Análisis: aumento de jóvenes católicos que asisten a la misa, según una encuesta


por 

Un estudio indica un aumento en la asistencia a la misa, pero una falta de aceptación de la enseñanza católica ortodoxa

Con el sínodo juvenil a solo unos meses de distancia, una gran encuesta reciente de jóvenes católicos en Gran Bretaña tiene algunos hallazgos sorprendentes. En el lado positivo, el catolicismo complejo: la vida y la fe de los jóvenes católicos en Inglaterra y Gales Hoy muestra un fuerte aumento en la asistencia regular (al menos mensualmente) del 25 por ciento de todos los encuestados en 2009 al 36 por ciento en 2017. Irregular La asistencia masiva (menos de una vez al mes) ha aumentado del 59 por ciento en 2009 al 75 por ciento en la actualidad.

Pero la encuesta también incluye algunos hallazgos inquietantes sobre lo que los jóvenes católicos realmente creen: más de la mitad no tienen creencias católicas tradicionales sobre Dios, muchos creen que Jesús era solo humano y no el Hijo de Dios, y un gran número están dispuestos a ignorar el Enseñanzas morales de la iglesia

El estudio fue realizado por el grupo de investigación católico Camino House y Cymfed, la Federación de Ministerio de la Juventud Católica, en septiembre y octubre del año pasado. Un total de 1.005 católicos en Inglaterra y Gales, de entre 15 y 25 años, fueron encuestados en línea. Algo más de la mitad tenía entre 15 y 19 años, y el 48 por ciento tenía entre 20 y 25 años; 68% eran mujeres y 32% hombres. Dos tercios de los encuestados se autoidentificaron como católicos; el tercio restante no, pero provenía de una familia católica o había asistido a una escuela católica. Como era de esperar, muchos de estos “no identificadores” todavía tenían algunas creencias y actitudes católicas, pero era menos probable que se aferraran fuertemente a las enseñanzas de la Iglesia.

El hallazgo que debería preocupar más a la Iglesia es que la mitad de los encuestados que se autoidentifican como católicos no creen en un Dios personal. Solo el 38% se atiene a las enseñanzas de la Iglesia de que Dios creó el mundo y está involucrado en lo que ahora le sucede al mundo. Otro 12 por ciento cree que creó el mundo pero no está involucrado en el mundo de hoy.

Uno de cada cinco dijo que creía en un poder espiritual más elevado pero no en un dios personal, uno de cada cuatro dijo que no estaba seguro de si creía en Dios o en un poder espiritual superior, y el cinco por ciento de los católicos autoidentificados dijeron que no lo creían. Creo en Dios o en cualquier poder espiritual superior.

De los encuestados que tenían antecedentes católicos pero que no se identificaban como católicos en la actualidad, solo el nueve por ciento sostuvo la enseñanza católica ortodoxa sobre Dios.

Curiosamente, una mayor proporción de jóvenes católicos autoidentificados, el 59 por ciento, dijo que creían que Jesús era o era el Hijo de Dios, pero el 38 por ciento dijo que solo era humano. La mayoría de ellos dijo que era una persona muy sabia o muy santa, pero el 9 por ciento de los jóvenes católicos dijo que era simplemente una persona común, el 1 por ciento dijo que era un “estafador” y el 3 por ciento dijo que no existía. De los no identificadores, solo el 22 por ciento dijo que Jesús era el Hijo de Dios, el 68 por ciento dijo que solo era humano y el 10 por ciento dijo que no existía.

A los encuestados se les hizo una serie de preguntas sobre cuán importantes eran las cosas para alguien que es católico. Una vez más, las cifras para los católicos que se identifican a sí mismos deberían preocupar a la Iglesia. Estos son los porcentajes que dijeron que los siguientes eran muy importantes o importantes para ser católico: creer en Dios, 79 por ciento; ser bautizado, 75 por ciento; creyendo en ideas católicas (por ejemplo, María, el Papa, santos), 68 por ciento; conociendo a Jesús como Salvador, 67 por ciento; ir a Misa, 47 por ciento; ir a la confesión, 42 por ciento; diciendo que son católicos, 42 por ciento; y siguiendo las pautas católicas sobre su vida personal (por ejemplo, sobre el aborto, el sexo antes del matrimonio, la oración y el ayuno), solo el 37 por ciento.

Para este grupo, entonces, las enseñanzas de la Iglesia, tanto espirituales como morales, son menos importantes que simplemente ser una buena persona.

Estos hallazgos contrastan marcadamente con los 2.000 jóvenes católicos que en marzo participaron en un grupo de Facebook exponiendo sus creencias a un pequeño grupo que estaba escribiendo un informe pre-sínodo sobre las preocupaciones de los jóvenes católicos. Muchos en el grupo de Facebook estaban furiosos porque sus puntos de vista sobre la enseñanza ortodoxa y la liturgia reverente, incluida la promoción del Formulario Extraordinario, no se reflejaron en el documento final.

¿Qué grupo es más representativo de los jóvenes católicos de hoy?

La encuesta de Cymfed / Camino House encontró a sus encuestados a través de una agencia de encuestas de investigación de mercado confiable, mientras que el grupo de Facebook fue por definición auto seleccionado, jóvenes que tenían suficiente confianza en las enseñanzas y prácticas católicas para pasar tiempo en las redes sociales exponiendo sus creencias.

Ambos grupos son indudablemente parte de la juventud de la Iglesia. Otra encuesta, llevada a cabo para los obispos de Inglaterra y Gales en noviembre pasado, bastante antes del sínodo de octubre sobre “Juventud, Fe y Discernimiento Vocacional”, encontró dos grupos muy distintos de jóvenes católicos: uno que “pide claridad” y otro que busca la “autenticidad”.

Según ese informe, los que buscan la claridad son “un grupo pequeño pero vocal que quiere atraer a la Iglesia de regreso a una era que les han dicho que era mucho mejor de lo que es hoy”. El segundo grupo, mientras tanto, “se adhiere a las narrativas predominantes en la sociedad, queriendo que la Iglesia haga lo mismo”. Ellos son el grupo mucho más grande, y es claramente su voz la que se escucha en esta nueva encuesta.

http://www.catholicherald.co.uk/commentandblogs/2018/06/12/analysis-rise-in-young-catholics-attending-mass-survey-suggests/

Anuncios

La Iglesia Católica en las instituciones educativas: ¿Cuál es el cuestionamiento de las estudiantes por una educación feminista?


La Iglesia Católica en las instituciones educativas: ¿Cuál es el cuestionamiento de las estudiantes por una educación feminista?

Instituciones como la Iglesia Católica, que administra colegios y universidades, se han opuesto hasta el día de hoy a una agenda feminista, por lo que instamos a que dichas instituciones se comprometan con dichos cambios y avancen hacia generar espacios de decisión y fiscalización que integren a docentes, funcionarias, académicas y estudiantes.

En estos últimos meses hemos presenciado dos fenómenos de gran impacto en la sociedad chilena, que sin duda han marcado la agenda pública comunicacional. Por un lado, la creciente “Oleada Feminista”, con miles de mujeres exigiendo aulas libres de violencia machista que termine con la impunidad en caso de abusos y acosos, e impulsando una educación donde mujeres, hombres, personas trans y disidencias sexuales se desarrollen con las mismas oportunidades y en un ambiente seguro para todas. Por otro, el enorme cuestionamiento moral a la Iglesia Católica por los horribles casos de sacerdotes y autoridades eclesiásticas pederastas e involucrados en redes de comercio sexual, mantenidos en impunidad y encubrimiento, son claros actos de expresión del patriarcado y la violencia masculinizada desde la institución que más en jaque ha puesto los derechos de las mujeres.

Las estudiantes de las casas de estudio donde la Iglesia Católica ejerce alta influencia, como es el caso de la PUCV y la PUC, hemos vivido de cerca ambos fenómenos, puesto que sin duda es aquí donde se cruza una pregunta central ¿Qué tan válido es el rol de la Iglesia Católica en nuestra formación profesional, con una moral tan manoseada y con políticas que han minimizado sistemáticamente los derechos de las mujeres? De cara a una nueva movilización feminista este 6 de junio, nos parece  fundamental compartir nuestra reflexión.

La toma de la Casa Central de UC: feminismo en las aulas y fuera de ellas

La toma de la casa Central de la UC fue sin duda el golpe mediático más fuerte de este movimiento feminista, no sólo porque sus dependencias no se tomaban desde 1987, en plena dictadura, si no también porque es la UC una de las instituciones más cuestionadas por este movimiento, dado su rol opositor al derecho al aborto en tres causales y defensor de la objeción de conciencia, entre otras acciones que cuestionan el derecho de autodeterminación de nuestros cuerpos. Fue precisamente esta demanda una de las garantías que exigían las estudiantes para bajar la toma: que la red de salud UC no fuera objetora de conciencia en la aplicación de aborto, dado el rol público de su formación académica en medicina y obstetricia, como también el inicio de sumario y expulsión del profesor M. Chuaqui por violencia intrafamiliar y, por último,  que se diera solución a los casos de abuso laboral de las trabajadoras subcontratadas del Campus Oriente, al no recibir hace más de 3 meses su sueldo y sufrir discriminación por ser migrantes. Todo esto como pisos mínimos para dar garantías de que la UC realmente estaba en disposición de discutir educación no sexista y feminista.

La toma de la UC puso en jaque los principales nudos morales de la Iglesia: el encubrimiento a abusadores y la posición conservadora sobre los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres, que se traspasa a su formación académica. De ambos nudos, el último no fue logrado, dejando nuevamente en evidencia que las autoridades eclesiásticas en educación no están dispuestas a avanzar en las demandas exigidas por las estudiantes feministas, imponiendo la cuestionada y conservadora moral de la institución religiosa en la enseñanza de profesionales que servirán a un Chile plural en religiones y creencias y que, además, está financiada con dineros del Estado. ¿Cuál es la garantía, entonces, de que esta Universidad cumpla su rol público?

La exigencia de renuncia del Gran Canciller en la PUCV: Cuestionamiento a la jerarquía eclesiásticas

La situación en la PUCV también tiene sus particularidades. A pesar no estar en toma, la movilización dentro de ese plantel de estudios ha sido potente, guiada por estudiantes feministas organizadas en la Asamblea de Mujeres UCV y Cegesex y ha dejado como ganada un protocolo contra acoso, abuso, hostigamiento y discriminación arbitraria que se ha construido de forma triestamental, recogiendo las experiencias de todos los estamentos de la universidad. Aquí, la masividad de la movilización ha visto un tope en una de sus demandas: la renuncia del Gran Canciller, representante máximo de la Iglesia en el plantel educativo y vinculado a casos de abuso sexual, no puede ser cursada sin la aprobación del Papa. “¿Por qué tenemos que depender de las autoridades en Roma para la elección de nuestras autoridades locales?” Esta pregunta central, que apela directamente a una demanda histórica del movimiento estudiantil sobre democratización de los planteles educativos y la elección de sus autoridades, es la que ronda hoy en esta casa de estudio, sumado, claramente, a la indignación por tener en la cabeza de esta institución formadora a un abusador.  La jerarquía de la iglesia en sus instituciones educativas hoy tiene a estas estudiantes en un ambiente poco seguro, donde a pesar de avanzar en un protocolo contra acoso y abuso, no pueden interpelar a su máxima autoridad porque escapa de la capacidad de resolución local. Esto deja sin resolver la principal demanda que este movimiento feminista ha puesto en la esfera pública, y pone nuevamente en cuestión el rol que ha tenido la Iglesia en nuestra educación y la perpetuación de la impositiva y masculinizada jerarquía eclesiástica.

Educación feminista para Chile y el rol de las instituciones educativas católicas

Desde el 2006 en adelante, la sociedad chilena, a través de las movilizaciones estudiantiles, ha exigido poner énfasis en Educación, asegurando no sólo gratuidad, sino democratización, calidad y rol público de las instituciones financiadas por el Estado, y que este ponga especial relevancia en su fortalecimiento. Hoy, el movimiento feminista ha sumado una importante arista que estaba invisibilizada por las autoridades e, incluso, por el mismo movimiento estudiantil: aulas libres de violencia machista para el desarrollo pleno de todos y, en especial, de todas.

Las estudiantes de instituciones católicas queremos sumar a estas demandas un profundo cuestionamiento al rol que ha jugado la Iglesia. Desvalidada públicamente por los innumerables casos de abuso a menores y las constantes trabas que han puesto para que en este país se avance en materia de derechos sexuales y reproductivos, sumado al reiterado ataque a disidencias o todo/a aquel que viva su sexualidad fuera de la heteronorma católica, la institución religiosa es muestra férrea de una cultura machista, y hoy no queremos más esa violencia en nuestros planteles educativos. Queremos dejar en claro que nuestro cuestionamiento es hacia la Institución de la Iglesia en educación, no así a quienes creen y practican valores cristianos, puesto que también reconocemos en ellos/as una pluralidad de posturas, muchas veces más humanas y abiertas a la diversidad y el respeto por distintas formas de vida.  Sin duda, las Iglesias han sido un aporte a la educación en Chile, pero hoy es urgente el ajuste a los cambios y necesidades que las estudiantes ponemos en tapete. Si la Iglesia quiere seguir ejerciendo un rol público en la educación chilena, financiada por todos y todas, debe adscribir a un programa y un proyecto público educativo feminista con medidas de corto, mediano y largo plazo, al igual que todo el resto de planteles educativos. Instituciones como la Iglesia Católica, que administra colegios y universidades, se han opuesto hasta el día de hoy a una agenda feminista, por lo que instamos a que dichas instituciones se comprometan con dichos cambios y avancen hacia generar espacios de decisión y fiscalización que integren a docentes, funcionarias, académicas y estudiantes, que permitan hacer carne ese compromiso. O pierdan entonces los fondos públicos que hoy reciben por entregar educación en el país. La Ola feminista llegó para quedarse, y es nuestro deber erradicar la violencia machista de nuestros territorios, aulas y hogares.

http://www.eldesconcierto.cl/2018/06/07/la-iglesia-catolica-en-las-instituciones-educativas-cual-es-el-cuestionamiento-de-las-estudiantes-por-una-educacion-feminista/

Laicos de Chile protestarán contra obispos formados por Karadima en Talca


Publicado:

 

| Periodista Digital: Cooperativa.cl

Los fieles realizarán una velatón en el frontis de la catedral local en rechazo al denominado “círculo de hierro”.

La manifestación finalizará una jornada de reflexión de los representantes de la Iglesia en torno a la investigación canónica.

Laicos de Chile protestarán contra obispos formados por Karadima en Talca

Los representantes de la Asamblea Nacional de Laicos de Chile realizarán una velatón en el frontis de la catedral de Talca para protestar contra el obispo Horacio Valenzuela y los demás sacerdotes miembros del denominado “círculo de hierro” de Fernando Karadima.

También redactarán una carta para ser enviada al Vaticano antes de que los obispos acusados de encubrir al ex párroco de El Bosque viajen a la santa sede.

Ambas acciones finalizarán una jornada de reflexión realizada en la capital de la Región del Maule en torno a la investigación canónica a la curia chilena por las denuncias de las víctimas de abuso contra Karadima.

Cabe recordar que los obispos cuestionados son Horacio Valenzuela de Talca, Tomislav Koljatic de Linares, Juan Barros de Osorno y Andrés Arteaga de Santiago.

Aunque los laicos siguen exigiendo la renuncia de estos sacerdotes, también se están dedicando a trazar desde ya los lineamientos para impedir que se repitan estos hechos que repudian.

El vocero de los Laicos de Talca, Gustavo Madrid, señaló que “han sido formados los laicos, los ministros, los sacerdotes, los religiosos, los diáconos y muchas personas por estos obispos durante años, y creemos que viene un cambio desde los laicos, porque estamos tomando conciencia de que se ha hecho un daño muy grande a toda la comunidad, incluso a la gente no creyente”.

En esa misma línea, Juan Carlos Claret, vocero de los Laicos de Osorno, explicó que es necesario un cambio profundo en la Iglesia Católica para erradicar estas malas prácticas.

“Se podrá sacar a los obispos de El Bosque, pero eso no significa que los problemas se solucionen, porque al mediano y largo plazo podría volver a ocurrir un abuso, podría llegar gente aun peor”, aseguró.

Claret agregó que “como católicos tenemos una corresponsabilidad, no en que hayan ocurrido abusos, porque ahí es la jerarquía la que tiene que responder, sino que en hacer de la Iglesia un espacio protector, un espacio donde los pastores no se coman los corderos“.

https://www.cooperativa.cl/noticias/pais/iglesia-catolica/laicos-de-chile-protestaran-contra-obispos-formados-por-karadima-en-talca/2018-05-05/140901.html

ARCWP-Colombia. BAÑADA EN LÁGRIMAS LA NIÑA DIJO:”¿POR QUÉ A MI NO ME INVITARON?”. Olga Lucia Álvarez Benjumea*


 

Comparto con ustedes una linda experiencia pastoral en mi ministerio como presbitera. Una experiencia en Casa-Iglesia.

Anoche, he sido invitada a ser testiga, de la bendición del amor,de una pareja. Nos reunimos en casa de la abuela Tulia y el abuelo Bernardo, ellos congregaron a su familia; sus hijos, nietos, primos, cuñados, yernos y sobrinos.

La liturgia, cantos, lecturas y el altar, todo lo arreglaron los hijos de la pareja que querían celebrar su amor, en familia. La idea salió de los hijos y esto me hizo recordar la historia de una niña (Maria Carolina) quien mirando el albúm de la familia,  se pone a llorar, le preguntan que pasó? Ella, responde mirando las fotos del matrimonio de su papá y mamá: “¿Por qué, a mi no me invitaron?”…

Son los hijos, los que sostienen el amor en la familia. No una, ni dos, sino siempre hay que estar renovando la bendición del amor, entre las parejas. Juan Esteban y Alvaro, (hijos) han sido los promotores de esta linda ocurrencia.

Los laicos, arreglaron la mesa…

Comparto a los asistentes, el por qué soy una mujer presbitera y hablo de nuestro Movimiento.Hago la motivación para el desarrollo de la celebración.

Juan Esteban motiva y canta. Alvaro toca la organeta. Los niños Juan José y Emiliano, no nos estorban en la celebración, ellos tambien celebran.

“Purifica, oh Dios, nuestro labios y corazón para anunciar digna y honestamente tu Palabra”

Alvaro, laico, nos lee el Santo Evangelio.

Los asistentes comparten la homilía, de manera dialogada. “”Ustedes son la sal de la tierra; pero si la sal se ha vuelto insípida, ¿con qué se hará salada otra vez?” Mateo 5:13

Los niños Emiliano y Juan José traen las argollas, para bendecir y entregar a la pareja.

Sorpresa!!! “Ramiro: ayúdele, no la deje sola”. Esas argollas estaban muy bien atadas, con un nudo fuerte,  ambos tienen que unir sus habilidades para desatarlas: “ante los problemas, siempre los deben de resolver unidos”. Fue el mensaje que la Comunidad le quiso dar a Fanny y a Ramiro.

Hacemos el ofrecimiento del pan y del vino. En el momento de la consagración todos los asistentes repiten conmigo las palabras de la consagración y extienden sus manos sobre el pan y el vino. Los juguetes, los niños los han colocado en la mesa…

Ramiro, nos sorprende al final de la celebración con unas lindas canciones y seguimos cantando y celebrando la bendición del amor.

Agradezco a la Divinidad, a la familia Meneses Ramirez, a la señora Tulia, a Don Bernardo, a todos los asistentes y en especial a Juan Esteban por haberme invitado a compartir en familia esta nota de bendición de amor, que tanto se necesita en las familias.

 

*Presbitera católica romana.

 

 

 

 

 

EL CUENTO SIN TITULO. DE DANIEL.


Queridos amigos y familiares:
Con mucho orgullo y cariño, les comparto el cuento (sin título), escrito por mi nieto Daniel, de 13 años, como tarea del colegio donde estudia.
No quiso que ni sus padres, ni yo, ni nadie le ayudara. Por eso, lo transcribo, tal cual, con sus errores de sintaxis, redacción y uno que otro error ortográfico.
Valoro, además de su creatividad, su profunda sensibilidad social.
Espero les guste y lo disfruten.
Abrazos,
Chepe
—————————————————————–

Un 25 de Diciembre de 1996 llegué en patera con mi madre a las costas de Andalucía. En ese entonces yo tenía nada más ni nada menos que 2 meses. Allí nos recibieron unas personas de Salvamento Marítimo en una lancha bien grande y nos montamos mi madre (conmigo en sus brazos) y todas las demás personas que venían con nosotros. Después de llegar al puerto nos dieron unas mantas y nos llevaron a una carpa de Cruz Roja donde nos hicieron un reconocimiento médico

Nos llevaron con todas las demás personas con las que veníamos, y, junto con ellas, nos llevaron a un refugio donde pudimos dormir. Al los dos días siguientes a mi madre y a mí nos querían devolver a nuestro país de origen (Marruecos) pero mi madre pidió asilo con todo su esfuerzo hasta que lo consiguió, nos aceptaron a mi madre y a mí en España, sin lugar a dudas un éxito total para mi madre.

Mi madre encontró trabajo y alquiló un pequeño piso.

5 años más tarde (2001).

Por esos tiempos yo ya tenía unos 5 años y medio. Yo asistía con normalidad a clases y era uno de esos niños de los que se esforzaban bastante por sacar la mayor nota posible, aunque a veces no sacaba muy buena nota y me frustraba bastante.

En ese entonces mi madre trabajaba limpiando casas, se esforzaba muchísimo por conseguir algo de dinero para comer y que yo fuese a clases. Trabajaba casi todo el día y, cuando llegaba a casa (sobre las 8 pm) lo primero que hacía era darme un beso y un abrazo lleno del amor de una madre y luego preparaba la cena para luego irnos a dormir. Nuestra casa era un pequeño piso que se situaba en Cádiz, tenía una habitación (en la cual habían dos camas), un pequeño baño y un salón muy pequeño el cual estaba al lado de la cocina y del comedor.

25 de Diciembre de 2001.

Fue una Navidad muy buena en mi criterio, estábamos en casa de una amiga de mi madre (Jennifer), era una casa grande y luminosa. Comimos más de lo que normalmente nos podíamos permitir y luego, después de la cena, Jennifer nos dio unos simples detallitos para ella pero para nosotros, era algo muy lujoso. A mí me regaló esos patines que tanto me gustaban y a los que me paraba a mirarlos a través del cristal de la tienda y, a mi madre, un nuevo móvil, debido a que el de ella era de tecla y estaba medio destartalado y un bonito vestido con unos zapatos de tacones.

Esa noche salimos los tres a dar una vuelta por el centro de la ciudad y Jennifer se encontró unos cuantos amigos y nos acompañaron a caminar.

Al terminar nos íbamos a devolver a casa cuando Jennifer nos preguntó si queríamos quedarnos a dormir en su casa cuando mi madre dijo “no, no hace falta, muchas gracias” a la vez que yo decía “si, yo quiero quedarme en su casa!”. Al final la convencí y nos quedamos a dormir en su casa. Esa noche dormí de lujo y, a la mañana siguiente, cuando me levanté y fui al comedor grande y muy luminoso, me encontré a mi madre y a Jennifer en el gran comedor con un gran festín con: leche, cereales, cruasanes (hechos artesanalmente), galletas de chocolate, y un sinfín de manjares.

Después de comer salimos a la calle y yo estrené mis nuevos patines al principio me caí un par de veces y, de saber que el culo no tiene huesos, pensaría que me los había fracturado todos, pero bueno, al cabo de un rato le fui cogiendo el tranquillo y me fue resultando más fácil mantenerme en pie hasta que tranquilamente me podría enfrentar contra Chad Hedrick (por si no lo sabéis es el mejor patinador sobre ruedas del mundo, en fin, exageré un pelito nada más).

7 de Marzo de 2008

Estaba saliendo del instituto cuando se me presentó Jennifer y me dijo que hoy mi madre no me podía recoger y que me iría con ella. Al llegar a la casa me dijo “siéntate en el sillón, por favor”, como era un niño obediente me senté al igual que Jennifer. De repente a Jennifer le empezó a cambiar la cara, a poner cara de dolor, pena y depresión y, junto con las lágrimas que corrían sobre su mejilla me intentó hablar, pero, al querer decir la primera palabra se le hizo un nudo en la garganta y, con voz temblorosa y muy bajita me dijo: “verás Abdel, tu madre está ingresada en el hospital debido a un… un… un cán… cán… cáncer del que no se había visto jamás y… y… a tu madre dicen los doctores que solo le queda un… un… un mes de… de… de vida, en ese instante nos desplomamos los dos al suelo y rompimos a llorar, por dentro pensaba “¡¡¡por qué a mi madre y no a otra persona, por qué  a mi madre, que siempre ha hecho todo lo mejor posible para las personas que las rodean, que ha trabajado tanto y que ha sufrido tanto!!!”. Me pasé toda la tarde llorando y, a la noche, cuando se me había quitado la llantina pero no el dolor, fuimos a visitar a mi madre. Al entrar en el cuarto en el que se encontraba mi madre ingresada, rompí a llorar otra vez y, cuando mi madre me vio llorando tanto me dijo con voz suave y delicada: “no llores, cálmate, si yo me fuese de esta vida, me iré tranquila y tendrás que seguir luchando como lo he hecho yo, la vida sigue y tendrás que tener tu propia familia, tus propios hijos y, si no me olvidas siempre estaré en tu corazón, ayudándote, cuidándote y, en momentos difíciles, recuerda esto que te voy a decir: solo mira al cielo y, la estrella que más brille seré yo, iluminaré tu camino con esperanza, amor y alegría”. Al decir mi madre esas palabras rompí a llorar más fuerte de lo que lo había echo nunca, casi no podía con mi alma. Luego me dijo: “si pasase algo, Jennifer te cuidará. Trátala como me trataste siempre a mí y recuerda, disfruta de cada momento porque podría ser el último y se cariñoso y obediente. Te amo con todo mi corazón y con todas mis fuerzas”. Al decirme eso, con una voz muy débil le dije mientras nos abrazábamos: “mamá, te amo”, y ella me contestó: “y yo a ti”

3:30 del 8 de Marzo de 2008

Mi madre murió a esa hora en el hospital  de Cádiz (Puerta del Mar), al parecer el cáncer le había afectado a casi todo el cuerpo esa misma noche y no pudo aguantar. Ese mismo día le preparamos un funeral y, la verdad no fue mucha gente, pero la gente que fue era la gente de nuestro barrio que más la quería, sobre todo Jennifer. Antes de enterrar a mi madre, me acerqué a ella y, acariciándole la mejilla y abrazándola le dije mis últimas palabras: “mamá, te amo”.

8 de Marzo de 2018

Fui a ponerle las flores a mi madre con mi esposa y con mi hijo en su tumba que decía: “la mejor e inigualable madre del mundo. Mamá, te amo”.

REMITIDO AL E-MAIL POR EL ABUELO JOSE GARCIA.

El sínodo sobre los jóvenes necesita escuchar todas las voces, católicas o no.


El Papa Francisco posa para una selfie durante una reunión pre-sinoda de jóvenes delegados en el Pontificio Colegio Internacional Maria Mater Ecclesiae en Roma el 19 de marzo. También están representados el cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los Obispos, y el cardenal estadounidense Kevin J. Farrell, prefecto del Dicasterio del Vaticano para Laicos, Familia y Vida. La reunión fue en preparación para el Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional este octubre en el Vaticano. (Foto CNS / Vatican Media)

Nuestra tarea era aparentemente imposible: escribir un documento que resumiera la experiencia actual de jóvenes y adultos jóvenes de todo el mundo. Se nos dijo que capturemos lo que piensan sobre la fe, cómo entienden a Jesucristo, qué hacen para discernir su vocación y cómo encuentran y mantienen su identidad. Trescientos jóvenes se reunieron en persona, mientras que otros miles participaron en foros en línea para debatir sobre estos temas. El Papa Francisco nos animó a ser audaces y sin temor a expresar nuestras opiniones con honestidad, sin temor a ser juzgados. Y así lo hicimos.

Después de horas de conversación, días de escritura y más que unos pocos platos de pasta, la reunión preinodal de jóvenes produjo un documento de 11 páginas que informará al Sínodo de Obispos de octubre sobre “jóvenes, fe y discernimiento vocacional” . “Este documento no solo cumplió con nuestra tarea, sino que también ayudó a establecer una nueva norma en la forma en que los líderes de la iglesia se preparan para conversar sobre temas inmensamente importantes.

Creo que es precisamente esa “nueva norma” y la dificultad de la tarea lo que ha provocado que algunos hablen con duras críticas sobre la reunión pre-sínodo, algunos llegando incluso a llamarla manipulada y declarar que el documento es innecesario y débiles. Como uno de los 300 delegados que se sentaron en la sala, puedo decir con confianza que esta no fue una conspiración del Vaticano para establecer una agenda preconcebida, por lo que los obispos se verían obligados a discutir ciertos temas (y evitar otros) en octubre.

Los jóvenes que se reunieron tuvieron conversaciones conmovedoras que revelaron cuán desafiados, heridos, confundidos y perdidos estaban muchos jóvenes y adultos jóvenes alrededor del mundo. Cada grupo de idiomas contribuyó con un resumen, y el documento final reflejó verdaderamente nuestras voces. Leemos cuidadosamente cada borrador. Esto no fue simplemente un experimento mental, un intento de ver si los adultos jóvenes de todo el mundo podían hacer algo útil. Tampoco fue un intento de hacer que los adultos jóvenes “se sientan escuchados”, solo para ser ignorados y cancelados más tarde. Esta fue una invitación para compartir nuestros pensamientos e ideas en un esfuerzo por ayudar a los obispos a entender exactamente lo que está pasando con personas de cierta edad para que puedan entender mejor cómo predicar, enseñar a fondo y acompañar a los jóvenes y adultos jóvenes.

El Papa Francisco y los obispos realmente quieren entender qué está impulsando a los jóvenes hoy en día.

Piénselo un momento: el Papa Francisco y los obispos realmente quieren comprender qué está impulsando a los jóvenes hoy en día. Quieren saber por qué los jóvenes abandonan la iglesia y por qué se sienten atraídos por las redes sociales. Quieren comprender cómo enviar mensajes a los jóvenes que sean relevantes, atractivos y comprensibles. Quieren compartir el Evangelio de manera más exitosa y eficaz con los jóvenes. Para hacerlo bien, sabían que necesitaban escuchar de las mismas personas para quienes están tratando de hacer esto.

Esta solicitud fue una señal de humildad entre la jerarquía de la iglesia. También fue un gran honor para aquellos de nosotros reunidos para compartir y escribir. Nos tomamos en serio la oportunidad que se nos presentó, y pudimos responder con un documento que representa a los muchos jóvenes de todo el mundo: los que son apasionadamente católicos y los que están profundamente desafiliados, los que se identifican como cristianos y los que se identifican como cristianos. clasifíquense como infieles, aquellos que desean una relación con Jesús y aquellos que ni siquiera lo consideran real.

Aquellos que podrían dudar de que este documento sea ​​una representación exacta de los jóvenes de hoy no ven la amplitud y profundidad de la experiencia que se trajo a la reunión. Los críticos del documento pueden no verse a sí mismos en todos los aspectos, pero eso se debe a que ningún texto puede resumir la experiencia de una persona con y en la iglesia. Todos los jóvenes no son iguales, como descubrí rápidamente a través de conversaciones con mis colegas delegados.

Hay muchos jóvenes que aman la iglesia, su liturgia y Jesucristo, y su pasión y alegría por el Evangelio es inspirador y un gran estímulo para aquellos que todavía están buscando su propia fe. Los obispos necesitan saber que los jóvenes están aquí y celebrar su fe, ayudándoles a expandirla. Pero también hay muchos jóvenes que cuestionan las enseñanzas de la iglesia y dudan de si lo que la iglesia nos pide que crean es verdad. Los obispos necesitan saber que esos jóvenes no solo están ahí afuera, sino que están buscando respuestas.

Si el documento no incluía una perspectiva amplia, que incluyera tanto a los que ya están comprometidos con la iglesia como a los que no lo están, entonces habríamos entregado algo obsoleto a los obispos. Habría enviado el mensaje de que “business as usual” está funcionando bien y que nadie se va de la iglesia, cuestiona a la iglesia o duda de lo que está haciendo. Limitar el documento a una serie de afirmaciones habría hecho un gran perjuicio a nuestros obispos y nuestra iglesia. No habría sido un verdadero cumplimiento de la solicitud del Santo Padre. Hubiera sido complaciente e insultante para las personas educadas y fieles que nos pidieron que fuéramos honestos.

Y así lo fuimos: tratamos de capturar las alegrías y las luchas de los jóvenes, para arrojar luz sobre los fieles confiados y los interrogadores dudosos, y para ayudar a nuestros obispos a entender lo que creemos que pueden hacer para acompañar a todos los jóvenes en su viaje descubrir la Verdad, encontrar a Cristo y vivir una vida de fe obediente y apasionada en la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica.

Leer el documento puede causar incomodidad para algunas personas. Eso puede ser algo bueno, desafiando a los lectores a ampliar su comprensión de la experiencia de los demás. Es posible que algunos lectores nunca hayan pensado mucho en la realidad de aquellos que no tienen una relación con Jesús o un amor por la liturgia. Sin embargo, escuchar que hay jóvenes que no tienen su experiencia o cosmovisión no debería enojarlos, sino inspirarlos a pedirles a los obispos que trabajen para ganar sus corazones y mentes para la fe, y tal vez lo inspiren a hacer lo mismo. .

Tal vez nunca has tenido problemas para encontrar compañeros durante el viaje, personas que te ayuden a caminar el camino con Cristo todos los días, y de ser así, qué maravilloso para ti. Pero en todo el mundo, hay muchos que encuentran extraordinariamente difícil encontrar mentores en la fe, y los obispos necesitan saber cuán desesperados están muchos jóvenes por expresiones vibrantes de fe gozosa para que también puedan tenerla. Quizás tengas la suerte de vivir en un lugar con bellas liturgias que eleven tu espíritu y te den inmensa alegría al encontrarte con Jesús en la Eucaristía. Pero muchos jóvenes no tienen la misma experiencia, ni entienden la misa en absoluto, y los obispos nos pidieron que les dijéramos cómo pueden hacer que nuestra fuente y cumbre sea accesible y deseable para aquellos que no tienen la misma devoción a la Eucaristía. .

Quizás tengas la suerte de vivir en un lugar con bellas liturgias, pero muchos jóvenes no tienen la misma experiencia

He leído este documento casi una docena de veces, y cada vez estoy más y más entusiasmado con lo que está tratando de hacer: capturar la experiencia y la atención de jóvenes de todo el mundo para que los obispos se encarguen de guiarnos y guiarnos , pueden hacer mejor su trabajo y para una comunidad más amplia. Este documento es una súplica sincera, sincera y desafiante de los jóvenes del mundo a la jerarquía de la iglesia: para ayudarnos a encontrar nuestra identidad en Jesús, ayudarnos en nuestro viaje para amarlo con todo lo que somos, y convertirse en miembros fieles del Cuerpo de Cristo. Mi esperanza es que nosotros, la iglesia, confiemos en nuestros obispos para que lo lean bien, y nos unamos a ellos en sus esfuerzos para responder con confianza con resolución apasionada y sabiduría guiada por el Espíritu a, como el documento dice, ayude a todos los jóvenes, en cada estado de la vida, a “acercarse, encontrarse y enamorarse de Jesús”.

Jóvenes profetas contra las armas


Más de un millón de personas salieron a las calles en 800 ciudades de EE. UU. En protestas contra las armas después de la masacre de la escuela secundaria de Florida que causó 17 muertes
Dominique Quinio
Estados Unidos
26 de marzo de 2018

 

Los jóvenes protestan en Washington DC por el creciente crimen con armas de fuego. (Foto por Jenny Magee / CrowdSpark)

Con sus caras casi infantiles, se ven tan jóvenes como se sientan con los puños levantados, demostrando su determinación en su protesta contra el lobby de armas todo poderoso en Washington el 24 de marzo.

Serios y sin sonrisas, no cantan consignas y obviamente no están de humor festivo.

Sin embargo, a diferencia de muchas otras demostraciones, no hay discursos largos ni desahogos.

En cambio, recuerdan en silencio a sus 17 amigos de Parkland High School en Florida que murieron a manos de un tirador desquiciado.

Decenas de miles de personas se unieron a ellos en la Marcha por nuestras vidas durante el fin de semana.

De hecho, más jóvenes estadounidenses se están levantando contra la letanía de asesinatos que continúan marcando la vida en las escuelas de EE. UU.

Su enemigo es la omnipotente National Rifle Association (NRA), que se basa en la Segunda Enmienda a la constitución de los EE. UU. Para defender el derecho a portar armas.

De hecho, la constitución reconoce que las personas tienen derecho a formar una “milicia bien regulada” para garantizar “la seguridad de un estado libre”.

Por lo tanto, también garantiza a todos los ciudadanos estadounidenses el derecho a portar armas para utilizarlas en legítima defensa.

Al reforzar los votos para los congresistas republicanos, la ANR ha logrado ejercer una gran influencia sobre la política. Se ha opuesto incansablemente a cualquier forma de restricción de un derecho que considera la personificación de la identidad y la historia de los Estados Unidos.

Los jóvenes, sin embargo, han tenido suficientes respuestas políticas inadecuadas a los dramas que les han impactado tan profundamente.

No estarán satisfechos con los cambios legales cosméticos, como aumentar la edad mínima para comprar armas de fuego o incluso la prohibición de armas automáticas.

No tienen tiempo para propuestas a corto plazo para armar a los maestros y multiplicar los simulacros de seguridad escolar.

Están cansados ​​de escuchar a su presidente afirmar que el problema no tiene nada que ver con la posesión de armas, sino que es simplemente el resultado de la enfermedad mental de quienes las usan.

Por esta razón, los manifestantes ahora están trabajando para convencer a sus compañeros de escuela de involucrarse políticamente y movilizar a los jóvenes para que se registren para votar.

Este es un punto de inflexión en el desarrollo de una conciencia ciudadana. Tal vez la fuerza de su convicción juvenil les permitirá amenazar a una fortaleza que incluso el presidente Obama no pudo romper dos mandatos.

“Los viejos soñadores y los jóvenes profetas son el camino de la salvación para nuestra sociedad sin raíces”, dijo el Papa Francisco en un reciente libro de entrevistas ” Dios es joven “.

El Papa ciertamente entiende a los viejos soñadores y está lleno de aliento para estos jóvenes profetas.

En Washington, esos jóvenes profetas marchaban contra las armas.

https://international.la-croix.com/news/young-prophets-against-guns/7228?utm_source=Newsletter&utm_medium=e-mail&utm_content=26-03-2018&

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: