Habla Lucetta Sacaraffia, ex editora de L’Osservatore Romano“El Vaticano no escucha a las mujeres”: Por Elena Llorente


Desde Roma

Que las reflexiones  del via crucis del Viernes Santo fueran escritas por una mujer y dedicadas a la mujer, ha llamado la atención de mucha gente, y no necesariamente católica. Y algunos se preguntaban al mismo tiempo si es que el Vaticano está cambiando realmente su actitud hacia la mujer o se trata sólo de un hecho aislado.

LEER MÁS
Por primera vez una mujer escribió las reflexiones de Viernes Santo de la Iglesia | Una mirada femenina sobre el Via Crucis

Por Elena Llorente

A ésta y otras preguntas respondió en una entrevista con PáginaI12 Lucetta Sacaraffia (fo­to), ex directora del suplemento “Donna, chiesa, mondo” del diario vaticano L’Osservatore Romano. Intelectual y periodista católica que se reconoce feminista, Scaraffia fue la  fundadora hace siete años, junto a otras mujeres intelectuales, de este suplemento al que editaban gratis. Las notas se pagaban pero no la edición del suplemento que llevaba su tiempo y esfuerzo. Ellas funcionaban como un comité de redacción. Y durante siete años trabajaron con total autonomía, incluso el papa Francisco comentó positivamente algunos de sus artículos. Pero al cambiar el director de L’Osservatore Romano en marzo, las cosas cambiaron también para ellas que al parecer no se sintieron más reconocidas y entonces decidieron renunciar en grupo. Pero antes le escribieron una carta abierta al Papa explicándole la situación. Pocos días antes de la renuncia, el suplemento había publicado una nota que causó impresión en la que se denunciaban los abusos sexuales de monjas por parte de sacerdotes y otros miembros de la Iglesia.  El tema se conocía pero era la primera vez que un órgano de prensa vaticano lo publicaba. El papa Francisco les mandó un mensaje a la redacción diciendo que el tema se conocía y que se tomarían medidas.

–El hecho de que el papa Francisco haya pedido a Suor Eugenia Bonetti las reflexiones del Via Crucis, ¿quiere decir según usted que el Vaticano ha comenzado a ocuparse seriamente de la mujer en el mundo y en la Iglesia? 

– Indudablemente sí y sobre todo me parece más interesante el hecho de que se empiece ocupar de mujeres que han sufrido o están sufriendo violencias. Este es un mensaje muy importante y también en relación con lo que está sucediendo en Italia respecto a las migraciones. Porque muchas de las mujeres sometidas a la prostitución son migrantes africanas.

–En los artículos del suplemento que usted dirigía  se ha hablado de la monjas usadas como empleadas domésticas sin derechos, por parte de cardenales y otros prelados del Vaticano, y también de las monjas abusadas  por sacerdotes.  ¿Esta es una realidad que sigue existiendo en la Iglesia? ¿El Vaticano ha hecho algo para intentar cambiar esta situación?

–Esta situación sigue existiendo. Hasta ahora el Vaticano no ha hecho nada por cambiarla, nada. Yo espero  que el interés del papa Francisco por las mujeres abusadas se amplíe, para defender también a las religiosas que sufren abusos. El Vaticano recibe decenas de denuncias y hasta ahora nunca pasó nada.

–¿Cual es el principal problema de las mujeres hoy en la Iglesia?

–Que las mujeres no existen dentro de la Iglesia, no son escuchadas.  Ni las mujeres que denuncian los abusos  son escuchadas. Las denuncias quedan ahí, como si no existieran. Las religiosas trabajan muchísimo para el Vaticano, para la Iglesia en general, pero lo que ellas piensan no cuenta. 

–¿Cuáles son las medidas a favor de la mujer que debería tomar el Vaticano?

–No debería cambiar nada a nivel institucional. Bastaría hacer participar a las mujeres, a las religiosas, a las asociaciones de religiosas, en todas las reuniones en las que se afrontan los problemas de la Iglesia.

–¿Francisco le ha dado más lugar a las mujeres dentro del Vaticano, o esto empezó antes?

–Un poco empezó antes, pero siempre se ha tratado de poquísimas mujeres y siempre de mujeres obedientes, no de mujeres con personalidad y con ideas propias. 

https://www.pagina12.com.ar/188594-el-vaticano-no-escucha-a-las-mujeres

En una extremidad: en conversación con el obispo Patricia Fresen


John GI ClarkePublicado el 18 abr. 2019SUSCRIBIRSE 309

“Nunca se olvide, solo los peces muertos nadan con la corriente”, dijo el famoso periodista, escritor e intelectual británico Malcolm Muggeridge. Muggeridge entrevistó a la Madre Teresa, cuya influencia en él finalmente lo convenció de convertirse al catolicismo a la edad de 79 años. Pude entrevistar a la Obispa Patricia Fresen, una mujer católica que, a mi modo de ver, es tan notable como un pionero y testigo. a la verdad Quién sabe a dónde me llevará eso, pero esta conversación con ella ha revitalizado significativamente mi marcada fe católica. Es extraño, dado que ‘Bish Trish’, como la llaman sus amigos, ha sido excomulgada formalmente por la Iglesia Católica Romana, junto con todas las demás mujeres sacerdotes. Patricia explica lo que significa todo eso, y las ramificaciones que tiene para una Iglesia que se supone que es ‘Luz’ para un mundo sufriente que se está quemando por demasiada energía solar y ‘Sal’ a una tierra que se encuentra en un estado de colapso ecológico . Utilizando la inspiración de Ben Okri acerca de la importancia de poseer nuestra historia oculta, Patricia relata su viaje desde la toma de votos como monja dominicana, maestra y director de escuela, que luego fue reconocida por el arzobispo Dennis Hurley y el obispo Michael Coleman como una buena perspectiva para ayudar a transformar lo osificado. Entrenamiento sexista, clericalista de sacerdotes católicos en el seminario, equipándola para convertirse en la primera profesora de teología en el seminario de San Juan Vianney. Ella le da crédito al Dr. Wimpy de Klerk (él acuñó los términos “verligte” y “verkrampte”) por haberla influido en el imperativo moral de romper las leyes injustas al desafiar la regla “verkrampte” de la Iglesia Gereformeerde que prohíbe bailar. ¡Se atrevió a bailar con su esposa en una boda! El profesor ‘Wimpy’ luego invitó a Patricia para que lo ayudara a practicar su inglés conversacional. Se convirtió en una importante fuerza de cambio como editor de Die Transvaler, y ayudó a influir en su hermano mayor, el presidente FW de Klerk, para que se quitara la ropa de tumba del apartheid. El siguiente impulso a lo largo de su misión sacerdotal / profética se produjo mientras estudiaba teología en Roma.

Un compañero de estudios, muriendo de SIDA, la llamó a ministrarla en su lecho de muerte. Entonces sus compañeros insistieron en que ella, como la única mujer en la clase, desempeñó el papel de un sacerdote confesor en un juego de rol con su maestro en Teología Moral. El Papa ha dicho que la Iglesia Católica Romana “no tiene la autoridad” para ordenar a la mujer al sacerdocio. La Ley Canónica dice que cualquier persona que reciba los sacramentos de Patricia y cualquiera de las sacerdotes que han sido ‘ilegítimamente’ ordenados se excomulgó automáticamente al ir en contra de las reglas oficiales (hechas por el hombre) que perpetúan el clericalismo. Más interesante desde mi punto de vista como trabajadora social cristiana en la práctica pública, es si la EXPERIENCIA ahora se está acumulando dentro del movimiento de Mujeres Sacerdotes Católicas Romanas (gracias al coraje y convicción del Obispo Fresen de la curación inspirada en el Evangelio, la esperanza y “buenas noticias para el pobre”),4:18 -19 .. Entonces, si tiene algún comentario o pregunta al respecto, agregue un comentario a continuación.

John Clarke. Productor

https://bridgetmarys.blogspot.com/2019/04/httpsyoutu.html?fbclid=IwAR0D2mZAOjyJKGU4g4xF8oio_YwoOKOdaRX12mi0W

HOMILIA EN EL DIA DE LA ORDENACIÓN AL DIACONADO DE MARIA DEL CARMEN LOPEZ Y MARIA BERNARDA SALAZAR. Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*


 

Manizales, Abril 18 del 2019

SE DERRIBAN LAS ESTRUCTURAS Y SUS JERARQUIA

“En ese momento el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo, y la tierra tembló y las rocas se partieron” Mateo 25:50-51

Orando, leyendo y reflexionando con ojos de mujer, vamos hacia el rescate de la historia e ir tejiendo la historia oculta, que nos coloca en la igualdad y semejanza de hijas e hijos de Dios (Génesis 1:27), en equidad y justicia.

Llama la atención, el momento de la muerte de Jesús, el velo del templo fue rasgado en dos. Muchas restricciones había para entrar al Templo de Jerusalén, muchas divisiones y total separación del, Sanctum sanctorum al que no podía entrar sino el Sumo Sacerdote una vez al año. Cristo es el Único Sumo Sacerdote, que con su sacrificio y muerte rasga el velo de la marginación de arriba abajo abriendo el paso para que entremos todos sin temor alguno, al Sanctum sanctorum, mujeres, hombres, ancianos y niños de todos los tiempos, de todas las culturas, de todas las etnias, igual judíos como gentiles, es una forma de manifestar que el Reino de los Cielos no es una cuestión de unos pocos, sino que se trata de una experiencia universal y global, todos estamos llamados a ser parte del proyecto de amor de Jesús.

Cómo no recordar aquellas palabras dichas por María, Madre de Jesús: Derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes” (Lc 1,52), con esto el evangelio se convierte en la experiencia de unidad que permite dejar a un lado las cuestiones humanas ligadas con el poder, el tener y el placer y adentrarse en la experiencia de la humildad y la libertad, derribar significará dejar a un lado los prejuicios y descubrir que el seguidor de Jesús es un servidor/a que al estilo de las primeras comunidades cristianas el bien de aquellos que se le han entregado como hermanos y hermanas.

Por esta razón, cuando se piensa en el testimonio de Jesús a lo largo de su vida, se constata una lejanía de las autoridades religiosas, una experiencia que podría decirse raya con lo profano y profundamente humano, pues para él solo importa la persona, aquellos que necesitan de un mensaje de esperanza y de amor, en su mensaje no encontramos un solo detalle que nos lleve a vivir las normas y las leyes como base de la fe, pará el solo hay un mandamiento, “amaos los unos a los otros, como yo los he amado. De ahí que algunos momentos de su vida, como la parábola del Samaritano, rompan fronteras y muros, antihumanas. Si bien es cierto, algunas de sus actitudes fueron mucho más allá de las normas que corrompen el encuentro de amor que Él nos enseñó, por ejemplo: Curó en día sábado, comió con publicanos y pecadores, hablo con mujeres en la calle. Sació el hambre a más de 5.000, sin contar las mujeres y los niños. Instruyó, capacitó y educó, tanto a sus discípulos como al pueblo que le seguía (Sermón de la montaña). Dejo instrucciones de cómo relacionarnos con Dios-Padre-Madre (El Padre Nuestro). No se quedó callado ante la corrupción y abusos del clero, (“colocan cargas pesadas…” (Mateo 23:4) y su látigo derribó mesas de negocio en el Templo.

Jesús, nunca se proclamó sacerdote, ni obispo, ni diacono, fue un hombre más, un creyente que, con autoridad y sentido de equidad y justicia, trató de liberar a la humanidad de las esclavitudes que le impedían obtener la felicidad. Para él el poder radicaba en la capacidad de amar y de servir, por esta razón la tarea de quienes han sido llamados a su servicio no es la de otorgarse títulos o dones, sino la de vivir con y por la comunidad.

Algunos ejemplos de la vida de Jesús.

La Última Cena, conocida como Santa Misa, Sagrada Eucaristía, Santa Cena, fue una comida judía, que resalta la condición humana; partió y compartió el pan (comida) y dio vino, departiendo con sus familiares, amigas, amigos, diciendo en presente: “este es mi Cuerpo” =este soy Yo, esta es mi Persona, refiriéndose al pan. Presentando el vino dijo: “Esta es mi Sangre=es mi Vida, Nueva Alianza de compromiso y servicio liberador para todos ustedes”.

Dios, se hizo humano, en Jesús. En cada Eucaristía entrega su humanidad. Él había dejado lo “sagrado”, lo “divino” en el Cielo, se abajó, para enseñarnos a ser humanos, sencillos, libres, justos. Eso fue, es y sigue siendo el Verbo Encarnado. En su Testamento nos dejó esta recomendación: “Hagan esto en Memoria mía, hasta que Yo regrese”.

Es imposible pensar que Dios sea error, o se contradiga, a sabiendas que su misión era enseñarnos a humanizar. Mal hubiera hecho, si su mensaje hubiera sido la exclusión, la marginación, el desprecio, de muy mal gusto, le hubiera resultado, el abajarse al ser humano, para “divinizar” a unos y otros/as no.

No es un error interpretar el signo del rasgado de arriba a abajo del velo del Templo, como mensaje que Jesús nos deja al entregar su Espíritu a Dios Padre-Madre. Se rompen estructuras, es no al poderío religioso, se derriban las leyes, se derrumban las jerarquías quedando solo el aire fresco del Espíritu, purificando los ambientes entre el Cielo y la Tierra, sin que nadie lo ataje o se lo impida, ni institución que lo ate: “sopla donde quiere y como quiere” (Juan 3:8).

El siglo II d.C en su historia lógicamente escrita por hombres, detectamos que a medida que el grupo de los cristianos fue creciendo creyeron necesario crear algunos controles e ir jerarquizando a los líderes. Pero, ninguno de los evangelios ha dejado referencia alguna al tipo de controles y jerarquización de los líderes tal como hoy conocemos. Si bien es cierto Pablo habla de obispos, presbíteros y diáconos, los concibe como personas que según sus dones y carismas deben ser puestos en cada ministerio al servicio del proyecto de Jesús de Nazaret.

Por esta razón se tiene que reconocer que los seguidores de Cristo, no tiene  como punto de unión un Templo, una Sinagoga, una Parroquia, un salón, o los ministerios jerarquizados; el Rvdo Padre, la Rvda Madre, el Señor Obispo, S.E…la unidad que siempre se ha buscado ha sido: la Palabra y el Amor, a través de la construcción de la Comunidad, y esta empieza en la casa, así nos lo cuentan los primeros cristianos en Hechos de los Apóstoles, no una sino varias veces. Por eso la experiencia de nuestro Movimiento, es Casa-iglesia. La experiencia no es fácil, es difícil, porque es más fácil, construir templos, salones, acompañar a “rezar” lo rezado, sin prepararnos, sin reflexionar la Palabra, sin visitar las familias, sin invitar a la casa, a tomar un agua de panela, para hablar de Jesús, Aquel que fue “Resucitado, Aquel a quien Felipe le dijo: “Muéstranos el Padre, y con eso bastará”. Y Jesús le responde: “¿Tanto tiempo con ustedes y aún no le has visto?” Esa respuesta es clave para saber a qué se está refiriendo.

Muchas veces nos quejamos que no tenemos vocaciones, que la Iglesia se está derrumbando, que vemos que los conventos se están acabando. Jesús se escapó de esos espacios tan “sagrados”, ahora, anda por las calles, como un inmigrante, cansado sudoroso, con ropa rasgada y sucio, con hambre, enfermo, sin donde vivir, desplazado, desarraigado de su cultura, de su familia. Vuelve y surge la pregunta: “¿tanto tiempo con ustedes, y aún no le han visto?”.

¿En que ha quedado nuestro testimonio? ¿Qué testimonio estamos dando? ¿Por qué nuestras frases, no convencen? ¿Será que solo decimos frases de cajón aprendidas de memoria, y repetimos frases de otros/as, será que el escuchar hablar en lenguas, que hasta el momento nadie ha interpretado, nos eleva y engloba con su imaginario, o nos escampamos bajo el paraguas de otros, sin ningún esfuerzo? ¿Porque creemos que podemos camuflarnos y pasar desapercibidas/os ante el enemigo? Sin preguntar, aclarar y crear confusión entre la gente?

“No tengan miedo” (Mac. 16: 1-8) dijo el joven vestido de blanco, a las mujeres que fueron a la tumba vacía.  El mensajero de Dios, conoce y sabe de nuestras angustias y sufrimiento, además el miedo nos hace sordos/as, nada se escucha. Solo sabemos que hay que quitar una enorme piedra, que no podemos con ella.

Lo que vivimos en nuestro ministerio, es precisamente el quedarnos pensando, cómo vamos a quitar semejante piedra. El solo escuchar que ha sido resucitado y que la tumba está vacía asusta, da pánico y salimos corriendo a protegernos, donde nadie nos vea ni nos pregunten nada.

¿En qué queda mi compromiso para mostrar a Dios Vivo en mi vida? Para invitar a mis hermanos/as, y decirles: “¿toman y coman, toman y beban, este es mi cuerpo, esta es mi sangre”? Y ser capaz de asumir las palabras de Jesús, en aquel: “¿tanto tiempo entre ustedes y aún no le han visto?” Es decir; “que quien me mire te vea”.

Después de estos comentarios y reflexiones, nuestro Movimiento abre sus puertas para recibir dos candidatas al Diaconado, en este significativo día. Ellas (Maria del Carmen y Bernarda López)con su testimonio, quedan con el desafío, de mostrarnos el rostro de Dios, siendo mensajeras del Reino de Dios, allí donde vayan. AMÉN.

*Obispa de ARCWP

“Las primeras madres de la iglesia proclaman a Jesús desde más allá de la tumba” por Christine Schenk, Reportera Nacional Católica


WEB 8.1 06 INV 31556.JPG

Sarcófago del retrato femenino del siglo IV, actualmente en exhibición en el Museo Pio Cristiano. (Foto de NCR / Christine Schenk)“Acabo de regresar de una maravillosa peregrinación de 10 días a Roma y Nápoles, viendo frescos funerarios y frisos de sarcófagos de mujeres cristianas llenas de fe del siglo IV.Algunas mujeres y hombres del siglo XXI que fueron bastante sorprendentes se unieron a mí para cuidar a estas mujeres a menudo ocultas cuyos motivos de tumbas los representan en posturas eclesiales autorizadas, enseñando y predicando las buenas nuevas de Jesucristo.Dado que la mayoría de la historia (no solo la historia cristiana) fue escrita por hombres, sobre las preocupaciones de los hombres, la historia de las mujeres cristianas primitivas es apenas perceptible.Las excepciones importantes son los textos cristianos del primer siglo, donde descubrimos que las mujeres  ejercían importantes roles de liderazgo  en las primeras iglesias.Sin embargo, después del primer siglo, los escritos cristianos se callan, mencionando a las mujeres principalmente en un contexto de prescripción (o más a menudo proscribiendo) lo que pueden o no hacer. El testimonio público de las mujeres cristianas fue inquietante (por no decir desafiante) a la cultura greco-romana.En los siglos siguientes, los documentos oficiales de la iglesia justificaron recortar la autoridad femenina citando repetidamente la advertencia de 1 Timoteo que prohibía a las mujeres enseñar o tener autoridad sobre los hombres y exigirles que guardaran silencio en la asamblea (1 Timoteo 2:12).No es nada menos que asombroso ver el arte funerario cristiano desde finales del tercer siglo hasta principios del quinto siglo. D epiciando a las mujeres a enseñar y predicar las buenas nuevas a pesar de que se les dice que no deben hacer nada.El segmento de Roma de nuestra peregrinación incluyó una visita al Museo Pio Cristiano, uno de los Museos Vaticanos, que contiene muchos frisos de sarcófagos de mujeres fallecidas que se muestran en posturas autorizadas. Es decir, sostienen rollos o códices con las manos en un gesto de discurso, rodeados de historias bíblicas, predicando o enseñando historias de las Escrituras y la vida, muerte y resurrección de Jesús.La primera vez que vi estas tumbas fue en 2006 y me conmovió profundamente la idea de que las mujeres cristianas querían que su fe y su liderazgo eclesial fueran recordados en un momento en que los líderes masculinos las silenciaban.Umberto Utro y Rosanna DiPinto del Museo Pio Cristiano saludaron a nuestra banda de peregrinos. Ellos habían apoyado amablemente mi investigación sobre motivos icónicos de autoridad en tumbas de retratos cristianos. El caluroso elogio de Utro a mi reciente libro,  Crispina y sus hermanas: Mujeres y autoridad en el cristianismo primitivo , fue especialmente significativo, ya que lo hizo un experto en este campo.

Sarcófago del retrato femenino del siglo IV, actualmente en exhibición en el Museo Pio Cristiano. (Foto de NCR / Christine SchenkUn hallazgo altamente significativo de mi investigación fue que había tres veces más retratos individuales de mujeres cristianas en comparación con retratos individuales de hombres cristianos. Otra fue que más del doble de los retratos femeninos individuales tenían una iconografía “apóstol” (a menudo Pedro y Pablo) comparada con los retratos masculinos, lo que sugiere que las mujeres usaron este motivo para validar su autoridad. ¿Quién mejor para afirmar su ministerio dentro de sus comunidades cristianas que los líderes heroicos de la iglesia romana?Ambos hallazgos coinciden con las teorías de los estudiosos literarios, como la Hna. Carolyn Osiek y Peter Lampe, del Sagrado Corazón, de que las mujeres fueron mucho más influyentes en la difusión del cristianismo primitivo de lo que comúnmente se reconoce.Pero la parte más significativa de la visita de Pío Cristiano fue que tuve otra oportunidad de reflexionar sobre lo que estas mujeres eclesiales fallecidas tendrían que decirme, de hecho a cada uno de nosotros, sobre la vida, la muerte y la resurrección.Fue una gran preparación para la Semana Santa.Por favor, únase a mí y tómese un momento para meditar sobre el sarcófago de una mujer fallecida (la llamaremos Junia) y consideremos lo que ella pudo haber compartido con nosotros desde más allá de la tumba.

WEB 8.2 REP 1- 25IMG_0090 COPY.JPG

Detalle de la mujer fallecida con códice y gesto de habla, mientras que Cristo se inclina como para hablarle. La difunta y / o su familia la conmemoraron como una persona que ministraba con la autoridad de Cristo. (Foto de NCR / Christine Schenk)Junia se muestra con un códice, un gesto de discurso, y rodeado de figuras bíblicas. A la izquierda del espectador, Dios Padre habla con Caín y Abel, seguidos por Cristo que se muestra con Adán y Eva. A la derecha encontramos la curación del paralítico, la curación del hombre ciego de nacimiento, el milagro en Caná y la crianza de Lázaro.En la última viñeta, a María, la hermana de Lázaro, se la ve erguida a los pies de Jesús, con el rostro mirando hacia afuera en lugar de inclinarse, como suele aparecer en los relieves de Lázaro. Este puede ser un retrato incrustado de la propia Junia.El arte funerario antiguo es de carácter performativo y está destinado a atraer al espectador como participante. Mientras la lloraban, Junia deseaba que sus seres queridos entraran en un espacio liminal y experimentaran el poder de Cristo sobre la muerte. Se lo representa como revertir los efectos de la caída del paraíso al curar a los ciegos y cojos, proporcionando una gran cantidad de vino en el nuevo reino de Dios, y resucitando a Lázaro (y Junia) de entre los muertos.Los afligidos de Junia comulgan no solo con la difunta Junia, sino también con Cristo, que sana y levanta a través del significado evocado y “realizado” por el arte en su sarcófago.S exhorta a los vivos para abrazar al Cristo que autorizó su ministerio y a las que es testigo de ultratumba.Y que de nosotrosEsta semana de muerte y resurrección es un buen momento para reflexionar sobre de qué se trata nuestra propia vida.¿Dónde nos encontramos en nombre de los valores de Jesús al desafiar nuestra propia cultura del siglo XXI?¿Qué querríamos que dijera nuestro fresco funerario o el alivio del sarcófago sobre nosotros?¿Qué haremos con nuestra única vida salvaje y preciosa?[S t. Joseph Sr. Christine Schenk sirvió a familias urbanas durante 18 años como enfermera partera antes de ser cofundadora de FutureChurch, donde prestó servicio durante 23 años. Tiene una maestría en enfermería y teología.

Cardenal Burke: las parejas homosexuales no deben ser invitadas a reuniones familiares si hay niños presentes


Compartir en FacebookTweet en Twitter

Por izquierda progresiva | 11 de octubre de 2014 
Daily Kos

“Esa forma particular de relación no debe imponerse a los miembros de la familia, y especialmente a los niños impresionables”, dijo el cardenal Burke.

Si tenía alguna esperanza de que el “Sínodo sobre la familia” de la Iglesia católica haría algún bien, esto probablemente lo frustrará.

El cardenal Raymond Burke concedió una entrevista al sitio web de sitios religiosos de extrema derecha, Life Site News , cuando se le preguntó acerca de una pareja australiana que le preguntó al Sínodo cómo responder a su hijo gay llevando a su compañero a una cena de Navidad. Burke respondió:

Esta es una pregunta muy delicada, y se hace aún más delicada por la agresividad de la agenda homosexual. Pero uno tiene que abordar esto de una manera muy tranquila, serena, razonable y llena de fe. Si las relaciones homosexuales son intrínsecamente desordenadas , como lo son, la razón nos enseña eso y también nuestra fe, entonces, ¿qué significaría para los nietos estar presentes en una familia que reúne a un miembro de la familia que está viviendo [en] una relación desordenada con otro? ¿persona? No lo haríamos, si se tratara de otro tipo de relación, algo que fuera profundamente desordenado y perjudicial , no expondríamos a nuestros hijos a esa relación, a la experiencia directa de la misma. Y tampoco debemos hacerlo en el contexto de un miembro de la familia que no solosufre de atracción por el mismo sexo , pero quien ha elegido vivir esa atracción, actuar de acuerdo con ella, cometiendo actos que siempre y en todas partes son incorrectos, el mal.

Y así, las familias tienen que encontrar una manera de estar cerca de un niño en esta situación, de un hijo o un nieto, o lo que sea, para tratar de alejar a la persona de una relación desordenada.

Y sabemos que con el tiempo, estas relaciones dejan a la persona profundamente infeliz . Y, por lo tanto, es importante permanecer lo más cerca posible. Pero, esa forma particular de relación no debe imponerse a los miembros de la familia, y especialmente a los niños impresionables. Y exhorto a los padres o abuelos, sea quien sea, a ser muy, muy prudentes en este asunto y no escandalizar a sus hijos o nietos.

Hay tantas cosas en nuestra sociedad hoy en día que están dando el mensaje de que cualquier forma de relación sexual, si de alguna manera te agrada, o te atrae, está bien, es correcto. Y no queremos que nuestros hijos tengan esa impresión, al parecer que toleran actos gravemente pecaminosos por parte de un miembro de la familia.

Ciertamente es una fuente de gran sufrimiento , pero esforzarse por hacer lo correcto y lo bueno siempre implica sufrimiento. Y en este caso, seguramente lo hará. Pero ese sufrimiento ciertamente será redentor al final.

Ahora, con respecto a las parroquias, la situación es muy similar porque la parroquia es, creo que fue San Juan Pablo II quien una vez dijo, una “familia de familias”. Y así, si tienes un miembro de la parroquia que vive en pecado público en una relación homosexual, bueno, el sacerdote debe tratar de mantenerse cerca de esa persona, o de ambas personas si son católicas, y tratar de ayudarlos a Abandona la relación pecaminosa y comienza a llevar una vida casta. El pastor [debería] animarlos también a orar y participar en la misa dominical y otras formas apropiadas de tratar de superar el pecado grave en sus vidas.

Esas personas [que] viven de esa manera ciertamente no pueden tener ningún rol de liderazgo en la parroquia, porque daría la impresión a los feligreses de que la forma en que están viviendo está perfectamente bien. Porque [cuando] lideramos en una parroquia, de cierta manera, estamos dando testimonio de una vida católica coherente. Y las personas que no son coherentes con su fe católica no tienen roles de liderazgo. No se les pide, por ejemplo, que sean lectores en la Santa Misa, o [que] asuman alguna otra posición de liderazgo, hasta que hayan rectificado su situación y hayan pasado por una conversión de la vida y luego estén listos para dar ese liderazgo.

Por un lado, ciertamente da escándalo a los feligreses con respecto a una parte muy esencial de nuestra vida, nuestra sexualidad, [y] lo que significa. Por otro lado, no es bueno para las dos personas involucradas en la relación desordenada porque también les da la idea de que la Iglesia de alguna manera aprueba lo que están haciendo.

Hola, cardenal Burke, escuche aquí: el único “trastorno intrínseco” aquí es su odio y fanatismo que pertenece a la Edad Media. Lo único que sufren las personas LGBT es el esfuerzo de personas como usted para condenar sus vidas a cada paso y luchar con cada gramo de su fuerza por su dignidad, igualdad y derechos civiles. Lo único que los hace “profundamente infelices” son sus mensajes constantes de hostilidad, animosidad y condena por nada más que quienes son y quienes aman. Algo que realmente escandaliza a los niños es la violación y el abuso sexual de ellos, que ha sido perpetrado, defendido y encubierto por su iglesia durante décadas.

La homosexualidad no es un trastorno mental. Las creencias que tiene la Iglesia Católica al respecto son: La cura para este trastorno es desafiarlos, rechazarlos, avergonzarlos, ridiculizarlos, burlarse de ellos, condenarlos y hacer que cualquiera que esté considerando sentirlos demasiado avergonzados para hacerlo. Y estoy cansado de tener el significado de tolerancia que me dicta la derecha. La tolerancia significa que no te prohíbo decir lo que acabas de decir. Eso es. No te debo un poco de respeto a tus creencias enfermas. En mi opinión, deberían ser empujados a la franja absoluta de la sociedad, lejos de donde cualquier persona medio decente pueda darles alguna consideración. No deben ocupar ningún lugar en la sociedad en general, en la misma categoría que el racismo, la misoginia y los prejuicios religiosos, y no merecen más que una falta de respeto profunda.

http://churchandstate.org.uk/2014/10

Un símbolo del catolicismo cultural


Puedes a un tiempo sentir fascinación por Notre Dame y no creer en Dios

16 ABR 2019 – 11:57 COT

Los bomberos trabajan en Notre Dame después del incendio.
Los bomberos trabajan en Notre Dame después del incendio. YVES HERMAN REUTERS

Para un francés, incluso para los que como yo no somos católicos, Notre Dame de París es un símbolo nacional. Desde la coronación de Napoléon hasta los funerales de François Mitterrand, Notre Dame forma parte de la historia de Francia. Aparece en La Libertad guiando al pueblo de Delacroix y en el lienzo de David sobre La consagración del Napoleón. Es una catedral que ha sobrevivido a numerosas revoluciones: 1798, 1793, 1830 y 1848. Y en la de 1871 también sobrevivió, mientras que a escasa distancia el Ayuntamiento de la capital quedó destruido. Notre Dame ha resistido los embates de La Comuna y de dos guerras mundiales. 

Cuando nací, el catolicismo era en Francia la religión de todo el mundo. Hoy, apenas el 1,8% de los franceses va a misa los domingos. Éramos católicos por tradición. Pero no hace falta ser católico para que te guste Notre Dame. Te puede gustar si eres un “ateo-católico”, como me ocurre a mí. Un ateo de cultura católica puede reconocer sin problemas la influencia de la cultura católica en su vida de ciudadano de la República francesa. Así lo vemos en El diario de un cura rural de Bernanos, adaptada al cine por Robert Bresson. Voltaire, tan anticlerical, admite que se lo debe todo al catolicismo. Y Rimbaud, uno de los héroes de mi libro Sodoma debido precisamente a que fue a la vez obsesivamente católico y gay, escribió: “¡Ay! ¡Los mil amores que me han crucificado!”. Y también: “Saltimbanqui, mendigo, artista, bandido… ¡cura!”

MÁS INFORMACIÓN

Ser francés equivale, en el fondo, a no ser “esclavo de tu bautismo” (Rimbaud). A reconocer al catolicismo lo que le debemos (Chateaubriand), pero también a reivindicar el derecho a criticar esa religión (Voltaire). Respetar el sentimiento religioso, pero sin renunciar a la publicación de las caricaturas de Mahoma ni a hacer bromas sobre los curas. La quintaesencia de este modelo se encuentra en la ley de 1905 que define la laicidad del Estado francés. Su primer artículo defiende el derecho a la fe religiosa, la libertad de conciencia, la libertad de culto… Y en el segundo se afirma que el Estado no reconoce ningún culto, y al mismo tiempo impone la separación de la Iglesia y el Estado. Eso es Francia: lo que se dice en los artículos 1 y 2 de la ley de 1905. Por eso puedes a un tiempo sentir fascinación por Notre Dame y no creer en Dios: no hay contradicción alguna. Para mí, Notre Dame encarna una cosa más. Es la iglesia de mi barrio, mi iglesia. Vivo a unas pocas manzanas de allí. Este lunes, mientras ardía con llamas anaranjadas, y vi con espanto cómo se desmoronaba la Flèche diseñada por Eugène Violett-le-Duc, confié que el edificio se salvara. No ha sido Dios quien apagó las llamas, lo han hecho 500 bomberos de París, luchando a brazo partido. Pero todos hemos rezado por Notre Dame.

Frédéric Martel ha publicado recientemente el libro Sodoma, Poder y escándalo en el Vaticano. [Traducción de Enrique Murillo]

https://elpais.com/cultura/2019/04/16/actualidad/1555428769_049543.html

El incendio de Notre Dame, una lectura metafórica de la Iglesia Católica


Tristeza en Francia

El derrumbe del cristianismo en Europa es visible. Pero también, la posibilidad de resurgir y reconstruirse.

La Catedral de Notre Dame, imponente, con los muros que quedaron en pie. APLAS MÁS LEÍDAS

de Mundo

Una profecía de Nostradamus ¿predijo el incendio de la Catedral de Notre Dame'

Una profecía de Nostradamus ¿predijo el incendio de la Catedral de Notre Dame’

1
La maldición de la catedral de Notre Dame, un misterio de más de 700 años sin resolver

La maldición de la catedral de Notre Dame, un misterio de más de 700 años sin resolver

2
Incendio en Notre Dame: polémica tapa de la revista Charlie Hebdo

Incendio en Notre Dame: polémica tapa de la revista Charlie Hebdo

3
Incendio en Notre Dame: habló la empresa que hacía las obras de refacción

Incendio en Notre Dame: habló la empresa que hacía las obras de refacción

4
Incendio en Notre Dame: encontraron el gallo que coronaba la aguja

Incendio en Notre Dame: encontraron el gallo que coronaba la aguja

5
Sergio Rubin

SERGIO RUBIN

 16/04/2019 – 17:34

En tiempos de tremendos atentados perpetrados por fanáticos, y que tuvieron entre sus escenarios a París, es lógico que la primera pregunta que surja ante el incendio a la emblemática catedral de Notre Dame sea si se trató de un nuevo y espectacular golpe terrorista. Descartada esa hipótesis, se va abriendo paso entre muchos católicos una lectura metafórica del siniestro que los interpela acerca de la situación de su religión en Europa, facilitada por la circunstancia de que el hecho se produjo en el inicio de la Semana Santa, que evoca el centro de la creencia cristiana.

Emmanuel Macron promete reconstruir en cinco años la catedral de Notre Dame

Mirá también

Emmanuel Macron promete reconstruir en cinco años la catedral de Notre Dame

Según esa visión, la destrucción parcial del templo, sobre todo con la caída de la aguja de la torre principal y del techo, reflejaría el “derrumbe” del cristianismo en el viejo continente, otrora el gran faro de su irradiación al mundo, manifestado en la fuerte pérdida de fieles y la muy baja práctica de los que permanecen en la Iglesia Católica, si bien esto último es una tendencia mundial. La edición 2019 del Anuario Pontificio estableció que sólo el 21,8% de los católicos del mundo reside actualmente en Europa, siendo el 39,7% de su población. Esta realidad contrasta con América, donde vive el 48,7%, que es el 63,8% de la población.

Reuters

ReutersNEWSLETTERS CLARÍN

Qué pasó hoy  |  Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

DE LUNES A VIERNES POR LA TARDE.

Recibir newsletter

Si bien la caída parece haberse frenado -el número de fieles subió apenas el 0,1% el último año en contraste con África que creció el 2,5%-, la escasa práctica lleva a que muchos templos semejen museos, visitados por muchos turistas. Y no pocos monasterios, afectados por la disminución de las vocaciones religiosas, se reconviertan en hoteles. No es un dato menor para la Iglesia que la “cultura cristiana” que signó los últimos 2000 años de la historia de Europa esté en retroceso de la mano de lo que se llama el secularismo, el relegamiento de lo religioso al templo, sin proyección en la vida pública de sus países.

Todavía retumban los insistentes como desoídos reclamos del papa Juan Pablo II para que en la Constitución europea se incluyera una mención a las “raíces cristianas” del continente. Como también reaparecen una y otra vez los debates acerca de la presencia de símbolos religiosos en edificios públicos como tribunales, hospitales y escuelas, que suelen terminar en instancias judiciales supranacionales. Y que implican acordar qué debe entenderse por “Estado laico”. Notre Dame se alza, precisamente, en el país cuna del laicismo con la Revolución Francesa. Pero también mojón de la saludable independencia entre Estado y religión.

Como un presagio: la fatalidad de Notre Dame que inspiró la novela de Victor Hugo

Mirá también

Como un presagio: la fatalidad de Notre Dame que inspiró la novela de Victor Hugo

Con todo, la lectura de muchos católicos a la que nos referimos no ciñe la metáfora del incendio al “derrumbe” del cristianismo, sino al desafío de su reconstrucción. Sobre todo porque el fuego derribó la aguja de la torre y el techo del templo, pero no sus cimientos. En otras palabras, la Iglesia Católica –según esta visión- tendría las reservas espirituales para recuperarse, siempre y cuando sea fiel a sus creencias y asuma el compromiso. Al fin, el siniestro ocurrió al inicio de Semana Santa, que implica para los cristianos el mayor motivo de esperanza, un volver a empezar.

https://www.clarin.com

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: