Ciénaga Grande del Magdalena tragedia humana y ecológica -Libardo Muñoz-


 En el norte de Colombia, la Ciénaga Grande del Magdalena es la laguna costera mas extensa y productiva del Caribe, pero es el escenario de una tragedia silenciosa, humana y ecológica que el Estado colombiano no ha sido capaz de afrontar.
La Ciénaga Grande del Magdalena tiene 45.000 hectáreas y solo en 2016, se perdieron un poco mas de 20 mil toneladas de peces en dos mortandades impresionantes, la mas reciente un poco antes del coletazo del huracán Mattew.
Eso quiere decir que el hambre y la falta de ingresos aumentaron entre unas 700 familias, cerca de 4.000 personas, que viven directa e indirectamente de la pesca.
Las muertes de peces crean una emergencia por la amenaza a la salud que resulta de la podredumbre.
El estado de la Ciénaga Grande del Magdalena es agónico, un término que ya emplean expertos ecologistas en sus estudios en los que se habla de una catástrofe ambiental.
La Ciénaga Grande del Magdalena fue declarada Santuario de fauna y flora, pero mas allá de una retórica verbal, eso de nada le sirve a un grupo humano que vive en 14 municipios, con sus respectivos corregimientos y veredas que la rodean.
De manera desesperada, los pescadores, que son los afectados por el desastre ecologico de la Ciénaga Grande del Magdalena, buscan un plan urgente que frene el deterioro de ese irremplazable recurso natural que pertenece a todos los colombianos. Hasta acciones de tutela reposan en las gavetas de varios juzgados, como lo registra uno que otro titular de los periódicos regionales.
«Este 2016 se perdió para afrontar la crisis ecológica y ambiental de la Ciénaga Grande Del Magdalena» dicen con un dejo pesimista algunos ciudadanos de la Región Caribe de Colombia.
POSIBLES CAUSAS
Expertos en temas ambientales dicen que la Ciénaga Grande del Magdalena tiene un alto grado de salinidad porque los caños de agua dulce que la alimentan estan cegados o desviados por finqueros que los usan para su beneficio personal , aun por encima de que una ley lo prohíbe, pero en el papel.
CORMAGDALENA maneja recursos de una sobretasa ambiental, y se necesitan 80 mil millones de pesos para dragar unos 32 canos que dan sobre la ciénaga.
Alrededor del enorme cuerpo de agua de la Ciénaga Grande del Magdalena tiene lugar un desaforado acaparamiento de tierras, por agentes del latifundismo, amenazantes y  relacionados con el paramilitarismo del Magdalena y del Atlántico. Por miedo, el periodismo regional prefiere autocensurarse y no se refiere a este aspecto que tiene que ver con el conflicto armado de Colombia.
Los ganaderos rellenan cientos de hectáreas se toman los playones y cultivan pastos para sus animales, construyen obras civiles y cierran el paso de agua dulce a la Ciénaga Grande del Magdalena.
Asi, tenemos en una parte del territorio costeño de Colombia un pálido reflejo del acaparamiento de tierras que en el mundo, por el poder de las corporaciones de terratenientes y multinacionales agrícolas, hoy tienen tomadas 30 millones de hectáreas en 78 países, entre estas los ricos playones que crea el delta del Rio Magdalena.
Los pescadores de la Ciénaga Grande del Magdalena, empobrecidos, sin atención en salud, sin escuelas para sus hijos, víctimas del hambre, no tienen poder económico para enfrentar la arremetida del latifundismo regional, pero aun asi, con picos y palas lograron abrir un boquete en el «Caño Negro», desesperados para que algo de agua dulce los salve de otra mortandad de peces.
Remitido por columnistaslibres.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: