COLOMBIA: OBISPO SE PRONUNCIA SOBRE SITUACIÓN ALERTA DE URABÁ. OTRAS NOTICIAS.


Ihr Lieben,

hiemit schicke ich euch zwei Comunicados, eine vom Bischof von Apartado, der die schreckliche Sicherhaitssituation in Uraba und Cordoba aufzeigt, u.a Morde an sozialen Fuehrungspersonen und das verstaekte gewaltsame Eindringen des Paramilitarismus in Zonen, in denen es vorher die FARC gab, Vertreibung von denjenigen, die die Rueckgabe von geraubten Lanes einfordern … und einige Fragen bezueglich der Verantwortung des Staates bei der Umsetzung des Vereinbarten.
In der zweiten Nachricht wird der  Mord an einer Menschenrechtsverteidigerin aus Yarumal/ Antioquia, dem fuenften Mord einer Menschen rechtsverteidigerin aus laendlichen Regionen von Antiquia angeklagt. In ganz Kolumbien waren es in den letzten Tagen 19 Morde. Im Comunicado werden Fruehwarnsysteme und schnelle und passende Reaktionen der zustaendigen Sicherheitskraefte gefordert, die die Sicherheit fuer soziale Fuehrungspersonen garantieren muessen.
Viele Gruesse aus Medellin
Margaret

Obispo de Apartadó envío una alerta por la situación de violencia en Urabá

8 febrero 2017
Monseñor Hugo Alberto Torres Marín, obispo de Apartadó. Foto: Arquidiosesis de Barranquilla.

COMUNICADO

La Iglesia Peregrina en Córdoba y Urabá alza su voz para expresar su asombro ante las situaciones de orden público que tienen conmocionada a las gentes de la región:

1°. La gravedad social que significa el asesinato aleve de tantos líderes sociales y personas que, en un país democrático, empiezan a formar parte de los nuevos movimientos políticos independientes, legítimamente constituidos; es inaudito que reaparezca este fenómeno que se creía ya superado[1].

2°. El reagrupamiento acelerado y el aumento del paramilitarismo, cuyos grupos ingresan súbitamente a las zonas que abandonan integrantes de las Farc en su proceso de desmovilización e implementación de los Acuerdos logrados en la Habana[2].

3°. El modo atroz como silencian a reclamantes de tierras (en la última semana ya son más de ocho entre líderes y reclamantes); tierras de las que fueron despojadas las comunidades, en forma fraudulenta y criminal.

4°. EL control bélico de las tierras vinculadas con el fenómeno de las rutas del narcotráfico, unido a todo un sistema de delincuencia organizada alrededor de los cultivos ilícitos y el apoderamiento, a la vista de todo el mundo, de las regalías y del pago de impuestos. Control que sirve de aprestamiento para la explotación de la minería ilegal, la extracción de las riquezas de nuestros suelos y subsuelos y el arrasamiento del ecosistema. De esto último es ejemplo el desplazamiento de pobladores y comunidades en la zona de Ituango, frente a lo cual no hay una toma de posición humanitaria por parte del Estado.[3]

5°. Aunado a lo anterior, el incremento de las pandillas juveniles, que están invadiendo los grandes centros urbanos en Urabá, como Turbo, Apartadó, Nueva Colonia y Currulao, índice inequívoco de que estamos entrando en una macabra dinámica de delincuencia organizada que gira en torno al microtráfico y la extorsión a comerciantes, empresarios, personas de a pie y que acude a la justicia particular, al asesinato y a la limpieza social, generando desconcierto y pánico en todos los pobladores urabaenses.

Ante estas situaciones la Iglesia se pregunta:

  1. ¿Cuál es el futuro para las comunidades campesinas y de las regiones que siguen sufriendo en forma permanente el flagelo de los actores del conflicto armado? Salen unos y entran otros, “como Pedro por su casa”, cuando debería estarse asumiendo el manejo estatal adecuado de los territorios, para crear la autonomía, fruto del ejercicio constitucional de las fuerzas del Estado, justamente allí donde anacrónicamente no ha hecho presencia. ¿Hay anuencia del Estado o es simplemente un descuido de las autoridades responsables de dar cumplimiento a lo pactado? ¿Hay simpatía estatal con estas formas ilícitas de dominio y manipulación de unos territorios de ancestrales dueños que el Estado no admite como poseedores legítimos? ¿Dónde queda lo de “pacta servanda?” No entendemos por qué se da esta situación, estos lamentables vacíos de autoridad.[4] El gobierno nacional debe pronunciarse con claridad sobre estos asuntos que tanto daño  hacen y que son causa fundante del descrédito que viene en aumento vertiginoso. Por lo menos la sospecha salta de inmediato.
  2. De otra parte, haciendo eco al sentir social, la Iglesia expresa su dolor e inconformismo ante el juego de palabras empleado por representantes legítimos de los entes gubernamentales para denominar un fenómeno vergonzante que ha empañado a nuestras fuerzas militares y de policía, y que, como si no fuera ya luctuoso, ahora difama a toda esta feraz tierra de promisión, utilizando los gentilicios, emblema de la pujanza y honradez de sus pobladores; o dándoles identidad con los nombres topográficos, como nuestro estratégico Golfo de Urabá; o estigmatizando apellidos tan prestigiosos como el de Jorge Eliécer Gaitán, o la extensa descendencia Úsuga; o todo un grupo humano de industria y comercio reconocido a nivel internacional como el pueblo paisa. Duele porque se descubre un fondo malintencionado de “sofisma de distracción,” un mimetismo sutil para adormecer a la población con engaño. Reclamamos el fin de la estigmatización de una región, y el de llamar con otros nombres lo que todos reconocemos como paramilitarismo.
  3. Frente al tema de la desmovilización y construcción de paz, nos preguntamos: ¿Cuál es el papel de la sociedad civil en la subregión? ¿Qué es lo que nos toca hacer en medio de una situación cada vez más desconcertante? No podemos olvidar lo que ha ocurrido en el pasado y que amenaza con repetirse: la historia trágica del asesinato sistemático de tantas personas que se comprometen en un cambio social y político que, bien sabemos, se debe llevar adelante.

Es tarea de todos los líderes de la región tomar conciencia de estas situaciones y agotar juntos las soluciones.

 

Dado en Apartadó a los 3 días del mes de  Febrero de 2017.

Mons. Hugo A. Torres Marín

Cáritas diocesana

 


 

[1]NACIONAL 29 ENE 2017 – 11:23 AM. Continúan los ataques. ASESINAN A RECLAMANTE DE TIERRAS EN TURBO (ANTIOQUia). Los testigos aseguran que Porfirio Jaramillo fue sacado de su vivienda por hombres fuertemente armados.

http://www.elespectador.com/noticias/nacional/asesinan-reclamante-de-tierras-turbo-antioquia-articulo-677146.

JUDICIAL 20 ENE 2017 – 1:53 PM. Asesinatos contra líderes sociales. En menos de 24 horas asesinan a cuatro campesinos en Córdoba, uno de ellos un líder social. Se trata de Hernán Agames, quien lideraba la Asociación Campesina del Sur de Córdoba en la vereda de El Barro, y además hacía parte del movimiento político y social Marcha Patriótica. http://www.elespectador.com/noticias/judicial/menos-de-24-horas-asesinan-cuatro-campesinos-cordoba-un-articulo-675723.

Denuncia Publica 063 Cuatro Asesinatos Simultáneos en el Sur de Córdoba. http://ascsucor.es.tl/Denuncia-Publica-063-Cuatro-Asesinatos-Simultaneos-en-el-Sur-de-Cordoba.htm

[2]A ‘El Manteco’ le preocupa el avance paramilitar y retraso en obras en la vereda Gallohttps://www.laflecha.co/en-caliente/a-el-manteco-le-preocupa-el-avance-paramilitar-y-retraso-en-obras-en-la-vereda-gallo/.

A sangre y fuego las Autodefensas Gaitanistas buscan retomar Urabá. Desde la zona veredal del Gallo en Tierralta, el comandante Rubén de las Farc alerta sobre el plan del Clan del Golfo y los Úsuga contra los campesinos

Por: Grupo de Monitoreo Acuerdo de Paz* | enero 22, 2017

A ‘El Manteco’ le preocupa el avance paramilitar y retraso en obras en la vereda Gallohttps://www.laflecha.co/en-caliente/a-el-manteco-le-preocupa-el-avance-paramilitar-y-retraso-en-obras-en-la-vereda-gallo/.

A sangre y fuego las Autodefensas Gaitanistas buscan retomar Urabá. Desde la zona veredal del Gallo en Tierralta, el comandante Rubén de las Farc alerta sobre el plan del Clan del Golfo y los Úsuga contra los campesinos

Por: Grupo de Monitoreo Acuerdo de Paz* | enero 22, 2017

[3] http://www.larazon.co/web/2017/01/cultivos-ilicitos-detonante-la-violencia-sur-cordoba-gobernador/.

http://www.larazon.co/web/2017/01/cultivos-ilicitos-detonante-la-violencia-sur-cordoba-gobernador/

http://www.autodefensasgaitanistasdecolombia.org/agc2/index.php/module-styles/122-comunicado-enero-15-de-2017

[4] JUDICIAL 25 ENE 2017 – 6:11 PM En una audiencia privada ante el Fiscal General. Denuncian alianzas entre miembros de las Fuerzas Armadas y “Clan del Golfo” en el Bajo Cauca. Líderes sociales manifestaron que autoridades le han entregado material explosivo a esta banda criminal. Dieron nombres propios de funcionarios que, dijo Néstor Humberto Martínez, ya están bajo el radar de la Fiscalía.

http://www.elespectador.com/noticias/judicial/denuncian-alianzas-entre-miembros-de-fuerzas-armadas-y-articulo-676613.

Gesendet: Donnerstag, 09. Februar 2017 um 17:52 Uhr
Von: «Agencia de Prensa IPC» <prensa@ipc.org.co>
An: undisclosed-recipients:;
Betreff: Rechazan asesinato de lideresa social en Antioquia

Rechazan asesinato de lideresa social en Antioquia

Con el asesinato en días recientes de Luz Herminia Olarte Piedrahíta ya son cinco los líderes sociales asesinados en distintas subregiones del departamento y, con ellos, 19 en Colombia.

0
2
Imágenes integradas 1Foto: Jorge Alcides.

A doce días de haber sido reinstalada la Mesa Territorial de Garantías para Defensores de Derechos Humanos en Antioquia, se registró un nuevo caso de asesinato. Esta vez, la víctima fue la lideresa Luz Herminia Olarte Piedrahíta, quien desapareció el pasado 28 de enero en el corregimiento Llano de Ochalí del municipio de Yarumal, en la subregión Norte del departamento.

El cuerpo de Luz Herminia, quien tenía 51 años y era madre de cuatro hijos, fue hallado semienterrado en una fosa el 7 de febrero en la vereda Las Cruces, perteneciente al corregimiento donde desapareció. Allá vivía y ejercía su labor de lideresa comunitaria a través de las actividades fijadas por la Junta de Acción Comunal del Llano de Ochalí.

Su asesinato fue denunciado por integrantes del Proceso Social de Garantías para la labor de defensores de derechos humanos de Antioquia. A través de un comunicado, rechazaron este hecho e insistieron en que haya acciones tempranas y contundentes por parte de las instituciones del Estado, mismas que deberían brindar garantías de seguridad y no repetición a los líderes sociales del país.

A continuación reproducimos el comunicado:

En Agencia de Prensa IPC: http://wp.me/p6ZuQq-1YU

+57 (4) 569 84 20 ext 128
Síguenos en:
Twitter: @ipcoficial

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: