“Siempre habrá sacerdotes homosexuales, el celibato debería ser opcional”


27 DE ABRIL 2019 – 01:21 Entrevista con Anselm Grün, sacerdote y monje benedictino alemán.Silvia Noviasky

"Siempre habrá sacerdotes homosexuales, el celibato debería ser opcional"

Foto Andrés Mansilla

Luego de casi nueve años, el sacerdote y monje benedictino alemán Anselm Grn llegó nuevamente a Salta. El doctor en teología es reconocido por sus cerca de 300 escritos sobre espiritualidad, de los que se vendieron más de 10 millones de copias traducidas a diferentes idiomas. Cada visita suya suele ser polémica, al punto que en algunas ciudades se organizaron marchas oponiéndose a sus charlas. A pesar de eso, no deja de ser convocante. Llegó a la Argentina para presentar “Víctimas y victimarios, romper las cadenas en la Iglesia, la sociedad y la familia”, en el que aborda el tema que aqueja a la Iglesia desde un punto crítico: los abusos eclesiásticos. Advierte que la institución no formó a sus sacerdotes en enseñanzas teológicas del poder clerical ni de la sexualidad. Desde los diez años ya sabía que quería ser cura, y hace casi 30 está al frente de la Abadía de Mnsterschwarzach (Alemania). Allí, en una casa de recogimiento asiste a “personas en crisis”, entre ellas a varios sacerdotes. Advierte que “siempre habrá sacerdotes homosexuales”, que serlo no es un pecado y que el celibato debería ser opcional. Yendo más allá, asegura que las mujeres podrían ser sacerdotes de una iglesia que las ha relegado.

Su libro habla de los victimarios, que deben rendir cuenta, que deben sentir dolor y de la empoderación de las víctimas. ¿Puede cumplirse esto en las condiciones actuales?

Las víctimas deben ser valoradas por la Iglesia. La Iglesia debe ocuparse de los primeros puntos, de que los victimarios, sacerdotes, no triunfen sobre las víctimas, de que la Iglesia lamente, llore y reconozca el dolor de las víctimas. La Iglesia debe tener humildad, si no se vuelve dura y estéril como dicen los psicólogos. Es un proceso muy largo este duelo, no son meras disculpas. El tercer punto creo que es el aspecto personal de lo que es el acompañamiento pastoral con la víctima. En la terapia, la víctima puede volver a tomar su vida en sus propias manos.

¿Cree que la Iglesia dimensiona lo que sucede, que siente ese dolor al que se refiere?

En Alemania de alguna manera se la obliga, no puede dar excusas. La prensa escribe sobre el tema, las víctimas se organizaron y exigen que se las escuche. Tenemos que pensar en cómo manejar el poder clerical. También en cómo manejar adecuadamente la sexualidad. El celibato se cuestiona, aunque seguramente no es la única causa. Hay investigaciones que hizo el Estado alemán en las diócesis alemanas. El 4% de los sacerdotes célibes cometió abuso sexual, pero solo el 1% de los diáconos casados. El celibato es un tema sobre el que hay que cuestionar. A nuestra abadía van sacerdotes y mujeres que han entrado en crisis. El celibato es posible, pero debería ser optativo. Para nosotros, los monjes, el celibato es una decisión, pero para los sacerdotes del mundo no es necesario. Antes el celibato era aceptado y el sacerdote vivía en comunidad. Ahora vive en soledad y las sociedad cuestiona eso. Para muchos el celibato es una sobreexigencia.

Varios medios reflejaron la postura de obispos de diferentes países en las que se podía ver que aún ponían el foco en la víctima y no reconocían abiertamente como algo negativo el abuso sexual.

No conozco a esos obispos, pero en algunos países como en Polonia, la Iglesia tiene una acción muy poderosa. Hay muchos obispos que están en una situación difícil, pero darles la culpa a las víctimas es absolutamente inadecuado. Quien tiene la culpa es el adulto, nunca la víctima. Si le echa la culpa al niño se lo vuelve a abusar. Es una señal de inmadurez , típica represión para la Iglesia de los últimos 30 años. Al menos en Alemania la Iglesia despertó, no puede taparlo con excusas piadosas, no va más.

Cuando hay que explicarle a alguien que el abuso está mal, es difícil ver un cambio a corto plazo…

En un clima así evidentemente no. La Iglesia protegía a los victimarios y no a las víctimas. La Iglesia debe estar siempre al lado de las víctimas, no de los victimarios. La herida es muy profunda en varias formas: primero el abuso sexual en sí, el abuso de poder, el abuso de la confianza. El monaguillo confió en el sacerdote. Muchos monaguillos alumnos en internados católicos habían disfrutado de esa atmósfera sagrada que se abusó. Eso es una herida muy profunda, porque en quién más vamos a confiar si todo eso que es sagrado ha sido violado.

¿Cuánto tiempo llevará reponerse a la Iglesia? ¿Qué medidas concretas se necesitan?

Lo que la Iglesia tiene que hacer es no mentir, escuchar a las víctimas. Ese proceso tardará varios años. El peligro de que uno siempre reprima, tape o cubra está siempre. Obviamente, es importante que los periodistas lo descubran y lo revelen y no sean parte de esa metodología de ceder al poderoso. Para la Iglesia son 10 años seguro.

¿Cómo la Iglesia llegó a esta crisis?

El sacerdote tiene una posición muy autárquica, y no tienen la formación en materia de sexualidad. La teología romana evaluaba de alguna manera negativamente a la sexualidad. Todo lo evaluado negativamente queda pegado en mí, y lo exteriorizo, no positivamente. El sacerdote debe tener un manejo maduro de su sexualidad. Sin reconocerse a sí mismo lo que está haciendo, es exteriorizar sus propias necesidades con otros. Hay un principio de la psicología que dice que solo lo que acepto, lo que reconozco, lo puedo transformar. Es difícil decir cómo llegamos hasta acá. El mayor riesgo fue el mal uso de poder. No había una teología de poder ni de sexualidad en la Iglesia, y con ambos temas ahora la Iglesia tiene problemas.

¿La Iglesia debería denunciar los abusos?

Obviamente que sí, debe hacerlo públicos. Quien tiene privilegios los retiene, aunque con esta crisis la Iglesia comience a despedirse de privilegios.

¿Qué piensa de la homosexualidad?

La homosexualidad no es un pecado. Tal vez para la teología moral romana, pero no para la alemana. Hace 28 años acompaño a sacerdotes en la casa de recogimiento. Siempre hay sacerdotes homosexuales. En general el homosexual es gente muy espiritual, tienen mucho sentido de la estética. Por eso me enoja cuando alguien dice para afuera de una manera y en la realidad, en el interior, es totalmente diferente.

¿Es posible recuperar a un abusador sexual?

Hay que diferenciar, la pedofilia es una enfermedad que no se puede sanar. Ahí solamente hay que proteger a las personas expuestas. De vez en cuando hay casos donde se hace un trato exagerado de demasiada cercanía física inadecuada. Lo que necesita el sacerdote es ver su propia verdad. Debe ver cuál es el dolor que ha generado e intentar resarcirlo, siendo consciente de sus propias limitaciones, ya no va a ser arrogante, va a ser humilde y ya no va a moralizar. Entonces en ese momento podría estar recuperado.

¿Qué piensa sobre el movimiento mundial feminista?

Hay sacerdotes que no aceptan a las mujeres como tales. La Iglesia está perdiendo a muchas mujeres. Hay profesoras de teología y muchas dan la misa de responso en el lugar del diácono, y son mucho más cálidas en esos momentos. Son avances. También hay comunidades dirigidas por una mujer, pero no pueden dar los sacramentos. No hay motivo teológico para que la mujer no sea sacerdote. La sociedad se va desarrollando y la Iglesia debe adaptarse.

¿Qué piensa sobre el pedido de aborto legal?

No juzgo a las mujeres que hicieron abortos. Todos los psicólogos que no son cristianos saben que un aborto siempre es un problema para la mujer. De alguna manera siempre hay sentimientos de culpabilidad, y si eso solo se expresa como un derecho… En la Iglesia también hubo sacerdotes que se opusieron agresivamente en contra del aborto. Se pusieron por encima de las mujeres, sin realmente acercarse a ellas. Los sacerdotes, sobre todo si son célibes, deberían quedarse afuera del tema.

https://www.eltribuno.com/salta/nota/2019-4-26-22-14-0–siempre-habra-sacerdotes-homosexuales-el-celibato-deberia-ser-opcional

LOS SACERDOTES CASADOS SOLICITAN AUDIENCIA AL PAPA.


SANTO PADRE FRANCISCO:

Me presento: me llamo Sebastián Cozar Gavira, sacerdote casado, resido en Chile, y en la actualidad soy Presidente de la Federación latinoamericana de los sacerdotes casados.

El motivo de esta carta es que tenga a bien darnos audiencia para hacerle conocer cómo es en la realidad nuestro movimiento a nivel de Latinoamérica, cómo vivimos en nuestra actualidad, qué pensamos y esperamos de nuestra Iglesia, de nuestros encuentros diocesanos, en cada país y a nivel latinoamericano.

Le diré que somos bien queridos y aceptados por nuestras comunidades no siendo motivo de escándalo, compartiendo con sencillez cristiana la vida familiar.

Lo que más nos preocupa es la Evangelización en nuestros tiempos.

Los sacerdotes casados vamos a tener un encuentro en Manaos-Brasil, los días del 3 al 7 de julio del 2019 organizado por Brasil y con participantes de otros países. Allí vamos a reflexionar y aportar nuestras inquietudes para bien de nuestra Iglesia sobre el encuentro sinodal que tendrá Su Santidad con los Obispos de la Amazonia.

Por tal motivo, por su importancia e interés, a Vd. le convendría saber qué pensamos y queremos para el bien del presente y del futuro de nuestra Iglesia y su relación con los sacerdotes casados y la Evangelización.

Por esta razón solicitamos con humildad y respeto nos conceda una audiencia para informarle, en un diálogo sin confrontación después de nuestro encuentro.

A la espera de su atenta respuesta, la cual desde ya agradecemos.

Cuente con nuestras oraciones. Unidos en Cristo Resucitado.

Sebastián Cozar Gavira 
Presidente de la Federación Latinoamericana de sacerdotes casados 

San Carlos Chile, 26 abril 2019
Fono 56 990221117
Calle Independencia 798
San Carlos 
Chile.

Remitido al e-mail

“La Iglesia Católica no acepta a ningún sacerdote casado”


El vocero de la Iglesia dice que legalmente se podría demandar a la ICAB por uso indebido de símbolos. “Pero preferimos informar y llamar a la conciencia”.

“La Iglesia Católica no acepta a ningún sacerdote casado”
El vocero de la Conferencia Episcopal Boliviana, el padre José Fuentes.

SOCIEDADdomingo, 03 de marzo de 2019 · 00:04

Liliana Carrillo V. / La Paz

La Iglesia Católica no reconoce a los sacerdotes casados de la Iglesia Católica Apostólica Brasileña y advierte que los sacramentos que ellos realizan no tienen validez. El vocero de  Conferencia Episcopal Boliviana, padre José Fuentes,  pide a los fieles “que no se dejen engañar por curas no autorizados que ofrecen tarjetas”. 

 “Este es un grupo que se ha juntado con un fin económico, que engaña a la gente y crea una enorme confusión”, sostiene el padre Fuentes. Y así sigue la conversación con el Secretario General Adjunto de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB). 

¿Cuál es la posición de la Iglesia Católica Apostólica y Romana respecto a esta Iglesia Católica Apostólica Brasileña?

En Bolivia hay diferentes iglesias como en el mundo entero; tenemos por ejemplo la Iglesia ortodoxa, la  anglicana, la  luterana. Tenemos grupos evangélicos que han surgido también de la Iglesia protestante y con todos ellos, la Iglesia  Católica mantiene relaciones de ecumenismo. Hay pluralismo religioso, pero este grupo (ICAB) tiene otras características: son sacerdotes que han salido de la Iglesia Católica; es decir que los obispos o el mismo Papa, les han prohibido  celebrar los sacramentos  por múltiples razones  que tienen que ver con un mal ejercicio de su ministerio sacerdotal.

No es que se les ha expulsado de la Iglesia sino que han vuelto a ser laicos; por lo tanto no pueden ejercer el ministerio que se les confió un día y, sin embargo, ellos lo siguen ejerciendo en desobediencia a los obispos. ¿Cómo le podemos llamar a eso? Ellos usan los mismos ornamentos que  los obispos (las insignias, la mitra, el báculo), hacen los mismos rituales, pero sin estar autorizados. Es un engaño al pueblo.

La ICAB da cuenta de 67 sacerdotes en Bolivia, ¿tantos dejarían la Iglesia Católica?

Las razones de la dimisión de un sacerdote son muchas y particulares para cada caso. Lo cierto es que ellos han perdido los derechos que tenían como clérigos y pasan a ser laicos. Ese es un mecanismo que tiene la Iglesia de mucha compasión para que los sacerdotes que no cumplieron la promesa que hicieron en su ordenación puedan regularizarse. Lo que no pueden es seguir oficiando  sacramentos católicos  porque han pasado a otra situación. 

Es, por ejemplo, como si un exministro de  Educación se negara a dejar el cargo y siguiera nombrando directores y profesores habiendo sido destituido. ¿Qué valor tendrían las calificaciones que den esos maestros? Ninguno.

Esos sacerdotes son  inválidos, por tanto, los sacramentos que hacen no tienen validez. Está clarísimo que los certificados que ellos extienden no sirven, ni para inscripción a un colegio católico ni para la primera comunión ni para nada. La Iglesia Católica no los reconoce.

Padre, si es tan flagrante el engaño, ¿por qué la Iglesia Católica no hace nada legal al respecto?

Es que legalmente sólo podría  haber indicio de delito en el uso de nuestros ornamentos, de nuestros símbolos, de nuestros ritos. Pero el estilo de la Iglesia Católica es siempre informar, dialogar, no es la demanda. Al final son personas que han estado dentro de la Iglesia, hermanos nuestros en el ministerio, muchos, seminaristas, otros. Las verdaderas penas son canónicas, es decir internas a la Iglesia, y se quedan a un nivel de conciencia. No tenemos una fuerza policial, sólo podemos dialogar e informar a la gente.

Los sacerdotes de la ICAB dicen que lo único que los diferencia de la Iglesia Católica es que son casados. El año pasado en una entrevista con Página Siete un obispo admitía que hay como 50 sacerdotes católicos en ejercicio que tienen esposa. ¿No hay contradicción en rechazar a unos y tolerar a los otros?

La Iglesia Católica no acepta a ningún sacerdote casado, a ninguno. Los sacerdotes católicos elegimos libremente el celibato como la vida que vivió Jesús. 

Si hay sacerdotes de la Iglesia Católica en ejercicio con hijos, no me consta. Y si los hubiera, el obispo debe invitarles a abandonar el estado clerical, porque no podemos engañar al pueblo.

Tanto los miembros de este grupo –la palabra Iglesia les viene grande– como los sacerdotes que estuvieran en esas situaciones deben dejar el sacerdocio. Y esto es por justicia con la mujer y con los hijos porque ellos no pueden ser padres y esposos clandestinos. Eso no tiene ningún sentido y no va con la función de sacerdotes. 

Ellos  argumentan que si han sido ordenados, nunca dejan de ser sacerdotes. ¿Es así?

Un sacerdote ordenado nunca deja de serlo, pero si ha sido dimitido deja de ejercer su sacerdocio porque se lo pide el Papa o el obispo, que es el que ordena sacerdotes. Si el que le dio el ministerio le prohíbe ejercerlo, o el Papa,  es porque no cumplió su ministerio de forma correcta. Estas son las reglas de juego de la Iglesia, las que ellos conocen muy bien. 

Hay que prevenir a la población  de que entre ellos también hay quien ni siquiera es sacerdote porque no terminó el seminario, salió o fue expulsado, las razones que fueran. Ahora han sido ordenados por un obispo inválido. Vamos a ver: ¿quién nombra a los obispos en la Iglesia? El Papa; ¿quién ha nombrado obispo a Richard Lipacho? No lo ha nombrado el Papa, luego no es un obispo católico y sus ordenaciones también son inválidas.Esos curas se han hecho visibles también por sus atavíos y por celebrar sacramentos a domicilio.

Los sacerdotes católicos hacemos celebraciones litúrgicas a domicilio: la bendición de una casa o de la familia, pero no hacemos eucaristías en las casas, sino en lugares preparados;  tampoco ofrecemos tarjetas ofertando servicios. Los obispos y sacerdotes buscamos  la sencillez y ellos visten con suntuosidad; sin embargo Jesús,  el hijo de Jesús y de María, es el dios de la sencillez.

La aparición de esta Iglesia, como la de sectas evangélicas, ¿no es un llamado de atención para  que la Iglesia se conecte más con sus fieles o de adecúe a  estos nuevos tiempos?

La liturgia católica, como todos los ritos,  es la que se ha celebrado durante 21 siglos en la   Iglesia Católica Apostólica y Romana, que es la  que Jesucristo fundó. Como sacerdotes siempre debemos cuidar la conexión con la gente, pero también hay que distinguir que poner música de batería a una misa no es estar más cerca de Dios. 

El papa Francisco está incluyendo  reformas a  la Iglesia, ¿será que alguna vez  aceptan sacerdotes casados? ¿Y mujeres sacerdotisas?

Podría ser, porque en la historia de la Iglesia ya hubo sacerdotes casados  como también célibes; puede llegar un momento en el que convivan las dos formas de sacerdocio ministerial, pero no será así como este grupo quiere. Ellos prometieron celibato pero no lo pudieron cumplir; no es cuestión de denigrarlos, todos somos conscientes de las debilidades del ser humano. Si alguna vez hay sacerdotes casados, además de célibes, será porque personas que llevan una vida de fe sean elegidas, pero ese es otro camino.

En cuanto a sacerdotisas, al Espíritu Santo no hay porque ponerle límites, quien sabe por dónde va el futuro. La Iglesia escucha también toda la justa reivindicación de la mujer. Pero   no porque uno piense que hay que ordenar mujeres puede empezar a  hacerlo. Somos todos la Iglesia caminando con nuestro pastor, el Papa. Introduciremos  reformas cuando el Espíritu Santo lo considere oportuno. 

¿Qué cree que deben saber los fieles sobre la ICAB?

Deben tener cuidado de no acudir a estos sacerdotes de la tarjeta, lo mismo si ofrecen sus servicios funerarias o incluyen en ellos una sala de fiestas. Cuidadito con la comodidad. Los sacerdotes católicos estamos al servicio del pueblo para orar a los difuntos, celebrar un matrimonio, un  bautismo, pero  exigimos una preparación. No nos dejemos llevar por la comodidad, sino por la autenticidad;  verdaderos encuentros con el Señor es lo que buscamos.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

https://www.paginasiete.bo/sociedad/2019/3/3/la-iglesia-catolica-no-acepta-ningun-sacerdote-casado-210869.html

Revelan que la Iglesia católica tiene reglas secretas para los sacerdotes que tienen hijos


Un informe de The New York Times asegura que se trata de un documento interno
Un informe de The New York Times asegura que se trata de un documento interno Fuente: Archivo

Comentar(196)Me gustaCompartir19 de febrero de 2019  • 08:24

CIUDAD DEL VATICANO (AFP).- A días del comienzo de una cumbre inédita de religiosos de todo el mundo convocada por el Papa Franciscopara tratar el escándalo de los abusos sexuales en la Iglesia, el Vaticanoreveló que cuenta con reglas secretas para aquellos sacerdotes que pese a la obligación del celibato tienen hijos.

De acuerdo con un informe publicado por The New York Times, Vincent Doyle, un hombre cuyo padre era un sacerdote católico, confirmó que pudo ver este particular documento e indicó: “Hay chicos por todas partes”.

Alessandro Gisotti, vocero de la Santa Sede, no desmintió la versión y dijo: “Puedo asegurar que estas directrices existen. Es un documento interno”. Además, habló sobre un documento interno de 2017 que sintetiza los procedimientos y que tiene como “principio fundamental la protección del niño”. De hecho, el portavoz del Vaticano aseveró que la directriz “solicita” que el señalado abandone el sacerdocio padre “asumir sus responsabilidades como padre y dedicarse exclusivamente al niño”.

Los hijos de religiosos tienen varios orígenes: algunos son fruto de relaciones entre sacerdotes y laicas o monjas, pero otros provienen de violaciones. Y si bien no hay números oficiales de cuántos bebés nacieron de padres curas, Doyle lidera un grupo de apoyo, Coping International, que cuenta con 50 mil integrantes en 175 países.

La palabra de Francisco

Hay pocos comentarios al respecto del Papa. En su libro de 2010 El cielo y la tierra,que escribió cuando era el arzobispo de Buenos Aires, Francisco dice que un sacerdote que en un momento de pasión viola un voto de celibato podría potencialmente permanecer en el ministerio, pero quien engendra un hijo no.

“La ley natural precede a su derecho como sacerdote”, asegura en el texto y agrega que la primera responsabilidad de un sacerdote sería con su hijo: “Debe abandonar su ministerio sacerdotal y cuidarlo”.

Un informe de The New York Times asegura que se trata de un documento interno
Un informe de The New York Times asegura que se trata de un documento interno Fuente: Archivo

De manera oficial, la Iglesia católica requiere que los sacerdotes mantengan una vida de celibato absteniéndose de cualquier tipo de actividad sexual. Sin embargo, las revelaciones escandalosas de los últimos tiempos confirmaron que esta práctica no es en realidad un hecho, que los votos se rompen.

Cumbre por los abusos

Francisco convocó esta semana a todos los presidentes de la conferencias episcopales para una cumbre inédita sobre los abusos sexuales a menores en la Iglesia, un fenómeno que considera un “desafío urgente” para la institución.

Así, el Papa no sólo la gravedad sino su preocupación por un escándalo que golpeó la credibilidad de la Iglesia en todos los continentes. El encuentro es el primero de este tipo y se llevará a cabo del 21 al 24 de febrero.

“El primer paso debe ser reconocer la verdad de lo que ha sucedido”, subrayó Francisco en la misiva en la que exhortaba a los participantes a prepararse para el evento celebrando reuniones personales con víctimas de abusos sexuales cometidos por miembros del clero.

Desde que estallaron los primeros escándalos hace unos 35 años, la jerarquía de la Iglesia católica tomó una serie de medidas preventivas, adoptó leyes, pidió perdón y lanzó condenas, pero sin lograr que desaparezca la llamada “cultura del encubrimiento”.

Consciente de las expectativas que genera la reunión, el pontífice reconoció que “el problema del abuso continuará” y que la batalla inicia al tomar conciencia del fenómeno.

https://www.lanacion.com.ar/2221390-papa-francisco-abuso-sexual-iglesia-sacerdotes-padres

Temas que duelen


BLU Radio, Alberto Linero / Foto: BLU Radio

BLU Radio, Alberto Linero / Foto: BLU Radio

“El presbiterado femenino y el celibato opcional son necesarios muy pronto en la Iglesia”


Por: Redacción Digital BLU RadioEntré al Seminario a los 17 años, luego de haber hecho durante un año un intenso proceso de discernimiento. Viví feliz y contento al interior de la Iglesia. Fueron años de estudio, de fraternidad, de servicio y de mucha experiencia espiritual. Fueron 33 años viviendo en las dinámicas institucionales de la vida eclesial. Soy agradecido con todo lo que allí viví y aprendí. Conocí hombres y mujeres extraordinarios que desde sus limitaciones humanas servían apasionadamente al Dueño de la vida. No fui testigo de estas manifestaciones de abusos que el papa Francisco ha reconocido.

Vea también: Francisco, contra la lacra de los abusos en la Iglesia: opinión de Alberto Linero

En el suplemento ‘Donne Chiesa Mondo’ (Mujeres, Iglesia, Mundo), ‘L’Osservatore Romano’, Luccetta Scaraffia trataba uno de los asuntos más espinosos y ocultos de la Iglesia católica. “¿Por qué no se habla de los obispos que violan monjas?, se preguntaba la autora, que denunciaba que muchas religiosas se ven se ven obligadas a abortar o a abandonar la vida consagrada después de sufrir abusos sexuales por parte de sacerdotes y obispos. El papa en el vuelo de vuelta este martes a Roma tras concluir su viaje a Emiratos Árabes Unidos, afrontó este problema y reconoció que hay eclesiásticos «que hicieron eso». Francisco dijo que las violaciones a monjas se dan «en todas partes», si bien son más frecuentes en «algunas congregaciones nuevas y en algunas regiones». África e India son los territorios donde este fenómeno es más habitual. Sin querer dar nombres ni países concretos, el Pontífice aseguró que el Vaticano lleva «mucho tiempo trabajando con este asunto» y que «varios clérigos» han sido apartados por este motivo, que también está detrás de la disolución de algunos institutos religiosos femeninos.

El papa se comprometió a «hacer más» para atajar esta lacra y aseguró que «tenemos la voluntad de hacerlo». Este nuevo escándalo es un mazazo a los creyentes de todo el mundo porque muestra la necesidad de cambios urgentes en la estructura eclesial. Es necesario que se dejen a un lado esas dinámicas patriarcales que subyugan a las mujeres, es hora de tener unas prácticas que den cuenta de la igual dignidad entre hombre y mujer que atraviesa la revelación bíblica. Pero sobre todo es hora de tener una mirada más sana y natural sobre la sexualidad. Es importante reconocer el delito, el pecado, pero no basta. Es necesario hacer algo para que no vuelva a repetirse. Temas como el presbiterado femenino, el celibato opcional y dinámicas más democráticas en la vida eclesial son necesarias muy pronto.

No se puede ser tozudo y creer que las cosas cambian sin acciones concretas. No se puede seguir creyendo que todo el que señala estos lunares es un enemigo de nuestra fe. Dios nos ayuda y nos bendice pero nos corresponde a nosotros actuar con decisión y responsabilidad. Los creyentes podemos lograr que del mundo desaparezca el machismo y que las mujeres puedan desarrollarse sin ninguna de esas manifestaciones destructoras que un mundo androcéntrico ha generado.

https://www.bluradio.com/opinion/temas-que-duelen-205155-ie435

Carta abierta al Papa Francisco


Querido Papá Francisco:

Como Presidente de la Federación Latinoamericana de los sacerdotes casados me dirijo a su persona por sus últimas declaraciones manifestando que no está de acuerdo con el celibato opcional.

Frente a esta declaración estamos sorprendidos, como tantos hermanos nuestros, porque desde que está en su pontificado ha sido a través de sus declaraciones una luz de esperanza donde se abría la puerta de la Iglesia a un nuevo cambio primaveral sobre el tema del celibato opcional, esto nos decepciona.

Le diremos que nosotros, los sacerdotes casados y sus familias, no estamos dispuestos a bajar los brazos. Tenemos una fe esperanzadora llena de amor.

Soñamos con una nueva imagen de Iglesia donde se acoja con fraternidad a los sacerdotes casados en las comunidades cristianas.

Padre Francisco le diremos, con todo respeto, que necesitamos una Iglesia más humanizada que actúe con más sentido y criterio común.

Por otra parte necesitamos escuchar a la comunidad de bautizados, a los laicos, escucharnos para sentir cuál es la voluntad de Dios.

No solo dialogar con la jerarquía, Obispos y sacerdotes, todos somos parte de una misma Iglesia, de un mismo Señor, una sola fe.

Padre Francisco necesitamos dialogar sin hipocresías, con sinceridad, con transparencia, sin confrontación.

En definitiva actuar con lo que predicamos.

El Señor nos dijo: ”Id por todo el mundo y anunciad el evangelio“.

Se los dijo a hombres casados. Significa qué hay que caminar superando los obstáculos del camino. Lo importante es evangelizar seamos casados o no.

Deseamos y esperamos que no nos deje solos, que nos tome en cuenta, no perdemos la esperanza que le habíamos puesto.

Rezamos por su persona, por su salud, para que el Señor le dé las fuerzas necesarias para dirigir nuestra Iglesia

Sebastián Cózar y Juanita Hernández
Presidentes de la Federación Latinoamericana de los sacerdotes casados

San Carlos (Chile) 5 febrero 2019

Remitido al e-mail

“El celibato obligatorio no es un dogma intocable”


OCEOP, ANTE LAS PALABRAS DEL PAPA FRANCISCO SOBRE EL CELIBATO

“Esperamos que rectifique, por el bien de la Iglesia, estas posiciones tan cerradas”MOCEOP, 04 de febrero de 2019 a las 09:40  

Celibato niñoRELIGIÓN | OPINIÓN

Debemos reconocer que nos han sorprendido. Nos cuesta entender este cambio de posición tan brusco de Francisco sobre esta materia

(Moceop, Movimiento por el celibato opcional).- Hemos leído las declaraciones del Papa Francisco hablando de la obligatoriedad del celibato en el avión de vuelta de Panamá.

Debemos reconocer que nos han sorprendido. Nos cuesta entender este cambio de posición tan brusco de Francisco sobre esta materia.

Hace unos años decía:

“La Iglesia católica tiene curas casados. Católicos griegos, católicos coptos, hay en el rito oriental. Porque no se debate sobre un dogma, sino sobre una regla de vida que yo aprecio mucho y que es un don para la Iglesia. Al no ser un dogma de fe, siempre está la puerta abierta”.  (2014)

Y más recientemente según el cardenal Marx, en declaraciones durante un encuentro del Comité de Católicos de Baviera celebrado en Munich, el Papa Francisco está planteando a sus consejeros la posibilidad de abolir el celibato sacerdotal. (2017)

No entendemos que Francisco retome las palabras de San Pablo VI que decía: ‘Prefiero dar la vida antes que cambiar la ley del celibato’. Él ha dicho de modo claro”no estoy de acuerdo con permitir el celibato opcional”.

Aunque es cierto que, citando a Lobinger, deja abierta esa posibilidad sólo para casos muy excepcionales: “Solamente, quedaría alguna posibilidad en los puestos lejanísimos, pienso las islas del Pacífico, pero es algo para pensar cuando hay necesidad pastoral, ahí el pastor debe pensar en los fieles”.

Tambien reconoce, como ha dicho otras veces “es algo que está en discusión entre los teólogos”, por lo tanto no es un dogma intocable; y él reconoce que esa es solamente su “opinión personal”.

¿A qué se debe este cambio de postura? Francisco, entendemos, debe sentirse muy presionado por sectores ultracatólicos que le presionan para que no adopte cambios tan necesarios y urgentes como la opcionalidad del celibato.

Él conoce muy bien la problemática de primera mano, porque él era amigo personal del obispo argentino casado Jerónimo Podestá y su esposa Clelia con quienes mantenían frecuentes conversaciones. Incluso la hija de Clelia, Clelia Isasmendi, le ha entregado dos cartas en mano a Francisco, aunque no le ha contestado. Jerónimo y Clelia fueron unos magníficos animadores de los curas casados en todo el Mundo, especialmente en Latinoamérica, durante muchos años.

La necesidad de que el celibato sea opcional es algo muy aceptado en la mayoría de nuestras sociedades, como lo han demostrado las numerosas encuestas que se han hecho. Igualmente no pocos episcopados, como el alemán, han planteado el celibato obligatorio como tema de su asambleaen la próxima primavera, pues el cardenal Marx viene insistentemente diciendo que es necesario abrirse al futuro y al Mundo y no quedar estancados en posiciones de siglos anteriores que no son válidas para nuestro tiempo. La gran mayoría de los católicos alemanes también está a favor de la opcionalidad del celibato.

Esperamos que Francisco rectifique por el bien de la Iglesia estas posiciones, ahora tan cerradas, que en nada sirven para solucionar los gravísimos problemas que existen en muchas comunidades, que no pueden celebrar la eucaristía por no poder contar con un sacerdote. En otros muchos sitios, diversas parroquias se están reagrupando y el sacerdote se ve desbordado con frecuencia, por no poder atenderlas bien, como sería necesario.

Las aportaciones de Lobinger, al que cita Francisco, son muy interesantes en este sentido: de las mismas comunidades deberían salir los equipos de ministros ordenados, ministros que tienen su profesión, que pueden estar dedicados de modo total o parcial y que a nuestro criterio, podrían ser casados o célibes, hombres o mujeres.

 https://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2019/02/04/el-celibato-obligatorio-no-es-un-dogma-intocable-religion-iglesia-moceop-papa-fr

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: