El Vaticano recordó que rige la evaluación de “causas graves” para remover obispos


26/03/2017 09:38 La advertencia fue publicada ayer en el diario “L’Osservatore Romano”.
El Vaticano recordó que rige la evaluación de "causas graves" para remover obispos . Sociedad. La Nueva. Bahía BlancaFotos: Reuters

   El Vaticano recordó que desde septiembre de 2016 rige para toda la Iglesia un procedimiento para la remoción de obispos, eparcas u otros integrantes de la comunidad religiosa, incluso por negligencia, ante “causas graves” como los abusos sexuales perpetrados contra niños o adultos vulnerables.

La advertencia fue publicada ayer en el diario L’Osservatore Romano, el órgano de difusión del Vaticano, con la reiteración de una carta que el papa Francisco difundió en junio de 2016 en forma de Motu Propio en la que señaló que la Iglesia “cuida y protege con afecto particular a los más pequeños e indefensos”.

En su misiva, el Papa resaltó que incluía entre las “causas graves” para la remoción del ejercicio eclesiástico “la negligencia de los obispos” en su oficio “en particular cuando se refieren a los casos de abusos sexuales contra menores y adultos vulnerables”.

En Argentina, donde la semana pasada la Corte ratificó la condena a 15 años de prisión al sacerdote Julio César Grassi en uno de los casos emblemáticos de abuso sexual contra menores de edad, siguen abiertas varias investigaciones como la causa contra una comunidad religiosa de San Juan -donde se abusaba de niños hipoacúsicos- o las de Entre Ríos, como el proceso contra el sacerdote Justo Ilarraz y el del “cura sanador” colombiano, Diego Escobar Gaviria, por violar monaguillos.

En 5 artículos, el protocolo papal advierte sobre la importancia de la atención vigilante e insiste con la puesta en práctica de un canon del Código de derecho canónico y de las Iglesias orientales, aunque no se trata de procedimiento penal, dado que solo apunta a los casos de “negligencia”.

Por eso, según lo explicado por el diario, no está llamada en causa la Congregación para la doctrina de la fe, sino que la “investigación” corresponde a las cuatro Congregaciones competentes: obispos, evangelización de los pueblos, Iglesias orientales e Institutos de vida consagrada y sociedades de vida apostólica.

Además, apuntó que por tratarse de decisiones importantes acerca de los obispos, la aprobación específica para la remoción depende del Pontífice.

De acuerdo con el último artículo de la carta escrita por el papa Francisco, ese procedimiento entró en vigor el 5 de septiembre de 2016. (DyN y La Nueva.)

http://www.lanueva.com/sociedad/897980/el-vaticano-recordo-que-rige-orden-papal-de-evaluar-causas-graves-para-remover-obispos.html

El Papa alerta del riesgo de muerte de la UE


El Pontífice ofrece un discurso muy crítico ante los líderes europeos y alerta sobre los populismos, la gestión de la inmigración y la negligente gestión de la pobreza en las periferias

Foto de familia del Papa con los líderes de la UE, en la Capilla Sixtina, en Roma. AFP | ATLAS

El escenario y el momento constituían el propio guion de un discurso esperado. Celebración de los 60 años de los Tratados de la Unión Europea y todos sus líderes reunidos en el Salón Regio del Palacio Apostólico del Vaticano ante el papa Francisco, el primer pontífice no europeo de la era moderna. De este modo, Jorge Mario Bergoglio, en un minucioso y cuidado discurso político ha desgranado este viernes todos los males que asolan al club comunitario: populismo, empobrecimiento, dejadez en el conflicto de la inmigración y tendencia a homogeneizar las diferencias. Un organismo político, dijo, en plena madurez, pero “llamado a un replanteamiento, a curar los inevitables achaques que vienen con los años y a encontrar nuevas vías para continuar su propio camino”. Un tirón de orejas, pero con el elemento constructivo y de esperanza al que obliga un aniversario.

El discurso del Papa ha comenzado tras las intervenciones del primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, y del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, que han reconocido los problemas por los que atraviesa la UE y la necesidad de buscar soluciones a nuevos desafíos. “Europa no siempre ha mostrado su mejor cara al mundo”, ha admitido el primer ministro Italiano ante el resto de líderes europeos. Unas palabras que anticipaban y parecían aceptar las culpas respecto a las críticas que iban a llegar a continuación.

El discurso, detalladamente descriptivo de la situación actual, ha comenzado invocando a los padres fundadores de la UE —con referencias a Adenauer o al Ministro de Asuntos Exteriores francés Pineau— para interrogarse por hasta qué punto se han respetado o traicionado sus ideas y los riesgos que entrañaría la desorientación. “Cada organismo que pierde el sentido de su camino, que pierde este mirar hacia delante, sufre primero una involución y al final corre el riesgo de morir”.

Pero especialmente, el Pontífice ha rebuscado en el pasado para constatar lo lejos que, cada vez más, están las instituciones de la gente a la que representan. “A menudo se tiene la sensación de que se está produciendo una separación afectiva entre los ciudadanos y las Instituciones europeas, con frecuencia percibidas como lejanas y no atentas a las distintas sensibilidades que constituyen la Unión. […] Los Padres fundadores nos recuerdan que Europa no es un conjunto de normas que cumplir, o un manual de protocolos y procedimientos que seguir. Es una vida, una manera de concebir al hombre a partir de su dignidad trascendente e inalienable”.

Los tiempos de la fundación no son los que corren hoy. Un periodo que el Pontífice definió como una época de crisis —“de la familia, económica, de la inmigración…”— que, sin embargo, puede interpretarse como un tiempo de desafío y oportunidad para desarrollar las herramientas que subyacen en los tratados como la solidaridad: “El mejor antídoto contra los modernos populismos. Los populismos, al contrario, florecen precisamente por el egoísmo […]. Es necesario volver a pensar en modo europeo, para conjurar el peligro de una gris uniformidad o, lo que es lo mismo, el triunfo de los particularismos. A la política le corresponde ese leadership ideal, que evite usar las emociones para ganar el consenso”.

La última vez que el Papa se había encontrado con los líderes europeos, les reprendió duramente por la crisis humanitaria desencadenada por la torpe gestión de la inmigración. Hoy ha insistido en una cuestión que no debe tratarse como “si fuera sólo un problema numérico, económico o de seguridad”. “Ahora se discute sobre cómo dejar fuera los peligros de nuestro tiempo: comenzando por la larga columna de mujeres, hombres y niños que huyen de la guerra y la pobreza, que sólo piden tener la posibilidad de un futuro para ellos y sus seres queridos.

Al final de su discurso, Jorge Mario Bergoglio, un Papa llegado del fin del mundo, como el mismo dijo, se ha acordado de las periferias: culturales, sociales y económicas. “No existe verdadera paz cuando hay personas marginadas y forzadas a vivir en la miseria. No hay paz allí donde falta el trabajo o la expectativa de un salario digno. No hay paz en las periferias de nuestras ciudades, donde abunda la droga y la violencia”. Al final del acto, todos los líderes se han hecho la foto de grupo en la Capilla Sixtina, con el simbólico telón de fondo del Juicio Final.

http://internacional.elpais.com/internacional/2017/03/24/actualidad/1490378484_132471.html

La Iglesia Católica necesita ser restaurada, asegura Francisco


El argentino ofreció declaraciones desde las "Casas Blancas" de Milán.

El argentino ofreció declaraciones desde las “Casas Blancas” de Milán. | Foto: Reuters

Publicado 25 marzo 2017
En medio de varias personas humildes, el jerarca recalcó que “todos nosotros somos pecadores” y llamó a la restauración de los corazones.

La Iglesia Católica “necesita ser restaurada” porque está conformada por “todos nosotros”, es decir, por “pecadores”, expresó este sábado el papa Francisco en un breve mensaje que dirigió a los habitantes de un barrio periférico de Milán (norte de Italia).

“La Iglesia necesita siempre ser restaurada porque está hecha de todos nosotros, que somos pecadores. Dejémonos restaurar por Dios, por su misericordia. Dejémonos limpiar nuestro corazón”, llamó el pontífice.

La Palabra de Dios es una fuerza viva, capaz de suscitar la conversión en el corazón de los hombres.

El exhorto estuvo precedido por un obsequio por parte de la ciudad: un ícono de la Virgen, la cual fue reparada recientemente, lo cual dio pie para el fragmento de su sermón: “Es significativo el que haya sido restaurada: esta Virgen ha sido restaurada, como la Iglesia tiene siempre necesidad de ser restaurada”.

Francisco llegó a las 08H00 hora local (07H00 GMT) al aeropuerto de Milán-Linate, donde fue recibido por el cardenal Angelo Scola, arzobispo de la ciudad, por el presidente de la región Lombardía, Roberto Maroni y por el alcalde, Giuseppe Sala.

>> Francisco, un papado para la renovación de la Iglesia Católica

Como parte de su itinerario, el Papa se dirigió a Forlanini, una zona conocida como las “Casas Blancas” y con problemas de marginación, donde el argentino se pronunció en favor de la restauración de la Iglesia.

Como es su costumbre en sus viajes pastorales, Francisco dedica buena parte de su jornada a visitar sectores desfavorecidos y a conversar con la gente más humilde.

http://www.telesurtv.net/news/La-Iglesia-Catolica-necesita-ser-restaurada-asegura-Francisco-20170325-0011.html

¿Es el Papa católico?


Falsa portada de L’Osservatore

Agencias

“Táctica de agresividad contra el pontífice”

Malestar de los monseñores y los católicos conservadores”

Isabel Gómez Acebo, 24 de marzo de 2017 a las 15:46

No es el materialismo la principal causa del abandono eclesial sino que hay muchas otras, a las que el Papa intenta ponerles freno con una actitud menos legalista y más compasiva y misericordiosa

El Papa saluda a obispos salvadoreños en su visita ad limina/>

El Papa saluda a obispos salvadoreños en su visita ad limina

(Isabel Gómez Acebo).- Este título escandaloso es el que lleva un artículo en el último Economist. Su autor señala que la autoridad papal nunca se ha visto más mermada que cuando monseñor Lefebvre se negó a cerrar la tradicionalista sociedad de San Pío X.

El autor abunda en las razones que todos conocemos: malestar dentro de la Ciudad del Vaticano por unos monseñores que ven su nivel de vida amenazado y malestar fuera, entre los católicos conservadores, que no están de acuerdo en que la misericordia pase antes que la ley. No quieren que los divorciados puedan recibir la eucaristía, están en contra de las relaciones prematrimoniales, de los métodos anticonceptivos y de la homosexualidad que el Papa se ha prestado a modificar.

Para mí resulta novedosa una noticia y es que el mes pasado todo el personal que trabaja en el Vaticano recibió una falsa copia del L’Osservatore Romano ridiculizando a Francisco bajo el epígrafe “Ha contestado”, haciendo referencia a la negativa del Papa a responder a los cuatro cardenales disidentes con la encíclica Amoris Laetitia. En el panfleto contesta de una forma sibilina por la que parece estar de acuerdo con el sí y con el no. Esta táctica de agresividad contra el pontífice va en la misma línea que los anuncios que llenaron Roma criticando al Papa, al que llamaban, Frankie, con una indignante falta de respeto.

En general el autor es respetuoso con Bergoglio aunque le echa en cara más contundencia con la pedofilia eclesial. Se queja, como Marie Collins, de la actitud que ha tomado la Congregación para la Doctrina de la Fe, especialmente el cardenal Müller, con la Comisión que fue nombrada para la protección de menores a la que presuntamente bloquearon. No conozco quién tiene razón pero soy consciente de que la pedofilia eclesial ha alejado a muchos de la Iglesia Católica, a los mismos que tienen relaciones prematrimoniales, que usan métodos anticonceptivos y que intentan abrir su pensamiento a los divorciados y vueltos a casar como a los homosexuales.

No es el materialismo la principal causa del abandono eclesial sino que hay muchas otras, a las que el Papa intenta ponerles freno con una actitud menos legalista y más compasiva y misericordiosa. Pero como le sucedió a Cristo, determinada casta eclesiástica, quiere acabar con él. Pienso que son menos, aunque con frecuencia peco de optimismo, lo que me llena de esperanza.

http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2017/03/24/es-el-papa-catolico-religion-iglesia-isabel-gomez-acebo-opinion-panfletos-francisco-oposicion.shtml

24 de marzo: San Romero


24/03/2017
Hoy es 24 de marzo, fecha triste que se conmemora con alegría. Una bala disparada por sicarios de la oligarquía asesina terminó con la vida de Monseñor Óscar Arnulfo Romero en 1980, en los inicios de la guerra civil. Ese día Romero murió, resucitó y el pueblo lo hizo Santo, 37 años antes que El Vaticano.

Tres años antes, el 12 de marzo de 1977, había sido asesinado su amigo Rutilio Grande, sacerdote jesuita que también fue acribillado por el odio de las clases pudientes que no soportaban ver curas al lado de los pobres y utilizaron la atroz dictadura militar para silenciarlos. Se sabe que, como Romero, Rutilio también caminará hacia los altares: su principal milagro fue la conversión de Arzobispo Mártir.

Esta semana el Papa Francisco, acompañado de los obispos salvadoreños que estuvieron de visita en El Vaticano, ofreció una misa en memoria de Monseñor Romero, en el marco del proceso de canonización que podría culminar pronto con la proclamación de San Romero.

Mientras tanto, en El Salvador, abogados de Tutela Legal “María Julia Hernández” solicitaron al Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador que reaperture el proceso penal contra los responsables intelectuales, materiales y cómplices del Magnicidio. Los demandantes no buscan venganza, sólo el conocimiento de la verdad y que los asesinos pidan perdón.

Ovidio Mauricio, director de Tutela Legal, argumenta que con la anulación de la ominosa Ley de Amnistía el Sistema Judicial del país ya no tiene ninguna excusa para negarse a reabrir las investigaciones de este crimen de lesa humanidad que conmovió al mundo.

Mauricio y compañía anunciaron que pronto presentarán demandas en otros casos de sacerdotes asesinados durante la guerra debido a su compromiso con la defensa de los derechos humanos y la opción preferencial con los pobres: Octavio Ortiz, Alfonso Navarro, Ernesto Barrera, Rafael Palacios, Alirio Macías, entre otros. También fueron asesinadas varias religiosas y los jesuitas de la UCA.

Ojalá, los asesinos se anticiparan confesando y pidiendo perdón. Pero no lo harán porque siguen renuentes a convertirse y más de tres décadas después de haber matado al Santo mantienen un férreo combate contra los ideales de justicia e igualdad del legado romeriano.

Los asesinos de Romero hoy rechazan la progresividad tributaria, obligan a cargar el ajuste fiscal contra los pobres y bloquean el financiamiento de programas de protección a sectores vulnerables. Los victimarios del Santo presionan para mantener intacto el modelo neoliberal, no ayudan a resolver los problemas que ellos mismos crearon y son indiferentes ante el grave deterioro de la “Casa Común”.

Ojalá que este 37 Aniversario del Martirio de Monseñor Romero marcara el inicio de un proceso de conversión de las élites empresariales y políticas que niegan el ideario romeriano, porque el país no es viable con los pecaminosos niveles de injusticia, desigualdad e impunidad imperantes.

Marilza Lopes Schuina: “La mujer en la Iglesia no puede continuar siendo tratada como objeto de quinta categoría”


Marilza Lopes Schuina, presidenta del Laicado Brasileño, con el Papa

CNLB

Presidenta del Laicado Brasileño: “Francisco es el viento del Espíritu que sopla a nuestro favor hoy”

“Ella tiene el carisma de estar más próxima de la vida de la gente; nosotras tenemos que hacerlo realidad”

Luis Miguel Modino, 24 de marzo de 2017 a las 22:43

Nosotros debemos aprovechar esa brecha que Francisco está abriendo y que es una gran oportunidad para asumir los procesos de organización y articulación

Clericalismo y dignidad del laicado/>

Clericalismo y dignidad del laicado

Laicado/>

Laicado

(Luis Miguel Modino, corresponsal en Brasil).- Marilza Lopes Schuina es presidenta del Consejo Nacional del Laicado de Brasil (CNLB). Ella misma reconoce estar al frente de un organismo que tiene como finalidad organizar y articular el laicado brasileño, del que forman parte diferentes movimientos, organismos, con sus distintas realidades y visiones eclesiales.

Desde hace más de 40 años el CNLB ha querido ayudar a reflexionar sobre la vocación laical, su misión y espiritualidad, en una estructura que se hace presente a lo largo y ancho del país, insistiendo en la necesidad de una articulación en la base.

En esta entrevista destaca la importancia del Papa Francisco, para la vida de la Iglesia y para el laicado, de quien dice ser el viento del Espíritu que sopla a su favor. Al mismo tiempo, hace ver que una parte del laicado todavía depende mucho del clero y denuncia su falta de iniciativa.

¿Qué es lo que representa ese organismo en la vida de la Iglesia de Brasil?

El CNLB, Consejo Nacional del Laicado Brasileño, es uno de los seis organismos de la Iglesia de Brasil, del mismo modo que la CNBB, Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil, está para los obispos, la CRB, Conferencia de los Religiosos de Brasil, para los religiosos, habiendo también para los diáconos, presbíteros e institutos seculares. Su misión es representar el laicado brasileño.

Estamos con los desafíos de un organismo todavía nuevo, apenas cuarenta y un años, pero con esta tarea de trabajar el universo laical y profundizar en la vocación, misión y espiritualidad del laico y la laica.

¿Cómo ha evolucionado a lo largo de estos cuarenta y un años el Consejo de Laicos?

A lo largo de estos cuarenta años, el Consejo Nacional del Laicado de Brasil ha procurado hacer esa articulación a través de los regionales en que está dividida la Iglesia de Brasil. A excepción de un Regional, todos los regionales de la CNBB tienen sus articulaciones regionales con sus coordinaciones y articulaciones, e inclusive con presidencias constituidas.

Otro desafío es organizar el Consejo de Laicos y Laicas en cada diócesis. Este es nuestro mayor trabajo, vislumbrar que los laicos y laicas, en las diócesis, archidiócesis y prelaturas, puedan organizar los consejos de laicos, para que de hecho hagamos esa articulación en la base.

Tal vez, una cosa importante a decir es que no se trata de un nuevo movimiento, grupo o pastoral. El Consejo de Laicos tiene el papel de hacer esa articulación de los laicos y laicas que son de las comunidades, de los movimientos, de las pastorales, de los movimientos sociales, y organizar esa articulación para que de hecho el laico se introduzca cada vez más en la sociedad, además de su trabajo en la Iglesia.

El Papa Francisco no duda en afirmar que uno de los mayores pecados de la Iglesia actualmente es el clericalismo. ¿Cómo afecta eso a los laicos en la Iglesia brasileña?

Afecta, pues el clericalismo es una visión de Iglesia, de aquellos que piensan la Iglesia en una estructura jerárquica, de poder, donde unos piensan y mandan y la mayoría tiene que obedecer. Entre el laicado eso también está todavía arraigado.

El Concilio Vaticano II ha cumplido cincuenta años, pero todavía estamos viviendo, como diría Juan XXIII, esa primavera en la que Espíritu Santo sopló y continúa soplando en la historia para que nosotros, como Pueblo de Dios, actuemos como sujetos. Ser sujeto es participar, estar implicado en todos los espacios y en todas las instancias.

Pero infelizmente todavía tenemos una buena parte del laicado que sólo actúa si el obispo o el padre manda o deja. Si no recibe una orden para hacer, no se siente sujeto para actuar. Tenemos que romper esa relación de laicos y laicas que actúan como objetos, que se sienten de segunda o tercera categoría. Universalizar la vocación laical es que el laico y la laica se perciba como Pueblo de Dios.

¿Cuáles son los pasos que deberían ser dados para romper esa estructura piramidal y crear una Iglesia circular?

Es necesario pensar en procesos de actuación y de participación en el ámbito de la Iglesia, en su acción colegiada, en sus estructuras, para que de hecho no existan consejos pastorales en los que sólo una parte de la Iglesia puede decidir. Hay algunos espacios de Iglesia en que es necesario que el laico se incorpore y actúe, dentro de su organización estructural.

Un segundo desafío, todavía mayor, es organizar las bases en los pequeños grupos, en las comunidades principalmente, para que de hecho no nos distanciemos de la gente, estar cada vez más implicados donde la gente está, en todos los lugares, y eso se va a dar en pequeños espacios, en las comunidades eclesiales de base, en los grupos de reflexión, implicados en las pastorales, en los movimientos más próximos de la vida de la gente.

Además de estar pensando en estar presente en los espacios de articulación de la estructura, como puede ser una asamblea diocesana o parroquial o los consejos de pastoral, donde uno tiene la posibilidad de hacerse ver y dar a conocer lo que piensa, pero sin olvidar que siendo esto importante, es necesario estar en la base.

Habla de los consejos pastorales, pero el propio Código de Derecho Canónico, en la medida en que dice que los consejos son consultivos y que quien decide son los ministros ordenados, se aleja de ese modelo eclesial con un protagonismo laical. ¿Cómo enfrentar esa realidad que muchas veces causa desánimo entre el laicado?

Existe una cuestión que el propio Código de Derecho Canónico coloca en el canon 215, donde habla de la libertad de los laicos para organizarse en asociaciones. Por eso, es necesario apostar cada vez más en la organización del laico y la laica, para que de hecho pueda tener una autonomía de reflexión y actuación efectiva en la Iglesia y en la sociedad principalmente.

No es fácil comprender las estructuras jerárquicas, piramidales, que son milenarias en la vida de la Iglesia. Romper esa estructura no es fácil, pues el propio laico necesita romper con sí mismo, ya que es una estructura que está encarnada en nosotros.

Se incorporó eso de una forma tan profunda que hoy, con apenas cuarenta años de articulación del laicado y cincuenta del Concilio Vaticano II, es difícil romper esas estructuras. De hecho es necesario comenzar, tener los consejos de laicos para que podamos dialogar con la Iglesia local y la propia Iglesia universal.

La Iglesia católica es una Iglesia de mujeres, pero éstas tienen un papel secundario. ¿Qué podría hacerse para que las mujeres, que son la gran mayoría dentro de la Iglesia, no se vean sometidas constantemente a las decisiones de los hombres?

Este, tal vez, sea nuestro mayor desafío como laicos y laicas, pensar en la función y el papel de la mujer en la Iglesia, que no puede continuar siendo tratada como objeto de tercera, cuarta o quinta categoría.

Entre los hombres hay distinción, entre la jerarquía que debe mandar y los demás que obedecen. Entre los que obedecen, la mujer es todavía más marginada. Aunque se diga que la mujer tiene actuación efectiva en las comunidades, ella hace que las pastorales tengan lugar, es ella quien anima la vida de la comunidad, pero a la hora de ir para los espacios de decisión, como una asamblea diocesana o un consejo de pastoral, esta mujer no está presente, pues ahí quien va a decidir es el hombre.

Cada vez es más necesario organizar grupos y asociaciones de mujeres, aquellas que están implicadas en la vida de la comunidad, para que podamos mostrar el modo de ser Iglesia como mujeres, como lo fue María, quien al oír el saludo del ángel no se quedó quieta donde estaba y se puso en camino para visitar a Isabel y en esa visita simbólica está presente la necesidad de visitar a todo mundo, allí donde se encuentran. La mujer tiene el carisma de estar más próxima de la vida de la gente y nosotras, como mujeres, tenemos que hacer realidad eso en la vida de la Iglesia.

¿Qué significa Francisco para el mundo laical?

Francisco es el viento del Espíritu que sopla a nuestro favor hoy. Si pudiésemos decir que tenemos un símbolo palpable, visible, es Francisco. Creemos mucho que el Espíritu Santo no está durmiendo, está cada vez más despierto. Cuando tuvo lugar la renuncia de Benedicto XVI, la mayor preocupación era si el que vendría después tendría un cambio, una renovación en la forma como la Iglesia estaba siendo conducida o si tendríamos una continuidad.

Francisco viene poco a poco, bien despacio, haciéndose presente, pero no de una forma tímida y silenciosa que apenas escucha. Es mucho más que eso, él escucha, propone y hace. Francisco está mostrándonos efectivamente que la Iglesia Pueblo de Dios puede hacerse realidad.

Como laicado tenemos esa esperanza, en la persona del Papa Francisco, aunque sin dejar de hacer nuestra parte, pues no podemos centramos en la figura del Papa y acomodarnos, dejando de cumplir nuestra parte.

Monseñor Severino Claessens, Presidente de la Comisión del Laicado de la CNBB (Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil, por sus siglas en portugués), dijo en el último Intereclesial de las Comunidades Eclesiales de Base que los laicos y Francisco construyeron un puente que pasó por encima de la jerarquía. Parece que hoy en día, para el laicado, la referencia no es tanto la jerarquía como Francisco. ¿Cómo se percibe eso en la vida de la organización laical, los laicos tienen más valentía para enfrentar al clero cuando estos tienen actitudes contrarias a aquello que deberían hacer?

Si tenemos un gran compañero de caminada hoy es Francisco, quien consiguió establecer esa conexión directa, no sólo con los laicos y las laicas de la Iglesia católica, sino con todo mundo. Eso significa romper con esa estructura jerárquica de la Iglesia, que nosotros amamos y queremos, pero que debe modificarse y estar cada vez más próxima de la vida de la gente.

Francisco ha dejado la marca de la presencia efectiva junto a la gente, consiguiendo establecer un hilo de diálogo efectivo y directo con el Pueblo de Dios. Nosotros, los cristianos laicos y laicas, cada vez más organizados y articulados, nos aprovechamos de esta relación que hemos conseguido, de cierta forma, muy próxima a Francisco.

A través de sus pronunciamientos y publicaciones él ha criticado a los laicos y laicas que asumen esa posición de una Iglesia clerical y jerárquica, resaltando cada vez más a los laicos y laicas que actúan como sujetos en la Iglesia y en la sociedad, dejando claro y mostrando que las posibilidades existen y que el camino de actuación efectiva puede ser ejercido por los laicos y laicas. Nosotros debemos aprovechar esa brecha que Francisco está abriendo y que es una gran oportunidad para asumir los procesos de organización y articulación.

Es necesario resaltar que si nosotros, cristianos laicos y laicas, no asumimos nuestra propia causa, la causa de Jesús y del Evangelio, si no nos incorporamos como parte integrante, efectiva, de la gran familia del Pueblo de Dios y no somos sujetos efectivos en la Iglesia y en la sociedad, nadie lo va a hacer por nosotros. Es nuestra misión, estar donde la gente está, en todos los rincones de este país y de todo el mundo, donde nadie más coloca los pies, donde el obispo no va, los padres mucho menos, donde ni siquiera Francisco va a llegar, pero es allí donde el laico y la laica está, en la vida sufrida del pueblo, junto a quienes estamos, cumpliendo nuestra parte.

 

Otros titulares:

Tenemos que romper esa relación de laicos y laicas que actúan como objetos, que se sienten de segunda o tercera categoría

Es necesario apostar cada vez más en la organización del laico y la laica, para que de hecho pueda tener una autonomía de reflexión y actuación efectiva

Si pudiésemos decir que tenemos un símbolo palpable, visible, es Francisco

Francisco está mostrándonos efectivamente que la Iglesia Pueblo de Dios puede hacerse realidad

Como laicado tenemos esa esperanza, en la persona del Papa Francisco, aunque sin dejar de hacer nuestra parte

Si tenemos un gran compañero de caminada hoy es Francisco, quien consiguió establecer esa conexión directa, no sólo con los laicos y las laicas de la Iglesia católica, sino con todo mundo

Francisco ha dejado la marca de la presencia efectiva junto a la gente, consiguiendo establecer un hilo de diálogo efectivo y directo con el Pueblo de Dios

Nosotros debemos aprovechar esa brecha que Francisco está abriendo y que es una gran oportunidad para asumir los procesos de organización y articulación

Es necesario resaltar que si nosotros, cristianos laicos y laicas, no asumimos nuestra propia causa nadie lo va a hacer por nosotros

Es nuestra misión, estar donde la gente está, en la vida sufrida del pueblo, junto a quienes estamos, cumpliendo nuestra parte

Para leer todos los artículos del autor, pincha aquí:

http://www.periodistadigital.com/religion/america/2017/03/24/religion-iglesia-brasil-presidenta-del-laicado-brasileno-mujer-en-la-iglesia-tratada-como-objeto-de-quinta-categoria.shtml

FRANCISCO CON LOS JEFES DE ESTADO Y GOBIERNO DE EUROPA


El Papa Francisco a
los jefes de Estado y Gobierno de Europa ante el 60 aniversario del Tratado de Roma

El Papa Francisco a los jefes de Estado y Gobierno de Europa ante el 60 aniversario del Tratado de Roma

El Papa Francisco a los jefes de Estado y Gobierno de Europa ante el 60 aniversario del Tratado de Roma

Europa encuentra de nuevo esperanza cada vez que pone al hombre en el centro de las instituciones, el Papa a los líderes europeos

Foto: El Papa y los líderes de Europa – RV

Leer más.

FUENTE: revistaecclesia.com>

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: