“No hay nada que pueda contra la voluntad de un pueblo a resistir”


VIRGINIA BENEDETTO, SOBRE LA REVOLUCIÓN DE LAS MUJERES EN KURDISTÁN

  • La reportera gráfica estuvo un mes en un territorio arrasado por la guerra, de donde emergió, desde la montaña, un movimiento liderado por mujeres. El resultado visible: la muestra que se exhibe hasta el viernes en la Legislatura provincial.
8-A-DSC_3911.jpg

La reportera gráfica en la presentación de su muestra, el miércoles en la Legislatura santafesina.

Foto: Luis Cetraro.

Nancy Balza

nbalza@ellitoral.com

Tres años le llevó a Virginia Benedetto, reportera gráfica, docente y documentalista, preparar su viaje a Kurdistán, “la etnia sin Estado”. Un mes permaneció en ese territorio asolado por la guerra, retratando y aprehendiendo la vida de su pueblo perseguido. Mucho más tiempo lleva elaborando esa experiencia que la conmovió y que aún sigue procesando para sus adentros. El resultado de aquella travesía es “Soresa Jinê, la revolución de las mujeres”, la muestra fotográfica que la Legislatura santafesina habilitó al público el último miércoles, por iniciativa del diputado Rubén Galassi, y que permanecerá abierta al público hasta el 31 de mayo.

“Volví en noviembre: parece mucho pero es poco para procesar todo aquello”, contó a este diario en horas previas a la inauguración. Y deja, en una frase, apenas una de las tantas convicciones que trajo en el equipaje: “La revolución de las mujeres es la revolución de este siglo”.

—¿Qué significa “Soresa Jinê”?

—La revolución de las mujeres, en kurdo.

—¿Aprendiste el idioma para viajar?

—No, aprendí sólo algunas palabras que tenían que ver con el respeto por llegar a una cultura diferente, sobre los modos de saludar, de agradecer, de comprender cuando hay una situación de peligro: “tengo hambre”, “tengo sed”, “tengo miedo”.

—¿Tuviste que usar la expresión “tengo miedo” en algún momento?

—No la usé directamente pero sí lo he sentido. Turquía tiene una política de opresión continua contra el pueblo kurdo y utiliza toda la tecnología disponible para destruirlo. Utilizan los drones que detectan el movimiento y en menos de diez minutos despega sus aviones de guerra y bombardea. Esas son situaciones de tensión. Por otro lado, esta revolución es a nivel de la cabeza, a nivel subjetivo; es enfrentar el miedo de otra manera. A pesar de estar en esa situación de riesgo, se sigue adelante, tomando recaudos -por supuesto-, pero sin dejar que el miedo entre en la cabeza. Es lo más importante para enfrentar esas situaciones de tensión. Al principio era mucho más difícil para mí incorporar eso porque, desde el primer día que llegué, teníamos los drones encima. Pero con el paso de los días y viendo que la gente sigue adelante, lo empecé a incorporar de otra manera. No significa que no sienta el peligro.

—¿Cómo se gestó este proyecto?

—Me enteré de que en Kurdistán había una revolución y que las mujeres eran las protagonistas. Conocí el proceso de la revolución cubana, porque me sentí identificada políticamente, pero no me da la edad para haber vivido esa época. Después de este viaje, tengo la certeza de que la revolución de las mujeres es la revolución de este siglo. No solamente en Kurdistán sino en todos los espacios en que nos estamos organizando.

—¿Cómo te preparaste para el viaje?

—Tuve que investigar, generar contactos, ganarme la confianza para hacer un trabajo que muestra aquello que es posible sin poner en riesgo el proceso que se está desarrollando. Había que generar una confianza para ingresar a esos lugares. Fue un proyecto de tres años para un viaje que se cayó dos veces, porque no se podía ingresar por los bombardeos. Y la última vez decidí que lo iba a hacer como fuera. Y así fue.

—¿Cuánto tiempo estuviste allá?

—Estuve un mes.

—¿Qué alcanzaste a “absorber” de esa cultura?

—Todavía estoy procesando muchas cosas de las que viví. Puedo decir que Kurdistán es una sociedad en términos diferentes del capitalismo, distinta del modo en el que generalmente vivimos. Por otro lado, me quedé con la certeza de que no hay nada que pueda contra la voluntad de un pueblo. Nada. Ni siquiera los bombardeos, las masacres, los genocidios. Cuando un pueblo está decidido a resistir, no hay nada que pueda contra eso. Es lo más potente de todo. Creo que Kurdistán es un ejemplo de eso; es un pueblo que históricamente ha sido asediado, bombardeado, masacrado. En la región conviven diferentes pueblos y la idea es que convivan entre sí; no que se adapten a la idiosincrasia kurda, sino que cada uno viva como era antes de la formación del Estado turco. Dentro de la región de Turquía viven 20 millones de kurdos de los 40 millones que son en total, y no plantean la destrucción del Estado turco sino vivir de acuerdo a su cultura, su idioma y su religión. Porque todo eso fue prohibido, tuvieron una política de aniquilación donde les negaron su historia. Este movimiento kurdo es la vanguardia de otros pueblos que habitan esta región: asirios, yazidíes, árabes. Y su objetivo es vivir bajo el régimen político del Confederalismo Democrático que tiene cuatro líneas bien marcadas: el protagonismo de las mujeres, la naturaleza, la convivencia de diferentes culturas y religiones, y la autodefensa. Pero tienen dos frentes abiertos: uno es el frente islámico, que tampoco tolera nada por fuera de su ideología, y el otro es el Estado turco.

—En todo ese contexto, ¿cuál es la situación de las mujeres?

—En el contexto previo a la revolución era una situación de opresión: las mujeres no podían salir de su casa ni estudiar, y esperaban a que viniera un marido a decirles lo que tenían que hacer, como antes lo habían hecho sus padres y hermanos. La revolución transformó esa concepción de la vida, rompió con el patriarcado y con algunas cuestiones naturalizadas. Por supuesto que es un proceso. Siempre recuerdo el caso de una mujer que es del pueblo Yazidí, que vivió 74 genocidios. Ella fue esclava del ISIS, asesinaron a sus cuatro hijos, venía de una vida muy opresiva y cuando las fuerzas de autodefensa kurdas entraron a defender al pueblo de la masacre de miles de muertos y bombardeos que dejó el ISIS, dijo: “Desde que conocí el movimiento de mujeres, sé que ningún hombre tiene que decirme cómo tengo que vivir”. Ese ejemplo me pareció muy gráfico para pensar cómo esa revolución, que surge en las montañas, se traduce al resto de la población. La educación se piensa bajo un pensamiento libre y con mucho desarrollo de teatro y literatura, para que se expresen niños y niñas que viven “muy para adentro” en un contexto de guerra. Todo está pensado por el bien de la sociedad.

8-B-2.jpg

Ciudad de Kobane, en el Kurdistán sirio, destruida por el ataque del autodenominado Estado Islámico y Turco, y liberada por las fuerzas de autodefensa kurdas. Foto: Gentileza Virginia Benedetto.

—Decís que éste es el siglo de las mujeres y que te quedaste pensando en muchas cosas que viviste en Kurdistán, antes de volver al país donde el tema género está en un primer plano. ¿Podés hacer un paralelismo entre los dos lugares?

—Sí, primero que ellas saben qué es lo que sucede en todos los lugares del mundo, porque estudian todos los movimientos de mujeres del mundo. Saben perfectamente lo que sucede en la Argentina. De hecho, cuando saqué allá el pañuelo verde (símbolo de la Lucha por el Aborto legal, seguro y gratuito), una de ellas me dijo en castellano “Ni una menos”. Creo que el paralelismo fundamental tiene que ver con que la lucha es contra el patriarcado, que es un sistema y está en todos lados. Y otro es la solidaridad entre los pueblos, algo que se hace necesario. No hay otro modo.

—¿Cómo se ubica el varón ante esa revolución de las mujeres?

—El hombre construye esa revolución junto a las mujeres. Los hombres y las mujeres se interrogan sobre sus prácticas, no únicamente las políticas, sino también las individuales que también son políticas. Un miliciano que está hace 20 años luchando en la montaña tiene que interrogarse sobre su relación con su hermana, con su madre. Y es un ejercicio colectivo. Nunca un problema es del individuo en sí, sino de la sociedad a la que pertenece ese individuo. No tienen, en general, una política punitivista: si un hombre ejerce violencia de género sobre una mujer, tiene la obligación de formarse en género. Si ese hombre no lo cumple y vuelve a cometer un acto de violencia hacia su compañera, es expulsado de su casa. Es el hombre el que tiene que irse de la casa. Y las fuerzas de autodefensa garantizan que eso ocurra.

—¿Qué es lo que mostrás a través de tus fotos?

—La idea es mostrar la lucha de las mujeres kurdas desde un lugar de resistencia. Por supuesto que los lugares de destrucción están, viven en un contexto de guerra y lo que padecen es terrible. Nosotros no lo podemos dimensionar: la guerra es avasallante y no hay modo de transmitir sus marcas. Pero ante todo eso hay una alternativa de Confederalismo Democrático, que es un proyecto de paz para Medio Oriente. Ellas lo piensan desde ese lugar, de proponer una forma de vida de paz para Medio Oriente. Mi trabajo muestra a las mujeres desde un lugar de resistencia, de cómo se organizan y no únicamente desde este contexto de la guerra o con un fusil, como se ha hecho, para ligarla al terrorismo. Por supuesto que están, pero la autodefensa es, para ellas, algo que va mucho más allá de la lucha armada, que es una consecuencia del contexto de guerra en que viven.

PERSONAL

—¿Estás pensando en otro proyecto?

—Sí, vinculado con las mujeres, con la tierra.

—Lo tuyo va más allá del trabajo como reportera gráfica.

—Trabajo como fotoperiodista, pero tengo además una mirada documentalista. Me interesa la fotografía desde la vertiente que pensó a la fotografía como una herramienta de denuncia y transformación, y de poner voz en quienes no la tienen. Hice el camino del Che Guevara por La Higuera, en Bolivia, y trabajé con el conflicto mapuche antes y después de (la muerte de) Santiago (Maldonado). Además, trabajo como docente y trato de construir con los estudiantes un conocimiento que vaya más allá de lo establecido institucionalmente con la idea de que uno no pase de largo por la vida. Por supuesto que estos trabajos dejan marcas, nada es inocuo. Pero creo que esas marcas valen la pena.

—¿Qué significa la fotografía para vos?

—La Asociación de Reporteros Gráficos hizo una entrevista hace algunos años a Osvaldo Bayer, un 24 de marzo, para que hable del lugar de la fotografía y él dijo: “La fotografía es la memoria eterna”. Y me pareció tan gráfico, además de que lo admiro profundamente. La fotografía es historia y, al serlo, hay un compromiso ético mayor de cómo se cuenta esa historia y es el lugar desde donde uno se para y de la sociedad que quiere construir.

HASTA EL 31

La muestra “Soresa Jinê, la revolución de las mujeres” va a estar expuesta en el hall de la Legislatura provincial (General López 3055) hasta el próximo 31 de mayo.

8-C-4.jpg

Cooperativa de pan donde trabajan las mujeres en el Kurdistán iraquí

Foto: Gentileza Virginia Benedetto.

CONTEXTO

La reseña que acompaña la presentación indica que los kurdos constituyen un pueblo perseguido y prohibido por la cultura dominante y patriarcal de Turquía y también por ISIS. Son una nación de más de 40 millones de personas, sin territorio (les fue arrebatado), que se ubica entre Siria, Irak, Irán y Turquía, e intenta mantener viva su cultura, habitando en las montañas y apelando a la autodefensa.

El modo de organización política es el Confederalismo Democrático, régimen político que tiene líneas fundamentales: el protagonismo de las mujeres, la autodefensa, la convivencia de las diferentes culturas y religiones, y la ecología. En lo económico la organización es comunitaria y está sujeta a las necesidades de la sociedad en la que viven.

http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2019/05/25/politica/POLI-09.html

VIDEO. LA VIOLENCIA EN AMERICA LATINA


Santiago Agrelo”No llores por los pobres: llora por sus verdugos”


Santiago Agrelo
Santiago Agrelo
“Hoy, frente a las costas de Túnez, se han ahogado 70 emigrantes”
“Si lo ves en los emigrantes, el corazón se te encoge de pena porque, en ellos, todavía continuamos atormentado y crucificando a nuestro Señor”
“Esa misma bondad, la misma misericordia, la misma fidelidad, que son la esperanza de los pobres, harán justicia de quienes sin piedad los condenan hoy a muerte”

11.05.2019 Santiago Agrelo

Hace seis años, en el domingo del Buen Pastor, hacíamos memoria de tres emigrantes muertos en el mar que separa España de Marruecos. Entonces escribí: «Si una sociedad concede más valor a la economía que a las personas, si se preocupa más de rescatar bancos que de rescatar náufragos, si pone las leyes del mercado por encima de las leyes del mar, esa sociedad habrá dejado de respetarse a sí misma, se habrá vendido a la indiferencia con que ella misma será enterrada, se habrá subido ya a la patera en la que ella misma habrá de naufragar»

Hace tres años, en torno al mismo domingo, llevábamos alimentos a los emigrantes que, en el bosque de Beliones, sobreviven mientras esperan una oportunidad para entrar en la ciudad vallada de Ceuta. Y sólo pudimos ser testigos mudos de cómo los metían en furgonetas del ejército y se los llevaban delante de nuestros ojos.

Hoy el mar ha devuelto a una playa de la provincia de Cádiz el cadáver de un adolescente, desaparecido en el naufragio de la última patera.

Hoy, frente a las costas de Túnez, se han ahogado 70 emigrantes.

Domingo del Buen Pastor. En la misa escuchamos las palabras del salmista: “La misericordia del Señor llena la tierra; la palabra del Señor hizo el cielo”. Y habremos de conjugar lágrimas de víctimas y misericordia de Dios, impotencia del creyente y memoria del poder creador de Dios.

Esa síntesis imposible para el hombre, propia del Reino de Dios, la hará en ti, Iglesia amada del Señor, el Espíritu de Cristo. Sólo él sabe aunar lágrimas y alegría, debilidad y victoria, abajamiento y enaltecimiento.

Fíjate en tu Señor, en tu Pastor. Si lo reconoces en Jesús de Nazaret, ves que se hizo siervo de todos y dio la vida por sus ovejas. Si lo contemplas en la Eucaristía, su servicio y su vida entregada se te revelan en un pan consagrado, fraccionado, repartido y comulgado. Si lo ves en ti misma, ves que todavía hace suya tu debilidad, hace suyas tus lágrimas, hace suyos tus deseos de liberación. Si lo ves en los pobres, ves que en unos es olvidado, en otros perseguido, en todos menospreciado.

Si lo ves en los emigrantes, el corazón se te encoge de pena porque, en ellos, todavía continuamos atormentado y crucificando a nuestro Señor. Es tu Señor el que es empujado a las furgonetas del ejército para ser desplazado lejos de las fronteras de un país de epulones, de amos, de dueños. Es tu Señor el que se arena cadáver en nuestras playas. Es tu Señor el que se ahoga en las aguas de nuestros mares.

Una vez más tu Señor ha sido humillado y vejado y abandonado como un no hombre, como un sin derechos, como uno de quien Dios se ha olvidado. Pero tú sabes que, en su debilidad, él es siempre tu Señor, él es siempre tu Pastor, él es el Resucitado a quien se ha dado para siempre todo poder.

Domingo del Buen Pastor

Por eso hoy confiesas con las víctimas y se lo recuerdas a los verdugos: “Sabed que el Señor es Dios, que él nos hizo y somos suyos”.

Por eso hoy tú y tus pobres y tus muertos cantaréis con el salmista: “El Señor es bueno, su misericordia es eterna, su fidelidad por todas las edades”. Vuestro salmo resonará en la catedral y en las furgonetas del ejército y en las aguas de todas las fronteras; vuestro salmo resonará en la asamblea del débil rebaño del Hijo de Dios, y en el corazón de aquellos a quienes el poder priva del derecho a un futuro digno del hombre.

Esa misma bondad, la misma misericordia, la misma fidelidad, que son la esperanza de los pobres, harán justicia de quienes sin piedad los condenan hoy a muerte.

No llores, madre Iglesia, por los pobres: llora por sus verdugos.

Emigrantes en patera

https://www.religiondigital.org/santiago_agrelo/llores-pobres-llora-verdugos_7_2120857914.html

CONDENADOS MANDOS DEL EJERCITO NACIONAL, POR MASACRE CONTRA LA COMUNIDAD DE PAZ DE SAN JOSÉ DE APARTADÓ


 Red Defensores Derechos Humanos 21 mayo, 2019

[Bogotá D.C., 20 de mayo de 2019] La Corte Suprema de condenó a 34 años de prisión a 6 miembros del Ejército Nacional de Colombia, como parte de la organización criminal que ejecuto la masacre de 8 personas, 7 de ellas integrantes de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó el 21 de febrero de 2005. Entre los condenados se encuentran el coronel ORLANDO ESPINOSA BELTRÁN (comandante de batallón), al mayor  JOSÉ FERNANDO CASTAÑO LÓPEZ (oficial S3 – operaciones) y a los suboficiales HENRY AGUDELO CUASMAYÁN ORTEGA, RICARDO BASTIDAS CANDIA, ÁNGEL MARÍA PADILLA PETRO y SABARAÍN CRUZ REINA, todos orgánicos del batallón de infantería No. 47 Francisco de Paula Vélez, responsables de los homicidios de Luis Eduardo Guerra, Beyanira Areiza Guzmán (17 años), Deiner Andrés Guerra Tuberquia (11 años), Sandra Milena Muñoz Posso, Alfonso Bolívar Tuberquia Graciano, sus hijos Natalia (de 5 años) y Santiago (de 2 años); y Alejandro Pérez Castaño.

También fueron condenados por el delito de Concierto para Delinquir Agravado, estableciendo que esta unidad militar junto a los Batallones de Contraguerrilla No. 33 “Cacique Lutaima”[1] y Bejarano Muñoz, sumados al grupo paramilitar “Héroes de Tolová”[2], bajo la planeación, coordinación y evaluación de la Brigada 17 del Ejército Nacional[3], constituyeron una empresa[4] criminal, que debe responder por los delitos ocurridos en desarrollo de la Operación Fénix, la cual fue dispuesta por la Brigada 17 en cumplimiento a las órdenes del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez, interviniendo en la cadena de mando el comandante de las FFMM general Carlos Alberto Ospina y en la región de Urabá el comandante del Comando Conjunto Caribe general Mario Montoya Uribe, bajo el argumento de responder a los hechos del “Porroso” ocurridos quince días antes en zona rural del municipio de Dabeiba, distante a más de 150 kms de la Comunidad de Paz.

La decisión establece que la empresa criminal incluyo la entrega de guías paramilitares a los diferentes batallones que estuvieron en la operación, la coordinación de comandantes paramilitares de Urabá y de mandos del Ejército pertenecientes a las unidades de la Brigada 17, el patrullaje conjunto[5], el uso de testigos falsos por parte del Ejército y el Gobierno Nacional[6], pagados por mandos paramilitares, con el fin de desviar las investigaciones y proteger el aparato  criminal. La justicia esta en mora de establecer la contribución necesaria a la existencia y funcionamiento del aparato criminal del  expresidente Uribe Vélezministro de defensa Alberto Uribe Echavarría, el Comandante del Ejército Nacional general Reynaldo Castellanos, comandante Carlos Alberto Ospina Ovalle y el hoy embajador en EEUU Francisco Santos.

Ha quedado establecida la articulación, operatividad y comunicaciones entre paras y Ejército fue premeditada y a nivel de mandos, el uso de guías paramilitares en la operación militar y el ocultamiento de su existencia ante la justicia, la selección a solicitud del Ejército de personal paramilitar especialista en la guerra, el patrullaje conjunto y  la alteración de las coordenadas  de las tropas para facilitar la coordinación paramilitar. La Sentencia concluye que existió un accionar conjunto militar y paramilitar, tal como lo ha denunciado históricamente mediante las constancias públicas la Comunidad de Paz.

Es alarmante, a pesar de las conclusiones de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, constatar como la Fiscalía General de la Nación, desde hace 6 años suspendió toda actuación contra los mandos de la Brigada 17 y batallones participes, favoreciendo con la impunidad a los  Coroneles José Orlando Acosta Celis (Jefe de Operaciones de la BR17), José Fernando Castro (Jefe de Inteligencia de la BR17) y Néstor Iván Duque (Comandante batallón Bejarano Muñoz), así como al General Héctor Jaime Fandiño (Comandante BR17).

La Comunidad de Paz hoy registra 307 víctimas fatales directas y en su entorno, la Brigada 17 durante más de 20 años ha incurrido en todas las maniobras posibles para exterminar la Comunidad, la última, en una acto de silenciamiento, en la que presento una acción de tutela contra la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, para que no vuelva a denunciar las sistemáticas violaciones a los derechos humanos del Ejército Nacional en Urabá. Esta acción judicial hoy es objeto de revisión por la Corte Constitucional.

Catorce años después, se establece judicialmente la verdad que siempre ha defendido la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, y con tanta vehemencia pretendieron ocultar los responsables de los crímenes. Ello gracias a su fuerza y resistencia por la vida, así como al acompañamiento incondicional de mujeres, hombres y organizaciones activistas de los derechos humanos y la solidaridad nacional e internacional a esta Comunidad.

Ver Sentencia completa


[1] “El 20 de febrero de 2005, fue testigo de una comunicación por radio entre el paramilitar alias «Cuatro-Cuatro”, que iba con ellos, y alias «Melaza”, quien acompañaba como guía a las tropas de la Compañía ALACRÁN del Batallón 33 Cacique Lutaima del Ejército Nacional que se movilizaban por la margen contraía (sic) del Río Mulatos, a raíz de la cual el Capitán Gordillo habló con el Capitán Omaña García,  comandante  de  este último grupo de militares también convocados a la Operación FENIX, y éste le confirmó que él ya estaba al tanto de que con aquél patrullaban miembros de las AUC…”

[2] “Esa tropa se concentró en Nueva Antioquia en espera de la llegada de su líder, y el 18 de febrero 2005, con dos guías civiles (alias «Jonás’ y alias «Ratón”), iniciaron su recorrido hasta llegar al sitio conocido como «Cerro Castañeda”, donde se les unieron cerca de cincuenta integrantes del bloque «Héroes de Tolová” de las AUC uniformados y con material de guerra (fusiles y granadas) con quienes, por coordinaciones previas, debían patrullar conjuntamente”.

[3] “17.8. No puede dejar la Sala de referirse a la confesión del también procesado Jorge Humberto Milanés Vega —oficial que llevaba el mando de Anzoátegui 1—, quien tanto en su injurada como en su versión ante la Procuraduría General , confirma: (i) el encuentro con los integrantes de las AUC; (ii) el uso de dos guías ajenos a la institución, que por orden de los comandantes de Batallón o de Brigadalos acompañaban —aclaró que no se trataba de soldados campesinos— y que fueron llevados a Nueva Antioquia por CASTAÑO LÓPEZ; (iii) la comunicación o diálogos que observó entre las AUC y Gordillo Sánchez, lo mismo que del ST. Jaramillo Giraldo para con aquéllos; y (iv) el patrullaje conjunto con los miembros del grupo armado ilegal, a raíz del cual ocurrieron los homicidios aquí conocidos.”

[4] Vale la pena precisar aquí que al ser el delito de concierto para delinquir de mera conducta por cuanto para su cristalización no exige un determinado resultado, esa adhesión consciente y voluntaria a la empresa ilícita ya establecida o constituida, esto es, al grupo armado ilegal, implica que los nuevos integrantes de la agremiación son coautores propios, igual que ya lo eran sus predecesores, porque unos y otros realizaron o recorrieron de manera íntegra la correspondiente hipótesis típica

[5] “Esa tropa se concentró en Nueva Antioquia en espera de la llegada de su líder, y el 18 de febrero 2005, con dos guías civiles (alias «Jonás’ y alias «Ratón”), iniciaron su recorrido hasta llegar al sitio conocido como «Cerro Castañeda”, donde se les unieron cerca de cincuenta integrantes del bloque «Héroes de Tolová” de las AUC uniformados y con material de guerra (fusiles y granadas) con quienes, por coordinaciones previas, debían patrullar conjuntamente”.

[6] Héver Veloza García, alias “HH” —en declaración ante la Procuraduría debidamente trasladada—, indicó que a través de uno de sus subalternos se enteró que mandos superiores del Ejército Nacional, habían solicitado que se ultimara a alias “Melaza” —Cano Arteaga— porque éste había puesto al descubierto la connivencia de las AUC con las tropas legales para la ejecución del operativo realizado en febrero de 2005, y que así mismo mandos de la institución castrense, poco después de esos hechos, solicitaron dinero para “sobornar” testigos con el fin de inculpar a la subversión de las muertes ocurridas con ocasión de la maniobra militar

http://www.dhcolombia.com/2019/05/21/condenados-mandos-del-ejercito-nacional-por-masacre-contra-la-comunidad-de-paz-de-san-jose-de-apartado/

AFRICA: Asesinan a sacerdote que dirigía un instituto para ciegos


Redacción ACI Prensa

1.5K

La agencia vaticana Fides informó del asesinato del P. Landry Ibil Ikwel el domingo 19 de mayo en la ciudad de Beira en Mozambique, África.Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

Agata@1Ragata

Ks. Landry Ibil Ikwel
34 lata

W 2016r przyjął święcenia. Wyjechał na misje do Mozambiku. Był dyrektorem instytutu dla niewidomych w mieście Beira.

W niedzielę nieznani sprawcy zaatakowali go maczetą. To dziesiąty kapłan zabity na świecie od początku roku. #TylkoPowiedzWszystkim109:08 – 21 may. 2019Ver los otros Tweets de AgataInformación y privacidad de Twitter Ads

En una nota publicada este martes 21, Fides señala que el sacerdote de 34 años fue atacado con un machete en su comunidad. Herido fue llevado a un hospital y falleció allí.

La policía ya investiga el asesinato del sacerdote que pertenecía a la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y María.

“Unimos nuestros corazones al de nuestros hermanos y hermanas en África en el dolor de la oración y en la confianza de Jesús, que ha muerto violentamente en la cruz perdonando a sus agresores. Pedimos al Señor que, donde sea que la muerte busque prevalecer, prevalga finalmente la vida”, señala un comunicado de la congregación enviado a Fides.

El P. Landry ingresó en el noviciado en el año 2008 y fue ordenado sacerdote el 7 de febrero de 2016 en Kinshasa, en la República Democrática del Congo.

Servía como director del Instituto para Ciegos en Beira, una organización que tenía como misión la formación, rehabilitación, educación e integración social de niños, jóvenes y adultos ciegos.

El sacerdote decía que el instituto que dirigía era su “testimonio elocuente de nuestra opción preferencial por los pobres” donde “la dinámica misionera hoy nos invita a ir a las periferias”.

“Creemos que el trabajo de la congregación en el instituto es una respuesta concreta a esta llamada. Este trabajo es un gran desafío para la misión de hoy”, señaló el P. Landry.

Vatican News señala que el P. Landry es el décimo sacerdote asesinado en lo que va este año.

https://www.aciprensa.com/noticias/asesinan-a-sacerdote-que-dirigia-un-instituto-para-ciegos-90082?fbclid=IwAR0qESRZS8SmgzjJZgm79Vyz5Jes67DAKW1xxsPvGLxFzUXUuL9hJlW1crw

¿Colombia de regreso al régimen del odio?


Manuel Humberto Restrepo Domínguez

La polarización, convertida en la estrategia central del partido de gobierno, vuelve a hacer su aparición con todas sus herramientas mediáticas y de intimidación, para tratar de dividir a la gran mayoría de la población, que como una sola masa padeció pasivamente el horror de la guerra y fue la victima de sus terribles consecuencias.

El gobierno con cada hecho de vulneración que propicia o produce debilita el tejido social, crea impotencia generalizada, hace celebrar a pocos y subir a muchos, cuando con arrogancia arremete contra la Paz pactada, que ha sido sin lugar a dudas la mejor obra colectiva del siglo XX. Tres generaciones derrotadas por la guerra siguen creyendo que su esfuerzo de generosidad y perdón vale la pena y que los tiempos de la paz estable y duradera aun es posible y hay que empezar a formular políticas y destinar recursos, aunque todo tienda a derrumbarse, a causa de un hombre, un trino, un partido, un gobernante, que lo empañan todo, oscurecen el ánimo, crispan el ambiente e impiden ver la luz que asoma al final del túnel.

Colombia está siendo arrastrada hacia un momento de vacío, de patria autista, enajenada, movida por pasiones y emociones de un reality real, en el que la gente común es apenas parte de un experimento de estructura nazi movida por cifras y cálculos, que instalan la sensación de que el país es como lo pinta el gobierno y la verdad como la dice el partido de gobierno, presuroso en regresar al país al tránsito entre el medioevo a la modernidad, con la gente del común, condenada a permanecer en el medioevo a merced del régimen del odio, que le impida lograr su anhelo por un digno vivir, con derechos, garantías y libertades, como ocurre en la sociedad moderna, con el estado de su lado y no contra ella, no convertido en su verdugo, ni en su juez aliado de su injusticia.

Los obreros, como hace varios siglos, tienden a quedar a merced de Tratados de Libre Comercio, que acabarán por inundar de mercancías de costo casi cero todos los mercados locales de plaza y de almacén, y resquebrajar el sistema productivo, como ocurrió en el país vecino asediado por un bloqueo sin compasión, que no le quitó el hambre, ni le produjo una mejor democracia. La máquina de la política, asistida por la “posverdad” tiene un mercado cautivo para el odio que destruye al país, reduce a nada el valor de la vida y elimina el futuro de 8 millones de víctimas, 10 millones de campesinos, 2 millones entre estudiantes, profesores y trabajadores universitarios, además de negar la autonomía de más de 3 millones entre indígenas, afros y raizales y de otros varios millones de jóvenes sin oportunidades de empleo, ni expectativas de cambio para su destino.

El gobierno está produciendo un discurso incendiario, que no apacigua si no que ofende y llama a la camorra, al pleito, a la ofuscación y alienta de manera deliberada unas prácticas de guerra que promuevan la desesperanza, impidan la reconciliación, y se incrustan en el cuerpo débil de la sociedad y del individuo solitario y descorazonado que fácilmente caiga en su ideal de venganza creyendo que es justicia. El odio mejor que nada sabe encontrar rápidamente condiciones propicias para propagarse en todos los espacios de la vida cotidiana, en el seno de las familias que reproducen maltrato y feminicidio, en los centros escolares que incrementan el bullyng y el desprecio por los débiles, en las calles repletas de agresiones, robos, atracos y miedos a caminar, reír, mirar, a ir sin temores ni esperar humillaciones. Los sentimientos que se están distribuyendo desde el gobierno promueven el rechazo, el repudio, la discriminación y animadversión contra excluidos, marginados, victimas, reinsertados, desmovilizados, inmigrantes y empobrecidos en general, cuyo sueño de salir de la barbarie era la paz posible que los condujera de regreso a la vida con dignidad.

El país parece estar siendo conducido al regreso a los peores momentos de barbarie, con una sociedad dividida por cuenta de la mala política que alindera barras bravas a las que poco les importa la pérdida total del sentido de soberanía, la pusilanimidad de los altos funcionarios del estado, el voluntarismo del jefe del partido y del gobierno y sus arpías circundantes y no quiere entender la importancia de la poca democracia que queda. La puesta en ejercicio del modelo de gobierno, basado en la polarización, hace retroceder y como en la antigüedad revertir al país a ser esclavo de su amo del norte; como en la edad media siervo de los nobles señores propietarios de la tierra que están regresando con motosierras, notarios y técnicas del horror a completar su reforma agraria incompleta y ávida de extracción de biodiversidad y bienes minerales y energéticos, que consideran amenazada por la paz que vendrá; y como en la modernidad, la democracia es “su democracia”, la de ellos, que se proclaman la primera clase en la esfera política, sostenida en la interpretación de la ley y la justicia, que hacen ellos, y cuya capacidad hacen efectiva definiendo la verdad, el significado de ser humano, el uso del debido proceso o de su arbitrariedad para decidir quién puede vivir y quien debe morir o su espectáculo de imponer el método de muerte bien entre el escarnio y la crueldad o de manera lenta y silenciosa a causa de la precariedad. Los mensajes del gobierno están empujando al país al desastre sin retorno, a la hecatombe que le permita también el regreso al jefe del partido y del gobierno. Hay razones suficientes para entender que la paz está siendo mutilada, destrozada, y que esto empuja a la desesperanza que para salir de la patria autista podrá terminar con una rebelión pacifica sin precedentes ni destino final, pero en todo caso para impedir que el estado se vuelva a convertir en una máquina de guerra y de crueldad sin límite.

https://www.alainet.org/es/articulo/199946

Una amarga Pascua para los cristianos en China


20/05/2019 ZHANG WENSHU

El 21 de abril fue Pascua. El PCCh «celebró» el día acosando a católicos disidentes, a iglesias domésticas protestantes, e incluso a devotos de la Iglesia de las Tres Autonomías controlada por el Gobierno.

Zhang Wenshu

Se demolió el lugar de reunión de una Iglesia doméstica

El día de Pascua, la policía allanó una iglesia doméstica emplazada en el distrito de Gaoxin de la ciudad de Binzhou, en la provincia china oriental de Shandong. El lugar de reunión fue demolido por la fuerza y ​​tres creyentes fueron arrestados.

Ese día, algunos creyentes llegaron temprano a la iglesia para prepararse para las celebraciones. No obstante, de forma inesperada, fueron descubiertos por agentes de policía de patrulla. Pronto, más de 30 personas procedentes del distrito de Gaoxin —entre los que se incluían personal de seguridad pública, policía especial, el alcalde del distrito, el jefe de la estación de policía y un electricista— irrumpieron en la iglesia. Los mismos bloquearon la entrada a la iglesia, les prohibieron el paso a los peatones e impidieron el ingreso de creyentes.

Personal de seguridad pública en guardia fuera del lugar de reunión
Personal de seguridad pública en guardia fuera del lugar de reunión.

Oficiales de la policía especial armados con armas de fuego, buscaron dentro del lugar de reunión al creyente a cargo de las celebraciones, pero sin éxito. La policía arrestó a tres creyentes masculinos y dispersó a los otros en el patio de la iglesia para que fueran colectivamente vigilados. Luego, comenzaron a allanar la iglesia y confiscaron todo lo que encontraron a su paso, incluyendo biblias, muebles y un piano. Poco después, cortaron los cables eléctricos del lugar de reunión y demolieron los techos, las puertas y las ventanas. Los tres creyentes arrestados fueron posteriormente liberados, pero la congregación fue dispersada de manera efectiva. «Escuchar el ruido de puertas y ventanas siendo destrozadas nos provocó resentimiento y temor», le dijo un creyente a Bitter Winter.

Lugar de reunión de una Iglesia demolido.
Lugar de reunión de una Iglesia demolido.

Se prohibió que católicos disidentes celebraran la Pascua

Mientras que las autoridades del Vaticano interpretan el acuerdo firmado entre el Vaticano y China del 2018 en el sentido de que la Iglesia Patriótica Católica y la Iglesia Católica Clandestina deben fusionarse de manera gradual en una organización unificada leal a Roma y al régimen, el Partido Comunista Chino (PCCh) continúa acosando a los católicos que no se convirtieron en miembros de la Asociación Patriótica. Cuando los mismos se preparaban para llevar a cabo las celebraciones de Pascua, las autoridades reprimieron a varias de estas congregaciones católicas disidentes en la ciudad de Fuzhou, en la provincia suroriental de Fujian.

Un creyente católico procedente de Fuzhou le dijo a Bitter Winter que alrededor de las 8:00 de la noche del 21 de abril, más de 100 creyentes asistían a la misa de la noche de Pascua en el lugar de reunión de la Iglesia situado en el edificio de apartamentos de Dongcheng. La policía llegó y dispersó a los creyentes.

La policía estableció un puesto de control en la entrada y detuvo a los creyentes fuera de la iglesia.
La policía estableció un puesto de control en la entrada y detuvo a los creyentes fuera de la iglesia.

En la víspera de Pascua, las autoridades también movilizaron a más de 30 policías especiales y a personal de seguridad pública para impedir que la Casa de Oración Católica de Haiyan celebrara una Vigilia Pascual. Esa noche, personal de seguridad y miembros de la policía especial custodiaron dentro y fuera de la iglesia, y colocaron una cerca afuera de la entrada de la misma para evitar que los creyentes ingresaran al lugar. Un sacerdote disidente le dijo a Bitter Winter: “De las cuatro principales festividades católicas, la Pascua es la más solemne. Pero en China, no tenemos libertad religiosa, por lo que todas estas actividades han sido prohibidas”. Se informó a Bitter Winter que incluso las comunidades pertenecientes a la Iglesia de las Tres Autonomíascontroladas por el PCCh padecieron restricciones en Pascua.

A medida que la represión religiosa llevada a cabo por el PCCh continúa intensificándose, las principales festividades religiosas han sido atacadas utilizando el pretexto de «mantener la estabilidad». Los creyentes se enfrentarán a un riesgo cada vez mayor al llevar a cabo celebraciones.

Oficiales de policía de guardia en la entrada de la iglesia.
Oficiales de policía de guardia en la entrada de la iglesia.



https://es.bitterwinter.org

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: