El Vaticano responde a renuncia de superviviente a comisión


por (AP)
3/23/2017 2:56:00 PM
ROMA.- El papa Francisco está “completamente resuelto” a erradicar los abusos de la Iglesia, pero reconoció que su comisión asesora debe reagruparse tras la publicitada renuncia de la sobreviviente irlandesa Marie Collins, dijo el jueves el principal asesor del pontífice para asuntos de abusos sexuales.El cardenal Sean O’Malley dijo ante un seminario sobre protección de niños que la comisión siempre ha tenido como prioridad a “las víctimas primero” y que asegurar la participación de los sobrevivientes era un punto importante de la agenda de la sesión plenaria que el grupo tendrá a partir del viernes.

La interrogante clave que enfrenta la comisión es, “¿cómo pueden las víctimas y sobrevivientes seguir teniendo una voz fuerte en nuestra tarea y ayudarnos a guiarla?”, agregó.

Collins renunció el 1 de marzo a su puesto en la comisión, citando una “inaceptable” falta de cooperación de la oficina de doctrinas del Vaticano a la hora de aplicar las propuestas de la comisión. Su salida asestó un golpe a la credibilidad de la comisión, dejándola sin la participación de ningún superviviente, y volvió a crear dudas sobre el compromiso que tiene el Vaticano para luchar contra los abusos, cuidar a los sobrevivientes y aceptar el conocimiento de expertos que no son del clero.

Varios cardenales del Vaticano, incluido el número dos de Francisco, el cardenal Pietro Parolin, asistieron a la conferencia, así como los dirigentes de congregaciones encargados de tratar con obispos, órdenes religiosas y laicos, una señal clara de apoyo para la comisión y su trabajo. Fue notable la ausencia del cardenal Gerhard Mueller, cuya oficina es responsable de procesar casos de abuso y quien fue el principal blanco de las críticas de Collins.

Parolin llegó a la conferencia para escuchar una evaluación devastadora de los efectos que el abuso ha tenido en la credibilidad de la Iglesia católica en Australia, donde la investigación de una comisión real reveló que un 7% de sacerdotes católicos había sido acusado de molestar a unos 4,444 niños entre 1980 y 2015.

“Seguro, podría ocurrir en otras instituciones. Seguro que ocurre en familias, Pero el hecho que ocurrió en la Iglesia católica dice algo sobre la corrupción en la Iglesia católica”, dijo Francis Sullivan, jefe del concilio de obispos australianos, que está coordinando la respuesta de la Iglesia a la investigación de la comisión real. “Tenemos que aceptar ese cáncer”.

http://www.el-mexicano.com.mx/informacion/noticias/1/1/internacional/2017/03/23/1020746/el-vaticano-responde-a-renuncia-de-superviviente-a-comision

UN CASO DE PEDOFILIA QUE AFECTA AL PAPA FRANCISCO EN ARGENTINA


21 de marzo de 2017  Martin Boudot, Daphné Gastaldi, Mathieu Martinière, Mathieu Périsse et Antton Rouget
 
 
En el 2010,  mientras era Arzobispo de Buenos Aires, el papa encargó una contra-encuesta para declarar inocente a un famoso sacerdote condenado por pedofilia.
Por primera vez, un juez argentino confirma a “Mediapart” y  “Cash Investigation” que ha sido objeto de intento de manipulación por parte de la Iglesia.
 
 
“Tolerancia cero”, es lo que se dice oficialmente. En plena tormenta de las revelaciones de los casos de pedofilia relativos al clero francés, el Vaticano  no cesa de recalcar con insistencia su intransigencia sobre el tema. Sin embargo, un reportaje en conjunto con  “Mediapart” y  “Cash Investigation” demuestra que varios altos responsables de la Iglesia Católica han encubierto o defendido  a sacerdotes acusados de actos de pedofilia. Algunos de estos responsables, remecen los mullidos pasillos del Vaticano.
 
Así es la actitud del Jefe de la Iglesia católica, el Papa Franciso. Cuando era arzobispo de Buenos Aires y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, el cardenal – que llegará a ser el primer papa sudamericano en marzo del 2013 – participó activamente en una operación de «lobby»  para defender a un famoso sacerdote de su país, el padre Grassi, finalmente condenado en el 2009 a 15 años de cárcel por haber agredido a dos niños.
 
Dicho fallo tuvo una resonancia nacional porque Julio Grassi fue durante mucho tiempo una verdadera « estrella » un su país natal. Un sacerdote moderno, mediático y muy influyente. A lo largo de su vida, estableció relaciones en los más altos círculos  políticos, económicos y culturales.  Hábil comunicador, el padre Grassi, envuelto en su traje de cura fue el centro de atención de las emisiones de la televisión nacional, animaba su propia emisión de radio y apadrinó varias misiones caritativas, soñando con encarnar  esta Iglesia llena de virtudes.
 
En el 2002, después de varias denuncias amordazadas desde el principio, la célebre emisión de encuesta « Telenoche Investiga »  cortó por lo sano sobre las prácticas vergonzosas del religioso modelo: Julio Grassi es claramente puesto en tela de juicio por haber agredido a menores de la fundación «  Felices los Niños » que había creado en 1993.
 
En medio del reportaje, el testimonio de « Gabriel », violado a la edad de 15 anos,  desencadena el mayor escándalo de pedofilia de la Iglesia en Argentina. Hoy día, el joven vive todavía recluido en los suburbios de Buenos Aires por miedo a las represalias. “He recibido amenazas y hay pruebas” declaró en una entrevista otorgada a nuestros colegas de “Cash Investigation”. “Hubo gente que entró por la fuerza en mi casa, rompieron la puerta. Me robaron objetos personales pero también documentos que habrían podido servirme durante el proceso Grassi. Al final la justicia se vio obligada de intervenir por mi seguridad: me colocaron en un programa de protección de testigos antes del proceso.”
 
La violencia del combate judicial ha marcado también profundamente a “Gabriel”. Desde el inicio del caso, Julio Grassi, contrató a los mejores abogados, en total más de 20, que adoptaron una defensa particularmente agresiva. Frente a las víctimas, el famoso sacerdote, pudo también contar con el apoyo indefectible de su jerarquía. “La actitud del Papa desde el 2002, cuando era cardenal hasta hoy en día, facilitó la impunidad de Grassi”, acusa el abogado de las víctimas, Juan Pablo Gallego. “Si Bergoglio estaba de acuerdo con la doctrina de la Iglesia,  ya bajo Benedicto XVI, hacía mucho tiempo ya que Grassi habría sido alejado, reducido al estado laico, y no habría podido seguir formando parte de la Iglesia Católica.”
 
Hay algo peor que esta pasividad culpable: en el 2010, luego de la primera condena del célebre sacerdote, la iglesia argentina emprendió incluso una contra-investigación que apuntaba a disculpar al prelado. Redactado por Marcelo Sancinetti, un jurista de renombre que enseña el derecho penal en la Universidad de Buenos Aires, el documento titulado “Estudios sobre el caso Grassi” fue encargado por la Conferencia Episcopal de Argentina presidida por…  el cardenal Bergoglio,  actual papa Francisco. Un documento de 2.600 páginas que apunta a demostrar que los querellantes mintieron y que incluso pone en tela de juicio la orientación sexual de las víctimas. Un capítulo entero de la contra-inestigación apunta por ejemplo a poner en escena “elementos irrefutables” de la vida de uno de los querellantes con el fin de poner en duda su heterosexualidad. La demostración llega a una conclusión en sentido único: la justicia se equivocó, hay que apelar para declarar inocente a Julio Grassi.
 
:dechire-pape.png
La existencia de este estudio exigido por el Papa fue ya mencionado en la prensa argentina. Pero lo que se sabe menos es que, lejos de ser un simple documento interno, “Estudios sobre el caso Grassi’ es que fue una herramienta del “lobby” que fue enviado a los jueces encargados del expediente en vísperas de su examen en apelación.
 
El escrito por lo demás fue editado en tres oportunidades, en el 2010, en el 2011 y en el 2013, fechas correspondientes a las diferentes apelaciones del sacerdote pedófilo frente a las jurisdicciones nacionales.  
 
Las confesiones del juez
 
El destinatario del documento es el juez Carlos Mahiques que ha tratado el caso Grassi. Él evoca este episodio por  primera vez frente a las cámaras de “Cash Investigation “:
 
“Es un análisis judicial parcial en algunos casos, muy parcial en otros. Claramente a favor del padre Grassi”, describe este respetado magistrado, hoy día juez en la Corte de Casación, después de haber sido fugazmente Ministro de la Justicia de la provincia de Buenos Aires, en 2016. Confirma  haber leído el documento “solo después de haber dado sentencia” para no dejarse influenciar en su juicio. Pero la intención está ahí.
 
“Lo que quisieron hacer, es  ejercer una presión sutil en los jueces”, estima el magistrado.
 
 ¿Se halla el papa Francisco al origen de estos envíos?  ¿En el caso contrario, podría  él ignorar que el documento que había exigido, tenía por objetivo influenciar a los jueces? Estas preguntas siguen sin respuesta. A pesar de las decenas de peticiones, de entrevistas durante ocho meses, el Vaticano no ha querido respondernos. Silencio insoportable para las víctimas. “Recuerdo esta frase que repetía el padre Grassi en el proceso: “Bergoglio nunca me ha dejado solo”. Hoy día Bergoglio es el papa Francisco. Nunca ha desmentido los dichos de Grassi”, denuncia “Gabriel”.
 
Luego, existe esa cita extraña : en septiembre del 2013, en vísperas del reexamen del caso Grassi, frente a la Corte Suprema de Buenos Aires, el recién nombrado papa Francisco, invitó a Roma al presidente de esta jurisdicción, Hector Negri. Este último, que tampoco ha respondido a nuestra solicitud – había señalado en su momento que esa visita fue “únicamente por razones espirituales”, no tenía ninguna relación con el caso de la antigua estrella del clero argentino. El caso Grassi es emblemático de la ambigüedad que rodea la posición del Papa Francisco en estos temas. Desde su elección, el soberano Pontífice multiplica las comisiones y las declaraciones importantes en materia de lucha contra la pedofilia. Sin equívocos. En febrero del 2016, en un avión que lo llevaba de México a Roma, y en pleno escándalo Barbarin, declaró que “un obispo que cambia de parroquia a un sacerdote cuando sabe que es pedófilo es un inconsciente, y lo mejor que puede hacer es presentar su renuncia”.
 
En junio emite un nuevo “motu proprio” (decreto pontifical) y anuncia la creación de un tribunal para juzgar a los obispos. De ahora en adelante, los prelados podrían ser revocados en caso de negligencia con respecto a los abusos sexuales cometidos en sus diócesis. Pero estos anuncios que son evidentemente bienvenidos, son considerados insuficientes por las asociaciones de víctimas que denuncian pura retórica. “Durante estos decenios de crisis, las comisiones, los procedimientos, los protocolos y las promesas han abundado. Pero no tienen ningún significado” recordó en el  2014 el SNAP, la Asociación americana de víctimas de sacerdotes.
 
En febrero del 2016, un primer obstáculo echa por los  suelos la comunicación del papa Francisco. Peter Saunders, una de las dos únicas víctimas de la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores, es dejado de lado, “con licencia”, de la estructura creada por el papa Francisco.  En las columnas de “Los Angeles Times” el fundador de la asociación británica de víctimas (Napac) declaró, manifiestamente decepcionado: “Me habían dicho que Roma no se hizo en un día, pero el problema es que se necesita sólo algunos segundos para violar a un niño.”
 
Peter Saunders, muestra con el dedo la mansedumbre de Roma con dos obispos : el ministro de Finanzas del Vaticano y cardenal de Sydney, Mons. George Pell, el mismo acusado  de pedofilia en Australia; y el chileno Mons. Juan de la Cruz Barros, acusado de haber encubierto abusos sexuales en su país. En mayo del 2015, (1) en desplazamiento en Chile,  el papa Francisco dio su apoyo a Mons. Barros: “Piensen con la cabeza y no se dejen llevar por las narices por todos los zurdos que son los que armaron la cosa” declaró el papa…  Un año más tarde, en mayo del 2016, el Santo Padre explica en una entrevista al periódico “La Croix”, que una renuncia del cardenal Barbarin en ese momento puesto en duda por “no denunciar” sería un “contrasentido” lo que provocó la decepción de la asociación de Lyon de victimas “La palabra liberada” que todavía espera ser recibida por el soberano Pontífice.
 
Peter Saunders aceptó responder a nuestras preguntas. Dos años después de su nombramiento en la comisión creada por el Para Francisco, el hombre se muestra decepcionado. “Cuando fui invitado a participar en la comisión, pensé que la Iglesia actuaba con seriedad, con respecto a la protección de los niños y que todo eso iba a cambiar rápidamente. Me equivoqué” nos explica él. “Una comisión con personas del mundo entero que se reúnen sólo dos veces al año, no es tratar el tema en forma seria” agrega. Para esta antigua víctima “la protección de los altos dignatarios religiosos parece ser la prioridad”.
 
En marzo del 2017,  surge un nuevo problema  en el Vaticano. La última víctima representada en la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores, la irlandesa Marie Collins, decide retirarse. Para esta  víctima de sacerdote pedófilo durante su adolescencia subsistiría “una falta de cooperación, de la curia romana y sobre doto de la Congregación de la Doctrina de la Fe (CDF) gendarme de la conducta del Vaticano, encargada de sancionar los sacerdotes pedófilos del mundo entero.  Se halla en la mira  el Prefecto de la CDF, el cardenal Gerhard Müller, cada vez más criticado en los pasillos del Vaticano.
 
Incluso al interior del Vaticano, la falta de cooperación de la CDF es a menudo subrayada. “Yo pregunté cuántos casos existían,  cuántos han sido condenados, por qué Diócesis…. Me dijeron que tenían las estadísticas, pero no quisieron transmitírmelas” declara un funcionario de la protección de la infancia encontrado en el Vaticano.  “Seguro que se trata de una cierta cultura del secreto en los procesos judiciales, sean cuales sean”, agrega Mons. Hérouard, Director del Seminario francés de Roma. “En el opúsculo “Luchar contra la Pedofilia” del 2010 quise  integrar algunas cifras y me costó mucho reunirlas” recuerda aquel que fue el secretario general de la Conferencia de los Obispos de Francia del 2007 al 2014.
 
En las columnas del semanario  americano “National Catholic Reporter”,  Marie Collins lamenta el abandono de la idea del tribunal interno a la CDF para juzgar a los obispos negligentes en materia de pedofilia en la Iglesia. “¿Era un proyecto, dice Usted, solamente un proyecto?” se exclama irritada la irlandesa en esa tribuna al intención del Prefecto de la CDF recordando que el Papa había pedido “el establecimiento de una nueva sección judicial” así como de “un secretariado para asistir al Prefecto para este tribunal”. Cuatro años después de su elección, las promesas del papa Francisco en materia de lucha contra la pedofilia tropezó todavía contra las paredes más resistentes del Vaticano.
 
Esta investigación que ha durado un año  sobre los abusos sexuales en la Iglesia Catolica de Francia ha sido conducida por el colectivo de periodistas independientes “We report” que realiza investigaciones y reportajes del largo formato y multimedia.
 
Este trabajo se convirtó en un libro “Eglise, la mécanique du silence “ (JC Lattès) que sale el miércoles 22 de marzo.
 
Un colaborador permanente de “Mediapart” Antton Rouget,  se ha asociado al proyecto investigando en las áreas africana y argentina.
 
Los periodistas han también colaborado en la emisión “Cash Investigation:” “Pedofilia: la ley del silencio”  difundida el martes 21 de marzo en el canal France 2.
 
 
(1)   En realidad estas palabras no fueron pronunciadas en Chile sino en una audiencia pública en la Plaza San Pedro.
 
 
 
 
IMPORTANTE
Puede verse el reportaje emitido en el canal France 2
 
 
 
Aporte de traducción de reportaje desde el francés enviado por Juan C. Claret, que fraternalmente agradecemos. Atte. Enrique Orellana (Chile)

ARGENTINA: Tras la condena, piden expulsar al padre Grassi de la Iglesia Católica


Tras la condena, piden expulsar al padre Grassi de la Iglesia Católica
FIRME CONDENA

El reclamo lo hizo Juan Pablo Gallego, abogado de las víctimas.
21/03/2017

Pasaron casi quince años desde que Telenoche Investiga reveló el informe “Con los chicos, no”, en el que un internado de la Fundación Felices Los Niños denunció que el padre Julio César Grassi lo obligó a tener relaciones sexuales con él. A pesar de que, este martes la Corte Suprema confirmó la condena de 15 años para el cura, la defensa y organizaciones que defienden a las víctimas reclamaron que la Iglesia Católica expulse al sacerdote.

 Leé también: Condenaron a Grassi 15 años de prisión por abuso sexual agravado

Nora Schulman,  titular del Comité Argentino por los Derechos del Niño, adelantó que pedirán que a Grassi le prohiban dar misa y ejercer los sacramentos. Además, consideró que la postura del Papa sobre los casos de pedofilia es “contradictoria” y agregó: “Francisco dice que no hay que esconder a los pedófilos, pero la Iglesia los esconde”, informó TN.

En conversación con TN, Schulman contó que nunca pudieron acceder a una entrevista con Bergoglio cuando era cardenal y anunció que harán una presentación en el Vaticano “no solo por Grasi, sino por todos los curas pedófilos que todavía están sin condena”. “Que se jueguen en la postura y que digan qué es lo que hay que hacer”, reclamó.

Por su parte, el abogado querellante Juan Pablo Gallego remarcó que el creador de la Fundación Felices Los Niños destruyó la vida de chicos que estaban bajo su cuidado “escondido en una institución que no honró”. También, dijo que los adolescentes abusados tomaron con alivio el fallo de la Corte y celebró que los jueces determinaron definitivamente la culpabilidad del sacerdote.

Sobre la postura que debería tomar la Iglesia, Gallego no dudó y concluyó: “Acá hay un cura pedófilo, condenado en forma definitiva, que debe ser expulsado de la Iglesia”.

http://www.nuevodiarioweb.com.ar/noticias/2017/03/21/81771-tras-la-condena-piden-expulsar-al-padre-grassi-de-la-iglesia-catolica

CHILE: Víctimas de Karadima “decepcionados” tras rechazo a demanda


¿Qué seguridad y protección pueden sentir los niños y niñas que están bajo la tutela de la Iglesia?, se preguntan los querellantes.

 17 MAR2017

James Hamilton, Juan Murillo y Juan Carlos Cruz publicaron en la cuenta de Twitter de este último, una declaración en la que se manifestaron “decepcionados y dolidos” tras el rechazo a su demanda en contra del Arzobispado de Santiago por su responsabilidad en los abusos sexuales cometidos por Fernando Karadima, de los cuales ellos fueron víctimas.

Foto: Agencia Uno

La declaración señala textualmente:

“Hoy hemos conocido el fallo de la justicia chilena respecto de nuestra demanda en contra del Arzobispado, en el que pedíamos que se reconociera la responsabilidad de la Iglesia Católica por el encubrimiento y la negligencia en casos de abuso sexual y psicológico por parte del sacerdote Karadima. Pedíamos, además, que la Iglesia pidiera perdón e indemnizara.

Este fallo rechaza nuestra demanda civil, basándose en que el Arzobispado no representa a la Iglesia Católica y, por lo tanto, no respondería ante la justicia chilena. Esto es inaceptable y grave. La justicia chilena, representada por el Ministro Juan Manuel Muñoz Pardo nos decepciona. Y nos provoca dolor. Y va más allá de nosotros, puesto que, reconociendo en el fallo negligencia de la Iglesia, le da inmunidad.

¿Qué seguridad y protección pueden sentir los niños y niñas que están bajo la tutela de la Iglesia, en colegios y organismos de protección si la institución, en la práctica, es impune según este fallo? A pesar de todos los obstáculos que hemos enfrentado, seguiremos buscando justicia y, para esto, recurriremos a todas las instancias necesarias”.

COLOMBIA. ANTIOQUIA-CENTRO:  Remitirán al Vaticano caso de sacerdote condenado por abuso y que celebra misa en Antioquia Centro


– Marzo 16 de 2017, 1:34 pm
Hernando Ruiz pagó una condena por abusar de un niño de 5 años. La Iglesia dijo que bajo el Código Canónico no quedó totalmente probada la culpabilidad del hombre.

Monseñor Jorge Alberto Ossa, obispo de la diócesis de Santa Rosa de Osos, enviará al Vaticano el caso del sacerdote Hernando Ruiz, quien se mantiene en el ministerio a pesar de haber pagado una condena de casi 6 años por pederastia.

“Aunque el señor presbítero haya pagado la condena será nuevamente examinado”, indicó Ossa.

También dijo que se le permitió seguir dictando misa porque bajo el Código Canónico no quedó totalmente probada la culpabilidad de Ruiz.

Ahora, La Sagrada Congregación de la Fe, en el Vaticano, revisará el caso del sacerdote que ya fue retirado del cargo de vicario en San Andrés de Cuerquia, donde había sido nombrado. Por ahora no podrá hacer oficiosos religiosos.

“La Iglesia quiere ser una casa transparente, por tanto, no acepta ni aceptará ningún caso de impunidad de sacerdotes responsables de delitos contra menores”, apuntó el obispo.

Con el caso, ya en el Vaticano, el sacerdote podría ser sancionado y expulsado de la Iglesia en caso de ser hallado culpable bajo el Código Canónico.

Por su parte, la mamá del menor víctima del abuso, quien denunció la situación, dijo que en la parroquia en la que oficiaba el sacerdote hay más menores en riesgo.

NoticiasRCN.com

Exclusivo: Marie Collins responde a las afirmaciones del cardenal Muller sobre la comisión abuso


Marie Collins  | 

Nota del editor: Marie Collins, de Irlanda es un sobreviviente de abuso sexual del clero, que dimitió el 1 de marzo, de la Comisión Pontificia Francisco “para la protección de los menores. El cardenal Gerhard Müller, el jefe de la Congregación del Vaticano para la Doctrina de la Fe, dio una entrevista poco después de la renuncia de Collins. Collins ha escrito una carta abierta a Müller en respuesta a esa entrevista, el cual solicita a NCR a publicar a continuación.Querido cardenal Müller,

He leído con interés las respuestas que dio a la italiana periódico Corriere della Sera 5 de marzo de en respuesta a artículos en mi declaración después de mi renuncia a la Pontificia Comisión para la Protección de Menores. Hay algunas cosas que usted dice en esta entrevista a la que me siento que tengo que responder.

  1. Usted afirma que “no se puede entender el habla de la falta de cooperación” entre la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) y la comisión pontificia.

Tal vez pueda ayudar con un ejemplo. En 2015, las invitaciones fueron a su congregación de algunos de los grupos de trabajo de la Comisión solicitando que un representante asista a sus próximas reuniones en Roma para discutir temas de interés mutuo.

Las invitaciones fueron rechazadas y luego los miembros fueron informados por el Secretario de la Comisión, Mons. Robert Oliver, que las reuniones cara a cara no sería posible y cualquier comunicación con dicasterios debe hacerse por escrito.

Las cosas cambiaron con el tiempo, pero esto tomó más de un año. Era septiembre el año 2016 antes de que un representante de la CDF se puso a disposición de la Comisión y asistió a reuniones de grupos de trabajo. Las discusiones que siguieron fueron muy útiles, es de esperar para su Congregación, así como la Comisión.

  1. Usted dice que “en los últimos años ha habido un contacto permanente” entre la Comisión y la CDF.

No sé qué forma tomó este contacto permanente. Todo lo que puedo decir es que los miembros de la Comisión no recibió ninguna denuncia formal o ver resultados positivos generados por dicho contacto.

  1. Se continúa con el comentario de que “uno de nuestro personal es parte de ella [ la Comisión ].”

De hecho, uno de sus empleados CDF fue miembro de la Comisión. Es sorprendente sin embargo – como decir que tenía un contacto permanente con la Comisión – que usted no es consciente de que este miembro del personal, Claudio Papale, cesó la participación activa con la Comisión en 2015 (aunque los miembros no fueron notificados de su renuncia hasta mayo de 2016) .

La última reunión a la que asistió fue el plenario de octubre de de 2015. Con esta reunión se celebra cuatro meses después del anuncio de la decisión del Papa de crear un nuevo tribunal para juzgar a los obispos ‘negligente en responder al abuso, Papale estaba en una posición excelente para actualizar miembros de la comisión sobre la respuesta dentro de la congregación doctrinal a esa iniciativa.

  1. Sobre el nuevo tribunal, es decir un ” intenso diálogo entre los diversos dicasterios implicados en la lucha contra la pedofilia en el clero” se llevó a cabo tras la decisión del Papa y que el Tribunal sólo se consideró un “proyecto”.

Fue un proyecto que usted dice, es sólo un proyecto? La relectura de junio de 10, 2015, del Vaticano anuncio público , que parece ser mucho más. Acciones muy específicas ya habían sido autorizados por el Santo Padre, que incluye:

  • “El establecimiento de una nueva sección judicial en la Congregación para la Doctrina de la Fe;”
  • “Designación de personal estable para llevar a cabo el servicio en el Tribunal”, y;
  • “Designación de un Secretario para ayudar al prefecto con el Tribunal.”

El Santo Padre también tenía ya “autorizados que se proporcionen recursos suficientes para este fin.”

A pesar de la estrecha colaboración se dice que existía con la Comisión, que no estaba incluido en esta discusión entre los dicasterios vaticanos. ¿Esto no habría sido una buena idea, ya que sin duda sería correcta para categorizar la Comisión como parte de la “lucha” a la que usted se refiere, así como el creador de la iniciativa?

Usted afirma que la conclusión fue que el tribunal no era necesario ya que cualquier negligencia podría abordarse a través de las “competencias”, “herramientas” y “medios legales” que ya existen en la Congregación para los Obispos. Y si en un “caso especial” esto no era suficiente, el Santo Padre siempre podría confiar a su congregación. Así que no hay cambio se encontró que era necesario y que no tuvo lugar.

Me gustaría dar las gracias a usted, cardenal, para confirmar por tus palabras que mi declaración en el tribunal era cierto. La Pontificia Comisión recomienda que el Consejo de cardenales y el Papa lo aprobó, y luego fue rechazado por su congregación.

Una pregunta que viene a la mente. Si todos los medios necesarios han sido establecidos para abordar el caso de un obispo negligente en relación con la protección de los niños contra el abuso, ¿por qué entonces ha habido ningún obispo oficialmente, de forma transparente sancionado o eliminado debido a que esta negligencia?

Si no es la falta de leyes, entonces es que la falta de voluntad? Estoy seguro de que muchos de los supervivientes, incluido yo mismo, estarían interesados, el cardenal, en la respuesta a esta pregunta.

  1. En referencia a la negativa de su congregación que tanto cooperar con el trabajo de la Comisión sobre las Directrices de salvaguardia y reconocer las cartas enviadas al Vaticano por los sobrevivientes de abuso, usted Estado: “No sé nada acerca de estos dos presuntos incidentes.”

Si tiene dudas acerca de lo que estos “incidentes” fueron, te pueden refrescar la memoria examinado el escrito de respuesta enviado desde su congregación a la Comisión el 15 de diciembre de 2016. En su primer párrafo, que la carta enumera los dos peticiones como estar en lo que se refiere a las “directrices” y “envío de cartas de reconocimiento”.

En este último caso, la recomendación de la Comisión [ver sus 8 de febrero, el año 2016 comunicado de prensa ] que fue al Santo Padre y que él aprobó fue que todos los dicasterios vaticanos reconocerían directamente cartas enviadas a ellos por los sobrevivientes.

Cuando esta recomendación se discutió con el representante oficial de la CDF en una reunión de grupo de trabajo en septiembre de 2016, que vio ninguna dificultad en que se realiza. Sin embargo, dos meses más tarde en la respuesta formal por escrito de su congregación se negó.

En cualquier esfera de actividad que es difícil trabajar con un cuerpo que no es coherente en su enfoque, ya que no sabe cuál es su situación en un momento determinado.

La razón dada para el rechazo de la solicitud de la Comisión, como se confirme en esta entrevista, es el respeto a la “subsidiariedad”. Este énfasis en la subsidiariedad muestra que dentro de la Iglesia, el respeto por el sistema jerárquico y sus participantes aún mayor que el respeto a la persona humana individual.

Me enseñaron a creer que todos son iguales ante los ojos de Dios, pero parece que hay un punto de vista diferente en su congregación cuando se trata del obispo local y una víctima de abuso. Parece ser que para usted la preocupación de que el obispo local podría sentirse irrespetado es mucho mayor que cualquier preocupación por la falta de respeto a la sobreviviente.

¿Cuántas mucho medidas más fundamentales en lo que se refiere a la justicia para los sobrevivientes y la prevención del abuso están quedar atrapado por consideraciones anacrónicos y burocráticos internos, jerárquicos?

Es posible comprobar la mencionada carta para refrescar la memoria con respecto a la otra profundamente preocupante “incidente:” la negativa de la cooperación en las Directrices de salvaguardia que están siendo recomendadas por la Comisión y que la Congregación parece particularmente reacios a discutir.

Puede ser que se considera un grupo de lo que se consideran expertos “externos” están invadiendo lo que los puntos de vista dicasterio como su área de responsabilidad. Si este es el caso, podría no haber alguna manera de superar esto mediante discusiones francas del problema?

La seguridad de los menores en el futuro es demasiado importante para un callejón sin salida de cualquier tipo que se dejó en reposo. Sin duda, debe hacerse todo lo posible para resolver cualquier dificultad que hay.

  1. Usted dice que “las quejas se basan en malentendidos” sobre la tarea de la CDF.

Como ex miembro de la Comisión estoy muy clara sobre la función de la CDF y no tienen ningún malentendido en cuanto a sus responsabilidades (sería extraño, la verdad si los miembros de una comisión papal eran ignorantes de la manera que se sugiere).

La Comisión no había esperado que la Congregación para enviar una confirmación de que no sea el corresponsal que su carta había sido recibida y recibiría la atención nada.

Esto sería pastoral en el sentido de que el escritor sólo se sabría que no estaban siendo ignorados. Estoy triste una impresión errónea se ha puesto en el dominio público acerca de esto.

  1. Por último, un comentario más personal en lo que se refiere a mí mismo, que indicará “nunca he tenido la oportunidad de conocerla.”

El cardenal, parece que ha olvidado la noche que pasamos sentados juntos en una pequeña cena en Dublín después de mi nombramiento en la Comisión?

Durante la comida discutimos juntos la nueva Comisión, mi cita a la misma y, en general, el problema del abuso en la Iglesia. También estuvieron presentes otros funcionarios de CDF, entre ellos Mons. John Kennedy y luego-Fr. Robert Oliver, que antes de su nombramiento a la comisión servía como Promotor de su congregación de Justicia.

Por último, con respecto, el cardenal, no sé lo que es la motivación en lo que respecta a las dificultades puestas en el camino de la comisión pontificia. Todo lo que desea hacer es traer una mejor protección a los niños y adultos vulnerables en cualquier parte del mundo, la Iglesia Católica está presente. Si hay problemas, no se gana nada al mantener una pretensión de que todo está bien.

Quisiera pedir que en lugar de caer de nuevo en la posición predeterminada de la Iglesia de la negación y ofuscación, cuando una crítica como la mía se eleva a la gente de la iglesia merecen ser dado una explicación adecuada. Tenemos derecho a la transparencia, la honestidad y claridad.

Ya no puede ser la disfunción mantenido oculto detrás de las puertas cerradas institucionales. Esto sólo tiene éxito siempre y cuando aquellos que conocen la verdad están dispuestos a permanecer en silencio.

Sinceramente,

Marie Collins
Ex miembro de la Pontificia Comisión para la Protección de Menores

https://www.ncronline.org/news/accountability/exclusive-marie-collins-responds-cardinal-mullers-allegations-about-abuse

Se caldean ánimos en el Vaticano


Marie Collins afirmó que la Congregación para la Doctrina de la Fe ignoró o saboteó sus propuestas para proteger a los niños y atender a las víctimas de abusos

miércoles, 15 de marzo de 2017

Se caldean ánimos en el Vaticano

Marie Collins, un símbolo internacional de la lacra de la pederastia en la Iglesia católica.

CIUDAD DEL VATICANO (AP).- El enfrentamiento entre un exmiembro de la comisión formada por el papa Francisco para abordar los abusos sexuales y el Vaticano se caldea. Marie Collins, una conocida sobreviviente irlandesa, desafió a un destacado cardenal que aseguró que su oficina cooperó con el grupo. En una carta abierta el martes, Collins afirmó que la Congregación para la Doctrina de la Fe ignoró o saboteó sus propuestas para proteger a los niños y atender a las víctimas de abusos que ya habían sido aprobadas por el pontífice.
Collins corrigió al cardenal Gerhard Mueller, que dijo que uno de los trabajadores de la congregación formó parte de la comisión, apuntando que dejó el cargo en 2015.
En un revés para las acciones de Francisco contra los abusos sexuales, Collins renunció el 1 de marzo alegando una falta de cooperación “inaceptable” con la oficina de Mueller, que procesa los casos contra supuestos curas pedófilos.

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: