NUEVA RELACIÓN CON JESÚS: 4 Pascua (A) Juan 1, 1-10


AÑO XIV

11.100 suscripciones

ISSN: 1579-6345

ecleSALia 7 de mayo

de 2014

PREMIO ALANDAR 2011″

 

JOSÉ ANTONIO PAGOLA, lagogalilea@hotmail.com

SAN SEBASTIÁN (GUIPUZCOA).

 

ECLESALIA, 07/05/14.- En las comunidades cristianas necesitamos vivir una experiencia nueva de Jesús reavivando nuestra relación con él. Ponerlo decididamente en el centro de nuestra vida. Pasar de un Jesús confesado de manera rutinaria a un Jesús acogido vitalmente. El evangelio de Juan hace algunas sugerencias importantes al hablar de la relación de las ovejas con su Pastor.

Lo primero es “escuchar su voz” en toda su frescura y originalidad. No con fundirla con el respeto a las tradiciones ni con la novedad de las modas. No dejarnos distraer ni aturdir por otras voces extrañas que, aunque se escuchen en el interior de la Iglesia, no comunican su Buena Noticia.

Es importante sentirnos llamados por Jesús “por nuestro nombre”. Dejarnos atraer por él personalmente. Descubrir poco a poco, y cada vez con más alegría, que nadie responde como él a nuestras preguntas más decisivas, nuestros anhelos más profundos y nuestras necesidades últimas.

Es decisivo “seguir“ a Jesús. La fe cristiana no consiste en creer cosas sobre Jesús, sino en creerle a él: vivir confiando en su persona. Inspirarnos en su estilo de vida para orientar nuestra propia existencia con lucidez y responsabilidad.

Es vital caminar teniendo a Jesús “delante de nosotros”. No hacer el recorrido de nuestra vida en solitario. Experimentar en algún momento, aunque sea de manera torpe, que es posible vivir la vida desde su raíz: desde ese Dios que se nos ofrece en Jesús, más humano, más amigo, más cercano y salvador que todas nuestras teorías.

Esta relación viva con Jesús no nace en nosotros de manera automática. Se va despertando en nuestro interior de forma frágil y humilde. Al comienzo, es casi solo un deseo. Por lo general, crece rodeada de dudas, interrogantes y resistencias. Pero, no sé cómo, llega un momento en el que el contacto con Jesús empieza a marcar decisivamente nuestra vida.

Estoy convencido de que el futuro de la fe entre nosotros se está decidiendo, en buena parte, en la conciencia de quienes en estos momentos nos sentimos cristianos. Ahora mismo, la fe se está reavivando o se va extinguiendo en nuestras parroquias y comunidades, en el corazón de los sacerdotes y fieles que las formamos.

La increencia empieza a penetrar en nosotros desde el mismo momento en que nuestra relación con Jesús pierde fuerza, o queda adormecida por la rutina, la indiferencia y la despreocupación. Por eso, el Papa Francisco ha reconocido que “necesitamos crear espacios motivadores y sanadores… lugares donde regenerar la fe en Jesús”. Hemos de escuchar su llamada. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

 

NOVA RELAÇÃO COM JESUS

José Antonio Pagola. Tradução: Antonio Manuel Álvarez Pérez

Nas comunidades cristãs, necessitamos viver uma experiência nova de Jesus reavivando a nossa relação com Ele. Coloca-Lo decididamente no centro da nossa vida. Passar de um Jesus confessado de forma rotineira a um Jesus acolhido vitalmente. O evangelho de João faz algumas sugestões importantes ao falar da relação das ovelhas com o seu Pastor.

O primeiro é “escutar a Sua voz” em toda a Sua frescura e originalidade. Não a confundir com o respeito às tradições nem com a novidade das modas. Não nos deixarmos distrair nem aturdir por outras vozes estranhas que, mesmo que se escutem no interior da Igreja, não comunicam a Sua Boa Nova.

É importante que nos sintamos chamados por Jesus “pelo nosso nome”. Deixar-nos atrair por Ele pessoalmente. Descobrir pouco a pouco, e cada vez com mais alegria, que ninguém responde como Ele às nossas preguntas mais decisivas, aos nossos desejos mais profundos e às nossas necessidades últimas.

É decisivo “seguir“ Jesus. A fé cristã não consiste em acreditar em coisas sobre Jesus, mas em acreditar Nele: viver confiando na Sua pessoa. Inspirar-nos no Seu estilo de vida para orientar a nossa própria existência com lucidez e responsabilidade.

É vital caminhar tendo Jesus “diante de nós”. Não fazer o percurso da nossa vida solitariamente. Experimentar em algum momento, nem que seja de forma desajeitada, que é possível viver a vida a partir da sua raiz: desde esse Deus que se nos oferece em Jesus, mais humano, mais amigo, mais próximo e salvador que todas as nossas teorias.

Esta relação viva com Jesus não nasce em nós de forma automática. Vai-se despertando no nosso interior de forma frágil e humilde. Ao início, é quase só um desejo. Em geral, cresce rodeada de dúvidas, interrogações e resistências. Mas, não sei como, chega um momento em que o contato com Jesus começa a marcar decisivamente a nossa vida.

Estou convencido de que o futuro da fé entre nós se está a decidir, em boa parte, na consciência de quem nestes momentos se sente cristão. Agora mesmo, a fé se está reavivando ou se vai extinguindo nas nossas paróquias e comunidades, no coração dos sacerdotes e fieis que as formamos.

A descrença começa a penetrar em nós desde logo no momento em que a nossa relação com Jesus perde força, ou fica adormecida pela rotina, a indiferença e a despreocupação. Por isso, o Papa Francisco reconheceu que “necessitamos criar espaços motivadores e curadores… lugares onde regenerar a fé em Jesus”. Temos de escutar a Sua chamada.

 

NUOVA RELAZIONE CON GESÙ

José Antonio Pagola. Traduzione: Mercedes Cerezo

Nelle comunità cristiane abbiamo bisogno di vivere un’esperienza nuova di Gesù, ravvivando la nostra relazione con lui. Porlo decisamente al centro della nostra vita. Passare da un Gesù confessato in maniera routinaria a un Gesù accolto vitalmente. L’evangelo di Giovanni dà alcune indicazioni importanti nel parlare della relazione delle pecore con il loro Pastore.

La prima è ascoltare la sua voce in tutta la sua freschezza e originalità. Non confonderla con il rispetto delle tradizioni né con la novità delle mode. Non lasciarsi distrarre né confondere da altre voci estranee che, anche se si ascoltano all’interno della Chiesa, non comunicano la sua Buona Notizia.

È importante sentirci chiamati da Gesù per nome. Lasciarci attrarre da lui personalmente. Scoprire a poco a poco e sempre con più gioia, che nessuno risponde come lui alle nostre domande più decisive, ai nostri aneliti più profondi e alle nostre ultime necessità.

È decisivo seguire Gesù. La fede cristiana non consiste nel credere in cose su Gesù, ma nel credere in lui, vivere confidando nella sua persona. Ispirarci al suo stile di vita per orientare la nostra esistenza con lucidità e responsabilità.

È vitale camminare avendo Gesù davanti a noi. Non fare il percorso della nostra vita da soli. Sperimentare in qualche momento, anche se in maniera goffa, che è possibile vivere la vita dalla sua radice: da quel Dio che si offre a noi in Gesù, più umano, più amico, più vicino e salvatore che tutte le nostre teorie.

Questa relazione viva con Gesù non nasce in noi in maniera automatica. Si va risvegliando dentro di noi in forma fragile e umile.All’inizio, è quasi solo un desiderio. In generale, cresce circondato di dubbi, interrogativi e resistenze. Ma, non so come, arriva un momento in cui il contatto con Gesù inizia a segnare decisamente la nostra vita.

Sono convinto che il futuro della fede tra di noi si stia decidendo, in buona parte, nella nostra coscienza, di noi che, in questi momenti, ci sentiamo cristiani. Proprio ora, la fede si sta ravvivando o si va estinguendo nelle nostre parrocchie e comunità, nel cuore di noi sacerdoti e fedeli che le formiamo.

La mancanza di fede inizia a penetrare in noi dal momento stesso in cui la nostra relazione con Gesù perde forza, o resta addormentata nella routine, nell’indifferenza e nel disinteresse. Per questo, Papa Francesco ha riconosciuto che “abbiamo bisogno di creare spazi motivazionali e risanatori… luoghi in cui rigenerare la fede in Gesù”. Dobbiamo ascoltare il suo appello.

 

NOUVELLE RELATION AVEC JESUS

José Antonio Pagola, Traducteur: Carlos Orduna, csv

Dans les communautés chrétiennes, il nous faut vivre une nouvelle expérience de Jésus, en ravivant notre relation avec lui. Il nous faut le placer décidément au cœur de notre vie. Nous devons passer d’un Jésus confessé de façon routinière à un Jésus accueilli de manière vitale. L’évangile de Jean fait quelques suggestions importantes à ce sujet, lorsqu’il parle du rapport entre les brebis et leur berger.

Tout d’abord, il faut “ écouter sa voix” dans toute sa fraîcheur et son originalité. Ne pas la confondre avec le respect des traditions ni avec la nouveauté des modes. Ne pas nous laisser distraire ou éblouir par d’autres voix étrangères qui, même si on les entend à l’intérieur de l’Eglise, ne communiquent pas la Bonne Nouvelle.

C’est important de se sentir appelés par Jésus “par notre nom”. Nous laisser attirer par lui personnellement. Découvrir petit à petit, et de plus en plus joyeusement, que personne d’autre que lui ne répond mieux à nos questions les plus décisives, à nos désirs les plus profonds et à nos besoins ultimes.

Il est décisif de “suivre” Jésus. La foi chrétienne ne consiste pas à croire des choses sur Jésus mais à le croire, lui ; à vivre en lui faisant confiance ; à nous inspirer de son style de vie pour orienter notre propre existence de façon lucide et responsable.

Quelque chose de vital, c’est de marcher en ayant Jésus “devant nous”. Ne pas faire la traversée de notre vie en solitaire. Expérimenter, à un moment donné, même si c’est imparfaitement, qu’il est possible de mener une vie enracinée en ce Dieu, qui en Jésus, s’offre à nous avec un visage plus humain et sauveur, plus proche et plus amical que toutes nos théories.

Cette relation vivante avec Jésus ne jaillit pas automatiquement en nous. Elle s’éveille dans notre cœur progressivement, d’une façon humble et fragile. Au début, ce n’est qu’un désir qui pousse, généralement, entouré de doutes, de questions et de résistances. Mais, à un moment donné, je ne sais pas comment, cette relation commence à marquer décisivement notre vie.

Je suis convaincu que l’avenir de la foi parmi nous est en train de se jouer, en bonne partie, dans la conscience de ceux qui en ce moment se sentent chrétiens. C’est maintenant même, que la foi est en train de croître ou de s’éteindre dans nos paroisses et communautés, dans le cœur des prêtres et des fidèles qui les constituent.

L’incroyance commence à nous habiter au moment même où notre relation avec Jésus perd de sa force, ou qu’elle est endormie par la routine, par l’indifférence ou par la négligence. C’est pourquoi, le Pape François a reconnu que « nous avons besoin de créer des espaces susceptibles de nous motiver et de nous guérir,…des lieux où il soit possible de régénérer la foi en Jésus ». Il nous faut faire attention à son appel.

 

A NEW RELATIONSHIP WITH JESUS

José Antonio Pagola.

In our Christian communities we need to live a new experience of Jesus, reviving our relationship with him. We need to put him decisively in the center of our life. We need to move from a Jesus confessed in a routine way, to a Jesus welcomed in a vital way. The Gospel of John gives us some important suggestions when it speaks of the relationship of the sheep with their Shepherd.

The first is “listen to his voice” in its full freshness and originality. Don’t cast it in relation to traditions or to the fad of the day. Don’t allow ourselves to be distracted or upset by other strange voices that, though they’re heard from within the Church, don’t communicate any Good News.

It’s important to feel ourselves called by Jesus “by our name”. We need to let ourselves be personally attracted to him. We need to discover, little by little and more joyfully each day, that no one responds like he does to our most decisive questions, our most profound yearnings, our deepest needs.

It’s decisive to “follow” Jesus. The Christian faith doesn’t consist in believing things about Jesus, but in believing IN Jesus: living and confiding in his person. We need to be inspired by his way of life in order to orient out own existence with clarity and responsibility.

It’s vital to walk with Jesus “right there ahead of us”. We don’t need to walk our life alone. We can experience at any moment, no matter how clumsily, that it’s possible to live our life from its root: from that God who is presented to us in Jesus, a God who is more human, more friend, closer and more saving than all our theories.

This living relationship with Jesus isn’t born in us automatically. It gets awakened in our interior in fragile and humble ways. At the beginning, it may be just a desire. Usually it grows surrounded by doubts, questions and resistance. But, I’m not sure how, there comes a moment when the contact with Jesus begins to mark our lives decisively.

I’m convinced that the future of the faith in our midst is being decided, for the most part, in the conscience of those who in such moments feel ourselves to be Christians. Right now the faith is being revived or is being extinguished in our parishes and communities, in the hearts of the priests and faithful that form them.

Unbelief starts to penetrate us from the very moment that our relationship with Jesus loses its force, or ends up put to sleep by routine, indifference and carelessness. That’s why Pope Francis has recognized that “we need to create motivational and healthy spaces…places to regenerate faith in Jesus”. We need to listen to this call.

 

BESTE HARREMAN BAT JESUSEKIN

José Antonio Pagola. Itzultzailea: Dionisio Amundarain

Kristau-elkarteetan beste harreman bat behar dugu bizi Jesusekin, harekiko harremana biziberrituz. Deliberatuki jarri behar dugu bera geure bizitzaren bihotzean. Ohikeriazko moduan aitortutako Jesus batetik, bizigiroan onartutako Jesusengana igaroz. Joanen ebanjelioak garrantzizko hainbat iradokizun egiten ditu ardiek beren Artzainarekin bizi behar duten harremanaz hitz egitean.

Lehenengoa da, «haren ahotsa entzutea», beraren freskotasun eta jatortasun betean hartuz. Nahastu gabe tradizioekiko errespetuarekin edota modaren berritasunarekin. Nahastu edo zoratu gaitzaten utzi gabe beste ahots arrotz batzuek, Elizaren barnean entzuten badira ere, Berri Ona komunikatzen ez dutenek.

Garrantzizkoa da, Jesusek «geure izenaz» dei egiten digula sentitzea. Hark berak erakar gaitzan utziz. Konturatzea pixkana, eta aldioro poz handiagoz, inork ez diela erantzuten Hark bezala gure galdera erabakitzaileenei, gure gurari sakonenei eta gure azken premiei.

Erabakitzailea da, Jesusi «jarraitzea». Kristau-fedea ez datza Jesusez gauzak sinestean, baizik hari berari sinestean: harengan konfiantza izanez bizitzean. Haren bizierak inspira gaitzan uztean, geure bizitza norabidetzeko argiro eta erantzukizunez.

Bizi-arazoa da ibiltzea, Jesus «geure aurrean» dugula. Ez egitea geure bizitzaren ibilbidea geuk bakarrik. Esperimentatzea halakoren batean, era traketsean bada ere, posible dela bizitza bizitzea bere hondo-hondoan arnastuz; Jesusengan eskaini zaigun Jainko horrengan arnastuz, geure teoria guztiak baino gizatarrago, adiskideago, hurbilago eta salbatzaileago eskaintzen zaigun horrengan, alegia.

Jesusekiko harreman bizi hau ez da jaiotzen gugan era automatikoan. Iratzarriz joan ohi da gure barnean era hauskor eta apalean. Hasiera batean, desio huts bezala kasik. Oro har, duda-mudaz, galdekizunez eta uzkurtasunez inguraturik hazi ohi da. Alabaina, ez dakit nola, iristen da une bat, zeinetan Jesusekiko ukipena deliberatuki hasten baita gure bizitza markatzen.

Konbentzimendua dut, kristau sentitzen garenon bihotzean momentu hauetan erabakiko dela, hein handian, gure fedearen etorkizuna. Gaur egun berean, biziberritzen edota itzaltzen ari da fedea gure parrokietan eta elkarteetan, haietako kide garen apaizen eta fededunen bihotzean.

Federik eza gure baitan sartzen hasten da, Jesusekiko gure harremana indarra galtzen hasten den momentutik, edota ohikeria, axolarik eta ardurarik eza direla-eta erdi lo gelditzen da. Horregatik, Frantzisko aita santuak aitortu du «gune motibagarri eta saneagarriak sortu beharrean garela… Jesusekiko fedea eraberritzeko lekuak, alegia». Jesusen deia entzun beharra dugu.

 

NOVA RELACIÓ AMB JESÚS

José Antonio Pagola. Traductor: Francesc Bragulat

A les comunitats cristianes necessitem viure una experiència nova de Jesús revifant la nostra relació amb ell. Posar-lo decididament en el centre de la nostra vida. Passar d’un Jesús confessat de manera rutinària a un Jesús acollit vitalment. L’evangeli de Joan fa alguns suggeriments importants en parlar de la relació de les ovelles amb el seu Pastor.

El primer és “escoltar la seva veu” en tota la seva frescor i originalitat. No confondre-la amb el respecte a les tradicions ni amb la novetat de les modes. No deixar-nos distreure ni atordir per altres veus estranyes que, encara que se sentin a l’interior de l’Església, no comuniquen la seva Bona Notícia.

És important sentir-nos cridats per Jesús “pel nostre nom”. Deixar-nos atreure per ell personalment. Descobrir a poc a poc, i cada vegada amb més alegria, que ningú respon com ell a les nostres preguntes més decisives, els nostres anhels més profunds i les nostres necessitats últimes.

És decisiu “seguir” Jesús. La fe cristiana no consisteix a creure coses sobre Jesús, sinó creure’l a ell: viure confiant en la seva persona. Inspirar-nos en el seu estil de vida per orientar la nostra pròpia existència amb lucidesa i responsabilitat ..

És vital caminar tenint Jesús “davant nostre”. No fer el recorregut de la nostra vida en solitari. Experimentar en algun moment, encara que sigui de manera maldestre, que és possible viure la vida des de la seva arrel: des d’aquest Déu que se’ns ofereix en Jesús, més humà, més amic, més proper i salvador que totes les nostres teories.

Aquesta relació viva amb Jesús no neix en nosaltres de manera automàtica. Es va despertant en el nostre interior de manera fràgil i humil. Al començament, és gairebé només un desig. En general, creix envoltada de dubtes, interrogants i resistències. Però, no sé com, arriba un moment en què el contacte amb Jesús comença a marcar decisivament la nostra vida.

Estic convençut que el futur de la fe entre nosaltres s’està decidint, en bona part, en la consciència dels que ara ens sentim cristians. Ara mateix, la fe s’està revifant o es va extingint en les nostres parròquies i comunitats, al cor dels sacerdots i dels fidels que les formem.

La increença comença a penetrar en nosaltres des del mateix moment en què la nostra relació amb Jesús perd força, o queda adormida per la rutina, la indiferència i la despreocupació. Per això, el Papa Francesc ha reconegut que “necessitem crear espais motivadors i sanadors… llocs on regenerar la fe en Jesús”. Hem d’escoltar la seva crida.

 

A NOVA RELACIÓN CON XESÚS.

José Antonio Pagola. Traduciu: Xaquín Campo

Nas comunidades cristiás necesitamos vivirmos unha experiencia nova de Xesús reavivando a nosa relación con el. Poñelo decididamente no centro da nosa vida. Pasar dun Xesús confesado de xeito rutineiro a un Xesús acollido vitalmente. O evanxeo de Xoán fai algunhas suxestións importantes ao falar da relación das ovellas co seu Pastor.

O primeiro é “escoitar a súa voz” en toda a súa frescura e orixinalidade. Non confundila co respecto ás tradicións nin coa novidade das modas. Non deixarnos distraer nin aparvar por outras voces estrañas que, aínda que se escoiten no interior da Igrexa, non comunican a súa Boa Noticia.

É importante sentírmonos chamados por Xesús “polo noso nome”. Deixármonos atraer por el persoalmente. Descubrir aos poucos, e cada vez con máis alegría, que ninguén responde coma el ás nosas preguntas máis decisivas, aos nosos anhelos máis profundos e ás nosas necesidades últimas.

É decisivo “seguirmos” a Xesús. A fe cristiá non consiste en crer cousas sobre Xesús, senón en crelo a el: vivirmos confiando na súa persoa. Inspirarnos no seu estilo de vida para orientarmos a nosa propia existencia con lucidez e responsabilidade.

É vital camiñarmos tendo a Xesús “diante de nós”. Non facermos o percorrido da nosa vida en solitario. Experimentarmos nalgún momento, aínda que sexa de xeito torpe, que é posíbel vivirmos a vida desde a súa raíz: desde ese Deus que se nos ofrece en Xesús, máis humano, máis amigo, máis próximo e salvador do que todas as nosas teorías.

Esta relación viva con Xesús non nace en nós de xeito automático. Vaise espertando no noso interior de forma fráxil e humilde. Ao comezo, é case só un desexo. Polo xeral, medra rodeado de dúbidas, interrogantes e resistencias. Pero, non sei como, chega un momento no que o contacto con Xesús empeza a marcar decisivamente a nosa vida.

Estou convencido de que o futuro da fe entre nós estase decidindo, en boa parte, na conciencia de quen nestes momentos nos sentimos cristiáns.

Agora mesmo, a fe estase a reavivar ou vai extinguíndose nas nosas parroquias e comunidades, no corazón dos sacerdotes e fieis que as formamos.

A increnza empeza a penetrar en nós desde o mesmo momento en que a nosa relación con Xesús perde forza, ou fica adormentada pola rutina, a indiferenza e a despreocupación. Por iso, o Papa Francisco recoñeceu que “necesitamos crear espazos motivadores e sanadores… lugares onde rexenerar a fe en Xesús”. Temos de escoitar a súa chamada.

 

 

eclesalia.net

Colombia: renuncia asesor de candidato presidencial uribista por escándalo de espionaje


Uno de los principales asesores del aspirante uribista a la presidencia de Colombia, Óscar Iván Zuluaga, que fue vinculado a un ingeniero acusado por la Fiscalía de efectuar escuchas ilegales al presidente y candidato, Juan Manuel Santos, renunció este miércoles a su cargo.

“Me retiro de la campaña, me voy a la calle”, dijo en una rueda de prensa Luis Alfonso Hoyos, quien reconoció haber acudido a un canal de televisión junto al experto informático Andrés Sepúlveda para ofrecer información obtenida tras interceptar los correos de Santos.

Este miércoles la Fiscalía emitió una orden de detención preventiva contra Sepúlveda, cuya oficina había sido allanada el martes, que fue acusado por el organismo de haber interceptado correos de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, con el objetivo de perjudicar el proceso de paz que adelantan gobierno colombiano y guerrilla en La Habana desde noviembre de 2012.

“Si hacer una escándalo porque yo me fui a hablar con un director de un medio de comunicación, de lo cual yo no me arrepiento, me hago un lado”, afirmó Hoyos.

A pocos días de la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 25 de mayo, este escándalo sucede a la renuncia el lunes del publicista venezolano Juan Rendón, quien trabajaba para la campaña de reelección de Santos, luego de haber sido acusado por la prensa de recibir dinero del narcotráfico.

Zuluaga es miembro del partido Centro Democrático, fundado por el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), un férreo opositor a los diálogos de paz con las FARC.

Zuluaga y Enrique Peñalosa, del movimiento de centro Alianza Verde, son -según las encuestas- los candidatos con mayor probabilidad de disputarle el cargo a Santos en una segunda vuelta, que tendría lugar el 15 de junio en el esperado escenario de que ningún aspirante alcance el 50% de los votos el 25 de mayo.

http://noticias.terra.com.pe/internacional/latinoamerica/colombia-renuncia-asesor-de-candidato-presidencial-uribista-por-escandalo-de-espionaje,5e74347cbe4d5410VgnCLD2000000ec6eb0aRCRD.html

COLOMBIA: Choque entre Iglesia y ONG’s por decisiones del Congreso a favor del aborto


06:51 pm

Choque entre Iglesia y ONG’s por decisiones del Congreso a favor del aborto

Por: RCN La Radio

El proyecto de ley aprobado en último debate por el Congreso que permite a mujeres víctimas de violencia sexual en el conflicto, abortar si así lo desean, desató un enfrentamiento entre la Iglesia Católica y organizaciones defensoras de los derechos de la mujer.

El padre Pedro Mercado, secretario adjunto de la Conferencia Episcopal, afirmó que con la aprobación de la iniciativa, se está imponiendo una política de Estado a favor del aborto.

“Hace 8 años tuvimos una sentencia que la Iglesia no comparte y que despenalizaba el aborto en tres casos específicos, ocho años después nos encontramos en un escenario diferente, ya no es la despenalización del aborto sino la posibilidad de que el aborto sea declarado como derecho y como derecho fundamental”, señaló.

Agregó que hay sectores a favor del aborto que presionan para que sean aprobadas estas iniciativas.

“Indudablemente ha habido un avance enorme promovido incuestionablemente por un poderoso lobby abortista, que en Colombia está ejerciendo mucha presión sobre las entidades del Estado para que animen estas soluciones a favor del aborto”, puntualizó.

Sin embargo, Carolina Melo, coordinadora de la Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres destacó la aprobación de la normativa y dijo que es una manera de reparar a las víctimas de violencia sexual.

“La importancia es total, y es que en los casos de violencia sexual el acceso a abortos legales y seguros es una forma de reparación de un delito donde las mujeres somos las principales víctimas, ni siquiera debería estarse discutiendo”, agregó.

Melo explicó que con esta decisión se ratifica lo dispuesto por la Corte Constitucional en la Sentencia C-355 de 2006, que despenalizó el aborto en tres casos específicos, entre ellos la causal de violación.

“Nadie alcanza a imaginarse lo que tiene que vivir una mujer que está sometida al influjo en las zonas de conflicto de todos los sectores armados, es que ni siquiera son unos contra otros, son todos contra ellas”, añadió.

La iniciativa dispone que en los casos de violencia sexual, la Fiscalía no podrá condicionar la determinación de la ocurrencia del hecho, a la presentación de pruebas físicas, ni podrá descartar la misma por la ausencia de rastros de AND, de fluidos u otros materiales.

Sin embargo, en la ley quedó aprobado que los médicos podrán acudir a la objeción de conciencia para decidir si aplican o no un procedimiento abortivo a una mujer víctima de abuso sexual en el conflicto.

 

COLOMBIA: Congreso aprueba aborto a Mujeres violadas en Conflicto armado


mayo 7, 2014 7:49 am

 

guerrilla-Un Proyecto de ley de Que permite abortar a las Mujeres violadas Por los Llamados Actores Del Conflicto Armado en Colombia-guerrilleros, Paramilitares o Agentes del Estado-, Aprobado FUE Por El Congreso de la República.

IGUALMENTE debate, la ley aprobada en el Senado en ÚLTIMO Y Que Pasara Una Sanción presidencial despues de la Conciliación Con La Cámara de Representantes, eleva sin Delito de Lesa Humanidad de La Violencia sexual contra las Mujeres Parrafo Evitar Que este pisos de criminalidad Quede en la Impunidad.

Sin embargo, la norma permite a los Médicos ACUDIR a la Objeción de Conciencia Parr Decidir si aplican o no sin pecado abortivo Procedimiento UNA MUJER Víctima de Violación En desarrollo del Conflicto.

Mismo ASI, la nueva ley garantiza el Acceso a la Justicia de las Víctimas de la Violencia sexual Dentro del Conflicto Armado.

Con ponencia del Senador John Sudarsky (Partido Verde), aprobó el Proyecto Sí de Ley 244 Modificacion Que los Artículos de la Leyes 599 de 2000 y 906 de 2004, Y Que Tiene Como Objetivo Proteger fundamental un Dentro sexual las Víctimas de Violencia del marco del Conflicto.

Segun la ley aprobada, en Adelante en los Casos de Violencia sexual, el ente Investigador no podra condicionar el Caso a la Presentación de Pruebas Físicas Parr ProBar el Delito.
ADEMAS SE presumirá la Vulnerabilidad de las Víctimas de Violencia sexual Porción Estar en Medio del Conflicto armado.

El Senador Juan Lozano (Partido de la U) propuso la inclusión de artículo nuevo un, Donde Sí atienda TODO lo Relativo a la Ruta de la Atención y Protección a las victimas Menores de EDAD.

 

http://www.radiosantafe.com/2014/05/07/congreso-aprueba-aborto-a-mujeres-violadas-en-conflicto-armado/

QUERIDO PAPA FRANCISCO, ESTOY MUY CONFUNDIDA.



http://questionsfromaewe.blogspot.com/2014/05/dear-pope-francis-im-really-confused.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+QuestionsFromAEwe+%28Questions+from+a+Ewe%29

 

Porque leí el mismo día en las noticias

 

Que los sacerdotes pedófilos están más allá de los controles del Vaticano

Mientras que la Curia se pasó nuevamente monjas estadounidenses sobre las brasas.

 

Con los sacerdotes abusadores afirman sus armas sólo llegan a la pared del Vaticano

Pero con las monjas estadounidenses, de repente a través del océano, esos mismos brazos pueden desparramarse?

 

Para los sacerdotes depredadores la Curia dice que deben respetar el derecho de cada país.

¿No deberían hacer lo mismo cuando las libertades constitucionales monjas estadounidenses están a la mano?

 

Tal como el juego de mis hijos solían jugar,

Ellos simplemente piensan que es “feliz Opposite Day?”

 

Porque en mi tierra, la tierra de las monjas en cuestión

Las mujeres libres de habla no son un problema, pero los sacerdotes de abuso sexual merecen encarcelamiento.

 

Los sacerdotes pederastas son sólo parte del problema.

El Vaticano ignora obispos barajar depredadores round-robin.

 

Entonces pretender que el problema desapareció y ningún tipo de preocupación es en vano

Hasta que recoger el papel y leemos “¡Vaya, otro quedó atrapado …”

 

El dinero se oculta; quiebras se presentan.

Obispos evadir la rendición de cuentas, mientras que las víctimas son vilipendiadas.

 

Y la persona que designa a todos los obispos … Pssst …. Ese es usted

En mi cultura se considera un poco responsable también

 

Papas nombran a todos los obispos que ordenan cada sacerdote.

Han censurado algunas personas rápidamente para apoyar determinadas causas, incluso en lo más mínimo.

 

Pero con los sacerdotes abusadores afirman por su propia admisión

Carecen de autoridad extra-Vaticano, o es que sólo una excusa para los pecados de omisión?

 

Esta impotencia selectiva cuando se trata de niños maltratados

Ha puesto realmente la reputación toda la Iglesia sobre los patines.

 

Y, lo sé por los laicos se ha declarado en repetidas ocasiones

Que la credibilidad de la jerarquía por sus propias acciones ha sido negada.

 

Si usted reclama fronteras nacionales le impiden detener sacerdotes depredadores

Debido a que usted piensa que ellos operan bestias incontrolables desconectados como independientes

 

Luego se abstengan amablemente desde la hipocresía obvia

De tratar de controlar monjas independientes que acusan de apostasía.

 

Ya sea que controles a la iglesia en todo el mundo o no

Pero por favor, parar con esta podredumbre moral relativista.

 

Si usted no puede controlar los sacerdotes entonces usted no controla monjas.

Si desea controlar sus hijas, por favor, primero controlar sus, hijos abusivas delictuosos.

 

La Curia habla de diálogo, pero emite edictos lugar.

Esto también es confuso de los chicos vestían de color rojo.

 

Me doy cuenta de que los obispos aprueban la existencia de las hermanas de las comunidades o no

Pero después de eso, la comunidad hace que la mayoría de las decisiones, pensé.

 

Las hermanas eligen a los líderes y votan los miembros y las normas de la comunidad.

Un obispo sólo escucha a ellos hacen votos de pobreza, mientras que vestido con su mitra y joyas.

 

Estoy tratando de entender por qué el CDF es tan frustrado.

Tal vez dándose cuenta de sus limitaciones potencias hace sentirse un tanto castrados?

 

¿O es que codician los hospitales y las escuelas de las hermanas

De esta manera inspirándoles a imponer reglas autoritarias?

 

Tal vez hay una brecha cultural que emerge del conocimiento de la lengua

Después de todo, la última traducción de la Misa expuesto sus habilidades en inglés por ser casi nula

 

Sin embargo, las prioridades son evidentes para la mayoría de las personas con niños

Pulgares arriba para las hermanas fuertes; Pulgares abajo por eclesiásticos negligentes

Publicado por   Bridget María Meehan   en   17:58

 

http://bridgetmarys.blogspot.com/

“El feminismo tiene que ser Patrimonio de la Humanidad”


La mexicana Marcela Lagarde diserta sobre los retos del feminismo en una conferencia en Sevilla: “Necesitamos pasar de la sensibilización a la formación, profundizar en la construcción de los derechos humanos de las mujeres”

Olivia Carballar / Sevilla / 1 may 2014 Seguir al periodista
Marcela Lagarde conversa con una asistente a la conferencia.Marcela Lagarde conversa con una asistente a la conferencia.
Por salvar la vida de miles y miles de mujeres, por ayudar a mejorar los días de toda la ciudadanía, por empujar hacia la construcción de las democracias, por convertir a las terrícolas en humanas, por hacer de las mujeres seres humanas con derechos humanos, por aportar la humanidad a las mujeres. Por todo ello, explicó ayer la feminista y antropóloga mexicana Marcela Lagarde,el feminismo debería ser Patrimonio de la Humanidad.
En una conferencia presentada por la directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Silvia Oñate, Lagarde invitó a las decenas de mujeres que abarrotaban el salón de actos de la Casa de la Provincia de Sevilla y una sala anexa con pantalla, a llevar la propuesta ante la Unesco. “Mientras no haya igualdad, será muy difícil eliminar la violencia”, insistió de manera clara. Porque no se trata de que haya más policías, ni cámaras de seguridad en las calles, ni de prohibir a las mujeres que salgan por la noche… Se trata, reflexionó Lagarde, de que los estados garanticen los derechos humanos. Están obligados y hay que exigirlo, destacó.
La investigadora, que acuñó el término feminicidio para describir los asesinatos en Ciudad Juárez y peleó para aprobar la ley de acceso de las mujeres a una vida libre sin violencia en México, realizó un recorrido por los hitos del feminismo y se detuvo en los retos: “Necesitamos profundizar en la construcción de los derechos humanos de las mujeres, porque apenas vamos por la a. Y nos faltan la b, la c, la d… Necesitamos fortalecer la formación feminista y las organizaciones feministas como nunca antes porque tenemos que enfrentar la reacción conservadora y patriarcal. Necesitamos defender y aumentar los derechos. Pasar de la sensibilización a la formación. Enseñar a las niñas que tienen derechos, que no tienen que embarazarse. Porque esto no se sabe por intuición. Se tiene que conocer, estudiar y comprender”, explicó.
Para ello, Lagarde abogó por reforzar las redes, por ir más allá del ayuntamiento, del barrio, de la ciudad. Incluso del país. “Cuando aquí se aprobó la Ley integral hubo una reacción en cascada en Latinoamérica”, puso como ejemplo. El feminismo, incidió, tiene que ser un movimiento global. Y debe haber también un día en el que todos y todas paremos los relojes, como cuando se apagan las luces como símbolo del ahorro energético.
“¿Hacer un partido feminista?”, se preguntó. “Si ya con los que hay nos va como nos va…”, se respondió automáticamente. Lo que sí dejó claro es que es la “hora de la política feminista”. Y de alfabetizar el feminismo: “Humana con a es la más bella palabra de nuestra lengua, renovada por el feminismo”, cerró su intervención parafraseando a María Zambrano. Las niñas y los escasos hombres que asistieron atendieron con atención.
http://www.andalucesdiario.es/.

El infierno, ¿existe todavía?


«…fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos…»

Credo de los Apóstoles

En la audiencia papal del miércoles 28 de julio de 1999, el entonces papa Juan Pablo II (ahora San Juan Pablo II) habló del Infierno. Recuerdo las polémicas que provocaron sus palabras. Los medios de comunicación, tan afectos al sensacionalismo, incluso los especializados en asuntos religiosos, anunciaron a los cuatro vientos titulares como: «¡El infierno no existe y, si existe, estaría vacío!». De esto hace ya quince años; lo recuerdo bien porque en ese entonces era Rector del Seminario Teológico Bautista Internacional, de Cali, Colombia (hoy Fundación Bautista Universitaria) y los estudiantes, ávidos de polémicas, hicieron de la noticia el tema de obligada discusión en cada clase.

¿Qué fue lo que dijo el Papa? El tema de su alocución había sido «El infierno como rechazo definitivo de Dios». Habló acerca de la realidad del infierno y dijo que no era un lugar físico. Explicó que es un estado que el pecador se construye de forma progresiva y definitiva por su aversión a Dios y su menosprecio al prójimo. Dijo que: «El infierno, más que un lugar, indica lasituación en que llega a encontrarse quien libre y definitivamente se aleja de Dios»[1]. La noticia era, por lo menos para los que no somos católicos, muy positiva (disculpen la ironía), si tenemos en cuenta que hasta el Concilio Vaticano II la Iglesia católica defendía la doctrina según la cual todo el que estuviere «fuera de la iglesia católica… caerá en el fuego eterno, que está preparado para el demonio y sus ángeles»[2] ¡Díganme, entonces, si no era buena noticia para nosotros los protestantes!

La algarabía por las declaraciones papales giró en torno al concepto teológico del infierno como un estado y no como un lugar específico. Un estado de separación eterna del Dios amoroso. Similar inquietud causaron las declaraciones del conocido teólogo evangélico, John R. W. Stott, cuando afirmó algo semejante. Stott, junto con otro autor inglés, David Edwards, escribió un libro titulado “Evangelical Essentials:A liberal-Evangelical Dialogue”; texto escrito en 1988. Los dos autores dedicaron las últimas seis páginas de su libro para hablar acerca de la naturaleza del infierno. Concluyeron que los incrédulos serían aniquilados por completo en su destino final y así no experimentarían un castigo eterno  como se había enseñado durante años en lo que ellos llamaron posiciones tradicionalistas.

Y es que, en los Evangelios, el infierno (la Ghenna), más que significar un lugar físico, simboliza la exclusión de la presencia de Dios. En algunas ocasiones, el símbolo es el fuego (Marcos 9: 43), en otras las tinieblas (Mateo 8: 12), en otras el Abismo (Apocalípsis 9: 2,3), pero lo que se destaca no es la descripción física del lugar (por cierto, no es posible un lugar de fuego literal y al mismo tiempo de tinieblas), sino el principio espiritual de la exclusión de la presencia divina. E. Y. Mullins, reconocido teólogo evangélico de comienzos del siglo XX, enseñaba acerca de estas afirmaciones bíblicas que «En su mayor parte son expresiones figurativas y simbólicas y deben interpretarse así»[3]. Son figuras que representan el espantoso destino de quienes contradicen los principios del Reino de Dios y su justicia. ¡Porque la injusticia no será eterna!

Entonces, sí hay infierno, pero no el de las llamaradas de fuego con ánimas sedientas en medio del calor. «El sufrimiento físico no sería un castigo adecuado para pecados espirituales… (porque) infligir un dolor puramente físico en el pecador, no sería adaptar su castigo a la naturaleza (espiritual) de sus pecados», dice el teólogo bautista de viejo corte tradicional, Walter T. Conner.[4]

He citado hasta ahora sólo autores evangélicos, ceñidos a la ortodoxia tradicional, porque bien conocido es que en las filas de la teología progresista quedan pocos autores, si es que quedan algunos, que sostengan la existencia de un infierno literal, dantesco, donde los pecadores a causa de la ira de Dios arden en un lugar de fuego que no cesa. Para estos, el infierno es una realidad expresada en lenguaje metafórico; una realidad que apela a la libertad del ser humano y a la indudable existencia del mal (a la que Dios pone fin). Creen en el infierno como estado, pero no como lugar.

Entre los teólogos latinoamericanos más ilustres está el ya fallecido Juan Luis Segundo. Segundo escribió un texto acerca del infierno en diálogo con la teología de Karl Rahner. Decía el teólogo uruguayo, tratando de interpretar a Rahner, que el infierno es «una actitud de alejamiento de Dios» que comienza «con esta existencia del hombre y que Dios respetaba en la futura»; así, «el infierno no es más ni menos que el dolor con que afectamos a otros, o el que, pudiendo evitar, no lo hacemos por temor, pereza o costumbre. En una palabra, por egoísmo»[5]. Es el ser humano quien se condena a sí mismo por su propio pecado y, cuando muere, su condenación, así como su terco alejamiento de Dios, se convierte en definitivo.

Por su parte, Juan Stam, querido teólogo y exégeta evangélico, dice que «mucho del lenguaje descriptivo del infierno tiene que ser figurado. Lo del gusano que no muere, no es para sacar una doctrina de la inmortalidad de los gusanos. Fuego y tinieblas son símbolos contradictorios, si se toman al pie de la letra, pero el ardor del fuego y el temor de la oscuridad son simbolismos. Un abismo sin fondo, como nos pasa a veces en las pesadillas, o el encontrarse fuera de un banquete, son otros de los muchas figuras que describen un juicio final y un veredicto de muerte».[6]

Pero, pese a lo que diga la teología, la imagen de un infierno con ardientes llamas y gobernado por un diablo con cuernos, tridente y cola, se resiste a desaparecer. La imaginería popular, católica y evangélica, seguirá construyendo sus «verdades» sobre el principio de que lo que se ha enseñado se seguirá enseñando y lo que se ha leído se seguirá leyendo de la misma manera y con el mismo sentido, por los siglos de los siglos. ¡Cómo si la fidelidad espiritual fuera sinónimo de terquedad teológica!

De todas maneras, no hay por qué dejar de seguir buscando una fe cristiana que tenga el amor como principio movilizador de las buenas acciones (el amor y no el miedo) y a Jesús como paradigma de vida y de servicio. Solo así lograremos comprender que la noción del infierno es una parte integrante de la propuesta humanizadora del Evangelio que entre símbolos y metáforas señala el triste destino de nuestras acciones cuando no tienen en cuenta el valor del ser humano.

El reto pastoral −¡y en esto que nos auxilien los biblistas y teólogos!- es cómo redescubrir la riqueza del lenguaje simbólico-metafórico de la Biblia para desarrollar una cosmovisión cristiana que nos ayude a interpretar la Historia, el acontecer humano y la vida en sus múltiples expresiones; que nos de esperanza, que aliente la solidaridad y profundice la confianza en medio de tanto terror, injusticia y dolor como el que vive nuestro mundo. Ni el diablo de cuernos y cola, ni el Dios anciano de barbas blancas, ni el infierno de Dante, ni el cielo de los conquistadores españoles nos ayudan en este propósito. Son literalismos que con el prurito de ser fieles al texto bíblico, lo traicionan.

El infierno, siguiendo las ideas de Juan Luis Segundo, debe ser presentado como «un elemento responsabilizador y animante que oriente el ejercicio de la libertad del creyente hacia la realización de sus valores más hondos».[7] Entonces, ¡el infierno existe todavía, pero no como lo imaginábamos! El infierno de llamas encendidas avivadas por los arpones del demonio y donde se consumen los impíos no es que haya dejado de existir; simplemente nunca existió.

[1] Juan Pablo II, en:  Lo que el Papa ha dicho sobre…, San Pablo,  Santiago de Chile, 1999, p. 33, 34.

[2] Citado por Hans Kung, en: El credo, Trotta, Madrid, 1995, pp. 172-173.

[3] E. Y. Mullins, La religión cristiana en su expresión doctrinal, Casa Bautista de Publicaciones, El Paso, Texas, 1980 (4ª. Ed. Corregida). P. 497.

[4] Walter T. Conner, Doctrina cristiana, Casa Bautista de Publicaciones,  El Paso, Texas, 1969 (2ª ed.) p. 384.

[5] Juan Luis Segundo, El infierno. Un diálogo con Karl Rahner, Lohlé-Lumen, Ediciones Trilce, Buenos Aires 1998, p. 179.

[6] Juan Stam, El juicio final, en:http://juanstam.com/dnn/Blogs/tabid/110/EntryID/353/Default.aspx

[7] Juan Luis Segundo, Op. Cit., contraportada.

http://www.lupaprotestante.com/lp/blog/el-infierno-existe-todavia/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: