“Decir que no hubo conflicto es deslegitimar la paz”: Francisco de Roux


POR JAVIER ALEXANDER MACÍAS | PUBLICADO HACE 2 HORAS

Para el padre Francisco de Roux, la verdad de lo sucedido en el conflicto armado debe estar por encima de intereses políticos. Además, se debe contar con las víctimas para construir país.

Con la serenidad que le caracteriza, el padre jesuita Francisco de Roux, director de la Comisión de la Verdad, asegura que la verdad es una meta a la que se puede llegar por distintos caminos y con distintas versiones.

Ese objetivo, dice, está enmarcado en la realidad de cada persona; en sus palabras, es una realidad que está siempre presente, no inventada, a veces soñada, pero siempre está dada por las circunstancias; aún así “la verdad es tratar de acercarnos a esa realidad lo más cerca posible”.

Agrega el sacerdote que se llega a ella –la verdad– cuando todas las preguntas que se deben responder están resueltas. Aunque en asuntos históricos y humanos hay múltiples interpretaciones, y acercarse a la verdad puede ser difícil, “uno sí puede decir: de todas las hipótesis que se plantearon, la que nos parece más verosímil es la que deja menos preguntas sin respuesta”.

EL COLOMBIANO conversó con De Roux sobre la comisión que dirige, la verdad y la situación del Centro Nacional de Memoria Histórica que, a la fecha, no cuenta con un director por las polémicas suscitadas por los aspirantes al cargo.

¿Cuál es el papel de la Comisión de la Verdad (CV)?

“Esuna institución de Estado de carácter constitucional independiente del Congreso, de la Presidencia y de la Rama Judicial. Su tarea es contribuir al esclarecimiento de lo que nos ocurrió a los colombianos durante más de 55 años de confrontación armada. Además, avanzar hacia el reconocimiento de las víctimas como ciudadanos que pueden contribuir a que construyamos un país distinto, y el reconocimiento de responsabilidades aceptadas voluntariamente para profundizar la convivencia en los territorios. Todo esto apunta a la no repetición. Estas cuatro cosas forman un solo objetivo para la Comisión de la Verdad”.

¿Está ligada a algún estamento gubernamental?

“De ninguna manera. Nosotros no dependemos de ninguna instancia del Estado, somos absolutamente autónomos. Tenemos una serie de condiciones porque manejamos una información reservada, no solo de las víctimas sino de los estamentos públicos. Tenemos que proteger, bajo protocolos muy serios, esa información, pero tenemos algo que no tiene ningún funcionario público, podemos conversar directamente con responsables de crímenes y podemos escuchar testimonios de crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, y escuchar cosas análogas o complementarias. Estamos exentos de la obligación como funcionarios de referir los nombres de dónde vienen esas informaciones y exentos de ser acusados como cómplices. Todo eso tiene que quedar reservado”.

Usted menciona un concepto que ha sido debatido en el país y es el de conflicto armado. ¿Ha habido o no en Colombia conflicto armado?

“Yo lo que estoy convencido es que afirmar que en Colombia no ha habido conflicto armado interno, o afirmar que es dudoso que en Colombia haya existido, es una afirmación políticamente correcta, pero la realidad es que si uno lo contrasta con los desarrollos de la Corte Constitucional, que en varios casos ha declarado exequible el proceso que hoy en día se hace a través de la JEP, de la Comisión de la Verdad, y de la Unidad para la Búsqueda de Desaparecidos, se está afirmando la existencia del conflicto armado interno, como lo afirma también la Comunidad Internacional y como lo ha aseverado el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en el apoyo que le ha dado al proceso colombiano”.

¿A qué se refiere con 
“políticamente correcto”?

“Dudar que hubo conflicto armado o afirmar que no hubo desbarata la legitimidad del procedimiento de paz que se llevó a cabo en La Habana, y desbarata completamente la legitimidad de los organismos que hicieron la paz con las Farc. Todo queda sin piso. Eso no tiene legitimidad si no hubo conflicto armado.

A nosotros no nos interesa si lo que decimos le da gusto o no a un sector, nos interesa que se diga a verdad”.

¿Decir políticamente correcto se refiere a que es un enunciado para congraciarse con alguien?

“Pero claro. Te voy a decir qué hay de fondo: yo quiero que el Centro Democrático me dé el aval para que el presidente Duque me nombre y si yo lo planteo así, claro que me dan el aval, Uribe se lo da”.

En ese orden, ¿decir que en Colombia no hay conflicto armado puede tener un interés político?

“Por supuesto, porque en las circunstancias actuales en primer lugar, poner en duda que haya habido un conflicto armado o afirmar que no lo hubo echa en tierra la legitimidad de la forma como se hizo la negociación en Cuba”.

La Comisión de la Verdad va a recibir a quién quiera contar su verdad sobre el conflicto. ¿Se cruzarían o reñirían las funciones con las del Centro Nacional de Memoria Histórica, CNMH?

“Estoy convencido que son funciones distintas y espero justamente que independientemente de quién sea el director, podamos trabajar para complementarnos. El CNMH es un centro de estudios académicos, sus funcionarios, que son del Estado, son académicos y su papel es recibir la memoria y analizarla.

La tarea de la CV es mucho más compleja. Partimos de que la memoria no es la verdad, es el lugar donde comenzamos a plantearnos las preguntas que nos pueden llevar finalmente a la no repetición a través de procesos en los que queremos involucrar la participación de la sociedad desde muy diversos puntos de vista, para que los colombianos podamos captar el sentido de lo que nos ocurrió y buscar una salida hacia el futuro en las diferencias. Por eso, si bien tenemos académicos, la mayor parte de las personas que trabaja en la comisión y están en las distintas partes del país no son académicos”.

Van a recibir las versiones de la verdad, pero ¿están obligados entregarlas a entidades judiciales?

“Nada de lo que nosotros manejamos es para ser utilizado judicialmente. No somos la JEP, no juzgamos a nadie, no condenamos, no dictamos sentencia. Frente a la verdad jurídica, que la hace la JEP, nosotros vamos detrás de la búsqueda de la verdad histórica y de la verdad humana de lo que nos pasó en el conflicto. No podemos utilizar testimonios, no podemos permitir que testimonios que recibamos donde hay referencias a personas y a responsabilidades individuales pasen a la rama judicial y se utilicen en la configuración de sentencias o procesos judiciales, tenemos la obligación de reservar esa información. Nosotros recibimos información de la JEP, como recibimos información de la Fiscalía y del Ejército y tenemos libertad para escudriñarla, pero no le podemos pasar información a la JEP ni a ningún juez”.

El CNMH lleva un tiempo sin director, han pasado dos personas como candidatas y no han llegado, hay un tercero en carrera. ¿Cuál debe se el perfil para ese cargo?

“La persona que llegue debe, por lo menos, tener la estatura académica y el perfil nacional e internacional que tiene un hombre como Gonzalo Sánchez (anterior director). El CNMH y sus trabajos han tenido reconocimiento de las mejores universidades del mundo, y sus casi 80 volúmenes son estudiados en casi todas las partes porque es el análisis del conflicto de un país. Eso no lo puede perder el país. Por eso, si ese trabajo se ha de continuar, se le debería dotar de esas posibilidades.

Por otra parte, el centro tiene la obligación de la construcción del Museo Nacional de la Memoria de lo que pasó en el conflicto, es un museo de todas las víctimas, y es un desafío enorme cuando uno piensa lo que se hizo en Israel con el holocausto, lo que se hizo en Chile con la memoria de las víctimas o en otros países. Ese director tiene esa responsabilidad inmensa”.

¿La CV debe escuchar a las víctimas y a victimarios?

“Nosotros en la CV debemos escuchar a los victimarios, es parte de nuestro interés, pero nosotros no los llamamos victimarios sino responsables que deben contribuir voluntariamente a la verdad. El CNMH ha tenido explícitamente búsqueda y conversaciones con responsables, pero uno diría que fue muy profundo el estudio que hicieron con el paramilitarismo y son un récord muy difícil de superar, pero su mayor parte es un trabajo con la memoria de las víctimas. Nosotros estamos dispuestos a hablar con todo el mundo, porque sino es imposible captar lo que nos ha pasado.

Una muestra de eso son los 50 volúmenes que nos entregó el Ejército sobre el accionar de las Farc, y por supuesto nosotros no solo queremos eso del Ejército, sino también otros asuntos en que la responsabilidad misma de ellos se cuenta en el conflicto”.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

¿CÓMO FUNCIONA?EL MANDATO DE LA COMISIÓN

Identificar y comprender los hechos de violencia más graves cometidos en el contexto del conflicto armado interno, especialmente aquellos que ocurrieron de manera repetida, que por sus características pueden ser agrupados en patrones y de los cuales es posible establecer las responsabilidades colectivas de quienes los cometieron. Identificar y comprender los impactos devastadores de la guerra en el ámbito humano, familiar, social y político, para determinar cómo el conflicto afectó a los grupos más vulnerables. Identificar y comprender la historia, el contexto, las causas y todos los factores que facilitaron el origen y la persistencia del conflicto. Identificar y comprender el surgimiento de procesos ejemplares de resistencia y de fortalecimiento del tejido social y de la institucionalidad a pesar del intenso conflicto.

PARÉNTESISSIN DIRECTOR EL CNMH

Javier Alexánder Macías
JAVIER ALEXÁNDER MACÍAS

Contactar

Amo el periodismo, y más si se hace a pie. Me encantan los perros, y me dejo envolver por una buena historia. Egresado de la Universidad de Antioquia.

http://www.elcolombiano.com/colombia/paz-y-derechos-humanos/francisco-de-roux-decir-que-no-hubo-conflicto-

Estudio develó quiénes estarían matando a los líderes sociales


quien mata a los lideres sociales Comisión Colombiana de Juristas

31-Ene-19

Equipo Digital Canal 1 – Sistema Informativo del Canal 1

La Comisión Colombiana de Juristas publicará en febrero un informe sobre el origen de los asesinatos a los líderes sociales y defensores de derechos humanos.

En entrevista con la directora de Noticias Uno, Cecilia Orozco, para el diario El Espectador, esta organización detalló quiénes han sido los perpetradores de estos crímenes, hechos que han causado conmoción entre los colombianos y una gran indignación en redes sociales.

Según Camilo Bonilla, coordinador del Área de Investigación de la Comisión Colombiana de Juristas, estos son los autores de estos viles asesinatos que lograron identificar en la investigación:

  • Paramilitares: 17%
  • Bacrim: 13%
  • Disidentes de las Farc: 7%
  • Ejército Nacional: 4,2%
  • ELN: 3%
  • Seguridad privada: 1,5%
  • Policía Nacional: 1,17%
  • EPL: 0,78%

Según Bonilla, los criminales que están detrás de esto son “algunas personas y familias pertenecientes a determinados sectores del poder político y económico, que históricamente han transitado entre legalidad e ilegalidad y que sienten amenazada su posición privilegiada“.

Sin embargo, los análisis de este informe concluyen que en el 45% de los casos no se logró identificar a los criminales.

Recomendado 👉‘Medidas para proteger a líderes sociales no han dado resultado’: Alberto Brunori 

De acuerdo a cifras de la Defensoría del Pueblo, entre el 2016 y el 2018 fueron asesinados 423 líderes sociales. Sin contar con los cerca de 16 casos que se han presentado en lo que va del año.

Datos más relevantes del informe

El investigador señaló que después del acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc, “la organización social de carácter nacional que ha sufrido mayor número de asesinato de sus líderes y dirigentes ha sido Marcha Patriótica”.

Otro de los datos interesantes de este estudio, indica que la mayor cantidad de muertes a líderes sociales se ha presentado en las zonas donde ganó el Sí al plebiscito.

Cuando Cecilia Orozco le preguntó al coordinador del proyecto sobre los departamentos con más casos registrados, señaló que Cauca con un 17,12%; Antioquia, con un 15,56%; Norte de Santander, con el 7,39%; y Valle del Cauca, con el 7%; encabezan la infortunada lista.

Una de las conclusiones más importantes del informe de la Comisión Colombiana de Juristas es que hay patrones que dan a entender que serían ataques sistemáticos a los líderes sociales.

El texto, que reúne el trabajo de investigadores de once centros de pensamiento, se llama ¿Cuáles son los patrones? Asesinato de líderes sociales en el post Acuerdo (de paz)  y se podrá conseguir desde el 6 de febrero.

Recomendado 👉‘Cada 19 días es asesinada una lideresa social en Colombia’: Defensoría del Pueblo

Algunas de las organizaciones que participaron en esta investigación son:

  • Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional
  • La Comisión Colombiana de Juristas
  • El Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep)
  • La Confederación Nacional de Acción Comunal
  • El Programa Somos Defensores
  • La Asociación Campesina del Catatumbo
  • Verdad Abierta
  • Coordinación Colombia, Europa y Estados Unidos
  • El Movimiento Ríos Vivos

Lea acá la entrevista completa de la directora de Noticias Uno para El Espectador aquí.

RECOMENDADO PARA TI

https://canal1.com.co/noticias/develaron-quienes-estarian-matando-algunos-de-los-lideres-social

El culto a la agresión de mujeres en la iglesia católica cristiana


AUTORA

Esther Tauroni Bernabeu

Doctoranda en Políticas de Igualdad, Licenciada en Historia del Arte, Técnica en Igualdad, Activista, Ingobernable, Investigadora y Mujer.

A lo largo de la era cristiana, pero especialmente durante los últimos 500 años, las mujeres  hemos sido apartadas de la formación e incluso hemos tenido prohibido el acceso sin embargo y a la par hombres y mujeres hemos tenido que cumplir el precepto de ir a misa los domingos y fiestas de guardar, espacio dónde hemos tenido que convivir con todo tipo de lecturas e imágenes misóginas.

Para responder al desafío de la Reforma Protestante, entre 1545 y 1563, la Iglesia Católica Romana organizó el consejo ecuménico conocido como Concilio de Trento, a partir del cual se llevaron acciones de contrarreforma. A partir de entonces las manifestaciones artísticas y la filosofía quedaban al servicio de la teología y su objetivo era inducir a las masas a aceptar “verdades” y adoctrinar al pueblo.

En el adoctrinamiento entra el emocionalismo, sentimentalismo, teatralidad, el deseo de provocar emociones de dolor, aflicción, causar heridas y provocar lágrimas y, especialmente crear temor en los y las fieles. El arte se convierte en propaganda, los centros religiosos en escenarios y las imágenes en una invitación a participar en las agonías y martirios de los personajes representados.

Lo que la Iglesia Católica Romana pretendió transmitir como vidas ejemplares para aleccionar al pueblo se traduce en representaciones de mujeres, cuyas vidas y leyendas habían relatado los hagiógrafos, recibiendo palizas, esclavizadas, degradadas, golpeadas, amputadas y violadas a la par que custodiadas por elementos iconográficos para la identificación y lectura de las imágenes.

Tanto en las representaciones religiosas de las mujeres, especialmente en el barroco pero también en  movimientos artísticos anteriores y posteriores,  se crea un culto a la agresión, una violencia constante ejercida sobre ellas así como una veneración a su virginidad. Santas y mártires transmiten angustia y desasosiego; mientras que vírgenes y castas, calma y tranquilidad.

Con la Contrarreforma, los cuerpos vestidos de las mujeres o cubiertos con sutiles gasas se desnudan convirtiéndose en un producto de tortura misógina, en un espectáculo de terror dónde mutilaciones de pechos , agresiones sexuales, vejaciones y torturas se normalizan mediáticamente, convirtiéndose las iglesias en auténticos shows que provocan el shock en las fieles que entienden los golpes y las ignominias como parte de su existir, a la par que los fieles empiezan a identificarse con verdugos y autoridades en el sometimiento de la mujer.

Aquellas imágenes que se crearon para adoctrinar en el castigo y el temor de las  mujeres, conteniendo esos grados de tortura,  se aproximan a la pornografía al presentarnos mujeres que se muestran gozosas ante el martirio y el horror. Son representaciones crueles, tormentosas, retorcidas y terroríficas que elevan la leyenda al mundo real, adormeciendo al espectador en el pánico en vez de despertarle.

Bajo el mecenazgo eclesial, los artistas encontraron el éxito en la exageración de las leyendas y la intención de emocionar y cautivar al público convirtiendo los templos cristianos en campos de concentración dónde no podían apartar la vista de la atrocidad y el horror. Espeluznantes imágenes que de forma individual, formando series o en tablas que contienen diferentes escenas ,  coronan altares o se penden en laterales, representando  escenas que, con sangre y sin  resistencia, evocan la dureza de la agresión sexual a la mujer a través de cuerpos, generalmente infantilizados, lo que agrava la connotación.

Interiorizar el abuso sexual a la mujer formó parte de la cotidianeidad, una historia cerrada con principio y fin y sin posibilidad de abandonar. Una existencia, para las mujeres, apocalíptica y  reiterativa hasta las náuseas que traspasaba las fronteras de la agresión para llegar al sadismo y que las retenía en una claustrofobia sin luz. Imágenes que devoraban la vida de las mujeres en su propio universo, que las retenía en la creencia de que sus cuerpos habían sido creados para el abuso y el maltrato, que su destino era el sometimiento y la barbarie. Una estrategia en la que Iglesia y Estado con una cuidada escenografía, unos grandes artistas y unas legendarias actrices narraron un discurso patriarcal y misógino.

Aunque el cristianismo fue perseguido por el Imperio Romano desde sus inicios, las persecuciones fueron siendo más o menos sangrientas  dependiendo del Emperador. Con Diocleciano, a mediados del siglo III,  tuvo lugar “La Gran Persecución” y de ella se extrajeron las vidas y leyendas de quienes la sufrieron. Los edictos ordenando a toda la ciudadanía romana a realizar sacrificios a los dioses paganos  se aplicaron por todo el imperio, aunque con más debilidad en Galia y Britania y  más evidentes en las provincias Orientales, motivo por el cual hallamos más mártires en esta zona. Estas vidas inspiraron los relatos de hagiógrafos posteriores, y estas a su vez  las obras pictóricas y escultóricas.

Varones como Cosme y DamiánErasmo de FormiaRomán de AntioquíaVíctor de MarsellaMarcelinoPancracioVicente de Zaragoza, y Pantaleón son algunas de las victimas de estas persecuciones. En sus martirios no sufrieron agresiones sexuales, ni fueron violados ni sodomizados, no fueron objetos sexuales, las mujeres sí.

A diferencia de ello en el caso de las mujeres los martirios tienen una carga sexual, pese al puritanismo muestran sus cuerpos desnudos y además de violentas las escenas llegan al masoquismo más brutal, habiendo siempre una clara diferenciación entre la superioridad del verdugo masculino y la inferioridad de la víctima femenina.

Uno, entre muchos ejemplos, es el caso de Águeda de Catania, cuya leyenda fue narrada a mediados del siglo XIII en “La leyenda dorada” por el hagiógrafo Santiago de la Vorágine, entonces arzobispo de Génova. Águeda fue una virgen y mártir del siglo III que, perseguida como el resto de cristianos y cristianas en tiempos del emperador Decio, sufrió el acoso sexual del procónsul de Sicilia, Quintianus y al ser rechazado por ella mandó que la encerraran en un lupanar para que fuera violada por los hombres que lo visitasen, posteriormente el procónsul, enfurecido,  ordenó que le cortaran los senos y, finalmente, dio la orden de arrojarla sobre carbones al rojo vivo.

Las representaciones del martirio que sufrió Águeda son abominables, posiblemente las más sangrientas, explícitas y crueles que podamos utilizar en la historia del arte. Águeda fue sometida a la violencia física, sexual y psicológica por su activismo y defensa pública de convicciones. Aunque fue amordazada, esposada, golpeada y quemada, los artistas que la han representado han coincidido en su mayoría en representar el momento más sanguinario y  con mas connotaciones  sexuales que padeció y que consistió en la amputación de sus pezones, ensortijándolos y arrancándolos con unas tenazas  enormes empuñadaspor verdugos.

Para dramatizar la escena a mujer la representan como una niña o adolescente de caderas pequeñas y pechos incipientes, desvalida, sin fuerzas, si ánimos, sin poner oposición incluso a veces con un gesto de complacencia o conformismo escalofriante. A la fragilidad de la joven se oponen los cuerpos broncíneos y adultos de los verdugos masculinos que despiadados, en superioridad física y numérica proceden a torturarla.

Encontramos tablas góticas, de autores desconocidos que tratan el tema, obras de Sebastiano del Piombo, de Ambrosius Benson, de Paolo Veronese, Giovanni Lanfranco, Francesco Guarino, Andrea Vaccaro, Tiépolo y muchos más pero de entre ellas, por sus efectos de claroscuro, una de las más dramáticas y aterradoras es la del pintor manierista español Gaspar de Palencia que actualmente se exhibe en el Museo de Bellas artes de Bilbao y que realizó en 1578.

En la obra, la mártir aparece en el centro, y los efectos de la luz consiguen que pongamos toda nuestra atención en su tortura. Está sentada, resignada. El  verdugo de la izquierda alza su brazo para practicarle una incisión en el seno; el de la derecha presiona con sus dedos un pezón con la intención de ponerlo erecto u posteriormente cortarlo con un que alza y amenaza con la mano derecha. Junto a este un soldado romano observa con impasibilidad la escena, mientras al fondo otros tres varones la señalan acusatoriamente. La corpulencia y agresividad de los hombres se opone a la neutralidad  y pasividad de la mujer que, lejos de resistirse asiente. Le escena refleja que tanto un hombre con “autoridad política” como un campesino están autorizados para torturar a una mujer.

Es angustioso pensar que hasta la actualidad Águeda es invocada contra las enfermedades asociadas a las glándulas mamarias, sea protectora de las nodrizas y también de los fundidores de campanas (quizá porque la forma de la campana elude a los senos). Iconográficamente fue representada como una joven vestida portando sus senos en una bandeja, recordemos el cuadro de Zurbarán.

El 26 de junio de cada año, se celebra el Día Internacional de Apoyo   a las víctimas de Tortura. Amnistía Internacional declara que “La tortura es un acto basado en el abuso de poder y la discriminación de género facilita formas de tortura y penas crueles, inhumanas o degradantes que tienen como objetivo  de manera especial o desproporcionada a las mujeres y las personas con identidades sexuales no mayoritarias” La torturas a mujeres incluyen violaciones y agresiones de tipo sexual. En el 2011 las activistas y periodistas que se manifestaron en Yemen contra el gobierno fueron  perseguidas y recibieron palizas. En Bahrein,  Aayat Alqomorzi recibió descargas eléctricas en el rostro después de ser detenida por recitar poemas alusivos al rey durante las protestas de ese año. También en China la abogada Ni Yulan fue torturada hasta dejarla en una silla de ruedas, y en otros países como Irán o Zimbawe, sucede lo mismo.

En los conflictos armados, las mujeres y las niñas son doblemente víctimas, tanto por el conflicto como por ser utilizadas como elemento de desgaste contra el enemigo violándolas y agrediéndolas. Como en la obra que hemos analizado,  actualmente  las escenas se repiten: mujeres lapidadas y vejadas públicamente, violadas grupalmente, propagándoles deliberadamente el VIH, e insertándoles repugnantes objeto en sus órganos sexuales. En ocasiones, y tras la violación, bajo el pretexto de mantener el honor familiar, las víctimas son obligadas  a un matrimonio forzoso, lo que equivale a una esclavitud sexual y tortura de por vida.

La mutilación genital femenina sigue practicándose en muchos países, no estando penalizada e incluso defendida públicamente en Indonesia por la Ministra de Sanidad. La esterilización forzada, que es otra forma de tortura, se practica en demasiados países con el pretexto de la planificación familiar. Las restricciones en el acceso al aborto, especialmente en los casos de violación o cuando el embarazo supone un riesgo para la vida,  también son tratos denigrantes y vejatorios que constituyen una tortura para las mujeres.

Históricamente la tortura, no solo se ha utilizado como una forma para infligir dolor a una víctima específica sino también para aterrorizar a otras personas y disuadirlas de que emprendan diversas acciones. Son “vías” para obtener confesiones, delatar a otras personas pero esencialmente para restringir brutalmente los derechos.

Desde 1948, año en que se aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos existe una prohibición mundial de tortura y de ejercer cualquier tipo de crueldad y humillación. 156 países han firmado desde entonces la “Convención contra la Tortura” de Naciones Unidas, tratándose de una prohibición vinculante incluso para los Estados no unidos a los tratados. Actualmente la tortura y los malos tratos son considerados crímenes del derecho internacional, incluso de lesa humanidad o genocidio, pese a que sus imágenes sigan formando parte del universo patriarcal en vez de utilizarse para la prevención y sensibilización de la violencia de género.

https://tribunafeminista.elplural.com/2019/01/el-culto-a-la-agresion-de-mujeres-en-la-iglesia-catolica-cristiana/

Acosados y amenazados por violadores de la Constitución y la Ley



La Juez Segunda Promiscua de Apartadó, MARIA MARIELA GÓMEZ CARVAJAL, al parecer sigue insistiendo en apoyar la petición de los militares de la Brigada XVII, de obligar a nuestra Comunidad de Paz a retirar de la red informática nuestras constancias históricas y censuras morales, referidas a todas las vejaciones, atropellos y desconocimiento de nuestros derechos humanos fundamentales que cometen militares, policías, paramilitares y, en general, agentes del Estado. Su sumisión a los armados que matan y oprimen, trata de presentarla como una “acción legal”. Sin embargo, va contra las leyes y principios constitucionales en muchos aspectos:
El Decreto que reglamenta la Tutela (Decreto 2591 de 1991) afirma tajantemente que la tutela “no se podrá conceder contra conductas legítimas de un particular”. Y las Naciones Unidas, en su Asamblea General (8 de marzo de 1999) declararon solemnemente que todas las personas, de manera individual o colectiva, tienen derecho a “publicar, impartir o difundir libremente a terceros opiniones, informaciones y conocimientos relativos a todos los derechos humanos y libertades fundamentales” y a “estudiar y debatir si esos derechos y libertades se observan, tanto en la ley como en la práctica” (…) “así como a señalar a la atención del público esas cuestiones por conducto de esos medios y de otros medios adecuados” (Artículo 6 de la Declaración sobre el derecho a promover y proteger los derechos humanos y libertades fundamentales” (A/53/144, marzo 8/99)

Pero la citada Juez arremete al mismo tiempo contra la Constitución Nacional, pues el artículo 93 de la Constitución le da “prevalencia en el orden interno” a todo tratado y convenio internacional que reconozca los derechos humanos. Por eso la Sentencia C-038 de 2004 de la Corte Constitucional, afirma que: “el inciso segundo del artículo 93 constitucionaliza todos los tratados de derechos humanos ratificados por Colombia referidos a derechos que ya aparecen en la Carta y, en virtud de la regla hermenéutica sobre favorabilidad, el intérprete debe escoger y aplicar la regulación que sea más favorable a la vigencia de los derechos humanos”. Es decir, que cuando haya dudas sobre si una norma que se refiere a derechos humanos de alguna manera contemplados en la Constitución, como la libertad de expresión, tiene jerarquía constitucional, la interpretación tiene que ser la más favorable a la vigencia de los derechos humanos. Así que lo establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas, al reconocerle a individuos y colectividades el derecho a señalar a la atención de la opinión pública lo que sucede con los derechos humanos: si se respetan teórica y prácticamente, es un DERECHO CONSTITUCIONAL, refrendado por la jurisprudencia de la Corte Constitucional, y una juez, por importante que sea, no lo puede desconocer.

Pero la Juez Gómez Carvajal, en su afán de someterse a los armados que matan, desaparecen, desplazan, torturan, calumnian, estigmatizan y roban, pisotea también otro derecho constitucional: la libertad de Conciencia (Artículo 18 de la Constitución). La Comunidad de Paz, luego de ocho años de experimentar los niveles más aterradores de corrupción e impunidad del aparato judicial, se acogió a la Constitución haciendo una objeción de conciencia para no seguir alcahueteando, con su participación en denuncias y testimonios, semejante corrupción e impunidad, y por ello hizo una ruptura con la justicia. La Juez Cómez Carvajal quiere desconocer ese derecho y obligar a la Comunidad de Paz a someterse a un proceso judicial, ya por otras razones violatorio de la Constitución, como se ha demostrado. Hay que recordarle que toda la jurisprudencia de la Corte Constitucional afirma que la libertad de conciencia tiene una importancia tan alta en la filosofía de la Constitución, que corresponde a la lista de derechos que en ninguna circunstancia, ni siquiera en los estados de excepción, se puede desconocer.

La juez también arremete contra el sentido común y las reglas más elementales de la lógica: quiere hacer responsable de la objeción de conciencia y de la ruptura con la justicia, al representante legal de la comunidad e intenta sancionarlo por no acatar sus decisiones inconstitucionales y adversas al derecho internacional. Eso, fuera de ser un absurdo, es una injusticia de marca mayor. Las decisiones de la Comunidad de Paz siempre han sido y son colectivas, pero además, como se ha demostrado, apoyadas en derechos constitucionales y en normas de ética universal. Fuera de injusta, afectada por niveles incomprensibles de insensatez.

Es deplorable que funcionarios de un Estado, ya muy lejos de poderse identificar como “Estado de Derecho”, caigan en tantos errores y decisiones inmorales, por su afán de dejarse manejar por armados que han perpetrado tantos crímenes de lesa humanidad y realizado tantas prácticas de genocidio en tantas décadas, evadiendo todas las denuncias, protestas, llamados apremiantes de la comunidad internacional, de tribunales internacionales y de franjas conscientes de la especie humana. Todo esto produce un profundo dolor de patria.

Comunidad de paz San José de Apartadó
Enero 28 de 2019

Coche bomba explota en Colombia cuartel policial, 8 muertos


Vista general del lugar donde un coche bomba causó una explosión este jueves en la Escuela General de Policía de Santander en Bogotá.

Publicado el 17 de enero de 2019 (hace 2 horas 8 minutos)

Las imágenes publicadas en las redes sociales mostraron los restos de un vehículo incendiado en el estacionamiento del centro de capacitación para oficiales de la Policía Nacional.

Un coche bomba explotó el jueves en una academia de policía en la capital colombiana de Bogotá, matando al menos a ocho personas e hiriendo a unas 10, dijeron las autoridades.

La bomba estalló en la Escuela de Policía de General Santander, en el sur de la capital, dijo a la prensa el alcalde Enrique Penalosa.

El Ministerio de Defensa calculó la cifra de muertos en ocho. Las autoridades no dijeron inmediatamente si los muertos y los heridos eran policías o civiles.

El presidente colombiano, Iván Duque, dijo que regresaba a la capital desde el oeste del país, donde había asistido a una reunión sobre seguridad y había ordenado a las fuerzas de seguridad que buscaran a los perpetradores y los llevaran ante la justicia.

“Todos los colombianos rechazan el terrorismo y están unidos para enfrentarlo”, dijo en Twitter. No había información sobre quién podría estar detrás de la explosión.

Las imágenes en las redes sociales los restos de un vehículo en llamas en el área de estacionamiento de la escuela de policía, y el personal de emergencia en la escena.Estimados colegas, buenos días. Enviado el pronunciamiento de rechazo del Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret Mosquera, al mismo tiempo que tuvo lugar hoy en la Escuela de Cadetes de Policía General de Santander, en la ciudad de Bogotá. Hace un llamado a los violentos a cesar cualquier acción en contra de los colombianos y la búsqueda permanente de la paz.

SIRIA: Momento exacto cuando un terrorista detona explosivos se adhiere a su cuerpo y mata a 16 personas


Por: AFP / Noticiascaracol.com

Una cámara de seguridad captó el momento en el que hombre comete el atroz hecho. Entre los fallecidos hay varios soldados estadounidenses.

Dieciséis personas, entre ellas soldados estadounidenses, murieron este miércoles en un atentado suicida del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Manbij, Siria, en el ataque más mortífero desde 2014 contra las fuerzas norteamericanas de la coalición internacional.

El portavoz de la coalición internacional antiyihadista liderada por Estados Unidos reconoció en su cuenta en la red Twitter la muerte de soldados de ese país, a causa de “una explosión cuando realizaban una patrulla de rutina”.

El vocero no precisó el número. No obstante, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), oenegé con una extensa red de fuentes en Siria, dos soldados estadounidenses murieron junto a otras 14 personas en este ataque cerca de un restaurante del centro de Manbij, en el norte del país.

Entre los otros 14 muertos hay nueve civiles y cinco combatientes de una milicia árabo-kurda que acompañaban a la patrulla estadounidense, señaló la oenegé.

Un video filmado por una agencia kurda local en el lugar del drama muestra una fachada ennegrecida y por completo destrozada, el suelo cubierto de escombros y sangre en las paredes.

Tras el ataque, en las calles de Manbij se veían blindados estadounidenses, mientras los soldados armados hacían guardia, constató un colaborador de la AFP.

El EI afirmó en un comunicado en la red Telegram que al ataque fue realizado por el “hermano kamikaze Abu Yasin al Shami”, quien hizo detonar su chaqueta llena de explosivos al paso de una “patrulla con miembros de la coalición cruzada”.

En 2016, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por la coalición internacional, echaron al EI de Manbij. En 2017, el Pentágono informó que tropas estadounidenses habían sido desplegadas en este sector.

– “Zona de seguridad” –

A pesar de las derrotas infligidas al EI, que vio los territorios bajo su control reducirse a una mínima expresión, el grupo yihadista aún logra perpetrar ataques mortíferos.

Liderada por Estados Unidos, la coalición opera en Siria contra el EI desde 2014, principalmente apoyando a las FDS.

El ataque de este miércoles ha sido el más letal para las fuerzas estadounidenses en Siria, según cifras del Pentágono, que en los últimos años informó de dos estadounidenses muertos en combate en ese país en dos episodios distintos.

Éste tuvo lugar tras el anuncio en diciembre de la próxima retirada de 2.000 efectivos estadounidenses de Siria. El presidente Donald Trump justificó esta decisión asegurando que el EI había sido derrotado.

Este grupo yihadista se encuentra atrincherado en un reducto en la ciudad oriental de Deir Ezzor, donde es blanco de una ofensiva de las FDS. Algunos miembros del EI se han refugiado en el desierto sirio.

– ¿Fuerzas de la ONU? –

Trump lanzó recientemente la idea de crear una “zona de seguridad” de 30 km de ancho en Siria, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que su país se encargara de esta iniciativa.

El influyente político kurdo Aldar Jalil, alto cargo de la administración semiautónoma de la minoría kurda, rechazó la propuesta.

“Turquía no es neutral, es una parte interesada del conflicto (…) y no puede ser un garante de seguridad”, señaló a la AFP.

“Puede haber una línea de demarcación entre Turquía y el norte de Siria con fuerzas de mantenimiento de la paz de ONU”, dijo. “Cualquier otra decisión es inaceptable”, añadió.

“Cualquier presencia turca va a cambiar el equilibrio (de la región) que no será segura”, insistió Jalil.

El jefe del estado mayor turco se reunía con su homólogo estadounidense este miércoles en Bruselas para definir las “modalidades” de esta “zona de seguridad”, controlada por Ankara, según Ibrahim Kalin, portavoz de Erdogan.

Moscú, firme aliado del presidente Bashar Al Asad, parece rechazar también esta idea y estimó este miércoles que Damasco debe retomar el control del norte del país tras la retirada de las tropas estadounidenses.

“La única y mejor solución es el paso de estos territorios bajo control del gobierno sirio, de las fuerzas armadas sirias…”, declaró el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

Para los expertos, el anunció de Trump causó confusión. “No está muy claro lo que realmente quería decir y, hasta ahora, no ha habido una aclaración de la administración estadounidense”, comentó Mutlu Civiroglu, especialista en política kurda.

Desde el anuncio de retirada de Trump, la tensión entre los kurdos sirios y Turquía ha aumentado.

Esta oposición entre Turquía y los kurdos ilustra la complejidad de la guerra que devasta Siria desde 2011, que ha llegado más de 360.000 muertos.

https://noticias.caracoltv.com/mundo/momento-exacto-cuando-un-terrorista-detona-explosivos-adheridos-su-cuerpo-y-mata-16-persona

Las seis fases del modelo operativo paramilitar para el cambio radical obligatorio


José Negrón Valera5

En el 2012, el Instituto de Estudios Estratégicos del Ejército de los Estados Unidos, publicó un texto del profesor de estrategia militar Max Manwaring, titulado ‘Venezuela como exportador de la Guerra de Cuarta Generación’.

En resumen, dicho documento trataba de argumentar que el para entonces presidente venezolano, Hugo Chávez, a través de la conformación de las milicias y la doctrina de la guerra de todo el pueblo, buscaba hacer inviable los Estados latinoamericanos para “forzarlos a ser declarados como Estados fallidos” y permitir la insurgencia de un movimiento afín al proyecto Bolivariano.

Jorge Arreaza, canciller de Venezuela

© REUTERS / Carlos Garcia RawlinsVenezuela denuncia una nueva fase del plan intervencionista de EEUUManwaring se lamentaba de que Estados Unidos no tuviese respecto a Venezuela “una estrategia unificada a largo plazo y una arquitectura organizacional interinstitucional multidimensional para enfrentar el socialismo del siglo XXI de Chávez y su guerra asimétrica asociada”. Por tal motivo, hacía algunas recomendaciones al mando militar estadounidense.

Una de ellas, quizá a la que prestaron mayor atención fue la siguiente: “El Ejército podría desarrollar un diseño para usar las fuerzas armadas convencionales en roles no tradicionales encomendados por la nueva sociología del conflicto deliberado descrito anteriormente en el modelo de guerra asimétrica de Chávez y el modelo operativo paramilitar para el cambio radical obligatorio’.

No te lo pierdas: Elías Jaua: Gobierno venezolano y oposición deben ponerse de acuerdo para evitar una hecatombe

El académico llegaba a la conclusión de que el mejor método para destruir el proyecto bolivariano era usar los preceptos de la guerra de cuarta generación —que arropa una cantidad enorme de doctrinas como la guerra no convencional, irrestricta, híbrida, molecular— en su contra. Manwaring apuntaba que “este tipo de conflicto es principalmente psicológico-político y está dirigido al terreno humano más que al territorio geográfico”. A su parecer, el “centro de gravedad primario” no es militar, sino fundamentalmente de “opinión pública y liderazgo”.

Las seis fases del modelo operativo paramilitar para el cambio radical obligatorio

Recientemente el senador ruso, Ígor Morózov, alertaba que Estados Unidos preparaba en Venezuela un cambio de Gobierno a través de la puesta en marcha de un nuevo plan de desestabilización. Expresaba la necesidad de que “todos los aspectos tecnológicos de la preparación de una nueva revolución de colores por Washington en Venezuela deben ser descubiertos y documentados. Hay que discutir obligatoriamente en el Consejo de Seguridad de la ONU los pasos ilegales que EEUU está preparando en este país”.

Hacer visible y documentar la estrategia de desestabilización contra Venezuela, pasa por releer el texto de Manwaring. En este, quedan de manera bastante explícitas las fases que pretende transitar Estados Unidos para provocar un cambio de Gobierno en el país suramericano.

Primera fase (activada): se busca la inestabilidad y el caos en el país a través de la combinación de una guerra institucional (Asamblea Nacional, Tribunal Supremo de Justicia), una guerra económica (sanciones financieras y comerciales) y de los medios de comunicación (desinformación y propaganda).

Segunda fase (activada): emergencia de “un frente popular (político) de las clases medias” y personas u organizaciones afines para competir y debilitar al Gobierno. Se pretende “apoyar política y psicológicamente las guerras señaladas en la fase uno”. En Venezuela, la creación de la coalición denominada Frente Amplio Venezuela Libre y Plan País son pruebas de esto.

Tercera fase (activada): la irrupción de embarcaciones de la transnacional Exxon Mobil en aguas venezolanas, son parte de esta etapa. Según Manwaring se intenta “fomentar los conflictos regionales” a través de iniciativas políticas, como las declaraciones del denominado Grupo de Lima, pero también con acciones militares “encubiertas, graduales y preparatorias para desarrollar y fomentar el apoyo popular a la guerra”. Un aspecto a tener en cuenta en esta etapa sería el establecimiento y la defensa de “zonas liberadas (cuasiestados) dentro del Estado”.

Cuarta fase (por reactivar): para lograr el desgaste y deslegitimación del Gobierno, se ponen en marcha “manifestaciones, huelgas, violencia cívica, violencia personal, mutilaciones y asesinatos”. El objetivo es presentar al Estado como incapaz de llevar las riendas del país.

Quinta fase (por activar): un elemento ineludible sería “desarrollar milicias” en una escala local y regional para luchar en regiones geográficas de interés. En el caso venezolano, la frontera con Colombia luce como el área más viable para este tipo de conflicto. Bandas paramilitares colombianas como los Rastrojos —de donde proviene uno de los elementos que supuestamente tenía previsto atentar contra la vida del presidente de Colombia, Iván Duque— y los Urabeños, brindarían el soporte inicial para estas acciones. Sin embargo, con la llegada al poder de Jair Bolsonaro, no puede descartarse una práctica de desestabilización contra Venezuela desde la región sur, especialmente en las zonas mineras.

Sexta fase (por activar): para Manwaring esta sería la última de las acciones a emprender, luego de lograr “la desmoralización” del Ejército que sirve de bastión defensivo. En este caso, los brazos paramilitares —fase 5— serían apoyados con una fuerza militar de intervención multinacional, tal y como lo ha planteado el vicepresidente brasileño, Hamilton Mourao.

Más: Maduro tilda de loco al vicepresidente electo de Brasil, Hamilton Mourao

Atacar la esperanza

En el Pentágono reconocieron, hace tiempo, que era imposible derrotar al proyecto bolivariano si no se lograba menguar el nivel de bienestar social y económico alcanzado durante el segundo periodo del Gobierno de Hugo Chávez. Es decir, lograron un “análisis correcto” de la motivaciones y expectativas del venezolano promedio. También reconocieron, al igual que lo hace Manwaring, que “Chávez y sus partidarios comprenden la importancia de los sueños sobre la supervivencia y una vida mejor para una gran parte de la población. Esas son las bases del poder, todo lo demás es ilusión”.

Parlamento de Venezuela

© REUTERS / Carlos Garcia RawlinsEl Parlamento venezolano renueva la confrontación con MaduroEn la guerra planteada contra Venezuela, lo vital no es tanto golpear directamente al Gobierno —a sus fuerzas policiales o militares—, como socavar su base de respaldo popular y legitimidad. El desgaste que sufre la población a través de las distintas estrategias de sabotaje y ataque a su seguridad y bienestar personal son “medios probados para el debilitamiento de los Estados”, asegura Manwaring.

Y más adelante argumenta con abrumadora certeza: “A menos que una sociedad perciba que su Gobierno trata los asuntos de seguridad personal, bienestar y desarrollo socioeconómico de manera justa y efectiva, el potencial de las fuerzas internas o externas para desestabilizar y subvertir un régimen es considerable. Los regímenes que ignoran esta lección a menudo se encuentran en una crisis de gobierno”.

Por tanto, en esta fase de acciones la guerra está dirigida a explotar las vulnerabilidades de sus adversarios y a sus preceptos psicológicos. El caso reciente del magistrado del Tribunal Supremo de Justicia, Christian Zerpa, que se ha marchado a Miami, es una prueba del escenario de corto plazo que se viene. No es una casualidad que algo así ocurriese, tal y como Manwaring lo explica: resulta sumamente efectivo utilizar “la complicidad, la intimidación, la corrupción y la indiferencia” para “cooptar discretamente a políticos, burócratas y personas de seguridad” del Gobierno a ser derrocado.

Tema relacionado: Corea del Norte, Venezuela y Cuba: ¿una nueva alianza contra la hegemonía de EEUU?

Jorge Arreaza, el canciller venezolano (archivo)

© REUTERS / Ueslei MarcelinoCanciller Arreaza pide a su par colombiano respetar la soberanía de VenezuelaPor otro lado, existen tácticas que han sido probadas como ineficaces. Las protestas masivas son una de ellas. Aunque no vayan a ser descartadas, el enfoque ahora será la derrota sistémica del modo de vida de la población venezolana. El dólar paralelo rebasó la barrera de los 1.000 bolívares y el aumento de precios no da señales de ceder. En los centros de pensamiento del Ejército estadounidense, se dice con frecuencia que los cambios de Gobierno no son eventos, sino parte de un proceso.

Manwaring lo resume de la siguiente forma: “el proceso de fracaso estatal tiende a pasar de la violencia personal a un aumento de la violencia colectiva y el desorden social a los secuestros, los asesinatos la corrupción personal e institucional, la anarquía criminal y los desplazamientos internos y externos de la población. (…) El impulso de este proceso de violencia tiende a evolucionar hacia una violencia social más generalizada, una grave degradación de la economía y una capacidad gubernamental disminuida para brindar seguridad personal y colectiva y garantizar el Estado de derecho a todos los ciudadanos”.

Bandera de Venezuela

© AP Photo / Ramon Espinosa¿Intervención, desestabilización de aliados? Qué le espera a Venezuela en 2019Si de algo debe cuidarse el Gobierno bolivariano es de caer en la trampa que la propia guerra no convencional produce: la crisis. Esto tiene dos lecturas, por un lado, el Gobierno no puede parecer irresponsable y mucho menos insensible ante el deterioro del bienestar de sus ciudadanos, pues tal como lo enseñó el filósofo Thomas Hobbes, una de las razones por la que los individuos ceden su libertad individual a un Estado, es para obtener a cambio garantías de protección. Devolvernos a la lógica del “hombre como lobo del hombre” es el arma para que los ciudadanos pierdan la fe en sus instituciones.

En un segundo aspecto y visto que el componente esencial de esta guerra va del plano de las condiciones materiales a las espirituales, y viceversa, resulta supremamente necesario que la comunicación política de un Gobierno sometido a una guerra multidimensional, no convencional, irrestricta, como la que se ve en Venezuela, no debe mantener a su base de apoyo en las tensas neblinas que la crisis promueve en los ánimos colectivos. Si no se habla con la verdad y de manera oportuna, las redes sociales digitales tomarán el asiento vacío que se les deje. Entonces, las falsas banderas y operaciones de información, estarán a la orden del día y la mente colectiva será guiada no por una política comunicacional que responda a la defensa de la soberanía territorial, sino por un laboratorio cuya agenda será la guerra civil.

Ganar o ganar, en el ‘ajedrez del mago’

En los próximos días, la Asamblea Nacional de oposición y en franca alineación con el Departamento de Estado, ha dispuesto el tablero en el que aspiran se juegue la política venezolana de los próximos meses. Si queremos saber su naturaleza y alcance, veamos lo que tiene Max Manwaring que decir acerca de la guerra de cuarta generación.

Jorge Arreaza, canciller de Venezuela

© AFP 2018 / Juan BarretoCanciller venezolano acusa al Grupo de Lima de alentar un golpe de Estado contra MaduroUsando como metáfora el ‘ajedrez del mago’ que aparece en el libro ‘Harry Potter y la piedra filosofal’, Manwaring expone una cruda dinámica a la que no hace falta agregarle más palabras.

“En ese juego, los protagonistas mueven las piezas en silencio y de manera sutil por todo el tablero de juego. Bajo la dirección estudiada de los jugadores, cada uno representa un tipo diferente de poder directo e indirecto y se puede realizar como sus ataques de letales y no letales Sin embargo, a largo plazo, a largo plazo. No es una prueba de pericia para crear inestabilidad, conducir la violencia o lograr un tipo de satisfacción moral. En definitiva, es un ejercicio de supervivencia. La falla del jugador en el ajedrez es la muerte, y no es una opción “, escribe Manwaring.

https://mundo.sputniknews.com/firmas/201901081084596816-fases-del-modelo-para-provocar-cambio-venezuela/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: