CARMEN SOTO TEOLOGA: DIOS YA NO HABLA SOLO EN MASCULINO.


7-6-2017 – La teóloga Carmen Soto con su conferencia titulada “La teología feminista: Dios ya no habla solo en masculino” abordó desde una mirada actual la figura femenina en la Iglesia de hoy en la Semana de Teología organizada por el Instituto Fe y Desarrollo de Valladolid en la Sala Borja.

CANADÁ: Renuncia el obispo canadiense que autorizó a una monja oficiar una boda


La Santa Sede le dio permiso para hacerlo
La religiosa que ofició la boda
La religiosa que ofició la boda

Se trata de una excepción prevista por el Código Canónico promulgado en 1983 por san Juan Pablo II

25.06.2019 | RD/Ep

El Papa Francisco ha aceptado este martes la renuncia al gobierno pastoral de la Diócesis de Rouyn-Noranda (Canadá) presentada por monseñor Dorylas Moreau, según ha informado la Santa Sede.

Moreau, que está a punto de cumplir 72 años, recibió en 2017 autorización de la Santa Sede para que una religiosa, sor Pierrette Thiffault, celebrase una boda.

Esta decisión, según recordaba en su día el diario italiano ‘La Stampa’ generó cierta polémica, aunque la religiosa se limitó a celebrar el matrimonio y no una misa.

En todo caso, se trata de una excepción prevista por el Código Canónico promulgado en 1983 por san Juan Pablo II, que establece, que en aquellos lugares donde no haya sacerdotes ni diáconos, el obispo diocesano, previo voto favorable de la Conferencia Episcopal y obtenida licencia de la Santa Sede, puede delegar en laicos para que asistan los matrimonios. La monjas, a pesar de haber hecho votos de religiosa, es considerada ‘laica’ en relación con la orden sacra.

El obispo Moreau

Cabe recordar que en el matrimonio, el ministro que celebra el sacramento no es el sacerdote. Los ministros celebrantes son, efectivamente, los esposos. El sacerdote tiene, en el ámbito de la liturgia nupcial, la tarea de testimonio calificado. Por ello, las normas canónicas prevén, excepcionalmente y en casos de demostrada necesidad, la posibilidad de que quien presida la liturgia sea un laico, previa autorización de la Santa Sede.

Lorrainville, enclave de la ceremonia, pertenece a la diócesis de Rouyn-Noranda, en donde el clero escasea tanto que hay sacerdotes que tienen que ocuparse de siete u ocho parroquias, según explicaba en su día el diario italiano. Por ello, el obispo llamó a sor Pierrette Thiffault, religiosa de las Hermanas de la Providencia, para la celebración del matrimonio. La monja recordó a la prensa local que no había sido ordenada, por lo que no podía ejercer ninguna función sacerdotal.

La autorización, con una carta del 23 de mayo de 2017, corrió a cargo de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, presidida por el cardenal Robert Sarah. En su momento, el vicario general de la diócesis canadiense declaró: “En la Iglesia católica, esta es una presidencia que se encomienda solo a un cura, pero puede haber alguna excepción, y lo que sucedió hoy es una de ellas”.

http://www.religiondigital.org

Buena noticia: habrá sacerdotes casados en la Amazonia


“Hombres casados, ancianos y respetados, especialmente indígenas”
Un documento recomienda al Sínodo Pan-amazónico que se considere la ordenación sacerdotal de hombres casados, ancianos y respetados, especialmente indígenas
Un documento recomienda al Sínodo Pan-amazónico que se considere la ordenación sacerdotal de hombres casados, ancianos y respetados, especialmente indígenas

Dice también que habrá un “ministerio oficial para las mujeres”, que no sabemos cuál será. En fin, tendremos sacerdotes casados, antiguo desiderátum de muchas Iglesias

Estamos a favor que haya, como en todas las demás Iglesias, sacerdotes casados y sacerdotes célibes. No como una ley impuesta ni una condición previa para el ministerio, sino como una opción. El celibato es un carisma, un don del Espíritu para quien pueda vivirlo sin demasiados sacrificios

25.06.2019 | Leonardo Boff, en Amerindia

El 17 de julio de 2019 el Vaticano emitió un documento en el que recomendaba al Sínodo Pan-amazónico, que se celebrará en Roma el próximo mes de octubre, que se considere la ordenación sacerdotal de hombres casados, ancianos y respetados, especialmente indígenas, para las regiones alejadas de la Amazonia. El Papa no quiere una Iglesia que visita sino una Iglesia que permanece. Esta reivindicación es antigua, y ya fue propuesta por la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) al Papa Juan Pablo II en los años 80 del siglo pasado. Él la interpretó como una especie de provocación, y por eso mantuvo siempre relativa distancia con la CNBB.

Fuentes eclesiásticas serias proporcionan los siguientes datos: en la Iglesia desde 1964 a 2004 dejaron el ministerio 70 mil sacerdotes. En Brasil, con 18 mil sacerdotes, 7 mil hicieron lo mismo. Las CEBs y los ministerios laicos apuntan a suplir la carencia de sacerdotes. ¿Por qué no acoger a los sacerdotes ya casados y permitirles re-asumir su ministerio, u ordenar a casados?

En el Sínodo Pan-amazónico seguramente será acatada esta sugerencia. Dice también que habrá un “ministerio oficial para las mujeres”, que no sabemos cuál será. En fin, tendremos sacerdotes casados, antiguo desiderátum de muchas Iglesias.

Desde el principio del cristianismo la cuestión del celibato ha sido polémica. Se dibujaron dos tendencias: una que permitía sacerdotes casados, y otra que prefería sacerdotes célibes. Para todos estaba claro que el celibato no es ningún dogma de fe sino una «disciplina» eclesiástica, particular de la Iglesia occidental. Todas las demás Iglesias católicas (ortodoxa, siríaca, melquita, etíope, etc.), y el resto de Iglesias cristianas, no conocen esa disciplina. Y en cuanto disciplina, puede ser abolida, dependiendo en último término simplemente de la decisión del Papa.

El Concilio de Trento

Jesús se refiere a tres tipos de célibes, tres tipos llamados eunucos o castrados (eunoûxoi en griego). De ellos dice: “hay castrados que así se hicieron a sí mismos por amor del Reino de los cielos; quien pueda entender que entienda” (Evangelio de Mateo 19,12). Reconoce que “no todos son capaces de entender esto, sino solamente aquellos a quienes les ha sido dado” (Mt 19,11). Curiosamente en la Primera Epístola a Timoteo, se dice que “el epíscopo (obispo) sea marido de una sola mujer… debe saber gobernar bien su propia casa y educar a sus hijos en la obediencia y la castidad (1Timoteo 3,2-4).

Resumiendo la larga y sinuosa historia del celibato, se constata que inicialmente no existía como ley y si existía era poco observado. El Papa Adriano II (867-872) así como Sergio III (904-911) estaban casados. Entre el siglo X y el XIII dicen los historiadores que era común que el sacerdote conviviera con una compañera. En el Brasil de la colonia era también muy frecuente. En el pasado, los párrocos del campo tenían sus hijos y los preparaban para ser subdiáconos, diáconos y sacerdotes, pues no había instituciones que los preparasen.

Mención aparte merece la no observancia del celibato por parte de algunos Papas. Hubo una época de gran decadencia moral, llamada “la era pornocrática”, entre 900-1110. Benedicto IX (1033-1045), fue consagrado Papa a los 12 años, ya “lleno de vicios”. El Papa Juan XII (955-964), consagrado con 18 años, vivía en orgías y en adulterios. Fueron famosos los Papas del Renacimiento como Pablo III, Alejandro VI, con varios hijos, y León X, que casaba con pompa a sus hijos dentro del Vaticano (ver Daniel Rops, La historia de la Iglesia de Cristo, II, Porto 1960, p. 617ss).

Benedictro IX, el papa-niño

Finalmente se celebró el Concilio de Trento (1545 y 1563) que impuso como obligatoria la ley del celibato para todos los que ascendieran al orden presbiteral. Y así ha permanecido hasta el día de hoy. Se crearon seminarios donde los candidatos eran preparados desde pequeños para el sacerdocio, con una perspectiva apologética de enfrentamiento a la Reforma Protestante, y más tarde, a las herejías y a los “errores modernos”.

Estamos a favor que haya, como en todas las demás Iglesias, sacerdotes casados y sacerdotes célibes. No como una ley impuesta ni una condición previa para el ministerio, sino como una opción. El celibato es un carisma, un don del Espíritu para quien pueda vivirlo sin demasiados sacrificios.

Jesús bien lo entendió: es una “castración”, con el vacío que representa en afectividad e intimidad hombre y mujer. Pero esa renuncia es asumida por amor al Reino de Dios, al servicio de los demás, especialmente de los más pobres. Por lo tanto, esa carencia es compensada por una sobreabundancia de amor. Para ello se necesita un encuentro íntimo con Cristo, cultivo de la espiritualidad, de la oración y del autocontrol. Realistamente observa el Maestro: “no todos son capaces de entender eso” (Mt 19,11). Hay quienes lo entienden. Viven jovialmente su celibato opcional, sin endurecerse, guardando la jovialidad y la ternura esencial, tan solicitada por el Papa Francisco. Qué bueno sería si a su lado hubiera sacerdotes casados.

Ahora podremos finalmente alegrarnos de tener también hombres casados, bien integrados familiarmente, que podrán ser sacerdotes y acompañar la vida religiosa de los fieles. Será una ganancia para ellos y para las comunidades católicas.

Sínodo Amazonía 2019

http://www.religiondigital.org/

Famosa monja estadounidense rechazada de hablar en conferencia en Australia


La hermana Joan Chittister, de 83 años, dice que se le informó por correo electrónico que le decía que no fuera porque el arzobispo Peter Melbourne de Melbourne no había respaldado la invitación.

La Croix International staff 
Australia25 de junio de 2019

Foto de Vimeo ) 

Una conocida monja estadounidense, feminista y académica ha sido rechazada de hablar en una conferencia de educación católica en Melbourne, aparentemente a instancias del arzobispo local.

La hermana benedictina Joan Chittister, de 83 años, está en posesión de un correo electrónico que le dice que no venga, ya que el arzobispo Peter Melbourne de Melbourne no había respaldado la invitación.

Al parecer, a los líderes de la Iglesia en Australia, donde aproximadamente uno de cada cinco niños son educados por escuelas católicas, no les gusta su idea de empoderar a las mujeres y los laicos, informa The New York Times.

“Es patético”, dijo la hermana Joan en una entrevista de Erie, Pa., Donde ha vivido y trabajado con los pobres. “A estos maestros de la próxima generación de pensadores se les está negando el derecho a buscar ideas”, dijo The New York Times citando a ella.

“Lo veo como mucho más grande que una conferencia … lo veo como una actitud mental que es peligrosa para la iglesia”.

Jim Miles, director ejecutivo en funciones de Catholic Education Melbourne, uno de los grupos que organizó la conferencia anual de la Comisión Nacional de Educación Católica en la que se esperaba que la Hermana Joan hablara en septiembre de 2020, caracterizó la disputa como un fallo de comunicación.

Dice que aún no se ha invitado formalmente a nadie para que se dirija a la reunión.

“Es lamentable que a la hermana Joan Chittister se le haya dado la impresión de que la invitaron a hablar en la conferencia”, dijo. “El comité organizador de la conferencia está trabajando para garantizar que este tipo de falta de comunicación no vuelva a ocurrir”, dijo.

Sin embargo, la hermana Joan dijo que claramente había sido invitada y que más tarde recibió un correo electrónico de disculpa que anulaba la invitación.

“Me entristece mucho decir que aunque nuestro comité organizador apoyó firmemente la inclusión de la Hermana Joan como oradora en la conferencia, el Arzobispo de Melbourne no ha respaldado su inclusión”, dijo el correo electrónico.

La Arquidiócesis de Melbourne aún no ha comentado.

El Sydney Morning Herald informa que a muchos estudiosos católicos no les sorprendió la disputa, ya que “Comensoli es un teólogo moral conservador” que anteriormente se desempeñó como obispo auxiliar en Sydney bajo el ahora encarcelado Cardenal George Pell cuando era el arzobispo allí.

“Sus puntos de vista generalmente reflejan la división cada vez mayor entre el liderazgo de la iglesia y muchos católicos cotidianos”, dijo el Sydney Morning Herald.

http://www.international.la-croix.com/news/famous-american-nun-rejected-from-speaking-at-conference-in-australia/10397?utm_source=Newsletter&utm_medium=e-mail&utm_c

AFRICA: ‘No se puede negar la existencia de abuso sexual en la Iglesia africana’


Habla monja-teóloga marfileña y directora del Centro para la Protección de Menores y Vulnerables en La Croix África

Lucie sarr 
costa de marfil25 de junio de 2019

Hermana Solange Sahon Sia. (Foto: La Croix Africa)

La hermana Solange Sahon Sia es miembro de la Congregación de Nuestra Señora del Calvario.

Es teóloga y directora del Centro para la Protección de Menores y Vulnerables, que se inauguró en marzo en el Instituto Misionero Católico de Abidján. El instituto se basa en el próspero centro comercial en la nación de África Occidental de Costa de Marfil.

En esta entrevista con La Croix África , la hermana Solange habla sobre el abuso en la Iglesia y la sociedad católica.

La Croix África: ¿Cuál es la razón para la apertura de un Centro para la Protección de Menores y Vulnerables en el Instituto Misionero Católico de Abidjan?

Hermana Solange Sahon Sia: es una forma de encontrar una respuesta a un problema que está bastante ausente en la misión de la Iglesia.

Es decir, pensar en una nueva forma de evangelización que se puede llamar la evangelización de las conciencias.

El centro intenta, a través de la capacitación, la sensibilización, la escucha y el acompañamiento, ayudar a la Iglesia local en su misión de proteger a los menores y las personas vulnerables.

La creación de este centro también está en línea con el enfoque adoptado en los últimos tres años para invitar al Padre Stéphane Joulain (un sacerdote misionero de Padres Blancos que es psicoterapeuta y se especializa en casos sexuales) para capacitar a los seminaristas.

Otro desencadenante de esta idea fue el llamado del Papa Francisco a la protección de los menores y las personas vulnerables en la Iglesia.

¿Cuáles son los factores que fomentan el abuso en la Iglesia?

A menudo me gusta responder que la experiencia muestra que el abuso sexual existe en todas partes.

Es bueno subrayar esto para que la lucha contra el abuso sea un tema más holístico y se pueda llevar a cabo en cualquier parte de la sociedad: incluso en las familias y en la escuela.

A nivel de la Iglesia, existen abusos que podrían ser debidos a influencias sociales. La Iglesia no vive en autosuficiencia, la vida en la sociedad se reflejará inevitablemente en la Iglesia.

Una característica de quienes abusan de la Iglesia es la falta de integración de la sexualidad. Además, ciertas condiciones de vulnerabilidad, como la pobreza, pueden llevar al abuso.

Como a menudo se considera a la Iglesia como garante de la moralidad en la sociedad e incluso como proveedor de lecciones, esta situación requiere una demostración de los grandes valores morales y espirituales de la Iglesia.

Las iglesias en África a menudo son acusadas de una omerta (código de silencio) sobre los abusos que supuestamente se cometen en su interior, ¿qué piensan?

La práctica de mantener silencio sobre el tema del abuso no es exclusiva de África.

También le ha costado a Occidente denunciar sus abusos. Muchos de los abusos de los que estamos hablando hoy ocurrieron hace 20, 30, 40 o 50 años.

Esto significa que la discusión de temas sexuales a menudo era tabú. Las víctimas a menudo se avergüenzan de hablar sobre lo que han experimentado.

Pero está claro que no se puede negar la existencia de abuso sexual en la Iglesia africana.

Esto sería una negación de la realidad eclesial africana. El abuso no es un fenómeno nacido con o en la Iglesia, son los abusos de comportamiento, las desviaciones que se encuentran en todas las sociedades, incluidas las africanas.

El Papa Francisco se refiere al clericalismo como un caldo de cultivo para el abuso. La iglesia africana es a menudo considerada clerical.

¿Es, por lo tanto, más vulnerable al abuso?

Si nos mantenemos en esta lógica de que el clericalismo es un caldo de cultivo para el abuso y que admitimos que la Iglesia en África es clerical, es posible hacer esta deducción.

Sin embargo, los aspectos culturales deben ser tomados en cuenta. Uno de los desafíos de nuestro centro es también comprender qué puede llevar a los abusos en nuestras culturas y qué nos puede impedir hablar de ellos, independientemente de la Iglesia.

Cada vez se habla más de abuso sexual de monjas. ¿Qué crees que fomenta tal abuso?

Reacciono al mismo tiempo como religioso y como entrenador. Es una pregunta que a menudo me repugna.

Para la vida religiosa puede ser el lugar donde uno experimenta abuso, especialmente de poder y conciencia.

Cuando nos enteramos de que un joven religioso en formación ha sido despedido por razones falsas, es un abuso de poder.

Sobre el tema del abuso sexual, uno de los factores es institucional. Una gran parte de la responsabilidad recae en las instituciones.

¿Cómo pueden conferirse las vidas de los jóvenes a una institución y, sin embargo, esta institución no les proporciona una formación integral de su identidad religiosa?

Es como si estuviéramos promoviendo una cierta ingenuidad que es a la vez espiritual, intelectual y teológica. Después de eso, ¿qué esperamos? Hacemos presas fáciles, ya sea para obispos, sacerdotes o laicos.

Que las congregaciones religiosas asuman la responsabilidad de las jóvenes que desean seguir a Cristo a través de la consagración.

También está el factor económico. ¿Proporcionan las instituciones a los religiosos el mínimo para vivir decentemente? También puede ocurrir que algunas monjas tengan deseos que vayan más allá del alcance de su compromiso.

Si un religioso codicia demasiados bienes materiales, está expuesta a aceptar propuestas que van más allá de los requisitos del compromiso religioso. La vida religiosa sigue siendo una elección que hacemos e incluye un voto de pobreza.

Pero el problema económico puede surgir de otra manera. ¿Puede la monja vivir en un lugar tranquilo, vestida y alimentada cuando su familia no tiene nada que comer?

Estas son preguntas que deben explorarse si queremos llevar una vida religiosa auténtica que tenga en cuenta las realidades africanas. A menudo hay algún tipo de tensión.

Podemos tener benefactores totalmente desinteresados ​​que creen en nuestra consagración y que quieren ayudarnos a trabajar para la Iglesia, pero desafortunadamente esto no siempre es así.

¿Qué piensas de las decisiones tomadas por el Vaticano para combatir los abusos?

Como fue el caso en el Concilio Vaticano II, esta es la obra del Espíritu. El ‘motu proprio’ del papa [publicado en mayo sobre los requisitos para reportar el abuso sexual administrativo] es un texto extenso que se publicó después de un largo período de discusión y reflexión.

Es el resultado de consultas entre el Papa, los obispos y los superiores de las congregaciones religiosas.

Estas son decisiones saludables. Es cierto que el texto a veces es un poco duro, pero la Iglesia ahora se enfrenta a una realidad: está tratando de enfrentar algo doloroso por dentro y por fuera.

Un sacerdote me señaló que con este texto, notamos una cierta vulnerabilidad del sacerdote. También será un lugar de verdad.

Dado que, con el establecimiento de estructuras para denunciar los abusos impuestos por el texto papal, las responsabilidades serán más precisas.

http://www.international.la-croix.com/news/there-is-no-denying-the-existence-of-sexual-abuse-in-the-african-church/10394?utm_source=N

MUJERES-IGLESIA-CHILE: Gratitud, alegría, sororidad, dolores, mujeres, canto, mesa compartida. Cena del Señor.


Desde Chile, nuestras hermanas y compañeras, han tenido la ocasión de reunirse, y mostrarnos que no se han quedado quietas, ante la crisis de la Iglesia. Para ellas, crisis es señal de vida nueva. La Iglesia nos necesita, y con Ella y por Ella vamos rescatarla para anunciar la Buena Nueva, asumimos el encargo de Jesús Resucitado hecho a Maria de Magdala y a las otras mujeres cuando les dijo:  “No temáis. Id, avisad a mis hermanos que vayan a Galilea, y allí me verán”. Mateo 28:10

CRONICA FOTOGRAFICA DE ACOGIDA, CELEBRACIÓN Y COMPARTIR LA CENA DEL SEÑOR.

Después de compartir la Cena del Señor, seguimos celebrando, y agradeciendo a Dios nuestras vidas, para anunciar su mensaje.


Gracias, mis hermanas y compañeras de campaña ante el rescate y reforma de la Iglesia. Gracias, por su compromiso, gracias por sus alegres sonrisas que nos contagian y dan alegría.

Fotos: compartidas de Mujeres-Iglesia-Chile.

Olga Lucia Alvarez Benjumea ARCWP

Presbitera

Curas casados, la puerta que comienza a abrir el Vaticano


En el Sínodo de la Amazonia se debatirá también si conferir un  ‘ministerio oficial’ a mujeres.

Papa Francisco

El papa Francisco, que estuvo a mediados de junio de visita en Nápoles (Italia), ha reiterado que “el celibato es un don para la Iglesia”.Foto:

Por: Darío Menor Torres 22 de junio 2019 , 07:43 p.m.

David Romero es un jesuita de origen estadounidense afincado en Brasil desde hace décadas. Por su labor como misionero entre los pueblos originarios de la Amazonia, sabe bien que uno de los mayores problemas para la Iglesia católica en esta enorme región es la gran escasez de sacerdotes. 

“Hay miles y miles de comunidades diseminadas en inmensas extensiones territoriales donde no se celebra la eucaristía”, dice Romero, recordando cómo en alguna ocasión ha oficiado misa con indígenas que llevaban 10 años sin ver a un cura. “Fue una sensación muy especial”, afirma.

Tanto los católicos locales como el propio Vaticano son conscientes de esta enorme limitación y están tratando de buscarle una solución.

Por eso, en el Sínodo de los Obispos sobre la Amazonia, que se celebrará en Roma del 6 al 27 de octubre, habrá una inédita reflexión sobre la posibilidad de ordenar como sacerdotes a hombres ancianos casados y respetados en sus comunidades para intentar paliar así la escasez de curas.

Este debate ha generado una enorme atención sobre la próxima asamblea. Serán los prelados de los nueve países de la región panamazónica, los miembros de la curia romana invitados, un grupo de expertos y auditores, y los 20 indígenas presentes en el sínodo los que estudiarán esta posibilidad.

Papa Francisco

El sumo pontífice reiteró  que “el celibato es un don para la Iglesia” y no estaba de acuerdo con que fuera “opcional”.Foto:

AFP

La última palabra corresponderá, no obstante, al papa Francisco, que ya dejó claro el pasado enero, que solo contemplaría que hombres casados maduros accedieran al sacerdocio en “lugares remotos”. 

Además, el sumo pontífice reiteró en aquella ocasión que “el celibato es un don para la Iglesia” y que no estaba de acuerdo con que fuera “opcional”. Para dar aún más vigor a sus palabras recordó una frase de san Pablo VI al respecto: “Prefiero dar la vida antes que cambiar la ley del celibato”.

El ‘Instrumentum laboris’ (documento de trabajo) sobre la asamblea sinodal publicado esta semana pide que, para las zonas “más remotas” de la Amazonia, se estudie “la posibilidad de la ordenación sacerdotal para personas ancianas, preferentemente indígenas, respetadas y aceptadas por su comunidad, aunque tengan ya una familia constituida y estable”.Un asunto polémico

A estas personas se les conoce como ‘viri probati’, pero el texto de la Santa Sede no echa mano de este término que genera polémica en los sectores eclesiales más conservadores, al considerar que su acceso al sacerdocio puede ser el primer paso para la abolición del celibato obligatorio para los presbíteros en las comunidades católicas de rito latino. En las de rito oriental resulta voluntario. 

El cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los Obispos, justificó que el documento no utilice el término ‘viri probati’ porque “se ha convertido casi en un mito” y se ha “abusado de la expresión”.

Sacerdote

El ‘Instrumentum laboris’ pide que, para zonas remotas se estudie “la posibilidad de la ordenación sacerdotal para personas ancianas, preferentemente indígenas, aunque tengan ya familia constituida”.Foto:

EL TIEMPO

La finalidad de la ordenación de estos hombres casados, según el Instrumentum laboris, es “asegurar los sacramentos que acompañan y sostienen la vida cristiana” y evitar así que haya comunidades que, debido a las enormes distancias y a la escasez de clero, estén años sin tener contacto alguno con un sacerdote. 

Precisamente, el documento de trabajo invita a pasar “de una ‘Iglesia que visita’ a una ‘Iglesia que permanece”, para lo que también pide promover “vocaciones autóctonas”.

La otra gran cuestión controvertida sobre la que se debatirá en el Sínodo es el tipo de “ministerio oficial que pueda ser conferido a la mujer”, de manera que quede reflejado su “papel central” en la Iglesia amazónica. Es lo que plantea el Instrumentum laboris, destacando la importancia de “garantizar su liderazgo” y de que tengan espacios cada vez más “amplios y relevantes”. El texto pide de manera ambigua identificar para ellas un “ministerio oficial”, sin aclarar si se trata del acceso al diaconado femenino o de alguna otra alternativa.

Vemos la necesidad de repensar, replantear y profundizar las ministerialidades necesarias en un territorio tan particular como la Amazonia

El arzobispo Fabio Fabene, subsecretario del Sínodo de los Obispos, explica que no se quiso hablar de diaconisas porque el papa Francisco considera que ese tema precisa de “una ulterior profundización”. 

El pontífice anunció hace tres años la creación de una comisión de expertos para estudiar cómo era la labor de las diaconisas en los primeros siglos de la Iglesia, pero el grupo de trabajo concluyó su labor hace un año sin que se haya llegado a un acuerdo.

El diaconado femenino es rechazado igualmente por los sectores conservadores, al considerar que puede convertirse en la puerta de entrada para una posterior aprobación de que las mujeres accedan al sacerdocio.Un papel para la mujer

Fueron las propias comunidades católicas locales las que pidieron que se reflexionara sobre la posibilidad de que los hombres casados de edad y respetados por sus comunidades puedan ser ordenados presbíteros, así como la de que a las mujeres se les confiera algún tipo de “ministerio oficial”. Lo hicieron a través del amplio camino de consulta realizado durante los últimos meses. 

“Al menos 87.000 personas formaron parte directamente del proceso de escucha conducido por la Red Eclesial Panamazónica (Repam)”, cuenta Mauricio López, secretario ejecutivo de esta organización creada en 2014 para coordinar las actividades de protección de la Amazonia.

Al menos 87.000 personas formaron parte directamente del proceso de escucha conducido por la Red Eclesial Panamazónica (Repam)

Vemos la necesidad de repensar, replantear y profundizar las ministerialidades necesarias en un territorio tan particular como la Amazonia, donde hay una profunda fragilidad de la Iglesia, existen signos de amenaza a la vida de quienes allí habitan y se da una gran ausencia no solo de sacerdotes, sino también de misioneros”, reconoce López.

Romero, por su parte, destaca sus esperanzas de que el sínodo propicie un debate sobre “el papel de la mujer como evangelizadora y como líder en las comunidades eclesiales. Muchas veces son profesoras en las escuelas, son personas de liderazgo, con muchos talentos y capacidades, pero no están bien reconocidas por la Iglesia”.

DARÍO MENOR TORRES
Para EL TIEMPO
Roma

http://www.eltiempo.com/mundo/europa/vaticano-abre-la-puerta-a-ordenacion-de-hombres-casados-en-la-amazonia-379528

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: