HERMANAS DE LA COMUNIDAD CRISTIANA COMENZÓ EN 1970


Sobre el artículo hermanas por COMUNIDAD CRISTIANA, mi comunidad religiosa

HTTPS://WWW.SFCCINTERNATIONAL.ORG/

h ttp:? //www.catholicglobe.org/ p = 5,906

Por JOANNE FOX
joannef@scdiocese.org
El 19 de febrero de 2015, The Globe Católica inició su serie de artículos que destacan el Año de la Vida Consagrada, promovido por Francisco. El año concluyó el 2 de febrero, al igual que nuestra serie de artículos con esta edición.
En respuesta a la llamada del Vaticano II para incluir modelos participativos de organización, las hermanas por la comunidad cristiana (SFCC) surgió como una comunidad distinta en 1970 – a dar testimonio en la forma de los votos tradicionales de obediencia, castidad y pobreza, expresado como escuchar, amar y servir.
Lillanna Kopp (hermana Audrey Kopp), un estudioso de la antropología y la sociología, en los años inmediatamente siguientes Vaticano II, atravesó los Estados Unidos y Canadá hablando en “Capítulos de Renovación” y los consejos hermanas diocesanas sobre las opciones de renovación de las estructuras dentro de las mujeres
Kopp

Kopp
comunidades religiosas, como se pide por el Concilio Vaticano II de 1962-65.
Kopp creía que eran hermanas y mujeres que buscaban una estructura y forma de vida religiosa fuera de una organización tradicional de la congregación, que todavía deseaba servir a su máxima capacidad de acuerdo con la premisa del Evangelio. Se prevé que estas mujeres que trascienden las distancias geográficas y se pone en una red de comunicación y la unidad. Kopp ha creado un perfil que delineó un nuevo tipo de comunidad basada en un carisma común de la unidad en Cristo.
En agosto de 1971, casi 40 mujeres, inspirados en Kopp, se reunieron en Dunrovin, Minn., Para trazar su futuro juntas. Ellas refinaron y afirmaron un documento oficial de identidad y propósito, e hizo hincapié en la sencillez, la comunidad y la solidaridad como sus señas de identidad.
Estas mujeres resuelven primero en explorar una nueva estructura de la vida religiosa – que encarna la visión y el desafío del Vaticano II – la solidaridad y la igualdad a través de la autodeterminación y la colegialidad. A través de esta nueva estructura, SFCC pretende dar testimonio de la iglesia como una comunidad sacudió la cama en su espiritualidad compartida que encuentra su fuente en la oración de Cristo, “para que todos sean uno”.
En 1995 SFCC define a sí misma como una “comunidad profética-eclesial” que debe “hablar la verdad del amor y crecer en la madurez de Cristo” (Ef 4:15). SFCC describe a sí misma como una comunidad no canónica de mujeres consagradas que se auto-determinación, la auto-regulación y auto-gobierno.
Desde su creación, SFCC se han reunido todos los veranos en asamblea general para construir su red de comunicación, para afirmar su unidad y el compromiso y explorar cada vez más amplios parámetros del ministerio. En los 40 años que han pasado desde que el primer montaje, más de 1.000 mujeres han aceptado el pedido. A partir de 2015, hay 31 regiones SFCC repartidos por 14 naciones,
SFCC puede vivir solo o con otros. Comunidad se mantiene a través de contactos personales, reuniones y boletines de noticias regionales e internacionales. SFCC es colegiada en todas las decisiones que afectan a la comunidad. Cada miembro es autoportante y dedica sus energías y talentos al servicio de la construcción de la comunidad cristiana. ministro SFCC en las parroquias y en el mundo profesional.
En la Diócesis de Sioux City, la hermana Mary Ann Nacke representa las hermanas por la comunidad cristiana.
La hija de Joseph y Maude (Barlow) Nacke creció en Remsen y se graduó de la Escuela Secundaria de Santa María. La vida religiosa no fue ajeno a ella como dos de sus tías eran monjas benedictinas.
Fue miembro de las Hermanas de San Francisco de Dubuque, sirviendo en la Diócesis de Sioux City, en escuelas, parroquias y como trabajador de la salud mental en el departamento del capellán en el Instituto de Salud Mental en Cherokee, antes de abrazar a las hermanas por la comunidad cristiana hace cerca de 35 años.
“No me separo de mi comunidad anterior porque no me gusta la vida religiosa o porque fue separada de ellos”, insistió. “Todavía tengo una gran cantidad de amor y afecto por las hermanas.”
Al unirse a las hermanas por la comunidad cristiana, la hermana Mary Ann señaló las bendiciones asociadas con ser un miembro de la orden.
“Simplemente quería un lugar en mi ministerio que estaba más en línea con el Vaticano II,” dijo. “Si usted cree que Dios obra en todas las circunstancias y situaciones, entonces se puede entender por qué alabar y dar gracias a Dios por todo lo bueno que ha venido a mí.”
La hermana Mary Ann se retiró como un terapeuta de matrimonio y la familia después de haber enseñado durante 22 años en Siouxland Family Practice Resendency. Involucrados durante décadas con la Renovación Carismática, que sigue trabajando con eventos coordinados por el Santísimo Sacramento liderada por Espíritu Grupo oración de intercesión.
Más información sobre las hermanas de la comunidad cristiana se puede encontrar en sfccinternational.org.
http://bridgetmarys.blogspot.com.co/2017/05/article-about-sister-for-christian.html?spref=fb

COLOMBIA: “ARMAS” ENCONTRADAS EN EL PARO DE BUENAVENTURA Y CALI: MARIMBAS, CONUNOS, MARACAS, TAMBORES, GUASA. Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*


 

 

 

Después de haber vivido en la Isla de Cascajal=Buenaventura, y haber trabajado muy de cerca del Profeta de la No-violencia, Gerardo Valencia Cano, no puedo menos que elevar mi voz, grito de dolor, ante lo que veo, escucho, sucede y  está sucediendo  en el principal puerto colombiano sobre nuestra  Costa Pacífica.

 

Qué está pasando? ¿Quiénes son los peligrosos? ¿Los que mantienen la pobreza y se usufructúan de ella?

 

Con profundo dolor, que no puedo ocultar, miro las noticias ocasionadas por nuestros dirigentes y gobernantes, quienes seguramente de muy “buena voluntad” aparecen protegiendo el saqueo y el robo que en esa hermosa y rica zona, se le hace a nuestra Madre Tierra. Ver: (http://www.eltiempo.com/colombia/cali/mineria-ilegal-en-el-naya-cauca-y-valle-piden-reactivar-bases-militares-91374.

http://noticias.caracoltv.com/cali/masiva-movilizacion-en-jamundi-en-rechazo-asesinato-de-180-indigenas-tras-acuerdos-de-paz-con-farc

 

Que se escucha, en ese sonido largo y sordo la protección hacia nuestro pueblo afro, e indígenas? Gritos de dolor, terror y muerte!

 

Dónde se les está respondiendo y reconociendo al Pueblo Afro e Indígenas, lo que hace años, están solicitando? Vivir con dignidad! Agua potable, servicios públicos, salud, educación vivienda, empleo?

 

Lo que han decidido, en su reunión para “calmar el paro” que pena, tener que decir: es un enorme parche, donde no es el dolor (Ver: http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/reunion-entre-gobierno-y-protestantes-por-paro-en-buenaventura-91622

 

Qué vergüenza, que alguno de nuestros representantes afros, haya aprendido mañas corruptas, ajenas al pueblo afro! Ver: https://www.las2orillas.co/contrato-4-7-mil-millones-entrego-alcalde-buenaventura-festival-reinado/

 

Y qué decir de los verdaderos dueños de Buenaventura? Cuál de ellos ha dormido sin techo, ni pan, descalzo, en la selva en medio de un aguacero, y el peligro que esto representa? O navegado por el rio San Juan, al calor de la lluvia y el sol, que generosamente ha secado las ropas pegadas al cuerpo? Ya sea pescando o sacando madera.

 

En el Libro del Génesis 1:28 leemos que Dios, nos ha dicho a mujeres y hombres: “Dar a luz a muchos. Creciendo en número. Llenar la tierra y gobernar sobre ella. Dominen a los peces del mar, sobre las aves del cielo, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.” Pero, parece que hemos leído mal, perdón, interpretado mal, este texto. El “dar a luz y crecer en número”, en ninguna parte dice que sea a matar, hasta que queden unos pocos…El “llenar la tierra y gobernar sobre ella” Tampoco dice que sea oficio de unos pocos esta tarea: es responsabilidad de todas y todos! “Dominen a los peces del mar, sobre las aves del cielo, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra”. Nuestro pueblo afro, indígena, campesino, las mujeres, lo niños, no son ni peces, ni aves, ni bestias, para someterles y menos para acabar con ellxs.

 

No hay que olvidar la Historia, así ya no sea materia obligatoria en el Pensum Educativo del país.

 

Vigilemos nuestras acciones y actitudes, no estamos muy lejos de provocar, incluso con más violencia, lo que nuestro país vivió en el 48, y lo que hemos visto en pasados “Acuerdos de Paz” más recientes.

 

Les dejo con las marimbas, conunos, guasa, tambores y maracas.

 

https://www.google.com.co/search?newwindow=1&site=webhp&source=hp&q=me+voy+pa´+vete+musica

 

*Presbitera católica romana.

Parroquia Católica Inclusiva Oscar Romero


Monseñor Romero concelebrando en la Iglesia Pueblo de Dios.

Boletín del domingo, 28 de mayo de 2017 7º domingo de Pascua

 

Queridas y queridos amigos,

A veces, cuando la gente oye hablar de mi viaje a México, Guatemala y El Salvador, me preguntan si fue un viaje misionero. No, trato de explicarles. De hecho, aparte de ayudar con un enorme proyecto en grupo para limpiar cada silla en la iglesia de Shekina, no puedo decir que logré algo, útil o productivo todo el tiempo que estuve allí.

No, no es un viaje de misión. Más bien, una peregrinación sacerdotal, celebrando el sacramento de la amistad.

En México, mis amigos Tonia y Ricardo viajaron aproximadamente tantas horas en autobús desde Oaxaca como lo hice yo en avión desde Rochester, para que pudiéramos reunirnos en la Ciudad de México durante dos días de la mayoría esperando autobuses, jugando con su nieta, compartiendo la comida que tuvimos en nuestras mochilas, y tomar fotos de los demás. Varios miembros de la familia de Tonia participaron en este gran acto de amor y amistad, a pesar de un montón de problemas, simplemente para pasar tiempo juntos. Viajamos juntos a la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, un lugar donde el aire está lleno de una alegría simple, las y los extraños son educados, el uno al otro en una especie de temor comunal y poder celebrar ante este gran signo del amor y la presencia de Dios. Compartimos la comunión en forma de panes arrancados del pan de Oaxaca que Tonia llevaba en su mochila y pedazos de las barras de Clif que llevaba en la mía, evitando la fatiga y el hambre mientras esperaba esos autobuses.

En Guatemala hubo una comunión más formal y solidaria, celebrada con campesinos y obreros que protestaban contra la minería destructiva en ese país, de nuevo con el pan de Tonia de Oaxaca, que llevaba de país en país. Nuestra misa estaba en una tienda al lado de la carretera, un lugar vulnerable, pero visible para su protesta minera en curso. Al principio extraños, amigos al final, el respeto mutuo y el entendimiento creciendo en nuestro breve pero profundo intercambio. La comunión hace eso, a veces. Luego bendecimos su campamento, tomamos fotos – y luego nuestro nuevo amigo, Transito, acompañó a Gustavo ya mí en un largo paseo hasta la parada del autobús. Nuestros caminos nunca volverán a cruzarse, pero en ese momento se encendió la luz de la amistad. Compartimos el pan y la copa, y la vulnerabilidad de esa tienda al lado del camino, y la sombra, y suficiente de nuestras historias para vislumbrar la luz de Dios en el otro.

Cuando planeamos este viaje, se suponía que se trataría de una visita a Tonia y Ricardo en Oaxaca, y luego un viaje a El Salvador para la canonización de Monseñor Romero, será cuando eso suceda. Pero luego recibí una invitación de Ruth Orantes, para participar en la celebración del 25 aniversario de la iglesia de Shekina. ¿Cómo podría decir que no a eso? La atracción de la amistad es más fuerte que la atracción para participar en un momento histórico… así que eso es lo que hicimos. Después de doce años hay tantos recuerdos juntos, como levantarse a las 4:30 am para nadar con Yani y Fabio en la piscina municipal (lo más maravilloso de El Salvador!) – o Ruth, Bernhard y Tina viniendo a Rochester Cuando fui ordenada – los matrimonios y los nacimientos se regocijaban, las muertes lloraban, los momentos celebrados. Estaban rezando por Capo cuando él estaba en el centro de detención, y han orado por nosotros muchas veces, desde entonces. ¡Qué hermoso vínculo de amistad!

Gustavo ha rogado mucho por nuestra comunidad, cada vez que va a la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, me dice. Creo que es bastante maravilloso que esta pequeñita iglesia tiene amigos a través de las fronteras, a través de las denominaciones. Tenemos amigos en toda América Latina, a través del océano en Austria, en todo nuestro propio país – Florida, Tennessee, Massachusetts, Nueva Jersey – qué gran bendición. ¡Que nuestras amistades iluminen el mundo!

¡¡¿Y adivina qué?!! He estado orando por la casa que esperamos conseguir para el ministerio de migrantes … el sueño crece más fuerte y más fuerte … En realidad rezo por un milagro … y justo ahora tenía una llamada del agente de bienes raíces diciendo que la casa que tratamos de comprar en febrero no ha sido vendida, y debemos intentarlo de nuevo. (Si lo conseguimos, alguien que llame a Roma, ¡Monseñor Romero necesita un solo milagro para la santidad!) Ruego que la Casa de Hospitalidad Oscar Romero sea luz para el mundo también!

Aquí hay otra luz en el mundo: Karen Keenan y Tom Moore, y el “El Memorial en Tiempo de Guerra” que han hecho cada Día Memorial durante los últimos 14 años. Se unirán a nosotros este 29 de mayo a las 9 am en el Parque de Genesee Crossroads para orar por la paz!

 

Amor a todas y todos,

 

Chava+  RCWP

PS Voy a ver al agente inmobiliario el jueves para hacer otra oferta. Oraciones bienvenidas 🙂

“Si has venido a ayudarme, estás perdiendo el tiempo. Si has venido porque tu liberación está ligada a la mía, entonces trabajemos juntos”.

Palabras utilizadas por Lilla Watson, anciana aborigen, activista y educadora de Queensland, Australia

 

Remitido al e-mail

Teresa Forcades (Teóloga y monja): «Es necesaria una teología que avance más allá de cualquier estereotipo de la mujer»


 

Teresa Forcades

  • La autora del libro ‘La Teología Feminista en la Historia’ ofreció una charla en Portalea sobre ‘Espiritualidad y género’

La monja y teóloga catalana, Teresa Forcades (1966) ofreció ayer una conferencia sobre ‘Espiritualidad y género’, en Portalea, dentro de una convocatoria organizada un grupo de mujeres del entorno de las iglesias de Eibar que se vienen reuniendo quincenalmente en la parroquia de San Andrés desde hace más de 11 años. Forcades, natural de Barcelona, es licenciada en Medicina. Se trasladó a Estados Unidos para cursar la especialización en Medicina Interna en la Universidad Estatal de Nueva York. De regreso a España ingresó en el monasterio benedictino de Montserrat. Su título en Teología no fue convalidado por las facultades católicas españolas al haberlo obtenido en una facultad protestante. Así y todo, Forcades publicó en 2007 el libro ‘La teología feminista en la historia’, en el que la sitúa en el marco de las teologías críticas o de la teología de la liberación, haciendo una revisión histórica de las mujeres que a lo largo de la historia han vivido la contraposición entre el discurso teológico y la experiencia de Dios. En 2013 creó, junto con Arcadi Oliveres, una plataforma popular para promover la autodeterminación de Cataluña. En 2015 Forcades dejó el convento de las benedictinas, para concurrir a las elecciones autonómicas catalanas, aunque no ha dejado de ser religiosa.

-¿No piensa que la lectura de las Sagradas Escrituras dejan a la mujer en un segundo plano? ¿No piensa que surge de esa lectura una imagen de la mujer muy estereotipada y hasta cierto punto machista?

-Eso depende de cómo se lean y de cómo se interpreten las Sagradas Escrituras. Si se saca de su contexto histórico, la afirmación ‘que las mujeres callen en la Iglesia’ resulta simplemente sexista. Si se tiene en cuenta el contexto, entonces esta afirmación preservada en la Biblia, además de ser sexista, da testimonio de que en los primeros siglos había mujeres que sí hablaban en la Iglesia y aparece una imagen de las primeras comunidades que contribuye a cuestionar la historia de la humanidad tal como nos la han contado, y no me refiero solamente al ámbito religioso. En la carta de San Pablo a los Romanos, por ejemplo, aparece el nombre de Junia, una mujer apóstol, que san Pablo considera con reverencia. En la Edad Media, el nombre de Júnia (femenino) se cambió por el de Júnias (masculino).

-¿Cuáles son los trabajos que viene realizando en favor del impulso de la espiritualidad desde una perspectiva de genero?

-En 2007 publiqué ‘La teología feminista en la historia’, donde recojo el testimonio de mujeres teólogas como Cristina de Pizán, Isabel de Villena, Moderata Fonte, Lucrezia Marinella, Teresa de Jesús, María Jesús de Ágreda, Juana Inés de la Cruz, Marie de Gournay, Bathsua Makin, Anna Maria van Schurman, Margaret Fell, Mary Astell, que abarcan desde el siglo XIV al XVII. En 2015 publiqué ‘Por amor a la justicia: Dorothy Day y Simone Weil’, un trabajo centrado en la vida y obra de estas dos grandes mujeres del siglo XX, comprometidas con las luchas obreras, que, tras declararse ateas y vivir como tales su primera juventud, experimentaron de una forma sorprendente para ellas la presencia de Jesús en sus vidas. Mi último libro, que aparecerá en octubre es ‘Los retos del Papa Francisco’. En él abordo, entre otras, la cuestión de las mujeres en la Iglesia. Aparte de los libros, doy cursos y charlas diversas sobre la espiritualidad y la teología hecha por mujeres y también sobre la necesidad de formular una teología capaz de avanzar más allá de cualquier estereotipo.

-¿Ha sido costoso para usted mantener posiciones un tanto revolucionarias en el ámbito de la espiritualidad y género?

-Hasta ahora no ha sido muy costoso. Tengo el apoyo de mi comunidad y también de mi obispo que, aunque piense distinto, no es un hombre autoritario. A pesar de ello, durante el papado de Juan Pablo II y de Benedicto XVI, los grupos integristas católicos se sentían fuertes y había muchas más críticas en internet contra mí que ahora, con el papa Francisco han desaparecido. Más costosa ha resultado mi posición crítica hacia los intereses de las grandes compañías farmacéuticas y hacia ciertos intereses políticos en Cataluña.

-¿Ha recibido presiones para no trabajar en el ámbito político?

-De la Iglesia no, ninguna. Lo que me pidió mi comunidad fue que mientras estuviera activa en la política pidiera un tiempo de exclaustración para evitar la presión mediática sobre el monasterio y así lo hemos hecho.

-¿Cuáles fueron los motivos que le llevaron al estudio de la teología protestante?

-Elisabeth Schüssler Fiorenza es una teóloga feminista católica reconocida mundialmente por sus trabajos de interpretación bíblica. Traduje uno de sus libros y ella me animó a pedir una beca en Harvard, que es donde ejerce de profesora. En Harvard, aunque su origen sea metodista, no se enseña solamente teología protestante sino que hay profesores católicos y ortodoxos y también judíos, musulmanes y budistas. Lo que me atrajo a Harvard no fue la teología protestante sino la calidad de su enseñanza. Luego, cuando ya era monja y tras terminar mi doctorado sobre la Trinidad, me trasladé a Berlín para hacer el postdoctorado y me invitaron a dar clases en la Facultad de Teología de la Universidad Humboldt, que es protestante pero tiene una cátedra dedicada a la teología católica. Sin embargo, yo no trabajé en esa cátedra, sino en la de los estudios de género.

-¿Cómo conseguir acercar al público juvenil a la fe religiosa en unos tiempos?

-Mi experiencia con jóvenes es sobre todo en Alemania (Berlín), que es donde he dado clases en la universidad. Observo que entre ellos disminuye la tendencia, que estaba vigente hace algunos años, a separar espiritualidad (vivencia personal de la fe) de religión (vivencia institucionalizada). Los jóvenes de hoy son más sensibles a los límites del individualismo y más abiertos a las experiencias comunitarias. La mejor forma de ponerlos en contacto con la fe religiosa sigue siendo proponerles experiencias de silencio, de encuentro con uno mismo, y el contacto con testimonios creíbles a los cuales puedan formular sus preguntas e inquietudes.

http://www.diariovasco.com/bajo-deba/eibar/201705/23/teresa-forcades-teologa-monja-20170523000836-v.html

Crítica participación de la mujer en la Iglesia


Posted:

img

(Jorge Costadoat, SJ).-

El Papa Francisco ha abierto un ciclo de sínodos para auscultar lo que ocurre en la Iglesia. Terminó el sínodo de la familia. Comienza dentro de poco el de los jóvenes… ¡Extraordinario! Me pregunto: ¿no podría convocar un sínodo de la mujer?

No un sínodo “sobre” o “para” la mujer, sino uno “de” la mujer: organizado y llevado a efecto por las mismas mujeres. Uno “sobre” o “para” la mujer no se necesita. Terminaría en esos florilegios a las mujeres que, en vez atender a sus necesidades, las ensalzan tal cual son para que sigan haciéndolo tan bien como hasta ahora. Sí se necesita, en cambio, un sínodo “de” la mujer: urge oír a las mujeres.

Para la Iglesia la escucha de la palabra de Dios en los acontecimientos históricos tiene una obligatoriedad parecida a la de dejarse orientar por la Sagrada Escritura. Si Dios tiene algo que comunicar en nuestra época, la Iglesia ha de discernir entre las muchas voces que oye aquella que, gracias a los criterios que le suministra su tradición histórica, es imperioso reconocer, oír y poner en práctica. Pues bien, sin duda la voz de los movimientos feministas de hace ya más de cien años constituye una palabra de Dios a la que la Iglesia debe poner atención. No toda propuesta feminista puede ser “palabra” de Dios, pero excluir que Dios quiera liberar a las mujeres ha llegado a ser, en teología, una especie de herejía; y, en la práctica, un tipo de pecado.

¿Qué habría la Iglesia de oír de la mujer como signo de los tiempos? El derecho de la mujer a ser mujer, entiendo, se expresa en dos tipos de movimientos (A. Touraine: 2016). El movimiento “feminista”, en términos generales, ha luchado para que la mujer tenga iguales derechos cívicos y políticos que los hombres. Este movimiento se replica en el campo eclesiástico en las demandas por participación de las mujeres en las instancias de gobierno, pastorales y sacramentales. La causa emblemática es la de la ordenación sacerdotal. Pero hay otro movimiento que es más profundo y más crítico, y que constituye el fundamento de derechos jurídicamente exigibles. A saber, el movimiento “femenino” que tiene por objeto la liberación “de” la mujer “por” la mujer de las funciones, categorizaciones y servicios que se le han impuesto a lo largo de la historia. Me refiero a la liberación interior que algunas mujeres han logrado alcanzar, desprendiéndose del patriarcalismo y androcentrismo que les ha sido inoculado desde el día de su nacimiento.

La Iglesia institucional en el mundo de las democracias occidentales ha llegado tan tarde a luchar por los derechos de las mujeres; es más, ha sido tan sorda a sus clamores de comprensión y de dignidad, que tiene poca autoridad para hablar de ellas. La misma exclusión de las mujeres en las tomas de decisión eclesiales es prueba de un interés insincero o acomodaticio por ellas. Acaba de terminar un sínodo sobre la familia en el que no votó ninguna madre…

Es verdad que ha habido algún espacio en la Iglesia para una liberación femenina. Siempre ha sido posible el encuentro persona a persona entre Dios y la mujer –ocurrida, por ejemplo, en ejercicios espirituales y en la vida religiosa. Este encuentro ha hecho a las mujeres más mujeres. En estas ocasiones el amor de Dios ha podido sostener la lucha de una “hija de Dios” contra la “sirvienta” del marido, de su hijos, de su padre y de su propia madre (“machista”). Pero, ¿han sido estos encuentros suficientemente significativos como para decir que la Iglesia se interese por la mujer? ¿Quiere realmente la Iglesia que sean ellas personas libres y dignas, capaces de recrearse y recrear la Iglesia con su diferencia? ¿Interesa al colegio episcopal acogerlas, es decir, está dispuesto a considerarlas realmente protagonistas y no actores secundarios de la evangelización? Hoy muchas mujeres piensan que el estamento eclesiástico las sacraliza para sacrificarlas.

La mujer hoy levanta la cabeza. Ya no aguanta que se aprovechen de su indulgencia. Me decía una señora de clase alta: “Dejé a mi ex marido cuando descubrí que me hacía sentir culpable por no tolerar sus violaciones”. Dos años después dejó la Iglesia.

La Iglesia necesita un sínodo de la mujer.

¿Cómo habría de hacerse? No dará lo mismo el cómo. En este sínodo tendrían que participar especialmente las mujeres que están haciendo la experiencia espiritual de haber sido liberadas por Dios del “hombre” que, personal, cultural o institucionalmente considerado las ha precarizado. Ayudarían las muchas teólogas de calidad que existen. Las he leído. Poco tendrían que aportar, por el contrario, mujeres asustadas con su propia libertad. ¿Pudieran participar en él algunos hombres? Sería indispensable. El descubrimiento de la mujer por la mujer necesita de la mediación de su “opresor”.

Hablo de algo grave. La actual condición de la mujer en la Iglesia, a estas alturas, no es un descuido. Es un pecado. La apuesta cristiana es esta: el Evangelio ayuda a que las mujeres lleguen a su plenitud; el anuncio del Evangelio si no se encamina a desplegar integralmente a las mujeres, no es evangélico.

Pensé que la carta del Concilio Vaticano II a las mujeres tendría algo que aportar sobre este tema. Nada. Todo lo contrario. Confirma el problema: “La Iglesia está orgullosa, vosotras lo sabéis, de haber elevado y liberado a la mujer, de haber hecho resplandecer, en el curso de los siglos, dentro de la diversidad de los caracteres, su innata igualdad con el hombre”. Sigue: “Esposas, madres de familia, primeras educadores del género humano en el secreto de los hogares, transmitid a vuestros hijos y a vuestras hijas las tradiciones de vuestros padres, al mismo tiempo que los preparáis para el porvenir insondable. Acordaos siempre de que una madre pertenece, por sus hijos, a ese porvenir que ella no verá probablemente” (año 1965). La mujer es alabada y postergada.

El Concilio no abordó el tema de la mujer. Esta carta fue un saludo a la bandera.

Se necesita un sínodo que, al menos, devuelva a las mujeres la importancia que tuvieron en las comunidades cristianas de siglo I. Un sínodo, y mejor un concilio, que ponga en práctica al Cristo liberador de las más diversas esclavitudes y auspiciador de la dignidad de los seres humanos sin exclusión.

Jorge Costadoat, SJ

http://www.reflexionyliberacion.cl/ryl/2017/03/06/critica-participacion-de-la-mujer-en-la-iglesia/

Lo que realmente sucede en Colombia: De dos Mujeres Sacerdotes católicos romanos  Colombia por el Dr. Judy Lee, RCWP


https://judyabl.blog/2017/05/21/what-is-really-happening-in-colombia-from-two-roman-catholic-women-priests-in-colombia/


Nos estamos  agradecidas a nuestra RCWP en Cali, María Elena Sierra Sanchez por este testimonio de lo que está sucediendo en Colombia actualmente.Vemos que los maestros apenas se les paga un salario digno para dar clases de hasta 50 alumnos, las escuelas están literalmente cayendo a pedazos y con frecuencia no hay materiales básicos para los estudiantes.También aprendemos de María Elena Rev. que FECODE (Unión de Maestros) miembros protestan en las calles y que sus líderes han recibido amenazas contra su vida y han atacado violentamente. Esto es consistente con la experiencia de nuestro Rev. Maria Elena Sanchez Mejía también un principio de Cali, pero aquí ahora que su vida también se ha visto amenazada por la defensa de los derechos de los afrodescendientes de la Comunidad Renaciente Playa. También vemos en los videos de YouTube las protestas masivas de la población de Buenaventura donde, como dice el Rev. María Elena ahora no hay agua potable, así como el desempleo es más de un 60% con la mayoría de las personas que viven en la pobreza extrema, podemos ver en Youtube que muchos de ascendencia afrocolombiana están a la vanguardia de esta lucha por los derechos humanos. En cambio, en nuestros televisores vemos la reunión el presidente de Estados Unidos con el Presidente de Colombia, que nos asegura que todo está bien allí. La respuesta del Gobierno de Colombia en estas protestas masivas y huelgas es que el gobierno no tiene dinero. Debido a que no es realmente la libertad de prensa en Colombia no oímos o vemos la verdad en los EE.UU.. RVDA María Elena también comparte que el sistema de salud está en caos y muy escasos y que ha tenido una infección aguda en el brazo que debería haber sido visto hace dos meses. Como la mínima pagada Maestra en una escuela primaria no puede pagar el alto costo de atención médica privada. Ella le pide nuestras oraciones por Colombia, especialmente para los pobres, los estudiantes y profesores, y las de ascendencia africana y otros grupos indígenas y marginados.
También agrego este enlace corroborando importante de RVDA. Olga Lucia Alvarez, ARCWP obispa que reside en Medellín y Bogotá: Uno puede traducir en Inglés usando el sistema de traducción de su ordenador:
Rev ,. Olga Lucia también dice que ellos no pueden ver la paz en Colombia, pero ven el asesinato selectivo de líderes!
“Por Donde mires, no se ve la PAZ en Este País.
Lo mas preocupante el asesinato selectivo de los lideres !!!”
También la Rvda. Olga Lucia cita en este artículo sobre los obispos católicos de la costa pacífica de Colombia instando al presidente de Colombia para reconocer y honrar pactos con la gente de Buenaventura y Chocó. Es bueno ver que el revestimiento de la Iglesia con los pobres en esta lucha.
Sufrimos con nuestras hermanas en Colombia mientras son testigos de esta pobreza extrema y la represión a menudo violenta de los derechos humanos. Sabemos con ellos que la clase media y superior no puede experimentar otro más próspero y pacífica Colombia, pero en pie con los pobres que este es su vista diaria. Estaba con el Pastor Marina Teresa ayer y ella me mostró los videos de Youtube de la represión militar de los manifestantes. En uno, un pequeño bebé murió cuando parte del público protestar descendido sobre todo afrocolombianas en Buenaventura fueron retenidos enérgicamente con una respuesta militar total. Nuestros corazones están con todos nuestros sacerdotes mujeres en Colombia y con Marina Teresa mientras ella llora de conocer personalmente a esta violencia y lo ve tan gráficamente en YouTube. Ella dice que es como trastorno de estrés postraumático para ella ver esto trajo sus propias amenazas y persecución hacia atrás y se deprimió. Sin embargo, ella fue capaz de rezar y se encuentra en la iglesia de hoy reunir sus fuerzas de nuevo.
En solidaridad, y el amor y las oraciones,
el Rev. Dr. Judy Lee, RCWP

Hermana Megan Rice: los 85 años de edad, monja con antecedentes penales se mantiene desafiante.


La Hna. Rice pasó dos años en prisión por irrumpir en una instalación nuclear de alta seguridad en Tennessee como parte de una protesta, pero insiste en que el delito se cometen en esta historia es que el gobierno de Estados Unidos de, no de ella
Hermana Megan Rice
Hermana Megan Rice: ‘Estados Unidos está actuando penalmente contra el derecho internacional mediante la producción de armas de destrucción masiva’. Fotografía: The Washington Post / Getty Images

Hermana Megan Rice, una paz monja octogenaria activista con antecedentes penales, cruzó la calle 34 Este de Nueva York, la negociación de su camino a través del ajetreo de cuernos de taxis y peatones.

“Cada vez que estoy en la ciudad, noto que es más lleno de gente”, dijo antes de descender en el metro, donde tomó un tren de la parte alta de tener a alguien fijar su teléfono celular. Ella viaja solo, no tocado, que no es poca cosa: El arroz es 85.

Por otra parte, se necesita mucho desconcertar a Rice.

Hace tres años, a los 82 años, llevando una mochila y una profunda convicción de que Estados Unidos estaba rompiendo la ley internacional al mantener en silencio un programa de armas nucleares de billones de dólares, que participó en un medio-de-la-noche de rodaje a una instalación nuclear de alta seguridad en Tennessee – una acción que fue más tarde describió como el mayor fallo de seguridad en la historia atómica estadounidense.

no violenta acción anti-nuclear de arroz, que involucró a caminar por una colina boscosa durante dos horas en la oscuridad, por la parte inferior cuatro vallas que habían sido cortadas a través, y evitando los coches patrulla, dio lugar a su condena a casi tres años tras las rejas.

Este mes de mayo, después de servir dos de esos años, Rice fue puesto en libertad. Su convicción, que se basó en el acto de sabotaje de Estados Unidos, fue anulada por un tribunal federal de apelaciones. El arroz se fija para ser re-sentenciados este mes de agosto; Se espera que la condena a ser inferior a los dos años de su tiempo de servicio, lo que significa arroz debe permanecer – en espera de cualquiera próxima acción – una mujer libre.

Rice, que tiene un grado de maestría en biología de la radiación de la Universidad de Boston – la cual obtuvo antes de embarcarse en un viaje a Nigeria y Ghana, donde enseñó los escolares durante décadas – sostiene que el delito se cometen en esta historia no es de ella, pero el gobierno de Estados Unidos de .

Sus acciones hace tres años fueron diseñados en torno a esa idea.

Esa mañana, junto con otros activistas Michael Walli y Gregory Boertje-Obed, ambos dos décadas menor que ella, Rice efectivamente entregado una acusaciónal gobierno de Estados Unidos, que pone a cabo tres formas en que la instalación específica, el complejo de la seguridad nacional Y-12 en Oak ridge, estaba en violación de la ley internacional.

Arroz, centro, con otros activistas Gregory Boertje-Obed y Michael Walli.
Pinterest
Arroz, centro, con otros activistas Gregory Boertje-Obed y Michael Walli. Fotografía: The Washington Post / Getty Images

Mientras sus compañeros pintadas aerosol-el exterior de Y-12 con mensajes de paz, Rice dijo que deposita biberones llenos de sangre humana, a los pies de la “muy largo edificio que parecía que la longitud de un bloque de la ciudad”. La sangre había sido buen donados al trío y fue destinado a actuar como símbolos de la naturaleza mortal armas nucleares. Ella también envuelto cinta policial en torno a tres pilares “para que los trabajadores sabrían que es una actividad criminal”.

“Estados Unidos está actuando penalmente contra el derecho internacional mediante la producción de armas de destrucción masiva, las pruebas de ellos, su almacenamiento y amenazando con ellos”, explicó Rice tan sólo unas semanas en su nueva libertad, se toma un café con leche chai.

De particular contención en la mente de arroz es lo que describió como el incumplimiento de los EE.UU. con el Tratado de No Proliferación Nuclear, que entró en vigor en 1970 y que el país es signatario.

John Burroughs, director ejecutivo del Comité de Abogados sobre Política Nuclear, acordó los EE.UU. no logra cumplir con sus obligaciones.

“El gobierno de Obama, y ​​también el Reino Unido, Francia y Rusia, han rechazado todas las oportunidades para entrar en negociaciones multilaterales hacia el desarme nuclear”, dijo Burroughs, quien agregó que el tratado es “sin lugar a dudas una obligación legal internacional vinculante e importante”.

El año pasado, el Instituto de Monterey en California lanzó un estudio , financiado por la fundación antinuclear del Fondo Ploughshares, la estimación del costo de los planes de armas nucleares de Estados Unidos durante los próximos tres décadas ascendió a alrededor de 1 billón de $. El presupuesto incluye el mantenimiento de los arsenales actuales, la mejora de las bombas y cabezas nucleares, y la compra de sistemas de reemplazo.

Más allá de la amenaza de la pérdida de la vida, esto es lo que motivó a costo exorbitante de arroz a llamar la atención sobre el tema y puso su propia libertad en la línea.

Rice dijo que el gasto militar es el dinero no se gasta para hacer frente a los enormes problemas socioeconómicos pasando en casa, que ella cree que es un crimen.

Jon Rahbek-Clemmensen, profesor de ciencias políticas en la Universidad del Sur de Dinamarca, y un experto en estudios de seguridad occidentales, dicho de “todo el dinero que el gobierno de Estados Unidos tiene que pasar cada año” – de la gestión de parques para la emisión de pensiones – 17% se destina a gastos militares, que asciende a $ 620bn. Por eso, se estima que el gobierno de Estados Unidos se ahorraría $ 25 mil millones “sin efectos significativos seguridad nacional”.

Pero Rice pareció sugerir que es el paradigma de la guerra y nuestra concepción de la dinámica global que tienen que cambiar.

Criado en Nueva York en los años 1930 y 1940 por los padres académicos, Rice dijo que desde muy temprana edad que estaba preocupado por la injusticia, y “golpeado por el trato injusto de los afroamericanos en este país a lo largo de los siglos”.

En el momento en que ella tenía 20 años, había tomado sus órdenes y estaba listo para una vida de servicio.

Hoy, 65 años después, Rice dijo que todavía está conmocionado por la desigualdad, incluyendo lo que ha visto en refugios sin hogar en Nueva York, y durante su reciente pelea en la cárcel.

“Se sentía como un regalo”, dijo cuando se le preguntó lo que significa ser liberado de la prisión sentía. “Pero fue agridulce. Muchas de esas mujeres [] compañeros de celda no deberían haber estado allí “.

Rice pasó el último año de su pena cumplida en un Brooklyn centro de detención– actuando como una prisión federal – la cual ella y alrededor de 100 otras reclusas en una única gran sala de literas, cama llena en el sexto piso de un edificio de gran altura a cabo .

La celda común era el sitio de casi todas sus actividades diarias, ella dijo – de comer, hablar, escribir y durmiendo a caminar a través de las camas y en torno a hacer algo de ejercicio.

Una vez allí, Rice dijo que vio a Nueva York a través de las grietas de una pequeña ventana, pero no se permitió que una vez fuera. En un artículo a principios de este año, el New York Daily News describió las graves condiciones de hacinamiento, de su confinamiento como “un infierno”.

No alguien sea empujado fácilmente hacia abajo, arroz sigue siendo optimista, comprometida con su causa y cálido hacia los demás.

Ella se había presentado a la entrevista que llevaba un jersey de punto grueso, pantalones vaqueros para los pantalones y una camisa vaquera. Toda su ropa se han donado a ella, dijo, descartando la frivolidad. Pero cuando se le informó al final de nuestro encuentro que los pantalones vaqueros-on-jeans son un aspecto muy fresco en esta temporada, parecía desconcertado por mi estado de cuenta – pero sólo por un segundo.

“Ah. Usted está diciendo que yo estoy en la moda.”Ella me entregó con un guiño y una sonrisa.

https://www.theguardian.com/world/2015/jul/16/sister-megan-rice-nun-prison-nuclear-weapons-protest

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: