CARTA A LOS REYES MAGOS


ecleSALia 3 de enero

de 2014

PREMIO ALANDAR 2011″

FERNANDO ALMANSA, fer.almansa@gmail.com

LOGROÑO (LA RIOJA).

 

ECLESALIA, 03/01/14.- Queridos Reyes Magos, como todos los años he tratado de ser bueno, aunque no sé si lo he conseguido. En todo caso os pido que me traigáis muchas cosas, porque vosotros sí sois buenos.

En primer lugar os pido que ya dejéis de ser Reyes, porque sobran reyes y príncipes vagos y moralistas en el mundo. Sobran casas Reales que no son reales. Monarcas que representan un esquema absolutista, machista y patriarcal de sociedades inmaduras y obsoletas. Reyes cazadores y militares, con armas a cuestas todo el día.

Queridos magos, os pido que abdiquéis de vuestra condición real, que en todo caso algún día alguien os atribuyó malintencionadamente, pues nada de real os atribuyen los evangelios.

Queridos magos de oriente, también os pido que renunciéis a vuestra magia  fantástica para quedaros en simple hombres; hombres humildes que fueron a adorar a un niño pobre de un suburbio, de una cueva. Hombres inteligentes y sabios, que supieron ver más allá del resplandor de las estrellas, para interpretar un mensaje de radical revolución y cambo social.  Así que con vuestro permiso os llamaré simplemente hermanos Gaspar Melchor y Baltasar, ni reyes, ni magos.

Queridos Hermanos Gaspar, Melchor y Baltasar, os pido que sigáis dando prioridad a lo más pequeño: a los niños, que son lo más grande de nuestra sociedad. A los pobres, que son el exponente máximo de nuestra miseria social y de nuestro deber moral de construir una sociedad mejor a partir de la lucha diaria por la justicia social.

Queridos hermanos, dejadme que os llame también hermanas, no es que crea que no tenéis el sexo bien definido, es que estoy seguro de que en el portal de Belén además de vosotros y los pastores, hubo una multitud enorme de mujeres que asistieron al parto, cuidaron del niño y de María, y probablemente dejaron  fuera de la cueva a José. Mi querido José siempre tan silenciado, tan observador, y humilde. Todas estas mujeres que no salen en las primeras escenas del Belén, pero saldrán en los momentos de la  muerte en cruz de este niño y en su posterior resurrección, seguro que estaban allí y como vosotros  y con vosotros Gaspar, Melchor y Baltasar, hubo muchas mujeres.

Queridas hermanas, os pido también que como cantaba Isabel a María, en este nuevo año que empieza se derribe a los poderosos, a los chorizos, a los políticos deshonestos, a los mentirosos institucionalizados, a los obispos infieles, a los presidentes ineptos, a los banqueros ladrones, a los injustos directivos, y a toda la escoria que flota en lo más alto de la sociedad. Y en cambio los humildes, los que sufren la crisis, el desalojo, los desahucios, el paro, la guerra, el hambre, la migración forzosa, triunfen en la revolución de la justicia que ya no puede esperar más.

Por último hermanos y hermanas me pido, os pido que caigamos en la cuenta que no hay reyes, ni magos, que somos todos y cada uno de nosotros los que hacemos la magia y los que administramos la justicia, con nuestras obras de cada día.

Queridos Reyes Magos, os prometo que el año que viene seré mejor. (Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

 

 

P.D.: No os olvidéis de traer la Paz.

 

Antonio Aradillas: “A la renovación de la Iglesia de Francisco le hace falta más presencia femenina”


Antonio Aradillas

“Se patrimonializa la canonización, cuando un Papa canoniza al otro”

“El pueblo de Dios no debería enterarse del obispo que va a tener por la prensa”

Jesús Bastante, 02 de enero de 2014 a las 08:07

 El cónclave es una treta para hacer pensar que hay una cierta democracia en la elección de los Papas

Antonio Aradillas y su 'autobiografía' del Papa/>

Antonio Aradillas y su “autobiografía” del Papa

(Jesús Bastante).- Antonio Aradillas viene a presentarnos su último libro: “Autobiografía soñada del Papa Francisco“, de la que dice que no le ha costado esfuerzo ninguno escribirla, “porque estoy totalmente identificado con el Papa”.
Desde la voz del Papa, Aradillas realiza una serie de críticas, como por ejemplo a la “especie de patrimonialización de la canonización, por la que un Papa canoniza al otro”, o al propio sistema de elección del pontífice: “El cónclave es una treta para hacer pensar que hay una cierta democracia en la elección de los Papas”, afirma el autor.

Cree necesario que tanto el Papa como los obispos renuncien, porque “nadie puede ser vitalicio”, y defiende que “a la renovación de la Iglesia de la mano del Papa Francisco le hace falta más presencia femenina, pero una presencia femenina con todas sus consecuencias”.

¿Cómo puede ser posible una autobiografía de Francisco no escrita por él?

Yo he hecho uso del género literario de la autobiografía en el sentido de que me he intentado meter de verdad en la piel del Papa. He intentado, escribiendo en primera persona del singular en presente del indicativo, describir a Francisco como Papa. Es decir, aprovechar los gestos y expresiones que está realizando como obispo de Roma, como si fuera una biografía que se escribe uno a sí mismo. Se trata de valerse de datos para describir la propia vida en sus distintos episodios. Así que éste ha sido el género literario que he utilizado, y no me ha costado esfuerzo ninguno porque estoy totalmente identificado con el Papa.

¿Tú como Papa hubieras elegido el nombre de Francisco?

Sí, porque después de haber leído bastante sobre la vida de San Francisco de Asís he llegado a la conclusión de que, en realidad, la identificación que se hace del Papa con la pobreza, encarnada en Francisco de Asís, es incompleta. Porque Francisco de Asís se distinguió principalmente por ser renovador, reformador de la Iglesia. Lo primero que soñó San Francisco de Asís fue que el monasterio de San Damián estaba a punto de derrumbarse, y en el sueño Dios le decía que lo reformara. Y San Francisco se puso a trabajar en ello. Inmediatamente después, Dios le habló en otro sueño de otra iglesita que también estaba a punto de derrumbarse. Y San Francisco intervino.
Entonces, llamado a una restauración renovadora, San Francisco sintió vocación de refundación de las iglesias. Se entrevistó con el Papa Inocencio III, pero él no quiso convertir en canónica la idea de Francisco de Asís. Y lo echó.
Pero resulta que luego el Papa tuvo un sueño en el cual vio que San Juan de Letrán estaba a punto de ser derruida. En su sueño aparecía un pobrecillo, y él lo identifico con el poverello de Asís. Entonces le llamó y le concedió toda clase de facilidades, con el fin de que aquella idea suya pudiera ser reconocida por la Iglesia, si no como orden religiosa, como algo similar.
Por tanto, la identificación vocacional del Papa con la idea de la reforma creo que emerge sobre cualquier otra idea, incluso sobre el mismo título de pobreza.

¿Cuáles serían las bases programáticas de tu pontificado?

En uno de los primeros capítulos, precisamente después de haber explicado por qué elegí el nombre de Francisco, me pongo en la voz del Papa para pedir que por favor no me canonicen. Que no me beatifiquen cuando me muera. ¿Por qué razón? Porque yo (el Papa) sé cómo se fraguan estas canonizaciones. No es que hable despectivamente ni dubitativamente de las canonizaciones, pero pienso que la mayor parte de ellas se deben a la euforia pseudoeclesiástica. Por otro lado, parece que hay ya una especie de patrimonialización de la canonización (un Papa canoniza al otro, uno tiene la seguridad de que el siguiente le va a canonizar a él…). De los últimos papas que hemos tenido, todos menos uno (que el pobrecito duró sólo 33 días) tienen ya iniciada una causa de beatificación o de canonización. Yo, como Papa, además me preguntaría de qué me van a hacer patrono. Imagínate que quieren hacer al Papa patrono de Argentina, menudo problema se plantearía… Además que eso implicaría que deberían investigar no sólo en las cosas florecidas de mi vida, sino también en mis miserias.

¿Otros elementos del programa?

Otra base que apuntaría, aunque muchos no estén de acuerdo, es que a la renovación de la Iglesia de la mano del Papa Francisco le hace falta más presencia femenina. Pero una presencia femenina con todas sus consecuencias. Presencia activa no es solamente poder dar la comunión. La mujer en la Iglesia necesita presencia consciente, exactamente igual que el hombre. La mitad de la Iglesia más uno, al igual que la humanidad, es mujer. Hoy las mujeres jóvenes están ausentes en la Iglesia, ya no son el devoto sexo femenino de antes, porque la Iglesia no les está dando las respuestas que sí está dando la medicina, la jurisprudencia, la cultura… todas las demás áreas de la vida. Hay algo que me intranquiliza mucho, y es que no pocos hombres me dicen “Bueno, Antonio, está bien lo que escribes y lo que defiendes de la mujer… pero por algo será si la misma Iglesia está prescindiendo hasta ahora de ellas”.

La Iglesia no permite a las mujeres que sean sacerdote o cardenal, mientras que sin ir más lejos, en Madrid, hemos tenido presidenta, gobernadora, alcaldesa… ¿Por qué no, entonces, una cardenala? Sin embargo, ¡imagínate lo que significaría a día de hoy en cualquier pueblo que el sacerdote fuera mujer! Con la capacidad de posibilidades excepcionales que tendría, pastorales, de promoción… en todos los sentidos. Además de que es un ejemplo que hace falta clamar a grito limpio en la sociedad y en la Iglesia de la actualidad.
Otro capítulo importantísimo de ese programa es todo lo relacionado con el ecumenismo. Yo estoy estudiando estos temas, y las verdad es que estoy desolado al ver cómo están planteadas las cuestiones, y al comprobar que, a pesar de que este Papa está ya haciendo muchos signos realmente reveladores, estamos muy lejos del ecumenismo.

Cuando hace poco el Papa recibió al arzobispo del Westminster y a su mujer, uno enseguida comenzó a preguntarse y a investigar si habían hablado del ecumenismo. Pero el ecumenismo no termina en el plano estrictamente religioso, porque lo religioso se adentra y se encarna permanentemente en la vida. Por tanto, que el Papa le preguntara al arzobispo por sus hijos y sus nietos, también es ecumenismo. Lo religioso no se puede identificar ni muchísimo menos tan sólo con el culto.
Tal y como están las cosas, creo que el ecumenismo es imprescindible. La Iglesia católica concibe el ecumenismo desde un punto de vista y desde una exigencia religiosizada de que el resto de confesiones se unan. Sus concilios no son ecuménicos, son concilios católicos. Es un equívoco, y no sólo afecta al culto (a las formas externas), sino a diversos aspectos.
Hay que ser respetuoso con la historia, con las culturas de los pueblos… y habría que recibir como cristianos, con todas sus consecuencias, a los ortodoxos, a los mormones… a lo que sean.

¿Sobre qué tema versaría tu primera encíclica?

Sobre la mujer. Perdónenme, pero estoy totalmente obsesionado con el tema de la mujer, al cual me he dedicado mucho. Por ejemplo, al tema de los malos tratos (y no sólo esos que aparecen teñidos de rojo y de vergüenza en los titulares de los periódicos, sino los otros malos tratos, que se viven en la intimidad del matrimonio, sustentados en pseudos-argumentaciones bíblicas y teológicas. Cuando escribí el libro negro de la Iglesia como último bastión del machismo, investigué qué significaba la mujer en la Iglesia desde un punto de vista filosófico. Entonces acudí a un gran filósofo: el padre Suárez, jesuita del siglo XVII. Me encontré con unos manuales en latín de sus obras completas, y en el último de los tomos encontré que en el índice sistemático decía “mujer”, y entre paréntesis advertía “véase pecado”. Es decir, que la mujer se identificaba con el pecado desde un punto de vista filosófico. Imagínate la tragedia intelectual que significa esto: que el concepto de pecado emerja sobre el concepto de persona.

Y como Papa, ¿dimitirías?

Hombre, claro. Creo que es elemental, en el sentido de que nadie puede ser vitalicio. Hay palabras que ya no tienen sentido.

¿Infalible, por ejemplo?

Por supuesto. Cuando la palabra infalible se intentó traducir al alemán, se vio que tenía muchas concomitancias con “impecable”. Y eso asustaba mucho.
Creo que, necesariamente, todos los obispos deberían renunciar antes de los 75 años. Porque un obispo con 75 años tiene 150 o más. Porque el sacerdote, como tal, nace viejo. no tiene familia, no se relaciona, no se tutea con la gente… La edad de una persona no se puede computar por los años que dice que tiene su Documento Nacional de Identidad. Así que, por favor, que los presbíteros se retiren.

De aquí en adelante ya no se será Papa para toda la vida, ad tempus. Ni siquiera párroco. ¿Qué hace un obispo en una diócesis más de 6 u 8 años? Deben jubilarse.

A mí me dan pena los obispos de España sobre todo, porque no pueden dejar de ser lo que son, porque han sido elegidos obispos metiendo en medio al Espíritu Santo, que se supone que interfiere. ¡Qué tendrá que ver el Espíritu Santo en esos nombramientos! Pero lo han hecho intervenir, y eso hace que ser obispo sea como una forma de ser y una forma de pensar, hasta sus últimas consecuencias. Por eso tienen que ser elegidos ad tempus. También se decía que los obispos tenían que estar identificados con su diócesis hasta que se murieran, porque eran indisolubles. Es todo muy conservador pero poco serio.
Es fundamental que intervenga más el pueblo de Dios. Que los canónigos desaparezcan ya, cuanto antes, porque no tienen ninguna razón de ser. Y que el pueblo de Dios no se entere del obispo que va a tener (y que ya está nombrado) por la prensa. Quien ha de regir al pueblo de Dios tiene que ser elegido. El pueblo de Dios tiene que intervenir de alguna manera.

¿Y debería el pueblo intervenir también en la elección del Papa, o está bien el sistema actual, en el que sólo los cardenales participan en el cónclave?

El cónclave es una treta para hacer pensar que hay una cierta democracia en la elección de los Papas. ¿Quién ha elegido a los cardenales, y en función de qué? Si fuera Papa, a mí me gustaría haber sido elegido (mientras no cambien más las cosas, que tienen que cambiar) por las Conferencias Episcopales. Porque entonces habría, al menos teóricamente, un principio de democracia.
Hay quienes dicen que la Iglesia no puede ser una democracia, pero ha habido dogmas de fe que se han declinado, y encíclicas recientes que más que bien hicieron mal (estoy pensando en la Humane Vite y los problemas que planteó al equilibrio psíquico de la pareja…), o pensando también en los confesionarios, etc.

¿Dónde podemos encontrar tu libro?

www.vnetlibrerias.com


TITULARES

-No me ha costado esfuerzo ninguno escribir su “autobiografía”, porque estoy totalmente identificado con el Papa

-La mayor parte de las canonizaciones se deben a la euforia pseudoeclesiástica

-Parece que hay una especie de patrimonialización de la canonización, por la que un Papa canoniza al otro

-A la renovación de la Iglesia de la mano del Papa Francisco le hace falta más presencia femenina, pero una presencia femenina con todas sus consecuencias

-Hoy las mujeres jóvenes están ausentes en la Iglesia, ya no son el devoto sexo femenino de antes, porque la Iglesia no les está dando las respuestas que sí están dando todas las demás áreas de la vida social

-La mitad de la Iglesia más uno, al igual que la humanidad, es mujer

-Que el Papa y los obispos dimitan es elemental, en el sentido de que nadie puede ser vitalicio

-Todos los obispos deberían renunciar antes de los 75 años, porque un obispo con 75 años tiene en la práctica 150 o más

-El pueblo de Dios no debería enterarse del obispo que va a tener por la prensa, sino participar en su nombramiento

-El cónclave es una treta para hacer pensar que hay una cierta democracia en la elección de los Papas

 http://www.periodistadigital.com/religion/libros/2014/01/02/antonio-aradillas-iglesia-religion-dios-jesus-papa-vaticano-mujer-francisco.shtml

El fenómeno Francisco, anhelo de los Estados Unidos en Valores, Liderazgo y Dios


Publicado el 02 de enero 2014 por Romero

| Por  el rabino Eric H. Yoffie  | 01 de enero 2014 | Huffington Post |

Hay mucha discusión vigorosa sobre lo que la elección del Papa Francis significará para el futuro de la Iglesia Católica. Las especulaciones sobre estos asuntos y todas las cuestiones de doctrina de la Iglesia y de la teología es mejor dejar a los creyentes católicos para abordar. Pero de interés para todos nosotros es el impacto que el Papa ya ha tenido en nuestro país, y lo que la respuesta le dice acerca de la religión en la sociedad estadounidense.

Este es un momento difícil para Estados Unidos. El nuestro es un país desanimado y desalentado. Muchos de nuestros ciudadanos están experimentando lo que Martin Luther King llamó “los valles oscuros y desolados de la desesperación.” Las familias están luchando y el desempleo es alto. América está seguro acerca de qué camino tomar en su casa y en el extranjero. Y mientras tanto, los líderes políticos nos decepcionan a cada paso. Son largas en doble lenguaje, la ampulosidad y el intrincado arte de la auto-preservación, pero corto en soluciones e inspiración.

En el pasado, la religión era una respuesta en tiempos como estos, cuando la vida era dura, encontramos el confort y la comunidad en nuestras iglesias y sinagogas. Pero de acuerdo a la sabiduría convencional, en esta ocasión los estadounidenses están buscando en otros lugares. Al parecer, más secular, cuidado con los dogmas y desconfiado de las instituciones, el 20% de los estadounidenses afirman que no tienen identidad religiosa en absoluto, que son los famosos Y entre esas edades 18 a 29, un asombroso 32% son “nones” nones “.. ”

Estados Unidos es un país religioso. Nunca, desde que comenzó el sondeo moderna, los americanos han distanciado en tan gran número de identificación religiosa formal. Y los comentaristas han aprovechado estos datos para sugerir que Estados Unidos está en una cuenca. Las preferencias de los jóvenes, se argumenta, presagian el colapso que viene de la religión organizada como hemos llegado a entenderlo. La tradición, la religión y la devoción son las categorías del pasado, los estadounidenses están dejando de lado los grandes sistemas religiosos y las jerarquías de nuestro tiempo y la búsqueda de respuestas en otros lugares,

Introduzca Papa Francis, cuya altísima popularidad upends todas estas teorías.

No sólo el Papa tiene un índice de aprobación de casi el 90% de los católicos estadounidenses, pero entre todos los estadounidenses, casi 3 de cada 4 lo ven favorablemente. En los primeros días de su pontificado, el interés y la emoción en su selección podría ser visto como un problema pasajero generada por los medios, sino que, 10 meses después, es evidente que algo más en el trabajo aquí. ¿Qué podría explicar el afecto y la estima en que este hombre – la figura religiosa definitiva “establecimiento”, responsable de la mayor burocracia religiosa en el mundo – se lleva a cabo?

No es, en mi opinión, sobre todo una cuestión de su views.Those político de la izquierda han aplaudido lo que ven como un giro hacia la izquierda dramático en la declaración del Papa, los de la derecha reclaman un cambio en el estilo de hacer política y no de fondo. Aunque me gusta la dimensión política de su mensaje, no exagero su importancia. Sus posiciones políticas no son tan diferentes de lo que sus predecesores han dicho, y en todo caso, los estadounidenses en su conjunto – y también los católicos, sospecho – no ven Francis principalmente como un “papa político”.

Lo que ellos ven, creo yo, es la profunda autenticidad de su liderazgo. Hambre de modelos de conducta y desesperados por las figuras de autoridad con valores creíbles y un verdadero centro moral, los estadounidenses se sienten atraídos por el Papa Francisco debido a su sentido de que él habla desde el principio y de hecho vive los valores que él enseña. Y no sólo eso, sino que también irradia compasión y humildad, así como el respeto a las personas de nuestra familia humana con la que se diferencia. El resultado es que los estadounidenses, que genera esperanza entre la oscuridad y el marasmo de la vida cotidiana, que nos mantiene frente, incluso en tiempos difíciles, en el sentido de la humanidad.

Que el Papa lo ha hecho en tan poco tiempo es un homenaje a su liderazgo y su comprensión de la condición humana. Eso lo ha hecho como el jefe de una burocracia religiosa masiva que, hasta hace poco, era visto como el escándalo-y corrupta, es nada menos que asombroso.

Pero hay más que eso. Sí, los americanos anhelan el liderazgo, pero no hay forma de separar Papa Francis partir de los valores espirituales que él encarna. El Papa no es sólo un líder, él es un líder religioso que, precisamente por su vitalidad religiosa, ha logrado tocar los corazones humanos. El fenómeno Papa Francis es un recuerdo, una vez más, que la espiritualidad y no la laicidad es la fuerza impulsora de la vida moderna, es su intensidad espiritual que lo distingue y que ofrece la mejor respuesta para el vacío espiritual de nuestro tiempo.

Es simplemente imposible entender las reacciones de los estadounidenses al Papa sin reconocer el trasfondo religioso que permanecen profundamente arraigados en la cultura americana. Estadounidenses – sea cual sea su afiliación religiosa, o falta de ella – sentir su poder espiritual. Y que el poder espiritual es la clave para la comprensión de sus observaciones sobre el capitalismo en la Evangelii Gaudium: yo no las leo como una plataforma política de izquierda, sino como el reconocimiento de que cualquier sociedad construida exclusivamente en valores de mercado y el esfuerzo individual se erosionan constantemente los lazos de solidaridad , la moral y la confianza de que el flujo de un compromiso con lo sagrado y la creencia en Dios.

Nada de esto debe entenderse en el sentido de que debemos abrazar las instituciones religiosas y credos como son. Papa Francis, me parece a mí, ha capturado la imaginación del público estadounidense al sugerir lo contrario. No puedo decir lo que significará su papado de la Iglesia católica, sino también entre el pueblo estadounidense, que es vista como muy arraigada en una antigua tradición religiosa y al mismo tiempo abierto a la recuperación y la transformación de los símbolos y las viejas creencias. Y ha llamado la atención de los estadounidenses, y especialmente los jóvenes estadounidenses, que afirman la modernidad pero que son susceptibles de una forma más espiritual de percibir el mundo.

Papa Francisco es un hombre de dones incomparables. Todos los que hacen el trabajo religioso en este país puede aprender de su ejemplo.

 

 

http://concernedcatholicsmt.org/the-frances-phenomenon-and-americas-yearning-for-values-leadership-and-god/

Una revolución democrática y pacífica


 

¡Abajo los palacios!! ¡Que vivan las casas de la democracia!!

 

Estoy recién vinculado Kairos Colombia y es la primera vez que les comparto un escrito. Son opiniones sobre la maravillosa e impactante coyuntura que desde Bogotá vive el país. Todavía resuenan en mi corazón las emociones y vivencias de la marcha y concentración de la noche de ayer viernes 13 de diciembre en que el pueblo de Bogotá colmó con su amplia diversidad, creatividad y firmeza la Plaza de Bolívar, ahora si la plaza de la democracia como lo dijo el Alcalde Petro. Y vienen a mí los recuerdos de las numerosas noches de movilización que durante la década del 80 adelantábamos compelidos por el “Sermón de la Montaña” gritando por la paz y la justicia y en defensa de los derechos humanos. El mismo cielo azul salpicado de nubes y el lucero que brilla por el occidente, que se experimentan al caer la tarde en la Sabana de Bogotá, concurrieron de nuevo y tercamente a la cita.

 

Se dice que la plaza estaba abarrotada de jóvenes y quizás sea cierto, pero quizás no sea completa esta descripción. Incluso puede decirse que este movimiento es un asunto de jóvenes que no tendrá futuro, como se decía en décadas pasadas. Lo que yo vi es la manifestación de la diversidad que nos conforma hoy: diversidad de generaciones, diversidad de preferencias sexuales, diversidad étnica, diversidad de creencias religiosas, diversidad de procedencias regionales, diversidad de luchas sociales y económicas, diversidades artísticas y estéticas, entre otras. Una amplísima y multicolor bandera articulada fina y delicadamente por el ejercicio de la dignidad, esa intangible y profunda percepción de sentir herida el alma por la decisión arbitraria y abismalmente desproporcionada de un personaje que ha convertido a la Procuraduría en un tribunal de inquisición y como arma letal de la extrema derecha.

 

La multitud manifestante no asistía en un velorio prolongado o no era espectadora de las sesiones paliativas de un futuro cadáver político como los partidos tradicionales, los medios de comunicación comercial y el uribismo lo anunciaban. La movilización es el rechazo contundente a la sucesiva e impune ocurrencia de “descabezamientos” políticos similares y a una persecución sistemática y planificada para sacar del camino las opciones de cambio democrático y alternativo que han surgido en este tempo. Es también la prevención frente a futuras sanciones que se vienen contra líderes y lideresas. Es la exigencia de justicia y respeto de los derechos humanos que debe significar la salida del Procurador y la transformación o eliminación de la Procuraduría. Es el grito nuevamente escuchado del “nunca más”.

 

Escribo estas líneas como un ciudadano que votó por Gustavo Petro Urrego para la alcaldía; como un petrista de tiempo atrás, desde la primera elección para la Cámara por Bogotá. Pero también como un crítico a su gestión cuando se ha equivocado y un crítico a sus comportamientos arrogantes y machistas. Pero quizás esta capacidad de equivocarse que tiene el alcalde es lo que nos tiene hoy congregados. La multitud movilizada no sigue a un caudillo de palabra electrizante y de actuar siempre exitoso. Tampoco sigue a un hombre bien parecido, de ojos claros y cuna adinerada. Gustavo Petro es quizás un ejemplo de lo que podría llamarse anti líder y es más bien una expresión de los rasgos que configuran el alma popular colombiana, como ha ocurrido con otros líderes, caso Jorge Eliecer Gaitán. La multitud movilizada percibe que se ha producido una agresión alevosa, injustificada e inaceptable a uno de los suyos por un representante de la minoría que ha gobernado por dos centurias al país y ha usado al Estado para enriquecerse, acumular poder y darle rienda suelta a su codicia. Es una afrenta propinada por una camarilla integrada por la antigua oligarquía (Pacho Santos como expresión), la extrema derecha religiosa y conservadora (Alejandro Ordoñez como ejemplo), las emergentes capas paramilitares y narcotraficantes (Uribe por ejemplo) y la derecha militarista (Contraria desde siembre a  la Constitución del 91).

 

Por ello es claro que de la injusta destitución e inhabilidad al alcalde está resurgiendo un movimiento de la sociedad bogotana que se extiende al país y se nutre de la fuerza del movimiento indígena del Cauca, del Congreso de los Pueblos y del movimiento campesino, entre otros. Con una agenda democrática, comprometido con el acuerdo de terminación del conflicto armado y convencido de la necesidad de establecer las transformaciones de la inequidad y de la exclusión que caracterizan a Colombia. Y por ello se abren las puertas para lo que Petro llamó “una revolución democrática y pacífica”, que surge de la política del amor y podría, ahora sí, refundar el país y resignificar los “palacios de gobierno”, estableciendo las “casas de la democracia” como signo del sentido de los cambios sociales y políticos.

 

En medio de estas tensiones, luchas y esperanzas se va cerrando este año. En Bogotá nos espera una novena, una navidad y un año nuevo de movilización y de fiesta, pues un signo del movimiento que parece juntar diferentes corrientes políticas, desde el centro hasta a la izquierda, es la alegría y la creatividad de la expresión artística y de la fiesta.

 

A todas y a todos alegría y esperanza en el nuevo año. Con la convicción de que hoy contamos con coyunturas favorables para los cambios, pero necesitamos de nuestra capacidad para seguir resistiendo e  innovando en un proceso de largo aliento. Falta, sin embargo,  integrar de mejor manera el movimiento de mujeres, el movimiento feminista y darle más espacio al movimiento ambientalista. Es decir, todavía hay mucho por hacer.

 

Mario Guevara Moreno
http://kaired.org.co

ME SENTÉ Y PINTE LA PAZ


 Me senté y pinté la Paz

(poema de un niño de 10 años extraída de la Agenda de los Derechos Humanos de 1988)

 

Hace unos años – en tiempo de luchas entre gente del mismo pueblo – un niño soñó y escribió lo siguiente:

Tenía una caja de colores

pero no tenia rojo

para la sangre de los heridos,

ni blanco para las manos y los rostros de los muertos,

ni tampoco amarillo

para las arenas ardientes del desierto.

Tenía, en cambio, naranja

para el amanecer y el crepúsculo,

y celeste para los nuevos cielos,

y rosado para los sueños jóvenes.

Me senté y pinté la paz.

¡Que el Dios de la Vida Plena y abundante nos guíe en la maravillosa tarea de ser cristianos y cristianas verdaderos!

¡Que el ejemplo de Jesús nos desafíe y comprometa a vivir y encarnar en el día a día los buenos discursos que hacemos!

¡Que el Espíritu de Dios, también sentido en la  Navidad, nos convoque a pensar en la construcción de la Paz, fundada en el amor y la práctica de la justicia!

…Pintemos la Paz… Feliz Navidad y un muy bendecido 2014

(Inés Simeone y Mercio Meneguetti, Iglesia Metodista en Uruguay)

http://clailiturgia.org

El mensaje del Papa en el contestador de las carmelitas de Lucena: «¿Qué andarán haciendo las monjas que no pueden atender?»


JOSÉ MARÍA GARCÍA / LUCENA
Día 02/01/2014 – 20.36h

El Pontífice volvió a llamar más tarde para desearle feliz año a la congregación y a todo el pueblo de Lucena

«¿Qué andarán haciendo las monjas que no pueden atender? Soy elPapa Francisco, quiero saludarlas en este fin de año, veré si más tarde las puedo llamar, que Dios os bendiga». Este es el mensaje que el obispo de Roma grabó en el contestador automático del convento de lasMadres Carmelitas Descalzas de Lucena el pasado 31 de diciembre. La comunicación se produjo a las 11:45 horas. El Papa cumplió su promesa y a las 19:15 horas repitió la llamada y, finalmente, logró conversar con la comunidad de religiosas. «No se dejen quitar la esperanza», señaló. (Escucha aquí el mensaje que el Papa dejó en el contestador)

Sor Adriana de Jesús Resucitado, priora de la congregación, manifestó este jueves que la relación con las tres monjas argentinas que residen en la avenida de Santa Teresa, número 6 de Lucena, empezó hace 15 años, cuando Jorge Mario Bergoglio era arzobispo de Buenos Aires. «Siempre llamaba pidiendo oraciones y se interesaba por nosotras, aunque nunca hubo un trato directo y personal».

«Nosotras nos vinimos a España cuando Su Santidad ocupaba el cargo de obispo auxiliar de Buenos Aires». Sor Adriana aseguró que ya en Argentina era muy conocido como director espiritual y que tenía fama por su «santidad».

Hace algún tiempo, cuando el actual pontífice impartió los ejercicios espirituales a la Conferencia Episcopal Española, estuvo a punto de trasladarse a Lucena. En aquel momento ostentaba la dignidad de cardenal primado de Argentina y habló con monseñor Asenjo Pelegrina –antiguo obispo de la Diócesis de Córdoba-. «Lo mandaron marchar a Roma por el sínodo y nos llamó para explicar el cambio de plan».

Estaban rezando

El Papa Francisco marcó el número del monasterio carmelita, en primer lugar, a las 11:45 horas. «En ese momento estábamos rezando ya que seguimos la vida de observancia y fue a parar al contestador. Nos dio mucha pena, pero como dijo que lo iba a volver a intentar, en cualquier instante esperábamos un llamado de él», explicó Sor Adriana.

El mensaje del Papa en el contestador de las carmelitas de Lucena: «¿Qué andarán haciendo las monjas que no pueden atender?»

JMG
Fachada del convento de las Carmelitas Descalzas de Lucena

«Estuvimos hablando durante 15 minutosy, como siempre, nos preguntó cómo estábamos, vino toda la comunidad –tres argentinas, una venezolana y una española- y le pedí licencia para que toda la comunidad lo escuchara a través del sin manos, a lo que él respondió que sí, por favor».

Según la madre Adriana, el Papa Francisco insistió en trasladar mensajes de ánimo, esperanza y alegría. «Nosotras le apuntamos que estábamos en un barrio de la periferia de Lucena, de gente trabajadora, humilde y que lo están pasando mal, pero que él caía bien».

Un saludo para todo el pueblo

Cuando el Santo Padre escuchó este comentario, «se puso serio». «Por favor, por favor, les pido que a todo el mundo, que de una manera u otra se relacione con vuestro monasterio, le digan que el Papa les manda un saludo». Sor Adriana aclaró a este medio, que el saludo argentino encierra connotaciones cariñosas, fraternales, de recuerdo y de bendición. «Especialmente se acordó de los que lo están pasando mal y extendió su saludo, su bendición y el deseo de un feliz año a todo el pueblo de Lucena».

El diálogo entre el Papa Francisco y las religiosas discurrió en un ambiente de cercanía, de amistad, de diálogo. «Es el mismo de siempre». Sor Adriana recuerda que un objetivo del Papa es que nadie se sienta excluido por razón de fe o de creencia. «Jamás pensamos que nos podría llamar, aunque sabíamos que estábamos en su corazón porque nos conocíamos desde hace muchos años, pero no nos imaginábamos que le robaríamos el más mínimo tiempo. Es una alegría inmensa», resume sor Adriana de Jesús Resucitado.

El Papa, para concluir, prometió que enviaría hasta el convento lucentino un ejemplar de su última exhortación «Evangelii Gaudium» (La alegría del Evangelio). «El manjar más delicioso para el demonio es la tristeza», es una de las sentencias que el Papa incluye en el citado documento.

 

 

http://www.abc.es/sociedad/20140102/abci-papa-francisco-carmelitas-lucena-201401021819.html

ElPapel del Vaticano para centrarse en la Teología de la Mujer…


 La plena igualdad de las mujeres, incluyendo las mujeres sacerdotes es la voz de Dios en nuestro tiempo!

 
 

Papel del Vaticano para centrarse en la teología de la mujer


(Radio Vaticano) El periódico del Vaticano inserción mensual de L’Osservatore Romano “Las mujeres de la Iglesia Mundial” (Donna Chiesa Mondo) ofrecerá una serie de artículos se centra en la teología de las mujeres, a partir de su próxima edición de enero 2-3. La serie viene en respuesta a los reiterados llamamientos Papa de Francisco para un nuevo examen de la “teología de la mujer” en la Iglesia. Como editor Lucetta Scaraffia explica en un editorial de enero de cada mes un varón o hembra teólogo analizarán “esta pregunta abierta central para la Iglesia de hoy “como un medio para” enriquecedora … la discusión “sobre las contribuciones a la y el papel de la mujer en la Iglesia.teólogo y escritor italiano Mons. Pierangelo Sequeri será el primero al autor una pieza de la serie. El inserto mensual también destaca la familia que será el tema central del Sínodo de los Obispos en octubre de 2014

Text from page http://en.radiovaticana.va/news/2013/12/31/vatican_paper_to_focus_on_theology_of_women/en1-760100 
of the Vatican Radio website 

 
 
 
Consejos de Bridget Mary: 
¿Qué tal una teología de los hombres? Espero que esto no es un nuevo intento de endulzar la ciudadanía de segunda clase de la mujer en la iglesia. La igualdad plena de la mujer como la voz de Dios en nuestro tiempo. La Iglesia no puede seguir discriminando a las mujeres y culpar a Dios por ello! 
Consultar con las mujeres sacerdotes y nuestras comunidades que viven igualdad el Evangelio ahora. 
 
 
Bridget María Meehan, ARCWP 
www.arcwp.org
 
Remitido al e-mail

 

__._, _.___

Homilía semanal del P. Jim Hogan para 05 de enero 2014


Publicado el 02 de enero 2014 por Romero

• Isaías 60:1-6 • Efesios 3:02-3a, 5-6 • Mateo 2:1-12 • Epifanía del Señor Un ’14 •

Lecturas Bíblicas:  Solemnidad de la Epifanía del Señor

Print PDF:   Semanal Homilía 01.05.2014

Jim Hogan4Tanto Mateo como Lucas introducen sus evangelios con “Infancia Narrativas.” Estos relatos fueron compuestas para guiarnos en “el misterio de Cristo.” No son relatos de los acontecimientos históricos, sino reflexiones teológicas. Este precioso retablo de una estrella y “Magos de Oriente” es un ejemplo de lo que esto significa. Mateo no está describiendo un evento que realmente ocurrió. Él está introduciendo al lector en “el Misterio de Cristo.”

El nombre litúrgico de esta visita de los Reyes Magos es “Epifanía.” No escuchamos esa palabra muy a menudo. Significa “una manifestación”, “una apariencia”, o “un” insight “. Repentina Mi tarea en esta homilía es para ayudar a todos nosotros apreciamos el” insight “Mateo pretende transmitir en esta historia. Esa “visión” es el sentido y el significado de “el misterio de Cristo.”

Los que están en la comunidad de Mateo eran principalmente Judios. Eligen a seguir el camino de Jesús de Nazaret porque estaban convencidos de que era el Mesías tan esperado. Mateo quiere que sus lectores saben que en Jesús está surgiendo una nueva creación como él, como un nuevo Moisés, nos libera de todo lo que nos impide ser plenamente humano.

Al igual que todos los pueblos del Medio Oriente, Mateo y su comunidad estaban sujetos a César. Cada día que oyeron repetidamente que César era el Divino, el Señor del Universo, el Salvador del mundo, el Príncipe de la Paz. Esta era una blasfemia para los oídos de tanto Judio y cristiana. Con esta historia de Matthew contrarresta esas afirmaciones. Mateo está recordando a sus lectores los títulos describen a Jesús. Cristo – y no César nos libera de todo lo que nos impide ser plenamente humano.

No hay más que la visita de los Reyes Magos. Este texto es relevante hoy en día, ya que nos dirige hacia nuestro futuro. El cristianismo es acerca del “misterio de Cristo” y “El Misterio de Cristo” es nuestro futuro. Como nuestros antepasados ​​leen los evangelios como relatos literales, el cristianismo se transformó en nostalgia histórica de algo en el pasado.Cielo o la vida eterna surgieron como metáforas significativas acercándonos a nuestro futuro, pero estas metáforas se han convertido en abstracciones vagas para la mayoría de la gente hoy en día.

“El misterio de Cristo” es acerca de nuestro futuro. Nuestro hermano cuyo nacimiento entre nosotros celebramos es mucho más que un ser humano en particular, mucho más que un solo niño que nació hace mucho tiempo en una tierra lejana. Él es el mejor de lo que somos. En él reside la esperanza de que nos estamos convirtiendo. Cristo encarna “la máxima aspiración de todo ser humano, el deseo más profundo de cada corazón humano.Cristo es el amante para quienes anhelamos y en cuya ausencia nuestro corazón está inquieto “.

Nosotros lo denominamos el “Cristo”, porque él es el “punto Omega”, la última fuerza de atracción para el universo. En las aldeas de Galilea, nos despertó a una nueva realidad llamado “el reino de Dios.” En Cristo, un nuevo ser, una “nueva creación” ha comenzado a surgir y se invita a todos los pueblos de todos los continentes, naciones, grupos étnicos o religiones a participar en el mismo. “Reyes Magos de Oriente” de Mateo simboliza esta “nueva creación.” En Cristo, con toda nuestra diversidad, están siendo atraídos a esa “nueva creación” y un día vivirán y conscientemente interactuar con un amor incondicional.

La evolución es el proceso. Es el proceso a través de y en medio de las cuales el Creador nos ha traído a la existencia. Desde el principio, nuestra familia humana ha ido evolucionando hacia una mayor unidad, vida más plena. La evolución es el movimiento hacia adelante, nunca es suave, nunca libre de la lucha y el dolor, siempre nos atrae a la mayor unidad que es el amor.

Creo que todo lo que he tratado de expresar en estos pensamientos! Sin embargo, la gente en Siria y tantos de nuestros hermanos y hermanas en muchos lugares están luchando para sobrevivir la guerra civil, la violencia y la discordia. Su circunstancia plantea una cuestión acuciante para todos nosotros. ¿Está la familia humana realmente evolucionando hacia una mayor unidad? Yo creo que sí. Confío en que vamos a seguir haciéndolo a medida que permitimos que nuestro conocimiento y relación con Cristo para dirigir nuestras vidas y nos mueven hacia adelante. Es decir, “el Misterio de Cristo!”

 

http://concernedcatholicsmt.org/weekly-homily-from-father-jim-hogan-for-january-5-2014/

George, mi hermano. Por Jacques Gaillot, obispo de Partenia


02 de enero 2014

er enero 2013

Después del lanzamiento del Padre Georges Vandenbeusch

George, mi hermano.  Por Jacques Gaillot, obispo de Partenia

Hermano Georges,

 

Te queremos, que está aquí en libertad

en el que celebramos el Año Nuevo.

La sorprendente noticia de su liberación nos sorprendió.

Las campanas de su antigua parroquia comenzaron a sonar peal

en todas partes para anunciar las noticias felices.

 

Hermano Georges,

 

Su rostro, con los ojos brillantes, se hizo familiar

y su nombre está en nuestros labios.

En su posesión, que han experimentado la separación, el sufrimiento, la soledad.

Pero seguiste tu dignidad.

A pesar de las dificultades, nadie podía soportarlo.

La dignidad es parte de ti. Les pertenece a ustedes.

 

Hermano Georges,

 

Sus captores se han beneficiado de su presencia,

Porque eres un hombre libre que no tiene miedo de nadie.

¿Quieres salir de la tierra de África, donde ha sido eliminado.

Su libertad interior da a sus palabras un carácter de autenticidad y profundidad.

La libertad es contagiosa. Siempre son las libertades que generan otras libertades.

 

Hermano Georges,

 

Ahora está conectado más que nunca a todos los rehenes

Tu palabra será el precio y el peso para facilitar su liberación.

Volviendo a una tierra de paso y el riesgo, serás respetado.

Nos lleva en solidaridad sin fronteras para cada hombre es un hombre.

Lo que hemos hecho por ti, lo haremos por los demás, porque el otro es un hermano.

 

 

George, dinos cuál es tu secret.Pour llevar su vida de una manera tan humana y tan valiente.

Con un corazón que no conoce el resentimiento, sino ternura.

Usted es un hombre de oración, habitado por una presencia. Usted parece estar acompañado por todas partes usted va.

Cuéntanos cuál es tu secreto para su presencia augura que Dios está con nosotros.

 

JacquesGaillot

Obispo de Partenia

 

http://partenia2000.over-blog.com/2014/01/georges-mon-fr%C3%A8re.-par-jacques-gaillot-%C3%A9v%C3%AAque-de-partenia.html

Francisco: “A María le confiamos nuestros deseos, especialmente el hambre y la sed de justicia, de paz y de Dios”.


 Texto integro homilía. Audio y video

El Papa oficia la primera misa de 2014 con la mirada puesta en la Virgen

“Nuestra esperanza tiene su razón de ser en la bendición de Dios”

(José Manuel Vidal).- Primera misa de 2014 del Papa Francisco. Para celebrar la Jornada mundial de la Paz, en la solemnidad de Santa María madre de Dios. Y a ella, a la Virgen, dedicó el Papa toda su homilía e hizo repetir a los presentes por tres veces el máximo título de la Virgen: “Madre de Dios, madre de Dios, madre de Dios”.
En la Basílica se respira el aire de lasgrandes solemnidades. El Papa viste una sencilla casulla con una franja azul. Rodeado de los cardenales y monseñores de la Curia, sacerdotes, seminaristas, frailes, monjas, diáconos y fieles, asi como diversas autoridades y embajadores.
El Papa cruza las manos sobre el pecho y se recoge en oración, mientras el coro de la Capilla Sixtina entona el Credo y el Gloria. De vez en cuando, levanta la cabeza y mueve los labios recitando lo que el coro canta.
La primera lectura del libro de los Números en francés. La segunda lectura de San Pablo a los Gálatas en inglés. El evangelio de Lucas, cantado en latín por un diácono. “María conservaba todas estas cosas en su corazón”.
Extractos de la homilía del Papa
“Palabras de fuerza, de coraje, de esperanza”
“No sólo esperanza ingenua”
“Esta esperanza tiene su razón en la bendición de Dios”
“Madre de Dios es el título esencial de la Virgen”
“En el Concilio de Efeso fue definida la divina maternidad de María”
Recuerda la primera basílica dedicada a la Virgen en Roma, la de Santa María la Mayor
“El sensus fidei que, en su unidad, nunca se equivoca”
“Nuestro itinerario de fe es igual al de María”
“Ella también tuvo que avanzar en el peregrinaje de la fe”
“La madre de Dios se convirtió en madre nuestra”
“María se convierte en fuente de esperanza y de alegría auténtica”
“Anuncio del Evangelio gozoso y sin fronteras”
“A Ella le confiamos nuestro itinerario de fe, nuestros deseos y especialmente el hambre y la sed de justicia, de paz y de Dios”
Pide a la gente que invoquen a la Virgen por tres veces: “Madre de Dios, madre de Dios, madre de Dios”
Escuchar audio por radio Vaticana, aquí
 

Papa Francisco: Dios a través de María cuida a la humanidad

La bendición de Dios a la humanidad se cumplió en María. Lo dijo el Papa Francisco en su homilía del 1° de enero, fiesta de la Madre de Dios. La Madre del Redentor nos precede y continuamente nos confirma en la fe, en la vocación y en la misión. Con su ejemplo de humildad y de disponibilidad a la voluntad de Dios nos ayuda a traducir nuestra fe en un anuncio del Evangelio gozoso y sin fronteras. De este modo, nuestra misión será fecunda y modelada según la maternidad de María. A Ella le encomendamos nuestro itinerario de fe, los deseos de nuestro corazón, nuestras necesidades, las necesidades del mundo entero, especialmente el hambre y la sed de justicia y de paz; y la invocamos todos juntos: ¡Santa M …
 
Texto íntegro de la homilía del Papa
La primera lectura que hemos escuchado nos propone una vez más las antiguas palabras de bendición que Dios sugirió a Moisés para que las enseñara a Aarón y a sus hijos: «Que el Señor te bendiga y te proteja. Que el Señor haga brillar su rostro sobre ti y te muestre su gracia. Que el Señor te descubra su rostro y te conceda la paz» (Nm 6,24-26). Es muy significativo escuchar de nuevo esta bendición precisamente al comienzo del nuevo año: ella acompañará nuestro camino durante el tiempo que ahora nos espera. Son palabras de fuerza, de valor, de esperanza. No de una esperanza ilusoria, basada en frágiles promesas humanas; ni tampoco de una esperanza ingenua, que imagina un futuro mejor sólo porque es futuro. Esta esperanza tiene su razón de ser precisamente en la bendición de Dios, una bendición que contiene el mejor de los deseos, el deseo de la Iglesia para todos nosotros, impregnado de la protección amorosa del Señor, de su ayuda providente.
El deseo contenido en esta bendición se ha realizado plenamente en una mujer, María, por haber sido destinada a ser la Madre de Dios, y se ha cumplido en ella antes que en ninguna otra criatura.
Madre de Dios. Este es el título principal y esencial de la Virgen María. Es una cualidad, un cometido, que la fe del pueblo cristiano siempre ha experimentado, en su tierna y genuina devoción por nuestra madre celestial.
Recordemos aquel gran momento de la historia de la Iglesia antigua, el Concilio de Éfeso, en el que fue definida con autoridad la divina maternidad de la Virgen. La verdad sobre la divina maternidad de María encontró eco en Roma, donde poco después se construyó la Basílica de Santa María «la Mayor», primer santuario mariano de Roma y de todo occidente, y en el cual se venera la imagen de la Madre de Dios -la Theotokos- con el título de Salus populi romani. Se dice que, durante el Concilio, los habitantes de Éfeso se congregaban a ambos lados de la puerta de la basílica donde se reunían los Obispos, gritando: «¡Madre de Dios!». Los fieles, al pedir que se definiera oficialmente este título mariano, demostraban reconocer ya la divina maternidad. Es la actitud espontánea y sincera de los hijos, que conocen bien a su madre, porque la aman con inmensa ternura.
María está desde siempre presente en el corazón, en la devoción y, sobre todo, en el camino de fe del pueblo cristiano. «La Iglesia… camina en el tiempo… Pero en este camino -deseo destacarlo enseguida- procede recorriendo de nuevo el itinerario realizado por la Virgen María» (JUAN PABLO II, Enc. Redentoris Mater, 2). Nuestro itinerario de fe es igual al de María, y por eso la sentimos particularmente cercana a nosotros. Por lo que respecta a la fe, que es el quicio de la vida cristiana, la Madre de Dios ha compartido nuestra condición, ha debido caminar por los mismos caminos que recorremos nosotros, a veces difíciles y oscuros, ha debido avanzar en «la peregrinación de la fe» (CONC. ECUM. VAT. II, Const. Lumen gentium, 58).
Nuestro camino de fe está unido de manera indisoluble a María desde el momento en que Jesús, muriendo en la cruz, nos la ha dado como Madre diciendo: «He ahí a tu madre» (Jn 19,27). Estas palabras tienen un valor de testamento y dan al mundo una Madre. Desde ese momento, la Madre de Dios se ha convertido también en nuestra Madre. En aquella hora en la que la fe de los discípulos se agrietaba por tantas dificultades e incertidumbres, Jesús les confió a aquella que fue la primera en creer, y cuya fe no decaería jamás. Y la «mujer» se convierte en nuestra Madre en el momento en el que pierde al Hijo divino. Y su corazón herido se ensancha para acoger a todos los hombres, buenos y malos, y los ama como los amaba Jesús. La mujer que en las bodas de Caná de Galilea había cooperado con su fe a la manifestación de las maravillas de Dios en el mundo, en el Calvario mantiene encendida la llama de la fe en la resurrección de su Hijo, y la comunica con afecto materno a los demás. María se convierte así en fuente de esperanza y de verdadera alegría.
La Madre del Redentor nos precede y continuamente nos confirma en la fe, en la vocación y en la misión. Con su ejemplo de humildad y de disponibilidad a la voluntad de Dios nos ayuda a traducir nuestra fe en un anuncio del Evangelio alegre y sin fronteras. De este modo nuestra misión será fecunda, porque está modelada sobre la maternidad de María. A ella confiamos nuestro itinerario de fe, los deseos de nuestro corazón, nuestras necesidades, las del mundo entero, especialmente el hambre y la sed de justicia y de paz; y la invocamos todos juntos: ¡Santa Madre de Dios!
RD

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: