AFRICA: Asesinan a sacerdote que dirigía un instituto para ciegos


Redacción ACI Prensa

1.5K

La agencia vaticana Fides informó del asesinato del P. Landry Ibil Ikwel el domingo 19 de mayo en la ciudad de Beira en Mozambique, África.Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

Agata@1Ragata

Ks. Landry Ibil Ikwel
34 lata

W 2016r przyjął święcenia. Wyjechał na misje do Mozambiku. Był dyrektorem instytutu dla niewidomych w mieście Beira.

W niedzielę nieznani sprawcy zaatakowali go maczetą. To dziesiąty kapłan zabity na świecie od początku roku. #TylkoPowiedzWszystkim109:08 – 21 may. 2019Ver los otros Tweets de AgataInformación y privacidad de Twitter Ads

En una nota publicada este martes 21, Fides señala que el sacerdote de 34 años fue atacado con un machete en su comunidad. Herido fue llevado a un hospital y falleció allí.

La policía ya investiga el asesinato del sacerdote que pertenecía a la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y María.

“Unimos nuestros corazones al de nuestros hermanos y hermanas en África en el dolor de la oración y en la confianza de Jesús, que ha muerto violentamente en la cruz perdonando a sus agresores. Pedimos al Señor que, donde sea que la muerte busque prevalecer, prevalga finalmente la vida”, señala un comunicado de la congregación enviado a Fides.

El P. Landry ingresó en el noviciado en el año 2008 y fue ordenado sacerdote el 7 de febrero de 2016 en Kinshasa, en la República Democrática del Congo.

Servía como director del Instituto para Ciegos en Beira, una organización que tenía como misión la formación, rehabilitación, educación e integración social de niños, jóvenes y adultos ciegos.

El sacerdote decía que el instituto que dirigía era su “testimonio elocuente de nuestra opción preferencial por los pobres” donde “la dinámica misionera hoy nos invita a ir a las periferias”.

“Creemos que el trabajo de la congregación en el instituto es una respuesta concreta a esta llamada. Este trabajo es un gran desafío para la misión de hoy”, señaló el P. Landry.

Vatican News señala que el P. Landry es el décimo sacerdote asesinado en lo que va este año.

https://www.aciprensa.com/noticias/asesinan-a-sacerdote-que-dirigia-un-instituto-para-ciegos-90082?fbclid=IwAR0qESRZS8SmgzjJZgm79Vyz5Jes67DAKW1xxsPvGLxFzUXUuL9hJlW1crw

Un sacerdote español en Sri Lanka: “Los católicos han dado ejemplo de dolor sereno, sin ningún tipo de venganzas”


Las personas que murieron en los atentados se las consideran mártires: murieron después de renovar sus promesas de bautismo

Cardenal Malcom Ranjith en una visita a mezquita musulmana.

photo_cameraCardenal Malcom Ranjith en una visita a mezquita musulmana.FECHA21/05/19access_time 1:20COMPARTIR

Estos cuatro niños hicieron su Primera Comunión el día del atentado terrorista en Sri Lanka
Estos cuatro niños hicieron su Primera Comunión el día del atentado terrorista en Sri Lanka

A pesar de que se ha desatado algunos episodios de violencia contra comunidades musulmanas en Sri Lanka, como represalia a los atentados yihadistas del Domingo de Resurrección,  “los católicos están dando un ejemplo maravilloso de dolor sereno, sin ningún tipo de venganzas”, afirma el sacerdote español José Luis Durán que lleva en Sri Lanka desde 2011.

En una carta remitida a sus familiares y amigos a la que ha tenido acceso Religión Confidencial, el sacerdote recuerda los atentados de terroristas islámicos que atacaron en este país dos iglesias católicas, una protestante y cuatro hoteles.

“Los consideramos mártires” 

En las dos iglesias católicas murieron más de 200 personas, “gente sencilla que participaba en la Misa de la mañana. Aquí ya los consideramos mártires: murieron después de renovar sus promesas de Bautismo. Ha habido también muchos heridos. El párroco de la iglesia que ha llevado la peor parte, me decía hace dos días que en Cuaresma se confesó toda la parroquia”, señala José Luis Durán. 

Este presbítero español estaba celebrado Misa en otra iglesia de Colombo esa misma mañana. “Os pido oraciones por Sri Lanka y por la iglesia aquí. Los familiares de los fallecidos están mostrando una fe inmensa”. 

Al final de su carta, señala: “Si alguno de vosotros quiere mandar algún euro, se lo haré llegar al Cardenal en mano, para que ayude a las familias. Unos pocos euros aquí hacen mucho: con uno comen y cenan” y adjunta una cuenta bancaria: 00493830732114037358. 

Por su parte, el arzobispo de Colombo, el cardenal Malcom Ranjith, visitó recientemente una mezquita y se reunió con líderes musulmanes. Desde el primer momento, el cardenal instó al Gobierno a que se encontrarán y castigaran a los culpables pero también ha pedido en reiteradas ocasiones a los cristianos que no tomen represalias contra ningún musulmán ·porque son nuestros hermanos y son parte de nuestra sociedad”. 

“Musulmanes piden que les perdonemos”

“Los cristianos de Sri Lanka están muy conmocionados y enojados debido a estos ataques. Pero el cardenal que guía al pueblo de su diócesis ha pedido a todos los cristianos que sean pacientes y prudentes y suplicó perdonar a todos los terroristas que nos atacaron, recordando las mismas palabras de Jesús: “perdónalos porque no saben lo que hacen”. No es fácil, pero es posible, es posible pues somos cristianos. Nos esforzamos por lavar y desterrar la ira de nuestras lágrimas”, ha manifestado otro sacerdote de Sri Lanka, el P. Joseph Ignatius Niroshan Vaz que actualmente estudia en Roma. 

“Muchos musulmanes nos piden que los perdonemos. Piensan que han descuidado su responsabilidad de corregir a sus hermanos y correligionarios que participaron en los ataques. Ahora los musulmanes están ayudando al ejército a encontrar a los miembros del grupo extremista musulmán de Thowheed Jamath. La policía y el ejército han arrestado a casi todos los miembros que están conectados directamente a los atentados”, señala el mismo sacerdote. 

https://religion.elconfidencialdigital.com

Mary Karr: “Tenemos una idea en la cabeza: las mujeres no tienen poder, usan el sexo para conseguir favores de hombres poderosos”


Anatxu Zabalbeascoa

Mary Karr.
Mary Karr. VINCENT TULLO

18 MAY 2019 – 17:00 COT

Desde que publicó en 1995 El club de los mentirosos, la primera de sus tres novelas memorialistas, Mary Karr es conocida en todo el mundo. Ahora se traduce al castellano Iluminada, el tercer libro de la serie. Todos ellos son de una crudeza sorprendente. La vida de esta mujer ha sido terrible: sus padres eran borrachos, fue violada dos veces y fue adicta a la cocaína y al alcohol. Además de novelista y poeta, Karr es desde hace 30 años profesora en la Universidad de Siracusa (Nueva York).OtrosConéctateEnviar por correoImprimir

SU NOVELA El club de los mentirosos marcó un antes y un después en el género de las memorias en EE UU. Tan cruda como desternillante y conmovedora, recrea su infancia con una madre culta y alcoholizada, mientras su padre se evadía bebiendo con sus amigos, los mentirosos. Desde hace 30 años, Mary Karr (Groves, Texas, 1955) da clase en la Universidad de Siracusa (Nueva York). Ha firmado ensayos, como El arte de la memoria, y tres poemarios autobiográficos. Ahora se traduce al castellano su tercera memoria, que da cuenta de su propio alcoholismo, su cura, su transformación en escritora y su encuentro con una fe que es más fe en el ser humano que en ningún dios. Iluminada es, para Karr, su texto más maduro, un viaje a través de la maternidad, la culpa, la caridad y el humor. En su pequeño y luminoso apartamento, en el Upper East Side de Nueva York, hay un rincón con cojines: el reclinatorio donde reza a diario. Karr es diminuta. Parece que pesa medio kilo. Su fuerza y desvergüenza mantienen la cara de la niña despierta que fue. Dice que está sola y que es más feliz que nunca. No elude ningún tema: ni sus adicciones ni su noviazgo con David Foster Wallace. Ha hecho scones, no para el té de las cinco, más bien como quien se los come a mordiscos en el parque: los unta directamente en la mantequilla.

¿Qué le dio el valor de rebuscar en una infancia tan difícil? Necesitaba el dinero. Acababa de divorciarme. Tenía un niño de cinco años y no tenía coche.

Su franqueza marcó un antes y un después en el género. ¿Solo se aporta desde la sinceridad? Muchas mentiras venden libros. Lo que conmueve no tiene por qué ser verdad. Pero al mentir, cierras la puerta de la verdad. Puedes pensar que mientes en un detalle insignificante, pero la elección afecta al todo porque tu mente buscará lo bonito.

¿Tuvo que luchar para no embellecer su infancia?Uy, no. Si uno crece en una familia de alcohólicos sabe que mienten todo el rato. En plan “Ne stoy brrascha” [imita] ¿sabes? Eso, de niña, me volvía loca. Luego, cuando salí al mundo, estaba tan deprimida, herida y atrapada que empecé terapia con 19 años.

“Hay muchas mentiras que venden libros. Lo que conmueve no tiene por qué ser verdad. Pero al mentir cierras la puerta de la verdad”

En Iluminada explica cómo un profesor la ayudó. No me dijo que necesitaba ayuda, me la buscó. Él y su mujer se inventaban trabajos tontos para poder pagarme y que yo pudiera pagar la terapia. Esa terapeuta dijo que tenía que ir a ver a mi madre y preguntarle por qué había intentado matarme con un cuchillo. Hasta entonces la creía cuando decía que si no tuviera hijos sería más feliz. Claro que no lo hubiera sido.

La maternidad puede ser una opresión. Claro. Los hijos son vampiros, chupamos la sangre. Pero tuve uno. Y entonces es cuando te das cuenta de cómo ha sido tu madre. Yo no tenía ni idea de cómo serlo, carecía de referencias.

¿Su hermana no la ayudó? Mi hermana se casó con un tipo del Ku Klux Klan y yo tenía un novio negro. La última vez que la vi me tiró un secador de pelo a la cabeza. Se parecía a mi madre, aunque nunca bebió. Fui a terapia durante años. Pero lo que me curó fue dejar de beber.

¿Por qué empezó a leer memorias tan temprano?Porque no sabía cómo ser una persona. No sabía cómo vivía la gente. Intuía que lo que hacíamos nosotros era raro y equivocado. Tampoco sabía cómo convertirme en escritora.

Pero sabía que quería serlo. Solo tenía a los libros.

Y se los debe a su madre. Sí. Era tan lista…

Tan lista que siendo alcohólica, hereda y se compra un bar… Le diré algo, mi madre era tan competente…, tenía una mente fuera de serie, habilidad para dibujar o construir una casa, pero la maternidad es escribir con una mano y hacer la comida con la otra en parte por tu propia autoexigencia, no porque nadie espere tanto de ti. Es enloquecedor. Nos educan con esa autoexigencia.

¡No a usted! La sociedad lo hace. Cuando tu casa no funciona buscas referencias fuera. Las chicas jóvenes nos van a sacar de ese círculo vicioso.

¿Teme que el movimiento MeToo se convierta en una moda? Le diré lo que pienso. Cada semana una joven entra en mi despacho de catedrática para decirme que ha sido o fue violada. Llevo 30 años dando clase y ha pasado siempre. Tenemos una idea metida en la cabeza: las mujeres no tienen poder, usan el sexo para conseguir favores de hombres poderosos y luego se arrepienten o avergüenzan y culpan a los hombres. Ese es el punto de vista masculino. Mientras eres amable, los hombres te protegen. El minuto en que dejas de serlo, empieza la batalla. Y vas a perder. Cuando me gradué en Princeton, el director del programa se puso ante la puerta de su despacho. No me tocó, pero se humilló contándome que había sido gordo y que las chicas no le hacían caso para que me acostara con él. Le dije que yo había sido flaca y rara y que eso no importa. Estuvo 45 minutos sin apartarse de la puerta. Le dije: “Va a tener que venir aquí y violarme, pedazo de cerdo”. Al final decidió que estaba loca. Lo peor llegó luego. Dijo a los profesores que me había pedido en matrimonio y me había burlado de él.

Mary Karr: “Tenemos una idea en la cabeza: las mujeres no tienen poder, usan el sexo para conseguir favores de hombres poderosos”
VINCENT TULLO

En Princeton. Sí. Las profesoras le creyeron. Mis estudiantes negros se quejaban de que les pedían el carnet. Decían que tenían miedo de que los mataran. Y yo le restaba importancia: “¿Y qué más?”. Me equivocaba. Nuestra generación de feministas se equivocó. Hemos permitido que todo esto siguiera mirando para otro lado, no perdiendo el tiempo en lo que creíamos que no podía cambiar.

¿Qué aconseja a las alumnas que le cuentan una violación? Que si quieren cambiar las cosas deben denunciar y estar preparadas para que no las crean.

Se lo cuentan porque usted contó en sus libros que sufrió dos violaciones. Sin embargo, no destapó a los violadores. En los libros cambié todos los nombres salvo los de mi familia. En mi barrio había niños catalogados como “malos” por los vecinos. Ninguno me hizo nada. El que me violó venía de una de las “buenas familias”. Lo describí con corrector dental para que la gente supiera que no era de los pobres. Cuando lo publiqué, otra chica me contó que la violó. Se lo dijo a su padre y él se pegó un tiro. Quiso matar al tipo, se emborrachó y acabó matándose. El hermano de mi violador es uno de mis mejores amigos. Se lo dije hace poco y fue maravilloso porque no dudó de mí.

¿Le preguntó por qué no lo había dicho antes? Es siempre lo mismo: no quieres causar problemas. Cuando les dije a mi hermana y a mi madre: “Me violaron dos veces, primero el vecino, luego tu segundo marido”. Ella dijo: “Qué hijos de puta”. Y mi hermana: “Vamos a pedir comida mexicana”. Eso fue todo.

¿Por qué no podemos ser amables para poder sentirnos libres? La amabilidad les ha permitido imponerse por la fuerza durante años. Pero no podemos hablar así de los hombres. Es un porcentaje pequeño el que hace eso. Los mejores están descolocados preguntándose qué han hecho mal. Pero cuando uno abusa, no le dice a alguien que tiene las piernas bonitas. Lo coge, lo fuerza y le impide que se mueva. La imaginación es otra cosa. Yo me he imaginado tirándome al repartidor de leña. Eso es la fantasía, una maravilla que nada tiene que ver con los hombres que se masturban en el metro o con el profesor de Princeton, al que por cierto despidieron: se había acostado con ocho estudiantes.

Y eso que era gordo y feo. Pero tenía el poder. ¿Cuál es la lectura? Que las chicas querían subir nota. Yo no compro esa defensa del abuso de poder. No me interesa ser amable si no me respetan. Su defensa es que no se puede ni piropear, cuando lo que no se puede está muy claro.

¿Es más fácil comunicar el dolor? Hay una frase que atribuyen a Tolstói pero que escribió Henry de Montherlant: “La felicidad escribe en blanco”. El dolor exige voluntad, huir de él o repararlo. La lucha, el grito o el insulto duran mientras que la dulzura se derrite como azúcar en agua. En el mundo hay maldad, pero también hay mucho amor, que es lo que nos salva. Está en todas partes, incluso en esta conversación. Con 20 años yo hubiera estado pensando: es más guapa que yo o más cosmopolita…

Su verdad es el horror y lo mejor. Su madre trató de matarlas, pero también las instruyó. Los contrarios conviven. Antes de cumplir 15 años leí a Sartre, a Shakespeare, Neruda, Lorca o T. S. Eliot. La verdad es un terreno complejo.

“La naturaleza del alcoholismo es progresiva. Beber funciona. Cuando empiezas es maravilloso. Luego empeora y ya no deja de empeorar”

Su adolescencia fue una búsqueda, se fue de casa con 17 años. Y una sucesión de adicciones. En los setenta, en California, era más fácil conseguir drogas que cerveza. Estuve tan enganchada a la cocaína que supe que no podía tomar más. Hoy cuando voy al dentista no tomo analgésicos. Me dan miedo.

Su mayor adicción ha sido el alcohol. ¿Qué la desencadenó? Tener un hijo cuando no había sido niña. Saber que eres responsable de un ser tan vulnerable cuando nadie se ha hecho responsable de ti es psicológicamente duro. Ahora sé lo que necesito: una vida organizada, ver a amigos y cuidarme. Eso me hace fuerte. Y libre.

Dedicó Iluminada a su hijo. ¿La ha leído? No. Leyó El club de los mentirosos, aunque quité las páginas de la violación.

¿Por qué? Es demasiado gráfico. Sabe que fui violada, pero no necesita tener esas imágenes en el cerebro.

¿Por qué está peor vista una mujer borracha que un hombre borracho? Se supone que aguantamos peor el alcohol. Yo creo que un hombre no aguanta a una alcohólica de la manera en que las mujeres aguantan a su pareja alcoholizada.

Lleva 30 años sin probar el alcohol. Fue a reuniones de Alcohólicos Anónimos en Boston. ¿Hubiera sido distinto en Texas, donde creció? Oh, también he ido en Texas. Y en España, en Vietnam… Vas cuando lo necesitas. A veces somos tres en la parte trasera de una tintorería. Estableces relaciones de extrema cercanía con gente que nada tiene que ver contigo salvo la cosa más importante de tu vida.

¿Y siempre ayuda? La naturaleza del alcoholismo es progresiva. Beber funciona. Cuando empiezas es maravilloso. Luego empeora y no deja de empeorar. Si te tomas una botella de whisky y crees que en 10 años seguirás bebiendo, lo mismo te equivocas: beberás dos. Primero perderás la casa, luego te dejará tu pareja y luego o te meten en un sanatorio o te quedarás en la calle. Pero no puedes parar porque en tu cabeza beber te ha solucionado la angustia y te va a ayudar otra vez. Cuando aceptas que ya no eres la persona que lo pasaba bien bebiendo, tienes la opción de Alcohólicos Anónimos. Lo que nos une es que queremos recuperarnos de una enfermedad mortal.

Su conversión al catolicismo es otra sorpresa en su biografía. Lo sé. En mi vida solo había oído despotricar contra la Iglesia. Hice un tour por todas. Los baptistas me gustaban porque cantaban. Pero cuando hablaron mal de la homosexualidad, supe que no podría apoyar eso. Al final fue con un cura, el padre Cane, con quien aprendí sobre caridad y amor desinteresado. Lo tenía todo: parálisis, cáncer, úlceras. Le pregunté si estaba enfadado con Dios y contestó que todavía no. Aunque no era ni demasiado listo ni elocuente y era de derechas de una manera que no me gustaba, se comportaba como un gran ser humano. Le pregunté: “¿Cómo puede votar lo que vota y dejar que los gais entren en su iglesia?”. Contestó: “Los echaron de la iglesia presbiteriana y me pidieron el sótano para reunirse. Se lo dejé y empezaron a venir a misa”. Entonces me di cuenta: no es más complicado que eso.

¿Por qué se hizo específicamente católica? A mucha gente que ha sido educada en el catolicismo no debería estarle permitido ser católico. Yo nunca me fui a confesar y mentí. Necesitaba decir la verdad. Sé que el catolicismo se puede asociar a abusos de la Iglesia, pero en mi caso fue una luz que en lugar de cegarme me iluminó. Seguro que ha conocido gente que ha sentido que eran santos.

Pocos. Son pocos. Dorothy Day decía que los pobres huelen mal y son desagradecidos. Es ese realismo. Nada que ver con las mujeres que pasan el rosario y que tienes la sensación de que se te van a comer viva. Compartir será la religión del siglo XXI. Estoy a favor del aborto. Y tienen que cortar esa mierda de los condones. Pero para mí el catolicismo es la posibilidad de volver a ser niña y que alguien me guíe. No me salvará de lo malo, pero hará que, cuando llegue, pueda afrontarlo.

Mary Karr: “Tenemos una idea en la cabeza: las mujeres no tienen poder, usan el sexo para conseguir favores de hombres poderosos”
VINCENT TULLO

Ese crecimiento espiritual ¿debe asociarlo a una religión? Estar sola en casa es muy peligroso para un adicto.

Cuando llegó a Harvard escribió: “No conseguiré trabajo. Hasta los dependientes de librería tienen doctorados”. Cuando decidí ser escritora soñaba con ver mi nombre impreso, no con tener un gran libro, no era tan lista. Pensaba en la foto de la sobrecubierta, en cómo posaría.

¿Hay un límite para el humor? Creí que sería más sarcástica… ¿Y mala? Puedo serlo. Mire, la noche en la que les dije a mi madre y a mi hermana que había sido violada de niña, mi hermana me preguntó: “¿Por qué nadie me violó a mí?”. Le contesté: “A lo mejor no eras lo suficientemente mona”.

¿Cuándo perdió el miedo? Cuando decidí que estaba dispuesta a parecer tonta para evitar ser estúpida.

Fue novia de David Foster Wallace. David estaba loco. Cuando estábamos sobrios fue un buen amigo y todavía pienso que fue tan, tan estúpido que se matara… Creo que la mayoría de las personas que se matan están matando a la persona equivocada.

¿Fue su caso? Creo que hubiera querido que muriera su madre. Era muy promiscua. Había tratado de acostarse con sus amigos del instituto. Él nunca escribió de eso.

Llevamos dos horas hablando de males madres. De los padres ni hablamos porque o no estaban o, en el caso de David, era también un monstruo. Mi padre tiene un aprobado porque no intentó matarme con un cuchillo, aunque nos dejó en manos de mi madre y bebió hasta matarse. Con todo, no sé ni cómo explicarlo, él se iluminaba cuando yo entraba en una habitación. Pensaba que era lista, divertida y mona. Era un fan. Si le hubiera dicho al director del colegio “béseme el culo” y me hubiera ido, su reacción hubiera sido: “Que le den a ese tipo”. Eso te fortalece y te enloquece a la vez.

¿Será capaz de escribir algo que no sea autobiográfico? Dediqué tres años a una novela terrible. Ahora trabajo en un ensayo sobre tener la edad que tengo. El otro día le dije a mi hijo: “Quiero morir acompañada de la señora de la limpieza”. Pagué por los últimos meses de mis padres, los cuidé y no fueron felices. No quiero hacerle eso. No quiero causar más miseria de la que he causado en la vida. Prefiero que él y mi nuera estén por ahí haciendo algo fabuloso. 

https://elpais.com/elpais/2019/05/13/eps/1557765561_553676.html

El libro de Joan Chittister llama profetas, los que cuentan la verdad.



Aquí hay un puñado de algunos de los menos conocidos que pertenecen a la iglesia de la calle de la gente en la izquierda: Roy Bourgeois, Jerry Zawada, Bill Bischell, Bill Brennan, Mark Colville, Patrick O’Neill, Carmen Trotta, Rutilio Grande, Megan Rice, Ann Montgomery, Ardeth Platte, Carol Gilbert, Kathy Boylan, Kathy Kelly, Gerardo Valencia Cano, Leonidas Proaño, Teresita Ramirez, Yolanda Cerón,Las hermanas Grady: Clare, Ellen, Mary Ann y Teresa, Ann Wright, Ann Wilcox, Alice Sutter (mi amigo judío activista de Nueva York).

15 de mayo de 2019por Dana GreeneOpiniónGente

EL MOMENTO ES AHORA: UN LLAMADO AL VALOR NO COMUNITARIOPor Joan Chittister139 páginas; Libros convergentes$ 20.00

Benedictina Hna.. Joan Chittister es bien conocido por los lectores de NCR. Una de las voces más influyentes en el catolicismo estadounidense, es autora de más de 50 libros y colaboradora habitual de NCR. Monja benedictina durante más de seis décadas, fue presidenta de la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas y copresidenta de la Iniciativa de Paz Global para Mujeres, y actualmente es directora ejecutiva de Benetvision, un centro de investigación para la espiritualidad contemporánea. Su convincente historia de vida es el tema del libro del editor ejecutivo de NCR, Tom Roberts, Joan Chittister: Her Journey from Certainty to Faith .

Chittister escribió The Time Is Now: Un llamado al valor común en respuesta a la continua desintegración social que aflige a la nación y al mundo. Es un llamado a la “espiritualidad profética”, lo que ella define como un “antídoto contra el pecado social”. Su afirmación es que nos hemos divorciado de la obligación espiritual de la política y nos hemos retirado del compromiso con un mundo que sufre a una especie de piadosa indiferencia. Ella no disminuye la oración y la asistencia a la iglesia; de hecho, dice que se necesitan, pero afirma que estas son actividades “seguras” y no una respuesta completa al Evangelio. Lo que se necesita es una espiritualidad tanto profética como privada.

Su intención es ayudar a cada uno de sus lectores a reclamar al profeta inherente al interior, y en el proceso de decir sí a la vida. Uno escucha las palabras del Deuteronomio en el fondo: “Puse delante de ti la vida y la muerte … Ahora elige la vida”. Para Chittister, el llamado profético es sobre el apoyo a la vida, y para reforzar su caso, ella extrae la tradición profética y obtiene sus “semillas”: conciencia, audacia, autenticidad, entrega, paciencia, sabiduría, visión, fe y confianza.

IMG_2847 cc.jpg

Benedictina Hna. Joan Chittister (foto de NCR / Toni-Ann Ortiz)

Estas ideas se encuentran no solo en los textos tradicionales de Miqueas y Jeremías y en las palabras de Jesús, sino en las vidas de los profetas contemporáneos: el Reverendo Martin Luther King, Dorothy Day, San Óscar Romero, San José, Hermana Helen. Prejean, Dietrich Bonhoeffer, Rosa Parks, Arzobispo Hélder Câmara y otros. Estas son las grandes almas que estuvieron dispuestas a arriesgarse, a no ser espectadores, a persistir, a no desesperarse, a rechazar la falsa dicotomía entre caridad y justicia. Ella ofrece su inspiración para que sus lectores puedan darse cuenta no solo de que el tiempo es ahora, sino también de que son los portadores de la tradición profética en la confusión de la situación contemporánea. Ser un profeta exige no solo una visión, sino también el compromiso y el coraje para arreglar un mundo “confuso” y sin visión.

En un momento dado, Chittister advierte que si uno habla proféticamente desde dentro de una institución, no será amado. Aquellos que conocen su vida y su trabajo son conscientes del hecho de que esta es una declaración personal ganada con esfuerzo. Para Chittister, un profeta es un narrador de la verdad, no un agitador, anarquista o traidor. El profeta es aquel que actúa sin temor y persistentemente por el bien del mundo, el futuro y el Evangelio.

El tiempo es ahora es un libro delgado. No es un estudio analítico de ninguno de los innumerables problemas que plantea: la violencia con armas de fuego, los refugiados, la pena de muerte, las armas nucleares. Tampoco es un estudio en profundidad de la tradición profética clásica o contemporánea. Más bien, es un libro oratorio e inspirador destinado a llamar a todos aquellos que dicen ser cristianos. En sus páginas, uno encuentra ecos de la esperanzada proclamación del Libro de la Sabiduría: “En cada generación, la Sabiduría pasa a las almas santas, haciéndolas amigas de Dios y profetas”. Y Chittister agregaría: Y ahora es el momento, y la llamada es tuya.

[El último libro de Dana Greene es Elizabeth Jennings: The Inward War (Oxford University Press).]Una versión de esta historia apareció en el número impreso del 19 de abril al 2 de mayo de 2019 bajo el título: Un profeta es un narrador de la verdad .

https://www.ncronline.org/news/opinion/joan-chittisters-book-calls-prophets-truth-tellers

Fiesta de Beato Cardenal Newman es establecida como memoria obligatoria en Inglaterra y Gales


Loading

 15 de Mayo de 2019 / 0 Comentarios00New0

Londres (Miércoles, 15-05-2019, Gaudium Press) Como una preparación a la próxima canonización del Beato Cardenal John Henry Newman, cuya fecha aún no ha sido anunciada, la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales emitió un decreto en el cual se establece la memoria obligatoria del Beato el día 09 de octubre, aniversario de su conversión a la Iglesia Católica.

Cardenal John Henry Newman Gaudium Press.jpg
Cardenal John Henry Newman, pintura de John Everett Millais.

“La Conferencia de Obispos de Inglaterra y Gales está de acuerdo con la elevación del Beato John Henry Newman al rango de Fiesta el 9 de octubre, posterior a su canonización, en el Calendario Nacional de Inglaterra y en el Calendario Nacional de Gales”, decidieron los prelados, reunidos en la Asamblea Plenaria del mes de mayo. De igual manera, los Obispos ordenaron transferir al día 10 de octubre las memorias de San Denis y Compañeros y de San Juan Leonardi, para dar lugar a la nueva memoria.

La memoria del Beato había sido opcional hasta el momento y había sido establecida por Benedicto XVI al anunciar la beatificación del célebre Cardenal durante su visita a Reino Unido en el año 2010. El segundo milagro requerido para permitir la canonización fue reconocido oficialmente por el Papa Francisco el pasado 12 de febrero.

El beato Cardenal John Henry Newman es uno de los testimonios de conversión más importantes de la historia de Inglaterra. Habiendo nacido en una familia anglicana, Newman llegó a ser presbítero y a abogar de manera notable por el rescate de las raíces católicas en esa confesión religiosa. Una profundización en la doctrina cristiana lo llevó a retractarse de afirmaciones previas en contra de la Iglesia Católica y, después de vivir un tiempo de retiro y reflexión, pidió ser admitido en la Iglesia, convirtiéndose oficialmente el 09 de octubre de 1845.

Después de ser admitido, llevó a cabo un proceso de formación y consiguió recibir el Sacramento del Orden, haciéndose sacerdote católico en 1847. Su ejemplo motivó otras notables conversiones, entre las que se cuenta la del escritor G.K. Chesterton. Estableció el Oratorio de San Felipe Neri en Londres, lugar donde ofrecía formación sobre el catolicismo. Corrigió sus obras anteriores para exponer fielmente la doctrina y en 1879, a la edad de 79 años, fue creado Cardenal por el Papa León XIII. Falleció el 11 de agosto de 1890.

Con información de Iglesia Católica en Inglaterra y Gales.

https://es.gaudiumpress.org/content/103048-Fiesta-de-Beato-Cardenal-Newman-es-establecida-como-memoria-obligatoria-en-Inglaterra-y-Gales

ARGENTINA: ¿Quién fue el padre argentino Carlos Francisco Mugica?


Noticias > Cultura

Protegió a los más pobres y criticó las políticas del expresidente argentino Juan Carlos Onganía.

Publicado 11 mayo 2019 (Hace 15 horas 40 minutos)

El padre Mugica fue asesinado en 1974 por una organización de derecha Argentina llamada Triple A (Alianza Anticomunista Argentina).

El padre Carlos Francisco Mugica era fiel protector de los pobres, perteneció al movimiento de sacerdotes tercermundistas y se alió a las luchas populares en los años 60 y 70 en Argentina.

LEA TAMBIÉN:

Camilo Torres, el sacerdote que luchó por la paz de Colombia

También participó en el mundo de la política siendo crítico del Gobierno del expresidente de Argentina Juan Carlos Onganía, quien estuvo en el poder entre 1966 y 1970.

Asimismo, estuvo a favor de las políticas implantadas por el Gobierno del presidente Juan Domingo Perón, del expresidente de China Mao Tse-tung, y de los ideales del cubano Ernesto el “Ché” Guevara.

Su vinculación con la política hizo que tuviera varias confrontaciones con sus superiores eclesiásticos.Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter

teleSUR TV@teleSURtv

#EfeméridesteleSUR | ¿Quién fue el padre argentino Carlos Francisco Mugica? Lo recordamos a 44 años de su asesinato → http://bit.ly/2rAv79Q 3217:44 – 11 may. 201826 personas están hablando de estoInformación y privacidad de Twitter Ads

Asesinato de Mugica a manos de los Triple A

El sacerdote era conocido como el “mártir de los pobres” por su dedicación y apoyo a los más necesitados, además criticaba a los gobernantes por tanta pobreza y desidia.

Inició su labor social dedicada a los pobres en uno de los barrios más pobres de Argentina llamado para ese entonces La Villa del Retiro, y actualmente conocido como Villa 31.

Tras sus diversos reclamos públicos contra el Gobierno por no atender a los pobres, el 11 de mayo de 1974 fue asesinado por un hombre que llevaba consigo una ametralladora, quien le disparó 15 veces en tan solo unos segundos.

Mugica antes de ser asesinado, salía de la iglesia San Francisco Solano, del barrio Mataderos, Buenos Aires, luego de oficiar la eucaristía, y justo en ese momento un hombre de barba (perteneciente al grupo los Triple A) le preguntó si él era el sacerdote Mugica, el padre aludido le confirmó y el hombre lo mató. 

González Faus: “Olvidar a un mártir es desoír una enseñanza”


“El mártir es generador de fe, es aquel cuyo testimonio es el más creíble”, afirma el teólogo
Éste es el lugar en el que asesinaron a monseñor Angelelli
Éste es el lugar en el que asesinaron a monseñor Angelelli
“El martirio es un regalo de Dios para el mártir. Y el mártir es un regalo para el pueblo de Dios”

27.04.2019 | RD/Vatican News

El martirio es don de Dios que puede ser aceptado, pero no buscado. José Ignacio González Fausbloguero de RD y teólogo español afirma: “La muerte del mártir no es la muerte del kamikaze… El mártir, en cambio, la recibe pasivamente: lo único que hace es no apartarse del camino”. De esta manera actúa como Jesús. Además, añade, “el mártir, el testigo es aquel que da fe. Es decir, el mártir es generador de fe, es aquel cuyo testimonio es el más creíble”.

Recuerda González Faus: “quiero evocar el testimonio que me dio un muchacho salvadoreño: ‘el día que mataron a Monseñor Romero, me decidí a ser religioso’”. Así, continúa: “Porque el mártir es testigo de la fe, siendo testigo del amor más grande. El martirio es un regalo de Dios para el mártir. Y el mártir es un regalo para el pueblo de Dios”.

Olvidar a los mártires

Tal como lo plantea González Faus, olvidar a los mártires puede ser un descuido, lo cual es comprensible. Sin embargo, “Olvidar a un mártir es, sencillamente, desoír una enseñanza, cerrar los propios oídos o endurecer el corazón para que no nos penetre. A quien olvida a los mártires se le puede aplicar paradigmáticamente la frase del salmista: ‘si oyen su voz, no endurezcan su corazón’”.

La vida de los mártires no siempre resulta atractiva, porque a veces cuestiona la manera en que pensamos o actuamos. El caso de Jesús o de Esteban nos ubican en este momento. Jesús en el Gólgota, abandonado por casi todos. Solo Juan, María, su madre, María Magdalena y algunos más se habían quedado hasta el momento final. Sobre Esteban, dicen los Hechos de los Apóstoles 7,57: “se arrojaron a una contra él”.

Todavía resuenan las palabras de Jesús: “Padre, perdónalos”, o las de Esteban: “Mientras lo apedreaban, Esteban invocó: —Señor Jesús, acoge mi espíritu. Y arrodillado, gritó con voz potente: —Señor, no les tengas en cuenta este pecado. Y dicho esto, murió”.

Anuncio y denuncia

La realidad latinoamericana muestra numerosos casos de hombres y mujeres que han sido capaces de entregar sus vidas, movidos por su fe y por su deseo de servir a las causas de los campesinos, indígenas, trabajadores, de los pobres. En ellos tenemos que reconocer la unidad entre la fe vivida y el compromiso por la justicia que esa misma fe exige. Pero esta fidelidad a Dios, tiene un precio: “Les he dicho todo esto para que no fallen. Los expulsarán de la sinagoga. Llegará un tiempo en que quien les mate piense que está dando culto a Dios” (Jn 16, 1-2).

El recuerdo de los mártires, se convierte, entonces, en posibilidad de crecimiento, en la fe y en la entrega al servicio de la humanidad.

Descalificar a miles de hombres y de mujeres que han aceptado el don del martirio, decir que su actuar no es valioso e incluso afirmar que ellos se lo buscaron es no comprender su entrega. Es no comprender cuán lejos puede llegar el amor a Dios y a los hermanos.

https://www.religiondigital.org/opinion/Olvidar-martir-desoir-ensenanza_0_2116288396.html

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: