Sacerdote jesuita pidió respeto para la comunidad LGBT


Estados Unidos.- El sacerdote jesuita James Martin pidió al episcopado estadounidense reconocer que existen “católicos no heterosexuales”.

“El respeto significa, como mínimo, reconocer que la comunidad católica LGBT existe“, dijo Martin.

Durante una charla dictada en Filadelfia agregó que es necesario dejar de decir que existen católicos “afligidos por una atracción a personas de su mismo sexo“.

Para Martin el respeto a estos fieles implica “llamar a la gente lo que quiere que se la llame”.

El padre Martin presentó su libro titulado “Construyendo puentes: Cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBT pueden entrar en una relación de respeto, compasión y sensibilidad”.

El sacerdote jesuita aclaró que los “puentes” hacen referencia a eliminar la “falta de comunicación y bastante desconfianza” entre los fieles LGBT y los jerarcas de la iglesia.

Martin señaló que luego de la matanza en el club LGBT de Orlando en junio del año pasado, “la mayoría de los obispos no dijeron nada”.

Algunos si ofrecieron condolencias y oraciones, pero”solo unos pocos mencionaron las palabras ‘LGBT’ o ‘gay’”, lamentó Martin.

A su juicio este es “un cierto fracaso a la hora de reconocer la existencia” de la comunidad LGBT.

Si la jerarquía quiere respetar a la diversidad sexual, debe eliminar “frases como ‘afligido con atracción a personas del mismo sexo’, que ninguna persona LGBT que yo he conocido utiliza”, afirmó.

También debería publicar declaraciones en defensa de la comunidad LGBT.

Para Martin esto debe hacerse tal y como “los líderes católicos con regularidad publican declaraciones en defensa de los nonatos, los refugiados y migrantes, los pobres, los sintecho, los ancianos“.

Despidos a personas LGBT

Además la iglesia debe ser “consistente” con su política de contrataciones y despidos de personal.

Para el cura esta se usó muchas veces en contra de empleados  homosexuales.

A juicio de Martin, “para ser consistente, debemos despedir a gente que no ayudan a los pobres“.

También “debemos despedir a gente que no perdona. Debemos despedir a gente que no ama“.

La iglesia debe dar el primer paso para una reconciliación. “La carga la tiene la Iglesia institucional“.

“Es la Iglesia institucional la que ha hecho que los católicos LGBT se sientan marginados, y no al revés. Así que, el trabajo lo ha de hacer los líderes de la Iglesia”, concluyó Martin.

http://segundoenfoque.com/sacerdote-jesuita-pidio-respeto-la-comunidad-lgbt-2017-11-06

Anuncios

Cardenal Cupich sale en defensa de James Martin sj


27.09.17 | 20:20. Archivado en IglesiaMundoLGBTIQ

El cardenal invita al jesuita a impartir las reflexiones cuaresmales en la catedral de Chicago en 2018

Cupich tilda los ataques recibidos por el jesuita de “desafortunados”

“Un sacerdote que ha dado su vida al servicio de la Iglesia”. Ese es el respaldazo que el cardenal Blase Cupich acaba de brindar al jesuita James Martin, objeto en las últimas semanas de campañas de rencor y desprecio de católicos de la ultraderecha. “Ha sido muy dedicado, es muy respetado”, ha añadido el arzobispo de Chicago sobre el autor del libro controvertido, Building a Bridge, que busca “construir un puente” de respeto entre la Iglesia y las personas LGBTIQ.

Según informa el National Catholic Reporter, el pasado viernes el cardenal Cupich extendió una invitación al padre Martin a que diera una serie de reflexiones públicas durante la próxima Cuaresma en la catedral de Chicago. Dicha invitación viene después de que Martin viera canceladas tres charlas suyas previstas para los próximos meses: en el seminario de la Universidad Católica de América, en una cena de la orden del Santo Sepulcro en Nueva York y en la agencia para el desarrollo internacional de los obispos de Inglaterra y Gales.

Al extender dicha invitación al jesuita -autor de una docena de libros y un editor de la revista America- Cupich dijo que “quería asegurarme de que refrendara lo que [Martin] estaba haciendo”, tal y como informa The Sun Times. “Creo”, continuó el purpurado, “que estas instancias de no invitarle o retirarle la invitación fueron muy desafortunados, y quería hacerle saber que le apoyaba”.

Este -Martin- “es un sacerdote que ha dado su vida al servicio de la Iglesia”, añadió el arzobispo de Chicago. “Ha sido muy dedicado, es muy respetado. El Santo Padre le nombró a una comisión en Roma [a la Secretaría para la Comunicación]. Así que, solo le diría a la gente: decide por ti mismo, forma tu propia decisión, leyendo exactamente lo que escribió”.

Por su parte, Martin dijo al Sun Times que estaba “encantado” de ir a Chicago pese a las cancelaciones forzadas por las campañas de los católicos ultras. Con respecto al elogio del cardenal Cupich, el jesuita lo calificó como un “voto de confianza de un líder de la Iglesia muy respetado por lo que estoy intentando lograr con este libro”.

Ya bromeando acerca de la polémica levantada por su libro, Martin afirmó que “las noticias de las cancelaciones… triplicaron las ventas semanales”, algo que en todo caso, testifica el hecho de que la acogida que ha recibido su tomo ha sido tremendamente positiva.

“Tengo el apoyo del 99,9% de los fieles católicos”, zanjó Martin, añadiendo que cuando visita parroquias “es todo abrazos y el darme las gracias”. Por no decir nada de que, incluso tras la tumulta, “Jesús me está muy cerca en la oración, y también tengo su apoyo, que es lo que más importa”.

Cardenal de Chicago invita a jesuita pro-LGTBI para que ofrezca una conferencia en su catedral


Cardenal de Chicago invita a jesuita pro-LGTBI para que ofrezca una conferencia en su catedral
  en Controversia  por 

Blasé Cupich, cardenal de Chicago, realizó una invitación al sacerdote jesuita James Martin. Esta invitación se realizó con la finalidad de que el sacerdote Martin ofrezca una conferencia en su catedral, luego que otras organizaciones católicas rechazaran la invitación al sacerdote porque contradijo las enseñanzas de la Iglesia Católica.

Cardenal de Chicago invita a jesuita pro-LGTBI para que ofrezca una conferencia en su catedral

El sacerdote James Martin brindará durante la cuaresma algunas reflexiones en la Catedral del Santo Nombre de Chicago. Esto se realizará el 22 y 23 de marzo del 2018. Pero no solo se le invito al sacerdote James; ya que también la Arquidiócesis de Chicago realizó la invitación  a los feligreses que siguen al padre Martin por Twitter a su presentación del viernes en la tarde.

Esta invitación se realiza luego del polémico debate que rodea al sacerdote jesuita James Martin. Este hombre de Dios tiene posiciones a favor de las ideologías de género y de la comunidad LGBTI. Ya que es importante que “las enseñanza de la Iglesia sobre la homosexualidad podría cambiar en algún momento del futuro”.

El cardenal de Chicago apoya a la comunidad homosexual

El cardenal Cupich expresó su apoyo para que las parejas homosexuales que viven en castidad puedan recibir los sacramentos. Este apoyo lo dio a conocer durante el Sínodo Extraordinario del 2015. Para el cardenal es importante que las parejas tomen la decisión de hacerlo, en ese caso él estaría apoyándolos.

Cardenal de Chicago invita a jesuita pro-LGTBI para que ofrezca una conferencia en su catedral

Algunas cancelaciones para el padre jesuita

La Arquidiócesis de Chicago no respondió a las investigaciones de LifeSiteNews, donde cuestionan si la invitación que el sacerdote jesuita recibió se encuentra relacionada con las cancelaciones que ha tenido recientemente.

Recordemos que el Colegio de Teología en Washington D.C, canceló la presentación del sacerdote James Martin del próximo mes. Además que el padre Martin también ha ofrecido declaraciones donde asegura que las cancelaciones solo buscan afectarlo a él.

Las enseñanzas que brinda el sacerdote sobre los católicos LGBT han sido confrontadas por algunos líderes de la iglesia católica; y por el Cardenal Sarah, quien es el Prefecto para la Congregación de Culto Divino.

https://www.iglesia.info/noticias/2017/09/27/00864/cardenal-chicago-invita-jesuita-pro-lgtbi-ofrezca-una-conferencia-catedral/

Chaput advierte que las disputas sobre la moral sexual están llevando a “una ‘Reforma 2.0′”


América

 CRITICA A JAMES MARTIN POR PONER EN ENTREDICHO LA RELACIÓN ENTRE DOCTRINA Y MISERICORDIA
Charles Chaput

(Cameron Doody).- Las disputas sobre la moral sexual están llevando la Iglesia a una segunda Reforma, en la que la “gravedad” de lo que está en juego “es igual de real” que en la de Lutero y “las consecuencias serán igual de trascendentes”. Esta es la forma en la que se ha referido el arzobispo de Filadelfia, Charles Chaput, a la polémica suscitada por el libro pro-acercamiento a las personas LGBT del jesuita James Martin. Tomo que, dice, ha puesto en entredicho la relación entre la misericordia, la doctrina y el juicio personal en la teología católica.

Aunque en un artículo publicado en el portal First Things, el arzobispo de Filadelfia lamenta la cantidad de insultos “inexcusablemente feos” que se ha lanzado a Martin por su libro -sobre todo por parte de la extrema derecha católica- esta invectiva no le excusa al jesuita de “una crítica legítima y seria que no tiene nada que ver con el rencor personal”.

Según Chaput, el libro de Martin -que desde su título mismo, Building a Bridge, aboga por “construir un puente” entre la Iglesia y el colectivo LGBT- no trata, como muchos han alegado, “de si estamos dispuestos o no de eliminar el fariseísmo de la vida de la Iglesia”. Lo que está en juego en la polémica es nada más y nada menos, sostiene el arzobispo de Filadelfia, que el papel del juicio crítico, del que el fariseísmo supuestamente está lleno pero que “templado por la misericordia, y fiel a las Escrituras y la doctrina constante de la Iglesia, es una obligación del discipulado católico, especialmente en las cuestiones morales, y especialmente en la erudición católica”.

Así, el arzobispo Chaput acusa a Martin de haber suscitado “aprensión y críticas” entre los fieles con su negación de esta teología y con sus “ambigüedades” sobre la actitud que debe tener la Iglesia con las personas LGBT. Miedos que han provocado el enojo desatado de los elementos de la Iglesia ultraconservadora que montaron la campaña despiadada contra Martin, pero que -por mucho que Chaput la considere a esta campaña “un contra-testimonio destructivo al Evangelio”- no deja de ser por este hecho “la perfecta imagen invertida del sarcasmo venenoso, desdén y cultivo sistemático del escepticismo y disenso” que ha marcado la Iglesia “progresista” durante décadas.

Es de esta forma, en fin, que el arzobispo de Filadelfia llega a situar la culpa de que estemos a las puertas de otra Reforma firmemente en el jesuita y la Iglesia “progresista” que supuestamente la apoya. “De muchas maneras”, concluye el prelado -no menos las del enfado que está provocando James Martin y el disenso que fomenta- “nuestra época se parece a la inquietud generalizada que había al filo de la Reforma”, y así a “una especie de momento ‘Reforma 2.0′”.

Un obispo australiano califica de “anomalía” que no se reconozca legalmente a las parejas gays


Bill Wright, obispo de Maitland-Newcastle (Australia)mnnews.today

(Cameron Doody).- Vincent Long, el obispo de Parramatta, no es el único de los prelados australianos que piensa que un católico puede votar en conciencia por el matrimonio gay. El obispo de Maitland-Newscastle, Bill Wright, también sostiene que “hace más para la paz y armonía comunales que las parejas gay tengan un lugar en las estructuras reconocidas que lo hace que se las excluye”.

Wright arranca su tribuna en el portal mnnews.today reconociendo que el impulso para el reconocimiento del matrimonio homosexual “parece surgir del deseo de parejas gay de tener una ceremonia reconocida de forma oficial que formalice su compromiso, y luego de otorgársela a su relación un reconocimiento legal y social”. Deseos que al obispo le parecen legítimos, dado que “en una sociedad donde las relaciones gay son legales y las parejas gay pueden adoptar y criar a niños, es una anomalía legal que su relación en sí misma no tenga un estatus legal claro”.

Si bien es cierto que, actualmente, la Iglesia no puede reconocer como un “matrimonio” sin más a una unión entre personas del mismo sexo, sí la puede reconocer como un “matrimonio de acuerdo con la ley australiana”, afirma Wright. De la misma forma y en las mismas condiciones en las que ya reconoce, de hecho, a todo un abanico de matrimonios de iure, como las segundas nupcias de personas divorciadas o los casamientos de personas sin intención de tener hijos. Matrimonios todos que la Iglesia sí reconoce como válidos, según el obispo de Maitland-Newcastle, “no porque cuadren con la doctrina de la Iglesia o un ideal moral”, sino en función de la ley del país, en cuanto “buena norma práctica para las personas viviendo en esta sociedad en este momento”.

Así es como llega el obispo Wright a la conclusión de que “semejante argumento del ‘bien comun’ puede hacerse que, en nuestra sociedad plural, hace más para la paz y armonía comunales que las parejas gay tengan un lugar en las estructuras reconocidas que lo hace que se las excluye”. Pero eso solo en términos de “la reconocimiento estatal del matrimonio gay como cuestión de ley”, ya que el prelado admite que “muchos de mis hermanos obispos, y mucha otra buena gente, están haciendo una pregunta diferente” sobre las uniones de personas del mismo sexo.

Quedan dudas por resolver, concluye el obispo de Maitland-Newcastle, sobre las “consecuencias sociales” de legalizar las nupcias homosexuales. Sus repercusiones en la cohesión social, por ejemplo, en la libertad religiosa de aquellos que no pueden en buena conciencia oficiar o participar de ninguna otra forma en una boda gay, o en el derecho de las iglesias y escuela de seguir enseñando “la visión cristiana tradicional del matrimonio”. Pero lo importante, urge Wright, es que los fieles “piensen y hablen mucho sobre ello” y que “recen”. “Miren más allá de los eslóganes y anécdotas”, implora el prelado, “y voten por lo que crean será mejor para nuestra comunidad australiana, ahora y para las generaciones futuras”.

MENSAJE DEL 37 CONGRESO DE TEOLOGÍA. MUJERES Y RELIGIÓN: DE LA DISCRIMINACIÓN A LA IGUALDAD DE GÉNERO


1.Del 7 al 10 de septiembre de 2017 hemos celebrado el 37 Congreso de Teología sobre “Mujeres y Religión: De la discriminación a la Igualdad de Género” en un clima de debate sereno, diálogo sincero y encuentro fraterno-sororal. Comenzamos guardando un minuto de silencio como expresión de condena por los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils y de solidaridad con las familias, y otro por los asesinatos de mujeres producidos en España y en todo el mundo. Nos unimos con un nuevo minuto de silencio al dolor de los pueblos afectados por varios huracanes y terremotos que han causado decenas de muertos en Estados Unidos, México y El Caribe.

  1. Hemos hecho un análisis crítico del patriarcado como sistema de dominación contra las mujeres, las niñas, los niños y las personas más vulnerables de la sociedad. Este sistema se encuentra en alianza con otros modelos de dominación: capitalismo, colonialismo, fundamentalismo, depredación de la naturaleza, y provoca discriminaciones de género, clase etnia, cultura, religión, procedencia geográfica y orientación sexual en todas las esferas de la vida: lenguaje, vida cotidiana, política, economía, educación, trabajo, familia, espacio doméstico, cultura, ciencia, creación artística, lugares de ocio, medios de comunicación, publicidad.
  2. Nuestra crítica se extiende a las religiones, que tienen una estructura patriarcal, transmiten una ideología androcéntrica, imponen una moral machista y desarrollan prácticas sexistas. En la mayoría de los casos no se reconoce a las mujeres como sujetos religiosos y éticos, sino que las consideran inferiores, subalternas y dependientes. Las excluyen de los espacios de lo sagrado, las marginan de los puestos de responsabilidad, del ejercicio del poder y de los ámbitos de decisión. Generan en ellas actitudes de obediencia y sumisión calificadas como virtudes.
  3. Hemos analizado críticamente y condenado la violencia contra las mujeres y las identidades sexuales disidentes en sus múltiples manifestaciones: cuerpos colonizados; violencia machista como arma de guerra, violaciones, prostitución, trata de mujeres, vientres de alquiler, abusos sexuales de niñas y niños, venta de órganos, niñas y niños robados, penas de muerte, feminicidios, agresiones contra gais, lesbianas, bisexuales, transexuales, intersexuales, maltrato a la infancia, retirada de la custodia de los hijos y las hijas a las madres y entrega a los padres condenados por maltrato.
  4. Los dirigentes religiosos se prodigan en condenas contra el aborto, el divorcio, las relaciones prematrimoniales, los métodos anticonceptivos, el matrimonio homosexual, la fecundación in vitro, los derechos sexuales y reproductivos. Descalifican la teoría de género a la que llaman “ideología de género” y la consideran la más perversa de la humanidad. Condenan los movimientos feministas y el LGTBI y muestran su oposición a las leyes de igualdad efectiva entre hombres y mujeres. En sus documentos y declaraciones públicas generan con frecuencia diferentes formas de violencia de género: sexual, simbólica, religiosa, psicológica, y fomentan actitudes y comportamientos machistas y homofóbicos en las personas creyentes y en la ciudadanía. Muestran, sin embargo, insensibilidad hacia la violencia de género, el patriarcado, el sexismo y la LGTBIfobia. En la Iglesia católica se veta a personas sexualmente disidentes el acceso al ministerio sacerdotal y la participación en actividades pastorales.
  5. Hemos dado la palabra a mujeres activistas que han expuesto las aportaciones de los movimientos feministas en diferentes áreas geoculturales, especialmente en América Latina, África y España, y a mujeres creyentes que han hablado de los Movimientos de Mujeres en las religiones que, en sintonía con los movimientos feministas, luchan contra todo tipo de discriminación y en defensa de la igualdad de género.
  6. Valoramos positivamente el encuentro fecundo entre feminismo y cristianismo, que ha provocado la rebelión de las mujeres contra el sistema patriarcal y el nacimiento de la teología feminista, que reconoce el protagonismo de las mujeres en el movimiento de Jesús entendido como discipulado igualitario, en el nacimiento de la Iglesia cristiana por ser testigos de la resurrección y en las primeras comunidades cristianas donde ejercían los ministerios y los carismas sin discriminación, conforme a la afirmación de Pablo de Tarso: “Ya no hay judío ni griego; ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer, ya que todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gálatas 3,28).

La exclusión de las mujeres del ministerio ordenado no responde a razones bíblicas, teológicas o históricas, sino que es el resultado de la pervivencia del patriarcado instalado en la cúpula del poder y en la organización de las instituciones religiosas. Denunciamos que se castigue con la excomunión a las mujeres ordenadas sacerdotes en la Iglesia católica.

  1. Fecundo está siendo el encuentro entre el feminismo decolonial y las teologías feministas, que critican el feminismo hegemónico-occidental, cuestionan la colonialidad del poder, del saber, del tener, del ser y del género, defienden la descolonización de las mentes, del discurso teológico y de las prácticas liberadoras de las religiones y recuperan los saberes, los símbolos y la espiritualidad de los pueblos originarios.
  2. Hemos descubierto que espiritualidad y política son dos realidades indisociables y hemos tomado conciencia de la necesidad y urgencia de una espiritualidad política, que lleva a escuchar el grito de la Tierra y el clamor desgarrador de millones de personas hambrientas de pan y de derechos y a luchar por Otro Mundo Posible.

 

  1. La lección que hemos aprendido en este Congreso es que entre feminismo y religión no hay contradicción y que se puede ser creyente y feminista. Ese es el desafío al que hemos de responder.

Madrid, 10 de septiembre de 2017

Remitido al e-mail

La visión de la comunidad LGBTI en Colombia frente al mensaje del papa Francisco


Foto: Colprensa. Septiembre. 2017.Foto: Colprensa. Septiembre. 2017.
 2  9  0  11

Alejandro Romero

Para muchas personas el ser homosexual o pertenecer a la comunidad LGBTI, representa pensar de manera diferente, pero para otros no hay diferencia alguna, porque son seres humanos que tienen derechos y las mismas capacidades y sentimientos, postura que también ha sido respaldada recientemente por el papa Francisco.

En uno de sus viajes en el que retornaba al Vaticano, el pontífice aseguró a varios periodistas: “El problema no es tener esta tendencia, si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, quién soy yo para juzgarle. No hay que discriminar a estas personas, hay que integrarlas a la sociedad”.

Frente a esta ventana que se abre por parte de la Iglesia católica para esta comunidad, las opiniones de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales, van desde la aceptación hasta el rechazo.

Para personas como Paula Márquez, miembro del colectivo León Zuleta y de la Plataforma de Paz LGBTI, la apertura que ha demostrado el pontífice es muy positiva y siembra una esperanza de acercamiento a la Iglesia, además señaló que “es un mensaje muy positivo para el momento que está viviendo Colombia, que permite generar espacios de encuentro y reconciliación con otras religiones, con otras creencias y con organizaciones basadas en la fe, para decir que Dios es amor”.

Así mismo, Paula, no desconoce que siempre han existido dificultades en la relación de la Iglesia con la comunidad de la cual hace parte, pero insiste en que este puede ser un primer paso para el cambio e indica que el hecho de que el papa diga: “yo no soy quien”, “abre la ventanita y la puerta para que entremos”, dice.

Por otra parte, Fabio Meneses, ve con buenos ojos estos pequeños cambios y en su posición como líder gay en una Iglesia cristiana, asegura que con esta disposición seguramente se empezarán a favorecer muchas familias diversas que están buscando un acercamiento con Dios. Para este homosexual, “las instituciones necesitan tiempo para los cambios, la Iglesia católica lleva con la humanidad 1.700 años, no podemos pretender cambiar su pensamiento en unos años, sin embargo, el papa ha dejado un precedente para que en un futuro la iglesia pueda cambiar”.

Sumado a estas posiciones, Laura Weinstein, directora ejecutiva de la Fundación y Grupo de Apoyo a Personas Trans, no deja atrás, el hecho que las palabras se unan a los hechos y de esta forma se abra la posibilidad de creer en el catolicismo, dice que “definitivamente todo tiene que ver con el accionar, no solamente desde las palabras, sino también desde las acciones y de esta forma reconocer la enorme diversidad en los seres humanos”.

Desde la otra orilla, muchos son los que se han sentido maltratados y el dolor pesa más que las disculpas o la nobleza expresada por el pontífice, de tal manera que no dudan en formular, con duras opiniones, su inconformidad con el clero.

Germán Humberto Rincón, abogado defensor de los derechos de la comunidad LGTBI en Colombia, dice que, según su lectura, “lo que está pasando es simplemente un maquillaje de la situación” y asegura que habría realmente una apertura, el día de mañana, cuando la Iglesia católica les pida perdón por todo el daño que les ha hecho.

Y ese desconcierto del que hablamos y circunda a esta comunidad diversa se oculta en el marco del amor que las caracteriza, como ellos mismos lo afirman, pero sale a flote cuando quieren expresar su desacuerdo, como el de Mauricio Alzate, miembro del Colectivo Deformación en la ciudad de Medellín, quien indica que el mensaje de apertura del máximo líder de la Iglesia católica “es más para los cristianos que para su comunidad, que por ser amorosa, los ha convertido en víctimas de la violencia de personas fascistas y exageradas en la interpretación conservadora de las normas religiosas”.

Una de las coincidencias más generalizadas en estas personas está en el llamado que ellos devuelven ante esta oportunidad que abre el papa Francisco y es que la Iglesia se acerque a la realidad de ellos como personas, y tal como lo aseguran, encontrarán a seres con valores, sentimientos y ante todo fe, lo que abriría una nueva etapa en el catolicismo.

Escuche a continuación el informe completo sobre esta historia:

 

 https://www.radionacional.co/noticia/visita-papa-francisco/la-vision-de-la-comunidad-lgbti-colombia-frente-al-mensaje-del-papa

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: