COLOMBIA: “Practicar abortos es nuestro deber médico”


La doctora Rebeca Escobar trabajaba en el Hospital de Suba donde estuvo Catalina Ruiz-Navarro cuando se inauguró este servicio en el 2013
Por: septiembre 14, 2015
“Practicar abortos es nuestro deber médico”

Rebeca Escobar, como médica, inauguró uno de los tres centros de Centro de Servicios Amigables en Salud Sexual y Reproductiva que funcionan en Bogotá con el apoyo de la Secretaría de Salud del Distrito. Su trabajo en el hospital de Suba, de donde se retiró en julio de 2013, fue realizar abortos legales a las mujeres que lo solicitaban; la mayoría de ellas menores de 25 años. La médica por su parte no llega a los 30 años y se graduó de medicina en la Universidad de los Andes. Cerca de 300.000 mujeres abortan anualmente en Colombia de las cuales un porcentaje pequeño acude a los centros de salud.

El Hospital de Suba, como muchos, tiene sus pasillos bordeados por filas de personas, que esperan tratamiento o que hacen papeleo y recorren con y sin paciencia los vericuetos kafkianos de la salud en Colombia. Aquí, en cambio, no hay congestiones ni ruido. La espero en una salita con muebles de diseño, negros y fucsia. Unas mariposas de vinilo decoran la pared. Junto a mí se sientan dos mujeres. Una repasa, concentrada, las fibras de la alfombra, los cordones de sus zapatos, no levanta nunca la mirada. La segunda me mira y sonríe tímidamente. Ambas esperan, papeles en mano, el turno de su consulta.

Rebeca es una de las pocas médicas que se atreve a hablar abiertamente de este tipo de procedimientos, en general, los médicos brillan por su ausencia en los caldeados debates sobre aborto que se dan en el país.

¿Por qué no se habla públicamente de estas prácticas?

Los médicos participan muy poco en el debate por toda la estigmatización. Muchas veces después no les dan trabajo si se enteran que están a favor de realizar el procedimiento. Sin embargo hay médicos que no tenemos ningún tipo de problema en decirlo. Desde la parte médica no hay un debate, o no le veo inconvenientes, es un procedimiento médico como cualquier otro.

aborto 2

¿Cuál es la causal más frecuente?

Lo que más vemos acá es la causal salud, yo creo que el 90%. Llegan pacientes… por ejemplo hubo una que tiene 3 hijos, y el hijo mayor tiene un trastorno psiquiátrico y dentro de su trastorno es una persona muy agresiva. Ella estaba embarazada y el hijo le pegó, entonces tuvo un aborto séptico muy complicado. El segundo hijo tiene un retraso mental severo entonces esta paciente tiene que estar pendiente de estos dos niños y una niña de un año, y es madre soltera. Ella está en tratamiento psiquiátrico y quedó embarazada de nuevo después del aborto que le ocasionó su hijo, en esas condiciones estaba cuando vino al Centro. Ahí uno puede ver muchas cosas que remiten a la causal salud física y mental. Los casos de malformaciones son menos frecuentes, pero es que esos se diagnostican en embarazos más avanzados.

¿Cree que deben ampliarse las causales de la sentencia?

Yo creo que causales no debería haber, que debe ser decisión de la mujer, es su cuerpo y ella es dueña de su cuerpo. Pero digamos la Corte fue muy amplia en la sentencia. La causal salud es muy importante, los médicos tenemos que encontrar la manera de aplicarla. La salud no es solo física no es “estoy bien, no me duele nada” hay que entender la salud como un estado de bienestar físico, psicosocial, mental, y todo eso hace parte de la causal salud.

¿Es verdad que realizarse un aborto es muy peligroso?

No. La mayoría de las estadísticas que dicen que un aborto es peligroso se refieren a clínicas ilegales. En estos lugares se realizan los procedimientos en condiciones antihigiénicas, pueden llegar al sangrado y a complicaciones mayores. Si uno se entera de que existe alguna uno debería, como médico, denunciarlas, espero eso sí, sin romper el secreto profesional de la paciente.  De todas formas, las clínicas ilegales no deberían existir dado que está la sentencia y dado que es obligatorio para todas las Ips contar con alguien que les realice el procedimiento.

¿Cómo es el procedimiento para realizar la IVE?

Nosotros dividimos el embarazo en edad gestacional. Hasta la semana nueve podemos dar a la paciente un embarazo por medicamentos, entonces uno le entrega los medicamentos a la paciente y ella va y se los toma en su casa y después se hace chequeo. También se le puede ofrecer un Ameu, que es una aspiración manual endouterina que es un procedimiento ambulatorio de primer nivel de complejidad que es muy sencillo, uno hace una dilatación a la mujer y posteriormente con una jeringa uno genera un vacío y realiza la aspiración. Ese es el procedimiento más seguro recomendado por la OMS, al menos en las etapas tempranas.

Lastimosamente es el procedimiento que menos se usa. En toda Colombia se sigue utilizando el legrado, que es más peligroso e invasivo.

abor 3

¿Y por qué se sigue utilizando el legrado?

Por desconocimiento. El equipo para el Ameu es de fácil acceso en Colombia pero los médicos no saben usarlo. En las facultades de medicina a un médico general no le enseñan a practicar una IVE. Uno lo aprende es por interés personal. Pero oficialmente no se enseña en ninguna universidad.

¿Por qué?

Hay muchas limitaciones. El pénsum de medicina viene ya pre-estructuado con unas horas unas asignaciones y lo que enseñan en ginecología es muy poco. También los profesores están familiarizados es con los legrados, entonces ese procedimiento, aunque ya es casi obsoleto, es el que más se enseña. Son pocos los ginecólogos que conocen el procedimiento del Ameu y es raro que realicen una IVE sin hospitalizaciones de dos y tres días cuando el procedimiento debería ser ambulatorio.

¿Usted cómo aprendió?

Hice una capacitación en una Ips especializada en servicios sexuales y reproductivos, de dos semanas. Allá hice rotación con médicos, vi como se practicaba el procedimiento.

¿Por qué de todos los campos escogió este?

Por la satisfacción de la mujer cuando las atendemos. Son mujeres que uno las está ayudando, que les pone las menores barreras posibles, que las trata con dignidad. Acá tenemos una sala para atención personalizada a donde pueden entrar solas o con un acompañante, una sala para los procedimientos y otra para que las mujeres se sienten un rato, media hora, en unas sillas reclinables muy cómodas donde pueden descansar. Lo que queremos es que todo sea lo menos agresivo posible. Ellas salen muy aliviadas, se les ve en la cara, eso es lo que me da más satisfacción de mi trabajo.

En la oficina de Rebeca una pequeña ventana deja ver las casitas de Suba amontonadas como un pesebre. El viento trae, por momentos, el zumbido de la gente en la calle. Al salir vuelvo a pasar por la sala de espera. Ha llegado una tercera mujer.

abor 4

En el 2006 la abogada Mónica Roa, directora de programas de Women’s Link Worldwide, presentó una demanda cosntitucional para legalizar el aborto en Colombia. La Corte Constitucional falló a favor diciendo que el aborto en Colombia es legal en tres causales: violación, malformaciónes del feto incompatibles con la vida y cuando el embarazo pone en riesgo la salud física o mental de la mujer.

Twitter: @catalinapordios

http://www.las2orillas.co/practicar-abortos-es-nuestro-deber-medico/?utm_source=Las2Orillas&utm_campaign=ad1f847313-_14_09_15_Mailing_Las2orillas&utm_medium=email&utm_term=0_c8e983cea9-ad1f847

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Jaime Enciso Gordillo
    Sep 14, 2015 @ 23:41:13

    En oportunidad anterior me permití preguntar a modo de comentario por qué las únicas que reciben perdón por abortar son las mujeres. ¿Excluye la iglesia de la condena por este pecado a los hombres? ¿Acaso la reproducción humana es partenogénica? Pretender ocultar el hecho de que, en casi todos los casos, la mujer decide abortar no por gusto sino como última opción desesperada, es hipocresía pura y una grave injusticia. En pleno siglo XXI no debería ocurrir ni un solo embarazo no deseado. La mayor parte de las veces quien engaña, presiona, amenaza y viola para luego abandonar y señalar a la mujer es un «inocente hombre». El avance de la mujer hacia la conquista de sus derechos es una pequeña ventana de esperanza, muy lejana aún, que deberíamos todos trabajar para convertirla en realidad plena. Necesitamos vencer la hipocresía dominante y la impunidad descarada en las que hemos vivido por siglos y actuar con gran valor y enorme sinceridad. ¡Qué bien nos caería practicar el amor cristiano y actuar con justicia y rectitud! Dios nos ayude. J. Enciso G.

    Date: Tue, 15 Sep 2015 01:10:31 +0000 To: encisojaime@hotmail.com

    Responder

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: