“PERDONAR LO IMPERDONABLE” Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*


No es fácil en un mundo de revancha, odio, desquites y venganza, hablar de perdón. Pero, es algo que si se puede. Quienes nos enseñan más del arte de perdonar, han sido aquellos, que más han sufrido.

Recuerdo en Alemania, tuvimos la suerte de un encuentro en el que se pudieron encontrar víctimas y victimarios. No eran propiamente los causantes ni los unos ni los otros de la tragedia alemana en la época de Hitler. Eran los hijos de las víctimas, e hijos de victimarios. Escuchar sus relatos fue escalofriante.

Contaban los hijos de las víctimas: “en las familias, ese tema no se toca, hoy, algo conocemos, es por los nietos, quienes se atreven a preguntar a los abuelos”. Y de parte los victimarios: “nunca supe papá que hacia fuera de la casa…”. “Preguntar? Tampoco se podía”.

Para encontrarnos con la persona, es preciso quitarle la etiqueta de guerrillero, es así como escuchamos testimonios que nos permiten recuperar la dignidad de las personas a través de su sufrimiento.

“A mi mamá y a mis hermanos los mató, el Ejercito, por eso me hice guerrillera. Fui violada. Hoy soy una exguerrillera”.

Otra dice: “Fui violada por el comandante de la guerrilla. Vivo en la guerrilla, por recuperar a mi hijo, por eso soy guerrillera. El comandante me arrebató mi hijo”.

Para perdonar lo imperdonable, es necesario la experiencia para perdonar. El que sufre perdona más fácil que el que no ha tenido la experiencia del sufrimiento.

Quienes no conocen más allá de las murallas de su clase social, de su escritorio, informados solo por la T.V. es muy fácil decir: “que les echen plomo y acaben con esa plaga”, “que se aumente el presupuesto de guerra, para luchar contra la guerrilla”.

Hay que acercarse al “otro”, hay que aprender asubjetivar para ver lo global del otro. Promover los diálogos, cara a cara yaprender a escuchar, sin condenar, sin juzgar, sin maltratar.

Trabajamos por la Paz, por el Amor y la reconciliación entre hermanos/as.

Resultado de imagen para imagenes de mujeres en la guerrilla

Foto: Kienyke.com

*Presbitera católica.

“Ni la tierra ni las mujeres somos territorios de conquista”, fue el grito que surgió en la apertura del Encuentro Nacional de Mujeres.


Más de cincuenta mil mujeres se concentraron en el Encuentro de Mujeres en TrelewMasivo, combativo, nacionalAborto legal, derechos indígenas, una fuerte y clara agenda trans, duras críticas al Estado, la Iglesia Católica y los evangelistas fueron los puntos fuertes de la agenda. El feminismo “nómade” y las delegaciones internacionales.Por Luciana Peker

Imagen: Jose Nicolini

Desde Trelew

“Ni la tierra ni las mujeres somos territorios de conquista”, fue el grito que surgió en la apertura del Encuentro Nacional de Mujeres. El discurso inaugural en Trelew, Chubut, estuvo marcado por la geografía y la historia patagónica en una clara huella de como la federalización del feminismo marca diferencias según cada punto cardinal desde donde se habla y se marcha. “Las recibimos hoy en territorios ancestrales, donde mujeres originarias han resistido y continúan haciéndolo desde hace más de 500 años”, dio la bienvenida la locutora Karina James, integrante de la Comisión Organizadora.

El 13 de octubre, un día después del 12 de octubre, que ahora se nombra como día de respeto a la diversidad cultural, la apertura del 33º Encuentro Nacional de Mujeres respaldó el pedido para que sea un Encuentro plurinacional. “Bienvenidas a todas. El pueblo tehuelche, mapuche y guaraní están presentes. Venimos a fortalecernos y a querernos plurinacional. Somos mujeres criminalizadas por el Estado. Estamos para compartir sabiduría”, contextualizó Ivana Huenelaf, mapuche tehuelche. También hablaron las mapuches Verónica Tellado y Jeanette Calfú; Lolita Chávez, maya quiché, de Guatemala y Adriana Guzmán Jimena Tejerina, del feminismo comunitario de Bolivia.

Los puntos centrales del documento rechazaron la mega minería, el extractivismo, la represión a la protesta y los derechos de los pueblos originarios. También marcaron el aumento del desempleo y el impacto del ajuste sobre las mujeres. Y se pidió la aprobación del aborto legal, seguro y gratuito, la emergencia en violencia de género y el cupo laboral trans.

Mirando al sur

La sede patagónica se eligió, el año pasado, en Chaco para que el movimiento de mujeres mire al sur. La criminalización de la protesta social fue uno de los disparadores. Además, el fallo F.A.L, que respalda en todo el país los abortos legales (en medio de acciones de boicot de grupos antiderechos como el de la semana pasada en el Hospital Rivadavia), surgió de un aborto realizado en Comodoro Rivadavia en 2010, que fue judicializado y mereció el respaldo de la Corte Suprema. Ahora el fallo es fundamental para defender el acceso a los abortos legales por causales (ante una violación, un embarazo inviable o problemas para la salud o riesgo de vida de la madre) en el contexto de una embestida de los sectores conservadores.

Trelew es la ciudad más chica en donde se realizó el Encuentro y su elección no fue azar. A pesar del centralismo político de Buenos Aires, donde se realizó la marcha del 8 de marzo, de Ni Una Menos y las vigilias por el aborto frente a la Cámara de Diputados/as y Senadores/as, el Encuentro es una oportunidad de mostrar un feminismo nómade que irrumpe en ciudades donde se demoniza a las mujeres y las voces quedan silenciadas. La ciudad sentía como un temblor que estaba tomada por una marea verde federal e imparable. Hasta último momento, en Trelew creían que el Encuentro era una leyenda que no iba a concretarse o que quedaría como un fantasma agigantado por la estigmatización. Sin embargo, llegaron –con mucha dificultad, por la distancia, el costo y la falta de infraestructura turística– más de cincuenta mil mujeres de todo el país.

A la tarde, a través de los vidrios de las casas acostumbradas a las siestas, el frío y el viento, entraban los gritos de la marcha contra los travesticidios. “Señor, señora, no sea indiferente, se matan las travestis en la cara de la gente”, gritaban en una marcha sorora, diversa y sonora, a las 19:30, con furia trava, gritos, aplausos y cantos. El pueblo, acostumbrado a recibir pocos turistas, viajar a descansar por el fin de semana o salir a probar mariscos, pudo ver lo que la televisión no muestra: la intensidad y unidad de la unidad entre el feminismo y la diversidad sexual y la lucha para que la vida de los y las trans deje de ser los 35 años para dar el derecho a la identidad autopercibida y una expectativa de vida que no se vea cortada por los asesinatos y la falta de acceso a la salud y oportunidades laborales.

Sacayán

Una de las oradoras de la apertura fue la trans Nadia Zuñiga, a cargo de la Dirección de Diversidad y Género en Trelew. Además, el documento central reclamó una ley de cupo laboral trans “Diana Sacayán” (dirigente travesti asesinada e impulsora del cupo laboral trans en la Provincia de Buenos Aires) y que la norma que ya rige en Chubut sea reglamentada y aplicada. 

Otras de las integrantes de la comisión organizadora que tomaron la palabra fueron Marita Quiroga, Magalí Stoyanoff, Andra Leonette, Karen Nasuti y Ornella Spina. Entre todas recordaron a distintas víctimas de la violencia machista. “Hoy volvemos a ocupar la Laguna con una Feria Artesanal que lleva el nombre de la artesana Evelyn Molly, víctima de femicidio. Evelyn y Cintia Guevara Orellano, Rosita Acuña de Trelew, Soledad Arrieta de Comodoro y Daiana Morales de El Maitén engrosan la lista de los más de 130 femicidios sucedidos este año a nivel nacional. Por ello, denunciamos al Estado que no destina recursos ni da respuestas integrales e inmediatas frente a la violencia contra las mujeres y a la justicia patriarcal que avala la impunidad de violentos y femicidas”.

El Encuentro Nacional de Mujeres es autónomo, pero pidieron el respaldo del Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) para que las mujeres puedan comer. “Le pedimos cuarenta mil viandas para las mujeres con problemas socioeconómicos. Nos aceptaron solo veinte mil y, un mes y medio antes del Encuentro, nos bajaron a doce mil viandas que cuestan alrededor de diez pesos y tienen un sándwich y una fruta”, criticó Mariana Rivas, de la Comisión Organizadora del Encuentro.

A partir de la mañana se abrió la discusión en setenta y tres talleres a los que se sumaron, este año, el de futbol y mujeres por la libre autodeterminación de los pueblos. Uno de los puntos fuertes en un año donde la campaña por el aborto motorizó la demanda en el Congreso, es reclamar por el derecho a decidir. Los sectores anti derechos quisieron infiltrar los talleres, práctica que tiene una larga tradición de religiosas mandadas a quebrar los mandatos de las discusiones, pero no llega a ser masiva. Y sí la confirmación que se reclama por la aprobación de la norma.

Los talleres llaman a debatir las estrategias para el aborto legal dejan claro que el feminismo argentino no tiene fisuras. Pueden existir mujeres que no respaldan el aborto legal, pero no pertenecen al feminismo organizado. El movimiento de mujeres está firmemente a favor del derecho a decidir sobre los propios cuerpos. A los pañuelos verdes se sumaron pañuelos blancos estampados con la consigna del Encuentro, los violetas contra la violencia machista y los naranjas por la separación de la Iglesia y el Estado. Se criticó el avance de la Iglesia Católica y de las evangélicas como un foco global de organización conservadora contra los derechos sexuales y reproductivos y la disidencia sexual. Por eso se reclamó que no haya injerencia del evangelismo y el catolicismo en las políticas públicas y que no se subsidie a escuelas y actividades religiosas con fondos del Estado. También se criticó la reducción del Ministerio de Salud a Secretaría y se reclamó por la falta de anticonceptivos e insumos.

El acto de apertura se realizó en el Autódromo Asociación de Volantes “Mary Valle”. En medio de una geografía de bardas, a donde la historia quiso nombrar un desierto y las mujeres originarias reivindican sus huellas y descalzan la conquista, donde se quiso reducir los derechos sexuales con la justificación que gobernar es poblar, también tomar el territorio para hablar de deseos y derechos fue una victoria. “Las mujeres habitamos el autódromo solamente con calzas en el culo y con tetas mojadas de champagne”, diferenciaba, tajante, Rivas, sobre la apropiación de la tierra, el cuerpo y la palabra.  

En medio del desierto patagónico, con la tierra entrando en los ojos y la garganta, con la sed en los poros y el horizonte como un fondo de estepas con el cielo abierto de horizonte, la convocatoria festejo: “Acá estamos: reunidas, empoderadas, politizadas, autopercibidas, rebeladas, organizadas, apasionadas, liberadas, abrazadas, encendidas, entusiamadas, emocionadas¸ encontradas”. 

https://www.pagina12.com.ar/148664-masivo-combativo-nacional

PREMIOS NOBEL DE LA PAZ DE 133 GALARDONADOS, SOLO 17 MUJERES HAN SIDO MUJERES.


Nobel de la Paz: De 133 galardonados solo 17 mujeres han recibido el premio
Nobel de la Paz: De 133 galardonados solo 17 mujeres han recibido el premio

Un 12,7% de los ganadores han sido mujeres; algunas han recibido el reconocimiento en conjunto con otras personas como lo hizo este 2018 la ex esclava sexual del Estado Islámico, Nadia Murad

Paz Fernandez
 12.10.2018

El pasado 5 de octubre el doctor congoleño Denis Mukwege y la activista Nadia Murad recibieron el Premio Nobel de la Paz 2018 por “sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra“.

Después de sufrir a manos de los yihadistas del Estado Islámico como esclava sexual, Nadia Murad se convirtió en una activista contra la violencia y en la décimo séptima mujer en ganar el reconocimiento. Ahora es parte de la corta lista de mujeres que han sido destacadas: sólo 17 de las 133 personas.

La trágica historia de la ganadora del premio Nobel de la Paz

Play VER VIDEO

Este año el galardón del Premio Nobel de la Paz recayó en dos personas, Nadia Murad y Denis Mukwege, quienes destacaron por su trabajo e historias de vida. Ella fue una esclava sexual que tras recuperar su libertad se convirtió en una activista que busca terminar con esta trata de personas. Él un ginecólogo que ayuda a las mujeres víctimas de violación en conflictos armados.

VER MÁS VIDEOS

Los premios Nobel comenzaron a efectuarse tras la muerte de Alfred Nobel- químico famoso por crear el dinamita- quien antes de fallecer donó una gran parte de su fortuna a una serie de premios. Entre ellos estaba el de Paz, el cual se otorga desde 1901 a “la persona que habrá hecho el mayor o el mejor trabajo para la fraternidad entre naciones, para la abolición o reducción de ejércitos permanentes y para la celebración y promoción de congresos de paz”.premios nobel
Infogram

LAS MUJERES PREMIADAS

Bertha von 1906.PNG

1905, Baronesa Bertha von Sutther: Nacida en Praga en 1843, se convirtió en pacifista y escritora. Sus trabajos hablaban esencialmente sobre el valor de la paz. Una de sus obras más conocidas es “¡Abajo las armas!”. Fue premiada como Presidenta honoraria de la Oficina Internacional por la Paz. 

000_PAR2003101600944.jpg


Foto: AFP

1931, Jane Addams: Recibió el premio junto a Nicholas Murray Butler. Socióloga y fundadora de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad, fue reconocida por luchar para lograr acuerdos en medio de un ambiente bélico.

000_PAR2003101601010.jpg


Foto: AFP

1946, Emily Greene Blach: Profesora de historia y sociología. Estudió las condiciones de trabajadores, inmigrantes, minorías y mujeres; después de lo cual se declaró como socialista en 1906. Durante la Primera Guerra Mundial luchó por el desarme de las naciones y la paz.

Cuando Estados Unidos entró a la guerra, Blach y Jane Addams fueron identificadas como disidentes peligrosas.

En 1935 fue presidenta honorario de la Liga Internacional de Mujeres Pro Paz y libertad. Desde allí advirtió contra el fascismo y criticó a las democracias occidentales por no intentar detener a Hitler y Mussolini.

Su nobel fue compartido con John Raleigh Mott, consejero de la Asociación Cristiana de Jóvenes, una de las más antiguas ONG.

000_APP2001103114132.jpg
000_PAR2003101601027.jpg

1976, Betty Williams y Mairead Corrigan:  En agosto de 1976 Maired Corrigan perdió a tres de sus sobrinos cuando fueron atropellados por un fugitivo del IRA, quien abatido por tropas británicas en Belfast, Irlanda, perdió el control del automóvil.  

El terrible incidente llevó a Maired Maguire a convertirse en activista por la paz. A ella se unió Betty Williams, una secretaria que fue testigo del accidente donde fallecieron los tres niños católicos y que en la desesperación y el dolor comenzó a recolectar firmas contra la violencia en el conflicto Norirlandés.

Mairead supo de las acciones de Betty y ambas mujeres fundaron el Movimiento por la Paz en Irlanta del Norte, conocido también como Gente de Paz.

teresa de calcuta.PNG

Foto: AFP.

1979, Teresa de Calcuta:  Como parte de la iglesia Católica fue maestra en Calcuta. Luego en India su espiritualidad la llamó a una misión importante:ayudar a los pobres mientras se vive con ellos. Así fundó una nueva hermandad llamada Misioneras de la Caridad.

Junto a su grupo construyó hogares para niños huérfanos, ancianos leprosos y lugares para enfermos terminales en Calcuta y en otras zonas del mundo.

Ha sido criticada por tener una opinión dura sobre el aborto y por recibir tratamiento en un hospital; mientras a otros enfermos internados en los centros en los que trabajó, se les negaba tratamientos paliativo. 

000_APP2001101607658.jpg

Foto: AFP.

1982, Alva Myrdal:  Estudió filología y pedagogía. En el periodo entre guerras dedicó sus acciones a defender los derechos de las mujeres y a mejorar las condiciones de la clase obrera.

Luego de la Segunda Guerra Mundial fue parte de las Naciones Unidas y más tarde participó de las gestiones de desarme desde el gobierno sueco.

Recibió el premio junto al mexicano Alfonso García Robles “por su magnífico trabajo en las negociaciones de desarme de las Naciones Unidas, donde ambos han asumidos roles cruciales y ganado reconocimiento internacional”.

000_APW2002052949128.jpg

Foto: AFP

1991, Aung San Suu Yi: Ministra en varios departamentos del gobierno de Birmania, fue condecorada por “su lucha no violenta por la democracia y los derechos humanos”.

000_SAWH990310521810.jpg

Foto: AFP.

1992, Rigoberta Menchú Tum: Indígena maya-quinché nacida en Guatemala, se dedicó desde los 19 años a defender los derechos de los campesinos.

En medio del gobierno militar de Fernando Romeo Lucas García perdió a un hermano y a sus padres, quienes fueron torturados y asesinados.

Denunció las violaciones a los Derechos Humanos pacíficamente y luego fue exiliada dos veces. Luego de ello, Rigoberta comenzó a asistir al grupo de trabajo de la ONU en pro de las comunidades indígenas.

Se le otorgó el premio “por su trabajo en pro de la justicia y de la reconciliación etno-cultural basado en el respeto de los derechos de las personas indígenas”
 

Jody Williams.jpg


Foto: AFP.

1997, Jody Williams: Siendo estudiante de política internacional en la década de 1980, Jody trabajó en El Salvador. Allí se encontró con tierras llenas de minas antipersonales de la guerra y que habían provocado la mutilación de las extremidades de varios niños.

000_1921CD.jpg

Con esa experiencia en la espalda, en1991 Williams impulsó la Campaña Internacional para la Prohibición de Minas Terrestres (ICBL). Una de las consecuencias de sus actos fue la Convención de Otawwa que prohibió el uso, producción, venta y acumulación de estos objetos explosivos. El acuerdo lo firmaron 120 estados. 


Foto: AFP.

2003, Shirin Ebadi: La abogada iraní recibió el reconocimiento “por sus esfuerzos en pro de la democracia y los Derechos Gumanos. (…)especialmente en la lucha por los derechos de las mujeres y los niños”.

El Comité Nobel también destacó los esfuerzos por reducir la tensión entre el mundo islámico y el occidental, tras los atentados de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001.

000_PAR2004100836985.jpg


Foto: AFP.

2004, Wangari Muta Maathai: Inició un movimiento popular en Kenia para disminuir la deforestación que había en los terrenos habitados por la población agrícola. Así, impulsó a las mujeres a plantar árboles en sus localidades y a pensar de manera más sustentable. El movimiento del Cinturón Verde se expandió también a otros países africanos.

Fue la primera académica en África Oriental y Central en estudiar un doctorado y la primera africana en recibir el Premio Nobel de la Paz. 
 

000_Par6566914.jpg


Foto: AFP.

2011, Tawakkol Karman, Leymah Gbowee y Ellen Johnson Sirleaf: Estas tres mujeres compartieron el premio “por su lucha no violenta por la seguridad de las mujeres y por los derechos de las mujeres a la plena participación en el trabajo de construcción de la paz”.

Tawakkol Karman: La periodista nacida en Yemén realizó varias acciones en contra del régimen que gobernaba en ese tiempo. También co-fundó el grupo Woman Journalists Without Chains para promover la libertad de expresión.

Leymah Gbowee: Lideró el movimiento por la paz de mujeres en Liberia, importante para acabar la guerra civil de 2002. Además dedicó parte de su carrera a ayudar niños soldados afectados por traumas sicológicos provocados por los conflictos bélicos.

Ellen Johnson Sirleaf fue la primera presidenta mujer de Liberia entre 2006 y 2018. Cuando comenzó su mandato recibió a un país devastado por las guerras civiles entre 1989 y 29093. Durante su mandato se eforzó por promover la reconciliación, el desarrollo social y la paz.

malala.jpg

2014, Malala Yousafzai: Con 15 años fue víctima de un atentado en 2012 a manos de talibanes en Pakistán, quienes la quisieron asesinar por haber escrito un blog en la BBC desde 2009, sobre las experiencias durante la ocupación talibana y la prohibición del régimen a que las niñas estudien.

Luego de sobrevivir a tres disparos, se radicó en Inglaterra y es una activista por los derechos civiles y de las mujeres.

Con información de Nobel Prize

https://www.24horas.cl/data/nobel-de-la-paz-de-133-galardonados-solo-17-mujeres-han-recibido-el-premio–2834744

CURSO ONLINE: ESTUDIOS DE GÉNERO EN EL ISLAM. VANNESA RIVERA DE LA FUENTE


No hay texto alternativo automático disponible.

Imagen

Las 5 mujeres más influyentes de la historia, según un sondeo de la BBC


  • 14 agosto 2018
Rosalind FranklinDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES

Una matemática, una cristalógrafa, una activista… de una u otra forma estas mujeres cambiaron el mundo y son las que han tenido el mayor impacto en la historia del mundo, según un sondeo llevado a cabo por la revista BBC History.

La publicación solicitó a diez expertos de diferentes ámbitos que nominaran a las mujeres que, según ellos, han sido las más influyentes de la historia mundial.

También pidió a sus lectores que votaran por sus favoritas. Y esta fue la conclusión a la que llegaron.

1. Marie Curie, 1867-1934

Marie Sklodowska Curie cambió el mundo no una sino dos veces.

Esta mujer fundó la nueva ciencia de la radioactividad -incluso el nombre fue inventado por ella- y sus descubrimientos produjeron curas efectivas para el cáncer.

Marie Curie lidera la lista de mujeres más influyentes de la historia.

“Curie se vanagloria de una extraordinaria serie de logros”, dice Patricia Fara, presidenta de la Sociedad Británica para la Historia de la Ciencia, quien nominó a la científica francesa de origen polaco.

“Fue la primera mujer que ganó un Premio Nobel, la primera profesora de la Universidad de París y la primera persona -subrayamos aquí el uso de ‘persona’ y no ‘mujer’- que ha ganado un segundo Premio Nobel“.

Nacida en Varsovia, Curie estudió física en la Universidad en París, donde conoció a su futuro colaborador de investigaciones y esposo, Pierre.

Juntos identificaron dos nuevos elementos: el radio y el polonio, nombrado así por su nativa Polonia.

Cuando él murió, Marie juntó una pequeña fortuna en Estados Unidos y Europa para fundar laboratorios y para desarrollar tratamientos para el cáncer.

Marie CurieDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionMarie Curie fue considerada la mujer más influyente de todos los tiempos.

Marie Curie fue una mujer de acción además de tener un enorme intelecto. Durante la Primera Guerra Mundial ayudó a equipar ambulancias con equipos de rayos X y a menudo las manejaba ella misma al frente de batalla.

Las probabilidades siempre estaban en su contra“, afirma Fara. “En Polonia, su familia patriota sufrió bajo el régimen ruso. En Francia fue vista con sospecha por ser extranjera y, por supuesto, adonde quiera que iba era discriminada por ser mujer”.

A pesar de enfermarse debido a los materiales radioactivos que constantemente manejaba, Curie nunca perdió su determinación de sobresalir en la carrera científica que amaba.

Su recuerdo se conserva en la organización benéfica de cáncer que lleva su nombre y que continúa ayudando a los pacientes terminales alrededor del mundo.

2. Rosa Parks, 1913-2005

Rosa ParksDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES

El 1 de diciembre de 1955, Rosa Louise Parks, una costurera de 42 años que trabajaba en una tienda departamental en Montgomery, Alabama, abordó su autobús para dirigirse a casa, como lo hacía diariamente después de trabajar.

Ese día, sin embargo, la afroestadounidense desafió la segregación racial que existía en partes de Estados Unidos al negarse a ceder su asiento para que una persona blanca se sentara.

Su protesta fue apoyada por muchas otras personas negras y provocó el movimiento de derechos civiles que, en los 1960, finalmente logró derechos igualitarios.

Cuatro años después de su muerte en 2005, Barack Obama se convirtió en el primer presidente negro de Estados Unidos.

3. Emmeline Pankhurst, 1858-1928

Emmeline PankhurstDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES

En 1903, la reformista social Emmeline Pankhurst fundó la Unión Social y Política de Mujeres para hacer campaña para el voto parlamentario para las mujeres en la época eduardiana en Reino Unido.

“Hechos, no palabras”, fue su consigna. Pankhurst, una líder carismática y una oradora poderosa, incitó a miles de mujeres a que demandaran -y no pidieran cortésmente- su derecho democrático en un movimiento masivo que no ha tenido paralelo en la historia británica.

Pankhurst siempre estuvo en medio de la lucha y soportó 13 encarcelamientos. Su nombre y causa se hicieron conocidos en todo el mundo.

4. Ada Lovelace, 1815-52

Ada LovelaceDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES

Nacida a principios del siglo XIX, Ada Lovelace tenía una fascinación con la ciencia y las matemáticas que desafió las expectativas de su clase y su género de la época.

A pesar de ser una de muchas figuras de la historia de la ciencia cuyo trabajo solo ha sido apreciado póstumamente, hoy Ada Lovelace, una talentosa matemática, es considerada la primera programadora computacional en una industria que desde entonces ha transformado empresas, nuestra vida y el mundo.

Lovelace es particularmente intrigante porque, no solo era una mujer que trabajaba durante una época en la que los hombres dominaban los campos de la ciencia y las matemáticas, sino también demostró tener una percepción única y visionaria sobre el potencial de las computadoras.

En una industria todavía dominada por los hombres, es particularmente sorprendente que la primera programadora fuera una mujer.

5. Rosalind Franklin, 1920-58

Rosalind FranklinDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES

Cuando la estructura de la doble hélice del ADN fue descubierta, los científicos argumentaron que habían desvelado el secreto de la vida misma.

La prueba crucial fue presentada por la química y cristalógrafa inglesa Rosalind Franklin: la famosa fotografía 51.

Esta era una imagen de rayos X que mostraba una cruz de puntos oscura, que sugería la estructura helicoidal de la molécula y que permitió inferir detalles clave del ADN.

Franklin había tomado las imágenes de ADN por difracción de rayos X durante su estancia en el King’s College de Londres.

Y aunque las investigaciones que hizo sobre el carbón y los virus fueron apreciadas durante su vida, su contribución al descubrimiento de la estructura del ADN solo se reconoció póstumamente.

Las innovaciones que siguieron, y que tuvieron un enorme impacto en la vida humana -el mapeo del genoma humano, los bebés de probeta, la ingeniería genética- dependieron del entendimiento de los fundamentos químicos de la herencia.

https://www.bbc.com/mundo/noticias-45173958

Colombia: “Busco chinita para que me haga los oficios”


 Imprimir articulo    Exportar a PDF

Imagen: Las2orillasImagen: Las2orillas

Por Estercilia Simanca Pushaina*

“Busco chinita para que me haga los oficios, preferiblemente que sus padres sean de Manaure o de Uribia, porque si son de aquí cerca, ¿quién aguanta a esa paisanera pasando todos los días, hablando con la chinita por la reja o por el portón? Que tenga 10 años y menos de 15, porque aquí hay hombres, tengo hijos, hermanos y esposo, usted sabe como son las cosas, ellas se enamoran. Por eso prefiero a las chinitas de seis años son más dedicadas, lo malo es que lloran mucho, les cae una lloradera por las noches y así no se puede dormir. Sus deditos puedes limpiar el tallado de los muebles y sus manitos lavar bien las cosas pequeñas, aprenden más rápido el español y olvidan más rápido las palabras en wayuunaiki. Sólo la necesito para los oficios, pero si puede traerme otra para mí vecina que en estos días va a parir, yo podría hablar con ella para que le haga el favor de tenerla y a cambio le ayude con el muchachito que va a nacer. Los indios pasan tanta necesidad en el monte que lo mejor es que me las traiga a todas, yo conozco mucha gente que las necesita, así las ayudamos y serán menos bocas que alimentar en su ranchería, ustedes tienen costumbres tan raras que primero comen ustedes y a los niños los dejan de último, aquí también comen de último, pero comen, así sea un pan de sal. Aquí las atiendo bien, tengo una estera donde duermen por dos razones: porque se caen de la cama y porque se orinan, además porque a mí no me gusta guindar chinchorros en los cuartos, esas son costumbres de indios. Yo tengo mi rabito Wayuu, por allá bien lejos, pero lo tengo, por eso me gusta ayudar a los paisanos, uno ve a esas mujeres pariendo de tres, de cuatro, de seis, para ponerlos a pasar hambre, mientras el marido se la pasa borracho tirado en el chinchorro, esperando que sus hijas y sobrinas crezcan para casarlas con otro igual a él. A mi tráigame a todas las chinitas, que aquí las ayudamos, aquí las ubicamos, aquí lo que hay es casas donde trabajar. Lo malo de las chinitas es cuando se enamoran, por eso cuando las veo enamoradas las devuelvo para la ranchería”

…Que tenga 10 años y menos de 15, porque aquí hay hombres, tengo hijos, hermanos y esposo, usted sabe como son las cosas, ellas se enamoran. Por eso prefiero a las chinitas de seis años son más dedicadas, lo malo es que lloran mucho…

A ninguno en La Guajira le parecerán extrañas estas palabras, puedo imaginarme como recrean el relato en sus mentes, algo así como mirándose al espejo, todos tenemos a alguien cercano que usa esta modalidad de prestación de servicios, sin horarios definidos, de duración indeterminada y sin contraprestación moral y económica alguna, pero el tema es tan cotidiano que muchos Wayuu hemos incluso pensado que así sería menos grave la situación de los menores wayuu, pero resulta que no, porque es el inicio del desarraigo, de la vergüenza étnica y la aceptación de esta forma de esclavitud moderna.

Muchas de estas familias que buscan y aceptan niñas Wayuu para los oficios domésticos, los mandados a los medios días bajo la canícula, ser niñeras de niños tan pequeños como ellas, no han tenido en cuenta algunos aspectos, uno de ellos es que se trata de niñas bilingües y por lo tanto su rendimiento en el colegio en un principio es menor, les cuesta trabajo, mientras les hablan en español y traducen mentalmente al wayuunaiki y sentencian con esta frase: “La saqué del colegio porque es muy bruta” a parte de las horas de sueño perdidas mientras cuidan a una anciana de 80 años o a niños según sea  el caso. Otro aspecto es que estas niñas han abandonado en contra de su voluntad sus rancherías porque sus padres, por lo general sus madres, creen que en el pueblo de los arijunas ellas podrían tener un futuro distinto, si estudiaran en el colegio que tiene el nombre de su comadre o el de su compadre, que un día estuvo de paso por su ranchería, en cualquiera de los municipios de La Guajira.

…se trata de niñas bilingües y por lo tanto su rendimiento en el colegio en un principio es menor, les cuesta trabajo, mientras les hablan en español y traducen mentalmente al wayuunaiki y sentencian con esta frase: “La saqué del colegio porque es muy bruta”…

Hemos aceptado tanto esta practica que muchos abogados sólo aplicamos los derechos de los niños a los menores de nuestras casas, sin embargo nos atrevemos a decir “nuestros niños Wayuu” cuando sus derechos no se restablecen porque una vez al año les hagamos regalos y nos tomemos fotos con ellos que después compartimos en internet.

Hoy mi pregunta va para el ICBF ¿Tiene el ICBF las estadísticas de  esta forma de esclavitud moderna?

En los últimos años se ha visibilizado, sólo eso, visibilizado, la violencia contra la mujer, afloran colectivos feministas en La Guajira, incluso Wayuu, en este terreno árido para las luchas sociales. He recibido visitas de organizaciones internacionales tratando de aportar una solución a este problema que ellos han visto con preocupación porque para ellos esto no es cotidiano y por supuesto no es normal, pero se ha quedado en eso, en visitas. Espero que una vez lean este escrito me vuelvan a contactar.

Mi oficio parte de una profunda observación de lo cotidiano en mi comunidad, deshojo cada situación común y corriente para develar que no es normal, ni es una costumbre sana, ni de parte de los Wayuu, ni de parte de los arijunas practicar el “Criadazgo” no niego que existen casos exitosos donde niñas Wayuu lo lograron y hoy son profesionales, llegaron a hogares donde la igualdad más que derecho es un principio y la bondad no es aprendida repitiendo el mandamiento “amarás a tu prójimo como a ti mismo”, sino poniéndolo en práctica.

He concluido que el Criadazgo también da cierto estatus social, he observado como ahora las uniforman con trajes de telas antifluidos, mientras la madre de los pequeños sale a mirar vitrinas en algún centro comercial, mientras la niña adolescente Wayuu camina tras ella cargando a un bebé y vigilante de los otros, así como lo vieron en Bogotá y en Barranquilla cuando fueron a estudiar. Ignorando que si no le pagas el salario que manda la ley, pero si le das dotación en uniforme estás aceptando tácitamente que ya hay una relación laboral, pero sin el respectivo permiso del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

He sido confundida ene veces, como suministradora de niñas niñeras Wayuu en casas de familia, cuando me dicen: “Oiga, usted que es Wayuu necesito una chinita para que me haga los oficios”. Otras personas un tanto incrédulas por mi hoja de vida me preguntan: ¿Y a usted, qué familia la crió?


https://www.servindi.org/actualidad-noticias/07/08/2018/busco-chinita-para-que-me-haga-los-oficios

Las mujeres sí: Elsa Matilde Escobar


Las mujeres sí: Elsa Matilde Escobar

5 de agosto del 2018

Elsa Matilde Escobar:

Cuando una mujer da un paso adelante, el mundo da un paso adelante .

El Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5 es  Igualdad de género .

Es un objetivo muy amplio y entre las metas que los países firmantes están: el acceso a la educación, a la participación política y el acceso a la riqueza y la propiedad privada. Ojo a esto último: que las mujeres tienen las mismas posibilidades de crecimiento económico que los hombres, es una meta de la ONU, no una realidad.

Hay varias razones para este atraso. Empezar por decir que las mujeres obtuvieron el derecho a recibir formación profesional mucho después de los hombres. En Colombia, apenas en 1935 una mujer entró a estudiar en la Universidad Nacional. Gerda Westendorp quien se graduó de medicina.

Pero Gerda fue un caso excepcional, un hito, la primera; porque en realidad cuando el país admitió que necesitaba las mujeres en el mercado laboral, las formas para ser profesoras, secretarias, asistentes personales etc. Desde entonces se configuró una suerte de sexualización de los cargos y de las áreas de estudio.

De hecho, aunque en la academia y en la literatura científica se ha dado cuenta de lo contrario, para muchos el liderazgo es una cualidad masculina. Características como: ambición y competitividad, a menudo son descritas como inherentes a los buenos líderes, y también son atribuidas culturalmente al rol masculino. Eso explicaría en buena medida el por qué entre los perfiles de un hombre y una mujer con la misma formación o experiencia profesional, el hombre lleva la delantera en el proceso de selección para aspirar a un cargo directivo.

La presidenta de la Fundación Natura, reconocida por su trabajo por la biodiversidad y la riqueza cultural de Colombia, Elsa Matilde Escobar, cree que las mujeres no tienen que encajar en estos estereotipos. Para ella, que ha viajado por todos los rincones de Colombia, que ha conocido a mujeres de todos los estratos socioeconómicos, de todas las culturas, razas, religiones etc., en esa diversidad hay un potencial de liderazgo diferente y ante todo necesario para el mundo.

Les presento este nuevo testimonio de Las mujeres sí: Elsa Escobar, ingeniera química, a quien muchas puertas se le cerraron por el sólo hecho de ser mujer, quien viene a decirnos que el liderazgo no está definido por el género, sino por la capacidad y la motivación de cada quien.

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: