Mientras 1.5 millones huyen del huracán Florence, las preocupaciones crecen en más de media docena de plantas de energía nuclear en el camino de la tormenta


“Planta Nuclear de Brunswick, propensa a las inundaciones, entre los raquíticos reactores al estilo de Fukushima en el probable camino del huracán Florence”.

Al menos media docena de plantas de energía nuclear se encuentran en la ruta directa del huracán Florence en Carolina del Sur y Carolina del Norte. (Foto: Mapas de garabatos / Google Maps)

Con 1.5 millones de residentes bajo órdenes de evacuar sus hogares en preparación para la llegada del huracán Florence a Virginia, Carolina del Norte y Carolina del Sur, la región enfrenta la posibilidad de una catástrofe si la tormenta daña una o más de las centrales nucleares que se encuentran en su camino potencial.

Como informó Associated Press el lunes: “El camino potencial de la tormenta también incluye media docena de plantas de energía nuclear, fosas que contienen cenizas de carbón y otros desechos industriales, y numerosas granjas de cerdos orientales que almacenan desechos animales en lagunas masivas al aire libre”.

Las plantas que se cree que se encuentran en el camino del huracán, que aterrizará el jueves en la costa sureste de Estados Unidos, incluyen la planta de energía nuclear Brunswick de Carolina del Norte en Southport, la planta Sutton Steam de Duke Energy en Wilmington y la central nuclear de verano VC de Carolina del Sur. Estación en Jenkinsville.

“Florence se acercará a la costa de Carolina la noche del jueves al viernes con vientos superiores a 100 mph junto con lluvias torrenciales. Este sistema se acercará a la planta nuclear de Brunswick y a la planta de vapor Duke-Sutton”, dijo Ed Vallee, meteorólogo de Carolina del Norte. , le dijo a Zero Hedge . “Las ráfagas de viento e inundaciones peligrosas serán las mayores amenazas para estas operaciones, ya que las plantas continentales serán susceptibles a inundaciones en el interior”.

Varias plantas de energía nuclear en Carolina del Norte y del Sur se encuentran en el camino del huracán Florence.Varias plantas de energía nuclear en Carolina del Norte y del Sur se encuentran en el camino del huracán Florence.

En 2015, Huffington Post y Weather.com identificaron Brunswick como una de las plantas de energía nuclear en mayor riesgo de la costa este en caso de aumento del nivel del mar y las tormentas que vienen con ellos.

A partir del martes por la tarde, se pensó que el huracán Florence tenía el potencial de causar “daños masivos a nuestro país”, según Jeff Byard, administrador asociado de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

La tormenta fue catalogada como una tormenta tropical de Categoría 4 con el potencial de convertirse en una Categoría 5 cuando se acerca a la costa, con vientos de 130 millas por hora que soplan a 900 millas de la costa de Cape Fear, Carolina del Norte.

Los meteorólogos advirtieron sobre los vientos huracanados en la región hacia el mediodía del jueves, con marejadas de hasta 12 pies o más.

El desastre de Fukushima en 2011 sigue siendo la catástrofe nuclear de más alto perfil causada por un desastre natural. El tsunami que azotó a Japón en marzo de ese año inutilizó tres de los reactores de la planta, causando una liberación radiactiva que forzó a cientos de miles de personas a abandonar sus hogares.

En 2014, Shane Shifflett y Kate Sheppard en el Huffington Post informaron sobre las tormentas de riesgo como Florence posan para las plantas nucleares:

La mayoría de las instalaciones de energía nuclear se construyeron mucho antes de que los científicos entendieran cómo podrían elevarse los niveles del mar en el futuro. Y para las plantas de energía, la amenaza más seria probablemente provenga de oleadas durante las tormentas. Los niveles más altos del mar significan que las inundaciones viajarán más hacia el interior, creando riesgos potenciales en áreas que anteriormente se consideraban seguras.

Durante los huracanes, muchas instalaciones nucleares se apagarán, pero esta no es una forma segura de evitar el desastre, escribieron Sheppard y Shifflett.

“Incluso cuando una planta no está funcionando, el combustible gastado almacenado en el sitio, generalmente uranio, continuará emitiendo calor y se debe enfriar usando un equipo que dependa de la propia energía de la planta”, escribieron. “Las inundaciones pueden causar una pérdida de energía y en condiciones graves puede dañar los generadores de respaldo. Sin un sistema de refrigeración, los reactores pueden sobrecalentarse y dañar la instalación hasta el punto de liberar material radiactivo”.

https://www.commondreams.org/news/2018/09/11/15-million-flee-hurricane-florence-worries-grow-over-half-dozen-nuclear-power

Anuncios

Crisis política y desesperanza general: Leonardo Boff


2018-08-18


  Uno de los efectos perversos de nuestra crisis nacional es, sin duda, la desesperanza que está contaminando a la mayoría de las personas. Nace de la angustia de no ver ningún horizonte desde el cual podamos atisbar una solución salvadora. Emerge la sociedad del cansancio y de la pérdida de la alegría de vivir.

Son las consecuencias de la falta de sentido, de que todo continuará con la misma lógica, hecha de corrupción, de falsificación de noticias (fake news) y de la realidad, difamación generalizada, la dominación de los poderosos sobre las masas abandonadas a su destino.

Esta desolación proviene también de la percepción del futuro de nuestro mundo y de la humanidad, importa poco lo que pueda suceder. Bien lo observó el Papa Francisco en su encíclica “Sobre el cuidado de la Casa Común”: «las predicciones catastróficas no pueden subestimarse con desprecio e ironía. A las próximas generaciones podríamos dejarles demasiadas ruinas, desiertos, basura. Dado que el estilo de vida actual es insostenible, sólo puede terminar en una catástrofe» (n. 161). Pero, ¿quién piensa en todo esto a no ser los que se mantienen al día acerca del discurso ecológico mundial?

Por lo tanto, además de las múltiples crisis que nos oprimen y nos hacen sufrir, tenemos esta sombría amenaza de naturaleza ecológica.

En este contexto, vuelven los pensamientos de molde nihilista, como los del Nobel de biología Jacques Monod: «Es superfluo buscar una sensación objetiva de la existencia, porque simplemente no existe. Los dioses están muertos, el hombre está solo en este mundo» (El Azar y la Necesidad, Vozes 1979, p. 108). O lo que el famoso C. Levy Strauss que tanto amaba a Brasil dejó escrito en sus admirables Tristes Trópicos (1955): «el mundo comenzó sin el ser humano y terminará sin él. Las instituciones y costumbres que he pasado toda mi vida en inventariar y comprender son una floración pasajera de una creación en relación a la cual no tienen sentido, a no ser, tal vez, el que permite a la humanidad desempeñar su papel» (n. 477).

¿Pero es que el ser humano no es lo inverso de un reloj? Éste funciona por sí mismo y continúa según sus mecanismos internos, pero el ser humano no es un reloj. Funciona correctamente cuando está en armonía permanente con el Todo lo que lo envuelve por todos los lados y lo sobrepasa. Por lo tanto, debemos dejar de lado todo antropocentrismo y asumir una lectura más holística del sentido de la vida.

El pensamiento del físico británico Freeman Dyson (*1923) es diferente: «Cuanto más examino el universo y los detalles de su arquitectura, más evidencia encuentro de que el universo sabía que un día, en el futuro, los seres humanos naceríamos» (Disturbing the Universe, 1979, p. 250). Casi con las mismas palabras lo dice el gran cosmólogo contemporáneo, Brian Swimme (The Universe Story, 1996, p. 84).

Las tradiciones espirituales y religiosas son un himno al sentido de la vida y del mundo. Por esto, el gran estudioso de las utopías, Ernst Bloch, en sus dos grandes volúmenes de El principio esperanza observaba: «donde hay religión, siempre hay esperanza».

La cuestión del sentido es inaplazable. Cito aquí al más crítico de los filósofos, Immanuel Kant: «Que el espíritu humano abandone definitivamente las cuestiones metafísicas (del sentido del ser y de la existencia) es tan poco probable como esperar que nosotros, para no respirar aire contaminado, dejemos de respirar de una vez por todas» (Prolegomena zu einer jede kunftigen Metaphysik, A 192, vol. 3, pp. 243).

Que el Cristo del Corcovado se haya escondido detrás de las nubes no significa que ha dejado de existir. Él está allí encima de la montaña, extendiendo sus brazos y bendiciendo a nuestra población sufrida.

En el Brasil de hoy debemos recuperar la esperanza de que el legado final de la presente crisis será la configuración de otro tipo de Estado, de política y de partidos, de justicia e incluso del destino mismo del país.

Termino con el profeta Jeremías, que vivió en el tiempo de la esclavitud de Babilonia bajo el rey Ciro. Los habitantes de Babilonia se burlaban de los judíos porque ya no cantaban sus canciones y, desanimados, colgaban sus instrumentos sobre las ramas de los sicómoros. Le preguntaron a Jeremías: «¿Tú tienes esperanza?», a lo que él respondió: «Tengo la esperanza de que el rey Ciro, con todo su poder, no podrá impedir que nazca el sol». Y yo añadiría: no podrá impedir el amor y los niños que de ahí nacerán y renovarán la especie humana.

Alimentamos una esperanza similar de que aquellos que han provocado esta crisis, que han roto la Constitución y no han seguido los dictados de la justicia, no prevalecerán. Saldremos purificados, más fuertes y con un mayor sentido del destino al que está llamado nuestro país, para beneficio de todos, empezando por los más pobres, y para toda la humanidad.

 

Leonardo Boff

¿Qué tanto sabes de la Amazonia?


ABRE EL SIGUIENTE ENLACE PARA QUE TE ENTERES.

Viviana Londoño / WWF-Colombia
¡Empezar!

 

¿Alguna vez te has preguntado qué tan grande es la Amazonia, quiénes viven en sus bosques y qué tan largos son sus ríos? Aquí van algunas preguntas para que pongas a prueba que tanto sabes de la selva tropical más grande del planeta.

 

Las sabanas inundables de Cinaruco, en Colombia, son declaradas como nueva área protegida de 332,000 hectáreas


POSTED ON

01 agosto 2018
  • La declaratoria como área protegida de Cinaruco es el resultado de un trabajo conjunto con las comunidades locales y la Alianza para la Conservación de la biodiversidad, el territorio y la cultura.
  • Con la declaratoria de Cinaruco se incorpora un nuevo distrito biogeográfico Arauca – Apure que actualmente se encuentra en omisión y pasaría a estar representado en un 1,62%, protegiendo sabanas inundables y bosques de galería tropicales y cuerpos de agua únicos en el país.
  • Las sabanas inundables de Arauca son ecosistemas estratégicos en la regulación de los cuerpos de agua como ríos y lagunas, así como del clima de la Orinoquia

Agosto de 2018- A partir del 1 de agosto de 2018 Colombia cuenta con una nueva área protegida que tendrá la categoría de Distrito Nacional de Manejo Integrado (DNMI): Cinaruco (332,000 ha). La zona se encuentra ubicada al oriente del departamento de Arauca, en jurisdicción de los municipios de Arauca y Cravo Norte. Su paisaje se caracteriza por la presencia de sabanas inundables, bosques de galería y bosques riparios (que protegen las riberas de los ríos).

El mapa muestra la ubicación de Cinaruco, entre los municipios de Arauca y Cravo Norte.

El área protegida, bajo la figura de Distrito de Manejo Integrado, alcanza las 332 mil hectáreas, un territorio que supera el tamaño de países como Luxemburgo. Cinaruco es además un albergue de biodiversidad de la Orinoquia, cuenta con más de 68 especies de mamíferos, 178 de aves, 176 de peces, 670 de plantas y 74 de reptiles. Con la declaratoria de Cinaruco se aumenta la representatividad de la provincia biogeográfica de la Orinoquia en el Sistema de Áreas Protegidas pasando del 4,06 % al 5,96% y lo más importante incorporando un nuevo distrito biogeográfico Arauca – Apure que actualmente se encuentra en omisión y pasaría a estar representado en un 1,62%, protegiendo sabanas inundables y bosques de galería tropicales y cuerpos de agua únicos en el país.

Las comunidades campesinas llaneras que habitan la zona han logrado hacer un uso sostenible de sus recursos naturales para desarrollar las actividades productivas que generan su sustento diario, como la ganadería extensiva tradicional y la cría de cerdo. Además, han trabajado como agentes de conservación de los cinco ecosistemas identificados en esta región de la Orinoquia: sabanas inundables tropicales, humedales, bosques de galería tropicales, cuerpos de agua y playas y médanos.

¿Por qué conservar Cinaruco?

Al proteger las sabanas inundables de Arauca es posible mantener la dinámica natural de los ecosistemas inundables y cuerpos de agua como raudales, lagunas y ríos de las cuencas binacionales (Colombia/Venezuela) Cinaruco y Capanaparo. Esta dinámica garantiza los medios de subsistencia de las comunidades campesinas e indígenas asentadas en estas cuencas. Asimismo, se preserva la cultura pues la relación entre la comunidad y la naturaleza es uno de los pilares sociales de este territorio.


 © Rodrigo Durán Bahamón

Los pobladores son en su mayoría campesinos procedentes de Casanare y Arauca, que adquirieron sus predios a través de procesos de colonización de tierras baldías. Además, es un territorio ancestral de los pueblos indígenas Wamonae, Yaruro, Yamalero, Maiben-Masiware y Sáliva pertenecientes al resguardo Caño Mochuelo.

Con la declaratoria como área protegida se minimizan las presiones sobre este territorio, entre las cuales se identifican la extracción ilegal de biodiversidad con fines de comercialización, las quemas, la tala selectiva, la pesca y la cacería no reguladas y la pérdida de la identidad llanera e indígena entre otras.

¿Qué es un Distrito de Manejo Integrado?

Es un espacio geográfico en el que los paisajes y ecosistemas mantienen su composición y función, aunque su estructura haya sido modificada y cuyos valores naturales y culturales asociados se ponen al alcance de la población para destinarlos a su uso sostenible, preservación, restauración, conocimiento y disfrute. (Decreto 1076 de 2015). El DNMI permite conciliar el uso sostenible como una estrategia para la conservación del territorio de la mano con las comunidades locales.


© Rodrigo Durán Bahamón

Colombia, un territorio de conservación

Colombia es el segundo país más biodiverso del mundo, y el primero en biodiversidad por kilómetro cuadrado. La creación y ampliación de áreas protegidas contribuye a la conservación de ese patrimonio natural. Además, estos territorios aseguran la prestación de servicios ecosistémicos vitales para todos los colombianos. El país tiene hoy más de 30 millones de hectáreas protegidas, lo que significa que más de 14% del territorio nacional se encuentra bajo alguna figura de protección. Esto posiciona a Colombia como líder en América Latina en materia de conservación de los recursos naturales.


 © Rodrigo Durán Bahamón

¿Qué es la Alianza para la conservación de la biodiversidad, el territorio y la cultura?

La Alianza para la Conservación de la Biodiversidad, el Territorio y la Cultura nació en el 2016 para es apoyar al Gobierno en el cumplimiento de la megameta en materia de creación y ampliación de áreas protegidas. Está conformada por Parques Nacionales Naturales de Colombia, el World Wildlife Fund (WWF), Wildlife Conservation Society (WCS), la Fundación Argos y la Fundación Mario Santo Domingo. En este proceso de declaratoria además participó la Agencia Nacional de Hidrocarburos. La conservación de Cinaruco requerirá fortalecer el trabajo conjunto entre los sectores Agricultura y Desarrollo Rural y Ambiente y Desarrollo Sostenible, para armonizar la conservación de espacios naturales y el desarrollo de actividades productivas. Este esfuerzo cuenta con el compromiso del Ministerio de Agricultura, la Unidad de Planeación Rural Agropecuaria, la Agencia de Desarrollo Rural, la Autoridad Nacional de Pesca y Acuicultura y la Agencia Nacional de Tierras. La declaratoria contó el visto bueno de la Academia de las Ciencias Exactas, Físicas y Naturales que reconoció sus valores sobresalientes y con apoyo del proyecto GEF/SINAP (Consolidación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, SINAP, en niveles nacional y regionales) y el Programa Riqueza Natural de USAID.

http://www.wwf.org.co/?uNewsID=332252

¿Qué es la producción sostenible de madera?


POSTED ON
09 agosto 2018

La lucha por conservar los bosques de Colombia se mantiene activa frente a múltiples amenazas. Una de las mejores estrategias de conservación es promover la producción responsable de madera, que protege los recursos naturales y, a la vez, contribuye a que exista un desarrollo social y económico con criterios de sostenibilidad.

Las certificaciones de madera legal y sostenible como FSC (Forest Stewardship Council, por sus siglas en inglés) promueven que la producción de madera para la elaboración de papel u otros productos maderables parta del mejoramiento del suelo y nunca de talar bosque natural. “Solo se planta en suelos que otros ya hayan talado”, afirma Nicolás Pombo, director de la División Forestal de Smurfit Kappa, una empresa dedicada a este tipo de producción.

Las compañías que producen madera sosteniblemente almacenan los residuos peligrosos y otros materiales de manera que no afecten los ecosistemas cercanos. Asimismo, minimizan los residuos orgánicos de la extracción y transformación de la madera, a la vez que dejan en el monte hojas, ramas y cortezas restantes para nutrir los suelos. Por otra parte, cuidar el agua es fundamental. Por ello, ubican sus operaciones de manera estratégica para aprovechar las precipitaciones en territorios donde llueve, por lo menos, 700 milímetros al año. Además, establecen zonas de protección alrededor de fuentes hídricas como ríos y quebradas para garantizar su oferta en cantidad y calidad.

Como es natural, los campos están expuestos a plagas. Sin embargo, en la producción forestal sostenible estas son tratadas con métodos no químicos como con ciertos hongos o bacterias que no afectan las fuentes hídricas aledañas. Asimismo, en este modelo productivo se protege a los animales al tener en cuenta sus rutas de desplazamiento para evitar imponerles barreras artificiales, y se realizan esfuerzos por preservar especies raras, amenazadas y en peligro de extinción. Además, los productores vigilan y controlan actividades de caza, pesca, captura y recolección.

Por otra parte, los árboles nativos son preferidos sobre los exóticos para las plantaciones y la restauración de ecosistemas degradados. Cuando se eligen especies exóticas, son cuidadosamente inspeccionadas a fin de detectar y reaccionar ante impactos adversos.

Beneficios para las comunidades

Para que la producción forestal sea considerada sostenible, se debe mantener y mejorar el bienestar de la gente y su economía. Así, se buscan oportunidades de empleo, capacitación y otros servicios complementarios que apoyen el desarrollo de la calidad de vida, mediante un acceso libre de discriminaciones. En este tipo de producción, las comunidades locales e indígenas mantienen el control sobre los recursos naturales. Además son recompensadas en aquellos casos en que comparten su conocimiento tradicional sobre especies forestales o sistemas de gestión.

Desde la perspectiva del territorio, los lugares de especial significado cultural, ecológico, económico o religioso deben ser identificados con las comunidades y protegidos con el apoyo de los gestores forestales.

Una economía estable

El manejo sostenible de los bosques se orienta al fortalecimiento y diversificación de la economía local, evitando la dependencia a un solo producto. Ello ocurre con inversiones para mantener la productividad de los ecosistemas, el uso óptimo de los recursos naturales y la transformación local de los productos extraídos para favorecer a las comunidades cercanas.

COLOMBIA: EL CUIDADO DE LA CASA COMÚN.


Imagen

CANADA: Religiosa lucha contra las consecuencias de la minería canadiense en América Latina


Martha Ines Romero de Pax Christi, izquierda, y Sor Maudilia Lopez Cardona han estado ayudando a las comunidades indígenas de América Latina a lidiar con los efectos de las operaciones mineras.

Martha Ines Romero de Pax Christi, izquierda, y Sor Maudilia Lopez Cardona han estado ayudando a las comunidades indígenas de América Latina a lidiar con los efectos de las operaciones mineras.Foto cortesía de Martha Ines Romero

  • 26 de julio de 2018

Hablar de teología y minería al mismo tiempo no es raro en América Latina.

Los dos temas, de hecho, dominan las conversaciones con la guatemalteca Hna. Maudilia López Cardona, quien ha hablado abiertamente sobre el presunto abandono, la corrupción y los abusos contra los derechos humanos en la industria minera durante más de una década.

La cofundadora de FREDEMI (Frente para la Defensa de San Miguel Ixtahuacan) no puede hablar de su campaña contra un gigante minero canadiense sin mencionar su parroquia, Dios y el Papa Francisco.

La Hermana Guadalupe fue llevada recientemente a Canadá por Amnistía Internacional para hablar a grupos sobre cómo la mina Marlin de Goldcorp ha cambiado las vidas de mujeres, niñas y familias en su parroquia indígena maya, al lado de la mina ahora cerrada de la ciudad. Detrás de las críticas de López está su fe, reforzada por la encíclica Laudato Si ‘del Papa Francisco 2015 . 

“Cuando el Papa Francisco habla de nuestra casa común, nuestra casa común, ellos (feligreses en San Miguel Ixtahuacan) todos estaban tan sorprendidos … A veces sentimos que estaba escribiendo sobre nosotros. Eso los hizo tan felices “, dijo López a través de un intérprete.

Para López, quien ha trabajado en la parroquia por más de 20 años, fue como si la cosmovisión maya tradicional y la teología católica de repente tuvieran un lenguaje común.

“Ya habíamos reconocido estas cosas”, dijo López. “Hemos escrito canciones sobre eso. Lo hemos discutido en nuestra comunidad. Y aquí él (el Papa Francisco) está escribiendo al respecto. Eso nos hizo sentir tan llenos de alegría, porque reconoció nuestras luchas. Nos sentimos vindicados y reconocidos cuando leemos este libro ( Laudato Si ‘ ) “.

Respaldando el entusiasmo teológico de López, hay un documento de posición publicado a principios de este año por el movimiento internacional pacifista católico Pax Christi. El documento de Pax Christi sobre la minería en América Latina también cita a Laudato Si ‘ , que el movimiento por la paz dice que “refleja magníficamente nuestras preocupaciones y la urgencia de construir una respuesta cristiana y ética”.

Nadie debería sorprenderse de que la organización internacional de paz católica haya producido un documento sobre minería en América Latina, o que esté haciendo campaña sobre el tema en las Naciones Unidas y la Comunidad Europea, dijo la coordinadora regional de América Latina y el Caribe de Pax Christi Martha Ines Romero .

“Después de más de 70 años trabajando por la paz y la justicia de muchas maneras y en muchos países, en nuestro trabajo para América Latina durante los últimos siete años descubrimos que algunos de los principales conflictos que causan sufrimiento y exclusión y pobreza en nuestras comunidades, fueron causados ​​por extractivos, principalmente mineros, la mayoría de ellos de Canadá “, dijo Romero a The Catholic Register en una entrevista telefónica desde Perú.

En el caso de Goldcorp, FREDEMI ha denunciado violaciones de derechos humanos, incluida la contaminación del agua potable y las amenazas de violencia contra los manifestantes, así como daños estructurales en los hogares debido a las voladuras. Desde el cierre de la mina Marlin en mayo de 2017, FREDEMI ha exigido a Goldcorp que rinda cuentas por los supuestos daños y perjuicios. Goldcorp ha negado consistentemente las acusaciones y dice que ha realizado más de $ 130 millones (US) en mejoras de infraestructura a la comunidad local en los últimos 10 años.

Algunas de las quejas más amargas de López son acerca de lo que le sucede a una comunidad rural, indígena y campesina cuando la industria del siglo XXI llega de repente a un lugar donde no ha habido preparación. 

“Todos estamos afectados”. Pero históricamente las mujeres son las que han sido guardianes de la cultura. Han sido los que están en el hogar y los que se han encargado de las familias “, explicó. 

Ella responsabiliza a la minería por la corrupción moral de los hombres de San Miguel.

“Hemos visto un aumento en el número de barras”, dijo. “Hemos visto un aumento en el alcoholismo en la comunidad y el comercio sexual y el tráfico sexual. Son las familias (quienes sufren). Hay mayor violencia doméstica. Falta de dinero para los bienes básicos porque los maridos gastan el dinero “.

Romero, de Pax Christi, dijo que los líderes de la Iglesia no están en contra de la propia minería, “sino de las consecuencias de la minería en nuestra región”. 

Esas consecuencias implican a los canadienses.

“No podemos permanecer indiferentes al grito de los pobres oa las repercusiones de la degradación ambiental en nuestro hogar común”, luego el obispo Doug Crosby, presidente de la Conferencia Canadiense de Obispos Católicos, escribió al primer ministro Justin Trudeau en agosto pasado. “No podemos aceptar la manera poco ética en que las compañías mineras canadienses han estado operando en América Latina u otras regiones del mundo, tomando la ausencia de esquemas regulatorios efectivos como una razón para eludir sus responsabilidades éticas”.

Los gobiernos antidemocráticos e indiferentes en toda América Latina también son culpados por la situación, acusados ​​de no proteger los intereses de sus ciudadanos pobres, rurales e indígenas, mientras que las élites ricas y acaudaladas de las ciudades se han beneficiado de la inversión extranjera.

“Si hay una falta de democracia en nuestros países, no debería ser una excusa para las empresas canadienses”, dijo Romero. 

“Ellos saben que las leyes (ambientales) (en Guatemala) no funcionan, pero vienen de todos modos”, dijo López. “Si tuvieran moral o ética, no invertirían”.

Romero y López tienen una actitud expectante ante la promesa del gobierno de Trudeau de un nuevo “Defensor del Pueblo para la Conducta Empresarial Responsable en el Exterior”. Ottawa comenzó a buscar candidatos para su nuevo Defensor del Pueblo el 26 de junio. 

Más que nuevos departamentos y políticas gubernamentales, López desea tener un contacto más directo con los católicos canadienses.

“No hemos visto una presencia física en nuestras comunidades de parte de los católicos canadienses. Eso sería algo muy útil “, dijo.

Un simple hermanamiento entre su parroquia de San Miguel Arcángel, a seis horas en auto al noroeste de la ciudad de Guatemala, y una parroquia canadiense significarían mucho para la iglesia local, dijo.

“Sería útil mostrar más públicamente cómo la Iglesia Católica en Canadá nos apoya en la defensa de nuestros derechos. Hay formas de hacerlo a través de visitas o proyectos de apoyo que estamos haciendo en la comunidad “, dijo López.

https://www.catholicregister.org/item/27733-sister-battles-consequences-of-canadian-mining-in-latin-america

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: