Juan Manuel de Prada: “Pederastia y Clero”


Jesús establece que sólo pueden ser sacerdotes quienes se hacen eunucos por el reino de los cielosPeriodista Digital, 02 de marzo de 2019 a las 10:14 

El Papa Francisco.EPRELIGIÓN | OPINIÓN

Es un artículo doloroso, entre otras razones, porque está escrito por un hombre brillante, ssnsible y que aborda el espinoso asunto desde dentro, con las perspectiva del creyente.

José Manuel de Prada comienza su columna de ‘ABC’, este 2 de marzo de 2019, subrayando que para abordar con tino esta cuestión basta con leer cierto pasaje del Evangelio de san Mateo, en el que Jesús se pronuncia contra el repudio de la mujer que admitía la ley mosaica «por la dureza de vuestro corazón» y los discípulos llegan a la conclusión de que no compensa casarse.

Entonces Jesús, con tácita ironía, se refiere a tres tipos de eunucos (o sea, de hombres que no deben casarse):

«Hay eunucos -afirma- que salieron así del vientre de su madre; a otros los hicieron los hombres; y hay quienes se hacen eunucos ellos mismos por el reino de los cielos. El que pueda entender, que entienda». 

Subraya José Manuel de Prada que Cristo establece claramente que, entre estos tres tipos de «eunucos» o personas no aptas para el matrimonio, los únicos que pueden ser dignos sacerdotes son los últimos. ¿Y cuáles son los otros dos? Están, por un lado, los eunucos «que salieron así del vientre su madre».

“Por supuesto, Jesús no se refiere tan sólo a hombres privados de órganos genitales, ni siquiera tan sólo a los impotentes, sino también a los hombres asexuados o con inclinaciones sexuales torcidas. Todos ellos, no siendo aptos para el matrimonio, tampoco lo son para el sacerdocio. Y la Iglesia, que siempre mostró amor a estos hombres, sin embargo nunca los admitió a las órdenes sacras… salvo cuando la mundanidad delicuescente se infiltró en el corazón de la Iglesia. Así ocurrió, por ejemplo, en el Renacimiento; y así ha ocurrido también durante las últimas décadas”. 

La segunda categoría de «eunucos» que Cristo descarta para el sacerdocio son los que «hicieron los hombres».

Por supuesto, no se refiere sólo a hombres castrados en el sentido literal de la palabra, sino también a hombres en los que se ha reprimido exageradamente su instinto sexual. Y es que la castidad, como enseña santo Tomas, o es un paso del camino o se convierte tarde o temprano en un vicio. La castidad, cuando es mera continencia obligatoria, deforma el carácter y perturba la sensibilidad; y acaba engendrando monstruos. Castellani se refería a los curas que practican esta castidad falsa y perversa con los epítetos más feroces: «Cautelosos como gatos, fríos como culebras, reservados como crustáceos»… y a veces también depredadores y rapaces. 

Jesús establece que sólo pueden ser sacerdotes quienes se hacen eunucos por el reino de los cielos. O sea, los hombres que ordenan su castidad a la contemplación; los hombres que saben que la castidad no es un fin, sino que es el camino que los eleva y -como afirma santo Tomás en su Suma contra gentiles- los hermana con los ángeles.

Sólo esta castidad dirigida a la contemplación es virtud verdadera; y para dirigirla a esa perfección el sacerdote debe esforzarse mucho en la oración. Tengo la completa certeza de que ciertos activismos desnortados a los que algunos sacerdotes se han entregado en las últimas décadas han contribuido a extender el mal que ahora nos muestra su horror. Hace unos días, el diario El País publicaba el testimonio de una víctima de las aproximaciones torpes de un religioso. Y la víctima terminaba así su testimonio: «Hacía muchas actividades, no paraba, pero nunca le vi rezar». 

Y concluye José Manuel de Prada:

Yo he tenido la suerte de conocer a muchos buenos (y a veces excelentes) curas que se hicieron eunucos por el reino de los cielos. Me han salvado en muchas ocasiones, me han derramado consuelo y paz espirituales, han traído mucha luz a mi pobre vida pecadora.

En ellos he contemplado muchas veces a Cristo: en su alegría, en su sufrimiento y abnegación, en su ardor apostólico, en su bonhomía y mansedumbre, también en su santa ira. Y todos ellos son varones cabales, muy viriles y rezadores; que es, al fin y a la postre, lo que hace falta para ser buen cura. 


https://www.periodistadigital.com/religion/

Juan Carlos Cruz: “El Papa busca hacer lo correcto, pero algunos reman en contra”


“PENSÉ ALGUNA VEZ EN SUICIDARME, PERO TRATO DE TENER UNA ACTITUD POSITIVA, DE AYUDAR A OTROS”

“De lo que tenemos que preocuparnos es de que los obispos cumplan con lo que se resolvió en Roma”Valores Religiosos, 25 de febrero de 2019 a las 20:55 

Juan Carlos CruzAgenciasRELIGIÓN | OPINIÓN

Cuando me preguntan si no estoy cansado de llevar ocho años peleando digo que sí. Pero cuando veo lo que he logrado me alegra. Y cuando me escribe gente que me dice que la ayudé con mi testimonio siento que vale la pena

(Sergio Rubin en Valores Religiosos).- El chilenoJuan Carlos Cruz es una de las víctimas de abusos sexuales presentes en el Vaticano para la histórica cumbre convocada por el Papa Francisco para tratar este tema, que ha causado una profunda crisis en la Iglesia. En una entrevista con Clarín, pidió que lo que se acuerde en estos días de deliberaciones se concrete en la práctica.

Como víctima del hoy ex sacerdote chileno Fernando Karadima, su testimonio abrió la cumbre con un concepto muy fuerte respecto a los clérigos abusadores. Dijo que algunos miembros del clero se convirtieron en asesinos del alma…

A mí me impresionó cuando el Papa le dijo a su mamá que quería ser médico, pero médico del alma. Y no el Papa, pero que otros se hayan convertido en asesinos del alma cuando deben ser médicos del alma me duele mucho.

¿Le genera esperanza o es escéptico ante la cumbre contra los abusos cometidos por miembros del clero?

Me alegra que se haga y me genera esperanza. Pero lo importante es ver qué va a pasar porque esto no puede quedar en una cumbre y que todo siga como antes. Para mí el Papa lo tiene claro. De lo que tenemos que preocuparnos es de que los obispos que vienen a Roma, asienten con la cabeza frente al Papa, le dicen “por supuesto, santidad”, y después se van a sus países y vuelven a caer en lo mismo. Considero que tiene que haber un cierto control de manera que se pueda comprobar el cumplimiento de lo que se resolvió.

¿Le parecen acertadas las 21 acciones que propuso el Papa como la evaluación psicológica de los candidatos al sacerdocio, el asesoramiento a los obispos que reciben una denuncia y un organismo para recibirlas?

Me parecen bien. Hay muchas cosas que ya se hacen o que deberían hacerse. Es importante que se cumplan rigurosamente. Existe un motu proprio (decreto papal) que se llama “Como una madre amorosa”, que son líneas para tratar el abuso sexual. Existe el Código de Derecho Canónico, que se tiene que aplicar como corresponde. Y otra cosa, que no se atreven a hacer mucho, es colaborar con las autoridades civiles locales: entregar a la Justicia a los pedófilos y a los que encubren.Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

Juan Carlos Cruz Ch.@jccruzchellew

Todo listo!3.4344:49 – 20 feb. 2019 · Vatican City620 personas están hablando de estoInformación y privacidad de Twitter Ads

Estos días se escucharon voces de víctimas muy críticas con la cumbre.

Es natural y comprensible. Hay hombres y mujeres que han sufrido abusos horribles, cosas tremendas, y uno tiene que comprender que para ellos es muy difícil esta situación y que tienen todo el derecho de estar enojados y tristes. Cada víctima es un mundo separado.

¿Cree que el encubrimiento alcanzó no sólo a los obispos en sus países, sino a miembros del Vaticano?

Por supuesto. Y que están aquí todavía. Creo que el Papa, y me da mucha pena, se debe sentir bien solo porque hay mucha gente que rema al revés y a mí me preocupa. Siento que el Papa quiere hacer lo correcto y a veces no tiene la colaboración que merece.

Cuando el Papa cometió el yerro de defender al obispo Juan Barros, acusado de encubrir a Karadima, ¿fue engañado por las autoridades de la Iglesia chilena?

No me cabe absolutamente ninguna duda de que al Papa lo engañaron. Y que hoy día esa gente debe estar tremendamente arrepentida de haber causado el daño que causó. Pero también le doy gracias al Papa por haber podido oír la verdad y creerla. Y por tomar acciones concretas para solucionar el engaño. Renunciaron los 32 obispos chilenos, echó a ocho y creo que va a echar a unos cuantos más.

Usted fue recibido más de una vez por el Papa. ¿Se sintió contenido?

Le tengo mucho respeto. Obviamente, me impresiona ver que el Papa del 2017 no es el Papa del 2019. Que ha sabido oír, que ha sabido entender y, en mi caso, fue extremadamente cariñoso. Precisamente lo que tiene que hacer la Iglesia es contener y acompañar a las víctimas siempre. No puede ser que no las trate bien.

¿Superó el trauma del abuso?

Uno nunca termina de superarlo. Tengo días mejores y días peores. Pensé alguna vez en suicidarme, pero trato de tener una actitud positiva, de ayudar a otros. Cuando me preguntan si no estoy cansado de llevar ocho años peleando digo que sí. Pero cuando veo lo que he logrado me alegra. Y cuando me escribe gente que me dice que la ayudé con mi testimonio siento que vale la pena.

José Andrés Murillo@JosAndrsMurillo

“Ustedes se han convertido en asesinos de la fe”: la voz de Juan Carlos Cruz ⁦@jccruzchellew⁩ en la cumbre de la Iglesia por abusos sexuales. Un honor para nosotros y todo Chile que sea él quien hable así de claro https://www.lanacion.com.ar/2222102-ustedes-se-han-convertido-asesinos-fe-voz …1.34913:27 – 21 feb. 2019Información y privacidad de Twitter Ads“Ustedes se han convertido en asesinos de la fe “: la voz de las víctimas en la cumbre sobre abusos…”Ustedes se han convertido en asesinos de la fe “: la voz de las víctimas en la cumbre sobre abusos en el Vaticano – Papa Francisco, El mundo, Abuso sexual – LA NACIONlanacion.com.ar537 personas están hablando de esto

Las víctimas de los abusos de la Iglesia, indignadas por el discurso del papa


EFE 24.02.2019 – 13:11H

“No pone ninguna medida sobre la mesa”, apunta el español Miguel Hurtado, una de las víctimas.

En su discurso, el papa ha desvelado las ocho estrategias para erradicar la pederastia. Varias personas participan en una manifestación en apoyo a las víctimas de abusos sexuales en el Castillo de Sant Angelo de Roma, en el primer día de la cumbre en el Vaticano contra la pederastia en la Iglesia. GIUSEPPE LAMI / EFE

Algunas de las víctimas de abusos por parte del clero han manifestado este domingo su indignación y decepción por las palabras del papa Francisco tras la cumbre celebrada en el Vaticano al considerar que no hay medidas concretas sino solo frases hechas. El español Miguel Hurtado, que denunció abusos sexuales en el pasado por parte de un monje de la abadía de Montserrat y es uno de los portavoces de la Organización Global de Víctimas (ECA), ha afirmado que las palabras del papa Francisco han sido como “un guantazo”. “El papa Francisco ha dado un guantazo a todas las víctimas de pederastia de los cinco continentes que han llegado hasta Roma para exigir explicaciones”, dijo el psiquiatra y activista al termino del discurso de Francisco.

Hurtado denunció que la mitad del discurso del pontífice estuviese dedicada a “los abusos fuera de la Iglesia”. “Nosotros hemos sido abusados dentro de la Iglesia, por sacerdotes católicos, por monjes y maestros católicos. Esperábamos una respuesta que el papa no nos ha dado”, agregó. “No pone ninguna medida sobre la mesa” Respecto a los ocho puntos que indicó el papa para combatir los casos de abusos a menores por parte de miembros de la Iglesia, Hurtado ha dicho que “eran muy genéricos” y que les falta “concreción”. Entre esos puntos estaba la necesidad de “defender a los menores” y para ello instó “a cambiar la mentalidad para combatir la actitud defensiva-reaccionaria de salvaguardar la Iglesia”. Así como la obligación de una total “seriedad” de la Iglesia a la hora de abordar los casos, y aseguró que “no se cansará de hacer todo lo necesario para llevar ante la justicia a cualquiera que haya cometido tales crímenes”. Francisco también indicó la necesidad de tener más cuidado en “la selección y la formación de los candidatos al sacerdocio”.

“No ha hablado de entregar a la Justicia a los responsables, de entregar los documentos a la magistratura y no destruirlos como desveló uno de los obispos, no ha dicho que los responsables de los abusos van a perder su puesto de trabajo, ni de indemnizar económicamente a las víctimas… No pone ninguna medida en la mesa”, lamentó. Hurtado consideró que si el papa hubiera recibido a los miembros de las asociaciones de víctimas no habría hecho un discurso tan lamentable. Explicó que durante la reunión que sí mantuvieron con el comité organizador se había entregado una “agenda de cambios” y “un plan de acción” pero, “como siempre, no nos han escuchado”. Por su parte, el italiano Francesco Zanardi, presidente de la Red de Víctimas del país, también lamentó que el papa ha pronunciado solo “frases hechas” y no ha hablado de “procedimientos concretos, de dimisiones de obispos, de denuncias a la magistratura”. Calificó esta reunión de tres días en la que han participado 190 líderes de la Iglesia católica como una “gran desilusión”, al igual que el discurso del papa. Afirmó que “la campaña de tolerancia cero anunciada por el Vaticano se ha convertido en credibilidad cero”. “El Vaticano a los ojos de mis colegas ya no es creíble”, sentenció.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3571525/0/victimas-abusos-indignadas-discurso-papa-pederastia-iglesia/#xtor=AD-15&xts=467263

Vaticano: tres mujeres conmovieron en la cumbre contra los abusos sexuales en la Iglesia


Una de ellas fue abusada sexualmente por un sacerdote cuando era chica y dio un testimonio desgarrador. Duros discursos de una monja y una experta en derecho canónico.

El Papa participa este sábado de la tercera jornada de la histórica cumbre en el Vaticano sobre los abusos sexuales de curas a menores. /REUTERS

Tres mujeres y el mismo Papa hicieron irrumpir la condición femenina en la reunión cumbre mundial de los obispos y jefes de las órdenes religiosas, conmoviendo a los 190 líderes de la Iglesia que asisten al encuentro. En varias intervenciones, Francisco dijo que “la Iglesia es mujer y tiene el genio femenino”, mientras la superiora de la orden del Santo Niño Jesús, la madre nigeriana Verónica Openibo, en un discurso muy duro, dijo este sábado, en la tercera sesión plenaria, dedicada a la transparencia: “Tenemos que reconocer que son nuestra mediocridad, hipocresía y condescendencia las que nos han conducido a este lugar vergonzoso y escandaloso en el que nos encontramos como Iglesia”.

La canonista Linda Ghisoni, subsecretaria del “ministerio” vaticano para los Laicos, Familia y Vida, propuso a su vez constituir comisiones consultivas independientes en el territorio de cada Conferencia Episcopal, para aconsejar y asistir a los obispos y a los superiores religiosos, y para promover un nivel uniforme de responsabilidad en las distintas diócesis. Uno de los propósitos centrales del Papa como objetivo de este encuentro es crear una red eficaz de control en las diócesis, sobre todo a través de Grupos de Tareas, que den “asistencia, consejos, a los pastores” y que informen a “todos los fieles del territorio sobre los procedimientos apropiados”.

El jefe de los obispos alemanes confirma que la Iglesia destruyó archivos sobre abusos sexuales

Mirá también

El jefe de los obispos alemanes confirma que la Iglesia destruyó archivos sobre abusos sexuales

Los obispos dependen hoy directamente del Papa y se trata de encontrar eficaces medios para impedir que perdure en la Iglesia la pésima cultura episcopal de proteger a los curas pederastas, abandonando a las víctimas.

La madre nigeriana Verónica Openibo dio un discurso muy duro contra la pedofilia en el clero, frente a los 190 participantes de la cumbre en el Vaticano. /REUTERS

La madre nigeriana Verónica Openibo dio un discurso muy duro contra la pedofilia en el clero, frente a los 190 participantes de la cumbre en el Vaticano. /REUTERSNEWSLETTERS CLARÍN

El Papa intervino fuera de programa en la sesión dedicada a la rendición de cuentas de los obispos. Dijo que “invitar a hablar a una mujer no es feminismo eclesiástico, porque al final todo feminismo se convierte en machismo con pollera”. “No se trata de dar mas funciones sino de integrar la figura femenina como imagen real de la Iglesia”.

Que el Papa tenga que dar explicaciones por invitar mujeres a hablar a una cumbre netamente masculina para tratar crímenes sexuales cometidos por hombres (curas) contra niños y adolescentes, señala ya el retardo y la discriminación de la Iglesia con la otra mitad del cielo.

Pero la irrupción femenina fue tan positiva como la actitud de Francisco.

La tercera mujer que sacudió a la Nueva Sala del Sínodo, donde se reúnen los líderes eclesiásticos, no dio su nombre. Es una víctima, que dio su testimonio a través de un video. Fue abusada por un sacerdote durante cinco años y dijo que “el costo emotivo es muy alto”.

Habla una víctima de un cura abusador en Chile: "Hay que entregar a la Justicia a los pedófilos y a los que encubren"

Mirá también

Habla una víctima de un cura abusador en Chile: “Hay que entregar a la Justicia a los pedófilos y a los que encubren”

Contó cuanto sufrió también al proceder a la denuncia “ante seis personas, solo hombres y además sacerdotes”. “Creo que una presencia femenina sería una atención indispensable para acoger, escuchar y acompañar a nosotras las víctimas”, dijo.

La mujer se preguntó cómo podían “las mismas manos que a tanto habían llegado sobre mí a bendecir y ofrecer la eucaristía. Él un adulto y yo una niña”.

La víctima explicó las graves consecuencias físicas y psicológicas que sufrió por esas agresiones. Su largo testimonio, los daños de todo tipo que vivió y vive en una larga proceso de recuperacion que no terminará nunca. Fue un testimonio desgarrador y era visible la conmoción del Papa (algunos presentes creen que lloró) al sentirla.

El Papa se conmovió al escuchar el testimonio de una mujer que fue víctima de un cura abusador cuando era niña. /EFE

El Papa se conmovió al escuchar el testimonio de una mujer que fue víctima de un cura abusador cuando era niña. /EFE

Francisco dijo que al escuchar a la subsecretaria Linda Ghisoni “he sentido a la Iglesia que habla de si misma”.”Escuchar a una mujer que reflexiona sobre las heridas de la Iglesia es invitar la Iglesia a hablar de si misma, de las heridas que tiene”. Concluyó que ambas tienen una misma imagen, ya que la Iglesia “es mujer, es esposa y es madre”.

Reclaman un marco legal más estricto para que los obispos rindan cuentas

Mirá también

Reclaman un marco legal más estricto para que los obispos rindan cuentas

La madre superiora de la Sociedad del Santo Niño Jesús, Verónica Openibo, pidió a la amblea de obispos y religiosos que “se publique el nombre de los culpables de abuso y que todos tengan las mismas condenas como piden las víctimas”.

“No escondamos más semejantes hechos por miedo a equivocarnos. A menudo queremos estar tranquilos hasta que la tempestad se haya calmado. Pero esta tempestad no pasará”, amonestó la religiosa.

La madre Openibo afirmó que los abusos sexuales por parte de los clérigos “son una crisis que ha reducido la credibilidad de la Iglesia allí donde la transparencia debería ser la marca de fábrica de la misión como seguidores de Jesucristo”.

La religiosa insistió en que “lo primero que tiene que hacer la Iglesia es ser transparente”, y se preguntó: “¿Cómo pudo callar la Iglesia clerical, cubriendo tales atrocidades”, un reproche directo a los obispos, jefes religiosos y el mismo Vaticano.

Las 21 propuestas del Vaticano contra los abusos sexuales a menores

Mirá también

Las 21 propuestas del Vaticano contra los abusos sexuales a menores

La madre Openibo lanzó una serie de propuestas, entre ellas “una educación y una formación clara y equilibrada sobre la sexualidad y los confines en los seminarios y en las casas de formación”. También reclamó “una formación permanente de los sacerdotes, religiosos, religiosas y obispos”.

Tras la cumbre que concluye este domingo con un discurso del Papa, se considera inevitable que el pontífice afronte el “crescendo” de denuncias de violaciones de monjas por parte de clérigos en distintos países del mundo. Este drama, que ha llevado a una disminución vistosa del número de religiosas consagradas dentro de la Iglesia en los últimos decenios, abarca también la continua discriminación de las monjas en la vida de la Iglesia, con muchas de ellas obligadas a trabajar gratis de sirvientas para cardenales, obispos y altos prelados, como ha sido denunciado hasta en las páginas del diario vaticano “L’Osservatore Romano”.

Vaticano. Corresponsal

https://www.clarin.com/mundo/vaticano-mujeres-conmovieron-cumbre-abusos-sexuales-iglesia_0_ItEEwylbE.html

700 casos de abusos sacuden a la Iglesia Bautista de EEUU


Abusos en la IglesiaPDRELIGIÓN | AMÉRICA

Un nuevo escándalo sacude a una organización clerical después de que cientos de líderes espirituales y personal administrativo de la Iglesia Bautista del Sur en Texas y otros estados de los EEUU han sido acusados por abuso sexual en los últimos 20 años, según una investigación periodística.

Al menos 380 líderes de la Iglesia Bautista del Sur, entre pastores, ministros, maestros dominicales, diáconos y voluntarios, enfrentaron algún tipo de acusación por conducta sexual inapropiada que dejaron en las últimas dos décadas más de 700 víctimas, algunas de ellas de apenas 3 años de edad.

Condenados por abuso sexual

Así lo revela una investigación conjunta de los periódicos Houston Chronicle y San Antonio Express-News, los dos principales diarios de Texas, que en más de seis meses de pesquisas hallaron que unos 220 de los acusados fueron condenados por abuso sexual o negociaron acuerdos para reducir sus penas.

Algunos de ellos confesaron sus actos o renunciaron a sus cargos dentro de la congregación que, con 15 millones de miembros, es la más grande entre las protestantes de EEUU. La gran mayoría de los acusados, según la investigación periodística, perteneció a iglesias de Texas y a la fecha existen más de 100 que a pesar de figurar en el registro central de delincuentes sexuales, se mantienen en algún ministerio de la congregación.

Las pesadillas de las víctimas

Muchas de las víctimas enfrentaron el rechazo de sus Iglesias y feligreses y fueron abandonadas a su suerte, mientras que a otras se les pidió perdonar a sus atacantes o que abortaran, como ocurrió a mujeres que habían quedado embarazadas, de acuerdo a los diarios. A su vez, varios de los acusados permanecen aún bajo custodia a la espera de que concluyan sus condenas en cárceles estatales y federales, ubicadas desde California hasta Florida.

La investigación también advierte que al menos 35 pastores y personal administrativo señalados por conductas inadecuadas fueron aceptados luego en iglesias, sin que los líderes de sus congregaciones alertaran a las autoridades. Varios expresidentes y líderes de la Convención Bautista del Sur (SBC, por sus siglas en inglés) fueron criticados por las presuntas víctimas, debido a que ocultaron u obstaculizaron las acusaciones presentadas.

La gran mayoría de las víctimas eran adolescentes que fueron ultrajadas en más de una ocasión, según la investigación, que revela que algunas víctimas tenían tres años de edad y fueron abusadas en las oficinas de los pastores durante las clases dominicales.

La investigación afirma que los pocos adultos que fueron objeto de abuso sexual, entre hombres y mujeres, habían ido a buscar ayuda pastoral. La revelación periodística se da en medio del escándalo que rodea a la iglesia católica estadounidense por la revelación, el año pasado, de casos de abuso sexual a menores de edad, que implican a unos 1.200 curas.

El actual presidente de SBC, J.D. Greear, calificó los abusos descritos en el informe de “pura maldad”. “Estoy devastado por las revelaciones. Las voces en ese artículo deben ser escuchadas como una advertencia de Dios, que reclama arrepentimiento por parte de la Iglesia”, dijo Greer en una declaración difundida en su cuenta de Twitter, y se comprometió a hacer todo lo posible para prevenir situaciones semejantes.

(RD/Agencias)

https://www.periodistadigital.com/religion/america/2019/02/11/religion-iglesia-america-confesiones-700-casos-abusos-sacuden-iglesia-bautista-eeuu-so

ECUADOR: Pedofilia en la Iglesia


Miércoles 06 de febrero 2019

Las denuncias de abuso sexual en contra sacerdotes católicos se multiplican día a día. Si hasta hace unos años, esto parecía ser un problema aislado y excepcional, hoy es un problema de mayores proporciones y, ante el cual, hasta el mismo papa Francisco se muestra impotente y desconsolado. No olvidemos que uno de motivos que llevaron al papa Benedicto XVI a dejar su cargo antes de tiempo se debió a los informes recibidos (algunos de ellos filtrados a la prensa) en los que se confirmaban casos de abuso sexual a niños cometidos por sacerdotes en varios lugares del orbe. Sin embargo, el discurso oficial de la Iglesia ha sido otro. Benedicto XVI renunció al papado por su avanza edad (85 años en ese momento) y porque consideraba que no tenía fuerzas suficientes para continuar. Pero si el número de curas pedófilos es alto, lo más indignante (por utilizar un término más suave) ha sido el comportamiento de la Iglesia para no sancionar y, encubrir algunos casos de abuso sexual. Este posiblemente es el mayor pecado de la Iglesia y, en especial, de un círculo de poder enquistado en Ciudad del Vaticano. Desde hace varios meses atrás he estado siguiendo este tema. El diario español El País ha sacado a la luz pública lo que menciono. En diciembre de 2018, un titular de una de sus ediciones relataba que “18 religiosos españoles acusados de abuso sexual de menores han salido al extranjero (de España)”. Es decir que, en lugar de haber sido entregados a la justicia y haber sido sancionados de manera ejemplar, la mayor parte de ellos fueron trasladados a otros lugares dentro de España, a América Latina y África. Para que esto no quede como un simple comentario, les invito a conocer las historias de: Iván Merino (España), Jordi Jorba Navarro (Chile), Santiago Martínez Valentín – Gamazo (Perú), José Lázaro Lara Burgos (Chile), Abel Pérez (Chile) y muchos otros más. Por no mencionar a los 685 sacerdotes católicos acusados de abuso sexual de menores en Estados Unidos. ¿No sería más sano que, como en otras religiones, los sacerdotes puedan casarse, vivir plenamente su sexualidad (sin taras) y tener hijos? ¡Que eso le va a debilitar a la Iglesia! ¿No sería mejor tener una Iglesia con menos poder (económico, político, social y religioso) pero más transparente, coherente y fiel a los principios que predica? Considero que ya es hora de hablar abiertamente de este tema. No solo porque hay que ser más elocuente sino enfrentar de lleno el problema del abuso sexual de menores de parte de sacerdotes católicos. Si la Iglesia ha hecho relucir su espíritu de cuerpo y ha dejado pasar casos evidentes de pedofilia, la opinión pública y la misma sociedad deberían exigir que mayores sanciones. ¡Que no son todos! ¡Que son casos aislados! Así como se han evidenciado casos de pedofilia en otros países, me niego a aceptar que en el Ecuador no haya pasado nada. ¿Lo de la parroquia de Guápulo en Quito es un caso aislado?

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:https://www.elcomercio.com/opinion/sebastian-mantilla-pedofilia-iglesia-abuso.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

Pederastia patriarcal, patriarcado homófobo


El silencio episcopal ante las agresiones sexuales de sacerdotes durante 40 años contrasta con su locuacidad contra el colectivo LGTBI

OtrosConéctateEnviar por correoImprimir

Jose Mª Gil Tamayo (i) y el presidente Ricardo Blazquez (d) en una reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal en 2017.
Jose Mª Gil Tamayo (i) y el presidente Ricardo Blazquez (d) en una reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal en 2017. KIKE PARA

JUAN JOSÉ TAMAYO5 ENE 2019 – 03:57 COT

A pesar de los numerosos casos de sacerdotes y religiosos pederastas que aparecen a diario en los medios de comunicación y de las reiteradas denuncias de las víctimas por la inacción de los obispos españoles ante tamaño y extendido crimen, estos siguen minusvalorando la gravedad del problema. El último en restarle importancia ha sido el nuevo obispo de Ávila, ex secretario general de la Conferencia Episcopal Española y miembro del Opus Dei, José María Gil Tamayo, con motivo del ocultamiento durante 63 años, por parte del Vaticano, de las agresiones sexuales de Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo.

El silencio o la minusvaloración episcopales ante las agresiones sexuales de sacerdotes contra niños, niñas, adolescentes y jóvenes indefensos durante 40 años contrasta con su locuacidad contra el colectivo LGTBI, la “ideología de género”, el aborto, el divorcio, las relaciones prematrimoniales, los métodos anticonceptivos, la píldora del día después, el matrimonio de los sacerdotes, el sacerdocio de las mujeres, las parejas de hecho, la homosexualidad, el matrimonio igualitario, los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres, la fecundación in vitro, el acceso a la eucaristía de las personas divorciadas vueltas a casar, el acceso de personas homosexuales al sacerdocio, etcétera.

Estas declaraciones, que siguen produciéndose hoy, a veces con gran torpeza, refuerzan el patriarcado heteronormativo y la binariedad afectivo-sexual, fomentan la homofobia y dan pábulo a las organizaciones y partidos que defienden en sus programas propuestas sexistas, homófobas y contrarias a la igualdad y la justicia de género.

Esto contrasta con la insensibilidad de la jerarquía católica hacia la violencia de género y las agresiones contra personas LGTBI. Es ella misma quien las discrimina prohibiendo su participación en órganos eclesiales representativos o en funciones de padrinazgo, por ejemplo, en bodas y bautizos. No es fácil, empero, leer declaraciones y documentos episcopales que condenen los feminicidios y los actos homofóbicos.

Se decreta la excomunión contra las mujeres que abortan y contra las mujeres ordenadas sacerdotes, pero no contra los sacerdotes y religiosos pederastas, quienes, tras las denuncias canónicas e incluso la autoconfesión de culpabilidad, seguían participando en actividades religiosas y en contacto con menores. O eran cambiados de parroquia o enviados a “misiones”, sin alertar a los obispos que los acogían de las agresiones sexuales. Y allí volvían a delinquir impunemente amparándose en su condición de personas sagradas como representantes de Dios.

Al silencio y la inacción hay que sumar el desamparo de las víctimas y sus familias, cuyos testimonios eran con frecuencia desoídos o calificados de falsos. El panorama no puede ser más desolador en el episcopado español. No me extraña que cada vez sea mayor el número de personas que abandonan la Iglesia católica, bien apostatando, bien haciendo mutis por el foro.

Juan José Tamayo es profesor emérito de la Universidad Carlos III de Madrid

https://elpais.com/sociedad/2019/01/04/actualidad/1546634925_025086.html

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: