Tras la reunión con el Papa la duda que surge ¿de qué religión es Trump?


-www.elpais.com.uy-24-05-2017

El presidente de EEUU se encontró por primera vez con el papa Francisco en el Vaticano.

Donald Trump y su esposa en el Vaticano. Foto: AFP

La Nación | GDA-mié may 24 2017

El día que Trump asumió como 45 presidente de EEUU una mujer rubia de abrigo rojo y discurso optimista fue la encargada de bendecir el momento. Era Paula White su pastora personal y ese día ante millones de personas en todo el mundo pidió por él “Dios misericordioso revela a nuestro presidente la capacidad de conocer la voluntad tu voluntad la confianza para conducirnos y la compasión para ceder ante nuestros mejores ángeles”.

Desde los inicios de la su campaña Trump dice y asegura ser una persona religiosa. Lo demostró con las dos biblias que usó en la asunción la de Abraham Lincoln y otra especial que le había regalado su madre cuando tenía 9 años también con la foto que publicó en Facebook en la que se lo ve de pequeño en la iglesia de Queens y con los muchos discursos que dio en distintas iglesias tanto evangélicas como católicas.

También con su cercanía a la pastora evangelista Paula White. Ella se convirtió en su consejera espiritual hace 14 años cuando él la buscó tras ver sus sermones en televisión. Su relación creció con el tiempo luego de un primer encuentro en la Torre Trump. Se profundizó en momentos en que Trump quería sumergirse con mayor profundidad en las enseñanzas de la Biblia cuando White llegó a tomar vuelos privados para ir a verlo a Atlantic City una de las cunas de su tremenda fortuna generada por los casinos para darle sesiones personalizadas. La imagen es contundente Trump el ruido tintineante del dinero a montones la lujuria del exceso y el sagrado evangelio en mano.

Su religión.

Si su padre fue el encargado de formarlo como hombre de negocios fue su madre quien se encargó de darle iglesia “Soy cristiano protestante soy presbiteriano. He tenido una buena relación con el cristianismo. Creo que la religión es algo maravilloso. Creo que la mía es una maravillosa religión” declaró en 2011 al ser entrevistado por un canal cristiano.

Los presbiterianos creen en Dios en Jesús como su hijo único y en el Espíritu Santo. Jesús para ellos la manifestación humana de Dios nació de la virgen María murió en la cruz y resucitó. Los presbiterianos son una rama del protestantismo y creen que los buenos y justos al fallecer estarán junto a Dios mientras que los que no lo sean serán enviados al infierno.

Los presbiterianos están seguros de la predestinación de que Dios ya los eligió y les trazó el rumbo. A diferencia de los católicos rechazan la veneración de imágenes las oraciones por los difuntos la intercesión de los santos difuntos y la autoridad del Papado. Aunque vale aclarar eso no se traduce en una relación tormentosa con la Iglesia católica.

“Creo que la gente se sorprende cuando se enteran que soy cristiano que soy una persona religiosa. Me ven rodeado de tanta riqueza que a veces no asocian eso con ser religioso. No es preciso” escribió en su libro Great Again publicado durante las primarias republicanas.

El 2,8 por ciento de la población de EEUU es presbiteriano. Sin embargo en las presidenciales de noviembre según encuestadoras privadas Trump consiguió que el 81 por ciento de los hombres religiosos y el 64 de las mujeres votaran por él. Además de ellos muchas otras personas lejanas a la religión del magnate lo eligieron.

“La religión ya no importa. Lo que la gente quiere es seguridad bienestar financiero salud y terminar con las amenazas dentro y fuera de la nación. Ellos saben que pueden dejar la religión para el ámbito privado” dijo a La Nación el historiador científico y miembro de la Universidad Chapman Michael Shermer.

Su fe.

Trump es presbiteriano pero sigue a un gurú especial. De joven se interesó por los discursos del predicador Norman Vincent Peale artífice de la teoría del pensamiento positivo y autor del primer libro de autoayuda.

“Como presbiteriano autoproclamado algo que él describe como «una maravillosa religión» Trump asiste nominalmente a la Iglesia Marble Collegiate de Nueva York que fue el único púlpito que tuvo Norman Vincent Peale autor del mega bestseller El Poder del Pensamiento Positivo” aseguró Shermer.

“Tú puedes ser desdichado si quieres. Si por el contrario te dices ‘Elijo la felicidad’ puedes estar seguro de que la obtendrás” es la idea principal de los sermones de Peale.

Fue tal la adhesión de Trump a estas máximas que convocó a Peale para oficiar su primer casamiento cuando se unió a Ivana madre de Donald Jr., Ivanka y Eric y para encabezar los funerales de su madre y su padre “Él creía que yo era el mejor estudiante de todos los tiempos” dijo el magnate tiempo atrás.

Su relación con el Papa.

Entre todas sus creencias Trump también piensa que hay que construir un muro en la frontera con México para evitar que entren violadores a EEUU que los refugiados de Medio Oriente no deben ser ayudados porque son terroristas que las mujeres se rinden siempre a la fama y al dinero. Fueron estas inconsistencias las que llevaron al papa Francisco a cuestionar su fe.

Tras su visita a México cuando aún Trump no era presidente el Sumo Pontífice dijo que cualquier persona que hable de muros “no es cristiano”.

Y Trump no se quedó callado “Parece increíble que un líder religioso pueda poner en duda las creencias de un ciudadano americano”.

Hoy se reunió con el papa Francisco.

El encuentro entre Trump y el Papa fue breve. Duró menos de media hora. Sin embargo bastó para que Melania la esposa del presidente se hiciera un hueco para hacerle un pedido especial al Papa en el momento en que la primera dama de EEUU ingresó al salón en donde su marido y Francisco habían charlado se acercó al pontífice y le entregó un rosario propio para que lo bendijera.

Melania no está bautizada bajo el rito católico. Sin embargo nació y se crió en Eslovenia un país cuya mayoría alrededor del 60 por ciento de la población profesa esta religión.

El presbiteriano y su hija judía.

Ivanka es la hija predilecta de Trump aunque abandonó su educación cristiana. Por amor. La segunda heredera del empresario se convirtió al judaísmo al casarse con Jared Kushner actual asesor del presidente en 2009. La modelo y emprendedora se sometió a una complicada evaluación para dejar sus creencias y ser judía debió aprender a leer hebreo todas las normas de la doctrina judía y cambiar por completo su estilo de vida.

El judaísmo acompañó a Trump hasta la Casa Blanca. El presidente dejó en manos de Kushner uno de los temas más delicados de su agenda exterior la paz en Medio Oriente. Esta semana en su primera gira internacional el magnate estuvo en Israel junto a su hija y su yerno a quien describió meses atrás como la persona ideal para encargarse del asunto pese a que nunca tuvo un cargo público.

Kushner judío ortodoxo fue una de las mentes detrás del discurso que en marzo de 2016 el mandatario republicano brindó ante el Comité JudíoAmericano de Relaciones Públicas cuando insinuó mudar la embajada de su país a Jerusalén “la eterna capital del pueblo judío” lo que hubiera sido entendido como una fuerte provocación a los palestinos. Finalmente Trump dio marcha atrás.

 

Cardenal francés la cara nueva ante acción legal sobre pedofilia por encubrimiento


Otras seis personas, incluido un alto funcionario del Vaticano, también han recibido citaciones judiciales después de una asociación revivió un caso criminal que se le había caído el año pasado.
Bénévent Tosseri, Lyon
Francia
24 de mayo de 2017

El cardenal Philippe Barbarin / Pascal Pavani / AFP

Casi un año después de que la justicia francesa decidió retirar un proceso penal contra el cardenal Philippe Barbarin, arzobispo de Lyon, y otras seis personas por no reportar el abuso sexual de niños exploradores cometidos por un sacerdote, el caso se ha reabierto.

Los abusos tuvieron lugar entre 1978 y 1991.

“Si nos detenemos ahora, ¿quién va a llevar el debate en el dominio público?”, Dijo François Devaux, el jefe de la Parole libérée ( “aliviar la carga del silencio”) una organización de ex miembros de Saint-Luc Grupo Scout, muchos de los cuales presuntamente abusado sexualmente por el sacerdote que llevó al grupo, Bernard Preynat.

Después de una investigación preliminar, se decidió en agosto el año 2016 no seguir adelante con un caso contra Barbarin y los otros seis.

Pero presuntas víctimas del cura ahora se han unido para presentar una demanda civil en contra de esa decisión.

Siete personas fueron ayer emitió órdenes de comparecencia ante el tribunal penal de Lyon en septiembre.

Aparte de Barbarin, que son: Pierre Durieux, jefe de personal del cardenal; Régine Maire, el ex jefe de la unidad creada para brindar asistencia a las víctimas de abusos por parte de sacerdotes; ex vicario episcopal Fr Xavier Grillon; Mons Maurice Gardès, el arzobispo de Auch; Mons Thierry Brac de la Perrière, obispo de Nevers; y Luis Ladaria Ferrer, secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

“Este no es un caso sobre un solo hombre, el cardenal Barbarin, sino de toda una institución”, de acuerdo con la Parole libérée abogados ‘s.

Tienen la esperanza de demostrar que el fracaso de los siete para reportar crímenes del sacerdote debe ser objeto de enjuiciamiento, en contra de la decisión del fiscal del estado en Lyon.

El fiscal Lyon basa su decisión de abandonar el caso en parte, de una ley que dice que los delitos deben ser procesados ​​dentro de tres años. Los abogados argumentan que este período comenzó en el momento en que las presuntas víctimas notificaron a las autoridades, en junio de 2015.

“Creemos que podemos aumentar la conciencia pública a través caso de los ciudadanos”, dijo Devaux. Llevaba una pulsera verde, el emblema de una campaña para cambiar el estatuto de normas de prescripción para los delitos de pedofilia.

“Pero iniciar la acción legal no es suficiente para dar la credibilidad debate”, agregó. Dijo que las presuntas víctimas tenían una responsabilidad moral de sus casos hasta el final con el fin de, si es posible, “sentar jurisprudencia”.

Barbarin no ha reaccionado públicamente a su llamada.

https://international.la-croix.com/news/french-cardinal-to-face-new-legal-action-over-pedophile-cover-up/5235?utm_source=Newsletter&utm_medium=e-mail&utm_content=24-05-2017&utm_campaign=newsletter__crx_lci&

Francisco pide a Trump  trabajar por la paz en la reunión del Vaticano seguido de cerca

24 May 2017 Deja un comentario


“Francisco pide Trump para trabajar por la paz en la reunión del Vaticano seguido de cerca” por Joshua J. McElwee | Mayo. 24, 2017, National Catholic Reporter

  • Francisco se encuentra con el presidente estadounidense Donald Trump durante una audiencia privada en el Vaticano el 24 de mayo (SNC foto / Paul Haring)
     |  


    CIUDAD DEL VATICANO

    Francisco se reunió el miércoles por la mañana con el presidente de Estados Unidos Donald Trump, hablando en privado en el palacio apostólico con él durante unos 30 minutos más tarde y pidiendo que trabajan por la paz en el mundo.

    La atmósfera durante el primer encuentro entre los dos líderes mundiales, conocidos en desacuerdo sobre una serie de cuestiones, apareció al principio para ser rígida y formal. Como el Papa saludó al presidente en la antecámara de la biblioteca papal, donde mantuvieron su reunión privada, mantuvo una cara seria y no sonrió.

    A raíz de sus discusiones, sin embargo, Francisco tomó más de un tono jovial. A medida que la puerta de la biblioteca se abrió y él se introdujo a la primera dama Melania Trump, él negó con la mano suavemente, miró al presidente, y bromeó: “¿Qué le das de comer”

    Durante el tradicional intercambio de regalos, Francis dio Trump un gran medallón que ha dado a muchos líderes mundiales que representa un olivo que sostiene dos piezas de una roca fracturada, diciéndole al presidente: “me estoy dando esto porque espero que pueda ser este olivo para hacer la paz.”

    Trump respondió: “podemos usar la paz.”

    El Papa también le dio al presidente cuatro de sus escritos: Los dos exhortaciones apostólicas Evangelii Gaudium y Amoris Laetitia, la encíclica del medio ambiente Laudato Si’, y su mensaje para los de 2017 Día Mundial de la Paz.

    Francis dijo Trump había firmado personalmente para él la copia dotados del mensaje de paz, que se centra en la no violencia como estrategia política. En referencia a los documentos, Trump respondió, “Bueno, voy a leerlos”

    Al final de la reunión, el presidente le dijo al Papa: “Gracias, no voy a olvidar lo que ha dicho.” Francis respondió en español: “buena suerte”, o, “Buena suerte.”

    Mayo 24 de encuentro ha sido uno de los más esperados entre un Papa y un jefe de Estado en la historia reciente. Trump y Francis son conocidos por estar en desacuerdo sobre una serie de cuestiones, como por ejemplo en materia de protección del medio ambiente y cómo los inmigrantes deben ser tratados.

    Su desacuerdo sobre esta última cuestión provocó famoso de unos días de alta tensión en 2016, cuando Francisco cuestionó el cristianismo de Trump por su apoyo a un muro en la frontera entre Estados Unidos y México y Trump llamó la observación del Papa sobre él “vergonzosa”.

    En un comunicado tras la reunión Francisco y de Trump 24 de mayo el Vaticano describió su conversación como “cordial” y dijo que “se expresó satisfacción por las buenas relaciones bilaterales existentes entre la Santa Sede y los Estados Unidos de América.”

    “Es de esperar que haya puede ser una colaboración serena entre el Estado y la Iglesia Católica en los Estados Unidos, que participan en el servicio a las personas en los campos de la salud, la educación y la asistencia a los inmigrantes “, continuó el comunicado.

    No se sabe exactamente lo que Francis y Trump dijeron unos a otros durante la parte privada de su encuentro. Además de un traductor del Vaticano, los dos líderes eran las únicas personas presentes en la sala.

    Treinta minutos es una longitud normal de tiempo para una reunión entre el Papa y un jefe de estado.

    Mientras que Francisco pasó unos 52 minutos en una reunión con el ex presidente Barack Obama en marzo de 2014, el tiempo del Papa también se vio limitada al pasar directamente de la reunión con Trump a su audiencia general semanal en la plaza de San Pedro.

    Francis primera saludó Trump en el palacio apostólico de Sala del Tronetto, la antecámara de la biblioteca papal.

    Mientras los dos se dieron la mano, el presidente dio las gracias al Papa por tener la reunión. A continuación, entró en la biblioteca juntos, haciendo una pausa para las fotos antes de sentarse. Trump sonrió ampliamente como los obturadores de las cámaras clic, pero Francis mantienen una cara seria y miraron al suelo en los puntos.

    A continuación, se sentaron en una mesa de madera entre sí, el papa inclinándose hacia adelante en su silla. El presidente le dijo al Papa que era “un gran honor” para encontrarse con él. El Vaticano cortó la señal de video en directo de la reunión a las 8:32 am para que los líderes hablan en privado.

    La señal de video volvió a ponerse a las 9:02 am, ya Francisco recibió la primera dama, Ivanka Trump y Jared Kushner. El Papa saludó a los otros miembros de la delegación de Estados Unidos, que incluyó al secretario de Estado Rex Tillerson y el asesor de Seguridad Nacional General HR McMaster.

    Durante el intercambio de regalos, Trump presentó Francis con un gran cuadro negro que contenía un conjunto de los escritos del Rev. Martin Luther King, Jr., que el Papa había citado en su intervención en el Congreso durante su visita a los EE.UU. en 2015. “Este es un regalo para ti,” dijo el presidente al presentar la caja. “Creo que usted podrá disfrutar de ellos. Espero que lo hagas.”

    Http://www.cnn.com/2017/05/24/politics/trump-pope-francis-vatican-city/index.html

    Los obispos que “avergonzaron” al Papa Francisco

    24 May 2017 Deja un comentario


    Vatican Insider | Feb 02, 2017

    © Chaoborus
     Tito Banchong y Louis-Marie Ling, obispos que van a buscar cristianos en la jungla

    Después de haberse reunido con ellos, Francisco dijo a sus colaboradores que se había avergonzado: “Ellos eran el centro, yo la periferia”, reveló el Pontífice. “Estos obispos han sufrido y han seguido ofreciendo testimonio de su fe con alegría, en pequeñas comunidades. Al final de la audiencia me sentí… avergonzado”.

    Tito Banchong y Louis-Marie Ling son obispos en Laos y viven en comunidades de las que se sabe y se habla muy poco. Su historia tiene rasgos en común con la que vivían los “cristianos ocultos” hace siglos en Japón, historia que ahora ha vuelto a la memroia en estas semanas gracias a la bella película “Silence” de Martin Scorsese. «La Stampa» se reunió con ellos para que contaran su historia.

    «Buscaba a los cristianos uno por uno»

    El obispo Banchong, que ahora se encarga de la comunidad de los bautizados en Luang Prabang, en el norte de Laos, en el año 2000 partió a la búsqueda de los fieles puerta a puerta. Durante doce años fue el único sacerdote en un territorio muy vasto. Buscó «uno por uno» a los bautizados que habían sobrevivido y que después de 25 años (después de la llegada al poder del movimiento comunista Pathet Lao, en 1975) no tenían iglesias, sacramentos ni imágenes sacras.

    “Habían conservado la memoria de la fe solo en el corazón”, nos dijo. Al enterarse de que había vuelto un sacerdote católico a Luang Prabang, muchos bajaron de las montañas o llegaron de las aldeas vecinas para que los bendijera y para confesar su fe, que había permanecido intacta. En 17 años de infatigable trabajo pastoral, llevado a cabo con mansedumbre y confianza, Banchong, de 69 años, ha vuelto a dar vida a la comunidad, ha bautizado, ha visitado a las familias, ha llevado el Evangelio a las pequeñas aldeas en las alturas tribales hmong, khmou, akha.

    Los mártires de Laos

    Ahora se encarga del cuidado pastoral de los tres mil cristianos que viven la fe en un contexto principalmente budista y animista, marcado por una burocracia de tipo socialista que durante años los había sofocado (el obispo tenía que pedir el permiso para cualquier pequeño viaje) y que en los últimos 15 años ha vivido una gradual disminución de la presión sobre la libertad religiosa.

    Pero en los últimos tiempos, con la apertura económica y política de Laos y la entrada al espacio del Asean, la Asociación de las Naciones del Sureste Asiático, todo se ha vuelto más fácil y una fiesta religiosa pública ya no es tabú.

    La reciente ceremonia de beatificación de los mártires de Laos, 17 misioneros, sacerdotes y fieles indígenas, que se llevó a cabo en diciembre de 2016 en la capital Vientiane con la participación de más de 7 mil fieles (impensable hasta hace algunos años) demuestra un camino que promete. Además, la ayuda de los sacerdotes y monjas de Thailandia, Vietnam, Cambodia podrá se importante para una Iglesia que tiene unos veinte sacerdotes, puesto que los países de los miembros de la Asean ahora ya no necesitan visa para entrar al país.

    Sacerdote-soldado

    “Dios siempre ha estado con nosotros, en este rinconcito del mundo, también en las pruebas”, repitió Banchong con la alegría en el rostro. El obispo todavía estaba emocionado por su encuentro con Papa Francisco: “Para nosotros es un padre misericordioso”. Y recordó los más de cinco años que pasó, entre 1976 y 1986, en la prisión como un «largo retiro espiritual”.

    En un tiempo en el que, sin poder celebrar misa, “mi cuerpo era el cuerpo de Cristo y mi sangre era la de Cristo”. El gobierno había expulsado a todos los misioneros extranjeros y los pocos sacerdotes nativos sufrieron condenas gratuitas del régimen comunista.

    Después de los primeros tres años tras las rejas, el joven sacerdote Tiro fue condenado a una pena mayor: enrolarse en el ejército. “Velé y recé durante una noche, después acepté convertirme en un soldado como voluntad de Dios”, nos dijo. “Me ocupaba de las provisiones para las tropas y podía moverme con libertad, gracias al uniforme. Era una oportunidad para visitar a los cristianos y para hacer catecismo sin que me molestaran”, explicó con una sonrisa, aderezada con una mezcla evangélica de candor y astucia. «Hoy –afirmó Banchong– le digo a los sacerdotes: no tengan miedo, hagan la voluntad de Dios, así Él actuará en esta comunidad y en nuestro país».

    Benévolo entre los detenidos

    Un buen día, Louis-Marie Ling, otro sacerdote que vino de las montañas del norte, lo visitó en la cárcel de Vientiane. Y sufrió la misma suerte en la misma prisión. Hoy, Ling es obispo en Paksé, en el centro del país. También recordó aquellos años en la cárcel sin quejarse y sin reivindicaciones. “Hasta me daba felicidad poder ver a Tito. Recuerdo la Navidad de 1985, cuando pudimos reunirnos y rezar juntos el Dios-con-nosotros”, contó.

    “Fue un tiempo de sufrimiento material, enflaqué mucho, pero no espiritual: no podíamos celebrar misa pero eramos nosotros mismos un sacrificio vivo que agradaba a Dios. Eso que cada bautizado está llamado a ser en su vida”.

    Y en la cárcel, la benevolencia hacia los guardias «significaba para nosotros vivir y anunciar el Evangelio», recordó Ling, que ahora guía a unos 15 mil fieles. La solemne celebración de los mártires, para él, fue “un verdadero milagro”. La pequeña comunidad católica en Laos (menos del 1% de la población), observó, “es una obra del Espíritu Santo”. El futuro, dijeron los dos obispos ex-detenidos, está lleno de esperanza.

    La gloria de la Iglesia

    Viéndolos a los ojos y teniendo en mente sus historias, el pasado 30 de enero, en la Misa de Santa Marta, Papa Francisco dijo: “La mayor fuerza de la Iglesia hoy está en las pequeñas Iglesias, pequeñitas, con poca gente, perseguida, con sus obispos en las cárceles. Esta es nuestra gloria hoy, esta es nuestra gloria y nuestra fuerza hoy”.

    Este artículo fue publicado en la edición de hoy del periódico italiano “La Stampa”.

    https://es.aleteia.org/2017/02/02/

    Papa Francisco recibe a Donald Trump y le invita a cultivar la paz

    24 May 2017 Deja un comentario


    El Papa Francisco y Donald Trump. Foto: L'Osservatore Romano

    El Papa Francisco y Donald Trump. Foto: L’Osservatore Romano

    VATICANO, 24 May. 17 / 04:12 am (ACI).- Un encuentro cordial de 30 minutos en el que el Papa Francisco invitó al Presidente norteamericano Donald Trump a cultivar la paz y le regaló diferentes documentos de su pontificado, como la “Amoris Laetitia” o la encíclica “Laudato Si’” sobre el cuidado de la creación.

    A primera hora del miércoles, el Pontífice recibió a la delegación oficial de Estado Unidos encabezada por su Presidente, y compuesta por su hija mayor, Ivanka; su yerno, Jared Kushner; el secretario de Estado, Rex Tillerson; el asesor de seguridad nacional, el teniente general H.R. McMaster, y la portavoz presidencial, Hope Hicks, además de otras ocho personas.

    El Papa recibió a Trump con un “encantado de conocerle” tras lo cual pasaron a la Biblioteca privada, donde se sentaron uno frente a otro ante un escritorio. Tras algunos segundos de conversación informal, los fotógrafos, cámaras de televisión y periodistas fueron invitados a abandonar la sala y dio comienzo el diálogo privado, con la ayuda de intérpretes. Todo ello con el procedimiento habitual que se sigue con cada jefe de estado que se reúne con el Papa.

    “Es un gran honor”, saludó Trump a Francisco. El Papa le reveló que “no hablo muy bien inglés, por lo que necesito un traductor”. Sin embargo, el Presidente le respondió que no es así.

    Después de la reunión privada tuvo lugar el tradicional intercambio de regalos. Trump le ofreció un cofre: “Es un regalo. Son libros de Martin Luther King. Creo que los disfrutará. Espero que lo haga”.

    Por su parte, el Santo Padre regaló al Presidente un medallón en el que está representado un olivo como símbolo de la paz y la unidad. “Es un olivo, que es símbolo de la paz, con dos ramas. Aquí la división de la guerra, en el medio, y el olivo está tratando de reunirlos lentamente en paz”, explicó el Papa. “Nosotros necesitamos la paz”, le contestó Trump. “Este es uno de mis grandes deseos: que pueda ser un olivo para la paz”, le dijo a su vez Francisco.

    Además, el Pontífice le regaló el mensaje para la Jornada Mundial de la Paz y la encíclica Laudato Si’, sobre el cuidado de la creación, la “Evangelii Gaudium” y el documento post sinodal “Amoris Laetitia”, “uno sobre la familia, otro sobre la evangelización y otro sobre el medio ambiente y el cuidado de la casa común”. “Los voy a leer”, le dijo Trump.

    En un comunicado, el Vaticano explicó que “durante las cordiales conversaciones, se ha expresado la satisfacción por las buenas relaciones bilaterales existentes entre la Santa Sede y los Estados Unidos de América, así como por el compromiso común en favor de la vida y de la libertad religiosa y de conciencia”.

    “Se ha manifestado el deseo de una colaboración serena entre el Estado y la Iglesia Católica en los Estados Unidos, comprometida en el servicio a la población en los campos de la salud, la educación y la asistencia a los inmigrantes”.

    Además, “las conversaciones también han permitido un intercambio de puntos de vista sobre algunos temas relacionados con la actualidad internacional y con la promoción de la paz en el mundo a través de la negociación política y el diálogo interreligioso, con especial referencia a la situación en Oriente Medio y a la tutela de las comunidades cristianas”.

    El día en Roma para la comitiva estadounidense continuó después. Melania Trump, mujer del Presidente, acudió al hospital Bambino Gesù –especializado en niños- para visitar el departamento de cardiología y saludar a algunos enfermos. También visitó la capilla del hospital.

    Por su parte, Ivanka, la hija del Presidente, participó en un acto organizado por la Comunidad de San Egidio en el que habló de la trata de personas y saludó después a algunos refugiados.

    Sobre Trump, en un entrevista publicada en noviembre en el diario italiano La Repubblica, Francisco afirmó que “no hago juicios sobre las personas o sobre los políticos. Solo quiero comprender cuáles son los sufrimientos que sus modos de proceder causan a los pobres y a los excluidos”. Algo que también expresó a su regreso de Fátima hace tan solo unos días.

    Precisamente tras esta visita, el Pontífice señaló que “una persona que piensa sólo en hacer muros, sea donde sea, y no hacer puentes, no es cristiano. Esto no está en Evangelio”, en referencia a la construcción de un muro en la frontera entre Estados Unidos y México. De esta manera Francisco también aludía a unas declaraciones de Trump en televisión en las que afirmó que el Papa “es una persona muy política” que “no entiende los problemas que tiene nuestro país” y “el peligro de la frontera abierta con México”.

    Tras palabras del Papa, el Presidente respondió (antes de que fuese elegido): “para un líder religioso, es escandaloso poner en duda la fe de una persona”. Y añadió que, en caso de un ataque yihadista contra el Vaticano, Francisco “querrá y rezará solo para que Donald Trump sea Presidente, porque eso conmigo no podrá suceder”.

    https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-recibe-a-donald-trump-y-le-anima-a-la-paz-58598/

    ¿Qué pasará en el Vaticano cuando Trump se reúne Francisco?

    22 May 2017 Deja un comentario


    Guardia Suiza marcha después de la toma de posesión de 40 nuevos reclutas en el Vaticano el 6 de mayo (SNC foto / Paul Haring)
    1. 1
    2. 2
    3. 3

     | 

    ANÁLISIS DELA CIUDAD DEL VATICANO

    Las visitas papales con jefes de estado están dispuestos cuidadosamente trozos de teatro político y religioso. Siguen un horario específico y la rutina, con poco margen de desviación o sorpresas indeseadas.Mientras que el royalty, presidente o primer ministro de hacer el viaje al Vaticano puede preocuparse de los detalles, el envío de equipos con meses de antelación para planificar cada momento, los objetivos de la ciudad-estado son claras: proteger la imagen y la influencia del Papa, y luego pasar a un segundo de fondo para dejar que el Papa manejar la reunión como él quiere.Como Ken Hackett, el más reciente embajador de Estados Unidos ante la Santa Sede, dijo en una entrevista reciente: “Desde el punto de vista del Vaticano, es el típico bastante normal para ellos para hacer frente a los jefes de estado que han estado haciendo durante siglos.. ellos saben exactamente lo que van a hacer y pueden hacer.”

    Cuando el presidente de Estados Unidos Donald Trump llega a conocer a Francisco en la mañana del 24 de mayo, será acompañado por una serie de habitaciones en el palacio apostólico significado de insistir poder y la majestad histórica del Vaticano. Mientras camina, él pasará guardias suizos de punta en blanco, en posición de firmes con armas de polo largas conocidas como alabardas.

    Una de las últimas salas del presidente entrarán antes de encontrarse con el Papa es la Sala Ambrosio , llamado así por el tercer santo del siglo y obispo, y distintivo por su decorar tríptico renacentista de la muerte y resurrección de Cristo y para contener una gran alfombra decorada con el escudo de armas de Papa Leo XIII.

    Francisco y Trump se reunirán brevemente en primer lugar en la antecámara de la biblioteca papal, donde el Papa celebra todos sus encuentros formales con los jefes de estado. Los dos se dan la mano allí, donde un pequeño grupo de unos cinco fotógrafos y dos periodistas de prensa puede ser capaz de escuchar sus primeras palabras el uno al otro.

    Francisco entonces acompañara a Trump en la propia biblioteca, donde los dos se sentará en un gran escritorio de madera frente a la otra. Los periodistas se les permite permanecer presentes durante el comienzo del encuentro, capaz de observar los detalles: es el Papa inclinado hacia adelante en su silla, que participan en la conversación? Se doblan las manos, o es un gesto con ellos? Está sonriendo?

    Después de unos 30 segundos, todo el mundo, pero el presidente, el Papa y un traductor serán llevados fuera de la habitación. Nadie más va a estar presente en la conversación a seguir, lo que significa que nadie más puede decir lo que pasó en la habitación.

    Esperando en otra pequeña antecámara, los periodistas comenzarán marcado minutos con el fin de poder tener en cuenta la hora exacta, a la segunda, que los dos líderes pasan en una conversación privada.

    Una reunión normal está entre 20-30 minutos. El presidente Barack Obama, se sabe que han trabajado bien con Francisco, pasó más de 50 minutos con el pontífice en su reunión de marzo de 2014. El ex primer ministro de Canadá Stephen Harper, no se sabe que han disfrutado de una relación tal, tenía menos de 10 minutos en junio de 2015.

    Una vez que el encuentro privado es más, los periodistas serán conducidos de nuevo en la biblioteca para presenciar el intercambio formal de dones entre Francisco y Trump.

    En ese momento, el entorno del Trump – probable que incluya la primera dama Melania, hija Ivanka, y el hijo-en-ley / ayudante de campo de Jared Kushner – también será permitido en y presentó uno por uno para recibir al Papa, cada tener un breve momento con el pontífice a darle la mano y recibir un rosario bendecido por él.

    El Papa y el presidente serán luego caminar hacia una pequeña mesa de juntas, donde se colocarán los regalos para su presentación. Francis normalmente da jefes de estado copias de sus tres principales escritos: Evangelii Gaudium , Laudato Si’ , y Amoris Laetitia.

    El Papa también da normalmente líderes políticos un medallón de algunas-tipo, que por lo general está imbuido con un mensaje específico. En su reunión de marzo con el de Myanmar Aung San Suu Kyi , por ejemplo, Francis le dio un medallón de bronce de 7,5 pulgadas de ancho mostrando un desierto girando a florecer en una representación de las palabras del Antiguo Testamento profeta Isaías: “El desierto se convertirá en un campo fértil “.

    “La rama seca y espinosa que florece y da fruto simboliza el paso del egoísmo al compartir, de la guerra a la paz”, dijo el Vaticano en una explicación de esa pieza, interpretada como un mensaje del Papa sobre el proceso continuo de Myanmar de la reforma democrática siguiente medio siglo de gobierno militar.

    Todo depende de Trump y su administración para determinar de antemano qué dar Francis. El Papa aparece normalmente a apreciar los dones que son simples, o creativo.

    Obama, por ejemplo, dio las semillas pontífice desde la Casa Blanca, Jardín tarde plantados en el retiro papal histórico en Castel Gandolfo. El primer ministro samoano tuila’epa sailele malielegaoi provocó una gran sonrisa de Francis en diciembre de 2015, cuando se presentó un conjunto de anzuelos de pesca utilizados tradicionalmente por su pueblo.

    Tras el intercambio de regalos – que será otra oportunidad para que los periodistas en cuenta el comportamiento del presidente del Papa y uno hacia el otro como explican brevemente lo que están dando – la reunión llega a su fin. Francis saludará brevemente cada miembro del entorno de Trump de nuevo, ya que salir de la biblioteca, dejando al presidente para el final.

    Como Trump deja Francisco, que será acompañado de nuevo por el palacio apostólico en una habitación separada para reunirse con el Secretario de Estado del Vaticano el cardenal Pietro Parolin y el arzobispo Paul Gallagher, el secretario para las Relaciones con los Estados.

    Hackett dice que es normalmente la reunión donde el negocio más grave se lleva a cabo.

    “Hay una diferencia entre el encuentro con el Santo Padre y el encuentro con el cardenal Parolin y el arzobispo Gallagher,” dijo el ex embajador, añadiendo que aconsejaría Trump: “En el lado geopolítico de las cosas, que sea con el cardenal Parolin y Gallagher. ”

    Después de presenciar Trump y Parolin se saludan entre sí, los periodistas serán escoltados fuera del palacio apostólico y se precipitarán al otro lado de la plaza de San Pedro a la oficina de prensa para informar a sus colegas sobre lo que ha sucedido, proporcionando todos los detalles jugosos de lo que podían oír el Papa y el presidente dicen.

    Todos serán luego esperar a que el Vaticano para apagar un comunicado oficial que resume las discusiones entre Trump, Francis y Parolin. Normalmente, estas declaraciones son breves y suave; no más de uno o dos párrafos y nada más específico que la descripción de “conversaciones cordiales” que abordaron “diversos temas de interés común.”

    Muchos seguramente también habrá un seguimiento cuidadoso de Twitter de Trump, en busca de su versión de los hechos.

    [Joshua J. McElwee es  NCR  corresponsal en el Vaticano. Su dirección de correo electrónico está  jmcelwee@ncronline.org . Síguelo en Twitter:  @joshjmac ].

    https://www.ncronline.org/news/vatican/what-will-happen-vatican-when-trump-meets-pope-francis

    Sorpresa del Papa en Salvador: Auxiliar cardenal, arzobispo no

    21 May 2017 Deja un comentario


    Tras el inminente Consistorio para la creación de cinco nuevos cardenales se instalará una situación casi sin precedentes en El Salvador: un obispo auxiliar será cardenal mientras el titular de esa misma diócesis no

    El 28 de junio próximo un nuevo Consistorio

    Pubblicato il 21/05/2017
    Ultima modifica il 21/05/2017 alle ore 15:17
    ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
    CIUDAD DEL VATICANO

    Nadie recuerda una situación similar, en tiempos modernos de la Iglesia católica. Es difícil decirlo para eras inmemoriales. Pero la situación que se creará el 28 de junio próximo, cuando el Papa confiera el birrete colorado a Gregorio Rosa Chávez, será seguramente una rareza. Una especie de “anomalía”: Un obispo auxiliar purpurado, mientras el titular de esa misma diócesis no. Ocurrirá en El Salvador, donde este clérigo es ayudante de José Luis Escobar Alas, arzobispo de San Salvador.

    El nombre de Rosa Chávez es uno de los cinco nuevos cardenales anunciados este día por el Papa, al final de su bendición con el “Regina Coeli” (Reina del Cielo). Asomado a la ventana de su estudio privado, en el Palacio Apostólico del Vaticano y ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro, Francisco sorprendió una vez más. Anunció que el miércoles 28 de junio presidirá un Consistorio cardenalicio.

    Junto con el salvadoreño, completan la lista Juan José Omella, arzobispo de Barcelona (España); Jean Zerbo, arzobispo de Bamako (Mali); Anders Arborelius, obispo de Estocolmo (Suecia) y Louis-Marie Ling Mangkhanekhoun, vicario apostólico de Paksé, en Laos.

    Nadie esperaba el anuncio de este domingo, nada se había filtrado a la prensa. Los observadores amantes de las cuentas y las anticipaciones, no pensaban que Jorge Mario Bergoglio quisiese crear nuevos “príncipes de la Iglesia” teniendo pocos lugares vacantes en el Colegio Cardenalicio. Mucho menos consideraban posible estas fechas, llenas de celebraciones ya tradicionales.

    De hecho, este Consistorio en cierto modo opacará la celebración del palio arzobispal, desde siempre programada para la fiesta de los santos apóstoles Pedro y Pablo, el 29 de junio. Ahora, el 28 tendrá lugar la consagración de los cardenales y un día después la misa de esa fiesta, el pontífice la concelebrará con los nuevos cardenales, los otros purpurados y claro, los arzobispos designados en sus puestos en los últimos 12 meses.

    Pero las sorpresas, se sabe, son una constante del presente pontificado. Estas se han manifestado de múltiples maneras, pero, sobre todo, en la designación de nuevos cardenales. Desde el primer Consistorio cardenalicio, del 22 de febrero de 2014, Francisco dejó en claro que la elección de los purpurados es una decisión suya “personalísima”. Ha mantenido siempre los nombres en reserva. No se deja condicionar y no se rige por las “reglas no escritas”.

    Así, ha creado cardenales en lugares recónditos, pequeños países, islas, naciones que nunca antes habían contado con un purpurado. Al mismo tiempo ha dejado esperando a arzobispos de las llamadas “sedes cardenalicias” que, como tales, tradicionalmente contaban con un birrete colorado. El próximo Consitorio, el cuarto del papado, no será la excepción. Con un detalle clamoroso: el cardenalato a la persona de un obispo auxiliar creando, de facto, una situación donde el superior tiene menos rango episcopal que el inferior.

    Lo que ocurrirá en El Salvador será inédito y corresponde, entre otras cosas, a un tributo al beato Oscar Arnulfo Romero, asesinado el 24 de marzo de 1980 y que fue consagrado por la historia como el “obispo de los pobres”. Rosa Chavez, muy involucrado en el proceso de canonización de Romero, nació en el paraje de Sociedad el 3 de septiembre de 1942. Estudió filosofía y teología en el Seminario Central San José de la Montaña de San Salvador, entre 1962 y 1969.

    También realizó cursos en la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica, tras haber obtenido la licenciatura en comunicación social. En 1965 prestó servicio en el seminario menor de la diócesis de San Miguel. Fue ordenado sacerdote el 24 de enero de 1970 en la catedral de San Salvador. Se desempeñó como secretario obispal en la diócesis de San Miguel (1970-1973) además de párroco de la Iglesia del Rosario de esa misma ciudad.

    Por esos años ocupó el puesto de director de medios de la diócesis: Radio Paz y Semanario Chaparrastique. Sirvió como rector del Seminario Central de Montaria de San José entre 1977 y 1982, miembro del Consejo de la Organización de Seminarios de América Latina de 1979 a 1982. Elegido por el Papa Juan Pablo II como obispo auxiliar de San Salvador el 3 de julio de 1982, actualmente es párroco de la iglesia de San Francisco, presidente de la asociación Cáritas en su país y también de la Cáritas para América Latina y el Caribe.

    http://www.lastampa.it/2017/05/21/vaticaninsider/es/vaticano/sorpresa-del-papa-en-salvador-auxiliar-cardenal-arzobispo-no-DbsS0H52Q4b6YzIEXHWuRK/pagina.html?utm_source=dlvr.it&utm_medium=faceboo

    Anteriores Entradas antiguas

    A %d blogueros les gusta esto: