Homilía en la comunidad católica del Espíritu Santo, Trinity B, 31 de mayo 2015 (1 Anexo)


Estudiosos de las Escrituras en general, están de acuerdo en que el Evangelio de Mateo 9fue escrito entre el 80 y el 90 dC,
después de la destrucción de Jerusalén.
Los Judios, incluyendo los seguidores del Camino de Jesús,
se preguntaban qué debían hacer.
El templo ya no estaba.
El centro de su vida de adoración fue destruido.
Pero quedaba el servicio de la tarde del sábado.
Así que los Judios siguió reunir,
ya sea en las sinagogas en las ciudades periféricas o en sus hogares.
Los Judios que no eran seguidores del Camino de Jesús
habría hablado de cómo continuar
sin el Templo, sin los sacrificios, sin los sacerdotes.
Desarrollaron la ley oral y el Talmud
y sentó las bases
para lo que se convertiría en el judaísmo rabínico.
Esos Judios que eran seguidores de Jesús
habría tenido el mismo tipo de conversaciones
con una diferencia: se les preguntan:
Qué haría Jesús?
¿Qué iba a decirnos sobre esto?
Y desarrollaron las historias que contestan estas preguntas,
las historias que vienen a nosotros en nuestras escrituras cristianas.
____________________________________________
Así que llegamos a nuestro Evangelio de hoy,
con su historia de la “Gran Comisión”
ir haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos
en el nombre del Padre, y del Hijo,
y del Espíritu Santo,
y enseñándoles todo lo que Jesús enseñó.
Esta comisión es el producto de discernimiento
en la comunidad de Mateo al final del primer siglo,
60 años o más después de Jesús.
Las tres partes-hacer discípulos, bautizar, y la enseñanza
conforman el programa del movimiento cristiano infantil.
___________________________________________
Solemnidad de hoy de la Santísima Trinidad tiene su principal base escritural
en la fórmula bautismal de esta Gran Mandamiento.
La palabra “trinidad” no aparece en la Biblia.
La idea comienza a tomar forma
en los argumentos del siglo segundo contra las herejías,
y el esquema más simple de la doctrina de la Trinidad
no tomó forma definitiva hasta que el Credo de Nicea en el año 325.
No fue hasta finales del siglo IV
que la doctrina había llegado sustancialmente su forma actual.
_____________________________________________
Así que, ¿qué significa la Trinidad para nosotros?
Un significado radica en su valor en nuestra tradición,
como marco para la comprensión y hablando
La acción de Dios en el universo.
Muchos teólogos hoy
hablar de la Trinidad en términos de relación-
el que todo lo abarca Divina Presencia de Dios
en relación con todo lo que es.
Siguiendo el modelo trinitario,
podemos pensar en Dios como un padre amoroso,
como fuente de todo lo que es,
como el sustentador del universo
y de nosotros, es decir, como Dios el Padre.
O podemos pensar en Dios como un hermano mayor,
el que viene a nuestro rescate,
un compañero en el viaje,
una voz que nos llama a la plenitud y la santidad,
es decir, como Dios el Hijo.
O podemos pensar en Dios como una presencia gentil,
un amigo sabio,
un soplo de inspiración en la época de menor dominio
es decir, como Dios el Espíritu Santo.
Al final, sin embargo, la doctrina de la Trinidad
sigue siendo una metáfora, una abstracción.
El hecho es que no experimentamos a Dios como doctrina,
así que la pregunta para nosotros es la siguiente:
¿Cómo experimentamos a Dios?
____________________________________________
En mis años de la adolescencia
Tuve lo que he llegado a entender
como experiencia de Dios.
Yo estaba tomando uno de mis largos paseos por el campo de verano
y fue pensando en la idea moral
de lo que está bien y lo que está mal,
y como algo que está mal
a veces puede ser lo correcto a hacer,
y algo bien
a veces puede ser lo peor que puede hacer.
Mientras caminaba a lo largo, un caleidoscopio de las polillas de la col
-en el momento en que los tomé para ser butterflies-
pululaban alrededor de mí
en sus distintos tonos de blanco y negro y gris.
La memoria está conmigo todavía, vivo 60 años después,
de ser bendecido con la visión
que el mundo no es blanco y negro
pero tonos de gris,
llamándome para examinar las cosas muy de cerca
antes de hacer un juicio.
_______________________________________________
Con los años me he visto y oído a Dios en una miríada de formas-
en la sonrisa de un amigo,
en un poema,
en una de esas gaviotas lago Erie flotando por encima,
en una pregunta al azar de un asistente de mucho, ya que me estacioné mi coche,
en esta comunidad …
una y otra vez, la experiencia rompe en
y sé lo incognoscible,
el es-ness y esto-dad de ser,
Misterio Compasivo,
la Presencia Divina de la que no puede ser nombrado,
el que no tiene límites.
_______________________________________________
Todos conocemos la pura alegría de trabajar en una tarea,
de terminar tan bien como podamos.
Hemos experimentado la certeza valiente
en el centro de nuestro ser
cuando elegimos la dirección correcta
a pesar de que no es el más fácil.
Recordamos el asombro y deleite
cuando nos miramos en nuestro nuevo hijo,
si un bebé nacido de nosotros
o un hijo o una hija adoptada entrar en nuestras vidas.
_______________________________________________
Yo creo que Dios se involucra cada uno de nosotros en el diálogo continuo,
sólo una pequeña parte de los cuales logramos notar
mientras caminamos el Camino.
Las escrituras, nuestras familias y nuestra iglesia
darnos maneras de ver a Dios como la imagen de la Trinidad,
y que son especialmente valiosos
porque nos preparan para estar atentos
a la presencia de Dios en tantas formas como hay personas,
a cada uno de nosotros en todas esas innumerables formas
que la vida nos revela a Dios.
_______________________________________________
Esa primera lectura del Deuteronomio nos da buenos consejos
acerca de ser abierto a la presencia de Dios
cuando dice que debemos
arreglarlo en nuestro corazón que Dios está en todas partes.
Hacer eso, vamos a vernos a nosotros mismos como hijos de Dios,
dirigido por el Espíritu
hermanos y hermanas todos,
parte de la creación universal
que Dios pronuncia a ser bueno.
Gloria a Dios!


Espíritu Santo comunidad católica
Sábados a las 16:30
Domingos a las 17:30
en 3925 West Central Avenue (Iglesia de Washington)

www.holyspirittoledo.org

Rev. Dr. Bev Bingle, Pastor
Dirección postal: 3156 Doyle Street, Toledo, OH 43608-2006
419-727-1774

__._, _.___

Ver archivos adjuntos en la web

Santísima Trinidad – B (Mateo 28,16-20) 31 de mayo 2015 José Antonio Pagola


#

Por error, ayer les enviamos el boletín de la próxima semana.

Les enviamos ahora el correcto. Disculpen las molestias.

Pascua

En nuestras comunidades necesitamos aliento que reavive la esperanza de todos. No podemos seguir alimentando un pesimismo inútil que destruye de raíz todo dinamismo de renovación.

Pero, ¿cómo mirar al futuro cuando parece que no hay futuro? Solo desde la confianza en el Dios que ha resucitado a Jesús… Solo Dios tiene la última palabra sobre su historia… Ni la secularización moderna ni el pecado de los seguidores de Jesús bloqueará su acción salvadora.

A la Iglesia le esperan todavía grandes sorpresas… Jesús no ha dado todavía lo mejor.

Jose Antonio Pagola
Volver a Jesús

Santísima Trinidad – B
(Mateo 28,16-20)

31 de mayo 2015
José Antonio Pagola

LO ESENCIAL DEL CREDO

José Antonio Pagola

A lo largo de los siglos, los teólogos cristianos han elaborado profundos estudios sobre la Trinidad. Sin embargo, bastantes cristianos de nuestros días no logran captar qué tienen que ver con su vida esas admirables doctrinas.

Al parecer, hoy necesitamos oír hablar de Dios con palabras humildes y sencillas, que toquen nuestro pobre corazón, confuso y desalentado, y reconforten nuestra fe vacilante. Necesitamos, tal vez, recuperar lo esencial de nuestro credo para aprender a vivirlo con alegría nueva.

«Creo en Dios Padre, creador del cielo y de la tierra». No estamos solos ante nuestros problemas y conflictos. No vivimos olvidados, Dios es nuestro «Padre» querido. Así lo llamaba Jesús y así lo llamamos nosotros. Él es el origen y la meta de nuestra vida. Nos ha creado a todos solo por amor, y nos espera a todos con corazón de Padre al final de nuestra peregrinación por este mundo. Su nombre es hoy olvidado y negado por muchos. Nuestros hijos se van alejando de él, y los creyentes no sabemos contagiarles nuestra fe, pero Dios nos sigue mirando a todos con amor. Aunque vivamos llenos de dudas, no hemos de perder la fe en un Dios Creador y Padre pues habríamos perdido nuestra última esperanza.

«Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor». Es el gran regalo que Dios ha hecho al mundo. Él nos ha contado cómo es el Padre. Para nosotros, Jesús nunca será un hombre más. Mirándolo a él, vemos al Padre: en sus gestos captamos su ternura y comprensión. En él podemos sentir a Dios humano, cercano, amigo. Este Jesús, el Hijo amado de Dios, nos ha animado a construir una vida más fraterna y dichosa para todos. Es lo que más quiere el Padre. Nos ha indicado, además, el camino a seguir: «Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo». Si olvidamos a Jesús, ¿quién ocupará su vacío?, ¿quién nos podrá ofrecer su luz y su esperanza?

«Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida». Este misterio de Dios no es algo lejano. Está presente en el fondo de cada uno de nosotros. Lo podemos captar como Espíritu que alienta nuestras vidas, como Amor que nos lleva hacia los que sufren. Este Espíritu es lo mejor que hay dentro de nosotros.

Fiesta de la Santísima Trinidad 31 mayo 2015 : Enrique Martinez Lozano


 

 

Evangelio de Mateo 28, 16-20

 

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado.

Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban.

Acercándose a ellos, Jesús les dijo:

¾ Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado.

Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

 

******

 

SABOREAR LO QUE SOMOS

 

Mateo concluye su evangelio nombrando a Jesús con el mismo nombre que le había atribuido al comienzo de su escrito, apelando al texto del profeta Isaías (7,14): “La virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien pondrán por nombre Emmanuel (que significa: «Dios con nosotros»)” (Mt 1,23).

Para el evangelista, Jesús es, desde el principio al fin, “Yo estoy con vosotros” (“Emmanuel”). Parece que no podía haber encontrado otra expresión que otorgara una confianza mayor.

Porque la profundidad de la expresión es infinitamente más grande de lo que las palabras pueden expresar. La mente –siempre inevitablemente separadora- entiende el “estar” también en forma de separación, por más intimidad que quiera poner en la relación. La realidad, sin embargo, es bien diferente. No se trata de una presencia que esté o camine “a nuestro lado”, sino de ser lo mismo.

Cuando se nos ha regalado vivir una experiencia estrictamente no-dual en una relación interpersonal, el contenido de esa expresión nos resulta fácil de captar. Sin negar las diferencias aparentes, somos uno y lo mismo, algo parecido a como mis dos manos se saben –y se viven- como un solo y mismo cuerpo.

El poeta Pablo Neruda lo canta de este modo: “Y desde entonces soy porque tú eres, / y desde entonces eres, soy y somos, / y por amor seré, serás, seremos”. Las palabras no pueden llegar a más; la mente tampoco. No cabe sino acallar el pensamiento y conectar, de una forma no-mediada, con esa Realidad una que compartimos con todos los seres. Y, estando ahí, volver a escuchar de nuevo las palabras de Jesús: “Yo estoy con vosotros todos los días”.

No quieras procesarlas mentalmente, no intentes “atrapar” su significado. Permite, simplemente, que resuenen dentro de ti, en el silencio de todo, y entrégate por completo a ese Abismo (Vacío que es Plenitud) en el que te introducen.

Nota cómo todo se detiene; queda únicamente Presencia, presencia compartida, que se halla siempre a salvo y que es la fuente de toda sabiduría y de toda acción.

No quieras entender nada, hacer nada, concluir nada, avanzar nada… Solo saborea –sin pensamientos- lo que ahí se te regala. Confórmate con sencillamente estar, permanecer, descansar… En la certeza de que todo, absolutamente todo lo demás, “se te dará por añadidura” (Mt 6,33).

 

http://www.enriquemartinezlozano.com

Cuerpo y Sangre de Cristo – B (Marcos 14,12-16.22-26) 07 de junio 2015 José Antonio Pagola


#

Pascua

En nuestras comunidades necesitamos aliento que reavive la esperanza de todos. No podemos seguir alimentando un pesimismo inútil que destruye de raíz todo dinamismo de renovación.

Pero, ¿cómo mirar al futuro cuando parece que no hay futuro? Solo desde la confianza en el Dios que ha resucitado a Jesús… Solo Dios tiene la última palabra sobre su historia… Ni la secularización moderna ni el pecado de los seguidores de Jesús bloqueará su acción salvadora.

A la Iglesia le esperan todavía grandes sorpresas… Jesús no ha dado todavía lo mejor.

Jose Antonio Pagola
Volver a Jesús

LA CENA DEL SEÑOR

José Antonio Pagola

Los estudios sociológicos lo destacan con datos contundentes: los cristianos de nuestras iglesias occidentales están abandonando la misa dominical. La celebración, tal como ha quedado configurada a lo largo de los siglos, ya no es capaz de nutrir su fe ni de vincularlos a la comunidad de Jesús.

Lo sorprendente es que estamos dejando que la misa «se pierda» sin que este hecho apenas provoque reacción alguna entre nosotros. ¿No es la eucaristía el centro de la vida cristiana? ¿Cómo podemos permanecer pasivos, sin capacidad de tomar iniciativa alguna? ¿Por qué la jerarquía permanece tan callada e inmóvil? ¿Por qué los creyentes no manifestamos nuestra preocupación con más fuerza y dolor?

La desafección por la misa está creciendo incluso entre quienes participan en ella de manera responsable e incondicional. Es la fidelidad ejemplar de estas minorías la que está sosteniendo a las comunidades, pero ¿podrá la misa seguir viva solo a base de medidas protectoras que aseguren el cumplimiento del rito actual?

Las preguntas son inevitables: ¿No necesita la Iglesia en su centro una experiencia más viva y encarnada de la cena del Señor que la que ofrece la liturgia actual? ¿Estamos tan seguros de estar haciendo hoy bien lo que Jesús quiso que hiciéramos en memoria suya?

¿Es la liturgia que nosotros venimos repitiendo desde siglos la que mejor puede ayudar en estos tiempos a los creyentes a vivir lo que vivió Jesús en aquella cena memorable donde se concentra, se recapitula y se manifiesta cómo y para qué vivió y murió? ¿Es la que más nos puede atraer a vivir como discípulos suyos al servicio de su proyecto del reino del Padre?

Hoy todo parece oponerse a la reforma de la misa. Sin embargo, cada vez será más necesaria si la Iglesia quiere vivir del contacto vital con Jesucristo. El camino será largo. La transformación será posible cuando la Iglesia sienta con más fuerza la necesidad de recordar a Jesús y vivir de su Espíritu. Por eso también ahora lo más responsable no es ausentarse de la misa, sino contribuir a la conversión a Jesucristo.

31 MAYO/15 EL EVANGELIO EN UNA NUEZ. MENSAJES PARA NIÑOS/AS


Mensajes para niños
Sermón de la semana
Domingo de Trinidad, Año B
31 de mayo 2015
Sermón de la semana
Título: El Evangelio en una nuez

Tema: Lo básico que necesitamos saber acerca del amor de Dios hacia nosotros. Domingo de Trinidad Yr. B

Objeto: Una Biblia y una nuez (una que pueda partirse por la mitad y separarse y que pueda removerse la nuez que se come.

Escritura: Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. (Juan 3:16 – NVI)

Supongamos que desees compartir con tu mejor amigo acerca del amor de Dios. ¿Qué le dirías? Todo lo que necesitas saber acerca del amor de Dios se encuentra en la Biblia. Puedes llevar tu Biblia a casa de tu amigo y leerle acerca del amor de Dios en la Biblia. Veamos, ¿qué le deberías leer? La Biblia está dividida en dos partes: El antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, 66 libros, 1189 capítulos, y 31,173 versículos. ¿No te inquieta o te atemoriza esta información? Es fácil perderse o confundirse con todo esto. ¿Qué tal si pudiésemos achicar el mensaje de Dios para que cupiera en una nuez? Sería estupendo, ¿no creen? Bueno, creo que podemos hacer eso en esta mañana.

Busqué en mi computadora los 10 versículos más visitados de la Biblia. Conseguí los 10 versículos que la gente busca, ama y lee con más frecuencia. ¿Puedes pensar cuál es el versículo #1? ¡Juan 3:16! ¿Cuantos pueden repetir ese versículo conmigo? “Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna”. Eso son buenas nuevas, ¿No es así? Eso es todo lo que necesitas saber acerca del del amor de Dios. Veamos lo que este versículo nos dice.

¿De quién habla este versículo? – Dios

¿Qué hace Dios? – ama

¿A quién ama Dios? – al mundo (nos incluye a ti y a mí)

¿Qué hizo Dios para demostrar su amor? – dio a su único hijo

¿Qué debemos hacer nosotros para responder a su amor? – creer que Jesús es el Hijo de Dios

¿Cuál es nuestra recompensa? – vida eterna

La Biblia está llena de las promesas del amor de Dios. Tú y yo debemos estar listos para compartir esas promesas con nuestros amigos. Debemos leer nuestra Biblia diariamente y estudiarla para aprender más acerca de ella, pero cuando llega el momento de compartir el amor de Dios, recuerda el “Evangelio en una nuez” que hemos estudiado en esta mañana. Es el mensaje que todo el mundo necesita escuchar. “Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna”.

Padre nuestro, te damos gracias por tu amor – un amor tan grande que diste a tu único y solo Hijo para que tengamos vida eterna. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Páginas para colorear y actividades
Boletín para niños (DOC) (PDF)

(Imprima la primera página y luego insértela en la impresora para imprimir el otro lado.  Doble el boletín por la mitad y tendrá un boletín de cuatro páginas para los niños.)

 

Enlaces a los sermones
Impresión amistosa:   “El Evangelio en una nuez”

Otra sermón para Juan 3:1-17:  “¡Nacidos de nuevo!”

 

Otra sermón para Mateo 28:16-20: “Vé y haz discí­pulos”

 

Tenemos materiales para ayudarle con los niños

Tenemos un CD conteniendo estos materiales:

Tres años de sermones de Sermons4Kids
Páginas para colorear del Antiguo y Nuevo Testamento
Una serie de páginas para colorear de Graham Kennedy
Lecciones: La vida de Cristo de cada uno de los cuatro Evangelios
Canciones para la Escuela Bíblica de Niños
Catorce presentaciones de PowerPoint
Un año de lecciones del Antiguo Testamento (de Mission Arlington)

Para imprimir una forma para ordenarlo haga clic aquí. (Es gratis)

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá
Derechos de autor Sermons4Kids, Inc.
Todos los derechos reservados.

Homilía semanal del P. Jim Hogan, Pentecostés, 24 de mayo 2015


Publicado el por Reyanna Rice

• Hechos 2: 1-11 • Gálatas 5: 16-25 • Juan 15: 26-27 – 16: 1-16 •

Lecturas bíblicas: Pentecostés 

Muchos de los excelentes programas en la televisión pública nos recuerdan que el proceso de aprendizaje nunca termina. Esa es la premisa de esta homilía. El aprendizaje es una función del cerebro. Tiene implicaciones profundas para mi espiritualidad. El proceso de aprendizaje continúa.

Cristo ha resucitado! (En verdad ha resucitado!) Nuestros antepasados ​​en la fe cometieron un error comprensible, pero grave. En reacción a las disputas doctrinales como los de los 2nd y 3 rd siglos, nuestra casa de la fe católica adoptó el latín como lengua oficial de la iglesia.Ellos trataron de asegurar que no se hicieron errores y “la verdad de nuestra fe” no dañados. La institución se comportaba como si el Espíritu de Dios puede ser controlado.

Durante muchos siglos, América sigue siendo el idioma oficial de la Iglesia Católica. La presunción era que una lengua común expresado el carácter católico o universal de la Iglesia. Se presume un lenguaje común evita las complicaciones de nuestra diversidad en el vocabulario y la cultura. La presunción era que un lenguaje común es la forma más segura de garantizar “la verdad” se transmite sin error.

Estudié América durante dos años en la escuela secundaria y las arreglé para pasar sólo por la generosa ayuda de mi compañero de clase Teresa. Estudié América por dos años adicionales en la universidad. Durante mis cuatro años de estudios teológicos nuestros principales libros de texto de teología dogmática y moral eran en latín. Así eran los exámenes. Durante los primeros cuatro años de mi vida como sacerdote de la parroquia, celebré la misa y los otros sacramentos en América. Para mí, todo lo que eso significaba memorización más de comprensión.

Cristo ha resucitado! (En verdad ha resucitado!) El Resucitado prometió, “cuando venga el Espíritu de la Verdad os guiará en toda la verdad.”   Desde las primeras décadas, ha sido la convicción de nuestro hogar ancestral de fe que “el Espíritu de la Verdad ” ha llegado y nos guía. Esa es mi convicción. Supongo que es la tuya también.  “Cuando venga el Espíritu de la Verdad os guiará en toda la verdad.”

Hace cincuenta años Juan XXIII invitó a los obispos del mundo a Roma para el Concilio Vaticano II. Llamó al Consejo un segundo Pentecostés, e invitó a los obispos a abrir las puertas y ventanas de la Iglesia. La primera indicación de “el Espíritu guía” nos fue la restauración de las lenguas vernáculas en la liturgia. El resultado inmediato fue la vitalidad, alegría y un nuevo entusiasmo.

Desafortunadamente Juan Pablo II y Benedicto cerradas las puertas y ventanas de nuevo.Eso nos distrae por un tiempo. Sin embargo, el proceso de aprendizaje nunca se terminó, nunca terminó. Ahora, el nuevo obispo de Roma nos recuerda que “el Espíritu de verdad”nos guía a medida que tropezamos a lo largo de nuestra búsqueda para entender lo que es ser humano y plenamente vivo, y lo que estamos llamados a ser como iglesia.

Hoy vivimos en un mundo desencantado, una Edad Seglar. Una crisis moral nos infiltra como nación y como “iglesia”. Su nombre es “narcisismo.” No hay entre nosotros una pobreza de espíritu en medio de la abundancia material. La confianza entre los estadounidenses está en declive. El abismo entre ricos y pobres se ensancha. Policía de la violencia armada se propaga. Globos presupuesto de defensa de nuestra nación. “Déjame en paz; Yo trabajo duro y este es mi dinero “-“. Narcisismo “¿Qué vamos a hacer? ¿Cuál es la solución, el remedio?

“Cuando venga el Espíritu de la Verdad os guiará en toda la verdad.”  Tal vez me equivoque, pero creo que la solución o remedio para nuestra crisis moral, nuestro narcisismo está escuchando. Escuche las agitaciones internas de su corazón. Lo que usted cumple cumple otros. Sus esperanzas, sueños, decepciones, heridas y satisfacciones son como las de todas las personas. Escucha a tu vida interior. Escuchar a los demás. El proceso de aprendizaje nunca termina.

Cristo ha resucitado! (En verdad ha resucitado!) Hoy es Pentecostés.  “El Espíritu de la Verdad”, “el Espíritu de Cristo”, “el Espíritu de Dios” nos está guiando de forma inesperada. Nuestra tarea es escuchar. “Pero cuando venga el Espíritu de la verdad os guiará en toda la verdad.”   El proceso de aprendizaje nunca se acaba!

http://concernedcatholicsmt.org/weekly-homily-from-fr-jim-hogan-pentecost-may-24-2015/

Fiesta de Pentecostés 24 mayo 2015   Evangelio de Juan 20, 19-23: ENRIQUE MARTINEZ LOZANO


Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas, por miedo a los judíos. En esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo:

— Paz a vosotros.

Y diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió:

— Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.

Y dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo:

— Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.

 

******

 

EL ESPÍRITU NOS LLEVA MÁS ALLÁ DE LAS CREENCIAS

 

En esta catequesis –que se prolongará con la escena de Tomás-, se hace referencia a algunos datos significativos. Las dos apariciones ocurren “el primer día de la semana”, y simplemente con ello se le están diciendo al lector dos cosas: que la resurrección es una “nueva creación”, y que las apariciones “ocurren” en el domingo, en la celebración comunitaria de la eucaristía o “fracción del pan”. Con lo cual, se le está invitando a descubrir al Resucitado en la eucaristía compartida. De hecho, Tomás no “ve al Señor” por estar ausente, fuera de la comunidad.

Se subraya también que Jesús se hace presente “al anochecer” y “estando cerradas las puertas”. El motivo del “miedo” es un añadido posterior; en un primer estadio, era sencillamente un modo de indicar el carácter portentoso de la presencia del resucitado. Se hace ver que el “cuerpo” del Resucitado está más allá de las leyes físicas: capaz de “atravesar” las paredes, no es un cuerpo que se pueda ver ni tocar.

 

Por lo demás, la experiencia del Resucitado va unida a realidades específicas y fundamentales para el creyente: la paz, la misión, el perdón y el Espíritu.

La paz (shalom) es el saludo del Resucitado, como había sido el saludo de los ángeles en el nacimiento: “Paz a los hombres, amados de Dios”. Si lo único que nos quita la paz es la mente no observada –las cavilaciones mentales-, es claro que la Presencia es sinónimo de aquella paz “que supera todo lo que podemos pensar” (Filp 4,7). No es extraño que en el Nuevo Testamento se llame a Jesús “nuestra paz” (Ef 2,14) y que Pablo hable reiteradamente del “Dios de la paz” (1Tes 5,23; Rom 15,33; Filp 4,9).

 

La experiencia del Resucitado, por otra parte, convoca a la misión, una misión totalmente en línea con la del propio Jesús: “Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo”. El eje de la misma no podrá ser otro que el de comunicar y favorecer la vida, ya que él ha venido “para que tengan vida, y vida en plenitud” (Jn 10,10).

La misión no tiene nada que ver con el proselitismo ni nace porque alguien se crea en posesión de la verdad. Es algo mucho más hondo, gratuito y desapropiado. Sentirse “enviado” es, sencillamente, reconocerse como “cauce” a través del cual la Vida se expresa. Por eso mismo, no hay apropiación ni expectativas; se deja que la Vida sea. De ahí que, en este sentido en el que lo estamos planteando, únicamente puede sentirse “enviado” quien ha dejado de identificarse con su yo, se ha desprendido del ego. El yo no puede nunca vivir como “enviado”, aunque lo proclame, porque su característica es vivir egocentrado, justo lo opuesto a ser cauce.

 

El Resucitado comunica su propio Espíritu. El lector del evangelio sabe ya que esta había sido una de las grandes promesas de Jesús antes de morir. “Exhalando su aliento sobre ellos” –las mismas palabras con que se narra la creación del primer hombre: “El Señor Dios formó al hombre del polvo de la tierra, exhaló en sus narices un aliento de vida y el hombre se convirtió en un ser viviente”: Gn 2,7)-, los hace partícipes de su propio Dinamismo y de su propio Gozo, del mismo Espíritu que lo animó durante toda su vida.

Y por ese don del Espíritu, lo discípulos se constituyen en “jueces” del mundo. El “perdonar y retener los pecados” se halla vinculado a la tradición sinóptica de “atar y desatar”. Los teólogos están de acuerdo en que la lectura que hizo el concilio de Trento, que vio en estas palabras la institución del sacramento de la penitencia, parece una interpretación dogmática, que va más allá de lo que el texto quiere expresar.

En la línea de lo que aparece en el llamado “testamento espiritual” de Jesús (capítulos 13-17), en el que se habla del “Espíritu de verdad” que desenmascara el engaño del mundo, aquí también se reconoce a los discípulos, en cuanto habitados por aquel mismo Espíritu de verdad, la capacidad de discernir lo verdadero de lo falso.

Pero eso no significa tampoco entrar en un nuevo debate acerca de las creencias que serían “ortodoxas” –como ha ocurrido y ocurre habitualmente-, sino que se trata justamente de trascenderlas, porque se ha descubierto que la Verdad estará siempre más allá de ellas. La Verdad no puede ser objeto de fe; únicamente se la puede ser.

 

http://www.enriquemartinezlozano.com

 

 

 

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 376 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: