CHINA-VATICANO: Hong Kong Católicos a los obispos del mundo: Detener el posible acuerdo entre China y la Santa Sede


Académicos, abogados y activistas de derechos humanos piden a la Santa Sede que exija mayores garantías de libertad en el nombramiento de obispos y la libertad religiosa en el país. Escepticismo de Xi Jinping hacia China. “Correr para un logro rápido, dar un paso equivocado, puede provocar una falla total”.

Hong Kong (AsiaNews) – “Un error irreversible y lamentable”: así es como un grupo de personalidades católicas en Hong Kong y en el mundo define el posible acuerdo entre China y la Santa Sede sobre las candidaturas de los obispos, que según algunos medios ” inminente”. En una carta abierta dirigida a los obispos del mundo les piden que pidan a la Santa Sede que pare el acuerdo y lo restablezca con garantías precisas sobre la libertad del pontífice para nombrar obispos y con garantías de verdadera libertad religiosa para los cristianos y la sociedad . Entre los signatarios se encuentran académicos, abogados y activistas de derechos humanos. Aquí está el texto de la petición enviada a AsiaNews , también se encuentra en el sitio http://www.freecatholicsinchina.org/ y está abierto a firmas.

Una carta abierta a las Conferencias de Obispos Católicos de todo el mundo sobre el posible acuerdo entre la Santa Sede y el Gobierno de la República Popular de China

Su Eminencia y Reverendísimo,

Somos un grupo de católicos. Recientemente ha habido informes de noticias que indican que la Santa Sede y el gobierno de la República Popular de China pronto llegarán a un acuerdo sobre la cuestión del nombramiento del obispo, así como el reconocimiento de siete “obispos” ilícitos. Estamos profundamente conmocionados y decepcionados. Con nuestro amor y lealtad a la Santa Madre Iglesia, esperamos que usted y las conferencias de los obispos presten atención a tal desarrollo.

De acuerdo con las enseñanzas de la Santa Madre Iglesia, los obispos son los sucesores de los Apóstoles y tienen el deber de dirigir y cuidar al rebaño: “La Iglesia es apostólica. Ella está edificada sobre una base duradera: “los doce apóstoles del Cordero” (Apoc 21:14). Ella es indestructible (Mt 16:18). Ella es sostenida infaliblemente en la verdad: Cristo la gobierna a través de Pedro y los otros apóstoles, que están presentes en sus sucesores, el Papa y el colegio de obispos. “( Catecismo , 869) Todos los obispos deben ser nombrados por el Sucesor de Pedro. – el Santo Padre, el Papa. Y deben ser hombres de principios morales y sabiduría. El gobierno no debe jugar ningún papel en el proceso de selección:

“[E] l derecho de nominar y nombrar obispos pertenece propia y peculiarmente, y per se exclusivamente a la autoridad eclesiástica competente. Por lo tanto, con el propósito de proteger debidamente la libertad de la iglesia y de promover de manera más conveniente y eficiente el bienestar de los fieles, este santo concilio desea que en el futuro no haya más derechos o privilegios de elección, nominación, presentación o designación para la oficina del obispo se otorgará a las autoridades civiles. “(Christus Dominus, párrafo 20)

Sin embargo, los siete “obispos” ilícitos no fueron nombrados por el Papa, y su integridad moral es cuestionable. No tienen la confianza de los fieles, y nunca se han arrepentido públicamente. Si fueran reconocidos como legítimos, los fieles en la Gran China se verían sumidos en la confusión y el dolor, y se crearía un cisma en la Iglesia en China.

Comprendemos perfectamente que la Santa Sede desea ansiosamente poder evangelizar en China de manera más efectiva. Sin embargo, estamos profundamente preocupados de que el acuerdo genere daños que no puedan remediarse. El Partido Comunista en China, bajo el liderazgo de Xi Jinping, ha destruido repetidas veces cruces e iglesias, y la Asociación Patriótica mantiene su mano dura sobre la Iglesia. La persecución religiosa nunca se detuvo. Xi también dejó en claro que el Partido fortalecerá su control sobre las religiones. Entonces, no hay posibilidad de que la Iglesia pueda disfrutar de más libertad. Además, el Partido Comunista tiene una larga historia de promesas incumplidas. Nos preocupa que el acuerdo no solo no garantice la libertad limitada que desea la Iglesia, sino que también dañe la santidad, la catolicidad y la apostolicidad de la Iglesia, y asestar un golpe al poder moral de la Iglesia. La Iglesia ya no podría tener la confianza de las personas, y “sirve como fermento y como una especie de alma para la sociedad humana, ya que debe renovarse en Cristo y transformarse en la familia de Dios” (Gaudium et Spes , 40)

En su exhortación apostólica  Evangelii Gaudium, nuestro querido Papa Francisco escribe: “A veces me pregunto si hay personas en el mundo de hoy que realmente están preocupadas por generar procesos de construcción de personas, en lugar de obtener resultados inmediatos que produzcan ganancias políticas rápidas y fáciles a corto plazo, pero no realzar la plenitud humana … El mismo Señor, durante su vida terrenal, a menudo advertía a sus discípulos que había cosas que aún no podían entender y que tendrían que esperar al Espíritu Santo (Jn 16: 12-13). La parábola de las malas hierbas entre el trigo (Mt 13: 24-30) ilustra gráficamente un aspecto importante de la evangelización: el enemigo puede inmiscuirse en el reino y sembrar daño, pero al final es derrotado por la bondad del trigo “(224). -225) El Espíritu de Dios algunas veces no nos permite proceder. (ref. Act 16: 6) Aunque la fuerza del mal está creciendo, el tiempo le pertenece a Dios. Al poner nuestra confianza en el Señor, la noche oscura eventualmente pasará. Corriendo para un logro rápido, dando un paso equivocado, puede resultar en una falla total.

Su Santidad siempre ha estado atento a los sufrimientos de los cristianos perseguidos. Una vez dijo: “Los sistemas legales, tanto estatales como internacionales, están llamados a reconocer, garantizar y proteger la libertad religiosa, que es un derecho intrínseco inherente a la naturaleza humana, a la dignidad de ser libre, y también es un signo de una democracia saludable y una de las principales fuentes de la legitimidad del Estado. “” Me causa un gran dolor saber que los cristianos en el mundo se someten a la mayor cantidad de esa discriminación. La persecución contra los cristianos de hoy en día es peor que en los primeros siglos de la Iglesia, y hoy hay más mártires cristianos que en esa época “. [I]

Creemos que la persecución de los cristianos en China también duele a Su Santidad. Por lo tanto, instamos a que cualquier acuerdo se base en la protección de la libertad religiosa y el fin de la persecución religiosa. Desafortunadamente, como una nueva revisión del  Reglamento sobre Asuntos Religiosos , que permite un escrutinio más estricto sobre las religiones, se acaba de poner en práctica a principios de febrero, no podemos ver ninguna posibilidad de que el próximo acuerdo pueda resultar en que el gobierno chino detenga su persecución del Iglesia, y cesar sus violaciones a la libertad religiosa.

Su Eminencia y Reverendísimo, esperamos fervientemente que usted, sus hermanos y su rebaño continúen orando por la comunión de la Iglesia en China, así como por su ministerio pastoral. Le pedimos con fervor, con el amor del pueblo de Dios, apelar a la Santa Sede: Por favor, vuelva a pensar en el acuerdo actual y deje de cometer un error irreversible y lamentable.

¡Que el Dios Todopoderoso bendiga a la Iglesia en China!

Mártires Santos de China, ruegan por nosotros!

Los iniciadores son profesores universitarios, conferenciantes, investigadores, activistas de derechos humanos y abogados:

Dr. Kenneth Ka-lok Chan (Hong Kong)
Prof. Joseph Yu-shek Cheng (Hong Kong)
Sr. Yiu-leung Cheung (Hong Kong)
Dr. Rodney Wai-chi Chu (Hong Kong)
Dr. Martin CK Chung (Hong Kong) )
Sr. Yan-ho Lai (Hong Kong)
Dr. Wing-kwan Lam (Hong Kong)
Dra. Lisa Yuk-ming Leung (Hong Kong)
Sr. Kwok-ming Ma (Hong Kong)
Sr. Chit-wai John Mok ( Irvine, EE. UU.)
Dr. Yik-fai Tam (San Francisco, EE. UU.)
Prof. Wai Ting (Hong Kong)
Sr. Yiu-ming To (Hong Kong)
Sr. Benedict Rogers (Londres, Reino Unido)
Sr. Patrick Yu (Irlanda del Norte) , REINO UNIDO)

 

 


[i] Diríjase a los participantes en la conferencia internacional “Libertad religiosa de acuerdo con el derecho internacional y el conflicto global de valores”, 20 de junio de 2014.

http://www.asianews.it/news-en/Hong-Kong-Catholics-to-the-bishops-of-the-world:-Stop-the-possible-agreement-between-China-and-the-Holy-See-43079.html

Anuncios

El Perú desafía al Papa Francisco


Lima autoriza la construcción de carreteras en una región prístina de la selva amazónica, un proyecto que amenaza la supervivencia de los pueblos indígenas
Éric Samson, Puerto Maldonado
Perú
12 de febrero de 2018

Selva amazónica, vista desde el río Alto Madre de Dios, en Perú. (Foto por Martin St-Amant)

¿Esperaron deliberadamente las autoridades peruanas la partida del Papa Francisco el 21 de enero para anunciar la promulgación de una ley que autoriza la construcción de carreteras en las regiones fronterizas amazónicas del país? La coincidencia de la partida del Papa y el anuncio es inquietante, por decir lo menos.

De hecho, tres días antes de la llegada del Papa el 15 de enero, el Congreso peruano aprobó la polémica ley, que “declara, como prioridad y en interés nacional, la construcción de carreteras en las áreas fronterizas y el mantenimiento de pistas operacionales en el Región de Ucayali “que comparte una frontera remota con Brasil.

Sin embargo, la ley no se hizo pública hasta el 22 de enero, unas horas después de la partida del Papa. Durante su visita a Perú, el Papa Francisco hizo un llamamiento al gobierno peruano para proteger los pulmones de la Tierra y los pueblos indígenas que viven aquí y que están “más amenazados que nunca”.

La ley fue propuesta por el legislador conservador Glider Ushnahua con el apoyo del partido populista de derecha Fujimorist, Popular Force, que recientemente perdió su mayoría legislativa en el Congreso.

Aunque se afirmó que la construcción de carreteras se llevaría a cabo con “el mayor respeto por las áreas naturales protegidas y los pueblos indígenas que viven dentro de ellas”, los ministros de cultura y medioambiente se opusieron a este proyecto durante el debate parlamentario.

No obstante, la ley fue aprobada sin observación por el presidente Pedro Pablo Kuczynski, antes de ser decretada encubiertamente.

Según Laura Furones, de la ONG Global Witness, citada en The Guardian , “esta ley ridiculiza los compromisos del Perú con el cambio climático y la reciente visita del Papa”.

Los caminos construidos en esta frágil región amazónica son, de hecho, una “puerta abierta a los colonos, mineros ilegales y explotadores del precioso y prístino bosque”, dijo Julio Cusurichi, un líder indígena Shipibo en Puerto Maldonado. Julio Cusurichi es el Presidente de la Federación de Nativos del Río Madre de Dios y sus Afluentes.

Durante su visita a Puerto Maldonado, el Papa Francisco condenó la “presión ejercida por los grandes intereses económicos” sobre el ecosistema amazónico que es vital para el futuro de nuestro planeta.

Julio Cusurichi cree que estos grandes intereses comerciales que impulsan la construcción de carreteras “amenazan la supervivencia de los pueblos indígenas y las tribus voluntariamente aisladas, y podrían llevar a su exterminio”.

Esta profunda preocupación es compartida por el antropólogo cultural Fiore Longo, Director de Survival International France. Ella señala que las regiones fronterizas del Amazonas entre Perú, Brasil y Bolivia albergan “el mayor número de pueblos indígenas en aislamiento voluntario en el mundo”.

Ya amenazados por la explotación del petróleo, las operaciones mineras ilegales y los traficantes de drogas, estos pueblos indígenas están en peligro por la construcción ahora legal de una carretera en la región del Alto Purus.

“Survival International condena esta ley aborrecible, que amenaza con aniquilar a algunos de los pueblos indígenas más vulnerables de la Tierra”, afirma Fiore Longo.

“La carretera abriría la selva para la invasión y las operaciones extractivas con efectos devastadores, como la tala y la minería ilegal”.

Los efectos de las carreteras se pueden ver en la región de Madre de Dios, que es atravesada por la Carretera Interoceánica que conecta Perú con Brasil.

Existe una “enorme” contaminación en la región, señala David Huilca Gómez, conductor de un camión, “así como prostitución y tráfico de personas” en las áreas mineras ilegales.

El padre jesuita suizo, Xavier-Arbex, reconoce que el camino abrió una región que antes estaba aislada. Él piensa que los caminos ahora podrían incluso construirse en áreas protegidas.

“El problema es”, explica, “que la ley aquí es evadir la ley”.

“Si bien personalmente no me importa tener un camino, después de años y años de viajar a través del barro, el camino ha traído más desventajas que beneficios”.

https://international.la-croix.com/news/peru-defies-pope-francis/6915?utm_source=Newsletter&utm_medium=e-mail&utm_content=12-02-2018&utm_campaign=newsletter__crx

MI CASA, MIS REGLAS: 3 MUJERES ORADORAS “RECHAZADAS” DEL EVENTO DEL DÍA DE LA MUJER EN EL VATICANO (SOBRE LA INCLUSIÓN TOTAL DE LAS MUJERES EN LA IGLESIA)


Imagen cortesía de Women of Faith.

¿Por qué este Día Internacional de la Mujer en el Vaticano es diferente de prácticamente cualquier otro Día Internacional de la Mujer en el Vaticano? No lo es Las mujeres todavía no tienen poder para tomar e implementar decisiones. La prueba es dolorosa, pero clara.

Durante los últimos cuatro años, el 8 de marzo , Voces de la fe (VoF), un proyecto de la Fundación Fidel Götz, con sede en Liechtenstein, organizó un simposio sobre mujeres en el Vaticano. Chantal Götz es el director del proyecto. Este año, el tema es “Por qué las mujeres importan”, para lo cual la respuesta parece ser que no.

El objetivo del grupo es “reunir a los líderes en el Vaticano con la comunidad católica mundial, para que puedan reconocer que las mujeres tienen la experiencia, las habilidades y los dones necesarios para desempeñar un papel de liderazgo completo en la Iglesia. ¿Por qué la Iglesia continúa negando a las mujeres ese derecho basado puramente en el género? Amplificamos la capacidad de las mujeres en educación y programas de transformación social, especialmente en áreas de marginación y pobreza extrema. Sobre todo, mostramos el potencial enorme y subutilizado de las mujeres para ejercer el liderazgo en todos los niveles de la Iglesia Católica “. La decisión del Vaticano de prohibir la participación de algunos de sus oradores invitados proporcionó todos los datos necesarios para mostrar la importancia de su misión .

Las primeras cuatro reuniones han presentado oradores de todo el mundo hablando de temas relativamente seguros como inmigración y educación. Los planificadores han evitado cuidadosamente los postulados pegajosos de la ordenación de las mujeres, el aborto y el amor entre personas del mismo sexo, por no mencionar el elefante en la Capilla Sixtina, que es la falta de jurisdicción de las mujeres católicas o la toma de decisiones en la iglesia.

Este enfoque, facilitado por el hecho de que las mujeres a cargo tienen (y / o tienen acceso a) considerables recursos financieros y amigos de oficina en los lugares más importantes de la iglesia, ha sido promocionado como una estrategia interna. Grupos feministas como Women’s Ordination Conference, el grupo católico pro-LGBTQ Dignity, Catholics for Choice y muchos otros grupos miembros de Women-Church Convergence nunca han tenido la oportunidad de entrar en el Vaticano para las reuniones. Hay un argumento para hacer sobre la necesidad de múltiples estrategias para cambiar una institución de dos mil años de antigüedad. Pero las mujeres VoF ahora se han enfrentado a la realidad de la toma de decisiones exclusivamente masculinas que las feministas católicas han estado tratando de cambiar durante décadas.

Las sesiones transmitidas en vivo de Voices of Faith revelan reuniones cordiales de mujeres que articulan sus valores y esperanzas frente a audiencias de tamaño modesto. Pero incluso en las pocas horas de enfoque en las mujeres, existe la extraña elección de tener hombres, especialmente jesuitas, paneles de plomo, hacer comentarios de apertura, etc. En la única ocasión anual en que las mujeres se centran en las mujeres, estos valientes esfuerzos para evitar cualquier sugerencia de cambiar las tablas de género por un momento es comprensible. Pero no estoy seguro de que a la larga sean de mucha ayuda a menos que los hombres involucrados adopten posturas de principios cuando sea necesario. ¿Dónde estaban ellos esta vez?

Este quinto año, el cardenal Kevin Farrell, un estadounidense de origen irlandés que comenzó sus estudios teológicos con la Legión de Cristo, cuyo líder Marcial Macial cayó en llamas de abuso sexual, frustró los esfuerzos amables e inclusivos de estas mujeres. El Sr. Farrell rechazó a tres de los oradores anunciados sin un aparente comentario.

Que los nombres le fueron entregados por adelantado -quizás una práctica habitual en años anteriores, aunque supuestamente nadie fue rechazado- comienza a mostrar cuán costosos pueden ser los inmuebles del Vaticano. Dado que el evento fue en pero no del Vaticano, la Sra Götz observó: “En última instancia, que no veo una razón por qué estas mujeres deberían tener que ir a través de un ‘proceso de aprobación’ por cualquier persona.” Entonces, ¿por qué se presentara en los nombres ¿El primer lugar?

En este momento, el único orador prohibido que se conoce es Mary McAleese, ex presidenta de Irlanda. Se cree que los otros dos son la activista LGBTIQ ugandés Ssenfuka Joanita Warry, y la teóloga polaca Zuzanna Radzik, que se especializa en relaciones cristiano-judías. Pero nadie sabe quién captó la ira del cardenal y por qué.

No hay una confirmación oficial de las razones por las cuales el Sr. Farrell consideró oportuno prohibirlas. Pero se especula ampliamente que entre los pecados de Mary McAleese está su fuerte apoyo a los derechos LGBTIQ, comenzando con el derecho de su hijo homosexual a ser tan católico como su madre. Al igual que muchos niños queer, informó de haber sido intimidado por su orientación sexual. Las enseñanzas de la Iglesia contra él y contra todas las personas homosexuales son perjudiciales. Su madre, como cualquier padre concienzudo con una lengua en la cabeza, no se quedaría de brazos cruzados mientras el hijo de otra persona sufría el mismo dolor.

Tal vez el apoyo del ex presidente para la ordenación de las mujeres también esté en la mezcla. Sin duda, sus estudios de derecho canónico la convierten en alguien a quien no se le puede mentir en espacios tan enrarecidos. Al menos, ella no hará el bien al ignorar los duros problemas del poder masculino y la subordinación femenina que están integrados en el tejido del catolicismo institucional.

Después de que los esfuerzos por razonar con el Sr. Farrell resultaron infructuosos, la Sra. Götz y su grupo decidieron cambiar el lugar del evento de su sala habitual dentro de los confines del Vaticano a un salón de los jesuitas justo fuera de las paredes. La Sra. McAleese, contestaron, será la oradora principal en lugar de simplemente un miembro del panel como lo ha sido antes. Es una forma de que las mujeres aclaren a los prelados que pueden tomar sus propias decisiones cuando pagan el espacio de la reunión. La Fundación Götz es una donante generosa del Servicio Jesuita a Refugiados, por lo que es seguro asumir cierta influencia allí.

El arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin, dejó en claro que fue informado por la Sra. McAleese de la desavenencia, no por sus colegas romanos. De hecho, ella ha permanecido en silencio públicamente sobre el asunto, esperando la respuesta a su carta privada al Papa Francisco, que es el jefe del Sr. Farrell. Me pregunto si esta vez los hombres están un poco sobre sus esquís. Manténganse al tanto.

En un giro adicional, el mismo Cardenal Farrell es el jefe designado por el Papa Francisco del Dicasterio Vaticano para Laicos, Familia y Vida, que patrocina el Encuentro Mundial de las Familias del 21 al 26 de agosto de 2018 en Dublín. La publicidad previa a la conferencia incluyó imágenes de familias del mismo sexo, dando la impresión de que esta sería una reunión más inclusiva que la sesión celebrada hace tres años en Filadelfia, donde los católicos LGBTQ se sintieron tan bienvenidos como la gripe. Desgraciadamente, materiales nuevos y recientemente lanzados de los que se borraron todos los rastros de familias felices, buenas, sanas y morales del mismo sexo han reemplazado a los anteriores. El WMOF2018 promete ser otro espacio disputado.

Además, Irlanda tendrá un referéndum sobre el aborto en mayo de 2018. Es difícil predecir si los irlandeses revocarán la Enmienda Ocho que prohíbe los abortos en prácticamente todas las circunstancias y desarrollarán nuevas leyes que estipulen bajo qué circunstancias se permitirán los abortos. Para un país en el que mucha gente de la generación de mis abuelos iba a la misa diaria, la influencia católica está disminuyendo. Muchos católicos irlandeses están tan completamente disgustados con la pedofilia de los sacerdotes, los encubrimientos episcopales, la charlatanería anti-LGBTIQ, Magdalene Laundries, y ahora están pasando por encima de un presidente alguna vez popular que los famosos corredores de apuestas de Dublín no están descartando nada. El catolicismo ha perdido su dominio hegemónico sobre la cultura.

Varios puntos son objeto de mayor escrutinio en esta debacle. En primer lugar, la noción de que las mujeres, incluso aquellas que pagan a su manera como el grupo Götz, puede establecer los parámetros del debate dentro del Vaticano es ingenuo, o al menos prematuro. Fue, en mi opinión, solo una cuestión de tiempo y problemas antes de que cayera el telón incluso sobre la mujer más cooperativa de las católicas.

Voices of Faith es una de las muchas estrategias para transformar la Iglesia Católica Romana de una kiriarquía en un “discipulado de iguales” en la útil terminología de la biblista feminista católica Elisabeth Schüssler Fiorenza. Una pirámide de poder patriarcal que funciona con este tipo de impunidad es la antítesis de la justicia y no tiene ningún derecho sobre los valores que pretende representar.

El valor del método de Voces de la fe se medirá por la forma en que utiliza su acceso exclusivo, hecho posible por la riqueza y las conexiones de sus líderes, para avanzar en una agenda holística con una miríada de voces involucradas. Si bien esta primera incursión en los asuntos difíciles del poder de la iglesia se ha visto frustrada, el grupo apunta a que la iglesia incluya mujeres capaces de una discusión madura incluso cuando no todos estén de acuerdo en lo básico. El Vaticano haría bien en dar una lección, aunque me temo que intentará cooperar primero.

En segundo lugar, el traslado a la ubicación de los jesuitas es una bendición mixta. Dado el hecho de que hay un Papa jesuita, habrá algunos que vean esto como una forma de que los partidarios del Papa Francisco parezcan ayudar a las mujeres sin mover el gran bote. Pero el hecho de que la misma Fundación Götz brinde un apoyo financiero sustancial al Servicio Jesuita a Refugiados deja en claro que hay cierta influencia involucrada.

Los jesuitas tienen una larga historia, mucho antes de que uno de ellos se convirtiera en Papa, de ayudar a la iglesia institucional cuando les conviene. Por ejemplo, en 2004, su Boston College en Massachusetts ofreció comprar más de 40 acres de la Arquidiócesis de Boston por más de $ 100 millones en efectivo, con lo recaudado para resolver numerosos casos de abuso sexual por miembros del clero.

No veo ninguna razón para elogiarlos esta vez sin una prueba explícita de que realmente representaban a las mujeres frente a una iglesia patriarcal. Sería una bienvenida primero en mi experiencia y lectura de la historia. De hecho, una interpretación del movimiento es que los jesuitas rescataron al Vaticano, proporcionando un lugar tan cercano pero tan lejano, aparentemente apoyando a las mujeres suavizando el golpe de la jerarquía.

Me recuerda a un momento hace algunos años cuando el obispo local ordenó al grupo Iglesia Femenina de Massachusetts que se fuera de la propiedad eclesiástica, incluidos los lugares jesuitas donde las mujeres se habían reunido de vez en cuando. El grupo de mujeres tenía alrededor de una docena de miembros con una edad media de 74 años, ¡obviamente una multitud peligrosa! Un jesuita sugirió que todavía se encontrarían con las mujeres en un Dunkin ‘Donuts. Qué valor.

Tercero, la historia real es lo que sucederá para el Día Internacional de la Mujer en 2019. ¿Esperarán las mujeres estar de vuelta dentro de los muros del Vaticano? ¿Podrán establecer su propia agenda, invitar a sus propios oradores y llegar a sus propias conclusiones? El tiempo dirá, pero mientras tanto, su invitación a la conferencia 2018 es contundente:

Vivimos en tiempos marcados por el cambio, pero hay lugares donde la igualdad de género se pasa por alto sistemáticamente. La Iglesia Católica es uno de ellos. En la actualidad, las mujeres se preguntan por qué la Iglesia es tan lenta en el reconocimiento de su valor y en abrirles la gobernanza y los roles ministeriales; roles que incorporan su fe, dones, experiencia y educación en estructuras de autoridad en todos los niveles. Nuestro mundo enfrenta un futuro más significativo mediante la inclusión de mujeres en puestos importantes. No permitiremos que la desigualdad de género socave la longevidad de la Iglesia. Nuestras voces despiertan los vientos del cambio, entonces debemos hablar. ¿Escucharán el Papa Francisco y nuestros líderes pastorales?

Por ahora, la respuesta aparentemente no es. Los derechos de propiedad inmobiliaria fríos y duros (mi casa, mis reglas) tienen influencia.

Así de marzo de 8 º 2018 en el Vaticano será como todos los demás de marzo de 8 º . Los bienes inmuebles sagrados y sus habitantes permanecerán sin mancha por las demandas de las mujeres católicas por “un papel de liderazgo completo”. Si ni siquiera las mujeres muy bien calzadas pueden poner un pie en la puerta, imagina cómo son las mujeres, los cocineros y las secretarias de limpieza. tratado

http://religiondispatches.org/my-house-my-rules-3-women-speakers-rejected-from-womens-day-event-at-vatican-on-full-inclusion-of-women-in-the-church/

CHINA: Obispo católico dice que está dispuesto a renunciar al acuerdo del Vaticano con Beijing


Monaguillos católicos chinos en una misa de domingo de ramos el año pasado en una iglesia clandestina o no oficial cerca de Shijiazhuang, provincia de Hebei, China. CréditoKevin Frayer / Getty Images

SAIQI, China – Un obispo católico chino en el centro de una disputa entre el Vaticano y China dijo el domingo que respetaría cualquier acuerdo entre las dos potencias. Pero advirtió que las autoridades chinas todavía tenían dificultades para aceptar la idea de que los católicos no deberían estar completamente bajo su control.

El obispo, Guo Xijin, de 59 años, es uno de al menos dos obispos “clandestinos”, aquellos reconocidos por la Iglesia Católica Romana pero no por las autoridades chinas, a quienes el Vaticano les ha pedido que renuncien a favor de los obispos aprobados por los comunistas.

El Obispo Guo ha pasado numerosos periodos de detención y actualmente vive bajo vigilancia policial.

El año pasado, una delegación del Vaticano visitó al obispo Guo y le pidió que preste servicios bajo el obispo designado por el gobierno, Zhan Silu, en esta diócesis del sudeste de China. El Vaticano había condenado la instalación del obispo Zhan como obispo porque no había sido aprobada por Roma.

La concesión sería parte de un acuerdo histórico que Roma y Pekín han estado negociando; podría sanar una brecha de casi 70 años entre las dos partes y dar al Vaticano una opinión sobre quién dirige la iglesia en China.

Hablando en su primera entrevista desde que se conoció la noticia del acuerdo el mes pasado, el obispo Guo dijo que si se le presentara un documento verificablemente auténtico del Vaticano, “entonces debemos obedecer la decisión de Roma”.

“Nuestra posición constante es respetar el trato hecho entre el Vaticano y el gobierno chino”, dijo el obispo Guo antes de la misa vespertina en la catedral subterránea de este pequeño pueblo. “Nuestro principio es que la Iglesia católica china debe tener una conexión con el Vaticano; la conexión no se puede cortar “.

Pero el obispo Guo dijo que en sus numerosos tratos con las autoridades chinas, había sentido una falta de voluntad para dejar que el Vaticano tenga la última palabra sobre la vida espiritual católica.

“El gobierno chino no dice explícitamente que tenemos que desconectarnos” de Roma, dijo. Pero cuando las autoridades hablan de una iglesia china que funciona independientemente , agregó, “en algunas circunstancias tiene tal implicación”.

Foto

El Obispo Guo Xijin en una foto provista por la Diócesis Mindong.

Bajo el presidente Xi Xinping, las autoridades han demolido varias iglesias , lo que refleja el temor del gobierno de que el cristianismo sea una influencia occidental que no puede controlar y una amenaza a la autoridad del gobernante Partido Comunista.

El gobierno ha intentado romper la iglesia católica clandestina durante décadas. Cuando China estableció la Organización Católica Patriótica China en 1957 y comenzó a nombrar obispos, muchos católicos se negaron a asistir a sus servicios o a los de los sacerdotes que nombraron. Hoy, aproximadamente la mitad de los aproximadamente 10 millones a 12 millones de católicos en el país adoran en la iglesia subterránea.

El obispo Guo fue precedido por uno de los obispos más importantes de China, Vincent Huang Shoucheng, quien murió en 2016, después de haber pasado 35 años en campos de trabajo forzado o prisiones. El obispo Guo presidió el funeral del obispo Huang, pero las autoridades le ordenaron no hacerlo como obispo , sino simplemente como sacerdote.

Incluso ahora, al obispo Guo todavía no se le permite usar una mitra y sostener el bastón de su obispo, y las autoridades insisten en que solo use las túnicas de un sacerdote ordinario. Él dice que también está bajo vigilancia constante y se ve obligado a informar sus movimientos a la policía. El año pasado fue detenido por 20 días .

Pero como habló el Obispo Guo, el poder de la Iglesia Católica clandestina en esta parte del país estaba en plena exhibición. Sentados en un diván mientras los fieles ingresaban a la iglesia, los creyentes se detenían a arrodillarse ante él, pidiendo bendiciones. Después de poner sus manos sobre sus cabezas y ayudarlos a levantarse, a menudo recibía donaciones de hasta el equivalente a $ 80, una cantidad significativa en una zona montañosa y rural del país.

La diócesis de Mindong del obispo Guo en el sureste de la provincia de Fujian ha sido un centro de catolicismo en China desde el siglo XVII. Tiene alrededor de 80,000 creyentes, muchos en pueblos y ciudades pequeñas como Saiqi.

Dijo que las autoridades no se dan cuenta de que separar a la iglesia local de la iglesia global convierte a los católicos locales en “creyentes de segunda clase”. Mientras que los católicos de otros países pueden establecer las reglas por las que viven los miembros de la iglesia global, los chinos no permitido por Beijing para participar.

“Una vez le dije al gobierno chino que cuando restringes las iglesias en China para contactar a Roma, de hecho te estás abofeteando”, dijo. “Necesitamos participar para que la voz china” se escuche en la iglesia más grande.

Sin embargo, tomando una perspectiva a largo plazo, el Obispo Guo dijo que las restricciones a los católicos chinos se habían relajado.

“Creo que el gobierno lo está abriendo gradualmente”, dijo. “Aunque a este respecto, el gobierno todavía tiene un poco de preocupación”.

El Osorno del obispo Juan Barros


Autor: Pablo Barría

EL OBISPO DE OSORNO, JUAN BARROS.
Luego de la visita del Papa Francisco a Chile y la posterior designación del obispo de Malta para indagar el presunto encubrimiento por parte del religioso, La Tercera recorrió la ciudad y constató la visión de religiosos y feligreses ante un caso que divide a la comunidad.

Las últimas semanas han sido intensas para el obispo de Osorno, Juan Barros. La visita del Papa Francisco a Chile, en enero pasado, hizo que su nombre volviera a la palestra pública, de la cual se mantuvo alejado luego de las manifestaciones en su contra tras ser designado como autoridad eclesiástica en la zona.

“No hay una sola prueba contra el obispo Barros, todo es calumnia”, dijo el Papa Francisco cuando estuvo de paso por Iquique. Sus declaraciones levantaron fuertes críticas e, incluso, lo obligaron a pedir disculpas y anunciar la visita del arzobispo de Malta, Charles Scicluna, para recoger los testimonios de quienes acusan a Barros de encubrir los abusos cometidos por el ex párroco Fernando Karadima.

Tras el anuncio, en la Iglesia Católica de la Región de Los Lagos se toman con mesura la decisión del Vaticano. Son cerca de las 19.00 horas del jueves y un reducido grupo de fieles llega a la Catedral de Osorno, donde el párroco Bernardo Werth celebrará una ceremonia.

Antes de comenzar, el religioso hace una pausa y aclara su visión sobre el nombramiento del obispo Scicluna: “Si el Papa dio ese paso es para que quede claro a los ojos de la gente de todo el mundo, cómo está la situación real, por lo tanto bajo mi mirada es positivo”, aseguró, para luego subir al altar e iniciar la misa.

Fuera de la Catedral unos jóvenes practican skate, sin prestar atención a lo que ocurre a su alrededor. Del caso del obispo Barros, dice Carlos Sandoval, “no tengo idea. No sé nada”.

A pocos metros de ellos, María Elena Yáñez, oriunda de la Región de O’Higgins, abandona el recinto religioso con un póster del Papa Francisco en sus manos. Miembro del grupo “Mujeres Iglesia”, formado por 15 mujeres laicas, Yáñez es crítica respecto a lo que pasa con el obispo de Osorno. Incluso, dijo, su agrupación intentó entregar una carta al Pontífice donde alertaban lo que ocurría en la iglesia de Los Lagos.

“En esa carta mencionamos a Su Santidad nuestra preocupación por lo que está pasando acá en Osorno, pero la carta no llegó a sus manos porque no fue fácil llegar a él”, sostuvo.

Opinión distinta expresó Nina, una mujer mayor que asiste con frecuencia a las misas de la Catedral de Osorno. Y fue en esa misma instancia donde el obispo Juan Barros alegó inocencia.

“Él nos dijo en misa hace unos días, cuando volvió de Santiago, que era inocente, lo dijo en la misa y para qué nos va a estar mintiendo. Y bueno, si nos miente también lo perdono, porque yo no soy quién para no perdonar”, declaró la mujer.

Dentro de un pequeño kiosco de diarios, revistas y de productos varios se encuentra un hombre solitario, quien prefiere no dar su nombre. Según dice, la “tensión” que existió en la ciudad cuando se conoció la designación de Barros ha ido apaciguándose con el paso del tiempo. “Hubo hartas protestas acá, todas eran pacíficas, pero ahora ya no se ve nada, está todo tranquilo, parece que se arregló todo”, indicó.

Agrupaciones

La agrupación de Laicos y Laicas de Osorno es la entidad que ha intentado mantener vigente el caso del obispo Juan Barros. Ellos tienen una visión crítica sobre la gestión del religioso a cargo del obispado de Osorno y aseguran que su presencia ha impactado en el nivel feligreses que acuden a las misas.

“Para el 8 de diciembre, por ejemplo, que es la misa de clausura del Mes de María, antes se juntaban 10 mil personas. Y ahora se reunieron, con suerte, 1.000 personas en diciembre pasado. ¿Quién responde por quienes no fueron a esas misas? Ahora no se ve tanto fervor, tanto entusiasmo”, aseguró Juan Carlos Claret, vocero de la agrupación.

Claret señaló que incluso se han producido episodios en los que feligreses jóvenes han demostrado su rechazo a Juan Barros. “El sábado pasado había confirmaciones en la iglesia Reina de los Mártires. El obispo Barros fue a los ensayos de estas confirmaciones donde les informó a los jóvenes que él presidiría la ceremonia. Tres de estos jóvenes le dijeron que no querían que él los confirmara y se restaron de la ceremonia. Al final, Barros no llegó a la ceremonia”, detalló.

José Manuel Rozas, profesor de filosofía y secretario personal del sacerdote Peter Kliegel, quien ha hecho público su rechazo a Barros mediante cartas, dice que quienes han hecho ruido en la ciudad corresponden a “un grupo aislado de laicos que se juntan los días viernes, el resto de los agentes pastorales de la diócesis está haciendo su trabajo en sus respectivas parroquias”.

Rozas manifiesta que él, como fiel, respetará las decisiones que se adopten una vez concluida la vista del arzobispo de Malta. “Si al término de este proceso, la Iglesia dice que el obispo Barros tiene que dejar la diócesis, bendito sea Dios, pero si dice que debe continuar, bendito sea Dios también”, concluyó.

Son cerca de las 20.00 horas y la misa de la Catedral de Osorno llegó a su fin. Lentamente los feligreses comienzan a salir del lugar con rumbo a sus hogares. Una imagen que grafica cómo es el Osorno de Juan Barros, quien últimamente ha disminuido sus apariciones públicas y espera en silencio la decisión que tomarán su par maltés Charles Scicluna y el Vaticano respecto a su caso. Por ahora la ciudad del obispo Barros espera tranquila.

http://www.latercera.com/nacional/noticia/osorno-del-obispo-juan-barros/64133/

Experto del Vaticano pide mejorar respuesta frente a abusos


Associated Press

El titular del principal centro académico de la Iglesia católica para impedir el abuso sexual de parte de sacerdotes afirmó el viernes que el movimiento “#MeToo” (#AmíTambién) y la reciente controversia sobre un obispo chileno muestran la necesidad de una mejor comprensión y reacción frente “al abuso del poder y la conciencia”.

El padre Hans Zollner habló durante la ceremonia de graduación de estudiantes que completaron un curso de protección en la Pontificia Universidad Gregoriana. Zollner es además miembro de la Pontificia Comisión para la Tutela de Menores, el grupo de expertos del papa Francisco sobre abuso sexual.

La defensa que hizo Francisco del obispo chileno Juan Barros causó indignación. The Associated Press ha informado que los miembros de la comisión entregaron al papa la carta de una víctima que había señalado que Barros fue testigo de cuando sufrió abuso de parte de otro sacerdote, pero el obispo lo negó.

http://www.hoylosangeles.com/sns-bc-eur-gen-vaticano-chile-20180209-story.html

Peter Kliegel: “La situación de la iglesia es desgarradora”


Un sacerdote alemán ha levantado la voz en la Iglesia católica chilena exigiendo la salida del obispo Juan Barros, acusado de encubrir abusos sexuales. Peter Kliegel busca reunificar a una institución dividida.

Chile - Peter Kliegel - katholischer Pfarrer (privat)

El sacerdote Peter Kliegel no oculta su molestia y dolor por la crisis que vive la iglesia en Chile. El religioso alemán, nacido en Dillenburg, lleva casi 50 años trabajando en la diócesis de Osorno, en el sur de Chile, la misma en que el 2015 asumió el cuestionado obispo Juan Barros.

Anteriormente obispo castrense, Barros se formó al alero de Fernado Karadima, un sacerdote que durante décadas gozó de gran poder en un parroquia de un barrio acomodado de Santiago. Allí se rodeó de jóvenes y formó a futuros sacerdotes y obispos. El escándalo estalló cuando antiguos seguidores denunciaron abusos de poder y sexuales de parte de Karadima. Asimismo, aseguran que varios sacerdotes y obispos fueron testigos o incurrieron en conductas impropias.

Uno de ellos sería Barros, acusado de encubrir a su antiguo mentor. A pesar de la fuerte oposición que se ha levantado en Osorno, Barros no sólo se ha negado a dejar su cargo, sino que figuró junto al papa Francisco en su visita a Chile.

Con franqueza y valentía, Kliegel ha manifestado su opinión al nuncio y a la Iglesia. En entrevista con DW, el sacerdote galardonado en Alemania con la Cruz al Mérito en 2017 habla del duro momento que vive la iglesia en Chile y de la necesidad de buscar la verdad.

Deutsche Welle: Usted fue una de las primeras personas que manifestó la inconveniencia de que Juan Barros asumiera como obispo de Osorno. ¿Por qué asumió este rol activo?

Peter Kiegel: Yo vine a Chile hace 52 años y soy parte de esta iglesia, interesado en que tenga un mensaje muy claro en cuanto al encargo que nos hizo nuestro Señor. La situación se originó cuando supimos que el obispo Barros iba a tomar la diócesis de Osorno y que venía desde el ambiente de Fernando Karadima, lo que para nosotros era inaceptable. Por eso empecé a levantar mi voz.

Juan Barros.El polémico obispo Juan Barros.

¿Qué respuesta ha tenido?

Pocos días después que se supo que Juan Barros sería nuestro obispo, yo me manifesté ante la nunciatura, primero preguntando, pero como nunca recibimos respuesta, nuestra voz se volvió un poco más insistente.

¿El nuncio nunca ha respondido los requerimientos que ustedes le han hecho?

Jamás, lo que es muy descortés.

¿Por qué cree que usted ni otros sacerdotes y laicos no han sido tomados en cuenta?

Yo creo que tiene que ver con el poder administrativo en la Iglesia, lo que no es justo, porque como bautizados y parte de la iglesia tenemos el derecho a ser escuchados, que es lo que exigimos.

¿Qué ha significado la presencia de Barros en Osorno?

La situación ha sido desgarradora. La unión de la diócesis se destruyó. No sabemos más que lo que cuentan las víctimas, pero sufrimos los daños colaterales de este ambiente de Karadima. El daño que hizo a la iglesia chilena es tan grande, que no es aceptable que alguien no reaccione. Y como Roma no reaccionó y nuestro obispo no nos entiende, seguimos levantando la voz para que nos escuche. Nunca hemos sido escuchados, sólo una vez en la Conferencia Episcopal en que nos dijeron que no podían hacer nada. Y ahora, por primera vez, después de tantos gritos, Roma reacciona mandándonos al arzobispo de Malta, el obispo (Charles) Scicluna.

¿Qué espera de la gestión que él pueda hacer en Chile?

Tenemos mucha esperanza.  Vamos a tomar contacto para que nos den la oportunidad de dar a conocer lo que nosotros vivimos. No se trata de ser opositor, sino de buscar la paz, que se puede construir solamente desde la verdad. Necesitamos un interventor que escuche al obispo y a nosotros, para aclarar situaciones que no logramos entender ni aceptar.

¿Por qué cree que el obispo Barros, a pesar de enfrentar tanta oposición, no ha dejado su cargo?

Esto es lo que no entendemos. Él dice que ha sido nombrado, lo que es un argumento  válido, pero no podemos conformarnos porque nuestros feligreses no lo aceptan tampoco. En muchas parroquias no aceptan que el señor obispo administre el sacramento de la confirmación. Cuando él hace una misa, mucha gente se levanta y se va. No puede ser que un pastor que debe cuidar a sus ovejas viva en esa situación y nos meta en este embrollo.

Desde que asumió en Osorno, Barros se ha enfrentado a la tenaz oposición de los feligreses.Desde que asumió en Osorno, Barros se ha enfrentado a la tenaz oposición de los feligreses.

Mensajes de la visita del Papa Francisco a Chile

El mensaje pastoral de Franciso en Chile, donde abogó por la dignidad de las mujeres recluidas en la cárcel, por el entendimiento con el pueblo mapuche o los inmigrantres, por la solidaridad y también expresó su dolor y perdón por los abusos cometidos por miembros de la Iglesia, pasó a segundo plano ante el escándalo del obispo Barros. Más aún cuando éste apareció junto al papa en las misas. “Él se hizo presente como refugiándose detrás del papa, lo que fue bastante indigno para nosotros y nos dolió enormemente. Pero el obispo no ha sido capaz de enfrentarse a las víctimas de Karadima. Cuando invitamos a uno de ellos, el obispo se arrancó. En mi última carta quise demostrar con ejemplos de las mismas palabras del papa en Chile, que vivimos una situación inaceptable”, dice liegel.

¿Cree que la visita de Francisco ahondó la crisis que vive la iglesia en Chile?

Personalmente creo que no. Hay que leer los mensajes que dio el papa en Chile, que son muy buenos. Creo que cometió un error en su espontaneidad, pero los mensajes fueron muy claros. Ante todo nos habló de la dignidad y por eso nosotros nos levantamos, porque exigimos dignidad humana y espiritual.

El papa dijo en Chile que no había ninguna prueba contra Barros, aunque luego pidió perdón por el dolor causado a las víctimas. ¿Es posible que Barros no supiera nada de los abusos?

Eso lo saben solamente los testigos. Pero el ambiente de Karadima es tan increíblemente dañino, que por prudencia el obispo Barros no debería seguir. Ese es un error espiritual, pastoral y humano

¿Esperaba que el papa Francisco tomara una posición al respecto en su visita a Chile?

La esperanza estaba, pero creía que no iba a ser posible, por muchas razones. Hay otras diócesis que también tienen obispos que nacieron en el ambiente de Karadima y que no se han pronunciado,  pero saben que todos están sentados en el mismo bote.

Francisco en Chile.Francisco en Chile.

¿Usted ha tenido contacto con el obispo Barros?

Mucho, y él sabe que yo soy muy franco con él. Nunca he actuado a sus espaldas. Yo me encuentro con él y siempre le digo lo que pensamos en la comunidad. Se lo digo cara a cara.

¿Cómo catalogaría la gestión de Barros como obispo?

Apenas tenemos plan pastoral y eso es lo que nos entristece. Estamos como nadando en aguas tibias, lo que no es bueno para nuestra labor. Además, él no puede mostrarse en público, tiene miedo, se esconde. Es desagradable cuando en una ceremonia hay gente que se levanta con carteles que dicen “renuncia”. Él es nuestra cabeza y esto nos duele mucho. Lo mejor sería que él diera un paso al costado.

A pesar de ser alemán, usted vive esta situación como propia…

Por supuesto, Chile ahora es mi patria, es mi iglesia. Esta es mi fe y también él es administrativamente mi obispo, por eso lucho por una buena causa.

¿Tiene libertad para manifestar su opinión?

Por supuesto, eso siempre lo vamos a tener y exigir, porque no somos una dictadura. Vivimos en la iglesia, aunque con obediencia, pero tenemos voz y voto.

¿Qué recepción ha tenido su intervención en este caso?

Una buena cantidad de obispos me escribió muy conformes con mis palabras. Con dolor, pero conformes. He recibido también respuestas de laicos y sacerdotes de Chile y el mundo. Por supuesto no todos estaban conformes con mis palabras, pero creo que fueron sobrias y claras. Por esto el eco es importante, no para ponerme en exposición sino para exigir verdad y ante todo veracidad. Tenemos que ser escuchados. Ese es el primer paso para buscar la paz que necesitamos. La Iglesia católica en Chile desgraciadamente está muy desacreditada a causa de todo esto, lo que es muy  triste, si uno piensa que en el tiempo de la dictadura la Iglesia fue la institución más valorada y hoy es la menos apreciada.

Autora: Victoria Dannemann (DZC)

http://www.dw.com/es/peter-kliegel-la-situaci%C3%B3n-de-la-iglesia-es-desgarradora/a-42531803

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: