COLOMBIA!!!Corte Suprema se quedaría sin facultades para investigar y juzgar congresistas


  • Imagen de Archivo de la Corte Suprema. FOTO: COLPRENSA.

COLOMBIA CORTE SUPREMA DE JUSTICIAJUSTICIA

RICHARD AGUIRRE FERNÁNDEZ | PUBLICADO EL 16 DE JULIO DE 2019

La Presidencia de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia le envió una carta a la Secretaría Jurídica de la Presidencia de la República, mostrando su preocupación porque, con la aprobación de la ley que dejaba sin piso alrededor de 10.667 leyes obsoletas, también se está tumbando la Ley 600 de 2000, la cual permite a la Corte Suprema investigar y juzgar a los funcionarios con fuero en el país, es decir los congresistas.

Para que quede más claro, prácticamente la Corte Suprema de Justicia, en estos procesos de los aforados, que se tramitan por la Ley 600, se quedaría sin competencias para investigar y juzgar, y quedarían en un limbo jurídico alrededor de 848 expedientes que tramita en la actualidad la Sala de Casación Penal.

Según la oficina de prensa de la Corte Suprema, se trata de 237 en la Sala de Casación Penal, en segundas instancias o recursos de revisión o casación; 520 en la Sala Especial de Instrucción, básicamente contra congresistas o excongresistas; y 91 en la Sala Especial de Primera Instancia.

Asimismo, la Corte explica que todos los procesos contra aforados constitucionales se tramitan por esta ley, lo que aumenta mucho más la preocupación.

El limbo jurídico es aún más grande, pues según expone la Corte, el proyecto de ley que incluyó esta derogatoria, además de otras normas, no previó ninguna norma, regulación o mecanismo de transición, porque además la Ley 600 contempla un sistema inquisitivo distinto al acusatorio de la Ley 906.

Sobre este panorama, Iván Cancino, abogado penalista, señala que es “loable” que el Gobierno Nacional busque sacar de funcionamiento las leyes que no se aplican o están en desuso, pero no es el caso de esta ley, “porque la Ley 600 no está en desuso”, expresa Cancino.

Por otra parte, reitera que tanto fiscalías como tribunales y la Corte llevan procesos en curso que, por ahora, no se afectarían, pues “no pueden derogar procesos en curso, pero todavía hay delitos que se cometieron bajo la Ley 600 que podrían ser investigables hasta la prescripción de los mismos”, es decir, a juicio de Cancino, en 2028, como mínimo.

El doctor en Derecho Francisco Bernate coincide con Cancino, al destacar que si esto se mantiene, provocaría “una hecatombe judicial”.

Cancino agrega que “no es lógico, ni jurídico y no aguantaría un análisis constitucional la derogatoria de la ley 600 para Colombia”, y llamó la atención del Gobierno Nacional, para que tenga claro “que no es una ley obsoleta, no sé por qué la metieron, pero tienen que retirarla de manera inmediata, porque como lo dijo la Corte y lo hemos dicho varios abogados, es una ley que se aplica todavía y que hay delitos con prescripciones de 20 o 30 años”.

Al respecto, el exmagistrado de la Corte Suprema Jaime Arrubla, señaló que es “un error inexcusable”, y además agrega que aunque con la objeción se suspende su vigencia, “quedó muy mal el equipo jurídico del gobierno. Pues era una iniciativa de Minjusticia”.

Una idea similar tiene el exfiscal General Mario Iguarán, quien precisó que es “una ligereza pues hoy por hoy se siguen tramitando procesos por la Ley 600. Y procesos por casos de mucha trascendía cono los de violación de Derechos Humanos”.

Desde el Gobierno

En un comunicado de prensa, el Ministerio de Justicia informó que el Gobierno Nacional, tras conocer las implicaciones de esta ley, decidió objetar parcialmente el proyecto de ley de Depuración Normativa por inconveniencia, con el principal objetivo de eliminar cualquier riesgo que pudiera existir sobre la Ley 600 del año 2000.

“Este proyecto de Ley fue radicado en el primer semestre de 2018, luego de un proceso de más de 9 años que implicó la revisión, sistematización y clasificación de las normas objeto de depuración que terminó con un inventario de más de 10.500 normas, donde se incluyó la Ley 600 de 2000 para aclarar sus efectos frente a la entrada en vigencia de la Ley 906 de 2004”.

Cancino y Bernate señalaron que, de mantenerse, se caerían procesos como los magnicidios de Luis Carlos Galán y Álvaro Gómez Hurtado. En relación con Antioquia, el caso de Santiago Uribe Vélez también quedaría en el limbo.

http://www.elcolombiano.com

TSE condena a iglesia católica y evangélica por usar religión con fines políticos


  • Los condena al pago de costas, daños y perjuicios causados.
  • Les ordena abstenerse de participar en campaña electoral.
Luis Antonio Sobrado, Magistrado Presidente del Tribunal Supremo de Elecciones. Foto: Luis Madrigal / El Mundo CR

San José, 06 mar (elmundo.cr)- El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) declaró parcialmente con lugar un recurso de amparo electoral contra la Conferencia Episcopal de Costa Rica y la Federación Alianza Evangélica Costarricense.

El recurso presentado el pasado 22 de enero se presentó contra la difusión del denomiado “Manifiesto conjunto” durante la “Jornada de oración por Costa Rica” celebrada el 18 de enero de 2018.

De acuerdo con los magistrados el “Manifiesto conjunto” mezcla términos propios de la actividad político electoral y expresiones religiosas que, al conjugarse, representaron una amenaza para el libre ejercicio del sufragio.

“(…) invitar a los cristianos a ejercer el sufragio “meditando [el voto] delante de Dios y de sus conciencias”, al tiempo en que externaban su postura frente a temas polémicos que han sido de especial interés durante el proceso electoral, sí tenía el alcance necesario para inducir e influir (…) a votar por ciertos partidos o a abstenerse a hacerlo por otros (…) según coincidan o no con las posiciones asumidas por las organizaciones recurridas” señalan.

La resolución fue notificada a las partes este martes 6 de marzo y en esta los jueces electorales ordenan a ambas iglesias abstenerse de acciones como las que dan lugar a la estimación del recurso de amparo resuelto y las condenan al pago de las costas, daños y perjuicios causados, a liquidar en la vía de lo contencioso-administrativo.

Asimismo, dado que la difusión del “Manifiesto conjunto” podría constituir una infracción a la prohibición de invocación de motivos religiosos en la propaganda política, establecida en el artículo 136 del Código Electoral, el TSE trasladó copia certificada del expediente a la Inspección Electoral a fin de que investigue preliminarmente los hechos.

El recurrente, además denunció la “jornada de oración” y  la “Segunda Caminata por la vida y la familia según Dios”, realizada el 3 de diciembre de 2017, sin embargo, el TSE consideró que esas no constituyeron una infracción a la prohibición constitucional y, por ello, declaró sin lugar el recurso de amparo en esos extremos.

http://www.elmundo.cr

Cómo ser casta y no morir en el intento


La Iglesia Católica “premia” con la beatificación a las mujeres que defiendan con su vida la idea cristiana de “castidad”.Macarena AmoresEnviado por comunicacion el Mar, 16/07/2019 – 14:01


Así lo ha manifestado el arzobispo de Burgos, Fidel Herráez Vega, en una carta publicada en el portal del Opus Dei y de la que se han hecho eco varios diarios esta misma semana. Y para justificar esta acción no ha dudado en utilizar la historia y el recuerdo de una víctima de violencia machista, la de Marta Obregón, una joven de 22 años asesinada por Pedro Luis Gallego, el “violador del ascensor”, en 1992. Marta era católica y había manifestado en muchas ocasiones su deseo de ser misionera, entregándose vocacionalmente a las ideas de la religión cristiana. Por esta razón, la Iglesia Católica lleva desde el año 2011 realizando todos los trámites pertinentes que permitan convertirla en mártir.

El mensaje, muy sutil, es igualmente muy peligroso. Si te matan al intentar agredirte sexualmente es porque te habrás resistido con todas tus fuerzas. Si por el contrario sobrevives, a pesar de haber sido violada y maltratada, no resultarás creíble para nadie puesto que no pusiste todo tu empeño en defender el don más importante en una mujer: la castidad. ¿Acaso la Iglesia Católica nos prefiere muertas pero leales al don de la castidad antes que vivas y con secuelas irreparables para toda la vida? ¿Acaso la Iglesia Católica está intentando decirnos que las mujeres que con suerte han conservado su vida después de una agresión sexual son menos creíbles que aquellas otras que han muerto asesinadas y violadas? ¿Acaso las que murieron se defendieron mejor? ¿Acaso está intentando decirnos la Iglesia Católica que su idea de “castidad” es muchísimo más valiosa que la vida de una mujer?

Conocemos las palabras de este “hombre de Dios” en un contexto social sacudido por los numerosos casos de violaciones y agresiones a mujeres. Todavía no ha finalizado el juicio contra la ya conocida “manada de Manresa”, acusada de violar a una menor de 14 años, y ya ha transcendido que otro grupo de hombres atacaron a otra chica de 17 años, violándola de madrugada en Manresa hace apenas tres días. Por no hablar de la vergonzosa actuación del poder judicial en el caso de la manada de los Sanfermines y que ahora, después de todo el calvario político, social y mediático que ha tenido que soportar la víctima, por fin y gracias a la presión que desde la calle el Movimiento Feminista ha realizado, se ha condenado a los agresores por violación y no por abuso, como pretendían los sectores machistas y religiosos de este país. Ante todo este panorama, la Iglesia Católica vuelve a exponerse para dar su opinión retrógrada sobre cómo debemos las mujeres actuar ante una agresión sexual. Y nos los dicen personas que nacieron siendo hombres y por lo tanto con los privilegios propios de su género, entre ellos el no ser acosado ni agredido ni asesinado por el hecho de haber nacido con pene.

Para la Iglesia Católica la culpa es siempre de la mujer

No lo pueden remediar. Es así como aprendieron e interiorizaron la supuesta palabra de Dios, asimilando que la mujer es un ser inferior y que es la causa de todas las desdichas del ser humano. Y esta idea no es exclusiva de los católicos. La mujer es la “enemiga número uno” en muchas otras religiones cuyos dogmas mantienen en pleno siglo XXI a miles de mujeres y niñas en una profunda desigualdad. Y en este sentido, lo mejor que le podía pasar a la Iglesia Católica es que algunos le compren su discurso, proyectándoles desde instituciones “democráticas”, como está ocurriendo con la extrema derecha nacional representada en VOX.

De nuevo la Iglesia Católica vuelve a culpar a la mujer de los actos que cometen algunos hombres contra la libertad sexual de las personas. Y pretenden que sean sus delitos nuestra responsabilidad –o nuestros pecados- convenciéndonos de “castidad o muerte”. La castidad, según la RAE, es la virtud de abstenerse de todo goce sexual. ¿Puede entenderse desde el sentido común que se puede “gozar” en un acto de  sometimiento en el que te obligan a mantener una relación sexual por la fuerza?

La Iglesia Católica se equivoca de destinario en su mensaje sobre “castidad”. Este no debería ir dirigido a las mujeres, víctimas potenciales de agresiones y violaciones sexuales desde que nacen, sino a quienes no pueden contener precisamente ese deseo por poseer “por cojones” a una mujer.  Son ellos los que agreden, acosan, violan y asesinan por apetito sexual en una sociedad en la que nos han inculcado desde pequeños y pequeñas que la mujer es un mero objeto, a merced de quien tiene más fuerza, más credibilidad, más oportunidades, más poder.

La Iglesia Católica, a través de estos personajes siniestros que se autoproclaman representantes de Dios en la tierra, guías espirituales y maestros morales, sigue más activa que nunca en su eterna cruzada contra la libertad y la dignidad de la mitad de la Humanidad. No todo vale y no se pueden tolerar, por mucha parafernalia “democrática” que este Estado necesite para continuar apuntalando el sistema patriarcal, estas declaraciones de una institución que debe salir ya de la vida política y social de una sociedad avanzada (supuestamente).

No somos culpables. Somos las víctimas y quienes justifican nuestra “cruz”, cómplices del terrorismo machista.

Cómo ser casta y no morir en el intento


La Iglesia Católica “premia” con la beatificación a las mujeres que defiendan con su vida la idea cristiana de “castidad”.Macarena AmoresEnviado por comunicacion el Mar, 16/07/2019 – 14:01


Así lo ha manifestado el arzobispo de Burgos, Fidel Herráez Vega, en una carta publicada en el portal del Opus Dei y de la que se han hecho eco varios diarios esta misma semana. Y para justificar esta acción no ha dudado en utilizar la historia y el recuerdo de una víctima de violencia machista, la de Marta Obregón, una joven de 22 años asesinada por Pedro Luis Gallego, el “violador del ascensor”, en 1992. Marta era católica y había manifestado en muchas ocasiones su deseo de ser misionera, entregándose vocacionalmente a las ideas de la religión cristiana. Por esta razón, la Iglesia Católica lleva desde el año 2011 realizando todos los trámites pertinentes que permitan convertirla en mártir.

El mensaje, muy sutil, es igualmente muy peligroso. Si te matan al intentar agredirte sexualmente es porque te habrás resistido con todas tus fuerzas. Si por el contrario sobrevives, a pesar de haber sido violada y maltratada, no resultarás creíble para nadie puesto que no pusiste todo tu empeño en defender el don más importante en una mujer: la castidad. ¿Acaso la Iglesia Católica nos prefiere muertas pero leales al don de la castidad antes que vivas y con secuelas irreparables para toda la vida? ¿Acaso la Iglesia Católica está intentando decirnos que las mujeres que con suerte han conservado su vida después de una agresión sexual son menos creíbles que aquellas otras que han muerto asesinadas y violadas? ¿Acaso las que murieron se defendieron mejor? ¿Acaso está intentando decirnos la Iglesia Católica que su idea de “castidad” es muchísimo más valiosa que la vida de una mujer?

Conocemos las palabras de este “hombre de Dios” en un contexto social sacudido por los numerosos casos de violaciones y agresiones a mujeres. Todavía no ha finalizado el juicio contra la ya conocida “manada de Manresa”, acusada de violar a una menor de 14 años, y ya ha transcendido que otro grupo de hombres atacaron a otra chica de 17 años, violándola de madrugada en Manresa hace apenas tres días. Por no hablar de la vergonzosa actuación del poder judicial en el caso de la manada de los Sanfermines y que ahora, después de todo el calvario político, social y mediático que ha tenido que soportar la víctima, por fin y gracias a la presión que desde la calle el Movimiento Feminista ha realizado, se ha condenado a los agresores por violación y no por abuso, como pretendían los sectores machistas y religiosos de este país. Ante todo este panorama, la Iglesia Católica vuelve a exponerse para dar su opinión retrógrada sobre cómo debemos las mujeres actuar ante una agresión sexual. Y nos los dicen personas que nacieron siendo hombres y por lo tanto con los privilegios propios de su género, entre ellos el no ser acosado ni agredido ni asesinado por el hecho de haber nacido con pene.

Para la Iglesia Católica la culpa es siempre de la mujer

No lo pueden remediar. Es así como aprendieron e interiorizaron la supuesta palabra de Dios, asimilando que la mujer es un ser inferior y que es la causa de todas las desdichas del ser humano. Y esta idea no es exclusiva de los católicos. La mujer es la “enemiga número uno” en muchas otras religiones cuyos dogmas mantienen en pleno siglo XXI a miles de mujeres y niñas en una profunda desigualdad. Y en este sentido, lo mejor que le podía pasar a la Iglesia Católica es que algunos le compren su discurso, proyectándoles desde instituciones “democráticas”, como está ocurriendo con la extrema derecha nacional representada en VOX.

De nuevo la Iglesia Católica vuelve a culpar a la mujer de los actos que cometen algunos hombres contra la libertad sexual de las personas. Y pretenden que sean sus delitos nuestra responsabilidad –o nuestros pecados- convenciéndonos de “castidad o muerte”. La castidad, según la RAE, es la virtud de abstenerse de todo goce sexual. ¿Puede entenderse desde el sentido común que se puede “gozar” en un acto de  sometimiento en el que te obligan a mantener una relación sexual por la fuerza?

La Iglesia Católica se equivoca de destinario en su mensaje sobre “castidad”. Este no debería ir dirigido a las mujeres, víctimas potenciales de agresiones y violaciones sexuales desde que nacen, sino a quienes no pueden contener precisamente ese deseo por poseer “por cojones” a una mujer.  Son ellos los que agreden, acosan, violan y asesinan por apetito sexual en una sociedad en la que nos han inculcado desde pequeños y pequeñas que la mujer es un mero objeto, a merced de quien tiene más fuerza, más credibilidad, más oportunidades, más poder.

La Iglesia Católica, a través de estos personajes siniestros que se autoproclaman representantes de Dios en la tierra, guías espirituales y maestros morales, sigue más activa que nunca en su eterna cruzada contra la libertad y la dignidad de la mitad de la Humanidad. No todo vale y no se pueden tolerar, por mucha parafernalia “democrática” que este Estado necesite para continuar apuntalando el sistema patriarcal, estas declaraciones de una institución que debe salir ya de la vida política y social de una sociedad avanzada (supuestamente).

No somos culpables. Somos las víctimas y quienes justifican nuestra “cruz”, cómplices del terrorismo machista.

François Houtart: Necesitamos una nueva definición de economía


francois

Jueves 11 de Julio de 2019

Cuando Hugo Chávez asume la presidencia de Venezuela en el año 1999, François Houtart decide vivir en América del sur, particularmente en Ecuador. En Quito será acogido por la Fundación del Pueblo Indio del Ecuador[1] en donde permanecerá hasta al 6 de junio del 2017, su último día de vida.

En el mes de noviembre del 2012 encontré y entrevisté a François Houtart en Quito después de haber leído su texto “Deslegitimar el capitalismo, reconstruir la esperanza”. Además, tuve el inmenso placer de asistir en una clase magistral suya en el seminario internacional “Sumak Kawsay y el planeta”[2]realizado en la localidad Pucahuaico[3] en el mismo año.

DM: Usted ha declarado que se necesita construir un paradigma alternativo al capitalismo. ¿Cuáles son los elementos constitutivos de este nuevo paradigma?

FH: Son: a) la vinculación con la naturaleza, b) la producción material para vivir, c) la organización colectiva, d) la cultura. El capitalismo destruye las dos fuentes de su propia riqueza: la naturaleza y el trabajo. Frente a eso necesitamos la transformación y la constitución de un nuevo paradigma. Debemos reconstruir la relación con la naturaleza. Pasar de la explotación al respecto de la vida como fuente natural. Es fundamental inspirarnos en los pueblos originarios de América Latina que conviven con la Pachamama[4] y alimentan el Sumak Kawsay. Necesitamos una nueva definición de la economía que no puede ser solamente agregar valor en función de los intereses de unos pocos. Es indispensable redefinir la economía como una actividad humana colectiva que produce la base material de todas las vidas: la vida material, la vida física, la vida cultural y la vida espiritual de todos los seres humanos del planeta.

Para superar el capitalismo debemos privilegiar el valor de uso al valor de cambio. El sistema capitalista da prioridad al valor de cambio para transformar todo en mercancía.  Se debe replantear una nueva y diferente organización colectiva de la humanidad, la cual, no puede realizarse sin la universalización de un proceso de democratización de todas las instituciones (políticas, económicas, sociales culturales, deportistas, religiosas). Y finalmente la interculturalidad. Hemos definido y construido el desarrollo en función de la cultura occidental – capitalista. Ya no podemos marginalizar o destruir todas las otras culturas. Debemos reconocer y estudiar todas las culturas, todos los saberes, todas las religiones. Eso contribuye a la construcción del Bien Común de la humanidad.

DM: En su libro “Deslegitimar el capitalismo, reconstruir la esperanza” habla de la teología de la liberación como sujeto crítico al actual sistema capitalista. ¿Cuál es, para usted, la crítica principal de la Teología de la Liberación hoy?

FH: La Teología de la Liberación es contextual, es decir, se construye en la realidad humana. La especificidad de esta Teología reposa en la contextualización de la realidad con los ojos de los pobres. El Evangelio obliga justamente a ver la realidad y el contexto en función de la situación de los pobres y de los oprimidos.  La pobreza se crea mediante las relaciones sociales y no es algo natural. En este sentido la Teología de la Liberación desarrolla una crítica al paradigma capitalista en cuanto crea una enorme concentración de riquezas en pocos grupos y al mismo tiempo fomenta pobreza en la gran mayoría de la población.

DM: Usted participó en el Concilio Vaticano II. Después del mismo Concilio surge una iglesia liberadora en el obispado latinoamericano. En Ecuador la figura más representativa de esta iglesia fue el Monseñor Leonidas Proaño ¿Cuál fue el compromiso mayor del mismo Monseñor con los oprimidos de su país?

FH: Conocí a Monseñor Proaño cuando fue nombrado obispo[5]. Cuando empezó su trabajo en la Diócesis de Riobamba se impresionó por la situación de pobreza en la que vivían los indígenas de su provincia. Le impactó la terrible opresión que sufrían los mismos indígenas por parte de los terratenientes. Por eso, con su convicción cristiana muy profunda llegó a la conclusión que el mensaje de Cristo no podía ser auténtico sin los principios de la teología de la liberación. Él fue miembro del CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano) y fue muy activo en este Consejo. El CELAM, durante el Concilio Vaticano II, al contrario de lo que se esperaba – no siguió al episcopado españoles o portugueses que eran muy conservadores. A la conclusión del Concilio Proaño, una vez regresado a su país, se concentró de manera particular en el trabajo de concientización  de los pueblos indígenas.

DM: En el mismo texto, “Deslegitimar el capitalismo, reconstruir la esperanza”, analiza la crisis de la Teología de la Liberación y la extensión la Teología de la Prosperidad. ¿A qué se refiere exactamente con esta nueva Teología?

FH: Hoy día se habla de una crisis de la teología de la liberación. La apertura de la economía mundial al neoliberalismo, la transformación del papel de los organismos financieros internacionales convertidos en instrumentos directos de esta filosofía económica, han hecho del capitalismo como el único maestro del juego. Se ha desarrollado una nueva cultura, la idea de que no hay alternativas al mercado capitalista. Los nuevos movimientos religiosos se desarrollan centrados en las necesidades individuales de búsqueda de sentido y de nuevas solidaridades interpersonales. Se extiende la “Teología de la Prosperidad” que pone lo divino al servicio de una posibilidad cada vez más aleatoria donde propone el intercambio con un Dios que recompensa materialmente a los seres humanos que le sirven ritualmente. Se legitima la riqueza y se la considera como una señal de la bendición de Dios. Esta teoría ignora totalmente los mecanismos económicos y sociales que construyen las riquezas mediante la explotación laboral y el saqueo de los recursos naturales realizado por las grandes multinacionales.

Referencias:

Houtart, François. 2008. Deslegitimar el capitalismo. Reconstruir la esperanza, Colombia: Ruth Editorial.

Grupo de Pensamiento Alternativo. 2019. François Houtart. Vida y pensamiento, Ecuador: Ediciones desde abajo.

[1] Institución fundada por el Monseñor Leónidas Proaño.

[2] El seminario fue realizado por la Fundación del Pueblo Indio en los días 27, 28 y 29 de enero del 2012.

[3] En esta localidad, cerca de San Antonio de Ibarra, reposan los restos del Monseñor L. Proaño.

[4] Madre Tierra en lengua quichua

[5] Fue Obispo de Riobamba desde el año 1954 hasta el año 1985.

http://www.revistacrisis.com

FOLLETO PARA BAJAR: EVANGELICOS Y POLITICOS


FOLLETO SOBRE EVANGÉLICOS Y POLÍTICA

Como GEMRIP, presentamos un nuevo material de análisis introductorio sobre la relación entre evangélicos y política en América Latina, enfocado especialmente a organizaciones de sociedad civil. ¿Cómo entender el avance evangélico en el espacio público? ¿Son todos los grupos evangélicos iguales? ¿Ser evangélico/a es sinónimo de neoconservadurismo? ¿El campo evangélico es homogéneo en términos de pensamientos políticos y teológicos? Estas y muchas otras preguntas son las que dan origen a este folleto, para el debate y diálogo del público general sobre un tema pertinente para nuestros días.

Acceder al material aquí http://www.gemrip.org/…/nuevo-folleto-sobre-evangelicos-y-…/

http://www.gemrip.org/…/nuevo-folleto-sobre-evangelicos-y-…/

La Iglesia prefiere paliar la falta de vocaciones con curas casados o de los ‘kikos’ antes que abrir el sacerdocio a las mujeres


Religión y laicismo

El Vaticano estudiará por primera vez ordenar a varones casados en la Amazonía para cubrir sus necesidades de sacerdotes en zonas remotas
La falta de vocaciones obliga a sopesar los curas con esposa o recurrir a los ultra católicos kikos como cantera. No se contempla levantar el veto a las mujeres

Jesús Bastante  – En religiondigital.com22/06/2019 – 21:24h

Imagen de la reunión que se celebró en el Vaticano para abordar los abusos sexuales de sacerdotes a niños en Irlanda / Osservatore Romano
Reunión de la cúpula católica en el Vaticano / Osservatore Romano

¿Reforma revolucionaria o parche para frenar la crisis vocacional? El próximo Sínodo sobre la Amazonía incluirá, por primera vez en la historia contemporánea de la Iglesia, una petición para el Papa: la ordenación sacerdotal de hombres casados. En principio, una solicitud muy específica para la Amazonía, pero que, de aprobarse, no tardaría en llegar a otros rincones de la Iglesia.

La falta de sacerdotes consigue resquebrajar así un tabú católico. En España, la escasez de vocaciones también ha provocado que los obispos abran sus diócesis a seminarios gestionados por ultracatólicos como loskikos para cubrir sus necesidades sacerdotales. Preocupación en la cúpula católica. Y diferentes alternativas para abordarla que no contemplan recurrir a la mitad de la población vetada al sacerdocio: las mujeres. 

La petición para abrir el sacerdocio a casados estuvo cerca de convertirse en realidad tras el Concilio Vaticano II (1965), pero Pablo VI no se atrevió a aprobarlo. Aunque apenas parece una rendija, es la primera vez que la propuesta llegará de manera oficial al Vaticano. Y, según fuentes vaticanas, Francisco está dispuesto a dar un paso adelante, pese a los movimientos contrarios de los ultracatólicos. “Es una violación a la tradición apostólica”, ya ha sugerido el cardenal Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto, y uno de los líderes de la oposición al Papa.

“Afirmando que el celibato es un don para la Iglesia, se pide que, para las zonas más remotas de la región, se estudie la posibilidad de la ordenación sacerdotal para personas ancianas, preferentemente indígenas, respetadas y aceptadas por su comunidad, aunque tengan ya una familia constituida y estable, con la finalidad de asegurar los Sacramentos que acompañen y sostengan la vida cristiana”, se lee en el Instrumentum Laboris, aprobado este lunes.

De la selva a la España vaciada

En ningún momento se habla de abolir el celibato, y mucho menos de abrir el sacerdocio a la mujer, en otro punto del documento sí se insta al Sínodo a “identificar el tipo de ministerio oficial que puede ser conferido a la mujer, tomando en cuenta el papel central que hoy desempeñan en la Iglesia amazónica” aunque sin vincularlo al sacerdocio, pero lo cierto es que de aprobarse, supondría una puerta abierta que pocos podrían cerrar.

“Si se permiten sacerdotes casados en la Amazonía con la excusa de que no hay vocaciones, o no llega el sacerdote, ¿qué impediría que, con la misma razón, se ordenara a curas casados en aldeas africanas, en las estepas asiáticas… o en la España vaciada?”, se pregunta un obispo español, que reconoce que, una vez aprobado, “la excepción se convertiría en regla”, sin tener que tocar la doctrina.

Y es que el celibato eclesial no es, ni mucho menos, un dogma, como algunos defienden en el caso del veto a la mujer. De hecho, 11 de los 12 apóstoles (todos, excepto Juan), estaban casados. Los Evangelios incluso recogen la visita de Jesús a la suegra de Pedro, el primer Papa.

Cuando los curas se casaban

Los curas (siempre hombres) siempre se casaban, y hasta hubo Papas que tuvieron hijos que llegaron a Papa, como el caso de Silverio (siglo VI). Sin embargo, el incremento del poder económico y político del estamento eclesial hizo que, entrada la Edad Media, comenzara a imponerse la obligación de la soltería para los clérigos. No era tanto por una cuestión doctrinal, sino meramente económica: los hijos de curas y de obispos pugnaban por la herencia del padre, que acabó siendo de la diócesis.

La reforma gregoriana (siglo XI) promulgó la doctrina del celibato obligatorio, que se hizo definitiva en el II Concilio de Letrán de 1139. Desde entonces, los curas tienen que mantener la castidad, o al menos no oficializar su relación, y mucho menos tener hijos (un clérigo con hijos es automáticamente expulsado).

Pese a la prohibición, lo cierto es que en la propia Iglesia católica, ya existen los curas casados, permitidos por la institución. Incluso con hijos. Así, algunas Iglesias de rito oriental, como los coptos egipcios, permiten la ordenación de casados; también la Iglesia greco-católica de Ucrania, que retornó a Roma en 1696 manteniendo sus tradiciones, entre ellas la del celibato opcional; y, más recientemente, los sacerdotes casados anglicanos o episcopalianos que se integran en la Iglesia católica. Eso sí: si enviudan ya no podrían volver a casarse.

“El celibato es antievangélico”

Con todo, tras el Concilio Vaticano II miles de sacerdotes colgaron los hábitos para casarse, pero continuaron reivindicando su condición de sacerdotes (el orden sacerdotal es un sacramento que, como tal, imprime carácter. Esto es: un cura legítimamente ordenado sigue siéndolo aunque se comprometa a no ejercer tras casarse).

En todo el mundo, existen unos 90.000, alrededor de 6.500 en España, agrupados en torno al Movimiento Por el Celibato Opcional, que en España lideran el matrimonio formado por Andrés y Tere, y el sacerdote casado Julio Pinillos. Pinillos sostiene que “el celibato obligatorio es antievangélico”, según contaba en RD. Y esperan que la petición formulada al Papa sea el comienzo de un camino que concluya con el fin del celibato. Y que se haga por razones pastorales, y no por la creciente escasez vocacional, que se hace sentir especialmente en la Iglesia europea.

Lo del veto a la mujer es una puerta que, por el momento, este Papa no parece dispuesto a abrir.

Más información en religiondigital.com

http://www.eldiario.es/sociedad/rebajas-cura_0_912359497.html

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: