Perspectivas al final de la segunda década del siglo XXI: Oscar Ugarteche




ALAI AMLATINA, 18/03/2019.- En el presente artículo vamos a repasar por los acontecimientos políticos y sociales que marcan la pauta económica de la primera parte del siglo.  Un referente es lo acontecido en la misma etapa en los siglos XIX y XX para ver si estamos o no ante una señal auspiciosa.  Lo que está claro es que se está ante un horizonte conflictivo que no tiene señales de acabar pronto.

Algunos referentes de inicios de siglo XIX y XX

Al final de la segunda década del siglo XIX, las repúblicas americanas culminaban la etapa final de sus luchas por la independencia española y España entraba en una espiral de debilitamiento hegemónico frente a la industrial Gran Bretaña y el liberalismo económico. De otro lado, los Estados germánicos, bajo la influencia de Federico List, impulsaban una unión aduanera, la primera de su tipo.  La visión industrialista de List subyacía a sus críticas al liberalismo británico y los británicos, frente a España, se encargaron de equipar y financiar a las tropas independentistas de Bolívar.  Los ferrocarriles a vapor de agua eran la tecnología del progreso y reducían las distancias.  Las migraciones masivas de España hacia América latina y de Gran Bretaña hacia Estados Unidos marcaron huella.

Al final de la segunda década del siglo XX, en 1919, se firmó el Tratado de Versalles y se fundó la primera organización multilateral: la Liga de las Naciones, con su oficina de inteligencia económica, junto con la Organización Internacional del Trabajo y la Organización Mundial de la Salud.  La revolución rusa había triunfado en noviembre de 1917 y la revolución mexicana estaba en plena lucha.  Se estaba en los albores de la deflación de 1920 y del estancamiento europeo de la década de 1920.  En China los europeos estaban consolidando Shanghái como un gran centro comercial y Japón había establecido en la Península de Corea un poder militar.  Estados Unidos se había instalado en el Istmo de Panamá con el Canal recién inaugurado y todos los imperios europeos fueron derrotados en la I Guerra Mundial, salvo Gran Bretaña que comenzaría su declive como país altamente endeudado con los Estados Unidos.  El motor a combustión con combustible fósil era la tecnología del progreso.  Aviones, automóviles y barcos reducían las distancias.  Las migraciones masivas de post guerra desde Europa hacia el continente Americano marcaron a la mayor parte de los países.

Las guerras y el mundo al que entramos[1]

El final de la segunda década del siglo XXI se caracteriza por el debilitamiento de los organismos multilaterales ante un resurgimiento de nacionalismos localizados en Europa, Estados Unidos y en menor medida en América Latina.  Las guerras, que debían ser prevenidas por la Liga de las Naciones, y luego por Naciones Unidas hoy son imprevisibles. Tras la proclama del fin de la historia de Fukuyama, lo que se observa es que hay más guerras en simultáneo que nunca en la historia pero que tienen una forma diferente.  Son luchas entre sectores de oprimidos y opresores, en algunos casos religiosas.  Todas son en espacios geográficos donde hay petróleo o gas y en todas está involucrado Estados Unidos de alguna manera.

1) La segunda guerra del Congo (1998–2003)[2] que se inició en el siglo XX en un área donde hay riqueza petrolera y minera lleva desde 1998 tres millones de muertos y continúa con menor intensidad con la presencia de 113,000 fuerzas de paz bajo el auspicio de Naciones Unidas desde el 2003.  

2) La guerra civil siria desatada tras la invasión occidental a Irak y al mismo tiempo de la Primavera Árabe del 2011.  Tiene como actores a grupos políticos y religiosos y a gobiernos como Estados Unidos, Rusia, Turquía, Israel.  Lleva 365,679 personas muertas a febrero del 2019.  (Syrian Observatory for Human Rights)[3].  

3) La guerra de Irak, que se inició en el 2003 con una invasión occidental bajo el argumento falso que habían armas de destrucción masiva.  Ha provocado, hasta inicios del 2019, 288,000 muertos.  

4) La guerra de Afganistán[4], iniciada en el 2001, poco después del ataque a las Torres Gemelas en Nueva York y otros blancos, por un grupo de 19 árabes saudíes asociados a Al Qaeda, grupo paramilitar religioso.  Lleva 100,000 muertos hasta febrero del 2019 entre los de Afganistán y los civiles muertos en Pakistán.  

5) La Guerra de Boko Haram[5], cuyo nombre significa “la occidentalización es un sacrilegio”, que comenzó cuando se fundó el grupo en Nigeria en el 2002, poco después de los ataques de Al Qaeda en Estados Unidos.  Se desarrolla en un país rico en petróleo con una mala distribución del ingreso y con un proyecto de surtir a Europa a través de un oleoducto que atraviese África.  La consecuencia de esta guerra es el desplazamiento de 2 millones de personas.  

6) La guerra Civil de Yemen, iniciada con la Primavera Árabe, que fue una lucha por la permanencia en el poder del presidente electo ʿAlī ʿAbd Allāh Ṣāliḥ.  Luego entraron a la lucha Al Qaeda, apoyando a los rebeldes Houthi, y del otro lado Arabia Saudí, con el respaldo de Estados Unidos al gobierno del presidente Hadi, que sucedió a As Salih en el 2015.  Es un país rico en gas natural y minerales diversos. Llevan 80,000 muertos desde el 2015 según Yemen for the Armed Conflict Location and Event Data Project (ACLED)[6].  

7) El conflicto de Ucrania, que se inició en el 2013 cuando el presidente pro-ruso de Ucrania, Viktor Yanukovich, rechazó el acuerdo de asociación con la Unión Europea a favor de lazos más estrechos con Rusia.  Kiev, la capital ucraniana, estalló en protestas callejeras y los manifestantes establecieron un campamento permanente en la Plaza de la Independencia.  Los enfrentamientos entre la policía (pro rusa) y los manifestantes (pro europeos) se volvieron cada vez más violentos.  El Acuerdo de la Asociación entre Ucrania y la Unión Europea se firmó en marzo del 2014 bajo la presidencia de Oleksandr Turchínov.[7]  En el proceso, se desató la violencia entre los sectores pro rusos y los pro europeos, lo que llevó a que las fuerzas de seguridad del gobierno abrieran fuego contra los manifestantes.  La reacción violenta que se produjo en febrero del 2014 barrió a Yanukovich del poder, y él huyó a Rusia.  Al mismo tiempo, en febrero del 2014 el ejército ruso invadió la Península de Crimea para asegurar la salida rusa al Mar Negro, donde se encuentran las bases navales rusas del Mediterráneo; estallando una guerra que lleva 13,000 muertos y que ha convertido a Ucrania en la frontera entre Rusia y Europa.  El tema es el gas, los gasoductos que pasan por allí, y quién los controla.  Una característica de todas estas guerras es que las empresas siguen operando mientras la guerra avanza.  La guerra permanente es un nuevo rasgo de la economía internacional.

Migración y capacidad de absorción

La consecuencia de la Primavera Árabe y las intervenciones de Occidente en Libia, Irak y Egipto han dejado una estela de inmigrantes que intentan escapar de sus países para descansar de la guerra y trabajar.  Lo más cercano es Europa, lo que ha llevado posiblemente a uno de los desplazamientos masivos más significativos de la historia moderna.  Del año 2000 al 2017, el número total de migrantes aumentó casi 50%: de 173 a 258 millones de personas.[8]  La mitad de este aumento ocurrió en países desarrollados, mientras que la otra mitad tuvo lugar en países en desarrollo, según Naciones Unidas.  En América Latina, los desplazamientos están asociados a cambios de gobierno sin elecciones o intentos forzados de cambio, como en Honduras, Haití, y Venezuela, pero también, en general, a muy poco crecimiento económico e insuficiencia de empleo.

La falta de crecimiento de las economías desarrolladas adonde se dirige la mitad de los migrantes ha dado lugar a sentimientos nacionalistas similares a los existentes en la década de los años 1930, esta vez culpando a los musulmanes.  La diferencia es que la existencia de musulmanes radicales armados e ideologizados como un pueblo oprimido por Occidente los convierte en actores en el conflicto armado no solo en la zona sur del Mediterráneo, sino al norte.  Esto es una diferencia sustantiva con los años 30.  Este es un componente nuevo de la economía internacional por el impacto de las remesas internacionales en las economías de origen.

Crecimiento medio simple anualizado del PIB real antes y después de la recesión de 1974

El cuadro[9] recorre 66 años de crecimiento económico de economías maduras, de 1950 a 2016.  Lo que muestra es que, en primer lugar, las economías que menos crecieron desde 1950 fueron Gran Bretaña, Estados Unidos y Dinamarca.  En segundo, lugar muestra como después de la crisis de 1974 el crecimiento se redujo aún más en comparación con la primera etapa, 1950-1975.  La diferencia es que entre la primera y segunda etapas, el promedio de la primera etapa de todas las economías maduras era superior al crecimiento americano; en la segunda etapa el promedio del crecimiento es igual al promedio de la economía mayor.  Es decir, hay una migración masiva hacia las economías desarrolladas que tienen tasas de crecimiento bajas y a Estados Unidos en especial, que la tiene más baja que el resto.  Esto produce las reacciones sociales fascistas, cargadas de odio, racistas, xenófobas, que se observan en el discurso estadunidense pero también en las reacciones populistas de derecha europeas con las consecuencias sobre el proteccionismo y guerras comerciales.

El motor real del crecimiento

El escaso crecimiento de las economías maduras ha sido activado por dinámicas internas, con la posible excepción de Alemania donde el peso externo es muy alto.  La tecnología de la década de los años 20 se agotó en los años 70 y desde entonces se viene esperando un cambio en la energía con la que se mueven los vehículos.  Lo que ha ocurrido, mientras tanto, en estos cincuenta años es que emergió la inteligencia artificial que nos permite no movernos y estar conectados con otro lugar en tiempo real vía el Whatsapp y Skype así como por Hangouts de Google, entre los más conocidos.  Esto hace que la sociedad esté más informada aunque no más comunicada, necesariamente.  También permite que no se deban de hacer y en esa medida es un vehículo de meta-transportación virtual.

A pesar de eso, crece el número de vehículos de transporte con tecnología cada vez más avanzada para comodidad del pasajero.  Lo más avanzado será el vehículo que sea literalmente auto-móvil, sin chofer.  Ese vehículo eléctrico, o energizado por hidrógeno, será limpio y no calentará el ambiente. La competencia está en quien sacará estos vehículos al mercado más pronto.  El funcionamiento de éstos va de la mano con lo dicho al inicio, sobre la telemática.  La competencia es quién saca la red 5G antes y la coloca en el mercado. Todo indica que la empresa Huawei la tiene lista y la está vendiendo, mientras Estados Unidos sabotea todo ese esfuerzo para no quedarse atrás.  Esa es la explicación lógica de la guerra comercial que hasta ahora les cuesta a los consumidores americanos 165,000 millones de dólares y que impacta sobre el 38% de las importaciones estadounidenses.[10]

La competencia por los autos limpios sin chofer y con tecnología 5G es por el momento el futuro inmediato para reactivar las economías maduras.  Todo indica que esto lo viene ganando China, sin embargo, (ver artículo de Armando Negrete en esta edición) América Latina dentro de este juego continúa siendo la despensa, donde China invierte para asegurar materias primas, entre ellos, el litio y las tierras raras pero también petróleo y gas. En este, la competencia espacial con Estados Unidos en el continente es muy fuerte.

Finalmente

El mundo está marcado por guerras en zonas de producción de petróleo y gas.  Estas son ahora un rasgo de los tiempos y no eventos pasajeros.  Son guerras que duran más que las guerras mundiales y que tienen millones de muertos pero que no generan un cambio tecnológico significativo como para sacar a Estados Unidos de su trayectoria declinante de crecimiento.  El futuro tecnológico está comprometido con el transporte y la telemática para hacer dicho transporte más cómodo y eficiente en términos de energía.  La competencia por esto en la forma de vehículos eléctricos o a hidrogeno, sin chofer, es posible, siempre y cuando el control de la tecnología de redes 5G esté en las mismas manos occidentales que los vehículos.  La competencia parece estar inclinada a favor de China y eso ha motivado una guerra comercial costosa para Estados Unidos, cuyo déficit externo ha crecido en este año pasado.  El proteccionismo va acompañando las migraciones indeseadas mientras Estados Unidos busca colocar a la economía en declive en una posición de líder mundial, sin éxito en ninguno de los campos.  Su déficit externo es mayor y su desprestigio aumenta.[11]

Las guerras ocurren en espacios donde hay petróleo y gas, lo que indica que no está echada la suerte de los combustibles fósiles todavía a pesar de los efectos adversos que tienen.  La guerra comercial con China no se inició el año 2018, ni tampoco la competencia por la red 5G.  La resistencia a la migración tampoco es un fenómeno reciente.  Lo que está pasando es que se vienen acentuando las tendencias y las radicalizaciones de derecha se van fortaleciendo conforme éstas se agudizan.  Zizek[12] nos dice que cuando hay frustración política en la izquierda, esa población vira hacia el extremo de la derecha en búsqueda de respuestas reales.  Eso es lo que está pasando.  En medio de esto, el crecimiento tanto de Europa como de Estados Unidos está más debilitado que antes.  Los países orientales sentirán también el efecto de la desaceleración occidental, pero en un horizonte cinco veces más alto de crecimiento del PIB que Occidente (1.4% vs 6.4%). América Latina va a tener que escoger bien con quién comerciar y cómo desarrollarse porque los modelos pensados en mercados próximos están, por el momento, terminados sin una transformación productiva, que por ahora no está a la vista.

Oscar Ugarteche, es investigador titular del Instituto de Investigaciones Económicas UNAM SNI/CONACYT, y coordinador del proyecto OBELA.

Lea más en la Revista América Latina en Movimiento, No. 540, marzo 2019: 

Nuevas pistas de la economía mundial


[1] Datos básicos tomados de https://www.britannica.com/list/8-deadliest-wars-of-the-21st-century y elaborados con información complementaria de internet.

[2] https://www.cs.mcgill.ca/~rwest/wikispeedia/wpcd/wp/s/Second_Congo_War.htm

[3] http://www.syriahr.com/en/

[4] https://www.cfr.org/timeline/us-war-afghanistan

[5] https://bit.ly/2HkfmxF

[6] https://www.acleddata.com/

[7] https://www.politico.eu/article/the-eu-ukraine-association-agreement-a-potted-history/

[8] https://www.un.org/development/desa/publications/international-migration-report-2017.html

[9] Alan Freeman, “The sixty-year downward trend of economic growth in the industrialised countries of the world”, GERG working paper No.1, 2019, University of Manitoba.

[10] The impact of the 2018 trade war on U.S. prices and welfare, Mary Amiti, Stephen J. Redding and David E. Weinstein, Discussion Paper DP13564, Published 02 March 2019, Centre for Economic Policy Research, London.

[11] – “Donald Trump won little applause during Munich Security Conference — and Ivanka wasn’t too pleased” https://bit.ly/2HdtW9R.  “UN members laugh at Trump after claim his administration has ‘accomplished more than almost any in US history” https://ind.pn/2O70tSf.  “Trump’s North Korea summit failed because he doesn’t understand what Kim Jong Un really wants” https://nbcnews.to/2H91lmn.

[12] Slavoj Žižek, Problemas en el paraíso. Del fin de la historia al fin del capitalismo. Traducción de Damià Alou. Editorial Anagrama. Barcelona


URL de este artículo:  https://www.alainet.org/es/articulo/198768Te invitamos a sostener el trabajo de ALAI. 
Contribuciones: https://alainet.org/donaciones

Mas informacion: https://alainet.org
FaceBook: https://facebook.com/America.Latina.en.Movimiento
Twitter: https://twitter.com/ALAIinfo
RSS: https://alainet.org/rss.phtml

______________________________________
Agencia Latinoamericana de Informacion
email: info@alainet.org

Murió José Galat, exprecandidato presidencial, exrector de la Gran Colombia y director de Teleamiga


Muchos criticaban sus posiciones conservadoras y el que haya llamado al papa Francisco como el “falso profesa del que habla la Biblia”. 

José Galat, de 90 años, falleció este lunes. 

El académico, que fue precandidato presidencial del partido Conservador en 2010, estuvo al frente de la Universidad La Gran Colombia. 

Católico radical, se mostró abiertamente en desacuerdo por la manera en que el papa Francisco conduce la Iglesia. 

De hecho, dijo sobre el sumo pontífice argentino que estaba pavimentando “las puertas del anticristo”. 

El programa Los Informantes, del Canal Caracol, le hizo esta entrevista: 

Los Informantes

Vídeo3 de Septiembre

José Galat, el hombre para el que la visita del papa a Colombia e

https://noticias.caracoltv.com/politica/murio-jose-galat-exprecandidato-presidencial-exrector-de-la-gran-colombia-y-director-de-teleamiga

“A este Gobierno le puede resultar su Guaidó”: monseñor Darío Monsalve Mejía


ENTREVISTA | 3/12/2019 2:06:00 PM

El arzobispo de Cali rompió su silencio para alertar sobre las objeciones que el presidente Duque le hizo a la JEP y reveló detalles inéditos sobre cómo se fraguaron los acercamientos con el ELN en La Habana.

“A este Gobierno le puede resultar su Guaidó”: monseñor Darío Monsalve Mejía, arzobispo de Cali

“A este Gobierno le puede resultar su Guaidó”: monseñor Darío Monsalve Mejía, arzobispo de Cali. Foto: Luis Ángel Murcia / Semana

SEMANA: ¿Qué lectura hace de las objeciones que el presidente Iván Duque le hizo a la Ley Estatutaria de la JEP?

Darío Monsalve Mejía: Se ha partidizado la paz. En el gobierno anterior con el equivocado plebiscito que hubo que asumir y en este Gobierno con un ejercicio gubernamental partidista que descuida esas dimensiones más estatales y que también está afectando de una manera riesgosa todo el tema de credibilidad y legalidad internacional.

Mi lectura es que el país necesita reflexionarse a sí mismo y buscar una alternativa muy concreta y lo más pronto posible; una alternativa de la paz no como objetivo de un gobierno sino como agenda propia de la sociedad. Es decir, convertirla en una verdadera alternativa a lo que hoy funciona mal y por medio de la fuerza.

SEMANA: ¿Y cómo califica las objeciones?

D.M.M.: Es un paso dentro de una demolición; es decir un desgaste absolutamente innecesario y peligroso porque pone a dar vueltas temas que ya iban en una espiral de ascenso y ahora nos pone en unos círculos viciosos que desgastan, que se roban el tiempo y que en el contexto actual, nacional e internacional, pueden resultar realmente peligrosos.

Pero también veo que hay una lógica interna; que es la lógica de una visión de partido, según la cual no hay conflicto armado y por lo tanto no hay espacio a una bilateralidad y a un acuerdo, sino que es la unilateralidad del Estado, o del Gobierno o del poder, la que debe someter a los violentos y entiende el diálogo como un sometimiento del Estado. Es un condicionamiento filosófico de fondo totalmente equivocado, por supuesto muy irreal, y para mantener esa lectura en el poder combinan todas las formas de lucha, es decir, argumentos políticos, jurídicos, éticos de toda índole y hacen una sustracción de materia; es decir, ya no hay sobre qué sostener la JEP, pero tampoco va a existir sobre qué sostener los acuerdos y así han ido eliminando toda posibilidad de solución acordada del conflicto.

En contexto: ¿Con las objeciones se paraliza la JEP?

SEMANA: Con esa lectura, ¿cuál es el peor escenario?

D.M.M.: Que el pueblo colombiano también se deje atrapar por este tipo de políticas y que no se consolide un proceso social de paz con apoyo de la comunidad internacional, como se ha venido dando con el apoyo muy efectivo de países garantes. En segundo lugar, también el riesgo de que los conflictos internacionales, sobre todo con Venezuela, ya no solamente hayan absorbido y anulado el diálogo con el ELN (eso es lo que se deduce, que nunca hubo voluntad de diálogo con el ELN, porque quedó absorbido por la política con Venezuela, por el caso Maduro). Entonces el riesgo es que por esa misma vía se le siga dando oxígeno y echando gasolina al fuego de las violencias en Colombia y a las violencias en las fronteras.

SEMANA: ¿Acoge alguna de las objeciones hechas a la Ley Estatutaria de la JEP?

D.M.M.: No, a mí me parecen observaciones innecesarias. Suscribí una carta con más de cien personalidades a las Naciones Unidas, y yo creo que, si bien allí no se alcanza a argumentar más a fondo, porque en principio lo que quiere decir es que quedan gravemente detenidos los acuerdos de La Habana, sí creo que hay cosas que no se justifican desde el punto de vista, por ejemplo, de cosa juzgada por la Corte; me parece que hay un enfrentamiento entre poderes. 

Desde el punto de vista de conductas delictivas que tengan que sustraerse de la JEP, me parece que hacen una división filosófica muy peligrosa; un sofisma que consiste en separar las acciones del actor armado y que en este caso no podrían separarse porque acaba la JEP. Por esa vía de hacer una disección de las conductas penalizables por otros sistemas de justicia ordinaria o la penal internacional, eso haría absolutamente nula a la Justicia Especial para la Paz, pero también desconocería, otra vez, que aquí hay un conflicto armado y que el objetivo es la paz y la verdad como justicia, y no tanto el castigo.

https://www.semana.com/nacion/articulo/a-este-gobierno-le-pued

Poder evangélico contra el feminismo


Raúl ZibechiPara los adolescentes de la periferia el bolsonarismo era una reacción a la nueva generación de chicas feministas

En algún momento en los próximos años, la ola evangélica alcanzará todos los países de América Latina, porque está creciendo de forma exponencial, se está convirtiendo en un tsunami social y político capaz de modificar los escenarios a los que estamos acostumbrados. De modo que deberíamos aprender algo de lo que está sucediendo allí donde esa ola se ha impuesto.

Brasil es el caso más sintomático del crecimiento evangélico y pentecostal. Los estudios que van apareciendo muestran que el triunfo de Jair Bolsonaro fue posible gracias al electorado evangélico (goo.gl/YbPEoW). Entre la población católica hubo un empate entre Bolsonaro y el candidato del PT, Fernando Haddad. Entre las otras religiones, así como entre ateos y quienes no profesan ninguna religión, hubo una leve mayoría en favor del candidato de izquierda.

Pero la diferencia fue abrumadora entre la población evangélica, entre la cual consiguió más del doble de votos y le sacó una diferencia de 11 millones, lo que rubricó su triunfo. Otros análisis estiman que la mayor diferencia la obtuvo entre las mujeres pobres y evangélicas, donde la diferencia en favor de la extrema derecha sería aún mayor.

El cambio en las tendencias religiosas es muy importante en Brasil, aunque en otros países la región parece estarse dando un proceso similar aunque más atenuado. En 1950, los católicos representaban 93.5 por ciento de la población y los evangélicos 3.4 por ciento. En 2010 la población católica había caído a 64 por ciento y la evangélica trepaba a 22 por ciento.

En 2017 una investigación realizada por una fundación vinculada al PT, mostraba que entre los habitantes de las periferias urbanas de las grandes ciudades estaban avanzando valores individualistas que favorecían comportamientos conservadores (goo.gl/3LtZJT).

Uno de los trabajos más interesantes, por su carácter cualitativo, fue realizado en el Morro da Cruz, la mayor periferia pobre de Porto Alegre, que desde 1990 se había destacado por su creciente politización por medio del presupuesto participativo implantado por el PT en esa ciudad. El barrio votaba masivamente por Lula, pero en 2018 se volcó de forma también masiva por Bolsonaro.

La primera conclusión de la antropóloga Rosana Pinheiro, una de las organizadores del estudio, dice que es imposible separar el bolsonarismo del antifeminismo (goo.gl/HHVNuF). Observar los cambios en una misma población a lo largo de una década, les permitió comprender con mayor detalle las motivaciones profundas de quienes se volcaron por la ultraderecha. Sus conclusiones son tremendas, aunque contradicen otros estudios.

La crisis económica, desde 2014, afectó de forma dramática a las periferias que se sintieron abandonadas por el sistema político. En paralelo, desde las protestas de junio de 2013 nació una nueva movilización popular de mujeres, negros y LGTB. Para los adolescentes de la periferia el bolsonarismo era una reacción a la nueva generación de chicas feministas, que era inédita en Brasil, concluye la investigadora.

Muchos maridos apoyaron a Bolsonaro como una forma de agredir a las mujeres, que ahora están más empoderadas, agrega. Entre otras razones, porque es imposible separar la crisis del macho de la crisis económica, ya que ambas se retroalimentan.

La lucha por el reconocimiento de las minorías negras, LGBT y de las mujeres se desplegó en Brasil sólo en los pasados cinco años. Según Pinheiro, gran parte de la población vive tensión e inseguridad con su identidad, dividida entre el papel de oprimida y el deseo de estar del lado del opresor. Concluye: como consecuencia de la colonización, hay también una lucha constante para ser/parecer de la élite. Eso explica porqué tantos pobres, negros, mujeres y LGBT apoyaron a Bolsonaro.

Creo que estos análisis alumbran algunos problemas que tenemos en los movimientos antisistémicos, para enfrentar a la nueva derecha.

El primero es que no hay otro camino que el trabajo territorial con los sectores populares, directo, sin atajos instituciones o políticas sociales. Sólo la presencia militante en el territorio puede permitirnos revertir esta situación. No podemos atribuir nuestros fracasos ni a las redes sociales ni a los medios (que hacen lo suyo), sino a nuestro abandono de los territorios populares.

El segundo es que es urgente abordar el lugar de los varones, en general, y el de los varones jóvenes pobres, en particular. En un trabajo más amplio, Pinheiro y su colega Lucia Mury Scalco, sostienen que uno de los factores decisivos para la formación de una juventud bolsonarista, fue la pérdida de protagonismo social y la sensación de desestabilización de la masculinidad hegemónica (goo.gl/ZkGhYH).

Nos hemos acostumbrado mal, a que políticas macro, inspiradas en el Banco Mundial, pueden resolver los problemas políticos. Las tecnologías sociales de arriba no pueden sustituir la organización y la militancia que, como la educación popular, son las únicas capaces de modificar las realidades de abajo.

La Jornada

Texto completo en: https://www.lahaine.org/bU9X

ATENEA ILUMINAME: DR. JORGE FRANCO.


Lucido comentario del escritor Jorge Franco.


“Creo que los años que dediqué al estudio formal y a lecturas de todo tipo, no me sirvieron para entender la actual política colombiana; Lo mismo le pasa a muchos de mis amigos, profesionales y avezados lectores. Ayer conversé con Atenea, y Odiseo, maestro en ardides, una médium me comunicó con Lenin y Maquiavelo, también se declararon anonadados, incapaces de comprender el actual momento político colombiano. Roland Barthes, me dijo a través de la médium, que renunciaba a su postulado de que la política es la conjunción de fuerzas en su poder de construcción del mundo, y cambiaba definitivamente la palabra construcción, por destrucción. Consulté avezados lingüistas y sociólogos, y ninguno supo decirme por qué para tantos colombianos, lo malo es bueno, la muerte es vida, la miseria es riqueza, la guerra es paz, y el fracking, un señor con sacoleva. Cuando le pregunté a Aristóteles por qué en Colombia, los esclavos votan por quienes los esclavizan, me contestó que el esclavo siempre le teme a la libertad. Hermes, dios de los ladrones, atinó a decir que el que elige a un ladrón, simplemente se está eligiendo a sí mismo.
Mis entendederas no alcanzan a entender cómo es que quienes tienen a Colombia sumida en la miseria, son elegidos y reelegidos, por quienes sufren directamente y en grado de indignidad, las consecuencias de la corrupción que los miserabiliza.
Un sofista trató de explicarme y no entendí, por qué a tantos colombianos, los tienen convencidos, de que si no votan por los mismos, les van a expropiar lo que no tienen. La salud, la educación, la vivienda y el trabajo digno, fueron expropiados hace años, por los corruptos que nos gobiernan. Desde los tiempos del ruido, esos corruptos le han expropiado al pueblo colombiano sus sueños y sus ilusiones, y le han robado a través de la miseria como arma de poder, la libertad de elegir honestamente.
Confieso que soy bruto ¿Cómo puedo yo tener temor a que me quiten lo que no tengo? Explíquemelo usted. 
Hay algo peor y tampoco entiendo. Muchos inteligentes y seudointeligentes, hasta profesores universitarios, qué tristeza, andan muertos de miedo por la posible venezolanización de Colombia. Parece ser que los mejicanos, son más inteligentes que nosotros, porque allá no se están comiendo ese cuento, igual que en su momento no se lo comieron los uruguayos de Mojica y los ecuatorianos de Correa. ¿Dónde está nuestra inteligencia?
O yo soy muy bruto, o los demás son muy inteligentes, pero creo que el castrochavismo está en el mismo nivel de Superman, la Mujer Maravilla y Linterna Verde.
Confieso que soy tan bruto, que no entiendo por qué las fuerzas de la corrupción y de la guerra si se pueden unir, en cambio las fuerzas de la vida y la esperanza, con su negativa a unirse, le facilitan el camino a la corrupción y a la muerte.
Atenea, ilumíname. No, mejor ilumina a los candidatos de la esperanza y a sus séquitos.”

Remitido al e-mail

Trump pierde la razón y dice que su “emergencia nacional” está por encima de la constitución


Trump pidió a los republicanos que voten a favor de su emergencia nacional y olviden la constitución

Trump pierde la razón y dice que su “emergencia nacional” está por encima de la constitución
Hasta 15 senadores republicanos votarían en contra de Trump

POR:REDACCIÓN 
12 MARZO 2019

A pocos días que se lleve a cabo la crucial votación en el Senado en contra de la emergencia nacional de Donald Trump el primer mandatario sorprendió a todos con su última súplica a los senadores republicanos.

El presidente dijo este lunes que la Constitución de los Estados Unidos importaba menos que su declaratoria de emergencia nacional como solución para conseguir la financiación de su muro fronterizo.

El presidente advirtió a los senadores republicanos que voten en contra de la resolución que puede poner fin a la declaración de emergencia nacional que emitió el mes pasado para construir el muro, luego de que el Congreso se negara a incluir una partida de $5,700 millones de dólares para su construcción.

“Los senadores republicanos tienen un voto muy fácil esta semana”, escribió Trump en Twitter. “Se trata de la seguridad fronteriza y el muro (detener el crimen, las drogas, etc.), no la constitucionalidad y el precedente. Es un problema positivo del 80%. Los Demócratas son 100% Unidos, como es habitual, en una emisión del 20%, Fronteras Abiertas y Crimen. ¡Mano dura Republicanos!

Donald J. Trump@realDonaldTrump

Republican Senators have a very easy vote this week. It is about Border Security and the Wall (stopping Crime, Drugs etc.), not Constitutionality and Precedent. It is an 80% positive issue. The Dems are 100% United, as usual, on a 20% issue, Open Borders and Crime. Get tough R’s!119 mil10:27 – 11 mar. 2019Información y privacidad de Twitter Ads56,1 mil personas están hablando de esto

Por su parte el vicepresidente Mike Pence, la directora de asuntos legislativos de la Casa Blanca, Shahira Knight, y un abogada principal del Departamento de Justicia están liderando un acercamiento “uno a uno” a los republicanos del Senado, dijo una fuente cercana al proceso, reportó The Hill.

Se estima que el Senado vote sobre la medida el jueves, la cual hasta ahora tiene 15 senadores republicanos que se han expresado en contra de la movida política de Trump. No obstante hoy todos los senadores del partido de Trump están bajo la presión de la Casa Blanca que queire que cambien sus votos.

Por último expertos legales y usuarios de en las redes se tomaron Twitter en la noche del lunes para criticar y arremeter contra Trump por sugerir que su emergencia nacional está por encima de la constitución de EEUU.

https://laopinion.com/2019/03/12

El feminismo antipatriarcal


Clarisa Freire Barreno

“No me dejan ser sacerdote, marcho por una iglesia que enseñe igualdad y justicia con el ejemplo”, llevaba como mensaje en una pancarta una monja el 8M por las calles de Santiago de Chile. Un claro mensaje anti machista, pero al mismo tiempo pro patriarcal. En el fondo, un caso inconsciente de defensa de la institucionalidad patriarcal que ha oprimido desde siempre a las mujeres. Si mañana la iglesia católica lo aceptaría, lo único que sucedería es que la institucionalidad eclesiástica del patriarcado se reforzaría con la presencia de mujeres en las altas cúpulas del poder de la iglesia misógina que nos culpa del pecado venial. De hecho, eso ya sucede en otras iglesias cristianas como la anglicana y la pentecostal, donde las mujeres pueden ser sacerdotes, y lo que ha sucedido es que estas iglesias tienen ahora mujeres que defienden desde sitios de poder a la institucionalidad y a toda la sociedad patriarcal. Antes lo defendían desde abajo ahora desde arriba. Es el único cambio.

Es lo que ha sucedido en el ejército, donde ahora hay mujeres que defienden la institucionalidad machista y patriarcal del ente militar como tal. Acaso la incorporación de mujeres o incluso, el de que algunas de ellas estén en puestos altísimos ha significado el cuestionamiento del machismo y del patriarcado que representa en sí mismo las fuerzas armadas. Por el contrario, hoy la armada tiene mujeres especializadas para reprimir y enfrentar a las mujeres rebeldes, si antes solo lo hacían los hombres ahora cuentan con un equipo especializado que se hace cargo de las mujeres. La institución patriarcal tiene ahora a mujeres militares y policías defendiendo a toda la institucionalidad, pensamiento y sistema patriarcal de vida.

Y eso mismo podemos decir de todas las instituciones creadas por el patriarcado, pues absolutamente todas fueron inventadas, diseñadas, y puestas en movimiento por la mente patriarcal. Las mismas que tenían el propósito de controlar, dominar y someter a las mujeres y a los Otros, es decir, a quienes no eran parte del pequeño grupo de privilegiados, que la constituían después de sus propias mujeres e hijas todos los demás, sean de cualquier sexo, género, raza, cultura, nacionalidad, profesión, etc.

Como consecuencia hoy existen mujeres en todas las instituciones y hasta en los más altos cargos de la oficialidad patriarcal como presidentas de la república, pero que lo único que han hecho estas mujeres es mejorar o perfeccionar la institucionalidad patriarcal, la que sigue inexorablemente y como siempre haciendo lo mismo contra los Otros. El único cambio ha sido para ciertas mujeres privilegiadas, pero el 90 % de la población humana y el 100% de la población no humana sigue en las mismas condiciones de desapropiación y de empobrecimiento permanente.

Las mujeres antes eran dependientes de sus maridos y ahora algunas han pasado a ser dependientes del Estado y del gran capital. Antes solo el marido trabajaba directamente para sostener el capitalismo, ahora las mujeres se han incorporado al mercado laboral. Como consecuencia ahora el capitalismo tiene más mano de obra calificada, que pagan más impuestos y que consumen más; y como consecuencia los ricos cada vez más ricos.

Antes los hijos se criaban con sus madres ahora en el neoliberalismo se crían en las guarderías o con las empleadas domésticas. Solo se ha cambiado el sometimiento, y muchas creen que se han liberado porque ya no dependen del marido pero han pasado a depender de un patrono privado o público. Patrono, hombre o mujer, que les presiona y les exige, pues en la ley de la competencia también de orden patriarcal, sino se auto explotan al máximo tienen que ser reemplazadas. Y nos dicen que la sociedad está evolucionando, que la lucha feminista está dando cambios. Sí, pero cambios gatopardos para que no cambie nada en el fondo. Un reacomodo del patriarcado capitalista para modernizarse y para que sea más rentable, poniendo a trabajar en la producción a una inmensa masa de mujeres con un gran potencial intelectual y una gran fuerza de trabajo.

Y por ello dicen que estamos avanzando las mujeres, porque ahora hay más presencia femenina en los parlamentos, en los gobiernos seccionales, en las ongs, etc. Como que el problema fuera solo de sexo o de género, por el contrario, el patriarcado se ha reforzado a pesar de que haya disminuido el machismo. El anti-androcentrismo aislado se convierte en un pro-patriarcado. Han caído en la trampa del patriarcado, las mujeres sirviendo a los intereses del sistema-estado antifeminista.

Tanto es así que solo hay un recambio, en cuanto hoy tenemos un feminismo liberal y un feminismo conservador, y por otro lado, hay una confrontación entre mujeres. Si antes todas las mujeres del mundo en el inconsciente colectivo nos apoyábamos frente a nuestra situación de discriminación frente a los hombres, hoy la pelea entre mujeres es abierta y directamente. Y el patriarcado sonríe. No hay una mejora sino un empeoramiento, en cuanto ahora la mujer se auto somete y se auto induce, poniéndose voluntariamente al servicio de cualquiera de las instituciones patriarcales. Han pasado de servir al marido a servir al Gran Patriarca. Eso es todo.

Toda lucha seccional, sea de clase, etnia, sexo, religioso, colonial, etc., si no es transversal o integral se convierte en última instancia en una actividad que sostiene al sistema estatuido antes que lo resquebraja. Toda acción sectorial termina en el fondo siendo absorbida y digerida por el sistema, y puesta en su beneficio.

El feminismo, el ecologismo, el animalismo, el indigenismo, el sindicalismo, el culturalismo, y cualquier ismo, solo le hace reaccionar al patriarcado para que se reajuste y se perfeccione, para que cree un capitalismo verde, un capitalismo estatista, un capitalismo feminista. Mientras el “capitalismo salvaje” o conservador le pone en aprietos al sistema, el capitalismo liberal lo realimenta. Eso lo sabe Inés Arrimadas en España con su feminismo liberal, como lo es el feminismo musulmán del hijab, el feminismo teológico cristiano, el feminismo blanco, el feminismo lésbico, etc.

Lamentablemente, el feminismo se convierte en pro patriarcal cuando lo centraliza en un asunto de género o androcéntrico, y desde ahí pretende abrirle a todo lo demás. Cuando el centro son los Otros, son todos los excluidos y excluidas por el patriarcado. Las mujeres tenemos que pasar del feminismo a construir junto con los hombres un movimiento anti patriarcal, entendido éste como un movimiento anti colonial, anti sexista, anti racista, anti machista, anti capitalista, anti extractivista, anti clasista, etc.

Si las mujeres se quedan en la lucha de género están condenadas a quedar desmovilizadas, como ahora los socialistas que lo enfocaron solo en una lucha clasista. Las mujeres no podemos repetir los errores de la izquierda, aunque al paso que vamos ya hay una oleada antifeminista empujada por propias mujeres y por hombres que gritan “feminazis”. Debería servir de ejemplo la lucha clasista, sindicalista, indigenista, ecologista, las mismas que en su época tuvieron su auge, pero que ahora todas ellas han sido integradas e incorporadas al sistema. Y hoy vemos a algunos socialistas (Nicolás Maduro), sindicalistas (Lula), ecologistas (Alexander Van der Bellen), indigenista (Evo Morales), homosexuales (Leo Varadkar) que han llegado a lo más alto de los poderes institucionales del estado patriarcal, pero que han terminado dando argumentos y poder a la derecha para que puedan arremeter con más fuerza con su liberalismo. Por cierto, ninguna de las mujeres que han llegado a ser presidentas de un país se han declarado abiertamente feministas y peor han llegado ahí con un discurso feminista.

Es el momento de pasar a un nuevo nivel y eso implica unir a todos para enfrentar al enemigo común que es el patriarcado, antes que el cambio climático destruya al ser humano en su conjunto.

https://www.alainet.org/es/articulo/198625

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: