La obra de Dios es justicia entre los mortales.


Reflexión del Evangelio para el tercer domingo de Adviento.

Daniel duigou 
francia15 de diciembre de 2018

Tercer domingo de Adviento. (Foto: Pixabay)

Cuando Dios habla, necesitamos un mediador para traducir su palabra. Para Juan, el desierto es el lugar de la vocación y el Jordán es el sitio de su sermón.

Al amanecer de una nueva era, la suya es “la voz que grita en el desierto”. Él llama a la conversión, a un regreso a Dios. Él anuncia un posible futuro y la intervención de Dios en la historia de la humanidad. El deseo de Dios es el restablecimiento de la justicia; La justicia es la voluntad de Dios, y él escucha a los pobres entre nosotros.

Dios asoció a la humanidad con la creación de una nueva ciudad, la ciudad de Jerusalén. La vocación de la humanidad es erradicar la desigualdad; Dios promete salvación para todos, judíos y paganos por igual. Justicia significa respeto por los individuos, respeto por la dignidad de todos y cada uno. Juan se dirige a la multitud, todos los cuales vinieron a ser bautizados. La multitud estaba formada por hombres y mujeres que, ante todo, se encontraban en un estado de espera de futuro.

Es difícil no leer este pasaje del Evangelio sin pensar en la violencia extrema que tiene lugar en Francia y otros lugares. Es difícil no pensar en las peticiones y demandas de justicia social básica y una división más justa de los recursos de la sociedad. Los recaudadores de impuestos le preguntaron a John: “¿Y qué debemos hacer?” Esta es ahora la pregunta que también debemos responder.

La respuesta de Juan marca un nuevo tono que anuncia una nueva etapa en relación con Jesús. Juan no le dice a la gente que ayune o que ore, ni que se sacrifique. Lo que les pide es justicia. El que no trabaja para establecer la justicia no es menos pecador que el ladrón.

La comida y la ropa son las necesidades muy básicas en nuestras vidas. Para cumplir con el mandamiento del amor, debemos asegurarnos de que nadie sufra por falta de estas cosas básicas. Nótese que en la respuesta de Juan, él no idealiza la pobreza y no hace juicios morales. Existe, sin embargo, un imperativo ético para la justicia. Para él, esto consiste en compartir sin privarse de uno mismo y no pedir más de lo necesario o razonable, como diríamos hoy. Necesitamos pedir simplemente lo que es “justo” para respetar a cada persona en carne y hueso. Definir lo que es “justo” depende del proceso político que involucre a los delegados elegidos y a los ciudadanos en un diálogo significativo.

Ya, John trae el anuncio de la Buena Nueva, la imposibilidad de llegar a ser posible: “alguien que es más poderoso que vendré”. El Dios de la Biblia es el que se convierte en hombre, abriendo así un nuevo futuro radical para todos los hombres y mujeres para apoderarse. Juan llama al Espíritu, cuyo símbolo es el fuego.

Nuevamente, en sus palabras, no encontramos un juicio moral, sino más bien una declaración de hechos directa, basada mucho en el mundo real. Juan dice que “el que vendrá” separará a las personas de acuerdo con sus actos, no según sus palabras y promesas, sino su participación y acciones hacia la justicia entre las personas. Aquí es donde aparece la imagen de la horquilla de separación, separando el trigo de la paja. Para nosotros, el tiempo de cosecha está cerca.

Corresponde a los individuos escuchar, a través de las palabras de Cristo, el llamado de Dios a formar parte de la sociedad de una manera real, a participar en la vida de una manera que significa que podemos realizar plenamente nuestras verdades. Tenemos que entender nuestro lugar como individuos y como parte del colectivo a través de nuestra relación con el otro y, por lo tanto, con Dios. Depende de cada uno de nosotros escuchar el llamado de las bienaventuranzas. Es parte de nuestras identidades, no de ninguna manera imaginaria, sino de una manera que es totalmente concreta.

Convertirse en parte de la humanidad y abrazar las propias responsabilidades como ciudadano es participar en la vida con nuestros conciudadanos, participar en la vida real que se relaciona con los demás y, al hacerlo, convertirse en hijos de Dios, el Padre de toda la humanidad. Más que nunca, en este mundo que estamos construyendo, nadie puede quedarse atrás; Todos nosotros debemos tener un lugar en el centro de la sociedad del mañana.

https://international.la-croix.com/news/gods-work-is-justice-among-mortals/9079?utm_source=Newsletter&utm_medium=e-mail&u

EL NUEVO TRATO VERDE DEBERÍA ABORDAR EL MILITARISMO


Por Medea Benjamin y Alice Slater, Popular Resistance14 de diciembre de 2018 | ¡EDUCAR!

El Ejército De Los EE. UU. Es El Mayor Consumidor Institucional De Combustibles Fósiles Y La Mayor Fuente De Gases De Efecto Invernadero.

En el espíritu de un nuevo año y un nuevo Congreso, 2019 puede ser nuestra mejor y última oportunidad para desviar a nuestra nave de estado de los peligros planetarios gemelos del caos ambiental y el militarismo, trazando un rumbo hacia un siglo XXI que afirme la tierra.

La crisis ambiental quedó al descubierto por el sobrio informe de diciembre del panel de la ONU sobre el clima: si el mundo no se moviliza en los próximos 12 años al nivel de una inyección lunar, se prepara para cambiar nuestro uso de energía de fósiles tóxicos, nucleares y Los combustibles de biomasa industrial a las soluciones ya conocidas para el uso de energía solar, eólica, hidroeléctrica, geotérmica y eficiencia, destruiremos toda la vida en la tierra como la conocemos. La pregunta existencial es si nuestros funcionarios electos, con las riendas del poder, se sentarán impotentes a medida que nuestro planeta experimente incendios, inundaciones, sequías y mares crecientes más devastadores o aprovechará este momento y tomará medidas monumentales como lo hicimos cuando Estados Unidos abolió la esclavitud, dio el voto a las mujeres, puso fin a la gran depresión y eliminó la segregación legal. 

Algunos miembros del Congreso ya están mostrando su valía histórica al apoyar un Nuevo Trato Verde. Esto no solo comenzaría a revertir el daño que hemos infligido en nuestro hogar colectivo, sino que también crearía cientos de miles de buenos empleos que no se pueden enviar al extranjero a países de bajos salarios.

Incluso aquellos congresistas que quieren abordar seriamente la crisis climática, sin embargo, no se enfrentan a la crisis simultánea del militarismo. La guerra contra el terrorismo desatada tras el atentado terrorista del 9/11 ha llevado a casi dos décadas de militarismo descontrolado. Estamos gastando más dinero en nuestro ejército que en cualquier otro momento de la historia. Las guerras interminables en Afganistán, Irak, Yemen, Siria y otros lugares todavía están en su apogeo, nos cuestan billones de dólares y crean desastres humanitarios. Los viejos tratados para controlar las armas nucleares se están desmoronando al mismo tiempo que los conflictos con las principales potencias de Rusia y China se están calentando.

¿Dónde está el llamado al Nuevo Acuerdo de Paz que liberaría a cientos de miles de millones del presupuesto militar exagerado para invertir en infraestructura verde? ¿Dónde está el llamado a cerrar la mayoría de las más de 800 bases militares de nuestro país en el extranjero, que son reliquias de la Segunda Guerra Mundial y que son básicamente inútiles para fines militares? ¿Dónde está el llamado a abordar seriamente la amenaza existencial planteada por las armas nucleares?

Con el fenómeno de desmoronamiento de los tratados obsoletos de control de armas nucleares, es inconcebible no apoyar el tratado recientemente negociado de la ONU, firmado por 122 naciones, para prohibir y prohibir las armas nucleares como lo ha hecho el mundo por las armas químicas y biológicas. El Congreso de los EE. UU. No debe autorizar los gastos de 1 billón de dólares para nuevas armas nucleares, inclinándose ante los pagadores corporativos que buscan una carrera de armamentos más grande con Rusia y otros países con armas nucleares en detrimento de nuestro propio pueblo y del resto del mundo. En su lugar, el Congreso debería tomar la iniciativa de apoyar este tratado y promoverlo entre los otros estados con armas nucleares.

Los ambientalistas deben cuestionar la impresionante huella global del Pentágono. El ejército de los EE. UU. Es el mayor consumidor institucional de combustibles fósiles y la mayor fuente de gases de efecto invernadero, y contribuye con aproximadamente el 5 por ciento de las emisiones del calentamiento global. Casi 900 de los 1,300 sitios del Superfondo de la EPA son bases militares abandonadas, instalaciones de producción de armas o sitios de prueba de armas. Solo la antigua instalación de armas nucleares de Hanford en el estado de Washington costará más de $ 100 mil millones para la limpieza. El ejército de los EE. UU. También ha propagado contaminantes químicos tóxicos en y alrededor de las bases en todo el mundo, y ha afectado a millones de personas.

Si el Green New Deal no aborda rápidamente el cambio climático, el militarismo global aumentará en respuesta al aumento de los refugiados climáticos y la desestabilización civil, que alimentará el cambio climático y sellará un círculo vicioso alimentado por los males gemelos del militarismo y la alteración del clima. Es por eso que un Nuevo Acuerdo de Paz y un Nuevo Acuerdo Verde deben ir de la mano. No podemos permitirnos perder nuestro tiempo, recursos y capital intelectual en armas y guerras cuando el cambio climático se está hundiendo en toda la humanidad. Si las armas nucleares no nos destruyen, la urgencia apremiante del clima catastrófico lo hará.

Pasar de un sistema económico que se basa en los combustibles fósiles y la violencia nos permitiría hacer una transición justa hacia una economía energética limpia, verde y que sustente la vida. Esta sería la forma más rápida y más positiva de enfrentar el complejo militar-industrial que el presidente Eisenhower advirtió hace tantos años.

https://popularresistance.org/the-green-new-deal-should-address-militarism/

Caminando hacia la luz


Experimentando la alegre esperanza del Adviento

Celine hoyeau 
españa15 de diciembre de 2018


Hermana Dolores Aleixandre RSCJ. (Foto: RSCJ Internacional)

La hermana Dolores Aleixandre RSCJ es una erudita en escritura española y autora de numerosos libros. La hermana del Sagrado Corazón de Jesús ha sido llamada “la teóloga del Papa” después de haber sido aclamada por el Papa Francisco por su libro Bautizados con fuego (Bautizado por fuego).

La hermana Dolores comparte con Celine Hoyeau, de La Croix , sus experiencias personales de esperanza y anhelo de Adviento.

En una de tus obras, asocias la vejez con el “esplendor” de la noche, mientras que muchos lo ven como un declive sombrío. ¿Por qué?

Dos textos me impulsaron a escribir este libro. El Salmo 65 dice: “Donde amanece la mañana, donde la tarde se desvanece, invocan canciones de alegría”. Eso me conmovió enormemente. Yo mismo tengo 80 años. La juventud es la “mañana”. A esa edad, hay poco mérito en vivir la vida de una manera alegre, intensa. Sin embargo, veo que la “tarde” es triste para muchas personas, que viven esta parte de sus vidas con amargura. Lamentan todas las posibilidades que ya no tienen, se quejan de sus problemas de salud, de su brillantez profesional perdida, de no ser reconocidos por más tiempo; pero al leer estas palabras de Jesús: “He venido para que tengan vida y la vivan al máximo” (Juan 10,10), me preguntaba si uno no podría vivir una vejez de abundancia, en medio de la Las deficiencias, las pérdidas y las renuncias que surgen. En griego la palabraperisseia (abundancia) es muy hermosa; Expresa una exageración, un exceso. Mi reto es vivirlo, porque escribirlo todavía es fácil “.

¿Cómo lo vives, precisamente?

Enseñé las Escrituras con pasión durante 20 años en la Universidad Pontificia de Comillas en España. El año pasado, antes de retirarme a los 67 años, comencé a perder la voz. Esta pérdida fue muy difícil para mí porque solía dar muchas clases, conferencias, solía predicar en los retiros … Hoy, voy a un bar a pedir algo y el camarero no entiende lo que le estoy pidiendo; Si quiero comprar un libro, tengo que escribir el título. Si estoy con un grupo, los otros tienen que guardar silencio, de lo contrario nadie puede escucharme.

Tuve que pasar por todo un proceso personal para aceptar esto. Al principio, caminé en la oscuridad, pero la luz vino con una certeza absoluta: pase lo que pase, siempre estoy acompañada. Obtengo apoyo de estas palabras de Jesucristo: “Mi Padre siempre está trabajando en su trabajo hasta el día de hoy, y yo también estoy trabajando” (Juan 5, 17) … Tengo una profunda convicción de que Dios trabaja dentro de mí y que esta obra Es bueno, aunque a veces no lo entiendo. El humor que heredé de mi padre también me ha ayudado mucho “.

Hoy ya no veo la pérdida de mi voz como un drama, sino simplemente como un inconveniente. Aunque ya no doy conferencias, sigo predicando en los retiros: después de los primeros momentos, un poco inconvenientes, los grupos que acompaño olvidan el instrumento. Lo que surge no son mis cuerdas vocales, sino la palabra de Dios, que nada puede detener. Su luz brilla a través de mi oscuridad.

¿La vida nos desnuda para que podamos recibir mejor a Dios?

Sí, esa es su misión. La misión de la vida es desnudarnos. Jean Vanier dijo algo extraordinario: “Nacemos débiles, morimos débiles, pero entre los dos, pasamos nuestras vidas tratando de ocultar nuestra debilidad”. Por otro lado, nuestra era es un momento para deshacernos de esa máscara de poder , para dejar de aferrarnos a falsas imágenes de nosotros mismos. Es una batalla terrible, pero aceptar los signos de la vejez nos libera enormemente. Comenzamos a ser y nos dejamos ver como realmente somos, con lados brillantes y oscuros, con la necesidad de amar, ser amados y estar rodeados de atención.

¿En qué recursos te apoyas para mantener la esperanza?

¡Me uno al grupo de personajes bíblicos desanimados! La Biblia es como mi aliento. Al pasar por esto, trato de aprender que es posible experimentar desaliento y esperanza al mismo tiempo. Los primeros cristianos se desanimaron porque el regreso de Cristo no estaba sucediendo; Todavía tenían que esperar un poco más … Pero no perdieron la esperanza. Pudieron adaptar su esperanza a las situaciones difíciles. La enorme capacidad del ser humano para comenzar de nuevo incesantemente me ayuda mucho.

Los profetas del Antiguo Testamento, en particular, a quienes enseñé, me dieron muchas imágenes de esperanza. Están imbuidos de una fuerza que no proviene de ellos sino que reciben. También me encanta el realismo de los evangelistas. Describen situaciones catastróficas, sin embotar los bordes, y luego nos invitan a levantar la cabeza ya que “el Hijo del Hombre viene”, alguien viene a nuestro encuentro. Un Dios que viene a compartir nuestra condición humana … ¡Ese es el mensaje de Navidad y el Adviento es el tiempo litúrgico de los ancianos!

¡Mira a la gente que la Iglesia nos da para contemplar, Zacchary y Elisabeth, Simeon y Anne! El concepto hebreo de tiempo también me ayuda mucho. En nuestra concepción occidental, el futuro está por delante de nosotros y el pasado por detrás. En hebreo es diferente y, básicamente, más lógico: el pasado, que usted sabe, está frente a usted. El futuro, que no sabes, está atrás.

El hombre es como un peregrino que se apoya en este Dios que ha estado con él en el pasado y que, él sabe, todavía estará con él en sus días antiguos. Del mismo modo, para nosotros el día comienza por la mañana y termina en la oscuridad de la tarde. Los hebreos miden el día de manera diferente. Comienza el día anterior y termina a mediodía. La concepción griega del tiempo está marcada por la decadencia. El tiempo bíblico es caminar hacia la luz.

¿Caminar hacia la luz a los 80 es como caminar hacia la muerte?

Sí, pero la muerte no es oscuridad. Marta y María de Betania escuchan a Jesús decirles: “Nuestro amigo Lázaro se ha quedado dormido; Pero voy allí para despertarlo. (Juan 11-11). Del mismo modo, Jesús dijo acerca de la hija de Jairo: “El niño no está muerto sino dormido” (Marcos 5,39) … Estas declaraciones me dan esta valentía y esta confianza: no estoy caminando hacia la oscuridad de mi muerte, estoy caminando hacia ti, la verdadera luz. Si creemos en las palabras de Jesús, tienen el poder de cambiar nuestra perspectiva.

A medida que envejecemos, podríamos sentirnos tentados a reducir nuestras vidas. Sin embargo, por el contrario, la edad puede ser una ocasión para llevar nuestra fe, nuestra esperanza y nuestra caridad a sus últimas consecuencias. Perdí la audición en un oído, mi voz y muchas otras cosas, y podría lamentarlo. Pero también puedo ver las cosas de manera diferente.

Piense en la forma en que puedo poner en práctica, a los 80 años, estas palabras de Dios: “Hay más que dar que recibir”. Por lo tanto, el tiempo es nuestra posesión más preciada, y la edad nos hace tener mucho. . Tengo más tiempo para orar por la mañana, para hacer yoga, escuchar a los que lo necesitan, dar la bienvenida a los inmigrantes de Honduras que apoyo … Muchos monjes y monjas de edad no dejan sus conventos mientras que pueden visitar a las personas, incluso si es para ¡Juega a las cartas con los que viven solos!

¿Ir a la jubilación y la vejez requiere un discernimiento particular?

El Evangelio dice que el que desee construir una torre debe sentarse y calcular. La jubilación debe ser un momento de sentarse y preguntarse: “¿En qué deseo invertir en este momento de mi vida? Eso fue lo que hice a los 67 años, y decidí responder a la llamada de Caritas, que daba refugio temporal a las familias sin hogar y quería que las monjas los apoyaran.

Fui a vivir con otras tres hermanas, cada una de una congregación diferente, durante cinco años. Nuestro trabajo consistió en construir enlaces. Las noches a veces eran un poco complicadas porque había muchos conflictos, pero más allá de las terribles historias de estas familias, esa experiencia me dio mucha admiración por el ser humano y su fuerte capacidad de resiliencia, por la luz. La vida nos desnuda, pero el Evangelio nos da las claves para vivir a través de esta desnudez.

El arzobispo de Irlanda “sorprendido” no fue informado de la carta del Papa al ministro de gobierno


El arzobispo de Irlanda "sorprendido" no fue informado de la carta del Papa al ministro de gobierno

En esta foto tomada el martes 23 de octubre de 2018, la ministra de la Infancia Katherine Zappone anuncia la excavación forense del sitio de una antigua casa de la madre y el bebé en Tuam, en los edificios gubernamentales en Dublín. El Papa Francisco escribió a Zappone en noviembre y dijo que “los esfuerzos realizados por el Gobierno y por las Iglesias y congregaciones religiosas ayudarán a enfrentar este capítulo trágico en la historia de Irlanda de manera responsable”. (Crédito: Niall Carson / PA a través de AP).

LEICESTER, Reino Unido – El arzobispo Diarmuid Martin dijo que estaba “sorprendido” al enterarse de una carta que el Papa Francisco envió a un funcionario del gobierno irlandés a partir de informes de los medios.

El pontífice envió la carta al ministro para la Infancia y la Juventud Katherine Zappone el mes pasado, después de que ella le escribió acerca de la alta tasa de mortalidad en la maternidad y hogares infantiles a cargo de la Iglesia Católica en la primera mitad de la 20 ª siglo.

El año pasado, un informe de una comisión liderada por un juez confirmó que la antigua casa de madres y bebés de Bon Secours en Tuam, Condado de Galway, tenía una estructura de alcantarillado subterráneo dividida en 20 cámaras que contenían “cantidades significativas de restos humanos”.

RELACIONADO: Los expertos encuentran una fosa común en el orfanato ex católico de Irlanda

Las casas dirigidas por iglesias en Irlanda alojaban a huérfanos, mujeres embarazadas solteras y sus bebés durante la mayor parte del siglo XX. Las instituciones han estado sometidas a un intenso escrutinio público desde que un historiador local en 2014 rastreó certificados de defunción de casi 800 niños que habían muerto como residentes de la instalación, pero pudieron encontrar un registro de entierro para solo un niño.

Más tarde, los investigadores encontraron una fosa común que contenía restos de bebés y niños pequeños de 35 semanas a 3 años en los terrenos de la casa, que se cerró en 1961.

En abril, Martin, el arzobispo de Dublín, le dijo a Crux que le contó al papa sobre la situación cuando salió a la luz.

RELACIONADO: El arzobispo de Dublín dice que el Papa Francisco está “visiblemente molesto” por las tumbas sin marcas de los niños en el hogar de cuidado

“Me dijo ‘¿cómo están las cosas en Irlanda?’ Y dije que hay una historia terrible … que está surgiendo sobre el hallazgo de cuerpos de niños. Y luego varias personas vinieron a mí y me dijeron: ¿Qué le dijiste al Papa? “Estaba visiblemente molesto, y te cuidaba cuando te fuiste”, dijo Martin.

Zappone planteó el tema al pontífice cuando se encontraba en Dublín para el Encuentro Mundial de las Familias en agosto y le entregó una carta que decía que la Iglesia Católica “debería contribuir sustancialmente” para financiar las reparaciones para los sobrevivientes de las instalaciones de Tuam.

“Creo que la Iglesia debe contribuir sustancialmente al costo de cualquier opción decidida por el gobierno. Esto debe hacerse de buena gana, incondicional y rápidamente ”, escribió el Papa.

RELACIONADO: Irlanda dice que la Iglesia ‘debería pagar’ para abordar las muertes de bebés

En su respuesta, fechada el 13 de noviembre, el Papa dijo que deseaba asegurarle al ministro de gobierno “de mi orante solidaridad y preocupación por esta triste situación”, y agregó que oró en particular por que “los esfuerzos realizados por el Gobierno y por las Iglesias locales”. y las congregaciones religiosas ayudarán a enfrentar responsablemente este capítulo trágico en la historia de Irlanda “.

Francis concluyó su carta diciéndole a Zappone que oraría por ella, sus seres queridos y “por su importante trabajo al servicio de la juventud de Irlanda”.

En declaraciones al Irish Times el 10 de diciembre, Martin dijo que “nunca había visto” la carta del Papa a Zappone.

“Me sorprende que deba aprender el contenido de una carta que creo que afecta mi posición en los periódicos”, dijo el arzobispo.

Hablando con los reporteros, el portavoz de Zappone dijo que el ministro “cree que plantear el tema de Tuam trajo una conciencia de lo que pasó a la atención del Papa, y que él lo ha pensado. Es bueno que el líder de la Iglesia esté consciente y comprenda el papel de la Iglesia. Esto es importante para abordar nuestro pasado “.

RELACIONADO: El gobierno irlandés aprueba la excavación del sitio de la fosa común del orfanato católico

Las Hermanas Bon Secours han ofrecido pagar más de $ 2.5 millones para ayudar a cubrir los costos de la excavación de los restos en Tuam, pero el gobierno estima que los costos totales son más de $ 6.5 millones, aunque otras estimaciones son mucho más altas.

“Ella [Zappone] cree que es posible debido a su referencia a las congregaciones de que el Papa está al tanto de la oferta de las Hermanas Bon Secours”, dijo el portavoz.

RELACIONADO: Después de la aprobación de la ley irlandesa sobre el aborto, los obispos dicen que el aborto “nunca puede ser justificado”

En su conversación con el Irish Times , Martin también habló sobre la nueva ley irlandesa sobre el aborto, que obliga a los médicos a no querer realizar abortos para ofrecer referencias de pacientes a otros practicantes.

“Hay una clara enseñanza católica de que si la legislación está en contra de los principios básicos de fe de las personas, no se les puede obligar a cumplirlas”, dijo el arzobispo.

“Hay una jerarquía de verdades en la enseñanza católica y la centralidad de algunos aspectos. Si las personas tienen una objeción de conciencia, es algo muy importante recordarla. Para mí, muy a menudo el cambio social proviene de personas que defienden sus compromisos ”, dijo.

https://cruxnow.com/church-in-uk-and-ireland/2018/12/15/ireland-archbishop-surprised-he-wasnt-informed-of-popes-letter-to-government-ministe

Con su trato al cardenal Pell, el papa Francisco muestra su clericalismo.


15 de diciembre de 2018por Jamie MansonResponsabilidadOpiniónVaticano

Francis y Pell CROP.jpg

El Papa Francisco saluda al cardenal australiano George Pell durante una audiencia para intercambiar saludos con miembros de la Curia Romana en Clementine Hall del Palacio Apostólico en el Vaticano 22 de diciembre de 2016. (CNS / Paul Haring)

El Papa Francisco saluda al cardenal australiano George Pell durante una audiencia para intercambiar saludos con miembros de la Curia Romana en Clementine Hall del Palacio Apostólico en el Vaticano 22 de diciembre de 2016. (CNS / Paul Haring)

Aproximadamente dos semanas después de su pontificado en marzo de 2013, el Papa Francisco pronunció una frase que rápidamente se convertiría en uno de sus grandes éxitos en su canon de citas: “Esto te lo pido: sé pastores, con el” olor de las ovejas “. “

Francisco habló esas palabras a miles de clérigos que se habían reunido en el Vaticano para la misa anual de crisma, una liturgia que tradicionalmente se celebra en la mañana del Jueves Santo y que celebra la santidad del sacerdocio.

La frase se convirtió en un refrán común para cualquier católico progresista que testificara la promesa del pontificado de Francisco.

Pero la metáfora nunca se sentó bien conmigo. Claro, Francis estaba sugiriendo que los miembros del clero no se mantengan al margen y alejados de las personas a quienes sirven. ¿Pero qué decía sobre los laicos? ¿Somos una manada perdida, sucia y simple que dependía totalmente de nuestros sacerdotes y obispos para que nos guiaran?

Apoyar el periodismo católico independiente. Conviértete en un miembrode NCR Forward por $ 5 al mes.

La metáfora del Buen Pastor funciona muy bien para Jesús. Él es, los cristianos creen, totalmente divinos, la Luz del mundo, el Alfa y la Omega. Pero la analogía se ve forzada al punto de ruptura bajo el peso de nuestros sacerdotes y obispos demasiado humanos, falibles y, a veces, incluso criminales.

Francisco, que ha tenido muchas palabras de elección para la cultura del clericalismo, traicionó su propio clericalismo en esta metáfora. Sugirió que había algo superior, algo apartado, sobre sacerdotes y obispos.

La disposición clerical de Francis nunca ha estado más clara que en la forma en que ha tratado con el cardenal australiano George Pell, quien fue declarado culpable el miércoles 12 de diciembre, por cinco cargos de “delitos sexuales infantiles históricos”.

Durante el primer mes de su pontificado, Francis había elegido a Pell para servir en un nuevo Consejo de Cardenales, nueve asesores conocidos informalmente como el “C9” o el “gabinete de cocina” del Papa. En 2014, Francis nombró a Pell para un período de cinco años como prefecto de la Secretaría de Economía , un dicasterio de la Curia Romana que tiene autoridad sobre todos los asuntos económicos de la Santa Sede y el Estado de la Ciudad del Vaticano.

Pero a principios de 2016, los informes giraron en torno a que Pell estaba siendo investigado por abusar sexualmente de niños como sacerdote y más tarde como arzobispo. En octubre de 2016, tres policías australianos viajaron a Italia para entrevistar a Pell, quien se negó a regresar a Australia para interrogarlo por “mala salud”.

En junio de 2017, Francis concedió a Pell la solicitud de permiso para ausentarse de sus responsabilidades en la Secretaría de Economía para que pudiera regresar a Australia para defenderse de los cargos .

Después de un juicio previo en mayo de 2018, un tribunal australiano ordenó a Pell presentarse a dos juicios por múltiples cargos de abuso sexual de menores: uno para eventos en Melbourne en la década de 1990 y uno para eventos en Ballarat en la década de 1970. La condena de esta semana fue por los abusos de Pell en Melbourne. Su segundo juicio tendrá lugar en marzo de 2019.

En medio de estos años de interrogatorios, acusaciones y juicios, Francis optó por permanecer en silencio y mantener a Pell en sus posiciones en el C9 y en la Curia.

Según Gerard O’Connell , corresponsal del Vaticano para la revista América, “Francisco aplicó el principio de derecho conocido como ‘in dubio pro reo’ (‘la duda favorece al acusado’), insistiendo en que una persona debe ser considerada inocente hasta que se demuestre su culpabilidad. El Papa no retiró al cardenal Pell de sus publicaciones en el Vaticano porque creía que eso equivaldría a una admisión de culpabilidad “.

Consejo CROP.jpg

El Papa Francisco dirige una reunión del Consejo de Cardenales en el Vaticano en febrero de 2017. A la derecha está el Cardenal George Pell y el Cardenal Francisco Javier Errázuriz Ossa es el segundo desde la derecha.  (CNS / L'Osservatore Romano, folleto)

El Papa Francisco dirige una reunión del Consejo de Cardenales en el Vaticano en febrero de 2017. A la derecha está el Cardenal George Pell y el Cardenal Francisco Javier Errázuriz Ossa es el segundo desde la derecha. (CNS / L’Osservatore Romano, folleto)

A diferencia de la iglesia de los Estados Unidos, donde una acusación creíble es suficiente para sacar a un sacerdote del ministerio, en opinión de Francis, incluso un poco de duda sobre la culpa de un prelado es suficiente para mantenerlo en el poder.

Esta no es la primera vez que Francis favorece a un miembro acusado de su gabinete de cocina. Francisco también mantuvo al cardenal chileno Francisco Errázuriz Ossa en la C9. Fue acusado de encubrir a sacerdotes abusivos mientras era arzobispo de Santiago, incluido el famoso depredador Fernando Karadima, quien fue condenado a una vida de oración y penitencia en 2011 y finalmente fue expulsado en septiembre de 2018 .

Errázuriz fue el “defensor más poderoso” de Karadima, según un artículo de 2015 de NCR escrito por Soli Salgado.

El artículo continúa diciendo: “Las acusaciones contra Errázuriz afirmaron que el cardenal estaba completamente consciente, pero decidió ignorar el abuso tan pronto como en el 2003”.

“Soy el primero en tratar de castigar a alguien con este tipo de acusaciones”, dijo Francis sobre Errázuriz en ese momento. “Pero en este caso no hay pruebas, al contrario. Digo esto desde el corazón. No se deje engañar por aquellos que solo buscan el alboroto, que buscan escándalo”.

El caso de Karadima regresaría para perseguir a Francis en enero de 2018 cuando defendió vigorosamente al obispo Juan Barros, quien según las víctimas de Karadima presenció el abuso. Francisco hizo obispo a Barros en 2015.

“El día que me traigan la prueba contra el obispo Barros, hablaré”, dijo Francis en ese momento. “No hay una sola evidencia contra él. Es una calumnia. ¿Está claro?”

Aunque más tarde Francis se disculparía con las víctimas de Karadima por llamarlas esencialmente mentirosas, este fue otro caso claro en el que el Papa privilegió a los clérigos abusivos sobre los laicos abusados.

Incluso en medio de toda esta podredumbre en su gabinete de cocina, Francis mantuvo a Errázuriz y Pell en sus lugares privilegiados, esperando que las autoridades civiles decidieran su culpabilidad o inocencia antes de que considerara oportuno sacar a estos hombres de sus posiciones privilegiadas.

Fue solo después de que Pell fue declarado culpable el miércoles que el Vaticano decidió anunciar que tanto Errázuriz como Pell ya no estarían sirviendo en el C9. Pero incluso el anuncio hizo que pareciera que el papa simplemente estaba reorganizando su consejo, en lugar de sugerir que habían sido retirados debido a actividades criminales o nefastas o sexualmente violentas.

De hecho, Greg Burke, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, dijo que Francis había escrito a los hombres en octubre agradeciéndoles por su servicio.

¿Pell mantendrá su puesto en la Curia?

“Esa es una buena pregunta”, dijo Burke, cuando se le preguntó en una sesión informativa el miércoles, apenas unas horas después de la condena de Pell.

“La Santa Sede tiene el mayor respeto por las autoridades judiciales australianas. Somos conscientes de que existe una orden de supresión y respetamos esa orden”, agregó.

Burke se estaba refiriendo a una orden judicial australiana que prohibía a los medios publicar noticias sobre el juicio de Pell como una forma de mantener la imparcialidad.

¿Pero no está siendo declarado culpable de abuso sexual en un juicio mientras se espera un segundo juicio por los mismos cargos, dos detalles que se han hecho públicos, suficiente para que uno sea expulsado de la Curia? Aparentemente no en el mundo del Vaticano de privilegio clerical radical.

La pregunta más importante es, ¿por qué no se eliminó a Pell en el momento en que se le pidió que fuera juzgado, si no antes? Nunca debió haber tomado tanto tiempo, y así fue debido al enfoque de Francis para privilegiar al abusador. 

En una de sus muchas diatribas de nuevo clericalismo, Francis dijo en una homilía en diciembre de 2016 :

Hay un espíritu de clericalismo en la iglesia que sentimos: los clérigos se sienten superiores; Los clérigos se alejan de la gente. … [Sucede] cuando el clérigo no tiene tiempo para escuchar a los que están sufriendo. … El mal del clericalismo es una cosa realmente horrible; Es una nueva edición de este antiguo mal.

La estrategia de Francisco de favorecer a los acusados ​​apesta a clericalismo. Le da al clero un olor de superioridad y descaradamente ignora los gritos de quienes han sufrido horribles abusos. La próxima vez que Francis apunta un dedo a los males del clericalismo, uno espera que se dé cuenta de los males de Barros, Pell y Errázuriz, entre muchos otros prelados, que le devuelvan la señal.

[Jamie Manson es columnista y editor de libros en el National Catholic Reporter.]

https://www.ncronline.org/news/accountability/grace-margins/his-treatment-cardinal-pell-pope-francis-shows-his-clericalism

Sacerdote irlandés condenado por pederastia es expulsado de Chile


Por AFP -14 diciembre, 20184 0

Sacerdote condenado pederastia expulsado Chile
Fotografía: Agencia Uno
🔊

 Escuchar la nota

Santiago, Chile.

El sacerdote irlandés John O’Reilly, quien acaba de cumplir una condena de cuatro años de libertad vigilada por abuso sexual de una menor, abandonó Chile este viernes cumpliendo una orden de expulsión que el gobierno chileno decretó en 2015.

O’Reilly, un influyente sacerdote de la orden de Los Legionarios de Cristo, fue condenado en 2014 por abuso sexual reiterado contra una menor entre 2010 y 2012, en un exclusivo colegio de su congregación en Santiago. Un año después de la condena, el Congreso chileno le quitó la nacionalidad por gracia que se le había concedido en 2008.

En agosto de 2015, el gobierno ordenó su expulsión, la cual debía hacerse efectiva una vez cumplida la pena que se le había impuesto, decisión que la Corte Suprema confirmó el año pasado tras desechar un recurso de la defensa de O’Reilly para evitar su salida de Chile.

El sacerdote cumplió la condena el lunes y prefirió dejar Chile antes del plazo de 72 horas que le otorgaba la orden de expulsión.

“Nada más que decirles que no soy pedófilo”, declaró O’Reilly en el aeropuerto de Santiago al canal de noticias 24 horas.

Luego abordó un avión rumbo a Italia, donde habitará “la casa de los Legionarios de Cristo en Via Aurelia en Roma”, indicó un comunicado de Los Legionarios de Cristo.

El religioso esperará en Roma las conclusiones de una investigación canónica que el Vaticano inició por el mismo caso que fue condenado en Chile. Tiene prohibido ejercer el sacerdocio mientras duren las indagaciones.

El cura de 72 años que llegó a Chile en 1984 también tiene prohibido ejercer de por vida cargos en escuelas o profesiones relacionadas con menores.

La orden de Los legionarios de Cristo ha estado en el centro de un escándalo mundial por el comportamiento de su fundador, el mexicano Marcial Maciel, fallecido en 2008, acusado de abusos sexuales a menores y quien mantuvo una doble vida con dos mujeres y varios hijos.

Más de un centenar de sacerdotes y laicos son investigados por la justicia en Chile por abusos sexuales a menores, provocando un escándalo que golpeó a la Iglesia chilena que vive los momentos más críticos de su historia.

En medio de esta polémica, el papa Francisco aceptó la renuncia de siete obispos chilenos y expulsó de la Iglesia a otros dos obispos eméritos y dos sacerdotes

http://udgtv.com/noticias/sacerdote-condenado-pederastia-expulsado-chile/

Card. Eijk: «Habrá que cerrar la mayoría de las iglesias»


Card. Eijk: «Habrá que cerrar la mayoría de las iglesias»

«LOS SACERDOTES CASADOS NO SON LA SOLUCIÓN»

El arzobispo de Utrecht (Países Bajos), además de revelar su opinión con respecto a la comunión de los divorciados, el asunto Viganò, el uso del término «LGTB» y la ordenación de hombres casados, lamenta la descristianización del norte de Europa y ofrece datos terribles sobre el número de cierres de iglesias en su diócesis.

14/12/18 6:21 PM

(Il Giornale/InfoCatólica) Por su interés, traducimos algunos párrafos de la entrevista que el Cardenal Eijk, arzobispo de Utrecht, ha concedido al diario italiano Il Giornale.

–Cardenal Eijk, ¿cuál es el estado de salud del catolicismo en el norte de Europa? Sabemos que la Iglesia está viviendo una situación difícil …

En todo el norte de Europa, la Iglesia Católica se está reduciendo. Holanda tiene el dudoso honor de ser la pionera de este fenómeno: fuimos el primer país donde comenzó la reducción. Desde entonces, se ha registrado una disminución del número de fieles en todo el norte de Europa, especialmente en Alemania, donde el declive es muy rápido, entre otras cosas debido a los que abandonan la Iglesia, pero sé que incluso en países como España e Italia se puede percibir la disminución.

–¿Por qué sucede esto?

La causa principal es el individualismo que caracteriza a la sociedad occidental moderna. Como consecuencia del aumento del bienestar, las personas se han vuelto individualistas y las familias encuentran dificultades para transmitir la fe en un contexto en el que esa fe queda cada vez más marginada. La religión cristiana ya no está presente en la vida social y se percibe con una hostilidad oculta o incluso manifiesta. En el caso de los Países Bajos, nos encontramos en una fase en la que las parroquias tienen que fusionarse y muchas iglesias dejan de utilizarse para el culto.

–Cardenal, usted ha hablado del «individualismo», pero ¿existen también otras causas?

La causa es la falta de creyentes activos que participen en las celebraciones de la iglesia y apoyen a la iglesia como voluntarios o con sus aportes económicos. En los Países Bajos no existe el impuesto eclesial. La Iglesia en Holanda vive de las contribuciones voluntarias de los fieles. Esto hace que la Iglesia sea pobre, pero también que libre frente al Estado, lo que considero una gran ventaja, que supera la desventaja de la pobreza. En cualquier caso, también hay lugares claros de esperanza, donde se pueden recuperar las fuerzas y se vive la fe de manera auténtica, con una buena liturgia, catequesis y actividades para los diversos grupos. Con ese fin, la archidiócesis también forma voluntarios y ha preparado la formación de futuros diáconos permanentes, catequistas y asistentes diaconales. Sigue habiendo algunos operadores pastorales laicos que tienen formación teológica universitaria y perciben un salario, pero su número se ha reducido a menos de la mitad en los casi once años que he sido arzobispo de Utrecht y será muy bajo en los años en que seguiré siéndolo.

–¿Ha leído el «dossier de Viganò»? ¿Qué piensa sobre él?

No puedo juzgar bien el contenido de sus cartas, pero está claro que es una cuestión que debe investigarse en profundidad: muchos obispos lo han pedido y la Santa Sede ha anunciado que examinará con más detalle el caso de Theodore McCarrick. En mi opinión, es algo muy deseable: necesitamos aclararlo a fondo, si es que la Iglesia quiere recuperar su credibilidad.

–En el Sínodo sobre la juventud, hubo cierta controversia por el uso del acrónimo «LGBT» en el Instrumentum laboris. ¿Qué piensa sobre ello?

Por supuesto, todas las personas deben ser tratadas con respeto, incluidas las que tienen una orientación sexual objetivamente desordenada, pero utilizar esa expresión puede producir una impresión errónea. No parece correcto usarla en documentos eclesiales. El hecho de que hablar en un Sínodo de una tendencia «objetivamente desordenada»(la formulación del Catecismo) parezca algo muy abstracto a los jóvenes es la consecuencia de que, en la Iglesia y ciertamente en los Países Bajos, la catequesis ha sido muy incompleta y, a menudo, ha estado completamente ausente. Los niños y los jóvenes se ven bombardeados en las escuelas con las ideas que provienen de la teoría de género, intensamente defendidas en amplias áreas por organizaciones nacionales e internacionales.

–Usted ya dejó clara su postura sobre la exhortación Amoris Laetitia. Cardenal Eijk, ¿es usted partidario de los «dubia»?

Durante el Sínodo manifesté una posición clara a este respecto y también contribuí al libro escrito por once cardenales (Once cardenales hablan sobre matrimonio y la familia), en el que afirmé claramente que, en mi opinión, el número 84 de Familiaris Consortio sigue siendo válido en su totalidad. Esto significa que, si una persona está divorciada y se ha vuelto a casar civilmente, no puede recibir la Comunión (a menos que los dos vivan como hermanos). Esto es algo que no se ha negado en ningún sitio, ni tampoco lo ha hecho el Papa, ni siquiera en Amoris Laetitia, pero a menudo se hace referencia a las notas a pie de página de este documento, sin tener en cuenta que una doctrina y una praxis de larga data de la Iglesia no pueden ser modificadas por notas a pie de página o una declaración ocasional durante una entrevista en un avión. Me gustaría, sobre todo, que el encargado del ministerio petrino, que es el principio de la unidad de la fe cristiana, aclarase todo esto: ahora nos encontramos en una situación en la que en una provincia eclesiástica se propone y practica una cosa y, en otra provincia, se promulga algo diferente. Esto crea confusión entre la gente. Una falta de claridad prolongada puede hacer que surjan prácticas indeseables. En la Iglesia, la verdad siempre sale a la luz, pero en es urgente que así sea. Precisamente para evitar decepcionar a la gente.

–¿Es verdad que se ha visto obligado a cerrar muchas iglesias? Si es así, ¿por qué razón?

Sí, muchas iglesias ya se han retirado del culto y, en los próximos diez años, habrá que cerrar la mayoría de las iglesias. Antiguamente había más de 350. Ahora quedan unas 200. Preveo que, en 2028, el año en que cumpliré 75 años y tendré que presentar mi renuncia al Santo Padre, la Archidiócesis de Utrecht contará aproximadamente con 20 parroquias, con uno o dos templos cada una.

–¿Cuáles son los motivos?

El pequeño número de fieles que siguen yendo a la iglesia y, en consecuencia, el pequeño número de voluntarios y los ingresos insuficientes para mantener las iglesias abiertas. Hay iglesias con capacidad para 400 o 500 personas y a menudo incluso más, a las que solo acuden algunas decenas de fieles los domingos. Muchas parroquias están teniendo que recurrir a las reservas financieras. A fin de cuentas, las personas que se marchan son la causa por la que las iglesias terminan por tener que cerrar sus puertas. Ahora experimentamos esta disminución, con la esperanza de resurgir como una Iglesia más pequeña pero más vital.

–Pronto se celebrará el Sínodo sobre la Amazonia, donde se discutirá la posibilidad de ordenar sacerdotes a hombres casados, viri probati. ¿Estamos avanzando hacia el fin del celibato sacerdotal?

Entiendo que, en ciertos lugares del mundo, la necesidad de sacerdotes es más apremiante que en el norte de Europa. En mi opinión, sin embargo, los sacerdotes casados no son la solución. Si se permitiera solo para ciertos territorios, surgiría una desigualdad dentro de la Iglesia Católica en su conjunto en un punto muy importante. Permitir tal cosa temporalmente no es una solución, porque una vez que se toma esa decisión, se vuelve irrevocable. Con esto se perdería el celibato sacerdotal, una espléndida y fructífera tradición de siglos de la Iglesia latina. Además, si se produjera la ordenación de «viri probati», faltaría la formación sacerdotal en un Seminario.

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: