SOMBREROS DE PAPEL HECHOS EN CHINA¿QUE DIRÍAN LOS ABUELOS? Olga Lucia Alvarez Benjumea ARCWP*


Hermosos sombreros de papel hechos en China, y bien baratos.

No es por nada, y ni por nada, pero este hecho me ha remontado a la época de mis ancestros.

Las mujeres cuando terminaban sus quehaceres, eran hábiles tejiendo, bien fuera en lana, fibra de caña, o cabuya. Veo sus manos curtidas y cuartiadas, por aquel duro ensarte y amarre, haciendo canastos, sombreros, jiqueras, o mochilas.

Canastos y sillas de material resistente, que han dejado huellas en las manos de nuestros artesanos.

Si nuestros ancestros regresaran, que nos dirían? Qué vergüenza! No quiero ni saberlo.

Se acabaron nuestros trabajos artesanales…se acabo el empleo de nuestras mujeres y hombres…

Nos sentaremos en sillas de papel, y nos pondremos hermosos sombreros de papel, flor de un día. “Pero, es qué  miren, qué hermosura, qué baratos!?” Qué inocencia, que ingenuidad, como nos engañamos y engañan con el TLC (Tratado libre de Comercio).

Honro y beso las manos de mis ancestros, de nuestros artesanos y les doy gracias por cuidar nuestros bosques, cañadas y rios…

 

*Presbitera católica romana.

 

 

 

Anuncios

La ordenación de la conferencia de las mujeres – Mujeres Católicas – Llamado Paula HOEFFER


 

En una amplia entrevista esta semana con Reuters , se le pidió a Francisco responder a la idea de una mujer con un “fuerte deseo” de ser sacerdote.

A lo largo de su pontificado, Francisco ha quedado atrapado en argumentos obsoletos sobre el papel de la mujer como la “esposa de Cristo”, y no quería andar con las mujeres que con oración distinguir una llamada al sacerdocio.

Francisco tiene que cumplir con Paula Hoeffer.

Más allá de sólo el deseo, las mujeres con oración discernir su llamada al sacerdocio de Dios, al igual que los hombres. Sabemos que estas mujeres y apoyamos estas mujeres .. Para ser un sacerdote tiene sus raíces en un llamado de Dios; ningún hombre debe tratar de negar esa llamada.

En video llamado Mujeres católica de esta semana, las acciones de Paula cómo su llamada inesperada la llevaron a más profunda alegría y autenticidad.

https://youtu.be/eLHAU1X4SeE


Al respaldar la misoginia de sus predecesores, Francisco pierde credibilidad entre la mayoría de los católicos que piden la ordenación de mujeres como sacerdotes y diáconos. Hasta las vocaciones sacerdotales de las mujeres se reconocen y confirmado por la Iglesia a través de la ordenación, las mujeres no tendrán un verdadero liderazgo y equidad en sus estructuras, no importa cuántas dicasterios hayan sido nombrados para dirigir.


Nuestro trabajo para abogar sin compromisos por la igualdad de las mujeres en nuestra Iglesia sigue con urgencia. Una puerta atascado con el sexismo no puede sostener.

 

¿PODRÁN NUESTROS LIDERES RELIGIOSOS EL VALOR DE HABLAR?


NCR llamadas para los Obispos de hablar

Podrán nuestros líderes religiosos tienen el valor de hablar?   Un artículo NCR hoy llama a los obispos católicos para hablar de: hacer sonar la bocina, obispos, estamos esperando.  https://www.ncronline.org/news/opinion/editorial-sound-horn-bishops-were-waiting .

Las mujeres en la iglesia siguen liderando el camino. Los sacerdotes católicos romanos de las mujeres y los miembros de la Sala Superior Incluido Comunidad Católica de Albany, Nueva York se están uniendo a los movimientos de base como el cambio de decisiones en sus comunidades. Esta caricatura apareció en la gaceta diaria Periódico (Schenectady, Nueva York) e inmediatamente, los mensajes de correo electrónico comenzó a volar en protesta.

Acción ciudadana de Nueva York publicó este mensaje: Estamos pidiendo a todos a llamar Jefe de Redacción, Miles Reed, al 518-395-3106 y editor, John DeAugustine al 518-395-3051.

Nuestro mensaje es: No aceptamos la publicación, y la perpetuación, del racismo. Exigimos el reconocimiento de que el ataque atroz contra los inmigrantes y personas de color y una disculpa publicada por el dibujo animado creado por Tom Stiglich y publicado el miércoles 20 de junio de, 2018.

Necesitamos que todos llamar y no dejar que este tipo de estereotipos vicioso siga pasando. Las mujeres líderes están tomando medidas en cuestiones locales, nacionales y globales. Estamos hablando fuera! ¿Cuándo vamos a saber de los obispos?

¿Qué diaconado femenino?


Las católicas de EEUU apoyan la reintroducción del diaconado femenino

(Antonio Duato).- Iglesia Viva acaba de publicar en su web el número 274 con el título: Diaconado femenino: oportunidad o riesgo.

Efectivamente, el papa creó una comisión para su estudio y es posible que pronto se restaure esta institución. Para algunos esto puede representar un riesgo, el de dar un caramelito a mujeres que acepten el ver confirmadas algunas funciones que ya ejercen (de servicios sociales y de ministros extraordinarios de algunas liturgias y sacramentos), pero quedando siempre excluidas de la igualdad en el acceso al orden sagrado y gobierno jerárquico.

Sin embargo, las mujeres que escriben en este número (Phyllis Zagano, miembro de la comisión, Serena Noceti, Marilú Rojas, Olga Lucía Álvarez Benjumea, Christina Moreira Vázquez, mujeres sacerdotes católicas las dos últimas , Filo Hirota, quien hizo la pregunta decisiva al papa Francisco, Adelaide Baracco y el recuerdo de lo que hace años ya decía Marie de Gournay) siguen viendo en esa institución la ocasión para abrirse a la única decisión que la Iglesia tiene que adoptar de una vez para siempre y para la que SÍ que está autorizada, digan lo que digan: establecer igualdad de sexos en todo lo que se refiere a todos los asuntos de gobierno jerárquico y sacramentos.

¡Bienvenido todo lo que sirva para allanar el camino hacia ello! ¡Ay de medidas que confirmen el cierre de puertas para bautizadas, solo por el hecho de ser mujeres!

El número ha sido coordinado por Roberto Casas y Montserrat Escribano. Y en él escribe un documentado artículo sobre la historia del diaconado femenino el profesor de Comillas, Fernando Rivas.

Entra en la página web de Iglesia Viva, mira el sumario del número y pídelo completo o suscríbete.

COLOMBIA-ARCWP: CARTA ABIERTA A MI HERMANO FRANCISCO, EL PAPA. Olga Lucia Alvarez Benjumea*


 

Mi querido hermano Francisco:

Acabo de leer un artículo de la agencia Reuters, (1) en el que se hace referencia a una entrevista que usted les concedió, refiriéndose al sacerdocio de la mujer: “La puerta está cerrada para el sacerdocio de las mujeres”.

Santo Padre, esa frase usted la dijo refiriéndose a lo expresado por el Papa Juan Pablo II en relación a la ordenación de la mujer dentro de la Iglesia,  pero posteriormente usted ha afirmado que “no debemos reducir la presencia de la mujer en la Iglesia a la mera funcionalidad”. Estoy de acuerdo con usted en lo de no reducir la presencia de la mujer en la Iglesia a la mera funcionalidad. Efectivamente esta es una cosa que el hombre no puede hacer. “El hombre no puede ser la esposa de Cristo. Es la mujer, la Iglesia, la esposa de Cristo”. Muy interesante su comentario.

En muchas ocasiones hemos escuchado, algo parecido y ofensivo de parte de la Jerarquía que usted dirige: “El sacerdote, por ser hombre, es representante de Dios en la Tierra”.

Sin ánimo de discutir, pero sí de reflexionar, pregunto: ¿Todavía cree o puede creer la Jerarquía de la Iglesia, en pleno siglo XXI, que las mujeres no somos y no podemos ser representantes de la imagen de Dios y sin embargo sí se puede afirmar, como usted ha hecho que, “es la mujer, la Iglesia, la esposa de Cristo”?  Según esto se anularía el texto bíblico que dice:

“Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó” Génesis 1:27

¿Cómo se puede evangelizar al ser humano, sobre todo a las niñas, pasando por alto su dignidad como hijas de Dios Madre-Padre? ¿Cómo decir a los niños, que deben respetar y amar a las niñas, si éstas son despojadas de facto de sus derechos, de su propia identidad de imagen de Dios, pues no se les permite tener, hacer uso y ejercer como imagen de Dios en paridad con el hombre? ¡Cuando nos dirigimos a ellos, no estamos dando una clase de urbanidad, estamos evangelizando! Por tanto,  mujeres y hombres debemos cumplir el mandato divino: “Amaos los unos a los otros, como Yo os he amado” Juan 13:34

No puedo creer que usted que ha defendido el papel de la mujer diciendo que no se puede reducir a la mera funcionalidad, le siga haciendo eco a la frase del Papa Juan Pablo II. Me cuesta creer que en esa entrevista sea usted el entrevistado. Debe ser un “falso positivo”, le están manipulando, hablando o escribiendo en su nombre. Tampoco puedo creer que sus frases delicadas hacia nosotras, las hagan aparecer como si se gloriara de ofrecer empleo a las mujeres dentro de las oficinas de la Curia, cuando dice: “para poner a una mujer como subdirectora de la Oficina de Prensa (del Vaticano) he debido luchar”. Santo Padre, es que no es esa clase de empleos que estamos pidiendo a la Iglesia. El Evangelio no tiene “jurisdicción”:

Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”. Marcos 16:15

Siempre le he admirado y le seguiré admirando, porque usted es un hombre de Evangelio, y un hombre muy humano. Todo lo que ha dicho la Jerarquía eclesiástica sobre nosotras las mujeres, es doctrina de hombres, más no doctrina de Evangelio, porque el mensaje de Jesús, sus actitudes y gestos, fueron muy diferentes, El rompió normas, leyes y costumbres judías, que ninguneaban y dejaban a las mujeres en un segundo plano, y las marginaban y alejaban de las sinagogas.

Santo Padre, le ofrezco mis oraciones, yo, necesito las suyas. Soy una mujer presbítera que amo, bendigo, protejo mi Iglesia a pesar de sus debilidades, y delante de Dios y de mi pueblo renuevo mi ministerio, el mismo que las mujeres recibimos el sábado de Resurrección,

Mat 28, 8-10

“Ellas partieron a toda prisa del sepulcro, con miedo y gran gozo, y corrieron a dar la noticia a sus discípulos. 9. En esto, Jesús les salió al encuentro y les dijo:  «¡Dios os guarde!» Y ellas, acercándose, se asieron de sus pies y le adoraron. 10. Entonces les dice Jesús: «No temáis. Id, avisad a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán.”

 

Fraternalmente,

+Olga Lucia Álvarez Benjumea

Asociación de Presbíteras Católicas Romanas.

 

Bibliografía:

https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-la-puerta-esta-cerrada-para-el-sacerdocio-de-mujeres-56060

 

 

 

Papa Francisco: La puerta está cerrada para el sacerdocio de mujeres


POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa
Foto Daniel Ibáñez / ACI Prensa

Foto Daniel Ibáñez / ACI Prensa

El Papa Francisco aseguró que la puerta está cerrada para el sacerdocio de mujeres en la Iglesia Católica porque “dogmáticamente no va”.

En una entrevista concedida a la agencia de noticias Reuters, el Santo Padre resaltó que si bien las mujeres deben tener más funciones en la Iglesia, es necesario tener en cuenta que “con el orden sagrado no se puede porque dogmáticamente no va y Juan Pablo II fue claro y cerró la puerta, y yo no vuelvo sobre esto. Era algo serio, no un capricho”.

Respondiendo a la pregunta de Reuters sobre lo que le diría a una mujer que “realmente siente el fuerte deseo de convertirse en sacerdote”, el Pontífice señaló que “existe la tentación de ‘funcionalizar’ la reflexión sobre las mujeres en la Iglesia, que deben hacer esto, que tienen que ser esto otro. No, la dimensión de la mujer va más allá de las funciones. Es algo más grande”.

Tras señalar que “no hay Iglesia sin mujeres”, Francisco destacó que “la Iglesia es mujer, esposa de Cristo, es mujer dogmáticamente y sobre esto se debe profundizar y trabajar y no estar tranquilos porque funcionalizamos a las mujeres. Sí, se debe dar funciones, pero esto es poco, se debe ir más allá”, aunque no con el sacerdocio que está reservado a los hombres.

En ese sentido dijo que “no debemos reducir la presencia de la mujer en la Iglesia a la funcionalidad. No. Es una cosa que el hombre no puede hacer. El hombre no puede ser la esposa de Cristo. Es la mujer, la Iglesia, la esposa de Cristo”.

“En el cenáculo parece ser más importante María que los apóstoles. Sobre esto se debe trabajar y no caer –lo digo con respeto– en una actitud feminista. Al fin sería un machismo con falda. No debemos caer en esto”.

El Obispo de Roma indicó asimismo que “en la Iglesia hay funciones diversas, también la mujer puede ser jefe de un Dicasterio. Esto tiene una función, pero debe tener más que la función. Es otra dimensión de unidad, de acogida, de esposa. La Iglesia es esposa”.

Poniendo como ejemplo el impulso que ha dado a las mujeres en el servicio a la Iglesia, el Papa explicó que “para poner a una mujer como subdirectora de la Oficina de Prensa (del Vaticano) he debido luchar”.

Además, continuó, “entre los candidatos con los que estoy hablando para cubrir el puesto de Prefecto en la Secretaría de Comunicación también había una mujer, pero no estaba dispuesta porque tenía otras tareas”.

“Ahora las dos subsecretarias que he nombrado en el Dicasterio de Laicos, Familia y Vida son mujeres. En este sentido es necesario avanzar según la calidad. No tengo ningún problema en nombrar como jefe de un dicasterio a una mujer, si es que el dicasterio no tiene jurisdicción” como “el de economía, que podría ser dirigido por una mujer competente”.

https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-la-puerta-esta-cerrada-para-el-sacerdocio-de-mujeres-56060

Solo falta contárselo al Papa. Las monjas son la principal fuerza de la Iglesia Católica en la Amazonia


El papa Francisco habla a los indígenas en la Amazonía peruana durante su visita en enero.
El papa Francisco habla a los indígenas en la Amazonía peruana durante su visita en enero. ALESSANDRA TARANTINO (AP)

El pasado 8 de junio, el Vaticano divulgó un documento que sugiere la posibilidad de ordenar sacerdotes a hombres mayores casados y conferir a las mujeres algún “tipo de ministerio oficial” en la Amazonia. El documento se preparó para un encuentro en 2019 de obispos y representantes católicos de los nueve países que tienen una parte de su territorio en la selva y apunta la necesidad de llevar a cabo “propuestas atrevidas” para afrontar la falta de curas en una región de 7,5 millones de kilómetros cuadrados. También hace notar que la presencia de la Iglesia católica se ha vuelto “precariamente escasa” en la selva.

A pesar de los notables esfuerzos del papa Francisco, la Iglesia católica es demasiado lenta. Mientras cardenales y obispos discuten entre paredes, una legión de monjas misioneras garantiza desde hace décadas la presencia católica en las zonas de mayor conflicto, tanto en la Amazonia como en otras regiones del planeta. Aunque los hombres de la Iglesia no lo admitan ni en el confesonario, las mujeres de la Iglesia son las que les disputan las almas a las denominaciones evangélicas pentecostales y neopentecostales, que se multiplican a una velocidad acelerada en los asentamientos de pequeños agricultores, comunidades extractivas y aldeas indígenas.

También son ellas las responsables de la organización y resistencia de los más pobres ante los grileiros (ladrones de tierras públicas), los proyectos de explotación minera y las grandes obras. Los periodistas que cubren el área de conflictos ambientales suelen bromear que detrás de cada lucha hay una monja. Algo que va mucho más allá de la Amazonia.

En Brasil, que alberga la mayor parte de la selva, si la presencia católica todavía tiene resonancia se debe en gran medida a estas misioneras. Son ellas quienes defienden los derechos de los más pobres, muchas veces con la vida, como le sucedió a Dorothy Stang, asesinada en 2005 por defender el acceso de los campesinos a la tierra. Hoy, hermanas misioneras tan combativas como ella continúan su trabajo en la cada vez más explosiva región de Anapu, en el Estado de Pará, poniendo su cuerpo en la mira de los sicarios.

Hay algo más, solo mencionado entre susurros en la Iglesia católica. Las monjas son mucho menos propensas a escándalos sexuales que los curas, las sospechas de pedofilia son escasas. También están más unidas y, para quien las sigue de cerca, son más astutas políticamente. Al ocupar un lugar central, los curas se muestran más vulnerables a las vanidades humanas en regiones donde la tentación viene de todas partes. Como sucede en las más diversas áreas, también en la Iglesia las mujeres ostentan el protagonismo en las luchas lejos del Vaticano. Alguien tiene que contárselo al santo hombre.

https://elpais.com/elpais/2018/06/19/opinion/1529422524_539342.html

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: