Con la curación en nuestras manos: por Yael Lachman


Burro

Una reflexión sobre Mateo 21: 1-9 para el inicio de la Semana Santa

Domingo de Ramos, 2018

Debo confesar que, como escritora, admiro al autor de la lectura del evangelio de esta mañana por haber creado una escena realmente espectacular. Hollywood no podría haber hecho un mejor trabajo. Incluso Netflix no podría haber hecho un trabajo mejor de lo que el escritor del evangelio ha hecho al crear una tensión dramática casi insoportable, a pesar de que todos los que escuchan saben exactamente cómo terminará esta historia.

Al ver a Jesús entrar en Jerusalén con su grupo de seguidores, sabemos que justo al otro lado de la ciudad, el ejército romano ya está reuniéndose, preparándose para aplastar cualquier insinuación de rebelión. Desde el momento en que comienza esta escena, sabemos, en nuestros huesos, que esto va a terminar muy mal. Sabemos que eso no va a ser posible para Jesús, un judío que vive bajo la ocupación romana; un campesino; un tipo sin dinero, sin influencia política, sin ejército; no será posible que Jesús se oponga a la crueldad del imperio romano sin ser crucificado él mismo. Incluso después de todos estos años, este conocimiento despierta en nuestros corazones todo lo que Aristóteles dice que el buen drama debe despertar en nosotros: lástima, suspenso, dolor e incluso quizás temor al contemplar lo que le espera a Jesús en la semana que viene.

Pero a pesar de lo difícil que esta semana va a ser para Jesús, y por muy dolorosa que pueda ser esta semana para los cristianos, la triste verdad es que durante muchos siglos, esta semana, la que los cristianos llaman Semana Santa, ha sido con mucho la más semana terrorífica del año para los judíos. Y este es un resultado directo de los textos del evangelio que las iglesias tradicionalmente leen durante sus liturgias de Semana Santa. Antes de que amanezca el domingo de Pascua, los cristianos que asisten a la iglesia en todo el mundo volverán a escuchar lo que se ha dado en llamar la narrativa de la pasión: una historia del evangelio acerca del juicio y la crucifixión de Jesús. Una historia que se creó, según el evangelio que usamos, de 70 a 90 años después de la muerte de Jesús.

Creo que es importante recordarnos cada año que las historias que leemos en los evangelios no son relatos de testigos oculares, sin importar cuán convincentemente rindan la historia. Ninguno de los escritores de los evangelios conocía a Jesús. Escribieron medio siglo y más después de su muerte, y escribieron para una comunidad que se había confundido y enojado. Confundido porque el Mesías que estaban esperando no había regresado como se había prometido. Enojados porque sus compañeros judíos no se congregaban para unirse a su nuevo movimiento religioso, sino que preferían quedarse en la sinagoga y esperar allí al Mesías que creían que aún no había llegado.

De hecho, en el momento en que se escribieron nuestras narraciones de la pasión, los seguidores de Jesús, que formaron lo que podríamos llamar la iglesia primitiva, estaban en medio de un divorcio dolorosamente doloroso de la sinagoga. Estoy bastante seguro de que cada uno de nosotros ha sido testigo de este tipo de divorcio doloroso. Algunos de nosotros seguramente hemos experimentado uno de primera mano. Sabemos que en medio del divorcio, mientras una pareja avanza a través de los matorrales de dolor y decepción, es probable que una pareja u otra diga cosas sobre la otra que están gravemente distorsionadas, que a veces son falsas, y que nunca deberían repetirse, mucho menos capturado por escrito Imagine lo que sucedería si, durante un doloroso divorcio, nuestras palabras más amargas y odiosas no solo se escribieran como verdad del Evangelio (por así decirlo), sino que también se transmiten a nuestros hijos y a sus hijos, a través de las generaciones. Imagina las odiosas palabras que envenenarían los corazones de aquellas generaciones hacia sus antepasados ​​para siempre.

Esto, lamentablemente, es lo que sucedió durante esos primeros siglos difíciles de la vida de la iglesia. Para cuando se escribieron los evangelios, una generación y más después de la muerte de Jesús, la comunidad de seguidores de Jesús estaba desconcertada por el hecho de que Cristo resucitado aún no había regresado, y amargamente decepcionado de que sus hermanos judíos no se apresuraran a unirse a ellos como continuaron esperando y esperando el regreso de Jesús.

Y así siguió el terrible y amargo divorcio. Si alguna vez hubo una pluma envenenada, fue la pluma la que escribió los relatos evangélicos de la muerte de Jesús, como la que leemos en el libro de Mateo, que nos dice que fueron los principales sacerdotes de Israel y una multitud de judíos enojados. quien convenció a Poncio Pilato de liberar a un prisionero político diferente y de crucificar al Jesús inocente. Ahora, uno podría pensar que esto sería veneno suficiente: echar la culpa de la muerte de Jesús a los pies de su propio pueblo.

¡Pero hay más! En la siguiente escena, Pilato ceremonialmente se lava las manos de todo el asunto, diciendo: “Soy inocente de la sangre de este hombre”. A lo que la multitud reunida de espectadores judíos, con una sola voz, declara, “Su sangre está sobre nosotros y sobre nuestros hijos.”

Esta es la historia que se nos ha transmitido como verdad del Evangelio, a pesar del hecho de que la evidencia histórica discute contra tal evento. Los eruditos bíblicos saben que Roma no tenía la costumbre de liberar prisioneros políticos. Los estudiosos también nos aseguran que los principales sacerdotes del Israel ocupado y las multitudes congregadas de campesinos judíos no tenían poder para influir en las decisiones de un gobernador romano. Esta es una falsedad venenosa, escrita en el calor de un terrible divorcio.

Al principio, el daño fue meramente retórico. Después de todo, en el momento en que se escribieron los evangelios, la incipiente comunidad cristiana no tenía poder real para dañar a sus vecinos judíos. Pero solo unos pocos siglos más tarde, cuando el cristianismo se convierte en la religión oficial del imperio romano, estas historias del evangelio se convierten en los textos sagrados de la iglesia de Roma. Y este es el momento en que los antijudíos incrustados en estas historias cristianas tempranas de repente adquieren el poder de matar.

Y matar lo hicieron. Conversiones forzadas en el punto de una espada. Negación de los derechos civiles judíos por parte de los obispos cristianos. Cruzadas medievales y expulsiones. Más conversiones forzadas. Un profundo antisemitismo sancionado por la iglesia que se extiende por toda Europa y se convierte en genocidio. Incluso hoy, la cantidad de ataques contra las comunidades judías de todo el mundo aumenta esta semana, a medida que los cristianos continúan escuchando, desde sus púlpitos, los relatos distorsionados y calumniosos de los evangelios sobre la muerte de Jesús.

Es inquietante y desconcertante para mí que la iglesia mundial continúe usando estos textos en la adoración. En un salón de clases o en un estudio de la Biblia, donde tenemos tiempo para analizar su contexto histórico, ciertamente deberíamos estudiar estos textos para las lecciones que nos pueden enseñar. Pero continuar leyéndolos sin crítica en la adoración, esto es desconcertante para mí. Encuentro particularmente desconcertante aquí en lo que nos gusta pensar como el ala progresista de la iglesia, donde a menudo renunciamos a otros textos del evangelio que consideramos peligrosos para la vida, la salud y la libertad.

Tomemos los primeros Corintios, por ejemplo, en los cuales el apóstol Pablo declara que “es vergonzoso que una mujer hable en la iglesia”.

O tome la carta de Pablo a la iglesia de Éfeso, en la que insta a los esclavos a “obedecer a sus amos terrenales”.

Sabiendo, como lo hacemos, cuánto daño han causado estos textos; sabiendo cuánta gente ha sido esclavizada, oprimida y disminuida por estos textos, estoy bastante seguro de que nos sorprenderíamos si alguien se pusiera de pie en el púlpito y simplemente los leyera en voz alta sin crítica alguna. Si alguna vez utilizamos estos textos en la adoración, lo hacemos para renunciar a ellos de manera muy explícita, muy pública. Si los leemos en el estudio de la Biblia, es para que podamos descomprimir su contexto histórico y trabajar para deshacer el enorme daño que han causado.

Pero de alguna manera, este no es el caso para los textos que hablan del juicio y la crucifixión de Jesús. Durante la Semana Santa, la iglesia continúa leyendo estos textos en adoración, generalmente sin desempacarlos, y sin renunciar a ellos. Y cada vez que la iglesia hace esto, reinscribimos sobre nuestras propias almas, y sobre las almas de nuestros hijos, los siglos de odio, terror y derramamiento de sangre que la iglesia ha infligido a sus vecinos judíos.

Por qué la iglesia continúa usando estos textos de manera acrítica, solo puedo adivinar.

Lo que sé con certeza es que lanzar a “los judíos” (como la muchedumbre enojada es nombrada en el evangelio de Juan) como los agentes de la muerte de Jesús es distorsionar dramáticamente la historia y convertir fatalmente en chivos expiatorios a los jugadores más impotentes en este primer drama del siglo.

También sé que aún hoy puede ser muy difícil para nuestros vecinos judíos sentirse seguros dentro de cualquier iglesia. Incluso una iglesia que no pretende dañar a nadie. Incluso una iglesia que pasa sus días tratando de hacer las paces y trabajando para hacer las paces. Tanto los psicólogos como los neurobiólogos nos dicen que si nuestros vecinos judíos todavía sienten miedo en nuestra presencia, no es paranoia sino memoria profunda: el recuerdo del trauma que ahora conocemos vive no solo en nuestras mentes y corazones sino también posiblemente en nuestras células, transmitido de generación en generación. Si nuestros vecinos judíos sienten un temblor de temor durante la Semana Santa, no es porque hayan fallado en perdonar, sino porque no pueden olvidar los terrores históricos que la iglesia ha perpetrado esta misma semana en nombre del Jesús crucificado.

Lo que esto significa es que, como miembros de la iglesia, seguimos encarnando esta sangrienta historia para nuestros vecinos judíos. Ya sea que lo sepamos o no, como miembros de la iglesia, seguimos representando la cara de la persecución aterradora para nuestros amigos judíos.

Asi que. ¿Cómo diablos debemos proceder? Un par de pensamientos …

Primero, creo que lo menos que podemos hacer es nombrar explícitamente el daño que ha hecho la iglesia: aprender sobre el odio que nuestros textos sagrados han cosido, y sobre la violencia que nuestras liturgias de Semana Santa han incitado contra las comunidades judías. Es solo al tomar conciencia de esta historia que nos damos la opción de intentar reparar el daño.

Por supuesto, una forma de reparar ese daño podría ser simplemente dejar de leer estos textos del todo, del mismo modo que hemos dejado de leer los otros textos de terror que tanto dolor han causado a los pueblos esclavizados, a las mujeres y a todos aquellos que están marginado y oprimido Creo que, de hecho, esta sería una mejor opción que seguir utilizando estos textos de forma acrítica.

Pero creo que podemos hacerlo aún mejor. Porque si simplemente ignoramos estos textos dañinos y pretendemos que no existen, entonces fallamos en lidiar con, y no logramos sanar, el daño que han causado.

Quiero sugerir que si somos lo suficientemente valientes como para enfrentar la dolorosa historia de la iglesia, entonces la Semana Santa en realidad podría convertirse en una semana de profunda sanación. Una semana en la que expiamos intencionalmente la sangre judía que se ha derramado en el nombre de Cristo. Y este sería un gran regalo para el mundo.

En la tradición judía, hay dos tipos de expiación. Si hemos hecho algo para dañar nuestra relación con Dios, entonces la manera de expiar es pedir perdón a Dios. Por otro lado, si nuestras acciones han dañado a otro ser humano, simplemente orar a Dios no puede traer expiación. Si hemos dañado a otro, entonces debemos acudir a esa persona directamente y pedirle perdón. Solo entonces puede tener lugar una verdadera expiación.

Si esto es cierto, entonces la Semana Santa, con todo su terrible bagaje histórico, comienza a parecer una oportunidad. Una oportunidad para una gran curación. Una oportunidad para la reconciliación con nuestras relaciones espirituales más cercanas.

Me pregunto cómo sería esta clase de expiación y expiación para nosotros esta semana.

Quizás te sientas llamado a leer acerca de lo que los eruditos creen que le pasó realmente a Jesús esa semana en Jerusalén hace tanto tiempo. Si desea hacer esto, hay libros aquí que puede llevar con usted hoy.

Tal vez desees acercarte a un amigo judío e invitarlos a tomar un café o dar un paseo, y hablar juntos sobre el dolor que cada uno de ustedes trae a esta complicada semana.

Tal vez quieras dedicar algo de tiempo a la oración esta semana, pidiéndole a Dios una guía sobre qué acto particular de sanación y reparación podrías hacer. Y entonces quizás salgas y emprendas ese acto de curación.

Lo que sé con certeza es que si hay alguna congregación en el mundo que pueda reunir el coraje para confrontar la historia de la iglesia y entrar en esta semana como sanadores y constructores de paz, es esta.

Esta mañana, mientras nos unimos en esta semana santa y terrible, buscamos seguir, día a día, al que llamamos Maestro: el que cabalga hoy en Jerusalén sobre el lomo de un burro, el símbolo mismo de humildad y paciencia . Esta semana, día tras día, buscamos seguir al que llamamos Sanador: el que, el jueves por la noche, se arrodillará para lavar suavemente los pies polvorientos de sus amigos. Esta semana, día tras día, buscamos seguir al que llamamos Salvador: aquel que el viernes elegirá la muerte en una cruz en vez de dejar que nadie, nadie, derrame sangre en su nombre.

Juntos, esta semana y siempre, seguimos al que llamamos Príncipe: el Príncipe … de la Paz. Gracias a Dios.

https://ariverofjoy.wordpress.com/2018/03/27/with-healing-in-our-hands/

Anuncios

Israel levanta muro al sur de El Líbano: ¿defensa o agresión?


 El régimen de Israel está construyendo un muro en la frontera sur de El Líbano, ha sido la opción más marcada en una encuesta realizada durante la última semana por la cadena de televisión internacional HispanTV.

HispanTV , a  través de su página web, ha preguntado desde el 23 de febrero a sus lectores: ¿Por qué Israel construye ahora un muro al sur del Líbano?

Así, un 40 por ciento respondió que la política del régimen israelí es un pretexto para crear un nuevo enfrentamiento bíblico en la región.

De hecho, en los años 2000 y 2006, Israel lanzó devastadoras guerras contra el territorio libanés. En  la guerra de los 33 días de 2006 , unos 1200 libaneses perdieron la vida.

Un 28 por ciento de los participantes en el sondeo cree que Israel pretende levantar el muro de bloques de hormigón en un intento de “apoderarse de los recursos naturales libaneses”. Mientras que un 16 por ciento señala que el régimen de Tel Aviv está creando un juego defensivo antes de lanzar un ataque contra El Líbano.

Además, el 14 por ciento ha indicado que Israel realiza esta construcción ” por la advertencia soberanista del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) “.

El régimen de Israel construye un muro en las fronteras con El Líbano para provocar otro conflicto armado en la región “, opina el 40 por ciento de los lectores de HispanTV en un sondeo.

Hasta el momento, Israel ha construido unos 300 metros del muro -en la región de Al-Yalil (Galilea) y los ocupados altos de Golán-, pero su intención es extenderlo a seis kilómetros. Las expectativas israelíes, sin embargo, puede que no se cumplan.

Las autoridades libanesas y líderes de Hezbolá han rechazado en reiteradas ocasiones la “construcción del muro israelí” y han advertido que responderán a una  agresión a la soberanía de El Líbano .

Las disputas entre el régimen de Tel Aviv y Beirut se extienden a un triángulo marítimo de unos 860 kilómetros cuadrados dentro del cual se encuentra el Bloque 9.

La discordia se agravó en enero pasado después de que el ultraderechista ministro para asuntos militares de Israel, Avigdor Lieberman, advirtiera a los libaneses de que el derecho y la explotación energética del llamado Bloque 9 leña solo a los israelíes,  alegato rechazado por Beirut.

mnz / ncl / myd / mkh

https://www.hispantv.com/noticias/el-libano/369539/israel-muro-tension-ejercito-hezbollah-guerra

 

Repudio absoluto: AURA LUCIA MERA


AURA LUCÍA MERA
 Aura Lucía Mera
Marzo 19, 2018 – 11:40 p.m.   Por: Aura Lucía Mera

El comportamiento de Yamid Amat con la presentadora Kathy Bekerman la semana pasada es inadmisible. No sé si los colombianos, acostumbrados a tragar entero y ‘comer callados’ frente a todas las arbitrariedades que nos quieren meter, vamos a quedarnos indiferentes o a reaccionar solidariamente contra el abuso de este periodista que se cree intocable y está acostumbrado a hacer lo que le da la gana sin que nadie le chiste, como dirían los rolos.

A continuación transcribo el mensaje del doctor Abraham Kestenberg, respetado médico de la Fundación Valle de Lili, miembro de la Comunidad Judía, al respecto.

Abro comillas, “En el caso de Cathy se podría hacer la siguiente alegoría, igualmente ofensiva, pedirle a ese señor que escupa un crucifijo. Cómo es que alguien ‘tan culto y universal’ no sabe que obligar a un judío a hacer la señal de la cruz o arrodillarse se consideran las más humillantes y despreciables acciones. Los nazis eran expertos en hacerlo tomando de forma violenta a los prisioneros por la barba. Son los rezagos de la Inquisición”.

“Cuando obligas a un judío a persignarse o arrodillarse se interpreta como si estuviera renegando de su fe. En Europa Central cuando pasaba una procesión de la Virgen o de algún santo, los judíos se sentaban para no ser maltratados u obligados a arrodillarse… Salomón me hacía sentar de niño y yo no entendía por qué. Temblaba cuando pasaba una procesión.”

Esto es, ni más ni menos, lo que pretendió hacer Amat al exigirle a Kathy que se santiguara en su segmento del noticiero Uno Dos Tres. Y al negarse ella, le exigió la renuncia. Inaceptable este trato a esta periodista. Repugnante. Repudiable.

Una afrenta hacia toda la comunidad judía de Colombia. A la que debemos importantísimos aportes culturales, científicos y empresariales. Un irrespeto a la libertad de cultos. Una verguenza.

La comunidad judía forma parte de Colombia. Somos hermanos. Yo, personalmente, cuando descubrí que mi apellido materno Becerra venía del apellido Negel y que mis ancestros españoles eran originalmente judíos ‘conversos o marranos’ me sentí orgullosa. Así, durante siglos esta rama de mi familia haya practicado la religión católica.

Además, la mayoría de los colombianos somos de origen judío. Arboledas, Vallejos, Piedrahitas, Alvarez, De la Calle, Romeros, Romanes, Alvarados, Cáceres, Navias, Cruz, Ferreiras, Delgados. Valencias, Rodríguez, Moras, Jaramillos, Santos, Domínguez, Garcías, Sardis, DeLima, Aragón, Castillas, Eder. Caycedos, Zapata, Ramirez, Toro, Vallecilla, Quintero, Caballero, Nieto. Mesa, Duque, Palau, Pardo, Calderón, Molina, Luna, Colmenares, Gutierrez, Parra, Fernández, De Soto, Carvajal, Iglesias, Gallos, De Francisco, Cabrera, Campo, Zorrilla, Tejadas, Contreras, Torres, Callejas, Herrera, Escobar, Vaca, Buenaventura, Materipon, Lago… y seguirían miles de miles. Que por físico culillo los ancestros, para evitar la persecución de Isabel y Fernando, en algún momento se ‘convirtieron’ para sobrevivir.

Así que en nombre de toda la comunidad judía y de los cientos de miles de nosotros los renegados pido solidaridad para Kathy y sanción rigurosa para este arrogante personaje pupilo del gran maestro Alberto Acosta, donde hizo sus primeros pininos periodísticos, y se alejó de su mentor cuando lo vio enfermo y arruinado. Recuerdo las palabras de Alberto poco antes de morir “Yamid jamás me visitó, debió creer que el cáncer era contagioso.”

O sea que de este personaje endiosado y marrullero puede esperarse cualquier cosa. Menos esta. ¡Solidaridad total con Kathy y repudio absoluto a esta afrenta del intocable Amat!

La porción de la Torá que sacudió mi identidad judía


Una vez al mes, me repuso con otras diez chicas judías como parte del programa de  Rosh Jodesh  . Bebemos té, horneamos galletas, hacemos meditaciones conscientes y  kvetch  . Sin embargo, lo más importante es que hablamos sobre el impacto que nuestras identidades femeninas tienen en nuestra vida cotidiana y dentro del judaísmo. A principios de este mes, durante un lote de brownies a medio cocer, discutimos una porción de la Torá que sacudió la base de mi identidad como mujer judía. En  Génesis 12: 10-12: 20  ,  Abram  y  su esposa Sarai van a Egipto a huir de la hambruna. Abram le pide a Sarai que finja ser su hermana para que el Faraón pueda recompensar a Abram por su culpa. El plan de Abram funciona, y cuando “la mujer [Sarai] fue llevada al palacio del Faraón”, Abram recibe los beneficios del Faraón. Básicamente, debido a que Abram le permitió a Faraón dormir con Sarai (una situación hecha posible por Sarai haciéndose pasar por la hermana de Abram), Abram cosechó beneficios.Cuando leí por primera vez la línea “a través de [Sarai] le fue bien a Abram,” quería ser optimista. ¡Ve a Sarai, la primera mujer en tener éxito en el trabajo, y en la Torá, nada menos! ¿Pero ella realmente tuvo éxito? Por lo que puedo decir del texto, ella nunca aceptó el plan de Abram. Abram explota la belleza y la sexualidad de su esposa para obtener ganancias económicas. El  midrash  de  La Torá: un comentario de mujeres explica que “ha tenido lugar el intercambio de una mujer”. Independientemente del hecho de que este texto es parte del judaísmo, la religión con la que estoy comprometido y querido, no hay forma de hacerlo, como mujer judía, puede defenderse de que está bien tratar a las mujeres como posesiones, en lugar de a las personas.

El rabino Naama Dafni-Kelle  y  del  Centro Educativo Leo Baeck  en Haifa, Israel, dice que hay tres formas de manejar los textos judíos de los que discrepen profundamente. Primero, puedes ignorar el texto; dos, puedes ponerlo en contexto histórico; tres, puede reescribir el pasaje para que se alinee más de cerca con su punto de vista.

Cuando leí este texto con mi grupo de Rosh Chodesh, descubrí que no podía ignorarlo. ¿Qué significa este texto? ¿Cuál fue su mensaje? Saber de Necesitaba Como grupo, colocamos el texto en contexto histórico. No hay nada sexista en Abram y su comprensión de las mujeres como propiedad y como moneda económica: la Biblia se establece en tiempos intrínsecamente sexistas y patriarcales.

Pasamos la mayor parte de nuestra reunión enfocándonos en el último paso: reescribiendo el texto para que el mar más aceptable para nosotros como mujeres judías. Eso se siente tan  mal  al principio. Al reescribir este texto, ¿cómo estar haciendo algo más que ignorar parte de nuestra historia? Deberíamos lidiar con eso. Deberíamos sentirnos incómodos al respecto. Debería pensar en eso una y otra vez. ¡Deberíamos escribir midrash! Deberíamos escribir midrash en el midrash.

De acuerdo con la Torá, estos eventos sucedieron. Nos guste o no, somos parte de nuestra tradición, y nos reescribimos para que sean más de nuestro gusto no cambia eso. Solo porque una historia me molesta y me incomoda no significa que deba ser barrida bajo la alfombra. No quiero una nueva historia, quiero más de esta historia. ¿Qué pasó después? ¿Abram se sintió mal por lo que hizo a su esposa? Sarai se siente traicionada? ¿Esta experiencia negativamente afectó la relación de Abram y Sarai y, de ser así, trabajaron para superarla?

Tengo preguntas similares sobre el  Movimiento #MeToo  y multitud de   acusaciones de abuso sexual que  salen a la luz. Al igual que Sarai, los cuerpos de estas mujeres han sido explotados en beneficio de los hombres y su consentimiento. Debido a las muchas repercusiones asociadas con las mujeres compartan sus historias (no ser creídas, perder sus trabajos, el temor a las represalias por parte de los abusadores, etc.), un menudo permanecen ocultas. Pero ahora, gracias al amplio apoyo de las mujeres que se presentan, se ofrecen más de estas historias.

¿Qué pasó después en la historia de Abram y Sarai? Es posible que nunca lo sepamos. ¿Qué sucederá en la historia aún en desarrollo sobre la epidemia de asalto sexual y acoso en este país? Bueno, eso depende de todos nosotros. Las circunstancias de Sarai y el tiempo en que ella vivió el otorgaron muy pocos derechos e incluso menos espacio para compartir su historia. Pero, hoy, hemos llegado en un momento en el que las compuertas finalmente se han abierto. No podemos reescribir la historia, pero sí podemos cambiar la narración en torno a las mujeres que denuncian el abuso sexual creyéndolas, apoyandolas y dejando claro que lo que soportaron es, y nunca lo será, aceptable.

La fuerza del liderazgo femenino


Cómo entender la profunda conexión entre Miriam, Tu BiShvat y la celebración de la Luna Nueva.

por 

Miriam es la líder femenina destacado en las porciones de la Torá que se leyeron durante las últimas semanas. Ella guio a las mujeres durante el tiempo de la esclavitud en Egipto, tal como dice el Talmud: “En esa generación, tres líderes guiaron a Israel: Moshé, Aharón y Miriam” (Talmud, Taanit, 9a).

Imaginen la fuerza necesaria para aconsejar, alentar y conducir una sociedad en un momento en que las familias eran destruidas, se establecían duros decretos en su contra, se llevaban a los esposos a campos de trabajo, los bebés varones debían ser arrojados al Nilo… No sólo que Miriam cumplió ese rol, sino que parece que fue tan exitosa elevando el espíritu de las mujeres que cuando finalmente salieron de Egipto y cruzaron el Mar de los Juncos, “Miriam… tomó el tamboril en sus manos y todas las otras mujeres la siguieron con panderetas y danzas” (Éxodo, 15:20).

¿De dónde sacaron tamboriles Miriam y todas las mujeres en mitad del desierto? ¿Acaso es posible que unos días antes, en medio de toda la locura al salir de Egipto con sus familias, cuando ni siquiera tuvieron tiempo de esperar que leudara la masa, pensaran en empacar tamboriles por las dudas que ocurrieran algunos milagros que provocaran que tuviesen ganas de bailar y cantar alabanzas a Dios?

Cuando Miriam tenía sólo seis años, manifestó este increíble rasgo de optimismo y fe, al ver más allá de la oscuridad presente hacia un futuro más brillante. El Talmud nos dice:

Cuando Amram (el padre de Miriam y de Aharón, que era el mayor Sabio de esa generación) supo que el faraón arrojaría al Nilo a todos los hijos varones, dijo: “¡Vamos a esforzarnos en vano!”. Y se separó de su esposa. Todos los hombres siguieron su ejemplo. Su hija Miriam le dijo: “Padre, tu decreto es peor que el del faraón. Él sólo decretó contra los varones, tú decretaste contra varones y mujeres. Él decreto sólo en este mundo, tú decretaste en este mundo y en el Mundo Venidero. El faraón es malvado, tal vez su decreto no llegará a concretarse; pero tú eres recto, por lo que tu decreto sin duda se cumplirá”.

Amram escuchó a su hija y volvió a reunirse con su esposa. Todos los otros hombres siguieron su ejemplo y se volvieron a unir a sus esposas (Talmud, Sotá 12b).

¡Cuánto coraje y confianza en sí misma necesita una niña pequeña para enfrentarse a su padre en un momento de oscuridad y desesperación, cuando, dadas las circunstancias, él actúa de la única manera lógica! Miriam pudo ver la imagen completa, más allá de los hechos, más allá del aquí y ahora. A pesar de la oscuridad, ella vio que había un mundo de eternidad, que había un Dios que sin ninguna duda salvaría al pueblo judío. “¡Debes tener fe, papá! ¡Hay luz al final del túnel!”

Con ese entendimiento especial, ella encontró las palabras para convencer a su padre de su perspectiva. Si hubiera escogido la alternativa más sumisa, temerosa de enfrentar a la autoridad, esperando que todo se resolviera por sí mismo, ¿cuál hubiese sido el destino de la continuidad del pueblo judío?

La conexión con la luna nueva

La primera mitzvá que el pueblo judío recibió como nación es la mitzvá de celebrar y santificar la luna nueva. “Este mes será para ustedes el inicio de los meses; será para ustedes el primero de los meses del año” (Éxodo 12:2). Esta mitzvá también expresa la necesidad de ver más allá del aquí y ahora hacia un mañana más brillante. Cuando celebramos el primer día del mes, Rosh Jodesh, la luna apenas es visible.

La razón por la cual los judíos contamos de acuerdo con el calendario lunar es porque la luna a veces está completamente a oscuras y no vemos en ella ninguna luz. Pero incluso cuando está completamente a oscuras, siempre sabemos que muy pronto volverá a iluminar. Y especialmente es así cuando celebramos Rosh Jodesh” (Rebe de Slonim, Netivot Shalom, parashat Bo).

Es interesante que las mujeres tienen una conexión especial con Rosh Jodesh. Se acostumbra a evitar ciertas labores y a celebrar una mini festividad cada Rosh Jodesh, más de lo que celebran los hombres, como una recompensa por haberse negado a contribuir sus joyas para el infame proyecto del Becerro de Oro (Midrash Pirkei deRabí Eliezer, 45).

Cuando Moshé se demoró en bajar del Monte Sinaí después de 40 días, los hombres perdieron las esperanzas y de inmediato comenzaron a buscar la forma de crear un intermediario alternativo entre Dios y ellos mismos. Sin embargo las mujeres fueron capaces de mantenerse centradas en la imagen global y ver más allá de la desesperación del momento.

La conexión con Tu BiShvat

Y así llegamos a Tu BiShvat, la festividad de los árboles. El 15 de Shvat celebramos los frutos y los árboles en un momento en el que no se ven frutos ni flores. Los árboles están cubiertos de helada (y a menudo también de nieve), los días son cortos, las noches largas, reinan la oscuridad y la desesperanza. Sin embargo, si miramos más allá de la superficie, sabemos que dentro del árbol comienza a viajar la savia, preparando al árbol para el florecimiento que tendrá lugar en la primavera.

La festividad de los árboles la celebramos a través de este entendimiento de que habrá un crecimiento en el futuro, que ese potencial eventualmente llegará a concretarse.

Esto es lo que se llama biná, la capacidad especial de entendimiento que caracteriza a las mujeres.

Nosotras podemos ver más allá de los hechos y de la realidad superficial; podemos ver el potencial y esperar un futuro mejor. Adoptar un rol de liderazgo significa actuar siguiendo esta visión, afectar cambios en nuestras comunidades y en nuestra sociedad influyendo sobre las personas que nos rodean para que tengan las mismas esperanzas y optimismo, y nos ayuden a concretar ese potencial dormido que hay dentro de cada ser humano.

http://www.aishlatino.com/h/15sh/articulos/La-fuerza-del-liderazgo-femenino.html?s=mm

EE.UU. deporta a Ravi Ragbir, destacado activista trinitario


"Ravi es un buen hombre, un padre, un esposo, un líder, alguien que pone a los demás por delante suyo", expresó Das ante una multitud que protestaba contra la detención. 
“Ravi es un buen hombre, un padre, un esposo, un líder, alguien que pone a los demás por delante suyo”, expresó Das ante una multitud que protestaba contra la detención.  | Foto: EFE
Publicado 12 enero 2018 (Hace 2 horas 52 minutos.
Las autoridades estadounidenses deportaron al trinitario Ravi Ragbir, quien residía en el país desde hace más de 20 años.

El activista de nacionalidad trinitaria,(Trinidad, Tobago) Ravi Ragbir, quien durante 25 años residió en el estado de Nueva York, en el noreste de Estados Unidos, fue deportado este jueves por la policía migratoria a su nación de origen, Trinidad y Tobago.

De acuerdo con un reporte de las autoridades, la deportación procedió porque “los delincuentes extranjeros siempre han tenido una prioridad para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos”, (ICE, por su sigla en inglés).

Detalló un portavoz del ente que Ragbir “ha extinguido sus peticiones y apelaciones (…) y permanecerá en custodia hasta su traslado a Trinidad”, añadió.

La detención se hizo cuando el director de la Coalición Nuevo Santuario acudió a su chequeo anual en la sede del ICE en Manhattan. En el lugar fue arrestado y trasladado a una prisión en una ambulancia, explicó Donna Schaper, una pastora de la comunidad.

>> EE.UU.: Beneficiarios del programa Medicaid tendrán que trabajar

La abogada del activista, Alina Das, quien ha presentado recursos ante la justicia para exigir su liberación, alegó que a Ragbir se le ha negado el derecho a una audiencia con un juez migratorio.

Según señalaron medios locales, uno de los objetivos que persigue con la reforma de las políticas migratorias la administración del presidente del país, Donald Trump, es expulsar del país a aquellos ciudadanos que tienen en su récord algún delito.

>> Protestan contra cárcel de Guantánamo frente a la Casa Blanca

Ravi Ragbir llegó a EE.UU. hace 25 años y tramitó los papeles para obtener su residencia permanente. En 2001 fue sentenciado por haber cometido un delito de fraude bancario, por el cual cumplió una condena de tres años en prisión domiciliaria y dos en una cárcel federal.

Tras ser liberado, estuvo dos años más detenido a la espera de ser deportado. Pero se salvó gracias a varios aplazamientos, el último de los cuales vencía este año.

“Es un estado de sitio”

Líderes religiosos de la Coalición Nuevo Santuario condenaron este tipo de acciones, y explicaron que detrás de ellas lo que se esconde es el acecho de las autoridades que buscan intimidar. Esto a raíz de la campaña que busca detener la ola de deportaciones de indocumentados.

El reveredo Juan Carlos Ruíz, líder de la organización, expresó que “no se trata sólo de Ravi sino del movimiento detrás de él y de las familias inmigrantes que dependen de estas acciones para su protección”.

“(…) La Migra (policía de inmigración) está acosando y vigilando las iglesias santuario para enviar un mensaje claro al movimiento acerca de la fuerte lucha convocada entorno al caso de Ravi. Si perdemos las iglesias santuario, también perderemos las escuelas y los hospitales y otros lugares sensibles, que de por sí ya son pocos”, agregó.

Una de las inmigrantes que reciben albergue. Foto: eldiariony.com

 

La Coalición ofrece albergue a los indocumentados en riesgo de deportación, como en los casos de la madre guatemalteca Amanda Morales y  Michellin De Eugene, de nacionalidad haitiana.

Calificó como un “estado de sitio” la persecución de la que han víctimas durante los últimos meses.

“Los funcionarios del ICE nos informaron que no han ordenado ningún operativo en las iglesias, pero sí tenemos claros indicios de vigilancia (…) hemos tomado medidas como apagar teléfonos y reconocernos entre nosotros durante las reuniones, es un estado de sitio”, expresó el reverendo.

https://www.telesurtv.net/news/EE.UU.-deporta-a-Ravi-Ragbir-destacado-activista-trinitario-20180112-0018.html

Proponen en Alemania expulsar a inmigrantes antisemitas


Los partidos gobernantes de Alemania están preparando una legislación que podría permitir que los inmigrantes que expresan puntos de vista antisemitas sean deportados del país, informó el diario Die Welt.

La alianza conservadora CDU-CSU (Unión Social Cristiana y Unión Democrática Cristiana) dirigida por la canciller Angela Merkel espera presentar el nuevo proyecto de ley por el Día Internacional de Recordación del Holocausto el 27 de enero.

El proyecto de ley establece que “la aceptación absoluta de la vida judía” es un “punto de referencia para una integración exitosa” en Alemania.

“Cualquiera que rechace la vida judía en Alemania o cuestione el derecho de Israel a existir no puede tener un lugar en nuestro país”.

Stephan Harbarth, vicepresidente del grupo parlamentario CDU-CSU, declaró a Die Welt que Berlín “debe oponerse resueltamente al antisemitismo de los inmigrantes de origen árabe y de los países africanos”.

Funcionarios alemanes reaccionaron con indignación en diciembre después de que los manifestantes en Berlín quemaron banderas israelíes para protestar por la decisión de los Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como la capital israelí.

El ministro del Interior, Thomas de Maiziere, dijo que Alemania debería designar a un contralor de antisemitismo para contrarrestar el creciente discurso de odio contra los judíos e Israel, tanto de la extrema derecha nacionalista como de la comunidad inmigrante.

El presidente Frank-Walter Steinmeier se declaró “conmocionado y avergonzado” por los incidentes y dijo que el rechazo del antisemitismo es una condición “no negociable” para vivir en Alemania.

Un estudio reciente encontró que el antisemitismo es desenfrenado entre los refugiados musulmanes en Alemania y requiere atención urgente.

http://diariojudio.com/noticias/proponen-en-alemania-expulsar-a-inmigrantes-antisemitas/260853/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: