COLOMBIA: La desgarradora muerte de la lideresa María del Pilar Hurtado


La desgarradora muerte de la lideresa María del Pilar Hurtado

Archivo particular

21 de junio del 2019

Mientras su hijo golpeaba las paredes y gritaba con dolor e impotencia, la lideresa social María Del Pilar Hurtado yacía muerta en una de las calles del barrio 9 de Agosto del municipio de Tierralta, al sur del departamento de Córdoba.NOTICIASColombia comparte dolor del hijo de la líder asesinada

Según las primeras informaciones, todo ocurrió hacia las 7:00 de la mañana de este viernes, cuando la mujer salía de su casa.

Hombres motorizados y armados la abordaron mientras María del Pilar se despedía de su hijo y le propinaron dos disparos que acabaron de manera inmediata con su vida.

En redes sociales se difundió un desgarrador video que muestra el sufrimiento del hijo de la líder social, de nueve años, quien según testigos trató de auxiliarla. El audiovisual capturó el momento cuando el niño rompe en llanto luego de percatarse de que su mamá está muerta, golpea las paredes y grita con desesperación. (Vea aquí el video)

Había sido amenazada

Al parecer, María del Pilar, quien se dedicaba a labores de reciclaje, era objetivo militar de las llamadas “Autodefensas Gaitanistas de Colombia”.

Días atrás, se difundió un panfleto atribuido a este grupo en el que se amenazaba a varias personas, entre ellas una persona a la que denominaban como “la mujer del chatarrero”.KRIMEN Y KORRUPCIÓNEl bebé de 45 días que habría sido asesinado por su padre

Aunque no dicen su nombre, muchos creen que se trataba de María del Pilar, ya que anteriormente había sido amenazada.

En el documento decía: “Nosotros no estamos con rodeos, nosotros vamos es matando y recuperando el control y si se busca que el pueblo se caliente pues se calienta”.

Este hecho generó indignación entre la ciudadanía, que se manifestó a través de Twitter y volvió el nombre de María del Pilar Hurtado tendencia, para rechazar de manera general los asesinatos y amenazas contra líderes y lideresas sociales.

Félix de Bedout@fdbedout

Brutal y desolador el video del hijo de María del Pilar Hurtado junto al cadaver de su madre, ese grito que no recibe respuesta ni consuelo es la voz silenciada de la Colombia olvidada, la Colombia de siempre.8.27715:00 – 21 jun. 2019Información y privacidad de Twitter Ads5.082 personas están hablando de esto

Aterciopelados@aterciopelados

Desgarradoras las escenas del asesinato de la líder María del Pilar Hurtado en Cordoba y también presenciar el dolor de su hijo ; Por que nuestro gobierno permanece impasible ? Van más de 90 líderes sociales asesinados este año #Colombia2.26815:24 – 21 jun. 2019Información y privacidad de Twitter Ads1.254 personas están hablando de esto

Las autoridades todavía no se han pronunciado sobre este hecho. La ciudadanía espera que se actúa de manera pronta, para que se capture y condene a los responsables.

http://www.kienyke.com/krimen/video-hijo-maria-del-pilar-hurtado-lider-social

COLOMBIA: Asesinan a madre comunitaria y su hija de 8 años en la comuna cuatro de Soacha


junio 21, 2019 Periodismo Público Soacha

Doris Góngora Guerra, una madre comunitaria que trabajaba con la Fundación Transgredir la Indiferencia del ICBF y quien estaba al frente de una hogar comunitario en el barrio Villa Mercedes de la comuna cuatro de Soacha, fue asesinada en la noche del miércoles junto a su hija de 8 años.

Cuentan los vecinos que ayer jueves acudieron los padres de familia a llevar a sus hijos, pero no encontraron a nadie en la casa de Doris, donde funcionaba el hogar comunitario.

“Esta mañana fueron los padres a llevar a sus niños, al ver que no había nadie llamaron a la Policía y cuando entraron  los uniformados  encontraron degollada a la madre y a su hija en la cocina”, contó un testigo de los hechos.

Doris Góngora  Guerra era una  madre comunitaria de Soacha que pertenecía a  la modalidad tradicional del I.C.B.F centro zonal Soacha; cuidaba a 14 niños de cero a cinco años.

Doris nació el 14 de mayo de 1973 y el mes pasado había cumplido 46 años. Era madre soltera y tenía dos hijos, entre ellos la menor de 8 años que también fue degollada.

 El hecho está en manos de la Fiscalía y es materia de  investigación por parte de las autoridades.

htpps//periodismopublico.com

INDIA:”Su rugido de justicia se eleva” por Mary Sue Barnett ARCWP


Nusrat Jahan Rafi 

Nusrat Jahan Rafi, una joven de 18 años de Bangladesh, informó a la policía que el director de la escuela había cometido abusos sexuales contra ella. El oficial de policía disminuyó su declaración, filmó ilegalmente su declaración y la publicó ilegalmente en las redes sociales, provocando oposición en su contra y apoyo a la directora.El 6 de abril de 2019, cuando Nusrat se negó a retirar los cargos, fue incendiada en el techo de su escuela, quemando el 80% de su cuerpo. En la ambulancia dijo que luchará hasta su último aliento. Ella murió cuatro días después. Miles de personas asistieron a su funeral en su ciudad natal, Feni. Desde entonces ha habido manifestaciones en su ciudad natal y en la capital de Bangladesh contra la violencia misógina. 
Aumenta tu rugido de justicia
Como seguro como el Vagabundas de la tigresa su tierra
Cerciorarse como elBebidas de tigresa de sus corrientes
Tu cuerpoNusratsupierasera tuyo
Tu cuerpo en tu tierra en tu ciudaden tu escuela
Con seductor confianza supieras
Tu penetrante mirada encarnado en tendónempoderado en espírituvio a travésviolación 
“Lucharéeste crimenhasta mi último suspiro”
Tu corazónsondeo por las callesde feni y Dhaka

A lo largo de los riosProfundo en el manglares
Tu rugido de La justicia se levantaEcos mas alla tierra y mar
Para aturdir elconciencia dealmas inconscientes

Tu verdadNusrates el llama perdurableque quema a través del odio
Un doloroso crisol para el universo a soportar
Tu nusratun exquisito ser humanoson ferozmente llorado
Como seguro como el Vagabundas de la tigresa su tierra
Cerciorarse como elBebidas de tigresa de sus corrientes
Se libreLibre de dolorGratis para ti 
Ya sabes quien eres




https://bridgetmarys.blogspot.com/2019/04/your-roar-of-justice-rises-by-mary-sue.html?spref=fb&fbclid=IwAR0t65UAR3CPz1_kvwXSKXhHHRq9zLJTQN9Y




“Estoy muy orgullosa de que las mujeres se hayan puesto de pie”


La liberiana premio Nobel de la Paz en 2011 brindó una charla en el Centro Cultural Provincial en el marco del programa “Santa Fe Debate Ideas” que organiza el gobierno de la provincia. Y dialogó con El Litoral.

La “huelga de sexo” en Liberia para terminar con la guerra fue “una herramienta de marketing”, que “sirvió para sacudir la realidad”, evalúa Gbowee. Foto: Luis Cetraro 

Por Gabriel RossiniSEGUIR

En 2002, Leymah Gbowee era una trabajadora social liberiana que sufría las consecuencia de una sangrienta guerra civil. Para tratar de terminar con el conflicto organizó “Women of Liberia Mass Action for Peace”, un movimiento integrado por mujeres nativas de distintas religiones que rezaban y cantaban en un mercado de pescado. A partir de esta acción, miles de mujeres se convirtieron en una fuerza política contra la violencia y el gobierno.


En 2003 lideró la delegación de mujeres de Liberia que concurrió a Ghana donde llevó a cabo una protesta silenciosa fuera del Palacio Presidencial, para presionar con el fin de que se llegue a un acuerdo y se firme la paz entre los bando en pugna en su país, lo que finalmente ocurri{o en 2003. Por esta acción fue galardonada con el premio Nobel de la Paz en 2011.


-Hace alrededor de 20 años inició la lucha por la paz en Liberia ¿Como está la situación en la actualidad?


-Liberia es un país donde ya no se escucha el sonido de las balas. Sin embargo, seguimos enfrentando las consecuencias de una guerra civil que duró 14 años y dejó al país destruido, en muy malas condiciones. Tenemos serios problemas. Donde está mi casa no hay energía eléctrica ni agua potable. Tenemos que proveernos nosotros mismos, porque no existen. El sistema sanitario es un desastre, todo está semidestruido. La gente sin embargo juró no volver a la guerra. Pero sigue habiendo violaciones, abusos, niños que fueron reclutados para ser soldados siguen en las calles y no hay programas para reintegrarlos a la sociedad.


-¿Los hombres podrían haber hecho por la paz lo que ustedes hicieron o era imprescindible que lo llevaran adelante las mujeres?


-Hay que entender que cuando un grupo de personas se levanta para luchar por algo y dice que la única manera de conseguirlo es peleando con las armas, es porque cree en la violencia, en la guerra y no tiene la capacidad de terminarla. Los hombres en Liberia empezaron la guerra, ellos creían en la violencia, era su lenguaje. Por lo tanto tenían que ser las mujeres las que mostraran la otra dimensión, la humana, interpelarlos sobre si no se daban cuenta de que estaban matando a sus hijos, violando a sus esposas, destruyendo el futuro del país. Era tarea de las mujeres.


-Si bien en su país la guerra terminó, quedó la infraestructura destruida y la violencia social que no fue erradicada. ¿Mejorar la calidad de vida de sus compatriotas depende también de una lucha como la que emprendieron para terminar la guerra?


-En países que no están en guerra hay que tener en cuenta distintas dimensiones de lo que sucede. En Liberia existen lo que podemos llamar organizaciones de base integrada por mujeres que lo que buscan es mejorar la calidad del sistema de salud, del educativo. Pero existe un gobierno nacional que es el que maneja y gestiona los recursos. Lo que hay que hacer es buscar líderes que sean transparentes, a los que se les pueda pedir rendición de cuentas porque de lo contrario llegan, se llevan todo y dejan a la gente sin nada. Son los gobiernos los que tienen que hacer esto, porque de lo contrario la comunidad internacional no ve que en ese estado haya disciplina fiscal y no van a invertir en ese país. Las mujeres, como la sociedad civil, lo que pueden hacer es presionar desde abajo al gobierno para que la comunidad internacional venga a invertir.


-Usted hace mucho hincapié en la importancia que sus padres le dieron a la educación para progresar en la vida. ¿Su lucha sirvió para transferirle esta enseñanza y su experiencia a los liberianos?


-La idea de que la educación es tan importante está prendiendo en Liberia. Pero es una lucha que continúa. Hace 7 años inicié una fundación que es “Educar a los Jóvenes para el Liderazgo”. En este momento contamos con 526 jóvenes. Pensamos que no solamente hay que invertir en construir escuelas, sino que además necesitamos invertir en generar mentores para los niños en el desarrollo del sistema de salud. Tenemos que nutrir a los niños y hacerles entender que estar educados no alcanza, que tienen que convertirse en líderes. Pero líderes de un nuevo tipo, no los que tenemos ahora y vemos en todo el mundo, que se llevan todo y nunca rinden cuenta. Líderes que entiendan que si tienen solo una taza de té y hay tres personas, es un sorbito para cada uno.


-¿Como funcionó la abstinencia sexual durante la lucha para conseguir la paz? ¿Sirvió para que los hombres recapacitaran o fue más una operación de marketing?


-Fue una herramienta de marketing porque todos empezaron a preguntarse ¿como una huelga de sexo? ¿Quienes son estas mujeres? ¿Funciona? Sirvió para sacudir a la realidad que estábamos viviendo, que durante 14 años solo se hablara de la guerra. Y hay que tener en cuenta que aquellos que tenían las armas en sus manos las tenían porque eran cobardes.


-¿Que piensa de la lucha que llevan adelante las mujeres en Argentina?


-Hay que tener en cuenta que cuando las mujeres salen a la calle a reclamar o protestar por algo no es porque están sin nada que hacer, sino porque ven afectadas sus vidas, sus posibilidades, por algo muy importante. Me parece que el movimiento feminista en Argentina no debería involucrar solo a las mujeres. Debería capturar la atención y la imaginación de los hombres, porque cuando hablamos de que cada 30 horas hay un femicidio, no estamos hablando solamente del asesinato de una mujer: estamos proyectando la imagen del hombre que lo comete, que es horrible. Tendrían que preguntarse como pueden ser parte del movimiento que detenga esta violencia. Yo estoy muy orgullosa de que las mujeres se hayan puesto de pie y hayan empezado a hablar. Pero estaría mucho más orgullosa si los hombres salieran y dijeran “nosotros no somos bestias, somos humanos: ¿qué podemos hacer para ayudar a terminar con esta situación?”.

-¿Cree que su lucha tiene continuadores, que ha sido imitada en Liberia o en otros países?


-La historia nos enseña que en la época colonial en Nigeria el gobierno colonial británico quiso imponer un impuesto y fueron las mujeres -en una época en que no había redes sociales ni nada- las que pudieron detener la imposición de esos impuestos. También en Nigeria hubo una lucha contra las compañías petroleras. En Liberia han peleado por distintos motivos. Si leemos la historia de África nos vamos a encontrar con muchísimas grandes mujeres. Nosotros en Liberia estamos haciendo lo que otras madres también hicieron en otros países. En el Congo, en Libia. Continuamos la lucha de las que estuvieron antes que nosotros y a nuestra lucha la continuarán otras mujeres. Por ejemplo, en Congo hay problemas terribles con violaciones y hay una gran lucha para reintegrarlas a la sociedad. En Chicago hay mujeres que dicen que su lucha se ha visto inspirada en lo que hicimos nosotras. Pero de ninguna manera quiero decir que fui la primera, ni a la que se le ocurrió todo esto. Estoy segura de que en Argentina durante la dictadura militar muchas madres salieron a la calle a reclamar.


-Su lucha, entre otras consecuencias, permitió que una mujer fuera elegida presidenta en su país (Ellen Johnson Sirleaf). ¿Cree que usted puede ser la segunda?


-Si Dios lo dice y lo pide…


“Cuando hablamos de que cada 30 horas hay un femicidio, no estamos hablando solamente del asesinato de una mujer: estamos proyectando la imagen del hombre que lo comete, que es horrible. Los hombres tendrían que preguntarse como pueden ser parte del movimiento que detenga esta violencia”. 

https://www.ellitoral.com/index.php/id_um/193338-estoy-muy-orgullosa-de-que-las-mujeres-se-hayan-puesto-de-pie-ent

Roma ha hablado y Roma ha terminado: la Cumbre sobre el abuso sexual en el Vaticano “fracasó estrepitosamente”


27 de febrero de 2019, 8:55 am Mary Hunt

La recién concluida cumbre del Vaticano sobre el abuso sexual en la iglesia se enmarcó de la misma manera antigua que está en el centro del problema. Los laicos, tanto mujeres como hombres, expertos en derecho, psicología y teología fueron excluidos. ¿Qué podría estar más mal con esta imagen?

El Papa Francisco en la cumbre mundial de protección infantil recientemente concluida para reflexionar sobre la crisis de abuso sexual dentro de la Iglesia Católica. 
 GIUSEPPE LAMI / AFP / Getty Images

Roma locuta; Causa finita est,  atribuida a Agustín, significa: “Roma ha hablado, el asunto está cerrado”. Así es. Los sórdidos detalles que surgen de la condena del cardenal australiano George Pell por “múltiples delitos sexuales históricos contra niños” no son una gran sorpresa. Solo confirman el consenso general de que la reciente cumbre romana fue un fracaso total de nervios y justicia en un momento en que solo bastará con nervios y justicia.

Las sobrevivientes de abusos sexuales, mujeres religiosas, defensores de LBGTIQ y algunos periodistas hicieron exhibiciones impresionantes durante las recientes reuniones de “Protección de menores en la Iglesia” en Roma. Papa Francisco, cardenales y obispos, no tanto. El Vaticano redujo las expectativas al ingresar a la reunión una vez que quedó claro que los católicos de todo el mundo exigen acción, no solo palabras. De todo lo que vi y leí, las charlas y las conferencias de prensa se transmitieron en vivo; la cobertura de la prensa fue extensa: los clérigos llegaron muy por debajo incluso de su propia barra baja.

Como supuse de antemano ,  la reunión fue “celebrada en el momento equivocado con las personas equivocadas sobre los problemas incorrectos”.

Imagínese si la reunión se hubiera celebrado en septiembre de 2018, justo después de que se emitiera el informe del Gran Jurado de Pensilvania con su sorprendente número de víctimas y delincuentes. Eso también habría sido correcto después de que se conocieran los informes de que el Cardenal Theodore McCarrick había abusado de innumerables seminaristas y sacerdotes. La multitud del Vaticano podría haberse ahorrado mucho dolor.

SUSCRÍBETE A NUESTRO CORREO ELECTRÓNICO DIARIO O SEMANAL.

Obtenga la mejor escritura sobre religión, política y cultura directamente en su bandeja de entrada.

SUSCRIBIR

Piensa en lo que no  habría estado sobre la mesa. Muchas revelaciones terribles han surgido desde septiembre:

  • Las listas de cientos de sacerdotes acusados ​​creíblemente de docenas de diócesis y provincias de órdenes religiosas de hombres ahora son públicas.
  • Un informe sobre los muchos hijos que han sido engendrados por los padres, por así decirlo, está bajo revisión.
  • Los detalles sórdidos de la saga de McCarrick son claros, incluido su abuso de alguien en el confesionario, lo cual fue una de las principales razones de su posterior defrocking.
  • Los informes de clérigos que abusan sexualmente de monjas en la India y en otros lugares son ahora de conocimiento común.
  • Vuelven la página de un estudio sobre la incidencia de presuntos presuntos homosexuales, sexualmente activos, pero sobre todo duplicados en altos cargos en el Vaticano, titulados En el armario del Vaticano: poder, homosexualidad, hipocresía  abre otro panorama.
  • El informe del nuncio apostólico a Francia, el arzobispo Luigi Ventura, bajo investigación por acosar a un empleado del gobierno, acaba de aparecer.

De hecho, todos esos datos fueron parte del telón de fondo de la reunión, pero nadie se fijó en la mayor parte de ellos. Quizás la próxima vez que los clérigos aprendan a actuar más rápido por su propio bien.

El Papa Francisco reunió a 190 jefes de conferencias de obispos, así como a diez religiosas que dirigen sus órdenes y su equivalente en las congregaciones de hombres para la cumbre. Pero la verdadera acción fue en las calles y en los edificios circundantes, donde decenas de sobrevivientes de abuso sexual y sus simpatizantes protestaron, contaron sus historias y dieron entrevistas.

Cuanto más se adueñaban los clérigos en lugares interminables y el análisis cuidadoso en lugar de implementar la política, más los sobrevivientes obtenían credibilidad y simpatía. Un facilitador capacitado habría invitado a los sobrevivientes a la sala, los emparejó a cada uno con un obispo, y los invitó a reunir los siguientes pasos constructivos para la iglesia. Desgraciadamente, ninguna de las personas con visión de futuro estaba en condiciones de hacerlo, y mucho menos el pontífice tan promocionado y profundamente decepcionante.

En cambio, la reunión oficial presentó videos de sobrevivientes en un lugar más alejado de los obispos, muchos de los cuales nunca habían escuchado a los sobrevivientes en sus propias diócesis. No es de extrañar. Estas historias son difíciles de escuchar. Una mujer en un video dijo que había sido forzada como adolescente menor de edad a tener relaciones sexuales con un sacerdote; Él pagó por sus tres abortos. Algunos obispos expresaron su genuino shock, lo que llevó a los observadores a preguntarse dónde han estado durante las últimas dos décadas.

Otros continuaron externalizando el problema como un problema occidental, sugiriendo, por ejemplo, que problemas como los niños soldados exigen el mismo tiempo. Sin duda, buenos hermanos, pero el enfoque declarado de la reunión fue sobre la protección de los menores, con el lema implícito “de los abusadores sacerdotes / obispos”. Hay muchas formas de abuso de niños, pero esta vez la atención se centró en eso Perpetrado y encubierto por clérigos. El Vaticano no estaba tratando de resolver los problemas del mundo, sino de mirarlo a sí mismo.

Por muchas medidas fracasó miserablemente. La reunión fue demasiado homogénea para ser útil. Estaba enmarcado en la misma forma antigua que está en el centro del problema. Los laicos, tanto mujeres como hombres, expertos en derecho, psicología, teología y similares fueron excluidos. Los clérigos se reunieron en pequeños grupos para hablar con otros clérigos. ¿Qué podría estar más mal con esta imagen?

El Papa Francisco en su declaración final capturó la gran falta que fue esta reunión. Comenzó por lo general: “Nuestro trabajo nos ha hecho darnos cuenta una vez más de que la gravedad del flagelo del abuso sexual de menores es, y históricamente ha sido, un fenómeno generalizado en todas las culturas y sociedades”. Luego continuó con la contextualización del clero. Abuso al hablar de la alta incidencia de abusos en el hogar. Tiene razón, por supuesto, pero la diferencia es que las familias no tienen como razón para ser el bienestar de las personas del mundo. Ese es el reclamo de la Iglesia (ahora vacío).

Pintó una imagen más amplia de la pornografía, el tráfico sexual y otras fuerzas precipitantes que conforman “el misterio del mal, que golpea más violentamente a los más vulnerables”. No hay misterio aquí. Sus sacerdotes y obispos abusaron de menores y algunos lo encubrieron. ¿Qué tiene de misterioso eso? Una gran cantidad de menores han sido abusados ​​sexualmente por un gran número de clérigos. Período. Parada completa Es simplemente el comienzo de una historia horrible que incluye el abuso de seminaristas, monjas y otras mujeres, hijos de sacerdotes y más, todos los cuales merecen sus propias cumbres.

La discusión de Francisco sobre el poder se desvaneció. Afirmó que el abuso sexual de menores es un abuso de poder. Pasó completamente por alto las estructuras de poder inmensamente desigual entre el clero y los laicos, que son la base de este diferencial de poder, un factor causal en el abuso relacionado con la iglesia. Sin cambiar esas estructuras, las posibilidades de erradicar el abuso sexual de menores por parte del clero son nulas.

Francis concluyó sin nada nuevo, concreto o efectivo, utilizando términos vacíos como “seriedad impecable” y “purificación genuina”, nociones altamente espiritualizadas que podrían fundamentar nuevas políticas. No lo creo. Y sé que pocos van a esperar para averiguarlo.

Los sobrevivientes y sus partidarios se fueron con las manos vacías mientras los obispos se dirigían a sus diócesis sin una dirección clara. Por un lado, se puede aplaudir a Francis por no imponer nuevas leyes por orden de compra, por invitar a las personas a una “conversión personal y comunitaria”. Pero “tolerancia cero” no es una idea nueva o algo en torno al cual se debe construir el consenso. No significa que alguien deba abandonar la iglesia como demostró el caso de McCarrick, solo que la persona sea tratada por las autoridades civiles y deje el ministerio donde existe la posibilidad de abusar del poder. ¿Es demasiado pedir ante la creciente evidencia de conducta criminal y encubrimientos?

Por otro lado, el enfoque de Francis podría significar que las enseñanzas y la política de la iglesia se manejarán a nivel local como lo son los casos de abuso. Los católicos se pueden regocijar de que ciertos asuntos morales pegajosos como el aborto y la homosexualidad, y temas tan controvertidos de la eclesiología como la ordenación de mujeres y hombres casados ​​al diaconado y al presbiterio, pronto serán anunciados como opciones locales. Dudo sinceramente que esto esté en las cartas, pero sigue lógicamente. La lógica fue muy importante en Roma durante la cumbre.

Este dilema, este uso selectivo del poder papal, apunta al problema fundamental que nos ocupa. Es la necesidad de nuevas estructuras eclesiales arraigadas en una teología realista que mitigue las desigualdades de poder y comience a transformar a la Iglesia católica global en comunidades más seguras y participativas con la participación plena de mujeres y laicos en cada faceta de la vida de la iglesia.

Con ese fin, los aspectos más destacados de la reunión fueron las tres presentaciones de mujeres. Algunos de los clérigos expresaron su sorpresa de que la abogada de Canon Linda Ghisoni, la hermana nigeriana del Santo Niño Jesús, Veronica Openibo y la periodista mexicana de mucho tiempo, Valentina Alazraki, tenían análisis tan poderosos y bien fundamentados, y que no tenían palabras en su articulación. Aparentemente, los hombres han estado dormidos durante las últimas cuatro décadas cuando las mujeres católicas han desarrollado tales competencias sin la ayuda de la iglesia institucional.

El Dr. Ghisoni  cuestionó el uso excesivo de las formas oficiales de secreto en el Vaticano, los llamados “secretos pontificales”, afirmando que gran parte de lo que se había ocultado para proteger los buenos nombres y la institución era relevante para la discusión pública. Ella sabe que la ley canónica puede y debe cambiar. El extraño comentario del papa Francisco sobre el feminismo como “machismo en una falda” después de su charla sugiere que ella podría haber golpeado un poco cerca de casa.

La hermana Openibo  preguntó a los clérigos por qué habían persistido en silencio durante tanto tiempo: “¿Por qué no se han abordado suficientemente otros temas relacionados con la sexualidad, por ejemplo, el abuso de poder, el dinero, el clericalismo, la discriminación de género, el papel de las mujeres y los laicos en general? ¿Es que las estructuras jerárquicas y los protocolos largos que afectaron negativamente a las acciones rápidas se centraron más en las reacciones de los medios? “Ella concluyó con la necesidad de” ser proactiva y no reactiva para combatir los desafíos que enfrenta el mundo de los jóvenes y los vulnerables, y mirar sin temor a Otros problemas de abuso en la iglesia y la sociedad “, orden de marcha para aquellos que quieren resolver este problema.

Valentina Alazraki , una veterana periodista del Vaticano que ha trabajado durante cinco pontificados durante cuatro décadas en 150 viajes papales, fue igualmente franca. Dejó sonar estas palabras en los oídos de los reunidos: “…nosotros, los periodistas, no somos ni quienes abusamos ni quienes nos tapamos. Nuestra misión es hacer valer y defender un derecho, que es un derecho a la información basada en la verdad para obtener justicia. Los periodistas sabemos que el abuso no se limita a la Iglesia católica, pero debe comprender que debemos ser más rigurosos con usted que con los demás, en virtud de su papel moral “.

Ella recomendó que los clérigos entreguen una nueva hoja con el nuevo ataque de información sobre el abuso de mujeres en la iglesia. Esta vez, aconsejó a la institución que “juegue a la ofensiva y no a la defensa, como sucedió en el caso del abuso de menores. “Podría ser una gran oportunidad para que la Iglesia tome la iniciativa y esté al frente de la denuncia de estos abusos, que no solo son sexuales sino también abusos de poder”. Nada de lo que surgió del final del Papa Francisco, ni de la conferencia de prensa final. Eso incluía a los voceros del Vaticano, indicaron que esto sucedería. No obstante, las oradoras señalaron el camino a seguir.

Nadie esperaba un milagro o una solución mágica al problema profundamente arraigado del abuso sexual de menores en esta reunión. Dado que el abuso contra las mujeres, incluidas las monjas, no se ha abordado en absoluto, y que los casos y las listas de perpetradores continúan extendiéndose (junto con la condena de George Pell, el líder de las finanzas del Vaticano elegido por el Papa Francisco), hay poca razón para esperar algo de Roma.

Hay consuelo en la fuerza de las sobrevivientes, la inteligencia de estas oradoras y la solidaridad de las personas de todo el mundo. Cuando se le pide pan, la Iglesia Católica Romana ya no puede salirse con una piedra (Mateo 7: 9). Roma finita est .

https://rewire.news/religion-dispatches/2019/02/27/rome-has-spoken-and-rome-is-finished-the-vaticans-sexual-abuse-sum

PERÚ: Linchan al presunto asesino de sabia del pueblo Shipibo Konibo


Olivia Arévalo, en una pintura del artista plástico Luis Tamani. Ella, en medio de la naturaleza que tanto conoció y amó. Fuente: diario La RepúblicaOlivia Arévalo, en una pintura del artista plástico Luis Tamani. Ella, en medio de la naturaleza que tanto conoció y amó. Fuente: diario La República

Servindi, 21 de abril, 2018.- Una trágica muerte halló Sebastián Woodroffe, el ciudadano canadiense que habría asesinado de tres disparos de bala a Olivia Arévalo Lomas, de 81 años de edad, e ícono cultural de identidad del pueblo indígena Shipibo Konibo.

Como lo destacó el diario La República en su edición del sábado 21 de abril, Olivia Arévalo, era la cultura vivade dicho pueblo originario ubicado en el corazón de la Amazonía del Perú.

Tenía el reconocimiento de meraya o sabia, altamente distinguida por su conocimiento de la medicina tradicional, la artesanía y los ícaros o cantos que acompañan los rituales sanadores en el que se usan sustancias psicotrópicas como el Ayahuasca o Yagé.

Por razones aún no determinadas y según lo indican familiares, Sebastián Woodroffe pidió a Olivia Arévalo cantar un ícaro. Luego de lo cual efectuó cinco disparos, tres de los cuales impactaron en la anciana.


Uno de los avisos que circularon por las redes virtuales dando cuenta de la enorme pérdida y daño moral a la identidad del pueblo Shipibo Konibo

La familia de Olivia circuló un aviso con la fotografía del sindicado agresor pidiendo ayuda para ubicarlo antes que huya y se ponga fuera del alcance de la justicia nacional.

“Este es el hombre que asesinó a la maestra Olivia Arévalo después de hacerle cantar un ícaro. La encontró sola, le pidió que cante y después la mató” indica el aviso.

 

Dan muerte al presunto asesino

Durante el sábado 21 un vídeo difundido por la cuenta de facebook de Zona Pucallpa Noticias mostró imagenes de un linchamiento a Sebastián Woodroffe por unas personas iracundas.

En la acción se aprecia en especial a un sujeto quién lo arratra desde una cuerda atada al cuello de Woodroffe.


Autoridades en el desentierro de quién sería el asesino de Olivia Arevalo

Horas después, las autoridades ubicaron y desenterraron el cuerpo del canadiense. Al cierre de esta edición, a la noche del sábado, el cadáver se encuentra en la morgue de la ciudad Pucallpa.

La prensa internacional ha brindado cobertura a estos hechos criminales. Uno de estos es el diario El País de España quién difundió el reporte titulado: Una curandera asesinada y un canadiense linchado: Una historia de terror en la Amazonia peruana.

El citado diario español indica que el canadiense Woodroffe recaudó más de 2.000 dólares en la plataforma de crowdfunding Indiegogo con el fin de viajar a Perú para aprender de plantas medicinales que le ayudaran contra una adicción.

También informa que el Canal N, de Perú, divulgó que agentes policiales conocen que el extranjero poseía armas de fuego.

De otro lado, en diciembre de 2016 otra sabia indígena de la Amazonía, Rosa Andrade, de 67 años, fue asesinada cruelmente por una persona ajena a su comunidad. El crimen aún no ha sido esclarecido.

Servindi también reportó el asesinato de un curandero tradicional o chamán ocurrido hace pocos meses en la localidad de Aguaytía, en la misma región de Ucayali.

https://www.servindi.org/actualidad-noticias/21/04/2018/ajustician-al-asesino-de-sabia-del-pueblo-shipibo-konibo

CROACIA: Miles de croatas protestan contra un tratado para proteger a las mujeres


Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: