Algo le falta a la “radical” visión del papa Francisco sobre la igualdad: las mujeres


Artículos de Opinión | Roisin Davis | 29-07-2015 |

Esta semana [la primera de julio, nde], el papa Francisco se embarcó en una ruta de regreso al hogar de siete días por Latinoamérica en su imparable misión por defender el planeta y a los pobres.

El continente —la zona con más desigualdad del mundo y la tierra natal del pontífice argentino— le proporcionará un entorno fértil en el que podrá difundir sus famosos sermones sobre pobreza y desigualad. Tras dirigirse el lunes a un millón de personas en Guayaquil (Ecuador), el papa Francisco tiene previsto asistir a una reunión de activistas de base política y visitar en Bolivia una de las cárceles más grandes del continente, así como un barrio pobre y un hospital de niños en Paraguay.

Aunque aboga por los pobres y marginados de Sudamérica, los prisioneros, los pueblos indígenas y sus hijos, hay un grupo que no suele figurar en el, aparentemente, radical programa del papa Francisco: las mujeres.

A pesar de los esfuerzos por luchar a favor de los suyos —los pobres de todo el mundo, de los cuales la gran mayoría son mujeres— el papa tiende a pasar por alto la naturaleza femenina de la pobreza y la desigualdad.

Al igual que el resto del mundo, incluido el Vaticano, la sociedad de Latinoamérica se basa en la desigualdad de género. Aunque se ha logrado realizar importantes avances en la zona en las últimas décadas y el porcentaje de la población que vive en la pobreza ha disminuido significativamente, la feminización de la pobreza (un aumento en los niveles de pobreza de las mujeres o los hogares encabezados por mujeres en relación a los niveles de los hombres o los hogares encabezados por hombres) aumentó del 109% en 1994 a casi el 117% en 2013, de acuerdo con Naciones Unidas.

La participación laboral de las mujeres en la zona sigue siendo más de una cuarta parte más baja que la de los hombres, el 52,9%, comparado con el 79,6%, según se registró en las estadísticas de 2010. Y aunque la brecha salarial se ha reducido, las mujeres siguen ganando un 68% menos que sus colegas masculinos. Además, en Sudamérica, ellas también tienen el doble de probabilidad de trabajar sin ser remuneradas que ellos.

Como figura pública que, con frecuencia, invoca la dignidad al llamar a los corazones y las mentes de sus fieles, el líder católico haría bien en hacer frente a los resultados de una reciente encuesta que mostró que los latinoamericanos fueron, de todo el mundo, en 2012 y 2013, los menos propensos a describir a las mujeres de su país como personas a las que se trata con respeto y dignidad. Una media del 35% de los adultos en 22 países de Latinoamérica dijo que a las mujeres se las trata de esa forma —la mitad del tanto por ciento de cualquier otra zona del mundo.

Dentro de la poca investigación que existe, las estadísticas sobre violencia contra las mujeres en Latinoamérica son asustadoras. Un reciente informe de Naciones Unidas publicado en The Economist mostró que cada 15 segundos se asalta a una mujer en São Paulo, la ciudad más grande de Brasil. Asimismo, se afirma que en Colombia, «la práctica de rociar con ácido la cara de las mujeres para desfigurarlas se ha cuadruplicado entre 2011 y 2012». Además, más de la mitad de los 25 países del mundo que tienen, según Naciones Unidas, un índice elevado de feminicidios (matar a las mujeres que tienen cierta relación con su sexo) ocurren en esta zona.

Las investigaciones muestran que cuando las mujeres tienen acceso a métodos anticonceptivos y se las educa para ser responsables al tomar decisiones, su nivel de ingresos, empleo y educación aumenta, al igual que el de sus hijos. Debido a que las mujeres tienen cada vez más opciones, se producen menos partos no asistidos y abortos clandestinos, lo que significa que la mortalidad materna se reduce y, dependiendo del tipo de anticonceptivo utilizado, las enfermedades de transmisión sexual se controlan.

No obstante, puesto que el Vaticano considera a las mujeres ciudadanas de segunda clase, no hace falta decir que el papa no mencionara el aborto o la anticoncepción durante su ruta por Sudamérica.

Las cifras muestran que de los 4,4 millones de abortos realizados en Latinoamérica en 2008, el 95% no cumplía las normas de seguridad. Además, en torno a un millón de mujeres son hospitalizadas todos los años para tratar complicaciones derivadas de estas prácticas. A este respecto, cabe señalar que el papa se ha referido al movimiento del derecho al aborto como «cultura de la muerte» y se ha opuesto a los esfuerzos de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, por distribuir anticonceptivos gratis.

El papa Francisco se ha mostrado capaz de influir en la política, ejemplo de ello es que ha sido recientemente aclamado como una figura clave en la recuperación de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba. No obstante, como Jemima Thackray escribe en The Telegraph: «El crecimiento de la Iglesia católica proviene de países no europeos en los que los llamados temas liberales de la igualdad sexual se consideran menos importantes».

Por mucho que haya abogado por «repensar los criterios obsoletos que siguen gobernando el mundo», el papa Francisco ha acogido en varias ocasiones la visión católica tradicional que defiende que el papel de una mujer está en el hogar. El papa Francisco ha exaltado el papel de la mujer como madre, en concreto, declarando que «la presencia de la mujer en el ámbito doméstico» es crucial para «transmitir verdaderamente la fe» o afirmando que «pienso, por ejemplo, en la especial preocupación que las mujeres muestran en relación a los demás, cuya expresión se muestra, sobre todo, si no exclusivamente, en la maternidad». Aunque las mujeres puedan tener una vida fuera del hogar, el papa Francisco nos ha instado a «no olvidar el papel insustituible de la mujer en una familia».

Considerando los honestos puntos de vista del papa, hemos estado esperando a que, en algún momento, aborde la desigualdad de género. Sin embargo, no lo olvidemos: el Vaticano es —y siempre será— una institución patriarcal basada en la jerarquía sexual. Cuando, en dos ocasiones, se le preguntó sobre la posibilidad de admitir a las mujeres en el clero, el papa Francisco dio una respuesta muy firme: no, «esa puerta está cerrada», afirmó en 2013. Como explica Thackray: «No se trata de tener un programa liberal occidental de la igualdad, sino de reconocer que permitir a las mujeres acceder a posiciones de influencia, como en la Iglesia, elevaría su estatus y, en consecuencia, reduciría su vulnerabilidad y pobreza. Quizás», continúa esta, «ayudaría también a agitar algunos de los sistemas cerrados y dominados por los hombres que han causado algunos de los peores abusos cometidos por la Iglesia católica».

No supondría ninguna violación de la doctrina reconocer que las mujeres deben ser valoradas intrínsecamente y desde la igualdad, independientemente de su papel en la familia o de su fertilidad. La visión del papa está incompleta hasta que incluya esta reflexión.

Roisin Davis, originaria de Belfast, Irlanda del Norte, es periodista e investigadora. Tiene experiencia en investigación social y trabajo comunitario y tiene un Master en Historia Económica por la Universidad de Barcelona. Reside en Los Ángeles, donde está inscrita en el programa de Periodismo de la UCLA.

Traducción para www.sinpermiso.info: Marta Estévez Pequeño

http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article89840

Un profeta cada vez más incómodo


capitalismo
GABRIEL Mª OTALORA, gabriel.otalora@outlook.com
BILBAO (VIZCAYA).

ECLESALIA, 27/07/15.- Los mensajes del Papa Francisco son cada vez más claros y contundentes sus denuncias contra las injusticias estructurales. El problema añadido a la incomodidad creciente para los dirigentes a los que van dirigidas sus denuncias (dirigentes políticos pero sobre todo económicos y financieros) es que su lenguaje pastoral solo es interpretado en clave política: o eres de derechas o de izquierdas, sin aceptarle que un cristiano como él, en calidad de Papa, pueda ser crítico con los sistemas totalitarios de izquierdas y de derechas exigiendo un cambio de estructuras que alivien la desigualdad creciente, con millones de pauperizados ajenos al sueño, no ya de la justicia, sino del consumismo.

El profeta Francisco ha llegado muy lejos en sus críticas y es atacado directamente por Jeff Bush y por la prensa estadounidense de estar fomentando la desobediencia social y “la rebelión de las masas contra los capitalistas” en su reciente gira latinoamericana de principio de julio: “El reciente viaje de Francisco a América del Sur reveló un obvio mensaje socialista y anticapitalista que insta a un cambio estructural de la economía global que atenta contra el proyecto de Jesús”, escribe Paul Farrel. Atención a esto último: no atenta Francisco contra los capitalistas sino contra el evangelio, es decir, que el sistema capitalista está alineado con las enseñanzas del Maestro y socavar sus bases es ir en contra de Cristo, en este caso el mismísimo Papa.

¿Decir que todos tienen derecho a la Tierra, a la vivienda (techo) y al trabajo, y que son “derechos sagrados”, es atentar contra el mensaje cristiano? ¿O es precisamente evitárselos a una gran masa de seres humanos lo que supone un atentado humanitario y cristiano? ¿Es la ley del máximo beneficio la que agrede al mensaje de Dios o es su denuncia a favor de los desheredados de la Tierra por tanta codicia? Escuece escuchar del Papa -aunque muchos medios no lo han recogido con esta claridad- que se refiera al capitalismo no controlado como “dictadura sutil” y “estiércol del diablo”, porque si gobierna “la ambición desenfrenada de dinero”, el “servicio para el bien común queda relegado”. En su Exhortación a la alegría, se refirió al capitalismo como que “esta economía mata” y “destruye a la madre Tierra”.

El que un profeta diga estas cosas, no deben escandalizar a un cristiano que ya debería saber cómo se las gastaban aquellos profetas (Amós. Elías, Miqueas, Isaías…) frente a poderosos mucho menos sutiles que los prebostes del capitalismo, a no ser que su hipocresía sea todavía mayor a sus ganas por controlar a la opinión pública. No hay nada en el discurso de Francisco que sea ajeno a la enseñanza social de la Iglesia. Su invitación a un profundo cambio en las estructuras lo hace desde el Evangelio, desde la realidad de la Buena Noticias a los pobres, ante la cual, los cristianos deberíamos decir lo que Francisco, vista la situación de infra humanidad que se precisa para que el Sistema mantenga sus retos del máximo beneficio posible a costa de todo y de todos.

Es hora de respondernos con sinceridad hasta qué punto estamos de acuerdo con Bush o el periodista Farrel, que manipula sin pudor alguno la Buena Noticia. La vida no es comunista o capitalista: existen otras alternativas de justicia a pesar de quienes nos quieren obligar a posicionarnos entre estas dos perversiones económicas que tanto daño vienen haciendo a la humanidad. Necesitamos muchos profetas que sigan a Francisco y se manifiesten públicamente en defensa de la denuncia profética.

https://eclesalia.wordpress.com/2015/07/27/un-profeta-cada-vez-mas-incomodo/

¿Se mantendrá el Papa Francisco firme en la ordenación de las mujeres?


24 de julio 2015

1cZ7f3.AuSt.79

A medida que Estados Unidos se prepara para la primera visita del Papa Francisco en septiembre, la Asociación de Mujeres Sacerdotes católicos romanos se prepara para ordenar a tres nuevos obispos debido al crecimiento en el movimiento. Este Papa de la paz y la justicia esta Reavivando el fuego espiritual del Concilio Vaticano II que ha sido sofocado por sus predecesores.

Es una pregunta importante, ARCWP le pregunta a responder cuando haga su visita aquí: Serán las acciones a sus palabras acerca de la primacía de la conciencia?

Papa Francisco habló sobre la primacía de la conciencia, repavimentación una enseñanza del Vaticano II que los papas anteriores han reprimido e ignorado. En un discurso Angelus Domingo 30 de junio de 2013, que se transmitió por Radio Vaticano, dijo, “Que María nos ayude a ser más y más … gratis en nuestra conciencia, porque está en la conciencia de que se da el diálogo con Dios – hombres y mujeres capaces de escuchar la voz de Dios y seguirla con la decisión “.

El Papa Francisco también dijo: “Jesús quiere ni cristianos egoístas, que siguen sus egos y no hablan con Dios, ni cristianos débiles, sin voluntad, cristianos a ‘control remoto’ , incapaces de creatividad, que buscan siempre para conectar con la voluntad de otro y no son libres, Jesús quiere que seamos libres, y esta libertad -.? ¿Dónde se encuentra?  Se encuentran en el diálogo interior con Dios en la conciencia “.

Como ordenadas Mujeres Sacerdotes católicas, hemos escuchado a nuestras conciencias informadas y hemos oído que Dios nos llama a ser sacerdotes. En parte de su gira, el Papa Francisco llegará a Filadelfia a los pocos días después de que nuestros nuevos obispos serán ordenados allí el 24 de septiembre.

Este acto de la ordenación de las mujeres ha sido llamado por la Congregación para la Doctrina de la Fe “una ofensa grave contra la fe”, y se ha puesto en la misma categoría que la pedofilia.Las mujeres que siguen a su conciencia por responder al llamado de Dios al sacerdocio también están excomulgadas por la iglesia. Las personas que asisten a las liturgias y / o las ordenaciones de mujeres sacerdotes son amenazadas con la excomunión.

Cuando el Papa Francisco visita Filadelfia y vea las noticias de las ordenaciones de nuestros nuevos obispos  considerará el levantamiento de estas excomuniones? Si él realmente quiere decir lo que dice sobre la primacía de la conciencia parecería como una acción muy sabia y apropiada.

Donna Rougeux de Lexington es un sacerdote de la Asociación de Mujeres Sacerdotes católicos romanos.

Read more here: http://www.kentucky.com/2015/07/24/3958821_will-pope-francis-stand-strong.html?rh=1#storylink=cpy

http://www.kentucky.com/2015/07/24/3958821_will-pope-francis-stand-strong.html?rh=1

Vaticano excluye un periodista italiano de gira papal por EEUU y Cuba


Vaticano excluye un italiano de gira papal por EEUU y Cuba periodista / El País / Roma, 24 de julio (dpa) – El corresponsal en el Vaticano del diario italiano “La Repubblica” FUE excluido del vuelo Que Llevara al papa Francisco en su gira por Cuba y Estados Unidos Despues De Que El Grupo Editorial Al Que Pertenece publicara anticipadamente la encíclica Sobre Medio Ambiente, hoy Informo El Periódico. “La Repubblica”, uno de los Diarios Más Importantes de Italia, Pertenece al grupo editorial Mismo Que la revista “L ‘ Espresso “, Que ADELANTO la encíclica papal. En junio, poco los antes de la publication oficial del texto, la revista dio una conocer una versión preliminar en Internet. El Vaticano reaccionó furioso y le retiro la Acreditación al periodista responsable. Ahora El Reportero de “La Repubblica” Marco Ansaldo, Que informa from Hace cinco años Sobre el papa, col Que acompañó en 19 viajes, no podra Formar parte de la comitiva de Medios Que acompañan al argentino Mario Bergoglio en el avión . Francisco recientemente DIJO Que “La Reppublica” Es El Único Diario Qué regularmente lee. El Vaticano señaló Que Tuvo Que excluir un corresponsal por su el gran Interés Que habia en cubrir la gira, Que Hizo Que Tuviera Que Realizar una “drástica y dolorosa selección”. El Portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, indico un su Vez En Una carta Que la exclusión de Ansaldo se debio también a la Necesidad de APLICAR Una Sanción por la Publicación anticipada de la encíclica. El estara papa Entre el 19 y el 22 de septiembre en Cuba.Desde alli partira Hacia Estados Unidos, Donde Estara en Washington, Nueva York y Filadelfia Hasta el 27 de septiembre.
Con Información de El País www.entornointeligente.com Visite en Twitterentornoi

No basta con Francisco


Miguel Cruzado Silveri, SJ*
El liderazgo personal del Papa Francisco está abriendo rumbos de renovación en la Iglesia católica. Al mismo tiempo, y poco a poco, sus palabras y gestos se van convirtiendo en modificaciones institucionales en la estructura y magisterio eclesial. Sin embargo, la Iglesia es sobre todo comunidad de fieles, por lo tanto los cambios deben manifestarse en definitiva en la vida de los creyentes, en cómo celebran, valoran y dan razón de la fe que comparten.
¿La renovación eclesial está llegando a la vida y voz, a la cultura interna y la voz pública de las comunidades creyentes del Perú? Por ahora no se sienten cambios notables ¿Es que no basta con la adhesión entusiasta a Francisco -ya en las primeras planas de nuestros diarios- o con la renovación de la curia para este cambio de fondo? ¿Qué requiere la recepción de Francisco y el proceso de renovación eclesial para crecer en la iglesia del Perú?
Un liderazgo carismático como el de Francisco era necesario para quebrar inercias y reorientar rumbos en un momento de desconcierto y crisis eclesial. Así lo entendió el colegio cardenalicio al elegirle. El peso de la autoridad del Papa en una institución carismático-tradicional como la Iglesia católica es decisivo para todo cambio. De modo que la visión y liderazgo personal de Francisco, unido a la fuerza de la tradicional autoridad papal, abren la puerta para la renovación posible.
Esta renovación va en continuidad con el Concilio Vaticano II: hablar de la fe en diálogo con las realidades del mundo y las preocupaciones reales de la gente. La misericordia y compasión bíblica no en abstracto, sino cuestionando una cultura mundial del egoísmo y la exclusión. El diálogo y el amor cristiano, acogiendo sin juzgar a quienes solemos despreciar. Renovación de la preocupación bíblica por los pobres –descentrando la moral cristiana de la sola moral sexual-. Apertura al encuentro interreligioso en un momento de violencia religiosa incontenible en muchos lugares del mundo. Claridad ante los límites y pecados que como Iglesia debemos reconocer y enfrentar. Todo es cristianismo de siempre, puesto en concreto para hoy.
Sin embargo el carisma no basta. Es preciso que los “gestos y palabras” se hagan institución sostenible y orienten los fines, normas y principios de la Iglesia.
En efecto, la institucionalización normativa de esta renovación va también siendo evidente. El Magisterio, o enseñanza eclesial, ya incorporó elementos nuevos: el concepto de “ecología integral” de la última encíclica y la incorporación de urgentes temas de familia en el Sínodo de octubre son líneas de reflexión con muchísimo alcance. Hay ya nuevos referentes en los altares cristianos –como los Beatos Romero, Juan XXIII o los mártires de Pariacoto-. Se reforma la estructura de la curia y nuevas comisiones orientan procedimientos y decisiones institucionales. El sistema de financiero vaticano se reestructura. La prevención y acción ante situaciones de abuso clerical es más rigurosa y en ella participan profesionales y víctimas.
Los cambios son ya evidentes, aunque es cierto que hay mucho camino que recorrer en la reconfiguración de la institucionalidad eclesial en la perspectiva de Francisco: el tema de la colegialidad y el ejercicio de la autoridad, la participación de la visión de los fieles, el rol de la mujer en la reflexión y orientaciones eclesiales. Hay aún mucha “institución” por renovar y construir o reconstruir.
Sin embargo, el sentido y el futuro de la renovación eclesial en definitiva dependen de su recepción en las comunidades de fieles. La recepción no es simple repetición, sino encarnar y hacer dialogar el mensaje renovador con la realidad concreta de la sociedad y la Iglesia del Perú. Es decir, no basta con repetir a Francisco, sino que se trata de pensar y decir el mensaje con palabras propias en nuestras comunidades y contextos. Ello requiere que emerjan voces en el Perú que asuman el riesgo de pensarlo y decirlo con palabras propias en nuestras comunidades y contextos. Laicos cristianos en las distintas esferas de la vida nacional y en sus propias comunidades cristianas, así como Obispos, sacerdotes y comunidades religiosas tienen que asumir el riesgo de esta palabra propia.
La renovación eclesial en el Perú no se dará sólo desde la adhesión particular y dispersa al mensaje de Francisco; tampoco admirando la lejana renovación de la curia romana. Todo dependerá de la recepción del mensaje para nuestro contexto y por tanto de la creatividad y capacidad de arriesgar que los cristianos del Perú estemos dispuestos a asumir. Capacidad de arriesgar porque es un riesgo predicar y practicar misericordia en el contexto de las diversas violencias en que vivimos.
Es un riesgo acoger las diferencias y rechazar con toda claridad nuestros desprecios –nuestro racismo, nuestra homofobia- que han devenido tan normales -recordando que todas las categorías de marginación están en nuestras iglesias, a veces sufriendo calladamente-. Es un riesgo cantar a la naturaleza –Laudato Si- y la vida común cuando parece que el desarrollo tiene que ver con los valores del “sálvese quien pueda” o del “produzca aunque destruya”. Los temas eclesiales en el contexto del Perú de hoy pueden sonar a pesimismo o mediocridad. La acogida y misericordia a que estamos llamados pueden escandalizar dentro y fuera de nuestras comunidades. Podríamos tener que asumir responsabilidades difíciles y reconocer nuestro pecado. Nada de esto nos hará populares en las encuestas de opinión.
La recepción, al ir más allá del simplemente repetir y al obligarnos a repensar nuestro modo de ser, abre la puerta a lo imprevisible. Al abrirnos al dinamismo misterioso del Espíritu lo normal es que –como en Pentecostés- no tenga más lugar el silencio o la univocidad del miedo y empiecen a resonar voces diversas, se diversifiquen los matices y colores, se abra la puerta a la sorpresa que abre a un mundo nuevo en casi todas las Parábolas.
Por eso, no basta con Francisco. Francisco sabe que no basta sólo con Francisco.
* Consejero General y Asistente para América Latina Meridional de la Compañía de Jesús.
http://larepublica.pe/politica/15741-no-basta-con-francisco

Mujer en Windsor lucha por “la justicia para las mujeres en la Iglesia Católica


Barbara Billey que se ordena como sacerdote con la Asociación de Mujeres Sacerdotes católicos romanos

Publicado: 25 de julio 2015 7:00 am

Última actualización: 25 de julio 2015 7:00 am

El Vaticano no apoya la Asociación de Mujeres Sacerdotes católicos romanos, pero la organización afirma que es legítimamente Católica Romana.

El Vaticano no apoya la Asociación de Mujeres Sacerdotes católicos romanos, pero la organización afirma que es legítimamente Católica Romana. Amy de Dodge / CBC

Como mujer de la fe católica romana, de Windsor Barbara Billey no sabía que podía llegar a ser sacerdote.

Eso cambió después de que ella pasó 10 días en un retiro de silencio en una iglesia episcopal en Michigan.

“Después de que el servicio, alguien se acercó a mí – que también estaba en un retiro – y creo que era un sacerdote en esa tradición Él dijo. ‘¿Es usted un sacerdote? y yo le dije, ‘no’ y lo miré y sentí en mi corazón un ‘sí’ “, dijo Billey.

Sábado, Billey se convertirá en la primera mujer sacerdote ordenado con la Asociación de Mujeres Sacerdotes católicos romanos nacidos en Windsor.

Casi inmediatamente después de esa conversación en Michigan, que se tenía hace cinco años, Billey comenzó a asistir a todos los santos Iglesia Anglicana en Windsor.

“Creyendo que sería mi única opción para ser sacerdote en la tradición anglicana,” dijo ella. “Pero después de un año y medio, algo cambió en mí y las condiciones no sólo se siente bien para seguir en ese camino.”

Se preguntó cómo podría cumplirse su intensa vocación espiritual.

A continuación, en el fin de semana de Pentecostés, ella recibió un artículo en el correo de un amigo. Fue ese pedazo de correo que le presentó a la Asociación de Mujeres Sacerdotes católicos romanos.

Billey enviado por correo electrónico a un obispo en la asociación y que se reunió el fin de semana siguiente.

“Ese camino se encendió”, dijo.

Billey se convertirá en una de las más de 200 mujeres ordenadas de la asociación, en todo el mundo.

Bridget María Meehan ordenará a illey.

“Ella es sólo una vibrante reflexión tales, radiante de amor y compasión”, dijo

Asociación no reconocida por el Vaticano

Billey ha estado activo en el ministerio durante dos años en Windsor, y dijo que con frecuencia asiste a una iglesia católica en Windsor, pero ella no quiso revelar cuál a la privacidad de su familia.

“Hay gente en mi vida que podía sentir algo de molestia en mí nombrar a eso”, dijo.

Billey dijo que suspenderá su participación en la iglesia católica local, una vez que se ordena.

“La visión a largo plazo, por supuesto, es que la iglesia católica romana sería incluyente de las mujeres en todos los niveles del ministerio”, dijo. “Creo que sólo podemos ser conjunto, es decir, los sacramentos, la Iglesia, el pueblo de Dios, sólo puede ser todo cuando todas las personas se incluyen y que incluirían, no sólo a las mujeres sino a todas las personas que han sido marginados.”

El Vaticano no apoya la Asociación de Mujeres Sacerdotes católicos romanos, pero la organización afirma que es legítimamente Católica Romana.

Meehan cree la Asociación de Mujeres Sacerdotes católicos romanos es legítimamente romana católica porque primeras mujeres obispos de la asociación fueron ordenados por un obispo católico masculino

“Pasaron de lo que la Iglesia llama a la sucesión apostólica,” dijo ella.

Janice Sevre-Duszynska, de Lexington Kentucky y que es ordenada con la Asociación de Mujeres Sacerdotes católicos romanos, dice que su asociación no discrimina.

“Jesús dio la bienvenida a todos”, dijo. “Estamos rompiendo una ley injusta, y somos un movimiento por la justicia para las mujeres en la iglesia, incluyendo la ordenación, y las mujeres en la sociedad.

“Todo el mundo es bienvenido en nuestra mesa. Eso significa que los católicos divorciados, antiguos católicos, no católicos, homosexuales, lesbianas, bisexuales, transexuales, también.”

Sevre-Duszynska espera que el Papa algún día “abrazar a la mujer.”

“Él está haciendo este tipo de cosas buenas en el mundo, esas cosas maravillosas”, dijo. “Nombrar comportamientos opresivos, de cuidar de la tierra, nombrando a la dureza del capitalismo donde tantos están oprimidos, y vida de las personas son tan frágiles, debido a la disparidad económica.

“Es un signo de los tiempos, para las mujeres al sacerdocio, dar un paso adelante y decir ‘estoy listo'”.

Padre John Comiskey de la Diócesis Católica de Londres dice que las mujeres son excomulgadas a sí mismas al ser ordenadas como sacerdotes.

“Ellas no están en comunión con nosotros, que no están en unión con nosotros en la fe”, dijo. “Este no es un grupo que está conectado oficialmente a la católica como esperaríamos o como ellos esperarían o como parecen dar a entender.

“La Iglesia Católica no tiene mujeres sacerdotes. Porque ellos se llaman eso no significa necesariamente que estén conectados a la Iglesia Católica Romana como la gente entiende Católica Romana”.

http://www.cbc.ca/m/touch/canada/windsor/story/1.3166730

Asesor del Vaticano: los sacerdotes casados, las mujeres diáconos añadiría ‘dinamismo’


 |  NCR Hoy

“Los sacerdotes casados ​​y mujeres diáconos deben ser presentada de nuevo tan pronto como sea posible. Eso traería un nuevo dinamismo a la iglesia”, Dietmar Winkler, el futuro decano de Católica Facultad de Teología de la Universidad de Salzburgo, dijo al diario austriaco Salzburger Nachrichten en una entrevista durante el Festival de Salzburgo .

Dijo que no podía ver por qué los hombres que se sienten llamados al sacerdocio deben ser forzados a permanecer célibes. El ascetismo, que sensación religiosa llamada a, es un carisma que no podía ser forzado a la gente, dijo Winkler.

Dijo que el celibato obligatorio no se introdujo por varios cientos de años, y por diversas razones, una de ellas era para evitar dinastías imperiales de heredar las posesiones de la iglesia.

Preguntado qué pasaría si los sacerdotes que se casaron fueron a divorcian, Winkler dijo que había muchos sacerdotes que no pudieron permanecer célibes. Si no siempre era posible. “Jesús vino a la quebrada y no a la perfecta”, dijo.

¿Significaba eso que uno puede casarse dos veces? se le preguntó.

La Iglesia ortodoxa ha encontrado una buena solución, dijo: Se ha casado con sacerdotes, y bajo ciertas condiciones, permite volver a casarse en la iglesia después del divorcio. Según presentar la doctrina católica, los socios de un segundo matrimonio viven en pecado permanente. “Creo que [es] muy mal y esta cuestión será un crunchpoint agarre en el sínodo de octubre”, dijo Winkler. “La discusión de la teología del matrimonio es una necesidad.”

El tema de las mujeres sacerdotes es “teológicamente complicado”, dijo, pero las mujeres diáconos “, que [se] bien documentados hasta la Edad Media,” debe ser presentada de nuevo tan pronto como sea posible.

Winkler, de 52 años, un patrólogo y orientalista conocido, fue nombrado asesor del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad Cristiana por el Papa Benedicto XVI y confirmado en este cargo por el Papa Francisco. También es asesor de la Congregación para las Iglesias Orientales.

[Christa Pongratz-Lippitt es el corresponsal de Austria para el católico semanario londinense  The Tablet .]

http://ncronline.org/blogs/ncr-today/vatican-adviser-married-priests-women-deacons-would-add-dynamism

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 408 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: