REFLEXIÓN PERSONAL SOBRE EL ACUERDO DE PAZ EN LA HABANA. Olga  Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*


logo-en-espac3b1ol

                    

PAZ SI, PERO CON OPTIMISMO PRUDENCIAL.

Mucho me ha costado pensar en lo que ha venido sucediendo en estos cuatro años sobre el acuerdo de la Paz en La Habana.

Durante 4 años a espaldas del pueblo se reunieron trabajaron, se trasnocharon y disfrutaron, únicamente dos grupos implicados en el conflicto.

Dos grupos ambos violentos y culpables contra un pueblo trabajador e inocente. La paz no se realiza de manera mágica, ni porque se firme un acuerdo de paz así sea en pergamino y con tinta indeleble.  La paz la empezamos a construir todos/as como pueblo.

La Paz es un sueño, a realizar, soñando que no existen el ELN, los para-militares, los neo-paramilitares, y las bacrim. Soñar que las tierras de los campesinos regresan a sus dueños. Es soñar sin el TLC. Es soñar que nuestras semillas son de verdad, las de nuestros abuelos y no transgénicas. Es soñar que no importamos, arroz, ni maíz, ni cacao y en nuestra tierra todas ellas vuelven a brotar! Soñar que el Estado Colombiano, no entregara ni un cubo de agua y ni un metro de tierra a las multinacionales!

Es soñar, que los fondos del Ministerio de Defensa que ya no serán para la guerra se inviertan en Educación, Vivienda y Salud, para el pueblo, que se otorgue becas a las clases menos favorecidas, donde también existen talentos, mujeres y hombres con creatividad e ingenios para la investigación y las ciencias.

Es soñar que las niñas y niños no morirán de hambre en aquellos hospicios de “bienestar”. Es soñar que la justicia colombiana, no se dejará amedrantar, amenazar y comprar por los corruptos infames!

Es soñar en no volver a ver a nuestros niños jugando a policías, detectives, asesinos y ladrones, es la escuela de la T.V. Americana, maestra en agresividad y violencia.

Es soñar que nuestro “Voto” no será “ojo por ojo, diente por diente”, sino por la PAZ.

*Presbitera católica.

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. hernancortesdangond
    Oct 01, 2016 @ 08:46:39

    Un aporte pro la paz, uno de ellos, de los del enfrentamiento armado; faltan los del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades mentales, los drogadictos, los dependientes de mil formas, con los indiferentes y asexuados; los corruptos parecidos a los sociópatas, los inmaduros, inculturizados para quienes les importa poco la explotación, el acose, el mobbing de los vulnerables…

    Responder

  2. Jaime Ernesto Enciso G.
    Oct 01, 2016 @ 09:58:09

    Puntos de enorme validez. Todos tenemos un serio compromiso para ejercer nuestra influencia dentro de las organizaciones donde actuamos para lograr el aporte de ellas al advenimiento de la Justicia verdadera dentro del perdón y lejos de la venganza. Hemos de ser conscientes, efectivos, metódicos, generosos e incansables y actuar con genuino espíritu cristiano. Pongamos el acelerador a fondo y sin desfallecer. Colombia lo requiere y lo merece. Practiquemos el amor cristiano que se opone al egoísmo y la venganza. JEEG.

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: