EL SACERDOCIO FEMENINO VISTO CON OJOS DE MUJER EN LA PERSPECTIVA DE MEDELLIN +50 AÑOS. Olga Lucia Alvarez Benjumea ARCWP*


He tenido la oportunidad de compartir mi experiencia como una de las secretarias de la Conferencia Episcopal Latinoamericana en Medellín-1968, acerca de su desarrollo interno, el antes, el después y el ahora.

En el conversatorio del antes y después de Medellin. Con el P. Federico Carrasquilla.

Fuera del programa oficial, he sido invitada a hablar sobre vida como presbitera católica romana, durante dos horas

El encuentro fue con 33 sacerdotes y un obispo, 5 mujeres, 5 laicos. Solo algunos conocían la historia de las mujeres en El Danubio 2002, y nada sabían de la presencia nuestra en el Continente americano y más concretamente, en América Latina.

De entrada no acepté el hacerme en la mesa principal, pues mi compartir no era de caracter academico, sino la historia de mi vida como presbitera.

Compartiendo la Historia y mi experiencia de vida como presbitera, desde el común de los participantes, sin la mesa académica.

Aspecto de la reunión y algunos de sus participantes.

Los participantes son de carácter misionero, quienes han venido entregando su vida y dando testimonio al servicio de la Iglesia, en diferentes países de América Latina.

Al terminar nuestro dialogo fraterno. Uno de los integrantes levanta la voz y nos recuerda la lectura de Hechos de los Apóstoles, lectura que habíamos leído y escuchando en la Eucaristía de la mañana y tomada en la homilía muy hermosamente por el obispo que nos acompañaba:

  “Entonces un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, con prestigio ante todo el pueblo, se levantó en el Sanedrín. Mandó que se hiciera salir un momento a aquellos hombres, y les dijo: Israelitas, mirad bien lo que vais a hacer con estos hombres.Porque hace algún tiempo se levantó Teudas, que pretendía ser alguien y que reunió a su alrededor unos cuatrocientos hombres; fue muerto y todos los que le seguían se disgregaron y quedaron en nada. Después de éste, en los días del empadronamiento, se levantó Judas el Galileo, que arrastró al pueblo en pos de sí; también éste pereció y todos los que le habían seguido se dispersaron. Os digo, pues, ahora: desentendeos de estos hombres y dejadlos. Porque si esta idea o esta obra es de los hombres, se destruirá; pero si es de Dios, no conseguiréis destruirles. No sea que os encontréis luchando contra Dios. Y aceptaron su parecer. Entonces llamaron a los apóstoles; y, después de haberles azotado, les intimaron que no hablasen en nombre de Jesús. Y les dejaron libres. Ellos marcharon de la presencia del Sanedrín contentos por haber sido considerados dignos de sufrir ultrajes por el Nombre” Hechos 5:34-41″.

Si bien en Medellín, no se habló del sacerdocio femenino, hoy hablamos de él, usando la metodología que se uso en Medellín, con visión ampliada, en el VER, JUZGAR Y ACTUAR: La realidad del hoy de la Iglesia en el VER, no es la misma de hace 50 años. El JUZGAR, su lente para mirar es desde el Evangelio, en una Iglesia de los pobres, para los pobres. El ACTUAR: Teniendo en cuenta los nuevos pobres, empobrecidos, nuestras actitudes del pasado cambian radicalmente: los campesinos, indígenas y campesinos desplazados/as, ante la violación contra el vientre de nuestra Madre Tierra, provocandole continuos abortos, sin respetar la vida. La marginación y el desprecio al LGTBI. La marginación y desprecio a la diversidad, intercultural, interreligiosa, e intergeneracional. La falta de protección hacia la Pachamama no solo de nuestro Continente, sino del mundo entre, “La casa común” a la cual estamos todos invitados/as a proteger y guardar. ¿Por qué no irle insertando en nuestra liturgias, su participación viva, “creced, administrar y conservar”?. Génesis 1:28.

Dentro de la ampliación de dicha metodología, aparece nuestro Movimiento de carácter inclusivo, sin competencia con el clero, sin clericalismo, sin ironías, reclamando vivir el Bautismo en plenitud, como mujeres, la abolición del Canon 1024: “solo los hombres bautizados pueden ser ordenados”. Aceptar y reconocer que el mensaje a fue entregado a las mujeres, no solo de palabra, sino de hecho:

Mateo 28:10: Entonces Jesús les dijo: “No teman. Vayan, avisen a Mis hermanos que vayan a Galilea, y allí Me verán.”

Mis hermanos/as alemanes, misioneros y participantes, que siguen entregando con coraje y valentía sus vidas anunciando el Evangelio.

Nuestra propuesta como Movimiento de presbiteras católicas romanas, no es si somos o no somos legitimas, legales o ilegales, nuestro mensaje es el empoderamiento de nuestro Bautismo, tanto en laicos como religiosos/as en el anuncio del Evangelio. Nuestras partidas de Bautismo, no pueden seguir siendo semejantes a un registro civil.

Todos/as nos sumamos a firmar y vivenciar el compromiso del Pacto de las Catacumbas, junto con nuestros obispos, quienes no fueron solo 40 obispos, sino 500 más. Documento que cancela, el convenio de Constantinopla, de una Iglesia imperialista.

Seguimos de pie! Teología de la Liberación no ha muerto, nuestros mártires y lideres asesinados, y enterrados, nos están muertos, son semillas, que brotan de nuevo en la tierra, con nuevos quehaceres teológicos, anunciando la Primavera Eclesial de la Iglesia.

 

Copia del mural que ha regalado Perez Esquivel a Monseñor Proaño, en la Diócesis de Riobamba. Se copia con el permiso debido.

 

CELEBRACIÓN DE MEDELLÍN + 50 AÑOS.

Medellín del 26 de agosto al 8 de septiembre de 1968

Medellín del 26 de agosto la 8 de septiembre de 2018

 

*Presbitera católica romana.

Abril 16/2018

 

 

 

 

 

 

Anuncios

“Los obispos de EE. UU. Abogan por un proyecto de ley para legalizar la discriminación contra los LGBT” por Robert Shine, editor asociado, Ministerio New Ways


Mi respuesta: La discriminación siempre es incorrecta y los obispos de EE. UU. Deberían avergonzarse de negarle a LGBTI y a otros sus derechos humanos sobre el matrimonio y las cuestiones familiares bajo la apariencia de la llamada “libertad religiosa”. Deben seguir la primacía de la conciencia en todos los asuntos. 
 La carta de Pablo a Galaciones 3:28
establece que por nuestro bautismo somos uno en Cristo. Por lo tanto, la discriminación basada en cualquier razón viola nuestros derechos humanos como iguales espirituales y miembros de la familia de Dios. Jesús nunca trató a nadie como inferior, ni tampoco a la jerarquía de la iglesia.
Bridget Mary Meehan ARCWP, www.arcwp.org


La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos envió una carta de apoyo  al senador de los Estados Unidos, quien presentó una ley de “licencia para discriminar”,  que permitiría a las empresas y organizaciones sin fines de lucro negar servicios a personas LGBT.
El Arzobispo Joseph Kurtz y el Obispo James Conley, en sus respectivos roles como presidentes del Comité para Religiosos y Comité para la Promoción y Defensa del Matrimonio de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, enviaron la carta al patrocinador del proyecto de ley, el Senador de Utah Mike Lee. -Marzo. Lee había presentado la última versión de la Ley de Defensa de la Primera Enmienda a principios de mes. Los obispos dijeron en su carta:
“Como un acto de no discriminación, FADA proporcionaría una protección significativa para la libertad religiosa a nivel federal. Sería una medida modesta e importante para proteger a individuos y organizaciones de la discriminación del gobierno federal. En un clima de creciente intolerancia, estas protecciones son urgentemente necesarias “
La versión de Lee de la Ley de Defensa de la Primera Enmienda de 2018 es más restrictiva que una ley similar de 2015, que nunca se mudó del comité. El nuevo proyecto de ley aún  ofrece una amplia licencia para discriminar a las personas LGBT y otras comunidades con las que un negocio u organización puede estar en desacuerdo sobre el matrimonio y las cuestiones familiares. El Abogado  explicó:
“El proyecto de ley evitaría la alteración del tratamiento fiscal federal, la denegación o reducción de subvenciones o contratos, la denegación de acceso a propiedades o instituciones federales y una serie de otras acciones contra personas y entidades que rechazan el servicio en función de estos puntos de vista. reformula la redacción original para excluir de la lista de entidades protegidas a las empresas con fines de lucro, los empleados y contratistas federales y las instalaciones de atención médica de la lista de entidades protegidas “, señala  HuffPost,  pero da su aprobación a la discriminación por parte de empresas privadas con fines de lucro. la exclusión de los contratistas se extiende solo a ‘contratistas con fines de lucro que actúen dentro del alcance de su contrato’, según el propio proyecto de ley, por lo que  aparentemente las organizaciones sin fines de lucro podrían discriminar sin penalidad “.
La última versión no menciona específicamente a las personas LGBT como objetos de discriminación como lo había sido en 2015, informó  The Advocate .  La Unión Estadounidense de Libertades Civiles señaló la ironía de este movimiento. El cambio, diseñado para mejorar el paso de la factura, permite que más personas sean discriminadas.
Los defensores de LGBT criticaron duramente el proyecto de ley de Lee, diciendo que permitiría una discriminación generalizada, incluso contra las comunidades más vulnerables. La Campaña por los Derechos Humanos dijo que el lenguaje del proyecto de ley permitiría a las organizaciones sin fines de lucro financiadas por el gobierno federal negar servicios a personas en matrimonios del mismo género que están pasando por un sinhogarismo o que son víctimas de violencia doméstica. A otros, tales como padres solteros o parejas no casadas, también se les podrían negar servicios por no conformarse a la definición de familia de una organización sin fines de lucro.
En lugar de reconocer la igualdad matrimonial como una realidad establecida, los obispos de EE. UU. Se han movilizado para  violar sus propias enseñanzas de justicia social  al buscar activamente discriminar contra las personas LGBT y otras personas con quienes no están de acuerdo. Es especialmente triste que los obispos tengan  tan poca preocupación por las  personas más vulnerables de la sociedad que podrían verse perjudicadas por dicha ley. No puedo imaginarme cómo la enseñanza de la iglesia apoya negar refugio a una víctima de violencia doméstica porque esa persona está en un matrimonio legal que los obispos no apoyan.
La afirmación de los obispos de  que la Primera Ley de Defensa de la Enmienda es un esfuerzo de no discriminación  es  falsa. La cuenta es precisamente lo opuesto. En lugar de buscar fervientemente causar dolor, los obispos deberían escuchar al resto de los fieles estadounidenses que apoyan ampliamente la protección de las personas LGBT y sus familias contra la discriminación.
– Robert Shine, Ministerio de Nuevas Maneras, 26 de marzo de 2018

“Los obispos de EE. UU. Abogan por un proyecto de ley para legalizar la discriminación contra los LGBT” por Robert Shine, editor asociado, Ministerio New Ways


Mi respuesta: La discriminación siempre es incorrecta y esta deplorable está vestida en la llamada “libertad religiosa”. La carta de Pablo a Galatas 3:28
establece que por nuestro bautismo somos uno en Cristo. Por lo tanto, la discriminación basada en cualquier razón viola nuestros derechos humanos como iguales espirituales.
Bridget Mary Meehan ARCWP, www.arcwp.org


La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos envió una carta de apoyo  al senador de los Estados Unidos, quien presentó una ley de “licencia para discriminar”,  que permitiría a las empresas y organizaciones sin fines de lucro negar servicios a personas LGBT.
El Arzobispo Joseph Kurtz y el Obispo James Conley, en sus respectivos roles como presidentes del Comité para Religiosos y Comité para la Promoción y Defensa del Matrimonio de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, enviaron la carta al patrocinador del proyecto de ley, el Senador de Utah Mike Lee. -Marzo. Lee había presentado la última versión de la Ley de Defensa de la Primera Enmienda a principios de mes. Los obispos dijeron en su carta:
“Como un acto de no discriminación, FADA proporcionaría una protección significativa para la libertad religiosa a nivel federal. Sería una medida modesta e importante para proteger a individuos y organizaciones de la discriminación del gobierno federal. En un clima de creciente intolerancia, estas protecciones son urgentemente necesarias “
La versión de Lee de la Ley de Defensa de la Primera Enmienda de 2018 es más restrictiva que una ley similar de 2015, que nunca se mudó del comité. El nuevo proyecto de ley aún  ofrece una amplia licencia para discriminar a las personas LGBT y otras comunidades con las que un negocio u organización puede estar en desacuerdo sobre el matrimonio y las cuestiones familiares. El Abogado  explicó:
“El proyecto de ley evitaría la alteración del tratamiento fiscal federal, la denegación o reducción de subvenciones o contratos, la denegación de acceso a propiedades o instituciones federales y una serie de otras acciones contra personas y entidades que rechazan el servicio en función de estos puntos de vista. reformula la redacción original para excluir de la lista de entidades protegidas a las empresas con fines de lucro, los empleados y contratistas federales y las instalaciones de atención médica de la lista de entidades protegidas “, señala  HuffPost,  pero da su aprobación a la discriminación por parte de empresas privadas con fines de lucro. la exclusión de los contratistas se extiende solo a ‘contratistas con fines de lucro que actúen dentro del alcance de su contrato’, según el propio proyecto de ley, por lo que  aparentemente las organizaciones sin fines de lucro podrían discriminar sin penalidad “.
La última versión no menciona específicamente a las personas LGBT como objetos de discriminación como lo había sido en 2015, informó  The Advocate .  La Unión Estadounidense de Libertades Civiles señaló la ironía de este movimiento. El cambio, diseñado para mejorar el paso de la factura, permite que más personas sean discriminadas.
Los defensores de LGBT criticaron duramente el proyecto de ley de Lee, diciendo que permitiría una discriminación generalizada, incluso contra las comunidades más vulnerables. La Campaña por los Derechos Humanos dijo que el lenguaje del proyecto de ley permitiría a las organizaciones sin fines de lucro financiadas por el gobierno federal negar servicios a personas en matrimonios del mismo género que están pasando por un sinhogarismo o que son víctimas de violencia doméstica. A otros, tales como padres solteros o parejas no casadas, también se les podrían negar servicios por no conformarse a la definición de familia de una organización sin fines de lucro.
En lugar de reconocer la igualdad matrimonial como una realidad establecida, los obispos de EE. UU. Se han movilizado para  violar sus propias enseñanzas de justicia social  al buscar activamente discriminar contra las personas LGBT y otras personas con quienes no están de acuerdo. Es especialmente triste que los obispos tengan  tan poca preocupación por las  personas más vulnerables de la sociedad que podrían verse perjudicadas por dicha ley. No puedo imaginarme cómo la enseñanza de la iglesia apoya negar refugio a una víctima de violencia doméstica porque esa persona está en un matrimonio legal que los obispos no apoyan.
La afirmación de los obispos de  que la Primera Ley de Defensa de la Enmienda es un esfuerzo de no discriminación  es  falsa. La cuenta es precisamente lo opuesto. En lugar de buscar fervientemente causar dolor, los obispos deberían escuchar al resto de los fieles estadounidenses que apoyan ampliamente la protección de las personas LGBT y sus familias contra la discriminación.
– Robert Shine, Ministerio de Nuevas Maneras, 26 de marzo de 2018

El clero gay vivirá en tormento hasta que la iglesia católica abandone este juramento hipócrita


En lugar de tolerancia, un grotesco grupo de inquisidores aliena a los fieles
El cardenal Keith O'Brien
 El cardenal Keith O’Brien dijo una misa en la Catedral de Santa María, Edimburgo, antes de que salieran a la luz las revelaciones sobre sus relaciones con los jóvenes sacerdotes. Fotografía: Angus Blackburn / REX / Shutterstock

LArespuesta más humana a la muerte del cardenal avergonzado de Escocia provino del periodista cuyos artículos lo obligaron a renunciar. Catherine Deveney habló con compasión y compasión mientras expresaba la esperanza de que el Cardenal Keith Patrick O’Brien haya encontrado la paz y el perdón al final. Los artículos de Deveneypara The Observer en 2013 revelaron que O’Brien había conducido durante muchos años una serie de relaciones inapropiadas con sacerdotes jóvenes bajo su jurisdicción.

Al igual que otros, ella había notado un soplo de escándalo en torno a este hombre ampliamente admirado que, a diferencia de muchos de sus predecesores y contemporáneos, parecía poseer algo que lo hacía querer por la gente. Fue solo cuando O’Brien comenzó a encabezar una desacertada y mal aconsejada campaña contra el matrimonio entre personas del mismo sexo que tres sacerdotes que habían tenido relaciones sexuales con él sintieron que tenían que hablar y posteriormente se acercaron a Deveney con sus historias.

Unos meses antes, el editor del Catholic Observer me informó de que O’Brien la había regañado por publicar un artículo mío en el que criticaba su actitud hacia los homosexuales y el uso de la palabra “grotesco” al describir su sexualidad. Sin embargo, no obtuve ningún deleite en su presentación pública, solo una sensación de profunda tristeza de que un hombre con grandes cualidades de liderazgo y compasión había sido derrotado por una mentira que probablemente había acechado la mitad de su vida adulta. Qué miseria y odio a sí mismo debe haber soportado mientras predicaba sus fábulas sobre la sexualidad humana. Y, sin embargo, qué daño había causado a la fe de miles no al ser revelado como un pecador sino como un hipócrita.

Irónicamente, el término “grotesco” se puede aplicar con mayor precisión a una banda amarga y vil de católicos escoceses ultramontanos a quienes se les ha permitido vagar por el país, propagando el miedo y el odio dentro de la iglesia católica. Estos odiadores apenas merecen ser llamados humanos, tal es su desprecio por aquellos que no se adhieren a su forma distorsionada de cristianismo . Han llevado a cabo un reinado de terror entre los sacerdotes que sospechan que son homosexuales, amenazándolos con “salir” de ellos por miedo a que se retracten y se arrepientan. En otras ocasiones, acecharon a jóvenes solteras exitosas en la iglesia y les hicieron preguntas inapropiadas sobre el estado de sus relaciones.

En algunos rincones de la Escocia católica, un nivel especial de sospecha sigue estando reservado para las mujeres católicas que han llegado a la treintena “sin un hombre”. Si Dante hubiera existido hoy, habría reservado un círculo especial de dolor y tormento para esta banda de inquisidores y desadaptados sociales de los últimos tiempos.

Los líderes católicos niegan la sexualidad y especialmente la forma “grotesca” de la que temen más que cualquier otra cosa. Últimamente en su ministerio, algo hizo que O’Brien repentinamente comenzara a desplegar un lenguaje más militante y desagradable al describir a los homosexuales.

Todo esto sería hilarante si no fuera tan trágico. La iglesia católica está buscando a sacerdotes y obispos homosexuales. Hay tantos residentes dentro del Vaticano que probablemente podrían formar su propio orden. Varios en Escocia me han contactado durante los últimos años, simplemente por resaltar el juramento hipócrita que domina la iglesia católica y que ha hecho que sus vidas sean miserables.

No es difícil entender por qué tantos gay católicos se sienten atraídos por el sacerdocio. En muchos hogares católicos tradicionales, simplemente no se permite mencionar la homosexualidad. En ese entorno, a un adolescente católico que tiene problemas con su identidad sexual se le puede pedir que tome algunas pastillas para el dolor de cabeza y se recueste hasta que la sensación desaparezca. De hecho, eso resume bastante la enseñanza católica sobre este asunto. Estos jóvenes, que ya odian una parte de sí mismos, se sienten atraídos por el sacerdocio que les ofrece un estado en el que pueden abrazar el celibato y subyugar su sexualidad. Es una configuración eclesiástica y extraña con consecuencias desastrosas.

Algo de esto ha sido evidente en las décadas de abuso sexual por parte del clero católico en Escocia. Tristemente, también, ha sido evidente en la lamentable respuesta de la jerarquía y de la reaccionaria guardia pretoriana de los servidores públicos legos que la rodean. La semana anterior a la muerte de O’Brien, el padre Paul Moore, un sacerdote jubilado de 82 años, fue declarado culpable de abusar sexualmente de tres niños y un sacerdote estudiante durante un período que abarca más de 20 años. Sin entrar en detalles, el abuso fue tan malo como se pone. Su obispo sabía acerca de esto muchos años antes, sin embargo, decidió aparcar el tema moviéndolo. Él solo estaba haciendo lo que otros obispos deben hacer.

La víctima principal que dio ocho días de pruebas ha luchado durante muchos años para llevar a su violador ante la justicia. Durante este tiempo, ha sido tratado con un nivel de desprecio y desdén por su propia iglesia, que era asombroso de contemplar y absolutamente insensible. Hay miles como él, que se remontan a décadas atrás, y sin embargo, la iglesia ahora se jacta de tener las garantías correctas en su lugar para evitar futuros abusos. Me interesaría examinar estas salvaguardas y preguntar por qué fueron construidas sin hablar con ninguno de los grupos de personas que sobrevivieron al abuso sexual clerical generalizado.

El Papa Francisco visitará Irlanda en agosto, donde predicará a los conversos. Es un juego casero para el pontífice, donde encontrará pocas protestas. Lo alentaría a visitar Escocia y descubrir por qué decenas de miles de fieles han abandonado la iglesia. También podría desear realizar una revisión de una jerarquía que, con algunas excepciones, ya no es adecuada para su propósito.

 Kevin McKenna es un columnista de Observer

https://www.theguardian.com/commentisfree/2018/mar/24/cardinal-keith-obrien-iscotland-catholics-church-hypocrisy-oath

No manipulemos la Biblia para torturar a “homosexuales”


17 de Marzo de 2018

[Por: Pablo Richard]

Homosexualidad en los escritos del Nuevo Testamento

 

En el Nuevo Testamento  hay solo dos textos donde aparece la palabra original griega “arsenokoites” (1 Cor 6, 9 y 1 Tim 1, 8-11). El sentido de este término es una relación abusiva de un hombre con otro hombre… Está en consonancia con las otras designaciones en el mismo texto que son todas negativas: idólatras, adúlteros, ladrones, difamadores y otras. No se refiere a una relación “homosexual”. Mejor traducción sería “abusadores”. También aparece otra palabra (en griego “malakoi”) que normalmente se traduce como “afeminados” , que no designa a un “homosexual”, sino a una manera de vestirse.

 

Estos son los textos:

 

Primera carta de Pablo a los Corintios 6, 9-11: “¿No saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? No se dejen engañar: ni inmorales, ni idólatras, ni adúlteros, ni afeminados, ni abusadores, ni ladrones, ni avaros, ni borrachos, ni difamadores, ni estafadores  heredarán el Reino de Dios”.

 

Primera carta de Pablo a Timoteo 1, 8-11: “Nosotros sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente, reconociendo que la ley no ha sido instituida para el justo, sino para los transgresores y rebeldes, para impíos y pecadores, irreverentes y profanos, parricidas y matricidas, para los homicidas, adúlteros, abusadores,traficantes de esclavos, mentirosos, los que juran en falso, y para cualquier otra cosa que es contraria a la sana doctrina”.

 

En la carta a los Romanos (1, 18-32) no aparece literalmente la palabra “homosexual”. La carta utiliza otra terminología. Se refiere en general a perversiones sociales y sexuales:

 

“En efecto, la cólera de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que aprisionan la verdad con la injusticia (1,18). Por eso Dios los entregó a las apetencias de su corazón hasta una impureza tal que deshonraron entre sí sus cuerpos (1, 24); a ellos que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en vez del creador, que es bendito por los siglos. Amén (1, 25). Por eso los entregó Dios a pasiones infames; pues sus mujeres invirtieron las relaciones naturales por otras contra la naturaleza (1, 26), igualmente los hombres, abandonando el uso natural de la mujer, se abrasaron en deseos los unos por los otros, cometiendo la infamia de hombre con hombre, recibiendo en sí mismos el pago merecido de su extravío (1, 27). Y como no tuvieron a bien guardar el verdadero conocimiento de Dios, los entregó Dios a su mente insensata, para que hicieran lo que no conviene (1, 28): llenos de toda injusticia, perversidad, codicia, maldad, henchidos de envidia, de homicidio, de contienda, de engaño, de malignidad, chismosos (1:29), detractores, enemigos de Dios, ultrajadores, altaneros, fanfarrones, ingeniosos para el mal, rebeldes a sus padres (1, 30), insensatos, desleales, desamorados, despiadados (1, 31), los cuales, aunque conocedores del veredicto de Dios que declara dignos de muerte a los que tales cosas practican, no solamente las practican, sino que aprueban a los que las cometen” (1, 32).

 

El texto no se refiere a la “homosexualiad”, sino a perversiones sexuales y sociales de todo tipo. Todas esas perversiones sociales y sexuales eran costumbres frecuentes en los palacios del Imperio Romano. El texto no está dirigido a las comunidades cristianas, que en mayoría eran esclavos.

 

La clave profunda para interpretar el texto, es la idolatría que se resume en tres expresiones claves:

 

– “Aprisionan la verdad con la injusticia” (1,18).

– “Cambiaron la verdad de Dios por la mentira, y adoraron y sirvieron a la criatura en vez del Creador “ (1, 25).

– “Y como no tuvieron a bien guardar el verdadero conocimiento de Dios, los entregó Dios a su mente insensata, para que hicieran lo que no conviene” (1, 28).

 

Todos se fabricaban dioses, para justificar su perversión. Reducir este texto a la “homosexualidad” es desconocer su sentido real, ignorando todas las perversiones sociales y sexuales de un mundo opresor e idólatra, que dice conocer a Dios, pero que “aprisionan la verdad con la injusticia”.

 

En síntesis: los textos de la carta a los Romanos que hemos citado se refiere a las perversiones sociales y sexuales en general, cuyo origen era la idolatría. La traducción del término griego “arsenokotai” como “homosexual” es errada.  Históricamente la palabra “homosexualidad” nace en el siglo XIX. En el desarrollo de la sexología se fueron acuñando los términos “heterosexual”, “homosexual” y “bisexual. Toda esta conceptualización de la sexualidad es “moderna”. No podemos interpretar conceptos bíblicos con esta terminología. 

 

Homosexualidad en el Antiguo Testamento

 

1: Sodoma y Gomorra es el mito más conocido y utilizado por la violencia homofóbica

 

En la tradición profética se menciona muchas veces la situación de Sodoma y Gomorra, pero casi todas no tienen una referencia a un pecado de tipo sexual, mucho menos a la relación  entre dos varones. Cuando hay menciones a perversiones sexuales se refieren casi siempre a la “prostitución” y al “adulterio”, dentro del ámbito de relaciones heterosexuales (relación varón-mujer) al margen del matrimonio.

 

La tradición referente a Sodoma y Gomorra en la tradición profética del AT tiene varias connotaciones: el castigo de estas dos ciudades como ejemplo o símbolo de una destrucción y desolación espantosa. El pecado de estas ciudades fue el orgullo y la arrogancia, la apostasía y la idolatría, la corrupción y la opresión. Como ejemplo se puede leer Isaías 1, 10-16 / Ezequiel 16, 56-57.

 

Un texto paradigmático es el texto de Ezequiel 1, 49-50: “Este fue el crimen de tu hermana Sodoma: orgullo, voracidad, indolencia de la    vida holgada de ella y sus hijas. No socorrieron al pobre y al indigente. Se orgullecieron y cometieron abominaciones ante mi. Por eso, las hice desaparecer”.

 

En el NT el nombre de Sodoma aparece 9 veces. Se relaciona con una situación  social, política y teológica, caracterizada por graves problemas de politeísmo y de injusticia. Las víctimas de Sodoma son los oprimidos. El pecado de Sodoma es su falta de hospitalidad y acogida. No hay una connotación sexual, menos aun una connotación homosexual.

 

2. Textos en el libro bíblico llamado Levítico: 18, 22 y 20, 13

 

Ahora veremos un texto muy difícil de interpretar, por la manipulación homofóbica que se ha hecho del texto ya antes de estudiarlo exegéticamente. Esta orientación ya dada hace difícil una interpretación nueva con un sentido diferente.

 

Traducción literal de los textos:

 

Lev 18, 22: “No te acostarás con varón como con mujer: es una abominación”.

 

Lev 20, 13: Si alguien se acuesta con varón como los que se acuestan con mujer, los dos han cometido abominación; ciertamente han de morir”.

 

Este segundo texto es casi igual al anterior, solo agrega que es una abominación con pena de muerte.

 

Los dos textos están en el libro de Levítico, pero están aislados, y no aparecen en ningún otro lugar de la Biblia y en ninguna otra literatura. Estos dos textos son insignificantes dentro de la sobreabundancia de otras prescripciones del libro Levítico. El primer texto que citamos (18, 22) es una de las 20 normas acerca de la unión conyugal contenidas en todo el capítulo 18. El segundo texto (20, 13), es una de las 14 faltas contra la familia, contenidas en el capítulo 20.

 

En la actualidad se ha hecho una “Lectura crítico-antropológica del Levítico bíblico” (véase  artículo de Nacy Cardoso en el libro Teorías y teologías: estar en otro lugar. San José, C.R. editorial DEI, 2013).  “El Levítico es un libro marcado por la tradición sacerdotal judía que encierra la propuesta de organizar toda la vida y sus redes a partir del altar, el sacrificio y el sacerdocio” (p.181). “El Levítico, sin crítica y sin mediaciones, pasa a formar parte del circo de horrores de la teología retributiva y patriarcal sin cuerpo, contra el cuerpo y a pesar del cuerpo” (p.182). “Los usos y prejuicios de la lectura del Levítico han venido a reforzar el poder de la Iglesia patriarcal, elitista y homofóbica del cristianismo occidental, que reivindica para si el papel guardián de una pretendida heterosexualidad normativa y universal” (p.179)”. Este es el campo semántico para interpretar los dos versículos citados.

 

El Levítico se dirige a varones judíos, con la intención concreta de reconstruir la frontera entre lo masculino y lo femenino. Sigue la tradición sacerdotal de poner todo en su lugar.

 

La palabra “homo” no significa “hombre”, sino “igual” o “semejante. Cuando usamos el término “homo-sexualidad” nos referimos a la identidad de la relación sexual, sin especificar la diversidad de género. Cuando usamos el término “homo-erotismo”, nos estamos refiriendo a la identidad de la relación erótica, sin especificar la diversidad posible de todas las manifestaciones   eróticas. El “erotismo” se refiere a una relación amorosa, que puede tener muchas maneras de manifestarse: atracción, cariño, amor, que puede o no incluir una relación sexual.

 

Bibliografía consultada

 

– Renato Lings K: “Biblia y Homosexualidad. ¿Se equivocaron los traductores?” San José, Costa Rica (Editorial SEBILA), 2011, 394 pp.

 

– Renato Lings K. “¿La Biblia conoce la homosexualidad? Revista Pasos (DEI) 151,abril-junio 2011, San José, Costa Rica,  pp. 40-48

 

– Nancy Cardoso Pereira: “Corpora fluida: contaminación y peligro en el imaginario religioso. Lectura crítico antropológica del Levítico bíblico” En: “Teorías queer y teologías: estar…en otro lugar”. Genilma Boeler y otros editores. San José, Costa Rica (DEI), 2013, p 175-190.

 

Imagen: https://www.youtube.com/watch?v=CeGFlJ2OONA

http://amerindiaenlared.org/contenido/12324/no-manipulemos-la-biblia-para-torturar-a-homosexuales/

 

La primera mujer que, vestida de hombre, ejerció la medicina en Latinoamérica


Cuando el buque con destino a Nueva Orleans zarpó de La Habana a mediados de 1824, la doctora Enriqueta Favez dejaba atrás las costas de Cuba, su pasado viril, un escándalo y un amor
Cuba

Una reconstrucción realizada por la policía de Cuba muestra cómo pudo ser el rostro de Enriqueta Favez. (Foto: Cortesía de Julio César González Pagés)

Cuando lo amenazaron con examinar su cuerpo y pasearlo desnudo por las calles de Santiago de Cuba, el respetable doctor Enrique Favez no tuvo otro remedio que confesar su secreto mayor.

Había llegado a la isla cuatro años antes, en 1819, procedente de la colonia francesa de Guadalupe.

De su pasado se sabía poco: que había nacido en Suiza, en 1791, que estudió medicina en Francia, que fue médico de guerra y soldado en el frente de campaña de Napoleón, hasta que fue capturado y hecho prisionero por las tropas vencedoras del duque de Wellington.

Liberado poco tiempo después, pero derrotado, sin rumbos, y con su título y su pasado guerrero a cuestas, decidió cruzar el océano en busca de mejor fortuna.

Y en el oriente de Cuba la había encontrado: para 1823 ya era un renombrado cirujano, se había casado por la iglesia con una lugareña, una tal Juana de León, y llevaba una vida holgada y respetable, aunque salpicada por rencillas y altercados resultados de los usos y abusos del alcohol.

Pero esa no era la causa por la que el doctor Favez había sido llevado a los tribunales de Santiago de Cuba y por la que esa tarde del 6 de febrero de 1824, un grupo de médicos le amenazaba practicarle el examen físico ordenado por el juez y luego hacer de su cuerpo desnudo una carnada para la burla y el escarnio.

El verdadero motivo era una denuncia en su contra presentada por su propia esposa, que aseguraba que el respetado médico, el venerado cirujano de Baracoa, el fiel marido de Juana de León no era, en realidad, lo que decía ser.

Cuba

Enrique se estableció en Baracoa, una villa en el oriente de Cuba donde vivían muchos franceses que habían huído de la Revolución de Haití. (Foto: AFP)

Cuando los médicos y los agentes de policía se preparaban para comenzar el examen, Enrique Favez trató de impedirlo y contó su dolorosa verdad a viva voz.

Pero fue inútil: los médicos y guardias lo desnudaron y revisaron su cuerpo, parte por parte, con cuidadosa minuciosidad.

En el informe del proceso judicial, que aún se conserva en el Archivo Nacional de Cuba, todavía pueden leerse los resultados de aquella inspección.

La persona examinada “se hallaba dotada de todas las partes pudendas propias del sexo femenino”, por lo que era “real y perfectamente mujer”.

El doctor Enrique era, en realidad, Enriqueta Favez.

– La primera doctora de América –

No se sabe en qué momento exacto la mujer dejó de identificarse a sí misma como tal.

El historiador cubano Julio César González Pagés, autor de Por andar vestida de hombre, la más completa investigación sobre la apasionante vida del personaje, lo ubica en algún punto a inicios del siglo XIX.

“Hay documentación histórica que muestra que Enriqueta estuvo casada con un soldado del ejército de Napoleón, que murió. Tuvieron un hijo, que también muere a los pocos días de nacer. A partir de entonces, es que comienza a vestirse de hombre y asumir una identidad masculina”, cuenta a BBC Mundo.

Cuba

Enriqueta nació en esta casa en Lausana, Suiza el 1 de abril en 1791. Era hija de Louis Elie Favez y Jeanne Elisabeth Cavent. (Foto: Cortesía de Julio César González Pagés)

Con pantalones y traje militares, Enriqueta siguió a su marido en la guerra y luego, cuando éste murió en la batalla, ella tomó su posición en la línea de combate.

Aún vestida de hombre, estudió medicina en la Universidad de París, una profesión destinada exclusivamente a los hombres, y sirvió como doctor durante la campaña rusa de la guerra napoleónica, según la investigación realizada por el cubano Antonio Benítez Rojo para su novela biográfica Mujer en traje de batalla.

“Cuando viaja a América ocurre un proceso muy interesante, porque se convierte en la primer mujer en ejercer la medicina no solo en Cuba, sino también en América Latina”, asegura González Pagés.

De hecho, Elizabeth Blackwell, la británica reconocida internacionalmente como la primera mujer en practicar la medicina en el continente americano, nació en 1821, cuando ya Favez consultaba y operaba a sus pacientes en el oriente de Cuba.

“Otro elemento destacable de esta mujer en su profesión es que era cirujana. Cuando hace el examen para revalidar su título ante el Protomedicato de La Habana se convierte, además, en uno de los tres únicos médicos cirujanos en el área del Caribe en esa época”, añade el historiador.

– Amante y esposa –

Pero las marcas que dejó para la historia Enriqueta Favez no quedaron solo en ser la primera doctora de América.

Su relación con Juana de León y la boda de ambas ante los altares y con los ritos de la Iglesia católica, supusieron también un antecedente inusitado para la época, para la región y para la historia.

“Hasta donde se conoce no había antecedentes públicos de lesbianismo en América Latina y son también las primeras mujeres que se casan bajo los oficios de la iglesia en toda Hispanoamérica”, señala González Pagés.

En Cuba, no obstante, las diferentes investigaciones que se hicieron sobre el personaje intentaban justificar que no se trataba de una lesbiana, según el investigador.

“Cuando se lee el expediente del juicio al que la sometieron y las cartas entre ella y su esposa que fueron vendidas después, no queda duda que entre las dos había una auténtica relación lesbiana de mutuo consentimiento”, asegura el investigador.

El proceso contra Enriqueta tuvo lugar en la ciudad de Santiago de Cuba. (Foto: AFP)

Sin embargo, fue la propia Juana quien entregó a su esposo a las autoridades.

¿Por qué?

González Pagés considera que se trató de una razón social.

“Al parecer, una empleada de la casa llegó un día y vio a Enrique borracho sobre la cama, con la camisa desabotonada y le vio los senos. A partir de ahí, se comenzó a difundir el rumor y parece que Juana, ante el temor de lo que le pudiera pasar y de las presiones de su propia familia, decidió denunciarla”, explica.

En la denuncia, conservada en el Archivo Nacional de Cuba, Juana de León argumentó que se casó con Enriqueta por las “circunstancias de orfandad y desamparo en que se veía”, aunque le fue imposible “sospechar que los designios de ese monstruo fuesen dirigidos a profanar los sacramentos”.

Acusó a Enriqueta de haber consumado “artificialmente” el matrimonio en forma “que la decencia no permite referir” y que se había aprovechado de ella “del modo más cruel y detestable, abusando de su buena fe, candor e inexperiencia”.

González Pagés, cree que las razones de Juana estuvieron más bien basadas en el temor.

“Si en el siglo XXI, asumir la sexualidad es algo que todavía cuesta en muchos lugares de América Latina, imagina en el siglo XIX. Es una decisión contradictoria la de Juana de León, pero comprensible”, asegura.

Tras el largo proceso judicial, “el más escandaloso de Cuba en el siglo XIX”, según Pagés, Enriqueta Favez fue expulsada de forma definitiva de todos los territorios de España en América.

– De Enriqueta a sor Magdalena –

Cuando el buque con destino a Nueva Orleans zarpó de La Habana a mediados de 1824, Enriqueta Favez dejó atrás las costas de Cuba, un oscuro pasado, un escándalo sexual y una trágica historia de amor.

Nadie fue a despedirla al puerto.

Su rastro se perdió en la historia hasta muchos años después, cuando una carta, remitida por una tal sor Magdalena, cruzó en barco la ruta de Nueva Orleans a La Habana y luego, siguió el trote de los caballos del Correo Real hacia Baracoa.

Cuba

En el Archivo Nacional de Cuba se conservan los documentos del juicio y la deportación de Enriqueta Favez. (Foto: Cortesía de Julio César González Pagés)

Pero Juana de León, la destinataria del documento, había muerto tiempo antes.

Sor Magdalena, la monja médico que se había presentado primero como partera en Veracruz y que luego atendió a los enfermos en la congregación de las hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, nunca supo si su envío había llegado o no a su destino.

Tal vez, pensó en su pasado y entendió que había razones para que esa carta, una carta desesperada de amor, en la que suplicaba ver de nuevo a su esposa, nunca fuera respondida.

Cuba

Enriqueta fue deportada a Nueva Orleans en 1824. (Foto: Hulton Archive)

“Una de las opciones que le dan que se libere de este pecado es entregando su vida a la Iglesia y a partir de entonces se dedica a cuidar a los enfermos. Pero siguió, lógicamente siendo lesbiana, y está documentado que intentó volver a Cuba para volverse a encontrar con su esposa”, afirma Pagés.

Pero Enriqueta Favez nunca volvió a pisar isla.

Murió en 1856, vistiendo los hábitos de las hijas de la Caridad y fue enterrada con ritos católicos en el cementerio antiguo de Nueva Orleans.

Cuando en el 2005 el huracán Katrina cruzó Guadalupe, devastó el oriente de Cuba y siguió su paso imparable hacia Nueva Orleans, en una ruta similar a la seguida por Favez en su paso por América, destruyó su tumba y con ella, uno de los últimos recuerdos de una de las mujeres más sorprendentes que marcaron la vida del continente en el siglo XIX.

https://elcomercio.pe/mundo/latinoamerica/enriqueta-favez-primera-mujer-vestida-hombre-ejercio-medicina-america-noticia-503550

De Bergoglio a Francisco: el pensamiento del Papa ante los retos del siglo XXI


Sin alterar la Doctrina Católica, el Pontífice ha renovado la Iglesia pronunciándose sobre temas controvertidos como el aborto, la homosexualidad, la violencia de género o la ecología.
De Bergoglio a Francisco: el pensamiento del Papa ante los...
ORLANDO BARRÍA

Más que predicar con palabras, lo hace con gestos. Han pasado cinco años desde que el cardenal Bergoglio fue elegido sucesor de Pedro, y su pontificado es el del “discernimiento”. Defiende que la Iglesia no debe ser una institución de selectos que se mira a sí misma, sino un Padre con las puertas abiertas a todos. Sin alterar la Doctrina Católica, ha adaptado el mensaje al momento actual, saliendo de los márgenes convencionales y prescindiendo de respuestas demasiado rígidas.

Francisco es el Papa de las periferias, no solo de las físicas, también de las existenciales: las del pecado, las del dolor, las de la injusticia o las del pensamiento. Es un pastor misionero que prioriza en las personas más vulnerables, como los refugiados de la guerra siria o los “dreamers” de Estados Unidos –800.000 personas que llegaron ilegalmente al país siendo niños y que ahora podrían ser deportados-. Su discurso se dirige, sobre todo, a los pecadores, no tanto a los sanos como a los alejados.

“Francisco es el Papa de las periferias, no solo de las físicas, también de las existenciales”

“Francisco sigue la línea de Juan Pablo II de que la fe no se impone, se propone”, dice Fernando Jiménez, profesor de periodismo en la Universidad Ceu San Pablo. Según explica, “sin dejar de lado ni la doctrina ni la moral de la Iglesia, abre las puertas a quien está fuera, no para decirle que todas las acciones son válidas, sino para manifestarle que aunque no pueda compartir todos los preceptos del catolicismo, la Iglesia lo acoge”.

Esta reformulación hace que “rompa esquemas”, explica José Francisco Serrano Oceja, que además de escribir en el diario ‘ABC’, es profesor de periodismo en la Universidad Ceu San Pablo. “A nivel teológico, el Papa tiene pocos documentos –cuenta con dos encíclicas: “Lumen Fidei” (2013) y “Laudato Si” (2015)-.  Planea las cuestiones en las homilías de Santa Marta y en sus encuentros con los fieles, lo que obliga a salir de la acomodación para reflexionar”, especialmente en materias como la pobreza y el papel de la economía, la ecología, el drama de los migrantes, el aborto, la familia o el divorcio, la homosexualidad o la promoción de la mujer.

EL CAPITALISMO Y LA EVASIÓN FISCAL

En el plano económico, el Papa pone el acento en la persona frente al dinero. Critica que el 2% de la población mundial concentre la mitad de la riqueza mientras 800 millones de personas viven en la pobreza extrema. “Cuando el capitalismo hace de la búsqueda de beneficios su único objetivo, se convierte en una estructura idolátrica. El mejor modo de no convertir el dinero en un ídolo es compartirlo”, dijo en una audiencia con más de 1.000 empresarios en el Vaticano. Por eso, aboga por la “Economía de la Comunión”, un sistema que nació en Brasil en 1991 y que busca repartir los beneficios empresariales para que no haya ninguna persona en situación de necesidad.

“El mejor modo de no convertir el dinero en un ídolo es compartirlo”

El Papa ha señalado que la evasión fiscal constituye una “negación de la solidaridad” que, “además de constituir un acto ilegal, es un acto que niega la ley básica de la vida: la ayuda recíproca”, y ha criticado que el principal problema ético que plantea el capitalismo es la creación de personas sin recursos a las que luego esconde. “Las casas de juego financian programas para ayudar a los ludópatas que ellos mismos crean”, ejemplificó.

El profesor Fernando Jiménez explica que “el análisis económico del Papa se basa en la Doctrina Social de la Iglesia. Hay estructuras económicas que oprimen, ya sean esclavistas o totalitarias, y ahí centra su discurso”. En su opinión, “esta actitud ha molestado a algunos católicos que han asumido las tesis liberales y del capitalismo como dogma de fe”. Sin embargo, “oponerse a ellas no es abrazar los postulados del comunismo sino defender la dignidad humana. La Doctrina de la Iglesia es contraria a la ideología, aunque a veces se aproxime a unas ideas u otras”, argumenta.

EL ABORTO

“Quiero enfatizar con todas mis fuerzas que el aborto es un pecado grave porque pone fin a una vida humana inocente”, escribió el Papa en la carta apostólica “Misericordia et misera” (2016). “Con la misma fuerza, sin embargo, puedo y debo afirmar que no existe ningún pecado que la misericordia de Dios no pueda alcanzar”.

A pesar de que el Canon 1398 dispone que quien procura el aborto incurre en excomunión, una medida que deben levantar los obispos, el Papa ha autorizado a los sacerdotes a absolver a las personas arrepentidas. “Sé que es un drama existencial y moral. He encontrado a muchas mujeres que llevaban en su corazón una cicatriz por esa elección sufrida y dolorosa”, señaló Francisco.

“He encontrado a muchas mujeres que llevaban en su corazón una cicatriz por esa elección sufrida y dolorosa”

Como recuerda Jiménez, “el Papa no relativiza el pecado. El aborto es pecado y Francisco lo ha manifestado claramente, pero muestra una actitud de apertura al perdón. Busca que los fieles sean conscientes de que ser cristiano no es solo seguir unos preceptos ni obedecer ciegamente porque sí, sino que implica discernimiento”.

LA FAMILIA,  EL DIVORCIO Y LA VIOLENCIA SOBRE LA MUJER

El Papa Francisco defiende que “los sacramentos no están para adornar la vida”, explica el profesor del CEU Fernando Jiménez. Por eso, incide en que los cristianos deben sentir la necesidad de unirse en matrimonio para acogerse, uno al otro cada día, y perdonarse. La celebración es accesorio, lo vital son la atención y los cuidados mutuos.

Pese a la creencia de que los divorciados que han vuelto a tener pareja están excomulgados, el Papa ha dicho que “forman parte siempre de la Iglesia”. Una declaración que ha causado revuelo, pues la doctrina sostiene que quienes se divorcian contradicen el sacramento del matrimonio. Francisco se dijo sabedor de esta situación, pero entiende que la Iglesia no debe excluir a nadie sin antes valorar las circunstancias del caso concreto.

“Los sacramentos no están para adornar la vida”

En lo que respecta a la violencia de género –la que se ejerce contra la mujer por el simple hecho de serlo- y la violencia doméstica –la que se produce en el ámbito familiar y puede sufrir cualquier miembro del núcleo-, el Papa Francisco ha señalado que debe evitarse toda interpretación inadecuada de la carta a los Efesios, donde se pide que las mujeres estén sujetas a sus maridos. “San Pablo se expresa aquí en categorías culturales propias de aquella época, pero nosotros no debemos asumir ese ropaje cultural”, dijo. En este sentido, ha denunciado  “la vergonzosa violencia que se ejerce sobre las mujeres” y ha señalado que “el maltrato familiar no constituyen una muestra de fuerza masculina sino una cobarde degradación”.

LA HOMOSEXUALIDAD

“Si una persona es gay y busca al Señor y está dispuesto a ello, ¿quién soy yo para juzgarla?”, dijo el Papa Francisco parafraseando el Catecismo de la Iglesia Católica. “La gente no debe ser definida solo por sus tendencias sexuales”, afirmó.

Como recuerda Fernando Jiménez, la actitud del Papa bebe de la doctrina de la Iglesia. “Una cosa es denunciar lo que es el pecado y otra el juicio, que corresponde a Dios”. En este sentido, aclara que “la tendencia a la homosexualidad no es pecado, sino el acto en sí, y señala que “también lo es las relaciones sexuales entre heterosexuales de forma previa al matrimonio”.

“Si una persona es gay y busca al Señor y está dispuesto a ello, ¿quién soy yo para juzgarla?”

El Papa es consciente de que el comportamiento de muchos católicos ha causado sufrimiento a los homosexuales debido a actitudes, “cuando no de rechazo o superioridad, de burla manifiesta, y es ahí donde ha decidido llamar la atención”, explica Jiménez. Por eso ha dicho que prefiere que “los homosexuales acudan a la confesión, que estén cerca del Señor”.

LA ECOLOGÍA

Por primera vez un Papa coloca en el centro de la vida de la Iglesia el cuidado del planeta Tierra, al que llama la casa común. Lo hace en la encíclica “Laudato Si”, donde integra la ecología de la naturaleza con la ecología humana, y habla de la necesidad de comprometerse social y ambientalmente con el medio. “El ser humano se las arregla para alimentar todos los vicios autodestructivos: intentando no verlos, luchando para no reconocerlos, postergando las decisiones importantes, actuando como si nada ocurriera”, dice.

A este respecto, el periodista Francisco Serrano Oceja señala que “el Papa está respondiendo a los grandes retos del futuro, no solo del cristianismo, sino de la humanidad. En un momento en que los avances científicos aplicados a la naturaleza interpelan a la fe respecto cuál es el papel del Dios creador, el Papa plantea una reflexión sobre lo mas inmediato de la creación, que es la relación del ser humano con el hábitat”

MEDIACIÓN INTERNACIONAL

“Si el Papa sigue así volveré a rezar y regreso a la Iglesia”, dijo Raúl Castro con ocasión de la mediación que el Pontífice realizó entre el presidente de Cuba y el exmandatario de Estados Unidos, Barack Obama. No solo ha aproximado posturas entre estos dos países, también lo ha hecho, o intentado, en Venezuela, y recientemente en China, donde después de setenta años de relaciones congeladas por la represión de Mao Zedong a los católicos, se prepara un acuerdo entre el Vaticano y el Gobierno de Xi Jinping  en cuanto al nombramiento de obispos de la Asociación Patriótica Católica China y de la Iglesia de Roma.

“Si el Papa sigue así volveré a rezar y regreso a la Iglesia”, dijo Raúl Castro

No son los únicos casos, pero revelan el carácter de Francisco, “un Papa conciliador”, dice Oceja. Como sucedió con Juan Pablo II en el enfrentamiento por el Canal de Beagle o durante la caída del Muro de Berlín, “este Papa juega un papel destacado que permite contribuir a la legitimación de procesos de paz”.

LA PEDERASTIA

Francisco asumió las riendas de una Iglesia sacudida por los casos de abusos sexuales a menores por curas pedófilos. Durante este periodo ha pedido perdón a las víctimas y ha asegurado que tales prácticas constituyen una “absoluta monstrualidad”.

El profesor Fernando Jiménez señala que “el Papa está dando pasos importantes, poniendo luz y taquígrafos, y está intentando cambiar actitudes de obispos que protegían a sacerdotes, lo que ha hecho mucho daño a las víctimas y a la propia Iglesia”. A su juicio, es necesario encontrar la reparación y “anticiparse para que esto no vuelva a ocurrir”.

http://www.cope.es/noticias/religion/bergoglio-francisco-pensamiento-del-papa-ante-los-retos-del-siglo-xxi_174417

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: