La iglesia anglicana comulga con las mujeres



 1

La Iglesia anglicana de Inglaterra aprueba los nuevos cánones para la ordenación de mujeres, hito histórico que cambia el rumbo de ese credo


La iglesia anglicana comulga con las mujeres
En el 2014, 20 años después de la primera ordenación de mujeres sacerdotes, la Iglesia de Inglaterra aprobaría la ordenación de obispas (imagen tomada de internet)

TERESA AMIGUET21/02/2019 00:00Actualizado a21/02/2019 12:27

¡Herejía! El 21 de febrero de 1994, tras más de veinte polémicos años de intensos debates, el sínodo de la Iglesia Anglicana rompe con más de cuatro siglos de tradición al aprobar los nuevos cánones para la ordenación de las mujeres. Hasta mil sacerdotes de la Iglesia anglicana consideran la determinación como un inadmisible alarde de modernidad y amenazan antes de emitir su voto con renunciar e incluso a convertirse al catolicismo en el caso de aprobarse la ordenación de las féminas en el seno de su iglesia.

La Iglesia de Inglaterra se enfrenta al acontecimiento más revolucionario de su historia, desde que su fundador, el díscolo Enrique VIII, decidiese romper con la autoridad de la iglesia de Roma y provocase la escisión de la institución católica en 1530. Su amor por Ana Bolena y su deseo de contraer matrimonio con la que se convertiría en la segunda de sus seis esposas y sus ambiciones dinásticas dividieron a los cristianos.

El proceso es complejo, la decisión del sínodo debe pasar por la Cámara de los Comunes y la de los Lores, donde está ampliamente representada, antes de recibir finalmente la aceptación de la reina Isabel II.

La Iglesia católica, cauta, hace un esfuerzo consciente para mantenerse al margen de la decisión de la Iglesia Anglicana de ordenar a mujeres sacerdotes. Pero la de sobras conocida rivalidad entre ambas no tarda en aflorar. El Vaticano califica la decisión como un grave obstáculo al proceso de reconciliación mantenido con la Iglesia de Inglaterra, que permanece inalterable.

Dos años después, el 11 de marzo de 1994, la Iglesia Anglicana vuelve a romper cánones. Treinta y dos mujeres protagonizan una revolución con su acceso al sacerdocio. La historia del feminismo da un paso espectacular en la lucha contra la discriminación por razón de sexo

En 1994 se despide con un total de más de mil son ‘ascendidas’ a sacerdotes. Como tales están autorizadas a consagrar el pan y el vino en la eucaristía y a administrar la absolución.

las mujeres logran ejercer el cargo eclasiástico a partir de 2015. La decisión del sínodo llega 20 años después de la ordenación de las primeras sacerdotes.

La s mujeres sacerdotes de la Iglesia anglicana pueden consagrar el pan y el vino en la eucaristía. En la imagen una mujer nombrada obispo en el 2014 (imagen tomada de internet)
La s mujeres sacerdotes de la Iglesia anglicana pueden consagrar el pan y el vino en la eucaristía. En la imagen una mujer nombrada obispo en el 2014 (imagen tomada de internet)

ANGLICISMO versus CATOLICISMO: INGLATERRA versus ROMA

En Inglaterra hay cinco millones de católicos, lo que no implica que sean practicantes, poco más de una cuarta parte acude a misa los domingos.

Los católicos ingleses no olvidan la discriminación a la que han sido sometidos en el pasado por los anglicanos. Tachados de antipatrióticos, aún a día de hoy, por ley, el heredero de la corona británica no puede contraer matrimonio con un católico, vade retro, si bien un judío o un ateo será bien recibido.

Así cuando el príncipe Carlos de Inglaterra visitó el Vaticano, la reina madre, le prohibió expresamente asistir a cualquier ceremonia religiosa oficiada por el Papa, jefe de la Iglesia católica.

Pese a ello, muchos católicos interpretaron la visita del representante de la corona inglesa como símbolo de una posible conversión a la Iglesia de Roma.

CATOLICOS Y ANGLICANOS TODOS CRISTIANOS PERO CON GRANDES DIFERENCIAS

AUTORIDAD PAPAL:

El arzobispo de Canterbury, máxima autoridad, tiene poca autoridad: al contrario que el Papa, sólo puede recomendar, no imponer

CONFESIÓN:

Al tratarse de uno de sus siete sacramentos, los católicos deben confesarse regularmente, los anglicanos no.

TRANSUSBSTANCIACION:

La eucaristía católica cree en la presencia de Cristo en el pan (el cuerpo) y vino (sangre) consagrados en la liturgia.

ABORTO Y ANTICONCEPTIVOS:

Los católicos no pueden recurrir a estas prácticas, los anglicanos sí.

BIBLIA:

Los anglicanos la consideran la autoridad suprema, mientras que para los católicos no es sino una tradición tan importante como la Iglesia.

PURGATORIO:

Este estado de purificación de las almas de los muertos que permite la purga de sus pecados antes de alcanzar la gloria, a modo de transitoriedad entre el cielo y el infierno, no existe para los anglicanos que solo creen en la existencia de los dos últimos.

SANTOS:

Figura importante de los creyentes católicos que les rezan e invocan, los anglicanos rechazan su existencia.

SACERDOCIO FEMENINO 1994-2017

En 2014 las Iglesias anglicanas de Gales, Estados Unidos, Australia, Canadá y Swazilandia, que ya autorizan la ordenación de mujeres como obispos.

En el 2016, el Papa Francisco declara: “El papa santo Juan Pablo II ha tenido la última palabra clara al respecto y esto sigue en pie”, en respuesta a las preguntas de los periodistas, subrayando que esta regla estará vigente para siempre, refiriéndose al documento de 1994 que estipula que las mujeres nunca podrán participar en el sacerdocio de conformidad con la tradición de la Iglesia.

Conocido por su habilidad diplomática, Francisco declara seguidamente: ‘Hay muchas otras cosas que las mujeres hacen mejor que los hombres”, en referencia a la así llamada “dimensión femenina de la Iglesia”.

Amén.

https://www.lavanguardia.com/hemeroteca/20190221/46582313305/iglesia-anglicana-mujeres-sacerdotes-inglaterra-religiones.html

El Vaticano publica propuestas para ayudar a combatir y denunciar abusos


Abusos de sacerdotes: El Vaticano publica propuestas para ayudar a combatir y denunciar abusos
EFE

Compartir en facebook20Compartir en twitterEnviar por emailReportar ErrorCompartir en linkedinComentariosImprimirEFE21/02/2019 – 09:23 COT

La elaboración de un protocolo con los pasos a seguir tras una denuncia de abusos a menores o la creación de centros de atención para ayudar a combatirlos, son algunas de las ideas que tiene el Vaticano para luchar contra la pederastia en la iglesia.

Estas ideas han sido propuestas por varias comisiones y conferencias episcopales y el papa Francisco anunció hoy que se reflexionará sobre ellas durante la reunión que se está celebrando en el Vaticano sobre la protección de los menores, pues se distribuyeron a todos los participantes.

Vea también: Víctimas: “Me trataron de mentiroso y que era enemigo de la Iglesia”

Entre los 21 puntos, que según el papa son “un simple punto de partida”, se propone “la elaboración de un vademécum en el que se especifican los pasos a seguir por la autoridad en todos los momentos clave del surgimiento de un caso”.

Otro de los puntos propuestos que más sorprendió es el de elevar la edad mínima para el matrimonio a 16 años, ya que según el Derecho Canónico la edad mínima de las mujeres para casarse es actualmente de 14 años y de 16 para los hombres.

Se propone crear “centros de escucha, compuestos por personas capacitadas y expertas, donde se ejerce un primer discernimiento de los casos de las presuntas víctimas”.

“Implementar procedimientos compartidos para el examen de las denuncias, la protección de las víctimas y el derecho de defensa del acusado”, se lee.

También se pide “informar a las autoridades civiles y las autoridades eclesiásticas superiores de conformidad con las normas civiles y canónicas”.

Otros puntos son “establecer protocolos específicos para la gestión de las acusaciones contra los obispos” y cursos de formación continua para “obispos, superiores religiosos, clérigos y trabajadores pastorales”.

Se insta entre estos puntos de reflexión a consolidar la colaboración con todas las personas de buena voluntad y con los operadores de los medios de comunicación para reconocer y discernir los casos reales de los falsos. Al tiempo, también se especifica la necesidad de garantizar en las investigaciones la presunción de inocencia “hasta la prueba de la culpabilidad del acusado”.

El papa Francisco indicó hoy que lo que se espera de la Iglesia no es solo condenar los abusos de sus clérigos, sino “medidas concretas y efectivas” para erradicarlos, durante su discurso al inicio de la reunión para la protección de menores que se celebrará hasta el domingo en el Vaticano.

Una de estas propuestas “concretas” es garantizar “la proporcionalidad del castigo con respecto al delito cometido”, es decir que “los sacerdotes y obispos culpables de abuso sexual a menores tienen que ser expulsados de sus cargos”.

También se propone “realizar una evaluación psicológica a cargo de expertos calificados y acreditados para los candidatos al sacerdocio y la vida consagrada”.

“Formular códigos de conducta obligatorios para todos los clérigos, religiosos, personal de servicio y voluntarios, para delinear los límites apropiados en las relaciones personales”, se lee entre las propuestas.

Asimismo, la necesidad de informar a todos los miembros de la Iglesia sobre “cómo reconocer los signos de abuso y cómo reportar sospechas de abuso sexual”.

http://caracol.com.co/radio/2019/02/21/internacional/1550758844_791445.html

La reunión del Vaticano sobre el abuso comienza con acusaciones de las víctimas


21 de febrero de 20197 minutos de lectura

El Papa Francisco ora durante la apertura de una cumbre sobre la prevención del abuso sexual en el Vaticano el 21 de febrero de 2019. La reunión de líderes de iglesias de todo el mundo se lleva a cabo en medio de un intenso escrutinio del historial de la Iglesia Católica después de nuevas denuncias de abuso y cobertura. El año pasado provocó una crisis de credibilidad para la jerarquía. (Vincenzo Pinto / foto de la piscina a través de AP)

Thomas ReeseThomasReeseSJ

CIUDAD DEL VATICANO (RNS) – Con la apertura de la reunión sobre el abuso sexual por parte del clero en Roma, las metas del Papa Francisco para la asamblea de cuatro días se han vuelto claras: centrarse en las víctimas del abuso, responsabilizar a los obispos de proteger a los niños y recuperarlos. Confianza del pueblo católico.

Esta agenda se resume en tres temas: responsabilidad, responsabilidad y transparencia. Cada uno será el foco de un día de la reunión. En el cuarto y último día, el Papa celebrará la Eucaristía con los asistentes.

A la reunión, que se celebró del 21 al 25 de febrero, el Papa Francisco convocó a los líderes más importantes de la iglesia: los presidentes de las 114 conferencias de obispos de todo el mundo, los 14 líderes de las Iglesias orientales católicas, 22 superiores de hombres y Religiosas, 14 miembros de la Curia Vaticana y 15 obispos y cardenales adicionales.

El primer día de la reunión, sobre el tema de “responsabilidad”, establezca el patrón para los próximos dos días.

Después de la oración de apertura, los obispos vieron un video con los testimonios de cinco sobrevivientes de abuso por parte de sacerdotes. Que las víctimas fueron las primeras en ser escuchadas en la reunión fue significativo. Las víctimas también serán escuchadas durante los servicios de oración que terminan cada día.

Una víctima de Chile contó cómo cuando se presentó, “lo primero que hicieron fue tratarme como a un mentiroso, darme la espalda y decirme que yo, y otros, éramos enemigos de la iglesia”. Más bien, “las víctimas necesitan ser creído, respetado, cuidado y sanado “, dijo.

Una segunda víctima habló de abuso que comenzó cuando tenía 15 años y continuó durante 13 años. Se quedó embarazada tres veces y se vio obligada a abortar cada vez. “Le tenía miedo, y cada vez que me negaba a tener sexo con él, él me golpeaba”, dijo. “Y como dependía totalmente de él económicamente, sufrí todas las humillaciones que me infligió”.

La última víctima fue una monja asiática que habló de los superiores religiosos que encubrieron el abuso de las monjas en lugar de defender a sus hermanas. Ella instó a los “obispos a que actúen con claridad, porque esta es una de las bombas de tiempo que suceden en la iglesia de Asia”.

El cardenal Luis Tagle en el Vaticano en septiembre de 2017. Tagle se dirigió a la reunión en Roma sobre abuso sexual por parte del clero el 21 de febrero de 2019. (Foto de AP / Andrew Medichini)

El video fue seguido por la presentación inicial del cardenal filipino Luis Tagle, quien a veces habló emocionalmente sobre el dolor sufrido por las víctimas de abuso y la responsabilidad de los obispos para ayudar en su curación.

“Nuestra falta de respuesta al sufrimiento de las víctimas”, dijo a la asamblea, “sí, incluso hasta el punto de rechazarlas y encubrir el escándalo para proteger a los perpetradores y a la institución, ha herido a nuestra gente, dejando una herida profunda en nuestro Relación con los que estamos enviados a servir.

“Las heridas a menudo son causadas por la ceguera de la ambición y el legalismo y el mal uso del poder”, dijo.

Mientras algunos obispos y clérigos se habían identificado erróneamente con el Jesús crucificado durante esta crisis, Tagle identificó las heridas de las víctimas de abusos con las heridas de Jesús, quien fue traicionado y abandonado por sus discípulos.

“Contemplando a Jesús herido por traición y abuso de poder”, dijo, “vemos las heridas de los heridos por aquellos que deberían haberlos protegido”.

Solo tocando las heridas de Jesús, el apóstol Tomás alcanzó la fe en la resurrección. Así como la iglesia no puede ignorar el sufrimiento de Jesús, tampoco puede ignorar las heridas de los sobrevivientes de abuso. “Nuestra gente necesita que nos acerquemos a sus heridas y reconozcamos nuestras faltas si queremos dar un testimonio auténtico y creíble de nuestra fe en la resurrección”, dijo Tagle.

Él también habló de perdón, pero esto pareció prematuro. Hubiera sido mejor si hubiera reconocido que la iglesia no debería exigir el perdón de las víctimas. Solo pueden perdonar cuando están listos con la gracia de Dios. Es mejor decir “Lo siento” que decir “Perdóname”. Pedir perdón puede suponer un viaje de culpa para el sobreviviente que no está listo para perdonar.

La segunda presentación fue realizada por el arzobispo maltés Charles Scicluna, quien ha sido un destacado investigador y fiscal de casos de abuso en la iglesia. Se centró en la responsabilidad de procesar los casos de abuso sexual y en la prevención del abuso.

“La comunidad de fe a nuestro cuidado debe saber que hablamos en serio”, dijo. “Deberían venir a conocernos como amigos de su seguridad y la de sus niños y jóvenes. Los comprometeremos con franqueza y humildad. Los protegeremos a toda costa. Daremos nuestras vidas por los rebaños que nos han sido confiados “.

Su presentación de lo que se debería hacer para investigar y eliminar a los malos sacerdotes del ministerio no tenía nada nuevo para los estadounidenses, pero fue un buen consejo para los obispos en el Sur Global.

El arzobispo de Malta, Charles Scicluna, a la izquierda, y el arzobispo de Brisbane, Mark Coleridge, asisten a una reunión informativa en Roma el 21 de febrero de 2019, durante una cumbre de cuatro días sobre abuso sexual convocada por el Papa Francisco. (Foto AP / Domenico Stinellis)

Luego, la reunión se dividió en “grupos de trabajo” organizados por los principales idiomas (inglés, francés, español e italiano), lo que permitió una discusión abierta y franca de los temas. Los obispos que asistieron a los sínodos en Roma siempre han dicho que estas discusiones en grupos pequeños son la mejor parte de las reuniones porque reúnen a obispos de diferentes países y culturas.

Por la tarde, la reunión escuchó al cardenal colombiano Rubén Salazar Gómez, quien reconoció que la iglesia está en un momento de crisis e instó a los obispos a actuar con decisión a pesar de los conflictos y las tensiones.

“El hecho de que los abusos ocurran en otras instituciones y grupos nunca puede justificar la ocurrencia de abusos en la iglesia”, dijo. “No hay una justificación posible para no denunciar, no desenmascarar, no enfrentar valientemente y con fuerza cualquier abuso que se presente dentro de nuestra iglesia”.

Después de otra hora de discusiones en grupos pequeños, se reunieron para escuchar los informes de cada uno de los grupos de trabajo.

Este mismo patrón de tres presentaciones y discusiones en grupos pequeños se seguirá durante los próximos dos días de reuniones, aunque las mujeres desempeñarán un papel cada vez más importante en las presentaciones.

El viernes, la reunión se centrará en la “rendición de cuentas”, y el sábado se centrará en la transparencia, que es importante tanto en la curación de las víctimas como en el restablecimiento de la confianza.

Gran parte de lo que se dijo en el primer día de la reunión fueron cosas que los estadounidenses habían escuchado durante los últimos 17 años, ya que The Boston Globe expone sobre el abuso sexual. Aún así, fue bueno escucharlos repetirse en el nivel más alto de la iglesia. Además, la iglesia en muchos países es donde estábamos hace 30 años, en negación.

El resultado más importante de esta reunión sería conseguir que otros obispos, especialmente en África, Asia y América Latina, no cometan los mismos errores que los obispos de Estados Unidos. Deben remover del ministerio a cualquier sacerdote involucrado en el abuso. Muchos de estos obispos aún no han escuchado de muchas víctimas porque en las culturas tradicionales, las víctimas de abuso son renuentes a presentarse. Aun así, estos obispos deben tomar en serio esta crisis y tratarla de manera proactiva.

Queda por verse cómo la reunión tratará los temas de responsabilidad y transparencia, que aún son motivo de preocupación para las personas en los Estados Unidos, pero simplemente ponerlos en la agenda de esta reunión es un importante paso adelante.

https://religionnews.com/2019/02/21/vatican-meeting-on-abuse-opens-with-indictments-from-victims/

“NINGUN SECRETO SE HAYA ENCUBIERTO” SIGUEN LOS ABUSOS DE LA PEDERASTIA.


https://elpais.com/sociedad/2019/02/18/actualidad/1550503933_869630.html

https://elpais.com/sociedad/2019/02/18/actualidad/1550506202_965066.html

https://elpais.com/sociedad/2019/02/18/actualidad/1550508160_415703.html

La batalla de la iglesia católica entre la retórica y la realidad


El Papa Francisco quiere un cambio “concreto” sobre el escándalo de abuso sexual infantil de la Iglesia. Sin embargo, no será fácil.RACHEL DONADIO9:23 AM ET

El Papa Francisco es visto en el Vaticano cuando comienza una conferencia sobre el abuso sexual infantil en la Iglesia Católica.
El Papa Francisco es visto en el Vaticano cuando comienza una conferencia sobre el abuso sexual infantil en la Iglesia Católica. MEDIOS DEL VATICANO / REUTERS

ROMA: el Papa Francisco abrió una reunión muy esperada sobre la crisis de abuso sexual en la Iglesia Católica con comentarios que fueron fuertes, breves y al punto. “El Pueblo santo de Dios nos mira, y espera de nosotros no de condenas simples y predecibles, sino de medidas concretas y efectivas para ser tomadas. Necesitamos ser concretos ”, dijo.

¿Pero cómo ser concreto? En esta historia trágica aparentemente interminable de menores abusados ​​sexualmente por prelados y una cultura generalizada de encubrimiento, incluso hoy en día la brecha entre palabras y acciones sigue siendo complicada. La iglesia ha visto históricamente esto como una cuestión de pecado y perdón, no de crimen y castigo. Y mientras que la ley canónica, que está diseñada para juzgar a los prelados, no para proteger a los niños, deja un espacio enorme para la ambigüedad, la ley civil generalmente es mucho más clara sobre cómo procesar a los abusadores, e incluye el concepto crucial del consentimiento.

Así que fue sorprendente el jueves escuchar a dos de los oradores de apertura de las conferencias usar el término “crímenes” en términos inequívocos, un cambio notable de la retórica del Vaticano del pasado. “Un aspecto esencial del ejercicio de la administración en estos casos es la interfaz adecuada con la jurisdicción civil. Estamos hablando de mala conducta que también es un delito en todas las jurisdicciones civiles “, dijo el arzobispo Charles Scicluna de Malta, quien pasó una década como el principal investigador del Vaticano en casos de abuso. Más tarde dijo que era importante que la iglesia pasara “de una cultura de silencio” a “una cultura de divulgación”.

MÁS HISTORIAS

Lea: Qué observar durante la reunión sobre abuso sexual de la Iglesia Católica

El toma y daca entre la iglesia y el estado también puede ser opaco. Incluso hoy en día, en las democracias más avanzadas donde ha estallado la crisis (Estados Unidos, Canadá, Australia, Alemania, Francia) sigue siendo una cuestión de interpretación y contexto, no de ley canónica, que una diócesis denuncie a la policía un abusador. Diecisiete años después de que estallara la crisis de abuso sexual en Boston hacia el final del papado de Juan Pablo II, y nuevamente después de que reapareció en 2010 bajo Benedicto XVI, las normas de la iglesia sobre el tema aún son difíciles de entender, no solo para los forasteros, sino para Los clérigos que deben defenderlos.

Nicole Winfield, quien como corresponsal en el Vaticano para Associated Press conoce este tema de manera integral, esta semana publicó una encapsulación lúcida de la opacidad. Por ejemplo: “En los países donde el clero debe denunciar el maltrato infantil, los obispos y los superiores de las órdenes religiosas deben notificar a la policía cuando alguien alega que un sacerdote abusó de un niño y que debe cooperar en cualquier investigación”, escribió. “Sin embargo, la política no es vinculante y solo se articuló públicamente en 2010 cuando el Vaticano la publicó en su sitio web. Antes de eso, el Vaticano buscó durante mucho tiempo evitar que las agencias públicas encargadas de hacer cumplir la ley aprendan sobre los abusadores en el clero “.

Puede parecer que no es un acto revolucionario convocar a una reunión que es esencialmente un ejercicio de concientización para los prelados, recordándoles las leyes existentes, pero cuando esas leyes son tan confusas, y cuando el Vaticano mismo no ha hecho grandes esfuerzos para aclararlas, Es un paso adelante para una institución antigua.

Leer: ¿Por qué la Iglesia Católica sigue fallando en el abuso sexual?

El Papa comenzó esta reunión entregando a los 190 asistentes una lista de 21 “reflexiones” para considerar. Incluyen la creación de una guía accesible para los obispos, instruyéndolos sobre cómo manejar los casos de abuso; discutir si el castigo es proporcional al crimen; y “debatir si los sacerdotes y obispos culpables de abuso sexual de menores deben abandonar el ministerio público”. Cuando se les preguntó si eran instrucciones o puntos para debatir, el arzobispo Scicluna se rió, pero dijo: “Es un eufemismo decir que deben tomarse en serio. ”

Esta semana, Monseñor Scicluna dijo que estaba complacido de que la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cuerpo que defiende la doctrina católica, aumentara el número de abogados canon, de 17 a 10. En el pasado, Francis ha dicho que la FDC maneja 2,000 casos a la vez. El retraso es enorme. Los números son escalofriantes. La Santa Sede ha dicho que en la última década, 3,420 casos creíbles de abuso en todo el mundo fueron denunciados a la FCD, mientras que en los Estados Unidos, la Iglesia católica dijo que 6,900 sacerdotes han sido acusados ​​de manera creíble desde 1950, según BishopAccountability.org, Una organización de defensa.

La conferencia puede ser un paso en la dirección correcta, pero también equivale al departamento de recursos humanos de una corporación importante que celebra una conferencia sobre reclamos de acoso sexual: el entendimiento es que las leyes están diseñadas para proteger a la institución, no a las víctimas. Por supuesto, la Iglesia Católica no es una corporación, trafica almas, y por lo tanto está en todos los aspectos del problema aquí: son los abusadores y los abusados.

Leer: El Papa Francisco todavía se está equivocando sobre la crisis del abuso sexual

También fue significativo que los asistentes escucharan dolorosos testimonios en audio de víctimas de todo el mundo, incluyendo África y Asia. Una mujer declaró que había tenido una relación sexual con un sacerdote durante 13 años, a partir de los 15 años, y que la había obligado a hacerse tres abortos porque se negaba a usar métodos anticonceptivos. “Siento que tengo una vida destruida”, dijo, de acuerdo con una transcripción proporcionada por el Vaticano. “Me dio todo lo que quería, cuando acepté tener relaciones sexuales; De lo contrario me golpearía ”, dijo ella.

Si algún prelado de todo el mundo, y dentro del Vaticano, no hubiera abierto los ojos ante la crisis, sería difícil permanecer ignorante después de esta reunión. Hacer escuchar a estas víctimas dentro del Vaticano, y celebrar la reunión en sí, es un acto político por parte de Francisco. En sus comentarios iniciales, consideró que la reunión era “una oportunidad para discutir juntos, de manera sinodal, franca y profunda, cómo enfrentar este mal que aflige a la Iglesia y a la humanidad”. Se alienta a los prelados a expresar sus opiniones y preocupaciones. Surgirán diferencias ideológicas. Como tal, esta conferencia anticipa cualquier futuro cónclave. Francisco heredó esta crisis, y su sucesor también lo hará.

Queremos escuchar lo que piensas sobre este artículo. Envíe una carta al editor o escriba a letters@theatlantic.com.

RACHEL DONADIO es una escritora del personal con sede en París en The Atlantic , que abarca la política y la cultura en toda Europa.

https://www.theatlantic.com/international/archive/2019/02/pope-francis-calls-concrete-change-vatican-how/583297/

COLOMBIA: Organizaciones sociales, sindicales y estudiantiles anuncian paro nacional


Colombia20 Feb 2019 – 02:27 pm

El 25 de abril habrá manifestaciones contra los asesinatos de líderes, incumplimientos del acuerdo de paz y el plan Nacional de Desarrollo. Por: Karen Bohórquez Contreras @kbohorquezc Compartir

Manifestaciones estudiantiles en la Plaza de Bolívar

Manifestaciones estudiantiles en la Plaza de BolívarRCN Radio

Para el próximo 25 de abril varios movimientos y organizaciones étnicas, sociales, movimientos estudiantiles y sindicales como la Central Unitaria de Trabajadores (CFUT), anunciaron un nuevo paro nacional.

El objetivo de estas manifestaciones es rechazar los asesinatos de líderes sociales, el incumplimiento de los acuerdos de paz por parte del Gobierno, la no continuidad de las negociaciones de paz con el ELN y algunas de las medidas contenidas en el Plan Nacional de Desarrollo.

“La muerte campea por todas partes. Mueren los ríos, agoniza el sueño de la paz, mueren los colombianos que con su lucha y trabajo sostienen este país que manejan unos pocos a su antojo, colocando el interés particular sobre el bien común y legislando a favor de sus intereses”, es la consigna de las organizaciones. 

Le puede interesar: En desmanes terminó primero día de manifestaciones de taxistas en Cartagena

“El paro es de carácter político en defensa de la vida, la paz, la democracia, del medio ambiente y de todos los derechos de los colombianos y se desarrollará a lo largo y ancho de todo el país con la participación de movimientos étnicos, estudiantiles, obreros, campesinos, indígenas y el agro… estamos convocando a toda la ciudadanía a movilizarnos”, dijo Luis Fernando Arias, consejero mayor de la organización. Nacional Indígena de Colombia, ONIC.

Antes de que se inicie este paro se tienen previstas varias movilizaciones como la del próximo 6 de marzo contra los asesinatos de líderes. También se realizará otra jornada el 8 marzo por los derechos de las mujeres, mientras el 20 marzo habrá manifestaciones contra Plan Nacional de Desarrollo que se discute en el Congreso. Fuente

https://www.rcnradio.com/colombia/organizaciones-sociales-sindicales-y-estudiantiles-anuncian-paro-nacional

Venezuela: Golpe de Estado en marcha: Osvaldo León




Artículo introductorio de la edición 539 (febrero) de la revista
América Latina en Movimiento, de ALAI: Por el patio trasero

ALAI AMLATINA, 20/02/2019.-  Con la mira puesta en el petróleo y demás recursos estratégicos venezolanos, Estados Unidos ha recrudecido sus políticas injerencistas en ese país, blandiendo incluso la amenaza de una intervención armada, con el manido argumento de ser adalid de la democracia, para dar el golpe de gracia al gobierno bolivariano de Nicolás Maduro y al “mal ejemplo” de su proyecto soberano.

Aunque esta argucia debería estar desgastada por lo ocurrido en las ocupaciones bélicas registradas últimamente en países del Medio Oriente ampliado, para no hablar de la larga historia de intervenciones en nuestra región que dejaron una estela de dictaduras, los gobiernos derechistas de la región han cerrado filas con esta arremetida, poniendo en riesgo el compromiso de mantener a Latinoamérica y el Caribe como “Zona de Paz” que fue adoptado por unanimidad en la II Cumbre de la CELAC, el 29 de enero de 2014.

Como para no dejar dudas a dónde van los tiros, la Casa Blanca designó a Elliott Abrams como enviado para “restaurar la democracia” en Venezuela.  Sí, el mismo que durante el gobierno de Reagan participó en la dirección de las operaciones contrainsurgentes en Nicaragua, El Salvador y Guatemala, en los años ’70 y ’80, las cuales se apoyaban en el apuntalamiento de grupos paramilitares y de exterminio en dichos países.

Operaciones silenciosas que salen a luz con el escándalo Irán-Contra nicaragüense, debido a que para financiar a ésta se monta un mecanismo de venta de armas a Irán y de drogas del Cartel de Medellín en Los Ángeles.  En el proceso abierto por estos acontecimientos, Abrams se declara culpable de haber ocultado información, pero George Bush padre al iniciar su gobierno le indulta.  Y es así que, posteriormente, aparece como asesor de seguridad nacional en las guerras en Irak y Afganistán durante la presidencia de George Bush hijo.  Y ahora, como procónsul en la intentona golpista en Venezuela.

En el plano interno, como operador en el tablero intervencionista aparece Juan Guaidó, un político prácticamente desconocido, integrante del partido Voluntad Popular de extrema derecha que entre 2014 y 2017 protagonizó las llamadas “guarimbas”, para propiciar un golpe de Estado por medio de disturbios violentos que dejaron el lamentable saldo de casi 200 personas asesinadas (70% chavistas) y miles de heridos.

De hecho, es un cuadro formado por el Centro para la Acción No Violenta y Estrategias Aplicadas (Canvas, por sus siglas en inglés), que instruye a jóvenes derechistas en las técnicas de los “golpes de estado blandos” formuladas por Gene Sharp, pues “en 2005 fue captado como ‘líder estudiantil’ venezolano para viajar a Belgrado, Serbia, y comenzar a entrenarse para una insurrección”.  Operación financiada “en gran parte a través de National Endowment for Democracy (NED), una creación de la CIA que funciona como el brazo principal del gobierno de Estados Unidos para promover el cambio de régimen”[1].

El 5 de enero, Guaidó es designado presidente de la Asamblea Nacional y 18 días después en un mitin callejero se autoproclama “presidente encargado”.  Washington le reconoce de inmediato y en seguidilla los países que conforman el Grupo de Lima.  Sin embargo, y pese a las presiones de ese país, no logran que suceda lo mismo en la Organización de los Estados Americanos, más allá de que su secretario general, Luis Almagro, por su propia cuenta si lo hace.  Tampoco consiguen que este cometido prospere en la Organización de Naciones Unidas pues en la votación extraordinaria convocada por EE.UU. la mayoría de sus Estados miembros se pronuncia en contra.  Y la Unión Europea no ha fijado una decisión.

Si bien desde que inicia en 1998 el gobierno bolivariano presidido por Hugo Chávez, EEUU mantiene una línea desestabilizadora, que incluye el fallido golpe de Estado en abril de 2002, es a raíz de la caída del precio del petróleo que las sanciones económicas se intensifican –habida cuenta que Venezuela no ha logrado superar el rentismo petrolero– para revertir el proyecto en curso al crear un clima de malestar por la carencia de bienes básicos.

El 9 de marzo de 2015, aduciendo que Venezuela representa un “riesgo extraordinario” para la seguridad de EE.UU., Barack Obama aprueba un primer paquete de medidas, que posteriormente se incrementan bajo el Gobierno de Trump.  Se estima que las pérdidas por las medidas coercitivas unilaterales (embargos comerciales, bloqueos financieros, apropiación de activos, como en el caso de la empresa CITGO, etc.) bordean los 34 mil millones de dólares, que equivalen a 8 años de comida y medicinas para los habitantes de la tierra de Bolívar.

Con este telón de fondo, la intensa campaña mediática global se ha ocupado de ir creando las condiciones psicosociales para la intervención, sobre todo para “posicionar la matriz de que Venezuela entra en una etapa de crisis humanitaria por falta de alimentos, agua y medicamentos; hay que continuar con el manejo del escenario donde Venezuela está ‘cerca del colapso y de implosionar’ demandando de la comunidad internacional una intervención humanitaria para mantener la paz y salvar vidas”, conforme establece Kurt Tidd, jefe del Comando Sur de EEUU, en las 12 recomendaciones de la Operación Venezuela Freedom-2 develadas en 2016 [2].

En las circunstancias, esta es la carta que está en juego.  Se trata de un operativo previsto para el 23 de febrero con epicentro en la ciudad colombiana de Cúcuta, bajo la figura de la “ayuda humanitaria” desplegada por la fuerza militar del Comando Sur del Pentágono, con show incluido.  En este punto cabe destacar la posición de la Cruz Roja al señalar que tal operativo carece de todo carácter humanitario, cuanto más que está gestionado por fuerzas militares que amenazan con invadir un territorio soberano.  Como han señalado varios analistas: un Caballo de Troya acompañado de flashes y cámaras para desencadenar un incidente militar de consecuencias inciertas.  Y es que esta es la misma trama seguida en las ocupaciones de Irak, Libia, Siria, entre otras.

Si efectivamente se tratara de una preocupación por las carencias que la población de Venezuela efectivamente padece y no un “cambio de régimen”, bastaría poner fin al bloqueo y sanciones financieras que impiden recibir el pago que le corresponde por sus exportaciones billonarias.  En lugar de abarrotar depósitos en Cúcuta unilateralmente, EE.UU. debería canalizar esos aportes a través de los canales instituidos en la ONU.

La cuestión es que Trump al reconocer (de hecho, designar) al autoproclamado “presidente”, pretende arrogarse potestades que atropellan un principio básico del derecho internacional: la legitimidad del voto popular, que en Venezuela se pronunció a favor de Nicolás Maduro.  En esta línea, busca avanzar en la tramoya del golpe de Estado que está en curso desde hace 20 años, contando con el respaldo de gobiernos de la región que consideran que sus países deben permanecer como patio trasero del vecino del Norte.  Paradójicamente, aunque han demostrado ser incapaces para garantizar derechos sociales básicos, ser proclives a la criminalización de la protesta social, establecer mecanismos de judicialización de la política para anular opositores, entre otras cosillas, ahora pretenden erguirse como tribunos de la democracia para juzgar al gobierno legítimo de Venezuela.  Y entonces cabe la pregunta: ¿con qué calidad moral?

– Osvaldo León, comunicólogo ecuatoriano, es director de información de ALAI.

Publicado en la revista de ALAI América Latina en Movimiento, No. 539 (febrero), titulada:”Por el patio traserohttps://www.alainet.org/es/revistas/539

URL de este artículo: https://www.alainet.org/es/articulo/198277

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: