los depredadores. Nuestra hija ha sido víctima de un depredador”, afirmó.

No obstante, cuando Bragg preguntó a The Village si podía hablar con un representante de MinistrySafe, la iglesia dijo que no. Uno de los pastores de alto nivel, Brian Miller, dijo que, dado que la iglesia era clienta de Norris, habría un “conflicto de intereses” si ella hablaba con la empresa, relató Bragg.

Lo que Bragg no sabía era que Norris y su esposo son abogados y socios en un bufete jurídico dedicado a gestionar crisis y minimizar riesgos para sus clientes. El sitio web de MinistrySafe ofrece asesoría jurídica y esos servicios se proporcionan a través del despacho de abogados de Norris, Love & Norris.

En una entrevista, Norris se negó a comentar sobre cuestiones específicas de su trabajo con The Village y mencionó que desconocía que la familia Bragg quería ponerse en contacto con MinistrySafe. Comentó que, en general, aconseja a las iglesias retirar a cualquier miembro del personal acusado para que no tenga acceso a los niños durante el tiempo en el que se realiza la investigación penal y emprender pesquisas para ver si otros menores también fueron afectados. Norris explicó que su trabajo consistía en trabajar con la iglesia, no con víctimas particulares, pero que no representaría a un acusado en un caso de abuso sexual infantil. “Mi trabajo es preparar ministerios”, dijo. “Soy abogada, pero no los represento”.

Algunos defensores de sobrevivientes han manifestado su preocupación por la manera en la que las iglesias usan los servicios de MinistrySafe después de que se ha denunciado un abuso.

Bragg cree que los líderes religiosos se preocupaban más por proteger a la iglesia, que por el bienestar de su hija. CreditAnnie Flanagan para The New York Times

MinistrySafe puede encargarse de los riesgos jurídicos para las iglesias, pero no ayuda a promover una mayor transparencia como parte de su respuesta al abuso, dijo David Pittman, un sobreviviente.

“Los cristianos quieren creer que todo lo que la iglesia hace por ellos es por su seguridad y salvación”, afirmó. “Sencillamente, eso no es cierto, no ahora”.

Noticias sorprendentes

A comienzos de junio, los Bragg le habían informado a The Village que el nombre del hombre que creían que había tocado a su hija era Tonne, pero miles de miembros de la iglesia seguían sin saber que se había denunciado un abuso.

Bragg supo que Tonne acababa de ausentarse debido a un permiso por motivos “personales” que no se dieron a conocer. The Village había enviado correos electrónicos a las familias y les había pedido que le enviaran cartas de aliento.

Ella preguntó a los líderes de la iglesia si su ausencia se relacionaba con su familia. Uno de los pastores de mayor rango le contestó que no.

Luego, de manera repentina, Tonne fue retirado de manera permanente del personal. “Esta decisión es resultado de un problema de consumo de alcohol y es triste para todos nosotros”, dijo Chandler en un correo electrónico que envió a los miembros de la congregación el 15 de junio. “Matt quiso que ustedes supieran la razón específica de su destitución en vez de recibir un noticia vaga y general”.

Bragg no entendía nada: ni el motivo que se dio ni por qué se tomaban en cuenta las preferencias de Tonne, pero no las suyas, ni por qué a él le enviaron cartas, pero no a su familia. Sus amigos se preocuparon más.

“Las cosas siempre me parecieron un tanto extrañas”, dijo una amiga de los Bragg, Ericka Eskam, quien asiste a otra iglesia. “¿Y si no era la única? ¿Por qué no quisieron averiguar de inmediato si no había más niños afectados?”.

La iglesia le pagó a Bragg para que asistiera a ocho sesiones de terapia y le entregó 1000 dólares a su familia en Navidad, no para la atención de su hija, sino para bendecirlos, dijo Bragg.

Tabatha Pino, quien educa a sus hijos en casa junto con Bragg, dejó The Village a principios de este año en parte debido a la falta de respuesta de los pastores. Las nuevas madres tienen más atención que los Bragg, dijo.

“Uno pensaría que estarían con la víctima”, dijo. “Eso lo dice todo”.

Cuando terminó el verano, Bragg recibió noticias alentadoras. El detective de policía había llevado el caso ante la fiscalía de distrito del condado de Dallas, y The Village por fin estaba dispuesta a emitir una declaración pública. Aliviada, preparó una declaración de la familia para acompañar el anuncio de la iglesia, que se publicó en línea.

Entonces, un domingo de septiembre, Chandler dijo a la congregación que había surgido una acusación de abuso sexual. No mencionó al sospechoso. “Es una muestra de la valentía del menor y la fortaleza de la familia el haber compartido esto, y queremos apoyarlos de todas las maneras en las que sea posible”, declaró.

Lo que dijo a continuación, enfureció a Bragg. “Queremos anunciar con toda claridad que no hay personas de interés en esta investigación que tengan acceso a los menores de The Village Church”, dijo. “No dejaríamos que alguien que esté siendo investigado por un delito semejante esté cerca de ninguno de los niños de The Village Church”.

Matthew Tonne, que era el ministro asociado para los niños de la iglesia, fue arrestado por cargos de conducta sexual inapropiada con la hija de Bragg.CreditCárcel del condado de Dallas

Se trataba de un tecnicismo. Tonne ya había sido destituido.

The Village dijo en la declaración que el detective policial había pedido a la iglesia “no mencionar el nombre del acusado a sus miembros en aquel momento”.

“Cumplimos su petición”, afirmaba la organización en la declaración. “Posteriormente, comunicamos el nombre del acusado cuando fue parte de los archivos públicos porque los cargos ya se habían presentado y estuvimos en condiciones de hacerlo”.

Para la mayoría de las personas que estaban en la iglesia, la noticia fue una sorpresa. Lancine Aday, de 41 años, dijo que Chandler parecía realmente afectado, pero se sintió un poco intranquila. Su hijo había asistido al campamento en 2012, y tenía dudas.

No obstante, esperaba que la iglesia le estuviera dando a la víctima “todo lo que quiere y necesita”.

“Conociendo a Matt y sabiendo el gran corazón que tiene, me imagino que hizo todo lo posible por hacer por la víctima todo lo que pensó que era correcto”, dijo Aday, en referencia a Chandler.

‘No tenemos ni idea de qué hacer ahora’

En noviembre, el caso se hizo público después de que un gran jurado sentenció a Tonne y los cargos en su contra se publicaron en el sitio web del tribunal del condado de Dallas. Fue arrestado a principios de enero y puesto en libertad tras pagar una fianza de 25.000 dólares.

En vista de que la iglesia seguía sin nombrar a Tonne ante la congregación, Bragg dijo que se sentía tan desesperada que quería pararse frente a todos con un letrero un domingo, con el nombre de Tonne y su número de caso, F1800705, que había memorizado.

Pero el 20 de enero, estuvo presente cuando Chandler se levantó para dirigirse a la congregación. Ella había tenido muy pocas noticias suyas; él le había enviado a su familia una tarjeta breve escrita a mano en julio, disculpándose por no haberse puesto en contacto con ellos. Cuando Bragg le preguntó si aceptaría tomarse un café con ellos, la asistente de Chandler le ofreció una fecha para la que faltaban meses.

Esa mañana de enero, Chandler dio una actualización vaga sobre “el incidente del campamento infantil de 2012”.

Refirió a los miembros de la congregación a una declaración en el sitio web de la iglesia, agregando que no quería entrar en detalles. “Todo aquello” lo hacía sentirse “débil, cansado, fatigado y dolido”.

Chandler agradeció a Dios por la “evidencia de gracia” en la familia de la víctima. “Todavía están aquí”, oró desde el escenario. “Todavía estamos caminando con ellos. El Señor se mueve con ellos”.

La declaración decía que Tonne había sido acusado formalmente, pero no mencionaba los cargos; decía que había sido retirado del personal “por otras razones”.

La abogada defensora de Tonne, Sheridan Lewis, dijo recientemente que le preocupaba cómo la iglesia había manejado el caso y que estaba analizando la que pareció ser una “decisión calculada” de los líderes de la iglesia de retirar a su representado después de “una investigación evidentemente superficial”.

Durante meses, familiares de los Bragg los habían presionado para que contrataran a un abogado pero la familia estaba nerviosa. Sus amistades de la iglesia decían que contratar a un abogado no sería bíblico, citando las Escrituras y el acuerdo de membresía.

Bragg con su hija en casa. La familia ya no asiste a The Village Church. CreditAnnie Flanagan para The New York Times

Bragg recordó un episodio que presenció en The Village unos años antes, cuando una mujer anuló su matrimonio tras descubrir que su marido veía pornografía infantil. Los líderes de la iglesia la sancionaron por no seguir los protocolos para el matrimonio establecidos en el acuerdo. Al final, los líderes se disculparon, pero Bragg temió un castigo similar por parte de la iglesia.

Sin embargo, cuando los Bragg se reunieron con representantes de The Village para una mediación jurídica a mediados de mayo, la pareja acudió con sus abogados. Ningún pastor estuvo presente ni se llegó a una resolución. Al día siguiente, Christi Bragg y su marido cancelaron su membresía de The Village.

“Lo que encontramos el miércoles fue una iglesia que tomó la decisión consciente de protegerse en lugar de reflejar al Jesús que dice seguir”, escribió al pastor de su iglesia en Southlake.

“Es una broma tremendamente triste”, continuó. “Nosotros seguimos las reglas. Seguimos los estatutos. No tenemos ni idea de qué hacer ahora”.

Los pastores no han pedido a los Bragg que regresen, según la familia.

En una declaración, The Village afirmó: “Continuamos rezando para que se sepa la verdad, para que se haga justicia y por la sanación de todos los involucrados”.

Boz Tchividjian y Mitch Little, los abogados que representan a la hija de la familia Bragg, quien ahora es mayor de edad, dijeron que su clienta planeaba seguir adelante con el litigio formal a fin de hacer a The Village “responsable por el trauma sexual infligido a su persona, cuando era una niña, por parte de un empleado adulto”.

Una iglesia que fuera su casa

La Convención Bautista del Sur no tiene ningún procedimiento ni mecanismo de seguridad para responder a una acusación de abuso cuando surge en alguna de las iglesias de la denominación, las cuales son autónomas. La convención se ha resistido a peticiones de reforma desde hace años, pero atender la cuestión del abuso sexual será una parte importante de su convención anual de esta semana en Birmingham, Alabama.

Se espera que los representantes voten para determinar si se creará un nuevo comité que evalúe las acusaciones contra las iglesias por manejar mal los casos de abuso, y respecto a una modificación constitucional propuesta que permitiría expulsar a dichas iglesias de la convención si las acusaciones se comprueban. Hace poco, los líderes también dieron a conocer un nuevo programa para atender a los sobrevivientes.

Analizar cómo se protegen jurídicamente las iglesias en los casos de abuso no forma parte de la agenda. Algunos de los altos funcionarios a los que se les ha dado responsabilidad para atender este problema también han buscado asociarse con MinistrySafe.

Un pequeño grupo de defensores ha planeado realizar una protesta durante la conferencia, siguiendo el ejemplo de la reina Ester, una mujer que según la Biblia fue escogida para enfrentarse a los líderes “en momentos como estos”.

Al presidente de la denominación, Greear, le preocupa cada vez más que las familias puedan ver hipocresía y se vayan.

“Dios entregó su vida para proteger a los vulnerables”, señaló Greear. “¿Qué mayor mentira podríamos haber dicho sobre el Evangelio si hacemos de la vista gorda cuando la gente recurre a nosotros en busca de ayuda?”.

Christi Bragg dijo que todo lo que había querido era una iglesia que fuera su casa y se preocupara por su familia. Los evangélicos de Dallas están encantados con The Village, con Chandler y con todo lo que la iglesia representa, dijo ella recientemente. Luego comenzó a llorar.

“Es nuestra palabra contra la de esta gente”, afirmó. “¿Dónde podremos ir y decir: ‘Esto es lo que nos ha pasado’, y que realmente nos respeten?”.

http://www.nytimes.com/es/2019/06/12

Carlos Jesús Delgado: “Jóvenes, imiten el ejemplo de Greta Thunberg”


“Jóvenes, imiten el ejemplo de Greta Thunberg”
“Jóvenes, imiten el ejemplo de Greta Thunberg”
Arranca en Madrid el III Seminario sobre Ecología Integral inspirado en la Laudato Si’. El Responsable de Ecología Integral del Arzobispado de Madrid explica cómo se puede desde las parroquias mentalizar a la población hacia una conversión ecológica
Los jóvenes de hoy son “la fuerza más viva y dinámica que tenemos” y nos pueden “impulsar y avergonzar como hace Greta”
Los cambios en las infraestructuras de las parroquias pueden ser un ejemplo que ayude a los vecinos del barrio a tomar decisiones ecológicas, como por ejemplo “la instalación de placas solares, detectores de luz o recogida de agua de lluvia”

06.07.2019 | Mireia Bonilla

(Vatican News).- El 6 y 7 de julio tendrá lugar en la sede de la Fundación Pablo VI en Madrid el III Seminario de Ecología Integral organizado por la Comisión Episcopal de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Española bajo el objetivo de mostrar los pasos que se están dando tanto en parroquias, movimientos, congregaciones y familias hacia la conversión ecológica.

“Las parroquias son un lugar idóneo para poder tratar el tema de la inversión ecológica, no solamente por lo que favorece el aspecto de conversión dentro de la espiritualidad cristiana, sino que también insistimos en que hay que ir en contra de ese consumismo navideño que nos invade, del mercado”, asegura Don Carlos Jesús Delgado, Responsable de Ecología Integral del Arzobispado de Madrid, y uno de los participantes del III Semanario sobre Ecología Integral. Pero las parroquias también son un lugar muy bueno “para trabajar ideas y valores que nos propone la Laudato Si’ desde el punto de vista económico de hacer un consumo responsable y muy en línea con el comercio justo” continúa.

Las parroquias pueden servir de ejemplo para los ciudadanos

El Responsable de Ecología Integral del Arzobispado de Madrid también habla de cómo los cambios en las infraestructuras de las parroquias pueden ser un ejemplo que ayude a los vecinos del barrio a tomar decisiones ecológicas, como por ejemplo “la instalación de placas solares, detectores de luz o recogida de agua de lluvia”. Se trata de actividades – puntualiza – “que pueden ayudar a transformar y a convertir ecológicamente a todas las personas que integran esta comunidad”.

En este sentido, Jesús Delgado explica que uno de los objetivos de la Comisión de Ecología Integral de Madrid es “ver cómo podemos generar de una forma visual ese cambio hacia la conversión ecológica y que invite a la sociedad civil también a esa conversión que nos pide el papa Francisco”. Para ello, asegura, tocan el tema de posibles cambios en las infraestructuras de los edificios más importantes, como por ejemplo “de la catedral, del seminario, de parroquias emblemáticas o monasterios”.Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

REDES-ONGD@REDES_ONGD

#ECOLOGÍAINTEGRAL | III Seminario sobre Ecología Integral: Recepción de los participantes, Oración, Saludos y presentación del Plan de trabajo en @fpablovi. @Confepiscopal @JyPSpain @scoutsmsc @Gabri_Saiz #LaudatoSi #LiveLaudatoSi52:31 – 6 jul. 2019Ver los otros Tweets de REDES-ONGDInformación y privacidad de Twitter Ads

Los problemas ambientales son una periferia más de las que habla el Papa Francisco

Durante la entrevista, Jesús Delgado recuerda ese llamado del Papa Francisco de ser una Iglesia en salida y que salga a las periferias, asegurando que la ecología y los problemas ambientales “son una periferia más” que muchas veces “tenemos olvidada como se está demostrando a nivel político y a nivel social”.

Seguir el ejemplo de Greta Thunberg

Por último invita a los jóvenes a imitar el ejemplo de Greta Thunberg, “la activista sueca jovencilla que ha conseguido generar un movimiento mundial, pero sobre todo europeo, de jóvenes estudiantes que todos los viernes reclaman acciones al gobierno para visualizar que efectivamente se están avanzando los problemas de cambio climático”, señala. En este sentido, explica que los jóvenes de hoy son “la fuerza más viva y dinámica que tenemos” y nos pueden “impulsar y avergonzar como hace Greta” tanto a políticos como a adultos: “los jóvenes son el elemento que más nos puede ayudar a transformar su propio futuro, por lo tanto es importantísimo que nosotros los escuchemos y que ellos eleven su voz como bien lo están haciendo a través de estas manifestaciones, acciones comunes conjuntas y siempre desde un espíritu para nosotros cristiano y ligado a la Laudato Si’”. “No olvidemos – concluye – que al final, la ecología integral, aúna los valores de custodiar la vida humana y de custodiar la creación por igual”.

André Moreau@AndreMoreauL

Tras movilizar a 1,6 millones de estudiantes en los 5 continentes, Greta Thunberg llama a la primera Huelga Internacional por el Clima

http://www.religiondigital.org

Las mujeres salen a la calle por la igualdad en Suiza


Las mujeres salen a la calle por la igualdad en Suiza

Reclaman conciliación familiar, reconocimiento por los trabajos de cuidado y más influencia en las altas esferas de la política y las empresas

JUAN CARLOS BARRENABerlínViernes, 14 junio 2019, 21:440

Hartas de la desigualdad que sufren frente a los hombres y decididas a ganarse el respeto del gobierno, decenas de miles de mujeres protagonizaron hoy la mayor huelga femenina en la historia de Suiza. Exigieron igualdad de salarios, mejores condiciones para compatibilizar la vida laboral y familiar, el reconocimiento por la atención que dedican al cuidado de sus allegados y más influencia en la política y las empresas, donde, frente a otros países europeos, su representación en las altas esferas es mínima. Pero también reclamaron una rebaja de impuestos para los tampones, la apertura del sacerdocio a las mujeres y el fin de la explotación femenina en el hogar. Hubo originales llamamientos a «menstruar sobre el patriarcado», la convocatoria de una «excursión de clítoris» y una «caravana de cochecitos de bebés» durante la movilización

En uno de los países más ricos del continente europeo, las mujeres se ven obligadas a luchar por sus derechos por primera vez, aunque hace casi 40 años que la igualdad de derechos quedó reflejada en la Constitución de la república helvética. En 1991 medio millón de suizas protestaron masivamente en su país para exigir igualdad y muchas consideran que desde entonces poco ha cambiado. En esta ocasión fueron muchas más. En Berna, Lausana, Zúrich o Basilea, la mujeres tomaron las calles, muchas de ellas empujando los cochecitos de sus bebés o luciendo un ostentoso embarazo, vestidas en su mayoría de lila o rosa y en un ambiente pacífico y festivo. Suiza es un caso especial en Europa: no introdujo el derecho de voto de la mujer hasta 1971 y hubo que esperar 20 años más hasta que todos sus cantones y municipios permitieron a las féminas participar en sus elecciones y referendos.

Las protestas se iniciaron poco después de la medianoche, pero crecieron durante la mañana y alcanzaron su zenit a las 15:24 horas, el momento exacto en el que la convocatoria exigía el paro masivo por el simbolismo. A esa hora y debido a la diferencia salarial frente a los hombres, las suizas dejan de ganar dinero en sus empleos y empiezan a trabajar gratis. Sus sueldos son de media casi un 20% inferiores a los de sus compañeros de trabajo. Y también en la dirección de empresas su representación es ridícula. Las 100 mayores firmas suizas tienen 96 jefes y solo 4 jefas.

Solo un día por paternidad

Y las condiciones laborales de las mujeres dejan también mucho que desear. La prestigiosa revista británica ‘Economist’ sitúa a Suiza en su ‘Glass Ceiling Index’ en el puesto 26 de 29 países. Más vergonzoso aun para la pequeña república alpina es el último lugar en la lista de 31 países publicada esta semana por Unicef sobre políticas de conciliación para las familias. A años luz de Islandia, Suecia y Noruega, que encabezan la clasificación, pero también de España, situada en el puesto 15.

Hasta hace poco las mujeres estaban obligadas por ley a ocuparse del hogar familiar, la mayoría se ve forzada a abandonar su empleo para ocuparse de sus hijos pequeños y todavía hoy los hombres solo tienen un día de libranza por paternidad. El parlamento suizo lleva años discutiendo conceder a los varones unas vacaciones por paternidad más generosas y no consiguen ponerse de acuerdo.

No es de extrañar así que en Lausana este viernes muchas mujeres prendieran fuego a sus sujetadores como forma de protesta o que en Basilea el sindicato Unia proyectase sobre la fachada del consorcio farmaceútico Roche el logotipo de la protesta: un puño alzado sobre fondo lila. En Zúrich, donde la manifestación reunió a más de 70.000 mujeres no se vio un solo policía en la calle, solo mujeres uniformadas se encargaron de la seguridad del acto. Y en todas las protestas pudo verse a miembros del movimiento ‘La revolución de las abuelas’ para denunciar su labor gratuita como cuidadoras de sus nietos.

Algunas empresas permitieron a sus empleadas abandonar sus puestos de trabajo para sumarse a las manifestaciones, otras lo prohibieron tajantemente. De ese modo, aunque la huelga no paralizó el país, sí se dejó notar. También en las instituciones. Muchas políticas acudieron vestidas de lila al parlamento suizo y para disgusto de los ultraconservadores, que trataron por todos los medios de evitarlo, la presidenta de la cámara impuso a las once de la mañana una pausa de un cuarto de hora.

http://www.burgosconecta.es/internacional/union-europea/mujeres-salen-calle-suiza-20190615214302-ntrc.html

Se suicida legalmente una adolescente holandesa que sufrió abusos sexuales de pequeña


Se suicida legalmente una adolescente holandesa que sufrió abusos sexuales de pequeña

CON LA AUTORIZACIÓN DE SUS PADRES

Una joven holandesa de 17 años, Noa Pothoven, decidió poner fin a su vida, con autorización de sus padres, después de años sufriendo estrés postraumático, depresión y anorexia como consecuencia de los abusos sexuales que padeció de pequeña.

5/06/19 9:12 AM

Ver también

(Agencias/InfoCatólica) La muchacha, conocida en Holanda por haber escrito su autobiografía titulada ‘Winnen of leren’ (Ganar o aprender), en la que reconocía haber sido víctima de abusos sexuales y agresiones años atrás, se despidió de sus seguidores en la red social Instagram anunciando que había decidido poner fin a su vida.

«No me voy a andar con rodeos: voy a estar muerta como mucho en diez días. Mi lucha ha terminado. Por fin voy a ser liberada de mi sufrimiento porque es insoportable. No me intentéis convencer de que esto no es bueno. Es una decisión bien considerada y definitiva», escribió en su mensaje de despedida.

Según relató, había «dejado de comer y beber durante un tiempo» y subrayó que estaba «todavía respirando pero sin estar viva», lo que la llevó, «después de muchas conversaciones y revisiones», a cometer un suicidio asistido, rodeada de sus «padres y amigos y de todos los seres queridos».

La hermana de Noa confirmó al diario holandés ‘AD’ que la menor había muerto el pasado domingo, según recogió Efe. La chica, de la ciudad holandesa de Arnhem, ya afirmó en su autobiografía, publicada hace un año y premiada con varias distinciones en Holanda, que para ella «no tenía ningún significado» continuar con vida porque no había logrado superar los problemas psicológicos desde que sufrió los abusos. En la última etapa de su vida había sido ingresada en tres instituciones de atención a menores, aunque según denunció su madre la niña necesitaba recibir atención «en un centro psiquiátrico, pero hay una larga lista de espera» en Holanda.

«Vergüenza y miedo»

En su libro, la joven explicó que había «ocultado las violaciones por vergüenza y miedo» hasta el punto de no denunciarlas en el momento en que se produjeron. Y reconoció haberse acercado, sin compartir la idea con sus progenitores, a la clínica Levenseinde (final de vida, en neerlandés), situada en La Haya, donde preguntó por las posibilidades que existían para terminar con su sufrimiento.

«Piensan que soy muy joven. Creen que debo completar el tratamiento psicológico y esperar a que mi cerebro esté completamente desarrollado. Eso no pasará hasta que tenga 21 años. Estoy destrozada porque no puedo esperar tanto. Revivo el miedo y el dolor a diario. Siento que mi cuerpo está aún sucio», escribió en su libro ‘Ganar o aprender’.

http://www.infocatolica.com

En el Llamado a la acción, los líderes más jóvenes están reimaginando la reforma de la iglesia


10 de mayo de 2019por Heidi SchlumpfJusticiaGente

5D9A1616.jpg

Un miembro adulto joven de Call to Action ofrece comunión durante la liturgia de clausura de la conferencia nacional de 2018. (Deborah Winarski)

Nota del editor:  Esta es la segunda parte de una serie de tres partes sobre Llamada a la acción, que ha luchado por la reforma de la iglesia desde fines de la década de 1970 y brindó una importante comunidad para los católicos del “Vaticano II” durante un ascenso del conservadurismo en la jerarquía eclesiástica. A lo largo de los años 80 y 90. 

Nuestra  primera historia  echó un vistazo a los desafíos que enfrenta el Llamado a la Acción, incluidos el envejecimiento y la disminución de la membresía y el déficit financiero. Pero un grupo de nuevos líderes más jóvenes se están conectando con la CTA a través de un programa nuevo e innovador llamado Re / Generation, como lo describe nuestra segunda historia . Sin embargo, estos católicos milenarios pueden cambiar la organización cuando asuman el control, y lo que significan tales diferencias generacionales para el futuro de la reforma de la iglesia se explorará en nuestra última historia de la serie. 

Fue difícil perder a los miembros milenarios del nuevo programa Re / Generation de Call to Action en la conferencia nacional de la organización en noviembre pasado en San Antonio. Estaban enérgicos. Y fuerte. 

Visite los Clasificados en línea de NCR para obtener información sobre oportunidades de trabajo, conferencias, retiros y más.

Pero eso no molestó a Dora Saavedra, una miembro de 66 años de Call to Action que ha sido emparejada como mentora mayor de dos mujeres jóvenes a través del programa. Ella puede enfadarse un poco con el término “anciano”, pero Saavedra es optimista sobre la afluencia de católicos progresistas más jóvenes, incluso si finalmente cambian la forma en que la organización de 40 años hace la reforma de la iglesia y la justicia social.

“Mi esperanza no está en el futuro, sino en el presente con los jóvenes”, dijo. “Creo que tienen una relación mucho más saludable con la iglesia. Tienen fe, pero no es ‘orar, pagar y obedecer’ cuando se trata de la jerarquía”.

Saavedra, cuyo esposo se desempeñó como director ejecutivo temporal durante los cambios de liderazgo en Call to Action, se unió a la organización en 1997 después de que su hijo gay se comunicara con ellos. Ahora adoran en una  comunidad eucarística intencional  en McAllen, Texas, y están activos en el capítulo de CTA del Valle del Río Grande. 

Pero para algunos otros miembros de largo tiempo de CTA, los cambios en la organización son preocupantes. Tom Lupia, presidente del capítulo local en Columbus, Ohio, cree que la organización nacional se está moviendo “en la dirección equivocada”.

El énfasis en atraer a los miembros más jóvenes y en la justicia racial está alejando lo que él cree que debería ser el enfoque principal de la CTA: los problemas de reforma de la iglesia, como las exclusiones de mujeres y no celibes de la ordenación, los divorciados / vueltos a casar de la comunión y los católicos comunes Poder de decisión en las parroquias.

Atraer a los jóvenes está bien, aunque Lupia cree que la CTA “siempre se ha enfocado demasiado en el color del cabello de sus miembros”, lo que él ve como una “pista falsa”. 

“Los programas destinados a aumentar la membresía, incluso la membresía específica como las personas más jóvenes, no funcionan a menos que tenga un programa principal que puedan participar”, dijo. 

Y ese programa debe ser una reforma de la iglesia, dijo, no temas de justicia más amplios, que están cubiertos por tantos otros grupos dentro y fuera de la iglesia: “¿Cómo pueden los católicos tener credibilidad sobre el tema de la justicia social cuando no tratamos con ellos? ¿Justicia social en nuestra propia iglesia? preguntó.

El debate sobre la reforma de la justicia social contra la iglesia ha sido parte de la historia de la CTA desde el principio, pero las tensiones actuales, aunque pequeñas, pueden revelar diferencias generacionales más amplias, incluso entre los católicos progresistas que están de acuerdo con los problemas de la justicia social y la reforma de la iglesia.

Diferencias generacionales

Los Millennials, al igual que todas las generaciones, quieren articular su propia agenda y prioridades y no ser percibidos como un “espectáculo paralelo a los grupos de mayor edad”, dijo William Dinges, profesor de religión y cultura en la Universidad Católica de América en Washington DC

Dinges, un baby boom que ha estudiado a jóvenes católicos adultos, dijo que su generación tiende a “asumir erróneamente que nuestra agenda en la iglesia es la misma que su agenda”.

A menudo es solo una cuestión de un énfasis diferente. Los progresistas más jóvenes están más centrados en los problemas de justicia que los afectan en sus vidas cotidianas y menos interesados en los problemas internos que el Papa Francisco ha advertido que pueden ser demasiado “auto-referenciales”, dijo Robert G. Christian III, el editor fundador de  Millennial , un sitio web para jóvenes católicos.

Si bien los problemas internos de la reforma de la iglesia “no son irrelevantes”, según Christian, entre su generación, “hay un deseo mucho mayor de tratar de promover la justicia social y lograr el reino de Dios de esa manera”. 

5D9A0954.jpg

Betty Hill, a la izquierda, quien se desempeña como presidenta del capítulo Western Washington de CTA, y su esposo, Tom. Ambos son miembros de la CTA desde hace mucho tiempo. (Deborah Winarski)

Sobre temas como la pobreza y el medio ambiente, “la generación del Milenio es quizás la generación más progresista en la historia de los Estados Unidos”, dijo Christian, y señaló que incluso los católicos conservadores usan “lenguaje progresista”, como enfatizar los derechos humanos de los no nacidos.

Sin embargo, puede que se desilusionen por el tono de confrontación o antagonismo en algunas organizaciones de reforma de la iglesia más antiguas, dijo, o por la frustración de las enseñanzas de la iglesia, sobre temas internos como la ordenación de las mujeres, si es que cambian lentamente. “Tiene mucho más sentido gastar su energía en otras áreas, construyendo el bien común en la sociedad”, dijo.

La descripción que Christian hace de los católicos milenarios como progresivos está respaldada por los datos del Estudio de paisaje religioso del  Pew Research Center  en 2014, que mostraron que más milenarios católicos (28 por ciento) se describían a sí mismos como liberales que católicos del baby boom (20 por ciento), y menos católicos milenarios ( 28 por ciento) se describieron a sí mismos como conservadores que Boomers (41 por ciento). Sin embargo, la mayor parte de los católicos milenarios (40 por ciento) se describieron a sí mismos como “moderados”.

Liberal, conservador o moderado: los católicos tienen que tomar la decisión de ser católicos en la cultura estadounidense, donde la religión es una cuestión de elección. Y están siendo superados por el crecimiento de los “no”, o aquellos que deciden desafiliarse por completo de la religión institucional, lo que lleva a lo que Mark Silk llama ” el vaciamiento de la religión estadounidense “.

“Es un fenómeno general, no solo entre los católicos”, dijo Silk, profesora y directora del Centro Greenberg para el Estudio de la Religión en la Vida Pública en el Trinity College en Hartford, Connecticut. “Esa cohorte de jóvenes adultos no siente que las instituciones religiosas sean el lugar donde hacen su política moral”.

5D9A0546.jpg

Christine Haider-Winnett, gerente de comunicaciones de CTA, comparte la cena con los miembros. (Deborah Winarski)

No solo la proporción de personas sin afiliación aumentó de menos del 10 por ciento en 1990 a casi una cuarta parte en la actualidad, sino que la membresía real en instituciones religiosas ha disminuido casi el doble de rápido que la proporción de “no”, dijo Silk, citando un informe reciente.  Encuesta de Gallup .

Seda cree que los jóvenes católicos progresistas son “un remanente importante”, pero que es probable que su número no sea influyente, algo parecido a los números más pequeños de protestantes de la línea principal. “No hay muchos de ellos, así que es un trabajo duro”, dijo sobre los jóvenes católicos liberales.

Sin embargo, esta desafiliación está ocurriendo en un momento en que los principales conflictos políticos se centran en temas en los que las enseñanzas morales católicas tienen mucho que decir, dijo Patricia O’Connell Killen, quien junto con Silk es coeditora de un nuevo libro sobre “El futuro de El catolicismo en América “(Columbia University Press).

“Esto no es un argumento acerca de si a los jóvenes les importa o no el significado. Mi opinión es que quieren ser personas de integridad y buscan sabiduría”, dijo Killen. “Lo que no comparten con los boomers o incluso con los Gen-Xers es una suposición de que las tradiciones históricas de fe son útiles para encontrar sabiduría”.

Si encuentran comunidad en las iglesias, se involucrarán, pero su sospecha de las instituciones los lleva a seleccionar solo aquellos que satisfagan sus necesidades, dijo Killen, profesor de estudios religiosos en la Universidad Gonzaga en Spokane, Washington. Simplemente pregúntele a un empleador con empleados del milenio, dijo.

Zach Johnson, el director ejecutivo de CTA de 30 años de edad, dijo que la iglesia como institución es “una idea de último momento” para los católicos más jóvenes, que no piden permiso a los obispos o pastores, ni siquiera a las organizaciones de reforma.

Lo que no quiere decir que las instituciones, incluida la iglesia, no tengan poder, dijo Johnson. “Es obvio que la institución todavía duele a mucha gente y tiene un tremendo poder para hacer el bien y el mal”, dijo. 

5D9A0338.jpg

Miembros de la CTA de todas las generaciones se reunieron en protesta a lo largo del Paseo del Río San Antonio durante la conferencia nacional de 2018. (Deborah Winarski)

“Pero para la forma en que la gente practica la iglesia en el día a día, la institución significa menos de lo que solía hacerlo”, agregó. “Estamos construyendo nuestras propias cosas … No importa que la institución no lo apruebe, porque de todos modos no nos importa”.

Mentoría bidireccional

Si estuviera dando consejos, Dinges sugeriría acentuar los aspectos positivos del catolicismo: la enseñanza social católica, nuestra sensibilidad sacramental, el Papa Francisco y su énfasis en la inclusión en lugar de agitar los dedos, para atraer a más jóvenes progresistas católicos. Los conservadores, por otro lado, parecen estar jugando la carta de nosotros contra ellos, lo que, según los sociólogos, construye la cohesión interna en un grupo. 

Killen animaría a los católicos mayores, en CTA y en otros lugares, a escuchar las preguntas de fe y justicia de las personas más jóvenes. Esto puede ser un desafío para los “baby boomers”, quienes como una generación sobredimensionada han impulsado la narrativa durante la mayor parte de sus vidas. 

La pregunta, dijo Killen, es “¿Cómo aprenderán los ancianos de Call to Action, o cualquier otra organización de reforma católica, a ser amables, generativos y solidarios hacia un futuro que no serán definidos por ellos o en los términos que ¿Son más cómodos para ellos? 

Una espiritualidad de la adultez posterior puede inspirarse en la imagen del “registro de enfermeras”, dijo Killen, en la cual un árbol caído y en descomposición facilita la vida nueva. Cita a las comunidades religiosas de mujeres por haberlo hecho bien.

“El desafío de la fe a los ancianos es realmente un desafío para permitir que se amplíe su imaginación”, dijo Killen.

Así es como los socios dentro del programa Re / Generation de CTA describen la mentoría bidireccional que forma parte del programa. “No es solo que la generación anterior tenga todas las respuestas, y tenemos que aprender”, dijo Claire Hitchins, quien supervisa Re / Gen para CTA. “Honramos esa sabiduría, pero también tenemos una plataforma desde la cual [los jóvenes] también pueden aportar su propia sabiduría”.

Ruby Fuentes, miembro del segundo grupo de Re / Generadores, cree que su generación y la de la “era de los derechos civiles” tienen mucho en común. “Los dos tenemos que la energía y el  coraje  (” valor “),” dijo. “La brecha generacional es un poco inexistente. Nos vemos cara a cara y nos alentamos y fortalecemos mutuamente”.

Marianne Duddy-Burke, directora ejecutiva de DignityUSA, una organización para LGBTQ + Catolics, pudo escuchar, intercambiar ideas y ofrecer recursos a su aprendiz, pero también se inspiró en la “visión expansiva de la iglesia” de los católicos más jóvenes en el programa.

Ruby-pic-Ruby-Fuentes.jpg

Ruby Fuentes (Cortesía de Call to Action)

“Para ellos, los límites y las fronteras entre las denominaciones y los roles son realmente borrosos”, dijo Duddy-Burke, quien ve a la generación más joven “invitándonos a venir” a su nueva visión de la iglesia, dijo.

Su organización, que se prepara para celebrar su 50 aniversario este año, también está siendo “estirada” por los católicos más jóvenes, que han crecido con una experiencia más fluida de género y sexualidad y, en su mayor parte, una cultura que acepta y acepta. Afirmando, dijo ella.

El grupo de jóvenes adultos de Dignity “realmente nos está llamando a algo radicalmente diferente”, dijo Duddy-Burke.

¿Pero los reformadores de esta generación incluso verán la reforma de la iglesia de la misma manera? Probablemente no, ya que sus experiencias de injusticia son diferentes, dijo Delfin Baustista, otro Re / Generador 2019.

“Ni mejor ni peor, solo diferentes”, dijeron, y agregaron que el enfoque podría pasar de enfatizar la “opresión” a enfocarse en la “resiliencia y liberación”. Las redes sociales, como los movimientos de etiquetas, también alterarán la forma en que las nuevas generaciones “hacen” la reforma. 

Bautista tiene la esperanza de que los católicos reformistas de todas las edades tengan “una apertura y voluntad para comprometerse y reconocer que todos tenemos un papel que desempeñar”. 

Saavedra, también, predice que la afluencia de personas más jóvenes literalmente “regenerará” la organización y el movimiento. “Tal vez no seamos la misma organización que empezamos a ser”, dijo. “Pero creo en los milagros. Creo que encontraremos nuevos caminos”.  

[Heidi Schlumpf es corresponsal nacional de NCR. Su dirección de correo electrónico es hschlumpf@ncronline.org . Síguela en Twitter @HeidiSchlumpf . Fue oradora principal en la conferencia nacional de 2018 Llamada a la Acción.]

https://www.ncronline.org/news/justice/call-action-younger-leaders-are-reimagining-church-reform

OTRA  IGLESIA  ES  POSIBLE … DEMOCRATIZANDOLA !!

Card. Ouellet al Celam: escuchar a los laicos y valorar a las mujeres


Cardinal Marc Ouellet.

La “Iglesia sinodal” en el centro de la intervención del cardenal Marc Ouellet, Prefecto de la Congregación para los Obispos, durante la Asamblea General del Consejo Episcopal de América Latina (CELAM) en la ciudad hondureña Tegucigalpa.

Roberta Gisotti – Ciudad del Vaticano

“El camino de la sinodalidad es el camino que Dios espera de la Iglesia del tercer milenio” ha expresado el cardenal Marc Ouellet, iniciando su intervención con el discurso que pronunció el Papa Francisco con motivo de la conmemoración del 50º aniversario de la institución del Sínodo de los Obispos, celebrado en octubre de 2015. Un camino de reflexión teológica y pastoral – ofrecido por el cardenal al episcopado latinoamericano – para luego solicitar una conciencia de la urgencia de la Iglesia contemporánea de sentir y vivir sinodalidad “en la lógica de la fe en el llamado de Dios a su pueblo”.

La sinodalidad no es organización sino comunión con Dios

“La sinodalidad – ha observado el Prefecto de la Congregación de los Obispos – no significa organización sino la comunión íntima con Dios, que se traduce en un testimonio visible”, como enseña el Papa Francisco, de “una elección que no es solamente de estilo sino de sustancia”, que pide a toda la Iglesia “una conversión misionera”, “involucrando a todos en dar testimonio del Evangelio”. “Obviamente – ha explicado el cardenal Ouellet – los obispos permanecen en el centro de la Iglesia sinodal”, “pero se les insta a hacer un esfuerzo para transformar la actividad pastoral en clave sinodal”.

No dejarse homologar a la mentalidad e ideologías del mundo

No se trata – ha continuado – solo de consultar más adecuadamente al pueblo de Dios, sino de reconocerlo habitado por la presencia del Espíritu en la raíz de su fe, configurando así su pertenencia ontológico-sacramental al Cuerpo de Cristo”. “La dimensión operativa de la sinodalidad es significativa en la medida en que se camina en la fe, siguiendo el Evangelio, yendo al encuentro de las varias culturas con un dinamismo evangelizador, sin dejarse homologar a la mentalidad y a las ideologías mundanas”.

El Colegio Episcopal no es la suma de los obispos responsables

El purpurado después se centró en el “profundo vínculo” entre el concepto de sinodalidad y colegialidad”; de hecho, la sinodalidad eclesial se manifiesta y se realiza a través del ministerio de los obispos. Pero si la Iglesia universal  – continúa – no es “ni la suma de las Iglesias particulares ni una federación de Iglesias particulares”; “tampoco el resultado de su comunión”. La Iglesia Universal es, por tanto, “una realidad que precede” y del mismo modo, puntualiza, “el Colegio episcopal no es la suma de los obispos responsables de las Iglesias particulares, ni el resultado de su comunión, sino que es un elemento esencial en la Iglesia universal, que precede a cada Iglesia particular.”

Superando una cultura eclesiástica fruncida en sí misma

Mirando el contexto latinoamericano, el cardenal Oullet invitó a sus obispos a superar algunos paradigmas aún “muy presentes en la cultura eclesiástica”, y se lamentó de la Comisión Teológica Internacional, que en un estudio sobre la sinodalidad en la vida y misión de la Iglesia, publicado en marzo de 2018, señala: “la concentración de la responsabilidad de la misión en el ministerio de los Pastores; el insuficiente aprecio de la vida consagrada y de los dones carismáticos; la escasa valoración de la aportación específica y cualificada, en su ámbito de competencia, de los fieles laicos y dentro de ellos, de las mujeres”.

Consultar y formar a líderes comprometidos con la vida pública

De ahí el deseo del Cardenal Ouellet de una “participación más decisiva y significativa de los laicos en la vida pública”, llevando a cabo “con determinación el diálogo entre pastores y políticos, a través de reuniones y diálogos a varios niveles”, que pueden ofrecer una capacitación adecuada a los cristianos comprometidos en la vida pública. Además, aseguró que “es legítimo” aceptar la iniciativa de una formación de líderes católicos que se está extendiendo con entusiasmo en el continente después de una reunión muy estimulante en Roma, c”on una amplia y calificada participación de personalidades masculinas y femeninas”.

Combatir la mentalidad machista y los abusos contra las mujeres

 “América Latina – destacó fuertemente el cardenal Ouellet –  necesita una sinodalidad con las mujeres, es decir, una revisión radical de la situación de la condición femenina en el continente, para dar un salto cualitativo que cambie la mentalidad machista, que luche por combatir la violencia sufrida por las mujeres, la explotación y la pobreza que se suma al abuso y al abandono”. “Esta prioridad – ha dicho – es mucho más necesaria porque las mujeres hoy, aunque en virtud de una mejor formación respecto del pasado, son los pilares de las comunidades parroquiales, pero a menudo sufren de la mentalidad clerical de los pastores. El acceso que han tenido a la educación superior constituye un hecho cultural de enorme importancia, que ya no justifica más que se les relegue a roles marginales y se les deje aparte en los procesos de toma de decisiones. La vitalidad de una Iglesia sinodal en América Latina dependerá de la conversión cultural , que supone la promoción auténtica y urgente de las mujeres en el continente”.

La Iglesia necesita la fe de los jóvenes

Al final de su intervención, Ouellet recuerda que no se debe descuidar a los jóvenes: “la Iglesia necesita su entusiasmo, sus intuiciones de fe, tal y como escribe Francisco en la Exhortación Apostólica Christus vivit”.

https://www.vaticannews.va/es/iglesia/news/2019-05/card-ouellet-celam-escuchar-laicos-valorar-mujeres-sinodalidad.html

Contundente y exitoso Paro nacional en Colombia /Miles marcharon en todo el país / Fuerte represión en Plaza Bolivar, Bogotá (Fotos + Videos)


Resumen Latinoamericano, 25 abril 2019

(Informe Especial)

Miles de colombianos marcharon este jueves en varias ciudades de Colombia  en un día de huelga nacional en reclamo de mejoras económicas, mayor calidad en la educación superior y en rechazo al asesinato de líderes sociales.

La Defensoría del Pueblo informó  que desde el 1° de enero de 2018 hasta marzo de este año han sido asesinados 276 líderes de organizaciones sociales y de derechos humanos.

En Bogotá miles de alumnos de universidades púbicas, docentes, indígenas y sindicatos marcharon en forma pacífica desde diferentes partes de la ciudad para converger en la céntrica Plaza de Bolívar, lo que dificultó el tráfico de vehículos.

En una pancarta que llevaban varios estudiantes se podía leer «Mientras reine la desigualdad social, la pobreza y la guerra, el pueblo gritará contra los indolentes del sistema».

Paro Nacional, 25 de abril

VÍAS DE TRÁNSITO CERRADAS POR LOS MANIFESTANTES

La policía dispuso más de 20.000 efectivos en todo el país y destacó unos 3.000 en Bogotá.

Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, dijo a AP «que uno de los motivos de estas marchas y del paro de un día es rechazar las medidas económicas que está empleando el presidente (Iván) Duque contra los colombianos de bajos recursos. Además del rechazo a la muerte de líderes sociales y de derechos humanos por parte de grupos ilegales y del narcotráfico».

Orjuela sostuvo que las manifestaciones son pacíficas y que espera que «más de un millón de nuestros compañeros participen en estas marchas».

Los manifestantes están en contra del Plan Nacional de Desarrollo (PND) del Gobierno nacional, que según afirman, incorpora una reforma laboral y una de la seguridad social.

Según Orjuela, dicho plan «permite la contratación por debajo del salario mínimo y elimina el sistema de seguridad social para los trabajadores, con lo que perderían su derecho a pensión, riesgos laborales, licencias de maternidad, paternidad, e incapacidades, y el derecho a la afiliación a Cajas de Compensación Familiar».

Esta es la primera huelga nacional que enfrenta Duque desde que asumió el cargo, el 7 de agosto del año pasado, y a ella se sumaron los maestros afiliados a la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) que reclaman más recursos para ese sector.

A su vez el presidente de la Federación Colombiana de Educadores, Nelson Alarcón, indicó que 280.000 educadores participan en la jornada de protesta y además de los reclamos de Orjuela demandó que «se respeten y se cumplan los acuerdos firmados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos».

El año pasado los estudiantes colombianos de educación superior hicieron una huelga de más de dos meses en la que alegaron que las universidades públicas necesitaban 3,2 billones de pesos (unos 1.037 millones de dólares) para no cerrar, y al final llegaron a un acuerdo con el Gobierno.

La huelga incluyó a más de siete millones de estudiantes de la enseñanza pública en todo el país que no pudieron asistir a clases.

Vocero del Congreso de los Pueblos analiza el Paro

Movilizacion bulliciosa en Cali

Con ritmo se vive la marcha de organizaciones sociales por Cali. Video Juan Bautista Díaz

Publicada por El Tiempo Cali en Jueves, 25 de abril de 2019

Protestas

En Bogotá una multitud marchó hacia la Plaza Bolívar

En Bogotá la movilización partió desde dos puntos: desde el Centro Administratvo Distrital, ubicado en la Calle 26 con Carrera 30 y desde el Parque Nacional, para finalmente concentrarse en la Plaza de Bolívar.

Aunque la movilización inició formalmente a las 9:00 de la mañana, sobre las 7:00, un grupo de estudiantes se movilizaban por el carril exclusivo de Transmilenio  a la altura de estación Bosa, que, permaneció sin paso por la invasión del carril.

Video insertado

Canal Citytv@Citytv

Los senadores @GustavoBolivar y @AidaAvellaE expresaron su respaldo a @angelamrobledo en la Plaza de Bolívar tras la decisión del Consejo de Estado de anular su elección.12514:56 – 25 abr. 2019118 personas están hablando de estoInformación y privacidad de Twitter Ads

Paro Nacional

Sobre las 7:30 a.m,  dejó de operar la estación Calle 76 hacia el sur al presentarse bloqueos en este punto también, y se suspende el paso por el carril exclusivo, que se retoma en la Calle 74.

A las 8:25 de la mañana, en la Avenida Caracas con Calle 72 se presentó una aglomeración de manifestantes que se movilizaban de manera pacífica con el acompañamiento de la Policía de Bogotá. Así mismo, en la sede tecnológica del sur de la Universidad Distrtital se reportó una aglomeración de 200 personas.

El reporte de las 9:30 de la mañana indica una aglomeración de manifestantes sobre la alle 26 con NQS, en el sector del CAD, quienes iniciaron el desplazamiento hacia el norte. A la misma hora, unidades del Esmad llegaron al Portal Suba, donde se presentó una aglomeración de 50 personas que se desplazaban hacia el oriente, para la estación 21 Ángeles.

“El maestro luchando también está educando” Eso dicen algunos profesores que a esta hora llegan a la Plaza de Bolívar en esta jornada del Paro Nacional. 

Marchas terminaron en disturbios en la Plaza de Bolívar de Bogotá

A las 10:00 de la mañana, una caravana de buses provenientes de municipios aledaños transitan por la carrera 68 con calle 48 hacia el norte, para dirigirse a la Gobernación de Cundinamarca, donde a las 9:30 de la mañana se asentaron unas 700 personas. A  las 10:20, los manifestantes realizaron bloqueos sobre la calle 26, sentido occidente – oriente.

http://www.resumenlatinoamericano.org/2019/04/25

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: