El funeral por Sor Ines se convierte en un pregón misionero para Burgos


El funeral por Sor Ines se convierte en un pregón misionero para Burgos
El funeral por Sor Ines se convierte en un pregón misionero para Burgos VLG

El obispo auxiliar de Bangassou, monseñor Ruiz, entrega dos reliquias de la misionera asesinada.

07.07.2019 | Vicente Luis García Corres (Txenti)

Dos días después de que se clausurara la 72ª Semana Española de Misionología que tuvo lugar en Burgos, se celebró un funeral por Sor Inés Nieves Sancho, la misionera asesinada el pasado 23 de mayo en Nola la localidad de la República Centroafricana donde esta burgalesa desarrollaba su labor misionera.

El funeral se celebró en la capilla de Santa Tecla y Santiago de la Catedral burgalesa. Una fotografía en un caballete a un lado del altar recordaba a Sor Inés. Y en los primeros bancos familiares de la misionera siguieron la celebración. Presidió la Eucaristía el arzobispo de Burgos monseñor Fidel Herráez acompañado de una docena de sacerdotes y de los obispos monseñor Braulio Sáez, hasta hace poco obispo auxiliar en Bolivia, y de monseñor Jesús Ruiz, auxiliar de Bangassou en Centroáfrica. Fue precisamente monseñor Ruiz el encargado de la homilía. 

Monseñor Ruiz comenzó diciendo “estamos reunidos hoy en torno al martirio de sor Inés Nieves Sancho.” 

Funeral sor Ines julio 2019 00

Toda la homilía fue una llamada directa a la vocación misionera de la diócesis de Burgos, comenzando con algunos datos: “hace 35 años, cuando yo abandoné la diócesis para marchar a África éramos más de 2000 los misioneros burgaleses repartidos por el mundo.Hoy somos aún unos 650 misioneros burgaleses. El Señor envió a misionar a 72. Todavía permanecen doce hermanas de Sor Inés en Centroáfrica continuando con la labor misionera de la congregación francesa de las Hijas de Jesús de Massac.”

Monseñor Ruiz recordó que la fe llegó a Burgos porque alguien hizo la misión de traer el Evangelio a Burgos, y que después desde Burgos han sido muchos los que han llevado el evangelio a diversos rincones de la tierra. 

El obispo auxiliar de Bangassou dijo que sor Inés había sido asesinada “por amor. POr el amor a Jesús y el amor al pueblo africano que ella profesaba.” En ese momento mostró una pequeña cruz: “os he traído a la familia la cruz que sor Inés llevaba en el pecho el día de su muerte cruenta, esa cruz que era su debilidad y su fuerza.” Y siguió diciendo: “Sor Inés hizo la opción de vivir en una tierra donde llueven balas.  Y donde llueven balas, una puede alcanzarte. Sor Inés hizo esa opción por amor, solo por amor.” D. Jesús recordó que en África no solo son los misioneros las únicas víctimas: “dos días más tarde del asesinato de Sor Inés, a unos 250 kms al norte, 52 personas inocentes fueron asesinadas. El año pasado perdimos 5 sacerdotes, con ellos fueron masacrados cientos de cristianos que se habían refugiado en la Catedral. Y de todos ellos ni una sola línea en los periódicos.”

En la República Centroafricana donde yo estoy, llevamos siete años en un contexto de muerte y sin sentido. Siete años anhelando la paz, intentado construir la paz. Sor Inés llevaba 23 años como misionera, llevaba años enseñando a las chicas a aprender costura, y ayudándoles en sus estudios. Era su forma de contribuir a la paz del Resucitado.”

Tomando como referencia otro párrafo del evangelio que había sido proclamado monseñor Ruiz dijo  “sí hermanos, os digo que en medio todas las dificultades, peligros, inseguridades y la muerte que nos rodea estamos contentos de servir al Señor Jesús. El anuncio del Evangelio no es un peso para nosotros, es nuestra alegría, nuestra recompensa.”

Retomando el dato de los 650 misioneros burgaleses que hoy siguen trabajando “para que la luz del Evangelio no se extinga” retomó la llamada misionera en su diócesis natal: “Hoy 7 burgaleses presidimos otras tantas iglesias por el mundo. Perú, Ecuador, Bolivia, Honduras, República centroafricana.” Y mostró la segunda reliquia de la misionera asesinada, su alianza, que entregaría al final de la misa al arzobispo. “quisiera que esta alianza se convierta en nuestra fidelidad al Evangelio, fidelidad de entrega a los pobres hasta dar la vida. Cuánto deseo que Burgos siga siendo fiel al Evangelio recibido.” Y dió un paso más “qué hermoso sería que ahora nuestra diócesis supiera apreciar, acoger y celebrar esa misma fe con nuestros hermanos llegados de América y de África y de Asia.”

Utilizando la imagen del espectáculo pirotécnico que se celebró hace un año para dar inicio a los actos del octavo centenario de la Catedral que culminará en el 2021, monseñor Ruiz dijo, dirigiéndose al arzobispo y a los concelebrantes, que “la Luz de Cristo que brilla en estos pueblos a los cuales hemos ido a evangelizar es mucho más preciosa que los fuegos artificiales. La Luz de Cristo la vida para el mundo. esa vida que no pasa.”

Y como si de una llamada, de un pregón, se tratase, el obispo auxiliar de Bangasou dijo: “como burgales que soy, me atrevo a lanzar un grito a nuestra diócesis: ¡ No te repliegues Burgos, en tu vanagloria secular! ¡ No te repliegues en tus piedras centenarias ! ¡ No te escondas en tu pasado glorioso! ¡Burgos, ábrete al futuro de Dios! ¡Burgos, escucha a esos pueblos lejanos que han recibido la luz de Cristo de la mano de misioneros como sor Inés, escucha a esos pueblos que hoy invaden tu ciudad, escucha su dolor y sus alegrías, escucha a esos emigrantes que son portadores de esa luz inagotable que es Cristo! ¡Abre los ojos a la belleza de esas culturas diferentes que ahora peregrinan hacia tí. Vístete de su luz y color!

Concluyó la homilía parafraseando la frase del apóstol Pedro al paralítico: “Burgos, no tenemos oro ni plata, pero en nombre de Jesús te decimos: ¡Burgos, levántate, anda, anuncia el Evangelio!, sé una iglesia en salida, acoge la luz maravillosa que llega de fuera de tus fronteras, y sigue siendo luz para los pueblos, para los de fuera, para los que no pueden más.Porque esa luz es más hermosa que todos los fuegos artificiales que podamos poner. Seamos luz de Cristo, caminemos a la luz de Cristo, seamos misioneros.

Al finalizar la celebración hizo entrega de la cruz a la familia y del anillo al Arzobispo quien se comprometió a darle un lugar que ayude a recordar esa alianza diocesana con el Evangelio. 

/www.religiondigital.org

El Papa nombra por primera vez a siete mujeres de órdenes religiosas para el organismo que regula la vida consagrada



 0

El Papa ha nombrado por primera vez a siete mujeres de órdenes religiosas, entre ellas la española Rita Calvo -Superiora de la Compañía de María-, como miembros del departamento vaticano que regula los Institutos de Vida Consagrada y Monástica de la Iglesia Católica.


REDACCIÓN08/07/2019 13:47

ROMA, 8 (EUROPA PRESS)

El Papa ha nombrado por primera vez a siete mujeres de órdenes religiosas, entre ellas la española Rita Calvo -Superiora de la Compañía de María-, como miembros del departamento vaticano que regula los Institutos de Vida Consagrada y Monástica de la Iglesia Católica.

Además, también entran a forma parte de este organismo tres españoles más: el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Luis Ladaria; el presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal Ricardo Blázquez; y el religioso Alejandro Moral Antón, prior general de los Agustinos.

Según ha informado la oficina de prensa de la Santa Sede, en la Congregación, liderada por el cardinal Joao Braz de Aviz, entran por primera vez siete mujeres que lideran órdenes religiosas, ya que hasta ahora estaba compuesta solo por los superiores generales varones.

Además de la española, Rita Calvo, el Papa ha nombrado a otras seis mujeres, entre las que hay también una laica consagrada. Se trata de la superiora general de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, Kathleen Appler; la superiora general de las Hijas de María Auxiliadora (Salesianos de Don Bosco), Yvonne Reungoat; la superiora general de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María, Françoise Massy; la superiora general de las Hermanas Misioneras, Pie Madri della Nigrizia (Misioneras Combonianas), Luigia Coccia; la superiora general de las Hermanas Misioneras de la Consolata, Simona Brambilla; y la presidenta general del Instituto Secular de Voluntarios Don Bosco, Olga Krizov.

Este gesto se enmarca en la voluntad del Papa de que haya más mujeres en los dicasterios de la Curia romana. Además, también ha renovado por completo el organigrama del dicasterio.

De este modo, ha nombrado para este departamento al superior general de la Compañía de Jesús, el padre Arturo Sosa Abascal; al abad Presidente de la Sub-Congregación Casinesa de la Orden de San Benito, Guillermo León Arboleda Tamayo; al superior general de los Carmelitas Descalzos, Saverio Cannistrà; al superior general de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, Robert Irvin Schieler; al Prior General de la Orden de San Agustín, Alejandro Moral Antón; al ministro General de la Orden Franciscana de los Frailes Menores Capuchinos, Roberto Genuin; y al superior general de los Misioneros de San Carlos (Scalabrinians), Leonir Mario Chiarello.

http://www.lavanguardia.com/vida/

La nueva generación emerge en la convención CTSA, mientras los teólogos juegan un juego largo


21 de junio de 2019por Jamie MansonOpiniónTeología

CTSA 2019-107 c.jpg

Los miembros más jóvenes de la Catholic Theological Society of America conversan antes del inicio de la misa del sábado por la noche, el 8 de junio en Pittsburgh, durante la convención anual de CTSA del 6 al 9 de junio. (Paul J. Schutz / Universidad de Santa Clara)

PITTSBURGH: es raro que un artículo en una conferencia académica se reciba como una canción de éxito en un concierto de rock. Pero tal fue el caso en la sesión plenaria de la mañana del viernes en la convención anual de la Sociedad Católica de Teología de América, que tuvo lugar del 6 al 9 de junio en Pittsburgh.

En un artículo titulado “Otro movimiento pro-vida es posible: desenredando el patriarcado y el movimiento pro-vida”, acompañado de una presentación de 40 diapositivas en PowerPoint, la teóloga Emily Reimer-Barry argumentó que el movimiento pro-vida que la generación milenaria ha heredado es “profundamente defectuoso, y los católicos necesitan repensar nuestro apoyo para ello”. Reimer-Barry es profesor asociado de la Universidad de San Diego.

En un salón de baile de 400 académicos con su mejor atuendo de negocios, Reimer-Barry lució una camiseta de Black Lives Matter y llamó a sus colegas a “desenredar el patriarcado del movimiento pro-vida” y “resistir al patriarcado y las mentalidades relacionadas del doble La moral estándar, la simplificación excesiva y la política de un solo tema “.

“No desafiaré la enseñanza magisterial de que siempre debería haber una presunción contra la muerte humana”, dijo. Pero también insistió: “Necesitamos practicar lo que predicamos en un movimiento expandido pro-vida”.

Reimer-Barry bosquejó para la audiencia un “Plan de Acción Católico para la Justicia Reproductiva” que tendría como prioridades “escuchar a las mujeres, cambiar nuestra estrategia política, proporcionar sólidos apoyos estructurales para mujeres y niños, y atender a una gama más amplia de” temas de la vida.”

También argumentó que los católicos que se centran en el aborto ocultan la complejidad de las preocupaciones en juego. “La vida en el útero no tiene mayor derecho sobre nosotros que las vidas amenazadas por la violencia estructural de la guerra, la inseguridad alimentaria, la falta de vivienda, la brutalidad policial, la violencia de pandillas, el abuso de sustancias, la pobreza, la negligencia y el abuso infantil y la migración”.

CTSA 2019-49 c.jpg

Emily Reimer-Barry ofrece el discurso plenario de la mañana del viernes en la convención de CTSA el 7 de junio en Pittsburgh. (Paul J. Schutz / Universidad de Santa Clara)

La presentación, y la igualmente poderosa respuesta del teólogo Nichole Flores, profesor de la Universidad de Virginia, generó revuelo durante todo el fin de semana, y escuché a más de un teólogo decir que la apasionada ovación de pie que siguió a la sesión surgió de un profundo sentido. de alivio que una crítica del movimiento pro-vida fue finalmente pronunciada en voz alta en una sesión plenaria de la CTSA.

“Emily ofreció una sesión plenaria muy valiente, audaz y estimulante”, dijo Natalia Imperatori-Lee, profesora asociada de estudios religiosos en el Manhattan College, en una entrevista. “Ella trajo tal cantidad de evidencia que expuso cómo el enfoque miope de la enseñanza moral católica en la iglesia de los Estados Unidos sobre la criminalización del aborto ha llevado a la iglesia a aliarse completamente con el patriarcado y con la misoginia como opera en la política estadounidense de hoy”.

“Ella abordó un problema del tercer carril que con demasiada frecuencia se simplifica demasiado, y se polariza, y por lo tanto, muchos teólogos no la consideran atractiva”, agregó.

El documento se adaptó perfectamente al tema de CTSA de este año, “Otro mundo es posible: la violencia, la resistencia y la transformación”. El tema parecía particularmente urgente en Pittsburgh, donde, solo 10 meses antes, la crisis de abuso sexual del clero había vuelto a infligir sus agonías a los católicos estadounidenses después de la publicación del  informe del gran jurado de Pensilvania  que, en 1.400 páginas sombrías e inquietantes, detallaba la situación sexual. abuso de un estimado de 1,000 menores por más de 300 sacerdotes.

El obispo de Pittsburgh, David Zubik, quien fue acusado en el informe de encubrir a los sacerdotes depredadores y que se convirtió en el rostro de la respuesta jerárquica oficial a la crisis de Pennsylvania, dio la bienvenida a los participantes de CTSA durante la noche de apertura de la conferencia, ofreciendo una letanía de razones por las que está agradecido por el trabajo de los teólogos

_CTSA 2019-185 cc.jpg

María Pilar Aquino fue nombrada nueva presidenta de CTSA para 2019-2020. (Paul J. Schutz / Universidad de Santa Clara)

Zubik puede estar contento por su trabajo, pero la opinión de otros obispos sobre la Sociedad Teológica Católica de América sigue siendo incierta en estos días. Paul Lakeland, presidente (ahora ex presidente) de la sociedad, dijo que ha habido poca comunicación con la conferencia de obispos de Estados Unidos, cuyo comité doctrinal se reunirá cada dos años con todos los gremios teológicos de los Estados Unidos.

“Es muy importante para CTSA que mantengamos el diálogo con los obispos”, dijo Lakeland en una entrevista, “así que, naturalmente, estamos decepcionados de que las conferencias que han tenido lugar cada dos años no hayan tenido lugar este año”.

Lakeland ha hecho de la crisis de abuso sexual una prioridad en su año presidencial, facilitando el establecimiento de la Comisión CTSA sobre Abuso Sexual Clerical de Menores, que comprende un grupo de siete teólogos, abogados canónicos y éticos.

“Les encargamos que ayuden a la junta de CTSA a pensar en los pasos concretos que podríamos tomar que sean apropiados para una sociedad de teólogos”, dijo Lakeland.

“Queremos hacer un esfuerzo concertado para llegar a las raíces del abuso sexual”, agregó, “que probablemente sean más teológicas que eclesiológicas y psicológicas”.

La comisión presentó algunos de sus hallazgos en una sesión especial el viernes por la noche de la conferencia, que incluyó un micrófono abierto que invita a los miembros a compartir sus propias reflexiones sobre la crisis y sus respuestas al trabajo de la comisión.

En la sesión, que duró hasta casi las 10 pm, varios teólogos afirmaron que sus repetidos llamamientos para ayudar a sus obispos locales con la crisis se encontraron con un silencio ensordecedor.

“La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos no tiene autoridad”, dijo un académico exasperado de Pittsburgh.

Pero mientras los obispos continúan alejándose de la academia, los miembros de CTSA continuaron, entregando más de 130 documentos en la reunión, con temas de clericalismo, patriarcado y formación sacerdotal que se perfilaban en muchas de las sesiones.

_CTSA 2019-102 c.jpg

Los teólogos Julie Feder, Kim Humphrey y Megan McCabe disfrutan de un descanso para tomar un café en la convención de la CTSA. (Paul J. Schutz / Universidad de Santa Clara)

Uno de los tratamientos más exhaustivos de estos problemas se produjo en la presentación de la ética Lisa Sowle Cahill, “Violencia sexual contra las mujeres y los niños: ¿Cómo es posible otro mundo?”

Cahill, el profesor de J. Donald Monan en el Boston College, preparó la escena recordando a sus colegas académicos que el abuso sexual por parte del clero ocurre en un contexto cultural más amplio “que fomenta la violencia sexual en general, más a menudo por hombres contra mujeres”.

“Esta cultura normaliza el sexo como un instrumento de poder, y alienta o incluso espera que los hombres establezcan el dominio mediante el uso o la amenaza de violencia”, dijo Cahill.

Los casos de abuso sexual generalmente comparten dos características comunes, argumentó Cahill. “La primera es una cultura de lo que los científicos sociales llaman ‘masculinidad hegemónica’, más popularmente conocida como ‘masculinidad tóxica’. En las instituciones religiosas, la dominación sexual masculina está mediada y reforzada por normas de conformidad de género y pureza sexual dotada de un valor trascendente “.

La segunda característica es “una institución masculina, cerrada y jerárquica, que, en el caso religioso, otorga prerrogativas y autoridad únicas a los líderes religiosos masculinos”.

Ambas características, por supuesto, son prominentes en la estructura jerárquica católica masculina.

Pero a diferencia de otras instituciones patriarcales, la estructura católica se ve agravada por el celibato obligatorio, dijo, que marca y une a la élite masculina.

Al igual que muchos estudiosos y expertos, Cahill cree que el cambio vendrá solo de la intervención vigorosa de los laicos. Pero ella cree que lo que más se debe cuestionar y cambiar es la “cultura católica en torno al sexo y el género, cuya teología de apoyo, la teología del cuerpo, es idealista, incluso romántica, pero a la vez es un vehículo para las normas de la masculinidad hegemónica. “

“A nivel de base, no hace mucho para desafiar la conexión entre violencia, poder y sexo en el que las mujeres están en desventaja, junto con los hombres que no están conformes y todas las personas queer de género”, agregó Cahill.

En cambio, los laicos deben pasar de una “cultura de aceptación” a una “cultura de no cumplimiento”. Esto, dice ella, creará la “mentalidad de movimiento” necesaria para promulgar demandas específicas y un cambio real. 

_CTSA 2019-99 c.jpg

Gerald Boodoo, Maria Pilar Aquino y Teresia Hinga dirigen la sesión plenaria del sábado por la mañana. (Paul J. Schutz / Universidad de Santa Clara)

Pero, ¿el patriarcado, que tantos teólogos afirman querer luchar en la iglesia, también sigue siendo una fuerza corrosiva dentro del gremio teológico católico? Hace casi dos décadas, cuando estaba considerando hacer mi Ph.D. En teología y ética, más de una vez me dijeron que si hablaba sobre la ordenación de las mujeres al sacerdocio o si era lesbiana, probablemente nunca obtendría un puesto académico en una universidad católica. Me pregunté si a las teólogas jóvenes todavía se les advierte de manera similar acerca de ciertas actividades académicas.

Más de media docena de jóvenes académicas, todas las cuales pidieron no ser nombradas, me dijeron que, en efecto, sus mentores las desaniman para que se ocupen de cuestiones de feminismo, patriarcado en la iglesia e incluso la ordenación de mujeres en su trabajo, por temor a que “no se tomen en serio”.

Los eruditos masculinos son elogiados cuando hacen teología feminista, me dijeron las jóvenes teólogas, pero cuando ellos mismos quieren escribir algo desde una postura feminista fuerte, los profesores y colegas principales les advierten que podrían estar socavando sus posibilidades de obtener empleo o tenencia. .

Quizás este sea el próximo “problema del tercer carril” que un intrépido miembro de CTSA podría enfrentar en el futuro.

CTSA 2019-181 cc.jpg

Paul Lakeland ofrece el discurso presidencial en la sesión plenaria final el domingo por la mañana. (Paul J. Schutz / Universidad de Santa Clara)

Dicho esto, como alguien que asistió a su primera convención de CTSA en el año 2000 como trabajadora estudiantil, me sorprendió la cantidad de participantes de la generación del milenio y la diversidad étnica y racial en que se ha convertido la membresía. También fue notable la visibilidad de los teólogos y éticos abiertamente LGBTQ, algunos de los cuales llevaron a sus socios a la reunión.

Lakeland lo atribuye parcialmente a la presidencia de John Thiel, un profesor de la Universidad de Fairfield, que trabajó desde 2011 hasta 2012, y cuya reestructuración de la convención CTSA abrió el acceso a los académicos más jóvenes al proceso de proponer documentos y convocar sesiones.

“La generación más joven está poniendo en juego actitudes y conocimientos que las generaciones mayores no entendieron, y todos nos estamos beneficiando de ello”, dijo Lakeland.

En la consulta de Teología Católica Negra el sábado por la mañana, que discutió “Sobrevivencia negra en un mundo violento: Transmitiendo nuestras historias”, el teólogo Craig Ford Jr. de la Universidad de Fordham, quien recibió su doctorado en 2018, utilizó su experiencia en la teoría de queer y en el queer. La ética negra para criticar el neoliberalismo.

“¿Qué nos llevará a ser verdaderamente libres?” Ford preguntó mientras planeaba el surgimiento del neoliberalismo como respuesta a los movimientos de cambio social, y expuso la forma en que compromete el florecimiento humano y el bien común.

Ford argumentó que deberíamos mirar a algunos de los más desfavorecidos entre nosotros para mostrarnos la manera de desmantelar las estructuras degradantes de la desregularización, la privatización y el capitalismo laissez-fare.

Esto incluye a las comunidades queer que, en su lucha por y en vivir su emancipación, ofrecen una imagen de utopía, o un futuro aún no realizado.

“También necesitamos creer a las mujeres negras”, dijo Ford. “Las líderes feministas negras son guardianes de nuestras tradiciones para hacer justicia”, y ellos también están entre los más marginados entre nosotros, dijo.

“Pregúnteles sobre su visión del camino a seguir y pónganlo en práctica”, dijo Ford. “Nunca hemos intentado eso antes”.

_CTSA 2019-177 cc.jpg

Jesuita p. James Keenan con el Premio John Courtney Murray 2019 el 9 de junio en la convención CTSA en Pittsburgh (Paul J. Schutz / Universidad de Santa Clara)

El tema de dar voz a los que no tienen voz fue quizás expresado de manera más conmovedora el sábado por la noche, cuando el Premio John Courtney Murray fue otorgado al Padre Jesuita. James Keenan por sus décadas de logros teológicos distinguidos. Keenan fue especialmente honrado por fundar la Ética Teológica Católica en la Iglesia Mundial, o CTEWC, una red internacional de éticos.

En su discurso de aceptación, Keenan recordó que de niño luchaba por expresar incluso sus necesidades o deseos más básicos. Su hermano menor, Bobby, era la única persona que podía entenderlo y lo ayudó a encontrar maneras de dar sentido a los demás.

“Solo ahora me doy cuenta de que al ayudar a Bobby a encontrar mi voz, siempre he querido ayudar a otros a encontrar la suya”, dijo Keenan. “Y creo que en realidad eso es lo que hago: si soy mentor o trabajo en red, trato de ayudar a otros a encontrar su voz mientras continúo encontrando la mía”.

El premio de Keenan fue uno de los tres que se entregaron durante el fin de semana de la convención de CTSA. El Premio Catherine Mowry LaCugna, por el mejor ensayo académico en el campo de la teología dentro de la tradición católica romana, fue presentado a Antonio Eduardo Alonso, y el Premio Ann O’Hara Graff Memorial, otorgado a una académica de la sociedad, fue otorgado sobre Mary Rose D’Angelo.

El domingo, la conferencia llegó a su conclusión tradicional de media mañana. Lakeland ofreció su discurso presidencial, una crítica muy actual del capitalismo de vigilancia, que es la última fase de la minería de datos neoliberal de la experiencia personal. Usando la teología de la liberación, Lakeland describió cómo podríamos desarrollar una resistencia espiritual a lo que él ve como una forma especialmente siniestra de minería de datos.

Y con eso, la presidencia de CTSA fue entregada a Maria Pilar Aquino, la primera teóloga latinoamericana de origen mexicano que se desempeñó como presidenta de la sociedad, quien eligió el tema de la conferencia de este año.

Como muchos de los asistentes con los que hablé, Aquino dice que la reunión ofreció una infusión de esperanza y optimismo en una iglesia y en un mundo que sufre de una escasez de ambos.

“La convención fue un sitio de creatividad teológica dentro del cual una comunidad de teólogos solidarios fortaleció la alegría compartida de hacer teología por la justicia, la paz, la solidaridad y la interdependencia”, dijo. “Nos estamos esforzando para apoyar el florecimiento de nuestras comunidades y entornos tanto a nivel local como global”.

Esperanza también estaba en la mente de Thiel, quien se encontraba entre los últimos asistentes a la final de la recepción del café. Se encogió de hombros ante cualquier sugerencia de que su trabajo anterior como presidente permitiera un mayor acceso para los académicos emergentes y con poca representación, y en cambio se sintió impresionado por el espíritu que parecía inspirar a todos los asistentes, independientemente de su edad o estado.

Para la tristeza de Thiel, la iglesia institucional se encuentra en un mal estado abrumador y los obispos de Estados Unidos parecen sentir que participar con CTSA tiene más posibilidades de perder que de ganar. Pero la conferencia de este año fue una clara señal de que “la teología está jugando el juego largo”, dijo. “La esperanza es un corredor de maratón”.

[Jamie L. Manson es un columnista premiado en el National Catholic Reporter. Síguela en Twitter  @jamielmanson .]

http://www.ncronline.org

EL EVANGELIO QUE ANUNCIAMOS LAS MUJERES


Mujeres Iglesia Chile4 de julio a las 14:19 · 


Queridas hermanas, queridos hermanos, les enviamos una nueva homilía del Evangelio que anunciamos las mujeres. Nos alegramos y agradecemos los ojos y la voz nueva de mujeres que se atreven a decir y orar el evangelio para nuestras comunidades. Estas van enriqueciendo nuestra capacidad de comprender y ampliar el mensaje de Jesús.
Pueden encontrar todos los comentarios anteriores en Facebook: Mujeres Iglesia Chile, en la página de la Revista Mensaje: https://www.mensaje.cl/category/noticias/iglesia/ y en la página: https://www.kairosnews.cl
“Ponte en camino”
Lucas 10, 1-12.17-20

Las lecturas de este domingo, entrelazadas con algunos hechos de nuestra actualidad, son gozosa y apasionadamente desafiantes.
Antes de continuar, y para asegurar el buen sabor de este evangelio, quisiera pedirles que sacudamos la imagen añeja que ha puesto como protagonistas de esta historia “solo” a la vida religiosa, sacerdotal y grupos misioneros. El campo que necesita obreros/as es universal, y el Dueño del campo, ama y llama con corazón universal. El llamado y la elección son para cualquiera que quiera escuchar, y que haya tenido experiencia honda de amor que mira, reconoce, valora, perdona; acoge, libera y sana, en fin, que ¡Salva!.

Este acontecimiento, está perfectamente relatado después de que los discípulos/as han visto la manera en que Jesús se relaciona con las mujeres, después que lo han visto exorcizar, hacer milagros y sanar, etc. También lo han escuchado hablar de que su misión tendrá un costo para su vida. Estas experiencias cercanas con lo verdaderamente humano, pone en boca de Pedro una certeza: “Maestro, lo sabemos, tú eres el Mesías de Dios”.
Esta escuela que les ha enseñado con pedagogía del corazón, les envía a deconstruir los estilos y modos que deshumanizan; a ser anunciadores/as de Buenas Noticias (gozosas – alegres), y a construir con sus gestos y actitudes una nueva humanidad.
El Mesías, el Señor, no los envía a ir a cualquier lugar, tiene interés en algunos pueblos y lugares, adonde pensaba ir Él. Entonces, como deseando hablar de corazón a corazón con Jesús, me pregunto: ¿Cómo habrá sentido Jesús (la persona, y el Mesías) la urgencia de anunciar Buenas Noticias?, ¿Con qué fuerza, intensidad y pasión?, ¿Qué impotencias urgían su entraña?, especialmente cuando dice: “El campo es abundante y los/as obreros/as pocos; rueguen, pues, al Dueño de los campos que envíe obreros/as”.

Estos días en el evangelio de la vida, de todos los días, leí sobre una mujer de 31 años, Capitana de un barco (Sea Watch 3), que en un gesto de gran compasión, valentía y profesionalismo, llevó a tierra firme a 40 inmigrantes que habían sido rescatados/as en el Mediterráneo. Estoy segura, que la decisión tomada en el momento preciso, cambió su vida, la de los/as inmigrantes, y la de todas las personas que hemos leído y visto la noticia. ¿Con qué fuerza, intensidad y compasión habrá sentido la urgencia de ponerse en camino? Me la imagino, con la entraña apretada, pero libre de todo, vacía de sí misma, y el corazón puesto en la convicción que la llevó a elegir estar donde estaba. ¡Qué BUENA NOTICIA!, ¡Cómo llenó mi corazón de esperanza en un nuevo tiempo, en una nueva humanidad!

Señor, afina nuestro oído para escuchar tu llamado. Para escuchar y acertar a las invitaciones que nos haces, y que van moldeando nuestro corazón e identidad. Ayúdanos a estar atentas/os a tu VOZ en el Evangelio, para que tus intereses y tu modo, impregnen nuestro modo de deconstruir lo que deshumaniza, y nos pongan en camino para ser constructoras y constructores de esperanza, y de una nueva humanidad. Líbranos del miedo, para decir con el apóstol Pablo, “Que nadie nos moleste, pues llevamos en nuestro cuerpo las marcas de Jesús”.

Ana Carvajal Aguilera
Esclava del Sagrado Corazón de Jesús
Misión Guinea Ecuatorial

Una investigación revela que el Vaticano lleva siglos ocultando que los primeros sacerdotes cristianos eran mujeres


20MINUTOS.ES 07.07.2019 – 14:28h

  • La doctora Kateusz sostiene que las primeras representaciones de cristianos en un altar mostraban a sacerdotisas.

Portada del libro de la investigadora Ally Kateusz donde defiende que el liderazgo de la mujer en la iglesias ha sido sistemáticamente ocultado por el Vaticano. Palgrave Macmillan

Los primeros sacerdotes de la historia del cristianismo eran mujeres. Es la tesis de partida de la doctora Ally Kateusz, investigadora del Wijngaards Institute for Catholic Research, que asegura que durante siglos, el Vaticano ha tratado de ocultar las pruebas de que en los inicios del cristianismo, el papel de la mujer era clave en el desarrollo de la religión. Sus conclusiones se han mostrado en un encuentro de la Sociedad Internacional de Literatura Pública, celebrado en la Universidad Gregoriana de Roma esta semana.

Según el Irish Independent, Kateusz asegura que las primeras representaciones artísticas de cristianos en un altar tenían a una mujer en el papel de sacerdotisas. Asegura incluso de que un antiguo mosaico hallado en Roma muestra a la Virgen María con el atuendo propio de obispo.

Kateusz sostiene que la Iglesia Católica ha intentado siempre ocultar esas manifestaciones artísticas, y que el papa Juan Pablo II fue uno de los principales opositores a la opción de que las mujeres pudieran ser ordenadas sacerdotisas del credo católico.

Miriam Duignan, portavoz del Wijngaards Institute, aseguró al Independent que “hay pruebas de que las mujeres ejercían como sacerdotisas en las principales iglesias de la Cristiandad”.

http://www.amp.20minutos.es/noticia

Jesús Martínez Gordo: “Las comunidades proponen alternativas y vías de solución a sus problemas que el Papa ratifica, si lo estima procedente”


“Curas de la comunidad’, casados o no”

Papa y Amazonía
Papa y Amazonía
“No permitáis que los árboles os impidan ver el bosque de la tragedia humana y ambiental que están provocando los intereses de las grandes multinacionales con su búsqueda compulsiva de las riquezas naturales”
“El futuro de la Iglesia (también el de las nuestras) no pasa por agrupar o cerrar parroquias en función del número real o previsible de curas solo célibes, sino por promover comunidades misioneras, por pequeñas y avejentadas que puedan estar”

“El cura, casado o no, que -aparcando la obsesión resacralizadora- deja de ser el pivote por cuyas manos ha de pasar todo y asume ser el barquero ocupado en facilitar el tránsito de una larga infancia a una deseada adultez, cristiana, eclesial y ministerial”

07.07.2019 Jesús Martínez Gordo

La pederastia eclesial, el acceso de las mujeres al ministerio ordenado, la reforma de la curia y el Sínodo de la Amazonía están siendo los grandes retos de Francisco en este año. Y si bien es cierto que ha afrontado el primero de ellos con coraje y que la reforma de la Curia vaticana parece estar bien encaminada, también lo es que no ha cerrado el debate sobre el acceso de las mujeres al diaconado y, por ello, al sacerdocio. Después del verano, le toca el turno al Sínodo de la Amazonía; un encuentro en el que vuelven a ponerse sobre la mesa tres referencias capitales en el pontificado del Papa Bergoglio: la preferencia por los pobres y las periferias del mundo; la reforma de las comunidades cristianas y la activación de un nuevo modelo de gobierno eclesial.

Víctor Codina es uno de los teólogos expertos, nombrado a propuesta de la Red Eclesial Panamazónica y co-redactor del documento preparatorio del Sínodo del próximo octubre. En este texto, escrito tras consultar a 100.000 personas de 170 etnias originarias y de nueve países de la región, se sostiene que los problemas que asolan a la Amazonía son: la sistemática violencia en forma de violaciones de los derechos humanos, sobre todo en relación con las mujeres; el narcotráfico; la difusión del consumo de la droga; la destrucción de las culturas; las migraciones forzosas; la trata de seres humanos y los homicidios de líderes indígenas y populares.

Me parece muy bien, ha dicho Víctor Codina, que los ciudadanos del Primer Mundo, os intereséis por el debate que se ha abierto sobre los curas casados, pero, por favor, no permitáis que los árboles os impidan ver el bosque de la tragedia humana y ambiental que están provocando los intereses de las grandes multinacionales con su búsqueda compulsiva de las riquezas naturales (madera y metales); con la construcción de infraestructuras (pantanos y carreteras); con su apropiación de la tierra y, cómo no, con la contaminación del suelo, de las aguas y del aire.

Sínodo Amazonía
Sínodo Amazonía

En el marco de este “hecho mayor” se ha de entender la propuesta de una Iglesia con rostro amazónico, es decir, defensora del territorio y de la vida de sus miembros, femenina, descentralizada, descolonizada, promotora de vocaciones autóctonas y habilitada para ordenar sacerdotes a “indígenas” “respetados y aceptados por su comunidad, aunque tengan ya una familia constituida y estable”.

Las reacciones en algunas de las iglesias del Primer Mundo no se han hecho esperar: el cardenal W. Brandmüller y la extrema derecha norteamericana han calificado el documento preparatorio y la propuesta de ordenar casados como fruto de un complot subversivo alentado por la Iglesia alemana para abolir el celibato. He aquí, se les replica, una cortina de humo con la que ocultar el “hecho mayor”, tan presente en el toque de atención de Víctor Codina.

Más sensato me parece lo declarado por el cardenal W. Kasper: a partir de ahora, corresponde a cada Conferencia Episcopal “decidir si es partidaria” de activar algo parecido a lo que se va a debatir -y, previsiblemente, aprobar- en el próximo Sínodo y, por supuesto, someter a la confirmación del Papa. Y también lo manifestado por François Glory, misionero en Brasil durante treinta años y Antonio José Almeida, un estudioso del asunto.

Para el primero de ellos, “la ordenación de varones casados puede reforzar el clericalismo” porque las comunidades de base amazónicas funcionan gracias a la división de diferentes servicios desempeñados por equipos de laicos. La aparición de esta nueva modalidad podría acabar concentrando todo, de nuevo, en un cura, aunque fuera casado. Con esta propuesta, concluye, no se va a solucionar el problema. Se puede solventar, apunta el segundo de ellos, si se promueven los “curas de la comunidad” que, casados (o no), refuerzan la corresponsabilidad de los equipos de laicos en las áreas del anuncio, del culto y de la caridad con justicia y velan, de modo particular, por la presencia de los cristianos en las periferias del mundo y por la comunión eclesial. En definitiva, si se favorece un nuevo modelo de cura que -en las antípodas del que se viene primando en buena parte de las iglesias del Primer Mundo- celebra los sacramentos porque sostienen en la misión y en la comunión eclesial.

Seminario en Manaos sobre el Sínodo: "La vivencia es lo que ayuda a conocer la Amazonía"
Seminario en Manaos sobre el Sínodo: “La vivencia es lo que ayuda a conocer la Amazonía”

El futuro de la Iglesia (también el de las nuestras) no pasa por agrupar o cerrar parroquias en función del número real o previsible de curas solo célibes, sino por promover comunidades misioneras, por pequeñas y avejentadas que puedan estar; atentas a la comunión eclesial entre todas ellas y, por tanto, dispuestas a ayudarse unas a otras; promotoras de la ministerialidad laical y de los equipos correspondientes en las áreas del anuncio, de la celebración y de la caridad con justicia y, por supuesto, presididas por este nuevo modelo de cura, casado o no, que -aparcando la obsesión resacralizadora- deja de ser el pivote por cuyas manos ha de pasar todo y asume ser el barquero ocupado en facilitar el tránsito de una larga infancia a una deseada adultez, cristiana, eclesial y ministerial.

Finalmente, en este Sínodo se va a recuperar una forma de gobierno que, por más que a muchos pueda parecer “revolucionaria”, es muy tradicional: las comunidades proponen alternativas y vías de solución a sus problemas que el Papa ratifica, si lo estima procedente. A la luz de esta praxis (“de abajo arriba”), puede abrirse un tiempo en el que se incremente el número de las iglesias que quieran diagnosticar su situación y debatir sus planes de actuación para los próximos años. Alemania ha decidido encaminarse por esta senda.

¿Para cuándo lo harán los obispos españoles o, al menos, los del País Vasco? No pierdo la esperanza de que algo parecido acontezca entre nosotros; aunque, vistas las decisiones que últimamente se están tomando en las diócesis de San Sebastián y Bilbao de orden económico e inmobiliario (y el modo como se ha procedido), haya quien entienda que estoy pidiendo peras al olmo y que lo mejor es continuar en un plácido y condescendiente exilio interior con el modelo de “iglesia neoliberal” puesto en marcha.

Iglesia pueblo de Dios
Iglesia pueblo de Dios Cerezo

http://www.religiondigital.org

El opio del pueblo no es la religión, sino la visión de género (gender) que se oculta en ella


Ésta es M. Navarro. Algo tiene que aprender la iglesia de (con) ella

06.07.2019

Navarro Puerto, Mercedes

La revista 21 acaba de publicar una semblanza biográfico-teológica de M. Navarro, una de las teólogas cristianas (católicas) más significativas del momento actual: https://www.21rs.es/es/revista21/3937_Teologia-en-salida-Mercedes-Navarro.html

Mercedes Navaro es quizá la voz y referencia más significativa sobre “eso” que algunos llaman la ideología de género, una especie de mantra de la ideología oficial de algunas iglesias…, repetido pero no razonado ni justificado, como signo del miedo que algunos jerarcas de las iglesias tienen a la mujer real, porque el problema real no es la ideología de género de las mujeres, sino de (algunos, muchos) varones, según el evangelio. 

Así se puede condensan el proyecto teológico-cristiano de M. Navarro, nacido de su opción por la vida, por la liberación de todos los hombres y mujeres, por la mujer, desde un fondo radicalmente cristiano:

Apuesto conscientemente por el poder y la fuerza de las ideas. Las personas que piensan, los sistemas alternativos de pensamiento mueven incluso la economía, siguen siendo considerados peligrosos.

              M. Navarro, es religiosa de la Congregación de Mercedarias de la Caridad, doctora en Psicología por la Universidad Pontificia de Salamanca y en Teología Bíblica por la Gregoriana de Roma. Ha enseñado Psicología y Teología en la Pontificia de Salamanca, pero tras ser vetada trabaja en ambos campos, de un modo “libre”, como freelancer, dentro de la Iglesia.

Resultado de imagen de Las siete Palabra se Mercedes Navarro

Es miembro fundador de la Asociación de Teólogas Españolas y de la de Mujeres Europeas para la Investigación Teológica.  Preside y dirige (con otras teólogas europeas y americanas) el proyecto internacional Biblia y Mujeres, la obra mundial más ambiciosa sobre el temade la Escritura Judeo-cristiana, que se viene publicando en alemán, inglés, castellano e italiano, y que constará de 21 volúmenes, de los cuales han sido ya publicados ocho (edición castellana en Verbo Divino, Estella). 

El año 2017 ha recibido, con Rebeka Anic, el premio que la Fundación H. Haag de Lucerna, Suiza, para teólogos muy significativos en el campo de la investigación al servicio de la libertad (como L. Boff y E. Drewermann, E. Zenger y K. J. Kuschel). El premio recayó ese año “en dos mujeres que han sobresalido en el estudio y compromiso a favor de la igualdad de hombres y mujeres en la iglesia, desde una perspectiva académica y de testimonio evangélico y social”, como puso de relieve, en su Laudatio la Prof. Dr. I. Fischer, Vice‒Rectora de la Universidad de Graz, Austria:

Me alegra mucho proclamar esta Laudatio y entregar el Premio de la Fundación H. Haag 2017 a Mercedes Navarro Puerto y Rebeka Anic, mujeres y científicas a las que han vetado la docencia en instituciones de formación teológica…  Las dos pertenecen a congregaciones religiosas de mujeres, puestas bajo presión por las Instituciones oficiales de Enseñanza en la Iglesia Católica, de manera que deben trabajar fuera de ella, en el campo de la Sociología (R. Anic) y de la psicoterapia (M. Navarro).  Las dos son   mártires o testigos en el sentido original de la palabra. 

Mercedes Navarro Puerto fue denunciada por su forma de entender la “ordenación”, es decir, el acceso a los ministerios, a partir de unas declaraciones orales en un periódico español. Sus denunciantes lograron imponer su criterio sobre la autoridades eclesiásticas, de manera que, sin poderse defender de un modo adecuado, se le cerraron las puertas para una enseñanza teológica…

            Ella ha trabajado de un modo ejemplar en el desarrollo de una teología feminista, participando en la publicación de varias colección de libros de teología bíblica, en línea feminista en España. Es además, redactora jefe de la sección española de gran proyecto de investigación titulado “Biblia y Mujeres”, impartiendo cursos monográficos en diversas universidades españolas, pero fuera del campo académico de la iglesia.

Mercedes Navarro tiene actualmente  gran autoridad en la psicología religiosa, en la teología feminista y en el estudio de los evangelios, como muestra su Guía de Lectura del Evangelio de Marcos (Estella 2006), donde se cruzan y fecundan varias líneas de interpretación: exégesis feminista, lectura narratológica y análisis psicológico, al servicio de la iluminación del texto y del surgimiento de la experiencia cristiana. Estos factores, unidos a la capacidad crítica de la autora.  Desde ese fondo se entiende su compromiso al servicio de la interpretación y transformación feminista de la Iglesia. A su juicio:

«El “opio del pueblo” no es la religión como tal, ni mucho menos el cristianismo originario,   sino la visión de género (gender) que se oculta en ella, la violencia simbólica de la dominación masculina que atraviesa las religiones, en la línea de un Dios patriarcal. El feminismo crítico pretende desalienar las religiones de esa violencia simbólica del género para que no se convierta en el opio del pueblo. A mi modo de ver, el problema no reside en si las religiones son salvables, sino en si somos capaces de entenderlas y situarlas como el producto histórico que son, para decidir en esa misma medida qué queremos y podemos hacer con sus diferentes elementos».

«Las religiones establecen teóricamente el valor del individuo reconocen la importancia de cada sujeto en la construcción social y política. En su práctica, sin embargo, predomina la discriminación de género. Las estrategias son la resistencia consciente, libre y activa, dado que vivimos tiempos de fuerte involución social, política y religiosa… Por eso me sigo preguntando con preocupación ¿dónde están las teólogas en Europa?, ¿dónde se apuesta de verdad por ellas?, ¿dónde se divulgan y estudian sus obras…? ¿Dónde se ven sus contribuciones en las teologías?, ¿dónde están los grandes puestos académicos para ellas, los foros de discusión…? No dejo de sospechar que hay poderosos intereses detrás».

En esa línea, M. Navarro vincula el estudio riguroso de la Biblia y el compromiso a favor de la liberación de la mujer. Ella, y otras muchas mujeres con las que colabora, son quizá el signo más prometedor del pensamiento cristiano en la actualidad.

Marcos

Resumió hace ya tiempo las claves de la primera parte de su vida en Las 7 palabras de Mercedes Navarro (Madrid 1996) y ha dirigido numerosos proyectos y obras en colaboración. Entre sus obras de estudio bíblico:

María, la mujer: ensayo psicológico-bíblico (Madrid 1987)

Psicología y mística: Las moradas de Santa Teresa (Madrid 1992)

Barro y aliento. Exégesis y antropología teológica de Gen 2-3 (Madrid 1993);

Ungido para la vida. Exégesis narrativa de Mc 14,3-9 y Jn 12,1-8 (Estella 1999);

 El Evangelio de Marcos (Estella 2006)

Cuando la Biblia cuenta: claves de la narrativa bíblica (Madrid 2003);

Jesús y su sombra. El mal, las sombras, lo desconocido y amenazante en el evangelio de Marcos, Verbo Divino, Estella 2017. 

(Xabier Pikaza)

Mercedes Navarro Puerto (Jerez, España, 1951) es doctora en Psicología y Teología y licenciada en Ciencias Bíblicas. Docente de Antiguo Testamento en la Universidad Pontificia de Salamanca, y de Psicología y Religión en la Facultad de Psicología. 

Cofundadora y expresidenta de la Asociación de Teólogas Españolas (ATE), cofundadora de la Escuela de Teología Feminista de Andalucía (EFETA) y miembro de la Asociación Europea de Mujeres para la Investigación Teológica (ESWTR) y de la Asociación Bíblica Española (ABE). Actualmente es directora general para el área hispana del proyecto editorial “La Biblia y las mujeres”, editado por Editorial Verbo Divino.

http://www.religiondigital.org/el_blog_de_x-_pikaza/pueblo-religion-vision-genero-gender_7_2137656215.html

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: