María, » la portadora » del Espíritu Santo


03/06/2013 – Luxa NAUTILHO – EN DEFENSA DE LA FE CATÓLICA Y EL REINO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

 

Al Padre Rafael María, OSB

Antes de convertirse en Cristófora (portador de Cristo), María es Pneumatófora

REEF 3 de junio de 2013 (Zenit.org) – La solemnidad de Pentecostés es el oficial solemne de la Iglesia de Cristo y el comienzo de su misión en el mundo. Para llegar a esta etapa, no podía dejar de contar con la presencia de la más excelente miembro de la Iglesia, María de Nazaret.Como Madre de la Iglesia, María es parte de ella. Hablando de la Iglesia y por no hablar de María está dejando un vacío en la historia de la revelación. Sea la Iglesia, es María, ambos estaban con los doce plenificadas carismas del Espíritu Santo. «El Papa Leo los puntos grandes († 461) señala, comentando Lucas 1:35, que es el mismo Espíritu que actúa en María y de la Iglesia:» El mismo espíritu que Cristo nace en las entrañas de la madre inmaculada, también nacido en el cristiano seno de la santa Iglesia «(S. DE Fiores-S. DE Meo, Diccionario de Mariología, Pauline, SP 1986, p. 449).

La Iglesia Nuestra Señora del Este a menudo llamada «la Pneumatófora» («el portador») del Espíritu Santo. Tal afirmación es correcta primero bíblica en el saludo del ángel: «Alégrate, llena de gracia …» (Lucas 01:28) y en el pasaje: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra» (Lucas 01:35, Mateo 1,18.20). 2 Cuando Isabel oyó el saludo de María, y fue lleno del Espíritu Santo (cf. Lc 1,39-41), lo que demuestra la confirmación de que María toma sobre sí mismo el Hijo, es el Espíritu Santo transmite a Juan el Bautista y Elizabeth . 3 º En el Pentecostés (Hechos 1:14; 2:1-4). Sino a Jesucristo, no hay otro personaje bíblico lleno del Espíritu del Señor a María, la Madre de Dios. Es en relación con él, pero no al mismo nivel. Puede haber algún otro carácter, pero sólo recibió en el modo parcial. El Espíritu Santo está presente en María tres veces en su Inmaculada Concepción, de gratitud: la Encarnación del Verbo y de Pentecostés.

Lutero reconoció a María como su configuración con el Espíritu Santo, sería «el Pneumatoforme» porque, según su definición, María era una persona que tenía una gran experiencia y sabiduría del Espíritu Santo (cf.https://evangelizadorasdelosapostoles.wordpress.com/ 2010/12/07/maria-y-el-magnificat-en-lutero / , S. DE Fiores-S DE Meo, Diccionario de Mariología, Op, p 448 469)….

Podemos decir, entonces, que el Espíritu Santo, autor activa de los misterios divinos, actúa en la Iglesia de María. He aquí cómo:

a) La Iglesia de la gestación: todo empieza y termina con Cristo en él. La Iglesia, por su parte, comienza en Él, y Él es la cabeza de la Iglesia (cf. Col 1,18). Por lo tanto, es en el seno de María, la generación del Hijo del Altísimo, la Iglesia comienza a existir. Se encuentra bajo la acción del Espíritu que da vida que la Iglesia comienza con Cristo y su Madre

b) El nacimiento de la Iglesia: La formación de la Iglesia tiene una larga existencial con Jesucristo. Educación y formación del Señor, antes de su vida pública, María está presente, desde su nacimiento. Es costado abierto en la cruz de Cristo, que brota sangre y agua (Eucaristía y el Bautismo) que la Iglesia nace (cf. Jn 19,34). Y en ese momento María también está allí, junto a la cruz (Jn 19,25). Es el testimonio fiel este parto doloroso, junto con el discípulo predilecto (cf. Jn 19,35).

c) El oficial de la Iglesia: los puntos de la Tradición de la Iglesia por sentado la presencia de María en Pentecostés, siguiendo el texto de Hechos 01:14. El evangelista Lucas, autor de los Hechos, vemos en María una raíz del neumático surgimiento de lo alto, tanto en el caso del Redentor y en la Iglesia. Es el día de Pentecostés la Iglesia solemnemente que se formaliza cuando las puertas son discípulos muy abiertos y asustados se vuelven proclamar con valentía el mensaje del Señor. Pero María está en silencio, esperando su momento de necesidad. En este sentido, la pregunta es: ¿Los agentes de las apariciones marianas no sería apropiado este momento?

La triple acción de la Trinidad María está bien marcado por saludo oración que San Francisco de Asís († 1226) solía hacer con ella: «Dios te salve, Señora, Reina santísima, Madre de Dios, María, que eres virgen, que se convirtió en Iglesia elegida por el santísimo Padre del cielo, que estaba consagrada por él con el Hijo santísimo y amado y con el Espíritu Santo, el Paráclito, y que tuvo y sigue teniendo la plenitud de gracia y de todos los bienes. Dios te salve, su palacio.Dios te salve, de su tabernáculo. Dios te salve, su casa. Yo te saludo, vestirlo. Dios te salve, su esclavo. Salve, Madre de Él, y para todos vosotros, oh santos virtudes que por la gracia y la luz del Espíritu Santo podréis fueron infundidas en los corazones de los fieles, para que seáis capaces de hacer los fieles menos leales a Dios. «(S. DE-Fiores S. DE Meo, Diccionario de Mariología, op., p. 451).

La Virgen María, lleno del Espíritu Santo, colabora con él, sin tomar su lugar. Como alguien que vivió más intensamente su acción, no se sostiene en sí, sino que conduce a los hermanos (cf. Lc 1,39-41). Para ella, según el Papa León Magno, es «el portador de la salvación», el Cristófora.

Pidamos la ayuda de la Virgen, llena de grandes regalos y favores, que nos lleva a la Trinidad para que seamos hombres y mujeres llenos del mismo Espíritu que inundó. Oremos como Hildefonso Santo Toledo († 667): «Te lo ruego, te suplico, oh Virgen, recibo a Jesús el mismo Espíritu que has dado a luz, que mi alma reciben a Jesús a través del Espíritu por el cual tu carne concibió. ¿Puedo conocer a Jesús a través del Espíritu a través de los cuales han obtenido la gracia de conocer, recibir y dar a luz a Jesús. Ese espíritu de aquellos que confiesan que tú eres la esclava del Señor, y decís que lo hace en las palabras del ángel, me permito humildemente, diciendo cosas acerca de Jesús. Yo amo a Jesús en el mismo Espíritu en que vosotros adoráis como Señor y he aquí un hijo «(S. DE Fiores-S. DE Meo, Diccionario de Mariología, op., P. 450).

http://luxanautilho.wordpress.com/2013/06/03/maria-a-portadora-do-espirito-santo/

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: