EE.UU.Las 22 senadoras piden al Congreso que combata el acoso sexual


En una carta, los senadores dicen que sintieron “decepción porque el Senado no haya promulgado reformas significativas” sobre cómo se manejan las quejas
Senador Kirsten Gillibrand de Nueva York.
 Senadora Kirsten Gillibrand de Nueva York. Ella se encuentra entre las 22 senadoras que escribieron una carta a los líderes de la mayoría del Senado alegando acoso sexual: “la inacción es inaceptable”. Fotografía: Jim Lo Scalzo / EPA

El Senado debe comenzar a debatir sobre la legislación que ayuda a las personas que trabajan en el Congreso a presentar denuncias de acoso o discriminación sexual, las 22 senadoras dijeron el miércoles en una carta a los líderes de la cámara.

“La inacción es inaceptable”, escribió el grupo al líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, y al líder de la minoría, Chuck Schumer, en una inusual exhibición bipartidista de presión pública sobre los líderes del partido.

Hay 18 senadoras demócratas y cuatro republicanas.

La Cámara de Representantes aprobó en febrero una legislación que exige que los legisladores que sean culpables de infracciones reembolsen al tesoro en un plazo de 90 días si han utilizado dinero federal para pagar reclamaciones contra ellos. Las listas de oficinas que llegan a acuerdos de acoso sexual se publicarán dos veces al año.

La legislación también aceleraría los procesos promulgados en 1995 para las denuncias de acoso, eliminando el asesoramiento y la mediación requeridos antes de que las personas puedan presentar casos. Los empleados pueden trabajar fuera de la oficina mientras se investigan sus quejas.

David Popp, un portavoz de McConnell, dijo que no sabía cuándo un grupo bipartidista terminaría de elaborar un proyecto de ley del Senado. Añadió que McConnell “ayuda a los miembros a ser personalmente y financieramente responsables de la conducta sexual inapropiada en la que se hayan comprometido”.

En una declaración escrita, Schumer dijo: “Estamos totalmente de acuerdo en que el Senado debe tomar rápidamente una legislación para combatir el acoso sexual en el Capitolio”.

Las denuncias de acoso sexual han barrido el Congreso y el entretenimiento, los medios y otras industrias. Al menos siete miembros del Congreso renunciaron o decidieron no buscar la reelección tras denuncias de conducta sexual inapropiada.

Una de las mujeres que firmó la carta del miércoles, Tina Smith de Minnesota, reemplazó a uno de esos hombres en enero: el ex senador Al Franken, que renunció después de haber sido acusado de conducta indebida por varias mujeres.

“Los sobrevivientes que se han presentado valientemente para compartir sus historias han sacado a la luz cuán generalizados siguen siendo el hostigamiento y la discriminación en todo el Capitolio”, escribieron los 22 senadores.

Agregaron: “Ya no podemos permitir que los perpetradores de estos crímenes se oculten detrás” de los lentos procesos promulgados en 1995.

Ambas cámaras del Congreso han promulgado medidas que requieren que los legisladores y el personal realicen periódicamente un entrenamiento contra el acoso. Pero en su carta, los senadores dijeron que se sentían “profundamente decepcionados de que el Senado no haya podido promulgar reformas significativas” sobre cómo se manejan las quejas.

Los legisladores dijeron que el esfuerzo para presentar la carta fue encabezada por los senadores demócratas Amy Klobuchar de Minnesota, Patty Murray de Washington y Kirsten Gillibrand de Nueva York.

https://www.theguardian.com/us-news/2018/mar/28/all-female-senators-call-on-congress-to-combat-sexual-harassment

Trump twittea fotos engañosas que sugieren que el muro fronterizo en camino


Las imágenes muestran el trabajo de reemplazo de cercas emprendido antes de que el Congreso se negara a financiar por completo la construcción de muros
Trump tuiteó fotos mostrando una valla de barrera siendo reemplazada.
 Trump tuiteó fotos mostrando una valla de barrera siendo reemplazada. Fotografía: Jim Lo Scalzo / EPA

Donald Trump ha twitteado imágenes de grúas que reemplazan la valla de barrera a lo largo de la frontera con México, lo que sugiere que su “muro” propuesto de 2.000 millas estaba en marcha.

Pero las fotos de hecho muestran el trabajo local en solo una barrera de dos millas realizada el mes pasado, antes de que el Congreso se negara a financiar completamente el muro de Trump en un acuerdo presupuestario que firmó recientemente.

“¡Gran información esta tarde sobre el comienzo de nuestra PARED DE LA PARED DEL SUR!”, Escribió Trump el miércoles, adjuntando cuatro fotos aparentemente de la escena de un pequeño proyecto de reemplazo de barrera en Calexico, California.

View image on TwitterView image on TwitterView image on TwitterView image on Twitter

Donald J. Trump

@realDonaldTrump

Great briefing this afternoon on the start of our Southern Border WALL!

Describiendo el proyecto de reemplazo de Calexico el mes pasado, Associated Press informó que “una barrera construida en la década de 1990 a partir de desechos de metal reciclado y alfombra de aterrizaje será derribada para postes tipo bolardo de 30 pies de altura, significativamente más altos que las paredes existentes”.

El hecho de que Trump no consiguiera fondos significativos para su proyecto de muro fronterizo en un acuerdo presupuestario que firmó a principios de este mes hizo que su antigua aliada conservadora Ann Coulter declarara: “No nos está dando lo que prometió en cada parada de campaña”.

El acuerdo asignó $ 1.6bn para el muro, que el Departamento de Seguridad Nacional ha estimado que costaría más de $ 20 mil millones, una estimación que según los estudiosos puede ser significativamente baja .

Con su base política quejándose de promesas incumplidas, Trump ha estado a la defensiva desde que firmó el trato. “Se puede hacer mucho con los $ 1.6 mil millones que se otorgaron para construir y reparar el muro fronterizo”, tuiteó el fin de semana. “Es solo un pago inicial. El trabajo comenzará de inmediato “.

El trabajo no ha comenzado de inmediato. A principios de este mes, Trump visitó un sitio fuera de San Diego, California, donde se habían erigido ocho prototipos para el muro. Pero el Congreso hasta ahora ha negado la financiación del presidente para lo que sería su proyecto distintivo.

Trump le preguntó al presidente de la Cámara, Paul Ryan, la semana pasada sobre la posible extracción del presupuesto del Pentágono, que se expandió significativamente en el acuerdo firmado recientemente, para pagar el muro, pero la idea no fue bien recibida, informaron Associated Press y otros .

Durante su carrera presidencial, Trump le dijo a la multitud que México pagaría por el muro.

https://www.theguardian.com/us-news/2018/mar/28/trump-border-wall-construction-photo-tweet

La naturaleza transitoria de las creencias, parte I: John Bennison


Una copia en pdf de este comentario para leer e imprimir está aquí .

Prefacio

Hoy en día hablamos de lo real e irreal como real (noticias) o falso (noticias). Todo se basa en establecer un conjunto de principios o criterios que uno puede afirmar que son creíbles o no. Pero cuando la tierra cambia bajo lo que alguna vez se consideró convicción sólida, ¿qué queda? ¿Hay algún hecho subyacente, principios o experiencias de vida sobre los cuales todavía se puede decir: “Esto creo”. ¿Siempre lo has hecho y siempre lo harás?

Donde una vez pude haber creído que algo era cierto, pero ya no lo hago, incluso esa es una creencia que es tanto más importante porque lo creo. En una palabra, uno no puede no creer.

Este tipo de preguntas es más que un ejercicio intelectual por un lado, o una proclamación de fe ciega por el otro; porque va directamente al núcleo de nuestra identidad personal e individual. Porque quienes somos se define por lo que valoramos y creemos que es lo más importante y significativo. En una palabra, somos lo que creemos.

La intransigencia bien conocida de las creencias

En el ámbito político, los creyentes ciegos ahora se describen con el término familiar “La base”. Los hechos verificables o la evidencia incontrovertible de lo contrario no importan y tienen poca importancia. En el ámbito religioso, la “base” puede describirse como aquellos que obstinadamente se aferran a una fe ciega. Es la Roca de las Edades, hendidura para ti, se cree. Pero tal creencia es autocreada, surgiendo de un anhelo de permanencia en un mundo de impermanencia.

La naturaleza incómoda y precaria de nuestra vida mortal es un ejemplo primario. Ningún ejemplo más claro de esta impermanencia fue la observancia dual recientemente del Día de San Valentín y el Miércoles de Ceniza en el mismo día.

El último tiroteo masivo en una escuela secundaria de Florida proporcionó el lugar trágico para que las personas de fe expresen sus creencias. “Por la gracia de un Dios amoroso”, dijo uno de los padres a las cámaras de noticias, “mi hijo se salvó”.

La pregunta obvia que solo plantearía una inquietante contradicción con respecto a las diecisiete víctimas o al perpetrador no fue explorada aún más; más allá de la declaración confesional estándar de creencia religiosa.

Es un punto popular entre los pensadores progresistas en la tradición de la fe cristiana hacer la distinción entre lo que uno dice que ellos creen, y lo que realmente se hace al respecto. Robin Meyer hizo una vez esta distinción entre la fe como ser , no creer .

Jesús de Nazaret no fue el primer cristiano, ni vino con una lista de proposiciones teológicas. … (pero) Pregúntele a casi cualquier cristiano en la calle lo que significa tener “fe”, y esa persona seguramente recitará una lista de cosas que él o ella cree acerca de Cristo. … El único problema con esta idea es que es falsa, y ninguna cantidad de “fe” puede hacerlo realidad. … (Sin embargo) tomamos esta definición (de la fe como creencia) tan evidente que cuando las personas primero aprenden que la Iglesia primitiva no tenía credos y seguidores se referían al movimiento cristiano primitivo como “El Camino” o sus discípulos como los siguientes “El camino”, sospechan que esta es la ficción – un complot humanista secular para destruir “la fe”. ( Salvar a Jesús de la Iglesia , pp.35-36)

 

Verdaderamente, ya no creo lo que alguna vez creí realmente

Desde que era niño, creciendo en una ciudad del medio oeste de Estados Unidos a mediados del siglo XX, tengo un recuerdo impreso de mi padre, el predicador, parado en el púlpito elevado que se alzaba sobre la congregación. Rutinariamente, gritaría su convicción de fe en el Señor, Jesucristo. Con la cara enrojecida, aporreaba con los puños la barandilla de madera para llegar a casa.

“Guau”, recuerdo haber pensado, incluso cuando era niño, “este tipo realmente cree de lo que está hablando”. Luego, como estudiante universitario de los años sesenta, la impresión que me dejó como un niño se convirtió en una pregunta. ¿ Por qué él cree todo esto? Fue esa pregunta, en parte, lo que me obligó a realizar estudios teológicos; mientras buscaba dar forma a mi propia identidad adulta y marco para mi propia visión del mundo.

Después de reflexionar ahora, me doy cuenta de que el mundo de los cincuenta de mi padre también reflejaba el tipo de ortodoxia cristiana propugnada y ejemplificada en las cruzadas de predicación de alguien como Billy Graham, recientemente fallecido. Una vez apodado “Predicador de Estados Unidos”, la muerte de Graham, de 99 años de edad, representa el final de la muerte y el final de una era para la gran mayoría de las personas que simplemente se han mudado.

Por el contrario, y a pesar de sus credenciales eclesiásticas como obispo episcopal (retirado), generalmente se considera que Jack Spong es un pensador progresista en la tradición de la fe cristiana. Su libro más reciente, titulado Increíble: por qué los credos antiguos ni la Reforma puede producir una fe viva hoy , narra la tradición de definir la ortodoxia desde la herejía que ha evolucionado históricamente; así como su propio “sistema” de creencias.

Ahora, en el ocaso de su vida, Spong comienza lo que asegura será el último de sus numerosos libros publicados al relatar un comentario que su hija altamente educada le dijo una vez: “Papá”, dijo, “las preguntas que la iglesia sigue tratando de responder” , ni siquiera preguntamos más. El críptico comentario sorprendió a Spong lo suficiente como para preguntar si la vocación y el trabajo de su vida tenían alguna credibilidad restante, y mucho menos relevancia. Desde mi propio punto de vista que tiene cierta similitud con el propio viaje profesional de Spong en la fe, esto es lo que se me ocurre.

Una tradición religiosa de dos mil años de antigüedad había sido construida sobre una experiencia espiritual que se convirtió en el catalizador de un movimiento . La vida y las enseñanzas de un sabio espiritual galileo iniciaron lo que, por su propia naturaleza, fue un viaje cuyo camino se definió de manera más estrecha con lo que se convirtió en un destino fijo poco después. Esto rápidamente tomó la forma del establecimiento de una institución religiosa, una jerarquía eclesiástica y un conjunto de doctrinas destinadas a separar la creencia correcta (ortodoxia) de la apostasía errante (herejía). Por mucho que haya querido creer que era posible, la iglesia establecida rápidamente aprendería que la fijeza no era posible.

La multiplicidad de credos

La cuenta histórica bien conocida vale la pena señalar aquí. En el siglo IV , el emperador romano Constantino, un converso cristiano, buscó unir su reino terrenal mediante el establecimiento de una religión de estado y su conformidad con ella. En 325 EC, secuestró a todos los obispos del reino para convocar un concilio en la ciudad de Niceaa (ahora parte de Turquía), y redactar una declaración de credo para todos los tiempos.

Por casi 1.700 años desde entonces, las comunidades cristianas de fe en Occidente han recitado regularmente el Credo de Nicea como una parte integral de su adoración regular. Una recitación por los fieles de lo que se considera “creencia correcta” es considerada suficiente por la autoridad reclamada por la iglesia establecida.

Icono ruso del siglo XVII que ilustra los artículos del Credo

Lo que a menudo se pasa por alto es que solo tomó medio siglo después de que el Credo de Nicea fuera codificado para las disputas teológicas continuas para redactar el Credo niceno-constantinopolitano de 381. Las disputas difícilmente terminarían allí con las posteriores reformas y divisiones denominacionales. Mientras que los herejes ya no se queman en la hoguera, toda la cuestión sobre los principios particulares de qué creer plantea la pregunta más esencial sobre la naturaleza transitoria de lo que se crea en un momento dado en el tiempo.

La naturaleza transitoria de las creencias

Si uno duda de la naturaleza transitoria de las creencias, considere esto: en su libro previamente citado, Jack Spong toma el más familiar de los antiguos credos de la tradición de la fe cristiana; declarando sus “12 Tesis” en un capítulo que él llama “Declarar el Problema”. He proporcionado la declaración de credo familiar junto con una parte de las respuestas de Spong, de la siguiente manera:

El Credo de Nicea

Creemos en un solo Dios,
el Padre, el Todopoderoso,
creador del cielo y la tierra,
de todo lo que es, visto e invisible.

Las Tesis de Spong 1. Dios: “Entender a Dios en términos teístas como” un ser “, sobrenatural en poder … ya no es creíble. Lo que debemos hacer es encontrar el significado al que apunta la palabra “Dios”.

Creemos en un solo Señor, Jesucristo,
el único Hijo de Dios,
engendrado eternamente del Padre,
Dios de Dios, Luz de Luz,
verdadero Dios de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de un Ser con el Padre.
A través de él, todas las cosas fueron hechas.

Las Tesis de Spong 2. Jesucristo: “Si ya no se puede pensar en Dios en términos teístas, concebir a Jesús como la encarnación de una deidad teísta también se ha convertido en un concepto en bancarrota. ¿Podemos colocar la experiencia de “Cristo” en palabras que tengan significado? ”

Para nosotros y para nuestra salvación
descendió del cielo:
por el poder del Espíritu Santo
, se encarnó de la Virgen María,
y se hizo hombre.

Las Tesis de Spong 4. El nacimiento virginal: “… entendido como biología literal es totalmente increíble”.

Por nuestro bien, fue crucificado bajo Poncio Pilato;
él sufrió la muerte y fue sepultado.
Al tercer día resucitó
de acuerdo con las Escrituras;

Las tesis de Spong 7. Pascua: “El evento de Pascua dio a luz al movimiento cristiano y continúa transformándolo, pero eso no significa que la Pascua fue la resucitación física del cuerpo difunto de Jesús … los primeros registros bíblicos afirman que” Dios lo resucitó. “¿En qué, tenemos que preguntar? La realidad de la experiencia de la resurrección debe separarse de las explicaciones mitológicas posteriores “.

él ascendió al cielo
y está sentado a la diestra del Padre.
Él vendrá otra vez en gloria para juzgar a los vivos y a los muertos,
y su reino no tendrá fin.

Las Tesis de Spong 8. La Ascensión: “… asume un universo de tres niveles, un concepto que fue descartado hace unos quinientos años”.

Creemos en el Espíritu Santo, el Señor, el dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo.
Con el Padre y el Hijo es adorado y glorificado.
Él ha hablado a través de los Profetas.
Creemos en una sola iglesia santa católica y apostólica.
Reconocemos un solo bautismo para el perdón de los pecados.

Las Tesis de Spong 6. La Teología de la Expiación: “… especialmente en su forma” sustitutiva “más extraña, nos presenta a un Dios que es bárbaro … La frase,” Jesús murió por mis pecados “no es solo peligrosa, es absurda”.

Buscamos la resurrección de los muertos
y la vida del mundo por venir. Amén.

Las Tesis de Spong 11: La vida después de la muerte: “Si vamos a hablar sobre la vida eterna con cualquier grado de integridad intelectual, debemos explorarla como una dimensión de realidad trascendente y amor infinito …”

Las cinco tesis restantes de Spong que no se corresponden directamente con la declaración de creencias del antiguo credo, sino que se refieren a principios centrales de las creencias cristianas:

Las Tesis de Spong 3. Pecado original: “… es una mitología predarwiniana y una tontería posdarwiniana”.

Las Tesis de Spong 5. Milagros: “En un mundo post-newtoniano, las invasiones sobrenaturales del orden natural, realizadas por Dios … simplemente no son una explicación viable … Los milagros no implican magia”.

Las Tesis de Spong 9. Ética: “La capacidad de definir y separar el bien del mal ya no se puede lograr recurriendo a códigos antiguos como los Diez Mandamientos o incluso el Sermón de la Montaña. Los estándares morales contemporáneos deben elaborarse en la yuxtaposición entre los principios morales que afirman la vida y las situaciones externas. Ninguna persona moderna tiene otra opción que ser un “situacionista”. (Palabra de Spong)

Las Tesis de Spong 10. Oración: “… entendida como una solicitud hecha a una deidad teísta externa para actuar en la historia humana, es poco más que un intento histérico de convertir lo Santo en servicio a lo humano”.

Las tesis de Spong 12. Universalismo: “Esta nueva fe nos llama a una conexión radical. … no puede haber ninguna razón … para excusar o incluso para perdonar las prácticas discriminatorias “.

Mientras que las doce tesis de Spong se han llegado recientemente, no debería sorprender que a través de los años desde que fue consagrado un obispo de la iglesia episcopal por “el poder del Espíritu Santo” conferido por la sucesión apostólica de los otros obispos, eso se ha hecho más de un intento para acusar a Jack Spong de herejía. ¡Si nada más, sus tesis son un testamento de la naturaleza transitoria de las creencias de un creyente!

La cuestión de la impermanencia, y qué, si hay algo, sigue siendo

Un viejo amigo y colega mío fue cuestionado recientemente por un compañero de adoración que notó que apenas recitaba una porción del antiguo credo que todavía se practica en la iglesia a la que asiste de vez en cuando.

“Solo recito la parte en la que todavía creo”, comentó.

“¿Y qué parte es esa?”, Preguntó ella.

“Él sufrió, murió y fue sepultado”, respondió mi amigo.

Con tanto de lo que se rechaza directamente, o se modifica tan extensamente como para alcanzar incluso un estándar mínimo de credibilidad en el mundo de hoy, uno podría preguntar comprensiblemente qué es lo que queda por creer acerca de algo “religioso”. Y además, ¿hay ¿Algo que uno pueda decir que siempre creyó, todavía cree y cree que siempre lo hará?

Nuestra palabra para credo proviene del latín, credo . Pero la palabra griega para credo es symbolon ; una palabra que significaba la mitad de un objeto roto que, cuando se colocaba junto con la otra mitad, verificaba la identidad del portador. El credo era, por lo tanto, el signo o símbolo exterior de algo que solo intentaba representar lo que era de mayor valor.

Los antiguos atribuían tal valor a los dioses o, en las tradiciones monoteístas, a “Dios”. Hoy en día, los teólogos acuñan frases como “Fundamento del Ser” o “Preocupación Última” (Tillich). Spong concluye su último libro con su propia declaración de credo, refiriéndose a la “Fuente de todo”. Si bien entiendo esos intentos de presentar una alternativa aceptable o creíble, siguen siendo sustitutos alternativos . Tales términos siguen siendo auto expresivos. Connotan un fin, en sí mismos. No son representaciones de algo diferente, algo más.

Personalmente, siempre he creído y atribuido al poder de los mitos para describir el símbolo ; la forma externa, visible y finita en que elegimos vivir nuestras vidas. Hay verdaderos mitos y hay falsos mitos; así como hay verdaderos “dioses” y falsos “dioses”. Y, aprendemos a distinguir cuáles son los que a medida que viajamos a través de la impermanencia de nuestras vidas.

Dentro de la vivencia de esas historias de vida míticas universales, creo que hay representaciones y expresiones, surgidas de las experiencias humanas, a las que podemos adherir la evolución de nuestras creencias transitorias. Esto no es fácil, ya que nuestro deseo humano es siempre por la fijeza.

Pero cuando la hierba se seca y las flores se desvanecen, lo que queda son estos mitos creíbles en los que podemos vivir, movernos y ser más auténticos. Esto es lo que se explorará en el próximo comentario: “Creencias Transitorias, Parte II: Más que a favor o en contra”.

© 2018 por John William Bennison, Rel.D. Todos los derechos reservados. Este artículo solo debe usarse o reproducirse con el crédito adecuado. Más comentarios de John Bennison desde la perspectiva de un cristiano progresista se encuentran aquí .

https://progressivechristianity.org/resources/the-transitory-nature-of-beliefs-part-i/

Las mujeres merecen la verdad: Sarah Lipton Lubet


20 DE MARZO DE 2018 |

El caso que la Corte Suprema de EE. UU. Está escuchando hoy se refiere a si California puede exigir que las clínicas falsas antiaborto divulguen el hecho de que no tienen licencia y que brinden a las mujeres información sobre servicios gratuitos o de bajo costo, incluidos anticoncepción, atención prenatal y la atención del aborto, que están disponibles para ellos. Se trata de si los estados que protegen a los consumidores mediante la regulación de salones de manicura y talleres de reparación de automóviles también pueden proteger a los pacientes del fraude y el engaño. Se trata de la simple proposición de que las mujeres merecen la verdad. Se trata de honestidad e integridad. El Instituto Nacional de Defensores de la Vida y la Familia (NIFLA) v. Becerra debe ser una obviedad para la Corte.

Los centros falsos de salud de las mujeres en cuestión en este caso se disfrazan de clínicas integrales de atención de la salud. Se aprovechan de las mujeres que enfrentan embarazos no deseados y, a menudo se dirigen a las mujeres jóvenes, las mujeres de color y las mujeres de bajos ingresos. Las tácticas que usan son realmente despreciables. Imagina que acabas de descubrir que estás embarazada. Desea consejos sólidos y atención médica real. Busca en línea y encuentra una clínica, pero se da cuenta, solo después de llegar allí, que ha sido engañado, que el personal está tratando de avergonzarlo y ahuyentarlo para que no elija el aborto.

En lugar de abordarlo como una persona con valor cuyo futuro es importante, quién puede tomar sus propias decisiones, a quién se debe tratar con dignidad y respeto, se lo manipula para que cumpla con los fines de alguien más.

Demasiadas mujeres no tienen que imaginarlo. Ocurre todos los días a mujeres reales en todo el país.

Estados como California deben ser aplaudidos por proteger a las mujeres que engañan y engañan a los centros falsos.

Estos centros falsos engañan a las mujeres. El engaño comienza con anuncios que implican que ofrecen servicios integrales de salud reproductiva. Están diseñados para alejar a las mujeres de clínicas reales que de hecho satisfagan sus necesidades.

Estos centros falsos engañan a las mujeres. Regularmente venden mentiras que han sido repetidamente desacreditadas por los expertos médicos más prominentes del país, como los vínculos falsos entre el aborto y el cáncer de mama, y ​​las mentiras sobre los sentimientos de las mujeres después de un aborto.

Estos centros falsos avergüenzan a las mujeres. El personal usa la manipulación emocional. Pueden orar por la mujer y el feto o solicitar una invitación al baby shower mientras se les administra un ultrasonido. Es cruel.

Y retrasan la atención. Las personas a menudo desentrenadas que administran ultrasonidos a veces mienten sobre qué tan avanzado está el embarazo de una mujer, lo que puede causar que pierda un límite estatal para la atención del aborto o retrase la atención prenatal importante.

Engañar a las mujeres, engañar a las mujeres, avergonzar a las mujeres, retrasar el cuidado de las mujeres, tiene que parar.

No lo permitiremos en ninguna otra área de atención médica, y no podemos permitirlo aquí.

Las mujeres merecen información imparcial sobre todas sus opciones. Las mujeres tienen derecho a una información de salud transparente y veraz. Es hora de terminar con las mentiras.

La Corte Suprema debe fallar a favor de California, para proteger la integridad de nuestro sistema de atención médica y la dignidad y salud de las mujeres.

http://www.nationalpartnership.org/blog/general/women-deserve-the-truth.html

El posconflicto tiene rostro de mujer: ellas tejen la reconciliación en Putumayo


Por:

Noticiascaracol.com

Son 1.200 tejedoras de vida que dejaron atrás sus miedos y ahora lideran procesos de paz territorial. Noticias Caracol las acompañó.

“En las grandes ciudades han visto la violencia a través de los medios de comunicaciónpero no han vivido lo que vive una mujer allá en El Placer, por ejemplo, que le tocó disfrazar a sus niñas para que los paramilitares no las vieran y no las violaran”, dice Nancy Sánchez, coordinadora de tejedoras de vida.

Ella conoce como nadie las esquirlas lacerantes de la guerra en el Putumayo: 177 mil víctimas registradas padecieron todas las violencias posibles en medio siglo.

“Como madres cabeza de hogar que quedaron viudas (las tejedoras de vida) empezaron a sobrevivir de muchas formas, son organizaciones que se crearon para responder a la guerra y para que el tejido social no se rompiera”, añade Sánchez.

Junto a estas valientes mujeres, Noticias Caracol llegó hasta La Carmelita, una de las 20 zonas veredales transitorias, donde 350 reincorporados las reciben con música y teatro.

En medio de la algarabía brotan las reflexiones. Norbey Ramírez, que estuvo 28 años en armas, pide “que se acaben los odios, los rencores, las venganzas”.

Pero son los niños de la posguerra quienes siembran esperanza. Iván Alfonso, por ejemplo, tiene 50 días y una chompa de la FARC que lo guarece del frío. Su madre, Marta Medina, lo concibió en La Carmelita.

“En vez de uno tener un fusil, pues tener un niño, ¿no?”, dice.

Aunque las sombras de la guerra ya no se pasean como antes por esta zona, las 25 mil hectáreas de coca siguen amenazando el tránsito tranquilo a la civilidad.

Disidencias de las FARC se reagrupan, mientras las bandas criminales maniobran para perpetuar el negocio. El Estado sigue en deuda y la paz territorial que promueven las tejedoras de vida peregrina todavía caminos pantanosos.

“Hay que ser consciente de que pasar de la vida de monte a una vida en la sociedad civil no es fácil, esas mujeres y hombres también de las FARC merecen tener una oportunidad”, sostiene Friedrich Kircher de la Fundación Caritas, encargada de administrar 22 mil millones de pesos que donó la Unión Europea y la Embajada alemana para desarrollar proyectos con enfoque de género en esta región.

Y es que Kircher lo tiene claro, las mujeres “tienen un liderazgo hermoso, hacen más fáciles alianzas, no se chocan tanto como los hombres, en lo ideológico, en lo político, no son tan fácilmente corrompibles como los hombres, saben que tienen un hogar para levantar y eso ha generado responsabilidad”.

LA REDENCIÓN DE TODA LA CREACIÓN: ELIZABETH JOHNSON


En su nuevo libro, la teóloga ecofeminista Elizabeth Johnson argumenta convincentemente que Cristo es el redentor de toda la creación, no solo de los seres humanos. ¿Qué podría ser más oportuno, a medida que se aproxima la conmemoración de la crucifixión y resurrección de Cristo?

La creación y la cruz: la misericordia de Dios para un planeta en peligro. Por Elizabeth A. Johnson. 2 56 páginas. Publicado por Orbis Books. $ 28.

En enero, Scientific American compartió algunas noticias inquietantes: los investigadores habían determinado que entre 1990 y 2015, la preocupación por el medio ambiente y el cambio climático había disminuido entre los cristianos de EE. UU. * Dado que el estudio no distinguió entre denominaciones, y dado que la encíclica ambiental del Papa Francisco se publicó en 2015, puede esperar, como yo lo hice, que los católicos de EE. UU. No compartan esta preocupación en declive.

Desafortunadamente, ciertos paradigmas teológicos poderosos que se remontan mucho antes de la Reforma hacen que tal distinción sea improbable. En su espléndido nuevo libro, Creación y la Cruz, la teóloga Elizabeth Johnson aborda uno de ellos: la noción de que la salvación es un asunto exclusivamente humano, que no tiene nada que ver con el resto de la creación. “¿Qué significaría”, pregunta, “redescubrir el sentido bíblico del mundo natural gimiendo, esperando, esperando la liberación?”

Johnson traza este dualismo entre redención y creación a la obra del teólogo del siglo XI, Anselmo de Canterbury, y, en particular, a su “teoría de la satisfacción” de la salvación, como se formula en su libro Cur Deus Homo ( Por qué Dios se hizo humano) La respuesta de Anselmo a la pregunta, explica Johnson, es que Jesús tuvo que volverse humano y morir en la cruz para pagar lo que le debía a Dios por el pecado humano. Esta teoría, aprendemos, ha jugado un papel fundamental en la teología y práctica cristiana desde entonces. Pero la teoría de la satisfacción de Anselm es una interpretación de la cruz, no su único significado posible. Y, como todas las interpretaciones, está moldeado por el contexto social del que surgió, en este caso, el feudalismo, donde los gobernantes locales requerían que los sujetos satisfagan, paguen por violar la ley.

En contraste, Johnson propone una teología acompañante de la salvación, en la cual la muerte brutal de Jesús “representa la solidaridad del Dios misericordioso y misericordioso” con todos los que sufren, incluidos los pobres, las especies que se extinguen y todo el resto de la creación. Ella rastrea esta redención hasta el Dios Creador de la Biblia hebrea, el Santo de Israel que promete la liberación a los israelitas en Egipto y más tarde en Babilonia. Pero esta redención no es una compensación, como lo implica la teoría de la satisfacción, sino una redención derramada por un Dios cuya compasión por nosotros es la de una madre por su hijo, una redención que hace que las corrientes fluyan en tierra firme y desierto a florecer.

Y es este Dios liberador y misericordioso quien envía a Jesús, no para pagar por nuestros pecados, sino para llevar buenas nuevas a los pobres, para proclamar la liberación de los cautivos, para dejar que los oprimidos se liberen. Pero la proclamación de Jesús del reino de Dios constituyó un serio desafío para los romanos que gobernaron Israel durante su vida. Las multitudes que lo saludaron, especialmente durante su entrada en Jerusalén, así como su confrontación con los cambistas en el Templo, constituían una amenaza para el poder injusto del imperio, que los gobernantes crucificaron a Jesús para silenciarlo. Sin embargo, en vez de que la muerte lo silenciara, la resurrección hizo que Jesús se presentara a los discípulos de una manera completamente nueva, permitiéndoles llevar el mensaje liberador del Dios compasivo hasta los confines de la tierra y a toda la creación.

La culminación de esta teología de acompañamiento es algo que Johnson llama “encarnación profunda”. El creador Dios Jesucristo es, ella explica, el Dios de toda carne, con carne que no significa solo pecado, como sugiere el dualismo entre espíritu y materia, sino la finitud y la muerte sufrida por toda la creación, incluido el propio hijo de Dios. Pero con la resurrección, esta “carne fue llamada a vivir nuevamente en la gloria transformada”. Y, como escribe San Pablo, la esperanza prometida a todos en esta transformación “ha sido proclamada a toda criatura bajo el cielo”.

La creación y la cruz concluyen con un llamado a todos a una conversión, tanto en nuestras acciones como en nuestras creencias, para amar al Creador / Redentor del mundo entero y de todo el cosmos. Dentro de esta conversión, el maltrato de la tierra es un pecado tanto como el maltrato a otros humanos. Para arrepentirnos debemos entendernos a nosotros mismos como miembros de toda la “comunidad de la creación”, cuyo sufrimiento es nuestro sufrimiento. La cruz, entonces, es el ícono del amor compasivo de Dios por todos y por todo.

Por todo el desacuerdo de Johnson con la teoría de la satisfacción de Anselm , ella muestra su aprecio por otro aspecto de Cur Deus Homo , y en tal medida que realmente lo imita: el formato de preguntas y respuestas que usa Anselm para hacer accesible su teología. Por supuesto, ningún libro es perfecto, y en el caso de la Creación y la Cruz , el interlocutor de Johnson, “Clara”, suena, de vez en cuando, sospechosamente como un profesor de teología. A pesar de esa limitación, el formato de preguntas y respuestas, combinado con el don de claridad y resumen estratégico de Johnson, hace que este libro sea una herramienta ideal para ayudarnos a todos a ampliar nuestra comprensión de la redención para incluir toda la creación amada de Dios.

En una revisión de esta extensión, no es posible hacer justicia al rango de fuentes bíblicas y teológicas que Johnson utiliza para exponer su teología de la encarnación profunda. La profundidad y accesibilidad de dicho material a lo largo del libro hace que Creation and the Cross sea un recurso ideal para los participantes de RICA que buscan comprender la fe. Pero realmente, dada la débil preocupación que tantos cristianos estadounidenses sienten por la creación de Dios, incluso frente al creciente número de incendios masivos, eventos climáticos extremos, sequías y ciudades inundadas, la Creación y la Cruz es un libro que todos necesitamos leer, y nosotros necesito leerlo pronto

 

Esta revisión apareció en el número del 22 de marzo al 5 de abril de 2018 del National  Catholic Reporter.

Con la curación en nuestras manos: por Yael Lachman


Burro

Una reflexión sobre Mateo 21: 1-9 para el inicio de la Semana Santa

Domingo de Ramos, 2018

Debo confesar que, como escritora, admiro al autor de la lectura del evangelio de esta mañana por haber creado una escena realmente espectacular. Hollywood no podría haber hecho un mejor trabajo. Incluso Netflix no podría haber hecho un trabajo mejor de lo que el escritor del evangelio ha hecho al crear una tensión dramática casi insoportable, a pesar de que todos los que escuchan saben exactamente cómo terminará esta historia.

Al ver a Jesús entrar en Jerusalén con su grupo de seguidores, sabemos que justo al otro lado de la ciudad, el ejército romano ya está reuniéndose, preparándose para aplastar cualquier insinuación de rebelión. Desde el momento en que comienza esta escena, sabemos, en nuestros huesos, que esto va a terminar muy mal. Sabemos que eso no va a ser posible para Jesús, un judío que vive bajo la ocupación romana; un campesino; un tipo sin dinero, sin influencia política, sin ejército; no será posible que Jesús se oponga a la crueldad del imperio romano sin ser crucificado él mismo. Incluso después de todos estos años, este conocimiento despierta en nuestros corazones todo lo que Aristóteles dice que el buen drama debe despertar en nosotros: lástima, suspenso, dolor e incluso quizás temor al contemplar lo que le espera a Jesús en la semana que viene.

Pero a pesar de lo difícil que esta semana va a ser para Jesús, y por muy dolorosa que pueda ser esta semana para los cristianos, la triste verdad es que durante muchos siglos, esta semana, la que los cristianos llaman Semana Santa, ha sido con mucho la más semana terrorífica del año para los judíos. Y este es un resultado directo de los textos del evangelio que las iglesias tradicionalmente leen durante sus liturgias de Semana Santa. Antes de que amanezca el domingo de Pascua, los cristianos que asisten a la iglesia en todo el mundo volverán a escuchar lo que se ha dado en llamar la narrativa de la pasión: una historia del evangelio acerca del juicio y la crucifixión de Jesús. Una historia que se creó, según el evangelio que usamos, de 70 a 90 años después de la muerte de Jesús.

Creo que es importante recordarnos cada año que las historias que leemos en los evangelios no son relatos de testigos oculares, sin importar cuán convincentemente rindan la historia. Ninguno de los escritores de los evangelios conocía a Jesús. Escribieron medio siglo y más después de su muerte, y escribieron para una comunidad que se había confundido y enojado. Confundido porque el Mesías que estaban esperando no había regresado como se había prometido. Enojados porque sus compañeros judíos no se congregaban para unirse a su nuevo movimiento religioso, sino que preferían quedarse en la sinagoga y esperar allí al Mesías que creían que aún no había llegado.

De hecho, en el momento en que se escribieron nuestras narraciones de la pasión, los seguidores de Jesús, que formaron lo que podríamos llamar la iglesia primitiva, estaban en medio de un divorcio dolorosamente doloroso de la sinagoga. Estoy bastante seguro de que cada uno de nosotros ha sido testigo de este tipo de divorcio doloroso. Algunos de nosotros seguramente hemos experimentado uno de primera mano. Sabemos que en medio del divorcio, mientras una pareja avanza a través de los matorrales de dolor y decepción, es probable que una pareja u otra diga cosas sobre la otra que están gravemente distorsionadas, que a veces son falsas, y que nunca deberían repetirse, mucho menos capturado por escrito Imagine lo que sucedería si, durante un doloroso divorcio, nuestras palabras más amargas y odiosas no solo se escribieran como verdad del Evangelio (por así decirlo), sino que también se transmiten a nuestros hijos y a sus hijos, a través de las generaciones. Imagina las odiosas palabras que envenenarían los corazones de aquellas generaciones hacia sus antepasados ​​para siempre.

Esto, lamentablemente, es lo que sucedió durante esos primeros siglos difíciles de la vida de la iglesia. Para cuando se escribieron los evangelios, una generación y más después de la muerte de Jesús, la comunidad de seguidores de Jesús estaba desconcertada por el hecho de que Cristo resucitado aún no había regresado, y amargamente decepcionado de que sus hermanos judíos no se apresuraran a unirse a ellos como continuaron esperando y esperando el regreso de Jesús.

Y así siguió el terrible y amargo divorcio. Si alguna vez hubo una pluma envenenada, fue la pluma la que escribió los relatos evangélicos de la muerte de Jesús, como la que leemos en el libro de Mateo, que nos dice que fueron los principales sacerdotes de Israel y una multitud de judíos enojados. quien convenció a Poncio Pilato de liberar a un prisionero político diferente y de crucificar al Jesús inocente. Ahora, uno podría pensar que esto sería veneno suficiente: echar la culpa de la muerte de Jesús a los pies de su propio pueblo.

¡Pero hay más! En la siguiente escena, Pilato ceremonialmente se lava las manos de todo el asunto, diciendo: “Soy inocente de la sangre de este hombre”. A lo que la multitud reunida de espectadores judíos, con una sola voz, declara, “Su sangre está sobre nosotros y sobre nuestros hijos.”

Esta es la historia que se nos ha transmitido como verdad del Evangelio, a pesar del hecho de que la evidencia histórica discute contra tal evento. Los eruditos bíblicos saben que Roma no tenía la costumbre de liberar prisioneros políticos. Los estudiosos también nos aseguran que los principales sacerdotes del Israel ocupado y las multitudes congregadas de campesinos judíos no tenían poder para influir en las decisiones de un gobernador romano. Esta es una falsedad venenosa, escrita en el calor de un terrible divorcio.

Al principio, el daño fue meramente retórico. Después de todo, en el momento en que se escribieron los evangelios, la incipiente comunidad cristiana no tenía poder real para dañar a sus vecinos judíos. Pero solo unos pocos siglos más tarde, cuando el cristianismo se convierte en la religión oficial del imperio romano, estas historias del evangelio se convierten en los textos sagrados de la iglesia de Roma. Y este es el momento en que los antijudíos incrustados en estas historias cristianas tempranas de repente adquieren el poder de matar.

Y matar lo hicieron. Conversiones forzadas en el punto de una espada. Negación de los derechos civiles judíos por parte de los obispos cristianos. Cruzadas medievales y expulsiones. Más conversiones forzadas. Un profundo antisemitismo sancionado por la iglesia que se extiende por toda Europa y se convierte en genocidio. Incluso hoy, la cantidad de ataques contra las comunidades judías de todo el mundo aumenta esta semana, a medida que los cristianos continúan escuchando, desde sus púlpitos, los relatos distorsionados y calumniosos de los evangelios sobre la muerte de Jesús.

Es inquietante y desconcertante para mí que la iglesia mundial continúe usando estos textos en la adoración. En un salón de clases o en un estudio de la Biblia, donde tenemos tiempo para analizar su contexto histórico, ciertamente deberíamos estudiar estos textos para las lecciones que nos pueden enseñar. Pero continuar leyéndolos sin crítica en la adoración, esto es desconcertante para mí. Encuentro particularmente desconcertante aquí en lo que nos gusta pensar como el ala progresista de la iglesia, donde a menudo renunciamos a otros textos del evangelio que consideramos peligrosos para la vida, la salud y la libertad.

Tomemos los primeros Corintios, por ejemplo, en los cuales el apóstol Pablo declara que “es vergonzoso que una mujer hable en la iglesia”.

O tome la carta de Pablo a la iglesia de Éfeso, en la que insta a los esclavos a “obedecer a sus amos terrenales”.

Sabiendo, como lo hacemos, cuánto daño han causado estos textos; sabiendo cuánta gente ha sido esclavizada, oprimida y disminuida por estos textos, estoy bastante seguro de que nos sorprenderíamos si alguien se pusiera de pie en el púlpito y simplemente los leyera en voz alta sin crítica alguna. Si alguna vez utilizamos estos textos en la adoración, lo hacemos para renunciar a ellos de manera muy explícita, muy pública. Si los leemos en el estudio de la Biblia, es para que podamos descomprimir su contexto histórico y trabajar para deshacer el enorme daño que han causado.

Pero de alguna manera, este no es el caso para los textos que hablan del juicio y la crucifixión de Jesús. Durante la Semana Santa, la iglesia continúa leyendo estos textos en adoración, generalmente sin desempacarlos, y sin renunciar a ellos. Y cada vez que la iglesia hace esto, reinscribimos sobre nuestras propias almas, y sobre las almas de nuestros hijos, los siglos de odio, terror y derramamiento de sangre que la iglesia ha infligido a sus vecinos judíos.

Por qué la iglesia continúa usando estos textos de manera acrítica, solo puedo adivinar.

Lo que sé con certeza es que lanzar a “los judíos” (como la muchedumbre enojada es nombrada en el evangelio de Juan) como los agentes de la muerte de Jesús es distorsionar dramáticamente la historia y convertir fatalmente en chivos expiatorios a los jugadores más impotentes en este primer drama del siglo.

También sé que aún hoy puede ser muy difícil para nuestros vecinos judíos sentirse seguros dentro de cualquier iglesia. Incluso una iglesia que no pretende dañar a nadie. Incluso una iglesia que pasa sus días tratando de hacer las paces y trabajando para hacer las paces. Tanto los psicólogos como los neurobiólogos nos dicen que si nuestros vecinos judíos todavía sienten miedo en nuestra presencia, no es paranoia sino memoria profunda: el recuerdo del trauma que ahora conocemos vive no solo en nuestras mentes y corazones sino también posiblemente en nuestras células, transmitido de generación en generación. Si nuestros vecinos judíos sienten un temblor de temor durante la Semana Santa, no es porque hayan fallado en perdonar, sino porque no pueden olvidar los terrores históricos que la iglesia ha perpetrado esta misma semana en nombre del Jesús crucificado.

Lo que esto significa es que, como miembros de la iglesia, seguimos encarnando esta sangrienta historia para nuestros vecinos judíos. Ya sea que lo sepamos o no, como miembros de la iglesia, seguimos representando la cara de la persecución aterradora para nuestros amigos judíos.

Asi que. ¿Cómo diablos debemos proceder? Un par de pensamientos …

Primero, creo que lo menos que podemos hacer es nombrar explícitamente el daño que ha hecho la iglesia: aprender sobre el odio que nuestros textos sagrados han cosido, y sobre la violencia que nuestras liturgias de Semana Santa han incitado contra las comunidades judías. Es solo al tomar conciencia de esta historia que nos damos la opción de intentar reparar el daño.

Por supuesto, una forma de reparar ese daño podría ser simplemente dejar de leer estos textos del todo, del mismo modo que hemos dejado de leer los otros textos de terror que tanto dolor han causado a los pueblos esclavizados, a las mujeres y a todos aquellos que están marginado y oprimido Creo que, de hecho, esta sería una mejor opción que seguir utilizando estos textos de forma acrítica.

Pero creo que podemos hacerlo aún mejor. Porque si simplemente ignoramos estos textos dañinos y pretendemos que no existen, entonces fallamos en lidiar con, y no logramos sanar, el daño que han causado.

Quiero sugerir que si somos lo suficientemente valientes como para enfrentar la dolorosa historia de la iglesia, entonces la Semana Santa en realidad podría convertirse en una semana de profunda sanación. Una semana en la que expiamos intencionalmente la sangre judía que se ha derramado en el nombre de Cristo. Y este sería un gran regalo para el mundo.

En la tradición judía, hay dos tipos de expiación. Si hemos hecho algo para dañar nuestra relación con Dios, entonces la manera de expiar es pedir perdón a Dios. Por otro lado, si nuestras acciones han dañado a otro ser humano, simplemente orar a Dios no puede traer expiación. Si hemos dañado a otro, entonces debemos acudir a esa persona directamente y pedirle perdón. Solo entonces puede tener lugar una verdadera expiación.

Si esto es cierto, entonces la Semana Santa, con todo su terrible bagaje histórico, comienza a parecer una oportunidad. Una oportunidad para una gran curación. Una oportunidad para la reconciliación con nuestras relaciones espirituales más cercanas.

Me pregunto cómo sería esta clase de expiación y expiación para nosotros esta semana.

Quizás te sientas llamado a leer acerca de lo que los eruditos creen que le pasó realmente a Jesús esa semana en Jerusalén hace tanto tiempo. Si desea hacer esto, hay libros aquí que puede llevar con usted hoy.

Tal vez desees acercarte a un amigo judío e invitarlos a tomar un café o dar un paseo, y hablar juntos sobre el dolor que cada uno de ustedes trae a esta complicada semana.

Tal vez quieras dedicar algo de tiempo a la oración esta semana, pidiéndole a Dios una guía sobre qué acto particular de sanación y reparación podrías hacer. Y entonces quizás salgas y emprendas ese acto de curación.

Lo que sé con certeza es que si hay alguna congregación en el mundo que pueda reunir el coraje para confrontar la historia de la iglesia y entrar en esta semana como sanadores y constructores de paz, es esta.

Esta mañana, mientras nos unimos en esta semana santa y terrible, buscamos seguir, día a día, al que llamamos Maestro: el que cabalga hoy en Jerusalén sobre el lomo de un burro, el símbolo mismo de humildad y paciencia . Esta semana, día tras día, buscamos seguir al que llamamos Sanador: el que, el jueves por la noche, se arrodillará para lavar suavemente los pies polvorientos de sus amigos. Esta semana, día tras día, buscamos seguir al que llamamos Salvador: aquel que el viernes elegirá la muerte en una cruz en vez de dejar que nadie, nadie, derrame sangre en su nombre.

Juntos, esta semana y siempre, seguimos al que llamamos Príncipe: el Príncipe … de la Paz. Gracias a Dios.

https://ariverofjoy.wordpress.com/2018/03/27/with-healing-in-our-hands/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: