No podemos callar: La injusticia y la pobreza van creciendo


Forun Joan Alsina

1. La crítica situación actual y sus causas.
“He visto la opresión de mi pueblo” (Éxodo 3,7)
1. Vemos la realidad: los desahucios, el sueldo que no llega a fin de mes, la falta de trabajo, los jóvenes que han de salir al extranjero para poder trabajar, la necesidad creciente del Banco de Alimentos, las colas en Cáritas para poder subsistir, las personas
buscando comida en los contenedores y durmiendo en los cajeros, otros que lo pasan muy mal y se avergüenzan de pedir.

Se prefiere suprimir camas en los hospitales que escaños en el Senado. Pero se hacen grandes recortes que harán más difícil crear trabajo por falta de dinero circulante.

2. Ya son muchas las familias que no tienen ningún ingreso. La Consejería de Trabajo ya ha manifestado que, en breve plazo, más del 70% de los que tienen subsidio de paro se quedarán sin él. Paralelamente los beneficios de las grandes empresas han aumentado
20% y no se toman medidas serias contra el permanente fraude fiscal. Siempre pierden los más pobres.

3. El Estado Español ha vendido armamento por valor de 1.128 millones de euros, en gran parte destinado a países pobre en conflicto, en situaciones de tensión y en los que se vulneran los Derechos Humanos.

4. La ayuda a la cooperación se desploma. El recorte real a las ONG de Cataluña se cifra en un 55%, con lo que ha disminuido la convocatoria de programas de sensibilización y cooperación. Muchas ONG quizá desparecerán y los programas destinados a combatir el hambre se verán muy afectados. La crisis, la especulación sobre los cereales y la falta de ayudas harán crecer todavía más el hambre en el mundo.

5. Estamos sufriendo una dictadura de los mercados especulativos. Quien manda y dispone en el mundo no son ni los gobiernos ni las instituciones, elegidos democráticamente, sino la tiranía del sistema económico especulativo, con personas, grandes bancos y empresas concretas que monopolizan la economía mundial.

6. La ideología y la imposición del neoliberalismo económico, que fomenta la codicia y el beneficio de unas minorías, recorta y anula los derechos fundamentales de muchas personas y familias condenándolas al empobrecimiento. “El sistema con una mano roba
y con la otra presta. Sus víctimas cuanto más pagan más deben; cuanto más reciben, menos tienen; cuanto más venden, menos cobran” (Eduardo Galeano).

7. Parece que todos somos cómplices de la cada vez más injusta situación actual porque no nos atrevemos a denunciar claramente cómo se ha llegado hasta aquí y quiénes son los responsables.

8. Ante esta realidad vemos entidades de Iglesia, como Cáritas y otras, con centenares de personas voluntarias, que apoyan a las víctimas de la crisis. Pero vemos también que buena parte de la jerarquía eclesiástica sigue con ceremonias ostentosas y anacrónicas,
utilizando objetos ricos y valiosos propios de museos, que contrastan con la sencillez y autenticidad del mensaje de Jesús. Vemos que grandes sectores de la Iglesia se parecen
cada vez menos a lo que había soñado el Concilio Vaticano II (estamos ya a 50 años de aquella primavera del papa Juan XXIII), y que no se aplican las enseñanzas de las encíclicas sociales de lo últimos papas.

2. Denuncia y valoración desde el Evangelio.
“He oído el grito de los esclavizados” (Éxodo 6,5)
1. Con la excusa de la salida de la crisis se están violando impunemente derechos humanos básicos como son el derecho al trabajo y a la vivienda. Por este camino no se ve ninguna salida a la crisis sino que se pierden puestos de trabajo y se recortan derechos laborales y sociales, sindicales y salariales. El paro, la falta de subsidios, la pobreza creciente son un ataque a la dignidad de personas y familias. La persona humana es tratada cada vez más como una simple mercancía.

2. Los gobiernos, en lugar de actuar para poner freno a la especulación económica, ignoran o reprimen la justa indignación de los que exigen trabajo y vivienda para todos.

3. Son injustos e inmorales los recortes de las prestaciones sociales, sobre todo en sanidad y educación. Habría que pensar si no lo son también los políticos que las realizan. Se ha de exigir responsabilidades penales para los profesionales corruptos que
tienen sueldos escandalosos o que se han adjudicado indemnizaciones millonarias o pensiones vitalicias al salir de entidades financieras. No vemos recortes proporcionados en los sueldos de los políticos, economistas, empresarios, deportistas de elite ni en el
ámbito militar.

4. Los gobiernos miran hacia otro lado. Basta con repasar los programas electorales para comprobar que no se habla de erradicar la pobreza. En cambio aumentan los casos de corrupción y “la justicia, como las víboras, sólo pica a los que van descalzos” (Óscar Romero).

5. Todos los grupos solidarios y ONG, aunque no han de sustituir la obligación de actuar que tienen las instituciones públicas, tendrían que tomar conciencia de la gravedad de la situación y buscar caminos de respuesta.

6. Esta situación reclama compromisos rápidos y eficaces. Esperamos de todas las iglesias y confesiones religiosas respuestas contundentes a la nueva realidad. Todas incluyen en su mensaje una atención preferente a los pobres. Todas tendrían que poner en práctica la denuncia profética de la situación de injusticia en que viven muchos hermanos nuestros, como lo hicieron con todas las consecuencias Joan Alsina y Joaquim Vallmajó.

7. No oímos la voz crítica de la jerarquía eclesiástica, tan insistente en otros temas, ante la grave situación que vivimos. Los creyentes en Jesús de Nazaret hemos de reprensar nuestros planteamientos en coherencia con el mensaje del Evangelio: “Porque tuve hambre y me disteis de comer… Cada vez que lo hicisteis con un hermano mío de esos más humildes lo hicisteis conmigo. “(Mateo 25, 35ss) “Quien se ha dado cuenta de las injusticias causadas por la mala distribución de las riquezas, captará la protesta, silenciosa o violenta de los pobres. Y la protesta de los pobres es hoy la voz de Dios” (Helder Cámara).

3. Qué se va haciendo y qué hay que hacer.
“Yo os sacaré de los trabajos forzados y os libraré de la esclavitud” (Éxodo 6,6)
1. Denunciamos claramente el sistema perverso y ladrón de los llamados mercados y de la economía especulativa, que los gobiernos mantienen como legal, cuando de hecho es totalmente injusta, tiránica, ciega e inmoral y se amparan en ella personas y entidades
con nombre y apellidos.

2. Pedimos transparencia en todas las instituciones sociales, políticas, eclesiásticas y en todos los ámbitos de la vida pública y religiosa.

3. Reafirmamos que la economía y la política han de estar siempre al servicio de las personas y de la sociedad y no al revés como estamos viendo. Esto es una constante en el pensamiento social de la Iglesia. Las necesidades personales y sociales son el centro de todo.

4. Queremos remover la pasividad de los que más sufren la grave situación de crisis; ser una voz crítica y voz de los que no tienen voz. Motivar la militancia obrera y sindical, siempre con sentido crítico.

5. Damos apoyo y nos comprometemos a colaborar con los grupos que hacen red de mentalización y de acción: con los movimientos y grupos solidarios, las ONG, Cáritas, Akan, el Banco de Alimentos, las cooperativas, los grupos de indignados que ponen en cuestión este modelo de sociedad, etc. Acompañamos a las personas y grupos que
luchan por los valores de justicia y transformación social que son valores que aprendemos de la palabra y acción de Jesús y de su Evangelio (JOC, HOAC, ACO, Curas Obreros etc.).

6. Nos comprometemos en nuestras comunidades a priorizar y oír la voz de los empobrecidos y buscar caminos de acción eficaz para darle respuesta. Repensamos el uso de nuestro dinero; no es nuestro, ha de compartirse. Nos preguntamos: ¿hasta dónde podemos ganar, hasta dónde podemos gastar, hasta dónde podemos guardar?

Queremos poner en práctica la cultura de compartir los bienes. Ser solidario hoy significa vivir sobriamente para poder compartir lo que somos y tenemos con los más necesitados. Hemos de ejercitar la “compasión” (que significa “padecer con los que padecen”). No es justo que tengamos tanto y otros tan poco. Responder a la crisis actual nos hará más dignos, más libres y más felices.

7. Cuando hay tantas personas sin vivienda, ha de replantearse el uso de los bienes eclesiásticos, viviendas y locales de la Iglesia. Sería testimonial que parte del patrimonio de objetos ostentosos de culto se utilizase para paliar la situación de muchas familias. Pedimos más claridad en todos los ámbitos de la economía eclesiástica, desde el Vaticano a la diócesis, parroquias, patronatos, fundaciones etc.

8. Queremos pensar globalmente pero actuar localmente. Mucha gente pequeña, en muchos lugares pequeños hará cosas pequeñas que ayudarán a cambiar el mundo. No nos equivocaremos nunca cuando nos pongamos al lado de los que más sufren la crisis en forma de explotación, de paro, de discriminación y de anulación de los derechos humanos más esenciales.

Marzo de 2012.

El Fórum Joan Alsina es un grupo y un espacio de reflexión abiertos, en la línea de desarrollo del Concilio Vaticano II con visión de futuro, que busca la renovación de las comunidades y la participación plena de todos los cristianos en la Iglesia.
Lo forman unos 80 curas de la Diócesis de Girona (1/3 del total), algunos sin ejercicio del ministerio.
Toma su nombre de Joan Alsina cura de Girona asesinado en Chile (1973) a raíz del golpe de Estado de Pinochet.

(Traducc. JmJT)

Fuente: http://www.redescristianas.net

Clara de Asís: el coraje de una mujer apasionada


Leonardo Boff, teólogo

Koinonía

Hace 800 años, en la noche del 19 de marzo de 1221, el día siguiente al Domingo de Ramos, Clara de Asís, toda ataviada, huyó de casa para unirse al grupo de Francisco de Asís en la capillita de la Porciúncula, que todavía hoy existe. Las clarisas de todo el mundo y toda la familia franciscana celebran esta fecha que conmemora la fundación de la Orden de Santa Clara extendida por el mundo.

Clara junto con Francisco –nunca debemos separarlos, pues se habían prometido, en su puro amor, que «nunca más se separarían», según la hermosa leyenda de la época– representa una de las figuras más luminosas de la cristandad. Es bueno recordarla en este mes de marzo, dedicado a las mujeres. Por causa de ella, hay millones de Claras y María Claras en el mundo. Ella, de familia noble de Asís, de los Favarone, y él, hijo de un rico e influyente mercader de telas, de los Bernardone.

Con 16 años de edad quiso conocer al ya entonces famoso Francisco, que andaba por los 30 años. Bona, su íntima amiga, cuenta bajo juramento en las actas de canonización que entre 1210 y 1212 Clara «fue muchas veces a conversar con Francisco, secretamente, para no ser vista por los parientes y para evitar maledicencias». De estos dos años de encuentro nació una gran fascinación del uno por el otro. Como comenta uno de sus mejores investigadores, el suizo Antón Rotzetter en su libro Clara de Asís: la primera mujer franciscana (Vozes 1994): «en ellos irrumpió el Eros en su sentido más propio y profundo, pues sin el Eros no existe nada que tenga valor, ni ciencia, ni arte ni religión, Eros que es la fascinación que impele a un ser humano hacia otro y lo libera de la prisión de sí mismo» (p. 63). Ese Eros hizo que ambos se amasen y se cuidasen mutuamente, pero en una transfiguración espiritual que impidió que se cerrasen sobre sí mismos. Francisco afectuosamente la llamaba «mi Plantita».

Cultivaron juntos tres pasiones a lo largo de toda su vida: la pasión por Jesús pobre, la pasión por los pobres y la pasión del uno por el otro. En ese orden. Planearon entonces la fuga de Clara para unirse al grupo que quería vivir el evangelio puro y simple.

La escena no tiene nada que envidiar en creatividad, osadía y belleza, a las mejores escenas de amor de las grandes novelas o películas. ¿Cómo podría una joven rica y hermosa huir de casa para unirse a un grupo parecido a los «hippies» de hoy? Pues así debemos representar el movimiento inicial de Francisco. Era un grupo de jóvenes ricos, dados a las fiestas y serenatas, que resolvieron hacer una opción de total despojamiento y rigurosa pobreza siguiendo los pasos de Jesús pobre. No querían hacer caridad para los pobres, sino vivir con ellos y como ellos. Y lo hicieron con un espíritu de gran jovialidad, sin criticar siquiera la Iglesia opulenta de los papas.

Esa noche del 19 de marzo, Clara, a escondidas, huyó de casa y llegó a la Porciúncula. Entre luces temblorosas, Francisco y sus compañeros la recibieron festivamente. Y en señal de su incorporación al grupo, Francisco le cortó sus cabello rubios. Luego, Clara vistió la ropa de los pobres, sin teñir, más un saco que un vestido. Después de la alegría y de las muchas oraciones fue acompañada al convento de las benedictinas a 4 km de Asís. Dieciseis días más tarde, su hermana menor, Inés, también huyó y se unió a ella. La familia Favarone intentó, hasta con violencia, llevarse a las hijas; Clara se agarró a los manteles del altar, mostró su cabeza rapada e impidió que la llevasen. Mostró la misma intrepidez cuando el papa Inocencio III no quiso aprobar el voto de pobreza absoluta. Luchó tanto que el papa al fin consintió. Así nació la Orden de las Clarisas.

Su cuerpo intacto después de 800 años demuestra, una vez más, que el amor es más fuerte que la muerte.

Fuente: http://www.redescristianas.net

Ante la pederastia, el papa del desdén


RODRIGO VERA

El desdén de Benedicto XVI por las víctimas de la violencia y de curas abusadores sexuales en su reciente visita a México contrasta con la atención especial que les ha dado en otros países. Bloqueos de la jerarquía católica y mentiras de la Presidencia de la República revelan el temor de la Iglesia y del gobierno calderonista para afrontar los problemas sociales del país. «¡El Papa nos dio el portazo!… Para la Iglesia (…) somos víctimas de tercera», dicen los afectados.
El joven Joaquín Aguilar, líder de un grupo de víctimas de sacerdotes pederastas a quienes el Papa Benedicto XVI no quiso recibir en su pasada visita a Guanajuato, exclama decepcionado:

«¡Ni hablar! ¡El Papa nos dio el portazo! No quiso recibirnos como lo está haciendo con las víctimas de otros países. Para la Iglesia, simple y sencillamente las víctimas mexicanas somos víctimas de tercera. ¡No existimos!»

El 16 de marzo –siete días antes de que llegara el pontífice–, Joaquín acudió a la sede de la nunciatura apostólica en México y, a nombre del grupo, entregó formalmente la solicitud de audiencia con Joseph Ratzinger.

Su intención era informarle que la grave situación de la pederastia sacerdotal en México se debe, principalmente, al encubrimiento y a la complicidad de la misma cúpula eclesiástica.

Las víctimas tenían la seguridad de que, aunque fuera por pocos minutos, el Papa las escucharía, como lo está haciendo en otros países y con mayor razón por estar en México, de donde es originario Marcial Maciel, considerado a nivel mundial como el clérigo abusador más emblemático.

Pero la nunciatura apostólica ni siquiera se tomó la molestia de dar respuesta a su solicitud. Jamás les contestó la carta ni tampoco les resolvió nada telefónicamente.

Relata Joaquín:

«La Iglesia nos ignoró completamente. En nuestra solicitud de audiencia pusimos nuestros números telefónicos. La nunciatura prometió que nos contestaría. Pasaban los días y no recibíamos ninguna respuesta. Telefoneábamos a la nunciatura y ahí nos decían: ‘Esperen un poco más, después nos comunicamos con ustedes’… y así nos trajeron.»

–Sin embargo, el nuncio apostólico, Christophe Pierre, estuvo adelantando a la prensa que el Papa no los recibiría…

–Sí, es cierto. Pero esas declaraciones del nuncio estaban dirigidas a los medios. Mientras tanto, a nosotros la nunciatura nos decía que esperáramos. Teníamos la idea de que recibiríamos una respuesta formal, como formal fue nuestra petición. Y claro, suponíamos que el Papa finalmente nos recibiría fuera de agenda, como suele hacerlo en otros países.

«Incluso viajamos a Guanajuato con la esperanza de que a última hora nos confirmarían la audiencia; así ya no teníamos que trasladarnos con prisas. Mientras esperábamos una repuesta, yo incluso di una conferencia de prensa en la ciudad de León, el sábado 24. Pero finalmente ni recibimos contestación a nuestra solicitud ni el Papa nos recibió. La Iglesia mantuvo un desdén total hacia nosotros. Nos ignoró.

«Y para colmo, monseñor Carlos Aguiar Retes, el presidente del episcopado, todavía llegó a declarar desdeñosamente que la jerarquía eclesiástica no sabe quiénes son las víctimas, que ni siquiera tenemos rostro. ¡No puede ser! Si las víctimas de Marcial Maciel, junto conmigo, llevamos años dando la cara y pidiendo justicia.»

Joaquín alude a las declaraciones que Aguiar Retes hizo el 22 de marzo, cuando dijo:

«Nosotros no podemos asumir el liderazgo de algo que no conocemos. Mientras las víctimas no aparecen, no se conocen sus rostros, no sabemos quiénes son», dijo el presidente del episcopado.

 

Bloqueo y doble moral

 

Asegura Joaquín Aguilar que la cúpula eclesiástica mexicana tuvo mucho que ver en el bloqueo que sufrieron las víctimas para que no hablaran con el Papa.

«A la Conferencia del Episcopado no le convenía que tuviéramos la audiencia con el Papa, porque ya sabía que íbamos a denunciar su encubrimiento hacia sus curas pederastas. Y nos bloqueó. Incluso supe que el mismo secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, preguntó al episcopado por qué no había promovido un encuentro con las víctimas mexicanas.»

–¿Cuántas víctimas pensaban reunirse con el Papa?

–Éramos seis en total: el joven Jesús Romero, yo y otros cuatro jóvenes más, de los que no puedo decir sus nombres porque prefieren mantener el anonimato, por su seguridad y la de sus familias.

–Quizás el Papa no los recibió porque no tuvo tiempo, por lo apretado de su agenda…

–Mire, el Papa está recibiendo a las víctimas de otros países generalmente fuera de su agenda formal, en audiencias de 20 o 30 minutos. Y no se puede pretextar que en Guanajuato no tuvo tiempo, ya que la noche del domingo 25 salió de la residencia donde pernoctaba a ponerse un sombrero de charro y a escuchar a los mariachis que le llevaban serenata. Ese acto folclórico lo realizó fuera de su agenda oficial.

–¿Esto quiere decir que tampoco el Papa quiso recibirlos?

–Al parecer así fue, pues las últimas decisiones las toma él, en su calidad de máximo líder de la Iglesia. Supongo que su interés estaba centrado en negociar los cambios constitucionales con los que el clero tendrá mayores privilegios, como la reforma al artículo 24, que acaba de darse. Las víctimas no le importamos.

Joaquín Aguilar está todavía más sorprendido porque Ratzinger ni siquiera mencionó el tema de la pederastia sacerdotal en ninguno de sus discursos pronunciados del 23 al 26 de marzo, periodo en el que estuvo en Guanajuato.

«El Papa tuvo un encuentro con los niños de México el día 24, en la Plaza de la Paz de la ciudad de Guanajuato. Teníamos la idea de que ahí pediría perdón por los abusos sexuales de sus sacerdotes en contra de la niñez. Era la ocasión apropiada. Pero esquivó el tema. No habló ni de las víctimas de Marcial Maciel.»

Comenta Joaquín Aguilar que «la doble moral de la Iglesia» se hizo más evidente con la participación en las ceremonias papales de algunos prelados mexicanos que han encubierto a sacerdotes pederastas. Y menciona particularmente a Aguiar Retes; al cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, y al propio José Guadalupe Martín Rábago, arzobispo de León y principal anfitrión de la visita papal.

El cardenal Rivera Carrera, ejemplifica, protegió durante años a su párroco Nicolás Aguilar, quien «violó a unos 100 menores de edad y aún sigue impune. Se dice que actualmente trabaja en un albergue de la Iglesia en el estado de Puebla, donde atiende a jóvenes migrantes centroamericanos».

El padre Nicolás fue quien abusó de Joaquín cuando éste era niño y fungía como su monaguillo. Desde 2006 Joaquín tiene demandado al cardenal Rivera Carrera ante una corte federal de Estados Unidos, por haber encubierto a su párroco. El litigio continúa.

A su vez, el arzobispo de León, Martín Rábago, protegió a su cura pederasta José Luis de María y Campos, quien abusó de tres acólitos menores de edad que trabajaban en la parroquia de María Auxiliadora, en la ciudad de León. Los familiares de las víctimas interpusieron denuncias ante las autoridades judiciales (Proceso 1481).

Y Aguiar Retes, siendo obispo de Texcoco, dio asilo al sacerdote nicaragüense Zenón Corrales Cabrera, quien venía huyendo de las autoridades judiciales de su país por haber abusado sexualmente de varias niñas.

Ante las denuncias penales contra el padre Zenón, así como de las protestas de varias organizaciones nicaragüenses de derechos humanos –que lo consideraban «el más peligroso pederasta de Nicaragua»–, la diócesis de Matagalpa «desapareció» a su párroco en 1999, enviándolo a Texcoco, donde el obispo Aguiar Retes le dio la parroquia del poblado de Otumba, en el Estado de México, con el argumento de que eran «falsas» las acusaciones contra el padre Zenón (Proceso 1389 y 1390).

Joaquín Aguilar, quien de víctima pasó a ser dirigente en México de la Red de Sobrevivientes de Abusos Sexuales de Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés), acota:

«Menciono estos tres casos por tratarse de obispos que acapararon reflectores en la reciente visita papal, pero es muy común que cada obispo proteja en su respectiva diócesis a clérigos pederastas. En ese sentido, el episcopado mexicano opera como una peligrosa red de delincuentes que se protegen unos a otros. Esto es lo que queríamos decirle al Papa y no nos dejaron.»

 

Más abusos documentados

 

–¿Es difícil calcular el número de sacerdotes mexicanos que cometen estos delitos? –se le pregunta a Joaquín Aguilar.

–Sí –responde– , es muy difícil, ya que en la mayoría de los casos las víctimas prefieren no denunciar por temor a represalias de la Iglesia y porque saben que las mismas autoridades judiciales del país protegen a los clérigos. Yo, por ejemplo, llevo 18 años tratando de que se castigue al padre Nicolás, que abusó de mí, y no he conseguido nada. Pero tan sólo en los cinco años que llevo al frente de SNAP-México he podido documentar 139 casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes mexicanos contra menores de edad, sin contar a las víctimas de Marcial Maciel y a las del padre Nicolás, que son muchísimas.

–¿Y cuántos sacerdotes pederastas logró detectar?

–Hace unos cuatro años elaboramos una lista de sacerdotes pederastas. Logramos detectar a unos 50 que siguen oficiando impunemente. Empiezan por corromper a sus víctimas; dándoles dinero, comprándoles ropa o exhibiéndoles películas pornográficas. Luego viene el abuso. Ya no hemos actualizado esa lista.

Indica que es muy común que las autoridades judiciales «reconfiguren» los delitos de los curas abusadores para que no vayan a prisión, como sucedió –dice– con Rafael Muñiz López, alias Lobo Siberiano, párroco del templo de San Pedro Apóstol, en Xalapa, Veracruz.

Al rastrear una red de pornografía infantil que operaba en el país, la Policía Cibernética de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal descubrió que el principal proveedor y distribuidor era el Lobo Siberiano, contra quien se ejerció acción penal por «pornografía infantil» y «delincuencia organizada», en junio de 2009. Pero el sacerdote interpuso un amparo y quedó libre.

Igual sucedió con el religioso salesiano Juan Manzo Cárdenas, quien a principios de los noventa abusó de 50 menores de edad en la Ciudad del Niño Don Bosco, una escuela-orfanato que los salesianos tienen en León, Guanajuato.

Pese a que en agosto de 1994 el religioso ya se había declarado culpable ante el Ministerio Público, el entonces rector mundial de la orden de los salesianos, el mexicano Pascual Chávez Villanueva, logró que las autoridades judiciales guanajuatenses lo dejaran libre. Luego trasladó al pederasta a otros lugares de México y el extranjero a seguir ejerciendo su ministerio, sin alertar a los fieles sobre sus antecedentes (Proceso 1637).

A quien los salesianos no han podido sacar de prisión es a su religioso José Carlos Contreras. Sigue preso porque, en octubre de 2007, violó y asesinó a la estudiante Shantal González, de 16 años de edad. El crimen ocurrió en el mismo colegio salesiano, donde la adolescente cursaba la preparatoria y el religioso impartía clases: el Instituto Carlos Gómez, de la ciudad de San Luis Potosí.

A diferencia de México, Benedicto XVI ha tenido encuentros en varios países con víctimas de sacerdotes pederastas y abusadores. Inclusive, algunas de esas reuniones han sido organizadas por obispos.

En abril de 2008 en Estados Unidos; en abril de 2010 en Malta; en septiembre de 2010 en el Reino Unido, y en septiembre de 2011 en Alemania –su país natal–, se reunió con decenas de víctimas, a las que escuchó y con las que «oró» y «lloró»…

Ahora, durante su visita del Papa a Guanajuato, la Presidencia de la República distribuyó un comunicado en el que aseguró que el pontífice se reunió con familiares de víctimas de la violencia en México.

El boletín circuló la noche del 24 de marzo, al terminar la reunión entre Ratzinger y el presidente Calderón realizada en la casa Rul. Ahí se señalaba que el pontífice estuvo con los deudos en ese mismo lugar por no más de 10 minutos, y les ofreció consuelo y bendiciones.

Pero Federico Lombardi, vocero de la santa sede, desmintió esa versión de la Presidencia: aclaró que a los deudos simplemente se les introdujo a la casa Rul, y el Papa los saludó al pasar. «No fue una reunión específica con un diálogo sobre el asunto. Algunas víctimas fueron presentadas al Papa, sólo fue eso», aclaró el vocero.

Proceso
01 de abril de 2012

«LAS MUJERES Y LOS HOMBRES SON BIOLOGIAMENTE EL 99.5% LO MISMO. MUJERES SACERDOTES CATÓLICAS. PARTE 4


POR: Diana Milesko

 

             En las últimas décadas se han producido avances espectaculares en la ciencia. Quizás uno de los más sorprendente es el mapeo del genoma humano, que contiene toda la información genética de una persona. Este trabajo ha demostrado que todas las diferencias solo en nuestros cuerpos físicos – de nuestro sexo, color de la piel, ojos, dientes, la altura, la densidad ósea, etc constituyen menos de la mitad de uno por ciento del genoma humano. Eso significa que todos los seres humanos en la tierra, todas las mujeres, todos los hombres y todas las razas, son biológicamente 99,5% de la misma.
            Uno se pregunta con razón, pues, lo que se trata de mujeres que lo asusta la jerarquía católica masculina, ¿por qué la Iglesia, durante milenios, ha ido a tales extremos para disminuir y denigrar a las mujeres. La respuesta es la cultura una parte y la búsqueda de la parte de control. Wise las personas tanto dentro de la Iglesia y sin (en más de uno), están tratando de cambiar esta situación, pero la desigualdad entre hombres y mujeres sigue siendo generalizada.
            Al negarse a reconocer a las mujeres sacerdotes hoy en día el mejor argumento que el Vaticano puede llegar a es que es 1976 Declaración sobre la cuestión de la admisión de mujeres al sacerdocio , lo que justifica la exclusión de las mujeres en razón de que el cuerpo femenino no se parece al cuerpo de un hombre de Cristo . Esto es tristemente risible.
            Tomado literalmente, se crea una espiral de las Maravillas Alicia en el país que se hunde en una tontería. Se dice que en el catolicismo, el cuerpo físico es más importante para Dios que el alma espiritual. 
            Si eso es correcto, entonces la Declaración de 1976 sobre la cuestión de la admisión de mujeres al sacerdociodebe ser leído en una de dos maneras. En primer lugar, para canalizar la energía de Cristo, el cuerpo del hombre de todo sacerdote debe ser similar al supuestamente sano (de acuerdo a la ilustración), el cuerpo de Jesús. Así, discapacitados o los hombres impotentes son excluidos del sacerdocio, porque sus cuerpos no se parecen el cuerpo masculino de Cristo. Además, un hombre rubio con ojos azules, un hombre hispano, asiático o Negro se excluye del sacerdocio porque su cuerpo no se parece al cuerpo de un hombre de Cristo, como se muestra en las ilustraciones. Pero ¿qué pasaría si Jesús era Negro, siendo de ascendencia del Medio Oriente? Si es así, entonces todos los hombres blancos deben ser excluidos del sacerdocio, porque sus cuerpos no se parecen el cuerpo masculino de Cristo.
            Dado que es imposible determinar con exactitud si Jesús era un hombre Negro o un hombre blanco, un hombre sexualmente potente o impotente, a continuación, sólo para estar seguro – porque el Vaticano no quiere incluir a cualquier persona cuyo cuerpo no se parece al cuerpo masculino de Cristo – todos los hombres deben ser excluidos del sacerdocio.
            Pero tal vez la Iglesia está hablando aquí de los órganos genitales. Se ha dicho que a veces los hombres piensan con ellos, pero que por lo general se refiere a la concupiscencia, no la razón o la fe. Las enseñanzas de Jesús se basa en las cualidades espirituales de compasión, la igualdad, el perdón, la paz y la justicia. Teniendo en cuenta estos, uno de sexo no tiene nada que ver con el sacerdocio.(No estamos hablando sobre el abuso sexual del clero aquí. ¿O estamos?)
            De acuerdo con el dogma católico, «… un sacerdote, por la ordenación, recibe el poder de celebrar la Eucaristía, perdonar los pecados, bendecir, predicar, santificar.» Uno no necesita un órgano sexual masculino para llevar a cabo cualquiera de estas funciones. A decir verdad, un órgano sexual masculino a menudo se interpone en el camino de la correcta ejecución de las tareas sacerdotales. Por otra parte, las mujeres sacerdotes (presbíteros), diaconisas, obispos y abadesas, profetas en siglos anteriores y hoy ha llevado a cabo una de estas funciones.
            En el 1970 durante el régimen comunista en Checoslovaquia, Ludmila Javorová fue uno de los sacerdotes las mujeres checas ordenado por un obispo, porque los comunistas no se sospecha que una mujer de la misa. Como Javorová dice: «Una razón principal de nuestra ordenación es que en las cárceles de mujeres, monjas y otros reclusos murieron sin el apoyo sacerdotal o de los sacramentos».
            Todos los seres humanos son el 99,5% de la misma biológicamente. Pero mucho más importante, no hay diferencia en la relación espiritual de las mujeres y los hombres de nuestro Dios amoroso. La palabra «católica», de la que la Iglesia tomó su nombre, significa «que todo lo abarca.» A la altura de su nombre, la Iglesia Católica debe trabajar por la humanidad común. Un gran paso en esta dirección sería dar la bienvenida a las mujeres sacerdotes en todos los niveles del clero de la Iglesia.
 
http://bridgetmarys.blogspot.com/

«LAS MUJERES CONVERTIDAS EN CHIVO EXPIATORIO. MUJERES CATÓLICAS SACERDOTES. PARTE 3


Por Diana Milesko

            Los significados de las palabras cambian con el tiempo. Por ejemplo, el significado de awfu l pasó de ‘increíble’, a la «terrible», diezmar , de «reducir a una décima parte, ‘a’ destruir ‘, y , de células de «una pequeña unidad» a «teléfono móvil».
            También lo ha hecho la palabra «ordenación» ha cambiado durante siglos. Jesús nunca ordenó a nadie. En la Iglesia primitiva, «ordenación» significa «otorgar un papel en una comunidad.» Existen registros de las ordenaciones de los porteros, de las personas comprometidas con el cuidado de los libros, sacristanes, abadesas, etc Mientras que las mujeres y los hombres sirven en el altar como los sacerdotes y diáconos, que no estaban necesariamente «ordenado» para hacerlo.
            No fue sino hasta el siglo 12 fue «la cordenación» adquiere su significado actual de «otorgar autoridad.» Por lo tanto, hablar de «ordenación» Iglesia primitiva como pensamos hoy en día, es la de imponer una definición desarrollada en el siglo 12 en un período anterior. [Gary Macy, La Historia Oculta de la ordenación de mujeres.]
            Entonces, ¿qué, realmente, que estaba pasando en la Iglesia todos esos cientos de años?
            Los siglos 9 y 14 fueron una época de gran agitación, y las mujeres se convirtió en un chivo expiatorio para los problemas de la Iglesia. Las guerras papales con los Estados Italiana amenazas a la autoridad papal, como la Iglesia se volvieron más audaces en sus pretensiones por el poder.Otros eventos que se expandieron las prácticas crueles y misóginas de la Iglesia son:
— La Iglesia se había convertido en inmensamente corrupta.Los párrocos eran analfabetos e inmoral; rango alto clero fueron designados por y servida, señores poderosos
— Sacerdotes casados regaló tierras de la Iglesia, como las herencias. Para acabar con esta práctica, el celibato del clero se exigió, para asegurar el celibato, las mujeres fueron villified  
— En su intento de reforma, la Iglesia trabajó para quitar las mujeres del servicio en el altar
Cruzadas — poner a la Iglesia en contacto con un razonamiento erróneo de Aristóteles acerca de las mujeres
— La Iglesia se convirtió en central y afirmó la supremacía del papa
— Las brujas (curanderos benevolentes,) una vez negado como «real» por la Iglesia, se utilizaron para difamar a las mujeres. La Iglesia se muestra brujas como consortes del diablo
— El papa Juan XXII autorizó a la Inquisición para perseguir la brujería
— Luchas internas Iglesia creó dos papas que gobernaron simultáneamente: Urbaniana de Roma; Clemente en Aviñón
— papa Inocencio VIII autorizó a los inquisidores a perseguir a las brujas. Su manual fue publicado y reeditado por 200 años.
           Tratados contra las mujeres refleja las almas torturadas de los hombres que falsamente afirmaban las mujeres tenían relaciones sexuales con Satanás y deseándola trató de hombres corruptos. A través de un esfuerzo deliberado y metódico, jerarquía de la Iglesia borró la memoria de las mujeres sacerdotes.
            Sin embargo, las evidencias arqueológicas en Roma, Italia y África muestran que las mujeres fueron ordenadas como diáconos, sacerdotes y obispos. 
             «Las mujeres como los hombres funcionaron como profetas y sacerdotes. Entre los cuadros antiguos mosaicos, estatuas, inscripciones y epitafios funerarios de dedicación, los estudiosos han encontrado evidencia de liderazgo de las mujeres. En los escritos del Nuevo Testamento, las cartas, sermones y los tratados teológicos de la Iglesia primitiva, el liderazgo de las mujeres está bien documentada. Cuando los líderes de las mujeres desempeñaron papeles prominentes, los autores masculinos apagados sus contribuciones por la forma en que escribió sus historias. [Karen Jo Torjesen.cuando las mujeres eran sacerdotes .]          
            Por ejemplo, la Virgen María profetizó en «El Magnificat» (Lucas 1:47-55) «Derribó a los potentados de sus tronos y exaltó a los humildes, sino que ha llenado a los hambrientos de cosas buenas y los ricos envió vacíos. «Esto resuena a través de los siglos como una profecía, sin embargo, Lucas no llama a la Virgen María a un profeta.      
            Inscripciones, la evidencia canónica, literarios y epigráficos validar el hecho de que había diáconos claramente femeninas y sacerdotes en la Iglesia primitiva.Hasta bien entrado el siglo 12, las mujeres eran consideradas como totalmente ordenado como sacerdotes masculinos.[Gary Macy, La historia oculta de las mujeres sacerdotes.]Incluso las condenas de las mujeres sacerdotes de la Iglesia (como en el Sínodo de Nimes, o la carta de Gelasio, ) son, irónicamente, testimonio de las mujeres sacerdotes. [Kevin Madigan y Osiek Carolyn, mujeres ordenadas en la Iglesia Primitiva.] Se muestran las mujeres sacerdotes existían y que eran odiados por la Iglesia institucional. Así pues, la afirmación de que las mujeres nunca han funcionado como sacerdotes en la Iglesia simplemente no es verdad.
http://bridgetmarys.blogspot.com/

UNA SEMANA SANTA CON ROSTRO DE MUJER


 
 

“ ¡ Oh, no eres tú mi cantar ¡
 
                                                                             ¡ No puedo cantar ni quiero
 
                                                                                     a ese Jesús del madero,
 
                                                                                     sino al que  anduvo en el mar ¡ “
 
                                                                                        La Saeta  (Antonio Machado)
 

El mundo católico está en tiempo de Cuaresma. Una vez más nos aprestamos  a la conmemoración de la pasión y muerte de Cristo y también a la celebración de la Pascua de resurrección. Nos envuelve una atmósfera en la que las preguntas por la significación de estos hechos dados por la costumbre, punza con insistencia nuestro ser  como católicas. ¿Es necesario mantener la imagen sufriente de Jesús para llevar a cabo la redención de la especie humana? ¿Podemos las mujeres esperar una transformación positiva en nuestras vidas, a partir del despojo de sí  en la obediencia, tal y como sucede con Jesús hasta la muerte en la cruz?

 
No perdemos de vista que de la tradición de occidente hemos heredado el ejercicio de la libertad y de la razón,  y el anhelo absoluto de apoyar  la causa de los derechos individuales, entre los que se cuenta el derecho a profesar unas creencias que, en nuestro caso, siendo de fe, no por ello contradicen la dignidad humana y mucho menos deben ser exentas  de examen  pues como se cita que lo afirmó el propio Jesús, según el discípulo querido, “la verdad  os hará libres” (Jn 8, 32)
 
Hace algún tiempo el ambiente por estas calendas era de sumo recogimiento, una lluvia pertinaz siempre acompañó una suerte de tiempo detenido en el que el olor a incienso, la música sacra, la ausencia de premuras laborales para la mayoría de la congregación católica, las visitas a iglesias y lugares santos y los sermones inflamados de verbo mesiánico, lograban instalar en los fieles la sensación de estar participando de un profundo misterio y de la esperanzadora idea de un mundo mejor en otro cielo, en otra tierra.
 
Hoy, por esta época, la lluvia sigue presente, y la imagen sangrante del Cristo crucificado se mezcla con la levedad y el ritmo frenético, soñado y vivido, que nos impone la sociedad contemporánea. Y aquí, en este escenario, estamos las mujeres católicas: estudiantes, trabajadoras, profesionales,  negras, indígenas, sexualmente diversas, feministas; convencidas de que aunque el dolor haga parte de la vida no queremos ser tributarias de esa idea; por el contrario, queremos celebrar la vida con un Cristo luchador y vital que se quede en esta tierra al lado de las y los afligidos, de los menesterosos para transformar juntos nuestra existencia.
 
No más madres dolorosas, ni mujeres en trance de serlo; como en el poema de Machado, es necesaria una escalera para subir al madero y quitarle los clavos a Jesús el Nazareno. Reconocemos en la humanidad de Jesús las contingencias de quien se debate en el torbellino de la Historia y que en el servicio de la causa de los débiles, reconoce la fuerza y la capacidad de las mujeres: María, María de Magdala, María de Betania, Marta, Juana, Susana, Salomé, son ejemplo de ello.
 
Como sabemos, la liturgia de Cuaresma va acompañada del color morado, símbolo de luto y recogimiento; sin embargo, las mujeres católicas nos estamos preparando para la vida y la resurrección, que es reflexión y transformación espiritual para reconocernos y superar las estrecheces de una práctica y discurso eclesial que nos resta protagonismo y posterga la declaratoria de una plena autonomía de las mujeres en el campo de los derechos sociales, políticos, económicos, sexuales y reproductivos.

¡Que esta sea una semana santa de renovación para todas y todos!
 
L@s invitamos a visitar nuestra página web, también nos pueden encontrar en twitter y facebook.
 
 
Twitter: CDD_Colombia
Facebook: Católicas Cddcolombia

Católicas por el Derecho a Decidir -Colombia
Telefax: (57-1) 3272465
Diag. 43 Bis No. 15-71 piso 3
Bogotá, D.C.
Colombia
 
Remitido al e-mail

«LA IGLESIA EN PERSPECTIVA DE LA MUJER BASADA EN LA ANTIGUA GRECIA Y ROMA. MUJERES CATÓLICAS SACERDOTES. PARTE 2


Por Diana Milesko

             Para resolver un problema, primero hay que abordarlo con una mente imparcial. Esto puede ser difícil cuando uno ha sido adoctrinados desde la infancia acerca de un tema.
            Entonces uno tiene que averiguar dónde está el problema. Al rastrear la Iglesia de vuelta al mundo antiguo, uno se entera de que, debido a la cultura que la rodeaba, la primera iglesia aceptó y luego rechazó las mujeres sacerdotes.
Platón (427-347 aC)
            Filósofo griego Platón, discípulo de Sócrates, sentó las bases de la filosofía occidental. Él escribió que en la sociedad griega, la función de la mujer era tener hijos, especialmente varones. «Confinados en la casa de sus padres hasta que el marido fue elegido – y en ese momento ella estaba en su adolescencia y que por lo menos quince años mayor – la mujer fue trasladada a su casa para cumplir su función principal de tener y criar hijos. Hijos se suscitaron en la familia, pero sólo una hija, a lo sumo, fue criado Otras chicas fueron expuestas;. si no mueren, pueden ser recogidos por los traficantes de esclavos y se preparó para una vida de esclavitud o la prostitución «.
Aristóteles (384-322 aC)
            Discípulo de Platón, Aristóteles, quien enseñó a Alejandro Magno, también aceptó la subordinación de la mujer sin poder justificarlo. Postuló que la incapacidad de la mujer para producir el semen era su deficiencia. (Padre de Aristóteles era médico.) Las mujeres fueron «incompletos» los hombres, porque el semen contiene todo el ser humano.La ciencia ha demostrado siempre esta falsa. Tanto los óvulos femeninos y el semen masculino se combinan para formar un embrión.
Tomás de Aquino (1225-1274)
            800 años más tarde, el sacerdote dominico italiano Tomás de Aquino propagó pensamiento erróneo de Aristóteles en sus argumentos del siglo inmensamente influyentes 13. La sociedad de su tiempo estaba en gran agitación y la Iglesia trataron de asegurar su autoridad absoluta. La Iglesia sigue viendo de Aquino como un modelo para los seminaristas. Se le considera el más grande teólogo que, a pesar del hecho de que su fusión del pensamiento aristotélico con el cristianismo dio lugar a puntos de vista misóginos de la mujer; puntos de vista prevalecientes hasta la década de 1960, cuando comenzaron a ser cuestionados.
Mujeres ordenadas en la Iglesia primitiva
            La mayoría de las mujeres de hoy en día los cristianos presumen jugado un papel muy pequeño en la Iglesia primitiva. Pero la Iglesia no surgió de repente en una organización bien definida con los edificios, los funcionarios y grandes congregaciones. En su primeras etapas se trataba de un movimiento social. Fue informal, a menudo contraculturales, y marcado por la fluidez y la flexibilidad que permite a las mujeres asumir papeles de liderazgo. [Karen Jo Torjesen. cuando las mujeres eran sacerdotes ]
            En los dos siglos después de la muerte de Cristo, los cristianos, una mezcolanza de pueblos, fueron despedidos con desprecio como una «tercera carrera» por los griegos y los romanos. Las mujeres, los sacerdotes (presbíteros), los diáconos, y las abadesas y fueron perseguidos por igual con los hombres. De lo contrario, los sacerdotes mujeres fueron ignoradas en su mayoría, ya que se ajustaba a las normas culturales. 
            Las comunidades cristianas se reunieron en «iglesias domésticas» para evitar la persecución. Dado que las mujeres eran jefas de hogar, que fueron fundamentales en el culto cristiano y se desempeñó como sacerdotes (presbíteros) y diáconos. Como el cristianismo creció, su congregación se trasladó al sector público y se hizo más visible. Cuando eso sucedía, una mayor presión sobre los cristianos a seguir Media prácticas orientales que las mujeres pertenecientes decretadas en el hogar.
            Por lo tanto jerarquía de la Iglesia Católica nació de la política y la cultura, no la fe, sus normas marginan a las mujeres siguen a los de Medio Oriente y las culturas del norte de África, en Siria, Egipto, Palestina, Argelia, Armenia, Turquía, Grecia e Italia.
http://bridgetmarys.blogspot.com/

EL CATOLICISMO TIENE DESDE HOY VIERNES DE DOLORES, UN NUEVO HEREJE


 

La Conferencia Episcopal publica una dura condena del teólogo gallego por siete errores doctrinales

 
 Madrid 30 MAR 2012 – 19:37 CET21

El teólogo Andrés Torres Queiruga. / ÓSCAR CORRA

El catolicismo español tiene desde hoy, viernes de Dolores, un nuevo hereje. Se trata de Andrés Torres Queiruga, nacido en1940 en la parroquia de Aguiño, Ribeira (A Coruña). Es profesor de Teología en elInstituto Teológico Compostelano y de Filosofía de la Religión en laUniversidad de Santiago de Compostela, pero los obispos españoles, mediante una llamada Notificación, lo acusan de siete errores referidos al realismo de la resurrección de Jesucristo, en cuanto acontecimiento histórico (milagroso) y trascendente», al “carácter indeducible de la Revelación” y a “la unicidad y universalidad de la mediación salvífica de Cristo y de la Iglesia”.

El término notificación, en la jerga vaticana, significa que la autoridad doctrinal hace pública una resolución contra alguien. En este caso, la víctima es un teólogo de renombre social, especialmente en Galicia, donde Torres Quiroga es miembro de la Real Academia Gallega y del Consejo de Cultura Gallego. Autor de una veintena de libros de prestigio, es también Premio Nacional a la Mejor Traducción por La Biblia. Dice la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, que es como se llama ahora el siniestro Santo Oficio de la Inquisición, que con esta condena los obispos “quieren salvaguardar aspectos esenciales de la doctrina de la Iglesia para evitar la confusión en el Pueblo de Dios y contribuir al fortalecimiento de su vida cristiana”. La Notificación no habla de herejía, ni condena obra alguna del teólogo gallego, pero es un mensaje de condena doctrinal en toda regla.

«No solo es una condena injusta, sino sobre todo teológicamente infundada», dice el afectado

Así lo ha percibido en afectado, que se muestra “triste, desconcertado y escandalizado por un procedimiento eclesialmente irregular”. Lo declaró nada más conocerse que los obispos hacían pública su decisión en la página web de la Conferencia Episcopal Española (CEE). En declaraciones a Religión Digital, Torres Queiruga añade: «No solo es una condena injusta, sino sobre todo teológicamente infundada y desviada. La rectitud de una obra como la mía no sería cuestionada en ninguna otra nación europea con una seria tradición teológica. Todo mi trabajo teológico ha estado siempre presidido por un cuidado exquisito en preservar la fe de la Iglesia, tratando de repensarla con espíritu constructivo, para que resulte fundada, comprensible y vivible para los hombres y mujeres de hoy».

La jerarquía del catolicismo español ha tomado al pie de la letra lareciente instrucción del Vaticano que deposita en los obispos la máxima autoridad. España, antaño “luz de Trento” (en palabras del exagerado Marcelino Menéndez Pelayo), es la primera en apagar la investigación teológica libre siguiendo la nueva consigna romana. La Notificación(eufemismo de la palabra condena) ha sido maquinada en Madrid por la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe que preside el obispo de Almería, Adolfo González-Montes, sin juicio previo y sin dar oportunidad de defenderse al procesado. Elevada la resolución a la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal, ésta la ratificó el 29 de febrero pasado.

La nota de condena empieza apelando a un qué dirán, sin rostro. Dice: “En repetidas ocasiones han llegado a la Conferencia Episcopal consultas sobre la conformidad de los escritos del profesor reverendo don Andrés Torres Queiruga con la enseñanza de la Iglesia católica”.

La Notificación, de apenas 20 folios, sostiene que el teólogo gallego “quiere romper con una concepción de la Revelación como dictado y la entiende como un descubrimiento de Dios ya presente y, en ese sentido, no más misteriosa que otro conocimiento: «Dios no necesita “llegar”, porque ya está siempre. Por eso la revelación efectiva es siempre una experiencia ya realizada, algo con lo que el sujeto religioso se encuentra en el mismo acto de tomar conciencia de ella. […] Tomada en esta estructura originaria y bajo este aspecto, la revelación no resulta ni más misteriosa ni menos simple que un acto cognoscitivo cualquiera.

Convencido de la ortodoxia de sus escritos, Torres Quiroga reta a sus inquisidores a que si en algún escrito ven que se puede lesionar la fe, lo demuestren “con razones que corrijan o refuten” las que ofrece en condenado. También dice que está viviendo esta censura como “una descalificación personal” que objetivamente le expone “a una calumnia pública en materia muy grave». En su opinión, la condena causará “una innecesaria perturbación en los fieles y es un duro golpe para la credibilidad pública de la fe, que muchos juzgarán, una vez más, lastrada por un peso autoritario y una negación de la libertad intelectual”.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/03/30/actualidad/1333129050_185722.html

«¿Cómo empezó todo» Mujeres Sacerdotes Católicas Parte 1


Por: Diana Milesko

           Al igual que las organizaciones de todo el mundo, la Iglesia Católica comenzó con una pasión, energía y devoción a una causa – para difundir el Evangelio del amor de Dios. Y al igual que organizaciones de todo el mundo, se puso de largo en el diente. Como años de edad, se hizo más interesado en aferrarse a lo que tenía que en la promoción del objetivo sobre el cual se fundó en el primer lugar. Es por eso que la Iglesia Católica necesita ser reformado. Nos quedamos vital importancia debido a nuestra capacidad de renovación. Si la Iglesia Católica no se regenera, se calcifican y morir. La Iglesia Católica debe abandonar las actitudes misóginas que adoptó hace siglos para mantener el poder, sino que debe seguir la enseñanza de Jesús de amarnos unos a otros y ver lo sagrado en nuestras vidas cotidianas, sino que debe aceptar sacerdotes mujeres, ya que en el pasado. La misión de la Iglesia debe ser recuperado. Y las mujeres sacerdotes ayudará.

            En contraste con las culturas del pasado, las mujeres hoy en día son educados, independiente y hacer contribuciones significativas a la humanidad en todos los campos. Por otra parte, vivimos en un mundo de comunicación instantánea. Podemos obtener la información que utiliza para ir a la universidad para, en el Internet en dos minutos. Esto, junto con la investigación y la educación, revela la verdadera historia de las mujeres sacerdotes católicos. La suposición de que las mujeres estaban excluidas siempre desde el sacerdocio no es históricamente exacta.Esto se basa en al menos tres bases:
1 – Las mujeres y los hombres se llaman igual por Dios y Jesús como está revelado en el Antiguo Testamento y el Nuevo
2 – La evidencia arqueológica confirma las mujeres han sido sacerdotes, obispos (presbíteros), los profetas, y abadesas en la Iglesia primitiva
3 – Iglesia Católica de la misoginia no tiene nada que ver con la cuestión de «quién» puede servir a Dios en el altar de la iglesia. Tiene todo que ver con el temor y la codicia de los clérigos que se esforzó por la autoridad absoluta
Jesús confrontó al cultura griega y romana
            La Biblia, escrito más de 3.000 años (1450-465 aC) en un tiempo que abarca 1.000 años por más de 40 autores diferentes, revela una cultura de Oriente Medio, con puntos de vista radicalmente diferentes de mujeres y hombres que el mundo de hoy. Las mujeres eran consideradas inferiores, no podían ser educados; ir sola en público o hablar con extraños. Sin embargo, la Biblia afirma la igualdad de mujeres y hombres. Génesis 1:27: «… a imagen de Dios, Dios lo creó, Dios varón y hembra los creó». Jesús confirmó esta igualdad por siglos que desafían las leyes y consistentemente tratar a las mujeres y los hombres como iguales en el amor de Dios.Unos pocos ejemplos:
– Hizo caso omiso de las leyes de impureza ritual y habló con las mujeres: Marcos 5:25-34.
– Habló con mujeres extranjeras: Juan 4:7 y Mateo. 15:22-28.  
– Él enseñó a las mujeres: Lucas 10:38-42.
– Él trató a las mujeres como iguales a los hombres cuando se cura a una mujer y la llamó «hija de Abraham», que implica igualdad de condiciones con el «Hijo de Abraham», que respetuosamente se refiere a un Judio: Lucas 13:16: 5       
– Abrazó a la mujer en su círculo más cercano: Lucas 8:1-3: 12
– Él se apareció primero a las mujeres después de su resurrección: Mateo 28:9-10 (4)
            Las enseñanzas de Jesús eran «radicalmente igualitario en su día y constituye una revolución social que probablemente provocó su crucifixión.» [Karen Jo Torjesen.cuando las mujeres eran sacerdotes .] Sólo más tarde, cuando el cristianismo se hizo más burocrática y muscular, comenzó la Iglesia a marginar el papel de sus mujeres sacerdotes.  
http://bridgetmarys.blogspot.com/

ASESINAN PASTOR EVANGELICO POR ANUNCIAR LA PALABRA DE DIOS


sábado 31 de marzo de 2012

30 de marzo de 2012 | AcontecerCristiano.net

Riohacha, Colombia.- A Miguel Benítez Hernández, un pastor evangélico de la iglesia Cuadrangular del barrio Dividivi, dos sicarios lo acribillaron para que no siguiera predicando la palabra de Dios.

Los hechos se registraron la noche del sábado, cuando el pastor evangélico de 47 años de edad había llegado a su casa después de pasar un día ayunando en su iglesia. Sin embargo, cuando se disponía a bañarse, aparecieron dos sujetos portando armas de fuego, quienes le dispararon “para que no siguiera evangelizando a los jóvenes”, informa el Diario del Norte.

El occiso vivía con su familia en el barrio Villa Yolima, Comuna 10, al sur de Riohacha, donde existe presencia de grupos armados al margen de la ley.

Benítez Hernández, además de ser pastor evangélico, vendía helados y obleas en las calles de esta ciudad, oficio que le permitía conocer a mucha gente, a la que aprovechaba para llevarle la palabra de Dios.

Una hermana de la víctima reveló que cuando llegaron de la iglesia, ella salió a visitar a una vecina. “Escuché los disparos y salí corriendo y vi a mi hermano tirado lleno de sangre, lo llevamos en una patrulla, pero cuando llegamos a una clínica, había muerto”.

Él reprendía a los delincuentes”, dijo la hermana de Benítez, quien piensa que ésta podría ser la razón para que pudieran atacarlo, ya que no tenía problemas con nadie.

Benítez era oriundo del departamento de Córdoba, pero llevaba 10 años en La Guajira, dejó tres hijos y 14 hermanos. Su cuerpo será llevado hacia Montería, en donde será sepultado, informaron los miembros de su familia.

http://undecimahora-rdav.blogspot.com/2012/03/asesinan-pastor-evangelico-por-predicar.html

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: